You are on page 1of 6

EL HOMBRE COMO ANIMAL POLÍTICO

La concepción del hombre como un animal político vale recalcar en


primera instancia que es la política, desde la cita realizada en el blog de cultura
genial se presenta la concepción aristotélica en la cual política refiere a aquella
forma de organización y regulación de la sociedad.
Se puede decir que la palabra “política” es empleada en el marco de la
búsqueda del bienestar común. Al ser concebida como un factor que incumbe
al común, se presenta la vista aristotélica en la que el hombre no puede ser
concebido fuera de su relación con el estado en su condición de ciudadano,
debido a que es parte de una sociedad.

Se toma al hombre como un ser racional, un ser gregario y un ser que se


comunica, todo ello conlleva a denotarlo como un ser social, característica que
si bien es cierto hasta cierto punto puede ser comparada con el resto de seres
vivos debido a que el vivir en sociedad puede abarcar la búsqueda de la
supervivencia, protección y alimentación.

El ser humano al presentarse como un ser social no solo se delimita a


las cuestiones fisionómicas básicas del “estado de convivencia en sociedad”, el
ser humano social se encuentra en constante relación con su entorno, misma
cuestión que le conlleva a generar constantemente el dialogo a manera de
compartir con el resto.

Sin embargo, ello difiere en que el ser humano al presentarse como un


ser social no solo se delimita a las cuestiones fisionómicas básicas del “estado
de convivencia en sociedad”, el ser humano social se encuentra en constante
relación con su entorno, misma cuestión que le conlleva a generar
constantemente el dialogo a manera de compartir con el resto.

Es decir que el primer aspecto que cabe tomar en cuenta es mencionar


al hombre como un ser social, quien a lo largo de su vida siempre se presenta
en convivencia de un entorno ya sea la familia, en el trabajo y la sociedad civil
misma.

Teniendo en cuenta todo lo mencionado que el hombre se presenta en


contaste interrelación con el resto y catalogarlo de tal manera como un ser
social, es en este punto donde surge la cuestión en profundidad del hombre
como ser político debido a que la vida en sociedad siempre genera ciertas
fricciones, en ello es que se requiere de ciertas leyes u normas que puedan
regular el comportamiento de los ciudadanos con el fin de lograr una
convivencia adecuada para todos.
En primera instancia se debe de citar a Aristóteles quien refiere el
significado del hombre como como un animal político de la siguiente manera,
“El hombre se diferencia de los animales, entre otras cosas, porque vive en
sociedades organizadas”. Con ello podemos decir que este se encuentra en
constantemente inmerso en situaciones públicas con el fin de lograr el bien
común.
Se menciona al hombre como un ser político por ser un sujeto social,
mencionando de tal forma la concepción con un principio marxista expresado a
su vez por Giorgie Markus: “el hombre es un ente genérico, esto es un ser
social y comunitario”. Al ser comunitario ya refiere a un hombre político debido
a que su desarrollo de manera individual depende de cierta forma de contexto
en el cual interrelaciona, en el cual a su vez este debe de sumergirse en las
normativas establecidas.

Se tiene al hombre como un ser político, y como se vio para denominarlo


de tal manera hace falta un contexto en que se desarrolle como tal, que es la
denominada polis la misma que era para un griego clásico la forma de
organización política acabada.

También se debe tener en cuenta al hombre como un ser libre, el mismo


que interviene en la vida común, como se refirió, presente ciertas
características como lo menciona Ramón, J. en su libro Antropología Filosófica.

Se tratan sobre los problemas de la ciudad buscaba el bienestar de todos, las


decisiones eran tomados por los ciudadanos tenían fuerzas y libres para la
autoridad constituida. Con lo que se pretende dar la intervención del hombre
como un ser político.

Pero como en toda cuestión se presenta un problema


fundamental para es la regulación de las desigualdades. Ya que todo el mundo
reclama justicia y si alguien se subleva contra el gobierno de la ciudad es
porque lo considera injusto; también es cierto que todos consideran a la justicia
como una cierta igualdad por lo que si la ciudad ha de buscar la igualdad
deberá saber administrar las desigualdades de sus ciudadanos.
Por ello se debe de presentar la concepción propia de justicia la misma
que será tratar igual a los iguales y desigualmente a los desiguales
Para Aristóteles tres clases de desigualdades: la desigualdad
económica, la desigualdad en virtud, y la desigualdad numérica.

Estas desigualdades se presenta a que el político debe de tener en


cuenta que existe una igualdad básica entre todos los ciudadanos en cuanto
tales ciudadanos libres; armonizar equitativamente esta igualdad con las
citadas desigualdades es lo que se denomina justicia en la ciudad.

El hombre en su papel político y con búsqueda de la justicia supone a un


ente encaminado a una forma de organizar la sociedad para su propia
convivencia. En la cita presentada por Ramón, J. el filósofo Aristóteles refiere
“Es propio del hombre, frente a los demás animales, poseer el sentido del bien
y del mal, de lo justo y de lo injusto, y de los demás valores. La participación
común de estas cosas es lo que constituye la casa y la ciudad”

Si referimos al hombre como un animal de antemano social y generando


de tal forma un al hombre “como un animal político” que se presenta dentro de
la polis y tiene presente la justicia para lograr una convivencia óptima.

La política es dada como aquel medio que el hombre emplea con el fin
de lograr una convivencia armoniosa, sin práctica de la misma de una manera
objetiva las interrelaciones del ser humano se verían encausadas por medio del
desorden, de la inconformidad y el desvalido.
Pero no todo ello es de tal forma porque si bien es cierto la humanidad
se presenta con una expresión y concepción que diverge en distintas
cuestiones. Si bien es cierto las nomas, leyes o reglas establecidas en un
ambiente político se presentan con afán del bien común esta no siempre data
de situaciones óptimas o deseadas.

La Primera Guerra Mundial en la cual, esta situación política de


búsqueda del bien común se ve sumida en un panorama totalmente contrario.
O si nos referimos a situaciones anexas a la vida, en los escritos de William
Golding como “The lord of the flies”, en este se ve plasmada un panorama
político que refiere un contexto completamente al de la búsqueda de
actividades que resuelvan conflictos para la búsqueda de una mejor
convivencia. La política se ve marcada como la propuesta de reglas que al final
generan una completa distorsión de una convivencia armoniosa y de bien
común.

Se puede referir a los pensamientos que surgieron a lo largo de la


historia con la férrea búsqueda de una adecuada convivencia para la mayoría
de los seres, como es el caso del pensamiento marxista que pretendía llegar a
la óptima convivencia de los seres humanos, sin embargo, en su manera de
llegar a tal objetivo se presenta cierta cuestión que desarrolla realmente lo
contrario a lo que se buscaba.
La cita desarrollada por Villegas. A. quien refiere tomando en cuenta a
Foucault que “la conclusión es que el problema de la modernidad es el de la
vida y su administración; el de hacer vivir y dejar morir, definición ésta de la
biopolítica foucaultiana”.

En conclusión, se debe de tener en cuenta que política abarca a aquella forma


de organización y regulación de la sociedad, también se debe de abarcar
primero al hombre como un ser social el cual constantemente se halla
interrelacionando, también debemos de habar al hombre como ser político en
sí, el cual al estar dentro de una polis debe de presentarse como aquel ser que
busca lo mejor para su convivencia en común, teniendo de tal forma la justicia.

BRAYAN ANTONY PAYE FLORES


ANTROPOLOGIA
II-B
BIBLIOGRAFÍA

Villegas, A. (s/f). La discusión sobre el animal político. Notas de investigación.


Recuperado de:
http://www.ub.edu/catedrafilosofiacontemporanea/sites/all/images/file
s/Villegas.pdf

Teoría del pensamiento Filosófico (2012). El hombre como ser social, político y
económico. Recuperado de:

Ramón, J. (2011). Antropología Filosófica. España: Editorial Planeta S.A.

Cultura Genial (s/f). El hombre es un animal político. Recuperado de:


https://www.culturagenial.com/es/el-hombre-es-un-animal-politico/