You are on page 1of 20

Universidad Nororiental Privada

Gran Mariscal de Ayacucho


Facultad de Derecho
Escuela de Derecho
Núcleo de Cumaná

Impacto Ambiental

Prof.: Alba Ferrer

Mayo de 2018.
 Definición de Impacto Ambiental.

El impacto ambiental al medio natural es el efecto que produce la actividad


humana sobre el medio ambiente. El concepto puede extenderse a los efectos de
un fenómeno natural catastrófico. Técnicamente, es la alteración en la línea de
base ambiental. La ecología es la ciencia que se encarga de medir este impacto y
tratar de minimizarlo.

Las acciones de las personas sobre el medio ambiente siempre provocarán


efectos colaterales sobre éste. La preocupación por los impactos ambientales
abarca varios tipos de acciones, como la contaminación de los mares con
petróleo, los desechos de la energía radioactiva o desechos
radioactivos/nucleares, la contaminación auditiva, la emisión de gases nocivos, o
la pérdida de superficie de hábitats naturales, entre otros.

El concepto de impacto ambiental podría utilizarse para hacer mención a las


consecuencias de un fenómeno natural (como un tsunami o un terremoto), aunque
dicha aceptación es poco frecuente. Lo habitual es que la noción se use para
nombrar a los efectos colaterales que implica una cierta explotación económica
sobre la naturaleza. Esto quiere decir que una empresa puede crear puestos de
empleo y resultar muy rentable desde el punto de vista económico, pero a la vez
destruir el medio ambiente de las zonas aledañas de su fábrica. El impacto
ambiental, por lo tanto, puede tener consecuencias sobre la salud de la población,
la calidad del aire y la belleza paisajística.

Además de todo lo expuesto se hace necesario establecer que, de forma


habitual, se realiza una clasificación del impacto ambiental en base al tiempo que
dura su efecto en un lugar determinado.

 Causas.

- La Perturbación de la Tierra: Una de las causas más elementales en


el impacto ambiental es el daño al planeta tierra. Muchas especies de
plantas de malas hierbas, por ejemplo, mostaza de ajo, son a la vez
extrañas e intrusivas. Un rompimiento en el medio ambiente les proporciona
una oportunidad de comenzar a crecer y extenderse. Estas plantas pueden
asumir el control sobre la naturaleza, eliminando la vegetación local. Como
resultado se obtiene un territorio con una planta solitaria que predomina y
que no da un aporte alimentario satisfactorio a toda la vida ambiental.
Entornos completos pueden ser acabados debido a estas especies
invasoras, como por ejemplo, la higuera estranguladora.
- La contaminación: La contaminación puede ser de varios tipos, de aire, de
agua, sonora, o de suelo. Pero sin importar cuál sea, causa muchos efectos
perjudiciales al medio ambiente. Si se trata de la contaminación del aire
infecta todo el aire que respiramos, provocando severos daños de salud. A
su vez la contaminación del agua termina degradando la calidad de la
misma y esta es usada para beber por el ser humano. La contaminación
sonora causa daños irreparables a nuestros oídos cuando son expuestos a
sonidos graves, muy fuertes y de manera continua. Y por último la
contaminación del suelo, que es causada generalmente por las actividades
humanas y termina en la degradación de la superficie de la tierra. Todos
estos tipos de contaminación rescinden causando un cambio climático y
afectando en gran manera al ser humano.
- La sobrepoblación: El rápido e inminente crecimiento de la población
coloca en tensión los recursos naturales, y esto como resultado permite y
contribuye en la degradación de nuestro medio ambiente. Gracias a las
mejores instalaciones médicas, la tasa de mortalidad se ha reducido en
gran manera y ha dado lugar a un aumento de la vida útil. Sin embargo el
que la población simple continúe en aumento significa que es más la
demanda de bienes, alimentos, ropa y refugio. Por lo que se necesita más
espacio para cultivar alimentos y proporcionar hogares a millones de
personas. Trayendo como consecuencias la deforestación, que es otro
factor de degradación ambiental.
- La Deforestación: La deforestación es la tala de árboles que se
implementa para dar paso a más hogares e industrias. Esto debido al
rápido crecimiento de la población y la expansión urbana que son dos de
las principales causas de la deforestación. La tala de árboles genera la
emisión de carbono a nuestra atmósfera produciendo así un cambio
climático en nuestro ambiente. Adicional a eso, el uso de tierras forestales
para la agricultura, el pastoreo de animales, la cosecha de leña y la tala son
algunas de las otras causas de la deforestación. La deforestación
contribuye al calentamiento global ya que la reducción del tamaño del
bosque devuelve el carbono al medio ambiente.

 Definición de la Agencia Internacional de Energía (AIE).

Es una organización internacional, creada por la Organización para la


Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) tras la crisis del petróleo de 1973,
que busca coordinar las políticas energéticas de sus Estados miembros, con la
finalidad de asegurar energía confiable, adquirible y limpia a sus respectivos
habitantes.

La AIE fue creada en noviembre de 19741 por la Organización para la


Cooperación y el Desarrollo Económico, como consecuencia de la crisis del
petróleo de 1973. Su objetivo inicial era coordinar las medidas que fueren
necesarias para asegurar el abastecimiento de petróleo, particularmente en
situaciones de emergencia, con el fin de sostener el crecimiento económico de sus
miembros.

En la actualidad, tras los cambios experimentados en los mercados de la


energía, la AIE se preocupa de los tres aspectos más relevantes de las políticas
energéticas: seguridad energética, desarrollo económico y protección del medio
ambiente.
a Agencia Internacional de la Energía es un organismo autónomo de la
OCDE, que actúa como consejero sobre la política energética de sus Estados
miembros,

Está compuesta de un Consejo directivo, integrado por altos funcionarios


encargados de la energía, enviados por los diversos Estados miembros, que se
reúne periódicamente y de una Secretaría permanente, integrada por especialistas
en temas energéticos, bajo la autoridad de un Director ejecutivo.

El Consejo directivo designa al Director ejecutivo, cargo actualmente


desempeñado por Nobuo Tanaka.

 Evaluación de Impacto Ambiental (EIA)

Evaluación de Impacto Ambiental (EIA) es el proceso formal empleado para


predecir las consecuencias ambientales de una propuesta o decisión legislativa, la
implantación de políticas y programas, o la puesta en marcha de proyectos de
desarrollo.

La Evaluación de Impacto Ambiental se introdujo por primera vez en


Estados Unidos en 1969 como requisito de la National Environmental Policy Act
(ley nacional de políticas sobre el medio ambiente, comúnmente conocida como
NEPA). Desde entonces, un creciente número de países (incluida la Unión
Europea) han adoptado la EIA, aprobando leyes y creando organismos para
garantizar su implantación.

Una Evaluación de Impacto Ambiental suele comprender una serie de


pasos: Un examen previo, para decidir si un proyecto requiere un estudio de
impacto y hasta qué nivel de detalle; un estudio preliminar, que sirve para
identificar los impactos claves y su magnitud, significado e importancia; una
determinación de su alcance, para garantizar que la EIA se centre en cuestiones
clave y determinar dónde es necesaria una información más detallada; el estudio
en sí, consistente en meticulosas investigaciones para predecir y/o evaluar el
impacto, y la propuesta de medidas preventivas, protectoras y correctoras
necesarias para eliminar o disminuir los efectos de la actividad en cuestión.

 Tipología.

Pueden distinguirse diferentes clases de impactos ambientales: a nivel


mundial, como consecuencias de guerras y el uso de uranio empobrecido, a nivel
social o sobre el sector productivo.

- Impacto a nivel mundial: Su principal característica es que sus


consecuencias influyen en el medio ambiente global y no en un sector
específico. Dentro de este tipo se encuentran actividades que se practican
mundialmente. Una de las más conocidas es el transporte de petróleo y su
misma explotación.
- Impactos ambientales como consecuencia de guerras y utilización de
uranio: Estas consecuencias al día de hoy no son tomadas en cuenta como
se debería. La utilización de bombas produce un impacto ambiental que
aniquila flora y fauna en cuestión de un período de tiempo relativamente
corto. Las post-guerras influyen negativamente en un lapso de tiempo
espontáneo y a futuro.
- Impactos sobre el medio social: El accionar humano puede producir
consecuencias letales en ámbitos sociales tales como la economía, la salud
social, efectos socioculturales y efectos tecnológicos.
- Impactos sobre el sector productivo: Generalmente, el impacto más notorio
deriva de la necesidad de aumentar los costos a causa de la realización de
actividades que ayuden a disminuir la contaminación en un lugar
determinado.

Además de estos, pueden distinguirse otros tipos de impacto ambiental:

- Persistente: En este grupo se encuentran los que tienen una influencia a lo


que sería largo plazo.
- Temporal: Como su propio nombre indica, es la clase de impacto ambiental
que realmente no crea unas consecuencias grandes, lo que supone, por
tanto, que el medio se pueda recuperar de manera relativamente rápida.
- Reversible: A consecuencia del mencionado impacto, el medio se puede
recuperar de los daños sufridos, en un tiempo más o menos corto, pero
puede ocurrir que quizás no llegue a estar del todo como se encontraba
anteriormente a que tuvieran lugar los hechos.
- Irreversible: En este caso, como su nombre indica, es aquel impacto
ambiental que tiene tanta trascendencia y gravedad que impide por
completo que un escenario pueda recuperarse de los daños que él ha
causado.

 Importancia.

Para poder dictaminar tanto el tipo de impacto que es como para poder
llevar a cabo las medidas oportunas, en base a aquel, es importante y
fundamental el proceder a acometer su evaluación. En esta tarea, los expertos
realizarán desde un análisis inicial hasta un estudio preliminar pasando por una
concreta determinación de él.

De esa forma, y tras posteriores y exhaustivas investigaciones, se podrá


determinar el impacto así como las medidas que necesariamente hay que tomar y
también se dictaminará si se podrá recuperar el daño a corto, medio o largo plazo.

Siendo muchas las causas y efectos que nos perjudican, debemos tomar
serias medidas para evitar que nuestro planeta se continúe degradando. Es allí
donde entra la responsabilidad social.

La responsabilidad social es la sensibilidad y la ética con que deben


comportarse la sociedad y las empresas de manera individual o como colectivo
hacia temas sociales, económicos, culturales y ambientales; con el fin de tener un
impacto positivo en todos los campos mencionados.
Debemos tener mucho cuidado pues podemos contribuir a la degradación
ambiental y al cambio climático que está ocurriendo en todo el mundo. No
obstante podemos tomar medidas para detenerlo y cuidar el mundo en el que
vivimos proporcionando educación ambiental y ayudando a la gente a tener
responsabilidad social.

 Identificación y estimación de Impactos.

Existen diferentes formas de implementar un proceso de evaluación de


impacto ambiental. Para lograr que ésta se incorpore como una herramienta
efectiva de apoyo a la toma de decisiones, es necesario que la evaluación esté
documentada y fundamentada en todas sus etapas, de tal manera que sea
confiable, relevante y de acceso fácil a las partes involucradas.

Se propone que la evaluación se realice sobre la base de la globalidad de la


actividad propuesta, por lo tanto debe ser única y no puede llevarse a cabo por
aspectos, partes o territorios. Esto permite considerar efectos sinérgicos que
pueden aparecer por la interacción entre las partes y que no se perciben al
considerarlas en forma independiente.

En la etapa de revisión, se debe permitir la participación activa y directa


bajo criterios y formas preestablecidas para los diferentes actores protagónicos
(titulares, autoridades públicas, expertos, ciudadanía, otros actores de interés). Al
mismo tiempo el proceso debe cautelar claramente las diferencias e
incompatibilidades entre las funciones que desempeñan los distintos actores.

Además el proceso debe ser público, de tal modo que exista un


conocimiento completo por parte de los involucrados y debe permitir un
seguimiento a la acción evaluada con el propósito de revisar el cumplimiento de
las decisiones comprometidas a través del proceso de evaluación de impacto
ambiental.
Cabe señalar que cualquier proceso de evaluación de impacto ambiental
incluye una serie de componentes básicos que permiten alcanzar sus objetivos
específicos. Esos componentes incluyen un conjunto de normas legales, un
procedimiento administrativo, un documento escrito que refleje la evaluación del
impacto ambiental (estudio de impacto ambiental o declaración de impacto
ambiental, según el caso), y una resolución sobre los efectos ambientales de una
actividad o proyecto (resolución de calificación ambiental – RCA).

El documento escrito que incluye el estudio o la declaración de impacto


ambiental es un elemento central del proceso de evaluación de impacto ambiental,
mediante el cual un grupo de profesionales expertos de diferentes disciplinas
identifica los efectos ambientales que una acción humana produce en su entorno,
los califica y/o cuantifica y propone las medidas mitigadoras, compensatorias,
correctivas u otras necesarias para evitar o disminuir los impactos ambientales
negativos (significativamente negativos) y optimizar aquellos que son positivos.

La resolución dicta o informa sobre la calidad del análisis y sobre la


aceptabilidad de los impactos de una actividad sobre su entorno, incluyendo las
modificaciones necesarias para mitigar, corregir o compensar los daños no
deseados.

 Legislación Venezolana: Constitución de la República Bolivariana de


Venezuela (CRBV)

Desde el año 1999 la Constitución de la República Bolivariana de


Venezuela elevó a rango constitucional el cuido y la protección del ambiente,
dándole carácter de bien jurídico protegido. Es ahora un deber y derecho de todos
proteger al ambiente, la diversidad biológica, genética, los procesos ecológicos,
los parques nacionales, entre otros. Así mismo, es una obligación del Estado
fundamental del Estado, con nuestra activa participación, garantizar que nos
desenvolvamos en un ambiente libre de contaminación, protegiendo el aire, agua,
suelos, las costas, el clima, la capa de ozono y las especies vivas.
En este marco, la CRBV establece como obligatorio realizar estudios de
impacto ambiental y sociocultural para todas las actividades susceptibles de
generar daños a los ecosistemas, a los fines de verificar el cumplimiento de las
disposiciones ambientales contenidas en la normativa legal vigente y determinar
los parámetros ambientales que deben establecerse para cada proyecto o
programa; todo esto para asegurar la sustentabilidad ambiental e impacto socio
cultural.

- Artículo 129. Todas las actividades susceptibles de generar daños a los


ecosistemas deben ser previamente acompañadas de estudios de impacto
ambiental y socio cultural. El Estado impedirá la entrada al país de
desechos tóxicos y peligrosos, así como la fabricación y uso de armas
nucleares, químicas y biológicas. Una ley especial regulará el uso, manejo,
transporte y almacenamiento de las sustancias tóxicas y peligrosas.

En los contratos que la República celebre con personas naturales o


jurídicas, nacionales o extranjeras, o en los permisos que se otorguen, que
involucren los recursos naturales, se considerará incluida aun cuando no estuviera
expresa, la obligación de conservar el equilibrio ecológico, de permitir el acceso a
la tecnología y la transferencia de la misma en condiciones mutuamente
convenidas y de restablecer el ambiente a su estado natural si éste resultara
alterado, en los términos que fije la ley.

 Ley Orgánica del Ambiente

En principio la Ley Orgánica del Ambiente, define a este último como el


Conjunto o sistema de elementos de naturaleza física, química, biológica o socio
cultural, en constante dinámica por la acción humana o natural, que rige y
condiciona la existencia de los seres humanos y demás organismos vivos, que
interactúan permanentemente en un espacio y tiempo determinado. (Artículo 3).
Así mismo, la misma ley establece unos de los principios fundamentales
para el mantenimiento y conservación del ambiente y lo que por consiguiente nos
ayudara a desarrollarnos como seres humanos ajustándonos a los distintos
cambios de la naturaleza, como lo es la característica de: un ambiente seguro,
sano y ecológicamente equilibrado: y esto será posible cuando los elementos que
lo integran se encuentran en una relación de interdependencia armónica y
dinámica que hace posible la existencia, transformación y desarrollo de la especie
humana y demás seres vivos.

Uno de los aspectos principales que resalta la ley orgánica del ambiente, es
la necesidad de evaluar el impacto que tendrá las distintas actividades que
desempeñará el hombre que afecta a nuestro ambiente, a través de un estudio de
impacto ambiental. Así pues:

“Artículo 84: La evaluación de impacto ambiental está destinada a:


1. Predecir, analizar e interpretar los efectos ambientales potenciales de una
propuesta en sus distintas fases.
2. Verificar el cumplimiento de las disposiciones ambientales.
3. Proponer las correspondientes medidas preventivas, mitigantes y
correctivas a que hubiere lugar.
4. Verificar si las predicciones de los impactos ambientales son validas y las
medidas efectivas para contrarrestar los daños. “

Estudio de impacto ambiental y sociocultural “Artículo 85: El estudio de


impacto ambiental y sociocultural constituye uno de los instrumentos que sustenta
las decisiones ambientales, comprendiendo distintos niveles de análisis, de
acuerdo con el tipo de acción de desarrollo propuesto. La norma técnica
respectiva regulará lo dispuesto en este artículo.”

 Ley Penal del Ambiente


La Ley Penal del Ambiente tipifica y sanciona todos aquellos delitos que afecten
negativamente al ambiente y a los recursos naturales. La Nueva Ley aplica para
individuos y personas jurídicas y establece diferentes penas dependiendo de si los
delitos contra el ambiente son cometidos por personas naturales o jurídicas. Esta
distinción entre sujetos penales y la regulación separada para cada uno de ellos
es una de las innovaciones de la Nueva Ley que no estaba incluida en la Ley
Derogada.

Una característica interesante de la Nueva Ley, que también se encontraba


incluida en la Ley Derogada, es el hecho de que permita el procesamiento en
Venezuela de delitos cometidos extraterritorialmente (entiéndase, cometidos fuera
del territorio venezolano), siempre que los daños y riesgos del hecho tipificado
ocurran en Venezuela. En estos casos, la investigación la inicia el Ministerio
Público y no está permitido intentar acción legal dos veces por la misma causa (ne
bis in idem).

Probablemente uno de los cambios más relevantes de la Nueva Ley es que


modifica y agrava las penas que estipulaba la Ley Derogada. Por ejemplo, la Ley
Derogada incluía trabajo comunitario como una sanción aplicable a las personas
naturales; bajo la Nueva Ley, la persona natural que cometa crímenes contra el
ambiente sólo podrá ser penada con multa o prisión.

De manera similar, se han incluido nuevas penas para personas jurídicas en la


Nueva Ley, como el desmantelamiento de sus instalaciones, establecimiento o
construcción, o incluso la disolución de la persona jurídica. Estas penas pueden
venir acompañadas de sanciones accesorias como el cierre temporal o
permanente del establecimiento. Adicionalmente, aparte de las sanciones de
carácter penal que se impongan a quienes cometan delitos, los jueces también
analizarán la responsabilidad civil que surja de las acciones que dañen al
ambiente y podría ordenar el pago de los daños y perjuicios causados, así como
cualquier otra medida reparatoria que el juez considere apropiada.

Delitos contra el ambiente


La Nueva Ley contiene un importante número de delitos contra el ambiente que
son clasificados en ocho grupos, lidiando específicamente con: delitos contra la
administración ambiental; delitos contra la planificación territorial; delitos por
omisión de evaluaciones de impacto ambiental; delitos contra la diversidad
biológica; delitos por alteración, deterioro y daño a las aguas; delitos por la
alteración, deterioro y daño de los suelos, topografía y paisajes naturales; delitos
concernientes la alteración, deterioro y daño de la vegetación, fauna o su habitad;
y delitos en contra de la calidad ambiental.

Como se evidenciará adelante, los ocho grupos de delitos están relacionados con
permisos y autorizaciones que deben ser otorgadas por las autoridades
ambientales para llevar las actividades ahí descritas.

Delitos contra la administración ambiental

Este primer grupo estipula los delitos contra la administración ambiental, que se
refiere a las penas estipuladas para funcionarios públicos que autorizan
actividades prohibidas o de cualquier forma obstruyan el sistema de
administración ambiental. En este primer grupo también se pena a toda persona o
entidad que provea información falsa a las autoridades ambientales con el fin de
obtener los permisos para actividades reguladas por la Nueva Ley.

De esta manera que, cuando tratando con la administración ambiental de


Venezuela, los individuos y personas jurídicas deben ser cautelosos en revisar la
exactitud de la información que se provea a la administración, siempre que la
Nueva Ley penaliza a los infractores incluso si estos no tuvieran la intención de
violar la ley.
Delitos contra la planificación territorial

El segundo grupo de tipos penales trata aquellas acciones que afectan


negativamente la planificación territorial, entre ellas la contravención de planes
territoriales, la ocupación ilegal de áreas naturales protegidas, la modificación o
destrucción de propiedad o terrenos protegidos, y la construcción en un área de
prohibida edificación. Exactamente qué se considera un área de prohibida
edificación o una propiedad protegida no está incluido en la Nueva Ley, y queda a
las administraciones regionales o futura regulación de la Nueva Ley clarificar esto.
Aun así, la Nueva Ley es clara en establecer que quien cometa alguno de estos
delitos será penalizado con sanciones de hasta dos años de prisión o multas de
hasta 2.000 Unidades Tributarias.

Delitos contra la diversidad biológica

En su capítulo IV, la Nueva Ley se refiere a un grupo de delitos contra la


diversidad biológica y establece una serie de acciones que son consideradas
dañinas para los seres vivientes, y que afectan la rica diversidad biológica del
ecosistema de Venezuela. Por ejemplo, la ley prohíbe el uso de jaulas flotantes,
tanques o corrales para la cría y el cultivo de especies acuáticas exóticas sin los
permisos apropiados; o el uso de ecosistemas para la preparación de armas
biológicas de cualquier tipo.

Más importante aún, la Nueva Ley criminaliza las actividades relacionadas con
materiales genéticos que no estén debidamente autorizadas, como la
transferencia o manipulación ilegal de material genético y de aquellos que puedan
causar daños irreparables al ecosistema o sus componentes durante el curso de
investigaciones científicas.

Delitos que involucran la alteración, deterioro y daño al agua

El capitulo V hace referencia a la alteración, deterioro y daño al agua. Aunque


estas provisiones son muy similares a las de la Ley Derogada, este capítulo
incluye supuestos de hecho adicionales que no estaban previstos en la Ley
Derogada, como la prohibición contra la obstrucción de servicios de agua a
centros poblados y la prohibición contra el uso de cantidades de agua excesivas
que sobrepase lo permitido bajo normas técnicas.

Delitos que involucren la alteración, deterioro y daño al suelo

El Capítulo VI regula la alteración, deterioro y daño de los suelos, topografías y


paisajes, y constituye una de las innovaciones de la Nueva Ley. El legislador
incorporó prohibiciones como la de explotación o extracción de minerales no
metálicos. Esta parte deja claro que sin la autorización apropiada no se podrá
ejecutar ninguna extracción o explotación de minerales no metálicos. Otra medida
incluida en este capítulo es la prohibición contra la degradación del suelo que
pueda ser usado para propósitos agrícolas sin tener en consideración la
evaluación de sus especificaciones agro-ecológicas, las reglas técnicas, o los
planes ambientales emitidos por las entidades competentes.

De gran importancia notar, que en este capítulo se hace una referencia especial a
la protección de las playas y su libre acceso. La cuestión de libre acceso a playas
está especialmente dirigida hacia cualquier persona jurídica como los clubs,
hoteles o industrias que de cualquier forma obstruyan el libre acceso a las playas.
En este sentido, la Nueva Ley crea la obligación de quienes contravengan la
norma de restablecer el libre acceso a todas las playas para peatones en un
periodo de tiempo asignado por la autoridad competente.

Delitos que involucren la alteración, deterioro y daño a la vegetación, fauna o


su hábitat

El Capítulo VII trata con delitos relacionados con la alteración, deterioro y daño a
la vegetación, fauna o su hábitat, y es uno de los capítulos más importantes de la
Nueva Ley. Este capítulo incorpora ciertas nuevas regulaciones; sin embargo, en
esencia ambas la Ley Derogada y la Nueva Ley mantienen el mismo objeto y
propósito.

Este capítulo, tanto en la Ley Derogada como en la Nueva Ley, se refiere a los
delitos de caza, pesca y quema ilegal. No obstante, es la Nueva Ley la que trata el
problema de autorizaciones forjadas para llevar a cabo dichas actividades. En este
sentido, la mayoría de las regulaciones contemplan penas para aquellas personas,
naturales o jurídicas, que forjen autorizaciones o documentos con la finalidad de
desarrollar actividades de caza, pesca o quema.

La protección de la cadena alimenticia también está regulada en el capítulo VII,


que estipula la prohibición de practicar o usar nuevas tecnologías que puedan
afectar significativamente la cadena alimenticia de los ecosistemas. Es
interesante que el legislador use la palabra “significativamente” para determinar si
se verifica una violación; el uso de este término abre la posibilidad de una
interpretación amplia de qué puede constituir un delito usando tecnología que
pueda dañar o afectar la cadena alimenticia, en vista de que no se define en la
Nueva Ley.

Delitos contra la calidad ambiental

Finalmente, el Capítulo VIII se refiere a los delitos contra la calidad ambiental. Este
capítulo se divide en seis secciones: envenenamiento, contaminación y otras
acciones que puedan alterar la calidad del agua; envenenamiento, contaminación
y otras acciones que puedan alterar la calidad de la atmosfera; desechos y
desechos sólidos; substancias o materiales nocivos; materiales radioactivos; y
finalmente contaminación sonora.

La sección I del capítulo VIII trata sobre el envenenamiento, contaminación y otras


acciones que pueden alterar la calidad del agua. Una de las nuevas regulaciones
es la restricción contra el envenenamiento de las aguas por disposición de
desechos tóxicos, materiales no-biodegradables o bioquímicos que no han sido
tratados correctamente siguiendo las normas especificas emitidas por la autoridad
competente. Si tal violación ocurre, quien la cometa será penado, pero además
será responsable por la implementación de todos los recursos necesarios para
detener la contaminación de las aguas. En la eventualidad de que las medidas
preventivas sean insuficientes, la entidad competente ordenará que se detenga la
actividad de la persona, sea natural o jurídica.

Este capítulo también hace referencia a la contaminación de las aguas durante el


curso del transporte de petróleo. Específicamente incluye penas para el capitán de
cualquier buque que esté sujeto a las regulaciones internacionales y lo hace
responsable por la contaminación de las aguas. Los capitanes encontrados
culpables de estos delitos podrían enfrentar hasta cinco años de prisión. La Nueva
Ley es incluso más severa con aquellos propietarios de buques que por cualquier
medio autoricen u ordenen la acción causante de la contaminación en el agua y lo
pena con hasta 10 años de prisión.

La Sección II del Capítulo VII de la Nueva Ley se refiere a la contaminación y otras


acciones que pueden alterar la atmosfera, requiriendo la instalación de los
mecanismos necesarios para prevenir la contaminación atmosférica. La entidad
competente estipulara un período para la implementación de estos mecanismos.
De no implementarse los mecanismos, la autoridad competente clausurará la
unidad, vehículo o industria donde se lleva a cabo la actividad.

La sección III del Capítulo VII se refiere a los desperdicios y desechos sólidos, e
incluye nuevas normas que la Ley Derogada no incluía. En general, la Sección III
implementa normas que prohíben la contaminación del suelo y el subsuelo
enterrando o infiltrando residuos tóxicos.

La Sección IV, tipifica la contaminación por sustancias tóxicas y materiales que


puedan causar epidemias o enfermedades a plantas o vegetales. Esta sección
obliga a quien viole la norma a implementar todas las medidas posibles para
prevenir este delito. La Nueva Ley también trata con el tema de materiales
radioactivos. Específicamente, la Sección V del Capítulo VII establece que cada
persona o entidad que tenga, importe, manufacture, transporte, distribuya,
almacene, comercialice, transfiera gratuitamente, facilite la recepción, trafique o
use para propósitos industriales, comerciales, científicos, médicos o cualquier otro
propósito, aparatos o substancias capaces de emitir radiación electromagnética,
radioactiva o iónica, que pueda causar daños a la salud humana o el ambiente en
violación de las normas en la materia, será penado con prisión de hasta 3 años o
una multa de 3.000 Unidades Tributarias.

Esta parte de la Nueva Ley también pena a las personas, naturales o jurídicas,
que liberen energía nuclear, poniendo en peligro las vidas o propiedad de otros,
con prisión de hasta 6 años o una multa de hasta 6.000 Unidades Tributarias. El
tercero y último delito que trata sobre materiales radioactivos está relacionado con
la alteración o perturbación de instalaciones o materiales nucleares, y puede ser
sancionado con hasta 10 años de prisión o multa de 10.000 Unidades Tributarias.

Finalmente, la sección VI del Capítulo VII sanciona al propietario de


establecimientos permanentes que generan ruido que debido a su intensidad,
frecuencia o duración son capaces de causar daños o graves molestias a la gente.
Las penas para este tipo de contaminación sónica pueden llegar a ser prisión de 6
meses o multas de 300 Unidades Tributarias, dependiendo de si el propietario de
la fuente es una persona natural o jurídica.

 Caso Autopista Cumaná – Puerto La Cruz.

La Autopista Cumaná-PLC…sueño frustrado de los sucrenses

Por: Ramón Yánez | Miércoles, 19/08/2015 09:33 PM | Versión para imprimir

El 8 de marzo de 1988 en la capital sucrense se realizó una extraordinaria


movilización popular en pro de la Autopista Cumaná-Puerto La Cruz, por
cuya reivindicación ya habían transcurrido 18 años (…se inició en 1970). Era
día Domingo y en la Redoma "El Indio" (…hoy El Elevado), desde las
primeras horas de la mañana se empezó a concentrar gente de todos las
organizaciones políticas y gremiales e independientes para marchar hacia
Puerto La Cruz, como una forma de llamar la atención del Gobierno Nacional
sobre la necesidad de esta obra fundamental ansiada por el Estado Sucre
para su desarrollo. La Cámara de Comercio de Cumaná (CCC), fue el motor
de esa iniciativa, señalando que para entonces esa vía contaba con 404
curvas y, de ellas: 56 de alta peligrosidad (situación que no ha variado
mucho en la actualidad, a pesar de los "trocitos" que a paso de morrocoy le
construyeron ( 24 Km.:El Peñón-Los Bordones, Tacal-Plan de La Mesa -5,9
Kms.- y Plan de La Mesa-Bella Vista, 3,6 kms.). El decir, que en 45 años sólo
se han construido 9,5 kilómetros de la soñada Autopista Cumaná-Pto. La
Cruz…y eso que entre muchos politiqueros de la época se hinchaban los
cachetes hablando y hasta prometiendo la Autopista Guiria-PLC.

En esos años de euforia por esa obra con la que muchos nos tragamos el
cuento, un soñador llamado Manuel Méndez Thomas esbozó en reportaje
publicado por el Diario PROVINCIA, -Decano de los diarios de Sucre, cuya
continuidad hoy está en situación crítica, a pesar de su tradicional y
consecuente posición al lado del proceso revolucionario venezolano- el
proyecto de otra autopista (fantástica), la cual cubriría la ruta de Cumaná-
Araya-Cubagua-Margarita, sueño que con la experiencia que tenemos del
proyecto objeto de esta crónica, tal vez pueda llegar a ser una realidad
amediados del Siglo Veintidos (S XXII).

Ojalá que entre las sorpresas que tienen para la Primogénita Continente
Americano al cumplir sus primeros 500 años, el próximo mes de Noviembre,
haya alguna información oficial sobre el destino de este sueño cumanés
(Autopista Cumaná-PLC) nacido en una extraordinaria lucha unitaria hace 45
años…y, además que se conozca los sacos de billetes invertidos en los
trocitos construídos.