You are on page 1of 2

UNIVERSIDAD NACIONAL DE COLOMBIA

FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS


DEPARTAMENTO DE DERECHO
INVESTIGACIÓN 1

Integrantes: Marisol Tapias, Juan Camilo Schuster, Alejandro Rincón, Carlos González y
Juan Villalba
Tema: la naturaleza humana en Aristóteles

Síntesis del texto


En primer lugar, en el texto se hace una distinción entre conocer la naturaleza de algo,
en este caso el hombre, y saber explicar qué es el hombre. Partiendo de esta diferenciación
empieza por la necesidad de conocer el concepto de naturaleza de las cosas en general.
El concepto de naturaleza que da Aristóteles no es particularmente su concepto, ya que él parte
del concepto griego de naturaleza para llegar a un concepto universal de esto. En el texto
muestra cómo el concepto de naturaleza fue y sigue siendo muy importante para culturas
influyentes en la filosofía como los griegos y los chinos. Con lo anterior, se hace necesario
encontrar un concepto fundamental y básico, despojado de otras connotaciones para poder
vincular esto al movimiento del universo, al cambio constante.
Aristóteles da un concepto de naturaleza más individual, no lo trata de forma grupal, ya que
dice que la naturaleza de un ente o una cosa es su esencia, específicamente como un principio
y causa. El texto menciona puntualmente algunas acepciones de lo que puede ser la naturaleza
de algo que da Aristóteles:
● La generación de cosas que crecen.
● Lo primero o fundamental a partir de lo cual crece lo que crece.
● De donde procede el primer movimiento de los entes.
● El elemento primero de lo que es o se hace el ente natural.
● La substancia de los entes naturales.
● Toda substancia puede ser llamada naturaleza.
Gracias a los puntos anteriores se ve que Aristóteles no trata de definir la naturaleza como un
concepto grupal, sino todo lo contrario, en cada punto trata de hablar de la naturaleza de algo
individual. De las acepciones anteriores 3 hablan del ente natural, 2 hablan del crecimiento de
lo que crece y las 2 últimas hablan de la substancia, y de estas últimas acepciones podemos
determinar la naturaleza de Dios, del arte o de las cosas artificiales.
Para poder unir y dar una definición, Aristóteles brinda un aspecto común de estas acepciones,
estas se basan en el génesis y la substancia de las cosas, es decir en su esencia. Esta esencia se
puede entender como lo que son las cosas o lo que pueden llegar a ser, y dice que la substancia
o esencia es fundamental para entender la naturaleza de las cosas.
Aristóteles se vale de la física para empezar a formar las acepciones de naturaleza, partiendo
desde la que dice que la esencia es el principio de movimiento, y de esta acepción parte para
construir la que dice que el ente natural es la substancia.
Aristóteles habla que la naturaleza es un principio de cambio de movimiento de las cosas en sí
mismas.
Luego de esto se dice que la materia de cada cosa es su naturaleza y su forma. Dice que las
cosas tienen su naturaleza y eso es algo que no necesita ser demostrado, y se basa en decir que
si las cosas no tuvieran naturaleza, el mundo no tendría tendencia de cambio. De acuerdo con
esto se dice que las cosas con movimiento están compuestas de potencia (materia) y acto
(forma), y la potencia aspira a ser el acto.
Una vez se conoce qué es la naturaleza de algo, se puede continuar con determinar la naturaleza
del hombre. Se trata de conocer la naturaleza del hombre en todos sus aspectos.
Menciona que el hombre es diferente del resto de los animales porque tiene la capacidad de
razonar, y esto hace que el nombre no solo viva, sino que viva bien.
También dice que la diferencia entre los animales y el hombre es que los animales solo puedan
usar sus patas, o herramientas, como les llama, mientras que el hombre fue dotado de manos
ya que al ser el animal que razona puede disponer de sus manos para usar un sinfín de
herramientas. Luego de denotar diferencias entre el hombre y los animales determina que: el
alma está compuesta de razón e intelecto, y esos dos componentes son inmortales y eternos, y
que el hombre, al tener alma, tiene algo de divino.
Finalmente determina que el objetivo del hombre es vivir haciendo uso de su razón, deliberado
y usando su conocimiento para ser libre.