You are on page 1of 3

Historias imprescindibles de la bolsa

y los mercados: El semi-crash de


Navidad de 2018
by Marc Garrigasait | posted in: Panorama | 6

Continuación de artículos en este Blog sobre “historias imprescindibles de la


bolsa y los mercados“.

Artículo sobre el semi-crash de Navidad de 2018 y sobre la gestión pasiva y los


algoritmos de trading automático en las inversiones en bolsa.

“Octubre es uno de los meses particularmente peligrosos para especular en la


Bolsa. Los otros meses peligrosos son julio, enero, septiembre, abril,
noviembre, mayo, marzo, junio, diciembre, agosto y febrero”, Mark Twain.

Diciembre es estadísticamente un buen mes de bolsa en la que en la mayoría


de años su rentabilidad es positiva. Probablemente, que vaya a continuación del
mes de octubre, el mes donde se han producido prácticamente todos los
grandes crash de la historia, contribuye a ello. Del famoso “rallye de navidad”
en bolsa, se habla incluso en las peluquerías y como todos los fenómenos
famosos tiene algo de historia y algo de ficción. Lo que no es ninguna ficción,
es que en el mes de diciembre es probablemente el mes más tranquilo del año.
Es lógico, la mayoría de inversores ya dan a mediados de diciembre, el año por
cerrado, sea positivo o negativo. Con muy poco volumen de contratación en
especial tras el gran vencimiento de derivados sobre índices y acciones, que se
produce el tercer viernes de diciembre, este año fue el 21 de diciembre, el año
se da ya por finiquitado. Existe una norma no escrita de tregua navideña entre
inversores, una práctica habitual en más de un siglo, al ser el periodo con la
menor liquidez de todo el año.

¿Que ha pasado en 2018 para que los mercados bursátiles hayan sufrido un
amago de crash? ¿Cómo es posible que tras caídas continuadas hasta el día 21,
día del gran vencimiento de derivados, los días 24 y 25 de diciembre ordenes
masivas de venta continuaran presionando los mercados internacionales?

El lunes 24 de diciembre, con un -3%, el índice Dow Jones sufrió la caída mas
grande de toda su historia de más de 100 años en un día previo a navidad.

El 24 de diciembre, a apenas 4 sesiones para cerrarle mes y el año, el S&P 500


acumulaba una caída mensual del -14,8%, superando la mayor de los últimos
100 años cuando en diciembre de 1931, el índice cayó un -14,5%. Tras el
fuerte rebote del día 26 de diciembre, el índice S&P 500 pierde a 28 de
diciembre un -10%, la segunda mayor caída de su historia.

Cuadro con las mayores caídas mensuales y en diciembre en la historia del S&P
500 a fecha 24 de diciembre de 2018.
El día 25 de diciembre, la bolsa de Japón, único mercado mundial relevante que
abría ese día cayó un -5% en medio del pánico. Me consta que uno de los
mayores brokers nipones recibieron una orden de venta gigantesca de un
inversor internacional. Probablemente, el hecho de ser el único mercado abierto
ese día, supuso que fuera el único donde obtener liquidez y reducir riesgo. No
me lo confirmaron aunque es probable que fuese una orden generada por un
programa automático o algoritmo. Una orden de venta grande introducida el día
de menos volumen del año solo puede producir un desplome y una gran
volatilidad. El día 27, la bolsa de Japón ya había recuperado toda la caída del
día 25. Quien lanzó esa orden vendió a mínimos, provocando una elevada
perdida a sus inversores.

La gestión pasiva, con el uso de ETF y vehículos similares, y la gestión


cuantitativa con modelos y algoritmos automáticos tienen cada vez un mayor
peso. Obviamente si fue un programa automático de venta de acciones quienes
inundaron las bolsas, están muy mal diseñadas por los humanos.