You are on page 1of 14
30. Los mundos antigua y medieval El aulos se utilizaba para el culto a Dionisos, dios de la fertilidad y el vino. Este vinculo con la fertilidad y el vino explica su presencia en algunas escenas de embria- guez. Las grandes tragedias de Esquilo, Séfocles y Euripides, creadas para los festiva- les en honor de Dionisos en Atenas, empleaban coros y otras secciones musicales acompafiadas 0 que alternaban con el aulos. Por regla general, las liras tenfan siete cuerdas y eran rasgueadas con un plectto 0 con una pita. Habia distintos tipos de liras; las mds caracterfsticas utilizaban como caja de resonancia un caparaz6n de tortuga sobre el que se extendian las cuerdas de tripa de buey. El ejecutante sostenia la lira delante, apoyada en la cadera y sujeta a la mufieca izquierda mediante una correa. La mano derecha rasgueaba con el plectro mientras que los dedos de la mano izquicrda tocaban las cucrdas, quizd para crear ar- monias 0 para mitigar o silenciar el sonido de algunas cuerdas. La lira estaba asociada a Apolo, dios de la luz, la profecta, el aprendizaje y las ar- tes, especialmente ka miisica y la poesia. Aprender a ejecurar Ia lira era parte esencial de la educacién en Atenas. Tanto el hombre como la mujer tocaban la lira y la usa- ban para acompafiar la danza, el canto o la recitacién de poesta épica como, por gemplo, la Hada y la Odivea de Hometo; se tocaba miisica de lira en las bodas 0 simplemente como entretenimiento. La cftara era una lira grande, ucilizada en particular en procesiones y ceremonias sagradas y en el teatro, siendo tocada normalmente mientras el musico estaba de pie. La iluseracién 1.3 muestra a un hitharede, un cantante acompaiiindose a s{ mismo ‘con la citara. Las imagenes de la Grecia antigua rara vez muestran a los intérpretes leyendo un pergamino 0 una tablilla mientras tocan. A partir de ello y de los documentos escri- tos se deduce claramente que los griegos, a pesar de poser una notacién bien desa- rrollada antes del siglo 1V aC. (véase mds adelante), aprendian la musica sobre todo de ofdo; tocaban y cantaban de memoria o improvisaban usando formulas y conven- ciones. Desde el siglo vi a.C. 0 antes, el aulos y la cftara se tocaban como instrumentos solistas. El informe de una lid musical en el 582 a.C. describe la interpretacién del Nomos Pythicos, una composicién para aulos que narra el combate entre Paolo y la serpiente Pitén, Los concursos entre intérpretes de cftara y aulos, as{ como los festi- vales de miisica vocal e instrumental, se hicieron cada vez. mas populares después del siglo v a.C. Por supuesto, la imagen de la ilustracién 1.3 procede de un Anfora (un jarrén para vino 0 aceite) otorgada como premio al ganador de un concurso. Cuando la misica instrumental se hizo cada vex mds independiente, aumenté el siimero de virtuosos y la miisica se volvié mas compleja y extravagante. Cuando los artistas famosos hacian su aparicién, miles de personas se congregaban para escu- charlos. Algunos intérpretes hicieron grandes forcunas mediante giras de conciertos ‘6 emolumentos pagadas por ricas mecenas, en particular tras cosechar Ia fama ven- ciendo en los concursos. Entre los miisicos aclamados en los recitales, se encontraba cierto niimero de mujeres, que estaban excluidas de los concursos. La mayor parte lad. 31 ILUSTRACION 1.3 Gitaredo cantande y acompatén- dose con el instrumento, Su mano ieguierda, que sotene le kithara com wna cinca (no visible), ed apegando alge nas cuerdes, mieneras que la mano dercha,aparentemen- te, acaba de rozar todas ls cuerdas cn el plecire, Delle down dora dic, pintada en rj del sgl 10 a.C, ari ‘ida al pintor de Rel. de los intérpretes profesionales, no obstante, eran de un estatus inferior, a menudo esclavos. El pensamiento musical griego De la antigua Grecia se han conservado més escritos que de ninguna otra Gién. En consecuencia, conocemos muchos detalles acerca del pensamiento griego en torno a la misica. Habia dos clases principales de escritos sobre mtisica: 1) doc- trinas filoséficas sobre la naturaleza de la mtisica, y 2) descripciones sistemidticas de los materiales de la composicién musical, lo que hoy llamamos teorla de la miisica. En ambos campos, los gricgos emiticron juicios profundos y formularon principios que han sobrevivido hasta hoy. Los escritos mis influyentes acerca de los usos y efec- tos de la miisica aparecen en pasajes de obras de Platén (ca. 429-347 a.C.) como La Repiiblica y el Timeo, y de Aristételes (384-322 a.C.) como su Politica. La teorla gtiega de la mtisica evolucioné continuamente desde la época de su fundador, Pité- goras (m. ca. 500 a.C.), hasta Aristides Quintiliano (siglo tv d.C.), el iltimo eseritor importante. Como podemos esperar en una tradicién que se extiende durante casi tun milenio, los escritores expresaron diferentes puntos de vista diferentes y el signifi- cado de numcrosos términos sc fue transformando. A continuacién sefalaremos los Los mundos antigua y medieval rasgos més caracterlsticos de la miisica y los mas importantes para la posterior histo- ria de la miisica de Occidente. En la mitologia griega, los inventores de la miisica y sus primeros practicantes fueron dioses y semidioses tales como Apolo, Hermes, Anfién y Orfeo. La palabra midsica (en gricgo, mousiké) deriva de una palabra asociada a las Musas y original mente designaba cualquiera de las artes asociadas a ellas, de la historia a la danza. Para los griegos, la mUsica era tanto un arte destinado al disfrute como una ciencia estrechamente relacionada con la aritmética y la astronomla. Su presencia era cons- rante en todos los émbitos: el trabajo, la vida militar, la escuela y la recreacién en las ‘ceremonias religiosas, la poesia y el teatro. La miisica como arte de la incerpretacién se llamaba melos, término del que pro- cede la palabra melodia. Al principio era monofiinica, consistiendo en una tinica It nea melédica, aunque esto no significa que se interpretase siempre de esta manera. Sabemos a partir de pinturas que los cantantes se acompafiaban a s{ mismos con la lira 0 con la cftara, pero no sabemos si tocaban notas de la melodia, tocaban una variacién de la melodia (generando una heterafonia) o tocaban una voz indepen- diente (dando lugar a polifonia). No existfa concepto alguno para aquello que lla- ‘mamos armonfa © contrapunto, si bien los instrumentos adornaban a menudo la melodia mientras un solista o un coro cantaban una versién sin adornos, dando ast ugar a la heterofonta. Melos podia indicar una melodia instrumental sola o una cancién con un texto, mientras que un «melas perfecto» consistia en melodia, texto yestilizado movimiento de danza, concebidos como un todo. Para los griegos, mi- sica y poesia eran casi sinénimos. En La Republica, Platén definta el melos como una mezcla de texto, ritmo y armonia (significando aqui las relaciones entre los to- nos). En su Poética, Aristételes enumeré los elementos de la poesia como melodia, ritmo y lenguaje, y observé que no existfa ningdin nombre para referirse a un dis- curso elaborado, ya fuese en prosa o en verso, que no incluyese la misica. La poesta dlizicay denotaba la poesia cantada con el acompafiamiento de la lira; la wragediay incluye el sustantivo ade, wel arte de cantars. Muchas otras palabras griegas emplea- das para diferentes tipos de poesia, como, por ejemplo, himno, eran términos musi- cales. Para Pitégoras y sus seguidores, los nlimeros eran la clave del universo y la mtsica cera inseparable de los mimeros. Los ritmos estaban ordenados por ntimeros, puesto que cada nota era algiin miiltiplo de la duracién primordial. Se atribuye a Pitégoras cl descubrimiento de que la octava, la quinta y la cuarta, reconocidas hacia tiempo ‘como consonancias, estaban asimismo relacionadas con los nimeros. Estos interva- los se generan mediante las proporciones mas simples: por ejemplo, cuando se divide una cuerda, los segmentos cuyas longitudes tienen la proporcién 2:1 hacen sonar una octava, 3:2 una quinta y 4:3 una cuarta. Puesto que los sonidos y los ritmos musicales estaban ordenados segiin los ni- eros, se pensé que eran ejemplo del concepto general de armonéa, la unificacién de las partes en un todo ordenado, A través de este flexible concepto —que podia