You are on page 1of 6

COSMOVISION ANDINA AMAZONICA

Concepto del cosmos


Es la conjunción de dos fuerzas: cósmica que viene del universo, cielo (pachacama o
pachatata) y la fuerza telúrica de la tierra. Es decir es la unión de la fuerza cósmica y
telúrica que interactúan, como la pachamama la parte visible y pachacama la parte
invisible del universo andino.
 ¿Qué es la cosmovisión andina-amazónica?
Es la forma o manera particular de interpretar, y ver la realidad y el mundo como una
"totalidad orgánica", la vida, el mundo, el tiempo y el espacio, que posee desde siempre
el poblador originario de la ecorregión andina-amazónica,. Además se manifiesta en las
creencias y los valores, pero fundamentalmente en los mitoscosmogónicos, que la
sustentan.
Normas de la racionalidad andina-amazónica
 Hacer Bien / Allin Ruray / Wali Luraña.
El hacer bien las cosas, es decir "hacerlas realmente" y para esto se precisa que cada
cosa surja o devenga de un equilibrio de pares proporcionales.
 Vivir Bien / Allin Kawsay / Wali Jakaña:
Vivir en armonía con el microcosmos y el macrocosmos (pachamama), espléndida
existencia o "vivir bien", como producto del sentir y pensar equilibrados o
complementariamente proporcionales.
 Querer Bien / Allin Munay / Wali Munaña:
Principio que señala, que para vivir espléndidamente se debe "querer bien", "amar
fuerte", saber sentir al cosmos, a la comunidad, a los semejantes, al medio circundante
y a la pachamama.
 Aprender Bien / Allin Yachay / Wali Yatiqana.
"Pensar bien", "saber bien" en otras palabras se trata de hacer bien las cosas, aprender
bien para saber bien.
CONCEPCIONES DE SALUD-ENFERMEDAD EN MEDICINA ACADEMICA
CONCEPTO DE SALUD
se define la salud como el estado de pleno bienestar físico, mental y social, y no
solamente la ausencia de enfermedad. Por tanto, no solamente cuenta nuestro buen
estado físico o fisiológico, sino también nuestros aspectos psicológicos y cómo nos
influye nuestro entorno (socioeconómico, familiar, laboral, emocional, medioambiental).
Evolución de concepciones y prácticas en salud
A los efectos de cumplir el cometido previsto para la siguiente ficha, vamos tomar como
referencia los cuatro grandes ciclos en los que la Historia divide la historia de la
Humanidad:
• Edad Antigua, que se extiende desde la aparición de la escritura (aproximadamente
en el año 4000 antes de Cristo) hasta el siglo V.
• Edad Media, que tiene su desarrollo entre el siglo V y el XV: comienza con la
desintegración del Imperio Romano de Occidente en el siglo V, y finaliza con la toma de
la ciudad de Constantinopla en el año 1453.
• Edad Moderna : transcurre entre el siglo XV y el siglo XVIII, desde la toma de
Constaninopla en el siglo XV, hasta la Revolución Francesa del año 1789.
• Edad Contemporánea, que comienza con la revolución francesa en el siglo XVIII y se
extiende hasta nuestros días.
CONCEPTO DE ENFERMEDAD
Se puede definir la enfermedad como un trastorno del normal funcionamiento de
nuestro organismo, tanto a nivel físico como mental
 La intervención sanitaria.
El sistema de salud nos proporciona una serie de acciones contra las enfermedades,
entre las que podemos destacar: o Prevención. Es el conjunto de acciones de
información y educación que tratan de crear hábitos que eviten la contracción de
enfermedades. O
 Diagnóstico. Es el conjunto de técnicas destinadas a conocer el tipo y origen
de alguna enfermedad (análisis, radiografías, resonancias, exploraciones, etc.).
 Fármacos. Conjunto de medicamentos más o menos específicos diseñados
para tratar las enfermedades o dolencias. Según su acción se clasifican en
antiinflamatorios (contra la inflamación), analgésicos (contra el dolor),
antihistamínicos (contra alergias), antipiréticos (contra la fiebre), antivirales (contra
infección víricas), antibióticos (contra infección principalmente bacteriana), etc.
 Terapias físicas. Tratamientos alternativos o complementarios a los fármacos
para sobreponerse a una enfermedad o dolencia, como la fisioterapia, hidroterapia,
radioterapia, etc.
 Vacunas y sueroterapias. Las vacunas son tratamientos preventivos que
consisten en introducir en el paciente algún patógeno muerto o atenuado de forma
que el propio sistema inmunitario desarrolle las defensas específicas, de forma que
se crearán linfocitos de memoria contra ese patógeno que permitirán una respuesta
eficaz frente a posibles infecciones futuras.
 Trasplantes. Es la sustitución de un tejido u órgano dañado por otro sano.
Pueden ser de la propia persona (por ejemplo, un trasplante de piel de una zona
a otra), aunque lo más normal es que sea entre personas distintas. Un problema
que surge al ser entre personas distintas es que el sistema inmunitario del
receptor puede luchar contra el implante del donante creando rechazo
CONCEPCIONES DE SALUD ENFERMEDAD EN MEDICINA TRADICIONAL
ANDINA
Destaca entre ellas, la farmacopea Kallawaya, una de las más grandes del mundo y
base para que la UNESCO declare patrimonio cultural de la humanidad a la cultura
Kallawaya en 2003.2
A lo largo de siglos de existencia, las diferentes culturas andinas desarrollaron una
serie de conocimientos y prácticas para conservar y recuperar la salud de sus
miembros. Muchos de esos conocimientos y prácticas provienen de épocas anteriores
al imperio Inca; otros – difíciles de identificar y separar del conjunto – deben haber
nacido de las culturas originarias pre-incaicas de lo que hoy corresponde a los Andes
bolivianos, como la kallawaya.
Todos ellos han permanecido en el tiempo a causa de su utilidad y eficiencia puesto
que, toda sociedad, independientemente de cuál sea su origen, desecha tarde o
temprano aquello que no le es útil para la vida en sociedad. Sin temor a equivocarnos,
es posible afirmar que los elementos provenientes de las tres vertientes (quechua –
aimara; hispana; pre-hispana septentrional), conforman un sistema dinámico, flexible y
maleable, pero además eficiente.5

La salud como condición individual[


El “estar bien” (en quechua: allí cai), como condición individual, significa que una
persona está en un estado de equilibrio físico y emocional según su edad y sexo. Este
parámetro no tiene una norma cuantitativa, física o biológica, sino más bien
corresponde a la idea que la sociedad andina tiene sobre lo que es el “modelo” de un
hombre, una mujer, un niño, un anciano, etc.
Dependiendo de ese “modelo” de cada edad y sexo, el “allí cai” se expresa en: Una
fisonomía robusta; La capacidad de actuar, es decir de hacer las cosas que
corresponden según la edad y el sexo; Una emotividad y expresividad serena, abierta y
optimista.

La salud como condición colectiva[


El segundo de los elementos que integran la concepción de salud, alude a una
condición colectiva. Así, el estar sano, no solo tiene que ver con “estar bien”, sino como
“vivir bien” (en quechua: allí kaway). Es decir vivir de acuerdo y con estricto
cumplimiento de los principios éticos de la vida comunitaria. En otras palabras, si se
respetan las jerarquías (adulto-niño; hombre-mujer; anciano-adulto, etc.), si se respetan
los roles (marido-mujer; hijo-padre; compadre-ahijado; etc.), si se respeta la pacha
mama; si se mantiene una acción solidaria según las normas comunitarias, (mingas,
prestamanos, ranti ranti, etc.), y se cumple con las normas y preceptos religiosos
(independientemente de cuál sea la religión que se profesa), entonces se “vive bien” en
la comunidad.

El concepto de la enfermedad[
A la par que el sistema de salud se sustenta en una concepción acerca de esta
condición de bien estar individual y colectivo interdependientes, su otro pilar es la
concepción acerca de lo que es la enfermedad.
Comprender la manera en que la sociedad quichua entiende la salud y enfermedad,
permite asimilar el complejo pero a la vez fluido conjunto de prácticas orientadas a
conservar o restaurar la salud, es decir de prácticas preventivas y curativas puestas en
acción por los agentes del sistema, mediante una serie de procedimientos de
diagnóstico, tratamiento, evaluación y resolución de los casos, que involucran recursos
naturales, de origen industrial o de manejo de las fuerzas sociales y sobrenaturales.
En la concepción de los pueblos nativos de los Andes del sur de Bolivia,6 en el
tratamiento, la enfermedad o padecimiento se desplaza, es decir, no desaparece sino
que se trata de que la enfermedad se vaya, desaparezca de la persona enferma y se
desplace a otro lugar, a otro animal, a otra persona, o a otra comunidad.

Los agentes de salud[


En cuanto a los agentes de salud es importante anotar que en el sistema andino
contemporáneo co-existen de manera armónica, tanto los agentes endógenos
(yachaccuna, sobadores, hierbateros/naturistas, parteras, y cuypichaccuna), con los
exógenos (médicos, enfermeros, auxiliares de salud). El sistema permite, una vez
realizado un pre-diagnóstico por parte del propio enfermo y su entorno familiar
inmediato, se establezca a cuál agente se deba acudir. Es entonces cuando el agente
elegido realiza un diagnóstico preciso y establecerá los procedimientos a seguir,
incluyendo la referencia a otro agente. Lo importante en este sistema de referencia es
que el agente endógeno puede –y de hecho lo hacen con relativa frecuencia – remitir el
paciente al agente exógeno, cuando considera que la enfermedad puede ser tratada de
mejor manera por ellos. Este sistema de referencia no ocurre en sentido inverso
(Ecuador – 2008), ya que la carga de prejuicios, estereotipos y desconocimiento de los
agentes del sistema de salud oficial, impide que se acepte a los agentes endógenos, a
sus conocimientos y prácticas como válidas.
Similar situación ocurre en cuanto a los procedimientos y recursos empleados para
restablecer la salud. Mientras que los agentes endógenos hacen uso de toda la gama
de opciones que tienen a disposición, incluyendo los recursos de origen industrial, los
agentes exógenos se limitan mucho más en el uso de los recursos, privilegiando
aquellos medicamentos industriales y solo eventualmente echando mano de otros no
procesados (infusiones y emplastos principalmente).

Los médicos tradicionales


La Sociedad Boliviana de Medicina Tradicional (SOBOMETRA) se fundó en la ciudad
de La Paz, Bolivia en 1965 y fue reconocida legalmente el 10 de enero de 1984. Su
propósito fue legalizar la medicina tradicional en el país. En ese sentido, fue la primera
y más antigua institución en América Latina y el Caribe. Fue dirigida por el kallawaya y
biomédico Walter Álvarez Quispe por más de dos décadas. A partir del año 2000,
SOBOMETRA se empezó a fragmentar dando lugar a más de 200 instituciones
distribuidas por toda Bolivia.7 Esta experiencia se ha extendido a otros países
latinoamericanos.
La variedad de corrientes en medicina tradicional andina se puede apreciar en la
siguiente lista:

 los aysiris, médico tradicional espiritista, se considera designado por la naturaleza


y las deidades a través del rayo. Responsable de los rituales fundamentales del año
calendario: solsticios y equinoccio;8
 los cahuayos, que son videntes;
 los capachiquiras, vendedores de plantas medicinales y realizan mesas rituales;6
 los curanderos;
 los herbolarios, que solo venden productos medicinales;6
 los hueseros, médico tradicional encargado de la curación y tratamiento de los
huesos;8
 los jampiris, médico tradicional herbolario y ritualista, a través de la interpretación
de la coca determina la enfermedad, así como el momento del día en que debe
efectuarse la curación, y los elementos a utilizar;8
 los kallawayas, originarios de la actual Bolivia, los yatiris y los jampiris, efectúan
parte de sus tratamientos con limpias, y ceremonias con sacrificio de animales; 6
 Layq´a, s un brujo. Es maligno y su oficio es hacer caer la maldición sobre
determinada persona, usan el arte de la magia negra;8
 los materos, que realizan sus tratamientos a base de infusiones;6
 los naturistas;6
 las parteras/os, generalmente son mujeres, encargadas de la atención y cuidado
del embarazo, parto y puerperio en las comunidades.;8
 los qhaqori, médico tradicional que a través de los masajes y de los ejercicios
determina la curación de la enfermedad de cualquier punto en la anatomía humana,
considerando la integridad y la particularidad de cada uno de los órganos. 8
 los yatiris, (el sabio) conocedor del futuro, analiza las causas de la enfermedad, las
circunstancias a que han llevado a las personas a ser arrebatadas por
los demiurgos, hace el diagnóstico aconsejando el medicamento o lo que debe
evitarse o prevenirse, para no caer en la enfermedad. Destruye la maldición y libera
al enfermo de la maldición que lo encadena,8 los yatiris y los jampiris, que realizan
sus curaciones a través de ceremonias rituales, realizan ofrendas y aplican sus
conocimientos de plantas medicinales;6
 los yerberos, médico tradicional con profundo conocimiento de las plantas
medicinales, sus propiedades terapéuticas y correcta aplicación;
El médico tradicional, cuando es requerido, busca integrarse a la familia y a la
comunidad del enfermo, comparte con ellos la comida e incluso algunas veces
permanece en la vivienda durante un tiempo. De esta forma busca restablecer el
equilibrio perdido entre el individuo, su entorno social y sobrenatural, no se trata solo al
enfermo sino que a toda la familia.8

Las plantas medicinales


Hierbas
Las hierbas comprenden materiales vegetales brutos, tales como hojas, flores, frutos,
semillas, tallos, madera, corteza, raíces, rizomas y otras partes de plantas, enteras,
fragmentadas o pulverizadas.

Materiales herbarios
Los materiales herbarios comprenden, además de hierbas, jugos frescos, gomas,
esencias estabilizadas, aceites esenciales, resinas y polvos secos de hierbas. En algunos
países, se pueden elaborar dichos materiales mediante diversos procedimientos locales,
como el tratamiento con vapor, el tostado o el rehogado con miel, bebidas alcohólicas u
otros materiales.

Preparaciones herbarias
Las preparaciones herbarias son la base de los productos herbarios acabados y pueden
componerse de materiales herbarios triturados o pulverizados, o extractos, tinturas y
aceites grasos de materiales herbarios. Se producen por extracción, fraccionamiento,
purificación, concentración y otros procesos biológicos o físicos. También comprenden
preparaciones obtenidas macerando o calentando materiales herbarios en bebidas
alcohólicas o miel o en otros materiales.