You are on page 1of 2

HISTORIA DE LA IGLESIA ADVENTISTA DEL SEPTIMO DIA EN EL PERÚ

La historia de la Iglesia Adventista en el Perú es una aventura misionera llena de historias


de abnegación, entrega y oración. Según los datos hasta el momento disponibles, esta
historia comienza en 1898. El año de 1898 asoma en el devenir histórico como un año
marcado por eventos significativos para el futuro desarrollo de la Iglesia Adventista del
Séptimo Día en el Perú.
LIMA (1899)
Fue precisamente en 1898 que se inicia la obra de la Iglesia Adventista del Séptimo Día
en el Perú, con la partida del puerto de Valparaíso, Chile, de dos grupos rumbo a Perú. El
primer grupo, conformado por José y Liborio Osorio, El segundo grupo, estaba integrado
por José Luis Escobar, de oficio carpintero, su esposa, Víctor Thomann, una señorita
voluntaria y los hermanos Luis y Víctor Osorio. Esto ocurría en el mes de agosto de 1898.
Enrique Balada
El pastor Enrique Balada, llegó al Perú alrededor de inicios de setiembre de 1901, y estuvo
cerca de un año atendiendo la naciente iglesia. A los cinco meses de haber iniciado su
obra, bautizó a un hombre que había sido misionero evangélico por 22 años y que aceptó
la fe adventista con tanto entusiasmo y compromiso que estaba ayudando al pastor.
G. H. Baber y familia (1899)
En el año 1900, el pequeño grupo adventista de Lima recibió la visita del Pr. G. H. Baber,
en ese entonces Intendente de la Misión Chilena, la cual, como ya fue mencionado, estaba
encargada de abrir la obra adventista en el Perú.
Puente de Piedra, Lima (1899)
En 1896, luego de doce largos años dedicados a sus estudios en Alemania y en Suiza,
Eduardo F. Forga, natural de Arequipa, retornaba a su tierra natal dispuesto a promover
las causas de la temperancia, de la libertad religiosa y de la defensa de los derechos de la
población nativa.
En octubre de 1904, el pastor Ketring vino desde la Misión Occidental en Valparaíso
Chile a visitar a los creyentes adventistas en Lima, y llevó a cabo reuniones diarias por
alrededor de un mes instruyéndolos en la palabra de Dios. Las reuniones se llevaban a
cabo por las noches y en secreto, pues estaba prohibido tener reuniones públicas. Ketring
relata que el 12 de noviembre de 1904 se llevó a cabo una ceremonia bautismal en la cual
siete preciosas almas sellaron su pacto con el Señor.
Misioneros y Creyentes en Perú
El 13 de junio de 1907, se informaba en la Review and Herald, la organización formal de
la primera iglesia adventista en el Perú, casi 10 años después de la llegada del evangelio
a costas incas. Luego de un bautismo de 5 hermanos, el pastor Perry organizó esta iglesia
con 17 hermanos en total. La obra se siguió extendiendo en Huacho, Ilo, Callao; y desde
Puno, un suscriptor de la revista Señales de los Tiempos refería que estaba interesado
junto con otras personas y pedía ayuda y visitación.
COMENTARIO
Después de haber leído sobre la historia de la iglesia adventista del séptimo día vemos
que Dios ha actuado de diferentes maneras sobre los personajes que marcaron historia en
el Perú. Dios utilizo a cada uno de estos misioneros que estuvieron dispuestos a dejar todo
por compartir la palabra de Dios en otros lugares. De manera que vemos que Dios siempre
estuvo cuidando y guiando a cada uno de estoy personajes. También, gracias a estos
personajes que estuvieron dispuestos, es que llego el mensaje a nuestro país y hasta el día
de hoy vemos como Dios se manifiesta su poder para poder guiar y expandir el mensaje
a través de cada uno de nosotros. Y por lo tanto nuestra misión hoy en día es el mismo de
estos pioneros llevar el mensaje a todas partes y compartir el amor de Dios.