You are on page 1of 5

La eutanasia.

Acto de provocar intencionadamente la muerte de una persona que padece una


enfermedad incurable para evitar que sufra.

Concretamente podemos establecer que existen dos tipos de eutanasia. Así, por un lado,
estaría la llamada eutanasia directa que es aquella que viene a definir al proceso de
adelantar la muerte de una persona que tiene una enfermedad incurable. En este caso, a
su vez, aquella se puede dividir en dos clases: la activa, que básicamente consigue la
muerte del citado enfermo mediante el uso de fármacos que resultan letales; y la pasiva,
que es la que consiste en la consecución de la muerte de aquel mediante la suspensión
tanto del tratamiento médico que tenía como de su alimentación por cualquier vía.

Por otro lado, el segundo gran tipo de eutanasia es la llamada indirecta. Bajo dicha
terminología se encuentra aquella que lo hace es intentar paliar el dolor y sufrimiento de la
persona en cuestión y para ello se le suministran una serie de medicamentos que como
consecuencia no intencionada pueden producir la muerte de la citada persona.

Los médicos son los responsables de ejecutar la eutanasia, por lo general con el apoyo
de los familiares del enfermo en cuestión. Hay casos, sin embargo, donde el enfermo se
encuentra en condiciones de elegir sobre su propio cuerpo y solicita la aplicación de la
eutanasia. Esta práctica, sin embargo, está prohibida en la mayoría de los países.

Tabla 1. Eutanasia: argumentos religiosos en contra


– La vida es un regalo de Dios y sólo puede ser tomada por Dios.
– Los seres humanos son valiosos porque son hechos a imagen de Dios.
– Todas las vidas humanas son igualmente valiosas.
– El proceso de morir es espiritualmente importante y no debe ser perturbado.

Tabla 2. Eutanasia: argumentos no religiosos en contra


– Al aceptar la eutanasia se acepta que algunas vidas son menos valiosas que otras
. – Podría no estar en el mejor interés de un paciente.
– Afecta los derechos de otras personas no sólo los del paciente.
– Un cuidado paliativo adecuado la hace innecesaria.
– Permitirla conducirá a un cuidado menos riguroso para el enfermo terminal.
– Expone a personas vulnerables a presiones para dar término a su vida.
– Es el comienzo de una pendiente resbaladiza que favorece eventuales abusos.
– Da mucho poder a los médicos.
– No hay una manera de regularla adecuadamente.

Tabla 3. Eutanasia: argumentos a favor


– Las personas tienen derecho a decidir cuándo y cómo morir.
– Es cruel e inhumano negar a alguien morir cuando está sufriendo de modo intolerable.
– La muerte no es una cosa mala, de modo que adelantarla no es malo.
– Debe permitirse cuando está en el mejor interés de todos los involucrados y no viola los
derechos de nadie.
– Puede proporcionar un modo costo-efectivo de atender personas que están muriendo.
– De todos modos ocurre en la práctica, de modo que es preferible que esté regulada
ARGUMENTO (A FAVOR)

1. Según el Art. 3°de la Declaración Universal de Derechos Humanos todo individuo tiene
derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona. Sin embargo, al
encontrarse en una situación de continuo sufrimiento debido a alguna enfermedad, no
podemos llamarlo vida. Es entonces que aparece la eutanasia como una salida piadosa a
aquellos que ya no deseen seguir con el sufrimiento causado por su enfermedad.

2. Si el aplicarles a pacientes fármacos u sedantes para aliviar su dolor es legal, si


rehusarse voluntariamente a pasar por tratamientos u operaciones que solo logran alargar
el tiempo que le queda a un paciente para morir es legal. ¿Por qué hacemos tanto énfasis
cuando hablamos de eutanasia?, si en los anteriores ejemplos nos referimos a una
eutanasia indirecta y a una eutanasia directa pasiva respectivamente. ¿Realmente se está
en contra de la eutanasia o solo se tiene temor a acabar con la vida de otro ser humano?
Cabe resaltar lo egoísta que es realmente no hacer nada al ver que alguien está sufriendo
aun sabiendo que se tiene los medios para evitarle esto. La eutanasia de tipo directa
activa, que es a la que tanto se le hace énfasis realmente, solo busca evitarles a estos
pacientes ese sufrimiento y darles una muerte lo menos dolorosa posible. Por así decirlo
darle al paciente una muerte digna.

3.Son pocos los países en los que la eutanasia es permitida. No obstante, aquellos países
en los que no lo está si permiten la llamada eutanasia pasiva. Entonces, ¿por qué se le
teme tanto a la eutanasia si ya es aplicada indirectamente en la sociedad? Realmente a lo
que se le teme es a permitirle a un ser humano matar a otro que tenga esta voluntad y se
asocia erróneamente como un homicidio o asesinato.
Países que han legalizado la eutanasia: Holanda, Bélgica, Luxemburgo, Estados Unidos
(Estado de Oregón). información de espacio360.pe

4. Toda persona es autónoma y tiene derecho a decidir sobre su vida; la vida en


determinadas condiciones puede llegar a ser indigna; condición que quebrantaría el
derecho de la dignidad humana. No hay razón para aceptar una forma de existencia
limitada, en la que son sacrificados familiares y amigos y hasta la propia persona.

5. “Una vida que no se puede vivir no es un privilegio, es un castigo”

6. Hay que contar con la opción y decisión del enfermo, ya que, en definitiva, es su vida la
que está en juego. Así habrá que compartir con el paciente la información sobre su
situación y respetar su negativa a algunas intervenciones y tratamientos que si es posible
que impliquen una prolongación de la vida conllevan también importantes deficiencias
psicológicas.

7. Según el artículo 2 del Convenio Europeo de Derechos Humanos uno tiene derecho a
la vida. Sin embargo, en el artículo 3 del mismo se habla sobre que nadie podrá ser
sometido a tortura ni a penas o tratos inhumanos o degradantes. Considerando una
enfermedad como una tortura o un calvario para el que la padezca y sepa que no tiene
esperanza de una recuperación teniendo también un daño psicológico, ¿debemos
oponernos a que se le aplique una eutanasia y consiga una muerte por así decirla feliz?
8. La eutanasia es entendida de una forma errónea como el asesinar a alguien solo por el
hecho que padezca de una enfermedad terminal. La eutanasia solo se le es aplicada a
aquellos que tomen esta decisión y puede ser removida hasta el último momento de la
misma.

9. La eutanasia no busca que el médico no haga esfuerzos por mantener vivo al paciente.
El médico según las leyes de la bioética tiene por obligación dar hasta el último esfuerzo
por solucionar el problema del paciente.

10. La eutanasia no busca detener las investigaciones para hallar una cura a las
enfermedades. Tampoco busca crear una imagen de verdugo en el paciente hacia el
médico. Al contrario, busca que uno decida si este esfuerzo ya es el máximo y que no
desea seguir con su padecimiento apoyándose en el medico como una especie de
salvador al permitirle tener una muerte menos dolorosa.

11. Legalizar o despenalizar la eutanasia permite practicarla dentro de un marco médico


que podría limitar los riesgos de su práctica clandestina.

12. Pacientes terminales pueden tener sentimientos de inutilidad.


Las personas moribundas al no poder hacer prácticamente nada, sienten que la
vida para ellos carece de sentido. Esta falta de utilidad se vuelve un sufrimiento
para muchos pacientes que tienen que depender de otros completamente de otros.

Argumento (EN CONTRA).

- La vida es un derecho inviolable.


- El vivir es un acto de dignidad bajo cualquier circunstancia.
- La eutanasia puede llevar a la desconfianza del paciente en cuanto al médico tratante,
ya que este podría ser tomado como especie de verdugo.
- No se puede saber si la persona que haya hecho el testamento autorizando esta práctica
se arrepintió en el último momento.
- Las esperanzas se tienen si existe la vida, en un futuro podría surgir una cura al
padecimiento.
- Puede que aumente el número de homicidios disfrazados de eutanasia con el fin de
cobrar herencias.
- Podría ser aplicada con el fin de traficar órganos.
- El esfuerzo de investigación médica podría disminuir, ya que es más sencillo dejar morir
a las personas.
- En vista de que resulta más económico dejar morir a las personas, los recursos
destinados a la cura de una enfermedad determinada podrían disminuir.
- Todo ser humano tiene el deber cívico de permanecer con vida.
- El acto es, evidentemente, irreversible.
- El hombre tiene derecho a ser tratado como una persona hasta el último momento.

REFERENCIAS
1. GRACIA DIEGO. Dilemas éticos en los confines de la vida: suicidio asistido y eutanasia
activa y pasiva. Editorial Códice Ltda.: Santa Fe de Bogotá, Colombia. 1998.
2. EMANUEL, EZEKIEL J. The history of euthanasia debates in the United States and
Britain. Ann Intern Med 1994; 121: 793-802.
3. TUGENDHAT, ERNST. El problema de la eutanasia desde la perspectiva filosófica. En:
Tugendhat E. Problemas. Editorial Gedisa: Bar