You are on page 1of 16

Disponible: http://www.ub.edu/geocrit/sn/sn-218-08.

htm

Scripta Nova
REVISTA ELECTRÓNICA DE GEOGRAFÍA Y CIENCIAS SOCIALES
Universidad de Barcelona.
ISSN: 1138-9788.
Depósito Legal: B. 21.741-98
Vol. X, núm. 218 (08), 1 de agosto de 2006

LA GEOHISTORIA, UN ENFOQUE PARA EL ESTUDIO DEL ESPACIO


VENEZOLANO
DESDE UNA PERSPECTIVA INTERDISCIPLINARIA

Elizabeth Aponte
Universidad Pedagógica Experimental Libertador
Instituto Pedagógico de Miranda José Manuel Siso Martínez
Caracas -Venezuela

La geohistoria, un enfoque para el estudio del espacio venezolano desde una


perspectiva interdisciplinaria (Resumen)

Las características económicas, sociales y espaciales de América Latina, han


estado condicionadas por su carácter dependiente, lo que ha limitado el desarrollo
del área a los intereses de los países dominantes. En Venezuela, desde lo
espacial, el desarrollo desigual se expresa a través de los desequilibrios
espaciales, la estructura espacial dominante desde 1950 es la Centralizada
(Ceballos, B.), consecuencia de la transferencia del ingreso petrolero. El Enfoque
Geohistórico (Tovar, R. 1986), es una propuesta teórico-metodológica para el
análisis del espacio geográfico desde una perspectiva
interdisciplinaria, entendiendo al espacio como producto social, síntesis de la
acción de los grupos humanos consecuencia de una realidad histórica. La
Geohistoria es definida por Santaella, R. (1990) como la “relación entre la
geografía y la historia; una modalidad de interdisciplinariedad obligante en el
estudio del espacio y su dinámica. Lo geográfico forma parte del proceso
histórico y necesita de la historia para ser explicado socialmente”. Lo temporal y
lo espacial se apoyan en la categoría proceso, el espacio (nacional, urbano, rural,
fronterizo, industrial, comercial…) presenta una dinámica, complejidad,
heterogeneidad y especificidad que lo define, de acuerdo a las condiciones
históricas determinadas. Para el análisis del espacio se parte del presente, como
síntesis del proceso. La propuesta educativa que adelanta el Ministerio de
Educación y Deportes propone que desde la escuela se investigue la realidad
espacial bajo el Enfoque Geohistórico, para descubrir, comprender y analizar la
complejidad de espacio venezolano en la escala local, regional y nacional, en
correspondencia con el Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación
2001-2007 en el cual se plantea un nuevo reordenamiento territorial que tenga
correspondencia con el desarrollo social y económico, que permita superar los
desequilibrios espaciales.

Palabras clave: dependencia, desequilibrios espaciales, Geohistoria, espacio,


tiempo, realidad espacial, reordenamiento territorial, transformación.

Geohistory, an approach to the venezuelan space study through an


interdisciplinary standpoint (Abstract)

In Venezuela, the unlike development is expressed through the lack of spatial


balance, a centralized spatial structure is prevailing since 1950 (Ceballos, B.)
reflecting the country’s shift to one associated with oil income. The Geohistorical
approach (Tovar, R. 1986) is a theorical and methodological conception to deal
with the analysis of the geographic standpoint. That is, space as a social product
as the result of the human behavior from his own historical reality. Geohistory is
defined by Santaella, R. (1990) as “the relation between geography and history,
an interdisciplinary condition to study the space and its process. Geography is
part of the historical process and it needs the history to be explained
temporariness and space are based on the same category process. Space (national,
regional, local, commercial, industry, rural…) has his own process, complexity,
and particularity according to definite historical conditions. If we analyze the
space we have to start on the present as a summary of the process.

Key words: dependency, lack of spatial balance, Geohistory, space, time,


process.

Hablar sobre espacio es insuficiente, si no se busca definirlo


a la luz de la historia concreta
Milton Santos
La geografía tiene un papel de vanguardia ante los acontecimientos y las
condiciones históricas del III Milenio enmarcadas en el incremento y
dependencia tecnológica, la globalización, la competitividad; la geografía es una
ciencia de síntesis, de relaciones y debe dar respuesta a la complejidad del
presente. En el marco de este Coloquio asumimos el planteamiento de Santos, M.
“…La geografía crítica…no puede permitirse ser solo crítica. Para ser útil…, la
crítica tiene que ser analítica y no solo discursiva. (1996, p.13).

El carácter de la geografía como ciencia social, “explica la organización


diferenciada del espacio estructurado por los grupos humanos dentro de
condiciones históricas determinadas” (Tovar. R. 1996), por lo que cada espacio
presenta una dinámica, complejidad, heterogeneidad y especificidad que lo
define, en tal sentido debemos comprender el papel de la historia en el estudio
geográfico. En Venezuela el liderazgo científico de la Geohistoria, lo ejerce
el profesor e investigador de dilatada trayectoria Ramón Tovar (Universidad
Pedagógica Experimental Libertador UPEL), en la búsqueda de la producción de
teoría propia de nuestra realidad. En el VIII Encuentro de Geógrafos de América
Latina (1999) la investigadora mexicana Blanca Ramírez planteaba que “…desde
la realidad latinoamericana las teorías que explican nuestro procesos han sido, en
general, importadas desde Europa o Estados Unidos, dando un matiz empiricista
a la ejemplificación de los procesos sobre la base de nuestras realidades…” (p.4).
Afirmación que compartimos, en Venezuela el Profesor Tovar desde los años 60
exclamaba, “basta de ciencia prestada”, por lo que desde el Enfoque
Geohistórico se aporta “…un planteamiento sólido, epistemológicamente rico…
metodológicamente en expansión”…(Rojas, A. 1995 p.1)

Para Tovar, R. (1986) la Geohistoria se entiende como la “ciencia que intelecta


el espacio concebido y creado por los hombres, organizados en sociedad, ceñidos
a condiciones históricas dadas o determinadas…no hay otra geografía que no sea
la llamada humana, mejor identificarla como Geohistoria”.

El Enfoque Geohistórico constituye una propuesta teórico-metodológica desde


una visión interdisciplinaria y transdisciplinaria para el análisis y explicación de
la realidad geográfica venezolana, en atención a las condiciones históricas. Bajo
este Enfoque, iniciaron estudios del espacio venezolano, además del profesor
Ramón Tovar los siguientes investigadores de la Universidad Pedagógica
Experimental Libertador (UPEL): Maruja Taborda, Beatriz Ceballos, Ramón
Santaella, Armando Rojas, Omar Hurtado Rayúgsen, Rosa Figueroa, Cosme
Arzolay, Omar Morales, entre otros (investigadores, miembros del Centro de
Investigaciones Geodidácticas de Venezuela CIGD), así como las investigaciones
realizadas en los trabajos de grado de Maestría de los Institutos Pedagógicos de
Maracay, Caracas, Maturín, Rubio, Barquisimeto (UPEL) y las realizadas en la
Maestría en Geografía, mención docencia de la Universidad del Zulia y la
Universidad de Los Andes, Núcleo Táchira. Estas investigaciones han generado
un cuerpo de enunciados, nociones, conceptos y categorías para la construcción
de una propuesta teórica de la espacialidad venezolana, “…descubrir y analizar
la estructura geoeconómica de nuestros espacios constituye a nuestro juicio, el
objeto de estudio de la geohistoria…estudiar el espacio y analizarlo dentro de
nuestra realidad histórica concreta” (Santaella, R.1989 p.23).

La Geohistoria al tener por objeto de estudio los fenómenos sociales en su


dimensión temporo-espacial, evidencia el manejo de la unidad dialéctica tiempo-
espacio, la Historia (el tiempo, lo diacrónico), permite seguir la pista a las
relaciones, contribuye a descubrir cómo se produce el fenómeno; la geografía (el
espacio, lo sincrónico) demuestra cómo la sociedad actúa sobre su medio; por lo
tanto constituye el análisis y la síntesis de la organización y estructura del
espacio. La dirección metodológica propuesta es del presente al pasado, el
presente por ser síntesis del proceso histórico, Tovar. R. (1995) señala, “la
Geohistoria es en términos del conocimiento, una representación de la realidad a
la cual tratamos de dar respuesta…donde se integran, por una parte el espacio y
por la otra el tiempo: las dos grandes variables del conocimiento científico
social” (p.63). El estudio del espacio desde el Enfoque Geohistórico conduce a su
análisis objetivo, estableciendo correlaciones en las diferentes escalas: local,
regional, nacional, internacional y/o mundial.

La conformación del espacio venezolano ha sido el resultado de una dinámica


histórica la cual ha estado determinada por el capitalismo mundial; la estructura
del espacio geográfico es producto de una dinámica social, su forma y
contenido cambia con la Historia, “…el espacio geográfico, dada su
complejidad, no puede captarse de manera homogénea, ni estática,…hay que
definir con suficiente precisión los parámetros cronológicos y espaciales que nos
interesan” (Hurtado, O. 1994 p.62). Teniendo como fundamento teórico
metodológico la Geohistoria, se propone estudiar el espacio
venezolano, analizarlo y explicarlo desde nuestra realidad histórica. La
complejidad del espacio requiere de un abordaje inter y trransdisciplinar ya que
“…la realidad es compleja e integrada, multivariable y altamente heterogénea”
(Rojas, A. 1999, p. 57), al respecto Santos, M., señala “…nunca es
excesivo insistir en el riesgo que representa una ciencia social monodisciplinar,
sin interés por las relaciones globales entre los diferentes vectores que
constituyen la sociedad como un todo” (1996 p. 22)

Ceballos, B. en su trabajo La Formación del Espacio Venezolano (1982),


identifica las estructuras espaciales dominantes en el país, al respecto señala “la
conformación de la estructura espacial de Venezuela reproduce los intereses del
sistema capitalista dentro de la cual se han localizado tres manifestaciones
históricas esenciales: mercantilista, de libre comercio y monopolista” (p.51),
Santaella. R. (1989) define la estructura espacial como el producto “…de la
interrelación dialéctica de las formas económicas, políticas, ideológicas internas
y externas…en una época o período determinado”. (p.33),Las estructuras
espaciales planteadas por Ceballos, B. son: El Espacio de la Venezuela Agraria,
Estructura Espacial Seccionada o Regionalizada (históricamente abarca la
fase colonial, independentista y republicana, es decir desde la Colonia S. XVI
hasta finales del Siglo XIX), El Espacio de la Venezuela del Petróleo (desde
principios hasta mediados del S. XX ), y El Espacio de la Venezuela Petrolera–
Estructura Espacial Centralizada (desde mediados del S.XX hasta el presente).
Este estudio geográfico del espacio venezolano se apoya en las relaciones
históricas, económicas y sociales. Para Tovar, R. el hecho geográfico se concibe
desde una doble participación sincrónica y diacrónica; por eso es proceso y
localización diferenciada en el espacio.

Para el período de la Venezuela Agraria (desde la Colonia Siglo XVI hasta


finales del Siglo XIX), la estructura espacial dominante era la Regionalizada o
Seccionada, el dominio de la producción agrícola se sustentaba en el café y
cacao, son los principales elementos estructuradores de la ocupación territorial,
en estrecha relación con la demanda del mercado europeo, estableciéndose una
articulación entre productores y las casas comerciales. Para la autora antes
mencionada, esta estructura está definida por la conformación de las áreas de
producción y su relativa cercanía a los puertos de exportación, las áreas
presentaban relativa interdependencia “…o autonomía entre ellas, organizadas
desde sus respectivos puertos para satisfacer la demanda de un mercado
exterior”. (Ceballos, B. 2003). El espacio venezolano, caracterizado por lo rural
con relaciones de producción precapitalistas, respondía a las exigencias del
mercado mundial.

El espacio de la Venezuela del Petróleo (principios del Siglo XIX hasta mediados
del Siglo XX), es el paso de la Estructura Espacial Regionalizada a la Estructura
Espacial Centralizada, se plantea como el proceso de desestructuración, el paso
de una estructura a otra, como consecuencia de la aparición del petróleo, se pasa
de una economía agroexportadora, a una mineroexportadora, el petróleo es el
producto que interesa al mercado internacional, se inicia entonces, la incursión de
las trasnacionales petroleras. El cambio se genera a un ritmo tan violento que “
…evidencia un proceso de distorsión más que de transición, se cambia
radicalmente la economía agraria por la petrolera” (Aponte, E. 1996). El petróleo
es el nuevo elemento que dinamiza la economía del país, aumenta la inversión
extranjera, principalmente la estadounidense, la dinámica espacial responde a los
intereses del capitalismo mundial, generado después de la Segunda Guerra
Mundial.

En el espacio de la Venezuela Petrolera (mediados del Siglo XX hasta nuestros


días) la Estructura espacial dominante es la Centralizada, el país consolidó su
integración al capitalismo mundial en su fase Imperialista. La inversión
extranjera se acentúa y se localiza en las áreas que presentan mejores ventajas,
su cercanía a los puertos de importación. El espacio “El Centro Norte” del país,
conformado por las entidades federales Dtto Federal (hoy Dtto Capital), Aragua,
Carabobo y Miranda se convierte en el espacio dominante de inversión,
quedando el resto del país prácticamente en situación de estancamiento. La
región centro norte del país no es de producción petrolera, pero constituye el
espacio administrativo de la estructura geográfica (Centralizada), los beneficios
del ingreso petrolero son trasladados a Caracas (capital de la República) y al no
ser ya actividad agrícola el sustento para la población, ésta emigra de los
espacios rurales a los urbanos, generando un crecimiento anárquico y
descontrolado de la ciudad. Al respecto señala Ceballos, B., citada por Aponte, E.
(1996) “…el éxodo rural es masivo como respuesta a las condiciones precarias
del campo frente a la concentración de beneficios petroleros de dichas áreas
pobladas…” (p.36). Desde el punto de vista geográfico, el desarrollo desigual se
expresa a través de los desequilibrios espaciales, el espacio venezolano se ha
organizado respondiendo a los intereses de las inversiones extranjeras bajo las
exigencias del capitalismo mundial.

Aponte. E (1996) sostiene que las características económicas y sociales de


América Latina y, por supuesto las de Venezuela, han estado condicionadas por
su carácter dependiente. El desarrollo económico del área se limita a los intereses
económicos de las grandes transnacionales y de los grupos económicos locales,
lo que ha traído como consecuencia los grandes desequilibrios espaciales
(expresados en desequilibrios económicos y sociales). En Venezuela la aparición
del petróleo y su explotación bajo las filiales petroleras principalmente
norteamericanas, transformaron la forma de vida del venezolano, situación que
Quintero, R.(1985) denominó La cultura del petróleo, al respecto el mismo autor
señala “La cultura del petróleo es una cultura de conquista, que establece normas
y crea una nueva filosofía de la vida, para adecuar una sociedad a las necesidades
de mantenerse en las condiciones de fuente productora de materia prima”. (p.22).
Este control desde el exterior se transformó en una economía para satisfacer el
mercado internacional, se orientó hacia un desarrollo “hacia fuera”. Venezuela,
como el resto de los países latinoamericanos ha reflejado en su economía un
balance comercial deficitiario, una distribución desigual de la riqueza,
subutilización de los recursos humanos (subempleo-desempleo), lo que ha traído
como consecuencia un empobrecimiento de la mayoría de los países de la región.

Para Santaella, R. (1989) la Geohistoria nos permite descubrir “…las relaciones


entre la estructura socioeconómica dominante y la estructura del espacio” (p.383)
según el período histórico a investigar, lo que implica “…descubrir la estructura
espacial correspondiente y precisar sus relaciones con las formas económicas,
políticas e ideológicas internas y externas (ver Anexo 2).

Cartografía geohistórica

La Cartografía geohistórica tiene por objeto la reconstrucción de la estructura y


dinámica espacial de un lugar y período determinado, en la cual se representan
las acciones sociales derivadas de la realidad; permite reconstruir los procesos
espaciales desde lo sincrónico (espacio) y lo diacrónico (tiempo). La producción
cartográfica es el resultado de un proceso reflexivo de orden espacial, contiene
una aproximación de la realidad geohistórica estudiada. Puede considerarse un
instrumento metodológico para el docente investigador y un instrumento
didáctico para la enseñanza y aprendizaje de la Geografía, puede ser utilizada
como ”…método, para la reconstrucción geohistórica y como instrumento para la
explicación de la misma” (Santaella, R. 1989 p.383), tal como se evidencia en la
producción cartográfica de la Formación del Espacio Venezolano (Ceballos, B).
(ver Anexo Nro 1). Las investigaciones realizadas en las diferentes localidades
del espacio geográfico venezolano, estableciendo la interrelación local-regional-
nacional-internacional, han generado una producción cartográfica
significativa, los mapas “…llevan en si mismos un discurso del espacio…, en el
mensaje expresa las contradicciones de las estructuras…un sistema de referencia
temporal, abstracto y de períodos históricos y con modelos teóricos
interpretativos de la dinámica espacial…para la reconstrucción de la
realidad…”(Ceballos, B. 2003, p.40). La misma autora sostiene que en la
producción cartográfica entran en relación los elementos y sus relaciones,
propone unos criterios para su elaboración: a) El espacio como categoría
constitutiva de la sociedad y las estructuras espaciales; b) La noción o concepto;
c) la metodología (relación sociedad-espacio, totalidad-proceso-conexión-
coherencia).

La introducción de la tecnología como la fotointerpretación, imágenes satelitales,


sistemas de información geográfica (SIG), sistema de posicionamiento satelital
(GPS), ofrecen información con mayor precisión, por lo que el nivel de detalles y
las variables a considerar, dependerán de la complejidad del espacio geográfico
seleccionado, cuya organización es el resultado de la acción de la sociedad en el
transcurrir del tiempo y bajo condiciones históricas determinadas.

Una investigación geohistórica. "La complejidad de los espacios urbanos: El


Mercado de Calle, una propuesta para su análisis"

Una de las experiencias de la autora de este trabajo, fue la investigación


realizada, bajo el Enfoque Geohistórico, en un espacio de la ciudad de Caracas,
espacio urbano de gran complejidad que responde a la dinámica histórica del
espacio venezolano. Caracas es el factor dinámico de la estructura espacial
nacional, (Espacio de la Venezuela Petrolera) constituye la sede administrativa
de los poderes públicos y desde donde se dirige el control económico del país.
Catia, espacio en estudio, ubicado al Oeste de la ciudad de Caracas, se
caracteriza por ser el de mayor extensión y densidad de población, en su mayoría
de bajos recursos económicos. La investigación se orientó a este sector del
complejo espacio caraqueño, el cual responde a un proceso histórico como parte
de un todo mayor Caracas-Centro-Norte-Venezuela, donde se evidencian las
características propias del los espacios urbanos subdesarrollados y dependiente.
El espacio urbano es reflejo de las contradicciones existentes en la sociedad las
cuales se expresan en su organización y en los desequilibrios económicos y
sociales de acuerdo a las condiciones históricas.

Los beneficios del ingreso petrolero son trasladados a Caracas, las actividades
terciarias aumentan, lo que trae como consecuencia que emigre gran cantidad de
población de diversas regiones del país, originando un crecimiento anárquico y
descontrolado. La actividad comercial en Caracas es muy significativa, va desde
los grandes centros comerciales (mall) hasta la venta ambulante (economía
informal) en las avenidas, calles y aceras de la ciudad, esta venta ambulante se
seleccionó como propuesta de análisis espacial y la denominamos Mercados de
Calle. La propuesta que asumimos es una forma espacial del comercio urbano, se
plantea como una expresión espacial de la pobreza y del subdesarrollo en
Venezuela, como reflejo de la estructura espacial Centralizada la calle se vuelve
un espacio de acción económica para el subempleo y los oficios de subsistencia,
generalmente de los que migran de los espacios rurales a los urbanos y los que
habitan en las zonas más deprimidas de la ciudad. Las principales calles y
avenidas de la ciudad de Caracas y de los principales centros urbanos del país se
han visto congestionadas por esta actividad comercial.

El Mercado de Calle en la dinámica urbana, “…funciona como centro de


distribución de productos que genera redes y circuitos de acumulación, se
establecen las conexiones…es una forma económica que se expresa en el espacio
de los países subdesarrollados”. (Aponte, E 1996.). Esta propuesta ha sido
considerada de importancia y un aporte para el estudio geográfico, por la
dinámica que esa actividad económica genera y su contribución en la
explicación de los procesos sociales, económicos y espaciales de los espacios
urbanos de Venezuela. (Ver anexo Nro. 3) Por lo tanto consideramos que desde
la Geohistoria se asume una práctica investigativa y de docencia comprometida,
en la búsqueda de nociones, conceptos y categorías que permitan abordar la
realidad geográfica del presente.

Educación y geohistoria

Ante el contexto del mundo actual en el imperio de la tecnología y la


globalización económica como se planteó al inicio de este trabajo, la educación
geográfica debe asumir retos acordes con la dinámica del presente. En este
sentido, la educación geográfica debe responder a la complejidad, participar en
el análisis y explicación de la realidad local-nacional-internacional en el contexto
de lo global. Entonces ¿Cuál debe ser el papel de la geografía y en nuestro caso
de la Geohistoria desde la educación?, para Arzolay C. (1999) “…la enseñanza
de la geografía debe partir del tratamiento de problemas sociales actuales y
relevantes…, una geografía que ayude a resolver problemas…del contexto
territorial...”(p.29). En esta perspectiva se propone dar herramientas a docentes y
alumnos(as) para abordar el espacio geográfico bajo la concepción teórico-
metodológica del Enfoque Geohistórico, estableciendo la interrelación Escuela-
Sociedad-Espacio.

Las investigaciones realizadas (más de 150) en las Maestrías en Enseñanza de la


Geografía (UPEL-LUZ- ULA) y en el Centro de Investigaciones Geodidácticas
de Venezuela (CIGD) bajo el enfoque Geohistórico, han dado aportes
significativos para el estudio de los espacios locales, dando sentido a la
investigación y la enseñanza desde la localidad, bajo una perspectiva
interdisciplinaria. Se propone un manejo de la escala, que supera la rigidez desde
una concepción matemática, para asumirla en un nivel de análisis y resolución de
problemas frente a las condicionantes históricas. Las tendencias en lo económico,
social, político y espacial tanto a nivel nacional como mundial indican nuevos
tiempos, nuevas estructuras, nuevos paradigmas, la exigencia actual de la
educación geográfica implica, por supuesto, una exigencia del docente-
investigador para abordar la realidad que es compleja, heterogénea y
multivariable.

La propuesta educativa que adelanta el Ministerio de Educación y Deportes,


propone que desde la escuela se investigue la realidad espacial bajo el Enfoque
geohistórico, para descubrir, comprender y analizar la complejidad del espacio
venezolano desde lo local-regional-nacional. “Descubrir la especificidad desde el
lugar y la generalidad desde lo nacional y mundial es la vía para comprender la
acción de la globalización y las posibles vías de acción a través del estudio de las
localidades con visión interdisciplinaria, en nuestro caso con el enfoque
geohistórico, como una opción válida en la construcción de nuestra identidad
como pueblo y nación, y como proyecto histórico pedagógico al insertarse en la
política educativa” (Ceballos, B. 2005. p.3)

La geohistoria y la nueva organización territorial propuesta por el Estado


Venezolano

Para el logro de un cambio estructural en el país, el Estado venezolano, plantea


las Líneas Generales del Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación
2001-2007 que podemos resumirlas en dos grandes ámbitos : 1) Avanzar en la
conformación de una nueva estructura política, económica y social; 2) Instalar
una nueva estructura territorial. Se propone un gran propósito, ocupar y
consolidar el territorio, se busca el equilibrio territorial modificando el patrón de
poblamiento determinado por las condicionantes externas, por lo que es
imprescindible diversificar y consolidar las actividades económicas en los
espacios de gran potencial económico para fortalecer el modelo de desarrollo
endógeno. Se tiene previsto potenciar “…tres fachadas de
integración (Amazónica, Andina y Caribeña), los tres ejes de desconcentración
(Occidental, Orinoco-Apure y Oriental), en los cuales se establecen aspectos
relacionados con el equilibrio territorial, el desarrollo rural, zonas económicas de
desarrollo sustentable, como vías para superar las condicionantes históricas de
los desequilibrios espaciales, el subdesarrollo y la dependencia. Asumiendo el
Enfoque Geohistórico se parte del presente por ser la síntesis del proceso, desde
el cual podemos descubrir, comprender y analizar la complejidad del espacio
venezolano, estableciendo correlación con el Plan de Desarrollo económico y
Social de la Nación, en la búsqueda de un nuevo reordenamiento territorial que
tenga correspondencia con el desarrollo económico y social que permita superar
los desequilibrios espaciales. La Geohistoria da cuenta de nuestra problemática
espacial y propone dar respuesta consustanciada con un desarrollo propio o
endógeno que plantea el Estado venezolano, el cual está orientado a “…satisfacer
las necesidades humanas,…basándose en cada sociedad…en sus potencialidades
y recursos…utilizando racionalmente los recursos naturales, basado en las
transformaciones estructurales, en las relaciones sociales, en las actividades
económicas y en su distribución en el espacio…” (Jaua, E. 2005, p 10).
Desde la escuela la educación geográfica debe tener un propósito útil que
contribuya con la formación de ciudadanos con identidad y sentido de
pertenencia hacia su comunidad y su país, la Geografía como ciencia de
vanguardia debe priorizar a la sociedad y su territorio, se reafirma el
planteamiento de Milton S. La geografía crítica, para ser útil, tiene que ser
analítica y no solo discursiva. (1996, p.13).

El profesor Ramón Tovar, sostiene que : La Geohistoria es una ciencia que


diagnostica pero que supone compromiso: ella es fiel a la condición de pueblo
como la solidaridad del grupo humano con su territorio, así como la nación: una
comunidad estable, históricamente formada de lengua, territorio, vida
económica, manifestada en la comunidad, en su cultura.

La complejidad del presente, en el contexto de un mundo globalizado enmarcado


en el imperio de la tecnología, exige la pertinencia de una ciencia geográfica
crítica que permita diagnosticar, explicar, reflexionar para la búsqueda de una
transformación que contribuya a reestablecer el equilibrio sociedad-naturaleza.

Figura 1
Formación del espacio venezolano

Fuente: Ceballos, B. 1999 La Formación del Espacio Venezolano

Figura 2
Formación del espacio venezolano
Figura 3
Formación del espacio venezolano

Fuente: Ceballos, B. 1999 La formación del espacio venezolano

Cuadro 1
Esquema hipotético en la dinámica del espacio
Fuente: Santaella, R. (1989 p. 384). La dinámica de espacio en la cuenca del lago de Maracaibo

Figura 4
La espacialidad comercial de Caracas. Mercados de Calle

Fuente: Aponte E. (1996). Praxis de una investigación geodidáctica

Figura 5
La Espacialidad Comercial de Caracas Mercados de Calle
Figura 6
La espacialidad comercial de Caracas. Mercados de Calle

Fuente: Aponte E. (1996). Praxis de una investigación geodidáctica

Bibliografía
ANGULO, W. La descentralización y fortalecimiento del Estado-Nación. Una contribución desde la
Geohistoria. Caracas: Instituto Pedagógico de Caracas, UPEL, 2003.

APONTE, E. Praxis de una Investigación Geodidáctica. La Especialidad Comercial de la Ciudad de


Caracas. Caso Nueva Caracas-Catia. Caracas: Trabajo de Grado. Maestría en Educación Mención Enseñanza
de la Geografía, UPEL, 1996.
APONTE, E. La praxis docente en el Liceo Bolivariano. Instituto Pedagógico de Barquisimeto, UPEL. III
Jornada Nacional estudiantil de Investigación Geohistórica, 2005.

ARZOLAY, C. La geografía y su enseñanza en la Coyuntura Actual. Geohistoria 2 y 3. Revista de Ciencias


Sociales, Instituto Pedagógico de Maturín Universidad Pedagógica Experimental Libertador, Maturín.
Venezuela, 1999.

CEBALLOS, B. Retos de la Educación Geográfica en la Formación del Ciudadano Venezolano. Reflexiones


Geográficas. Río Cuarto Argentina: Agrupación de Docentes Interuniversitarios de Geografía, 1998.

CEBALLOS, B. La Formación del Espacio Venezolano. Una propuesta para la investigación y enseñanza de
la Geografía Nacional. 2da edición, Caracas: 1999.

CEBALLOS, B. El Diagnóstico Geohistórico y la Intervención en las Comunidades. Caso Lobatera, Táchira.


Caracas: UPEL, 2003.

CEBALLOS, B. La geografía y el currículo escolar. Experiencia Venezolana. Caracas: Mimeografiado


Centro de Investigaciones Geodidácticas de Venezuela, 2005.

CHÁVEZ, H. El nuevo mapa estratégico. Taller de alto nivel. Caracas: Ministerio de Comunicación e
Información, 2004.

HURTADO, O. Geohistoria de Villa de Cura y su Area de Influencia. Caracas: Asociación de Educadores de


América Latina y del Caribe (AELAC), 1994.

JAUA, E. Nuevo Modelo socio-productivo y desarrollo endógeno. Caracas: Ministerio de Economía Popular,
República Bolivariana de Venezuela, 2005.

QUINTERO, R. La Cultura del Petróleo. Caracas: UCV, 1985.

RAMÍREZ, B. Una Geografía Crítica para América Latina al Final del Siglo: ¿Para qué y para quienes? VII
Encuentro de Geógrafos de América Latina, Puerto Rico, 1999 (Ponencia).

ROJAS, A. La geografía y las tendencias espaciales e históricas que han definido a la región. Jornadas de
Investigación y Docencia. Maracay: UPEL, 1995.

ROJAS, A. El espacio geográfico venezolano en el contexto de la globalización. Comisión presidencial, V


Centenario Venezuela. Jornadas Geográficas el Hombre Venezolano y el Siglo XXI. Caracas, 1999.

SANTOS, M. Metamorfosis del espacio habitado. Barcelona: Oikus-Tau, 1996.

SANTAELLA, R La Dinámica del espacio en la Cuenca del Lago de Maracaibo Caracas: UCV, 1989.

TABORDA, M. El protagonismo del docente de Ciencias Sociales en el contexto social contemporáneo.


Caracas: Centro de Investigaciones Geodidácticas de Venezuela, 2002.

TOVAR, R. El Enfoque Neohistórico. Caracas: Academia Nacional de la Historia, 1986.

© Copyright Elizabeth Aponte, 2006


© Copyright Scripta Nova, 2006

Ficha bibliográfica:

APONTE, Elizabeth. La Geohistoria, un enfoque para el estudio del espacio venezolano desde una
perspectiva interdisciplinaria . Scripta Nova. Revista electrónica de geografía y ciencias sociales. Barcelona:
Universidad de Barcelona, 1 de agosto de 2006, vol. X, núm. 218 (08). <http://www.ub.es/geocrit/sn/sn-218-
08.htm> [ISSN: 1138-9788]