You are on page 1of 1

mundo 5

Erigida como una organización por los reclamos de los derechos de la mujer y, especial-
mente, por el cese de los feminicidios, Ni una menos emite cada año, desde 2016, un co-
municado que centra las ideas y acciones a realizar. «Porque todos los días vemos cómo la
junio 2019 violencia económica hace implosión en las casas y en los barrios, sobre nuestros cuerpos»,
miércoles 12 argumentan en esta ocasión.

El mal sueño de los poderosos o


conversando con Gramsci
raúl antonio capote Engels escribieron El Manifiesto Co-
munista, publicado por primera vez en
Un edificio imponente se alza en Roma, Londres el 21 de febrero de 1848, se re-
en la vía de la Botteghe Oscure, con el ferían exactamente a todo lo contrario,
número 4. Durante muchos años fue la que el comunismo no era un fantasma,
sede del Partido Comunista Italiano y sino una realidad organizada y que sim-
hoy acoge al Consorzio Bancomat. plemente ironizaban con lo del fantas-
Rodeada por la bulliciosa ciudad, los ma y lanzaban al mundo un programa
transeúntes apenas reparan en la cons- de lucha, un reto.
trucción de color terracota, que antes al- No obstante, el indócil e irreductible
bergó las esperanzas de un mundo me- espectro, sin importar cuánto hagan los
jor y que hoy es meca del sistema que sus «dueños de este mundo», es decir los
antiguos dueños soñaron cambiar. ricos y poderosos, para exorcizarlo, les
Después de visitar el Teatro Marce- sigue robando el sueño, les impide dis-
llo, el antiguo Barrio Judío de Roma y frutar con absoluta tranquilidad de sus
el Museo Nazionale Romano Crypta inmensas riquezas.
Balbi, llegamos al edificio terracota des- El día concluye en Viterbo, en un lu-
lumbrados por las bellezas de la ciudad gar llamado el Cosmonauta, hermoso
milenaria. sitio ubicado en medio de un pueblo
Todo parecía indicar que tendría- medieval y un frío de esos que llega a los
mos que conformarnos con verlo desde huesos y nos pone a bailar sin sentido.
afuera, tocar con nostalgia su fachada y En el local hay un rincón dedicado a
hacer algunas fotos exteriores, pero el Cuba, fotos del Che emboscadas en va-
guardia de seguridad nos preguntó si Antigua sede del Partido Comunista Italiano, en vía de la Botteghe Oscure, número 4,Roma, actual sede del rios pasillos y una chimenea, de esas de
queríamos entrar. Consorzio Bancomat. Foto: Internet película, con sus maderos encendidos y
Las modernas puertas eléctricas se la tibieza de un abrazo salvador.
abrieron y penetramos al recibidor, des- Recordé en aquel instante a los jóve- Salimos de nuevo a la avenida satura- Se reúnen los veteranos solidarios con
de una esquina nos contemplaba un nes italianos a quienes seguí en Mar- da del ruido de los autos, el apuro per- la Isla y los jóvenes de Patria Socialista,
Gramsci ceñudo y desde la otra, la hoz zabotto a las montañas, para rendir petuo de los transeúntes y la historia. En convocados por la Asociación Nacional
y el martillo coronados por un estan- homenaje a las víctimas del fascismo; a Roma –como en cualquier lugar– nos de Amistad Italia-Cuba para presenciar
darte de la Comuna de París. El silencio los jóvenes que me habían acompaña- contemplan siglos de vida humana. Ca- la presentación de un libro; se habla so-
era impresionante y el guardia, ama- do a varias actividades desde mi arribo mina poca gente a esta hora de la maña- bre la resistencia heroica del pueblo ve-
blemente, nos dejó hacer fotos y rendir a Italia, con los que había compartido na, aquí el que no trabaja no come, y no nezolano, de su Revolución, de Chávez
un silencioso homenaje al gran sardo ideas, inquietudes, dudas y sobre todo, sobra el trabajo, así que no se pierde el y Maduro; se pregunta mucho sobre la
comunista, solitario en su esquina, con- sueños. Entonces le dije bien bajo a tiempo y menos la jornada laboral. Isla rebelde, irreductible y concluimos
vertido en curiosidad para turistas y en Gramsci: «Maestro, su sacrificio y el de «Un fantasma recorre Europa», todos bañados de fe, rebautizados en la
trofeo de vanidosos «triunfadores». tantos y tantos no fue en vano, esas mu- recordé la frase tantas veces leída convicción de la victoria.
Parado frente a Gramsci pensé en las chachas y muchachos, tan parecidos a cuando era un estudiante universita- En la despedida me regalan un afiche
ironías de la vida y en nuestro compro- los nuestros, a los de la isla entrañable, rio y me respondí: «el fantasma del de Gramsci, obra de un artista que lo ha
miso martiano de echar nuestra suerte llenos de pasión, de amor por Cuba y comunismo», tal como lo repetía- distribuido por toda la región. Regresa-
con los pobres de la tierra, y sentí cierto por Fidel, seguidores de la historia de su mos una y otra vez en las clases, en los mos a Roma cantando la versión cuba-
desconsuelo ante el pequeño gran hom- patria, son sus herederos». Y entonces repasos, en las lecturas. Siempre creí na de bella ciao: «soy comunista toda la
bre que nos miraba desde la pared. parecía que la piedra fría sonreía. que cuando Carlos Marx y Federico vida y comunista he de morir...».

Ni una menos: la voz de las mujeres perjudicadas somos las trabajadoras,


desocupadas y excluidas: las más pobres
de Argentina toma las calles entre los pobres».
En su lógica, existe una realidad aplas-
bertha mojena milián feminicidios, Ni una menos emite cada recopilaran y se publicasen las estadísti- tante: si aumenta la crisis económica en
año, desde 2016, un comunicado que cas oficiales sobre violencia hacia las mu- el país y llega hasta los hogares, un puño
Las calles de Argentina han vuelto a re- centra las ideas y acciones a realizar. jeres y garantías de la protección de las cerrado se cierne sobre las mujeres y las
tumbar por estos días. Luego de varias «Porque todos los días vemos cómo la víctimas, y se insistiera en la implementa- golpea aún más fuerte, sobre todo en un
jornadas de paros sindicales y protes- violencia económica hace implosión en ción de una educación sexual y de género país en que la brecha de ingresos influye
tas por recortes económicos, las pro- las casas y en los barrios, sobre nuestros que rechace todo tipo de violencia en las en las diferencias en el salario promedio
tagonistas han sido, nuevamente, las cuerpos», argumentan en esta ocasión. relaciones de parejas. Se logró entonces entre un sexo y otro, la inaccesibilidad
mujeres. Levantar el debate nacional que la Corte Suprema de ese país consti- de las mujeres a determinados puestos
y judicial sobre los feminicidios y a su Un puño cerrado sobre tuyera un Registro de Femicidios. y cargos, y un aumento del trabajo no
vez, apoyar la presentación del Proyecto las mujeres Se describen como «un movimiento remunerado, sin derecho a exigir nada
de Ley de Emergencia en Violencia de Nacida en 2015 y tras cuatro años de potente, diverso, heterogéneo, que supo ante los órganos judiciales.
Género, en el senado de la Nación, que masivas movilizaciones, analistas coin- demostrar que cada violencia ejercida Uno de los comunicados de Ni una
debía haber ocurrido el 3 de junio, fue el ciden en que su principal logro ha es- contra nosotras nace de la violencia que menos describe: «La asfixia estalla como
objetivo de la nueva edición de la mar- tado en visibilizar la violencia judicial, ejercen los Estados y gobiernos cada violencia machista, estalla la crueldad
cha de Ni una menos. policial, económica, en términos de sa- vez que nos someten a la explotación contra las niñas obligadas a gestar, en los
«Vivas, libres y desendeudadas», es el lud mental y física, y la mediática que de nuestros cuerpos, cada vez que dejan femicidios, en los lesbicidios, los traves-
lema que encabezó la marcha, que en se ejerce contra las mujeres, centrando nuestros derechos humanos sin cumpli- ticidios, estalla como ajuste y fragiliza-
esta ocasión también se manifestó, al estos temas en los más álgidos debates miento, cada vez que repiten fórmulas ción de nuestros vínculos, estalla como
decir de algunas de sus protagonistas, de la sociedad argentina. económicas neoliberales y capitalistas enfermedad en cuerpos agotados, estalla
«contra la asfixia económica y la violen- Desde sus inicios se exigió también que producen más hambre y violencia. en la indigencia y en los desalojos, estalla
cia machista». que se instrumentase –con presupues- Somos las que nos plantamos contra to- en la violencia correctiva contra cuerpos
Erigida como una organización por to designado– una ley de Protección dos los gobiernos que quisieron y quie- trans. Nuestro diagnóstico feminista de
los reclamos de los derechos de la mu- Integral para prevenir, sancionar y erra- ren imponernos un régimen de explota- la crisis no puede despreciar estas for-
jer y, especialmente, por el cese de los dicar la violencia contra las mujeres, se ción, saqueo y hambre, en el que las más mas de la violencia».