You are on page 1of 4

PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATÓLICA DEL ECUADOR

ENSAYO:
LA DEPRESIÓN.

PABLO ANDRES LASCANO ZAPATA.

NUTRICIÓN Y DIETÉTICA.

COMUNICACIÓN ORAL Y ESCRITA.

JESSICA ORMAZA

QUITO 06-05-2019
La depresión.
Introducción.
Sin duda la depresión es una enfermedad muy grave, la cual se desarrolla a partir de la
tristeza, a simple vista es una emoción más para el resto del mundo, pero, para el individuo
que lo padece es un mar de una sola emoción, al tener depresión puede perdurar por mucho
tiempo esta emoción. Con frecuencia, este sentimiento es lo suficientemente fuerte y puede
tornarse grave, tanto como para afectar la vida cotidiana y la personalidad del individuo.
La depresión es una enfermedad que puede parecer común y algo no tan importante.
Aproximadamente el 15% de las personas tienen un episodio de depresión en diferente grado
de intensidad. Muchos de los suicidios como consecuencia de la depresión son anuales
alrededor de 5000, esto según un estudio de la Organización mundial de la Salud.
La depresión es igual de frecuente en hombres y mujeres, pero esta estadística puede deberse
a que la probabilidad de que las mujeres y hombres se realicen tratamientos psicológicos para
aliviar los síntomas.
Esta enfermedad puede aparecer a cualquier edad, incluso en niños cuyos hogares pueden ser
disfuncionales.
La depresión afecta y ataca a las personas de modos distintos y pueden causar una variedad
de síntomas físicos y psicológicos.
Síntomas.
Los síntomas pueden variar de acuerdo al hecho o suceso en cuanto a la intensidad y la
gravedad que representa para el individuo.
Puede presentarse irritado y pasar mucho tiempo llorando, en cuando a la toma de decisiones
se torna difícil, pues, puede sentirse despreciable, culpable e indefenso.
La pérdida de interés ante la vida y aquello que el individuo solía disfrutar. El individuo
buscará pasar más tiempo solo y evitará ver a la familia y amigos.
Los síntomas físicos empiezan a ser más notorios, en algunos casos se manifiestan con
pérdida del apetito y peso corporal en otros casos algunas personas pueden llegar a engordar
ya que la comida es más un refugio para ellos, también se manifiesta la falta de descanso y
dificultades para dormir.
La pérdida de esperanzas en la vida y del futuro ya no son las mismas y la infravaloración de
su vida es muy notorio cuando se intenta mantener una conversación con una persona
depresiva, pierde también el positivismo en general.
Causas.
Las causas de la depresión no se deben solamente a una causa. Generalmente, varias son las
causas se combinan para desencadenar esta enfermedad. Por ejemplo, el estrés y la
frustración llega a ser un desencadenante para empezar a tener principios de depresión.
Investigaciones han demostrado y afirman que, si existe relación entre la depresión y el
desequilibrio de sustancias químicas del cerebro, esto se denomina como una afección en los
neurotransmisores.
Los niveles de depresión podrán ser bajos si están ligados a los niveles de serotonina y
cortisol que estos neurotransmisores segregan.
Aún se mantiene las investigaciones para determinar y comprobar si esta relación es
totalmente cierta, pues, el desequilibrio químico puede deberse a diferentes razones, como la
herencia genética, efectivamente la depresión también puede transmitirse por generaciones a
través de los genes y basta con que, dentro del árbol genealógico, haya existido un
descendiente con depresión para que se manifieste en generaciones futuras.
Otras causas de la depresión es el abuso de alcohol, drogas y la ingesta de determinados tipos
de medicamentos.
Diagnostico.
No necesariamente se requiere acudir a un especialista, para que el individuo demuestre sus
síntomas y no creyéramos en un posible caso de depresión, pues, no existen pruebas clínicas
para poder detectar la depresión.
El diagnostico psicológico a través de pruebas y cuestionario de preguntas detalladas.
Tratamiento.
Según NHS choices (2017). “la depresión moderada se trata con una charla íntima y personal
con alguien de confianza”.
Quizás sea un método efectivo, todo de acuerdo a como el individuo en cuestión sienta la
intensidad de la depresión.
También NHS choices (2017). “la depresión grave combina la medicación con los
tratamientos de charlas, el individuo no responde a estos impulsos o motivaciones para
recuperarse”.
Cuando el individuo ya ha avanzado en la intensidad de la depresión es muy difícil que
reaccione con antidepresivos y tratamientos psicológicos, pues, la estimulación cerebral va a
incentivar con la decisión del suicidio.
NHS choices (2017) propone que: “Existen efectos secundarios que pueden ser: nauseas,
dolor de cabeza, ansiedad y problemas para dormir”.
Los antidepresivos que se usan para tratar la depresión puede causar efectos secundarios,
comunes como: sequedad bucal, estreñimiento, sudoración, visión borrosa, problemas para
orinar y somnolencia.
Cuando estos antidepresivos son inhibidores de la mono amina oxidasa. El médico tratante
proporcionará una lista de alimentos y bebidas que no deberá tomar, el consumo de alcohol
u otro medicamento está totalmente prohibido.
En pocas ocasiones se puede haber un cambio en la presión arterial, si se nota que existe un
cuello rígido, dolor de cabeza, dolor de pecho, vómito, náuseas o frecuencia cardiaca
acelerada, se debe suspender todo tipo de tratamiento.
Finalmente, si nada de lo mencionado en forma de tratamiento funciona, se verán evidentes
signos de alerta de que el individuo ya está tomando la decisión de suicidarse, lo cual incluye
un testamento escrito, hablar de muerte, una conducta de auto lesión. Y en su fase final una
subida repentina de ánimo pues el individuo ya tomó la decisión de acabar con su vida.
Puesto que la depresión si bien es cierto tiene un comienzo que a simple vista puede parecer
algo común, si esta no es tratada a tiempo, puede seguirse desarrollando, hasta convertirse en
un problema de hogar y del que no se lo puede tomar a la ligera, pues, su desenlace es el
suicidio.
La depresión si es un problema que nos involucra a todos como sociedad, porque no se sabe
la realidad que está viviendo una persona que normalmente luce como alguien normal,
natural y que no tiene ningún problema de esta índole.
Es aconsejable siempre brindar una conversación con confianza y segura para saber que están
viviendo nuestros seres queridos o la gente que apreciamos a nuestro alrededor.

Referencias.
NHS choices (2018). La depresión. Recuperado de:

https://www.nhs.uk/translationspanish/Documents/Depression_Spanish_FINAL.pdf

Mayo Clinic (2017). La depresión en adolescentes. Recuperado de : https://www.mayoclinic.org/es-


es/diseases-conditions/teen-depression/symptoms-causes/syc-20350985

Cruz Perez G (2012). Revista electrónica de psicología Iztacala: De la tristeza a la depresión.


Universidad autónoma de México.Vol 15.
N°4. Recuperado de : https://www.medigraphic.com/pdfs/epsicologia/epi-2012/epi124h.pdf