You are on page 1of 16

Estudios psicoanalíticos Santiago

Apuntes para las clases:


Proyecto de psicología para neurólogos: 1895
Introducción
[marco histórico, importancia de la obra, otras cosas}
Presentacion general
(Fundamentos, elementos, funcionamiento)

Parte I Plan general


El proyecto se escribe en 1895 para enviárselo a Fliess y mostrar un primer
esquema del funcionamiento neuronal. Sus dos premisas básicas son 1: mostrar
que lo que diferencia la actividad del reposo es la cantidad sometida a las leyes del
movimiento; y 2: suponer la existencia de las neuronas como las partículas
materiales primarias del sistema nervioso. (no fue hasta 1906 que Ramon y Cajal
probó la existencia de las neuronas como las células primarias del SN)

Primera proposición principal: concepción cuantitativa.


Desde el inicio vemos como Freud parte de la observación directa de los
cuadros clínicos, mas que de experimentos en laboratorios, pero no implica su
desconocimiento. Entre los casos que nombre se encuentran las histerias, y las
neurosis obsesiva, de las cuales -nos dice- se trata de representaciones
hiperintensas (a que se refiere?).
El punto de partida mas claro para la primera hipótesis es claro, se trata de
la existencia de procesos como estimulos, sustitución, descarga y otros los que
sugieren la exitacion neuronal como cantidades fluyentes,
Esta hipótesis se denomina ‘principio de inercia neuronal’ y enuncia que las
neuronas procuran aliviarse de la cantidad. Además explica la división de la
arquitectura general de las neuronas en sensitivas y motoras como un dispositivo
para cancelar la recepción de cantidades mediante la descarga o libramiento
tomando como modelo el esquema del movimiento reflejo. (si es necesario explicar)
Aunque la descarga por conexiones musculares es la principal función de los
sistemas de neuronas, se abre aquí una función secundaria, entre los caminos de
descarga son mantenidos los que conllevan un cese del estimulo. Esto supone a su
vez una proporción entre la cantidad de excitacion y la operación para la huida del
estimulo. (explicar desde Superman) (ejemplo de mandar un audio)
Sin embargo el principio de inercia es quebrantado desde el comienzo por
otra constelación. Se trata de la gran cantidad de estímulos internos que de igual
modo que los estímulos externos deben ser descargados. (ejemplo del arquero
traidor) Estos estímulos endógenos son los responsables de las grandes
necesidades humanas: hambre, sueño y sexualidad. A diferencia de los estimulos
exteriores donde se aplica su cantidad para sustraerse del estimulo, de los
provenientes del interior solo puede liberarse bajo precisas condiciones que deben
realizarse en el exterior como por ejemplo comer.
Para realizar estas acciones que llamaremos ‘especificas’ hace falta una
operación que es independiente de la cantidad endógena, y generalmente es mayor
pues el individuo esta puesto en condiciones que podrían denominarse ‘apremio de
la vida’ (pulsión de muerte) por eso el sistema esta obligado a resignar la originaria
tendencia a la inercia o meta de la tensión cero. Se debe admitir un acopio de
cantidad endógena para solventar las demandas de la acción especifica.
No obstante, en el modo en que se produzca un acopio de cantidad
endógena, se muestra la perduración de la misma tendencia, modificada en la
forma de mantener la cantidad endógena lo mas baja posible y defenderse de
cualquier acrecentamiento, es decir, mantenerla constante.
Todas las operaciones del sistema de neuronas se deben situar bajo el punto
de vista de la función primaria o la función secundaria, que es impuesta por el
apremio a la vida.

Segunda proposición principal: teoría de las neuronas


Se trata principalmente de unir, la teoría de la cantidad con la teoría
histológica de las neuronas en la época.
Básicamente se trata de la siguiente arquitectura neuronal, son receptoras
por prolongaciones celulares y liberan a traves de cilindros-ejes. Estan unidas unas
a otras por medio de una masa ajena.
De este modo al combinar esta hipótesis con la teoría de la cantidad se
obtiene la idea de una neurona investida que puede estar llena o vacía de cantidad.
El principio de inercia se cumpliría en la hipótesis de que la cantidad viaja desde las
prolongaciones celulares a los cilindros ejes. Haciendo de la neurona individual una
copia del sistema de neuronas biescindidos en partes sensitivas y motoras.
En cuanto a la función secundaria que demanda un almacenamiento de
cantidad endógena, se basa en el supuesto de unas resistencias que se
contraponen a la descarga, y la arquitectura de las neuronas sugieren la posibilidad
de situar la resistencia en los ‘contactos’ que así reciben el valor de barreras-
contacto.

Barreras contacto
La primera legitimación del supuesto de las barreras-contacto surge de
considerar que la conducción pasa por un protoplasma indiferenciado, en lugar de
pasar por un protoplasma diferenciado, probablemente mas apto para la
conducción, de esta forma podemos pensar en que el proceso de conducción crea
diferenciación dentro del protoplasma y con ella una mejor conducción.
Por otra parte la teoría de las barreras admite las siguientes aplicaciones:
una propiedad como la memoria del tejido nervioso es primordial, en términos
generales nos referimos a la aptitud para ser alterado duraderamente por un
proceso único, lo cual se contrapone con la conducta de una materia que deja pasar
un movimiento de onda, tras lo cual regresa a su estado anterior.
En este punto chocamos con la necesidad de suponer, por una parte, que
tras la exitacion las neuronas serian duraderamente distintas que antes. Por otra
parte, es imposible no admitir que las exitaciones nuevas tropiezan con idénticas
condiciones de recepción que las exitaciones anteriores. Habría que admitir, por
tanto, que las neuronas quedarían influidas (alteradas) y a la vez, inalteradas.
Una salida posible a la anterior paradoja, consistiría en suponer que hay un
grupo de neuronas que quedan influidas duraderamente por la existacion, y al par,
otro grupo de neuronas que permanecen inalteradas por la exitacion. Asi se
generaría la separación entre células de recepción y células de recuerdo.
Si la teoría de las barreras-contacto admite esta salida, puede traducirse del
siguiente modo: existen dos clases de neuronas. En primer lugar, aquellas que
dejan pasar cantidad como si no existiera ninguna barrera y por tanto tras cada
nuevo decurso exitatorio quedarían en idéntico estado. Y en segundo lugar, un
grupo de neuronas cuyas barreras-contactos se hacen manifiestas y solo dejan
pasar una escasa cantidad endógena, de modo que tras cada proceso exitatorio
quedarían en un estado distinto al anterior, dando por resultado la posibilidad de
constituir la memoria.
Al primer grupo de neuronas, permeables e incontinentes y que sirven a la
percepción las denominaremos Fi. Al segundo grupo impermeables, retenedoras de
cantidad endógena, que son portadoras de la memoria y probablemente de los
procesos psíquicos en general las denominaremos Psi.
Debemos ahora aclarar los supuestos de las neuronas Psi para dar cuenta
de los caracteres generales de la memoria. El supuesto general seria el siguiente:
las neuronas Psi son alteradas duraderamente por el decurso exotatorio, agregando
al postulado de las barreras contactos, se podría decir, sus barreras-contacto caen
en un estado de alteración permanente. Y como la experiencia nos enseña que
existe el aprendizaje con base en la memoria, esta alteración tiene que consistir que
las barreras-contacto se vuelvan mas susceptibles a la conducción, menos
impermeables y por tanto mas parecidas a las del sistema Fi. El estado de las
barreras-contactos alteradas por este proceso lo denominaremos ‘facilitación’, por
tanto se puede decir que la memoria consiste en las facilitaciones existentes entre
las neuronas Psi.
Pero si suponemos que todas la neuronas estan igualmente facilitadas, u
ofreciaran la misma resistencia , entonces es evitente que no resultarían los
caracteres de la memoria, esta es, en relación con el decurso exitatorio, uno de los
poderes comandantes que señalan el camino, pero con una facilitacion homogénea
no se inteligiria la predilección por un camino. Entonces, corrigiendo la formula
anterior: la memoria esta constituida por las distinciones dentro de las facilitaciones
entre las neuronas Psi.
Ahora bien, ¿de que depende la facilitación de las neuronas Psi? Según la
experiencia psicológica, la memoria – o sea, el poder de una vivencia de seguir
produciendo efectos- depende de un factor que se designa ‘magnitud de la
impresión’ y de la frecuencia con que esa impresión se ha repetido. En términos de
nuestra teoría, la facilitacion depende de la cantidad que dentro del proceso
exitatorio corre a traves de la neurona y del nuemero de repeticiones del proceso.
Esto nos recuerda la función primaria del sistema de neuronas y que perdura
a traves de todas las modificaciones, ahorrarse ser sobrecargado por la cantidad
endógena o reducir esta lo mas posible. Impulsado por el apremio de la vida el
sistema tuvo que apoyarse en un acopio de cantidad endógena. Para ello fue
necesario una multiplicación de sus neuronas y tenían que ser de tipo
impermeables, asi se ahorra el llenado con cantidad endógena, la investidura, al
menos en parte, estableciendo las facilitaciones. De este modo vemos como las
facilitacines sirven a la función primaria.
Existe algo mas que reclama la aplicación de la memoria a la teoría de las
barreras-contacto: es preciso atribuir a toda neurona Psi en general, varios caminos
de conexión con otras neuronas, por tanto, varias barreras-contacto. En ello
descansa la posibilidad de la selección que es determinada por la facilitación. Se
vuelve entonces evidente que el estado de facilitación de una barrera-contacto tiene
que ser independiente de todas las otras barreras-contactos de las mismas
neuronas Psi de lo contrario tampoco se obtendría ninguna posibilidad de una
preferencia.
[falta el párrafo sobre la conclusión negativa donde no se entiende ñk]
El punto de vista biológico.
El supuesto de dos tipos diferentes de sistemas de neuronas parece brindar
una buena explicación de la siguiente propiedad: retener cantidad y permanecer
receptivo. Por ello toda adquisición psíquica consistiría en la articulación del sistema
Psi por una cancelación parcial de la resistencia en las barreras-contacto. Con el
progreso de esa articulación, la frescura receptiva del sistema de neuronas se
toparía con una nueva barrera.
¿de donde se extrae el fundamento para suponer la existencia de dos clases
distintas de neuronas? Del desarrollo biológico del sistema de neuronas que es algo
que ha devenido poco a poco.
Recordemos ahora que todo el sistema de neuronas tenia desde el comienzo
dos funciones: recoger los estímulos externos y descargar la exitacion generada
internamente. De esta segunda función, por el apremio de la vida, resultaba la
compulsión para el desarrollo biológico posterior.
Podría asumirse que cada sistema de neuronas asume respectivamente las
funciones: al sistema Fi llegarían los estimulos externos, mientras que al sistema
Psi corresponde contener las cargas endógenas. Entonces no habría invención de
los sistemas, sino, descubrimiento.
Si deseamos articularlo con algo corroborado, se sabe de antaño que hay un
grupo de neuronas que estan en contacto con el exterior y que son las de la medula
espinal y que comanda el sistema motriz, y un grupo de células apartadas que son
las de la sustancia gris encefálica encargada de las funciones psíquicas superiores.
Bien podríamos hacernos la siguiente pregunta ¿Por qué camino han llegado
las neuronas del sistema Psi a la propiedad de la impermeabilidad? Dado que en
ambos sistemas existirían barreras-contactos pero solo en uno desempeñan un
papel rector.
Recordemos que también las barreras-contacto de Psi terminan por estar
sujetas a facilitación y que las facilita la cantidad endógena, de este modo, mientras
mayor sea la cantidad endógena en el decurso exitatorio, mayor será la facilitación,
es decir, mas se asemejara a los caracteres de Fi.
Por tanto, no debemos situar la distinción en las neuronas mismas sino en
las cantidades con las que tienen que haberselas. En consecuencia, cabe conjeturar
que sobre las neuronas Fi discurren cantidades frente a las cuales no cuenta la
resistencia de las barreras-contacto, mientras que en Psi solo llegan cantidades que
son del orden de magnitud de esa resistencia.
Ambos sistemas serian intercambiables u homogéneos si pudiéramos
permutar su tópica y conexiones. Pero ambos sistemas conservan sus caracteres
(o deberíamos decir poseen sus caracteres?) porque las neuronas Fi solo se
relaciona con estímulos externos, mientras que Psi solo con el interior del cuerpo,
por ello, no hablamos de diversidad de naturaleza sino de destino y de medio.
Es bastante fácil poner a prueba el supuesto de que la periferia externa recibe
cantidades de estimulo mas altas que la periferia interna, dado que la física moderna
nos describe el mundo exterior se compone de potentes masas en fuerte
movimiento de tal manera que el sistema Fi esta expuesto a tal injerencia y tiene la
tarea de descargar lo mas pronto posible las cantidades que penetran en las
neuronas.
Por su parte el sistema Psi no tiene conexión con el mundo exterior, recibe
cantidades, por un lado de las mismas neuronas Fi, y también de los elementos
celulares situados en el interior el cuerpo. La dificultad que tenemos aquí es aceptar
que el orden de magnitud sea inferior.
En auxilio de esta hipótesis viene la histología, ella enseña que terminación
neuronal y terminación neuronal están edificadas siguiendo el mismo tipo, es decir,
que las neuronas terminan unas en otras al igual que lo hacen en el resto del cuerpo,
es probable también que en relación a la función opere de idéntico modo. Esto nos
permitiría conjeturar que en la terminación nerviosa estén en juego cantidades
semejantes a la conducción intercelular.

El problema de la cantidad
Podríamos recoger algunas concepciones que se anudan a los supuestos
anteriores. En primer lugar, si recogemos la impresión correcta sobre la magnitud
de las cantidades del mundo exterior, se preguntará si, ¿la tendencia originaria de
los sistemas de neuronas de mantener la cantidades en cero, se satisface con la
descarga, o bien, ya actúa en la recepción del estímulo? De hecho se observa que
las neuronas Fi no terminan libremente (sin vainas) en la periferia, sino debajo de
formaciones celulares que reciben el estimulo exterior en lugar de las neuronas
mismas.
Podríamos denominarlos ‘aparatos nerviosos terminales’ y suponer que
funcionan a modo de diques a las cantidades externas, de modo que solo unos
cocientes de cantidad puedan atravesar hacia las neuronas.
Armoniza con el supuesto anterior que la terminación nerviosa libre, es decir,
sin órganos terminales, es la predilecta en la periferia del interior del cuerpo.
Suponemos que se debe a que las cantidades endógenas que se reciben en esta
sección no necesitan ser rebajadas a nivel intercelular pues de antemano lo tienen.
Un progresivo aislamiento de cantidad endógena en las neuronas, seria la
tendencia que gobierna la arquitectura del sistema de neuronas constituidos por
varios sistemas (internos). Dicha arquitectura estaría al servicio del aislamiento y su
función a la descarga de cantidades endógenas de las neuronas.

El dolor
Todos los dispositivos de naturaleza biológica tienen fronteras de accion
eficaz, fuera de las cuales fracasan. Este fracaso se evidencia en fenómenos que
rozan lo patológico proporcionando, por así decir, esquemas de funcionamiento de
lo patológico.
Teniendo en cuenta que la función de los sistemas de neuronas sirven al
apartamiento de grandes cantidades del mundo exterior, tanto Fi como (todavía
mas) Psi, podemos preguntarnos si existe algún fenómeno que coordine el fracaso
de estos dispositivos? La respuesta es: el dolor.
El sistema de neuronas tiene la mas alta prioridad de huir del dolor. Lo
dicernimos a partir de la función primaria de mantener la tensión en cero, e inferimos
que el dolor consiste en la irrupción de grandes cantidades hacia Psi, entonces
ambas tendencias son se convierten en una sola.
El dolor pone en movimiento ambos sistemas (F y P) sin que exista ningun
impedimento de conducción, es el mas imperioso de todos los procesos. Las
neuronas Psi parecen permeables para él, consiste en la acción de cantidades de
orden mas elevado.
Que el dolor valla por todos los caminos de descarga es fácilmente
comprensible, según los supuestos, es decir, que la cantidad crea facilitación
(primera propocicion inicial) el dolor deja como secuela en Psi unas facilitaciones
duraderas, incluso, muy duraderas. Estas facilitaciones cancelan por completo la
resistencia de las barreras-contacto y establecen ahí un camino de conducción
permeable como en Fi. [mmmuuuuuuyyyyy importante. Volver aquí]

El problema de la cualidad
Es momento de explicar, aquello de lo cual tenemos noticia por nuestra
conciencia, puesto que hasta ahora todo lo desarrollado -cantidades y neuronas-
debe suponerse apartado de dicha conciencia.
Para empezar debemos aclarar la premisa que ha guiado el trayecto
recorrido: la conciencia no nos brinda una noticia confiable ni completa de los
procesos neuronales. Por ello debemos tomar estos procesos como inconcientes y
deben ser inferidos.
Ahora es menester articular los contenidos concientes dentro de los procesos
psi cuantitativos. La conciencia nos da lo que llamamos cualidades, sensaciones
que son cosas distintas dentro de una gran diversidad y cuya diferencia se establece
a partir de nexos con el mundo exterior.
En esta diferencialidad existen: series, semejanzas, etc. pero no cantidades,
entonces es licito preguntarse ¿Cómo surgen las cualidades y de donde?
¿Dónde? Sabemos que no en el mundo exterior, puesto que afuera solo hay
masas en movimiento. ¿tal vez en el sistema Fi? Armoniza con ello el hecho de que
las cualidades se anudan a la percepción, pero lo contraria el hecho de que la sede
de la conciencia debe hallarse en estratos superiores del sistema de neuronas.
Entonces ¿podria ser en el sistema Psi? También aquí hay una importante objeción:
en la percepción ambos sistemas Psi y Fi actúan juntos. Sin embargo, existe un
proceso que ocurre en Psi, el recordar, que carece de cualidad. El recuerdo no
produce como regla, nada del orden de la cualidad percepción. De este modo
tenemos derecho a suponer que existe un tercer sistema de neuronas, que
denominaremos ‘Omega’ que son excitadas a partir de la percepción, y cuyos
estados de exitacion darian por resultado las cualidades, es decir, las sensaciones
concientes.
Si retenemos que nuestra conciencia solo reconoce cualidades, mientras que
la concepción biológica reconoce solamente cantidades obtenemos una
caracterización de las neuronas Omega como por una regla de tres: en tanto que la
concepción biológica se ha fijado como meta reconducir todas nuestras cualidades
de sensación a una cantidad externa, entonces cabe esperar de la arquitectura del
sistema nervioso que conste de dispositivos para mudar la cantidad externa en
cualidad, por lo cual, mantiene intacta la tendencia a apartar la cantidad.
Sabemos que los aparatos nerviosos terminales sirven de pantalla para no
dejar actuar sobre Fi mas que unos cocientes de cantidad externa en tanto que Fi
procura una descarga gruesa de cantidad. El sistema Psi ya estaba protegido ante
magnitudes cuantitativas mas altas por lo que solo tenia que verselas con
magnitudes intercelulares bajas. En tanto que el sistema Omega cabe conjeturar
que es movido por cantidades todavía menores.
Por ello se puede vislumbrar que la cualidad, es decir, la sensación conciente
solo se producen allí donde la cantidad esta apartada lo mas posible. Esta claro que
no se dejan eliminar por completo (las cantidades) puesto que tenemos que pensar
las neuronas Omega investidas por cantidades y aspirando a la descarga.
Sin embargo nos enfrentamos a un problema, ¿de donde proviene el carácter
permeable y de facilitación plena de las neuronas Omega si no es de cantidades?
La única salida viable es revisar el supuesto fundamental sobe el decurso de la
cantidad. Hasta aquí solo se ha considerado el decurso como el traspaso de
cantidad de una neurona a otra, pero además es preciso que posean la siguiente
cantidad: deben ser temporales, en efecto, la mecánica en física también a atribuido
esta propiedad a todo movimiento del mundo exterior.
podríamos denominar a dicha propiedad ‘el periodo’ y supondremos
entonces que toda resistencia de las barreras-contacto solo vale para las
transferencias de cantidades mientras que el ‘periodo’ de movimiento neuronal se
propaga por doquier sin inhibición, por asi decir como un proceso de estímulacion.
A su vez tenemos que agregar otro supuesto: como las neuronas Omega no
pueden recibir cantidades se apropian del periodo, dado un mínimo llenado de
cantidad endógena, es el fundamento de la conciencia.
Las neuronas Psi también tienen su periodo, pero exento de cualidad.
Desviaciones de este periodo psiquico, peculiar de ellas, llegan a la conciencia
como cualidades.
¿a que se deben las diferencias del periodo? Todo apunta a que se debe a
los órganos de los sentidos, cuyas cualidades deben de estar constituidas
justamente por periodos diferentes de movimiento neuronal. Los órganos
sensoriales no solo actúan como pantallas de cantidad, sino también como filtros,
pues solo dejan pasar un estimulo de ciertos procesos con periodo definido
Es probable que transfieran luego sobre Fi esta condición de diferente,
comunicando al movimiento neuronal periodos diferentes de alguna manera
analogos, y estas modificaciones son las que se continúan por Fi, pasando por Psi
hacia Omega y allí, donde estan excentas de cantidad producen sensaciones
concientes de cualidades. Esta propagación de cualidad no es duradera, no deja
tras sí ninguna huella, no es reproducible.

La conciencia (de la lora)


Des de luego no cabe intentar explicar como procesos exitatorios dentro de
las neuronas Omega conllevan conciencia. Solo se trata de coordinar las
propiedades de la conciencia, con unos procesos suceptibles de alteración paralela
dentro de las neuronas Omega.
Conciencia es aquí es el lado subjetivo de una parte de los procesos físicos
del sistema de neuronas, a saber, los procesos Omega. Y la ausencia de la
conciencia no deja sin alteración al acontecer psiquico, sino que incluye la ausencia
de la contribución del sistema Omega.
Ahora bien, concebir la conciencia mediante neuronas Omega, acarrea
consecuencias, entre ellas, es preciso que las neuronas Omega tengan una
descarga por pequeña que sea, y a su vez, debe existir un camino para el llenado
de cantidad de las neuronas. La descarga, como los otros sistemas, va hacia el lado
de la motilidad, por lo cual, cabe precisar que en la circulación motora se pierde todo
carácter de cualidad, toda particularidad del periodo. A su vez, el llenado con
cantidad tal vez solo pueda acontecer desde el sistema Psi, puesto que este tercer
sistema no tiene conexión alguna con Fi.
Pero, debemos ahora completar la descripción del contenido de la
conciencia. Además de las series de las cualidades sensibles, muestra otra serie
muy distinta: las de las sensaciones de placer y displacer.
Siendo consabida para nosotros una tendencia de la vida psíquica, la de
evitar el displacer, estamos tentados de identificarla con la tendencia primaria del
principio de inercio: mantener la tensión en cero. Entonces, displacer se coordinaría
con una elevación del nivel de cantidad endógena o un acrecentamiento
cuantitativo de presión; seria la sensación en Omega frente a un acrecentamiento
de cantidad endógena en Psi. Placer, por su parte, seria la descarga. Puesto que el
sistema Omega debe ser llenado por Psi, resultaría que un aumento de cantidad en
Psi aumentaría la ivestidura en Omega y un nivel mas bajo la disminuiría.
Con la sensación de placer y displacer, desaparece la aptitud para recibir
cualidaes sensibles, que se situarían en una zona neutra entre placer y displacer.
esto se podría traducir diciendo que las neuronas Omega con una cierta investidura
muestran un optimo para recibir el periodo del movimiento neuronal: con una
investidura intensa dan por resultado placer, y con una mas débil placer, hasta que
la capacidad de recepción desaparece con la falta de investidura.

El funcionamiento del aparato


Repasemos brevemente el funcionamiento del aparato constituido por Fi, Psi
y Omega.
Desde afuera urgen las magnitudes de excitación sobre los terminales del
sistema Fi, primero chocan con los aparatos nerviosos terminales y son rebajados
por estos, a un cociente de cantidad, probablemente de un superior al de los
estímulos intercelulares, o quizá del mismo orden.
Nótese que hay aquí un primer umbral, por debajo de cierta cantidad no se
produce ningún cociente eficaz, de suerte que la capacidad eficiente de los
estímulos esta en cierta medida, limitada a las cantidades medias (y altas?).
Además sabemos que las vainas nerviosas terminales actúan como filtro, de
modo que en cada uno de los lugares terminales no pueden operar estímulos de
cualquier índole. Los estímulos que llegan a las neuronas Fi poseen una cantidad y
un carácter cualitativo, forman en el mundo exterior una serie de cualidad idéntica y
de cantidad creciente desde el umbral, hasta la frontera del dolor.
Mientras que en el mundo exterior los procesos constituyen un continum en
dos direcciones, tanto en el orden de la cantidad, como en el orden del periodo -la
cualidad-. los estímulos que le corresponden según la cantidad son: en primer lugar
reducidos, y en segundo lugar limitados por un corte, a su vez, según la cualidad
son discontinuos, de manera tal que ciertos periodos no pueden actuar como
estímulos.
Ahora bien, el carácter de cualidad de los estímulos se continua de manera
deshinibida por Fi, pasando por Psi hasta Omega, donde produce sensaciones; esta
constituido por un periodo particular del movimiento neuronal. Este periodo no se
conserva mucho tiempo y desaparece hacia el lado motor; puesto que corre
irrestricto por los sistemas, no tiene como secuela, huella mnémica alguna.
La cantidad del estimulo Fi excita la tendencia de descarga del sistema
nervioso, transformándose en una excitación motriz proporcional. El aparato de la
motilidad esta adosado directamente a Fi, las cantidades así traducidas crean un
efecto muy superior a ellas en lo cuantitativo cuando entran en los músculos,
glándulas, etc. donde ejercen su acción eficaz por desprendimiento a diferencia del
contacto con otras neuronas donde solo se produce transferencias.
En las neuronas Fi terminan además las neuronas Psi a las que es transferida
una parte de la cantidad endógena, pero solo una parte, tal vez un cociente que se
corresponde con las magnitudes intercelular de los estímulos. Cabe preguntarse en
este punto si la cantidad endógena que recibe Psi, no crece proporcionalmente a la
cantidad afluye a Fi, de manera tal que un estimulo mas grande ejercería un efecto
psíquico mas intenso.
Aquí parece que nos encontramos con un dispositivo que, una vez mas,
aparta las cantidades, del sistema Psi: la conducción sensible de Fi esta construida
de modo que se ramifica de continuo y muestra vias mas gruesas y mas delgadas
que desembocan en diversos lugares terminales.
Probablemente del siguiente modo: un estimulo mas intenso sigue otros
caminos que uno más débil, por ejemplo: (1) la cantidad endógena seguirá solo el
camino I, y junto al lugar terminal Alfa transferirá un cociente de cantidad a Psi; (2)
la cantidad endógena no transferirá en Alfa el cociente doble, sino que podría seguir
el camino II que es mas estrecho y abrir un segundo lugar terminal en Beta hacia
Psi; (3) la cantidad endógena abriría la vía mas estrecha, el camino III y transferiría
por Gamma a Psi.
De este modo es aligerada cada vía de Fi, y la cantidad mas grande se
expresa invistiendo varias neuronas en Psi en lugar de una sola. A su vez, las
investiduras singulares de las neuronas Psi pueden ser aproximadamente iguales.
Si cantidad endógena en Fi da por resultado una investidura en Psi, el tercer camino
(3) de la cantidad endógena se expresaría por una investidura en Psi1, Psi2 y Psi3.
De modo que la cantidad en Fi se expresa por complicación en Psi. De este modo
es apartada la cantidad de Psi, al menos hasta ciertos limites.
De esta forma Psi es investido desde Fi en unas cantidades que normalmente
son pequeñas. La cantidad de la excitación Fi se espresa en Psi por complicación,
mientras que la cualidad mediante topica, ya que, con arreglo a constelaciones
anatómicas, cada uno de los órganos sensoriales solo comercia, a traves de Fi, con
determinadas neuronas Psi. Ahora bien, Psi recibe investiduras desde el interior del
cuerpo, por lo cual nos resulta procedente dividir las neuronas Psi en dos grupos:
las neuronas del manto, que son investidas desde Fi; y las neuronas del núcleo, que
son investidas desde las conducciones endógenas.

Las conducciones Psi


El núcleo de Psi está en conexión con aquellas vías por las que ascienden
cantidades de excitación endógena. Sin excluir las conexiones de estas vías con Fi,
tenemos que sustentar el supuesto originario que lleva desde el interior del cuerpo
hasta las neuronas Psi. Pero si es así, por este lado Psi esta expuesto sin protección
a las cantidades, y en esto reside el resorte pulsional del mecanismo psíquico.
Lo que sabemos sobre los estimulos endógenos se puede expresar en el
supuesto de que son de naturaleza intercelular, se generan de manera continua y
solo periódicamente devienen estímulos psíquicos. La idea de una acumulación (de
cantidad de los estimulos endógenos) es irrecusable, y la intermitencia del efecto
psíquico, solo admite la siguiente concepción: aquellas cantidades tropiezan en su
camino de conducción hacia Psi con unas resistencias que solo son superadas
cuando la cantidad crece.
Entonces, son unas conducciones de articulación multiple, con combinación
de varias barreras-contacto hasta llegar al núcleo Psi. Ahora bien, a partir de cierta
cantidad actúan de manera continua como un estimulo único, y cada aumento de
cantidad es percibido como un acrecentamiento del estimulo Psi.
Existe luego un estado en que la conducción ha devenido permeable. La
experiencia enseña, además, que tras la descarga del estimulo Psi la conducción
recobra su resistencia, a un proceso asi lo llamaremos ‘sumacion’
Las conducciones Psi se llenan de sumación hasta devenir permeables,
evidentemente es la pequeñez del estimulo singular lo que permite la sumación.
También comprobamos sumación para las conducciones Fi, por ejemplo, para la
conducción del dolor: ahí rigen solamente cantidades pequeñas.
Es muy notable que las neuronas de conducción Psi puedan mantenerse
entre los caracteres de lo permeable y lo impermeable, ya que a pesar de ser
atravesadas por la cantidad endógena, pueden recobrar enseguida su resistencia
en todo su alcance.
Esto contradice la propiedad de las neuronas Psi que habíamos supuesto
anteriormente: que son facilitadas duraderamente por cantidades endógenas;
¿Cómo se esclarece esta contradicción? Mediante el supuesto de que el
restablecimiento de la resistencia cuando cesa la corriente, es una propiedad
general de las barreras-contacto.
No es difícil conciliar esto con el influjo facilitatorio que recibirían las neuronas
Psi, solo hace falta suponer que la facilitación, no consiste en la cancelación total
de la resistencia, sino en la reducción a la mínima expresión necesaria para su
permanencia.
Por ello, aun con la facilitación mas plena , permanece cierta resistencia, de
igual modo para todas las barreras-contacto, que por lo tanto demanda un
crecimiento de cantidad hasta cierto umbral, para que estas cantidades puedan
pasar, esta resistencia seria una constante.
De aquí se sigue que las barreras-contacto Psi alcanzan en general mas
altura que las barreras-conduccion de suerte que en las neuronas del nucleo se
puede producir un nuevo almacenamiento de cantidad endógena.
Una vez nivelada la conducción no hay limites para el almacenamiento de
cantidad. Aquí Psi esta a merced de la cantidad y con ello se genera en el interior
del sistema la impulsión que sustenta toda actividad psíquica. Tenemos noticia de
este poder como “la voluntad” el retoño de las pulsiones.