You are on page 1of 17

INDICE

INDICE ........................................................................................................ 1
I. INTRODUCCIÓN.................................................................................... 2
IMAGEN N° 1 .............................................................................................. 2
II. MUROS NO PORTANTES ....................................................................... 3
IMAGEN N° 2 Fuente: Ing. Ricardo Medina Cruz Ingeniero Civil / U.N.
Federico Villarreal ................................................................................... 4
III. MUROS DE CONCRETO DE CARGA. ................................................... 5
A. MÉTODO EMPÍRICO DE DISEÑO ........................................................ 5
IMAGEN N° 3 FUENTE: MANUAL DE ANÁLISIS Y DISEÑO DE MUROS DE
CONTENCIÓN DE CONCRETO ARMADO. .................................................. 6
TABLA 18.1 FACTORES DE LONGITUD EFECTIVA PARA MUROS DE CARGA (14.5.2). ...... 6
IMAGEN N° 4 .............................................................................................. 7
IV. MUROS DE CONCRETO SOPORTANTES DE CARGA. DISEÑO RACIONAL
8
V. MUROS DE CORTANTE ......................................................................... 9
FIGURA 18.3 VISTA EN PLANTA DE UN PISO SOPORTADO POR MUROS DE CORTANTE. .. 10
FIGURA 18.4 MUROS DE CORTANTE ALREDEDOR DE ELEVADORES Y ESCALERAS. ........ 11
FIGURA 18.5 ............................................................................................ 11
FIGURA 18.6: MURO DE CORTANTE ............................................................... 13
VI. REQUISITOS DEL ACI PARA MUROS DE CORTANTE .......................... 14
VII. ASPECTOS ECONÓMICOS DE LA CONSTRUCCIÓN DE MUROS ......... 17
IMAGEN N°5............................................................................................. 17

1
MUROS

I. INTRODUCCIÓN
Antes del advenimiento de la construcción con marcos durante el siglo XIX,
la mayoría de los muros eran del tipo de carga. Sin embargo, desde las
postrimerías de 1800, los muros no portantes se han vuelto muy comunes,
ya que otros miembros de la estructura pueden usarse para darles
estabilidad.
Como consecuencia, tenemos en la actualidad muros que sirven para todo
tipo de fines, tales como los muros de retención, los muros de sótanos, los
muros divisorios, los muros cortafuegos, etc. Estos muros pueden o no ser
del tipo de carga.
En este capítulo se considerarán los siguientes tipos de muros de concreto:
muros no portantes, muros de carga y muros de cortante (éstos pueden ser
de carga o no portantes).

IMAGEN N° 1

2
II. MUROS NO PORTANTES

Los muros no portantes son aquellos que soportan sólo su propio peso y tal
vez algunas cargas laterales.
Dentro de éstos se encuentran los muros de retención, los muros de
fachadas y algunos muros de sótanos.
Para los muros no portantes, el código ACI proporciona varias limitaciones
específicas que se enumeran al final de este párrafo. Los valores dados para
las cantidades mínimas de refuerzo y para los espesores de muros no tienen
que cumplirse si se demuestra, por medio de un análisis estructural, que los
valores menores son satisfactorios. Los números dados en paréntesis son los
de las secciones ACI.

a) El espesor de un muro no portante no debe ser menor que 4” o que


1/30 de la distancia mínima entre los miembros que le proporcionen
soporte lateral.
b) La cantidad mínima de refuerzo vertical, como porcentaje del área
total de concreto, es 0.0012 para varillas corrugadas del #5 o
menores, con fy por lo menos igual a 60 000 lb/plg2 (4200kg/cm2),
0.0015 para otras varillas corrugadas y 0.0012 para malla soldada lisa
o corrugada no mayor que la W31 o la D31, es decir, de 58 plg de
diámetro.
c) El refuerzo vertical no tiene que rodearse con estribos, a menos que
el porcentaje de refuerzo vertical sea mayor que 0.01 veces el área
total de concreto o que el refuerzo vertical no se requiera como
refuerzo de compresión.
d) La cantidad mínima de refuerzo horizontal, como porcentaje del área
total de concreto, es 0.0020 para varillas corrugadas del #5 o menores
con fy = 60 000 lb/plg2 (4200kg/cm2), 0.0025 para otras varillas
corrugadas y 0.0020 para malla soldada lisa o corrugada no mayor que
la W31 o la D31.
e) La separación del refuerzo vertical y horizontal no debe exceder tres
veces el espesor del muro, o 18 plg.
f) El refuerzo de muros de más de 10 plg de espesor (sin incluir los muros
de sótano) debe colocarse en dos capas, como sigue: una capa que
contenga entre un medio y dos tercios del refuerzo total se colocará
en la superficie exterior a no menos de 2 plg ni a más de un tercio del
espesor del muro desde la superficie exterior; la otra capa se colocará
a no menos de 34 plg ni a más de un tercio del espesor del muro desde
la superficie interior.

3
g) Para muros con espesor de menos de 10 plg, el código no especifica
dos capas de acero, pero para controlar la contracción es aconsejable
poner una capa sobre la cara visible de los muros y una sobre su lado
no esforzado, con cimentaciones de 10 pies o más de altura.
h) Además del refuerzo especificado en los párrafos anteriores, deben
proporcionarse por lo menos dos varillas del #5 en muros que tengan
dos capas de refuerzo en ambas direcciones, y una varilla del #5 en
muros que tengan una sola capa de refuerzo en ambas direcciones,
alrededor de todas las aberturas de ventanas, puertas y similares.
Estas varillas deben anclarse para el desarrollo de fy a tensión en las
esquinas de las aberturas.
i) Para muros colados en la obra, el área de refuerzo entre el muro y la
zapata no debe ser menor que el refuerzo mínimo vertical del muro
dado.
j) Para muros precolados, no presforzados, el refuerzo debe diseñarse
de acuerdo con los requisitos anteriores de esta lista, así como con los
requisitos de los capítulos 10 o 14 del código, excepto que el área del
refuerzo horizontal y vertical no debe ser menor que 0.001 veces el
área transversal total del muro. Además, la separación del refuerzo no
debe ser mayor que 5 veces el espesor del muro o 30 plg en muros
interiores, o 18 plg en muros exteriores (16.4.2).

IMAGEN N° 2 Fuente: Ing. Ricardo Medina Cruz Ingeniero Civil / U.N.


Federico Villarreal

4
III. MUROS DE CONCRETO DE CARGA.

A. MÉTODO EMPÍRICO DE DISEÑO

La mayoría de los muros de concreto en edificios consta de muros de


carga que soportan no sólo cargas verticales, sino también algunos
momentos laterales. Como resultado de la considerable rigidez en su
plano, desempeñan un papel importante en la resistencia a las fuerzas
de viento y de los sismos.
Los muros de carga con secciones transversales rectangulares sólidas
se pueden diseñar como columnas verticales sometidas a carga axial
y deflexión, o bien mediante un método empírico dado en la sección
14.5 del código. El método empírico sólo puede usarse si la resultante
de todas las cargas factorizadas se sitúa dentro del tercio medio del
muro (es decir, la excentricidad debe ser igual o menor que un sexto
del espesor del muro). Cualquiera que sea el método que se use de los
dos, el diseño debe satisfacer los requisitos mínimos dados en la
sección anterior de este capítulo para muros no portantes.

Esta sección está dedicada al método empírico de diseño, que se


puede aplicar a muros verticales relativamente cortos con cargas
aproximadamente concéntricas. El código (14.5.2) proporciona una
fórmula empírica para calcular la resistencia de diseño por carga axial
de muros con secciones transversales rectangulares sólidas con e
menor que un sexto del espesor del muro. Si los muros tienen
secciones transversales no rectangulares (como los paneles para
muro con costillas) y/o si e es mayor que un sexto del espesor del
muro, deberá emplearse un procedimiento racional de diseño para
columnas sometidas a carga axial y flexión (14.4 del código).

El uso práctico de la fórmula empírica para muros que se da al final de


este párrafo, es para muros relativamente cortos con momentos
pequeños. Cuando se tienen cargas laterales, la e excederá
rápidamente a un sexto del espesor del muro. El número 0.55 en la
ecuación es un factor de excentricidad que ocasiona que la ecuación
dé una resistencia aproximadamente igual a la que se obtendría con
el procedimiento de carga axial y deflexión del capítulo 10 del código,
si la excentricidad fuese h/6.

5
IMAGEN N° 3 FUENTE: MANUAL DE ANÁLISIS Y DISEÑO DE MUROS DE
CONTENCIÓN DE CONCRETO ARMADO.

𝑘.𝑙𝑐 2
∅𝑃𝑛𝑤 = 0.55∅𝑓′𝑐 . 𝐴𝑔 [1 − ( ) (Ecuaciones 14-1, ACI)
32ℎ

En donde:

Ø=0.65
Ag=Área toral de la sección del muero (plg2)
𝑙𝑐 = 𝐷𝑖𝑠𝑡𝑎𝑛𝑐𝑖𝑎 𝑣𝑒𝑟𝑡𝑖𝑐𝑎𝑙 𝑒𝑛𝑡𝑟𝑒 𝑎𝑝𝑜𝑦𝑜𝑠 (𝑝𝑙𝑔)
ℎ = 𝐸𝑠𝑝𝑒𝑠𝑜𝑟 𝑡𝑜𝑡𝑎𝑙 𝑑𝑒𝑙 𝑚𝑖𝑒𝑚𝑏𝑟𝑜 (𝑝𝑙𝑔)
K= factor de longitud efectiva determinado de acuerdo con los valores dados en
la tabla 18.1

TABLA 18.1 FACTORES DE LONGITUD EFECTIVA PARA MUROS DE CARGA (14.5.2).

1. Muros soportados arriba y abajo contra translación lateral y

a) Restringidos contra rotación en uno o ambos extremos (arriba y/o abajo) 0.80
b) Sin restricción contra rotación en ambos extremos 1.0
2. Para muros no soportados contra translación lateral 2.0

6
Se dan a continuación otros requisititos del ACI para muros de carga de
concreto diseñados con la fórmula empírica.

a) El espesor de los muros no debe ser menor que 1/25 de la altura o


longitud soportadas, rigiendo el menor valor, ni menor que 4 plg.
(14.5.3.1).

b) El espesor de los muros exteriores de sótanos y muros de cimentación


no debe ser menor que 7 1/2 plg. (14.5.3.2).

c) La longitud horizontal de un muro que puede considerarse efectiva


para cada carga concentrada, no debe exceder al menor de la
distancia centro a centro entre cargas o del ancho de apoyo más
cuatro veces el espesor del muro. Este requisito puede pasarse por
alto si se demuestra por medio de un análisis detallado que un valor
mayor puede ser satisfactorio. (14.2.4).

d) Los muros de carga deben anclarse a los elementos que los


intersectan, como los pisos o techos, o deben anclarse a columnas,
pilas, zapatas, contrafuertes y muros intersectantes. (14.2.6).

El método empírico es fácil de aplicar, ya que sólo tiene que efectuarse un


cálculo para determinar la resistencia por carga axial del diseño del muro.
El ejemplo 18.1 siguiente, ilustra el diseño de un muro de carga con un
momento pequeño.

IMAGEN N° 4

7
IV. MUROS DE CONCRETO SOPORTANTES DE CARGA. DISEÑO
RACIONAL

Los muros de carga de concreto reforzado se pueden diseñar como


columnas mediante el método racional del capítulo 10 del código, ya sea que
la excentricidad sea menor o mayor que h/6 (deben diseñarse racionalmente
si e > h/6). En cualquier caso deben cumplirse los requisitos de refuerzo
mínimo vertical y horizontal de la sección 14.3 del código.

El diseño de muros como columnas es difícil, a menos que se disponga de


ayudas de diseño. Existen varias ayudas de esta clase para muros, que han
sido editadas por la Portland Cement Association, pero el proyectista puede
preparar sus propias ayudas de diseño, tales como los diagramas de
interacción de carga axial y momento flexionante. Los diseños pueden
complicarse por el hecho de que los muros a menudo se clasifican como
“columnas largas”, con el resultado de que tienen que cumplirse los
requisitos de esbeltez de la sección 10.10 del código. En la sección 14.8 del
ACI se expone un procedimiento alternativo para muros esbeltos.

Los muros muy esbeltos son bastante comunes, especialmente en la


construcción de muros inclinados hacia arriba. La Portland Cement
Association dispone de una ayuda de diseño que es especialmente útil para
estos casos.

Los diagramas de interacción estudiados en la sección 10.6 de este texto


pueden usarse para diseñar muros con acero en dos capas y sujetos a flexión
fuera del plano en combinación con cargas axiales. Sin embargo, la relación
de refuerzo se limita a 0.01, a menos que el refuerzo para compresión esté
ligado lateralmente (sección 14.3.6 del ACI), lo cual es impráctico en muchos
casos.

Las gráficas 2 a 5 del apéndice A son aplicables a muros que tengan dos capas
de acero. Sin embargo, los valores de γ para estas gráficas pueden ser
demasiado grandes, especialmente para muros más delgados. El ejemplo N°
01 ilustra cómo usar estas ayudas de diseño al diseñar muros.

8
V. MUROS DE CORTANTE

En edificios altos es necesario proveer una rigidez adecuada para resistir las
fuerzas laterales causadas por viento y sismo. Cuando tales edificios no son
adecuadamente diseñados para estas fuerzas, pueden presentarse
esfuerzos muy altos, vibraciones y deflexiones laterales cuando ocurran las
fuerzas. Los resultados pueden incluir no sólo severos daños a los edificios,
sino también considerables molestias a sus ocupantes.

Cuando los muros de concreto reforzado, con sus grandes rigideces en sus
planos se colocan en ciertas localidades convenientes y estratégicas, pueden
a menudo usarse económicamente para proporcionar la resistencia
necesaria a cargas horizontales. Tales muros, llamados muros de cortante,
son en efecto vigas en voladizo vertical de gran peralte que proporciona
estabilidad lateral a las estructuras al resistir las fuerzas cortantes y
momentos flexionantes en sus planos causados por las fuerzas laterales.
Como la resistencia de los muros de cortante es casi siempre controlada por
sus resistencias a flexión, el nombre parece no ser muy apropiado. Sin
embargo, es cierto que en algunas ocasiones pueden requerir algún refuerzo
cortante para prevenir las fallas por tensión diagonal. En verdad que uno de
los requisitos básicos de los muros de cortante diseñados para fuerzas
sísmicas elevadas es asegurar el diseño controlado por flexión más bien que
el diseño controlado por cortante.

La práctica usual es suponer que las fuerzas laterales actúan en los niveles
de los pisos. Las rigideces horizontales de las losas de los pisos son muy
grandes comparadas con las rigideces de los muros y columnas. Se supone
entonces que cada piso se desplaza en su plano horizontal como un cuerpo
rígido.

La figura 18.3 muestra la planta de un edificio sometido a fuerzas


horizontales. Las fuerzas laterales, generalmente de cargas eólicas o
sísmicas, se aplican a las losas de los pisos y techo del edificio y esas losas,
actuando como grandes vigas, transfieren las cargas principalmente a los
muros de cortante A y B.
Si las fuerzas laterales vienen de la otra dirección (perpendicular), son
resistidas principalmente por los muros de cortante C y D.

9
FIGURA 18.3 VISTA EN PLANTA DE UN PISO SOPORTADO POR MUROS DE CORTANTE.

Los muros deben ser suficientemente rígidos para limitar las deflexiones a
valores razonables.
Se usan comúnmente los muros de cortante en edificios con losas de piso de
placa plana. De hecho, esta combinación de losas y muros es el tipo más
común de construcción usado actualmente en edificios altos de
apartamentos y otros tipos de edificios residenciales.

Los muros de cortante salvan las distancias verticales totales entre pisos. Si
los muros son cuidadosa y simétricamente colocados en planta, resistirán
eficientemente las cargas verticales y laterales sin interferir
considerablemente con los requisitos arquitectónicos. Se han construido
edificios de concreto reforzado de hasta 70 niveles con muros de cortante
como su fuente primaria de rigidez lateral. En la dirección horizontal pueden
usarse muros de cortante totales; es decir, que corran sobre toda la longitud
de los paneles o crujías. Cuando las fuerzas son menores, ellos tienen que
correr sólo sobre longitudes parciales de los paneles.

Los muros de cortante pueden usarse para resistir sólo fuerzas laterales o
adicionalmente como muros de carga. Además pueden emplearse para
encerrar elevadores, escaleras y tal vez cuartos sanitarios, como se muestra
en la figura 18.4. Estas estructuras mostradas tipo caja son muy satisfactorias
para resistir fuerzas horizontales.

10
FIGURA 18.4 MUROS DE CORTANTE ALREDEDOR DE ELEVADORES Y ESCALERAS.

Otro posible arreglo de muros de cortante se muestra en la figura 18.5.


Aunque éstos también pueden necesitarse en la dirección larga del edificio,
no se han incluido en esta figura.
En la mayoría de los casos no es posible usar muros de cortante sin aberturas
para puertas, ventanas y penetraciones para servicios mecánicos. Sin
embargo, con una planeación cuidadosa, es posible situar estas aberturas de
manera que no afecten seriamente las rigideces o esfuerzos en los muros.
Cuando las aberturas son pequeñas, sus efectos son menores, pero éste no
es el caso cuando están presentes grandes aberturas.
Generalmente, las aberturas (ventanas, puertas, etc.), se colocan en filas
verticales y simétricas en los muros sobre la altura de la estructura. Las
secciones de muro en los lados de estas aberturas se unen entre sí por medio
de vigas encerradas en los muros, por las losas de los pisos o por una
combinación de ambas.
Como puede verse, el análisis estructural de tal situación es
extremadamente complicado. Si bien los diseños de los muros de cortante
son generalmente efectuados con ecuaciones empíricas, ellos pueden ser
considerablemente afectados por la experiencia previa del proyectista.

FIGURA 18.5

11
Cuando se considera una construcción resistente a sismos, debe recordarse
que las partes relativamente rígidas de la estructura atraerán fuerzas mucho
mayores que las partes más flexibles. Una estructura con muros de cortante
de concreto reforzado será muy rígida y atraerá grandes fuerzas sísmicas. Si
éstos son frágiles y fallan, el resto de la estructura no será capaz de tomar el
impacto. Pero si son dúctiles (lo serán si son reforzados apropiadamente),
serán muy efectivos en resistir las fuerzas sísmicas.

Frecuentemente, los edificios altos de concreto reforzado se diseñan con


muros de cortante para resistir fuerzas sísmicas, y tales edificios se han
comportado bastante bien en sismos recientes. Durante un sismo, los muros
de cortante apropiadamente diseñados limitarán considerablemente los
daños a los marcos estructurales. Ellos también minimizarán los daños a las
partes no estructurales de un edificio, como ventanas, puertas, cielos rasos
y muros divisorios.

La figura 18.6 muestra un muro de cortante sometido a una fuerza lateral


Vu. El muro es en realidad una viga en voladizo de ancho h y peralte total lw.
En la parte (a) de la figura el muro está flexionado por Vu de izquierda a
derecha, por lo que se requieren varillas de tensión a la izquierda o lado de
tensión.

Si Vu se aplica desde la derecha como se muestra en la parte (b) de la figura,


se requerirán varillas de tensión en el extremo derecho del muro. Se ve
entonces que un muro de cortante necesita refuerzo de tensión en ambos
lados, ya que Vu puede actuar desde cualquier dirección.

Para cálculos de cortante horizontal, el peralte de la viga del extremo de


compresión del muro al centro de gravedad de las varillas de tensión se
estima como aproximadamente igual a 0.8 veces la longitud lw del muro, de
acuerdo con la sección 11.10.4 del ACI. (Si se obtiene un mayor valor de d
mediante un análisis apropiado de compatibilidad de deformaciones, puede
usarse.)

12
El muro de cortante actúa como una viga vertical en voladizo y al
proporcionar soporte lateral queda sometido a flexión y fuerzas cortantes.
Para tal muro, la fuerza cortante máxima Vu y el momento de flexión máximo
Mu se calculan en la base. Si se calculan esfuerzos de flexión, su magnitud
será afectada por la carga axial de diseño Nu y por tanto, su efecto deberá
incluirse en el análisis.

La fuerza cortante es más importante en muros con relaciones pequeñas de


altura a longitud. Los momentos son más importantes en muros altos,
particularmente en aquellos con refuerzo distribuido uniformemente.
Es necesario proporcionar a los muros de cortante refuerzo cortante tanto
horizontal como vertical.

El comentario (R11.9.9) establece que en muros de poca altura el refuerzo


cortante horizontal es menos efectivo y el refuerzo cortante vertical es más
efectivo. En muros de gran altura la situación es al revés.

Esta situación se refleja en la ecuación 11-32 del ACI, que se presenta en la


próxima sección. El refuerzo cortante vertical contribuye a la resistencia
cortante de un muro por medio del cortante por fricción.

Se colocan varillas de refuerzo alrededor de todas las aberturas, ya sea que


el análisis estructural las considere necesarias o no. Tal práctica es necesaria
para prevenir grietas por tensión diagonal, que tienden a desarrollarse en
forma radial desde la esquinas de las aberturas.

FIGURA 18.6: MURO DE CORTANTE

13
VI. REQUISITOS DEL ACI PARA MUROS DE CORTANTE

A. La fuerza cortante factorizada de la viga debe ser igual o menor que


la resistencia de diseño por cortante del muro.
𝑉𝑢 ≤ ∅𝑉𝑛
B. La resistencia de diseño por cortante del muro es menor o igual a la
resistencia de diseño por cortante del concreto más la del refuerzo
por cortante.
𝑉𝑢 ≤ ∅𝑉𝑐 + ∅𝑉𝑠
C. La resistencia nominal por cortante Vn en cualquier sección
horizontal en el plano del muro no debe tomarse mayor que:
10√𝑓′𝑐 ∗ ℎ𝑑 (11.9.3)

D. Al diseñar las fuerzas cortantes horizontales en el plano de un muro,


d debe tomarse igual a 0.8 lw, donde lw es la longitud horizontal del
muro entre las caras de los apoyos, a menos que pueda justificarse
un valor mayor por medio de un análisis de compatibilidad de
deformaciones (11.9.4).
E. La sección 11.10.5 del ACI establece que a menos que se haga un
cálculo más detallado (como se describe en el siguiente párrafo), el
valor usado de la resistencia nominal por cortante Vc no deber ser
mayor que 2λ√𝑓′𝑐 ∗ ℎ𝑑 en los muros sometidos a una carga Nu de
compresión axial factorizada. Si un muro está sometido a una carga
Nu de tensión, el valor de Vc no debe ser mayor que el valor obtenido
con la siguiente ecuación:
𝑁𝑢
𝑉𝑐 = 2 (1 + ) λ√𝑓′𝑐 𝑏𝑤 𝑑 ≥ 0 (Ecuación 11-8, ACI)
500𝐴𝑔

F. Usando un análisis más detallado, el valor de Vc se tomará como el


menor valor que se obtenga al sustituir en las dos ecuaciones que
siguen, en donde Nu es la carga axial factorizada normal a la sección
transversal que se presente simultáneamente con Vu. Se tiene que
Nu se considerará positiva para compresión y negativa para tensión
(11.10.6).
𝑁𝑢 𝑑
𝑉𝑐 = 3.3λ√𝑓′𝑐 ℎ𝑑 + (Ecuación 11-29, ACI)
4𝑙𝑤

14
O bien:

0.2𝑁𝑢
𝑙𝑤 (1.25λ√𝑓′ 𝑐 + )
𝑙𝑤 ℎ
𝑉𝑐 = 0.63λ√𝑓′𝑐 + 𝑀𝑢 𝑙𝑤 (Ecuación 11-30, ACI)

𝑉𝑢 2

La primera de estas ecuaciones se formuló para predecir la resistencia


al agrietamiento inclinado en cualquier sección de un muro de
cortante, que corresponda a un esfuerzo principal de tensión de
aproximadamente 4λ√𝑓′𝑐 en el centroide de la sección transversal
del muro. La segunda ecuación fue formulada para corresponder a la
presencia de un esfuerzo de tensión por flexión de 6λ√𝑓′𝑐 en una
sección 𝑙𝑤 ⁄2 arriba de la sección investigada. Si 𝑀𝑢 ⁄𝑉𝑢 - 𝑙𝑤 ⁄2 resulta
negativo, la segunda ecuación no tendrá sentido y no será utilizada.

En unidades del SI, estas tres últimas ecuaciones toman la forma:

0.3𝑁𝑢 λ√𝑓′𝑐
𝑉𝑐 = (1 + ) 𝑏𝑤 𝑑 ≥ 0 (Ecuación 11-8, ACI)
𝐴𝑔 6

1 𝑁𝑢 𝑑
𝑉𝑐 = λ√𝑓′𝑐 ℎ𝑑 + (Ecuación 11-29, ACI)
4 4𝑙𝑤

𝑁
𝑙𝑤 (λ√𝑓′ 𝑐 +2 𝑢 )
1 𝑙𝑤 ℎ ℎ𝑑
𝑉𝑐 = [ λ√𝑓 ′ 𝑐 + 𝑀𝑢 𝑙𝑤 ] 10 (Ecuación 11-30, ACI)
2 −
𝑉𝑢 2

G. Los valores de 𝑉𝑢 calculados con las dos ecuaciones anteriores a una


distancia de la base igual a 𝑙𝑤 /2 o bien ℎ𝑤 /2 (la que sea menor), son
aplicables a todas las secciones entre esta sección y la de la base del
muro. (11.9.7).
H. Si la fuerza cortante factorizada 𝑉𝑢 es menor que ∅𝑉𝑢 /2 calculada
como se indicó en los dos párrafos anteriores, no será necesario
proporcionar una cantidad mínima de refuerzo tanto horizontal
como vertical, como se describió en la sección 11.9.9 o en el capítulo
14 del código.

15
I. Si 𝑉𝑢 es mayor que ∅𝑉𝑐 , el refuerzo del muro de cortante debe
diseñarse como se indica en la sección 11.9.9 del código
J. Si la fuerza cortante factorizada 𝑉𝑢 excede la resistencia por cortante
∅𝑉𝑐 , el valor de 𝑉𝑠 debe determinarse con la siguiente expresión, en
la que 𝐴𝑣 es el área del refuerzo por cortante horizontal y s es la
separación del refuerzo por torsión o por cortante, en una dirección
perpendicular al refuerzo horizontal (11.9.9.1).
𝐴𝑣 𝑓𝑦 𝑑
𝑉𝑠 = (Ecuación 11-31, ACI)
𝑠
K. La cantidad de refuerzo por cortante horizontal pt (como porcentaje
del área total vertical de concreto) no deberá ser menor que 0.0025
(11.9.92).
L. La separación máxima del refuerzo s2 por cortante horizontal no
deberá ser mayor que 𝑙𝑤 /5 , 3ℎ o 18 𝑝𝑙𝑔 (11.9.9.3).
M. La cantidad de refuerzo por cortante vertical 𝜌𝑛 (como porcentaje del
área total horizontal de concreto) no deberá ser menor que el valor
dado por la siguiente ecuación, en la que ℎ𝑤 es la altura total del
muro (11.9.9.4).
ℎ𝑤
𝜌𝑙 = 0.0025 + 0.5 (2.5 − ) (𝜌ℎ − 0.0025) (Ecuación 11-32, ACI)
𝑙𝑤

No debe ser menor que 0.00025 pero tampoco mayor que el refuerzo
por cortante horizontal requerido pt.

En los muros altos, el refuerzo vertical es mucho menos eficaz que en


los muros bajos. Este hecho se refleja en la ecuación anterior, donde
para muros con una relación de altura a longitud menor que 0.5, la
cantidad de refuerzo vertical necesaria es igual al refuerzo horizontal
requerido. Si la relación es mayor que 2.5, sólo se requiere una
cantidad mínima de refuerzo vertical (es decir, 0.0025sh).

N. La separación máxima del refuerzo por cortante vertical, no deberá


ser mayor que 𝑙𝑤 /3, 3ℎ o 18 𝑝𝑙𝑔 (11.9.9.5).

16
VII. ASPECTOS ECONÓMICOS DE LA CONSTRUCCIÓN DE MUROS

Para construir muros económicos de concreto reforzado, es necesario


considerar aspectos tales como el espesor del muro, juntas de construcción,
alturas de las zapatas, etcétera.
El espesor de los muros debe ser suficiente para permitir la colocación y
vibrado adecuados del concreto. Todas las paredes de un edifico deben
tener el mismo espesor si es posible. Esto permite volver a usar la cimbra,
conexiones, etc. Además, se reduce la posibilidad de cometer errores
durante la construcción.
Deberán tenerse tan pocas juntas como sea posible en los muros de
concreto. Cuando son necesarias, es preferible repetir los tamaños y sus
posiciones en los distintos muros, en vez de usar diferentes tamaños y
posiciones. Además, unas cuantas juntas grandes son más económicas que
un gran número de juntas pequeñas.
Puede ahorrarse mucho dinero si la altura de una zapata puede mantenerse
constante en un muro dado. Esto simplifica considerablemente la cimbra
usada en el muro. Si se requieren escalones en una zapata, su número
deberá ser el mínimo posible.

IMAGEN N°5

17