You are on page 1of 4

Sistemas Estructurales

Son estructuras que se componen de variados miembros, con el fin de soportar las
edificaciones y de igual manera teniendo la función de soportar las cargas que actúan
sobre ellas transmitiéndolas al suelo. Dispuestos de tal manera que la total estructura y
cada de sus elementos sean capaces de mantenerse sin cambios apreciables en su
geometría durante la carga y descarga.

Materiales Estructurales
ACERO: El acero está compuesto por hierro puro + metaloides (C, S, P, Si) + metales
variables (Mn, Cr, Ni,...). Éstos últimos son los que le dan sus grandes propiedades. La
cantidad de carbono debe ser superior al 0.03 %, pero menor de 2 %. Las fundiciones
son aleaciones hierro-carbono, en las que la proporción de carbono es superior al 2 %
Uno de los materiales de fabricación y construcción más versátil, adaptable y uno de los
más usado. Combina la resistencia y posibilidad de ser trabajado, lo que es rentable para
fabricaciones de muchos métodos. Además, sus propiedades pueden ser manejadas de
acuerdo a las necesidades específicas mediante tratamientos con calor, trabajo mecánico,
o mediante aleaciones.
Se utiliza para la construcciones en puentes de grandes claros, en edificios altos, para la
modificación de estructuras (se adaptan bien a las posibles ampliaciones) y en estructuras
con malas condiciones de cimentación ya que posee una alta resistencia/peso. Posee
uniformidad ya que sus propiedades no cambian apreciablemente. De igual manera posee
algunas desventajas ya que su mantenimiento es costoso, porque son susceptibles a la
corrosión al estar expuestos al aire y al agua, costo de la protección contra el fuego ya que
el acero pierde apreciablemente su capacidad de resistencia con el aumento de la
temperatura.
 ORIGEN: Los primeros artesanos en trabajar el hierro, producían aleaciones que
hoy se clasificarían como hierro forjado, esto mediante una técnica que implicaba
calentar una masa de mineral de hierro y carbón vegetal en un gran horno con tiro
forzado, de esta manera se reducía el mineral a una masa esponjosa de hierro
metálico llena de una escoria de impurezas metálicas, junto con cenizas de carbón
vegetal. Esta esponja de hierro se retiraba mientras permanecía incandescente,
dándole fuertes golpes con pesados martillos para poder expulsar la escoria y
soldar el hierro. Ocasionalmente esta técnica de fabricación, producía
accidentalmente auténtico acero en lugar de hierros forjado. A partir del siglo XIV
el tamaño de los hornos fueron ampliados. En estos hornos de mayor tamaño el
mineral de hierro de la parte superior del horno se reducía a hierro metálico y a
continuación absorbía más carbono como resultado de los gases que lo
atravesaban. El producto de estos hornos era el llamado arrabio, una aleación que
funde a una temperatura menor que el acero o el hierro forjado. El arrabio se
refinaba después para fabricar acero.

CONCRETO: Mezcla de piedras, arena, agua y cemento que al solidificarse constituye


uno de los materiales de construcción más resistente para hacer bases y paredes.
La combinación entre la arena, el agua y el cemento en algunos países
latinoamericanos se le conoce como Mortero, mientras que cuando el concreto ya está
compactado en el lugar que le corresponde recibe el nombre de hormigón.

El material de construcción más utilizado del mundo es sin duda el concreto, su


composición en la medida y para el uso adecuado es el más sólido, es el que se utiliza
para edificar y crear superficies fuertes como pisos y paredes, no es sólido, por lo que no
permite ningún tipo de flexibilidad luego de estar seco o sólido. Cuando se combina con
acero se le denomina hormigón armado. Entre los factores que hacen del concreto un
material de construcción universal tenemos: La facilidad con que puede colocarse dentro
de los encofrados de casi cualquier forma mientras aún tiene una consistencia plástica. Su
elevada resistencia a la comprensión lo que le hace adecuado para elementos sometidos
fundamentalmente a compresión, como columnas y arcos. Su elevada resistencia al fuego
y a la penetración del agua

El concreto al igual que otros materiales, se diseña para utilizarse en elementos


estructurales que soportaran esfuerzos de carga a la compresión y a la flexión, en el
primero de los casos elementos como las cimentaciones, pavimentos, columnas, y en el
segundo caso las vigas, o que soporte una combinación de estas cargas como las losas de
piso.

Es necesario indicar que el concreto por sí solo no puede soportar grandes cargas y
esfuerzos, para soportar cargas de compresión en un pavimento este puede variar sus
resistencias dependiendo del uso que se de a este, pero si va a soportar cargas que
impliquen flexión este deberá ser reforzado con un alma de acero, conformadas con
varillas de acero corrugadas, que conjunto con el concreto, conforman lo que se conoce
como, concreto u hormigón armado.
Debido a que el concreto polimérico es un material compuesto y muy versátil es usado
con gran frecuencia para aplicaciones como:

 Pavimentar puentes
 Fabricación de tuberías de aguas residuales
 Fabricación de tuberías estructurales
 Construcción
 Reparación de estructuras
 Pavimentar carreteras
 Paneles decorativos de la construcción
 Y muchos otros usos en la construcción en general.

 ORIGEN: El cemento se empezó a utilizar en la Antigua Grecia utilizando tobas


volcánicas extraídas de la isla de Santorini, los primeros cementos naturales. En el
siglo I a. C. se empezó a utilizar en la Antigua Roma, un cemento natural, que ha
resistido la inmersión en agua marina por milenios, los cementos Portland no
duran más de los 60 años en esas condiciones; formaban parte de su composición
cenizas volcánicas obtenidas en Pozzuoli, cerca del Vesubio. La bóveda
del Panteón es un ejemplo de ello. En el siglo XVIII John Smeaton construye
la cimentación de un faro en el acantilado de Eddystone, en la costa Cornwall,
empleando un mortero de cal calcinada. El siglo XIX, Joseph Aspdin y James Parker
patentaron en 1824 el cemento de portland, denominado así por su color gris
verdoso oscuro similar a la piedra de Portland. Isaac Johnson, en 1845, obtiene el
prototipo del cemento moderno, con una mezcla de caliza y arcilla calcinada a alta
temperatura. En el siglo XX surge el auge de la industria del cemento, debido a los
experimentos de los químicos franceses Vicat y Le Chatelier y el alemán Michaélis,
que logran cemento de calidad homogénea; la invención del horno rotatorio para
calcinación y el molino tubular y los métodos de transportar
hormigón fresco ideados por Juergen Heinrich Magens que patenta entre 1903 y
1907.
MADERA: La madera es un material natural ligero y de buena resistencia aunque con
propiedades mecánicas variables. Sus propiedades mecánicas no se ven afectadas por el
fuego, a pesar de que la madera es combustible, al contrario que ocurre con otros
materiales como el acero o el aluminio.

En cambio, la madera es un material muy sensible a los cambios de humedad y a los


ataques de plagas como las termitas o la carcoma.

Las especies arbóreas más utilizadas como material de construcción de estructuras son las
maderas de coníferas (pertenecientes al grupo botánico de las gimnospermas), como el
pino nórdico o el abeto, y las maderas de frondosas (grupo botánico de las
dicotiledóneas).

En estructuras de madera que estarán expuestas a la intemperie se emplea mayormente


el pino nórdico.

 ORIGEN: La madera fue uno de los primeros materiales utilizados por el hombre
para construcción de viviendas, herramientas para cazar, fabricación de utensilios,
etc. Después fue uno de los materiales predilectos para la construcción de
palacios, templos y casas desde el siglo XX a.c. y hasta el siglo XIV d.c; donde al
descubrirse nuevas técnicas y materiales para la construcción, disminuyeron en
gran medida el uso de esta.

Andrea Monasterio
28.231.221
Tecnología y Arquitectura