You are on page 1of 3

Las medidas por las cuales el OTASS interviene son:

1. El No Lograr Liquidez
2. El Mal Manejo Del Sistema Administrativo como se puede apreciar; los problemas en
la gestión de las EPS son evidentes.
Lamentablemente, las EPS presentan deficiencias en:
(i) calidad del agua potable;

(ii) continuidad en la prestación del servicio (a veces se brinda el servicio sólo por horas);

(iii) no dar un adecuado tratamiento a las aguas residuales; etc.

Todos estos problemas redundan en una menor calidad de servicio al usuario.

A su vez, las EPS presentan problemas de gestión tales como la cobranza (el ratio de
morosidad) y habitualmente el monto de las tarifas es insuficiente para cubrir los costos
de operación y mantenimiento y además realizar las inversiones necesarias para mejorar
el servicio.

El cobro de una tarifa que sea suficiente para brindar un mejor servicio es difícil de poner
en práctica por lo siguiente: (i) la resistencia social que genera cualquier anuncio de
incremento de tarifas; (ii) para el cobro de tarifas se requiere sustentar técnicamente ante
la SUNASS las razones que llevarán a dicho incremento, el plan de inversiones y el
mejoramiento del servicio.

Muchas veces las EPS no logran sustentar adecuadamente ante la SUNASS las razones
para que se apruebe un incremento de tarifa, o por lo menos, no en la magnitud que se
requeriría para mejorar significativamente el servicio. Al no lograrse sustentar
adecuadamente, la SUNASS no aprueba los incrementos tarifarios necesarios y persiste
la situación en que la EPS no puede mejorar la calidad del servicio. Todo ello además del
problema social que significa el incremento de tarifas.

Otro de los problemas que dificulta un buen desempeño de las EPS es el relacionado a
los sueldos y salarios. Habitualmente se pagan salarios muy bajos, en comparación con
el mercado, para los puestos gerenciales. Se requiere personal capacitado y
experimentado para que gerencie las EPS y para los puestos tales como gerente de
operaciones o gerente de inversiones o infraestructura. Sin embargo, las EPS están atadas
de manos puesto que el rango salarial que pueden pagar es muy limitado y ello no les
permite contratar al personal idóneo.

El no poder aplicar las tarifas que técnicamente se requieren impide que las EPS tengan
recursos para que hagan las inversiones que permitan brindar un buen servicio. Así por
ejemplo, para mejorar la calidad del agua potable, se requiere invertir en mejorar la Planta
de Tratamiento de Agua Potable. Para incrementar la continuidad del servicio se requiere
invertir en obras de captación, conducción y derivación de agua, o en pozos subterráneos
o alguna otra alternativa que permita contar con mayor volumen de agua. Asimismo, para
mejorar la distribución y reducir las pérdidas, se requiere invertir en los colectores y
tubería de distribución, reemplazando la que se requiera y dándole mantenimiento a la
que sea necesaria. De otro lado, para reducir la contaminación del mar y de los ríos y para
cumplir con la normatividad ambiental, se requieren grandes inversiones en el tratamiento
de las aguas residuales. Todo ello requiere inversión, recursos frescos y no se pueden
conseguir si no se cobra una tarifa técnicamente determinada.

Asimismo, se tiene que continuar apoyando la labor del OTASS, impulsando las mejoras
que sean necesarias al marco legal vigente y dotándola de suficientes recursos.
AÑO DEL DIALOGO Y LA RECONCILIACION NACIONAL
FACULTAD DE ECOLOGIA
ESCUELA PROFESIONAL DE INGENIERIA SANITARIA

NOMBRE: ALEX VASQUEZ VILLACORTA

CURSO: ADMINISTRACION Y GESTION DE LOS SERVICIOS DE


AGUA Y SANEAMIENTO

DOCENTE: ING. JAVIER AUGUSTO PUYO ROMERO

CICLO: IX

AÑO ACADEMICO: 2018-II