You are on page 1of 3

SOCIOLOGÍA DE LA EDUCACIÓN

UNIDAD III: EDUCACIÓN, SOCIEDAD, CULTURA Y DESARROLLO


3.1.- Tecnología, Sociedad y Educación
La sociedad moderna se inicia con la revolución industrial a lo largo de los siglos XVII Y XIX. El crecimiento
de la industria desplazó a la agricultura como motor de producción en la actividad económica. Se
reemplazaron las herramientas artesanales por las máquinas.

Según Quintanilla (1989), se produce un cambio en la lógica del sistema productivo, que consiste en dar
soluciones tecnológicas desde cuestiones cotidianas hasta la investigación avanzada.

3.1.1.- Evolución del concepto de tecnología

La palabra tecnología proviene de los términos griegos “Téchne” (arte, destreza, habilidad, oficio) y “logos”
(palabra, habla, tratado, argumento, razonamiento).

Según Sancho (1994): “La combinación de estos términos (téchne y logos) significaba el nexo conductor
que abría el discurso y la finalidad de las artes”.

Según Mitcham (1989): Es así como la técnica se refiere al “hacer” y puede significar un conjunto de
procedimientos puestos en práctica para obtener un resultado determinado.

En el terreno educativo usamos frecuentemente algunos derivados de la técnica en el sentido de “hacer”,


como son las técnicas didácticas, las técnicas de estudio, las técnicas instrumentales.

La tecnología es una producción básicamente humana, entendiendo aquí este término en el sentido de
perteneciente a la especie humana, propio de ella.

3.1.2.- Las relaciones entre ciencia y tecnología.

Desde el siglo XVII la tecnología es concebida como aplicación práctica de la investigación científica. De
estas ideas se desprende que la ciencia tiene un carácter "explicativo", mientras que la tecnología lo tiene
"normativo".

En esta discusión, Bunge (1979) explicita una serie de coincidencias y diferencias entre los planteamientos
de la ciencia y de la tecnología que Sancho (1994:21) los resume:
- El conocimiento tecnológico

El conocimiento tecnológico proviene de, y está integrado en la actividad humana, al contrario del
conocimiento científico, por ejemplo, el cual es una expresión del mundo físico y sus fenómenos. El
conocimiento tecnológico no puede ser fácilmente clasificado y codificado como el caso del
conocimiento científico.

El conocimiento tecnológico lo podemos agrupar en tres categorías (Vicenti,1984): Descriptivo,


prescriptivo y tácito.

El conocimiento descriptivo representa declaraciones de datos las cuales proporcionan la estructura


dentro del cual la persona informada trabaja, como propiedades materiales, información técnica y
características de las herramientas.

El conocimiento prescriptivo se produce como consecuencia de los esfuerzos sucesivos para


alcanzar una eficacia más grande, tal como procedimientos mejorados y es alterado y añadido mientras
se alcanza más experiencia.

El conocimiento tácito es implícito, y por lo general es el resultado de un juicio individual, habilidad o


práctica. Por ejemplo, descripciones, diagramas, dibujos ayudan a explicar el conocimiento tácito, pero
en gran parte resulta de la práctica y la experiencia individual.

- Clasificación de las tecnologías

La clasificación se hizo según el ámbito de aplicación, distinguiendo cuatro grupos:

1. Tecnologías Materiales, basadas en las Ciencias Naturales (Física, Química, Biología,


Bioquímicas).

2. Tecnologías Sociales, fundamentadas en las Ciencias Humano-Sociales (Psicología, Economía,


Sociología, Psicosociología).

3. Tecnologías Conceptuales, de índole Lingüística o Lógico-matemática (informática).

4. Tecnologías Generales (teoría de la información; teoría de los sistemas lineales, teoría del
control, teoría de la optimización, etc.).

3.1.3.- El binomio tecnología-sociedad

La tecnología y la sociedad forman un entramado socio-técnico. El contexto social, político y económico


en el que nos encontramos hace de la perspectiva tecnológica un ámbito fundamental. Los cambios
tecnológicos vienen provocando actitudes y reacciones dispares entre los docentes y, en el mejor de
los casos, innovaciones curriculares.

Mitcham (1989) resume en tres las formas de relación con la tecnología:

1. Escepticismo (actitud de los que sospechan de la tecnología y la consideran peligrosa).

2. Optimismo (actitud de los tecnófilos o promotores de la tecnología ya que la consideran buena


para la expansión del desarrollo).

3. Desasosiego (actitud ambigua hacia la tecnología, y paradójicamente tanto desde el punto de vista
personal (porque la tecnología engendra libertad, pero aparta de la fuerza afectiva necesaria para
ejercitarla) como desde el social (porque debilita los lazos de afecto social).
3.1.4.- La relación ciencia, tecnología y sociedad: Los estudios CTS

La creciente importancia social de la ciencia y la tecnología ha provocado el surgimiento de un campo de


investigación interdisciplinar denominado Ciencia, Tecnología y Sociedad (en adelante, CTS), cuyo objetivo
es el estudio del desarrollo científico y tecnológico y de sus consecuencias sociales.

Abordar la tecnología implica cuestionar críticamente y legitimar el empleo de nuevas tecnologías, desde
la perspectiva de la construcción social que de ellas hacen los profesores y alumnos. En la actualidad, la
evaluación de tecnologías se entiende teóricamente como un conjunto de métodos para analizar los
diversos efectos o impactos de la aplicación de tecnologías, identificando los grupos sociales afectados y
estudiando además los efectos de posibles tecnologías alternativas.

En los ochenta se introdujo el concepto de evaluación constructiva de tecnologías que no debería ocuparse
exclusivamente de los aspectos externos de las tecnologías (los efectos o impactos) sino, y
fundamentalmente, de su desarrollo interno. La idea subyacente es, pues, que las sociedades
contemporáneas pueden controlar, por lo menos en algún grado, el ritmo y la dirección del cambio
tecnológico.