You are on page 1of 5

Uruguay sufre una grave factura social que genera marginalidad, violencia, delito, consumo y

tráfico de drogas e inseguridad. Existe una población vulnerable que vive en los contextos más
críticos de nuestro país a la que el sistema educativo no ha atendido debidamente, y para la
cual no ha propiciado efectivas oportunidades. Nuestro sistema necesita tener diversidad de
herramientas para atender a determinadas poblaciones, porque claramente no podemos
seguir haciendo lo mismo y esperar resultados diferentes.

Para revertir esta realidad, Ciudadanos propone, además de las acciones generales que en
materia educativa se implementarán, una nueva modalidad educativa que implica la instalación
de 136 liceos públicos modelo en todos los barrios/zonas vulnerables del país, con una
propuesta educativa especial y ajustada al contexto, manteniendo los valores Varelianos de
gratuidad, obligatoriedad y laicidad.

Población objetivo

Primero, definimos “población vulnerable” como aquella que vive en zonas con un porcentaje
alto de Necesidades Básicas Insatisfechas1. En estos barrios reside 1 de cada 4 uruguayos y los
resultados educativos son incluso peores que los registrados en promedio en Uruguay:
mientras que en los contextos más favorables el 77% de los jóvenes termina el liceo, en los
contextos vulnerables solo 19 de cada 100 logran terminarlo2.

1
Utilizamos la definición del Instituto Nacional de Estadística, pero excluimos la NBI de educación ya que por
definición no se puede calcular para hogares que no cuenten con personas entre 4 y 17 años de edad, lo que
implicaría que el nivel de vulnerabilidad del segmento quedaría influenciado por su composición etaria. Para la
clasificación de segmentos en NBI bajas, medias y altas se utilizó un análisis de conglomerados.
2
Mirador Educativo, INEEED.
Se utilizó el último Censo del Instituto Nacional de Estadística para identificar a los jóvenes de
los contextos vulnerables en edad de asistir a los liceos públicos modelo. Son aquellos que entre
2020 y 2026 tendrían edad para ingresar en la educación media. En total, 80 mil jóvenes en
edad liceal viven en zonas consideradas de alta vulnerabilidad, de los cuales 40 mil residen en
el Área Metropolitana de Montevideo y 40 mil en el interior urbano.

Una vez identificada la población objetivo y su ubicación, identificamos cuántos liceos públicos
modelo corresponden a cada localidad. Para esto, es necesario tomar en cuenta la cantidad de
jóvenes en edad liceal en los contextos vulnerables de la localidad y el tamaño de estos liceos.
El total de liceos modelo necesarios para atender a la totalidad de la población objetivo es 136.
Población objetivo Liceos asignados
Montevideo 25,867 41
Artigas 3,643 6
Canelones 12,442 23
Cerro Largo 3,600 6
Colonia 1,936 3
Durazno 2,191 4
Flores 69 1
Florida 790 1
Lavalleja 55 1
Maldonado 2,494 4
Paysandú 4,478 7
Río Negro 1,507 2
Rivera 4,347 7
Rocha 894 1
Salto 7,736 13
San José 2,358 5
Soriano 2,325 4
Tacuarembó 2,868 5
Treinta Y Tres 1,101 2
Total nacional 80,701 136

Fuente: cálculos propios en base a Censo 2011, INE.


Estos liceos se ubicarán en zonas de alta vulnerabilidad para que sus alumnos puedan estar lo
más cerca posible del centro educativo que les corresponde. De acuerdo al criterio
identificamos los barrios en las localidades de todo el país en los que son necesarios estos
liceos.

Características de los liceos

Estos liceos se diferencian de los que ya existen en cuatro características fundamentales:


excelencia académica, contención, familia y comunidad.
I. Excelencia académica

Contarán con un equipo docente estable y comprometido con el proyecto, parte fundamental
de una comunidad educativa con alto sentido de pertenencia y con formación pedagógica para
generar saberes, motivación permanente y preparación para aprender a aprender a partir del
uso e interpretación de las informaciones existentes y de las tecnologías. A su vez, los equipos
de dirección serán formados en gestión de instituciones educativas, con foco en aquellas de
contexto vulnerable, además de la fundamental formación en liderazgo, trabajo en equipo,
comunicación eficaz y autonomía para la toma de decisiones. Los profesionales serán
seleccionados a través de llamados públicos abiertos entre docentes que reúnan las
características antes referidas, así como un fuerte compromiso social y vocación por la
educación en el marco de una formación acreditada.

Para que un centro educativo organice su actividad en torno a un proyecto específico, resulta
esencial que parte de la capacidad de decisión —que actualmente cuenta con alto grado de
centralización— se transfiera efectivamente a las comunidades educativas. La asignación de
mayor autonomía implica mayor responsabilidad, por lo que el acompañamiento de estas
comunidades debe enmarcarse a través de procesos de evaluación permanentes y establecidos
al efecto, con amplia participación de los actores directamente involucrados.

II. Contención

Estos liceos funcionarán de 8 a 18 horas, incluyendo los días sábados y desarrollarán clases en
el verano, con el propósito de que los centros tengan 270 días de actividades al año para un
total de 2.600 horas anuales, muy superior al estándar de educación media. A su vez, se contará
con tutorías individualizadas para estudiantes con dificultades de aprendizaje y vinculares. Por
último, contarán con equipos especializados para asegurar una excelente alimentación y salud
física y emocional, en particular la atención y promoción de hábitos saludables de vida. Además,
existirán planes de prácticas e inserción laboral, de manera de fomentar la cultura de la
formalidad y construir capital social.

III. Familia y comunidad

Se trabajará fuertemente en la integración institucionalizada de la familia o de los referentes


adultos del estudiante a la vida del centro educativo para que sean parte del desarrollo de las
potencialidades cognitivas, emocionales, sociales, físicas y ciudadanas de los jóvenes.
Los liceos tendrán un rol activo en la construcción y desarrollo de comunidad: a partir de la
formación en actitudes y valores, junto con los estudiantes y sus familias se trabajará en la
construcción de otro futuro posible.