You are on page 1of 2
ROLOGO Arthur Guyton es un hombre excepeional. Des- taca entre la multitud en casi todas las dimensio- nes. La polio que contrajo al terminar sus estudios de Medicina en Harvard, durante su especializa- cién en neurocirugia, le impedia caminar solo, y él se sobrepuso, adaptdndose a unas muletas, y deci- dié cambiar la neurocirugia por 1a fisiologia Por este motivo, regresé a Jackson, Mississippi, donde emprendié su nueva carrera como fisiélogo. Deesta forma, su trabajo revolucioné los conceptos fisiolégicos y otorgé al Ole Miss un lugar en el mapa biolégico como centro docente de excelencia intelectual en fisiologia. Como apenas podia utilizar sus manos para es- cribir, Arthur aprendié a dictar, en prosa casi per- fecta, para crear, sin ayuda, el tratado de fisiologia més completo, perfeccionado, actualizado y mejor vendido de su época, en el que se describe y analiza con autoridad todo el panorama fisiol6gico. Y Arthur desarrollé una nueva ciencia de fisiolo- gia integradora que describe y revela los diversos mecanismos de servocontrol que regulan la pre- sion arterial, la funcién cardiaca, la homeostasis hidrosédica, la presién y el flujo tisulares locales, y la autorregulacién corporal total, para todo lo cual se requieren miltiples sefiales de control por re- troaccién. A efectos de este trabajo, Arthur disené y construyé un detallado modelo informético del sistema circulatorio completo, para planificar nue- vos experimentos que analizaran sus nuevas hipé- tesis. Su modelo predijo y describié correctamente el protagonismo de la alteracién de la funcién re- nal en el mantenimiento de las anomalias de la ex- crecién de liquidos en relacién con el sodio que sus- tentan la hipertensidn, y este modelo describe también cémo el sistema plasmatico renina-angio- tensina modifica la relacién entre la tensién arte- rial y la excrecién salina. Arthur adora los problemas mecénicos y fisicos, pero también aprecia la importancia de las sefales bioquimicas que reflejan los fenémenos fisicos que producen los cambios fisiolégicos. Sus nuevos enfo- ques encontraron la habitual resistencia de la rigi- dez del pensamiento establecido. Inamovible, Guy- ton inventé, explot6 o definié nuevos conceptos cardiovasculares, como los de la presién media cir- culatoria y la autorregulacién corporal total. Inclu- 80 sugirié que las presiones del liquido intersticial podrian ser negativas en la axila y el escroto. Ni que decir tiene que esta pasidn por lo biol6gi- co fisico y quimico invadi6 su vida entera, incluso su tiempo libre. Asi, con muletas y todo, y con la ayuda de su mujer y sus hijos, Arthur disené y construyé literalmente su preciosa casa en Jackson. Mi primer contacto con Arthur fue oyéndole ha- blar durante un congreso de fisiologia. Inmediata- mente, fui consciente de la necesidad de reorgani- zar mis ideas y conceptos sobre las sefiales que controlan la presién arterial. La linea de pensa- miento de Arthur me lleg6 en el momento oportu- no, pues nuestro grupo estaba siendo atacado por defender (correctamente) que un valor de renina plasmética normal no es «normal» en toda persona con tensién arterial elevada. Esto se debe a un sistema de retrocontrol clave Asi, cuando la tensién arterial se eleva en una per- vii vill Pr6logo sona normal, de inmediato interrumpe la libera- cién renal de renina y, por consiguiente, los niveles de renina plasmatica se reducen répidamente a un. valor casi nulo. En la persona hipertensa, por tan- to, algo funciona mal. A diferencia de los indivi- duos normales, el hipertenso no es capaz de limitar el nivel de su renina plasmatica a pesar de una ele- vacion sostenida de la presién arterial, de modo que las cifras de renina en sangre permanecen