You are on page 1of 10

Prácticas profesionales escenario 1

Habilidades para la Vida: Una propuesta de formación humana

Presentado por:

Yurany Grisales Ospina – código 1036839712

Tutora

Carolina Piedrahita Vallejo

Universidad Nacional Abierta y a Distancia – UNAD

Escuela de Ciencias Sociales, Artes y Humanidades

Programa de Psicología

CCAV Dosquebradas

2019

Formato no conforme adaptado para el desarrollo de talleres dentro del curso de prácticas profesionales
(psicología).
Propuesta Metodológica

Contenido de la Capacitación
Título del Taller: El líder ¿Nace o se Hace?
Actividades
Objetivo Tiempo
Propuestas
Mostrar en los jóvenes los mecanismos de
participación ciudadana ya que son herramientas
1. Mecanismos de
establecidas en la Constitución de 1991 para asegurar 30
Participación
e incentivar la movilización de la población juvenil minutos
Ciudadana
representada en Personeros y Contralores
Estudiantiles en Villamaría.
Desarrollar la capacidad de llevar por un buen
camino a un grupo de personas entre ellos Personeros
2. El líder ¿Nace o se y Contralores Estudiantiles, para que entre todos 30
Hace? llevemos una buena comunicación y podamos lograr minutos
una meta o algún objetivo en común, en otras
palabras, forjar líderes.
Lograr que los miembros graben los nombres de sus
10
3. La Telaraña compañeros y logren, memorizar rostros y actitudes
minutos
divertidas de los participantes
Favorecer la imaginación, conocer el mundo que le
rodea, ver cómo se comportan las personas y adquirir
un nuevo lenguaje. Este le enseña a ver otros puntos 20
4. Juego de Roles
de vista, lo que le ayudará a ser más flexible para minutos
solucionar los problemas y, como se trata de una
lúdica en grupo, aprenderá a trabajar en equipo”,
Comprobar cómo el liderazgo funciona mejor cuando
5. El líder de recae sobre una sola persona en lugar de muchas y 10
Ciegos percibir la importancia de la comunicación en la minutos
relación entre jefes y colaboradores
6. Confeccionando Confeccionar el líder adecuado de acuerdo a las 20
el líder perfecto herramientas ya dadas minutos

Formato no conforme adaptado para el desarrollo de talleres dentro del curso de prácticas profesionales
(psicología).
Desarrollo Metodológico

Actividad 1. El líder ¿Nace o se Hace?

Duración: 2 Horas

Objetivo: Desarrollar la capacidad de llevar por un buen camino a un grupo de personas


entre ellos Personeros y Contralores Estudiantiles, para que entre todos llevemos una buena
comunicación y podamos lograr una meta o algún objetivo en común, en otras palabras,
forjar líderes.

Materiales/Preparación:

- Auditorio
- Sillas
- Video Beam
- Computador
- 1 pliego de papel periódico
- Marcadores
- Lana
- Fichas
- Tapa Ojos

Desarrollo:

- Presentación, Saludo
- Dinámica “La Telaraña”
- Charla.
o Personero Municipal Fernando Arcila sobre “Mecanismos de Participación
Ciudadana”
- Dinámica “Juego de Roles”
- Tema Principal “El líder ¿Nace o se Hace?”
o ¿Qué es liderazgo?
o ¿Qué es un líder?
o Virtudes de un líder
o Anti líder
o ¿Nace o se hace?
- Dinámica “El líder de Ciegos”
- Tema Principal “El líder ¿Nace o se Hace?”
o Decálogo del líder
o Proceso de liderazgo

Formato no conforme adaptado para el desarrollo de talleres dentro del curso de prácticas profesionales
(psicología).
- Dinámica “Confeccionando el líder perfecto”
- Conclusión sobre taller realizado

Guía Conceptual:

Dinámicas

Nombre de la
Desarrollo
Dinámica
En esta primera dinámica lo participantes formarán un círculo donde
se tendrá como objeto principal de la actividad un ovillo de hilo.

El primer integrante dice su nombre y, como propuesta, dice que le


gusta hacer en su tiempo libre (esta propuesta puede ser modificada en
función del contexto y el contenido en el que estemos).

A continuación, inesperadamente, el primero tira el ovillo a otro


La telaraña
compañero y este repite la función. De esta forma el hilo va
repartiéndose hasta llegar al último alumno, formando así una
telaraña.

Finalmente, la última persona que ha dicho su nombre le devolverá el


ovillo al penúltimo y éste repetirá el nombre del último, y así
sucesivamente. Finalmente, el ovillo de hilo tiene que llegar a la
persona que inició la actividad.
La interacción con el resto de los compañeros, a partir de unos roles
previamente asignados, contribuye a que los alumnos se enfrenten a
posibles situaciones que pueden surgir en el trabajo.

La dinámica de esta actividad es sencilla: se trata de distribuir


diferentes papeles entre los participantes (el pesimista, el experto, el
proactivo…) y dejar que interactúen representando a cada personaje.
Gracias a este juego, durante el taller de liderazgo se pueden abordar
Juego de Roles
infinidad de escenarios. ¿Sabrías resolver un problema de
desmotivación por parte de los empleados? ¿Cómo presentarías unos
resultados negativos ante la junta de accionistas? ¿Cuál sería tu
comportamiento en una reunión con potenciales clientes o partners?

Tras la representación en sí, es importante que, analicemos los fallos y


aciertos que se han cometido durante el juego de rol y repitamos la
simulación aplicando estas sugerencias.
En esta actividad, el objetivo es comprobar cómo el liderazgo
funciona mejor cuando recae sobre una sola persona en lugar de
El líder de Ciegos muchas y percibir la importancia de la comunicación en la relación
entre jefes y colaboradores.

Formato no conforme adaptado para el desarrollo de talleres dentro del curso de prácticas profesionales
(psicología).
Para llevarla a cabo, dividimos la clase en dos grupos. En el primer
grupo se designa un líder y al resto se le vendan los ojos, mientras
que, en el segundo equipo, solo uno de los integrantes llevará los ojos
tapados. El objetivo del juego es realizar una tarea: recorrer un
laberinto, llenar vasos de agua, traer y llevar objetivos de un sitio a
otro, etc.

Tras finalizar la prueba, llega el momento de análisis, en el que los


alumnos comprenderán por qué les ha resultado más fácil alcanzar el
objetivo cuando era una única persona la que estaba dando
instrucciones, mientras que el que recibía órdenes del resto de su
equipo cometía más fallos.
¿Cuáles son las características y cualidades más importantes de un
líder? Con este ejercicio ideal para un taller de liderazgo serán los
propios asistentes los que elaboren una recopilación de esas
competencias.
Confeccionando
De forma conjunta, los miembros que participan de la actividad van a
el líder perfecto
elaborar una silueta de una persona y alrededor de la misma van a
poner las habilidades que consideran importantes para llevar en cada
uno de sus perfiles como contralores y personeros, permitiendo
conocer qué es un buen líder para cada uno de los participantes y
cuáles son las habilidades en las que todos coinciden.

Tema Principal “ El líder ¿Nace o se Hace?

Desde la antigüedad el hombre ha tratado de responder a cuestiones tales como el origen,


funciones y naturaleza de los líderes. La psicología ha sido una de las disciplinas que más
se ha interesado sobre la temática de qué es un líder, generando mucha investigación y
teorías al respecto. En este sentido, las principales aportaciones de la psicología al tema del
liderazgo provienen del ámbito de la Psicología Social, disciplina que impulsó el estudio
científico del liderazgo en torno a 1930, con los estudios del psicólogo Lewin y sus
colaboradores sobre atmósfera de grupo y estilos de liderazgo.

La literatura sobre el liderazgo se ha centrado en mostrar unos supuestos que


mayoritariamente corresponden a una sociedad occidental industrializada, donde predomina
el individuo sobre el colectivismo y donde se busca un líder continuamente. Además, la
literatura también se ha caracterizado por una gran confusión entre lo que debería ser y lo
que no debería ser el liderazgo. Teniendo en cuenta lo anterior, es conveniente considerar la
gran influencia de los factores culturales y contemplar la posibilidad de que ciertos
resultados no sean generalizables a otras realidades socioculturales.

Las definiciones sobre liderazgo varían desde el énfasis en las habilidades del líder, en los
rasgos de personalidad, en las relaciones de influencia y en las orientaciones emocionales y

Formato no conforme adaptado para el desarrollo de talleres dentro del curso de prácticas profesionales
(psicología).
cognitivas. No obstante parece existir cierto acuerdo entre las diversas posturas en que el
liderazgo implica un proceso de influencia entre un líder y sus seguidores. Para Show las
características que pueden definir el concepto de liderazgo son las siguientes:

 El líder es la persona percibida como el centro del grupo, la más influyente y


generadora de un mayor número de comunicaciones.
 El líder es la persona que puede conducir al grupo hacia sus metas.
 El líder es considerado como el jefe del grupo y dispone de poder.
 El líder recibe el apoyo de los miembros de su grupo y tiene la capacidad de influirles
de forma positiva. De hecho, la influencia del líder va encaminada a que el grupo
consiga sus objetivos.

En cuanto a las teorías sobre el liderazgo, el enfoque más seguido ha sido el personalista,
que se centra en las características personales del líder. Dicho enfoque ha prosperado como
consecuencia de un mayor desarrollo teórico y de la importancia concebida a la situación y
ejecución del comportamiento. Las investigaciones desde esta perspectiva se mantienen
hasta el momento actual, proporcionando resultados consistentes. Desde esta orientación se
sostiene que el líder posee unas características que le distinguen de los demás miembros del
grupo y que son las siguientes:

 Motivación para el logro, orientada a establecer objetivos desafiantes e invertir los


esfuerzos necesarios para conseguirlos.
 Motivación para influir en los demás, como interés por adquirir estatus y poder en el
grupo y ejercer un impacto en los demás.
 Conocimientos relevantes y necesarios para el funcionamiento del grupo.
 Competencia cognitiva y facilidad para integrar e interpretar grandes cantidades de
información.
 Competencia social y habilidades sociales para ejercer una influencia interpersonal
típica de los procesos de liderazgo.
 Alto grado de autoconfianza
 Fiabilidad, ya que debe ser una persona de total confianza para sus seguidores.
 Flexibilidad y capacidad de adaptar su comportamiento a los diferentes seguidores y
situaciones.

Se puede concluir afirmando que los líderes se diferencian del resto de miembros del grupo
tanto en términos cuantitativos como cualitativos. De este modo, el hecho de que un sujeto
reúna las características supuestamente idóneas asociadas al liderazgo, no garantiza que
vaya a desempeñar eficazmente el rol de líder.

Cualquier grupo de trabajo debe estar encabezado por un buen líder si se pretende
prosperar, alcanzar objetivos y trabajar en una atmósfera agradable. Esta persona debe

Formato no conforme adaptado para el desarrollo de talleres dentro del curso de prácticas profesionales
(psicología).
caracterizarse por una serie de cualidades bastante exigentes y que deben distinguirle dentro
del grupo. El líder debe ser capaz de empatizar con los trabajadores a su cargo, organizar
bien las tareas y el tiempo de trabajo, y orientar a sus compañeros.

La importancia de la psicología de un buen líder suele centrarse en unos buenos atributos


intelectuales y comunicativos, pero además es esencial prestar atención a una serie de
rasgos personales que no deben faltar y que si no se tienen pueden aprenderse.

Demos un repaso a las principales características que deben estar presentes en un buen
líder, así como a la personalidad que debe definirle. Profundicemos.

1. Habilidades comunicativas
En primer lugar, un líder debe saber operar en dos direcciones:

 Debe ser capaz de expresar sus ideas de forma clara y lograr que esta información sea
recibida correctamente por las personas a su cargo.
 Debe saber escuchar y tener en cuenta las opiniones y posibles quejas de sus
compañeros y subordinados, para tener un mejor conocimiento del entorno de trabajo y
procurar mejorarlo en la medida de lo posible.

2. Inteligencia emocional
La inteligencia emocional es la capacidad de gestionar las emociones y los sentimientos,
tanto propios como ajenos. Además, tiene en cuenta la capacidad de discernir tales
sentimientos y de emplear esta información para corresponderla con acciones precisas y
adecuadas.

Un buen líder debe saber gestionar sus emociones y las de sus compañeros, para así
entender mejor las repercusiones de sus decisiones. El psicólogo estadounidense Daniel
Goleman señala cinco elementos principales de la inteligencia emocional en el liderazgo:

 Autoconciencia.
 Autorregulación.
 Motivación.
 Empatía.
 Habilidades sociales.

Cuanto mejor gestione el líder cada una de estas áreas mayor será su inteligencia
emocional.

3. Capacidad para determinar claramente las metas y los objetivos

Formato no conforme adaptado para el desarrollo de talleres dentro del curso de prácticas profesionales
(psicología).
Una de las principales dificultades que puede tener un grupo de trabajo es no encontrar una
clara definición de sus objetivos. Esto puede suponer importantes problemas para sus
miembros, como desembocar en situaciones de estrés y fatiga emocional.

El líder debe ser capaz de fijar claramente las metas del grupo de trabajo, y asegurarse de
que todos los miembros del equipo son conscientes de ellas. De esta forma, podrá evitarse
que el trabajo resulte infructuoso por no saber qué dirección llevar.

4. Capacidad de planificación
Como habilidad complementaria de la anterior, un buen líder debe ser capaz de planificar
adecuadamente el proyecto al que se dedique su equipo de trabajo. De esta forma, podrán
alcanzarse de forma más clara los objetivos, los compañeros tendrán una línea de actuación
mejor definida y podrán medirse de manera más adecuada y correcta los tiempos de trabajo,
especialmente si hay que adecuarse a una fecha de entrega.

5. Asistencia a los compañeros


Un buen líder debe ayudar a que todos los empleados a su cargo se desarrollen de manera
correcta, progresen y puedan resolver sus problemas profesionales de manera adecuada. El
líder debe ser visto como un apoyo, no como una figura autoritaria.

6. Innovación
Una capacidad muy atractiva en un líder es poder innovar en lo referente a los métodos de
trabajo. Encontrar nuevas formas para solventar problemas y desarrollar las tareas del
proyecto es un rasgo fundamental en una sociedad en constante avance.

Para ello, es recomendable conocer las técnicas más conservadoras y tradicionales, pero es
mejor saber explotarlas de manera novedosa o saber apostar por soluciones alternativas.

7. Responsabilidad
Una de las principales cualidades de un líder debe ser la responsabilidad. Como persona a
cargo de un equipo, el líder debe reconocer los errores de los que es responsable y asumir
su parte de culpa por cualquier error cometido. Esta capacidad no solo hará que sus
compañeros le vean como alguien adecuado para el cargo, sino que podrá beneficiar a todo
el conjunto.

8. Información
Un buen líder debe estar adecuadamente informado sobre los proyectos que se están
llevando a cabo. De esta forma, tiene que preocuparse por conocer proyectos similares para
tener una visión amplia y lo más objetiva posible de la situación y además, por cómo se

Formato no conforme adaptado para el desarrollo de talleres dentro del curso de prácticas profesionales
(psicología).
desarrolla el día a día del proyecto. Para ello, será importante socializar con los miembros
de equipo, conocer en qué punto está cada uno y qué posibles problemas hay a la vista.

Estas son algunas de las cualidades que deben caracterizar a un buen líder para que sea
visto por todos los miembros del equipo de trabajo como alguien capaz y adecuado para el
cargo y para que desarrolle su rol de manera adecuada. Un buen líder no solo organiza,
gestiona y planifica sino también se relaciona y trabaja con los demás, y empatiza.

Es cierto, el liderazgo es la habilidad gerencial o directiva por excelencia, y consiste en


tener la capacidad de influir en la forma de ser de las personas o en un grupo de personas
determinado, logrando que el trabajo se lleve a cabo con entusiasmo y se enfoque en el
logro de metas y objetivos.

Así pues, un líder es mucho más que un jefe: es una persona que tiene la capacidad de
tomar decisiones acertadas y oportunas para dirigir un grupo de trabajo e inspirarlo a
alcanzar una meta común; es una persona capaz de tomar la iniciativa, gestionar, convocar,
promover, incentivar, motivar y evaluar para lograr los objetivos de negocio de un área o
una compañía.

Sin embargo, no todos los líderes nacen siéndolo: muchos se forman en el camino. Puedes
trabajar en convertirte en uno si sigues estos 10 secretos:

1. Dominar tu área. Éste es, por supuesto, el primer requisito: un líder DEBE ser un experto
en su campo. Debe tener experiencia suficiente para hacer proyecciones y enfrentar crisis,
así como para compartir su conocimiento con otros.

2. Confiar en ti mismo. Un líder conoce a la perfección sus talentos, pero también está
consciente de sus limitaciones. Por ende, es capaz de tomar decisiones importantes sin
titubear.

3. Ser íntegro. Un dirigente auténtico posee un profundo sentido de la justicia. Es coherente


en sus pensamientos y acciones, y trata a las personas que le rodean con respeto.

4. Ser flexible. La rigidez no puede formar parte de su forma de ser y trabajar. Por el
contrario, un líder debe ser flexible para modificar la forma de trabajo y las estrategias
cuando sea necesario.

5. Asumir tu responsabilidad. Todo líder genuino sabe asumir las consecuencias, ya sean
positivas o negativas, de sus acciones. Asimismo, deja a un lado el orgullo para disculparse
cuando es necesario.

Formato no conforme adaptado para el desarrollo de talleres dentro del curso de prácticas profesionales
(psicología).
6. Compartir responsabilidades y logros. Los buenos líderes saben que delegar
responsabilidades no representa una amenaza para ellos. Por el contrario, saben que es
importante empoderar a sus empleados y celebrar los éxitos en conjunto.

7. Ser empático. Es decir, generar una conexión con los miembros del equipo, atender sus
necesidades y ofrecer soluciones a sus peticiones.

8. Ofrecer retroalimentación. Apuntar los errores y aciertos de su equipo de trabajo,


siempre de manera respetuosa y cordial. Estar también dispuesto a escuchar las
observaciones de otros.

9. Priorizar la comunicación. Reconocer el trabajo de los demás y ofrecer oportunidades de


crecimiento a tus subalternos.

10. Planear. Tener la capacidad de armar un plan y establecer estrategias para alcanzar los
objetivos.

Formato no conforme adaptado para el desarrollo de talleres dentro del curso de prácticas profesionales
(psicología).