You are on page 1of 26

Explicacion de una mama que decidió no vacunar a

sus hijos. Familia de médicos

Por Maressa Brown – Allá por el año 1998, mucho antes de que Jenny McCarthy tomara el
lugar en el centro del escena como mamá anti-vacuna (ahora “pro- vacuna”) en los medios de
comunicación, una mamá en Tampa, Florida, llamada Sarah Pope “optó por no vacunar” a su
primer hijo. Una década y media después, el autor del sitio The Healthy Home Economist,
admite que como miembro de una familia de médicos y enfermeras (tanto su padre y hermano
son médicos de medicina interna, “tardó mucho” para que se llegue a una conclusión en
desacuerdo con lo que le enseñaron a creer. Sin embargo, hasta este día, ella dice que está “muy
contenta” con su decisión de no vacunar a sus tres hijos, que ahora tienen 15, 12 y 9 años de
edad.
Sarah habló con The Stir acerca de cómo llegó a lo que algunos ven como una decisión
polémica, lo que ha experimentado como resultado de ello, y lo que ella tiene que decir a su
oposición.
¿Qué la llevó a su decisión de no vacunar?
Fue una decisión muy reflexiva y consciente. Yo no lo hice por miedo. Cuando tomé la
decisión de no vacunar, fue por sentido común. El autismo no era realmente tan candente como
lo es ahora. Olvídense del autismo. Va mucho más allá de eso. Eso no estaba siquiera en mi
radar. Para mí, si usted investiga el tema, es tan obvio no vacunar. Cuando estaba embarazada,
un amigo mío me dio un libro sobre la vacuna DPT, llamado A Shot in the Dark por Harris L.
Coulter y Barbara Loe Fisher. Leí ese libro, y me dio sólo información suficiente, “Espera un
minuto … no hay un conjunto, falta el otro lado de la historia aquí. Tengo que investigar esto, y
así que comencé investigar más”. Así que me fui por la madriguera del conejo, y pensé, “Wow,
hay un montón de cosas aquí de las que no se está informando, y que no está siendo divulgado a
los padres en las oficinas de los pediatras”. Y eso me preocupa.
Lo que afianzó la decisión para usted:
La razón número uno por la que he decidido no vacunar en 1998 fueron los ingredientes de las
vacunas. La lectura de los insertos de vacunas era una gran cosa para mí. Miré a los
ingredientes de estas vacunas y le dije: “No hay manera de que voy a permitir que nadie inyecte
este cóctel de sustancias químicas y toxinas en el cuerpo de mi hijo.” Y para mí, los médicos
pueden decir lo que quieran, las compañías farmacéuticas y el gobierno pueden decir lo que
quieren que esto va a salvar a su hijo de una muerte horrible de una enfermedad contagiosa.
Para mí, como madre, sólo mirar los ingredientes, y el concepto de inyectarlas en mi hijo, no
una, ni dos, sino una y otra vez – entre el nacimiento de 11 a 12 años de edad, 68 vacunas en
total es la recuento actual – es ridículo. Aquí soy una madre que esté interesada en la salud.
Evito una gran cantidad de productos químicos y aditivos en la comida que preparo paea
alimentar a mis hijos y mí.
¿Por qué habría de inyectar este tipo de basura directamente en el cuerpo de mi hijo?
No tiene absolutamente ningún sentido, entonces, en 1998, y todavía ahora no tiene ningún
sentido para mí. Ahora, hay mucha más información que ha salido a la luz por lo que se ha
reforzado mi decisión una y otra vez.
¿Qué información adicional se ha servido para reforzar su decisión?
El hecho de que los niños estaban sufriendo reacciones adversas a las vacunas. La creciente
epidemia autoinmune en nuestros hijos – de asma, alergias, todo tipo de intolerancia a los
alimentos, y la lista sigue y sigue. Ellos pueden ir de leves a muy graves, hasta el cáncer. Gran
parte de esa se puede atribuir, en mi opinión, para engañar al sistema inmunológico para eludir
la construcción natural del sistema inmunológico de un niño mediante la inyección de vacunas
en ellos, para estimular artificialmente el sistema inmunológico. Ahora, se han realizado
encuestas. Una encuesta reciente muestra que los niños no vacunados son mucho más sanos y
robustos que los niños vacunados.
Cuando se le pregunta qué haría falta para convencerte de vacunar a sus hijos, ¿qué dices?
Si quieres convencerme de revertir mi decisión, dame un ensayo clínico. Un estudio actual,
imparcial y objetiva que muestra vacunados contra los niños no vacunados con miles de temas,
y hay un montón de niños no vacunados para hacer este estudio. Quiero saber cuál es la
diferencia. ¿Por qué no se lo ha hecho? Mi respuesta a eso es que la industria farmacéutica y el
gobierno saben que los niños no vacunados son más sanos, y si realmente hicieron este estudio,
sería destruir sus argumentos a favor de la vacunación. Sería un caso abierto y cerrado no
vacunar.
¿Qué le dices a la gente que no están de acuerdo con su decisión, que puede ser que diga que no
está “escuchando a la ciencia” o que tienen miedo de que tus hijos pueden estar poniendo en
riesgo a otros?
Nunca he tenido una discusión sobre la vacunación. Respeto la decisión de las personas a
vacunar. Esa es decisión de los padres. Yo respeto eso. Espero lo mismo a cambio. Nunca he
tenido a nadie rechazar una cita para jugar o de alguna manera condenar al ostracismo a mis
hijos para no vacunarse. La gente, al menos en mi comunidad, respetan el derecho de los padres
a tomar las decisiones médicas que les parezca conveniente para sus hijos. En mi blog, me han
llamado “anti- ciencia”, y eso es sólo un argumento ridículo y hueco, porque aquellos de
nosotros que hemos optado por no vacunar, en general, hemos investigado en la ciencia más
que nadie. Somos los que en realidad hacemos las preguntas.
¿Qué es lo que usted dice en lo que se refiere a la creencia de que los padres que no están
vacunando a sus hijos están contribuyendo a los recientes brotes de enfermedades como la tos
ferina y paperas?
Mis hijos tenían todos la tos ferina, hace siete años, lo que, por cierto, pescaron de un niño
vacunado. La tasa de fracaso de estas vacunas es algo que no se está discutiendo. Por ejemplo,
hay un brote de paperas en Ohio, y en ningún lugar que he visto ¿se ha informado de que
Merck, que hace que la vacuna contra las paperas, es en realidad en la corte con dos demandas
colectivas – uno de ellos es llevado por uno de sus propios científicos que dicen que Merck ha
falseado los datos sobre la eficacia de la vacuna contra las papera. Y también han eludieron las
pruebas. La vacuna de las paperas no es muy eficaz en absoluto, y sin embargo, el porcentaje
muy pequeño de personas que optan por no vacunar están siendo culpados por este brote en vez
de una empresa que está mintiendo, sin dejar de hacer un beneficio en un producto aunque éste
sea deficiente.
¿Qué le dices a la gente que argumentan que sólo la inmunidad de grupo puede mantener a raya
las enfermedades contagiosas?
Con respecto a la inmunidad de grupo no existe tal cosa – el santo grial de los proponentes de la
vacuna – que mi decisión de no vacunar a mis hijos va a perjudicar a los niños vacunados. Ese
es el mal informado, no científico argumento más ridículo, y no investigado que he encontrado.
Esos son los padres los que sólo escuchan sus médicos. Sólo están leyendo los folletos en papel
satinado de los CDC sobre vacunas. Ellos no van a obtener información de cualquier otro lugar.
Porque si lo hicieran, sabrían que la inmunidad de grupo no se aplica a la inmunidad inducida
por la vacuna. Si lo piensas bien, la inmunidad inducida por la vacuna dura 2-5 años, a lo sumo
10 años. Es por eso que están queriendo a la gente a conseguir refuerzos todo el tiempo. ¿Por
qué? Debido a que cualquier persona que sea una generación x, más temprana o de la
posguerra, no tenemos ningún tipo de inmunidad inducida al vacunar. Por lo tanto, tenemos
algo más de la mitad de la población caminando con ninguna inmunidad inducida por la vacuna
contra el sarampión, las paperas, la rubéola, la tos ferina, la difteria, nada de eso ¿Y sin
embargo están culpando al 1 por ciento de las personas que decide no vacunar a sus hijos? No
tiene sentido. No hay inmunidad de grupo. No ha habido ninguna inmunidad de grupo inducida
por laa vacunaa durante tres o cuatro décadas. Ese argumento no tiene sentido lógico. Es un
argumento de base emocional basada en la histeria. Es un juego que la compañía farmacéutica
está jugando a poner en contra a los padres con el fin de la presión de grupo a aquellos de
nosotros que eligen no vacunar. Y esto simplemente no va a funcionar. La táctica de la
intimidación no va a funcionar.
¿Qué recomiendas a otros padres que están decidiendo sobre si deben o no vacunar?
Creo que la gente tiene que investigar y no sólo tragar cualquier cosa que le diga su médico o lo
que sus amigos le dicen. Sólo porque usted está en un grupo donde muchas de las personas
deciden no vacunar, esa no es una buena razón para no hacerlo tampoco. Es necesario
investigar y llegar a una decisión personal.
¿Esto le ayuda a entender más la perspectiva anti- vacunación?
Lea aquí el artículo original en The Stir
Inmunizacion HOMEOPATICA

Por John P. Thomas – Si bien hay mucha información sobre los peligros de las vacunas, hay
muy poco sobre la forma de ser curados de los daños que causan. Muchos pierden la esperanza,
porque lo único que conocen es el sistema alopático que niega sus lesiones, sin darse cuenta de
que sí hay una esperanza, gracias a los tratamientos homeopáticos.

Existen tratamientos que pueden curar los daños de las vacunas, pero pocos médicos en el
sistema de atención médica convencional saben sobre ellos, ya que las lesiones de vacunas
generalmente son negadas como la causa de cualquier enfermedad. Algunos padres con niños
autistas reportan que la homeopatía ha invertido completamente el autismo de sus hijos y
sanado otras condiciones serias de salud causadas por las vacunas. En este artículo se explica
cómo los remedios homeopáticos pueden lograr la curación de muchos tipos de lesiones de
vacunas.

La homeopatía no es el único tratamiento que ha ayudado a los niños y adultos que se recuperan
de los daños de las vacunas, pero es el foco de este artículo. Voy a describir cómo la
homeopatía puede lograr una verdadera cura para el daño que las vacunas han causado a los
niños y adultos.

El Centro Nacional de Información sobre Vacunas afirma un hecho muy aleccionador sobre las
vacunas:

“Cada vacuna que se recomienda para su uso por el gobierno y los médicos se ha asociado
con hospitalizaciones, lesiones y muertes. No hay garantía de que una vacuna en particular
será segura para dar a un individuo en particular y no causar lesiones permanentes o la
muerte.” [1]

Los daños de las vacunas toman muchas formas

Es una tragedia cuando un niño pequeño normal, de repente empieza a perder la capacidad de
hablar frases, o incluso de hablar palabras después de recibir vacunas. La capacidad de tener
interacciones sociales positivas con otros niños o adultos pueden desaparecer en cuestión de
días después de que vacunas se les han dado a los niños.

El desarrollo intelectual se puede perder e incluso la habilidad de controlar esfínteres puede


desaparecer. La capacidad de sentarse en silencio, escuchar un cuento que se lee, y la capacidad
de aprender de repente se puede reemplazar con aleteo de manos, giros del cuerpo, golpes de
cabeza, alergias a los alimentos, asma, agitación, hiperactividad, problemas de aprendizaje,
resfriados y fiebres crónicas, constante dolor de estómago, estreñimiento y una incapacidad
general para crecer y prosperar.

También hay consecuencias serias para los adultos que utilizan vacunas. Anteriormente adultos
productivos pueden perder su independencia y quedar con parálisis, infertilidad, enfermos
crónicos, e incluso morir, debido a los daños de la vacuna. Sucede todos los días, sin embargo,
pocas personas hacen la conexión entre su enfermedad y el uso de vacunas.

Por favor, consulte el artículo anterior en la identificación de daños vacuna para obtener
información adicional:

¿Usted o sus niños han sido dañados por las vacunas?

Esperanza para la recuperación de enfermedades asociadas a las vacunas

En la mayoría de los casos, los médicos que dan vacunas niegan totalmente cualquier relación
entre las vacunas y los efectos negativos para la salud que las personas observan. La mayoría de
los médicos insisten en que los daños de las vacunas son extremadamente raros e insistirán en
que los cambios son sólo una coincidencia. [2] Ante esta negativa, a menudo toma años para
que la gente pueda poner todas las piezas juntas.

Para el tiempo en que los padres se despiertan plenamente del daño que se ha producido a sus
hijos, muchos ya se han resignado a una vida al cuidado de sus hijos discapacitados. Algunos
padres incluso reciben el consejo de sus médicos para dejar a sus hijos al cuidado del estado, ya
que no tienen tratamientos que ofrecer y no pueden darles ninguna esperanza de recuperación.
Algunos médicos tratan de convencer a los padres de que este es un problema genético, del que
podrían curarse algún día, pero no en un futuro próximo.

El sistema de atención médica convencional deja a los padres sentirse como víctimas indefensas
y sin buenas opciones.

La verdad es que hay buenas opciones para recuperar la salud después de los daños de la
vacuna, y la homeopatía es una de ellas!

¿Cuál es la historia de la homeopatía?

La homeopatía es un sistema completo de cuidado de la salud, que se ha utilizado con éxito


para tratar todo tipo de enfermedades desde hace más de 200 años. Su popularidad aumentó
rápidamente a principios de 1800, ya que curaba de forma segura a las personas, de condiciones
que los médicos alópatas no podían curar a través de los tratamientos estándar que se utilizaron
durante ese tiempo.
La Homeópata, Amy Lansky, PhD, ex editora de la revista de la Sociedad Americana de
Homeópatas, y autora de Cura Imposible: La promesa de la Homeopatía, describió las técnicas
que caracterizan el tratamiento médico a finales de 1700 y comienzos de 1800. Este fue el
período en que se desarrolló la homeopatía. Ella declaró:

Los tratamientos más populares trataron de fomentar la sudoración, los vómitos, la diarrea, el
sangrado a través de corte de las venas (flebotomía) o la aplicación de sanguijuelas, o la
creación de ampollas para dibujar la inflamación de una parte del cuerpo a otra. La sedación
a través de opiáceos fue también muy popular, como lo fue el uso de dosis tóxicas de mercurio
en el tratamiento de enfermedades venéreas. [3]

La homeopatía y los remedios homeopáticos se han utilizado con éxito para tratar y curar todas
las formas de la enfermedad durante más de dos siglos. Se ha demostrado eficaz para curar todo
tipo de enfermedades físicas, enfermedades mentales y problemas del desarrollo. Este sistema
de atención médica puede tratar con seguridad a las personas cuando se enferman por
enfermedades infecciosas durante las epidemias, y se puede revertir y curar el daño que las
vacunas han hecho a la gente. Incluso los animales se benefician del tratamiento homeopático
veterinario.

Amy Lansky nos proporciona esta perspectiva histórica sobre la homeopatía. Ella dice:

Es increíble que un medicamento que era una parte tan intrínseca de la América del siglo 19 se
convirtió en casi olvidada en el siglo 20. Pioneros llevaron kits médicos homeopáticos, con los
que viajaron a través del continente. De hecho, los remedios homeopáticos eran a menudo la
única medicina eficaz disponible para ellos. El primer manual interno estadounidense (una
referencia médica para su uso en el hogar) era una referencia homeopática – El Médico
Interno, publicado en 1835, y escrito por Constantino Hering, MD, el padre de la homeopatía
americana. [4]

Los daños de las vacunas no son un fenómeno nuevo


Fuente: La Biblioteca Médica Histórica del Colegio de
Médicos de Filadelfia.

Las consecuencias perjudiciales del uso de la vacuna no son nuevas. Algunos médicos
observaron daños relacionados con las vacunas en sus pacientes tan pronto como la vacuna de
la viruela comenzó a ser utilizada en la primera parte de la década de 1800. Las personas fueron
afectadas por las vacunas en ese momento, y continúan siendo perjudicadas hoy. [5] Los
médicos que utilizaban vacunas en ese momento estaban presionando para la vacunación
obligatoria, mientras que los homeópatas levantaban la bandera roja de advertencia sobre los
peligros de vacunación.

La Homeópata, Kate Birch, RSHom (NA), CCH, CMT, autora de Vacunas Gratis: Prevención y
Tratamiento de Enfermedades infectocontagiosas con homeopatía, describe lo que uno de los
primeros homeópatas del siglo XIX creían acerca de la vacunación. Kate Birch describió sus
conclusiones de la siguiente manera:

Burnett argumentó que la vacunación, tal como se practica por Pasteur y Jenner (que
desarrolló la vacuna contra la viruela de las vacas) utilizando dosis de material, eventualmente
termina en un desastre porque la protección era temporal. No individualizaba la dosis según la
fuerza del individuo y trajo consecuencias crónicas a largo plazo. Sostuvo también que la
vacunación podría en realidad aumentar la tasa de mortalidad debido a que, además de la
vaccinosis [reacción adversa a la vacuna] incurrida, si la persona también contrajo la
enfermedad que la profilaxis tenía por objeto impedir, eran más propensos a morir de la
enfermedad que si habían contraído la enfermedad sin vacunación. [6]

Los médicos homeopáticos en el siglo 19 observaron que algunas personas nunca superaron los
efectos de las vacunas y quedaron en mal estado de salud. Sus sistemas inmunológicos no
pudieron despejar las materias infecciosas de la vacunación, y quedaron enfermos crónicos. La
enfermedad crónica que puede durar toda la vida y es la consecuencia más común de
vacunación. Las vacunas también pueden causar que otras enfermedades latentes aparezcan, o
empeorar enfermedades preexistentes. [7]
Fuente: La Biblioteca Médica Histórica del Colegio de Médicos de
Filadelfia

200 años después, la gente sigue enfermando por las vacunas. Algunos quedan totalmente
discapacitados, y algunos están muriendo por los efectos adversos de la vacunación o de las
enfermedades reales que las vacunas estaban destinadas a prevenir.

Para leer más sobre la historia de la homeopatía en América, y cómo la Asociación Médica de
Estados Unidos y la industria farmacéutica, finalmente, se hicieron cargo de los Estados
Unidos, véase:

Las revoluciones médicas americanas: Cómo la AMA hizo cargo de América

Testimonios de sanación de los daños de las vacunas

No es difícil encontrar testimonios en Internet de padres que han sido testigos de sus hijos
curarse de los trastornos del espectro del autismo, problemas de aprendizaje, trastornos de
déficit de atención, retrasos generalizados del desarrollo, de habla inexistente, falta de
comunicación o responder, ataques de ira, incapacidad para aprender, incapacidad para
socializar, alergias severas a alimentos, asma, ansiedad intensa, comportamientos obsesivos
compulsivos, y niveles intensos de dolor del sistema digestivo. La homeopatía es un método
que ha dado lugar a estas curas permanentes para niños y adultos.

Los adultos que resultaron dañados por las vacunas no suelen quedar atrapados en la prisión del
desarrollo de la misma manera que los niños. Su confinamiento es causado por enfermedades
crónicas y discapacidades. Los adultos experimentan fatiga, depresión, confusión mental, varios
tipos de síndromes de dolor, incapacidad para digerir los alimentos, alta sensibilidad a las
toxinas del medio ambiente, de alta sensibilidad a los campos electromagnéticos, y muchos
otros factores. A menudo les resulta necesario sellarse a sí mismos en una burbuja protectora de
aislamiento social, a fin de mantener un nivel parcial de funcionamiento normal. La
supervivencia se trata de evitar la próxima exposición tóxica que podría venir de cualquier
dirección – alimentos contaminados, el aire contaminado, el agua contaminada, la ropa
contaminada, contaminación en la vivienda, etc.
Un ejemplo de Daños por Vacunas y Recuperación de la vacuna contra el tétanos

Si usted busca sobre la recuperación de los daños de las vacunas en Internet, se pueden
encontrar muchos testimonios de personas que se recuperaron de reacciones adversas a la
vacunación. He escogido el siguiente testimonio de una muy larga lista de testimonios en un
sitio web popular.

Annette Liberty publicó el siguiente testimonio el 29 de enero de 2014. Ella describió lo que le
pasó a ella después de haber recibido la vacuna de refuerzo contra el tétanos en 2001. La
reacción a la vacuna le causó parálisis y activó un caso latente de la enfermedad de Lyme. Ella
quedó discapacitada por la combinación de ambas condiciones. Annette declaró:

El 5 de diciembre de 2001, quedé paralizada de la cintura para abajo y estuve postrada en


cama durante 7 meses. Tres semanas antes de que esto pasara recibí una vacuna contra el
tétanos porque me corté el dedo y requirió puntos. ¡Qué error que fue! Yo estaba gravemente
enferma con una fatiga que duró muchos años, pero con mayor intensidad durante esos
primeros 7 meses y casi no podía ir al baño o tomar una ducha. Vi 9 médicos, incluyendo un
neurólogo en Stanford y uno de la Universidad de California en San Francisco. Nadie sabían
lo que estaba mal y no querían volver a verme, porque no podían encontrar nada en mis
análisis de sangre.

Busqué a curanderos. Empecé a ver un herbolario. Yo estaba desesperada. Después de 7


meses, podía volver a trabajar a tiempo parcial, pero no podía caminar más de unos 50 pasos
al día. No podía soportar más de 30 segundos sin dolor en mis piernas. Los problemas en las
piernas y al caminar duraron varios años.

Después de 2 años y medio mi herbolario fue el que descubrió que era Lyme. Fui a un
especialista de Lym,e que confirmó con una prueba de sangre más intensa. Yo estaba en un
cóctel de antibióticos potentes por 3 años y medio. Me hicieron muy mal y no ayudaban mucho,
pero era todo lo que tenía.

Luego escuché sobre el Dr. Ronald D. Whitmont en Rhinebeck, Nueva York ( y la ciudad de
Nueva York) a través de mi herbolario. … Dr. Whitmont es un MD y homeópata de formación
clásica. … Durante mi primera conversación con él, me sentí como si hubiera llegado a casa.
Dr. Whitmont fue muy comprensivo, solidario y calmante. Hablamos durante un par de horas y
me dijo que medicamento homeopático tomar.

Yo estaba nerviosa de detener a los antibióticos temiendo que pondría muy enferma de nuevo.
Comencé a tomar el remedio homeopático a diario. [Al principio] me sentí un poco mal, pero
después de 30 días en la homeopatía, yo estaba fuera de dolor y se sentía bien. ¡Increíble!

Ya han pasado varios años [desde que empecé a utilizar la homeopatía], y estoy casi de vuelta
a la normalidad. Creo que la homeopatía es un verdadero milagro, y un verdadero regalo del
cielo. Sigo tomando dosis de mantenimiento pero siento que está ayudando a mi salud futura de
más maneras que hasta me doy cuenta. En este momento, estoy caminando en la cinta 30
minutos al día, levanto pesas y hago yoga. Tengo la intención de aumentar esto a medida que
continúo hiciéndome más fuerte y más fuerte.

Con el tiempo me di cuenta de que la vacuna contra el tétanos era lo que casi me mata y sacó a
la superficie el Lyme con una severidad que no puedo describir. [8]

Recientemente me puse en contacto Annette para una actualización sobre su condición. Quiero
compartir su informe sobre la marcha más adelante en este artículo.

Homeopatía en comparación con la atención médica convencional

La atención médica alopática es actualmente el sistema dominante de la atención sanitaria en


América del Norte y Europa. Cuando la mayoría de la gente piensa en la asistencia sanitaria de
estilo americano, con su medicamentos, cirugías, y los equipos y procedimientos de diagnóstico
caro, están pensando en la medicina alopática.

El sistema de salud conocido como la homeopatía es completamente diferente de la medicina


alopática. Los homeópatas piensan diferente acerca de la salud y la enfermedad. Su
comprensión de la enfermedad y cómo llevar a cabo una cura está en oposición directa a la
práctica de la medicina alopática. De hecho, una de las razones por las que los médicos alópatas
formaron la Asociación Médica Americana (AMA) en 1847 era para destruir la práctica de la
homeopatía. [9] Muchos médicos alopáticos fueron cambiando a la homeopatía en ese
momento, y los intereses financieros de los médicos alopáticos estaban siendo amenazados.

Los homeópatas ven el funcionamiento físico, el funcionamiento emocional, y el


funcionamiento mental como un sistema unificado. Los homeópatas nunca considerarían el
tratamiento de un aspecto de una persona sin tener en cuenta todo lo demás. Por ejemplo, no
podrían tratar un síntoma físico sin explorar los síntomas que se están produciendo en el ámbito
emocional o reino mental.

Richard Moskowitz, MD – Fuente de la imagen DoctorRMosk.com

Dr. Richard Moskowitz, MD, hizo la transición de ser un médico alópata a ser un médico
homeópata. Él describe su papel como homeópata. Él declaró:

El arte de cuidar a los enfermos trasciende simplemente la recopilación de información y


repartir el tratamiento, los que no pueden funcionar o incluso ser elegidos correctamente hasta
que un valor adecuado y relación sanadora se crea para ellos. Por mucho que hagamos lo que
hagamos con ellos, los afectados por el dolor, el sufrimiento y la discapacidad buscan
relaciones de confianza con los amigos, seres queridos y los profesionales,
1) para ayudarles a tomar sentido a lo que les está sucediendo;

2) para ayudar a construir una mitología de trabajo de su enfermedad;

3) para ayudarles a descubrir y navegar un paso seguro a través de ella; y

4) para ayudar a vislumbrar una vida más allá de ella, en la medida de lo posible. [10]

Por otro lado, la medicina alopática enfatiza diagnóstico seguido de medicamentos y


procedimientos quirúrgicos para tratar los síntomas de la enfermedad. Utiliza las vacunas con la
esperanza de prevenir las enfermedades infecciosas para las que no tiene tratamiento ni cura
exitosa.

La medicina alopática utiliza sustancias (drogas) que eliminan los síntomas de suprimirlos. La
desaparición de los síntomas se asocia con un tratamiento exitoso. Múltiples síntomas que se
observan al mismo tiempo en un paciente pueden ser vistos como parte de una sola enfermedad,
pero comúnmente, los síntomas pueden ser vistos como varias enfermedades no relacionadas.

Enfoque alopático para la Enfermedad

Physicians Desk Reference, de los medicamentos aprobados por la


FDA.

Considere este ejemplo:

Un hombre va a un médico alópata con la congestión del pecho. El médico le diagnostica como
tener bronquitis. Luego, el médico le pregunta si el hombre está teniendo otros problemas. Él le
dice al médico que tiene picor en los pies. También dice que él sigue despertando a las 2:00 am
y permanece despierto hasta las 4:00 cada mañana, sin importar lo que haga. Finalmente,
confiesa que sigue teniendo ataques de ansiedad mientras stá en el trabajo.

En el peor de los casos, el médico alópata puede prescribir un antibiótico para la bronquitis. Él
también podría prescribir pastillas para dormir por su patrón alterado de dormir, un
medicamento contra la ansiedad por su ansiedad descontrolada, y un polvo medicamento para
pie con picazón. Recibió cuatro recetas para cuatro enfermedades diagnosticadas diferentes.
Cada receta está diseñado para atacar y destruir un síntoma específico que fue descrito por el
paciente.

Si todo funciona como el médico alópata se propone, entonces los síntomas todos
desaparecerán y el hombre se considera que ha sido tratado con éxito. Si los síntomas no
desaparecen o aparecen otros nuevos, a continuación, serán juzgados medicamentos
adicionales. El objetivo es simplemente el alivio de los síntomas.

Enfoque homeopático de enfermedad

Página del siglo sexto Dioscórides de Viena, una versión iluminada


del siglo primero De Materia Medica. Fuente: Wikimedia

Un homeópata se acercará al mismo hombre y su colección de síntomas de una forma diferente.


Él le hará muchas preguntas durante una entrevista que podría tomar de una a dos horas. Se
investigará la congestión pulmonar pidiendo a la persona que describa la tos. ¿Cuando ocurre
esto? ¿Cuánto tiempo hace que ha comenzado? ¿Cómo se siente?, etc. Él le preguntará acerca
de los picazón en los pies. ¿Cómo sus pies huelen, es el prurito peor en un momento
determinado del día, ¿tiene problemas de picazón en otras partes de su cuerpo, etc? En cuanto
al problema de sueño, se podría preguntar si hay ciertos pensamientos o sentimientos que
experimenta cuando se despierta durante la noche. ¿Tiene sueños persistentes o síntomas físicos
cuando se despierta? Se le puede pedir que describa su estado mental durante las horas en que
está despierto. La situación con la ansiedad que se estudiaría en detalle para aprender cómo y
cuando se produce. ¿Quiénes participan? ¿Cuando sucede esto? ¿Dónde sucedió? ¿Ocurre en
determinados momentos del día o de la noche? ¿Qué hace cuando la ansiedad aumenta, etc.?

El homeópata no suele tratar de dar al paciente un diagnóstico. Más bien, el homeópata está
simplemente tratando de reunir un conjunto distintivo de síntomas que describen perfectamente
el estado de enfermedad de la persona. En otras palabras, ¿cómo la condición del paciente se
apartó de su vista de la salud?

Un homeópata que utiliza la homeopatía clásica entonces comenzará el proceso de encontrar un


solo remedio homeopático que tratar todo el conjunto de síntomas. A veces, los homeópatas
utilizan múltiples recursos al mismo tiempo, cuando hay daños graves por las vacunas. Los
remedios homeopáticos son seleccionados sobre la base de su capacidad para producir los
mismos síntomas en una persona sana que la persona enferma está experimentando. El
principio de que el Dr. Hahnemann (el creador de la homeopatía) descubierto a finales de 1790
era que las sustancias que tienen la capacidad para producir el mismo conjunto de síntomas que
una persona está experimentando en realidad será muy eficaz para estimular el cuerpo de la
persona a curarse a sí mismo de esos síntomas. Esto se conoce como la ley de los semejantes.

La homeopatía es suave y poderosa

La homeopatía no hacen la guerra sobre la enfermedad y busca destruir los síntomas de la


enfermedad a través de la fuerza bruta. No introduce sustancias en el cuerpo, como se hace con
los medicamentos alopáticos, con el propósito de hacer un combate mano a mano contra la
enfermedad. En cambio, la homeopatía y sus remedios pretenden estimular suavemente y
fortalecer el cuerpo de manera que pueda superar la enfermedad a través de su propia fuerza, y
de la fuerza vital. Los remedios homeopáticos restaurnr la capacidad natural del cuerpo para
defenderse contra la enfermedad y curarse a sí mismo. Cuando esto sucede, la persona está
realmente curada de lo que le aflige.

Autora y Maestra de Homeopatía, Kate Birch afirma:

El éxito de la homeopatía es el resultado de un tratamiento dirigido a mejorar la capacidad del


mecanismo de defensa para defenderse en lugar de erradicar los agentes ofensivos. En
contraste con las enfermedades naturales, ahora nos encontramos con una multitud de
enfermedades humanas a medida que provienen del uso de medicamentos tóxicos,
medicamentos supresores, vacunas, antibióticos, alimentos artificiales, la contaminación y los
residuos nucleares en nuestro entorno; todos son agentes que actúan como intervenciones,
debilitando o suprimiendo a nuestro mecanismo de defensa natural.

Debido a esto la salud de las generaciones sucesivas se ha convertido más y más débil. La
capacidad de producir respuestas curativas a las influencias en el medio ambiente ha sido
frustrada. Ya no tenemos la fuerza para reaccionar sin cesar a la enfermedad aguda.

Contamos con medicamentos externos tóxicos para controlar los síntomas y se sufren las
consecuencias a largo plazo de la enfermedad crónica. Con el fin de preservar nuestra salud
primero tenemos que tener la capacidad de responder a la enfermedad aguda. Los médicos de
estos días no han reconocido esta tendencia, están perdidos para explicarlo, y no son capaces
de adaptar su sistema de medicina para abordarlo. En contraste a lo supresivo o las medidas
paliativas, la medicina homeopática (a través de la ley de los semejantes) tiene como objetivo
reducir la susceptibilidad a través de la producción de una respuesta defensiva curativa, que
elimina la enfermedad. [11]

La enfermedad, desde el punto de vista homeopático, representa una perturbación en el sistema


de energía fundamental de una persona. La fuerza vital que mantiene viva a una persona se ha
dañado, debilitado, o desordenado, y necesita ser restaurado para que la persona se puede curar
de su enfermedad. Los remedios homeopáticos tienen por objeto recordar al cuerpo de su
funcionamiento normal, de modo que pueda ser restaurada a la fuerza y la vitalidad. Tal
recuperación ocurrirá a nivel físico, emocional y mental.

Drogas alopáticas y efectos secundarios

Cuando los médicos alopáticos utilizan drogas, a menudo hay muchos efectos secundarios no
deseados. Los fabricantes farmacéuticos crean drogas que están diseñados para destruir un
cierto síntoma no deseado. Sin embargo, los medicamentos también crean otros síntomas que se
llaman efectos secundarios. Si los efectos secundarios son menos problemáticos que el síntoma
inicial, entonces el paciente será razonablemente feliz y el médico alópata sentirá que ha tratado
con éxito a su paciente. Si los efectos secundarios son inaceptables para el paciente, el médico
busca otra droga que destruirá el síntoma no deseado mientras que produce un conjunto
diferente de efectos secundarios. Este proceso continúa hasta que el paciente deja de quejarse
de los efectos secundarios o el médico alópata prescribe medicamentos adicionales para
eliminar los efectos secundarios inaceptables.

En la mayoría de casos, la supresión de los síntomas del tratamiento alopático produce en


última instancia, otras enfermedades crónicas a largo plazo. Por ejemplo, los niños que son
llevados al médico con eccema infantil a menudo se pueden tratar con cremas de cortisona. Los
médicos podrían advertir a los padres que el asma a menudo se desarrolla en niños que tienen
eczema. La verdad es que el tratamiento con cortisona no cura el eczema, a pesar de que podría
parecer que desaparece de la piel. En realidad, el proceso de la enfermedad que produjo el
eczema es impulsado más profundo en el cuerpo y vuelve a aparecer más tarde (en un año o así)
como el asma. La cortisona no cura nada, sólo se transforma el síntoma de una disfunción de la
piel en una enfermedad más grave de la respiración, que puede ser potencialmente mortal. [12]

Los medicamentos y tratamientos alopáticos no tienen un efecto positivo sobre la fuerza vital
en el cuerpo. No mejoran la fuerza de una persona, y no proporcionan por renovación física,
emocional o mental. Por el contrario, sólo suprimen los síntomas, y añadir efectos secundarios.

La Homeopatía elimina la enfermedad


Los remedios homeopáticos no conducen a enfermedades más profundas en el cuerpo. Más
bien, ayudan al cuerpo a superar o eliminar la enfermedad. Así que después de que se supera el
síntoma de una enfermedad, el cuerpo está sano y más fuerte de lo que había estado.

A veces las toxinas necesitan ser eliminadas del cuerpo antes de que ocurra la curación. A veces
puede haber un empeoramiento temporal o intensificación de los síntomas, mientras que las
toxinas están siendo excretados del cuerpo y las fuerzas vitales de la persona se están
fortaleciendo. Cuando esto se completa, entonces la persona será más fuerte y se sentirá
renovada.

La selección de un remedio homeopático no se basa en un diagnóstico de la enfermedad, pero


en la colección específica de los síntomas que están siendo revelados en la enfermedad de una
persona individual. Cuanto más singulares sean los síntomas, más probable será que el
homeópata pueda encontrar el mejor remedio posible para la persona. Los remedios se adaptan
a cada persona individual por su colección completa de los síntomas, y no a un diagnóstico de
una enfermedad particular.

¿Cómo se encuentra Annette hoy?

Annette compartió la siguiente información conmigo cuando le pedí una actualización sobre su
condición. Ella ha continuado con sus tratamientos homeopáticos. Declaró:

Desde que publiqué mi testimonio [en enero de 2014], he estado sintiendome gradualmente,
poco a poco, mejor.
Puedo caminar una o dos millas al día, y a veces hasta correr un poco. Mi meta es correr al
menos media hora al día.
Puedo levantar algunas pesas y hacer un poco de yoga cada día.

Yo trabajo como agente de bienes raíces, por lo que estoy bendecida de poder establecer mi
propio horario de trabajo. Yo no voy a la oficina temprano en la mañana, pero yo voy todos los
días y a veces voy a trabajar los fines de semana.

Tengo la intención de permanecer en la homeopatía por un tiempo, tal vez unos cuantos años
más, y en algún tipo de mantenimiento, probablemente por el resto de mi vida, si lo necesito.
También tomo junto con los medicamentos homeopáticos, un suplemento que es de plata
coloidal. Desde la vacuna contra el tétanos, soy muy sensible a todo, así que tomo una sola
gota de plata coloidal cada dos días, y tomo la medicina homeopática aproximadamente una
vez a la semana. No puedo prescindir de esas dos cosas, y parece que una no funciona sin la
otra para mí.

Todavía tengo mucho camino por recorrer. Soy extremadamente sensible a los dispositivos
electrónicos y aparatos: ordenadores de todo tipo, todo lo que es electrónico, que es nuevo, y a
lo que yo no estoy acostumbrada. Es muy grave para mi. Mi viejo televisor se rompió y no
puede tolerar los nuevos televisores de pantalla plana. Por lo tanto, tuve que conseguir un
viejo televisor [estilo] TV.

Mi dieta es extremadamente limitada. Los alimentos me molestan. Sólo como carne picada de
pollo hervido, verduras al vapor y quinoa.

No puedo usar ropa nueva. Los productos químicos en la ropa nueva me molestan.

Si tengo que estar parada en una larga fila en cualquier lugar, tengo un bastón que se
convierte en un asiento. En el pasado, tuve que usarlo dondequiera que iba. Ahora lo uso cada
vez menos y menos.

Sin embargo, lo sé, y lo siento intuitivamente, que todas las sensibilidades anteriores se
resolverán una vez que mi cuerpo sea más fuerte, yo sea capaz de correr, y funcione
físicamente un poco mejor.

Siento (y no puedo probarlo) que la vacunación daño mi hígado tan mal, que no está
funcionando correctamente para protegerme de estas cosas como lo hace para la persona
promedio saludable. [13]

Annette Liberty (a la derecha) con los amigos.

En mi opinión, la recuperación de Annette es espectacular. Fueron el sistema médico alópata y


sus vacunas los que la llevaron hasta el punto de incapacidad total. Fue el sistema médico
alópata, que es controlado por las compañías farmacéuticas, que la dejó languidecer con su
discapacidad. No tenían nada que ofrecerle a Annette tras destruir su salud con vacunas. Fue
finalmente con la homeopatía que ella volvió al nivel de salud que goza hoy en día. Ella no está
totalmente curada todavía, pero tiene esperanzas. Su progreso ha sido increíble a pesar de los
retos que quedan.

Annette me dijo: “Es mi oración, que lo que he aprendido para ayudarme en mi recuperación,
ayudará a muchas más personas a recuperarse a sí mismos.” Para que la oración se cumpla, hay
que decir: “¡Amén!”

¿Cómo son haen y toman los remedios homeopáticos?


La mayoría de los remedios homeopáticos están hechos de plantas, minerales y productos de
origen animal. Si la sustancia es soluble en agua o alcohol, entonces se disuelve en estos
líquidos. Si la sustancia no es soluble, entonces se muele en un polvo extremadamente fino en
azúcar con leche y se procesa en un método ligeramente diferente. Independientemente de la
sustancia original, pasa a través de una serie de diluciones secuenciales.

Por ejemplo, 1 gota de la solución líquida original se puso en un vial de vidrio. Nueve gotas de
agua / alcohol se añaden entonces al vial y después el vial de vidrio sellado es sucusado
(sacudido). La sucusión del vial no es un temblor al azar, pero implica una palmadas
contundente del vial contra un objeto sólido. Dr. Hahnemann tomó originalmente el frasco en la
mano y con fuerza de golpe hacia abajo en una cubierta de cuero de la Biblia que tenía sobre la
mesa. El portazos repetida o crepitación pleural del vial activa cambios sutiles en la solución.
La sucusión es un paso necesario para la creación del remedio. Se cree que la sucusión causa la
reestructuración del agua / alcohol en el nivel molecular. [14]

Después de que se complete la sucusión del primer vial, se añade 1 gota de líquido desde ese
frasco a un vial vacío y se añaden nueve gotas de agua / alcohol. El vial se sucusa de nuevo.
Este proceso se repite hasta que se alcanza el número deseado de diluciones.

Un remedio homeopático que se llama “6X” o “6D” ha pasado por 6 diluciones. Otras
relaciones de dilución también se utilizan como 1 gota que se añade a 99 gotas de agua o
alcohol, lo que hace potencias “C”. También hay recursos que tengan una relación de dilución
de una gota de 50.000 gotas de agua / alcohol. Estos remedios altamente diluidas se llaman
potencias “LM”. [15]

La potencia homeopática final se usa para recubrir diminutas píldoras de azúcar, que luego se
utilizan para el tratamiento. Cuando se toman las píldoras, se colocan debajo de la lengua para
que puedan disolverse. A veces se disuelven en agua y se tragan.

Diferentes potencias de la misma sustancia producen diferentes efectos. Los remedios pueden
administrarse diariamente, o en un calendario menos frecuente dependiendo de la necesidad del
cliente. A veces se da sólo una pequeña dosis, que cura por completo la enfermedad.

¿Cómo funcionan los remedios homeopáticos?


Kate Birch RSHom (NA), CCH, CMT – testifica en
contra del Departamento de Salud de Minnesota propuso cambios en las reglas de la vacuna en
una audiencia pública celebrada el 27 de junio de 2013. Fuente: YouTube

Homeópata, Kate Birch da una visión más clara de la manera remedios homeopáticos trabajan
en el cuerpo humano. Ella dice:

El sistema de la homeopatía se basa en el principio de “semejante cura lo semejante.” La


capacidad de una sustancia para tratar una enfermedad tiene su poder en la capacidad de
producir una perturbación similar a la enfermedad. Cuanto más homeopática (similar) una
sustancia es el síntoma (s) en cuestión, mayor es su potencial para curar la condición. Los
síntomas se entiende, que son una manifestación de una alteración en la fuerza vital; no son el
problema, sino la respuesta al problema. Quitando los síntomas sin tratar el problema
resultará en que la fuerza vital encontrará una vía diferente para expresar el problema. El
objetivo del tratamiento homeopático es apoyar a la fuerza vital en su sabiduría para crear
equilibrio. [16]

En el caso de Annette, los médicos alópatas no tenían una droga que podría quitarle su parálisis
y extrema fatiga / debilidad. No eran capaces de pensar en términos de la forma de intensificar
su fuerza vital para que pudiera producirse la curación.

Kate Birch continúa con su análisis de la curación homeopática. Ella dice:

Cada sustancia medicinal tiene una acción primaria y una acción secundaria. La acción
principal es cuál es la sustancia que hace a la persona. La acción secundaria es lo que la
fuerza vital hace en respuesta a la sustancia. En dosis materiales (sustancias en forma cruda),
la acción secundaria a una sustancia es por lo general en fuerza igual y opuesta a su acción
primaria. El proceso de potenciación reduce la acción principal, mientras se incrementa la
acción secundaria de la fuerza vital. Cuanto mayor sea la potencia de la menos significativa la
acción primaria y mayor es la acción secundaria. [17]

Por lo tanto, cuanto mayor es el número de veces que una sustancia se diluye, mayor será su
capacidad para ayudar a restaurar los patrones energéticos dañados (fuerza vital) en el cuerpo,
lo que está causando los síntomas de la enfermedad.

Sin disolver sustancias, como las drogas farmacéuticas, tratar los síntomas mediante la
supresión de ellos, que no trae sanidad a los patrones energéticos de la enfermedad en el
cuerpo. El resultado es que la fuerza vital o patrón energético simplemente expresarse con un
conjunto diferente de síntomas después de haber tomado el medicamento. El medicamento será
suprimir los síntomas y la fuerza vital se manifestará diferentes síntomas como resultado. Si se
suspende la droga, entonces los síntomas originales suelen volver.

Cuando Annette estaba tomando antibióticos durante tres años y medio con una mejora mínima,
fue simplemente el mantenimiento del statu quo. Su fuerza vital estaba atrapado en el patrón de
la enfermedad de Lyme, y los antibióticos no podía sacarla de ella.

Los remedios homeopáticos altamente diluidos tienen la intención de expresar un efecto más
fuerte de la fuerza vital en el cuerpo. Ellos tendrán un ligero efecto sobre los síntomas físicos, y
por lo general producen una ligera intensificación de los síntomas por un tiempo corto. La
intensificación de los síntomas es un signo de que el remedio es un buen partido para la
enfermedad. Durante la época de intensificación, una sanación a nivel energético se llevará a
cabo. La persona va a reunir las fuerzas necesarias para superar la enfermedad en algún grado.
A veces, la enfermedad será completamente superada, ya veces se necesitará dosis adicionales
de la solución. A veces se requiere una potencia diferente para terminar el proceso de curación,
o como cambian los síntomas, se necesitará un remedio diferente.

Cuando Annette comenzó a tomar el remedio homeopático, tuvo una intensificación de los
síntomas, que fue seguida por una mejora en la salud después se suspendieron los antibióticos.

¿La homeopatía Trabaja Debido al efecto placebo?

Los críticos de la homeopatía afirman que la eficacia de la homeopatía es causada por el efecto
placebo. Afirman que las píldoras de azúcar no son más que azúcar, y cualquier curación que
hace aparecer es el resultado de que la gente simplemente quiere estar mejor.

Un estudio de 2010 confirmó que los remedios homeopáticos fueron capaces de alterar la
división celular de las células de cáncer de mama humano y producir efectos citotóxicos en
experimentos de laboratorio. Los remedios homeopáticos, Carcinosin, Phytolacca, Conium, y
Thuja eran cada uno capaz de matar las células de cáncer de mama humanos en pruebas de
laboratorio. Estos remedios homeopáticos también se utilizaron para tratar las células normales
del seno. Ellos no dañan el tejido sano y, de hecho fortalecen las células. Los remedios
homeopáticos también estimularon la producción de sustancias que, naturalmente, inhiben el
crecimiento del cáncer. [20]

Puesto que estos experimentos fueron del tratamiento de células en una placa de Petri, no había
posibilidad de que sea efecto placebo. Las células de cáncer no estaban esperando a morir de
los remedios homeopáticos, y las células de la mama sanas no sabían que estaban destinadas a
ser más fuertes o ser más resistentes al crecimiento canceroso.

Un estudio alemán con cerdos comparó el uso de fármacos y remedios homeopáticos para
prevenir las infecciones respiratorias. Un total de 1440 cerdos se dividieron en cuatro grupos.
Un grupo recibió una combinación de remedios homeopáticos mezclados con su pienso normal.
El segundo grupo recibió antibióticos y otros medicamentos alopáticos en una dosis baja
profiláctica de rutina. El tercer grupo recibió una dosis terapéutica máxima de la mezcla
estándar de medicamentos alopáticos que se utilizarían para tratar casos de infecciones
respiratorias. El cuarto grupo fue el control. Ellos no fueron tratados, y sólo alimentaron con su
dieta normal.

Amy L. Lansky, PhD -ImpossibleCure.com

Amy Lansky explica los resultados de este estudio en el capítulo 7 de su libro. Ella declaró:

Los resultados de este estudio fueron sorprendentes: el tratamiento homeopático fue muy
superior a dosis profilácticas de antibióticos en la prevención de enfermedades respiratorias.
El tratamiento alopático profiláctica hizo que tuvieran sólo el 11 por ciento menos de
probabilidades que los cerdos [de control] de enfermarse. Pero los remedios homeopáticos
tuvieron un 40 por ciento menos probabilidades. Cuando los medicamentos alopáticos se
elevaron a niveles terapéuticos, se convirtió en el 70 por ciento menos probabilidades de que
los cerdos podrían enfermarse. Ahora bien, es evidente que resulta imposible mantener a los
animales de granja medicados en los altos niveles de antibióticos todo el tiempo. Incluso en los
niveles más bajos profilácticos, la entrada de estos medicamentos en la cadena alimentaria se
ha convertido en un problema de salud de la sociedad. Este estudio mostró que la homeopatía
ofrece una solución mucho más segura y más eficaz que los antibióticos profilácticos. [21]

Amy Lansky concluye sus comentarios sobre el estudio de cerdo al afirmar:

Creo que es los estudios en animales como éste que proporcionan la prueba más convincente
de la eficacia de la homeopatía. ¿Alguien puede creer seriamente que los cerdos que toman
remedios en su comedero se están sintiendo bien por el efecto placebo? [22]

El éxito en la curación del autismo


Cindy L. Griffin – Centro de Homeopatía de Houston

Homeópata, Cindy Griffin, consultora, autora, educador,a y co-fundadora del Centro de


Homeopatía de Houston, describe su éxito en la cura de niños que han sido diagnosticados con
autismo. Utilizan el tratamiento Checklist Evaluación del Autismo (ATEC) con sus clientes
para medir el progreso. Si hay sanidad, entonces debe haber mejoras en el comportamiento y la
reducción de la necesidad de atención especial. Esto es exactamente lo que ocurre con muchos
de los niños con discapacidades graves que ayudan.

Ella declaró:

Vemos mejoras conductuales, cognitivos, de comunicación y académicas en todos los ámbitos.


Tenemos una definición bastante estricta de lo que llamamos recuparse.

Los niños con autismo están totalmente recuperados cuando se ven como niños normales de su
edad. A veces pueden tener un poco de trabajo que hacer, de puesta al día en lo social y
académico, pero por lo general lo hacen a una velocidad vertiginosa.

A partir de 2015, tenemos más de 100 niños que ya no son autistas ni tienen PANDAS
(trastornos neuropsiquiátricos pediátricos autoinmunes asociados con las infecciones
estreptocócicas). Estos niños no dependen de los suplementos o dietas especiales. Ellos no
tienen los medios de enseñanza en la escuela, clases de educación especial, terapeutas, y no
están recibiendo adaptaciones especiales en la escuela. [23]

Encontrar un homeópata que pueda tratar daños de vacunas

A veces puede tomar un poco de esfuerzo encontrar un homeópata que tenga la formación y/o
experiencia que usted está buscando. Puede que tenga que entrevistar a unos pocos homeópatas
antes de decidir quién será la mejor persona para ayudarlo con los daños de una vacuna. Sea
franco con los homeópatas. Dígales sus necesidades y pregunte si tienen experiencia en trabajar
con otras personas que tienen daños de vacunas. Está bien ppreguntar si han tenido éxito en
ayudar a otros pacientes dañados por vacunas se recuperen.
Kate Birch – Daños por Vacunas y el papel de la homeopatía

Kate Birch describe el reto de utilizar la homeopatía para el tratamiento de enfermedades


relacionadas con las vacunas. Ella declaró:

Con el fin de tratar el daño de las vacunas efectivamente con la homeopatía, un homeópata
debe ser capaz de entender las distinciones que varían entre la salud subyacente de la persona,
las enfermedades de las vacunas, las respuestas de la fuerza vital a las vacunas, y el estado de
la enfermedad complejo resultante. [24]

Información sobre los libros y la formación de Kate Birch está disponible aquí:
Vacunas gratis: Alternativas homeopáticos a la vacunación
Clases homeopáticas
Daños por Vacunas y el papel de la homeopatía

Kate Birch también recomienda homeópatas que utilizan la terapia CEASE [Eliminación
completa de Expresión del Espectro Autista]. Este es uno de los tipos de tratamientos
homeopáticos que se utilizan para las personas con daños por vacunas.

Terapia CEASE

En una conversación telefónica con Kate Birch, explicó que la homeopatía puede ser muy útil
para muchos tipos de daños de vacunas. Lamentablemente, señaló que los daños causados por
las vacunas contra el VPH son los más difíciles de tratar. Ella quiere que la gente entienda que
las lesiones causadas por vacunas contra el VPH son profundas e insidiosas, y difíciles de
borrar. Explicó que las vacunas contra el VPH causan lesión neurológica progresiva y
debilitante hasta el punto de la muerte. [25]

Amy Lansky – The Cure Imposible

Amy Lansky tiene un sitio web para su libro Cura Imposible, que fue creado para personas que
desean obtener información adicional sobre el uso de la homeopatía para ayudar con lesiones de
las vacunas.

Esta es su lista de referencia de los homeópatas clásicos que tienen experiencia con la
recuperación de los daños de la vacuna:

Listas de referencia general de Medicos Homeópatas


Otros recursos

Usted también puede pedir que le presten una referencia de su quiropráctico, osteópata, o
acupunturista. Estos profesionales son a menudo conocer buenos homeópatas en la zona. A
veces la persona que se encarga de gestionar los suplementos y los remedios que se venden en
las tiendas naturistas conocerá homeópatas experimentados también.

Los homeópatas no tienen licencia a nivel estatal o nacional. Por lo tanto, es importante tener
en cuenta sus calificaciones. Los que han participado en programas de capacitación formal y los
que están certificados por organizaciones nacionales se preferirán si usted no puede obtener una
referencia de alguien que usted conoce.

Amy Lansky proporcionó la siguiente lista de organizaciones para ayudar a las personas a
encontrar un homeópata clásico en los Estados Unidos y Canadá. [26]

El Consejo para la Certificación Homeopática

También vea la lista en:


Homeopatía – Salud Alternativa
Centro Nacional de Homeopatía (NCH) Lista de practicantes

Esta lista es auto-referida. Los profesionales pueden o no haber sido evaluados por
competencias. Asegúrese de revisar sus calificaciones. También tienen listas de grupos de
estudios homeopáticos. Puede ponerse en contacto con un grupo de estudio en su área para
encontrar un homeópata.

NASH

Esta es una organización profesional de homeópatas. Ellos tienen la RSHom título (NA). La
mayoría de los miembros EHNA son homeópatas profesionales. Han completado la formación
homeopática integral y han cumplido con los estándares de certificación.

Instituto Americano de Homeopatía

Algunos proveedores autorizados de cuidado de la salud, como los médicos (MD), los médicos
osteópatas (DO), y naturópatas (ND), obtuvieron formación en homeopatía. Tienen
certificación DHT (Diplomado en Homeoterapeutica).

Referencias

[1] “Preguntas frecuentes sobre vacunas”, National Vaccine Information Center, Obtenido
02/18/2015. http://www.nvic.org/faqs/vaccine-safety-immunity.aspx

[2] “Hidden In Plain Sight”, el Dr. Richard Moskowitz, MD, Obtenido


02/23/2015.http://www.doctorrmosk.com/Articles/hiddeninplainsit.html

[3] Cura Imposible: La promesa de la Homeopatía, Amy L. Lansky, PhD, 2003/2009, ISBN 0-
9727514-0-81, página 25.

[4] Ibid, página 7.

[5] Disolviendo Ilusiones: enfermedades, las vacunas, y la historia olvidada, Suzanne


Humphries, MD, y Roman Bystrianyk, 2013, ISBN-13: 978 a 1480216891, Capítulo 4.

[6] Vacunas gratis: Prevención y tratamiento de la enfermedad infecciosa y contagiosa con


homeopatía, Kate Birch, RSHom (NA), CCH, CMT, 2009, ISBN 9781482789607, página 66.

[7] Ibid, capítulo 6.


[8] El testimonio de Annette Liberty, Publicado en curas adicionales deImpossibleCure.com,
Obtenido 02/19/2015.http://www.impossiblecure.com/showstories.php

[9] Cura Imposible: La promesa de la Homeopatía, Amy L. Lansky, PhD, 2003/2009, ISBN 0-
9727514-0-81, página 6.

[10] “Diagnóstico”, el Dr. Richard Moskowitz, MD, Consultado el


02/20/2015.http://www.doctorrmosk.com/Articles/diagnosis.html

[11] Vacunas gratis: Prevención y Tratamiento de Enfermedades infectocontagiosas con


homeopatía, Kate Birch, RSHom (NA), CCH, CMT, 2009, ISBN 9781482789607, página 9.

[12] Cura Imposible: La promesa de la Homeopatía, Amy L. Lansky, PhD, 2003/2009, ISBN 0-
9727514-0-81, página 13.

[13] Comunicación de correo electrónico personal enviado a John P. Thomas en Sophia Medios
/ Noticias Impacto en la Salud, de Annette Liberty, Recibida 02/19/2015.

[14] Cura Imposible: La promesa de la Homeopatía, Amy L. Lansky, PhD, 2003/2009, ISBN 0-
9727514-0-81, página 141.

[15] Vacunas gratis: Prevención y Tratamiento de Enfermedades infectocontagiosas con


homeopatía, Kate Birch, RSHom (NA), CCH, CMT, 2009, ISBN 9781482789607, página 11.

[16] Ibid, página 13.

[17] Ibid, página 14.

[18] Cura Imposible: La promesa de la Homeopatía, Amy L. Lansky, PhD, 2003/2009, ISBN 0-
9727514-0-81, página 20.

[19] Ibid, página XIII.

[20] Frenkel M1, BM Mishra, Sen S, Yang P, Pawlus A, Vence L, Leblanc A, Cohen L, P
Banerji, Banerji P .; “Los efectos citotóxicos de remedios ultra diluidos en las células de cáncer
de mama”, Int J Oncol. 2010 febrero, PMID: 20043074.

[21] Cura Imposible: La promesa de la Homeopatía, Amy L. Lansky, PhD, 2003/2009, ISBN 0-
9727514-0-81, página 175.

[22] Ibid.

[23] “Testimonio de una Mamá: Método Houston de Homeopatía para el autismo,” Cindy
Griffin, Centro de Homeopatía de Houston, ella describe la Homeopatía Método Houston,
Consultado el 02/23/2015. Referencia se actualizó la base de una conversación con Cindy
Griffin 20/02/2015.http://www.homeopathyhouston.com/testimonial-for-houston-homeopathy-
method-forautism/
[24] Vacunas gratis: Prevención y Tratamiento de Enfermedades infectocontagiosas con
homeopatía, Kate Birch, RSHom (NA), CCH, CMT, 2009, ISBN 9781482789607, página 69.

[25] Entrevista telefónica con Kate Birch, 24/02/2015.

[26] Cura Imposible: La promesa de la homeopatía, por Amy L. Lansky, PhD, 2003/2009,
ISBN 0-9727514-0-81, página 205-206

Datos sobre el autor: John P. Thomas es un escritor de Health Impact News.Tiene un B.A. en
Psicología por la Universidad de Michigan, y una Maestría en Ciencias en Salud
Pública (MSPH) de la Escuela de Salud Pública, Departamento de Administración de Salud, de
la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill.