You are on page 1of 34

República Bolivariana de Venezuela.

Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria.

Universidad Nacional Experimenta de los Llanos Centrales “Rómulo Gallegos”.

Área de Ingeniería, Arquitectura y Tecnología.

Carrera: Ingeniería en Hidrocarburos Mención: Petróleo y Gas

Unidad Curricular: Sistema de Compresión

Proceso y Acondicionamiento del Gas Natural

Profesor: Integrantes:
Elio Rojas C.I 27238027 Jesús Gil
C.I 28219848 Dulce Valera
C.I 27468882 Leidy Gallosa
C.I 26848990 Luiseidy Morales
C.I 27066514 Victoria Montenegro
C.I 26345811 Mariangel Seijas
C.I 26495089 José Villarroel
C.I Lixsiel Brito
C.I Michel Alonso

San Juan de los Morros; Noviembre del 2018


Índice

Introducción………………………………………………………………………….3

Proceso y acondicionamiento del Gas natural…………………………………..4

Contaminantes del gas natural……………………………………………………5

Hidratos de gas…………………………………………………………………….11

Medios de agitación del agua y gas……………………………………………..12

Deshidratación del gas natural…………………………………………………..13

Hidrodesulfuración (eliminación de azufre)…………………………………….15

Unidades de aminas………………………………………………………………16

Odorización del gas natural………………………………………………………18

Gas natural licuado………………………………………………………………..20

Licuefacción………………………………………………………………………..21

Proceso de enfriamiento………………………………………………………….22

Almacenamiento del GNL…………………………………………………………23

Gas licuado de petróleo (GLP)……………………………………………………24

Propiedades del GLP………………………………………………………………26

Propano y Butano………………………………………………………………….26

GLP en refinerías…………………………………………………………………..28

Conclusión………………………………………………………………………….33

Referencias Bibliográficas…………………………………………………………34
Introducción

El gas natural se llama gas dulce cuando está relativamente libre


de sulfuro de hidrógeno. El gas que contiene sulfuro de hidrógeno se llama gas
amargo . Hay muchas maneras de configurar los diversos procesos de la
unidad utilizados en el procesamiento de gas natural crudo. El siguiente diagrama
de flujo de bloques es una configuración generalizada y típica para el procesamiento
de gas natural crudo de pozos de gas no asociados. Muestra cómo el gas natural
crudo se transforma en gas de ventas canalizado a los mercados de usuarios
finales. El gas natural, o cualquier otra mezcla de gases, que contenga cantidades
significativas de sulfuro de hidrógeno, dióxido de carbono o gases ácidos similares,
se llaman gas ácido. El gas natural crudo también puede provenir de depósitos de
metano en los poros de las vetas de carbón, y especialmente en un estado más
concentrado de adsorción sobre la superficie del carbón en sí. Dicho gas se conoce
como gas de lecho de carbón o metano de lecho de carbón (gas de la capa
de carbón en Australia). El gas de carbón se ha convertido en una importante fuente
de energía en las últimas décadas. El uso principal del GNL es simplificar el
transporte de gas natural desde la fuente hasta un destino. A gran escala, esto se
hace cuando la fuente y el destino se encuentran uno al otro a través del
océano. También se puede utilizar cuando no se dispone de la capacidad adecuada
de la tubería. Para usos de transporte a gran escala, el GNL generalmente se re
gasifica en el extremo receptor y se empuja hacia la infraestructura local de
gasoducto de gas natural. El GLP tiene una gran variedad de usos, principalmente
utilizados para cilindros en diferentes mercados como un eficiente contenedor de
combustible en los sectores agrícola, de recreación, hotelería, calefacción,
construcción, navegación y pesca. Puede servir como combustible para cocinar,
calefacción central y para calentar el agua y es una forma particularmente rentable
y eficiente de calentar hogares fuera de la red.
Proceso y acondicionamiento del Gas natural

Después de extraer el gas, es necesario procesarlo de tal manera que cumpla con
los requerimientos necesarios para su uso final y los estándares regulatorios. Para
cada yacimiento, la composición del gas natural es única, por lo que el tratamiento
implementado en cada campo de producción puede ser diferente.

En general el procesamiento consiste en la remoción de agua, partículas sólidas,


hidrocarburos pesados, compuestos de azufre y de nitrógeno, dióxido de carbono,
entre otros.

Las operaciones generales que se realizan en el procesamiento del gas son:

 Separación inicial: Debido a que los yacimientos pueden contener gas,


petróleo y agua, las tres sustancias requieren ser separadas, lo cual se hace
aprovechando las diferencias de densidad entre ellas, en una sola operación.
El gas es la sustancia menos densa por lo que sale por la parte superior del
separador. El agua es la sustancia con mayor densidad de la mezcla y es
retirada por la parte inferior.

 flota sobre el agua pues su densidad es menor, lo que permite que sea
separado por la mitad. Si el gas es libre, es decir, no está acompañado de
crudo, este paso puede no ser necesario.

 Filtrado: Por medio de filtros se retira el material sólido contenido en el gas.

 Endulzamiento: En los yacimientos junto con el gas, el petróleo y el agua hay


otras sustancias como dióxido de carbono y ácido sulfhídrico. El dióxido de
carbono en presencia de agua líquida produce corrosión y en condiciones
criogénicas (bajas temperaturas) puede producir taponamientos por
solidificación. El ácido sulfhídrico es un compuesto altamente tóxico en
concentraciones por debajo de 100 partes por millón. Por lo anterior estas
sustancias deben ser removidas.

 Deshidratación: Si el contenido de vapor de agua en el gas es muy alto, se


corre el riesgo que en los gasoductos se formen hidratos de metano sólidos,
en las zonas donde la presión sea elevada y la temperatura reducida,
generando grandes problemas en el transporte. Por esa razón es necesario
retirar el vapor, lo cual se hace generalmente mediante absorción con glicol
(TEG: trietilenglicol), en la que el glicol captura al agua y permite la salida del
gas seco. Existen otros métodos físicos como el uso de tamices moleculares.

 Extracción de hidrocarburos pesados: Dependiendo de la composición del


gas natural, en esta fase se retiran hidrocarburos líquidos valiosos como lo
son el etano, propano, GLP y gasolina natural. El gas procesado debe cumplir
las especificaciones de dew point de hidrocarburos y el poder calorífico. Los
procesos más usados son: absorción con aceites livianos refrigerados,
refrigeración externa y sistemas turboexpansor.

 Compresión: Para que el gas pueda ser transportado por gasoductos, su


presión debe incrementarse por medio de compresores.

Contaminantes del gas natural

El acondicionamiento del gas se hace con el fin de eliminar el H2S y el CO2 del gas
natural. Como se sabe el H2S y el CO2 son gases que pueden estar presentes en
el gas natural y pueden en algunos casos, especialmente el H2S, ocasionar
problemas en el manejo y procesamiento del gas; por esto hay que eliminarlos para
llevar el contenido de estos gases ácidos a los niveles exigidos por los
consumidores del gas. El H2S y el CO2 se conocen como gases ácidos, porque en
presencia de agua forman ácidos, y un gas natural que posea estos contaminantes
se conoce como gas agrio.
Entre los problemas que se pueden tener por la presencia de H2S y CO2 en un gas
se pueden mencionar:

 Toxicidad del H2S.


 Corrosión por presencia de H2S y CO2.
 En la combustión se puede formar SO2 que es también altamente tóxico y
corrosivo.
 Disminución del poder calorífico del gas.
 Promoción de la formación de hidratos.
 Cuando el gas se va a someter a procesos criogénicos es necesario eliminar
el CO2 porque de lo contrario se solidifica.
 Los compuestos sulfurados (mercaptanos (RSR), sulfuros de carbonilo
(SCO) y disulfuro de carbono (CS2)) tienen olores bastante desagradables y
tienden a concentrarse en los líquidos que se obtienen en las plantas de gas;
estos compuestos se deben eliminar antes de que los compuestos se puedan
usar.

Límites admisibles de compuestos contaminantes y sus efectos a la salud

PARTÍCULAS EN SUSPENSIÓN (PM)

Valores fijados en las Directrices

PM2.5: 10 µg/m3 de media anual - 25 µg/m3 de media en 24h

PM10: 20 µg/m3 de media anual - 50 µg/m3 de media en 24h

Las Directrices fijan por primera vez un valor de referencia para las partículas en
suspensión (PM). El objetivo consiste en reducir al máximo las concentraciones.
Como no se conoce un umbral de PM por debajo del cual desaparezcan los efectos
nocivos para la salud, el valor recomendado debe representar un objetivo aceptable
y alcanzable a fin de minimizar dichos efectos en función de las limitaciones, las
capacidades y las prioridades locales en materia de salud pública.
Definición y fuentes principales

Las PM afectan a más personas que cualquier otro contaminante y sus principales
componentes son los sulfatos, los nitratos, el amoníaco, el cloruro sódico, el carbón,
el polvo de minerales y el agua. Las PM consisten en una compleja mezcla de
partículas líquidas y sólidas de sustancias orgánicas e inorgánicas suspendidas en
el aire. Las partículas se clasifican en función de su diámetro aerodinámico en PM10
(partículas con un diámetro aerodinámico inferior a 10 µm) y PM2.5 (diámetro
aerodinámico inferior a 2,5 µm). Estas últimas suponen mayor peligro porque, al
inhalarlas, pueden alcanzar las zonas periféricas de los bronquiolos y alterar el
intercambio pulmonar de gases.

Efectos sobre la salud

Los efectos de las PM sobre la salud se producen a los niveles de exposición a los
que está sometida actualmente la mayoría de la población urbana y rural de los
países desarrollados y en desarrollo. La exposición crónica a las partículas aumenta
el riesgo de enfermedades cardiovasculares y respiratorias, así como de cáncer de
pulmón. En los países en desarrollo, la exposición a los contaminantes derivados
de la combustión de combustibles sólidos en fuegos abiertos y cocinas tradicionales
en espacios cerrados aumenta el riesgo de infección aguda en las vías respiratorias
inferiores y la mortalidad por esta causa en los niños pequeños; la polución
atmosférica en espacios interiores procedente de combustibles sólidos constituye
también un importante factor de riesgo de enfermedad pulmonar obstructiva crónica
y cáncer de pulmón entre los adultos. La mortalidad en ciudades con niveles
elevados de contaminación supera entre un 15% y un 20% la registrada en ciudades
más limpias. Incluso en la UE, la esperanza de vida promedio es 8,6 meses inferior
debido a la exposición a las PM2.5 generadas por actividades humanas.
DIÓXIDO DE NITRÓGENO (NO2)

Valores fijados en las Directrices

40 µg/m3 de media anual - 200 µg/m3 de media en 1h

El valor actual de 40 µg/m3 (de media anual) fijado en las Directrices de la OMS
para proteger a la población de los efectos nocivos para la salud del NO2 gaseoso
no ha cambiado respecto al recomendado en las directrices anteriores.

Definición y fuentes principales

Como contaminante atmosférico, el NO2 puede correlacionarse con varias


actividades:

Como contaminante atmosférico, el NO2 puede correlacionarse con varias


actividades: En concentraciones de corta duración superiores a 200 mg/m3, es un
gas tóxico que causa una importante inflamación de las vías respiratorias

Es la fuente principal de los aerosoles de nitrato, que constituyen una parte


importante de las PM2.5 y, en presencia de luz ultravioleta, del ozono.

Las principales fuentes de emisiones antropogénicas de NO2 son los procesos de


combustión (calefacción, generación de electricidad y motores de vehículos y
barcos).

Efectos sobre la salud

Estudios epidemiológicos han revelado que los síntomas de bronquitis en niños


asmáticos aumentan en relación con la exposición prolongada al La disminución del
desarrollo de la función pulmonar también se asocia con las concentraciones de
NO2 registradas (u observadas) actualmente en ciudades europeas y
norteamericanas.
DIÓXIDO DE AZUFRE (SO2)

Valores fijados en las Directrices

20 µg/m3 de media en 24h - 500 µg/m3 de media en 10 min

La concentración de SO2 en períodos promedio de 10 minutos no debería superar


los 500 µg/m3. Los estudios indican que un porcentaje de las personas con asma
experimenta cambios en la función pulmonar y síntomas respiratorios tras períodos
de exposición al SO2 de tan sólo 10 minutos.

La revisión de la directriz referente a la concentración de SO2 en 24 horas, que ha


descendido de 125 a 20 µg/m3, se basa en las siguientes consideraciones:

Los efectos nocivos sobre la salud están asociados a niveles de SO2 muy inferiores
a los aceptados hasta ahora.

Se requiere mayor grado de protección.

Pese a las dudas que plantea todavía la causalidad de los efectos de bajas
concentraciones de SO2, es probable que la reducción de las concentraciones
disminuya la exposición a otros contaminantes.

Definición y fuentes principales

El SO2 es un gas incoloro con un olor penetrante que se genera con la combustión
de fósiles (carbón y petróleo) y la fundición de menas que contienen azufre. La
principal fuente antropogénica del SO2 es la combustión de fósiles que contienen
azufre usados para la calefacción doméstica, la generación de electricidad y los
vehículos a motor.

Efectos sobre la salud

SO2 puede afectar al sistema respiratorio y las funciones pulmonares, y causa


irritación ocular. La inflamación del sistema respiratorio provoca tos, secreción
mucosa y agravamiento del asma y la bronquitis crónica; asimismo, aumenta la
propensión de las personas a contraer infecciones del sistema respiratorio.
Los ingresos hospitalarios por cardiopatías y la mortalidad aumentan en los días en
que los niveles de SO2 son más elevados. En combinación con el agua, el SO2 se
convierte en ácido sulfúrico, que es el principal componente de la lluvia ácida que
causa la deforestación.

OZONO (O3)

Valores fijados en las Directrices

100 µg/m3 de media en 8h

El límite (fijado previamente en 120 mg/m3 de media en 8h) ha descendido a 100


mg/m3 de media en 8h en base a la relación concluyente establecida recientemente
entre el nivel de ozono y la mortalidad diaria en concentraciones inferiores a 120
mg/m3.

Definición y fuentes principales

El ozono a nivel del suelo -que no debe confundirse con la capa de ozono en la
atmósfera superior- es uno de los principales componentes de la niebla tóxica. Éste
se forma por la reacción con la luz solar (fotoquímica) de contaminantes como los
óxidos de nitrógeno procedentes de las emisiones de vehículos o la industria y los
compuestos orgánicos volátiles emitidos por los vehículos, los disolventes y la
industria. Los niveles de ozono más elevados se registran durante los períodos de
tiempo soleado.

Efectos sobre la salud

El exceso de ozono en el aire puede producir efectos adversos de consideración en


la salud humana. Puede causar problemas respiratorios, provocar asma, reducir la
función pulmonar y originar enfermedades pulmonares. Actualmente se trata de uno
de los contaminantes atmosféricos que más preocupan en Europa. Diversos
estudios europeos han revelado que la mortalidad diaria y mortalidad por
cardiopatías aumentan un 0,3% y un 0,4% respectivamente con un aumento de 10
µg/m3 en la concentración de ozono.
Hidratos de gas

Los hidratos de gas natural son sustancias sólidas en forma de cristales de color
blanco formadas cuando el agua líquida y algunos hidrocarburos ligeros,
principalmente C1 (metano), C2 (etano), C3 (propano), se combinan físicamente
bajo ciertas condiciones de presión y temperatura.

Formación de Hidratos de Gas Natural

Las moléculas de agua, en presencia de gases ligeros pueden formar una estructura
cristalina que contiene cavidades donde las moléculas del gas son atrapadas. Se
ha determinado la existencia de 3 estructuras cristalinas las cuales pueden formar
cavidades grandes y pequeñas. La estructura I está formada por dos cavidades
pequeñas y 6 cavidades grandes. La estructura II está formada de 16 cavidades
pequeñas y 8 cavidades grandes. La estructura III está formada por 3 tipos de
cavidades, siendo las 3 cavidades de tamaños distintos, una de ellas mucho más
grandes que las otras 2.

Al estado puro, el metano, etano, CO2 y H2S forman hidratos de estructura I.

Las moléculas de propano e isobutano pueden entrar sólo en cavidades grandes de


la estructura II, por lo que un Gas Natural conteniendo estos hidrocarburos forma
hidratos de estructura II.

El butano al estado puro no forma hidratos pero sí lo forma con otros compuestos.

Condiciones de formación de Hidratos de gas natural

Altas presiones y bajas temperaturas favorecen la formación de hidratos de gas


natural pudiéndose formar aún a temperaturas superiores a la del congelamiento
del agua.

Presencia de agua líquida, por tal motivo el contenido de agua en un gas natural
debe ser disminuido a valores tales que en ningún lugar del sistema se alcance el
punto de rocío especialmente con gases que contengan CO2 ó H2S que formarán
acido con agua condensada.
Medios de agitación del agua y gas.

La turbulencia, alta velocidad de flujo, presión pulsante, agitación, inducen la


formación de los primeros cristales de hidrato y una vez que esto ocurre el fenómeno
de cristalización se hace más rápido.

La temperatura a la cual comenzará la formación de hidratos se obtiene de gráficos


construidos en base a datos experimentales para una presión especificada y un gas
cuya densidad conocemos.

La temperatura de formación de hidratos será mayor a medida que aumente la


densidad del gas.

Una vez formado el hidrato no queda alternativa que disminuir la presión para
producir su disolución ocasionando la pérdida de gas que es venteado a la
atmósfera.

La desaparición de hidratos puede demorar y ser difícil de alcanzar. Cristales


macroscópicos permanecen por grandes periodos luego que los hidratos han
desaparecido.

Prevención contra la formación de Hidratos de gas natural

Mínimo contenido de agua.

Calentamiento de la corriente fría proveniente del pozo.

Inyección de depresores del punto de congelación: Metanol, etileno glycol (EG),


dietilenglicol (DEG), trietilenglicol (TEG), tetraenglicol (T4EG).
Deshidratación del gas natural

La deshidratación de crudos es el proceso mediante el cual se separa el agua


asociada con el crudo, ya sea en forma emulsionada o libre, hasta lograr reducir su
contenido a un porcentaje previamente especificado. Generalmente, este
porcentaje es igual o inferior al 1 % de agua.

Planta deshidratadora

Una Planta Deshidratadora es una instalación compuesta fundamentalmente por


equipos destinados a separar el agua que el petróleo puede contener en el momento
de su extracción. Estos equipos están complementados con los de bombeo,
calentamiento y accesorios necesarios.

Técnicas más comunes de deshidratación del gas natural

Proceso de deshidratación del gas con Aminas (MDEA): En un típico sistema de


aminas el gas a tratar ingresa desde una unidad “Scrubber” cuya función es
remover agua e hidrocarburos líquidos, a la torre absolvedora donde se contacta en
contracorriente con la solución de aminas.

Luego del contacto amina – gas, la amina deja el fondo del absolvedor “cargada”
con los gases ácidos (solvente rico). El solvente rico es “flasheado” en un tanque
para remover de los gases de hidrocarburos y los condensados disueltos.

Luego del tanque flash la amina rica (en CO2 / SH2) pasa por un intercambiador
amina rica / pobre y finalmente a la torre de “stripping” donde el calor proveniente
del “reboiler” rompe las uniones amina – CO2 / SH2 separándose los gases ácidos
por un lado y la amina pobre por otro. Usualmente el calor del reboiler es provisto
por vapor de agua saturado a 45 /55 psia (274 / 287 oF) el que produce una
temperatura de stripping (regeneración) máxima de 260 oF (127 oC).
Deshidratación de Gases con Glicoles (TEG) La deshidratación de gas es el
proceso de remoción de vapor de agua en una corriente gaseosa para reducir la
temperatura a la cual el agua condensará en la línea. Esta temperatura se denomina
punto de rocío del gas.

Además, la deshidratación a punto de rocío por debajo de la temperatura operativa


del gas, previene formación de hidratos y corrosión por agua condensada.

La capacidad de una corriente gaseosa para mantener vapor de agua es reducida


si se comprime o enfría luego el agua puede también ser removida de la corriente
gaseosa comprimiendo o enfriando la misma.

El proceso con glicol se basa en el contacto del gas con un líquido higroscópico tal
como un glicol. Es un proceso de absorción donde el vapor de agua presente en el
gas se disuelve en la corriente de glicol líquido puro.

La performance de una unidad deshidratadora es medida por su habilidad para


reducir el punto de rocío del gas. En un proceso típico el gas húmedo pasa a través
de un removedor de líquidos libres.

Luego, el gas ingresa al contacto e “intercambia” el agua con el glicol que circula en
contracorriente. El agua es absorbida por el glicol y el gas deja el contacto a través
de un removedor de niebla para reducir el transporte de glicol en el gas de salida a
la línea de venta. El glicol rico (en agua) es bombeado a través de un filtro y luego
a un intercambiador glicol – glicol que eleva la temperatura del glicol rico antes que
ingrese al regenerador.

El glicol es separado del agua y los contaminantes de bajo punto de ebullición en la


columna del regenerador (reboiler) reteniéndose estos últimos. El reboiler
usualmente es del tipo tubos de fuego y funciona produciendo la temperatura
requerida para alcanzar la eficiencia de remoción de agua buscada. Un acumulador
almacena el glicol reconcentrado que luego pasa al intercambiador glicol – glicol
que reduce la temperatura a un nivel que no dañe las bombas.
Usualmente, antes de las bombas se intercala un filtro para remover contaminantes
que cause excesivo desgaste de la bomba.

Hidrodesulfuración (eliminación de azufre)

Son varias las razones por las que es necesario tratar el petróleo bruto y las
fracciones de crudo derivadas del mismo para quitar los componentes sulfurados
que están ahí presentes. Por ejemplo, pueden verse obstaculizados
procesamientos posteriores porque los componentes sulfurados pueden afectar
negativamente el rendimiento de un catalizador.

Si la fracción hidrocarbúricas está destinada a ser usada como combustible, en la


combustión del combustible resultará entonces que cualesquiera componentes
sulfurados presentes en el mismo serán convertidos en óxidos de azufre, que son
dañinos para el medio ambiente por formación de lluvia ácida. Es por ello por lo que
es necesario quitar tanto como sea posible del contenido de azufre de las fracciones
hidrocarbúricas derivadas del petróleo bruto, tales como las fracciones de gasolina,
combustible Diésel, gasóleos y similares.

En general, los compuestos con contenido de azufre que son cíclicos son más
difíciles de hidrogenar que los compuestos de cadena abierta y, dentro de la clase
de los compuestos con contenido de azufre que son cíclicos, cuanto mayor sea el
número de anillos que están presentes, tanto mayor será la dificultad para partir los
enlaces de carbono-azufre. Además de la presencia de óxidos de azufre en los
gases de combustión de los combustibles hidrocarbúricas, se cuentan típicamente
entre otros componentes ambientalmente perjudiciales de tales gases de
combustión hidrocarburos aromáticos, que pueden estar presentes debido a una
combustión incompleta, y partículas carbonosas que a menudo contienen
hidrocarburos aromáticos policíclicos, compuestos metálicos, materiales orgánicos
oxigenados y otros materiales potencialmente tóxicos.
Debido a la actual preocupación en torno a la polución, están siendo en todo el
mundo aplicado por diversas legislaciones nacionales límites cada vez más
rigurosos a los niveles de impurezas permitidos en los combustibles hidrocarbúricas,
tales como el combustible Diésel.

En particular la Agencia para la Protección del Medio Ambiente de Estados Unidos


(United States Environmental Protection Agency) ha propuesto recientemente
reglamentos que limitarían el contenido de azufre al 0,05% en peso y el contenido
de aromáticos al 20% volumétrico en los combustibles Diésel para el tráfico en
carretera. Tales reglamentos exigen a las refinerías afrontar adicionales exigencias
en materia del tratamiento de los combustibles Diésel, y mayores costes de
inversión y explotación. No pueden descartarse adicionales reducciones de los
niveles admisibles de contenido de azufre y de contenido de aromáticos en fecha
futura.

Unidades de aminas

Típicamente, esta eliminación del azufre se realiza por un proceso llamado en


general Hidrodesulfuración. En tal proceso, la fracción hidrocarbúricas es mezclada
con hidrógeno y pasada por un catalizador de Hidrodesulfuración bajo adecuadas
condiciones de presión y temperatura. En un proceso así, el objetivo es el de romper
los enlaces de carbono-azufre presentes en el material a tratar y saturar con
hidrógeno las valencias libres resultantes o los dobles enlaces olefínicos formados
en tal paso de desdoblamiento.
En este proceso, el objetivo es convertir tanto como sea posible del contenido de
azufre orgánico en hidrocarburos y en H2S.

Tecnología de membranas

En el caso de gas con alto contenido de dióxido de carbono, métodos más eficientes
son necesarios para alcanzar las especificaciones de producto. Tecnología de
membranas de fibra hueca para la permeación selectiva del dióxido de carbono que
minimiza las pérdidas de hidrocarburos. Combinando una alta permeabilidad con
una alta resistencia a los hidrocarburos, esta tecnología constituye una opción
interesante para eliminación de grandes volúmenes de dióxido de carbono.
Además, la operación es sumamente flexible y requiere poco mantenimiento, de
manera que resulta ideal para emplazamientos distantes y mar adentro.
Tecnología criogénica

En el caso de gas natural con alto contenido de CO₂, la tecnología criogénica, sola
o combinada con la tecnología de membranas, puede utilizarse para producir gas
natural en especificación para su envío a gasoducto. La alta presión parcial de CO₂
favorece su condensación parcial, facilitando aún más su separación del gas
natural. El CO₂ y los hidrocarburos pesados condensan en la caja fría y son
recuperados a alta presión. Esta tecnología también permite recuperar líquidos del
gas natural casi sin coste adicional.

Odorización del gas natural

Operación que consiste en mezclar con los gases inodoros productos de olor
especial para permitir su detección. Para ello, se utilizan los Odorizante: Compuesto
químico con olor característico que se añade al gas natural para permitir su
detección.
Enagás actualmente utiliza tetrahidrotiofeno (THT) como odorizante, aunque existen
otros que también pueden ser empleados, como los mercaptanos.

THT (tetrahidrotiofeno o sulfuro de tetrametileno): Compuesto químico cuya fórmula


es C4H8S, que se añade al gas natural como odorizante, en una proporción tal que
cualquier fuga pueda ser detectada con facilidad por el olfato humano cuando exista
una mezcla cuya concentración volumétrica sea un quinto de la correspondiente al
límite inferior de inflamabilidad.

La Odorización de gas natural es necesaria para evitar posibles fugas ya que el gas
natural no tiene olor y es altamente explosivo. La regulación DVGW (German
Technical and Scientific Association for Gas and Water) exige la Odorización de gas
natural en cantidades exactas con el fin de detectar toda posible fuga de gas.
Durante la distribución, recarga o transporte, el gas natural debe ser procesado con
sistemas absolutamente a prueba de fugas.

Para realizar la Odorización cumpliendo con las regulaciones DVGW, los sistemas
de Odorización de gas natural inyectan de forma precisa y proporcionada un fluido
altamente oloroso.

Todos los componentes esenciales pueden ser individualmente configurados para


necesidades específicas.

Son sistemas basados en la cantidad de odorizante en función del flujo de gas


natural y controlado con lazos PID. Diseñados de acuerdo con las normativas
(DVGW, ATEX, ASME.

Se utilizan exclusivamente componentes probados y aprobados como:

 Bombas dosificadoras de diafragma metálico para una dosificación precisa y


absolutamente estanca
 Sistemas de control controlados mediante pantalla táctil también disponibles
con protección ATEX
 Según la aplicación se pueden utilizar bombas dosificadoras solenoides,
neumáticas o eléctricas
 Los diafragmas de metal están totalmente a prueba de fugas y de fallos

Gas natural licuado

El gas natural licuado (GNL) es gas natural que ha sido procesado para ser
transportado en forma líquida. Es la mejor alternativa para monetizar reservas
remotas y aisladas, donde no es económico llevar el gas al mercado directamente
ya sea por gasoducto o por generación de electricidad. El gas natural es
transportado como líquido a presión atmosférica y a -162 °C. Así, para poder
transportar el gas natural licuado, se ha de lograr reducir el volumen del gas natural
en 600 veces, donde se transportará en buques especiales llamados metaneros. El
GNL es inodoro, incoloro, no tóxico, su densidad (con respecto al agua) es 0,45 y
sólo se quema si entra en contacto con aire a concentraciones de 5 a 15%.

Impacto ambiental

El gas natural tiene el menor impacto ambiental de todos los combustibles fósiles
por la alta relación hidrógeno-carbono en su composición. Los derrames de GNL se
disipan en el aire y no contaminan el suelo ni el agua. Como combustible vehicular,
reduce las emisiones de óxidos de nitrógeno.

Todos los sistemas de producción y transporte, así como la planta de proceso, están
diseñados para evitar fugas y prevenir incendios; es el caso de los sistemas de
transferencia de GNL de y hacia los barcos, envío o re vaporización (o
regasificación) de GNL. Hay algunas diferencias de diseño respecto a las plantas
de gas, pero las consideraciones ambientales, de seguridad y de salud son las
mismas o más estrictas. Para transportar el gas, en grandes distancias, resulta más
económico usar buques. Para transportarlo así es necesario licuarlo, dado que a la
temperatura ambiente y a la presión atmosférica ocupa un volumen considerable.
El proceso de licuefacción reduce el volumen del gas natural 600 veces con
respecto a su volumen original.
Aproximadamente la mitad de las reservas de hidrocarburos conocidas hoy son
yacimientos de gas natural. El daño ambiental respecto a estas plantas es que este
proceso abierto requiere de 500 millones de litros de agua diarios, los cuales se
devuelven clorados y 10 grados más fríos, provocando un Impacto Ambiental
Negativo afectando la biodiversidad y adulterando las aguas dulces de superficie.

Las propiedades físicas del GNL son:

- Incoloro

- Inodoro

- El vapor del GNL no es tóxico

- El GNL a temperatura a la que se encuentra (-162ºC) no es inflamable.

Licuefacción

El gas alimentado a la planta de licuefacción viene de los campos de producción.


Los contaminantes que se encuentran en el gas natural se extraen para evitar que
se congelen y dañen el equipo cuando el gas es enfriado a la temperatura del LNG
(-161 ºC) y para cumplir con las especificaciones técnicas del gasoducto en el punto
de entrega.

El proceso de licuefacción puede ser diseñado para purificar el GNL a casi 100 por
100 metanos.

El proceso de licuefacción consiste en el enfriamiento del gas purificado mediante


el uso de refrigerantes. La planta de licuefacción puede consistir en varias unidades
paralelas (trenes). El gas natural es licuado a una temperatura aproximada de –
161ºC. Al licuar el gas, su volumen es reducido por un factor de 600, lo que quiere
decir que el GNL a la temperatura de -161ºC, utiliza 1/600 del espacio requerido por
una cantidad comparable de gas a temperatura ambiente y presión atmosférica.
Cuando se extrae el gas natural de los yacimientos subterráneos, a menudo
contiene otros materiales y componentes que deben ser eliminados antes de que
pueda ser licuado para su uso:

Helio por su valor económico y por los problemas que podría producir durante el
licuado; Azufre, corrosivo a equipos; Dióxido de carbono, que se solidifica en las
condiciones de licuefacción; Mercurio, que puede depositarse en instrumentos y
falsificar las mediciones; Agua, que al enfriar el gas se congelaría formando hielo o
bien hidratos que provocarían bloqueos en el equipo si no se eliminaran;
Hidrocarburos pesados , llamados condensado, que pueden congelarse al igual que
el agua y producir bloqueos del equipo y problemas en la combustión del gas.

El GNL producido debe ser usado en procesos de combustión y por lo tanto hay que
extraer algunos hidrocarburos para controlar su poder calorífico y el índice de
Wobbe. Dependiendo del mercado final, la remoción de etano, propano y otros
hidrocarburos debe estar controlada mediante una unidad de remoción de líquidos
que puede estar integrada en el proceso de licuefacción.

Proceso de enfriamiento

Para convertir el gas natural en líquido, se enfría el gas tratado hasta


aproximadamente -161 °C, que es la temperatura a la cual el metano —su
componente principal— se convierte a forma líquida. El proceso de licuefacción es
similar al de refrigeración común: se comprimen los gases refrigerantes produciendo
líquidos fríos, tales como propano, etano /etileno, metano, nitrógeno o mezclas de
ellos, que luego se evaporan a medida que intercambian calor con la corriente de
gas natural. De este modo, el gas natural se enfría hasta el punto en que se
convierte en líquido. Una vez que el gas ha sido licuado se somete a un Efecto
Joule-Thomson o expansión con extracción de trabajo para poderlo almacenar a
presión atmosférica. El GNL producido se almacena en tanques especiales para ser
luego transferido a buques tanques especiales de transporte.
Almacenamiento del GNL

El GNL se almacena a -161 °C y a presión atmosférica en tanques criogénicos


especiales para baja temperatura. El típico tanque de GNL tiene doble pared: una
pared externa de hormigón armado, recubierto con acero al carbono, y una pared
interna de acero niquelado al 9%. La seguridad y la resistencia son las principales
consideraciones de diseño al construir estos tanques, los cuales se diseñan para
soportar terremotos y fuertes vientos.

Transporte del GNL

El GNL se transporta a presión atmosférica en buques especialmente construidos


con casco doble. El sistema de contención de carga se diseña y construye utilizando
materiales especiales para el aislamiento y tanque, para asegurar el transporte
seguro de esta carga criogénica.

El GNL en los tanques de carga del buque se mantiene a su temperatura de


saturación (-161 °C) a lo largo de toda la navegación, pero se permite que una
pequeña cantidad de vapor se disipe por ebullición, en un proceso que se denomina
"autorrefrigeración". El gas evaporado se utiliza para impulsar los motores del
buque.

Aproximadamente 40% de los buques de GNL actualmente en servicio cuentan con


sistemas de contención de carga del tipo de membrana, de modo que tienen un
aspecto muy similar al de otros cargueros. El resto de los buques tienen un sistema
de contención de carga más particular, que incluye cuatro o más tanques esféricos
grandes. Ambos tipos de sistema de contención poseen antecedentes de operación
extremadamente seguros y confiables.
Gas licuado de petróleo (GLP)

El Gas Licuado de Petróleo (GLP) es un gas muy versátil que puede ser utilizado
en una vasta variedad de aplicaciones: en el hogar, en la agricultura, en empresas,
en la industria y en vehículos.

Origen del GLP

El GLP se ha formado bajo tierra durante millones de años. Los pozos gasíferos
producen una mezcla de gases que luego se separan en metano (gas natural),
gases licuados de petróleo (propano y butano) y otros gases. El LPG también se
produce en refinerías a partir de petróleo crudo.

El GLP se encuentra en estado gaseoso a presión atmosférica normal, mientras que


sólo se presenta en estado líquido a temperaturas muy bajas o tras un proceso de
compresión. Al liberar la presión (por ejemplo, al abrir la válvula de suministro de
gas) el líquido hierve y forma un vapor. Es este vapor (gas) el que se utiliza para
suministrar energía a equipos y aparatos.
Se necesita calor para convertir el líquido en gas, proceso al que se denomina calor
latente de evaporación. Al hervir el líquido, absorbe su propia energía calórica y la
del medio que lo rodea. Es por ello que los envases son fríos al tacto y cuando el
uso de gas es muy intensivo puede aparecer hielo en la superficie.

La presión aumenta con la temperatura. Por lo tanto, si aumenta la temperatura en


el lugar donde está el tanque, también aumentará la presión dentro del tanque al
expandirse el líquido. Normalmente los tanques tienen incorporada una válvula
liberadora de presión, para dejar escapar la presión excesiva generada con total
seguridad.
Propiedades del GLP

El vapor del GLP es más pesado que el aire, por lo que las pérdidas se acumularán
en las áreas más bajas o al nivel del suelo y podría ser difícil hacerlo dispersar. Por
lo tanto, el GLP jamás debe ser almacenado o utilizado en sótanos o bodegas.
Como la mayoría de los gases, el GLP es inodoro, por lo que se le agrega un fuerte
agente odorizante de olor pestilente para que pueda ser detectado más fácilmente
en caso de existir alguna pérdida.

El GLP es inflamable en presencia de oxígeno y, aunque no es tóxico, inhalar


grandes cantidades podría causar asfixia. El GLP es un combustible de alto
rendimiento, pero sólo encenderá si la mezcla con aire esté en una relación
(gas:aire) de1:50 a 1:10. El bajo límite de inflamabilidad implica que hasta pequeñas
pérdidas pueden tener serias consecuencias.

La temperatura de ignición del GLP con aire es aproximadamente 500°C, menor


que la de la mayoría de los gases pero, en efecto, requiere más energía para
inflamar. Por lo tanto, algunos encendedores a gas podrían no funcionar con LPG.
El poder calorífico del GLP es aproximadamente 2.5 veces más alto que el de la
mayoría de los gases, en consecuencia produce más calor con el mismo volumen
de gas. El GLP reacciona químicamente y podría causar el deterioro de algunos
plásticos y gomas. Sólo se deberá utilizar equipamiento e indumentaria diseñada
específicamente para la utilización de GLP.

Propano y Butano

Existen dos tipos de LPG, Propano y Butano. Tiene propiedades similares, pero
aplicaciones diferentes. No son intercambiables ya que tienen distinta presión
operativa y distinta condición de combustión. Las válvulas y los envases también
son diferentes para evitar confusiones o usos accidentales del tipo de LPG
equivocado.

El propano tiene el punto de ebullición más bajo que el butano, por lo tanto
vaporizará con temperaturas más frías, por debajo de los -45°C. Cuando está
almacenado en un tanque en estado líquido, tiene mayor presión que el butano a la
misma temperatura. En consecuencia, el propano es más apropiado para el
almacenamiento y utilización en exteriores. Su capacidad para operar en bajas
temperaturas lo lleva a ser el LPG más adecuado para muchas aplicaciones.

El propano es mucho más utilizado como fuente de combustible para calefacciones,


calentar agua y cocinar. Además, tiene una amplia variedad de aplicaciones en la
industria y agricultura.

El Butano tiene menor presión de vapor a temperaturas equivalentes y es adecuado


para la utilización en interiores o también, durante el verano, en exteriores. El butano
es el combustible más utilizado para envases chicos transportables, tanto en el
hogar como en actividades recreativas al aire libre.

El Butano es normalmente almacenado en envases metálicos, al igual que el


Propano, que también lo es en tanques de granel.

Composición

Es un combustible que tiene una composición química donde predominan los


hidrocarburos butano y propano o sus mezclas, las cuales contienen impurezas
principales, como son el propileno o butileno o una mezcla de estos.

Los gases butano y propano, en estado puro, son hidrocarburos del tipo:

CnH2n+2:

Butano: C4H10

Propano: C3H8

Obtención

Las fuentes de obtención de este combustible son las refinerías (destilación del
petróleo) y las plantas de proceso de gas natural, las cuales aportan alrededor de
un 25% y un 75% de GLP respectivamente.
GLP en refinerías

Los GLP son hidrocarburos derivados del petróleo. Su nombre, Licuado del
Petróleo, proviene de convertir el estado gaseoso en el que se encuentra a presión
atmosférica en líquido mediante compresión y enfriamiento, necesitándose 273
litros de vapor de GLP para obtener 1 litro de GLP líquido.

Para su obtención, el petróleo se somete a una operación denominada destilación,


mediante la cual se van separando ordenadamente, de acuerdo con sus densidades
y puntos de ebullición, los diversos componentes: gasolinas ligeras, kerosenos,
butano, propano, gas-oil, fuel-oil y aceites pesados.

Los gases derivados de esta destilación que forman el grupo de los GLP son el
butano (40%) y el propano (60%), que se distinguen entre sí por su composición
química, presión, punto de ebullición y su poder calorífico.

GLP a partir de gas natural

La obtención de GLP a partir de gas natural es conocida como proceso de


licuefacción del GLP. Dicho proceso es explicado a continuación:

El gas natural está constituido por metano, etano, propano, butano e hidrocarburos
más pesados, así como por impurezas tales como el azufre. Este gas se envía a las
plantas de proceso. En una primera etapa la corriente de gas pasa por una planta
endulzadora, donde se elimina el azufre.

Posteriormente se introduce en una planta criogénica, en la cual mediante


enfriamiento y expansiones sucesivas se obtienen dos corrientes: una gaseosa
formada básicamente por metano (gas residual) y otra líquida (licuables).

En el proceso siguiente de fraccionamiento, la fase líquida se separa en diferentes


componentes: etano, G LP y gasolinas naturales.
Para facilitar su transporte y almacenamiento, el gas licuado del petróleo que se
encuentra en estado gaseoso a condiciones normales de presión y temperatura, se
licua y se utiliza a bajas presiones (entre 5 y 9 bar) para así mantenerlo en estado
líquido. El almacenamiento se realiza en tanques o en depósitos.

Propiedades

Algunas de sus propiedades más significativas son las siguientes:

No son tóxicos ni corrosivos, solo desplaza al oxígeno, por lo que no es


recomendable respirarlo mucho tiempo.

No contiene plomo ni ningún aditivo añadido.

No contiene azufre en su composición.

Son inodoros e incoloros, sin embargo para detectar su fuga se le añaden


sustancias que producen un olor fuerte y desagradable.

Son más pesados que el aire. En caso de pequeña fuga pueden extenderse por el
suelo y los fosos de inspección.

El GLP es un combustible económico por su rendimiento en comparación con otros


combustibles.

Es excesivamente frío, porque cuando se licua se le somete a muy bajas


temperaturas por debajo de los 0ºC. Por lo tanto el contacto con la piel produce
quemaduras.

Características de aplicabilidad

Los GLP son combustibles aptos para motores de Ciclo Otto, pero estos tienen que
someterse a una serie de adaptaciones en el sistema de inyección. También se
puede usar en motores diésel transformados, aunque permite utilizar catalizadores
de tres vías, con lo que se consigue reducir las emisiones de Dióxido de carbono.
La importancia de la no variabilidad en la calidad del gas suministrado reside en que
de esta manera, el fabricante puede poner a punto el vehículo para así alcanzar
unos niveles óptimos de seguridad, prestaciones del vehículo y emisiones
contaminantes, y que estos niveles se mantengan durante su uso.

El uso del GLP a nivel de autobuses urbanos permite alcanzar, en la actualidad,


niveles de emisiones mucho más reducidas que cualquier tecnología avanzada del
diésel en los próximos años.

Los GLP destinados al transporte representa el menos significativo de todos sus


usos (comercial, agrario, petroquímica, industrial…), pero es que presentaría mayor
potencial para poder aumentar la demanda.

Estos, considerados como combustibles alternativos, son utilizados por todo el


mundo (Norteamérica, Italia, Francia, España, Oceanía). En España su utilización
en automoción ha estado restringida al transporte público (taxis y autobuses).

Si se consideran los motores utilizados con GLP para vehículos destinados al


transporte se encuentran una serie de ventajas técnicas frente a otros combustibles,
como son:

Una mezcla homogénea, controlada y bien distribuida con el aire comburente en los
cilindros, facilitando así una combustión más completa.

La combustión del GLP, no genera el tipo de carbón en la cámara de admisión que


hace que la vida de las bujías sea menor, por ello la vida útil se prolonga a más del
doble de tiempo.

Los aceites lubricantes del motor se mantienen limpios más tiempo debido a la
ausencia de depósitos carbonosos.

Mayor potencia y un par motor mayor a carga parcial (arranques, aceleraciones,


deceleraciones y paradas).
Actualmente el GLP es utilizado como carburante en el transporte público, entre
otras, en dos ciudades europeas, Viena con 500 autobuses y Valladolid con una
flota de 75 autobuses, siendo los resultados obtenidos muy satisfactorios.

Funcionamiento y mantenimiento

La mayoría de los conductores no notarían la diferencia entre un coche que funcione


con gasolina y otro que lo haga con gases licuados del petróleo (GLP). El
rendimiento y la potencia de los coches que utilizan GLP son parecidos a los de sus
equivalentes de gasolina, y en la práctica se aprecian pocas diferencias entre ambos
durante la conducción.

Balance energético

Los gases licuados del petróleo (GLP) siguen siendo una fuente de energía fósil,
que tendrá un balance energético diferente dependiendo de si se encuentra de
modo natural formando ya parte del crudo o del gas natural, o de si se produce
artificialmente mediante procesos de refino. Los rendimientos (relaciones entre la
energía obtenida y la energía utilizada en el proceso) aproximados para cada
proceso de refino son los siguientes:

Reformado catalítico: el rendimiento del GLP • se sitúa entre un 5 y un 10%.

“Cracking” catalítico: el rendimiento del GLP se sitúa entre un 5 y un 12%.

“Steam Cracking”: el rendimiento del GLP se sitúa entre un 23 y un 30%.

Polimerización y alquilación: el rendimiento del GLP se sitúa entre un 10 y un 15%.

“Cracking” térmico: el rendimiento del GLP se sitúa entre un 10 y un 20%.

“Coking” y “visbreaking”: el rendimiento del GLP se sitúa entre un 5 y un 10%.


Características medioambientales

Una de sus ventajas en el aspecto ambiental es la baja tendencia a formar ozono


troposférico (prácticamente la mitad que la gasolina) y casi no muestra emisiones
de poliaromáticos y aldehídos. Además su contaminación acústica se ve reducida
en un 50%, en comparación con el diésel.

La utilización de GLP no genera emisiones de SO2 (dióxido de azufre) culpable


junto con la lluvia ácida, elimina los olores y humos de aceleración característicos
de los motores diésel y reduce a niveles mínimos las vibraciones del motor.

Propiedades físicas del Gas licuado de petróleo

Las propiedades físicas de los principales constituyentes del GLP se enumeran en


la Tabla. Además de estos componentes, pueden estar presentes otras especies en
cantidades de traza. Típicamente, se pueden producir compuestos de azufre, agua,
y, ocasionalmente, aceites residuales y alquitranes.

Dependiendo del uso del GLP, estos contaminantes deben reducirse a un nivel
aceptable, en consonancia con las especificaciones de GLP aplicable en el país de
uso.
Conclusión

El gas natural de los pozos de gas y de los pozos de condensado, en los cuales hay
poco o nada de petróleo crudo, se llama gas no asociado. Los pozos de gas
generalmente producen solo gas natural crudo, mientras que los pozos de
condensado producen gas natural crudo junto con otros hidrocarburos de bajo peso
molecular. Aquellos que son líquidos en condiciones ambientales (es
decir, pentano y más pesados) se denominan condensados de gas natural (a veces
también llamados gasolina natural o simplemente condensados).

La composición del gas natural crudo extraído de los pozos productores depende
del tipo, la profundidad y la ubicación del depósito subterráneo y la geología del
área. El petróleo y el gas natural a menudo se encuentran juntos en el mismo
reservorio. El gas natural producido a partir de pozos de petróleo generalmente se
clasifica como asociado disuelto, lo que significa que el gas natural está asociado o
disuelto en petróleo crudo. La producción de gas natural, en ausencia de una
asociación con el petróleo crudo, se clasifica como no asociada.

El procesamiento de gas natural es un proceso industrial complejo diseñado para


limpiar gas natural crudo mediante la separación de impurezas y
diversos hidrocarburos y fluidos que no son metano para producir lo que se conoce
como gas natural seco de calidad de tubería. La composición del gas natural crudo
extraído de los pozos productores depende del tipo, la profundidad y la ubicación
del depósito subterráneo y la geología del área. El petróleo y el gas natural a
menudo se encuentran juntos en el mismo reservorio.
Referencias Bibliográficas

 File:///C:/Users/RICHARD/Downloads/Dialnet-
PurificacionYAcondicionamientoDelGasDeGasificacion-5111509.pdf

 https://www.monografias.com/docs/Acondicionamiento-Del-Gas-Natural-
F3Q27CGPJ8U2Z

 https://es.scribd.com/doc/105869220/Acondicionamiento-de-GAS-
NATURAL

 https://prezi.com/njwyz-x55ing/gas-natural-endulzamiento/

 http://editorial.unca.edu.ar/Publicacione%20on%20line/CD%20INTERACTI
VOS/NOA2002/Simulacion%20Procesos%20Acondicionamiento.pdf

 https://ciudadesdelfuturo.es/que-es-el-gas-natural-licuado-y-por-que-todo-
el-mundo-habla-de-el.php

 http://www.energiaysociedad.es/manenergia/3-4-transporte-de-gnl/

 https://es.wikipedia.org/wiki/Gas_licuado_del_petr%C3%B3leo

 https://en.wikipedia.org/wiki/Liquefied_petroleum_gas