You are on page 1of 5

Un Estudio sobre Tipología Bíblica

Una de las áreas más fascinantes en el estudio de la Biblia es la de la tipología – el estudio de los
“tipos” en la Escritura”. Pocos cristianos, han hecho algún tipo de investigación profunda de los
tipos bíblicos. De hecho, este campo de estudio ha caído bajo poca reputación en años recientes y
esto puede ser probablemente debido a dos bases:

Primero, las especulaciones extravagantes de pasados tipologistas han dejado un mal sabor en
cuanto al estudio en la mente de muchos; ellos sienten que ha sido desacreditado.

Segundo, el espíritu de liberalismo religioso ha asaltado silenciosamente el pensamiento de


algunos. Por eso, ellos tienden a descartar los elementos sobrenaturales de las Escrituras, y como
la tipología se relaciona a la profecía, ha sido similarmente descartada. La Biblia misma, sin
embargo, deja bastante claro que los “tipos” son un componente vital del plan redentor de Jehová.

El Término Definido

¿Exactamente qué es un tipo? Teológicamente hablando, un tipo puede ser definido como “una
figura o ejemplo de algo futuro y más o menos profético, llamado ‘anti-tipo’” (E. W.
Bullinger,Figures of Speech Used in the Bible (Figuras del Lenguaje Usadas en la
Biblia), p. 768.)
Muenscher dice que un tipo es “la relación representativa pre ordenada que ciertas personas,
eventos, e instituciones del Antiguo Testamento tienen con personas, eventos, e instituciones
correspondientes en el Nuevo” (citado en: M. S. Terry, Biblical Hermeneutics, p. 246).
Wick Broomall tiene una declaración concisa que es de ayuda, “Un tipo es la sombra echada en las
páginas de la historia del Antiguo Testamento por una verdad cuya encarnación o anti tipo es
hallado en la revelación del Nuevo Testamento” (Baker’s Dictionary of Theology, p. 533).
Podríamos, en resumen, sugerir la siguiente definición, la cual hemos parafraseado de Terry.

Un tipo es un acontecimiento real exaltado en la historia el cual fue divinamente ordenado por el
Dios omnisciente para que sea un cuadro profético de cosas buenas las cuales El se propuso traer
a su fruto en Cristo Jesús.

Términos del Nuevo Testamento

Existen ciertas palabras usadas el griego del Nuevo Testamento que denotan lo que acabamos de
definir como un tipo. Primero, existe término tupos (la base para nuestra palabra en español
“tipo”.) Aunque esta palabra es empleada de formas variadas en el Nuevo Testamento, es
ciertamente usada en nuestro sentido presente en Romanos 5:14 donde Pablo declara que Adán
“es figura (tupos) del que había de venir”, i.e. Cristo.
Segundo, existe la palabra skia, traducida “sombra.” En Colosenses 2:17, ciertos elementos del
sistema Mosaico se dicen ser “sombras de las cosas que habían de venir” (ver Heb. 8:5; 10:1.)
Tercero, existe el término hupodeigma, traducido “copia,” y usada en conjunción con “sombra” en
Hebreos 8:5 (ver Heb. 9:23.)
Cuarto, la palabra griega parabole (compare con la palabra en español “parábola”) se halla en
Hebreos 9:9, donde ciertos elementos del tabernáculo “son símbolo para el tiempo presente” (ver
Heb. 11:19.)
Finalmente, debemos notar el uso de antitupon, rendido “figura” (RV) o “patrón” (ASV) en Hebreos
9:24, y “como figura” (KJV) o “verdadera semejanza” (ASV) en 1 Pedro 3:21. Esta palabra, de la
manera que es usada en el Nuevo Testamento, denota lo “que corresponde a esto” el tipo; es la
realidad la cual cumple el cuadro profético.

Evitando el Extremismo

Uno debe de ser muy cauteloso en su estudio de los tipos en la Biblia. Existen algunos peligrosos
extremos que deben ser evitados. Por un lado, como indicamos antes, algunos niegan el uso de los
tipos bíblicos del todo. Obviamente, esta visión radicalmente contraria a la enseñanza de la misma
Biblia.
Otros, sin embargo, sienten que el uso de tipos en la Escritura es bastante limitado. De acuerdo a
ellos, uno puede identificar un tipo solamente cuando el Nuevo Testamento hace eso
específicamente. Esta es una posición extrema. Si uno siguiera una línea de pensamiento similar,
podría llegar a declarar que no hay profecías en el Nuevo Testamento excepto aquellas que han
sido específicamente citadas en el Nuevo Testamento.
Aun, otro extremo es la noción de que virtualmente cada pequeño detalle en el sistema del Antiguo
Testamento era típico de alguna circunstancia en el Nuevo Testamento. Y así, aun las cuerdas y
los postes del tabernáculo son vistos por algunos comentaristas como representando anti-tipos
significantes de verdades del Nuevo Testamento. La verdad se encuentra en el centro de estos
extremos.

Existen varios principios interpretativos que uno debe mantener en mente cuando comienza a
estudiar este tema.

1. Debe ser reconocido que los tipos están basados en una historia real; la gente, los lugares,
los eventos, etc. Fueron deliberadamente escogidos por Dios para preparar para la venida
del sistema Cristiano. Un viejo escritor lo ha descrito maravillosamente:

“En los tipos de la pasada dispensación Dios estaba enseñando a sus hijos las
letras. En esta dispensación Él les está enseñando como poner las letras
juntas, las cuales organizadas como ellos quieran, deletrean Cristo, y nada
más que Cristo.”

2. Debe ser claro (sobre base de evidencia razonable) que el tipo fue destinado por Dios para
prever su cumplimiento en el Nuevo Testamento.
3. Hay una graduación del tipo hacia el anti tipo; de lo menor hacia lo mayor; de lo material
hacia lo espiritual; de lo terrenal hacia lo celestial.

4. Uno debe distinguir lo que es esencial en el tipo de lo que es meramente incidental. El fallar
en hacer esto puede llevar a algunos serios errores. Broomall nota, por ejemplo, que “la
expulsión de Jonás del [vientre] del gran pez tipifica la resurrección de Cristo (Mateo
12:40); Pero la restauración de Jonás a la tierra no necesariamente tipifica la restauración
de Israel a Palestina” (Baker’s Dictionary of Theology, 534).

Ahora estamos listos para considerar varias diferentes categorías de tipos en el Antiguo
Testamento.
Personas Típicas

Un número de personas en el Antiguo Testamento, debido a su carácter o la relación la cual ellos


sostienen en la historia redentora, sirven como tipos.
a. Adán es tipo de Cristo en que el primero [Adán] introdujo el pecado al mundo,
a la par que, a través del último [Cristo] un sistema de justicia fue hecho
disponible para la humanidad (Rom. 5:19).
b. Melquisedec, quien fue al mismo tiempo (Gen. 14:18-20), tanto rey de Salem
como sacerdote de Dios –fue tipo de Cristo – quien, en su ascensión,
comenzó a reinar sobre el trono de David y simultáneamente funciona como
nuestro sumo sacerdote (ver Salmo. 110:4; Zacarías. 6:12,13; Hebreos. 5:5-
10; 6:20; 7:1-17.) Este punto, incidentalmente es desastroso para el
milenarismo. Si Cristo no es rey todavía (como lo declara el
Premilenarismo), entonces el aun no es sacerdote y ¡todavía estamos en
nuestros pecados!
c. Moisés, en su noble rol de profeta, líder y mediador por el pueblo de Jehová,
fue tipo del Señor Jesús quien funciona en una manera similar, aunque en
una capacidad mas exaltada, (ver. Deuteronomio. 18:15; Hechos 3:22; 1
Corintios. 10:2; Gálatas. 3:27; Gal. 3:19; 1 Timoteo. 2: 5

Lugares Típicos

Algunos lugares prominentes en el Antiguo Testamento parecen tener significado típico. Egipto
representa el estado de esclavitud tal cual el del pecador antes de su conversión (Gal. 4:2; Rom.
6:17; 1 Corintios 10:1 ss.); Jerusalén o Sion tipifican la iglesia y finalmente el cielo (ver Gal.
4:25,26; Heb. 12:22; Rev. 21:2); y Babilonia, la cual mantuvo al pueblo de Dios cautivo en el
Antiguo Testamento, es un cuadro de la condición de la iglesia apostata que se ha apartado de la
simplicidad del patrón del Nuevo Testamento (Rev. 11:8; 14:8; 16:19; 17:5; 18:2ff).

Artículos Típicos

Ciertos objetos del Antiguo Testamento prevén verdades del Nuevo Testamento. Por ejemplo, la
escalera de Jacob, con los Ángeles ascendiendo y descendiendo sobre ella (Gen. 28:12),
aparentemente representan a Cristo (ver Juan 1:51), quien provee tanto comunicación con el Padre
(Juan 1:18; Hebreos 1:1-2) y acceso al cielo (Juan 14:6).
La serpiente de bronce, levantada en el desierto, por medio de la cual el pueblo encontraba
sanidad física, (Núm. 21:8) era un tipo del Cristo levantado (Juan 3: 14; 12:32), por medio de
quien viene la sanidad espiritual (Isa. 53:5.)
Como fue indicado anteriormente, el tabernáculo y muchos de sus artículos eran típicos del tiempo
presente (ver Heb. 9:8-9.) Como el tabernáculo fue diseñado para ser “casa de Dios”, y como Él es
el “Dios del cielo y la tierra” (Hechos 17:24), era propio que el tabernáculo fuera compuesto de dos
compartimientos; uno representando la habitación celestial de Dios y lo otro su habitación terrenal.
Respectivamente, el lugar Santísimo del tabernáculo representaba el Cielo (Heb. 6:19,20; 9:8,24),
mientras que el lugar santo era tipo de la iglesia (Hechos 15:16,17; 1 Corintios 3:16; I Timoteo.
3:15.)

Eventos Típicos

Varios eventos del Antiguo Testamento parecen representar las cosas por venir. La creación de la
luz en el primer día de la historia de la tierra (Gen. 1:3) sugiere la venida de la brillante iluminación
del evangelio de Cristo (ver 2 Corintios 4:6). El diluvio en los días de Noé (Gen. 6-8) tipificó la
destrucción repentina del mundo que ha de venir en el fin (Mateo 24:37-39).
Los milagros de agua de la roca en el desierto (Ex. 17:6) eran una pre-visión del agua que sostiene
la vida provista por nuestro Señor (Juan 4:14; 1 Corintios. 10:4.)
El maná del cielo en el desierto (Ex. 16:14-16) fue tipo del pan espiritual que vino del cielo para
alimentar a la humanidad (Juan 6:32.)
La liberación de la familia de Noé de un mundo corrupto por medio de “agua”, prefigura nuestra
salvación, por medio del bautismo, del poder de las tinieblas al reino de Cristo (ver I Pedro 3:20-
21; Col. 1:13.)
Oficinas Típicas

Hubo tres oficinas en el Antiguo Testamento caracterizadas por el ungimiento. Los Profetas (I
Reyes 19:16), los Sacerdotes (Éxodo 28:41), y los Reyes (I Sam. 10:1) eran ungidos en
anticipación a la venida del Ungido (ver Daniel 9:25,26) quien es Profeta (Hechos 3:22), Sacerdote
(Hebreos 3:1), y Rey (Revelación 17:14.)

Nosotros también, como Cristianos, tenemos la unción de Dios (2 Corintios 1: 21) y fungimos como
profetas (no milagrosamente, sino simplemente como “portavoces” de la palabra de Dios (ver I
Corintios 11:4,5), sacerdotes, y reyes (ver I Pedro 2:9; Rev. 1:6). De esa forma, los ungimientos
del Antiguo Testamento prefiguraban tanto la obra de Cristo como nuestro servicio a Él.

Acciones Típicas

Ciertas acciones ceremoniales en el sistema del Antiguo Testamento tipificaban la obra expiatoria
del Mesías. Por ejemplo, en la fiesta anual Judía del día de la Expiación, en medio de otros
numerosos rituales, el Sumo Sacerdote presentaba dos cabríos ante la puerta del tabernáculo.
Después de echar suerte sobre estos animales, uno era sacrificado como “ofrenda de pecado” y el
otro era “presentado vivo ante Jehová” (Lev. 16:9,10.)

La sangre del cabrío inmolado era llevada al lugar santísimo donde era rociada sobre el
Propiciatorio. Esto, por supuesto, tipificaba la muerte en sacrificio de Cristo (Heb. 9:11,12.) El
Sumo Sacerdote luego tomaba el cabrío vivo, ponía sus manos en él y confesaba sobre él todas las
iniquidades del pueblo. Subsiguientemente, por medio de un sirviente señalado para esto, el
animal era dejado libre en el desierto (Lev. 16:21,22.)

Los dos machos cabríos eran, por así decirlo, dos caras de la misma moneda; ambas constituían la
ofrenda solitaria de Cristo. Uno significaba su muerte y el efecto de la expiación por su sangre; lo
otro su resurrección (ver Rom. 4:25) y la remoción completa de nuestros pecados (ver. Isa. 53:4,6;
Juan 1:29.)

Note además que una ceremonia similar se hacía en conexión con la purificación de los leprosos
(Lev. 14:4-7.) Dos aves eran seleccionadas; una era matada, y la otra era mojada en la sangre de
del ave muerta y dejada ir libre.

Instituciones Típicas

Muchas instituciones del Antiguo Testamento eran sombras proféticas de buenas cosas del
porvenir. La Pascua, por ejemplo, con su cordero sin mancha (Ex. 12:5) el cual fue matado “entre
las dos tardes” (12:6, ASVfn), i.e., entre 3:00 PM. y las 5:00 PM., sin que ninguno de sus huesos
fuese roto (12:46.) Era un tipo de la muerte de Jesús (ver 1 Corintios 5:7), que era sin mancha (1
Pedro 1:19), que murió cerca de las 3:00 PM. (Mateo 27:46), y quien ninguno de sus huesos fue
roto (Juan 19:33ss.)

La fiesta de los primeros frutos (Lev. 23:10), ej. Pentecostés, era una celebración en la cual el
producto inicial de la cosecha era ofrecido a Dios como una señal de toda la cosecha que seguiría.
Este ritual tipificaba:
a. La primera entrada de Judíos en la Iglesia de Cristo (Rom. 11:16); y,

b. La resurrección del Señor Jesús como la promesa de Dios de una resurrección


general la cual ha de venir en el final. (I Corintios 15:20, 23)
La fiesta de los tabernáculos fue instituida para conmemorar el peregrinaje de Israel en el desierto
(Lev. 23:43.) Pero fue además diseñado para recordarnos que nosotros somos peregrinos en esta
tierra (I Pedro 2:11), y que un día dejaremos este tabernáculo terrenal (2 Corintios 5:1; 2 Pedro.
1:13,14) por una morada permanente (ver Hebreos 11:9-13).

Existen numerosos tipos adicionales en el Antiguo Testamento los cuales no pueden ser discutidos
en el alcance de éste breve estudio. Aunque muy seguramente, el lector apreciar de este limitado
estudio cuan fascinante área de investigación bíblica esta puede ser. Si, se debe acercar con
cuidado juicioso, pero los abusos no deben de detener el estudiante cuidadoso de explorar tan rico
material. La intención de Dios es que nosotros aprendamos lecciones valiosas de la tipología
bíblica.

Note la declaración de Pablo después de discutir las experiencias de Israel en el desierto de Sinaí.
“Mas estas cosas sucedieron como ejemplos para nosotros, para que no codiciemos cosas malas,
como ellos codiciaron” (I Corintios 10:6; ver 10:11.)

Que verdaderamente intentemos aprender las lecciones en esos cuadros – esas “ayudas visuales”
– las cuales Jehová incorporó dentro del texto de Su libro divino.