You are on page 1of 11

ACTIVIDAD EVALUATIVA EJE 1

DERECHO AMBIENTAL Y ÉTICA

LA EVOLUCIÓN DE LA ÉTICA DE LA VIDA Y MEDIO AMBIENTE Y

NORMATIVIDAD COLOMBIANA

ELIANA MARLEN VELASCO HERNÁNDEZ

PRESENTADO A:

DRA. MARIA CATALINA SAENZ HIGUERA

FUNDACIÓN UNIVERSITARIA DEL ÁREA ANDINA

FACULTAD DE EDUCACIÓN

GESTIÓN AMBIENTAL

BOGOTA

2.019

1
TABLA DE CONTENIDO

LA EVOLUCIÓN DE LA ÉTICA DE LA VIDA Y MEDIO AMBIENTE Y


NORMATIVIDAD COLOMBIANA ........................................................................... 1
Escribir el título del capítulo (nivel 2) .................................................................... 2
Escribir el título del capítulo (nivel 3) ................................................................ 3
Escribir el título del capítulo (nivel 1) .................................................................. 4
Escribir el título del capítulo (nivel 2) .................................................................... 5
Escribir el título del capítulo (nivel 3) ................................................................ 6

2
INTRODUCCIÓN

Tradicionalmente el tema de la ética no ha estado ligado a los aspectos


referentes a la naturaleza y al medioambiente. Las viejas cuestiones de la
relación entre el ser y el deber, la causa y el fin, la naturaleza y el valor, que son
del dominio de la ética, han estado circunscritas a una esfera en donde ha
quedado excluido el tema del medioambiente. Y sólo hasta décadas muy
recientes, ha pasado a tener una preocupación ética notable, salvo el caso de
la medicina que ha tenido una tradición en el asunto desde la antigüedad.

En el área del medio ambiente, se ha percibido la bioética como una


interdisciplina en la construcción de un pensamiento crítico, que debería
concluir en un saber ambiental con ética y en un planteamiento epistemológico
donde se reafirmen los valores existenciales y valores, para finalizar
direccionar la educación ambiental.

3
ACTIVIDAD EVALUATIVA – TAREA

EJE 1

INSTRUCCIONES

1. Enumere algunas de las razones por las cuales se plantea que la evolución
histórica del concepto de bioética, está estrechamente ligada con el
desarrollo de las ciencias naturales y las ciencias sociales, y los trabajos
epistemológicos que pretendieron separar ambas ciencias.

1. El dominio tradicional de la ética estaba circunscrito a la relación entre los


hombres, la vida humana transcurría entre lo permanente y lo cambiante:
lo permanente era la naturaleza; lo cambiante, sus propias obras. La más
grande de éstas fue la ciudad, a la que pudo otorgar cierta permanencia
con las leyes que para ella ideó y que se propuso respetar.
2. La naturaleza no era objeto de la responsabilidad humana; ella cuidaba de
sí misma y cuidaba también, del hombre. Frente a la naturaleza no se hacía
uso de la ética, sino de la inteligencia y de la capacidad de invención.
3. La ética humana está separada de una comprensión realista de la ecología,
tomada ésta en su más amplio sentido. De allí que su reclamo se extienda
no solamente a la constitución de una ética que tenga en cuenta al hombre
-considerado tanto individualmente cuanto integrante de comunidades y
poblaciones- sino que avanza hacia una ética de la tierra, de la fauna, del
consumo, una ética urbana, una ética internacional.
4. “La idea que la supervivencia del hombre es un problema económico y de
ciencia política es un mito que asume que el hombre es libre o podría verse
libre de las fuerzas de la naturaleza. Estas disciplinas ayudan a decirnos
qué quieren los hombres, pero se requiere de la biología para decirnos los
que los hombres pueden hacer, esto es, qué constreñimientos operan en la
relación entre la humanidad y el mundo natural.

4
5. La capacidad del hombre de romper esa relación constante del hombre con
la naturaleza, mediante el desarrollo científico-tecnológico, ha modificado
sensiblemente el panorama. Antes de nuestra época, las intervenciones del
hombre en la naturaleza, tal y como él mismo las veía, eran esencialmente
superficiales e incapaces de dañar su permanente equilibrio.
6. el bien y del mal moral no solamente en el orden descriptivo sino más
precisamente en el normativo, es una de las necesidades primarias del
hombre. Según su naturaleza racional, la ciencia debería venir a ayudar la
satisfacción de esta necesidad. La ética, en cambio, en su actual situación,
una situación de disgregación, parece alejar de sí esta posibilidad”.

2. Señale puntualmente, con cuál de las corrientes de pensamiento ético


ambiental, se identifica más, y cómo incluye esa corriente de pensamiento
en el ejercicio de su actividad profesional, además de cómo articularla en
los objetivos del país relacionados con la protección a sus recursos
naturales.
Reivindica −La visión biocéntrica deriva, en un primer momento, de una concepción
concepciones más antropocéntrica en tanto estima que la naturaleza debe protegerse únicamente
globales y para evitar la producción de una catástrofe que extinga al ser humano y
solidarias de la destruya al planeta. Con esta interpretación la naturaleza no es sujeto de
responsabilidad
derechos, sino simplemente un objeto a disposición del hombre. Sin embargo,
humana, que
Visión abogan se diferencia del enfoque puramente antropocéntrico en la medida en que
biocéntri −en igual considera que el patrimonio ambiental de un país no pertenece en exclusiva a las
ca medida− por los personas que habitan en él, sino también a las futuras generaciones y a la
deberes del humanidad en general.
hombre con la
naturaleza y −De tal manera que lo que ocurra con el ambiente y los recursos naturales en
las generaciones China puede terminar afectando a otras naciones, como a los Estados Unidos y a
venideras.
América Latina, como África y a Oceanía, lo que constituye una suerte de
solidaridad global que, dicho sea de paso, encuentra fundamento en el concepto
de desarrollo sostenible legales, verbigracia, por las comunidades que la habitan o
que tienen una especial relación con ella.

El objeto moral, de alguna manera está constituido por el hombre mismo. No es


sólo algo relativo al hombre, sino que es algo realizado por el hombre, que en su
existencia depende de la vida humana.

5
En nuestra cultura, cognitiva racional, se ha priorizado el desarrollo de la mente
por sobre el cuerpo, enfatizando en la moral y en la razón, dejando de lado
cuestiones vitales como la preservación de los instintos, y otorgando poco espacio
a las emociones.

Todo ha sido organizado en términos de opuestos: cuerpo y alma, hombre y


naturaleza, materia y energía, individuo y sociedad, razón y emoción. En este
tiempo esto es cuestionado a la vez que surgen nuevas miradas acerca del
conocimiento, de la inteligencia, de las emociones, del cuerpo.

Lo insignificante de las emociones y del cuerpo impide ver íntegramente al ser


humano, por lo que la razón no puede desligarse de su componente emocional y
corporal, llevando así a las alteraciones de la emoción, las cuales pueden
enfermarnos psíquica y físicamente causándonos dolores crónicos, sufrimiento,
pobre calidad de vida, quedando esto instalado en el cuerpo, y afectando a la vez
nuestra capacidad de razonar.

Lo corporal no es sinónimo de cuerpo, ya que este expresa historias, afectos,


traumas, por lo tanto, la visión biocéntrica, va ligada a la Seguridad y Salud del ser
humano, llevándolo a un estado de conciencia pura, que lo obliga a pensar en su
seguridad, en la de su familia y de su entorno.

3. Enumere de manera concreta, cuáles son las principales implicaciones que


encuentra al hecho de que el medio ambiente según la norma colombiana, sea
declarado un patrimonio común, y cuáles son los criterios que diferencian al
medio ambiente como un Derecho ciudadano del medio ambiente como un
deber ciudadano, según la idea del medio ambiente como concepto complejo que
se expuso.
1. La naturaleza no es un “tabú intocable”, pero tampoco puede ser sometida a su
“completa tecnificación”. El ambiente natural no es sólo materia disponible
subjetivamente para el ser humano, sino “obra admirable del Creador y que lleva

6
en sí una «gramática» que indica finalidad y criterios para un uso inteligente, no
instrumental y arbitrario del medio ambiente.
2. Son deberes de las personas y del ciudadano proteger los recursos naturales y
velar por la conservación del ambiente
3. “los deberes que tenemos con el ambiente están relacionados con los que
tenemos para con la persona considerada en sí misma y en su relación con los
otros.

Como criterio principal tomaríamos la justicia social que tiene como fruto la paz
entre los hombres y los pueblos, y también con la naturaleza. La injusticia social,
es ocasión de la guerra social y de destrucción natural.
“Muchos recursos naturales quedan devastados con las guerras. La paz de los
pueblos y entre los pueblos permitiría también una mayor salvaguardia de la
naturaleza.: Como componente social que permite deberes y derechos humanos

Todos los hombres nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como
están por naturaleza de razón y conciencia, deben conducirse fraternalmente los
unos con los otros. El cumplimiento del deber de cada uno es exigencia del
derecho de todos. Derechos y deberes se integran correlativamente en toda
actividad social y política del hombre. Si los derechos exaltan la libertad individual,
los deberes expresan la dignidad de esa libertad.

4. Dentro del contexto de un país megabiodiverso, como Colombia, según se vio,


y desde la perspectiva de la ética ambiental, ¿cuál considera que debe ser la
política para el manejo de esta riqueza natural desde las autoridades que toman
decisiones? ¿Se debe asumir una política de conservación a ultranza de la riqueza
natural? O, caso contrario, ¿se debe asumir una política de explotación de dichos
recursos naturales para buscar mejorar las condiciones de vida la población?
Justifique su respuesta.

7
Se debe asumir una política de Protección al medio ambiente y los recursos
naturales; debido a la incidencia de estos factores en la salud del hombre y por
consiguiente en su vida.
La legislación ambiental en Colombia ha evolucionado de acuerdo a los cambios
económicos, políticos y científicos que han ocurrido en la posición del hombre y de
la sociedad frente al aprovechamiento y conservación de la naturaleza y del
"habitat" que ha construido. Es por esta razón que debemos cuidar y proteger los
espacios en un ambiente sano y ecológicamente equilibrado; pues es un derecho
Constitucional fundamental, pues su violación atenta directamente contra la
perpetuación de la especie humana y, en consecuencia, con el derecho
fundamental del hombre la vida.

5. Una de las mayores discusiones que involucran la ética ambiental en nuestros


días, tiene que ver con la protección de los recursos naturales que tienen una
importancia a nivel mundial - verbi gracia: el Amazonas, los grandes reservorios
de agua, etc.-. Esos grandes ecosistemas contienen a su vez riquezas en
minerales y normalmente se encuentran en países en vía de desarrollo. Los
países desarrollados presionan a estos países en desarrollo para que mantengan
intactos esos ecosistemas y eviten las actividades extractivas que los degradan. A
su vez, los países en desarrollo replican que necesitan mejorar las condiciones de
vida de sus habitantes, que son en gran parte paupérrimas y muchos peores que
las de los países desarrollados y una forma de mejorarlas es explotar los
yacimientos de hidrocarburos que allí se encuentran. Este dilema nos remite a una
pregunta básica: ¿Cómo se puede conciliar conservación y pobreza? Dicho de
otra forma, ¿Cómo se puede aplicar una política que tienda a no destruir los
recursos naturales, cuándo dichos recursos se encuentran en medio de población
que vive por debajo de los niveles de miseria? ¿Cuál debe ser el papel de los
países pobres que tienen esos recursos, y cuál el papel de la comunidad
internacional desarrollada que aboga por su conservación?

8
El papel de la comunidad seria el principio de responsabilidad, como el elemento
de base para considerar una nueva ética. Porque ya no se trata de que los
hombres hagan las cosas con la diligencia del deber cumplido. De lo que se trata
es que las hagan con responsabilidad, es decir, teniendo en cuenta la existencia
de la naturaleza, las acciones incluyen al presente y el futuro.

La legislación colombiana en materia ambiental es extensa, ya que tiene un amplio


cubrimiento en muchos temas; sin embargo, es poco conocida, en particular en
contextos académicos donde su divulgación no ha sido la más adecuada;
permitiendo caer en muchos errores y causan un daño irreparable a la naturaleza.

Denunciar ante la principal institución encargada del manejo ambiental a nivel


internacional que corresponde a la Organización de las Naciones Unidas (ONU),
con su programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Dentro de las funciones principales relacionadas con el tema ambiental están:


Ser la principal autoridad ambiental mundial que establezca las actividades
mundiales en pro del medio ambiente, promueva la aplicación coherente de los
aspectos ambientales del desarrollo sostenible en el sistema de las Naciones
Unidas y actúe como defensor autorizado del medio ambiente a nivel mundial.

9
CONCLUSIONES

Se puede decir que la naturaleza ha dado tanto, que aunque provee de


todo lo necesario para el sustento diario, que enseña cada día acerca del cómo
vivir bien, que ha aportado todo en la conformación de nuestro ser, que es
nuestro hogar y nuestra raíz patrimonial y étnica, sin embargo, no la
consideramos como tal.

Los temas abordados, corresponden a los principales tratados


internacionales firmados por Colombia relacionados con el tema ambiental, las
normas generales y algunas específicas relacionadas con el agua, el aire, el
suelo, la flora y la fauna.

Finalmente, debemos continuar extendiendo la educación en valores


morales, involucrando en ella al tema del medio ambiente y por consiguiente al
concepto de desarrollo sostenible, que constituye el eje fundamental de análisis
de la problemática ambiental.

10
BIBLIOGRAFIA

https://juangabrielravasi.wordpress.com/los-fundamentos-de-la-bioetica/

Declaración de Río sobre Medio Ambiente y Desarrollo, Principio 1. El principio


es desarrollado en la Agenda 21

11