You are on page 1of 4

1.

Sustente analíticamente que presupuestos de tipo político, económico,


social, religioso, y culturas debe asumir esta tendencia para hablar de una
ÉTICA MUNDIAL, según las tesis de su autor: Küng, Hans. Ética mundial en
América Latina. Madrid: Trotta, 2008. 94 pp.
Con base en el texto: Códigos de ética de gobierno de Oscar Diego bautista,
ciudad de México, responder
2. Interpretar los dos criterios de la ética según la postura de los autores sus
contextos históricos
3. identifique en la lista de países los seis valores que propone la policía
Nacional, ¿por qué razones consideran ustedes que estos países los asume
como criterio de competencia de los funcionarios públicos?
4. ¿Qué procedencia en la función pública Contemporánea, tienen los
siguientes VALORES: Autoridad
Capacidad, Continuidad, Diligencia, Disciplina / Obediencia, Espíritu de
servicio, Imparcialidad, PRODUCTIVIDAD, RACIONALIDAD, RAPIDEZ,
TRANSPARENCIA, Dialogo, equidad y justicia? decir su procedencia;
explicando por ejemplo Webeiano.
5. ¿Cual es el objetivo que persiguen los valores en el servicio público para
la obtención de mejores resultados?
6. ¿Qué recomendaciones se deben seguir para construir un código de ética
de conducta para los funcionarios públicos?

3.Wilmer
6.wilingthon
4.calderon
5.erazo
1.linda
4. ¿Qué procedencia en la función pública Contemporánea, tienen los siguientes
VALORES: Autoridad
Capacidad, Continuidad, Diligencia, Disciplina / Obediencia, Espíritu de servicio,
Imparcialidad, PRODUCTIVIDAD, RACIONALIDAD, RAPIDEZ, TRANSPARENCIA,
Dialogo, equidad y justicia? decir su procedencia; explicando por ejemplo
Webeiano.

Para empezar a dar una concepción sobre el tema relacionado a los valores en la
función pública contemporánea es necesario referirse a la burocracia según el
pensamiento de weber donde se basa en: la formalización (tanto de las normas
como de los procedimientos y la centralización (definición de la jerarquía y la
autoridad). Ambas dimensiones deben interpretarse desde lo que Weber llama “la
racionalidad formal”, origen del “orden legítimo” que han de establecer las normas
jurídicas. Weber, a través de su conocida trilogía, establece que la legitimidad puede
ser “carismática” (se basa en la santidad, heroicidad o en otras cualidades que
concurren de forma especial en una determinada persona), “tradicional” (deriva del
carácter sagrado que caracteriza a determinadas tradiciones, usos o costumbres) y
“racional” (que encuentra su fundamento en el principio de legalidad propio del
ordenamiento jurídico). Para Weber, el ejemplo máximo de racionalidad lo
constituye la “organización burocrática”.
La autoridad de weber en la organización establece los cargos según el principio
de jerarquía. “Cada cargo inferior debe estar bajo control y la supervisión de uno
superior y ningún cargo queda sin control o supervisión”.
Según Max Weber, a cada tipo de organización corresponde también un tipo de
autoridad, donde los principales son los que a continuación se definen

Autoridad tradicional. Cuando los subordinados consideran que las ordenes de


los superiores son justificadas por que esa fue siempre la manera como se hicieron
las cosas (empresas familiares, artesanales), en jefe impone el poder en todo.
Autoridad carismática. En esta los subordinados aceptan las operaciones del
superior como justificadas, a causa de la influencia de la personalidad y del
liderazgo del superior con el cual se identifican, la legitimación de la autoridad se
produce de las características personales carismáticas del líder y de la devoción y
arreglo que consigue imponer a sus seguidores.
Autoridad racional, legal o burocrática. Es cuando los subordinados aceptan
las ordenes de los superiores como justificadas, porque están de acuerdo con su
conjunto de normas que consideran legítimos, y de los cuales se deriva el poder de
mando.

La Capacidad: existe según la selección de las personas, en un modelo


burocrático, se basa en el mérito y en la competencia técnica y jamás en
preferencias personales. Los procesos de admisión, promoción y transferencia
del personal son iguales para toda la organización y se basan en criterios generales
y racionales, siempre tomando en cuenta el mérito y la capacidad del funcionario.
Los exámenes, los concursos, las pruebas y las medidas de desempeño, son vitales
en el modelo burocrático.

La continuidad de la acción adecuadamente programada en una organización


cualquiera, puede tener que ver con su propia estructura formal y también con los
actores que operan en ella. Y esté estrechamente relacionada como parte de un
mismo sistema con estructuras y gente y por cierto, con los procesos que se
generan internamente y en relación con el contexto político, económico social y
cultural.

DILIGENCIA: Los empleados públicos deberán desempeñar con diligencia las


tareas que tengan asignadas y velar por los intereses generales con sujeción y
observancia de la Constitución y del resto del ordenamiento jurídico y deberán
actuar con arreglo a los siguientes principios: objetividad, integridad, neutralidad,
responsabilidad, imparcialidad, confidencialidad, dedicación al servicio público,
transparencia, ejemplaridad, austeridad accesibilidad, eficacia, honradez,
promoción del entorno cultural y medioambiental y respeto a la igualdad entre
mujeres y hombres”.

El espíritu de servicio es donde por medio de la uniformidad interna y externa


crece cada vez más las ganas de obtener buenos beneficios con el fin de generar
un crecimiento y que no sea por obligación si no por convicción generando también
perspectivas de iniciativa y creatividad.
Los burócratas deben ser imparciales porque deben estar personalmente
comprometidos con el éxito de las políticas del gobierno lo que es incompatible con
la obligación del funcionario de proporcionar asesoramiento honesto e imparcial sin
miedo ni favoritismo, con independencia de que coincida a no con la visión.

El modelo de la nueva gestión pública (NGP) busca lograr una


mayor productividad en eficiencia colectiva, porque no sólo se espera el
cumplimiento de metas por parte de la responsabilidad de liderazgo de quienes la
dirigen sino y fundamentalmente es cuánto hemos comprometido al ciudadano en
aquel éxito. La productividad es el mejoramiento continuo de acuerdo a él buen uso
de los valores, principios, creencias y el desarrollo del talento humano generando
un gran impacto.

la noción de racionalidad que construye el paradigma neoclásico, por lo tanto está


ligada a la noción de Liberty, que pone énfasis en la libertad y derechos individuales
e ignora en gran parte, el papel de la educación, la persuasión y otros factores que
influyen en la toma de decisiones individuales

la rapidez procedencia de la nueva gestión pública y es de acuerdo al poco tiempo


en hacer que los objetivos sean perseguidos mediante los valores en el servicio
público con el fin de obtener los mejores resultados de manera prudente, mediante
el dominio sobre sí mismo cumpliendo obligaciones propias ante cualquier
circunstancia
el concepto de transparencia en la nueva gestión pública, es crucial dado que ofrece
espacios de interacción entre el estado y ciudadanos en la provisión de servicios y
provee reglas de juego que permitan aumentar el carácter público del régimen, la
transparencia requiere la existencia de una ciudadanía capaz de ejercer un control
efectivo sobre la forma en que son provistos los servidores públicos y la posibilidad
de conocer decisiones que no afecten a ninguna parte.

Según los valores del sector social, el DIALOGO en lo social debe ser reforzado de
manera que pueda persistir y para ello son esenciales tres condiciones: democracia,
reglas y leyes, y sobre todo la existencia de interlocutores sociales verdaderos que
tengan un cierto poder en sus manos.
La equidad: Característica particular de la justicia que está más allá de formalismos
simplistas. Donde una idea predominante enmarca la expresión y el contenido de
este principio, la Equidad, como valor básico del cooperativismo, que se expresa:
En la formación e incremento del patrimonio, por parte de los asociados, de manera
equitativa y no igualitaria: los aportes deben guardar alguna relación con el uso de
los servicios.
La justicia: El criterio ético en política y en los asuntos de gobierno responde a una
filosofía, a una manera de resolver conflictos y ofrecer resultados con equidad y
justicia al satisfacer la pluralidad de intereses contribuyendo al bien social, es decir,
sin perder de vista el objetivo de servir a los ciudadanos.
Las instituciones públicas funcionan bajo un marco de valores y principios que
permite orientar y potenciar las capacidades de sus miembros, por lo tanto,
requieren personas con un perfil definido.