You are on page 1of 20

UNIVERSIDAD NACIONAL FEDERICO VILLAREAL

FACULTAD DE INGENIERIA CIVIL

BIM
(Modelado de la información para la
edificación)

Trabajo de investigación que presenta el alumno:


ALVITES LÓPEZ, JESÚS
Para el curso de ingeniería civil

Lima, junio del 2019


INTRODUCCION

BIM es un acrónimo de Building Information Modeling. Se habla mucho


últimamente sobre BIM en la industria de la construcción, pero cuando
preguntamos, recibimos tipos distintos de definiciones y de diferentes personas.

Algunos dicen que BIM es un tipo de software. Otros dicen que BIM es el modelo
3D virtual de los edificios. Otros dicen que BIM es un proceso o que BIM no es
más que una colección de datos de un edificio organizados en una base de datos
estructural que se puede consultar fácilmente de forma visual o numérica. Es
seguro afirmar que BIM es todo lo que se dice anteriormente y algunas cosas
más...

Vamos a ver BIM explicado en términos generales. Cuando algo se convierte en


BIM empieza con un modelo digital 3D del edificio. Este modelo no es más que
pura geometría y algunas texturas colocadas sobre él para su visualización. Un
verdadero modelo BIM consiste en los equivalentes virtuales de los elementos
constructivos y piezas que se utilizan para construir el edificio. Estos elementos
tienen todas las características -físicas y lógicas- de sus componentes reales.
Estos elementos inteligentes son el prototipo digital de los elementos físicos del
edificio, como son los muros, pilares, ventanas, puertas, escaleras, etc. que nos
permiten simular el edificio y entender su comportamiento en un entorno virtual
antes de que se inicie su construcción real.

Sin embargo, con la llegada de las tecnologías móviles, como los iPhones/iPads
y la aceptación del uso del BIM ha ido más allá del cerrado círculo de los
profesionales. Los clientes, los propietarios de los edificios y los operarios cada
vez tienen más acceso a los modelos BIM a través de sus dispositivos móviles,
incluso sin tener que instalar ninguna aplicación BIM para ello. Este hecho va a
suponer la adopción de BIM en el siguiente nivel y, por lo tanto, usted como
profesional, no puede continuar ignorando por más tiempo el concepto BIM.
¿QUÉ ES BIM?
El modelado de información de construcción (BIM, Building Information
Modeling), también llamado modelado de información para la edificación, es el
proceso de generación y gestión de datos de un edificio durante su ciclo de vida
utilizando software dinámico de modelado de edificios en tres dimensiones y en
tiempo real, para disminuir la pérdida de tiempo y recursos en el diseño y
la construcción. Este proceso produce el modelo de información del edificio
(también abreviado BIM), que abarca la geometría del edificio, las relaciones
espaciales, la información geográfica, así como las cantidades y las propiedades
de sus componentes.

BIM concierne tanto a la geometría, a la relación con el espacio, a la información


geográfica, a las cantidades y las propiedades de los componentes de un edificio
(por ejemplo, detalles de fabricantes de puertas). BIM puede ser utilizado para
ilustrar el proceso completo de edificación, de mantenimiento e incluso de
demolición (ahora se reciclan más materiales). Cantidades de materiales y
propiedades compartidas pueden ser extraídas fácilmente. Además, ámbitos
laborales, detalles de componentes y secuencias de actividades de construcción
pueden ser aislados y definidos.

Los softwares BIM son capaces de lograr dichas mejoras por medio de
representaciones de las partes y los componentes que están siendo utilizados
en la construcción de un edificio. La representación asistida por computadora
basada en objetos es un cambio sustancial en la tradicional elaboración basada
en la representación vectorial.

¿PARA QUÉ SIRVE BIM?


Visualización 3D

Aunque puede haber varias metas diferentes para la creación de un modelo


construido BIM que pueden diferir tanto en su enfoque, alcance, complejidad,
nivel de detalle y la profundidad de la información incorporada al modelo 3D, por
supuesto, el uso más trivial de un modelo BIM es para realizar bonitas
visualizaciones del edificio que se va a construir. Esto es bueno tanto para
ayudar a su decisión de diseño mediante la comparación de diferentes
alternativas de diseño como para "vender" su diseño a su cliente o incluso a la
comunidad local, que podría tener un voto sobre el proyecto del edificio.
Gestión de Cambios
Puesto que los datos se almacenan en un lugar central en un modelo BIM
cualquier modificación del diseño del edificio se replicará automáticamente en
cada vista, tales como planos de planta, secciones y alzados. Esto no sólo ayuda
a la creación de la documentación de forma más rápida, sino que también
proporciona la garantía de calidad rigurosa en la coordinación automática de los
diferentes puntos de vista.

Simulación del Edificio


Los modelos BIM no solo contienen datos arquitectónicos sino también toda la
información interna del edificio, incluyendo todos los datos de ingeniería como
las estructuras de carga, todos los conductos y tuberías de los sistemas e incluso
la información sobre sostenibilidad, permitiéndonos realizar simulaciones de las
características del edificio por adelantado.

Gestión de Datos
BIM contiene información que no se ve representada en los planos. La
información sobre el calendario, por ejemplo, clarifica los recursos humanos
necesarios, la coordinación y todo lo que pueda afectar a la agenda del proyecto.
El coste es también la parte del BIM que nos permite saber el presupuesto
estimado del proyecto en cada fase del tiempo durante el cual se ejecuta.
Operativa del Edificio
No hace falta decir que todos estos datos insertados en el modelo BIM no son
útiles solamente durante las fases de diseño y construcción, sino que pueden
utilizarse durante todo el ciclo de vida del edificio, ayudando a reducir su coste
de operación y mantenimiento, la magnitud de los cuales son en definitiva mucho
mayores que el coste de su construcción.

¿PORQUÉ DEBERÍA CAMBIAR DE CAD A BIM?


BIM y CAD representan dos aproximaciones fundamentalmente diferentes al
diseño arquitectónico y su documentación. Las aplicaciones de CAD (Computer
Aided Design) imitan el tradicional proceso de "papel y lápiz" con dibujos
electrónicos de dos dimensiones creados desde elementos gráficos 2D como
líneas, tramas y textos, etc. Los dibujos de CAD, de forma similar a los dibujos
en papel, son creados de forma independiente por lo que cada cambio en el
diseño debe revisarse y modificarse manualmente en cada uno de ellos. Las
aplicaciones BIM (Building Information Modeling) imitan el proceso real de
construcción. En lugar de crear dibujos con líneas 2D se construyen los edificios
de forma virtual modelándolos con elementos reales de construcción, como
muros, ventanas, forjados, cubiertas, etc. Esto permite a los arquitectos diseñar
edificios de la misma forma en que son construidos. Como todos los datos están
guardados en el modelo virtual central, los cambios en el diseño son
automáticamente detectados y realizados en todos los dibujos individuales
generados desde el modelo. Con esta aproximación integrada del modelo, BIM
no solo ofrece un significante incremento en la productividad, sino que sirve
como base para unos diseños mejor coordinados y para un proceso de
construcción basado en el modelo. Mientras que el cambio desde CAD a BIM
está ya justificado con los beneficios obtenidos durante la fase de diseño, BIM
todavía ofrece más beneficios durante la construcción y operativa de los
edificios.
¿QUÉ ES UNA APLICACIÓN BIM?
Una aplicación BIM se aquella que emplea como entidades de trabajo principal
objetos paramétricos de cualquier disciplina que son capaces de relacionarse
entre ellos y de los que se puede extraer diversos tipos de información, entre
los que se incluye representaciones gráficas, pero también alfanuméricas.

A continuación, se ampliará esta definición explicándola desde sus tres


principales prestaciones: el trabajo multidisciplinar y multiusuario, la tecnología
paramétrica y el entorno multivista. Por otro lado, tenemos aplicaciones que, si
bien, no se ajustan a esta definición, si que están preparadas para conectarse
con aplicaciones BIM y extraer de sus modelos aquella información que les sea
más útil para sus fines. Por ejemplo, la aplicación de mediciones “Presto”, es
capaz de leer las mediciones incluidas en los modelos de ArchiCAD y aplicarles
partidas y precios, gracias a que este último es capaz de vincular partidas de
medición a elementos constructivos.
1. BIM Multidisiplinar
A nivel teórico, el proyecto arquitectónico se representa mediante un Modelo de
Información que cubre todos los aspectos posibles, los cuales quedan
reflejados en vistas especializadas. En la práctica, actualmente los modelos
BIM más completos sólo pueden acoger las disciplinas principales de la
arquitectura: Arquitectura, Estructura, Instalaciones, Control de costes,
Presentación y Diseño Energético. Para el resto de los casos, se trabaja con
conexiones con aplicaciones especializadas que admiten exportaciones del
BIM. El número de este tipo de aplicaciones conectables aumenta cada año
llegando a áreas como la gestión de residuos o la planificación de la obra. El
gráfico anterior explica cómo se relaciona una aplicación BIM muy completa y
su modelo con aplicaciones conectables. Los objetos que es capaz de manejar
la aplicación contienen diversa clase de información, parte de ella es de
especial interés para el arquitecto, pero otra lo puede ser para otras
profesionales. Dependiendo del grado de apoyo multidisciplinar de la aplicación
BIM en concreto, los distintos perfiles profesionales podrán trabajar en mayor o
menor grado directamente sobre el mismo modelo BIM, consiguiendo más
eficacia. Aquellos aspectos más específicos se desarrollarán en aplicaciones
concretas que podrán aprovechar la parte de la información del modelo BIM
que los interese. Si la comunicación entre las aplicaciones es bidireccional,
podrá devolver la información al modelo BIM para que pueda ser usada por
otras disciplinas. Por ejemplo, el programa de cálculo estructural puede partir
de la estructura y los cerramientos modelados con una aplicación BIM
especializada en Arquitectura, y también puede devolver parte del resultado de
su cálculo (dimensionado de la estructura, por ejemplo) al modelo BIM para
que los arquitectos lo tengan en cuenta. Podríamos decir que el Modelo de
Información hace de coordinador entre los diversos profesionales que
intervienen en la creación de los edificios, ya sea alojando directamente sus
objetos u ofreciendo vías de comunicación controladas. Tampoco no hay que
olvidar a los usuarios finales del edificio, los cuales se beneficiarán de poder
disponer de información fiable acerca del inmueble que explotarán.

2. BIM PARAMETRICO
El Modelo de Información que gestiona una aplicación BIM está compuesto por
una serie de objetos que se diseñan según las características esenciales que los
definen, es decir, se parametrizan. Esto se hace mediante una interface que los
conceptualiza y que asiste su creación con multitud de parámetros
preestablecidos en relación a la naturaleza del elemento que se quiere crear. Un
muro, por ejemplo, puede escribirse por los siguientes valores: número de capas,
grueso de cada una, altura, materiales, recorrido, etc.. Después, necesitaremos
de una interface gráfica que permita editarlo dinámicamente mediante
pinzamientos o variando sus características en un listado desplegable. En
cualquiera de los casos, estamos modificando los parámetros que definen el
objeto y, de rebote, su aspecto aparente. Pero también se puede ir más allá
incluyendo otra clase de parámetros no dimensionales, como, por ejemplo, el
color, el material y peso, el nombre, etc. El objeto que se modela acontece, así,
mucho más completo y editable permitiendo acceder directamente a sus
características. Así, ya no se modelan representaciones, sino que se modela el
objeto en sí mismo cubriendo el máximo de facetas. En cambio, con una
herramienta de CAD literal, se invierte mucho tiempo representándolo mediante
múltiples modelos con el fin de poderlo controlar, mentalmente, en su globalidad.
Una vez se consigue parametrizar un objeto, también se puede intentar
parametrizar la relación que tiene este con el resto. Esto se consigue
relacionando unos parámetros con otras. Por ejemplo, el perímetro exterior de
una carpintería será igual a la apertura que se deberá practicar en el muro que
lo aloja. De esta manera, no sólo se automatiza la transmisión de las influencias
que tienen los objetos entre sí, sino que se posibilita su diseño en relación al
resto. Así, cada componente se crea en función de lo que lo hace único y de lo
que lo hace dependiente del resto, consiguiendo un diseño muy receptivo a
futuras modificaciones. Para que todos estos parámetros puedan interactuar, es
necesario tratar el modelo paramétrico como una base de datos unificada que
esté estructurada y optimizada para hacer posible estas interrelaciones. Así
también se posibilita que objetos de diferentes disciplinas puedan interactuar
entre ellos y que su acceso sea centralizado, haciendo realidad la deseada
coordinación multidisciplinar y multiusuario.
3. BIM MULTIVISTA
Una de las aportaciones más importantes de los Modelos de Información es que
las representaciones de sus diferentes aspectos pueden automatizarse. Todas
provienen del mismo modelo, así que se consigue, de forma natural, que estén
siempre coordinadas entre sí (que no se contradigan) y actualizadas
(representando los últimos cambios hechos al proyecto) y que su generación sea
inmediata o casi inmediata. Por eso decimos que las representaciones extraídas
del BIM son en realidad vistas del modelo, aunque en algunos casos se lleguen
a generar cada vez como dibujos bidimensionales. Por otra parte, para poder
satisfacer las necesidades de visualización de cada representación, cada
aplicación dispone de diferentes mecanismos de personalización de estas, de tal
manera que pueda mostrarse o que se desea y con un grafismo adecuado. No
obstante, el abanico de posibilidades siempre será más limitado que el de las
representaciones delineadas a mano, por lo que habrá que aprender a prescindir
de ciertos virtuosismos, que por otra parte, dejaran de ser necesarios al contar
con el potencial de generación múltiple de vistas de este tipo de software.
Podríamos decir que, en este caso, podemos substituir la calidad por la cantidad,
ya que resulta mucho más conveniente el uso de múltiples vistas pera explicar un
tema que el de unas pocas y muy trabajada, ya que estas, inevitablemente,
deberán omitir parte de la información del proyecto. De todas formas, también es
cierto que una vez adecuado el grafismo de las visualizaciones a nuestro gusto,
veremos como cualquier vista gozará del mismo nivel de acabado, ya que
realizarla o no ya no dependerá del tiempo disponible hasta el día de la entrega.
Otro aspecto esencial es entender que la posibilidades de una vista no se limita
al campo de las representaciones gráficas (dibujos) que tradicionalmente ha sido
el soporte básico del arquitecto, sino que también cubre otro tipo de
representaciones de tipo alfanumérico, como tablas (para mediciones o
inventarios, por ejemplo), esquemas, leyendas, etc.. Para una aplicación BIM,
todo está al mismo nivel, ya que los objetos no solo contienen información formal
sino también de cualquier otro tipo. Por ejemplo, una estructura suele ser más
fácil de replantear en forma de esquema de barras, mientras que al que debe
presupuestarla, le interesará sólo la cantidad, tipo y peso de los perfiles. El
arquitecto, en cambio, deberá trabajar con una representación formal fidedigna
de la misma, para poder compatibilizarla con el resto de los sistemas
arquitectónicos.

¿QUÉ NECESITO SABER A LA HORA DE SELECCIONAR MI


HERRAMIENTA BIM?
Aunque existen diversas soluciones de diseño basadas en el modelo disponibles
en el mercado, es importante tener en cuenta que no todas pueden cumplir
completamente los requerimientos para ser una solución BIM verdadera. Las
siguientes preguntas le ayudarán a juzgar si ciertas soluciones tienen todas las
características que le permiten ser una verdadera y completa solución BIM que
destaque sobre las demás:

1. ¿Cuál es la "profundidad" soportada del modelo BIM?

De manera óptima, el modelo BIM debe ser capaz de cubrir todas las
necesidades durante todo el ciclo de vida del proyecto de construcción. Hay
varios niveles y profundidades para crear modelos de edificios en 3D,
empezando por los modelos de comunicación utilizados para el diseño
esquemático a través de modelos 3D creados con fines de visualización
hasta los modelos de información inteligente "reales" de la construcción.
Mientras que los modelos creados para la visualización no contienen más
que la geometría 3D y descripciones de los materiales necesarios para la
presentación realista del edificio, los modelos reales de BIM, además de la
geometría, también contienen una gran cantidad de información adicional
necesaria para coordinar, documentar, listar y gestionar el edificio basándose
en su modelo BIM inteligente.

2. ¿Cubre la solución BIM el flujo de trabajo completo?

Como se indica anteriormente, los modelos BIM "reales" deberían incorporar


toda la información necesaria para crear todas las entregas necesarias
durante el ciclo de vida del proyecto de construcción. Esto también indica que
la herramienta de creación BIM debería cubrir completamente el flujo de
trabajo BIM sin tener que estar cambiando de herramienta y/o de flujos de
trabajo en mitad del proyecto. Por lo tanto, es una cuestión vital si el diseño,
la documentación, la realización y el funcionamiento del edificio es soportado
por la herramienta BIM, empezando por el diseño conceptual hasta el
desarrollo de la documentación del diseño de la construcción, la
administración y gestión de la construcción y, finalmente, la gestión de
instalaciones.

3. ¿A qué nivel soporta la solución BIM la interoperabilidad?

Adicionalmente a ser compatible con el resto del mundo a nivel binario


(compatibilidad de archivos) las herramientas BIM también necesitan ser
compatibles entre sí a nivel de procesos o de flujos de trabajo. Esto es
especialmente necesario en el caso de equipos de diseño interdisciplinarios
que necesitan colaborar en diferentes aspectos del diseño del mismo edificio.
Al seleccionar su herramienta BIM es crítico saber de qué manera su
herramienta BIM soporta los estándares abiertos y flujos de trabajo abiertos
que permiten la coordinación con los consultores, sin tener en cuenta el tipo
o versión de su aplicación de diseño (herramienta BIM).

4. ¿Soporta la solución BIM la colaboración basada en el modelo a


tiempo real?

El diseño constructivo es un proceso de equipo en la mayoría de los casos.


Por lo tanto, debería también ser un proceso BIM. Sin embargo, esto no es
un hecho, ya que los modelos BIM están mucho más estrechamente
integrados que los proyectos tradicionales de CAD basados en dibujos.
Compartir el diseño en BIM requiere un enfoque totalmente nuevo que
involucra a servidores BIM activos que ofrecen un acceso a tiempo real de
forma paralela para todo el equipo de trabajo. Cuando seleccione su
herramienta BIM es una pregunta de vital importancia saber de qué forma
está diseñado el modelo BIM y el proceso para ser creado, de cara a que sea
capaz de soportar el trabajo de diseño compartido en tiempo real para
equipos y proyectos de cualquier tamaño.

5. ¿Tiene la solución BIM suficiente rendimiento como para soportar


proyectos grandes/complejos?

Como decíamos anteriormente, los modelos BIM están mucho más


estrechamente integrados que los proyectos tradicionales de CAD basados
en dibujos. Esto implica necesariamente que el tamaño del proyecto tiene un
crecimiento exponencial con relación a los requisitos de rendimiento. La
forma en que una solución BIM puede soportar este crecimiento depende de
varios factores, incluyendo su habilidad de aprovechar las últimas mejoras de
hardware y la manera que tiene de manejar el modelo. Cuando seleccione
su herramienta BIM debe preguntar sobretodo cual es el tamaño máximo
soportado/recomendado del proyecto y de qué forma son soportados los
últimos avances en tecnología como los 64bits y los multiprocesadores de
forma conjunta y al mismo tiempo por la aplicación BIM.

6. ¿soporta la solución BIM los estándares locales y ofrece contenido


local suficiente?
Los proyectos de edificación no son piezas de diseño únicas, pero la forma
en que son diseñadas varía según el país. Los proveedores de soluciones
BIM Globales soportan el concepto de "local" a diferentes niveles. La
traducción del idioma no es realmente "localizar" la aplicación - solamente es
traducir sus nomenclaturas. Cuando seleccione su herramienta BIM debe
interesarse por saber y comprobar de qué forma la solución BIM soporta los
estándares de diseño locales y si tiene contenidos locales como elementos
constructivos inteligentes, plantillas de listados y esquemas locales y grupos
de atributos que siguen los estándares locales.

LAS SIETE DIMENSIONES DEL BIM


Las distintas etapas de diseño y gestión de una infraestructura, junto con las
fases de mantenimiento y desmantelamiento de la misma, transcurren inmersas
en una dinámica de trabajo en la que pueden destacarse siete dimensiones
diferentes:

Primera dimensión: La idea.

Todo proyecto implantado de acuerdo con la metodología BIM parte de una


idea inicial. En esta primera dimensión se incluirían actuaciones tales como la
determinación de la localización y las condiciones iniciales de la estructura.

Segunda dimensión: El boceto.

Tras la fase inicial, se procede a la preparación de la fase de boceto, en la cual


se determinan las características genéricas del proyecto. Forman parte de esta
fase la preparación de la modelización mediante el software BIM, el
planteamiento de los materiales, la definición de las cargas estructurales, la
determinación de la dimensión energética del proyecto y el establecimiento de
las bases para la sostenibilidad de general de éste.

Tercera dimensión: El modelo gráfico tridimensional.


Una vez recopilada la totalidad de la información respectiva a las dos primeras
dimensiones, es momento de proceder a la modelización geométrica de la
infraestructura en formato 3D.

Cuarta dimensión: El Tiempo.

He aquí la principal seña de identidad que caracteriza y diferencia a BIM de


otras metodologías y/o softwares de trabajo tradicionales: el dinamismo. Frente
a los modelos de proyecto puramente estáticos en la realidad, la metodología
BIM aporta una nueva dimensión temporal.

Quinta dimensión: El coste.

Esta fase comprende el análisis y estimación de los costes del proyecto,


además de su control a medida que este avance o se vea modificado. Al
integrar BIM información detallada de cada uno de los elementos integrantes,
es relativamente sencillo generar informes presupuestarios en cualquier
momento de la vida de la infraestructura.

Sexta dimensión: El análisis de sostenibilidad.

Se trata del planteamiento y simulación de las alternativas contingentes y


analizarlas, a fin de determinar cuál de ellas es más adecuada para ser llevada
a cabo.

Sétima dimensión: La gestión del ciclo de vida.

BIM representa un entorno de gestión en el que se localiza y organiza


información referente a una infraestructura a lo largo de toda su vida útil.

De esta forma, existe un proceso de modificación y retroalimentación continuas


que registran todas las variaciones entre el proyecto inicial y la realidad, de tal
manera que exista una total correspondencia entre el modelo BIM y el
resultado real.

TIPOS DE APLICACIONES BIM


Actualmente hay un buen número de aplicaciones BIM en el mercado, a pesar
de que se trata de un tipo de software costoso de desarrollar y que precisa de
mucho servicio post venta. En general, todas llevan muchos años en el mercado,
con excepción de aquellas que están desarrollándose de la mano de grandes
compañías de CAD genérico, que tienen una historia más corta. Teniendo en
cuenta esto, de si aprovechan o no un motor de CAD ya existente, podemos
clasificar las aplicaciones en dos grandes grupos.

· Aplicaciones BIM nativas

Con más antigüedad, en general, que las BIM implementadas, existen las
aplicaciones creadas con la intención de trabajar en esta dirección desde un
buen principio. Naturalmente, son mucho más coherentes y potentes que las
BIM implementadas, pero tienen el inconveniente de que la migración desde un
software CAD genérico hacia ellas resulta más complicada. Aunque permiten
trabajar con archivos provenientes de estas aplicaciones siempre hay ciertas
limitaciones, puesto que resulta más difícil incluir información literal en modelos
BIM. Por otra parte, todas ellas tienen una estructura de archivos coherente
con el concepto de base de datos. Es decir, los proyectos se gestionan de
manera integral y se concentran en un solo archivo o carpeta. Estamos
hablando de las aplicaciones Autodesk Revit, Graphisoft ArchiCAD y
Nemetschek Allplan. Los dos últimos hace casi unos veinte años que son en el
mercado y disfrutan de una numerosa comunidad de usuarios. El primero, sin
embrago, es un software mucho más joven por lo que goza de un
planteamiento más avanzado.

BIM implementado sobre CAD literal

Se trata de aquellas aplicaciones de CAD literal que han implementado


módulos BIM que se superponen de manera más o menos transparente.
Tienen el inconveniente de que su funcionamiento no puede ser tan coherente
ni fluido como el de las BIM nativas, puesto que deben adaptarse al motor y
estructura de sus huéspedes. Siguen empleando capas para organizar el
dibujo, mantienen una estructura de ficheros dispersa y su interface es
bastante más compleja. En cambio, tienen la ventaja de permitir una migración
hacia los sistemas BIM mucho más flexible y modular. El grado de
implementación de BIM puede hacerse al nivel y en el campo en que se desee.
Por ejemplo, se puede emplear BIM sólo por mantener la consistencia
dimensional entre plantas, secciones y modelo tridimensional, pero seguir
trabajándolas independientemente o aprovechar sólo sus características para
mejorar el rendimiento de las mediciones. Todo esto con la comodidad de
seguir trabajando con la misma aplicación de siempre de manera totalmente
transparente, con las ventajas de colaboración multidisciplinar que esto implica.
Están dentro de este grupo Autodesk AutoCAD Architecture y Bentley
Architecture, Las dos funcionan sobre los motores de CAD genérico más
extendidos del mundo (aunque, de los dos, AutoCAD es el que domina
claramente el mercado). Nacieron con la intención de competir con las
aplicaciones BIM nativas, las cuales amenazaban con ganar cuota de mercado
a los CAD literales.