You are on page 1of 88

ARBOLES Y EJES

Los árboles y ejes son elementos de máquinas, generalmente de


sección transversal circular, usados para sostener piezas que giran
solidariamente o entorno a ellos. Algunos elementos que se montan
sobre árboles y ejes son ruedas dentadas, poleas, piñones para
cadena, acoples y rotores.

EJE: Es una pieza que soporta a otros elementos que giran alrededor
de el. Los esfuerzos a los que se encuentra sometido son flexión y
cortantes.

ARBOL: Órgano giratorio de un máquina o de un mecanismo cuya


función es la de trasmitir un par. Los esfuerzos que soporta son de
torsión y trasmiten potencia
ARBOLES Y EJES
 Las figuras muestran transmisiones por cadenas, por correas
y por ruedas dentadas, respectivamente, en las cuales la
transmisión de potencia se lleva a cabo mediante árboles,
poleas, correas, ruedas dentadas, estrellas y cadenas, entre
otros elementos.
REDUCTOR DE VELOCIDADES
Zonas típicas de los Ejes.
Usualmente, los árboles son cilindros escalonados, con el fin de
que los hombros o resaltos sirvan para ubicar axialmente los
diferentes elementos. Además, los hombros sirven para
transmitir cargas axiales. En los árboles se usan diferentes
elementos para la transmisión de potencia o para posicionar o
fijar las piezas que se montan sobre éstos
 . Algunos métodos utilizados para transmitir pares de torsión y potencia
son las cuñas o chavetas, ejes estriados, espigas o pasadores, ajustes a
presión, ajustes ahusados (con superficies cónicas) y conectores
ranurados. Para evitar movimientos axiales de las piezas se usan, por
ejemplo, hombros, tornillos de fijación o prisioneros, anillos de retención,
pasadores, collarines de fijación, tornillos y manguitos. Algunos métodos
sirven tanto para fijar axialmente las piezas, como para transmitir par de
torsión (por ejemplo, los pasadores). Las chavetas y los pasadores actúan
como „fusibles‟, es decir, son elementos „débiles‟ (y baratos) que tienden
a fallar en caso de una sobrecarga, protegiendo así las piezas caras.
Zonas típicas de los Ejes.
1. Ranura para permitir la salida de la muela de rectificado, o un
tallado que requiera diferencia de diámetros entre las secciones
contiguas.
2. Muñones de apoyo para los cojinetes de rodamiento o
deslizamiento. Pueden ser cilíndricos o cónicos y generalmente son
zonas endurecidas superficialmente entre los 48 y 52 HRC. En el caso
de muñones para cojinetes de rodamientos debe tenerse en
cuenta que su diámetro debe coincidir con la serie de los diámetros
de montaje de los rodamientos, usualmente múltiplos de 5.
3. Escalón de apoyo. Sirve para absorber las cargas axiales en los
árboles, producto de los elementos que se vinculan a el, y
trasmitirlas a los apoyos y anclaje de las máquinas. Otro objetivo, es
el garantizar la correcta disposición axial de los elementos en el
montaje.
4. Zona de ajuste para el montaje. En caso de no estar en un
extremo del árbol, se realiza con un diámetro mayor que las
secciones contiguas para permitir el montaje de los elementos. Se
recomienda un endurecimiento de la zona entre 48 y 52 HRC.
5. Zona de transición. Son superficies que suavizan los
cambios de sección y disminuyen los concentradores
de tensión. Suelen ser circulares o elípticas. Es
recomendable que sean empleadas superficies con
radios mayores al 10 % del diámetro menor de las
secciones vinculadas.
6. Biseles. Se emplean para centrar las piezas durante el
montaje y también para evitar cortaduras de los operarios
durante la manipulación de los árboles.
7. Chaveteros.
8. Zona de centraje. Esta es una zona del árbol contigua a
una zona de montaje, con dimensiones ligeramente
menores que la de montaje, para facilitar esta operación y
el centrado de los elementos.
Diferentes tipos de Ejes.
Debido a las diferentes necesidades de cada transmisión en
diferentes aplicaciones, existen una variedad de árboles que se
adecuan a dichas necesidades:
 Lisos

Exteriormente tienen una forma perfectamente cilíndrica,


pudiendo variar la posición de apoyos, cojinetes, etc. Este tipo
de árboles se utilizan cuando ocurren una torsión media.
 Ranurado o con talladuras especiales
Presenta exteriormente ranuras siendo también de pequeña
longitud dicho árbol. Se emplean estos árboles para transmitir
momentos torsores elevados.
Etapas del diseño de árboles
El diseño de árboles comprende básicamente:
 Selección del material
 Diseño constructivo (configuración geométrica)
 Verificación de la resistencia:
- estática - a las cargas dinámicas (por ejemplo cargas pico
>= 2 veces las nominales )
- a la fatiga
 Verificación de la rigidez del árbol:
- deflexión por flexión y pendiente de la elástica
- deformación por torsión
 Análisis Modal (verificación de las frecuencias naturales del
árbol)
El material más utilizado para árboles y ejes es el acero. Se
recomienda seleccionar un acero de bajo o medio carbono, de
bajo costo. Si las condiciones de resistencia son más exigentes
que las de rigidez, podría optarse por aceros de mayor resistencia.
Es necesario hacer el diseño constructivo al inicio del
proyecto, ya que para poder hacer las verificaciones por
resistencia, por rigidez y de las frecuencias críticas, se
requieren algunos datos sobre la geometría o dimensiones
del árbol. Por ejemplo, para verificar la resistencia a la
fatiga en una sección determinada es necesario tener
información sobre los concentradores de esfuerzos que
estarán presentes en dicha sección, así como algunas
relaciones entre dimensiones.
El diseño constructivo consiste en la determinación de las
longitudes y diámetros de los diferentes tramos o
escalones, así como en la selección de los métodos de
fijación de las piezas que se van a montar sobre el árbol.
En esta etapa se deben tener en cuenta, entre otros, los
siguientes aspectos:
 Fácil montaje, desmontaje y mantenimiento.
 Los árboles deben ser compactos, para reducir material
tanto en longitud como en diámetro (recuérdese que a
mayores longitudes, mayores tenderán a ser los esfuerzos
debidos a flexión y, por lo tanto, los diámetros).
 Permitir fácil aseguramiento de las piezas sobre el árbol para
evitar movimientos indeseables.
 Las medidas deben ser preferiblemente normalizadas.
 Evitar discontinuidades y cambios bruscos de sección,
especialmente en sitios de grandes esfuerzos.
 Generalmente los árboles se construyen escalonados para
el mejor posicionamiento de las piezas.
 Generalmente los árboles se soportan sólo en dos apoyos,
con el fin de reducir problemas de alineamiento de éstos.
 Ubicar las piezas cerca de los apoyos para reducir
momentos flectores.
• Mantener bajos los costos de fabricación.
• Basarse en árboles existentes o en la propia experiencia,
para configurar el árbol (consultar catálogos y analizar
reductores y sistemas de transmisión de potencia).
Después del diseño constructivo puede procederse a
verificar la resistencia del árbol. Los árboles deben tener la
capacidad de soportar las cargas normales de trabajo y
cargas eventuales máximas, durante la vida esperada.
Entonces, se debe verificar la resistencia del árbol a la fatiga
y a las cargas dinámicas; estas últimas son generalmente las
cargas producidas durante el arranque del equipo.
Debe hacerse también un análisis de las frecuencias
naturales (críticas) del árbol. Todo sistema tiende a oscilar
con una gran amplitud cuando se excita con determinadas
frecuencias; esto se denomina resonancia. Los árboles, junto
con las piezas que se montan sobre ellos, tienden también a
vibrar excesivamente cuando giran a las velocidades
críticas. El diseñador debe asegurar que la velocidad de
rotación del árbol sea bastante diferente de cualquier
velocidad que produzca resonancia; de lo contrario, las
deflexiones o deformaciones del árbol tenderían a ser
grandes y a producir la falla.
Finalmente, los árboles deben tener suficiente rigidez, con
el objetivo de evitar que las deformaciones excesivas
perjudiquen el buen funcionamiento de las piezas que van
montadas sobre éstos. Por ejemplo, deformaciones
excesivas en los árboles pueden hacer que el engrane de
un par de ruedas dentadas no sea uniforme o no se
extienda en toda la altura de trabajo del
diente. Por otro lado, los cojinetes (de contacto rodante o
deslizante) se pueden ver afectados si las pendientes del
árbol en los sitios de los cojinetes son muy grandes. Como
los aceros tienen esencialmente igual módulo de
elasticidad, la rigidez de los árboles debe controlarse
mediante decisiones geométricas.
En conclusión, el buen funcionamiento de un árbol
depende de muchos factores, entre los cuales podemos
mencionar una buena resistencia y rigidez, una correcta
fijación de las piezas, una adecuada alineación y
lubricación de los elementos que lo requieran.
ANALISIS DE EJES
Se selecciona el material de árbol, el cual, según
recomendaciones, puede ser de acero al carbono
SAE 1020 a 1050 (por ejemplo, 1035, 1040 ó 1045), los
cuales son de bajo costo.
Cuando los criterios de resistencia resulten
dominantes sobre aquellos de las deformaciones,
puede seleccionarse un acero de mayor resistencia
como los aceros aleados SAE 3140, 4140 ó 4340
(también 3150, 5140, 1340, 1350 y 8650). Para
aplicaciones en las cuales un árbol y alguna o
algunas piezas como engranes se fabrican de una
sola pieza, se puede utilizar hierro fundido o hierro
nodular, por facilidad de construcción. Para
aplicaciones marinas o con ambientes corrosivos se
podría utilizar bronce o acero inoxidable.
Se calcula el diámetro (por ejemplo, donde está ubicada la polea, la rueda
dentada o el acople) o el diámetro del tramo donde se ubican las ruedas
dentadas, para el caso de un árbol intermedio de un reductor de
velocidades. Como no se conoce el momento flector máximo, ya que éste
depende de las longitudes de los diferentes tramos, dicho diámetro se calcula
con base en el par de torsión máximo nominal, usando un factor de seguridad
grande (ya que los efectos de flexión, carga axial y cortante no se tienen en
cuenta en este paso).

Análisis estático de árboles dúctiles uniformes de sección transversal circular


sólida
El análisis estático de un árbol consiste en verificar que éste no fallará
inmediatamente después de aplicar ciertas cargas. Este análisis podría
efectuarse para:
 (a) Comprobar su resistencia “estática” a las cargas nominales. Esto es
poco usual ya que debe verificarse la resistencia a la fatiga de los árboles
(las ecuaciones de fatiga dadas en el capítulo 5 cubren también las fallas
“estáticas”).
(b) Comprobar su resistencia estática a las cargas dinámicas (cargas
pico). Esta comprobación sí debe hacerse ya que normalmente en los
arranques o cuando hay sobrecargas, los árboles están sometidos a
esfuerzos mayores a los nominales. Como se prevé que estas cargas se
repiten un número muy pequeño de veces, éstas no tenderían a
producir falla por fatiga, siendo suficiente el análisis de diseño estático.
 Análisis por fatiga de árboles dúctiles
Los árboles soportan cargas variables y, por lo tanto,
debe comprobarse su resistencia a la fatiga. Por
ejemplo, unas cargas constantes T, M y F en un árbol,
producen esfuerzos normales variables, ya que el
momento flector M es giratorio relativo a un
observador parado en un punto del árbol rotativo.
Eventualmente, en caso de no tener la suficiente
información para efectuar el diseño por fatiga, un
análisis de diseño estático podría reemplazarlo, si se
usa un factor de seguridad bastante grande; sin
embargo, este último diseño no garantiza la duración
requerida del árbol.
PROCEDIMIENTO PROPUESTO POR LA ASME B106.1M
Para el caso de árboles que cumplan las condiciones dadas,
además que la sección de análisis sea circular sólida, se puede
utilizar la norma para el diseño de árboles de transmisión
ANSI/ASME B106.1M- 1985 (ASME: American Society of
Mechanical Engineers; ANSI: American National Standards
Institute). Esta norma está basada en datos experimentales, por
lo que constituye un método de cálculo adecuado. Aunque
este método tiene algunas restricciones más, muchos árboles las
cumplen.
Estimación del diámetro para un pre diseño

Recomendable tomar 25 Mpa


Recomendado
D/d >= 1.25
Se’=0.5 Sut

Se=K* Se’ K 0.3 a 0.6


Corrosión
Proceso de manufactura
Esfuerzos residuales
Recubrimientos
RIGIDEZ DE LOS ÁRBOLES

Las cargas aplicadas sobre los árboles producen diferentes tipos de


deformaciones. Es necesario que éstas sean suficientemente
pequeñas, de lo contrario pueden producir efectos indeseables como
golpeteos, vibraciones excesivas, imprecisión en la transmisión del
movimiento, desgastes inadmisibles en los elementos acoplados,
como ruedas dentadas y rodamientos. Comúnmente, el criterio de
rigidez es más exigente que el de fatiga o el de resistencia a las
cargas pico; el árbol quedaría con una resistencia mecánica por
encima de la requerida; por lo tanto, es importante efectuar la
comprobación de los árboles a la rigidez. Esta comprobación
consiste en el cálculo de las diferentes deformaciones del árbol,
asegurando que éstas sean menores o iguales a los valores
admisibles.
Ángulo de torsión
Un par de torsión actuando sobre un tramo de árbol produce una deformación
angular: una de las caras del tramo gira respecto a la otra, como se muestra en la
figura Esta desviación, denominada ángulo de torsión, puede producir, por
ejemplo, imprecisión en la transmisión del movimiento, la cual puede afectar
máquinas y dispositivos de precisión como centros de mecanizado, máquinas de
control numérico y barras de torsión.

El ángulo de torsión, en radianes, producido por un par de torsión T sobre un tramo


de árbol de longitud L, módulo polar de inercia J y material con módulo de rigidez G,
debe ser menor o igual al valor admisible : (desde 0.08 grados por pie en maquinas
herramientas hasta 1 grado por pie en ejes de transmisión).
Deflexiones ( 0.001L a 0.003L en ejes de transmision entre ejes)
Deformación axial
En las flechas nos preocupan tres tipos de vibraciones:
1) Vibración lateral
2) Balanceo de la flecha
3) Vibración torsional
Los dos primeros implican deflexiones a flexión, y el último, deflexión a
torsión de la flecha.
Energía potencial elástica

Energía cinética en mecánica

En base a lo que se tendra


Maxwell’s reciprocity theorem (viga simple empotrada)
EJES
Load N
RIGIDEZ DE LOS ÁRBOLES