You are on page 1of 1

El alienista - 1882

Joaquím Machado de Assis

Podemos afirmar que la objetividad científica y el prestigio médico juegan en la obra un rol
fundamental: ser el centro de poder. En la primera parte del relato, más precisamente en el capítulo
primero “De cómo Itaguaí tuvo una casa de locos” además de contextualizar al lector en una
pequeña villa, con una población que podríamos caracterizar como austera, en una época colonial,
presenta a Simón Becamarte: “hijo de la nobleza de la tierra y el más grande de los médicos del
Brasil, de Portugal y de las Españas. Había estudiado en Coimbra y en Padua” (Machado, 11). A
partir de esta breve presentación del Dr. Becamarte y en contraste con la población, podemos
afirmar que este posee un prestigio; el prestigio de ser médico en una población como Itaguaí.
Becamarte es un letrado (si tenemos en cuenta la postura de Ángel Rama1).

Este poder se ve reforzado si tenemos en cuenta que: no había en la colonia, ni aún en todo el
reino, una sola autoridad en semejante materia, mal explorada o casi inexplorada.
Recapitulando... un médico interesado en estudiar la mente humana en un pequeño poblado que
hasta el momento carecía de hospicios para el tratamiento de enfermedades mentales, con un
prestigio médico y la “posesión del saber” científico, juega un papel importante con respecto al
poder.

1. entendiendo la objetividad cientifica como ... en la primera parte del relato podríamos afirmar
que esta, en conjunto con el prestigio médico de Simón Becamarte, funcionan como un anillo de
poder con respecto a la población de Itaguaí.

1 Ángel Rama, “La ciudad letrada”.