You are on page 1of 2

Ayudantía de Metafísica I

Taller N° 3

Instrucciones: 1.- Luego de leer y comentar el texto en clases, realizar una reconstrucción
argumentativa del texto. 2.- Establecer una opinión personal o punto de vista lo más fundamentada
posible.

Desarrollo

1.-

I) Definición de ente: ente se define en varios sentidos: 1) como quididad 2) como cualidad o
cantidad (categorías)

II) El primer Ente es la quididad que significa la sustancia

III) Los demás son entes en tanto categorías

IV) Ejemplos de lo anterior: “andar”, “estar sano”, “estar sentado”, donde no son entes, pues no
poseen existencia propia ni pueden separarse de la substancia, o sea, de lo que anda, de lo que está
sano y de lo que está sentado. Donde lo que hace X acción es la substancia o ente, en tanto sujeto
de la acción o individuo de esta.

Así, “bueno” o “sentado” no se predica sin sujeto.

V) Conclusión: solo el Ente absoluto puede ser la substancia, no los entes con determinaciones.

2.-

La perspectiva aristotélica respecto al ente es una composición muy avanzada y destacable de la


filosofía clásica. No por nada, el pensamiento de Aristóteles, especialmente el libro de Metafísica,
ha hallado su espacio enaltecido en la historia de la filosofía. Pero no solamente un espacio estático,
sino dinámico en tanto su influencia decisiva en la posteridad, con alcance milenario.

Pero por otro lado, la especulación metafísica, donde metafísica es entendida como el estudio de
las estructuras más fundamentales de la realidad1 no ha estado exenta de polémica en la filosofía
contemporánea.

Tal vez las críticas más agudas y destructivas a la metafísica hayan sido elaboradas por los Carnap y
Quine.

En el caso de Aristóteles y sus nociones de Ente, autores como Bunge dejan entrever lo limitado de
las consideraciones del estagirita, y que no pueden servir para explicar una realidad tan compleja
como la de hoy con nociones de la era pre científica.

Si bien a modo de conocimiento, la obra de Aristóteles es obligatoria, y si bien hay autores que dicen
ser aristotélicos en la actualidad, coincidimos con Bunge de que si bien las nociones aristotélicas
fueron importantes en su momento, son insuficientes, o bien deben ser reactualizadas para el hoy.

1
Robert Audi, Diccionario de Filosofía.