You are on page 1of 12

JURISPRUDENCIA ACTUAL Y RELEVANTE DEL DELITO DE ROBO

Al variar calificación jurídica juez debe dar oportunidad de generar el


contradictorio[Casación 828-2014, Lambayeque]
Sumilla: La competencia constitucional asignada al Ministerio Público es eminentemente
postulatoria, por ello la facultad del órgano jurisdiccional de apartarse de los términos
estrictos de la acusación fiscal, en tanto respete los hechos ciertos objeto de acusación, sin
que cambie el bien jurídico tutelado por el delito acusado y, fundamentalmente, siempre que
observe el derecho de defensa y el principio contradictorio. En ese sentido, el presente caso
el Ad quo de oficio, varió la calificación jurídica propuesta por el Fiscal en su requerimiento
acusatorio contra el encausado; sin embargo, dicho pronunciamiento vulneró su derecho de
defensa, pues dicha decisión le causó agravio al no tener la oportunidad de generar el
contradictorio.

• Consumación en el delito de robo agravado y complicidad posconsumativa [Casación


363-2015, Del Santa]
Sumilla.- La consumación en el delito de robo está condicionada a la disponibilidad de la
cosa sustraída, conforme con lo establecido por la Sentencia Plenaria 1-2005/DJ-301-A.
En el Perú no se admite la complicidad posconsumativa, por lo que, aquellas conductas
subsumidas en esta modalidad de participación no merecen reproche penal.

• Desarrollan garantía constitucional de motivación [Casación 603-2015, Madre de


Dios]
Sumilla. Los órganos jurisdiccionales de instancia cumplieron con detallar, en su esencia,
las razones que justificaron el juicio condenatorio. Señalaron las pruebas de cargo y, luego,
aplicando la regla de inferencia correspondiente, estimaron fundadamente que los hechos y
la culpabilidad del imputado están probados. Se cumplió con precisar la prueba y exponer su
contenido incriminatorio. Las afirmaciones que se hizo son coherentes y no arbitrarias. El
juicio de legalidad no tiene errores significativos.

• Preexistencia del bien sustraído o defraudado solo requerirá actividad probatoria


específica cuando no existan testigos presenciales o haya duda [Casación 646-2015,
Huaura]
Sumilla.- Objeto de recurso y preexistencia del bien: i) La Sala excluyó del material
probatorio valorable la declaración sumarial del testigo-víctima. Sin embargo, la
prescindencia de la prueba no fue objetada. Por consiguiente, la exclusión de esa prueba no
se compadece con el principio de legalidad procesal. La lectura en el acto oral es el
presupuesto formal para valorar esa testifical. Si en el juicio, no se cuestionó tal posibilidad,
no está permitido que el juez de apelación de oficio decida excluirla. ii) La preexistencia de
la cosa materia del delito, en los delitos contra el patrimonio, solo requerirá una actividad
probatoria específica cuando no existan testigos presenciales del hecho o cuando se tenga
duda acerca de la preexistencia de la cosa objeto de la sustracción o defraudación. Es
posible acreditar parcialmente el monto y características de lo sustraído o defraudado. No es
correcto señalar que si no se demuestra todo lo que se dice robado, no existe prueba del
hecho delictivo.
• «Pepear» a una persona constituye de por sí un acto de violencia del tipo de
robo[Casación 328-2016, Junín]
Sumilla: Que sobre la tutela de Derecho existen dos Acuerdos Plenarios, número 04- 2010
del dieciséis de noviembre de dos mil diez y el número 02-2012 del veintiséis de marzo de
dos mil doce, que hacen innecesario atender el presente.

• Declaración de la víctima es admisible para demostrar preexistencia de la cosa


materia del delito [R.N. 144-2010, Lima]
Fundamento destacado: Octavo.- Que, de otro lado, si bien la prueba de la preexistencia
de la cosa materia del delito es indispensable para la afirmación del juicio de tipicidad, no
existen razones legales que impidan al Tribunal de instancia admitir a tales fines la propia
declaración de la víctima, pues el artículo doscientos cuarenta y cinco del Código Procesal
Penal en vigor no impone limite alguno a las pruebas con las que se puedan acreditar la
posesión del bien, sobre todo en los casos de robo de de dinero en efectivo; si se excluyera
tal posibilidad, se establecerían exigencias incompatibles con su naturaleza jurídica. Por
estos

• Es posible acreditar la preexistencia del bien sustraído sin presentar boleta o


factura[R.N. 114-2014, Loreto]
Sumilla.- La tesis imputativa contra los procesados calificada como robo agravado en grado
de tentativa, se acreditó de modo suficiente con la prueba de cargo actuada en el presente
proceso.

• Prueba indiciaria toma hechos acontecidos en la realidad y a través de una inferencia


lógica llega a establecer responsabilidad [R.N. 2049-2014, Lima]
Sumilla: La prueba indiciaria toma hechos acontecidos en la realidad (debidamente
verificados), llamados “dato cierto” y, sobre ellos, a través de una inferencia lógica llega a
establecer la responsabilidad del encausado en el hecho delictivo.

• Ausencia en la ejecución material de quien planificó el robo no permite calificarlo


como autor, sino como cómplice primario [R.N. 2568-2014, Del Santa]
Sumilla.- El recurrente participó en la fase de planificación del delito, consiguió otros
delincuentes para la ejecución del robo y siguió, desde fuera, su acontecer. Sin embargo, su
ausencia en la ejecución material no permite calificarlo como autor, sino como cómplice
primario.

• Pericia dactiloscópica se convierte en prueba fundamental del proceso en ausencia de


prueba testimonial [R.N. 2654-2014, Ica]
Sumilla.- Ante la ausencia de prueba testimonial de sindicación directa, el dictamen pericial
dactiloscópico se convierte en prueba fundamental en el proceso. La dactiloscopia, por ser
una ciencia exacta, enerva la presunción de inocencia que asistía al encausado.

• Determinación de la pena en el delito de robo agravado [R.N. 3466-2014, Callao]


Fundamento destacado: Sexto. Para efectos de establecer la pena a imponer al encausado
recurrente debe tenerse en cuenta lo siguiente: i) El delito de robo agravado imputado se
encuentra previsto en el artículo ciento ochenta y ocho, concordado con los incisos uno y
dos del primer párrafo del artículo ciento ochenta y nueve del Código Penal -referida a las
agravantes de comisión del delito en casa habitada y durante la noche- sanciona al agente
con pena privativa de libertad no menor de doce ni mayor de veinte años. ii) La disminución
prudencial de la pena, debido a que el delito imputado quedo en grado de tentativa,
conforme a lo dispuesto en el artículo dieciséis del Código Penal. iii) Sus condiciones
personales, esto es, refiere realizar trabajos eventuales, de grado de instrucción tercero de
primaria y no registrar antecedentes penales vigentes (registra condenas a penas suspendidas
ya cumplidas), conforme se advierte de su certificado de antecedentes penales de fojas
sesenta y seis. Por tanto, teniendo en cuenta lo anotado consideramos que la pena impuesta
en la recurrida no resulta proporcional a la gravedad del delito cometido, sin embargo, este
Supremo Tribunal se encuentra impedido de aumentar prudencialmente la pena, debido a
que el representante del Ministerio Público no interpuso recurso de nulidad en este extremo,
conforme a lo establecido en el artículo trescientos del Código de Procedimientos Penales.

• Condena no se puede sustentar solo en actos de investigación policial [R.N. 393-2015,


Lima]
Sumilla: Duda razonable. Toda persona es considerada inocente, antes y durante el proceso
penal; y, en segundo lugar, se debe alcanzar certeza sobre la culpabilidad del acusado para
dictar sentencia condenatoria. Esa certeza debe ser el resultado de la valoración razonable
de los medios de prueba practicados en el proceso penal.

• El criterio de verosimilitud en la declaración del agraviado [R.N. 2172-2015, Lima]


Sumilla: El criterio de verosimilitud supone que el contenido de la declaración no debe ser
ilógico, absurdo o insólito en sí mismo; además, requiere ser corroborado con otros datos
obrantes en el proceso; que si bien no tienen referencia directa del hecho delictivo, atañen a
algún aspecto táctico cuya comprobación contribuya a la verosimilitud del testimonio de la
víctima.

• No es necesaria aparición del arma blanca para condenar por robo agravado, basta
con persistente declaración de la víctima [R.N. 2316-2015, Lima]
Sumilla: Es evidente que por la forma y circunstancias en que fue detenido el sentenciado
por la policía y siguiendo la lógica criminal este pretenda deshacerse de todo aquello que lo
vincule con el hecho delictivo, para el caso, de los quinientos soles y el celular de la
agraviada, siendo la oportunidad para ello cuando se produjo la persecución al sentenciado –
persecución aceptada tanto por el acusado y agraviada–, con un margen de tiempo suficiente
como para desaparecer lo robado y los medios utilizado para ese fin, si tenemos en cuenta
que las reglas de la experiencia común y el entendimiento humano así lo demuestran.

• La imputación al cómplice de las agravantes del robo [R.N. 3283-2015, Junín]


Sumilla: El principio de culpabilidad implica que, para poder afirmar la responsabilidad
penal de una persona, el hecho tiene que podérsele imputar objetiva y subjetivamente. En el
caso de la intervención delictiva, el hecho global se imputa solamente si el aporte tiene el
sentido objetivo de facilitarlo en su totalidad, de lo contrario, los excesos cometidos por
alguno de los intervinientes, no se podrán atribuir a los demás.

• Valoración de la declaración de testigo único en robo agravado [R.N. 88-2016, Lima


Este]
Sumilla: Robo Agravado: a) Se ha formado convicción acerca de la culpabilidad del
procesado, para lo cual, se ha ponderado la estructura probatoria de la declaración del
testigo – víctima, de conformidad con el Acuerdo Plenario número 02-2005/CJ-116, del
treinta de setiembre de dos mil cinco; b) La pena impuesta es proporcional con el injusto y
la responsabilidad por el hecho. La reparación civil se ajusta al Principio del Daño Causado.

• Violación del principio de tipicidad en proceso por robo agravado [R.N. 992-2016,
Loreto]
Sumilla: En un recurso de nulidad de sentencia, no se puede emitir pronunciamiento de
fondo, cuando se ha incurrido en irregularidades que afectan el debido proceso; en este
supuesto, debe anularse la sentencia y ordenarse un nuevo juicio oral.

• Testigo presencial que sufre agresión por evitar sustracción no es sujeto pasivo ni
víctima de robo [R.N. 2086-2016, Lima Sur]
Sumilla: En el delito de robo, la acción debe recaer en el titular del bien jurídico
protegido o de una persona que posee por cualquier titulo el bien mueble materia del
apoderamiento. El testigo presencial del hecho punible, que no tiene ninguna de las
condiciones antes señaladas, no puede ser agraviado de robo, aún cuando haya sufrido
alguna agresión. Si no hay violencia o amenaza contra el sujeto pasivo o la víctima, la
sustracción del bien constituye delito de Hurto y no Robo.

• Validez de la declaración de coimputado, oportunidad probatoria y subsunción de


delito [R.N. 2576-2016, Cusco]
Sumilla: I) DECLARACIÓN DE UN COIMPUTADO: El Tribunal de Juicio no debe, de
forma rutinaria o sistemática, fundar una condena en la mera acusación de un coacusado,
aunque tampoco ha de desdeñarse su versión, que deberá ser examinada teniendo en cuenta
el conjunto de factores específicos de la causa. Para el caso, aun cuando se pase el primer
filtro -móvil espurio-, se requiere que la sindicación sea mínimamente corroborada por otras
pruebas. En el caso concreto, la falta de pruebas de cargo -como se ha señalado- es patente.
Las imputaciones son fundamentalmente insuficientes por falta de corroboración; II)
OPORTUNIDAD PROBATORIA: El Ministerio Público solo tiene una oportunidad de
probar los cargos que se atribuyen al imputado salvo que se haya vulnerado
irrazonablemente su derecho a probar. III) SUBSUNCIÓN DEL DELITO DE
TENENCIA ILEGAL DE ARMAS EN DELITO DE ROBO AGRAVADO: El delito de
robo con la utilización de arma de fuego como instrumento para ejecutarlo, no puede ser
considerado como delito independiente, pues dada la naturaleza del acto ilícito, el delito de
tenencia ilícita de arma se subsume en el tipo penal de robo agravado, específicamente en
el numeral 3 del artículo 189 del Código Penal.

• No es normal que luego de un robo a mano armada los delincuentes se queden por el
lugar de los hechos [R.N. 2877-2016, Lima]
Sumilla: Prueba insuficiente para condenar.-La versión de los agraviados no ha sido
completamente uniforme respecto de algunas circunstancias del hecho; que, por el contrario,
son contestes las versiones de los acusados; que existe prueba de una pelea; que no es del
todo regular que luego de un robo a mano armada los delincuentes se queden por el lugar de
los hechos ingiriendo licor; que, no se encontró en poder de los imputados el dinero que se
dice sustraído. Las pruebas de cargo no son suficientes.
• Discrepancia entre declaraciones preliminares y acta de reconocimiento no aseguran
plena identificación de acusado [R.N. 231-2017, Lima Norte]
Sumilla: Las características brindadas por los hermanos agraviados en sus declaraciones
preliminares respecto al acusado Carlos Adrián Alva Mayekawa, difieren a las escritas en
el acta de reconocimiento por el agraviado Uben Pereyra Ramírez, asimismo en la
visualización del vídeo de seguridad no se pudo identificar plenamente la identidad y
participación del acusado citado en el delito de robo agravado, no desvirtuándose su
presunción de inocencia.

• Complicidad secundaria en el delito de robo agravado [R.N. 330-2017, Lima Norte]


Sumilla.- Determinación de complicidad secundaria. La complicidad secundaria se
determina en relación a la característica no esencial del aporte del agente para la comisión
del delito.

• Robo agravado: No se requiere identificar al «otro» para que se configure la


agravante «dos o más personas» [R.N. 415-2017, Lima Sur]
Sumilla.- Prueba suficiente para condenar: La no identificación del llamado “Pícoro”, de
cuya existencia da fe el propio imputado no es relevante para excluir el hecho delictivo y el
concurso de dos personas en la comisión del delito, como así lo describió la víctima -para
esta acreditación no se requiere el requisito formal de la identificación plena de este último
y, menos, su presencia, declaración y condena-. Los problemas en torno a la prisión
preventiva y su delimitación temporal, no inciden en el juicio de culpabilidad, por lo que su
alegación es irrelevante. El recurso defensivo, centrado en el juicio histórico, debe
desestimarse.

• Aplican principio de proporcionalidad para imponer pena suspendida por robo


agravado [R.N. 502-2017, Callao]
Sumilla: Se ha logrado probar la responsabilidad penal del acusado, más allá de toda duda
razonable. De este modo se ha destruido la presunción de inocencia de la que se encontraba
premunido.

• Elementos típicos del delito de robo [R.N. 2818-2011, Puno]


Fundamento destacado: Duodécimo: Que, de otro lado, es de rigor precisar que el acto de
apoderamiento es el elemento central de identificación para determinar -en el iter criminis-,
la consumación o la tentativa, en el delito de robo, cuyos elementos de tipicidad -desde una
perspectiva objetiva- son la sustracción o apoderamiento -legítimo- de un bien mueble -total
o parcialmente ajeno-, mediante el empleo de la violencia –vis absoluta– o la amenaza –vis
compulsiva-; que, desde esta perspectiva el apoderamiento importa: i) la separación o
desplazamiento físico de la cosa del ámbito de custodia de su titular y la incorporación a la
del sujeto activo, y ii) la realización material de actos posesorios -posibilidad de realizar
actos de disposición sobre la cosa-; en ese sentido, incurre en delito de robo en grado de
tentativa, el agente que da inicio a los actos ejecutivos del delito, llevando a cabo todos los
actos que -objetivo y subjetivamente- deberían producir el resultado típico, el mismo que
finalmente no se consumó por causas ajenas a la voluntad del agente. […]
• No se probó plenamente el delito al no haberse acreditado preexistencia del bien[R.N.
186-2014, Lima]
Sumilla: Al no haberse acreditado la preexistencia del bien sustraído, el delito atribuido a
los encausados no se probó plenamente, a pesar de la sindicación persistente del agraviado
que es insuficiente para desvirtuar la presunción de inocencia que les asiste.

• Consumación del delito de robo según la teoría de la «illatio» [R.N. 1750-2004,


Callao]
Fundamento destacado.- Tercero: Que, por otro lado, es de precisar que el delito de robo
se llegó a consumar, pues aún cuando finalmente se interceptó a los acusados y se recuperó
el vehículo sustraído, éstos tuvieron el auto en su poder un espacio de tiempo -aún cuando
breve- que posibilitó una relativa o suficiente disponibilidad sobre el mismo; que los reos no
fueron sorprendidos infraganti o in situ, y la persecución por la propia víctima no se inició
sin solución de continuidad, sino cuando pudo conseguir ayuda de un colega taxista; que,
por tanto, se asume (en la línea jurisprudencial ya consolidada de este Supremo Tribunal) la
postura de la illatio para deslindar la figura consumada de la tentada, en cuya virtud la línea
eliminadora se da en la disponibilidad de la cosa sustraída por el agente, siquiera sea
potencialmente -la cual puede ser, como en el caso de autos, de breve duración-, sin que se
precise la efectiva disposición del objeto material; que, por otro lado, es de puntualizar que
si bien el Juez reprimirá la tentativa, de conformidad con el artículo dieciséis del Código
Penal, disminuyendo prudencialmente la pena, ello en modo alguno lo autoriza a
disminuirla por debajo del mínimo legal, como es el caso de los supuestos excepcionales de
los artículos veintiuno y veintidós del Código acotado, y artículo ciento treintiséis del
Código de Procedimientos Penales; que estos supuestos no se dan, por lo que es del caso
elevar prudencialmente la pena con arreglo a lo dispuesto en los artículos cuarenticinco y
cuarentiséis del Código Sustantivo; que si bien los imputados al momento de delinquir
habían consumido licor e ingerido drogas (pericias de fojas ciento ochentitrés), por la forma
y circunstancias de la perpetración del hecho no es de rigor imponerles una pena por debajo
del mínimo legal.

• Tentativa de robo agravado no exige que el sujeto pasivo acredite la preexistencia del
bien [R.N. 324-2017, Apurímac]
Sumilla: El procesamiento por robo en grado de tentativa no exige que el sujeto pasivo
acredite la prexistencia del bien. Es suficiente con acreditar la realización de los actos
típicos orientados a la obtención del resultado, apoderamiento ilegítimo.

• Robo a mano armada: se configura si arma incide sobre el aspecto psicológico de la


víctima, aunque no se le haya lesionado [R.N. 1479-2010, Piura]
Fundamento destacado.- Quinto: Que, los medios comisivos alternativos del delito de
Robo no se restringen al uso de la violencia física –vis absoluta– sino que también acoge a
la amenaza –vis compulsiva-, en este sentido, la utilización del arma como elemento de
agravación específica del tipo penal de Robo Agravado, no requiere que materialice su
empleo a través de un acto directamente lesivo sobre la integridad física de la víctima
-violencia física-, sino que también acoge la posibilidad de que su empleo se dirija sobre el
aspecto psicológico de la víctima -a través de la amenaza- suficiente para vencer la
resistencia que eventualmente oponga esta última; en este sentido, resulta inadecuado que se
exija la verificación de lesiones inferidas sobre la integridad corporal de la víctima, para
constatar el empleo de armas en la perpetración del delito.
• Robo agravado: por la forma y circunstancias no es posible la confusión en la
sindicación del agraviado [R.N. 1499-2017, Callao]
Fundamento destacado: Segundo. Que al imputado Meregildo Yactayo se le capturó, ese
mismo día inmediatamente luego de los hechos. El agraviado lo sindicó y en su poder se
encontró el arma utilizada para amenazar a la víctima. Por la forma y circunstancias del
hecho, no es posible una confusión por parte del agraviado, quien ha sido firme y
circunstanciado en su exposición de los hechos. No constan razones valederas para estimar
que se “sembró” el arma en cuestión, y menos para que la Policía de cuenta de un hecho
falso. Existe prueba de cargo fiable, suficiente y corroborada, con entidad para enervar la
presunción constitucional de inocencia.

• ¿Se consuma el delito de robo si los actos de violencia se perpetraron después del
traslado de los bienes? [R.N. 3-2018, Lima Este]
Sumilla. i) Para determinar la consumación del delito de robo, no tiene relevancia si los
actos de violencia se perpetraron antes del apoderamiento o durante el traslado de los bienes
al vehículo mototaxi; lo importante es la evaluación de la posibilidad que tuvieron los
imputados para ejercer actos de disposición de los bienes sustraídos; si este no concurre y
durante el traslado se producen los actos de violencia, la conducta queda subsumida como
robo en grado de tentativa. ii) El elemento objetivo “violencia” del tipo penal de robo no
exige cuantificación ni cualificación en la prescripción del certificado médico; esta puede
ser acreditada con la descripción de los efectos que padeció la agraviada, que deben
concordar con su declaración. La falta de prescripción no determina la atipicidad de la
conducta denunciada.

• Declaración coherente de agraviados y corroboración de testigos justifican


condena[R.N. 423-2017, Lima]
Fundamento destacado: 2.7. Por otro lado, los agravios expuestos por el acusado, al referir
que en el dictamen pericial de restos de disparos por arma de fuego arrojó negativo, con lo
que se evidencia que no utilizó el arma de fuego, resultan impertinentes, puesto que de la
declaración de los agraviados se logró individualizar la participación del procesado en el
ilícito penal, esto es que, no realizó disparos, sino que amenazó con el arma de fuego. Por
consiguiente, resulta innecesario que el resultado sea positivo en los elementos de antimonio
y bario.

• ¿Que auto sustraído tenga GPS impide consumación del delito de robo? [R.N. 3464-
2014, Lima]
Fundamento destacado: Quinto. […] Del mismo modo que resulta sin fundamento la
afirmación de que se trata de un delito en grado de tentativa por el hecho de que el auto
tenía GPS, pues los agresores lograron tener plena disposición del vehículo que les permitía
librarse del rastreo; y respecto los bienes de los agraviados tripulantes del vehículo de
provincia debe anotarse que tratándose de agresiones clandestinas difícilmente se puede
acreditar bienes personales, y esto no disminuye el carácter delictivo, pues como se ha
dejado ver, hubo de por medio una sustracción violenta de un vehículo y hasta el intento de
sustracción de aquellas personas.
• Agravante «durante la noche» se aplica si la oscuridad facilitó el robo [R.N. 1707-
2016, Lima]
Sumilla. No se advierte que el agente haya utilizado la oscuridad producto de la noche,
como medio facilitador para cometer el delito. Al respecto, en el Recurso de Nulidad 2015-
2011, Lima se indicó precisamente que la agravante durante la noche debe ser entendida en
su sentido funcional: la oscuridad producto de la noche debe contribuir -ser un medio
facilitador- a la comisión del delito realizado por el agente; circunstancia que no se verifica
en el presente caso, por lo que no merece aplicarse al encausado.

• Prohibición de regreso: la participación del taxista en robo a mano armada [R.N.


2365-2016, Apurímac]
Fundamento destacado: 5.8. Asimismo, este Tribunal Supremo toma como referencia el
Recurso de Nulidad N° 3538-2007/Callao, que sostiene: “(…) es de aplicación el filtro de
imputación objetiva referido a la prohibición de regreso, por el cual no es operante imputar
responsabilidad a quien realiza un comportamiento de modo estereotipado e inocuo sin
quebrantar su rol como ciudadano, no pudiendo responder de la conducta ilícita de terceros”
[Resaltado nuestro]. En este sentido, la eventual conducta delictiva de los sujetos que
asaltaron a los agraviados a través del uso de arma de fuego, no puede “rebotar” o regresar
al encausado Laura Pariona, quien en función a su actividad como conductor del taxi Station
Wagón, cuya tarjeta de identificación vehicular -fojas ciento y cincuenta y nueve- estaba a
nombre su esposa Teresa Ayala Chiparía; en ese sentido, desarrolló una conducta neutral o
cotidiana, más aún si como ocurre en el presente caso, no existe elementos de prueba
recopilados en la investigación que permitan determinar que el encausado esté vinculado
con alguna banda.

• Robo: No es necesario emplear violencia antes de la sustracción del bien, aunque sí


debe viabilizar el apoderamiento [R.N. 1967-2017, Junín]
Fundamento destacado: 3.5.La violencia o la amenaza típica son los elementos objetivos
que definen al delito de robo y lo diferencian respecto al delito de hurto (cfr. artículo ciento
ochenta y cinco del Código Penal). No necesariamente la violencia debe emplearse antes de
la sustracción del bien mueble ajeno que se trate, aunque sí debe viabilizar su
apoderamiento, por lo que el delito de robo se configura en casos como el presente, en el
cual la violencia se produjo cuando los agentes ya habían sustraído los bienes que se
encontraban al Interior del vehículo del agraviado, esto es, cuando se encontraban huyendo
y fueron perseguidos de modo inmediato por el agraviado: no se llegaron a apoderar o a
tener real disposición de tales bienes (tentativa).

• ¿Jaloneo en el arrebato de bienes constituye robo o hurto? [R.N. 2212-2017, Lima


Norte]
Fundamento destacado: Octavo.- […] En mérito de ello, se puede concluir que no existió
agresión contra la agraviada, quien, además, no indicó que producto de dicho arrebato le
hayan ocasionado lesiones siquiera por rozamiento o al momento de jalar, lo que evidencia
que la teoría fiscal en este extremo no se ajusta a la calificación jurídica correcta y se basó
en criterios subjetivos que se apartan de la doctrina jurisprudencial vinculante establecida
por esta Corte Suprema, así como la doctrina nacional para el caso, por lo que deberá ser
reformada a fin de que refleje su verdadera naturaleza en estricto cumplimiento del principio
de legalidad.
• Robo agravado: contradicción de víctimas sobre monto sustraído es intrascendente si
fue bajo amenaza [R.N. 1840-2017, Junín]
Fundamento destacado: 3.3. Las alegadas contradicciones que refiere el imputado, en las
que habrían incurrido los agraviados respecto al monto que estos dicen que les sustrajeron,
no tienen trascendencia para doblegar las uniformes declaraciones de los agraviados, dado
que pueden concurrir imprecisiones entre una u otra versión, más aún si se trata de
cantidades de dinero sustraídas bajo amenaza, en que la previsión no es una cualidad
razonable; pero corresponde al juez en esencia analizar si a partir de tales declaraciones el
hecho principal tuvo su acaecimiento, requerimiento que concurre en el presente caso. Por
tanto, se debe desestimar el agravio propuesto en este extremo.

• «Apúrate, mierda, reconcha de tu madre, da el celular». Los insultos como «amenaza


inminente» en el delito de robo [Casación 496-2017, Lambayeque]
Sumilla.- Condición suficiente para la configuración de la “amenaza inminente” en el delito
de robo agravado.- Para la configuración de la “amenaza inminente” (amenaza típica) en el
delito de robo no constituye una condición necesaria que el agente delictivo, de modo
expreso o taxativo, haga saber verbalmente al sujeto pasivo de la acción o víctima que va a
ser agredida o que le dará muerte si opone resistencia. Es condición suficiente que se le haga
saber de cualquier modo ese riesgo. Para ello, el contexto situacional o secuencial de los
hechos acaecidos puede aclarar que, desde la perspectiva de la víctima, se comunicó o
existió un anuncio de peligro inminente para su vida o integridad física.

• Si el agente continúa en posesión del arma de fuego, luego de haberla usado en robo,
comete también el delito de tenencia ilegal de armas [Exp. 01414-2018-0-2601-JR-PE-
01]
Fundamento destacado: 9. En cuanto al argumento del accionante que fue sentenciado por
el delito de robo agravado y tenencia ilegal de armas no siendo ambos delitos
independientes sino que este último delito es una circunstancia agravante del primer delito,
es decir del robo agravado dicha tesis solo es acogible cuando el arma es utilizada para
cometer el delito en tal circunstancia la tenencia ilegal de subsume dentro de la
circunstancia agravante del delito de robo agravado; sin embargo si luego de cometer el
delito de robo el agente continúa o permanece en posesión del arma se configura ambos
delitos tal como lo ha señalado la Corte Suprema de la República en el Recurso de Nulidad
N° 1168-2008-La Libertad, lo cual resulta aplicable en el caso concreto, debido a que al
accionante se le encontró dos días después de su participación en el robo agravado con el
arma de fuego, tal como se señala en el fundamento décimo noveno de la sentencia de
primera instancia.

• Proceso inmediato: Por no acreditar teoría del caso absuelven a acusado de robo
agravado [Exp. 703-2016-2-1826-JR-PE-04]
Fundamento destacado: 28. […] si bien en el modelo procesal actual, corresponde a las
partes probar sus dichos, sustentar sus medios de prueba, de tal manera que formen
convicción en el Juzgador de que su teoría del caso es la que más se asemeja a los hechos,
es la más creíble; en el caso materia de juzgamiento, el Colegiado a través de la
inmediación, encuentra que la parte acusadora, no ha acreditado su teoría del caso, para
demostrar la responsabilidad del acusado. En ese sentido, no puede ser declarado
responsable con pruebas carentes cuando lo vertido por la tesis fiscal, como en este caso no
ha logrado vincular de manera contundente la participación del acusado con los hechos
materia del delito […]

• Sentencia de proceso inmediato: Uso de llave multiusos como circunstancia agravante


«a mano armada» en el delito de robo [Exp. 246-2016-1-1826-JR-PE-04]
Fundamentos destacados: 21. Bajo los conceptos expuestos en la doctrina y jurisprudencia
nacional, corresponde analizar el caso que nos ocupa, así tenemos que en el presente juicio
ha quedado acreditado, que el día 27 de enero del 2017 a las 15.00 horas aproximadamente,
el acusado tenía en su poder una llave multiusos con la que amenazó al agraviado, la misma
que tiene varios compartimentos y entre ellos una cuchilla pequeña; con la declaración del
agraviado quien refirió “(…) el acusado tenía la llave multiusos en la mano derecha y me
dijo “pásame tu celular o te meto esto”, como moviendo la cuchilla, eso fue cuando se puso
en mi delante (…), “(…)el objeto que usó para que le entregara mi celular, era una navaja
color azul, no recuerdo cuantos centímetros(…) ”, así como la declaración del testigo SOT3
PNP Hernán Raymundo Toro Tafur, quien indicó “(…) efectué el registro personal al
acusado, le encontré una llave multiusos(…)”, el acta de registro personal en la cual se deja
constancia “(…) para otras especies: se le encontró una llave multiusos de color azul en su
mano izquierda (…)”, acta de lacrado de especie y finalmente el acusado al ser examinado
reconoció que el día de los hechos portaba la llave multiusos que le fue incautada, no
obstante dijo “no le mostré la hoja”. De manera que el instrumento utilizado por el acusado
no se trata en estricto de una “llave”, tal como ha postulado la defensa, ya que a través
del principio de inmediación se apreció que tiene varios compartimentos, entre los cuales se
observó un desarmador, tijera y cuchillas, estas últimas de cinco centímetros
aproximadamente de metal y con punta, por lo que a claras luces tiene las características
para ser considerada un arma blanca.
22. Asimismo, debemos tener en cuenta que el arma usada por el acusado ocasionó un
efecto de intimidación en el agraviado, provocándole temor y por ende el debilitamiento de
las posibilidades de defensa, cuando le mostró la cuchilla que forma parte de la llave
multiusos y le dijo “pásame tu celular o te meto esto”, al punto que ni siquiera intentó
defender su bien, sino de inmediato procedió a entregarle porque estaba asustado,
evidentemente era la reacción que se buscaba con el empleo de dicha arma, y así confirmó
el acusado cuando al ser examinado dijo “(…) se asustó, esa era mi intención asustarlo, no
había sacado ninguna de las partes de la llave, simplemente lo tenía en la mano y el
joven cuando vio dijo “está bien, toma” (…)” , y la causa de este temor no habría
sido posible si el acusado no le mostraba la cuchilla, en ese mismo sentido el testigo SOT3
PNP Hernán Raymundo Toro Tafur refirió “estaba asustado, intimidado”.
Aunado a ello que las máximas de la experiencia nos dicen que un ciudadano común se
intimida cuando observa que una persona la amenaza con un objeto punzo cortante y se sabe
perfectamente también que llegado el momento podría hacer uso para defenderse en el
supuesto que la víctima oponga resistencia. Así Peña Cabrera señala que para distinguir la
amenaza del artículo 188 con la agravante in examine, en la primera de ellas, el autor no
puede haber propiciado el estado psicológico de miedo sobre la víctima, pues de ser así
habrá que apreciar el artículo 189. Si esta no fue empleada y el agente reduce a la víctima
a golpes, habrá que admitir el robo simple. Consecuentemente la afirmación de la defensa,
en el sentido que solo se mostró la llave sin hacer uso de la cuchilla, no resulta creíble, ya
que por sí sola no hubiera generado suficiente entidad de temor.
• ¿Cómo resolver la discrepancia de criterios entre un acuerdo plenario y una
casación? [Casación 214-2018, El Santa]
Fundamento destacado: 2. La antinomia existente la Sentencia de la Sala Constitucional y
Social Permanente de fojas ciento treinta y tres, de fecha nueve de febrero de dos mil
diecisiete (Consulta número 19578-2016/El Santa) y el Acuerdo Plenario de las Salas de lo
Penal de este Supremo Tribunal número 4-2016/CIJ-116, publicado el diecisiete de octubre
de dos mil diecisiete, debe resolverse en función a tres criterios:
i) especialidad –criterio cualitativo vinculado a la rama del Derecho en la que se inserta el
precepto legal examinado–.
ii) momento de expedición de las sentencias del Tribunal Supremo en oposición -criterio de
temporalidad.
iii) técnica de resolución de conflictos normativos, específicos del Derecho penal, en el que
se ubica el precepto examinado -regla jurídica específica, propia del Derecho penal-.

• Reiteran las tres pautas para resolver antinomias jurídicas [Casación 250-2018,
Ucayali]
Fundamento destacado: 2. Si bien es verdad que la Sala Constitucional y Social
Permanente de la Corte Suprema de Justicia emitió varias sentencias en vía de consulta,
entre ellas la recaída en la Consulta número 19578-2016/El Santa, de nueve de febrero de
dos mil diecisiete, en sentido contrario, las Salas Penales de la Corte Suprema de Justicia
profirieron el Acuerdo Plenario de las Salas de lo Penal de este Supremo Tribunal número 4-
2016/CIJ-116, publicado el diecisiete de octubre de dos mil diecisiete, esta antinomia
jurídica debe resolverse en función a tres criterios: (i) especialidad -criterio cualitativo
vinculado a la rama del Derecho en la que se inserta el precepto legal examinado-; (ii)
momento de expedición de las sentencias del Tribunal Supremo en oposición -criterio de
temporalidad-; y, (iii) técnica de resolución de conflictos normativos, específicos del
Derecho Penal, en el que se ubica el precepto examinado -regla jurídica específica, propia
del Derecho penal-.

• Sindicación del agraviado sí enerva presunción de inocencia si cumple estos


requisitos [R.N. 2650-2014, Lima]
Fundamento destacado: Cuarto. Que si bien frente a dicho juicio de responsabilidad,
concurre la negativa persistente del recurrente (fojas diez, cincuenta y cinco, y trescientos
sesenta y cuatro vuelta); así como los agravios consignados en su recurso impugnativo; sin
embargo, el primer aspecto es una argumento natural de su derecho de defensa, que se
contrapone con las pruebas de cargo citadas precedentemente, y la convicción de
culpabilidad que este Supremo Tribunal asume a partir de la imputación del agraviado, que
reúne los presupuestos requeridos (ausencia de incredibilidad subjetiva, verosimilitud y
persistencia) por el fundamento jurídico décimo, del Acuerdo Plenario número dos-dos mil
cinco/CJ-ciento dieciséis, del treinta de septiembre de dos mil cinco, para considerarse
prueba de cargo válida que inobjetablemente desvirtúa la presunción de inocencia del
encausado.

• ¿Discrepancia sobre el color de piel del procesado justifica anulación de la sentencia?


[R.N. 698-2018, Lima sur]
Sumilla. No cualquier contradicción resta mérito probatorio a una declaración; debe tratarse
de contradicciones sustanciales que incidan en la sindicación del procesado. La discrepancia
entre los agraviados respecto al color de la tez del procesado es irrelevante si pese a ello
estos coinciden en incriminarlo en la perpetración del ilícito investigado. Resulta inviable
exigir plena coincidencia cuando el hecho es perpetrado por varias personas y con varios
testigos que declaran.

• Momento de consumación en el delito de robo agravado [Sentencia Plenaria 1-


2005/DJ-301-A]
Decisión: 10. Por consiguiente, la consumación en estos casos viene condicionada por la
disponibilidad de la cosa sustraída -de inicio sólo será tentativa cuando no llega a alcanzarse
el apoderamiento de la cosa, realizados desde luego los actos de ejecución
correspondientes-. Disponibilidad que, más que real y efectiva -que supondría la entrada en
la fase de agotamiento del delito- debe ser potencial, esto es, entendida como posibilidad
material de disposición o realización de cualquier acto de dominio de la cosa sustraída. Esta
disponibilidad potencial, desde luego, puede ser momentánea, fugaz o de breve duración. La
disponibilidad potencial debe ser sobre la cosa sustraída, por lo que: (a) si hubo posibilidad
de disposición, y pese a ello se detuvo al autor y recuperó en su integridad el botín, la
consumación ya se produjo; (b) si el agente es sorprendido in fraganti o in situ y perseguido
inmediatamente y sin interrupción es capturado con el íntegro del botín, así como si en el
curso de la persecución abandona el botín y éste es recuperado, el delito quedó en grado de
tentativa; y, (c) si perseguidos los participantes en el hecho, es detenido uno o más de ellos
pero otro u otros logran escapar con el producto del robo, el delito se consumó para todos.