You are on page 1of 4

Los Roles dentro del Matrimonio

 Introducción.

Para poder comprender los roles que Dios ha establecido en el Matrimonio, primero es necesario hablar
primeramente sobre el término Orden.

Se entiende por Orden a la acción de posicionar o colocar las cosas en el sitio que le corresponde a cada uno. Es
una palabra originaria del latín «ordin» de la cual derivan muchas otras palabras como ordenar, ordenado,
ordenamiento, ordenador entre muchas otras, esta palabra latina viene de una raíz indoeuropea «ar» que significa
mover o ajustar. El orden es la disposición de las cosas de acuerdo con un plan; se contrapone a la casualidad y al
caos.

La palabra de Dios describe lo siguiente:

Génesis 1:1-2:

1. En el principio creó Dios los cielos y la tierra.

2. Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de
Dios se movía sobre la faz de las aguas”

Estos versículos describen tres elementos que reflejan una condición cuando no existe orden, refleja que existe un
desorden, que está vacía y que se encuentra en tinieblas.

La biblia nos enseña en 1 Corintios 14:33, que Dios no es un Dios de confusión, sino de paz, y la traducción TLA
(Traducción al Lenguaje Actual) dice “Porque a Dios no le gusta el desorden y el alboroto, sino la paz y el orden...”

El primer capitulo de Génesis describe la forma en que Dios comenzó a crear las cosas y cada una fue creada de
forma lógica, no podía crear Dios primero los animales sin antes separar las aguas, o primero crear todo árbol que
diera fruto sin antes separar las aguas, esto describe algo importante, Dios al momento de ordenar nuestras vidas,
siempre lo hará con un sentido lógico, Dios no puede bendecir tu vida si antes no sabes cómo administrar esa
bendición, Dios no puede darte un Matrimonio pleno si antes no sabes cómo resolver los conflictos, Dios no puede
darte un Matrimonio feliz si antes no sabes perdonar, Dios no puede darte un Matrimonio feliz si antes no sabes
ponerte de acuerdo.

En la creación, ¿qué es lo primero que Dios crea?, Génesis 1:3 dice “Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz.”, fue la luz
lo primero que Dios creó, la luz siempre será necesaria para alumbrar el desorden, para poder ver lo que está malo,
para poder ver lo que está funcionando mal, siempre será necesario que la luz alumbre nuestras vidas para poder
tener un orden como Dios manda, Juan 8:12 dice “Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el
que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida”, todos necesitamos que Jesús alumbre
nuestro Matrimonio, solamente así podremos vivir en orden.

“El Orden siempre será el más hermoso ornamento de una casa”

“Con orden y tiempo se encuentra el secreto de hacerlo todo, y de hacerlo bien”

 Los Roles en el Matrimonio.


Hoy en día en la sociedad actualmente existen diferentes corrientes y pensamiento que desvirtúan de forma directa
el diseño original de Dios en la familia, pensamientos feministas, pensamientos machistas, aprobación de leyes que
permiten la unión de dos personas del mismo sexo, ciertamente la familia cada día sufre violencia a los valores.

Los Roles dentro del Matrimonio describen orden, no deben considerarse como aspecto de superioridad sobre su
cónyuge, sino como una forma que permite que todo funcione correctamente, toda institución o empresa necesita
establecer roles o funciones con la intensión que todo el trabajo funcione de una forma efectiva y correcta.

Los Roles correctamente aplicados en el Matrimonio permitirá que todo funcione correctamente.

 Roles de la Mujer.

Proverbios 31:10 hace una pregunta convincente, "Mujer virtuosa, ¿Quién la hallará?" Para una esposa, ser una
mujer "virtuosa", es entender el diseño que Dios tiene para ella y, por Su gracia, será transformada por El, para lograr
ese diseño.

1. Ayuda Idónea Dios creó a la mujer para ser la ayuda idónea del hombre (Gn. 2:18). Ella es el complemento
emocional y físico que hace al hombre más apto para cumplir con el propósito y servicio a Dios. Ella no lo
es todo en el sentido espiritual, emocional o físico. No obstante, la esposa hace al marido más completo de
lo que él sería por si mismo sin ella. Ella le da perspectiva, emociones, dones, y debilidades que él mismo
no posee. Juntos, sellados y con los dones del Espíritu Santo, el marido y su esposa están completos y son
más capaces para servir al Señor.

2. Apoyo De la misma manera que ella es complemento del marido, la esposa es también un apoyo para él.
Ser apoyo de él es parte de su "casta y respetuosa conducta" (1Pe 3:2) hacia él. Ella conoce sus puntos
fuertes y débiles, y ella lo fortalece en su trabajo. Proverbios 14:1 nos muestra que una mujer puede edificar
o derribar su casa. Ella puede edificar la fortaleza emocional e inquebrantable de su marido, o ella puede
ayudar a destruirlo, avergonzándolo y ser como "carcoma en sus huesos" (Pr 12:4b).

3. Sumisión La esposa también tiene la responsabilidad de ser sumisa a su esposo. No hay un mandamiento
más repetido para la esposa que ella debe ser sumisa a su marido (Ef 5:22, Col 3:18, 1Pe 3:1), una
característica de la mujer piadosa semejante a Sara, la esposa de Abraham (1Pe 3:6). Sin embargo, su
posición de sumisión es de gran poder. Por fe, ella se somete a su marido y ruega por él a su Padre celestial.
Al igual que el corazón del rey (Pr 21:1), el corazón del marido está en la mano de Dios. Como la esposa se
somete a su marido, ella se somete a Dios y reconoce que Su mano está actuando en la vida de su marido.
Por las acciones de sumisión de ella, ella reconoce que Dios ganará a su marido por su mayor obediencia
(1Pe 3:1). No se le mandó a ella rebelarse para cambiar la opinión de su marido. Se le manda a ella
someterse por fe para poder liberar la mano de Dios trabajar en la vida de su marido y en su propia vida.

4. Administradora Las Escrituras dan el modelo de una esposa industriosa que trabaja para beneficio de su
marido y su familia (Pr 31:10-31, especialmente el v11). A diferencia de las esposas de Samaria que, en
tiempos de Amos, oprimían al pobre y necesitado, y hacían insaciables demandas a sus maridos (Am. 4:1),
la mujer de Proverbios 31 teme al Señor (v30), sirve a su marido (v12), edifica su casa (v27), haciendo que
la reputación de su marido crezca (v23) y que él confíe en ella (v11). El secreto es que ella es un soporte
confiable para su marido, preocupándose por y dirigiendo su hogar, haciendo de él un placentero y
provechoso lugar que resulta para el bien de su marido. Ella le sirve, manteniendo una alta estima para él,
aunque administra su hogar más capazmente que él. El marido sólo puede glorificar a Dios por Su bondad
al proveerle de ella (Pr 19:14).

5. Una Madre: Tito 2:4 El papel del corazón de una esposa no termina con amar a su marido. Tito 2:4 continúa
con su valor al ser una "amante de sus hijos." Los hijos, especialmente los pequeños, necesitan enormes
dosis de atención personal, apoyo y, por supuesto, amor. Los hijos necesitan el poder asombroso de la
presencia de su madre. De acuerdo con muchos expertos en el cuidado de niños, un sano y normal
desarrollo del niño requiere, como mínimo, una estrecha, apreciada, y sostenida relación con la persona
menor durante los primeros dos años de vida. Tito muestra que la madre deberá proveer de cuidados, pero
la cultura dominante de nuestros días, en gran parte, está abandonando estos principios de las Escrituras y
en su lugar están buscando sus propios intereses.

 Roles del Hombre.


Dios también ha delegado al hombre roles que debe cumplir en su familia:

1. Es un líder en el hogar.
¿Qué es un líder? Es uno que es la cabeza del hogar o sea que toma la responsabilidad. El responsable
que las cosas marchen bien en el hogar. Si un hogar marcha mal es porque el líder del hogar (hombre) no
está ejerciendo su función de líder.

El Líder dirige de tres maneras:

- Guía correctamente
- Da el ejemplo
- Tiene autoridad

2. Es Sacerdote espiritual.
¿Qué es un sacerdote? Es el responsable por el desarrollo espiritual individual y congregacional de su
familia. El sacerdote del hogar es el que marca las pautas espirituales. El hombre debe ser más consagrado
que su mujer. El hombre debe ser el que presenta la ofrenda, el que ofrezca la intercesión antes Dios.

Cuando el hombre empieza a tomar su posición como sacerdote espiritual, hace que la mujer se sienta
segura y entonces hay una respuesta positiva de parte de la mujer. Lamentablemente hay una gran escasez
de hombres espirituales, en la Iglesia de Cristo. En la mayoría de las Iglesias las mujeres son las que
interceden, sirven y llevan la carga espiritual del hogar. La mayor parte de los problemas matrimoniales
ocurren porque el hombre no está ejerciendo su función como líder espiritual.

3. Nutre Emocionalmente
Muchas veces nuestra familia pasa por diferentes circunstancias donde es necesario el cuido de las
emociones, el hombre debe ser el nutre del buen ánimo a su esposa y sus hijos.

¿Cuándo el hombre debe nutrir a su familia?


a) En momentos de crisis. Un soporte emocional en momentos de enfermedad, de tristeza etc
(salmos 69:20: Las ofensas me han roto el corazón; ¡estoy sin ánimo y sin fuerzas! Inútilmente he
buscado quien me consuele y compadezca.)

b) En todo tiempo al impartir y dar amor incondicional 1ª tesalonicenses 2:7. La palabra sustenta
significa alimentar hasta llegar a la madurez. Nuestro soporte emocional no termina hasta que se
llegue a la madurez.

La mujer necesita soporte emocional en tres etapas de su vida.

• El período menstrual
• En el embarazo y después del mismo
• En la etapa de menopausia

4. Es Proveedor.
¿Qué es un proveedor?
Uno que provee las necesidades materiales de la familia. 1 Timoteo 5:8 porque si alguno no provee para los
suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo. Para ser un buen
proveedor tienes que ser un buen trabajador, Dios no bendice a los vagos.

Cuando el hombre de su hogar no es proveedor trae inseguridad a la familia. “El que ama a su mujer, a sí
mismo se ama. Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustentó y la cuidó como
también Cristo a la iglesia” Efesios 5:29.

Porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa ha negado la fe, y es peor
que un incrédulo 1ª Timoteo 5:28.-

Debe ser no sólo una responsabilidad, sino también un privilegio y gozo proveer para nuestra familia…,
física, emocional y económicamente. El libro de proverbios habla claramente sobre la flojera y enseña que
Dios bendice a los diligentes. “El alma del perezoso desea, y nada alcanza; más el alma de los diligentes
será prosperada.

5. Es Protector.

¿Qué es protector? Uno que protege a su familia física y espiritualmente. El hombre que es protector apoya
a su familia en momentos de crisis, lucha por sus hijos para darles mejor educación. “Maridos, vivid con ellas
sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como coherederos de la gracia de la vida,
para que vuestras oraciones no tengan estorbos” 1ª Pedro 3:7 (En cuanto a ustedes, los esposos, sean
comprensivos con sus esposas. Denles el honor que les corresponde, teniendo en cuenta que ellas son más
delicadas y están llamadas a compartir con ustedes la vida que Dios les dará como herencia. Háganlo así
para no poner estorbo a sus propias oraciones)

El marido necesita proteger a su esposa e hijos de tensiones y cargas no necesarias. La mujer es más
susceptible en el área de sus emociones, y por lo tanto es más propensa a la depresión

6. Es Amoroso

“Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amo a la iglesia, y se entregó así mismo por ella… Así
también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, como
a sí mismo” Efesios: 25, 28, 33.-

Tres veces en estos pocos versículos, Dios manda a los esposos a amar a sus mujeres. Dos veces dice:
“Como a sí mismo” y una vez: “Como amó a la iglesia”.

¿Cómo amó Cristo a su Iglesia?

1. Con Amor incondicional Romanos 5:8 Pero Dios prueba que nos ama, en que, cuando todavía
éramos pecadores, Cristo murió por nosotros.

2. Con amor No egoísta Filipenses 2: 6-7 l cual: Aunque existía con el mismo ser de Dios, no se aferró
a su igualdad con él Flp 2:7 sino que renunció a lo que era suyo y tomó naturaleza de siervo.
Haciéndose como todos los hombres y presentándose como un hombre.

3. Con amor sacrificial Efesios 5:2 ,25