You are on page 1of 5

Teoría y diseño curricular

A que hace referencia el modelo educativo basado en competencias

El modelo basado en competencias, es un modelo de aprendizaje que prioriza las


competencias que adquieren los alumnos por sobre el tiempo que pasan en clase.
Este concepto, surge en 1960 a partir de inquietudes de que a los estudiantes no
se les estaba enseñando las habilidades necesarias para desenvolverse en la
sociedad luego de graduarse.

En los modelos tradicionales de aprendizaje, el tiempo de clase es fijo y el dominio


de una habilidad es variable, mientras que en el modelo por competencias a los
estudiantes se les evalúa según el dominio de las habilidades y/o resultados de
aprendizaje que obtienen (Tabla 1). Es por ello, que el ritmo del aprendizaje es más
individual y se puede acelerar según el ritmo que requiera el estudiante.

Tabla 1 Diferencia entre modelos tradicionales y modelos por competencia

Modelos tradicionales Modelos de competencia


El tiempo es variable El tiempo es fijo
Es posible dominar algunos conceptos Se deben dominar todos los conceptos
El contenido/material es generalizado El contenido/material es personalizado
El ritmo es fijo El ritmo es variable
Algunos estudiantes tienen éxito Más estudiantes tienen éxito

El modelo educativo por competencias, requiere ser organizado e implementado


con base en el concepto de Competencias, entendiéndolo como la combinación de
destrezas, conocimientos, aptitudes y actitudes, incluyendo la disposición para
aprender, posibilitando que el educando pueda generar un capital cultural o
desarrollo personal, un capital social que incluye la participación ciudadana, y un
capital humano o capacidad para ser productivo (Dirección General de Educación y
Cultura de la Comisión Europea, 2004).

El enfoque educativo por Competencias conlleva a una movilización de los


conocimientos, dado que estas por su naturaleza no se adquieren o desarrollan en
abstracto, sino a partir de situaciones, espacios, personas y actividades concretas.
Este modelo persigue una convergencia entre lo axiológico, psicológico, motriz del
individuo lo que ayuda a integrar las disciplinas de conocimientos; el individuo debe
aprender a manejar no solo debe manejar saberes, sino también tendrá que
controlar emociones, sentimientos y actividades en las interacciones sociales.
el planteamiento de este modelo es, lograr estimular la creatividad, la innovación, lo
lleva a buscar más allá, creando su propio futuro, adaptándose a las situaciones.

El desarrollo de las Competencias sólo será posible en tanto los docentes conozcan
y desarrollen los estilos de aprendizaje de sus alumnos, lo cual demanda de éstos
la ayuda a los educandos a resolver problemas reales, a distinguir lo superficial de
lo significativo, a que se conozca más a sí mismo, así como sus capacidades,
cualidades y limitaciones, ya que para el desarrollo de las Competencias (Ortega,
2008).

Como identificar en el modelo educativo por competencias Objetivos,


competencias, indicadores de desempeño, función del diseño curricular

En todos los casos el diseño de metodología y evaluación se deberá adaptar en sus


cuestiones evaluativos, contenido y tipo de evaluación, a los datos de que se
disponga.

La evaluación de un programa basado en competencia de alta dirección tiene una


metodología concreta, que permite evidenciar si la intervención o proceso de
actuación llevado a cabo es no sólo correcto sino eficaz; es por ello que no es un
mero acto puntual, sino que sirve para una mejora continuada del programa, y este
proceso de la metodología de la enseñanza se puede fijar en seis momentos o tipos
de evaluación:

. Evaluación de necesidades.

· Especificación de competencias.

· Determinación de componentes y niveles de realización.

· Identificación de procedimientos para el desarrollo de competencias.

· Definición de evaluación de competencias.

· Validación de competencias.
En la primera fase, la evaluación de necesidades se debe investigar cuáles son las
competencias necesarias para que el educando pueda desempeñar un rol
profesional, para ello se requiere indagar un poco sobre su entorno. Es por ello que
el objetivo central de este modelo es centrarse en su alumnos, para tener más
cercanía y poder brindar una mejor orientación.

Esta segunda fase, corresponde al momento de evaluación del diseño del


programa, analizando la relación entre los rasgos del profesional (que se pretende
formar con un plan de estudios dado) y las necesidades sociales dadas y, por otra,
los cambios que haya habido en conocimientos científicos y en las tecnologías que
el egresado se supone dominará y utilizará en el ejercicio de su profesión.

En la tercera fase se pretende comprobar que los elementos formales están


diseñados de tal forma que pueden ser evaluados, que reúnen los requisitos
mínimos para que puedan pasar aceptablemente, los criterios, valoraciones,
diseños y análisis propios de la evaluación de programas.

Como podemos observar (tabla 2), una persona competente tiene características
que lo conducen al autoanálisis de sus posibilidades de desarrollo así como de sus
carencias, pero para llegar a este punto de formación, el docente debe utilizar el
modelo de enseñanza que le permita tanto a él como a su alumno conocer y
demostrar los logros alcanzados con relación a competencias (Cepeda, 2004).
Tabla 2: Competencias principales para el desempeño profesional

COMPETENCIAS PRINCIPALES PARA EL DESEMPEÑO PROFESIONAL

CONCEPTUALES Dominio del conjunto de conocimientos teóricos necesarios que


sustentan un rol o una carrera.

METODOLÓGICAS Maneras, procedimientos, métodos y técnicas especializadas


que requiere el desempeño profesional.

HUMANAS Desarrollo de habilidades humanas, de comunicación e


interacción, requeridas para el desempeño profesional.

ALTA DIRECCIÓN Capacidad para la autodirección, responsabilidad, solución de


problemas y toma de decisiones.

En esta cuarta fase nos centramos en cinco aspectos que no buscan otra cosa que
la adecuación e identificación de las actividades diseñadas. A partir de estos
aspectos, especificaremos los criterios e indicadores de evaluación.

En la quinta fase de evaluación de proceso, se hará un análisis de los datos y poder


tomar decisiones; dicho análisis girará en torno a la marcha del programa tanto en
su adecuación a la programación previa como a los aspectos dinámicos y de
relación del mismo. El fin último de esta fase de evaluación, es contrastar si hay o
no discrepancias entre el diseño y la realidad: y en caso afirmativo, realizar la
adaptación pertinente, redefinir el programa para lograr su óptima y adecuada
puesta en marcha.

La evaluación, en el modelo educativo por competencias, deberá basarse en cuatro


elementos: la formación, promoción, certificación y mejora de la docencia, ya que
implica procesos de retroalimentación tanto para los estudiantes como para los
docentes. Por lo tanto, la evaluación tendrá dos funciones: una de carácter social
que es de información a padres, alumnos y sociedad en general sobre los resultados
alcanzados mediante una certificación; y otra pedagógica, que corresponde el
docente cuando hace un balance al final de un curso o periodo y que aporta
información útil respecto a las adecuaciones curriculares que habrá de realizar para
mejorar la enseñanza y el aprendizaje (Jorbas y Sanmartí, 1993).
Bibliografía

Comisión Europea. Dirección general de Educación y Cultura. (2004).


Competencias clave para un aprendizaje a lo largo de la vida. Un marco de
referencia europeo. Recuperado el 07 de Febrero de 2011 de
www.educastur.princast.es/info/calidad/.../comision_europea.pdf

Ortega Rosario. (2008). Competencias para una educación cosmopolita. Andalucía


Educativa (66). Recuperado el 08 de Febrero de 2011 de www.oei.es/es58.htm

CEPEDA Dovala. Jesús Martín, (2004) Metodología de la Enseñanza Basada en


Competencias. Libro por publicarse en Editorial Tópicos Culturales Á . A.R.C.D.
Editor, Saltillo, Coahuila. M éxico. (Derechos de autor e ISBN en trámite).

Jorba, Jaum. y Neus Sanmartí, N. (1993). La función pedagógica de la evaluación.


Aula de Innovación Educativa,20, 20-30.