You are on page 1of 2

¿QUÉ SON LAS DIFICULTADES DE APRENDIZAJE Y

DE ATENCIÓN?

En Estados Unidos 1 de cada 5 niños tiene dificultades de aprendizaje y de atención. A


continuación encontrará información básica acerca de ellas:

Estas dificultades, ubicadas a nivel del cerebro, pueden afectar la lectura, la escritura, las
matemáticas, la concentración, la organización y otras habilidades clave necesarias para el
aprendizaje. Ejemplos comunes son la dislexia y el TDAH.

Las dificultades de aprendizaje y de atención no son consecuencia de una visión o


audición deficiente. Tampoco son una señal de baja inteligencia.

Las dificultades de aprendizaje y de atención pueden generar problemas sociales,


emocionales y de conducta. Estas dificultades no desaparecen al crecer, pero con el
apoyo adecuado, tanto de los padres como los maestros, los chicos pueden progresar en
la escuela y en la vida.

¿QUÉ SON LOS TRASTORNOS DE APRENDIZAJE?

Los trastornos de aprendizaje no son contagiosos, pero pueden tener una base genética.
Esto significa que se pueden trasmitir en una familia a través de los genes, como otros
muchos rasgos que heredamos de nuestros padres y de nuestros abuelos. Lo más
probable es que las personas que padecen un trastorno de aprendizaje tengan parientes
con problemas de aprendizaje.

Algunos niños con problemas de aprendizaje se sorprenden al enterarse de que uno de


sus padres tenía problemas similares cuando iba al colegio. Pero los niños de hoy en día
tienen una ventaja con respecto a sus padres. Los expertos en aprendizaje actuales saben
mucho más sobre el cerebro y sobre cómo funciona, lo que permite que los niños reciban
la ayuda que necesitan.

La dislexia es un trastorno de aprendizaje en el que un niño tiene muchas dificultades


para leer y escribir. Los niños con dificultades importantes en las matemáticas pueden
padecer una discalculia. Y aquellas personas que tienen problemas para formar letras al
escribir pueden padecer una disgrafía. Otros niños pueden tener trastornos del lenguaje,
presentando dificultades para entender el lenguaje oral y para comprender lo que leen.

De todos modos, el tema puede ser confuso. ¿Qué se considera lo "suficientemente


problemático" como para que se pueda diagnosticar como un trastorno de aprendizaje? La
lectura, las matemáticas y la escritura de letras pueden ser tareas difíciles para muchos
niños al principio. Pero, cuando estas dificultades iniciales no desaparecen y al niño le
cuesta mucho avanzar, es posible que padezca un trastorno de aprendizaje.

A veces el trastorno por déficit de atención con hiperactividad se plantea como si se


tratara de un trastorno de aprendizaje, pero, de hecho, no lo es. ¿Por qué? Porque
muchos niños con TDAH pueden aprender en la escuela sin ayudas especiales, aunque se
distraigan con gran facilidad y les cueste mucho quedarse quietos y sentados en clase.
Aunque el TDAH no sea un trastorno de aprendizaje en sí mismo, los investigadores creen
que los niños con TDAH tienen más probabilidades de padecer este tipo de trastornos.

¿QUÉ AYUDA A LAS DIFICULTADES DE


APRENDIZAJE Y DE ATENCIÓN?

Hablar con el maestro o el médico de su hijo

Conocer los diferentes métodos de enseñanza y apoyos conductuales

Hacer anotaciones del progreso de su hijo

Desarrollar las destrezas e intereses de su hijo

Las familias que apenas comienzan el camino quizás quieran solicitar una evaluación
gratuita en la escuela o pagar una evaluación privada. Mientras mejor conozca cuáles son
las fortalezas y limitaciones de su hijo, mejor podrá abogar para obtener apoyos y usar las
estrategias que lo ayudarán, no solo a manejar sus dificultades, sino realmente a
progresar.