You are on page 1of 1

El perdón y la reconciliación el inicio de un verdadero proceso

de paz; la reinserción.

La reinserción a la vida en sociedad es entendida como un proceso sistemático de acciones


orientado a favorecer la integración a la sociedad de una persona que ha sido condenada por
infringir la ley penal. Estas acciones buscan abordar la mayor cantidad de factores que han
contribuido al involucramiento de una persona en la actividad delictiva, con el objetivo de
disminuir sus probabilidades de reincidencia y promover el cambio hacia conductas pro-
sociales.

Colombia lleva más 60 años viviendo el horror de la violencia que tras su paso a dejado
más 8, 816,304 víctimas aunque podrían ser mas, esto provocado por los diferente grupos
armados en Colombia y uno de ellos es la farc, que tras varios intentos de negociación a lo
largo de estos años, al finalizar el año 2017 se llega a concretar el tan anhelado proceso de
paz con la farc, dándonos a los campesinos de Colombia el poder ser libre en nuestros
territorios.¡ pero no todo fue como lo pintaron! Luego de la firma de la negociación con
la farc que empezó la implementación del proceso de paz iniciando con la reincorporación
de los grupos armados a la vida civil, que es el verdadero reto de este proceso. Dos de los
actores principales como el gobierno y la sociedad que en su mayoría, desde el principio
han sembrado el odio y la negación de los acuerdos pactados lo que ha generado que
muchos integrantes de la farc regresen a la delincuencia en conjunto con los que nunca se
desmovilizaron, aumentando la violencia y el desplazamiento en el campo colombiano.
Esto no se vive en las grandes ciudades de Colombia por eso las personas del común se le
es indiferente. Muchas madres hoy lloran a sus hijos y esposos, muchas escuelas rurales
hoy están vacías. Todo esto puede cambiar si cambiamos el rencor y el odio por perdón y
amor. No más violencia, tú haces parte del cambio.

Para concluir, la reinserción en la vida civil por parte de los combatientes de las FARC
traza nuevos desafíos tanto para ellos como para el Estado y la sociedad. Colombia sabe
que es firmar tratados de paz, en efecto, se logra evidenciar los acuerdos alcanzados con el
movimiento Guerrillero M-19 en 1990 y con el grupo paramilitar Autodefensas Unidas de
Colombia (AUC) en 2006, siendo esté el más reciente. Por estas razones el país no es ajeno
a dicha realidad. No más armas y más educación para el campo.