You are on page 1of 5
Diligencias de Investigacion Penal 9/20 eto del Exemo. Sr. Fiseal ANTECEDENTES Con fecha 10 de Junio pasado se procedié a la apertura de las presentes Diligencias de investigacién penal como consecuencia de la remisién, por parte de la Fiscalfa Provincial de Valencia, de la DENUNCIA formulada por D. Miguel Angel Pérez Ramirez, coordinador y portavoz de la asociacién "Musulmanes Contra la Islamofobia’, y dirigida contra el Excmo. Sr. D. Francisco Javier Ortega Smith-Molina, Diputado en el Congreso por el partido politico vox. Destacaba en su escrito el denunciante determinadas ‘manifestaciones pronunciadas por el sr. Ortega Smith en el curso de un mitin de su partido politico que twvo como escenario el Casino de ‘Agricultura de Valencia en fecha 16 de Septiembre de 2018, tales rmanifestaciones fueron las siguientes “seremos mds fuertes que el ‘enemigo comiin que tiene un nombre muy claro y yo no dejaré de decirlo en todas las intervenciones. Nuestro enemigo comin, el enemigo de Europa, el enemigo de la libertad, el enemigo del progreso, el enemigo do Ia democracia, el enemigo de la familia, el enemigo de la vida, el enemigo del futuro se Hama le invasién, se Hama la invasién islamista. Bstéen juego lo que entendemos 0 conocemos como la civilizacién, Hsté seriamente amenazada, pero no estemos solos como os digo, bien lo sabéis, cada vez més europeos se ostén poniendo en pie porque estén sufriendo en sus ciudades, en sus calles, on sus barrios, Jo que significa 1a aplicacién de Ia sharia y no estén dispuestos a que se derriben sus catedrales para sor sustituidas obligatoriamente por mezquitas, no estén dispuestos 4 que sus mujeres tengan que cubrir su rostro con una tela negra y ser tratadas diez pasos atrés, poor que los camellos, ni estén dispuestos a que se acabo con lo que entendemos por aivilisacién ‘por respeto a los derechos y a la libertad’. Reclamaba el denunciante la aplicacién, en consideracién a lo manifestado por el denunciado, del tipo penal del art. $10.1 CP que sanciona a “Jos que provocaren a la discriminacién, al odio o a la violencia contra grupos 0 asociaciones, por motives racistas, antisemitas u otros referentes a Ia ideologia, religin o creencias, situacién familiar, Ia pertenencia de sus miembros a una etnia 0 raza, su origen nacional, su sexo, orientacién sexual, enfermedad 0 minusvallet. CONSTDERACIONES 1°) Sefialemos desde un principio que la pretensién det denunciante y de su asociacién no puede ser atendida por més que las, manifestaciones que constituyen su mtcleo puedan parecernos inadecuadas y, hasta incluso, repulsivas en algunos de sus contenidos, pero eso no implica necesariamente que merezcan tener encaje en el Cédigo Penal y sancionarse con arreglo a uno de sus preceptos. 24) El art. $10.1 CP, encuadrado dentro de los “delitos cometidos con ocasién del ejercicio de los derechos fundamentales y libertades piiblicas” es por definicién un delito de “provocacién’, modalidad de accién que aparece definida en el art. 18.1 del mismo Cédigo al sefalar que “existe provocacién cuando directamente se incita por medio de a imprenta, la radiodifusién 0 cualquier otro medio de eficacia semejante, que facilite la publicidad 0 ante una concurrencia de personas, a la perpetracién de un delito’, existencia que nuestro Tribunal Supremo, ya desde antiguo, anuda a la concurrencia de una serie de requisitos: a) la incitacién para la comisién de un delito, b) ha de tratarse de uno 0 unos delitos concretos, no bastando con una actuaci6n estimulante vaga, 0 generalizada en orden a delinquir, c) tal incitacién ha de ser de posible eficacia, es decir, que pueda reconocérsele virtualidad suasoria y de convencimiento, d) no es necesario que produzca eficacia delictiva en los destinatarios- En definitiva, la esencia de la “provocacién’, a diferencia de la “proposicién’, es que procede de un sujeto, que no estando determinado a ejecutar un delito, trata de determinar a otros a la ejecucién del hecho punible, pero sin que él mismo haya de tomar parte directa o indirecta en esa ejecucién, 38) Ninguno de estos requisitos es apreciable en el discurso pronunciado, que puede parecernos abominable, y nos lo parece, pero al que no pueden aplicarse unas normas que som, por esencia, de