You are on page 1of 19

INTRODUCCIÓN

En esta ocasión tenemos la oportunidad de presentar un trabajo monográfico centrado


en el tema de ALBAÑILERÍA CONFINADA Y ARMADA, así como su descripción,
proceso, normas y reglamentos que regulan la construcción de la albañilería, etapas del
proceso constructivo, materiales, equipos y herramientas utilizados en construcción.

Para ampliar nuestra formación como estudiantes de Ingeniería y conscientes de la


importancia que tiene la participación directa en las obras de Ingeniería Civil. Los
integrantes del grupo Nº 01 ha unido los esfuerzos en la investigación de los puntos a
tratar en esta monografía, asimismo ampliar conocimientos y prepararnos
convenientemente para enfrentar situaciones como futuros ingenieros.

En el área de infraestructura la vivienda constituye uno de los problemas sociales de


nuestro país, y esto no es solo por problemas económicos, sino también tecnológicos.
La mayor parte de las edificaciones en el Perú son construcciones de albañilería
confinada sobre la base de unidades de arcilla. A pesar de esto, en muchos lugares
utilizan los bloques de concreto como alternativa. Este sistema constructivo data de
1850, cuando en Inglaterra se inventan los bloques de concreto con cavidades de aire,
en Francia en 1850 se inventa la albañilería armada con bloques de concreto. Las
construcciones con este tipo de sistema constructivo están ampliamente difundidas en
el mundo, y es empleado también para techos aligerados, pavimentos, muros de
contención, etc. Por lo cual es una muy buena alternativa en cuanto a sistemas
constructivos para ser usado en el Perú.

La albañilería armada con bloques de concreto es un sistema constructivo que consiste


en la construcción de muros mediante la disposición ordenada de bloques huecos de
concreto, cuyas dimensiones son 0.39 x 0.19 x 0.19m.

Los ladrillos son colocados de forma traslapada, utilizando un mortero de cemento –


arena, con proporciones de 1:4. Este sistema constructivo está constituido también por
refuerzos de acero que van al interior de los bloques huecos de concreto, estas varillas
de acero corrugado son generalmente de 3/8“01/2”. Estos elementos de aceros se
distribuyen de forma horizontal y vertical, separadas de acuerdo al cálculo estructural.
En los alvéolos donde se encuentran las varillas de acero, se vacía el concreto líquido
de cemento – arena - piedra chancada de 1/4“de diámetro.

El estudio del presente trabajo de investigación constituye el medio fundamental que


nos permite conocer los lineamientos de la construcción de albañilería confinada y
armada, que a continuación se describe cada punto a tratar.
CAPITULO I

ALBAÑILERIA CONFINADA

1.1. DEFINICION ALBAÑILERIA:


Albañilería, según el diccionario, es “el arte de construir edificios y obras en los que
se emplean piedra, ladrillo, cal, etc. El Albañil es “el maestro u oficio de albañilería. El
trabajo del albañil es una actividad que para llevarla a cabo es necesario tener
formación y experiencia. A su vez, debemos considerar que como cualquier actividad
laboral supone una responsabilidad; con su trabajo que construyen edificios para ser
habitados y usados por personas, todo ello dentro de unos referentes económicos.

1.2. REFERENTES HISTÓRICOS

En los comienzos de la prehistoria el hombre vivía en las cavernas. Cuando


éste dejó de ser nómade para asentarse en las zonas de los ríos, la caza dejó
de ser la única actividad para conseguir alimento y el hombre se convirtió,
además, en agricultor y ganadero. En este período comienza a construir sus
primitivas viviendas, hechas de piedras y ramas de árboles. Es el momento en
que se puede considerar que comienza la albañilería. Los egipcios levantaron
sus sorprendentes construcciones: pirámides y templos. Éstos fueron
construidos por hombres, que, al servicio del faraón, se dedicaban a esta
actividad en la época de las inundaciones del Nilo a cambio del alimento y de
la vivienda. Los constructores griegos construían sus ciudades y sus edificios
con una armonía y un equilibrio que han sido el origen de la arquitectura
clásica. Estos avances fueron superados por los romanos, tanto en sus
edificios como en lo que hoy llamamos obras públicas: calzadas, acueductos,
puentes, pantanos, etc. Las primeras asociaciones de albañiles surgieron en
esta época. Éstos se organizaron en las llamadas “guiadas”, tenían una serie
de objetivos muy diversos: defensa de intereses económicos, de ayuda mutua
y en la preparación de las ceremonias del culto a los muertos. De estas
asociaciones formaban parte alfareros, plateros, cordeleros, picapedreros,
etc., eran oficios relacionados con la construcción en un sentido amplio.
¿Quiénes construyeron las espléndidas catedrales medievales, que hoy
llaman la atención? Éstas fueron levantadas por un grupo de personas
anónimas que trabajaron tiránicamente en la extracción, tallado y colocación
de las piedras que forman parte de esos edificios que se elevan al cielo,
marcando un hito en nuestras ciudades medievales. Estos constructores se
asociaban en las denominadas “loggia”, en las que el conocimiento de los
materiales y de las técnicas constructivas se transmitía de unas a otras.
Durante muchos siglos, los

distintos oficios que intervienen en la construcción no están muy diferenciados.


Esta diferenciación comienza a llevarse a cabo en la Revolución Industrial,
hacia finales del siglo XIX. Los avances de la industria tuvieron su paralelismo
en la construcción; comenzaron a desarrollarse distintos oficios: cerrajeros,
plomeros, vidrieros y por supuesto albañiles. Hoy día, a finales del siglo XX,
esta diferenciación ha llegado a su grado máximo, incluso dentro del oficio hay
muchas especialidades: ladrillero, tejador, oficial de miras, etc. Este oficio ha
dejado de ser una profesión sin consideración convirtiéndose en un sector de
actividad importante, en el que el personal adquiere una formación que le
permita ejercerla con las máximas garantías de calidad y responsabilidad.

1.3. EL PROCESO CONSTRUCTIVO Y EL OFICIO

La ejecución de cualquier obra, desde la más sencilla a la más complicada


supone un proceso en el que interviene una gran cantidad de recursos, tanto
materiales como humanos. Antes de comenzar una obra hay que realizar una
serie de estudios, planificaciones, diseños y cálculos por parte de los técnicos
competentes que se materializan en lo que conocemos por “Proyecto de
Redacción”. Este documento nos permite obtener la licencia municipal de
obra; requisito imprescindible para poder comenzar ésta. Cuando se decide el
comienzo de la obra, se prepara el terreno, se realiza el movimiento de tierras,
se acopian los materiales, se señalizan las zonas de circulación, diferenciando
entre la de vehículos y la de personas. Se comienza a trabajar en los
cimientos, que es la base sobre la que se apoya el resto de los elementos
estructurales, fundamentales para la sujeción del resto de los elementos. Hay
estructuras verticales y sobre éstas apoyan las horizontales. Cuando éstas
han alcanzado el grado de resistencia adecuado se cierra el edificio con las
fachadas y las cubiertas.

A continuación y de forma simultánea a los trabajos de algunas zonas,


comentadas anteriormente, se realizan los acabados interiores, tanto en
techos como en paredes. A su vez se trabaja en las instalaciones: fontanería
y saneamiento, electricidad, calefacción, etc. Con esta breve descripción nos
podemos hacer una idea, aunque sea somera, de la complejidad que supone
este proceso. Se llevan a cabo muchas actividades de forma coordinada.
Intervienen técnicos, operadores de máquinas, gruistas, encofradores,
ferrallas, forjadores, impermeabilizadores, fontaneros, electricistas, soladores,
calefactores, pintores, etc.
El oficio de albañil tiene una gran importancia en cualquier obra. Ejecuta
muchas unidades de obra: realiza cimientos, prepara morteros, aplica
enfoscados, levanta fábricas de ladrillo, tabiquerías, cubiertas y realiza
“ayudas” al resto de los oficios, abriendo rozas y fijando las conducciones, etc.
Su permanencia en obra se puede considerar continua; entra en el arranque
de la misma, ayuda al encargado en el replanteo de los cimientos y realiza los
últimos retoques y remates.
En la albañilería hay una serie de categorías que van desde la más baja: peón,
ayudante, oficial 2ª, oficial 1ª, capataz y la máxima, encargado de obra, que
está a las órdenes directas del jefe de obra. Consideramos que el albañil debe
poseer una serie de conocimientos que le permitan ejercer su trabajo con la
máxima autonomía, interpretar las órdenes de los superiores, organizar el
trabajo, realizar cálculos sencillos, así como interpretar los planos sobre los
que realizar replanteos. A continuación, vamos a tratar algunos de estos
contenidos, con el objeto de conseguir estas capacidades profesionales.

1.4. REFERENTES MATEMÁTICOS

Para realizar cualquier trabajo en construcción siempre tenemos la limitación


que nos imponen las dimensiones del local, de la vivienda o del solar. Así,
cada elemento constructivo que utilicemos, desde un sencillo ladrillo hasta un
edificio completo tiene unas medidas exactas. Por lo tanto, las operaciones
matemáticas: suma (+), resta (-), multiplicación (x) o división (/ ó :), se utilizan
continuamente y debemos alcanzar cierta destreza en dichas operaciones.
Manejamos tanto números enteros (28, 10, 12...) como decimales (3,50; 20,22;
46, 15...) y fracciones (1/2, 3/4, 5/6...). Conviene recordar algunas de las
operaciones de uso más habitual y que tienen muchas aplicaciones.

1.5. ¿QUÉ ES AL ALBAÑILERÍA CONFINADA?

La albañilería confinada es la técnica de construcción que está enmarcada por


pilares y cadenas de hormigón armado. Se emplea normalmente para la
edificación de una vivienda. En este tipo de construcción se utilizan ladrillos
de arcilla cocida, columnas de amarre, vigas soleras, etc.

En este tipo de viviendas primero se construye el muro de ladrillo, luego se


procede a vaciar el concreto de las columnas de amarre y, finalmente, se
construye el techo en conjunto con las vigas.

Construcción del muro


Albañilería reforzada con confinamientos, que son conjunto de elementos de
refuerzo horizontales y verticales, cuya función es la de proveer ductibilidad a un
muro portante. Un muro confinado es el que está enmarcado por elementos de
refuerzo en sus cuatro lados, por las condiciones indicadas en E6 de la norma
E.070 del RNC.

Columna de confinamiento

1.6.- CARACTERÍSTICAS DEL SISTEMA CONSTRUCTIVO

 Con el Bloque Apilable Mecano se construyen MUROS PORTANTES DE


ALBAÑILERÍA ARMADA, en los que la armadura vertical y horizontal alojada
en los alvéolos del bloque es embebida em concreto, lográndose así un muro de
albañilería con ESQUELETO DE CONCRETO ARMADO.

 Los planos de ejecución deben estar modulados en base a 15cm. y sólo se


cortarán los bloques que se necesitan para las dimensiones de la obra.
 En el sistema Constructivo, los muros son independientes entre si (no se
entrecruzan).

 Piezas moduladas en espesores de 12 y 15 cm, largo de 30 cm y altura de 15 cm.


 Unidades muy precisas. Su variabilidad dimensional normalizada es de ± 0.5
mm.
 Con alvéolos verticales y canales horizontales, que permiten colocar armadura
en ambas direcciones -según su diseño estructural en albañilería armada- y
contener el concreto que, en estado líquido, se le suministrará a los muros.

 Su diseño y precisión de medidas, otorgan estabilidad propia al muro durante el


proceso constructivo.

 La losa de concreto con sardinel perimetral, platea de cimentación- es


estructuralmente más eficiente y resulta más económico; actualmente está
teniendo cada vez más aplicación, ya sea para uno o cinco pisos. Si por razones
singulares se prefiera cimientos corridos en la forma tradicional, podrán
igualmente diseñarse.

 Se construye la cimentación, colocando, según las ubicaciones señaladas en los


planos de:

Estructura: Los anclajes para armadura vertical, los cuales sobresalen 60 cm. O
120m. lternativamente.

Inst. Eléctricas: Las cajas de pase y tuberías.

Inst. Sanitarias: Los pases y/o tuberías.


 Trazar los muros, ubicar los bloques cerrados de los extremos y determinar el
bloque que quede más alto, para con él establecer el nivel de las primeras
hiladas de todos los muros.

 El asentado, es labor de un albañil capacitado, y se requerirá de un cordel para alinear,


una regla -todas serán de un aluminio pesado- de sección 3/4" o 1" x 6" x 6 m. y dos
niveles de precisión. Se iniciará con el bloque más alto sobre medio centímetro de
mortero -1:1/2:4- siguiendo con todos los demás bloques de los extremos de los muros,
debiendo quedar sus alas niveladas entre sí.

 Se obtendrá que la parte superior de todos los bloques extremos de los muros
queden nivelados entre sí, en forma precisa en un sólo plano horizontal.
 Alineados con el cordel se asientan los bloques de la primera hilada
nivelándose sobre mortero.

 Verificar la nivelación horizontal de la primera hilada certificando con una regla de


1 1/2" x 2" x 2 a 4 m. que las alas de todos los bloques de las primeras hiladas de
cada muro estén todas en el mismo plano horizontal.

 Verificar el alineamiento vertical de las primeras hiladas de todos los muros con
una regla de 1 1/2" x 2" x 2 a 4 m.

 De esta manera se terminarán las primeras hiladas de todos los muros.


 Debe marcarse en los bloques de la primera hilada la ubicación de los anclajes de
modo tal que nos sirva de quía cuando coloquemos las varillas verticales luego de
completar el muro en toda su altura.

 Se procede apilar los bloques de las hiladas siguientes. Esta labor al realizarse con
bloques autoalineantes es muy simple y no necesita cordel ni plomada se realiza
con personal que no requiere la calificación de albañil, el cual con un aprendizaje de
4 a 8 horas puede alcanzar el rendimiento correspondiente a estos muros
apilados. A cada persona se le proporciona una regla de 1.50 m. a 2 m. x 3/4" x 2",
con la cual cuidará de mantener el alineamiento del muro.

 Los bloques deben colocarse uno junto al otro, de modo tal que el pequeño canal
vertical en un extremo quede contra la cara plana del bloque contiguo. Se colocan los
bloques de esta manera para permitir que el concreto que el concreto líquido ingrese
en el pequeño canal vertical y selle completamente la unión entre bloques.

 A medida que se construyen las siguientes hiladas, se irá colocando los fierros
horizontales en el canal, en la ubicación indicada en los planos de diseño
estructural.

 Durante el apilado, se colocan los bloques que alojan las cajas de las
instalaciones eléctricas previamente insertadas en ellos, debiendo dejarse
colocados los codos que recibirán los tubos eléctricos.

 Terminado el apilado de toda la altura, se verifica la correcta verticalidad del plano


del muro por sus dos caras. Para efectuarla se debe tener una escuadra de 0.80 x
2.40 mts. De perfiles de aluminio pesado con una sección tal como 3/4" x 2". Certificar
la verticalidad del muro, colocando una regla en diagonal.
CAPITULO II

ALBAÑILERIA ARMADA
2.1. ¿QUÉ ES ALBAÑILERÍA ARMADA?

Se conoce con este nombre a aquella albañilería en la que se utiliza acero como
refuerzo en los muros que se construyen. Principalmente estos refuerzos consisten
en tensores (como refuerzos verticales) y estribos (como refuerzos horizontales),
refuerzos que van empotrados en los cimientos o en los pilares de la construcción,
respectivamente. Suele preferirse la utilización de ladrillos mecanizados, cuyo
diseño estructural facilita la inserción de los tensores para darle mayor flexibilidad a
la estructura.

La albañilería armada con bloques de concreto es un sistema constructivo que


consiste en la construcción de muros mediante la disposición ordenada de bloques
huecos de concreto, cuyas dimensiones son 0.39 x 0.19 x 0.19m.

Los ladrillos son colocados de forma traslapada, utilizando un mortero de cemento


– arena, con proporciones de 1:4. Este sistema constructivo está constituido
también por refuerzos de acero que van al interior de los bloques huecos de
concreto, estas varillas de acero corrugado son generalmente de 3/ 8 “0 1/2”.

Estos elementos de aceros se distribuyen de forma horizontal y vertical, separadas


de acuerdo al cálculo estructural. En los alvéolos donde se encuentran las varillas
de acero, se vacía el concreto líquido de cemento – arena - piedra chancada de
1/4“de diámetro.

2.2.-TIPOS DE MATERIALES

Para las obras de albañilería armada (también conocidas simplemente como


albañilerías) se utilizan principalmente materiales pétreos, tales como: Bloque de
concreto, varillas de acero, bloques de mortero de cemento, piedras y otros
similares de igual o parecido origen a los ya mencionados.
2.3.- BLOQUE DE CONCRETO

Los bloques son elementos constructivos formados a partir de moldeo


(manualmente o con maquinaria) en matrices o moldes, utilizando como materia
prima agregado grueso, cemento, agregado fino y agua en proporciones tales
que generan una mezcla trabajable en el molde. Esta mezcla es vaciada en el
molde; luego, vibrada manualmente o con maquina y comprimida. Finalmente,
se desmolda, fragua y cura. La albañilería confinada con bloques de concreto
requiere de vigas y columnas de confinamiento, con lo que se concentra el
refuerzo en los bordes del muro. En el caso de la albañilería armada con bloques
de concreto, el refuerzo se distribuye a lo largo del muro en los alvéolos de las
unidades, y el refuerzo horizontal se aloja en las juntas horizontales, entre hilada
e hilada.

La ventaja con este tipo de unidad de albañilería es que por su tamaño


proporciona una economía en el tiempo de ejecución, en la utilización de mano
de obra y en la cantidad de mortero necesaria, lo que conduce a un
abaratamiento del costo de producción, además reduce el número de juntas. La
transmisión de calor a través de los muros es un problema que se presenta en
las zonas cálidas y en las frías, siendo así más conveniente el empleo de
cavidades con aire en el interior de los muros permitiendo que se formen
ambientes más agradables.

Los bloques de concreto han existido durante décadas, pero hoy en día los
elementos de concreto moldeado tienen una cantidad infinita de usos, formas,
texturas y colores muy distintos a las paredes tradicionales de bloques de
concreto. Utilizados durante décadas en todo tipo de construcción, el bloque de
concreto tradicional ha evolucionado a niveles nunca antes vistos. La producción
de bloques de concreto de hoy le permite a los fabricantes de bloques de
concreto, arquitectos, ingenieros y constructores el combinarlos para lograr
efectos estéticos espectaculares con unos costos significativamente más bajos
que con otros productos de construcción.
VENTAJAS

 Uniformidad de las dimensiones.

 Alabeo menor que otras unidades.

 Absorción limitada.

 Puede ser usado como caravista o, en todo caso, el tarrajeo sería de espesor
mínimo por su uniformidad.
 Menor porcentaje de merma por rotura, por la resistencia de la unidad.

CARACTERISTICAS

 Resistencia en compresión:

La unidad de albañilería tiene en la resistencia a compresión una propiedad mecánica muy


importante porque se relaciona con la resistencia del muro; cuanto mayor es la resistencia de
la unidad de albañilería, aumenta proporcionalmente la resistencia del elemento estructural.

 Absorción:

Es la propiedad del material de atrapar agua, se determina pesando el material seco (llevándolo
al horno a 110ºC), luego se introduce al agua durante 24 horas y se obtiene el peso saturado.
El porcentaje de absorción no debe ser mayor a un 12%.

 Aislamiento acústico:

Los bloques tienen capacidad de absorción del sonido variable, de un 25 % a un 50%, si se


considera un 15% como valor aceptable para los materiales que se utilizan en construcción de
muros. La resistencia de los bloques a la transmisión del sonido viene a ser superior a la de
cualquier otro tipo de material comúnmente utilizado.

 Aislamiento térmico:

Los bloques tienen un coeficiente de conductividad térmico variable, en el que influyen los tipos
de agregados que se utilice en su fabricación y el espesor del bloque. En general, la transmisión
de calor es menor que la que ofrece un muro de ladrillo sólido de arcilla cocida de igual espesor,
disminuyendo los problemas que afectan el confort y la economía de la vivienda en las zonas
cálidas y frías.

CLASIFICACIÓN

De acuerdo con sus características resistentes y las condiciones del microclima donde
se asienten las obras a las que están destinadas.

 Tipo 24: Para su uso como unidades de enchape arquitectónico y muros exteriores
sin revestimiento; y para su uso donde se requiere alta resistencia a la compresión,
a la penetración de la humedad y la acción severa del frío.

 Tipo 17: Para uso general donde se requiere moderada resistencia a la


compresión y resistencia a la acción del frío y a la penetración de la humedad.
 Tipo 14: Para uso general donde se requiere moderada resistencia a la
compresión.

 Tipo 10: Para uso general donde se requiere moderada resistencia a la


compresión.

TIPOS DE BLOQUES

Bloque de concreto ½

Estos tipos de bloques se utilizan para amarres. El ancho varía de


acuerdo al espesor del muro, es decir, pueden ser de 14cm, de 19cm o
de 9cm.

Bloque de concreto ¾

Estos tipos de bloques se utilizan para amarres. El ancho varía de


acuerdo al espesor del muro, es decir, pueden ser de 14cm, de
19cm o de 9cm.

Bloque típico14x19x39

Esto quiere decir: 14cm de ancho, 19cm de alto y 39cm de largo.


Puede ser usado para muro portante, armado o confinado.
2.4.-FABRICACION DEL BLOQUE DE CONCRETO

FABRICACION ARTESANAL

 Actualmente se fabrican bloques de alta resistencia a la compresión con


diferentes mezclas cemento-agregado, utilizando grandes máquinas
vibradoras con rendimientos mayores a las 1000 unidades diarias; sin
embargo, la disponibilidad de este tipo de equipos en muchas zonas rurales
es prácticamente nula.

 Se fabrican también ladrillos y bloques de concreto utilizando moldes que


permiten una compactación manual de la mezcla con ayudas de tacos
metálicos o de madera; las unidades resultantes son de resistencia media
(50 kg/cm2, tipo
II) y de bajo rendimiento en la fabricación.

Proceso de fabricación artesanal

 Selección de los materiales


 Agregado fino y confitillo
 Cemento Pórtland
 Agua libre de impurezas
 Disponibilidad de equipos
 Mesa vibradora
 Molde metálico
DESOFICACION

Es la proporción de agregados, agua, cemento que conforman la mezcla para la


elaboración de la unidad.

MEZCLADO

1. Manual:

Se dispondrá de arena, luego, encima el agregado grueso; seguidamente se agregará el


cemento, realizando el mezclado en seco empleando lampa. Después se incorpora el agua
en el centro del hoyo de la mezcla, se cubre el agua con el material seco de los costados,
para luego mezclar todo uniformemente.

2. Mecánico:

Para mezclar el material se utiliza mezcladora (tipo trompo o de tolva). Se debe iniciar
mezclando previamente en seco el cemento y los agregados en el tambor, hasta obtener
una mezcla de color uniforme; luego se agrega agua y se continua la mezcla húmeda
durante 3 a 6 minutos.

MOLDEADO
Obtenida la mezcla se procede a vaciar la dentro del molde metálico
colocado sobre la mesa vibradora; el método de llenado se debe realizar en
capas y con la ayuda de una varilla se puede acomodar la mezcla.
FRAGUADO

Una vez fabricados los bloques, éstos deben permanecer en un lugar que les
garantice protección del sol y de los vientos, con la finalidad de que puedan
fraguar sin secarse. El periodo de fraguado debe ser de 4 a 8 horas, pero se
recomienda dejar los bloques de un día para otro.

CURADO

El curado de los bloques consiste en mantener los bloques húmedos para


permitir que continúe la reacción química del cemento, con el fin de obtener
una buena calidad y resistencia especificada. Por esto es necesario curar los
bloques como cualquier otro producto de concreto.

SECADO Y ALMACENAMIENTO

La zona de almacenamiento debe ser totalmente cubierta para que los


bloques no se humedezcan con lluvia antes de los 28 días, que es su período
de endurecimiento. Si no se dispone de una cubierta o techo, se debe
proteger con plástico. Los bloques no se deben tirar, sino que deben ser
manipulados y colocados de una manera organizada, sin afectar su forma
final.
2.5.-SISTEMA CONSTRUCTIVO
Las viviendas de albañilería armada usan los bloques de concreto como
material es principal, estos bloques forman muros con refuerzos distribuidos,
para lo cual se unen los bloques con mortero y se llenan los alvéolos, donde ya
están colocados los refuerzos de acero, con concreto líquido o Grout. El muro
es muy resistente para las cargas de gravedad y los sismos, pero debe estar
correctamente construido para resistir las demandas inducidas por cargas
sísmicas intensas. Se conoce con el nombre de albañilería armada por que
utiliza el acero como refuerzos en los muros que se construyen. Principalmente
estos refuerzos consisten en tensores (como refuerzos verticales) y estribos
(como refuerzos horizontales), refuerzos que van empotrados en los cimientos
o en los pilares de la construcción, respectivamente. Suele preferirse la
utilización de ladrillos mecanizados, cuyo diseño estructural facilita la inserción
de los tensores para darle mayor flexibilidad a la estructura.