You are on page 1of 1

Miedo a los cambios.

Por Aida Baida Gil, en www.coachdelaprofesional.com

Muchas veces uno de los mayores obstáculos a la hora de hacer un cambio importante, o
de arriesgarte a hacer algo diferente es la incertidumbre o, en concreto, el miedo a lo
que pueda pasar, a no ser capaz de superarlo, y al fracaso. La única forma de
superarlo es cambiar tu forma de pensar y de actuar.

¿Por qué no empezar a ver las cosas con otra perspectiva?

1) Toma de decisiones: tomes la decisión que tomes será buena, porque sos capaz
de lidiar con el resultado final. ¿No es más tranquilizador pensar que pase lo que
pase podrás sacar algo bueno y por tanto nunca tomarás una decisión errónea?
Lo que haces es asumir la total responsabilidad de tu vida y aceptar que tú eres
el responsable de que las cosas que están en tu mano salgan bien y, sobre todo,
el responsable de tu actitud.

2) Vivir en el presente. Hace poco leyendo el libro "El poder del ahora" me
llamó mucho la atención una de sus frases: "No dejes que el pasado distorsione
tu visión del presente". Es tan cierto que muchas veces vivimos en el pasado,
recordando malas experiencias, traumas o miedos, y que eso hace que veas el
presente con otros ojos, ¡los del pasado! Así que céntrate en el presente, en la
persona que eres ahora no en lo que fuiste o hiciste antes.

3) No preocuparse por el futuro. De igual manera, no dejes que el futuro te


preocupe demasiado, porque no tienes una bola de cristal y no sabes qué va a
pasar. Por supuesto eso no es nada fácil, ¿verdad? Lo que nos gusta anticipar las
cosas (y con malos resultados, claro) y preocuparnos, para que muchas veces ni
siquiera sucedan. Céntrate en lo que puedes hacer ahora y libérate del futuro.
Como mencioné antes quizá te ayude la idea de que, pase lo que pase, vas a ser
perfectamente capaz de manejar las consecuencias.

4) Deja de esperar que algo o alguien te salve. Muchas personas viven


esperando que un día pase algo o alguien que le cambiará la vida para mejor, y
mientras esperan ese día, desperdician el presente. ¿Quieres estar satisfecha con
tu vida, conseguir tus objetivos, disfrutar de lo que tienes? Pues deja de pensar
que van a venir a sacarte las castañas del fuego y empieza a encargarte tú de tu
vida.

5) Acepta el fracaso y los errores como parte de la vida y consideralos un


paso más hacia la consecución de tus objetivos. No es tan difícil como parece, de
todo se aprende, y aunque es algo muy dicho, ¡es la verdad!