You are on page 1of 12

Capítulo 3

El mapa no es el territorio
En aquel Imperio, el arte de la cartografía logró tal perfección que el mapa de una
sola provincia ocupaba toda una ciudad, y el mapa del Imperio, toda una pro-
vincia. Con el tiempo, estos mapas desmesurados no satisficieron y los colegios
de cartógrafos levantaron un mapa del Imperio que tenía el tamaño del Imperio
y coincidía puntualmente con él. Menos adictas al estudio de la cartografía, las
generaciones siguientes entendieron que ese dilatado mapa era inútil y no sin
impiedad lo entregaron a las inclemencias del sol y los inviernos. En los desiertos
del oeste perduran despedazadas ruinas del mapa, habitadas por animales y por
mendigos; en todo el país no hay otra reliquia de las disciplinas geográficas.

Jorge Luis Borges, “Del rigor de la ciencia”.

La relatividad en la construcción del mapa es un ele-


mento central. En palabras de Alfred Korzybski: no es
el territorio, sino una representación, y como tal va a “Hay muchas maneras de pensar
depender de quien lo construya y de los intereses que el territorio. Que el espacio sea
busque expresar u ocultar. Esta relatividad indisociable transdisciplinario, también abo-
se debe a tres elementos centrales en su construcción: na a esto, ya que cada uno apor-
la escala, la proyección y la simbolización. Por estos tres ta su mirada, lo ponemos en co-
elementos, los mapas nunca son perfectos. mún, lo debatimos y se crea algo
Desde Amalgama, tenemos como horizonte políti- nuevo. El cruce de una disciplina
co la transformación de la cartografía, proponiendo la como el Urbanismo, la Informá-
construcción de otra mirada respecto de la hegemóni- tica y la Comunicación ayuda
ca, tomando la política como un elemento central en la a que se genere un mirada que
transformación de la realidad, de modo de impregnar de contenga múltiples enfoques”.
sentido social un arte milenario regido por una visión Matías Ponce
matemática de la comunicación, limitada a cruzar datos
longitudinales con latitudinales.

50
La escala es la que regula la proporción existente La proyección es un elemento central, ya que per-
entre las distancias de un territorio y las de su represen- mite representar la Tierra en una superficie plana. Esta
tación en papel. A mayor escala, mayor detalle. Es decir, trasposición no es exacta, y no hay mapas perfectos,
mayor precisión. Como relata Borges en el texto que co- porque no hay resolución al problema de traspasar a una
locamos en el epígrafe, es imposible lograr un mapa de superficie curva a una plana.
ciertas magnitudes en una escala 1 a 1. Su cuento se
burla del modo en el que se rigió –y en algunos campos
se sigue rigiendo– el método científico en su afán de
simplificar y descontextualizar en lugar de desarrollar un
mirada compleja de lo tratado.

De Sousa Santos1 afirma que “las distorsiones de la


La escala permite dimensionar superficies, distan- proyección (sus formas y sus grados) no son imprede-
cias y colores. Amalgama intenta dimensionar más allá cibles, sino que obedecen a un patrón y a reglas muy
de localizaciones específicas en un territorio y remitirse precisas”.
a su ubicación, y busca enriquecer el proceso de aná-
lisis cruzando datos que puedan multiplicar las aristas
desde donde abordar un tema/problema.

“Lo que noto de Amalgama es


que hay ideas que van quedando
o se van realizando y son títulos
para ideas más grandes que se
pueden replicar. El trabajo a dis-
tintas escalas te permite ir bus-
cando o cambiando de perspec-
tiva una misma idea o ejes y los
niveles de observación”. Tobías
Giménez Hutton
Proyección Mercator.

1
Op. cit.

51
Además, a un momento en el que la hegemonía eu- limitó lo pensable. Esto permite hacer un trazo entre la
rocentrista impuso un modo de ver el mundo. geografía y la política que inevitablemente tiene un an-
Desde 1569 hasta la actualidad, podemos observar claje ideológico en cierto momento de la cronopolítica.
que hay un sentido social construido sobre la forma del
mundo que sigue vigente. Esto se debe al cartógrafo Ge- “El proceso de discusión, diálo-
raldus Mercator, quien publicó un mapa que hasta el día go, de avanzar y retroceder, de
de hoy muestra la relación de poder que existió y sigue ir y volver, pero pensado esto
existiendo entre el Norte y el Sur. Esta proyección, de-
como avance, no pérdida de
sarrollada para los navegantes de la época, aumenta el
tiempo, sino síntesis. Siempre
tamaño de los territorios cercanos a los polos, mientras
tuvimos una actitud de informar-
que disminuye el de los cercanos al ecuador. Esto se
traduce en que el hemisferio norte contenga una super-
nos y los temas iban decantando
ficie mayor que la del hemisferio sur; es decir, el ecuador dependiendo el momento”. Joa-
–que pasa por la mitad del planeta– deja dos tercios del quín Licera
mapa para el Norte y un tercio para el Sur.
El historiador, cineasta y ensayista alemán Arno Pe-
ters, en los años setenta, puso en tela de juicio lo reali-
zado por Mercator y propuso otro modo de ver el mundo.
La nueva proyección tenía la virtud de respetar los tama-
ños de los países y las regiones sin importar su ubica-
ción en el globo. Peters expresó que la construcción del
eurocentrismo comienza en los mapas, expresión de la
europeización del mundo, de la época de dominación del
hombre blanco, de la explotación colonial del planeta por
parte de una minoría de pueblos, bien armados, técnica-

Gerardus Mercator.
Además, Europa, que tiene una superficie de 9,7 mi-
llones de km2, aparece mayor que Sudamérica, que tie-
ne 17,8 km2. Todo esto, sin siquiera entrar en la arbitraria
decisión de denominar el Norte y el Sur en un esferoide.
Esta proyección no sólo determinó un modo de entender
el mundo, sino que, desde una dimensión pedagógica, Proyección de Peter.

52
mente superiores y brutales. Desde Espacio Amalgama elegíamos para poder trabajar y
trabajamos con la proyección de Winkel-Tripel, conocida proyectar un método. Trabajando
por contener muy pequeños errores de distancia y man- mucho entre nosotros y con los
tener la representación más ajustada a las dimensiones otros en modo taller. Nosotros
y formas de los territorios. Su característica principal es reflejamos un modo de hacer,
plasmar los Polos, llegando a representar latitudes de
que cuando otros lo venían que-
más de 90º. Es considerada una de las proyecciones
daba muy claro”. Joaquín Licera
más consistentes para representar toda la superficie te-
rrestre, a la cual no se había llegado.

Las limitaciones obedecen a decisiones políti-


co-ideológicas para mantener el poder. La mirada co-
municacional sobre lo que quiero simbolizar en un mapa
va a ser fundamental para romper con esta estructura.
En este punto, la estética es pensada con un sentido
político para reflejar un tema/problema y transformarlo,
resaltando de la cartografía su diseño artístico como si
fuera un cuadro, donde, a través de los colores, también
se crea un sentido.

Proyección Tripel Winkel


La simbolización es un engranaje fundamental de
la mediación. En la actualidad, los mapas temáticos es-
tán cobrando mayor relevancia y se ha logrado romper
con el patrón que se limitaba a marcar fronteras o posi-
ciones. Es a partir de aquí que los mapas se enriquecen,
posibilitando un cruzamiento de datos e informaciones
tan variable como nuestra imaginación lo permita.

“El espacio tenía un modo de


producción, en donde todos íba-
mos discutiendo, entiendo tam-
bién los roles, pero ese modo
taller donde elegís con quien
convivis en ese trabajo, fue la
fortaleza de trabajo porque nos Mapa temático.

53
“El proceso de discusión, diálo- das de lo que es el territorio. Esa
go, de avanzar y retroceder, de base de datos hay que hacerla
ir y volver, pero pensado esto recolectando información del te-
como avance, no pérdida de rritorio, esa información se pro-
tiempo, sino síntesis. Siempre cesa y se muestra en un mapa
tuvimos una actitud de informar- según lo que se quiera analizar”.
nos y los temas iban decantan- Matías Ponce
do dependiendo el momento”.
Joaquín Licera Cuando el dato pasa a ser información, es necesario
hacer recortes que nos permitan delimitar, en un den-
tro y fuera, lo que queremos conocer en profundidad.
La materia prima de un mapa sociocomunicacional Estos límites no son cerrados, sino que posibilitan un
es la información devenida del dato. Cuando un dato diálogo entre las condiciones internas y las externas. La
tiene importancia para lo que se quiere comunicar, se sistematización permite crear ese feed-back para volver
convierte en información. Los datos nos rodean y se hacia el dato en el momento en que este sea necesario.
complejizan continuamente. Están al alcance de todos. Cuando pensamos en la construcción de un mapa
Sólo hay que tener la predisposición de trabajar para comunicacional, lo hacemos desde una mirada del de-
recolectarlos, conocer los mecanismos de obtención y sarrollo endógeno de las comunidades. Por lo tanto,
“hacerlos hablar”.
El dato/información, objetivo y puntual, luego de
ser procesado, trabajado y sistematizado pasa a ser un
engranaje fundamental en la conformación de un SIG.
Dependiendo de la temática, puede o no tener implican-
cias/interés con lo tratado, pero siempre estará en el SIG
como dato “madre” que deberá ser actualizado constan-
temente si así lo requiriese.

“Lo importante es poder crear


una base de datos. Amalgama
crea información nueva, porque
toma información que existe, la
plasma en un mapa y expone
una nueva manera de represen-
tar la información de diferentes
tipos proponiendo otras mira-

54
55
no se construye mirando solamen- como el Urbanismo, la Informá-
te la realidad actual, sino que lo tica y la Comunicación ayuda
pensamos en relación con el futuro a que se genere un mirada que
deseado por los actores mismos de contenga múltiples enfoques”.
esas comunidades y en la historia Matías Ponce
que los y nos precede.2
Cuando me refiero al territorio lo concibo como un
A partir de la combinación de los metadatos, se pro- campo topológico geométrico donde convergen fuerzas
duce una sinergia que permite la construcción de un dato de localización que se expresan en un tejido de redes
superador, una nueva información sobre ese territorio. sociocomunicacionales generadas por relaciones sinér-
Los límites y territorialidades que existen en la gicas (políticas, económicas y sociales) que se entre-
mediación comunicacional de la cartografía propician lazan, se superponen y son concertadas entre quienes
un proceso que implica la delimitación de un campo de conviven en un mismo espacio.
acción, el reconocimiento de ese territorio, la producción Las identidades propias que circulan se plasman en
y recolección de datos, su contextualización y procesa- un mapa sociocomunicacional que da cuenta del arrai-
miento para comunicarlo. Esto posibilita una visión y un go de los diferentes actores a sus respectivos territo-
análisis integral para pensar problemas y potencialida- rios, constituyendo un factor clave en la movilización de
des existentes en un territorio, a fin de tomar decisiones energías sociales a favor de la transformación. Significa
tanto en el ámbito público como privado. construir el territorio de relaciones y discursos desde
El trabajo en un territorio implica el diálogo con dicho procesos participativos que incluyen aspectos materia-
escenario para la elaboración de objetivos y acciones les, estéticos, simbólicos, físicos, biológicos, sociales,
estratégicas. Permite rescatar la espacialidad y subje- económicos y políticos. Los sistemas de ciudades-región
tividad del pensamiento geográfico que cada actor es son redes que, funcionando como una unidad indisolu-
capaz de desarrollar cuando se le facilitan ejercicios de ble, engloban una urbe central originaria que da nombre
orientación y de representación, cobrando los mapas un a la mancha urbana, a sus suburbios y a una serie de
sentido práctico y accesible para todos. ciudades satélites que pueden funcionar como ciudades
dormitorio, industriales, comerciales y de servicios. Se
“Hay muchas maneras de pensar trata de conurbaciones continuas o discontinuas donde
el territorio. Que el espacio sea se conjugan las mejores posibilidades para germinar y
transdisciplinario, también abo- prosperar programas de desarrollo endógeno, democrá-
na a esto, ya que cada uno apor- tico y sostenible.
ta su mirada, lo ponemos en co- La planificación es una herramienta fundamental
mún, lo debatimos y se crea algo para desplegar una estrategia que se exprese en líneas
nuevo. El cruce de una disciplina de acción. En ese proceso, la gestión, entendida como
la instancia de toma de decisiones, es vital para defi-
2
Ceraso, Cecilia (2015). Proyecto de Extensión-Huellas de donde
habito. Participación de Espacio Amalgama. Universidad Nacional
nir el rumbo del proyecto. En este marco, en Amalgama
de La Plata. le damos mucha importancia a la comunicación en el

56
grupo para la definición de los caminos a tomar, con un diagnosticamos, planificamos las ac-
momento de exposición y argumentación de cada una tividades del diagnóstico y a la vez
de las alternativas, debatiendo y negociando hasta lle- gestionamos para llevarlas adelante
gar a aquella con la que el grupo se sienta a gusto y y por supuesto evaluamos para mirar
contenido. lo que hicimos y cambiar lo que sea
Una vez planteado el objetivo, se construye la estra- necesario. Cuando planificamos tam-
tegia para lograrlo, siendo esta de manera no lineal sino bién conocemos, hacemos y apren-
espiralada, no en una única dirección sino que existen demos y así sucesivamente.3
avances y retrocesos. Vamos conociendo, tomando deci-
siones, haciendo y aprendiendo a medida que diagnos- El dispositivo es el elemento central en la media-
ticamos, planificamos, gestionamos y evaluamos. Este ción. Su función principal es la de integrar un conjunto
es un modo de ir repensando constantemente nuestro de elementos para ponerlos en relación, dando la posibi-
hacer en movimiento para construir una metodología de lidad de generar algo nuevo, fruto de esa unión. Permite
trabajo que tenga un horizonte político de transforma- pensar el espacio existente entre medio y técnica, sien-
ción de la realidad. do el lugar soporte de los “desplazamientos enunciati-
Esta metodología dista de ser una receta, ya que vos” (Traversa, 2001). El dispositivo puede variar tenien-
las particularidades y enfoques desde donde puede ser do en cuenta qué es lo que se quiere decir, qué es lo que
abordado un tema son diversos. Sin embargo, mediante quiero que hable ese dato/información. Entendiendo que
la sistematización se puede encontrar un modo de hacer
que no es de una vez y para siempre, pues la propia el producto de comunicación siempre
práctica nos sirve para repensar la teoría. tiene un destinatario, un contenido (lo
La sistematización es esencial en las diferentes fa- que se quiere comunicar) y una me-
cetas de la producción para la planificación de un pro- diación de ese contenido diseñada y
ceso. Es un modo de ordenar el trabajo realizado para organizada para facilitar el encuen-
comprender y aprender de la experiencia. Esta herra- tro con el destinatario definido. Esta
mienta tiene como mayor potencial generar nuevos sen- mediación implica la elección de los
tidos que propicien caminos más claros, realidades más recursos técnicos que se ponen en
acertadas y definiciones más acordes a las necesida- juego para dialogar con el otro. Co-
des reales del proceso; esto, a partir del análisis de un municar los informes de gestión, los
campo de acción, investigación y contextualización de la resultados de las evaluaciones o la
información para finalizar con la mediación a través de sistematización de la experiencia, re-
un producto comunicacional situado. quiere de los insumos obtenidos de
dichas instancias metodológicas y de
Diagnosticar, planificar, gestionar y las reflexiones que permitan tomar las
evaluar son momentos que se van decisiones de mediación en el proce-
entrelazando en los procesos de so de producción.4
transformación comunitaria. Cuando
3
Ceraso, op. cit.
4
Arrúa, Vanesa (2009). Modalidades de conocimiento en prác-

57
La mediación Entendemos la mediación no como aquello que se
pone en medio de los elementos para su reconciliación,
Antes de avanzar en su significado, es necesario es- sino como un proceso, un modo de comunicar algo de
tablecer una distinción sobre el posicionamiento adop- una determinada manera para su entendimiento. En tér-
tado por Amalgama. El valor de la mediación propuesta minos de Martín-Barbero, es una zona donde se articu-
por nuestro Espacio a través de productos comunica- lan procesos de producción de sentidos.
cionales reside en lo que simbólicamente comunica, Esta mediación permite la distinción de los elemen-
más que en el formato que lo contiene. En este sentido, tos que interactúan en el mapa, proponiendo la identifi-
el dispositivo mapa, con las innovaciones técnicas que cación de cada componente para que de la lectura y re-
posibilita el Sistema de Información Georreferenciada flexión surja la articulación de una nueva información de
(SIG), se convierte en un medio de comunicación por lo que el mapa muestra. Como sostiene Martín-Barbero:
su capacidad de producir sentido.
el campo de las mediaciones se
halla constituido por los dispositivos
“Me parece clave la comunica- -en este caso, los mapas- a través
ción, para la sintetización de he- de los cuales la hegemonía trans-
chos, sin que se llegue al punto forma desde dentro el sentido del
mundo y de la vida cotidiana.5
de pérdida de sentido, sino que
genere un nuevo modo de ver
El Sistema de Información Geográfica (SIG) es la
las cosas, de acceder a un tema.
herramienta que va a sintetizar los datos en los tiempos
Si bien nuestros trabajos tienen que vienen. Los mapas sociocomunicacionales, según
la característica de pensar en el lo que se quiera representar, nacen a partir del cruce de
acceso común de lo trabado, a información que el SIG permite almacenar. El elemento
la vez brindan elementos para fundamental es el dato y su referencia en el territorio que
elevar ese conocimiento. Enten- el sistema contiene y da la posibilidad de representar.
der pero también pensar sobre Su vital importancia radica en que, a través de él, se
lo tratado. Generar un pensa- puede organizar, analizar, almacenar, conservar, mani-
miento crítico de los hechos. pular y modelar una enorme cantidad de datos, permi-
Siempre pensar que se puede ir tiendo separar cada uno de esos metadatos, entendidos
más allá y pulir más las cosas”. como datos primarios que son estructurados y que brin-
dan datos sobre los datos, para que, cruzándolos con
Joaquín Licera
otros, se produzca una nueva información.

ticas de planificación y gestión de la comunicación. Análisis de


experiencias del Programa Unidad de Prácticas y Producción de
Conocimiento. Tesis de Maestría. Facultad de Periodismo y Co- 5
Martín-Barbero, Jesús (1987). De los medios a las mediaciones.
municación Social. Universidad Nacional de La Plata. Barcelona: Ediciones G. Gili.

58
Ya en 1854, el experto en epidemiología John Snow
creó en Londres lo que sería reconocido como el primer
prototipo de un SIG. En él mapeó los diferentes casos de
cólera que afectaban a la población y cruzó dicha infor-
mación con los pozos de agua, determinando así cuáles
eran los contaminados y causantes del brote.

“El SIG es una herramienta


muy valiosa. Porque te permite
Funcionamiento del SIG. Montaje de capas.
captar la información, proce-
Un SIG puede resolver:6 sarla y plasmarla de diferen-
- Localización: preguntar por las características de un tes formas a través de mapas.
lugar concreto.
También es importante enten-
- Condición: el cumplimiento o no de unas condiciones
der que es un sistema, por lo
impuestas al sistema.
tanto va a requerir de ciertos
- Tendencia: comparación entre situaciones temporales
o espaciales distintas de alguna característica.
- Rutas: cálculo de rutas óptimas entre dos o más puntos.
- Pautas: detección de pautas espaciales. Qué nos dice
el territorio.
- Modelos: generación de modelos a partir de fenóme-
nos o actuaciones simuladas. Estos modelos lógicos
pueden tener dos formatos: ráster, que divide el espa-
cio en un conjunto regular de celdillas, cada una de las
cuales contiene un número que puede ser el identifica-
dor de un objeto (si se trata de una capa que contiene
objetos) o del valor de una variable (si la capa contiene
esta variable), o vectoriales, que representan los dife-
rentes objetos como puntos, líneas o polígonos.

6
Laboratorio Unidad Pacífico Sur CIESAS. Sistemas de Informa-
ción Geográfica. Visitado en octubre de 2016. Recuperado de: ht-
tps://langleruben.wordpress.com/%C2%BFque-es-un-sig/ Prototipo del primer SIG.

59
procesos y de gente que está
detrás. Más allá de la tecnolo-
gía propiamente dicha, hay que
coordinar ese sistema de gente
que trabaja. Para que funcio-
ne hay que generar un siste-
ma de trabajo, áreas. Un SIG ,
solo con dos personas, nunca
logra explotar su máximo ni-
vel”. Tobías Giménez Hutton.

Si bien los SIG como los conocemos ahora, con el


avance de la tecnología, nacen en ámbitos relacionados
con las ciencias naturales –para ser utilizados por geólo-
gos o ambientalistas, por ejemplo–, es de vital importan-
cia que esta herramienta tenga un lugar en cada uno de
los Ministerios del Estado para desarrollar políticas públi-
cas y dar una respuesta más rápida a las necesidades.

60