You are on page 1of 4

El hombre medieval

La definición de una historia humana

Fue dada hace medio siglo por Marc bloch y lucien febvre. ¿Esla historia del hombre o la historia
de los hombres? La respuesta es que

Es la historia del hombre porque este es medida de la historia, aun más su razón de ser. Pero
también es de los hombres porque son los únicos objetos de la historia. Los hombres miembros de
las sociedades en una época bien determinada de su desarrollo se mezclan entre sí, provocan, se
contradicen, para concluir en una paz de compromiso en un modo que se llama vida.

Los hombres de la sociedad del occidente cristiano en sus principales funciones, en la época de un
diptico medieval que en la primera cara muestra el prodigioso desarrollo de la cristiandad,
mientras que la segunda representa ese tiempo de turbaciónes llamado baja edad media, en el
que giran en un mundo del pasado en crisis y el mundo de un nuevo medioevo, el renacimiento.
Este es el objeto de esta lectura.

¿El hombre o los hombres?

Hay diversidad de los tipos de humanos del medioevo. Giovanni miccoli ha preferido hablar de
monjes más que del monje. Los hombres del medioevo tuvieron sin lugar a dudas, conciencia de la
existencia de un tipo particular, de un personaje colectivo :El monje es el hombre que, individual o
colectivamente se separa de la masa social para vivir una relación privilegiada con Dios. Las
definiciones medievales dicen que es "aquel que llora" is qui iuget. Llora por los propios pecados y
por los pecados del hombre y que con una vida de oración, de meditación y penitencia, busca
tener su propia salvación y la de los hombres.

Jacques Rossiaud, afrontando el problema del ciudadano, se pregunta ¿Qué hay de común entre el
mendigo y el burgues, entre el canónigo y la prostituta, todos ellos ciudadanos, entre el habitante
de Florencia y el de montbrison, entre el ciudadano del primer crecimiento y su descendiente del
siglo xv?

La respuesta es que No pueden ignorarse y se integran en un mismo universo que impone unas
formas de sociabilidad desconocidas en la aldea, es un modo de vivir específico.

Christian klapish zuber ante la diversidad de la condición femenina en el medioevo, ha elegido una
vía un punto de vista : LA mujer concretamente definida por su lugar y sus funciones en el seno de
la familia.

El. Hombre medieval.

¿Reconocían los mismos hombres del medioevo una realidad a la que llamar el hombre?
¿Distinguían un modelo que se adaptase al rey y al mendigo, al monje y al juglar, al mercader y al
campesino, al rico y al pobre, y para hablar en términos de sexo a la mujer y al varón, un modelo
que sería el hombre?

La respuesta es afirmativa. En esta sociedad dominada por la religión por la teología se excluía
solamente al que no cree de modo absoluto es decir al ateo.

¿Que es pues el. Hombre para la antropología cristiana medieval? La criatura de Dios. La
naturaleza de Dios. La naturaleza la historia. El destino del hombre se conoce en primer lugar en el
libro del génesis, el primero del antiguo testamento. El hombre medieval tiene, pues, la vocación
de ser señor de una naturaleza desconsagrada, de la tierra y de los animales.

Según las épocas, la cristiandad medieval insistirá más en la imagen positiva del hombre, ser divino
creado POR dios a semejanza suya, o en contrariamente. En la imagen negativa, la del pecador,
dispuesto siempre a sucumbir ante la tentación, a renegar de Dios y por lo tanto, a perder para
siempre el paraíso.

Esta visión pesimista del hombre humillado y débil frente a Dios, se encuentra a lo largo de todo el
medioevo pero esta más acentuada durante al alta edad media entre los siglos iv y x

Hay una lucha entre dos concepciónes, por un lado se insiste en el carácter de maldición y de
penitencia del trabajo y por otro en sus potencialidades como instrumento de rescate y salvación.

En la alta edad media job es sin duda el modelo bíblico en el. Que la imagen del hombre está
mejor encarnada job es el hombre que debe aceptar la voluntad de Dios sin buscar otra
justificación aparte del arbitro divino.

Desde finales del siglo xiii en adelante, nos propone el retrato del hombre bajo los rasgos realistas
de los poderosos de la tierra : papas, emperadores, reyes, etc. Y cuando esto no es posible,
personajes que imponen a las miradas admiracion por sus rasgos individuales.

Para el hombre de la teología está implicado en una lucha que a menudo se escapa de su poder,
esa que satanás entabla contra Dios, contra el bien. El hombre es la apuesta de la batalla entre los
demonios y los ángeles y la apuesta es su alma. De esta antropología cristiana nacieron dos
conceptos del hombre. La primera es homl viator que significa el hombre en viaje por esta tierra y
por su vida que son los espacios donde el camina y las elecciones que hace hacia la vida o l a
muerte y la otra concepción es la del hombre como penitente por excelencia, el hombre del
medioevo condicionado por la concepción del pecado que le ha sido inculcada, busca en la
penitencia el medio para asegurar su propia salvación. Este hombre está constituido por la union
de dos elementos bien distintos: el alma y el cuerpo. Esta obligado no sólo por su experiencia
existencial, sino por la enseñanza de la iglesia a vivir según la dualidad cuerpo y alma. Pero el
hombre medieval no se agota en cuerpo y alma, también tiene espíritu, que introduce el soplo y
además el cor, el corazón que se insinúa entre el alma y es espíritu y llega a apropiarse de la
interioridad de los sentimientos. Uniéndose al amor y a una gama cada vez más amp8de
sentimientos.

En las perspectivas naturalistas que se desarrollan partiendo de la filosofía de chartres del siglo xii,
el hombre asume a una nueva imagen positivo, la de una naturaleza reducida a dimensiones
pequeñas, el hombre encuentra de nuevo en el plano científico una plenitud y un lugar central de
los que más o menos, parecía estar privado en la alta edad media,.

LOS TIPOS HUMANOS: DE LAS DUALIDADES AL ESQUEMA DE LAS TRES FUNCIONES :EL MONJE, EL
CABALLERO, EL CAMPESINO.

Las sociedades se esfuerzan en describir sus estructuras ayudándose de esquemas que cumplen
dos condiciones :a de corresponder a las realidades sociales concretas y la de ofrecer a los que
quieren pensar y/o gobernar estas sociedades unos medios intelectuales adecuados.

ASI la cristiandad medieval fue representada a menudo con esquemas binarios, con dualidades
antiteticas, la más general fue la contraposición clerigos/laicos. En la alta edad media hubo
contraposiciónes tales como poderoso/pobre, sustituida después del siglo xii por la contraposición
rico/pobre.

Sin embargo la toma de conciencia del hecho de que la sociedad se hacía más compleja llevó a los
hombres del medioevo a preferir esquemas más articulados que el simplista esquema binario.

De estos esquemas uno de los más importantes fue el que introdujo sin más una categoría
intermedia, fue válido a principios del siglo xiii. Cuando los burgueses de las ciudades se
presentaron como mediocres entre la aristocracia de los grandes laicos y eclesiásticos y la masa de
campesinos y ciudadanos sin importancia. Pero el. Esquema que tuvo entre los clérigos y tiene hoy
entre los historiadores más éxito es el de las tres funciones.

Tres funciones necesarias para su buen funcionamiento :una primera función de soberanía mágica
y jurídica, una segunda de fuerza física y una tercera de fecundidad. Se impone a partir de un testo
del obispo aldaberon de laon en su poeme au roi Robert. Aldaberon distingue tres componentes
en la sociedad cristiana : oratores, bella tires, laboratores, los que rezan, los que combaten, los
que trabajan. Están en primer lugar los clérigos, más los monjes, luego los guerreros y la caballeria
finalmente, el mundo del trabajo representado sobre todo por los campesinos. El esquema
aparentemente igualitario, refuerza la desigualdad social entre los tres órdenes.

Este esquema fundamental ha servido como punto de partida en los tres primeros perfiles del
presente libro, el del caballero y el del campesino.

Guovanni miccoli saca a la luz la pretensión de hegemonía social de los monjes occidentales
durante el medioevo, estos se presentan como los únicos herederos auténticos de la iglesia
primitiva y describen las condiciones de vida de los hombres según una jerarquía de moralidad y
mérito en cuya cúspide se colocan ellos mismos.

El monasterio se presenta como una isla o un oasis, pero también, al mismo tiempo, como una
ciudad santa. El monje tiene una relación tanto con Dios como con el diablo, de quien es la presa
preferida.

Es un consejero y un mediador, principalmente entre los poderosos, es también un hombre de


cultura, reúne el. Vigor intelectual y la exuberancia emotiva, el monasterio es la antecamara del
paraíso y el monje el más idóneo para convertirse en santo. El caballero vive entre la violencia y la
paz entrea sangre y Dios, entre la rapiña y la. Protección a los pobres. Tiende a convertirse en el
miles Christi, en el caballero de cristo.

Es el héroe de los primeros textos literarios y el protagonista de la promoción de los jóvenes,


animado por el furor guerrero y por el arrebato místico es, aún tiempo, como viven, “santo y
carnicero”

Como el monje, el caballero es un héroe de la pugna spiritualis, de la lucha contra el diablo, con
perceval, el caballero se convierte en místico y la aventura caballeresco se transforma en
búsqueda religiosa del grial.

Guovanni cherubini sitúa al campesino medieval en el punto de interseccion de dos acentuadas


tendencias de la demografía que a principios del siglo xiv, ve doblarse la población que tenía el
occidente del año 1000. Lo presenta atormentado por la búsqueda de seguridad alimentaria y por
la. Preocupación de la autosuficiencia, inclinado, pues, a la multiplicidad de los cultivos, entre los
que predominan los cereales.

Es un trabajador amenazado por la fragilidad de la agricultura frente a la naturaleza y la escasez de


rendimiento. La campesina ante todo es una trabajadora textil, una hilandera. Objeto de malas
descripciónes en los textos, el campesino es figura destacada en las encantadoras
representaciones artísticas de los trabajos de los meses.

Socialmente, el campesino se mueve entre el señor y la comunidad rural. Desde hace mucho
tiempo sufre en gravamen de las corveed que ha de pagar a su señor, además de los cánones en
dinero y de las exacciones aplicadas dentro del señorío común, en concreto la sujeción al
monopolio señorial del molino. El es quien practica sobre todo esa religiosidad llamada popular,
que la iglesia tachaba de superstición. Por su parte, el le devuelve el desprecio a la sociedad.

LOS OLVIDADOS.

He hablado ya de la exclusión del peregrino y del cruzado. Entre los oratores hemos dejado a un
lado al obispo, al sacerdote secular y al fraile, los predicadores o dominicos, los menores,
franciscanos, los. Agustinos y los carmelitas.

En el mundo de los bellatores no hemos tenido en cuenta al mercenario, el combatiente


asalariado, el solado de oficio. Entre los. Que viven al margen dos tipos merecen un tratamiento
especial, el pobre y el hereje. El. Hereje es el hombre al que más detesta la. Iglesia porque se
encuentra dentro y fuera al mismo tiempo y amenaza los fundamentos ideológicos, institucionales
y sociales de la religión dominante, la fe, el monopolio religiosa y la autoridad de la iglesia.

El nacimiento de los Estados a finales del período que examinamos, desarrollando la burocracia y
la especialización de las prácticas judiciarias y financieras, trajo consigo la aparición de nuevos
tipos de hombres :los jueces y la gente de toga, los oficiales de los señores, del rey y de los
municipios.