You are on page 1of 199

11

acia 1875 --excep· Togo actuales) y aquellas partes


Africa negra: ._ to en el extremo del Congo francés y belga donde
movimiento obrero meridional- muy el estado y las compañías comer-
pocos europeos ha· ciales poseían grandes concesio-
y liberación · bitaban el continen· nes territoriales. Aquí vivían varios
te africano, los cuales, por otra cientos de miles de africanos que
nacional del Sahara parte, carecían de inf-luencia de· de una u otra forma fueron despo-
al 1.ambezí-. cisiva. Pero apenas quince años jados de las. tierras que cultiva-
más tarde todo el territorio al sur ban. Muchos fueron forzados a
Marllla Cavilliotti del Sahara quedará, al menos no- trasladarse a tierras nuevas; siem-
minalmente, bajo el control de al· pre inferiores, o instalados en "re-
guna de las potencias coloniales se~as de nativos". Otros conser-
europeas. En la conferencia de varon sus tierras, pero perdieron
úi situación colonial Berlín (1885), reunida a instan· las extensiones incultas de los al-
cías de Bismarck con el pretexto rededores, que mantenían en bar-
de la mayoría de los de la situación creada por las ac· becho. Por lo tanto, al expandirse,
tividades de los belgas en la encontraron que debían pagar ren-
países del Africa cuenca ·del Congo, se habla repar· tas por cultivar los predios de los
tido virtualmente el territorio in· territorios q~e los colonos habían
Negra hace confluir tegro del Africa entre las poten- enajenado. ·
cias europeas. Cumplido este paso Un efecto indirecto, aunque algo
en uno solo los provocado por las apetencias co· más extendido de esta expropia-
lonialistas del Imperio Alemán, y ción, fue la demanda de trabajo
intentos de ante la ausencia de una opinión asalariado por parte de los colo-
organización gremial pública europea favorablemente nos, requerido sobre todo por las ·
preparada, disminuyó la prisa de plantaciones y compañías mine-
y liberación nacional. los gobiernos colonialistas por ras que se iban instalando en es-
instalarse en Africa; por el mo· tos territorios. En un principio, ca-
mento se confo·rmaron con asegu- si siempre eran satisfechas me-
rarse territorios para poder explo· diante diferentes mecanismos de
tarlos o, en todo caso, .negociar· presión política. Por otra parte,
los en el futuro. De este.modo la en todos los territorios coloniales
colonización efectiva, es decir la los gobiernos acostumbraban exi-
implantación de los colonos euro- gir el trabajo forzado a sus súb-
peos en los territorios arrebata· ditos africanos que empleaban en
dos a la población africana, hizo la construcción y mantenimiento
lentos progresos hasta la Primera de caminos y vías férreas, en la
Guerra Mundial. _ construcción y limpieza de las se-
Paulatinamente se haría evidente des administrativas y, sobre todo
la diferencia entre aquellos terri· en los primeros tiempos, para el
torios donde los europeos se ins· transporte y acarreo.
talaron en busca de tierras y mi· En síntesis, durante el primer ter·
nerales (colonias de población) y cio de la dominación colonial, y
aquellos donde solo procuraron a través de casi toda el Africa tro-
asegurarse mercados, apoyados pical desde el Sahara hasta el .
por el aparato administrativo y Zambezee, las metrópolis .carecie-
militar colonial ·(colonias de ex· ron de una politica positiva con
plotación). objetivos y métodos precisos y so-
Es .recién a partir de esta diferen· . lo privó el interés prioritario. dé
cia originaria que puede analizar· las administraciones coloniales
se el modo y el grado en que es· por lograr la autarquía económica
tos establecimientos blancos afec- de sus respectivos territorios. En
taron la vida de la p0blación afri· esa dirección se dieron algunos
cana. Los territorios del primer ti· pocos pasos inmediatos, como la
po incluyen las posesiones britá· fijación de impuestos para la im·
nicas de Rhodesia del Norte (ac· portación y exportación, la venta
tual Zambia) y Rhodesia del Sur, de derechos o la garantía de su
Nyassalandia (hoy Malawi) y Ken· concesión sobre las tierras y las
ya; las .colonias portuguesas de minas. Sin embargo, el problema
Angola y Mozambique (en Africa esencial consistía en crear para
Occidental y Oriental, respectiva· la población africana suficientes
mente); los territorios alemanes · oportunidades de obtener un jor-
en Africa Oriental, Africa del Sud· nal -salarios en efectivo-- que,
oeste y los Camerúns (Camerún y además de ser imponible, asegu-

673
rase la adopc~ de la economla civil abarcaba hasta los distritos Extensas zonas del
monetaria, contribuyendo a im· más ren'tOtos, sus funciones eran
plantar las relaciones de produc· aún extremadamente limitadas. El Africa Negra sufren
ción capitalista. A estos efectos gradual crecimiento de las rentas
se estimulaba a los mismos af ri· se habla destinado exclusivamen· permanent~mente .
canos a dedicarse en sus propias te a la construcción de los serví·
tierras a ·los cultivos industriales cios administrativos. Los únicos la amenaza de la
o alternativamente se alentaba a departamentos técnicos que pre·
los colonos europeos o a las gran· sentaban un desarrollo considera· sequ.ía. En Somalía
des compaftlas a establecer plan· ble eran los relativos a los tra·
taciones o a desarrollar la indus· bajos públicos de infraestructura, una larga fila de
tria minera donde los africanos como conStrucción de ferrocarri·
podlan emplearse como asalaria· les, caminos~ acueductos y edifi· baldes espera la
dos. En todos los casos et incen· cios del p¡emo. Los escasos
tivo inmediato era la implantación servicios sanitarios solo eran sufi· provisión de agua
de los impuestos directos: pero cientes para los empleados del go.
6stos no podlan fijarse a menos biemo. No se consideraba a la que suministra un
que los gobiernos hubieran pro- educación como una función pú·
visto la estructura b6sica de la blica y habla,, quedado en manos pequeño oasis.
administración civil, la ley y el de las mis.iones cristianas. La pri·
orden jurtdico necesarios y las co· mera obligación · del gobierno co-
municaciones. Por lo tanto, pasa· lonial era .. mantener la ley y el
ron entre veinte y treinta aftos an· orden y supervisar la recaudación
tes de que pudiera alcanzarse la ~- -qe impuestos''. De hecho, esto
ansiada autarqula. Entre tanto, sígnificaba que ejercla alltln con·
los déficit presupuestarios debie· trol sobre la forma en que se go.
ron cubrirse con los subsidios me· bernaban las comunidades loca·
tropolitanos, otorgados siempre de les. los gobiernos coloniales bel·
mala gana. En ese periodo inicial, ga y francés habian depuesto a
las distintas potencias coloniales casi todos los reyes y grandes je·
aplicaron indistintamente pollti· fes africanos. Quebraron las gran·
cas alternativas en sus diferentes des unidades pollticas indlgenas,
colonias, en muchos casos según gobernando las secciones dividi·
los puntos de vista personales de das mediante jefes designados.
los distintos gobernadores. Solo los británicos y alemanes hablan
despuá, cuando los colonos blan· tendido a respetar las grandes
cos intentaron consolidar su in· unidades, cuando existlan, y las
fluencia polltica frente a las ere· gobernaban indirectamente a tra·
cientes aspiraciones de las mayo· vés de los jefes tradicionales.
rlas africanas explotadas, se pro· Después de veinte anos de déficit
fundizaria la diferencia entre los anuales las administraciones colo-
territorios colonizados por los eu· niales lograron sufragar los- cos·
ropeos y el resto de las colonias tos de su ocupación con el traba·
de explotación. jo de los propios pueblos someti· ·
En los aftos inmediatamente an· dos y explotados. Y todas supo·
teriores a la Primera Guerra Mun· nlan que tal estado .de cosas po-
dial las colonias ubicadas entre el dia prolongarse aún por largo
Sahara y el ·no Zambezee comen· tiempo. Sin embargo, a ralz de la
zaron a asumir ·1a forma que con· primera guerra mundial experi·
servarlan hasta las vlsperas de la mentarin un cambio en la con·
independencia. los gobiernos · co· cepción de sus funciones. En las
loniales --de todos los Qrige· metrópolis ya comenzaba a sentir·
nes- eran, entonces los verdade· se que era necesario dar al colo·
ros amos de sus territorios. Fina- nialismo un objetivo y una filo·
lizado el periodo de resistencia de sofla justificatoria. Durante los
las comunidades tribales tradicio· aftos de entreguerra apareció, por
nales aún no habla despuntado lo menos a nivel teórico, una di·
la oposición nacionalista. Basta· ferencia fundamental entre la po· ·
ban las guarniciones militares, in· lítica· colonial británica y las de
legradas casi totalmente por tro· las otras potencias europeas. En
pas africanas bajo el mando de teorla, tanto Francia y Bélgica co·
oficiales europeos, para solucio· mo Italia y Portugal sostenian la
nar cualquier pequefta emergen· doctrina · de la asimilación y se
cta. Pese a que la administración apoyaban en una polltica centra·
lista. Por el contrario, Inglaterra de Oro y en los más prósperos te- con algunas excepciones -tales
no ten.ía intenciones de convertir rritorios franceses, como Senegal como el tabaco en Rhodesia del
a los africanos en súbditos britá- y la Costa de Marfil. Sur, el té en Nyassalandia, el sisal
nicos y afirmaba que estaba dis- Hasta la década del 40 la prác- en Tanganyika y la hevea (árbol
puesta a permitir que las socie- tica de las potencias colonialistas, del caucho) en Liberia-, las
dades coloniales evolucionar a n en parte como proyección de sus plantaciones más exitosas eran
según sus propias líneas de desa- propias políticas metropolitanas. casi tan buenas y con frecuencia
rrollo. Con respecto a estos obje- no incluía ninguna estrategia de resultaban más económicas cuan-
tivos formalmente expresados sus desarrollo económico capaz de es- do las explotaban los agricultores
prácticas empíricas y descentrali- timular la mejor explotación de africanos trabajando por su cuen-
zadas eran tan inoperantes como sus territorios coloniales, y, por ta y en sus propias tierras.
la política de asimilación de las lo tanto, éstos carecían· de toda Para los europeos que deseaban
metrópolis continentales. Pero por asistencia financiera oficial. Pese invertir en Africa -y hasta la dé-
lo menos éstas desalentaban toda a estas limitaciones, una vez al- cada de 1920 las inversiones en
aspiración de autonomía por parte canzada la autarquía, se había · otros continentes garantizaban ha-
de los europeos establecidos en iniciado un proceso de "desarro- bitualmente menos riesgos y ma-
las colonias de población, mien- Uo colonial" continuado, dirigido yores beneficios- . - era . más pro-
tras que los colonos británicos de a fomentar la producción de .las vechoso hacerlo en las compañías
Africa Central y Oriental comen- materias primas que se destina- dedicadas a la coi'nercializaGión
zaron a creer que su futuro polí- ban a la exportación. Hacia 1920 entre los productores africanos
tico dependería en adelante de sus el trazado ferroviario del Africa que en aquellas que se orienta-
propios esfuerzds y que, por lo había alcanzado casi su forma ac- ban a la producción agrícola. La
tanto, podían ir logrando gradual- tual. Obviamente, .las vías férreas gran excepción a esta regla fue
mente el control de los gobiernos no garantizan en todos los casos la minería, principal inversión que
coloniales. En Kenya, ya antes de el crecimiento económico, pero actuó como causa del asentamien-
1914, un grupo de colonos ricos fueron de gran importancia en to blanco y como atracción para
y bien cohesionados, liderado por aquellas áreas destinadas a pro- los capitales privados europeos.
Lord Delamere, había adquirido ducir para la exportación: en los Hasta 1938 las dos terceras par-
considerable influencia en el go- territorios costeros británicos del tes de las inversiones europeas
bierno del territorio. Necesitados Africa Occidental -la Costa de -tanto públicas como privadas-
de ampliar sus bases sociales de Oro meridional y Nigeria- facili- en los territorios al sur del Sa-
apoyo alentaron el establecimien- taron l.a exportación de cacao, ma- hara se habían orientado hacia
to blanco, que desde 1919 a 1922 ní y aceite de palma. aquellas regiones cuyas econo-
experimentó un incremento sus- En un primer momento las po- mías se basaban en la explotación
tancial hasta que, en 1923, el go· tencias coloniales habían puesto minera.
bierno británico dispuso que tan· grandes esperanzas en el estímulo A mediados de la década del 30,
to en Kenya como en Uganda y económico de los colonos priva. mientras la Unión Sudafricana
Tanganyka debían respetarse los dos europeos; pero después de totalizaba más de la mitad del co-
derechos de las poblaciones afri· treinta o cuarenta años los resul- mercio internacional del Africa al
canas amenazadas por la expan· tados aparecían bastante magros. sur del Sahara, el resto de las co-
sión de los colonos, desalentando Hacia 1935 apenas había 60.000 lonias, excepto los más extensos
de este modo el asentamiento europeos entre.el Sahara y el Lim- territorios británicos del Africa
blanco. Al norte del Zambezee, popo. Muchos de los inmigrantes Occidental, que poseían alguna ri-
solo en Rhodesia del Norte -de- europeos eran trabajadores po- queza mineral, así como algunas
bido al crecimiento de la minería bres · con escasa calificación y comunidades de agricultores en
del cobre a fines de la década del ningún capital, y gente así ca- expansión qu,e producían para la
20 y principios del 30- los eu- recía de oportunidades en el Afri- exportación, recién iniciaba su in-
ropeos alcanzaron peso suficiente ca tropical, que no tenía capitales tegración al mercado mundial.
para aspirar a un aumento consi- y capacitación técnica mientras En rea 1id ad fue la crisis de
derable de poder político. Por el sobraba una multitud de trabaja· 1920-30 la que sugirió a las po-
contrario, los blancos de las mi- .dores iFldígenas no calificados. tencias coloniales europeas que
nas de cobre más antiguas de Ka· Se cometieron muchos errores y muy poco podían esperar de las
tanga sal:iían de antemano que del transcurrieron varios años antes economías de sus territorios afri-
gobierno belga sólo podían espe- de que el agricultor europeo con canos si las dejaban libradas a
rar privilegios económicos y socia- capital, y empleando fuerzas de los exclusivos recursos v esfuer-
les, pero no derechos políticos . trabajo africana, aprendida cuáles zos de ·sus propios hábitantes,
Durante esta segunda fase del pe- eran los mejores cultivos y qué con la única contribución de los
ríodo colonial uno dé los fenó- animales podía criar. colonos e inversores privados eu-
menos más importantes fue la Trabajosamente se fue desarro- ropeos . En 1929 por primera vez
aparición de un pequeño pero cre- llando el cultivo del maní en Se- el gobierno británico obtuvo po- ·
ciente número de africanos que negal y Nigeria; de ·cacao y café deres generales para prestar o
cursaban estudios secundarios y en la Costa de Oro, Nigeria y Cos- aun donar dinero a las colonias
universitarios en el Africa Oriental ta de Marfil; el aceite de palma africanas a fin de ayudar a f9-
Británica, en Nigeria y la Costa también en Nigeria. Sin embargo, mentar su desarrollo económico.

676
Esta actitud, que distaba de toda .rritorios africanos con todos los pansión económica. Sus conse-
intención altruista, era simple· bienes de capital y de consumo cuencias variaron d~ acuerdo con
mente la conciencia y .el recono· que su incrementado poder de los objetivos últimos de las po·
cimiento de la mejor manera de compra demandaba; por eso mu· tencias coloniales y también en
consolidar sus. prqpios intereses. chas colonias estuvieron en con· función del grado de sujeción de
Durante la depresión de 1929-30 diciones de presentar una balanza las administraciones locales a las
Gran. Bretaña padeció la acucian· de pagos favorable. De allí que presiones de los colonos blancos.
te necesidad de aumentar su terminada la guerra las colonias Por eso, en el Africa Británica
propio com·ercio internacional, y más ricas pudieron embarcarse Central y Oriental, donde estos
las estancadas economías colo· en ambiciosos programas de de· gozaban de una influencia consi·
niales, convenientemente estimu· sarrollo que podían financiarse derable en la dirección de los
ladas, parecieron adecuadas para con sus propios recursos. Por otra asuntos públicos, y también en el
cumplir la función de comprado· parte, también aumentaron las in· Congo Belga, donde oficialmente
ras a que las ·destinaba la metró· versiones públicas y privadas de no se había previsto ningún plan
poli. Sin embargo, en aquellos capital europeo y norteamericano. de paulatino avance político acor-
años los capitales eran escasos y En Gran Bretaña los gastos pú· de con el impresionante aumento
los resultadas distaron de ser es· blicos permitidos se elevaron de de la riqueza social, el acento en
pectaculares. un· máximo de 1.000.000 de li· la política educativa se colocó so-
Solo con la Segunda Guerra Mun- bras esterlinas anuales en 1929 bre el mejoramiento de la ense-
dial las potencias colonialistas lle· a 5.000.000 de libras en 1940 y ñanza primaria y técnica. En am·
garon a comprender hasta qué luego a 12.000.000 de libras o ,bas regiones se consideraba pe-
punto habían mantenido sin ex- aún más en 1946. En el Africa ligroso permitir que los africanos
plotar las enormes potencialida- francesa, donde la tasa de inver· progresaran tanto y tan rápido.
des del Africa colonial. Las difi· sión -especialmente de fuentes Dado el escaso nivel educativo .
cultades en el transporte, y por privadas-, era mucho más baja, permitido a los africanos en la
ende en el intercambio, interrum· el cambio fue aúri más notable. etapa anterior, para implementar
pieron las vías habituales de Los planes de desarrollo para los los planes de desarrollo económi·
aprovisionamiento; se produjo territorios del Africa occidental co y social era imprescindible au-
una extraordinaria demanda de totalizaron 277.000.000 de libras mentar el número de europeos en
las materias primas estratégicas esterlinas para el mismo período, Africa: maestros de escuela, pro·
que Africa podía suministrar y se con una proporción mucho más fesores universitarios, asistentes
esperaba una aguda escasez de alta de fondos provenientes del sociales, organizadores de traba-
alimentos y materias primas du· gobierno metropolitano. jo; ingenieros rurales, constructo·
rante la posguerra. Repentina· Los resultados más importantes res, etc., así como innumerables
mente las colonias adquirieron un de esta nueva aproximación al de· clases de investigadores, planifi·
inmenso valor económico . Desde sarrollo colonial fueron soci~les cadores y administradores. ·
1940 a 1944, los territorios afri· antes que económicos. Se enfatizó En todas partes esta nueva inva-
canos habían proporcionado a la necesidad de extender la edu· sión de europeos contratados por
Bélgica -y en menor medida ·a cación y ampliar el esfuerzo sa- altísimos salarios contribuyó a en-
Francia- casi los únicos recursos nitario, emprendido principal. sanchar las tensiones entre blan·
con que ambas contribuyeron al mente por Inglaterra y Francia, cos y africanos, especialmente si
esfuerzo de guerra. que fue eliminando paulatinamen- los recién llegados se instalab.an
Las consecuencias de esta nueva te las epidemias y enfermedades en los antiguos asentamientos de
situación fu e ron considerables. endémicas con la consiguiente colonos. En el mejor de los ca·
Las industrias mineras de Rhode· disminución de la mortalidad. sos, la invasión ayudaría a esti·
sia del Norte y del Congo, cuyo Después de la primera guerra mular las demandas africanas de
temprano desarrollo se había vis- ambas metrópolis habían empren- · progreso político.
to indudablemente afectado por dido campañas educativas impar· Sin duda, durante las décadas del
la de.presión de la década prece· tantes: mientras los británicos pri- 40 y del 50 el Africa colonial se
dente, entraron en un boom es- vilegiaron la creación de univer· fue alejando rápidamente del es-
pectacular. Alrededor de 1953 el sidades tendiendo a adaptar los tancamiento en que estuviera· su·
valor de las exportaciones del niveles educativos al medio afri· mergida el medio siglo anterior.
Congo Belga (especialmente de cano, en las colonias francesas, a El aumento de las riquezas, com·
ur'anio) se multiplicó por catorce partir de la constitución de la binado con el progreso de las co-
y la renta de su gobierno aumen· "Francia de Ultramar" (en 1956), municaciones -simbolizado por
tó cuatro veces. Rhodesia del la educación aspiraba a c;lar una las nuevas. carreteras que comen·
Norte multiplicó por nueve el va- cultura propiamente francesa . En zarcn a llegar a las más pequeñas
lor de sus . exportaciones -casi el Congo los belgas se limitaron y remotas aldeas- y con el me·
enteramente de cobre-- e incre· a enfatizar la enseñanza elemen- joramiento de la educación, fue
mentó veinte veces su renta .fis· · tal y técnica, siempre a cargo de capaz de promover una nueva mo.
cal. las misiones católicas. vilidad social que debilitó las
Durante la guerra y después de A través de casi toda el Africa antiguas cohesiones tribales.
1950 la indústria europea semos- una revolución educativa y social Sin embargo, las economías afri·
tró· incapaz de abastecer a los te· comenzó a acompañar a la ex- canas eran aún demasiado depen-

677
Un pastor de la tribu dientes de la exportaci6n. La ren· organiZado. Siñ embargo, estas
ta nacional por habitantes. desde directivas- no tendrfan aplicación
masai cuida su hato ya sumamente dificil de calcular efectiva hasta el Acta de Desarro·
en territorios donde la mayor par· llo y Bienestar Colonial de 1940,
. de cabf'OS. Las te de la gente vive en un régimen que condicionaba la obtención de
de subsistencia, alln era relativa· subsidios pc;ir parte de los terri-
mejores tie"as de mente muy baja comparada con torios a las garantias que su le·
los niveles europeos. Frente a la gislación respectiva ofrecia para
pastoreo de Kenia cifra tipica de Europa Occidental, el establecimiento y funciona.
entre 1959 y 1960 de más de miento normal de las organizaclo·
son propiedad de 300 libras esterlinas, las cifras nes obreras. Simultáneamente se
para Tanganyika y Nyassalandia enviaron di rigentes sindicales,
los colonos blancos. eran solo de 17 y 7 libras ester· destacados ·por el T. U. C. brité·
linas, respectivamente, mientras nico, para que cooperasen en la
en territorios como Somalia o Alto constitución y ·organización de los
WoVlta apenas podla calcularse. sindicatos 2fricanos asesorando a
la IMs alta, a excepción de Sud· los nativos, mientras se creaban
áfrica, correspondia a la Costa de departamentos espec1:a1es de tra·
Oro, con 75 libras por habitante. bajo en el seno de la administra·
No obstante, de muchas maneras ción colonial.
y por múltiples vias se estaba Sin embargo, esta "generosa'' 8C·
creando un clima donde la con· titud era solo aparente, ya que
tinuada dominación polftica de durante - el periodo comprendido
Af rica por Europa aparecla con· entre las dos guerras la polltica
den ad a a modificarse a corto eolonial británica se apoyó en to-
plazo. dos los . órdenes en una severa
represión que aplastaba las huel-
gas por la fuerza, tratando de im·
El desarrollo del pedir y anular los intentos de los
movimiento obrero en las trabajadores para .crear sindica·
colonias británicas del tos autóctonos. Y si, por último,
la administración colonial admitió
Africa Neg.r a su existencia so1o se debió a la
presión de los obreros. De ahi
1 crecimiento eco· · que la creación de los departa·

E nómico iniciado en mentos de trabajo en la adminis.-


la década del 30 tración colonial y la designación ·
estimuló la forma· de asesores sindicales haya sido
ción y organización una tentativa más de controlar el
de una ciase trabajadora africana. movimiento sindical, cuya expan·
En 1957 los efectivos sindicales sión, por otra parte, se habla
se elevaban a 200.000 en las co- vuelto incontenible.
lonias del Africa Occidental. Desde la década del 20 múltiples
En cuanto a la actitud de la admi- movimientos sacudieron a la cla·
nistración colonial, al igual que se trabajadol'a y a los sectores
los franceses, los británicos ten- populares africanos: en Kenya
dian a un objetivo central: conte- (1921-1923). donde se declaró
ner al movimiento obrero dentro una de las primeras huelgas ge·
de los limites de las asociaciones nera'les en el Africa; los ferrovja-
profesionales, evitando, o por lo rios en Sierra Leona (1926); en·
menos neutralizando, la rápida Uganda (1929); los mineros de la
identificación de la reivindicación Costa de Oro en 1930. · Pero no
económica con la lucha política fue la peligrosidad de la protesta
contra el régimen colonial.· misma, sino la comprobación y el
. En setiembre de 1930 Sidney temor de que estos movimientos
Webb --desde el ministerio de fueran utilizados por los · dirige_ n·
Colonias- hizo llegar a los go- tes nacionalistas, lo que movió a
bernadores una circular relativa la oficina colonial a alentar la
a la constitución. de sindicatos. En organización de los trabajadores,
ella sel\alaba que les progre:ws suministrando tutores al sindica·
alcanzados en los territorios cele · lismo africano naciente para po-
niales permitian en adelante el der colocar bajo el control de la
desarrollo del movimiento obrero administración colonial los resul-
tados de esas primeras tentativas los ®partamentos de trabajo co-
de organización. loniales. Además, la reducida di· Trabajosamente los
Varias medidas restrictivas limi- mensión de las unidades sindica-
taron los alcances de la · legisla· les tendía a circunscribir las posi· asalariados urbanos
ción obrera de las colonias bri· bilidades de extensión de los con·
tánicas. En primer lugar, para flictos. Tendencia esta acentuada
apuntalan su
obtener el reconocimiento los sin· mediante las fórmulas de descen- organización sindical.
dicatos estaban obligados a regls· tralización administrativa aplica-
trarse. Se otorgaban a la admi· das por las autoridades británi·
nistración múltiples facultades pa- cas. los conflictos solo llegaban
ra decidir si se debía o no conce- a tener resonancia en la metrópo-
der a un sindicato el derecho de li si hacían peligrar intereses eco-
existencia legal o anulárselo en nómicos. muy importantes o cuan·
caso de tenerlo. las asociaciones do dejaban un saldo trágico. Pero
no ~gistradas eran ilegales y, por ni siquiera en estas circunstan·
lo tanto, pasibles de ser tratadas cías. las centrales obreras metro·
como tales; el gobierno podía con- politanas tomaban a su cargo los
fiscarles los bienes, las propieda· problemas de las organizaciones
des y locales y encarcelar a sus africanas. Por otra parte, si hu·
dirigentes. En Kenya y Uganda la biesen intentado hacerlo no ha·
reglamentación preveía un .perío- brían tenido mucho éxito porque
do de prueba antes de registrar en estos casos el máximo poder
oficialmente al sindicato. En Ny- de decisión correspondía a las au·
assalandia se podía negar el re- toridades coloniales locales, mien-
gistro a un sindicato si se consi- tras .que la oficina de colonias me·
deraba que otro con dirigentes tropolitana splo conserva débiles
más dóciles a la administración atribuciones de control o supervi·
era suficientemente representati· sión, que eventualmente ejercía
vo de los trabajadores de la mis- mediante el envío al lugar del con-
ma rama industrial. flicto de comisiones investigado·
en la mayoría de los territorios ras.
británicos se impedía a los traba·
jadores a cargo de los "servicios
esenciales" -transportes, comu- El sindicalismo en las
nicaciones, electricidad, aguas co- colonias francesas del
rrientes, hospitales- recurrir a la
huelga, que automáticamente se Africa Negra
consideraba ilegal. · A dichos ser-
asta la promulga-

11
vicios podían agregarse otros si el
territorio se hallaba en estado de ción del Código de
emergencia, y los gobernadores - Trabajo de Ultra-
tenían facultades para declarar el mar, en diciembre
estado de Emergencia cada vez • de 1952, que en-
que lo juzgaran conveniente; la cuadró legalmente al sindicalismo
amenaza de grandes huelgas era africano, la administración colo·
siempre motivo suficiente. Este nial francesa había procurado,
recurso se practicó abusivamente, por todos .. los medios, limitar el
sobre todo en el Africa Oriental: avance y la importancia del moví·
en Tanganyika llegaron a calificar- miento obrero organizado.
se como esenciales dieciocho ser· Desde 1937 el gobierno del Fren-
vicios (abarcando prácticamente te Popular había permitido la
todas las actividades) y en Kenya creación de sindicatos en el 'Afri·
dieciséis. · ca Occidental Francesa. Sin em·
Pese a la presencia de una consi- bargo, las disposiciones restricti·
. derable fuerza de trabajo de ori· vas, que obligaban a poseer de-
gen europeo en algunos territo· terminado nivel de escolaridad,
rios, el T. U. C. no mostró un mar- frenaron el reclutamiento entre la
·cado interés por ejercer influencia fuerza de trabajo africana. · En
directa sobre el suelo africano. Africa Ecuatorial fue necesario lle·
Por lo general se limitó a desig- gar a 1944 para que los benefi·
nar dirigentes obreros para ser cios de· la legislación acordada al
contratados por la oficina colonial Africa Occidental se extendieran
como asesores de los sindicatos a los trabajadores locales.
por organizarse o consejeros en Pese a las restricciones adminis·
trativu. que tendlan a evitar el El "Sodalm• Africano., según JuliUI Nyer•re
desarrollo demasiado r6pido y au·
tónomo de las asociaciones obre- La UNAT se· ha oomprometido a hacer del socialismo la base de
ras africanas. estas se beneficia· su politica en todos los campos. El pueblo de Tangañica nos ha
ron parcialmente por la circuns· dado su mandato para realizar esa política al elegir un gobierno
tancia de ser. en cierta medida, de la UNAT para dirigido. Así, pues, puede confiarse en que
simples prolongaciones de las el gobierno sólo promulgará leyes que estén en armonía con los
centrales sindicates francesas. La principios socialistas.
Pero, como dije al principio, et verdadero socialismo es una acttud
presencia en el Africa Occidental mental. Le encumbe, pues, al pueblo de Tangañica -campesinos,
Francesa de las estructuras sindi· asalariados, estudiantes, lideres, todos nosotros- garantizar que
cales · de origen metropolitano, esa actitud mental socialista no se pierda por las tentaciones de
centralizadas y jerarquizadas, di· · lucro personal (o abuso de puestos de autoridad) que pueden
ficultaron las tentativas de la ad· salirnos al camino como individuos ni por la tentación de consi-
ministración colonial por circuns· derar el bien de la comunidad en general de importancia secun-
cribir los conflictos laborales al daria en relación con los intereses de nuestro grupo particular.
ámbito · local. Fue innegable el Así como en nuestra sociedad antigua el anciano era respetado
por su edad y sus servicios a la comunidad, así, en nuestra socie-
. apoyo que prestaron a sus filiales dad moderna, se conservará ese respeto a. la edad y a los servicios.
africanas en ocasión de la lucha Y del mismo modo que la riqueza aparente del anciano "rico" en
entablada por la promulgación y · realidad sólo era poseída por él en depósito para su pueblo, así
posterior aplicación del Código de hoy la aparente riqueza extra que ciertos puestos directivos pue-
Trabajo. Sin embargo, la repro· dan llevar a los individuos que los desempeñan es suya sólo en
ducción sobre el Africa del esque· cuanto sea necesaria para el cumplimiento de sus deberes. Es un
ma sindical francés también aca· "instrumento" que se les confía para beneficio del pueblo al cual
rreó consecuencias negativas, sirven. No. es "suya" personalmente, y no pueden usar ninguna
que continuarían haciéndose sen· parte de ella como un medio para acumular más en beneficio
propio o como un "seguro" contra el día en que no desempeñen
tir aun después de obtenida la in· ya los mismos cargos. Eso sería traicionar al pueblo que se la
dependencia. Junto con su orga· confió. Si ellos sirven a la comumdad mientras puedan, la comu-
nización las distintas centrales nidad debe cuidarse de ellos cuando ya no sean capaces de
metropolitanas también exporta· hacerlo.
ron las disputas ideológicas. Es· En la sociedad tribal, lós individuos o las familias de una tribu
tas quereHas intersindicales difi· eran "ricos" o "pobres" según fuera rica o pobre toda la tribu.
cultarían la constitución de un Si la tribu prosperaba,. todos sus individuos participaban de esa
frente sindical unido, debilitando prosperidad. Tangañica es hoy un país pobre. El nivel de vida
en gran medida la fuerza de la de las masas de nuestro pueblo es vergonzosamente bajo. Pero si
lucha obrera. · todos los hombres y mujeres del país aceptan el reto y trabajan
hasta el límite de su capacidad para el bien de toda la sociedad,
Tangañica prosperará, y todo el pueblo participará de la pros-
peridad.
El proceso de Pero debe ser compartida. El verdadero socialista no puede
descolonización explotar a su prójimo. Así que, si los individuos de un grupo
de nuestra sociedad van a argumentar que, puesto que se da el
caso de qqe aportan al ingreso nacional más que algunos otros
grupos, deben tomar para sí una parte de las ganancias de su

E
primer cuestiona· laboriosidad mayor de la que en reaiidad necesitan, y si insisten
miento a la domina· en ello a pesar de que significaría reducir la aportación de su
ción europea partió grupo al ingreso nacional, disminuyendo así ia. proporción en que
en el Africa tropical puede beneficiar8e toda la comunidad, ese grupo está explotando
de las sociedades (o tratando de explotar) a seres humanos semejantes a ellos. Eso
tradicionales, que se resistían a es ostentar una actitud mental capitalista.
aceptar los nuevos moldes en que Es posible que haya gru}>os que, por virtud del "valor de mercado"
las potencias coloniales preten· de los productos de su industria particular, contribuyan más que
otros al ingreso ·n acional. Pero los otros pueden, en realidad,
dían encerrarlas. Esta oposición producir bienes .y servicios de igual o mayor valor intrínseco,
fue caracteristica, durante los pri· aunque no tengan un valor artificial tan alto. Por ejemplo, lQs
meros tiempos, en ·las áreas más alimentos producidos por el agricultor campesino tienen un valor
remotas de los territorios colonia· social mayor que los diamantes extraídos en Mwadui. Pero los
les. La vencieron, pero cuando la mineros de Mwadui podrían alegar, de un modo tota.l mente co-
cohesión de las sociedades tradi· rrecto, que su trabajo rendía a la comunidad mayores ga11ancias
cionales fue lo suficientemente financieras que el de los agricultores. Pero si llegan a pedir que,
fuerte para asegurar la continui· en consecuencia, se les diera la mayor parte de la ganancia extra,
dad esencial de la cultura domi· y que no. se invierta ninguna parte de ella en ayudar a los agri-
cultores, serían capitalistas en potencia.
nada: .el tradicionalismo se man·
Es ahí exactamente donde interviene la actitud mental. Uno de
tuvo como una barrera protectora los objetivos de los sindicatos obreros es conseguir para los obre-
de la sociedad sometida, para al- ros una parte justa de las ganancias de su trabajo. Pero una parte
canzar en nuestros días una im- "justa" debe ser justa en relación con la sociedad en general. Si
portancia política relevante. A me- es mayor de lo que el país puede permitirse sin castigar a algún

682
otro sector de la sociedad, no es una parte justa. Los líderes de dida que la administración euro-
los sindicatos y sus atiliados, no necesitan, en la medida en que pea se iba afirmando, y al modif i·
son buenos socialist~. que el gobierno los coaccione para que carse el ámbito cultural a partir
mantengan sus peticiones dentro de los limites impuestos por las de nuevas relaciones sociales, co-
necesidades de la sociedad en general. Sólo si hay entre ellos menzaron a surgir nuevos tipos
capitalistas potenciales tendrá que intervenir el gobierno socia-
lista e impedirles poner en práctica sus ideas capitalistas. de oposición- con un sentido más
Lo mismo que con los grupos ocurre con los individuos. Hay claramente político. Sin embargo,
ciertas pericias, ciertas capacidades, que, por motivos justificados, no todas estas manifestaciones
exigen para quienes las poseen un salario más elevado que otras. de resistencia asumieron formas
Pero también aquí el verdadero socialista pedirá sólo la remune- de protesta abiertamente politica.
ración de su trabaj"o especializado que sa.b e que es justa propor- En Africa oriental y meridional;
cionalmente a la riqueza o la pobreza de la sociedad a la que
pertenece. A menos que sea un capitalista en potencia, no inten- donde las misiones cristianas a
tará chantajear a la comunidad pidiendo un salario igual al que menudo precedieron a la adminis·
se paga a sus equivalentes en una. sociedad mw:ho más rica. tración colonial y donde el avance
de la colonización europea llegó
Tomado de: Friedland, W. y Rosber¡. C., Afric4 _SodaHata.
a provocar desajustes en la so-
ciedad africana, el rechazo a la si·
tuación colonial se expresó con
frecuencia a través de las iglesias
disidentes: la "etíope" -punto
de apoyo del nacionalismo bantú
desde principios del siglo XX- y
la "sionista", que ofrece un re·
tomo más profundo a la religión
tradicional; su contenido proféti·
co provoca un cuestionamiento
global, con impulsos a veces vio·
lentos, de la situación de depen·
dencia. En estas iglesias, escin·
didas del cristianismo y específi·
camente negras, las creencias y
las prácticas aprendidas en las
misiones se coloreaban con el ri·
tual de las religiones tradiciona·
les y, ocasionalmente, sus miem·
bros llegaron a rebelarse violenta·
mente contra los colonos y la
administración europea. El mismo
movimiento Mau.Mau, que surgió
entre los kikuyu de Kenya en la
década de 1950, se expresaba
con elementos mágico-religiosos
sin dejar de ser una auténtica re·
belión anticolonialista de conteni·
do fundamentalmente politice.
Por último, la toma de conciencia
sobre la situación colonial que se
opera a partir de las nuevas rela·
ciones económicas y culturales
provoca reacciones de un sentido
--ahora sí- abierta y directa·
mente político, que servirán de
base a los "movimientos naciona·
les". Kwame N'Krumah ha sel'la·
lado los hitos fundamentales de
este proceso: "a) la aparición de
una intelectualidad; b) el desper·
tar de una conciencia nacional
entre los pueblos colonizados; e)
la aparición de un movimiento de
la clase trabajadora: d) el desa·
rrollo de un movimiento de libe·
ración naciona I".

683
Para Georges Balandier esta reac- continente, la variable específica Carga de bolsas en
ción se origina en el seno de los residió en er modo particular de
grupos sociales que sufren la si- inserción de' la lucha obrera en el un puerto senegalés.
tuación colonial como un límite a movimiento de · liberación nacio·
su propio desarrollo o entre aque- nal. La exportación
llos que son más ampliamente Es en el Africa Británica donde .se
despojados en virtud de esta mis- registra la gama más variada de significó para las
ma situación; es decir, las bur- situaciones. Desde Uganda, don-
guesías locales, los plantadores de la incidencia de la reivindica- economías africanas
nativos que deben luchar para de- ción nacional en las organizacio-
fender sus tierras o valorizar su nes obreras era casi impercepti·
el principal acicate
producción (las Farmers' Unions ble hasta la década del 60 por la
-asociaciones de productores debilidad intrínseca de ambos
agrarios- cumplieron un papel movimientos, hasta el Sudán, te·
importante de oposición a la do- rritorio de bajo nivel de desarro-
minación británica en el Africa llo económico (al igual que Ugan-
Oriental y Rassemblement Demo- da depende en gran medida de la
cratique Africaine -Unidad . De- exportación de algodón), pero con
mocrática Africana-, primer par- un fuerte movimiento nacional de
tido nacionalista en el Africa contenido claramente antíi'mperia-
Occidental Francesa, se formó a lista y raíz islámica. En Usanda
partir de un sindicato de planta- gran parte de la población africa-
dores de cacao fundado en la na eran medianos y pequeños
Costa de Marfil en 1944 por Félix campesinos que cultivaban sus
Houphouet-Boigny) y las min'orias propias tierras. La mayoría de los
intelectuales que carecen de pers- escasos trabajadores industriales
pectivas a causa de ta legislación procedía de otros territorios, cir- ·
o las prácticas discriminatorias y cunstancia esta que no solo ate.n-
que aspiran a desempeñar un pa- taba contra la formación de las
pel polltico real. En cuanto al asociaciones obreras, sino que
proletariado colonial, su creci- además impedía que estas se co-
miento proviene del proceso de nectaran con el partido naciona-
"revalorización de las colonias" lista -el Bataka- hegemoniza-
iniciado en la década del 30 y del do por plantadores y comercian·
consiguiente progreso de la urba- tes. En este contexto muy poco
niiación. Lo integran elementos le costó a la administración bri-
que -según Balandier- podrían tánica apartar a los escasos sin-
denominarse "doblemente prole· dicatos (en 1956 solo existían
tarios porque se hallan desposeí- ocho en todo el país) de la agita-
dos.de su medio sociocultural (en ción política.
las 'ciudades indígenas' y en los
Muy por el contrario, en el Su-
campos o aldeas de trabajadores
dán las autoridades británicas se
se los considera destribalizados)
empecinaron por desconocer a la
y perque constituyen un proleta-
central obrera. En 1950 le nega-
riado débilmente calificado (peo-
ron el registro alegando que el
nes en su gran mayoría), con pre-
funcionamiento de una central
carias condiciones de vida".
era contrario a la independencia
de los sindicatos y podría condu-
cir a huelgas generales que afec-
Relaciones del movimiento taran a trabajadores que nada te-
obrero con el nían que ver con las demandas
movimiento nacional específicas que las habían moti-
vado. Las circunstancias desfavo-
rables de una sostenida ilegalidad

s in duda fueron muy


estrechas en casi
todo el continente,
pero en cada una
de las regiones afri·
canas configuraron modelos dife-
renciados de estructura sindical,
empujarían necesariamente a los
dirigentes sudaneses hacia la ac-
ción política. En 1951 la central
obrera expresó claramente su po-
sición presentando al imperialis-
mo como el enemigo principal de
todo progreso económico y social
donde, a partir de los datos más en el Africa. Desde entonces co-
o menos constantes para todo el menzó a luchar por la expulsión

684
Recolectores de de los . ingleses del Sud6n 'I diri· de la central obAn hebian esta~
gió casi todos sus esfuerzos a blecido relaciones con el mOvi~
café. La declaración crear un frente unido .en cuyo miento nacional, pero $in int91rar•
seno las orpnizaciones obreras se al mismo; · Sin embargo, la
de principios de la cooperasen con el movimiento na· huelga general de 1945 ofrecerla
cionalista. a la organización obrera la oca·
Central Unica de La experiencia sudanesa · sale de sión de reforzar directamente la
los marcos habituales de la his· causa nacional. Durante 37 dlas
Trabajadores toria del mov.imiento obrero en 30.000 trabajadores, representa·
las colonias británicas, no tanto dos en 17 sindicatos, lograron pa·
Africanos propone, por su esquema organizativo de ralizar los servicios públicos más
tipo centralista, similar al francés, importantes: desde los ferrocarri·
entre otros puntos, como por la fuerte ralz musulma· les hasta las comunicaciones. An·
na, común a todos los· movimien- te todo, esta huelga demostró a
la modernización de tos nacionales del Africa del Nor- tos nigerianos que poseían el con·
te, que la aproxima a las expe· trol estratégico del pais, hecho
las técnicas de riencias sindicales de las colonias cuya conciencia· les permitiria, en
laboreo agrícola. francesas de esta región. et futuro, desafiar a la potencia
En. Nigeria y la- Costa de Oro (hoy colonial. Además, el apoyo .pres·
Ghana), del Africa Occidental bri· tado a la huelga por el movimien·
tánica, el movimiento obrero se to nacional, especialmente a tra·
vio frenado durante el período CO· vés de fa prensa controlada por
tonial por dos rasgos dominantes Azikiwé, significó un avance im·
heredados de la administración portante en el objetivo de politi·
colonial y de la política indiferen· zar al movimiento obrero incorpo·
te del T.U.C. británico: el des- rándolo a la lucha por la libera·
membramiento de · las fu e rz as ción. ' Sin embargo, la huelga pro·
obreras y la dificultad de erigir vocaria indirectamente la disloca·
una central obrera poderosa. Am· ción del N.T.U.C. al no haber
bos fenómenos resintieron las re- mantenido sus dirigentes una ac·
laciones entre los trabajadores titud claramente combativa duran·
organiza<ft>s y el movimiento na· te el conflicto.
cion~I. S_in embargo, en ambos · A consecuencia .de su. fragmenta·
territorios las luchas obreras ción favorecida por las disputas
--especialmente las huelgas ge· , pollticas que se expresaban en las
nerales de la segunda po~gue· diferencias de origen tribal -los
rra- actuarian como mecanismo dirigentes de varios sindicatos
importante .en el. despe~ar c:tel eran yorubas y, por tanto, opues·
proceso de hberac1ón c~ntri.buyen· ·tos al N.C.N.C., que lideraba el
do a la toma de conc1enc1a, por ibo Azikiwé- el movimiento
parte de los africanos, de contro· obrero debió ~antenerse al mar"
lar totalmente eJ gobierno de su gen de la lucha nacional. Apro-
nación. vechando ta desunión de las fuer·
Desde sus origenes, durante la zas obreras las autoridades colo-
segunda guerra mundial, el mo- niales no escatimaron el uso de
vimiento obrero nigeriano se fue · enérgicos métodos represivos, que
tiftendo de reivindicaciones nacio· culminarlan en 1949: durante la
nales. A partir de su constitución huelga en las minas de carbón
el Nigerian Tntde Union Congress de Enugu la policia disparó sobre
(N.T.U.C.) recibió el apoyo deci· los huelguistas dejando un saldo
dido de dirigentes políticos nacio· de 21 mineros muertos y 5Q he·
nalistas como el ibo Benjamln ridos. Pero esta matanza, lejos de
Nnamdi. Azikiwé, fundador del Na· amedrentar a los trabajádores, los
tional Council of Nigeria and Ca· llevó a extender las huelgas y las
meroons (N.C:N.C:), Y del lider protestas por todo el territorio
yoruba Obafemi Awalowo (lbos Y hasta obligar al gobierno a ate·
yurubas, junto con los haussa Y nuar su violencia represiva. En un
paule del norte, constituyen los clima más favorable, los sindica·
grupos étnicos principales de la tos volvieron a reorganizarse y a
población nigeriana). crecer. Hacia 1950 existian 149,
En un primer momento, y para que agrupaban a 125.000 afilia·
evitarse problemas con la admi· dos (de todos modos, cifra suma·
nistración colonial, los dirigentes mente exigua comparada con la

617
Guerreros kikuyu
durante un ejercicio
de entrenamiento. ·'
En todo el continente
las reivindicaciones
obreras se insertaron
en el más ancho
panorama de la
liberación nacional.

688
689
población total de Nigeria, que tre 1944 y 1945, se duplicaron greso panaf ricano, convocado en
diez anos .después superaría los los precios de los artículos de pri· 1945 por William Edward Bur-
30 millones de habitante$}. En mera necesidad. El alza der costo ghardt Du Bois (mulato nórteame·
1950 se constituyó el Congreso de la vida se complicó con la ricano que desde antes de I~ pri·
Nacional del Trabajo --National desocupación, que lanzaba diaria- mera guerra mundial luchaba en
Labour Congress (N.L.C.)-, nue- mente centenares y luego millares los Estados Unidos por los dere·
va central. unificada que no tar- de trabajadores a la calle. El ham- chos civiles de los negros).
daría en disolverse a raíz del fra- bre afectó principalmente al semi- Serían precisamente los militan·
caso de una huelga general. proletariado de las ciudades, don· tes de la U.G.C.C., ahora dirigida
Durante varios años el mcvimien- de las masas de migrantes cam· por N'Krumah, quienes participa·
to obrero nigeriano atravesó di· pesinos, lentamente integradas a· ron y organizaron el boicot a las
versas crisis, marcadas por suce- la vida urbana, habían levantado mercancías europeas, encauzando
sivos reagrupamientos y escisio- caseríos miserables. y capitalizando el profundo des-
nes que se originaban en dife- Por otra parte, el bQorn de la gue- contento y la prote~ta espontánea
rencias esencialmente políticas e rra y la inmediata posguerra, que de las masas de Acera. La agita-
ideológicas. benefició a los plantadores de ca- ción se mantenía cuando a fines
La realidad política nigeriana, sa- cao, se interrumpió bruscamente, de febrero de 1948 la multitud
cudida por las disputas entre va- mientras una peste abatía las marchó sobre el palacio del go·
rios agrupamientos representati· plantaciones. Fue entonces cuan- bernador. La dura represión no
vos de cada una de las tres re- do comenzaron a escasear los bie- impidió que la manifestación se
giones con intereses contrapues- nes de consumo y los productores extendiera por toda la ciudad.
tos que Gran Bretaña había reu- africanos sospechaban, no sin ra- Danquah, N'Krumah y otros diri·
nido artificialmente bajo una mis- zón, que los importadores euro· gentes fueron tietenidos, pero el
ma administración colonial, ha- peas intentaban explotarlos a tra· gobierno de Londres no tardó en
bría de proyectarse sobre un mo· vés de los altos precios. Al des- acceder a reformar la constitu-
vimiento obrero excesivamente po- contento de los trabajadores deso- ción de acuerdo con las demandas
l~tizado e ideológicamente dividí· cupados y de los plantadores de nacionalistas, aunque decidido a
do, cuyas distintas tendencias cacao se sumó el de los intelec- mantener, por el momento, el con·
procuraron establecer contactos tuales nacionalistas, .que desapro- trol directo del poder ejecutivo de
con aquellos partidos que estu· baban la nueva constitución pro· la colonia.
viesen dispuestos a apoyarlas. mulgada por la metrópoli porque N'Krumah, apartándose de Dan-
Debido a la fluidez de la vida po· atribuía nuevos puestos en el con- quah, que le reprochaba haber
lítica nigeriana, esta situación sejo legislativo a los ashanti de organizadp al activismo y usado
engendró profundas causas de los territorios del norte, reforzan· la acción directa durante los su-
inestabilidad en la organización do aún más la posición de los ele· cesos de Acera, comenzó a recla-
obrera. · mentos tradicionalistas en desme- mar la autonomía inmediata ("self
Una vía diferente seguiría el sin· . dro de la burguesía fanti de la government now") mientras fun·
dicalismo de la Costa de Oro, costa y sus representantes. daba so propio partido: el Partido
donde la división del movimiento En sus primeras etapas el moví· de la Convención .Popular (Con-
obrero quedó neutralizada por la miento nacional de la actual Gha· vention People's Party) .. No tardó
unidad del movimiento nacional. na estuvo dirigido por una orga- en lanzarlo a una campana de agi-
Pese a su relativa riqueza, com- · nización heterogénea fundada por tación: hl!elgas, boicots y mani·
parada con otros territorios ·afri· el . abogado J. B. .Oanquah, la festaciones que incitaban al pue-
. canos la política colonialista, de- United Gold Coast Convention blo a la desobediencia civil, se-
terminada por las necesidades (U.G.C.C.) --Convención de la gún el ejemplo de Ghandi, y que
económicas de la metrópoli, favo- Costa de Oro Unida-, cuyos cua- a N'Krumah le valieron una con·
recla la. explotación del campesi- dros eran pequenos burgueses,, dena de dos anos.
nado africano por las companías comerciantes y profesionales de En este clima de descontento po·
que monopolizaban la exportación las ciudades del centro y repre· pular la protesta fue fácilmente
fde cacao (Unilever) y mantenía a sentantes de la burguesía mer· canalizada a través de las luchas
· las regiones del centro y sur en cantil de la costa. Era un partido obreras. El sindicalismo de la
una miseria crónica, muy cercana reformista que preconizaba el Costa de Oro tenía una historia
al hambre en épocas de cosechas avance gradual tiacia el.. autogo· relativamente larga, ya que desde
deficitarias. El campesinado, aba· bierno y frenaba la acción espon· 1941 se·había sancionado la pri-
tido por las dificultades, seguía tánea de las masas. En 1947 Kwa- mera legislación laboral. El pri·
el camino habitual: emigraba a las me N'Krumah fue llamado por mer Trade Union Congress, crea·
ciudades de la costa. En 1931 Danquah para asumir el secreta· do a impulso y bajo el control de
Acera (la capital) contaba con riado general de la U.G.C.C. la administración colonial, se fun·
61.000 habitantes y en 1948 és- N'Krumah habla estudiado en Es- dó en 1945. La indefinición ieleo-
tos ascendían a 133.000. Y la agi· tados Unidos y en Inglaterra y era lógica de la 'Organización se tra-
tación, .iniciada inmediatamente uno de los más decididos parti- dujo en frecuentes· crisis en el se·
después de la guerra, naceria pre- darios del panafricanismo. Partici- no del comité directivo y las con·
cisamente en las ciudades. pó junto con Jomo Kenyatta y siguientes vacilaciones por parte
En un periodo de ocho· meses, en· George Padmore del quinto con- de las bases. En 1949 lograron

690
N1<rumah y el movimiento obrero mayoria en la direcciórÍ los .par·
tidarios del modelo socialista so-
" ... por su trabajo y su ejemplo, inspirarán a otros. africanos que viético y afiliaron al TUC a la
aún luchan contra el colonialismo, el racismo y el imperialismo. F.S.M. Pero los elementos mode-
Por eso es que el Gobierno apoya en un todo los esfuerzos del rados y reaccionarios que no es-
Congreso Sindical para la creación de la Federación Sindical Pa- taban vencidos, lanzaron una con-
nafricana. traofensiva bajo el lema "contra
La convicción fundamental que hemos extraído de nuestro cruel el sindicalismo político; por Üna
pasado colonial, es que Africa no podrá en a.d elante confiar en organización profesional" y con-
nadie, excepto en ella misma y en sus propios recursos. Es por siguieron recup.erar la· dirección y
esa razón que dentro del Movimiento Sindical debe expresarse la
personalidad africana. El imperialismo que fue expulsado por el cambiar la línea del TUC, que en
moderno nacionalismo africano, todavía puede intentar retornar 1951 abandonó la FSM para afi·
en forma subrepticia, y los trabajadores deben mantenerse vigi- liarse a la CISL. Esta serie de
lantes. cambios no hacía más que expre-
· El mundo debe comprender que hoy existe un nuevo africano que presar el clima de luchas inter-
está decidido a desafiar las atrincheradas posiciones del viejo or- nas, las cuales llegarían a su má·
den y construir una nueva Africa, donde él sea el dueño de si xima tensión durante la huelga de
mismo. Yo veo en la Federación Sindical Panafricana, un instru- 1950.
mento dinámico y positivo para la realización de los Estados Uni-
dos de Africa: una upión política verdadera que reúna de inme- A fines de 1949 los empleados de
diato a todos los estados africanos independientes y que haga. lu- los servicios meteorológicos ha-
gar a otro que pronto serán independientes para reunirse cuando bían reclamado mayores salarios
sean libres. En Africa debemos aprender a permanecer unidos o y mejores condiciones de trabajo,
caer bajo las maniobras imperialistas que intentan colonizarnos decretando una huelga en apoyo
nuevamente y esclavizarnos. Este nuevo desarrollo del sindica- de sus demandas. 1EI gobierno ·se
lismo africano dará a nuestra clase. trabajadora•una nueva con-
~iencia y el derecho de expresarse por sí misma en los congresos
basó en la reglamentación que im-
mundiales del trabajo desligada de toda influencia extranjera y pedía a los empleados públicos
liberada de toda fuerza exterior. De tal forma dará al mundo tomar parte de las huelgas para
una nueva fuerza independiente tanto de la Confedet'ación inter- despedir a todos los trabajadores
nacional de Sindicatos Libres como de la Federación Sindical que habían participado en el mo-
Mundial, y solo leal a Is necesidades de la nueva Africa. El futu- vimiento de fuerza. Fueron inúti·
ro de Africa está ligado al desarrollo de este nuevo sindicalismo les todos los esfuerzos realizados
africano.
Tal dinámica fuerza sindical apoyada por la acción política es la por el T'UC para obtener una ac-
forma más segura y la única de arrojar de nuestro continente, los titud más favorable por parte de
restos del colOnialismo y de la explotación. la administración colonial. Este
No dudo que, habiendo pasado por el fuego de la lucha por la fracaso lo llevaría · a acercarse al
liberación nacional, los trabajadores del Africá encontrarán su Convention .Peopl~'s Party (CPP),
camino y lograrán su unidad dentro de la tederación Sindical que alentaba la acción directa, y
Panafricana". en 1950 el TUC de la Costa de
Oro declaró la huelga general. Los
huelguistas fueron duramente re-
primidos y el gobierno usó los po-
deres otorgados por el estado de
Emergencia para arrestar a la ma-
yor parte de los dirigentes gre-
miales y políticos .nacionalistas: El
TUC quedaría casi totalmente des.
integrado; sin embargo, esta situa-
ción de agitación cOhstante lleva·
, . ría a Londres a apresurar la pues·
ta en vigor de· la nueva constitu-
ción.
En febrero de 1951 se realizaron
las elecciones, en las que el CPP
obtuvo 34 bancas de las 37 asig·
nadas a los representantes del
pueblo y N'Krumah, liberado de
inmediato, quedó consagrado pri-
mer ministro del gobierno semi·
autónomo. La mayoria obtenida
en las(nuevas elecciones de 1954
permitió que el gobierno encabe-
zado por N'Krumah ampliara sus

691
poderes comenzando a funcionar nes, en 1960 éstas se habían re- Arriba: nativos
como autónomo. ducido a 24.
En cuanto al mcfvimiento obrero, Los puestos decisivos de cada una sudaneses. Las ·
la dirección vacilante de la huelga de estas federaciones estaban
general de 1950 había dividido ocupados por partidarios del CPP. diferencias entre
profundamente a los militantes. Por ello, cuando a fines de 1958
'Los elementos más progresistas el gobierno promulgó la ley de tribus conspiran
abandonaron la organización para· relaciones laborales (Industrial
fundar en 1952, en fa región de Relations Act), encargada de re- contra la idea de un
Sekondi, una central disidente glamentar las relaciones entre el
más próxima al CPP que a la tra- CPP y la organización sindical, los estado panafricano.
dicional tendencia "apolítica" del dirigentes de ésta votaron una de·
TUC oficial. Durante algún tiempo claración que afirmaba que el Abajo: tropas
mantenimiento del TUC como una
ambas organizaciones coexistie·
ron en pugna hasta que en 1953 de las "alas militantes del mov·i· coloniales
miento destinado a construir el
se restableció la unidad formal,
favorecida por la acción personal estado socialista de Ghana, bajo portuguesas en.
la dirección política del CPP, era
de John Tettegah, hombre de to·
un deber naciona~:·.
Cabo Verde.
tal confianza de N'Krumah y mi·
litante del CPP, elegido secretario La industrial Relations Act daba
general del TUC de la Costa de al TUC la exclusividad de la re-
Oro a partir de 1954. Desde en- presentación de los trabajadores
tonces la central sindical se con· de Ghana, ya que sol~ los afilia-
vertiria en uno de las piezas fun· dos a una de las federaciones
dament;:iles de la política de miembros del TUC podían benefi·
N'Krumah. ciarse con los derechos laborales.
El derecho de huelga sufrió res-
El 6 de marzo de 1957 los britá·
tricciones importantes y quedó
nicos concedieron la independen· prohibido para ·1os maestros y
cia a la Costa de Oro y N'Krumah,
funcionarios de la administración.
que seguía como iefe del gobier·
Además, era imprescindible soli·
no, le dio el nombre de Ghana en citar una autorización al ministe-
recuerdo del antiguo imperio afri· rio de Trabajo antes de poder de-
cano. Una nueva constitución, clarar una huelga. Esta reglamen-
consagrada por un referéndum tación estaba encaminada a crear
popular, transformó a Ghana en las condiciones adecuadas para
república el l 9 de julio de 1960. el establecimiento del partido úni·
N'Krumah, reelegido por una gran co. En este sentido se tomaron
mayoría, se convirtió en su primer medidas para someter a las direc,
presidente y jefe del ejecutivo. tivas del CPP a la organización
También a partir de 1957 se ha· campesina (United Ghana Farmers
bía operado la unidad del movi· Council) y la de cooperativas (Na-
miento obrero, fortalecido por el tional Cooperative Council). En
triunfo del CPP; la · nueva carta noviembre de 1959 N'Krumah ex-
institucional de la organización, presaba: "los que están contra el
aprobada ese año, unificaba los sindicato, contra el consejo de
distintos sindicatos de una rama cooperativas y contra la organiza·
industrial determinada y estable· ción campesina están contra mí
cía una sola federación por in· y contra el CP, ya que, fundamen-
dustria. También se estipulaba que talmente, el CPP es la expresión
las cotizaciones sindicales debían auténtica del movimiento sindi·
ser recaudadas por las mismas cal". .
empresas, mediante el descuento En Tanganyika también se obser-
de los salarios, reforzando finan- va la misma simbiosis entre el
cieramente a la central obrera. movimiento óbrero y el movimien'· ·
Por entonces el TUC aún conti· to nacional, nacidos casi simultá·
nuaba proclamando un apoliticis- neamente durante el período de
mo que el gobierno parecía res- lucha por la independencia. Al
petar. Sin embargo, Tettegah con- igual que en Ghana , sus relacio-
taba con el apoy"o del gobierno nes comenzaron a- deteriorarse
para conseguir la centralización una vez lograda ésta. Sin embar-
del movimiento obrero y, si en go, a diferencia de las colonias
1957 el TUC tenía 64 federado· más prósperas del Africa Occi·

692
dental, donde la lucha de los tra- Papel del movimiento obrero antes y después
bajadores contribuyó a fortalecer
al movimiento nacional, en Tan· de la independencia
ganyika las organizaciones obre- Según Tom M'Boya
ras crecerian a la sombra del pro· Nuestras diversas experiencias nos han hecho pensar tratar mejor
ceso ,de liberación del Africa un problema que es prticularmente agudo en los jóvenes estados:
Oriental británica. Hacia 1954 solo la relación del sindícalismo con el movimiento político nacional. ..
existlan siete sindicatos de alean· ... Algunos nuevos estados africanos han tomado la decisión de
ce y objetivos sumamente locali· no permitir el derecho de huelga o restringirlo hasta ei punto de
zados. Recién a partir de 1955 hacerlo inoperante. Hay que reconocer que estos países tienen la
Tom Mboya, que por entonces ha· · urgencia de convertir la independencia en algo verdaderamente
bía fundado la Kenya Federation significativo desde el punto de vista económico; políticamente.
también es deseable, que tan pronto como sea posible, Ul\a ~z
of Labour (KFL) y representaba a conseguida la independencia política, se encare la independencia
la CISL en el -~frica Oriental bri· económica. Existe la tentacjón por parte del nuevo gobierno de
tánica, exhortó a los dirigentes la· introducir leyes capaces de asegurar que sus programas no pue-
borales de Tanganyika para que dan ser obstruidos por ningún sindica.to ni ningún otro cuerpo.
reorganizaran las asociaciones por La mayor oportunidad para el movimiento sindicalista es crear la ·
industrias y a escala nacional a atmósfera adecuada, en la que se continúen reconociendo sus
fin de establecer una central obre- varios derechos, y en la que, al mismo tiempo, la gente sienta
ra. Un comité encabezado por el que está participando plenamente en la causa de construir la
nación ...
presidente del sindicato de traba· . , . Durante la lucha contra · el régimen coloni;U hemos luchado
jadores africanos de la adminis· por libertad del sindicalismo. En esas circunstancias siempre ape
tracíón colonial -Rashidi Kawa· lamos a las Convenciones de la O. l . T. y a las naciones amigas,
wa- se encargó de poner en para que nos ayudaran a sostener la libertad sindical. . . . Pero
práctica las sugerencias de Mboya ahora, adquirida la independencia, necesitamos decidir si el pro-
y en octubre,de ese mismo año ceso de tratativas colectivas puede entra.r en conflicto con nues-
se reunía la conferencia inaugural tros esfuerzos, como estado africano independiente, de consolidar
de la Tanganyika Federation .of esa independencia y reconstruir la economía. . . . Para los sindi-
catos africanos es posible cumplir dos propósitos: pueden defen-
Labour -Federación del Trabajo . der los derechos y promover los intereses de los trabajadores y al
de Tanganyika (TFL)- eligiendo mismo tiempo, cooperar con el gobierno en la reconstrucción
a Kawawa secretario general. Al económica. Hacerlo puede parecer una tarea más difícil que la
año siguiente apenas se habían antigua misión consistente en identificar a los sindicatos con el
registrado 16 sindicatos mientras movimiento, nacionalista durante el período colonial; pero no
los miembros individuales de la hay un conflicto esencial entre los sindicatos y el gobierno . ..
federación sumaban 4.000. Pero " .. . los sindicatos estarían en libertad de intentar alcanzar las
en 1960 la TFL ya contaba con mejores condiciones posibles para sus miembros. Queda pendiente
sin embargo, la cuestión de hasta qué punto <:onviene a un nuevo
37 sindicatos y 80.000 trabajado· país que esta libertad sea usada (mejor diría abusada) por los
res afiliados en sus 422 ramas. trabajadores para desorganizar el proceso, económico y ahuyentar
Aunque estas cifras puedan pare- a las ipversiones con huelgas sin sentido. Parece inevitable que
cer reducidas representan una si los sindicatos abusan de su poder y libertad, el derecho de
proporción apreciable de la fuer· huelga deba ser restringido por fa legislación. Si tal derecho
za de trabajo estable: alrededor puede sobrevivir o no, ·dependerá tanto de los sindicatos como del
de 260.000 sobre un total de partido que ejerce el poder. Los sindicatos deben recordar que
400.000 asalariados, ya que el mientras no haya crecimiento económico, sus esfuerzos serán
vanos ... "'
resto sólo se emplea temporaria· " . . . En el pasado las hemos respetado y luchado por ellas, con-
mente. Sin embargo, el casi me· denan a Sudáfrica y . a otros países por no cumplirias. Pero la
dio millón de asalariados consti· situación puede cambiar y darse el caso de tener que elegir entre
tuye una minoría relativamente el cumplimiento determinados compromisos, arriesgando un pro-
privilegiada en un país de alrede· bable trastorno en nuestro desarrollo, o ignorar una convención
dor de 9 millones de habitantes, para podernos desarrollar. Yo pienso q~e la urgencia más inme-
donde cerca de 1.000.000 traba· diata debe ser el desarrollo prescindiendo de las convenciones
jan en sus exiguas parcelas de de la O. rT., y esperando que llegue el día en que sea posible
tierra. establecer una posición de equilibrio desde la cual pueda comen-
zarse otra vez a respetarlas. Estas convenciones fueron formu-
Desde un principio, el movimiento ladas cuando Africa todavía no había entrado en la escena laboral
nacional expresado en la Tan- Y los problemas de los países subdesarrollados, términos de estados
ganyika African National Union recién independizados, aun no habían sido verdaderamente con-
(TANU) entabló estrechas relacio· siderados. En consecuencia, algunas de las convenciones pueden
nes con el movimiento obrero. hoy resultar inactuales y no reflejar con fidelidad nuestros
Desde su constitución, en 1954, problemas . . . "
el TANU se propuso asistir al mo- Tomado de: M'Boya, Tom, Freedom and After, London, 1963.
vimientc cooperativista y trabajar
con los sindicatos y urgió al go·
bierno colonial para que estable·

694
ciera un salario mínimo. Apoyó. modo la represión obligó a ·los en su escalada represiva.
consecuentemente la agitación de africanos, desde un principio, a En 1947, en Mombasa, se repri·
los tra.bajadores durante el pe· refugiarse en la clandestinidad, mió duramente una huelga decre·
riodo anterior a la independencia · protegidos por los ritos y jura· tada por la KLF y apoyada por la
y el mismo Kawawa, ya miembro mentos tribales que aseguraban KAU; ese mismo afio el gobierno
de los consejos internos del et secreto de sus actividades so· comenzó a aplicar más estricta-
TANU, fue elegido· representante ciates y políticas. Durante la gue· mente las reglamentaciones con·
nacional en el Consejo Legistativo. rra, e inmediatamente después, el tra los ocupantes "ilegales" de
En 1958, el TANU ayudó a refor· incremento de la industrialización las tierras de la meseta que los
· zar un boicot al consumo de cer· arrojó de golpe a muchos africa: blancos habían expropiado cin·
veza en apoyo de los trabajadores nos a un proceso de brusca rup· cuenta aflos antes.
·cerveceros en huelga, mientras tura con tas pautas tradicionales, Para estos squatters, por lo gene-
que al año siguiente la TFL pro· provocando vanos y serios desa~. ral kikuyo destribalizados y recha·
metió respaldar al TANU si convo· justes sociales y psicológicos. Es. zados en las reservas por los su-
caba a la huelga general en caso te desarraigo, sumado a la siem- yos, no habla posibilidad de asen-
de no conseguir la formación del pre considerable y creciente frus- tarse ni oportunidad de adquirir
gebierno autónomo para 1960. tración politica, comenzó a maní· sus antepasados. Cientos de ellos,
Por entonces la mayor parte de festarse en el número cada vez una tierra que, como bien señala·
los miembros de la TFL eran a su mayor de organizaciones secretas. ban, · los blancos arrebataran a
vez militantes del TANU. Rápidamente se multiplicaban las desesperados, marcharon sobre
Eri Kenya la reivindicación nacio· asociaciones entre los trabajado- Nairobi, pero muchos fueron
nalista fue expresamente aislada res urbanos y los jornaleros agri· arrestados · antes de llegar. En
de la lucha económica de los sin· colas. Por lo general sus objeti· setiembre del mismo afio la poli·
dicatos .por la intervención dfrecta vos no pasaban de las reivindi· cía cargó contra los huelguistas
de la administración colonial. La caciones habituales: mejores con- de una fábrica cerca de Nairobi y,
historia del nacionalismo africano diciones de trabajo, seguridad a los pocos días, mataba o hería a
en Kenya es, en gran parte, la social, etc.; no obstante, su es- varios manifestantes. Sin duda,
del descontento v la resistencia quema organizativo asumía mode· estos disturbios participaban del
de los kikuyo. Estos pueblos de los de origen tribal que en nada sentimiento popular africano con-
a~ricultores bantús habían sido se diferenciaban del creciente tra el colonialismo y la domina-
despojados de sus tierras de la número de sociedades secretas y ción europea, pero la violencia
meseta por la colonización blanca, semisecretas. Todas derivaban de "legal" ejercida en beneficio de
pero a principios del siglo X~ la la organización tradicional de los los colonos blancos no tardaria en
presión demográfica obligó a mu- grupos de edades y su finalidad sacarlos del marco, habitual por
chos a abandonar las reservas y · positiva era garantizar la cohe- entonces en Af rlca, de las reivin-
buscar trabajo en las ciudades o sión tribal en un clima aguda- dicaciones nacionalistas para en-
en las plantaciones de los euro· mente convulsionado. Los kikuyo cauzar su potencial revolucionario
peos. Desde 1921. la oposición de fueron los principales agentes y a través de la violencia legítima
los kikuyo cristalizó en un movi· víctimas de este proceso. Las dis- de las organizaciones clandesti-
miento -la Kikuyo Central As· tintas asociaciones que los nuclea- nas, que protegidas por el secreto
sociation- que reclamaba dere· ban se unieron desde 1946 en la de sus juramentos rituales se lan-
chos políticos para· tos .africanos Kenya African Union (KAU), que zaron a la lucha armada. Si em-
v la restitución de sus tietras, sin un año después quedaría bajo la bargo, la KAU aún prose~uía su
dejar de preocuparse por los pro· dirección de Jomo Kenyatta, cono- campaña por medios legales. Pe·
blemas de los kikuyo destribaliza- cido antropólogo que había estu- ro sus demandas no fueron aten·
dos que habitaban y trabajaban diado en Londres, donde vivió didas a tiempo.
en• las áreas urbanas. Su acción quince anos y participó, junto con En 1951 un memorándum de la
contribuyó a que las autoridades N'Krumah y otros, en el quinto KAU seflalaba el hecho absur'do
frenaran la expansión blanca por Con_greso panafricano. Desde de que cuatro miembros en el
la meseta; sin emban~o. los euro· l 94V las principales organizacio· · consejo legislativo representasen
peos no habían perdido el decisi- nes de los kikuyo comenzaron a a más de cinco millones de afri·
vo peso político que aún poseían reconocerlo como su llder, incluso canos y, oponiéndose a las de·
en tá misma Londres. El temor las sociedades secretas, las cua- mandas de los colonos europeos
desenfrenado de la minoría euro- les pese a trabajar por reivindica- -que aspiraban a tener igual nú-
pea a la mayoría negra despo- ciones sociales inmediatas y obje- mero de representantes que "las
seída presionaba a la administra- tivos políticos concretos, recu- demás razas"-, reclamaba ocho ·
ción colonial para que sofocase brían sus actividades con ceremo· miembros en el consejo, quienes
todo intento de reivindicación de· nias ancestrales cargadas de reli- debían ser elegidos y no .designa·
mocrática por parte de tos afri- giosidad primitiva. La profunda dos como hasta entonces. Pedía
canos. Se sucedían los arrestos frustración política de los africa- más presupuesto destinado a la
de dirigentes políticos nacionalis- nos estallaba en múltiples explo- educación de los africanos v de-
tas v los mitines deiaban siempre. siones que atizaban el temor de claraba su apoyo al movimiento
un tendal de víctimas. De este la minoría blanca, incontrolable obrero. Demandaba que los afri-

695
696
La situación canos pudieran acceder a los car- único método eficaz para lograr en
gos más altos de la administra- Kenya el triunfo def movimiento
económica y ción y, lamentándose de las exce· de liberación. El circuito nefasto
sivas restricciones a la libertad de de la violencia-.-terror, represión,
política de los reunión y de movimientos, decla- más terror, más represión-, de-
raba que los poderes discreciona- jaría un saldo de 10.000 víctimas
jóvenes países les de los funcionarios de la ad- entre negros y blancos, al cabo
ministración y de los jefes nativos de cuatro años. Hacia 1956 Ken-
africanos suele que colaboraban con ellos para ya estaba "pacificada": cerca de
suprimir y prohibir las reuniones 90.000 kikuyos privados de ejer-
engendrar conflictos públicas soio habían servido para cer toda actividad política habían
fortalecer las sociedades secretas, sido alejados de Nairobi y reubi-
armados de distinto cuya acción era incontrnlable. cados en reservas apartadas. Sin
tipo. Los ~asos de Simultáneamente, los miembros embargo, la agitación fue aviso
"elegidos" del consejo remitían suficiente para los británicos, que
Biafra y el Congo, otro memorándum: los colonos en 1957 concedieron el derecho
exigían que se afirmase categóri- al sufragio a· los africanos de Kan-
en la década del 60, camente que "el nacionalismo ya que gozaran de un determinado
africano según la línea del Africa nivel de educación y riqueza. Dos
así lo han Occidental no era la política del años después se levantaron las
gobierno de Su Majestad para restricciones de orden racial o tri-
demostrado. Kenya y que cualquier declaración bal que pesaban sobre los africa-
o hecho que sugiriese que ta·1cosa nos para la compra de tierras.
pu,diera ser posible debía consi- En cuanto al movimiento obrero,
derarse como sediciosa". Además desde 1956 la KFL fue amenazada
advertían que, si tal medida no se con la disolución en caso de no
adoptaba, ellos -los colonos- limitarse a las actividades de or-
"tomarian el asunto en sus pro- den estrictamente gremial. Logró
pias manos". sobrevivir a lo más duro de la
En 1951 otra sociedad secreta se represión ya que, aparentemente,
sumaba a la lista de las ya ile- no había sido · captada por los
gales Mau Mau. En octubre de Mau Mau a nivel de dirigentes;
1952 el gobernador ·debía decla- Tom Mboya, un lúo que durante
rar el estado de emergencia. Los la prisión y el confinamiento de
partidos políticos africanos eran Kenyatta se convertiría en el nue-
disueltos. Kenyatta .y doscientos vo líder de la oposición anticolo-
l.íderes de la KAU eran arrestados nialista, era el secretario general.
y sometidos a juicio: fueron con- Finalmente, en 1960, los británi-
denados como cabecillas del Mau cos ·concedieron a los africanos
Mau. representación más proporcional
En efecto, durante los primeros (33 bancas en el consejo legisla-
años de la década del 50 habían tivo contra 10 para las minorías
aumentado las actividades de los europea y asiática, respectivamen-
"juramentados" (paFa mantener te). En las elecciones de 1961
ocultas slis actividades las socie- triunfó el KANU (Kenyan African
dades secretas imponían a sus National Union), que era el ala
miembros UA juramento que los más radicalizada· del movimiento
comprometía a mantenerse en la nacional, liderada por Tom Mboya,
organizaeión sin revelar su secre- pero este se negó a formar go-
to, bajo pena de muerte),-arrecia- bierno en ausencia de Kenyátta.
ron los ajusticiamientos no solo Liberado poco después por los in-
de los perjuros, que eran los me- gleses, Kenyatta se convirtió en
nos, sino también de los traido- primer ministro de Kenya, que en
res, aquellos kikuyo, especialmen- 1963 acedía a la vida indepen-
te los jefes, que colaboraban con diente como república.
los blancos, y de los mismos co- En el Africa Negra bajo domina-
lonos. Por su parte, la adminis- ción francesa las manifestaciones
tración atribuyó a los Mau Mau . y reivindicaciones del movimiento
toda la actividad política ilegal o · obrero giraron, en un principio,
no de los kikuyo. Sin duda, la en torno de la aplicación del có-
abrumadora mayoría de éstos y digo del trabajo, pero, al igual
de muchos otros africanos apro- que en El Magreb, no tardaría en
baba y apoyaba la violencia como integrarse a los movimientos de

697
liberación nacional. Una de las La U. G. T. A. N · según Séku Touré
primeras consecuencias de esta
fusión fue la denuncia de los la· " ... el sindicalismo africano dentro del plano de universalidad
zos existentes entre el sindicaiis· del movimiento sindical, presenta caracteres comunes con los
mo africano y las centrales metro· otros movimientos sindicales del mundo, ha conservado sin em-
politanas. Aunque en cierto mo- bargo características particulares determinadas únicamente por
do la dependencia se mantuvo, las la singular situación del Africa. Esta situación del Africa está
dominada por el hecho, imperialista" " .. •. la lucha de clases en
relaciones tendieron a hacerse los países colonizados se éonfundé esencialmente con la lucha
rMs fluidas a medida que se afir· Contra el sistema colonial. . . .
maba la conciencia de la necesi· . . . siendo la liquidación del régimen colonial el objetivo funda-
dad de un movimiento obrero es- mental de la U. G. A. A. N. en la situación actual, su acción cons- .
peclficamente africano. Importan- ·tituye una parte integrante de la lucha general de los pu.e blos del
tes discrepancia$ teóricas acerca Africa Negra por la desaparición completa del colonialismo, por
del papel del proletariado indus- la independencia y la soberanía nacional.
trial en la revolución socialista En este sentido la lucha sindical ayuda al desarrollo del movi-
separaban a los dirigentes africa· miento anticolonialista, ha contribuido y contribuye de forma
decisiva a hacerlo avanzar.
nos de los postulados cegetistas, . . . la acción particular de la U. G. T. A. N. es inseparable de la
1

inspirados por el partido comu- acción general de los pueblas del Africa por su emancipación.
nista francés: en el Africa Negra Han invitado a los sindicatos al análisis dialéctico de la coyun•
era improcedente establecer rígi- tura para evitar que las contradicciones internas i;e superpongan
das diferencias .entre campesinos a la contradicción principal entré el interés africano y el régimen
y obreros ya que muchos traba· colonial".
jadores solian ser ambas cosas "El P. D.G . .. . no es un partido político en el sentido europeo
alternativamente. En la base· de de la palabra. . . . Es un vasto movimiento de emancipación afri-
esta discusión ya se perfilaba la cana, que tiene por misión agrupar a todos los africanos de buena
voluntad en torno de la plataforma del anticolonialismo' y del pro-
concepción de la inexistencia de greso ... Su base reposa, en consecuencia, sobre todos los terri-
clases sociales antagónicas en el torios africanos. Su fuerza reside en la voluntad afirmada de
Africa tropical, fundamento ideo· todos los hombres, blancos y negros, que lo constituyen, todos
lógico del "socialismo africano" colocados sobre un mismo pie de igualdad. Este carácter funda-
p0sterior a la independencia.' mental del · P . D. C. corresponde al estado económico, social y
Otras circunstancias de orden po- político actual del Africa. Todas las clases sociales africanas
lítico intervendrían para ensanchar tienen un interés común, indivisible, en el devenir del Africa.
la brecha entre las respectivas po- Todos los africanos, cualesquiera que sean sus funciones, su estado
de riqueza, o su grado de cultura, tienen un interés directo en el
siciones de las centrales metro- desarrollo progresivo del país . . . para poner fin a la. discrimi-
politanas y los dirigentes africa- nación racial, al retardo cultural, político y económico que sufren,
. nos, mantenidos en papeles se- ciertamente en grado diverso, pero todos de una manera efec-
cundarios por los cuadros de la tiva . . . El P . D. G. no es un partido político de tipo europeo
C. G. T. francesa: en las reuniones en el se.n tido de que no se presenta como el instrumento poli- ·
de la F. S. M. participaban como tico de una clase social ·dada·. Los partidos europeos expresan
miembros de la delegación ceqe. las contradicciones de intereses ·de las clases, cada uno tiene una
tista y no como representantes de base socialmente definida y corresponden a inte.réses bien pre-
su propia organización africana, cisos . . . Es fácil comprender que ninguno de estos partidos
podría .d ar una respuesta satisfactoria a la situación actual del
calcando de este modo, en el pla- Africa Negra . . . Nuestro movimiento no puede adoptar, . sin
no sindical. la misma situación de comprometer su unidad y sin disminuir la. amplitud de su acción,
deoendencia existente en el plano los principios propios de un partido de clase. Es por eso . . . que
político. el P. D.G. se ha rehusado a ser la prolongaeión orgánica de
La segunda guerra y sus conse- cualquier partido metropolitano. lo mismo que se rehúsa a con-
cuencias activaron la vida política vertirse en la fuerza política de una da.se s.ocial dada.
del Africa colonial bajo dominio El P. D. G. no puede preconizar ninguna política de clases, por-
que la diferenciación de clases sociales en Africa Negra no está
francés, desde entonces integran-. caracterizada fundamentalmente por una diferenciación de inte-
te de la "Unión Francesa". Y, pre- reses ... Es por eso, que erigiéndose en defensor de los intereses
cisamente, la influencia de los de todas las clases sociales, el P. D.G. sólo sabría cumplir su mi-
partidos políticos africanos sería sión histórica· suscitando, organizando y orientando la lucha eman-
decisiva en la toma de conciencia cipadora en todos los sectores, en todos los dominios . . . Ha pa-
específicamente nacional. Ya en .recido indispensable a nuestro movimiento, desde su constitución
1945 se fundó en Bamako (actual y con el objeto de una verdadera armonización de los intereses
Mali) la Reunión Democrática Afri- de todas las clases de la población africana, suscitar movimientos
cana (Rassemblament Démocrati· aue a1trupen a la juventud, a las mujeres, los veteranos y a los
SINDICATOS, cuya acción paralela a la de movimiento político,
que Africain · R. D. A.), movimien- tendrá por feliz resultado movilizar al conjunto del pueblo afri-
to de masas presidido por Félix cano en la acción militante. . . La situación del asalariado, tanto
Houphoüet-Boigny, de Costa de como la del campesino, no constituye un fenómeno aislado; está
Marfil. Entre los dirigentes sindi· condicionada por el estado económico y el contenido de la polí-
cales más estrechamente ligados tica practicada en nuestros países. De ahí que la dirección del

698
.•. Nosotros ya hemos dicho que rechazamos formalmente el prin- a la ROA figuraba Séku Turé, jo-
fenSa de los intei-eses de todas las clases sociales del país. . . La ven empleado de correos que
acción particular de cada una de las organizaciones -debe inser- constituyó la sección guineana de
tarse intimamente en el cuadro de los objetivos superiores asig- la ROA -el Partido OemocrátiCO'.
nados a la acclón general que dirige el movimiento político. de Guinea (POG)- · en torno al
movimiento político de masas entienda asumir eficazmente la de-
cipio de la lucha de clasés, menos por convicción filosófica que núcleo sindical, afiliado a la CGT
por ·voluntad de salvar a todo precio la solidaridad africana, úni- francesa, que estaba bajo su di·
ca capaz de conducimos en la via de nuestro destino, única sus- rección.
ceptible también de preservar nuestra originalidad y de imponer La .creación de la primera central
al mundo el respeto del hecho y del hombre africano." obrera africana estuvodirectamen.
"El movimiento sindical africano ha tenido toda la razón en pro- te· inspirada e impulsada por la
teger su independencia orgánica en relación a los organismos acción del movimiento politico na-
franceses e internacionales; es por eso que ha tenido razón en
colocar como centro de interés de su acción el desarrollo de la cionalista. En 1955, durante ·una
personalidad del Africa y la salvaguardia de su originalidad". reunión del comité de coordina·
ción de la ROA realizada en Co-
Tomado de: Touré, S., Ezpérienc:e guinnéene.
nakrez (Guinea), el PDG incluyó
en el orden del dia la de5afiliación
de las organizaciones africanas a
las centrales francesas afirmando
el principio de la completa auto·
nomla del movimiento obrero afri·
cano. En enero de 1956 el con-
greso constitutivo de la Confede-
ración General de Trabajadores
Africanos (CGTA) --convocado
por las secciones de la CGT de
Senegal y Guinea a instancias de
Séku Turé-- se proclamó inde·
pendiente de las organizaciones
internacionales y lanzó la idea de
convocar a todas las centrales
africanas a fin de crear una con·
federación africana independien·
te. Los trabajadores acogieron
favorablemente esta propuesta;
muchos abandonaron las seccio·
nales que hablan permanecido
fieles a la CGT para afiliarse a la
nueva central africana, que un
ano después contaba con 55.000
adherentes contra 60.000 de la
CGT. En enero de 1957, en el
congr~so realizado en Cotonou se
fundó- la Unión General de Tra·
bajadores del Africa Negra (UG
TAN), que proclamó de inmediato
como su misión histórica la eman·
cipación africana y su indepen·
dencia orgánica frente a las inter·
nacionales sindicales existentes.
También se designó un comité
ejecutivo encargado de instalar fi.
liaies de la UGTAN en los distintos
territorios del Africa francesa.
En 1958 se presentaron serias di·
ficultad~s para la nueva central
africana, concebida como movi·
miento político nacionalista con
vistas a reemplazar a la ROA del
reformista Houphoüet-Boigny. En
primer término, a raíz de la ley·
cuadro, muchos dirigentes sindi·
cal.es de ta UGTAN pasaron a de·

699
sempeñar importantes. cargos pú- Declaración de principios de la U.G.T. A. N.
blicos en sus respectivos países,
circunstancia que redundó en per· La Central tiene por objetivo organizar a los trabajadores africa-
juicio de su militancia sindical e nos en la unidad y coordinar la acción del conjunto de las orga-
impidió que pudieran e~ablecer­ nizaciones sindicales africanas en su lucha contra el régimen
..se, en todas partes, las secciones colonial, y contra todas las formas ·de opresión y explotación del
. locales de la UGTAN. Poco des· hombre por el hombre, para la defensa de sus reivindicaciones
pués, en ocasión del referéndum económicas y sociales, la . legítima afirmación de la dignidad
humana del trabajador africano y la emancipación completa de
propuesto por De Gau!le sobre la las poblacioón autóctonas.
constitución que establecía la Co· ... su acción se inscribe en la lucha (entablada) por los traba-
munidad Francesa, se convocó jadores de los países subdesarrollados para (conquistar) la libe-
otra conferencia en Bamako, de ración de estos últimos, la prqmoción económica y social de sus
la cual participaron delegados de pueblos y el advenimiento de una verdadera democr.a cia.
Sudán, Niger, Alto Volta, Senegal , I. En el plano social
Guinea, Dahomey, Mauritania To· - La supresión de todas las formas de opresión y explotación.
go y Camerún. Considerando que - La creación de nuevas condiciones que tiendan, por una parte,
tal constitución "consagra la di· la elevación del nivel de vida de los trabajadores, y por otra la
visión de Africa para asegurar la supresión de las contradicciones que puedan existir entre las
clases sociales africanas.
perennidad de la colonización en II. En la esfera económica
su forma moderna ... que es con· - La puesta en valor del Africa según los intereses superiores de
traria a las profundas aspiraciones sus pueblos:
de libertad, dignidad y evolución a) Supresión de la economía de trata en vigor y modificación
de las poblaciones africanas", la del sistema actual de cambios en un sentido conforme a los
conferencia de Bamako decide re- inten;ses de los pueblos.
chazarla y "apela a las organiza· b) Modernización de la economía rural y pastoral.
· ciones sindicales, a los trabaja- c) Creación de industrias, particularmente de transformación,
en el menor tiempo posible y por todos los medios adecuados en
dores y a las · masas populares · defensa de los interreses presentes y futuros de las poblaciones
para que voten por NO el 28 de locales: la introducción de capitales privados y públicos de cual-
setiembre de 1958. Invita a las quier procedencia, la africanización de los cuadros económicos,
formaciones políticas, a las aso- sociales y administrativos, etc.
ciaciones de jóvenes y de estu· III. En el pLano político .
di antes y . a todas las organizacio· - La lucha por la liquidación del régimen colonial, la emanci- ..
nes democráticas a obrar en el pación de los trabajadores y la salvaguardia de las libertades
públicas e individuales. 1
¡
mismo sentido ... ". Sin embar·
- La Central única africana es independiente frente a todos los 1
go, los fuertes lazos que unían a or,ganismos políticos. Dentro del margen de su autonomía orgá-
los partidos políticos locales con nica se reserva el derecho de sostener todas las acciones políticas
los sindicatos fueron más podero- que favorezcan los intereses de los trabajadores y de los pueblos
sos que la adhesión de estos a la africanos. ·
UGTAN . Desde el Bloque Senega· Tomado de: Maynaud . y Salah-Bay, op. cit.
lés hasta el RDA optaron por SI,
excepto Guinea -donde la cen-
tral obrera estaba integrada al
movimiento nacional, y ambos di·
rigidos por Séku Turé-, que al
rechazar la constitución alcanzó la
. independencia. Después de este
fracaso la UGTAN sufrió diversas
experiencias negativas: rupturas y
divisiones internas en algunos te·
rritorios; en otros, ni siquiera lle·
gó a ejercer alguna influencia.
Pese a todo se preofupó por fun -
damentar doctrinariamente los ob·
jetivos de su acción unificadora.
En enero de 19~9 se reunió en
Conakry el primer congreso gene·
ral de la UGTAN . El informe acer-
ca de la doctrina y la orientación
corrió a cargo de Turé, quien afír·
mó la necesidad de un sindicalis·
mo politizado y comprometido con
los movimientos de liberación, ca•
paz de condicionar la solución de

700
Minero de
Johannesburgo. La.s
diferencias salariales
entre blancos y
negros motivaron
agudos
enfrentamientos.

701
Trabajadores
s_udafricano&. El de
la página de la
derecha exhibe el
certificado de buena
conducta que deben
portar los negros
P"'ª poder trabajar.

702
703
los problemas econom1cos y so· pedir que empeoren y que se in· francés), liberó a 480 presos y
ciales al logro del objetivo primor- quieten alarmados ante los llama· prendió fuego a los edificios. La.
dial: la liberación nacional. Por mientos a sacrificar sus intereses policía logró rechazarlos y el ejér·
ello la UGTAN proclamaba "su de· de grupo por el supuesto bienes- cito se aprestó a la defensa del
recho a sostener toda acción poli· tar de todos. Este conflicto asu· palacio presidencial, mientras los
tica que juzgara conforme a los me gravedad cuando, pese a las sindicatos reunían a sus efectivos.
intereses de los trabajadores y los rotundas afirmaciones de los di· Al día siguiente los trabajadores
pueblos ~fricanos". rigentes, en el sentido de haber se encaminaron al palacio presi-
logrado el fin de la explotación y denCial. El jefe del' estado -·-Ful·
de las contradicciones sociales, el bert Yulu- hizo una primera con·
El movimiento obrero pueblo contempla asombrado la cesión: prometió reorganizar el
acelerada formación de la clase gobierno y separar a los ministros
después de la política -funcionarios y dirigen· acusados de corrupción adminis·
independencia tes- cuyos salarios sobrepasan trativa. Pero la multitud, encua-
en mucho los niveles medios y se drada por los dirigentes sindica-
enriquecen ostensiblemente sin les, exigió su renuncia. Yulu se

L
a situación colonial detenerse ante la corrupción ad· aprestó a resistir y · recurrió al
había polarizado -.a ministrativa en ·que muchos in- auxilio de las fuerzas francesas;
las sociedades afÍi· curren. sin embargo, las casas de varios
canas en torno del diputados seguían ardiendo y la
eje DOM 1NACION Esto contribuye a explicar la re·
sistencia de los trabajadores de multitud comenzó .a levantar ba-
COLONIAL·NACION, términos am: rricadas en los barrios africanos.
bos de la contradiceión principal. Ghana en 1961 cuando, ante una
coyuntura financiera difícil, el go- El jefe de estado decretó el estado
Un solo partido o movimiento po· de sitio y asumió todos los pode-
lítico tendía a nuclear a todos los bierno aumentó los impuestos in-
directos sobre los artículos de pri·. res civiles y militares. Pero, pese
grupos y elementos nacionalistas. a la prohibición explícita de reali·
Lograda la independencia, este mera necesidad e impuso un plan
de austeridad mediante el ahorro zar manifestaciones, la multitud
partido único se convirtió en una se lanzó a la calle, mientras arri-
institución capaz de penetrar en · obligatorio: los trabajadores de-
bían invertir del 5 al 10 % de su baban los refuerzos franceses des·
todos los grupos <Jrganizados: de Chad. El 15 de agosto Yulu
campesinos, obreros, mujeres, es· salario mensual en valores del es·
tado, mientras que el gobierno solicitó telefónicamente al presi-
tudiantes, juventud. Organizado qente de la República Francesa
sobre bases geográficas mediante anunciaba el congelamiento de los
salarios. Pocos días después que que las fuerzas francesas intervi-
una red de comités locales de al· nieran a su favor y De Gaulle se
dea y urbanos, moviliza a las ma· el plan entrara en vigencia los tra·
bajadores de los puertos de Tako· negó. Treinta minutos después
sas que mantienen su lealtad al Yulu se rendía.
partido que dirigió la lucha por la radi y Sekondi declararon la huel·
independencia. En este caso el ga. No tardaron en plegarse los
movimiento obrero quedaba en ferroviarios de Kumassi. El go·
bierno reacéionó con suma ener·
Bibliografía
una situación de estrecha subor·
dinación. Tal fue el modelo adop. gia identificando ·a la huelga con
el sabotaje y ordenó la represión. Maynaud, .Jean et Salah-Bay, Anisse,
tado por Guinea, Ghana, Tanganyi· Le Syndicalisme Africain. Evolution et
ka (actualmente Tanzania, des· A los pocos meses debía destituir pespectives, París, Payot, 1963.
pués de su unión con Zanzibar en y procesar a varios ministros. Woddis, Jack: Africa, el león despierta,
En Ta,nganyika, el líder de la TLF, Buenos Aires, Platina, 1962.
1964). En la medida en que estos Oliver, Roland y Fage, J. D.: A Short
pai~es adoptaron una orientación Víctor Mkeflo, apoyó la legislación History of Africa, Penguin Books, 1962.
socialista sus líderes políticos con· propiciada por la TANU que cer· Balandier, Geoi-ges: Teoría de la des·
sideraron a los sindicatos como cenó el poder de los sindicatos, colonización, Bs. As., Ed. Tiempo Con·
temporáneo, 1971.
instrumentos fundamentales para pero, sin embargo, fue desterrado Ziegler, Jean: Sociología de la nueva
promover el socialismo. Por lo cuando, superado por la presión Africa, México, Era, 1964.
tanto su función principal sería de las bases, no pudo evitar que Hughes, A. J.: East Africa: The Search
su propio sindicato -el de los for Unity, Penguin Books, 1963.
disciplinar a la fuerza de trabajo, Roper, J. L. : Labour Problems in West
fomentando actitudes positivas trabajadores de · las plantacio· Africa, Penguin Books, 1962.
hacia el trabajo mismo y frenan· nes- se lanzara a la huelga. Bertaux, Pierre: Africa. Desde la pre-
do los reclamos por aumentos de De este modo las expectativas de . historia hasta los Estados actuales,
Siglo XXI, Historia Universal, vol. 32,
salarios. El cumplimiento de esta los obreros siguen presionando a 1972.
función no eliminó, ni siquiera los dirigentes, que, pese a los in· Friedland, William H. y Rosberg, Cart
redujo, la importancia del conflic· tentos de integración burocrática · G.: Africa socialista, México, F. C. E.,
1961. •
to potencial con ias bases, que en o a las medidas coercitivas, siguen
las condiciones de fuerte desequi· representando una fuente semi-
librio de las economías africanas, independiente de poder. En agos·
en plena reconstrucción, aspiran to de 1963 una multitud de
a mejorar sus condiciones de vida 10.000 desocUpados atacó la cár·
y de trabajo o, por lo menos, im· cel de Brazzaville (en el ex Congo

704 '
n el prólogo de su La Revolución Rusa marcó el ni-
Los consejos
E
· obra Contribución a vel más elevado conocido por el
la Critica de la Eco- movimiento obrero. De ahí su
obreros y la , J nomía Política Marx
. ~ afirmaba: "Ningún
enorme influencia y gravitación
sobre el resto del mundo. Así co·
transición al reg1men social desaparece antes
· de haber desenvuelto sus fuerzas
mo la vieja Rusia había difundido
palabras como zar, cosaco y po-
socialismo. · productoras hasta el máximo de
lo que pueda alcanzar tal régimen
grom, así se generalizaron nuevas
palabras: bolchevique, koljós, so-
y ningún régimen social nuevo viet. La simpatía hacia el "país
Hugo Sacchi puede aparecer si no halló pre- de los soviets" sintetizaba las me-
viamente las condiciones necesa- jores esperanzas de todos los tra·
rias en el régimen antiguo" . bajadores. Esa atracción estaba
La historia corroboró el análisis determinada no solo por las con-
de Marx. El desarrollo del capi - quistas materiales que la revolu-
úis experiencias de talismo preparó las condiciones
objetivas para la revolución social:
ción ofrecía, sino fundamental-
mente por la vigencia del régimen
los distintos regímenes la técnica , la ciencia , el proleta ·
riada. La primera guerra mundial
de la "democracia proletaria". La
clase obrera veía que podía por
socialistas indican certificó dramáticamente el fin del
ciclo progresista del capitansmo.
primera vez en la historia asumir
su propio destino.
que la toma del Las fuerzas productivas chocaron El nuevo estado surgido de lá re·
antagónicamente con la estrechez volucion era la expresión de los
poder es solo el de los estados nacionales. De pro- intereses colectivos de las mayo-
gresista el estado burgués se ha· rías populares. Esa realidad se
primer paso en el bía hecho reaccionario. la guerra concretaba en el funcionamiento
mundial anünció el comienzo de de nuevas instituciones: los conse-
camino hacia el una nueva época: la época de la jos de obreros, soldados y campe-
revolución proletaria. sinos, los soviets. No obstante, la
estado obrero. En ese cuadro triunfó la Revolu- historia presentó un cuadro infini-
ción Rusa de 1917. El hecho de tamente más complejo que el pre-
que la primera revolución prole- visto por los revolucionarios de ·
taria victoriosa se diera en la Ru- 1917. La revolución mundial fra·
sia zarista y no en alguno de los casó en la primera posguerra y el
países avanzados de Europa no movimiento obrero conoció un
invalida el análisis de Marx. Por profundo retroceso que se prolon-
el contrario, precisamente apoyán- gó hasta fines de la segunda gue-
dose en el mismo y en su método, rra mundial. El primer estado
los bolcheviques prepararon las obrero conoció asimismo el ·fenó-
condiciones para la victoria. El meno de la burocratización y la
eslabón más débil del capitalismo burocracia.
había saltado en Rusia, pero no
No es nuestro propósito analizar
era sólo el eslabón sino la cadena
este proceso. Solo nos referimos
la que estaba quebrada.
a la experiencia de los primeros
A partir de 1917 el movimiento
años de la URSS en cuanto hace
obrero comienza a realizar una
experiencia inédita: la construc- a nuestro tema: los consejos obre-
ción de un estado de nuevo tipo, ros, el significado y funcionamien·
un estado "obrero". En teoría la to de los soviets, sin duda una de
Revolución de Octubre era consi- las experiencias más ricas reali·
derada como la primera etapa de zadas por el movimiento obrero.
la revolución mundial , que debía Esto no significa tampoco caer en
culminar con la conquista del po- la mitificación de "los primeros
der por el proletariado internacio· años de la URSS", tan común en
nal. El socialismo -"estadio in - muchos epígonos de Lenin y
ferior del comunismo", según Trotski , presentándolos como
Marx- comenzaría así a edificar- "modelo único" del régimen de
se a partir del nivel de desarrolló transición del capitalismo al socia-
económico alcanzado por el capi- lismo.
talismo avanzado. El régimen so- La experiencia aportada por la se-
viético, por lo tanto, no era socia- gunda revolución mundial a partir
lista propiamente dicho, sino tran- de 1945 ha enriquecido no solo la
sitorio entre el capitalismo y el práctica, sino la teoría del moví·
socialismo. miento obrero. Nuevos estados

705
obreros se han constituido bajo temente de que pueda atraer a su
Un obrero italiano una diversidad de formas y cir- proyecto a parte de los sectores
cunstancias: China, los estados de populares. Existen además otros
trabaja en una Europa oriental (Yugoslavia parti- sectores sociales que, sin ser cla-
cularmente), Cuba. Muchos paí· ses, desempeñan un papel de im·
bobinadora. El ses del llamado "Tercer Mundo" portancia: la burocracia bajo to-
transitan procesos revolucionarios das sus formas.
proletariado es, según por vías inéditas y en las metró- Lo que nos interesa destacar es
polis imperialistas, en Europa so-
Marx, "la única bre todo, se viven crisis revolucio-
que en la sociedad contemporá-
nea la dinámica de todo proceso
narias que ponen a la orden del
clase día la "lucha por el poder". El
revolucionario tiene un contenido
socialista (aun bajo la forma del
consecuentemente mundo está unificado como nun-
ca. Y el carácter común de esta
nacionalismo revolucionario de los
países dependientes), en tanto es
revolucionaria''. experiencia diversa es que las ma-
sas buscan el camino para lograr
el proletariado la única clase cu-
yo funcionamiento social concen-
una plena y real participación en tra la experiencia más avanzada
el proceso histórico. De ahí que del siglo XX. Esto es válido aun
el tema de los soviets, los conse- en aquellos países donde el cam-
jos obreros, la autogestión, el con- pesinado es abrumadora mayoría.
trol obrero, se ponga cada vez No obstante, el programa dé la
más a la orden del día. revolución a la cual adhieren los
campesinos es el programa del
proletariado. El ejemplo de Chi-
El estado y la revolución na es por demás ilustrativo. Esto
no quiere decir, claro está, que la
estrategia y la táctica revoluciona-

F
.,~· squematizaremos al· rias sean de carácter universal.
Ji gunos conceptos pa-
ra entrar en el te- Cada país tiene una fisonomía
ma. El problema del propia, producto del desarrollo
estado y la revolu- desigual y combinado de la huma-
ción no puede tomarse en forma nidad. Lo que sí es común es el
abstracta, sino referido al proce- objetivo estratégico último: el so-
so revolucionario objetivo, es de- cialismo.
cir, a la experiencia del movimien- Veamos ahora la cuestión del es-
to obrero. Sin embargo, es nece- ta_do. Desde el punto de vista
sario referirnos primeramente al marxista, el estado no representa.
funcionamiento de las clases so- otra cosa que "una junta que ad-
ciales en la sociedad contemporá- ministra los negocios comunes de
nea. O sea, cuáles son esas cla- toda la clase burguesa". Es de-
ses revolucionarias y cómo fun- cir, es el organismo que repre-
cionan. senta, de una u otra forma, sea
En ese plano ubicamos a dos cla- en for.rna dictatorial, sea en forma
ses fundamentales: el proletaria- democrática, los intereses de la
do y el campesinado, destacando clase dominante. Existe siempre
con Marx que la primera es la una dJctadura de clase que se
única clase consecuentemente re- ejerce en forma diversa (en el me-
volucionaria. Sobre la base de jor de los casos a través de órga-
las condicion~~ objetivas creadas nos ~·l' puesta mente democráticos
por la estructura económico-social como el parlamento).
se establece urn:i determinada re- Al ref~·ecto Marx dice: "Por lo que
lación en el funcionamiento de las a mi se refiere, no me cabe el mé-
clases, particular en cada país rito de haber descubierto la exis-
y en cada coyuntura. Pero lo tencia de las clases en la socie-
común a todo proceso revolucio- dad moderna ni la lucha entre
nario es, obviamente, un movi- ellas. Mucho antes que yo histo·
miento de masas. Proletariado y riadorns burgueses hablan ex- ·
campesinado, junto con la clase puestc· ya el desarrollo histórico
media o pequeña burguesía com- de e~.ta lucha de clases, y econo-
ponen los tres sectores de masas mistas burgueses, la anatomía
de la sociedad. La burguesía co- ecc;órnica de éstas. Lo que yo
mo tal no conforma nunca un mo- he apc·rtado de nuevo ha sido de-
vimiento de masas, independien- mostru: 1) que la existencia de

706
707
Las posiciones programáticas de la Internacional las clases solo va unida a deter·
minadas fases históricas de desa-
Comunista rrollo de la producción; 2) que la
lucha de clases conduce, necesa-
VLadimir l. Lenin riamente, a la dictadura del pro·
Tesis sobre la dictadura del proletariado letariado; 3) que esta misma die·
Otro error teórico y político de los socialistas consiste en no com-
prender que las formas de la democracia han cambiado constante- tadura no es por sí más que el
mente durante el transcurso de los siglos, desde sus primeros tránsito hacia la abolición de to·
gérmenes en la antigüedad, a medida que una clase dominante era das las clases y hacia una socie-
reemplazada por otra. En las antiguas repúblicas de Grecia, en dad sin clases ... "
las ciudades de la Edad Media, en los países capitalistas civilizados, Queda claro, entonces, que el es·
la democracia reviste diversas formas-y un grado de adaptación tado obrero -representante de la
diferente. Sería una gran tontería creer que la revolución más dictadura del proletariado- no
profunda en la historia de la ·humanidad, que el pasaje del
poder, por primera vez en el mundo, de una minoría de explota- puede identificarse naturalmente
dores a la mayoría de explotados, pueda producirse dentro de los con el socialismo. Marx entendía
viejos marcos de la democracia burguesa y parlamentaria, pueda como tal a una sociedad organi·
producirse sin cortes netos, sin crear nuevas instituciones que zada sobre la base de un alto ni·
encarnen esas nuevas condiciones de vida, etc. vel de desarrollo de las fuerzas
La dictadura del proletariado se asemeja a la dictadura de las productivas, concebida además a
otras clases en que aquella es provocada, como todo tipo de dicta- escala mundial. En este sentido,
duras, por la necesidad de reprimir violentamente la resistencia el socialismo sólo puede darse a
de la clase que pierde la dominación política. El punto funda-
mental que separa Ja dictadra del proletariado de la de las otras partir de un régimen de abundan·
ciases, cie ia akt<tdüiri de les elementos feudales en la Edad Media, cia. No puede haber socialización
de la dictadura de la burguesía en todos ios pafa~g civilizados de la miseria. El estado obrero,
capitalistas, consiste en que la dictadura de los elementos feudales por lo tanto, prepara las condicio·
Y de la burguesía era el aplastamiento violento de la resistencia nes materiales y culturales para
de la enorme mayoría de la población, de la clase trabajadora, el tránsito a la nueva sociedad.
mientras que la dictadura del proletariado es el aplastamiento, De ahí que Lenin definiera la re·
por medio de la fuerza, de la resistencia de los explotadores, es
decir de una ínfima minoría de la población: los propietarios de volución socialista er? R~!;iª ~grna
tierras y los capitalistas. "el poder de los soviets más la
De ello resulta también que la dictadura del proletariado arrastra electrificación" (simbolizando con
inevitablemente no sólo una modificación de las formas y de las electrificación el desarrollo de las
instituciones democráticas en general, sino también una modifica- fuerzas productivas).
ción tal que conduce a una extensión hasta entonces desconocida
del principio democrático en favor de las clases oprimidas por el
capitalismo, en favor de las clases trabajadoras.
La Comuna de París
Tomado de Consejos Obreros y Democracia Socialista. Cuadernos de
Pasado y Presente (33>. Argentina, 1972.
a Comuna de París

1
de 1871 marcó una
etapa decisiva para
J la vida del moví·
...... miento obrero. En
primer término quedó ejemplifi·
cado que no bastaban el heroísmo
y la abnegación de la clase obre·
ra para alcanzar la victoria. Los
obreros de París habían demos·
trado con creces poseer esas vir·
tudes. Se habían lanzado a tomar
"el cielo con sus manos", como
diría Marx. Pero la burguesía ha·
bía logrado recomponer sus fuer-
zas y aplastar ferozmente a la
Comuna.
No obstante, la experiencia dejó
una lección que enriqueció la
práctica y la teoría del movimien·
to obrero en forma considerable.
La Comuna mostraba, en primer
lugar, que no bastaba apoderarse
del poder, sino que había que
"destruir", "romper" la vieja má·

708
quina estatal y reemplazarla por León Trotsky: Historia del Soviet
otra nueva.
En La guerra civil en Francia Marx
La Rusia urbana ( era su conclusión) constituía una base dema-
sintetizó las conclusiones funda· siado estrecha . para la lucha. El Soviet trató de librar la lucha
mentales acerca de la Comuna de en escala nacional, pero nunca fue más que una institución peters-
1871 . Escribió: " .. . Y si París burguesa .. . no cabe duda de que en el próximo estallido revolu-
pudo res istir fue únicamente por· cionario, tales Consejos Obreros se formarán en todo el país. Un
que, a consecuencia del asedio, Soviet de Obreros de Toda ·Rusia, organizado por un Congreso
se había deshecho el ejército, sus· nacional. . . asumirá la dirección. . . La historia no se repite. El
tituyéndolo por una Guardia Na· nuevo Soviet no tendrá que volver a conocer la experiencia de
cional, cuyo principal contingente aquellos 50 días. Pero de ella podrá deducir todo su programa de
lo formaban los obreros. Ahora acción ... : cooperación revolucionaria con el ejército, el campe-
sinado y los sectores plebeyos de las clases medias; abolición del
se trataba de convertir este he-
absolutismo ; destrucción del aparato militar del absolutismo ; diso-
cho en una institución verdadera . lución y reorganización parciales del ejército ; abolición de la
Por eso el primer decreto de la policía y del aparato burocrático ; jornada de trabajo de ocho
Comuna fue suprimir el ejército horas; entrega de armas al pueblo, sobre todo a los obreros;
permanente y sustituirlo por el transformación de los Soviets en órganos de gobierno autónomo
pueblo armado. urbano revolucionario; formación de Soviets Campesinos para lle-
"La Comuna estaba formada por var a cabo la revolución agraria local; elecciones a la Asamblea
los consejeros municipales elegi - Constituyente . . . Resulta más fácil formular un plan semejante
dos por sufragio universal en los que ponerlo en práctica. Pero si la revolución está destinada a
vencer, el proletariado no puede dejar de asumir este papel.
diversos distritos de la ciudad.
Realizará una acción revolucionaria como el mundo jamás ha
Eran responsables en todo mo- presenciado.
mento. La historia de esos cincuenta días será una página opaca en el
"La mayoría de sus miembros gran libro de la lucha y la victoria del proletariado.
eran , naturalmente, obreros o re·
Tomado de Emest Mande!. Control Obrero, Consejos ObreTO$, Autogestión.
presentantes reconocidos de la Ediciones La Ciudad Futura. Argentina. 1973.
clase obrera. La Comuna no había
de ser un organismo parlamenta·
rio, sino una corporación de tra·
bajo, ejecutiva y legislativa al mis-
mo tiempo. En vez de continuar
siendo un instrumento del gobier-
no central, la policía fue despoja·
da inmediatamente de sus atribu ·
tos políticos y convertida en ins-
trumento de la Comuna, respon·
sable ante ella y revocable en
todo momento. Lo mismo se hizo
con los funcionarios de las demás
ramas de la administración. Des-
de los miembros de la Comuna
para abajo, todos los que desem·
peñaban cargos públicos debían
desempeñarlos con salarios de
obreros. Los intereses creados y
los gastos de representación de
los altos dignatarios del estado
desaparecieron con los altos dig·
natarios mismos. Los cargos pú ·
blicos dejaron de ser propiedad
privada de los testaferros del go-
bierno central. En manos de la
Comtina se pusieron no solamen-
te la administración municipal,
sino toda la iniciativa llevada has-
ta entonces por el estado. ( ... )
Los funcionarios judiciales debían
perder aquella fingida indepen·
dencia que solo había servido pa -
ra disfrazar su abyecta sumisión
a los sucesivos gobiernos, ante
los cuales iban prestando y vio-
lando, sucesivamente, el juramen-

709
710
to de fidelidad. Igual que los de· Y' aparece como la real represen·
Obreros rusos en más funcionarios públicos, los tación popular.
los primeros años magistrados y los jueces habían Trotski, uno de los principales di·
de ser funcionarios electivos, res· rigentes de la revolución de 1905
del siglo XX. El ponsables y revocables." y presidente del soviet de Peters·
La reflexión de Marx y Engels so· burgo, · explica qué es el soviet:
soviet o consejo de bre la Comuna les permitió com· "El consejo de diputados obreros
pletar un aspecto fundamental del se formó para responder a una
obreros y campesinos Manifiesto Comooista. Así, en un necesidad práctica, creada por las
prólogo escrito en 1872 afirmaron coyunturas del momento: era ne·
aparece en la que la Comuna era "la forma po· cesario tener una organización
lítica finalmente descubierta, por que gozara de una autoridad in·
revolución de 1905 la cual se podía cumplir la eman· discutible, libre de toda tradición,
cipación económica del trabajo". que agrupara en un solo cuerpo
como una creación A pesar de su derrota, la Comuna a las multitudes diseminadas y
de París se convirtió en una base desprovistas de ligazón; esta or·
espontánea de las programática fundamental para ganización debía ser un confluen·
todos los revolucionarios que, te para todas las corrientes revo·
masas. posteriormente, se lanzaron a la lucionarias existentes en el inte·
lucha por el poder obrero y el rior del proletariado; debía tener
socialismo. iniciativa y ser capaz de contro·
larse a sí misma automáticamen·
te; lo esencial, por último, era po·
Los soviets en la Revolución der hacerla surgir en veinticuatro
horas. El partido socialdemócrata,
Rusa que reunía estrechamente, en sus
retiros clandestinos, a varias cen·
n las revoluciones tenas y, por la circulación de las

E rusas de 1905 y ideas, a varios miles de obreros


1917 aparece un de Petersburgo, estaba en condi·
i J nuevo organismo ciones de dar a las masas una
_..... de poder popular consigna que iluminara su expe-
que continúa la tradición de la riencia natural a la luz fulgurante
Comuna de París. Es el soviet o del pensamiento político; pero es·
consejo de obreros y campesinos. te período no habría sido capaz
La idea del soviet no nació de la de unificar por un lazo vivo, en
iniciativa de ningún partido revo· una sola organización, a los miles
lucionario en particular. Fue en y miles de hombres que compo·
realidad una creación espontánea nían la masa: de hecho, siempre
de las masas. Bajo la presión de había realizado lo esencial de su
las necesidades y exigencias de la trabajo en laboratorios secretos,
vida los obreros dieron forma a en los antros de la conspiración
este órgano que se convertirla, que las masas no conocían. El
con la revolución. de 1917, en la partido de los socialistas-revolu·
estructura fundamental de la de· cionarios sufría las mismas enfer·
mocracia obrera vigente en los medades de la vida subterránea,
primeros ,anos del estado sovié· agravadas aún más por su debi·
tico. lidad y su inestabilidad. Las di·
Los soviets hicieron su aparición ficultades que existlan e.ntre las
en 1905, en medio de la primera dos fracciones igualmente fuertes
huelga general que llevaba a cabo de la socialdemocracia por una
el movimiento obrero ruso. Su parte, y su lucha con los socia·
centro fue Petersburgo, donde listas-revolucionarios por otra, ha-
existia precisamente la mayor con· cían absolutamente indispensable
centración obrera. La necesidad la creación de una organización
de unificar el movimiento de las imparcial. Para tener autoridad
masas impulsó a los · obreros a sobre las masas, inmediatamente
elegir delegados por fábrica y en· después de su formación, debla
viarios a un "comité de huelga" estar instituida como la base de
que pasó a denominarse "Con se· · una representación muy amplia .
jo de Diputados Obreros". A fi· ¿Qué principio se debia adoptar?
nes de 1905 el Consejo ya ha La respuesta venia sola. Como el
adquirido una considerable fuer· único lazo que existia entre las
za, envía delegados a todo el país masas populares, desprovistas de

111
¿Es una clase dirigente la burocracia?
Lenin y Stalin en
Las clases se definen por su lugar en la economía social y ante
todo con relación a los medios de producción. !E n las sociedades 1922. El primero
civilizadas, la ley fija las relaciones de propiedad. La nacionali-
zación del suelo, de los medios de producción, de los transportes
y de los cambios, y también el monopolio del comercio exterior
informa que ''la
forman las bases de la sociedad soviética. Y esta adquisición de
la revolución proletaria permite definir a la URSS como un Estado
república de los
proletario1
Por su función de reguladora y de intermediaria, por el cuidado
soviets no es solo
que tiene de mantener la jerarquía social, por la explotación de
la máquina del Estado para sus fines propios, la burocracia sovié- una forma de
tica se parece a cualquiera otra, y sobre todo, a la del fascismo ;
pero, se distingue también de ellas por rasgos de extrema impor- institución
tancia. Bajo ningún otro régimen, la burocracia representa los
intereses de la clase poseedora e instruida que dispone de un gran democrática del tipo
número de medios de control sobre sus administraciones. La buro-
cracia soviética se ha elevado por encima de una clase que apenas
salía de la miseria y de las tinieblas y no tenía tradiciones de
más elevado sino
comando ni de dominación. Mientras que los fascistas al llegar
al festín se unen a la burguesía por intereses comunes, por la
que es también la
amistad, por el matrimonio, etc., la burocracia de la URSS asimila
las costumbres burguesas sin tener a su lado una burguesía nacio-
única forma capaz
n.a l. En este sentido no se puede negar que es algo más que una
simple burocracia. Es la única capa social privilegiada y domi- de asegurar el
nante, en el amplio sentido de la palabra, en la sociedad soviética.
Otra particularidad, no menos importante, es la de que la. buro- tránsito al socialismo
cracia soviética ha expropiado políticamente al proletariado para
defender por sus propios métodos las conquistas sociales del prole- de la manera menos
tariado. Pero el hecho mismo de que se haya apropiado del poder
en un país en que los medios de producción más importantes per- dolorosa".
tenecen al Estado, crea entre ella y las riquezas de la nación rela-
ciones enteramente nuevas. Los medios de producción pertenecen
al Estado. El Estado pertenece en cierto modo a la burocracia.
Si estas relaciones todavía recientes se estabilizaran, se iegalizaran,
se hicieran normales sin resistencia o contra la resistencia de los
trabajadores, terminarían por la liquidación completa de las con-
quistas de la revolución proletaria. Pero esta hipótesis es todavía
prematura. El proletariado no ha dicho su última palabra. La
burocracia no ha creado una base social de su dominación, bajo
la forma de condiciones particulares de propiedad. Está obligada
a defender la propiedad del 1Estado, fuente de su poder y de sus
rentas. Por este aspecto de su actividad, continúa siendo el instru-
mento de la dictadura del proletariado.
Las tentativas de presentar a la burocracia soviética como una
clase "capitalista de Estado" no resisten a la crítica. La burocracia
no tiene títulos ni acciones. Ella se recluta, completa y renueva
merced a una jerarquía administrativa, sin tener derechos parti-
culares en materia de propiedad. El funcionario no puede trans-
mitir a sus herederos su derecho a la explotación del Estado. Los
privilegios de la burocracia consisten en abusos. Finge no existir
como grupo social y oculta sus rentas. Su aprovechamiento de una
enorme parte de la renta nacional en un caso de parasitismo social;
y es esto lo que hace más contradictoria, indigna y equívoca la
situación de los dirigentes soviéticos, a despecho de su plenitud
de poder y del incienso quemado en su honor.
Tomado de: León Trotsky, La Revolución. Traicionada. Proceso. Argenti-
na, '1964.

712
713
organización, era el proceso de la autoridad. Había ampliado su es- la revolución
producción, no quedaba más que pacio político incorporando a de-
entregarle el derecho de represen-
tación a las empresas y a las fá-
legados del ejército y se llamaba
ahora "Consejo de Diputados
proletaria de 1917
bricas.
El soviet de San Petersburgo duró
Obreros y Soldados". En medio
de la impotencia del gobierno el
transforma
poco menos de tres meses. Las
luchas obreras no lograron unifi-
.soviet encaró las tareas de reor-
ganizar la vida económica y social
radicalmente los
carse con los levantamientos cam- del país. Envió delegaciones a to·
dos lados y formó comisiones pa-
caracteres del
pesinos ni con el movimiento de
los soldados. El ascenso de la re- ra que administraran el sector pú· proceso de
volución llegó hasta el limite de blico. La propia Duma debió re-
la insurrección popular, pero la conocer esta situación y apelar a producción. En la
clase obrera quedó prácticamente los delegados de los obreros y
aislada y la represión logró aplas- soldados, vale decir a los conse- fotografía superior
tar el intento revolucionario. El 3 jos, para garantizar el orden. En
de diciembre de 1905 las tropas resumen, había comenzado el pro- se ve el interior de
del zar interrumpieron la sesión ceso de doble poder -la existen-
del soviet y detuvieron a gran par- cia real de dos gobiernos- que un establecimiento
te de los diputados. Daba comien- culminó con la Revolución de Oc-
zo así la contraofensiva reaccio- tubre realizada bajo la consigna textil en 1910.
naria que culminaría con el aplas- bolchevique de ''todo el poder a
tamiento de la insurrección de los soviets". Abajo, un alto horno
Moscú, pocos días después. El No obstante, en la primera etapa
régimen del zar logró mantenerse de la revolución el soviet se com- en Ucrania en 1929.
unos pccos años más, durante los puso con una mayoría integrada
cuales extremó su carácter repre- por representantes de los partidos
sivo y antipopular. social-revolucionario y la fracción
No obstante, la experiencia del menchevique de la socialdemocra·
soviet habla quedado 2rabada en cia. El partido bolchevique era
la conciencia de los obreros. Es- apenas una exigua minoría. En
tos aprecian como nadie las he- Petrogrado, por ejemplo, sólo te-
rramientas útiles, y el soviet se nía 40 representantes sobre un
había demostrado extraordinaria- total de cuatrocientos diputados.
mente eficat para la organización Esto se debía al ritmo mismo del
de la lucha. En 1917, con las pri- proceso revolucionario, que, CO·
meras movilizaciones que dieron menzado en febrero, radicalizó
comienzo. a la segunda revolución paulatinamente a las masas. Es-
rusa -prólogo de la Revolución tas solo a través de su práctica
de Octubre-, resurgió inmedia- vieron en los bolcheviques a sus
tamente el soviet. También esta mejores representantes. Pero tam·
vez, como en 1905, el centro po- bién cobró otro factor fundamen·
lítico del Pi's fue Petrogrado (ex tal: el soviet de 1917 había sur-
San Petersburgo). En marzo de gido inmediatamente "desde arri·
1917 el soviet o consejo de di- ba", a diferencia de 1905, y su
putados obreros estaba completa- cúpula dirigente no representaba
mente estructurado. El zar había la verdadera relación de fuerza
abdicado, el duque Miguel renun- en la base misma del proceso, es
ciado a la sucesión y el gobierno decir, en las fábricas. No obstan-
quedó en manos de la Duma (una te, en el curso de pocos meses
especie de parlamento compuesto los bolcheviques ganaron ta ma·
por representantes de la burgue- yorla, sobre todo a partir de la
sía y la nobleza). corrección política impuesta por
Este gobierno no podía ser más la llegada de Lenin a Rusia en
endeble. En medio de una situa- abril de 1917. Con mayor claridad
ción extremadamente dificil, con en cuanto a su objetivo estraté·
un país agitado por levantamien- gico, el partido bolchevique se en-
tos campesinos y huelgas obreras, caminó resueltamente a tomar el
los miembros de la Duma no po- poder.
dlan resolver los problemas fun-
damentales: restablecer el orden
y mantener el frente militar. Na-
die confiaba en el gobierno. En
cambio, el soviet ejercía una gran

714
715
Lenin: Discurso sobre el Programa presentado Trotsky y Lenin en
al VIII Congreso del P. C.
1923. El teórico de
La cuestión siguiente que, de acuerdo al orden de los temas, me
corresponde tratar, es la del burocratismo y de 1.a participación la revolución
de las grmndes masas en la actividd de lllls administraciones pú-
blicas. Hace largo tiempo que se han formulado quejas contra permanente escribía
la burocracia: ciertamente ellas son fundadas. En la lucha contra
la burocracia, hemos hecho lo que ningún Estado ha hecho hasta en ese año: "La
ahora. Hemos destruido completamente el viejo aparato esencial-
mente burocrático y de opresión burguesa, que permanece exacta-
mente como tal en las Repúblicas burguesas más libres. Tomemos,
nacionalización del
por ejemplo, los tribunales. Es verdad que aquí la tarea es más
fácil, no teníamos que crear un nuevo aparato, porque cualquiera
sueldo, de los
puede juzgar de acuerdo al sentimiento del derecho revolucionario
de las clases trabajadoras. Todavía estamos lejos de llegar a medios de
ello. Sin embargo, en varias regiones, hemos hecho del tribunal
lo que debe ser. Hemos creado órganos de justicia en los que producción, de los
podrán participar no solamente los hombres, sino también las
mujeres, es decir el elemento más atrasado y más inerte. transportes y de los
Los empleados de las otras ramas de la administración son buró-
cratas interesados. Aquí la tarea es menos fácil. No podemos cambios, y también
prescindir de este aparato. Todas las ramas de la administración
lo hacen necesario. Sufrimos del desarrollo insuficiente del capi-
talismo en Rusia. Alemania, al parecer, atraviesa esta fase más
el monopolio del
fácilmente porque su aparato burocrático ha sido una ruda escuela,
se le hace sudar sangre, pero se le hace hacer un trabajo serio en
comercio exterior
lugar de usar .el látigo, como en el caso de nuestras administra-
ciones. A los viejos elementos burocráticos los hemos perseguido,
forman las bases de
los hemos zamarreado y después hemos comenzado a confiarles
nuevos cargos. Los burócratas zaristas pasan poco a poco a las la sociedad soviética.
instituciones soviéticas donde introducen el burocratismo, se dis-
frazan de comunistas y para asegurar mejor su carrera, consiguen Y estas adquisiciones
el carnet del P. C. R. De este modo pues, impedidos a entrar por
la puerta; entran por la ventana. Aquí se hace sentir especial- de la revolución
mente la falta de fuerzas cultivadas. A estos burócratas sería
necesario despedirlos, más no sería posible reeducarlos de golpe. proletaria permiten
Lo que nos incumbe en primer lugar son las tareas de organiza-
ción, culturales y educativas. definir a la URSS
Combatir el burocratismo hasta el fin, hasta la victoria completa,
es posible solamente si toda la población participa en la gestión
del país. En las repúblicas burguesas, no sólo es cosa imposible,
como un Estado
sino que la ley se opone a ello. Las mejores repúblicas burguesas,
por muy democráticas que sean, oponen miles de obstáculos legis-
proletario''.
lativos .a la participación de los trabajadores en el gobierno del
Estado. Hemos actuado de tal manera que estos obstáculos no
existen entre nosotros; pero tampoco hemos logrado que las masas
trabajadoras puedan participar en la administración del país.
Además de la ley, hay el nivel cultural que no se puede someter
a ninguna ley. Este bajo nivel cultural hace que los soviets que,
de acuerdo a su programa, son órganos de gobierno pOT los traba-
jadores, en realidad son órganos de gobierno para los trabajadOTes,
ejercicio por la capa avanzada del proletariado y no por las masas
trabajadoras.
Tomado de Ernest Mande}, Control Obrero, Con¡se;os Obreros, Autogu-
tión. T. l. Ediciones La Ciudad Futura. Argentina, 1973.

717
Arriba: en 1939 gica de acuerdo a su caracteriza-
Del doble poder al Estado ción de la revolución como esen-
ciento sesenta mil
campesinos deciden -,
Soviético cialmente burguesa. En cambio.
Lenin precisa claramente una po-
sición opuesta. En primer lugar.
n el período que va comprendiendo que tos soviets
voluntaritlmente
excavar un canal
de riego de 270
F ~
.J 1 de la revolución de estaban bajo la influencia mayo-
febrero a la revolu· ritaria de mencheviques y socia-
ción de octubre las listas revolucionarios, plantea la
divergencias entre necesidad de ganar la mayoría so-
las diversas corrientes políticas viética. Los soviets eran induda-
que se reclamaban la revolución blemente tos instrumentos vitales
·kilómetros de largo. pasaron a través de un eje fun- para la revolución, pero con el
damental: el carácter de la revo· predominio de los conciliadores
Abajo: construcción lución rusa. Es decir, si era una podían también convertirse en un
revolución democráticoburguesa o freno decisivo.
del subterráneo de una revolución proletaria. La caída Dice Lisa Foa: "A pesar del pesi-
del zar y de la monarquía había mismo a que se acomodaban in-
Moscú. llevado al poder a nuevas clases: mediatamente después de la de-
la burguesía y los terratenientes. rrota de julio los juicios sobre la
Se trataba entonces de definir una situación dados por los dirigentes
posición frente al gobierno provi· bolcheviques, ta función de tos
sional, que representaba, induda· soviets no estaba agotada porque
blemente, la fase democrática de justamente. en ese período comen-
la revolución. En general todos los zó un rápido proceso de bolche-
partidos de la oposición, incluyen- vización de las masas y de tos
do a los bolcheviques, coincidie- propios soviets. En la base de esa
ron en un primer momento en· impetuosa reanudación del sacu-
que ta tarea fundamental era con· dón revolucionario había dos com-
solidar et nuevo poder democrá· ponentes: en primer lugar, el fra-
tico. caso de la ofensiva militar a la
Ahora bien, con la llegada de Le- que el gobierno provisional, en es-
nin se produce .un cambio radical. trecha coordinación con las po-
Ya con sus Cartas desde tejos, tencias de la Entente, había juga-
escritas desde el exilio de Suiza, do sus cartas. En segundo lugar,
Lenin caracterizaba a la revolu- la creciente amenaza, desde fines
ción rusa como un proceso com- de agosto, de un movimiento mi-
plejo y combinado, una "revolu- litar. El movimiento popular se
ción ininterrumpida" que había reanimó instantáneamente, esta
culminado con febrero su primera vez con los bolcheviques a ta ca-
fase para entrar en una superior beza, es decir con et único par-
que superaba los límites demo· tido no comprometido en la polí-
cráticos. "Al lado de este gobier- tica de conciliación e intransigen-
no. . . ha surgido un gobierno temente ubicado contra ta .conti-
obrero, importante, no oficial, po- nuación de la guerra. Se perfila-
co desarrollado y todavía relati- ban tas condiciones que Lenin ha-
vamente débil, que expresa los in- bía juzgado necesarias para pro-
tereses del proletariado y de todos ponerse et objetivo de ta toma del
los elementos pobres de ta pobla- poder: la presencia de un fuerte
ción urbana y rural". Con su for- movimiento revolucionario de ma-
midable intuición política Lenin sas, dirigido por el proletariado y
había comprendido desde un pri· sustraído a la influencia de los
mer momento el significado extra- partidos socialista-revolucionario
ordinario del resurgimiento de los y menchevique, que habían trai-
consejos, aun bajo la forma de· cionado la causa de ta revolu-
formada del "comité ejecutivo ción".
provisorio". En setiembre los bolcheviques ha-
Las divergencias se ahondaron en- bían ganado la mayoría en tos so-
tonces profundamente. Los men· viets de Petrogrado, Moscú y
cheviques se limitaban a conside- otras ciudades. Era un pequeño
rar a los soviets como base para equipo comparado con las gran-
una alianza constitucional entre el des masas, pero a través de tos
gobierno burgués y la oposición consejos de fábrica y regimiento
proletaria. Era una deducción tó- ejercía una colosal influencia. Las

718
I

719
En 1921 los
bolcheviques debieron
renunciar al
"comunismo de
guerra" y adoptar la
NEP (Nueva Política
Económica). En la
foto, obreros
soviéticos trabajan
en la construcción
de una línea férrea.

720
masas se. movilizaban reconocien· Roqk-,..,ento de los delegados de taller
do la autoridad del soviet. Enton-
ces se planteó la cuestión del po- en lngiC".iterra
der. La consigna "todo el poder a
los soviets", que los bolcheviques leglamento y constitución del movimiento nacional de los comités
popularizaron con un sentido pro· de delegados dé taller durante la guerra de 1914-1918.
pagandístico a partir del mes de Estructura
abril, cobró plena vigencia. Com· La organización básica es el comité de taller, compuesto de dele-
binando la a·gitación por la "asam- ' gados elegidos en los diferentes servicios.
blea constituyente" -consigna · Los delegados son elegidos independientemente de · su filiación
democrática- con la organiza· sindical.
ción popular, el partido de Lenin El comité de empresa está formado por delegados de los comités
se encaminó a definir la situación de servicio.
del doble poder. Así, los soviets El comité local o de distrito . está compuesto por representantes
dirigidos por el partido bolchevi· de los diferentes comités de empresa.
El consejo administrativo nacional está compuesto de un número
que hicieron la revolución de oc- convenido de representantes, que son elegidos en votación por la
tubre. asamblea de los comités locales afiliados.
Nació el estado soviético. De ins· Ningún comité tiene poder ejecutivo, todos los problemas de polí-
trumentos para la toma del poder tica y acción práctica deben ser sometidos a la base.
los soviets se convirtieron en ins-
tituciones fundamentales del nue· Principios
vo poder revolucionario. Era la Representación directa del taller en los comités.
forma más democrática jamás co· Derecho de control de la política y de la actividad básica.
nocida en la historia. No solo por- Objetivos
que los obreros, los campesinos Obtener un derecho de control cada vez más grande sobre las
los pobres, los sectores de clase condiciones de trabajo en el taller, la reglamentación de las
media e intelectuales, la inmensa cláusulas del contrato de acuerdo a las cuales serán empleados los
mayoría de las masas podían ele· obreros, la organización de los obreros sobre una base cie clase
gir por primera vez en su vida a con el fin de perseguir los intereses de la clase obrera hasta que
sus representantes, sino porque sea logrado el triunfo de los trabajadores.
los soviets eran la expresión mis- Finanzas
ma de su poder. Sólo la burguesía Las cotizaciones de los miembros son de un penique semanal al
y los terratenientes estaban ex- · comité de empresa.
cluidos de esta gestión, una ínfi· Los derechos de afiliación de los comités de empresa al comité
ma minoría de la población. local se fijan sobre la base de un penique mensual y por miembro
En las Tesis sobre la asamblea asociado.
constituyente Lenin escribió: Los derechos de afiliación.de los comités locales al consejo admi-
" ... La república de los soviets nistrativo nacional se fijan sobre la base de un penique trimestral
de diputados de los obreros, sol· y por miembro asociado.
dados y campesinos no solo es Reglamento de taller
una forma de institución demo· Los empleadores no tienen ninguna competencia en la elección
crática de tipo más elevado (en del comité del taller.
comparación con una común re· Los delegados son los intermediarios reconocidos para toda nego-
pública burguesa que tenga a úna ciación sobre las reivindicaciones del taller.
asamblea constituyente como co· No puede haber componenda individual entre los obreros y los
ronación) sino que es también la representantes de los empleadores.
única forma capaz de asegurar el Toda proposición de cambio en las prácticas y condiciones de
tránsito al socialismo de la ma· trabajo existentes en los diferentes servicios, debe ser expuesta
primero a los delegados del servicio por intemedio del secretario
nera menos dolorosa. Toda tenta·
del comité del taller.
tiva, directa o indirecta, de con- Los delegados y los funcionarios indispensables son elegidos por
siderar la cuestión en el aspecto seis meses y son reelegibles.
formal, jurídico, en el cuadro de Debe haber frecuentes asambleas de taller con el fin de exponer
la común democracia burguesa, la situación existente.
sin tener en cuenta la lucha de Todos los problemas que implican conflicto deben ser sometidos a
clases y la guerra civil, significa la base para su decisión.
traicionar la causa del proleta· Tomado de Ernest Mandel, Control Obrero, Consejos Obreros, Autoges-
riada". tión. T. II. Daniel Bilbao, Editor. Argentina, 1973.
Al mismo tiempo, la victoria de la
revolución había impulsado a los
obreros a intervenir directamente
en la dirección de las fábricas.
Los comités de fábrica, surgidos
en la etapa anterior como instru·
mento de lucha sindical (en au·

722
"La forma básica de
organización es el
comité de taller,
compuesto de
delegados elegidos
en los diferentes
servicios.· Los
delegados son
elegi.dos
independientemente
de su filiación
política."
Del Reglamento de
los delegados de
taller de Inglaterra,
1914.

723
sencia de verdaderos sindicatos), cera parte. Al mismo tiempo, las
tomaron nueva importancia. Los
trabajadores sentían que la revo-
esperanzas en una próxima victo-
ria de la revolución en Europa se
Miembros de una
lución les pertenecía y que los esfumaban. La derrota del ejército comuna rural
medios de producción debían es- rojo en las puertas de Varsovia,
tar en sus propias manos. Por en 1920, y el ·fracaso de la revo- soviética se reparten
otra parte, la burguesía cerraba lución alemana de 1921 indicaban
las fábricas y se negaba a colabo- que el ascenso revolucionario ha· herramientas
rar con el nuevo régimen. En este bía cedido.
caso, las fábricas abandonadas o En esas condiciones los bolchevi· agrícolas. 1929.
las que tenían particular interés ques tuvieron que renunciar al
fueron nacionalizadas y a su fren- "comunismo de guerra" y adoptar
te se puso un consejo integrado la NEP (Nueva .Política Económi·
por delegados elegidos por los ca). Es decir, restablecer el fun·
obreros y miembros del poder re- cionamiento del mercado capita·
gional o nacional. Eran los prime- lista, permitir el funcionamiento
ros pasos para establecer la auto- de sectores de la industria en ma-
gestión de la economía. El funcio- nos de sus antiguos propietarios,
namiento de los soviets, los intentar atraer la cooperación del
comités de fábrica, el control capitalismo mundial para obtener
obrero, formaban parte del esque· finanzas, maquinarias, etc. Nadie
ma de transición del capitalismo se equivocaba al caracterizar esta
al socialismo formulado por Le· política. "Es un tributo obligado
nin. que tiene que pagar el estado
obrero", decía Len in. Los siete
años de guerra mundial, revolu-

.
los soviets después de 1917

a democracia sovié·
ción, guerra civil, intervención ex-
tranjera, no solo habían consumi-
do las mejores energías de las
masas sino que habían dispersado

l tica era concebida


por los bolchevi-
~ q~es, en un pri~c~­
~ p10, como un reg1-
men multipartidario. Es decir, en
los soviets tenía plena vigencia el
socialmente al proletariado. Dece-
nas de miles de obreros, entre
ellos los más valiosos cuadros del
partido bolchevique, habían muer-
to en los campos de batalla. Por
otra parte, en su mejor momento
funcionamiento de todos los par- la industria rusa no alcanzó a te·
tidos que reconocieran la legali· ner más de tres millones de obre·
dad soviética. Incluso la integra· ros. En 1921 solo empleaba a la
ción del gobierno se intentó hacer mitad. Muchos de ellos eran cam-
asociando a otros partidos. Pero pésinos recién llegados a la ciu-
rápidamente las circunstancias los dad, sin tradición política ni cul·
obligaron a adoptar el régimen tural. La dispersión de la clase
unipartidario y a restringir paula- obrera se tradujo también en el
tinamente la actividad del resto debilitamiento de las instituciones
de los partidos revolucionarios. En y organizaciones populares. Los
1921 había concluido la guerra soviets se fu eron reduciendo cada
civil. Se apagaron los últimos bol- vez más hasta desempeñar un pa-
sones de resistencia contrarrevo- pel subalterno, formal.
lucionaria y los ejércitos de la in· Los bolcheviques, que habían as·
tervención fueron expulsados, pe- pirado a mantener la más plena
ro el desgaste fue inmenso. Las democracia proletaria, se encon·
bases materiales de la existencia traron con la obligación de tomar
de la república soviética estaban en sús manos en forma exclusiva
en un estado calamitoso. El ham· los resortes del poder. El aparato
bre amenazaba las ciudades, la del partido se fue fusionando con
industria producía una quinta par· el aparato estatal. Al mismo tiem·
te de lo producido antes de la po, a partir del décimo congreso
guerra, los ferrocarriles estaban (1921), realizado simultáneamen·
prácticamente para 1izados. Las te con la insurrección de los ma·
principales ciudades habían sufrí· rinos de Kronstadt, el partido de·
do una tremenda despoblación: bió recurrir al extremo recurso de
Moscú tenía solo la mitad de sus suprimir el funcionamiento de
habitantes y Petrogrado una ter· fracciones en su propio seno. Em·

724
pujados primero a gobernar solos, rio entonces' del comité central:
La reestructuración luego a prohibir la existencia de. --"Si no queremos cerrar los ojos
de la economía otros partidos, los bolcheviques a la realidad debemos admitir que
avanzaron paulatinamente hasta actualmente el carácter proletario
soviética en el anular el "centralismo democrá· de la política del Partido no lo
tico", el principio fundamental de determina la composición de cla·
campo y la ciudad: la organización concebida por Le· se de sus miembros sino la enor-
nin. Esta dura realidad, sin em· me e indivisa autoridad del estra·
cosecha de trigo bargo, era aceptada solo como to muy poco numeroso de miem·
transitoria y garantizada por la bros que podría describirse como
-arriba- y presencia misma de Len in, que la vieja guardia del Partido". El
moderaba cualquier exceso. No último año de su vida Lenin con·
construcción del obstante, las consecuencias de es· centró todos sus esfuerzos para
ta polltica derivaron posteriorinen· rectificar este proceso. Nada pudo
municipio de la te en una grave deformación del hacer, sin embargo. El debilita·
estado obrero. miento de la democracia proleta·
ciudad de El gobierno soviético había dejado ria, el fortalecimiento de la buro·
de ser gradualmente representati· cracia, la sustitución del régimen
Konsomolsk -abajo-, vo. Aún se basaba en el funciona· soviético por el régimen monolí·
miento de los soviets, pero éstos tico del partido único fue acom·
ambas en 1934. ya no eran los de 1917. Eran mu· pañado por una teorización sobre
cho más una cáscara que verda· esta realidad presentada por los
deros organismos de poder. No epígonos de Lenin como el "mo· -
podía ser de otra manera: la cla· delo" de régimen para "construir
se obrera estaba dispersa, el en· el socialismo".
tusiasmo revolucionario había de· En resumen, la experiencia de los
jado lugar a un creciente escepti· soviets en la revolución rusa cons·
cismo y un vacío se había creado tituyó el acontecimiento más im·
entre la vanguardia y las masas. portante en la historia del movi·
Lenin fue el primero en advertir · miento obrero internacional desde
el peligroso límite al que se ha· la Comuna de París de 1871. El
bía llegado. Aún resonaba el eco proceso posterior a 1920 no lo
de las denuncias de la "Oposición disminuye para nada. La vía de la
Obrera" (fracción bolchevique di· construcción del socialismo en ge·
suelta por el décimo congreso) neral, de la transición al socialis·
contra la ~·estrangulación de la mo en un país en particular, no
democracia proletaria". En marzo estaba dada en ninguna obra
de 1919 Lenin advertía con alar· teórica del marxismo clásico-. Que-
ma: " ... los soviets, que de daba por descubrirse concreta·
acuerdo a· su programa son órga· mente. El triunfo de la revolución
nos del gobierno ejercido por los rusa, el aislamiento del estado
trabajadores, en realidad consti· obrero, la deformación y posterior
tuyen el órgano del gobierno para degeneración del régimen de la
los trabajadores, ejercido por el democracia proletaria (después de -_
estrato de vanguardia del proleta· la muerte de Lenin), entre otras
riado, pero no wr las masas tra· cosas, han demostrado que el ca-
bajadoras. Tenemos por delante mino hacia el socialismo es mu·
una tarea, que no puede ser re· cho más complejo y tortuoso que
suelta sino con un largo trabajo lo imaginado. No obstante, la so-
de educación. Hoy es extremada· brevivencia del estado obrero, su
mente difícil para nosotros, por· enorme progreso y la extensión
que, como lo he indicado varias posterior a la segunda guerra
veces, el _estrato de los obreros mundial de una pléyade de nue·
que gobiernan e~ excesivamente, vos estados obreros, legitiman in-
increiblemente escaso. Debemos contestablemente la viabilidad de
recibir refuerzos". los métodos de la revolución so·
En 1922 el problema no se habla cialista. Las contradicciones del
solucionado. Al contrario, existia régimen nacido con la revolución
ya una deformación del poder que de octubre son profundas y áspe-
amenazaba con suplantar el régi· ras, pero el estado obrero ha pa-
men de la democracia proletaria sado la prueba de la historia. El
por un régimen de monopolio po- próximo paso será, quizás a tra-
litico unipartidista. En ese sentido ves de fases lejanas todavía, el
lenin escribia a Mólotov, secreta· restablecimiento de la democracia

727
proletaria, el funcionamiento real No obstante, el movimiento de los quistar el control. Sólo en algunas
de los soviets como órganos de consejos no logró conformarse co· regiones como Berlín, Bremen,
poder popular, la ruptura del mo· mo un nuevo poder, sino que se Baviera y otros lugares, los con·
nopolio político por un solo par- limitó a su funcionamiento como sejos obreros lograron constituir·
tido, es decir, la sustitución del · instrumentos de reivindicaciones se como una institución de poder.
régimen burocrático por el auto· sindicales y democráticas. En un Se formaron "milicias rojas" y de.
gobierno de los trabajadores. llamado hecho durante la huelga legados de los regimientos se in·
de enero de 1918 se establece corporaron a los organismos obre-
que los consejos lucharán hasta ros. Pero la debilidad de la Liga
Los conse¡os obreros que sean realizadas las exigencias Espartaco, constituida en aquel
mínimas: "abolición del estado de período como Partido Comunista,
en la primera posguerra
sitio, de la censura, de todas las y el aislamiento del movimiento
limitaciones a la libertad de alian· en regiones, no lograron superar
n los años inmedia· zas, de huelga, de asociación y de los obstáculos para el triunfo de

E tamente después de
la primer a guerra
l ~ mundial el movi-
~ miento obrero cono-
c10 un ascenso revolucionario ex·
traordinario. El pronóstico de los
reunión, excarcelación de todos
los detenidos políticos ... ". La
burocratización del partido social-
demócrata lo convirtió en una lo·
sa que aplastaba el empuje del
movimiento obrero. La dirección
la revolución. Los baluartes obre·
ros cayeron unos tras otros, los
principales dirigentes fueron ase-
sinados y la primera derrota del
proletariado alemán en la posgue·
rra marcó el comienzo de una de
bolcheviques acerca del comienzo socialdemócrata limitaba su hori· las tragedias más terribles del
de la "revolución proletaria mun· zonte a una liberalización del ré- movimiento obrero internacional.
dial" no era falso. Todo lo con· gimen. El reformismo lo llevó así La experiencia de los consejos
trario. Con la derrota de Alemania a convertirse en el principal freno quedó trunca en Alemania esen·
en la guerra este país se convir· de la revolución, sirviendo a la cialmente por la debilidad de la
tió en el epicentro del movimiento clase burguesa, que no tardó en dirección revolucionaria, pero se
revolucionario. En los años 1918· reorganizar su frente y desenca· proyectó más allá de su derrota:
1919 el proletariado alemán, alta· denar una feroz represión . las instituciones de tipo "soviéti·
mente concentrado y maduro polí· Solo la Liga Espartaco, dirigida co" demostraron una validez po-
ticamente, impulsó un poderoso por Rosa Luxemburgo y Carlos sible de generalizar para todo el
movimiento basado en los conse- Liebknecht, mantenía una posi· movimiento obrero.
jos obreros al calor de una gran ción revolucionaria, impulsando la Pero también quedó clara otra
ola de huelgas. Lo mismo ocurrió formación de consejos de obreros conclusión. Los soviets no eran
en Italia, Hungría, Finlandia, Gran y soldados. Exigía, además, la ex· más que una forma de organiza·
Bretaña, así como posteriormente, propiación de la gran industria, la ción, cuyo contenido de clase es-
· en la década de los años 30, en banca, las minas y la gran pro- taba determinado por la política y
España ·y Francia. El impacto de piedad agraria, fundando este no por la forma. El peso de la
la revolución rusa había sido in· programa en la proclamación de dirección socialdemócrata logró
menso. los consejos corno órganos de po- imponerse en el primer congreso
Bajo esta influencia los obreros der proletario. En una declara· de los consejos, que se pronunció
dieron comienzo a un movimiento ción decía: "Proletarios, la con· a favor del gobierno. La propuesta
que elevó en forma creciente sus secución de estos objetivos no sig· de la izquierda socialista de colo-
objetivos. Desde las huelgas en nifica todavía el logro de vuestro car a los consejos como base de
las fábricas de armamento (abril objetivo; ellos son el banco de la República Socialista Alemana
de 1917) hasta la huelga general prueba para ver si la democrati· fue rechazada. En lugar de con-
de enero de 1918 se generaliza- zación, que la clase dominante y vertirse en instrumento para la lu·
ron por todos lados los consejos sus agentes os hacen relampa· cha revolucionaria por el poder
obreros inspirados en los soviets guear ante los ojos, es sincera. los consejos consolidaron con su
rusos. La protesta contra la gue· La lucha por la real democratiza· congreso a la socialdemocracia
rra y las exigencias de reivindica· ción no tiene por objetivo el par- reformista. Esto equivalía a un
cienes sindicales y democráticas . lamento, el sufragio electoral o suicidio, y así lo demostró la his-
centralizaban las propuestas obre- ministros-diputados u otros em· toria. Esta conclusión es útil, por
ras. El movimiento alcanzó uno de brollas; ella se dirige a las bases otra parte, para ejemplificar lo
sus puntos culminantes en no· reales de todos los enemigos del erróneo de toda fetichización, en
viembre de 1918. El imperio es- pueblo: posesión de la tierra y este caso de los soviets . o con-
taba en la ruina y la revolución del suelo, soberanía de las fuer· sejos . .
se puso a la orden del día. Pero zas armadas y de la justicia".
la situación no derivó en un cam· Sin embargo, a pesar del eco que
bio completo del sistema, sino en tenían entre los obreros las pro·
el derrocamiento de la monarquía puestas de los espartaquistas, el
y la formación de un gobierno con movimiento de rebelión de las
mayoría socialista. Es decir, una masas no prosperó . El aparato de
situación equivalente a la revolu· la socialdemocracia logró sujetar
ción de febrero en Rusia. el empuje de los obreros y recon-

728
Gramsci: El conse¡o de fábrica
Los conse¡os obreros
1 La revolución proletaria no es el acto arbitrario de una organiza- en Italia y otros países
ción que se afirma revolucionaria, o de un sistema de organiza-
ciones que se afirman revolucionarias. La revolución proletaria es
a dijimos que el

Y
un proceso histórico muy largo que se realiza por el nacimiento
y el desarrollo de las fuerzas productivas determinadas (que . movimiento por los
resumimos en la expresion "proletariado") en un contexto histó- consejos obreros se
rico determinado (que resumimos en las expresiones "modo de extendió en la pri-
producción individuales, modo de producción capitalista, sistema mera posguerra a
de fábrica, modo de organización de la sociedad en el !Estado casi toda Europa, alcanzando di·
democrático parlamentario"). En una fase determinada de este ferentes niveles y formas. Una de
proceso, las nuevas fuerzas productivas no pueden ya desarrollarse las experiencias más importantes,
y sistematizarse de manera autónoma en los márgenes oficiales sin duda alguna, fue la de Italia.
! en que se desarrolla la coexistencia humana; en esta fase deter-
minada comienza el acto revolucionario que consiste en un es- No solo por la significación del
fuerzo directo para destruir violentamente estos marcos, para movimiento en sí mismo, sino
destruir todo el aparato del poder económico y político, en el cual porque fue el país donde su fra·
, las fuerzas productivas revolucionarias eran mantenidas en for- caso llevó al poder por primera
ma opresiva, que consiste en un esfuerzo directo para derrocar la vez al fascismo.
máquina de Estado burgués y para construir un tipo de Estado Esta experiencia se limitó esen-
cuyos marcos ofrecerían a las fuerzas productivas liberadas la cialmente a Turín, el centro de la
forma adecuada para su desarrollo ulterior en cuya organización industria italiana, donde existía
encontradan la dirección y las armas necesarias y suficientes para una gran concentración obrera
suprimir a su adversario.
El proceso real de la revolución proletaria no puede ser identifi- (50.000 obreros metalúrgicos, de
cado con el desarrollo y la acción de las organizaciones revolucio- ! los cuales 35.000 trabajaban en
1
narias de tipo voluntarista y contractual que son el partido las plantas de la Fíat). A fines de
político y los sindicatos profesionales: organizaciones nacidas en 1919 los obreros turineses maní·
el campo de la democracia burguesa, nacidas en el campo de la festa ron una. clara decisión revo-
libertad política, como afirmación y como desarrollo de la libertad lucionaria. El gobierno llamó a
política. Estas organizaciones, en tanto ellas encarnen una doctrina festejar el primer aniversario del
que interprete el proceso revolucionario y prevea (dentro de fin de la guerra, el 4 de noviem·
ciertos límites de probabilidad histórica) el desarrollo, en tanto bre, pero los obreros rechazaron
ellas sean reconocidas por las grandes masas como su reflejo y la propuesta y resolvieron por su
su aparato de gobierno embrionario, son actualmente y llegarán
a ser cada vez más los agentes directos y responsables de actos cuenta conmemorar el segundo
sucesivos de liberación que la clase obrera en su totalidad ten- aniversario de la revolución rusa
tará en el curso del proceso revolucionario. Pero de todas mane- con una huelga, el 7 de noviem·
ras, ellas no encarnan este proceso, ellas no sobrepasan el Estado bre.
burgués, ellas no abarcan y no pueden abarcar todas las múltiples En adelante, durante casi dos
fuerzas revolucionarias que produce el capitalismo al actuar con años, se desarrolla un proceso de
su manera implacable de máquina de explotación y de opresión. luchas y de violentas escaramu·
Tomado de Ernest Mande!, Control Obrero, Consejos Obreros, Autoges· zas que recorre diversas etapas.
rión. Daniel Bilbao. Editor. Argentina, 1973. En setiembre de 1920 el moví·
miento alcanza su apogeo: las fá-
bricas de Turín son ocupadas por
sus obreros, encabezados por los
consejos de fábrica. La clase obre-
ra expresa una formidable intui-
ción política. Los consejos funcio·
naban impulsados por un senti-
miento que iba más allá de las
meras reivindicaciones económi·
cas. Eran una verdadera represen-
tación orgánica de la clase. Pero
el movimiento obrero italiano es·
taba dominado por la corriente re-
formista y centrista del Partido
Socialista, que no supo compren·
der el extraordinario significado
de los consejos. Sólo el grupo Or-
dine Nuovo, dirigido por Gramsci,
tuvo claridad frente al proceso de-
fendiendo la autonomía de los
consejos como órganos de poder
proletario.

729
En julio de 1920 Gramsci envía mica de 1920-21. La desocupa·
Los soviets fueron un informe al comité ejecutivo de ción se . convierte en un drama
la expresión mismtl la Internacional Comunista. Dice: · pavoroso para los trabajadores
"La propaganda por los consejos (en Turín solamente existían más
del poder de la de fábrica fue acogida con entu·
siasmo por las masas; en seis
de 30.000 desocupados). En ese
cuadro se desarrolló el fascismo,
población. Los meses se constituyen consejos de
fábrica en todas las fábricas me-
pero esa es otra historia. En re-
sumen, el movimiento de los con·
únicos sectores no talúrgicas: los comunistas gana·
ron la mayoría en el sindicato de
sejos en Italia fracasa esencial·
mente por la crisis de dirección
representados en los metalúrgicos: el principio de
los consejos de fábrica y del con-
del movimiento obrero y por el
hecho de haberse- dado en forma
estos organismos trol sobre la producción fue apro- parcial, sin salir prácticamente de
bado y aceptado por la mayoría los límites de Turín. La represión
fueron la alta del congreso y la mayoría de los gubernamental contra los obreros
sindicatos pertenecientes a la Cá· turineses fue violenta. A pesar de
burguesía y· los mara del Trabajo. todo, la lección de los consejos
"La organización de los consejos quedó grabada en la conciencia de
terratenientes. de fábrica se basa en los siguien· las masas italianas. Grasmsci lo
tes principios: en todas las fábri- ·comprendió claramente: "La huel·
cas, en todas las empresas se ga general de Turin y del Piamon·
constituye un organismo sobre la te tropezó con el sabotaje y la re·
· base de la representatividad (y sistencia de los organizadores sin-
no sobre la antigua base del sis· dicales y del propio partido. Sin
tema burocrático}, que efectiviza embargo, tuvo una gran impor·
la fuerza del proletariado, lucha tancia educativa porque demostró
contra el orden capitalista o ejer· que la unión práctica de los obre·
ce el control sobre la producción, ros y de los campesinos era po-
educando a toda la masa obrera sible y probó nuevamente la ur·
para la lucha revolucionaria y pa· gente necesidad de luchar contra
ra la creación del estado obrero. todo el mecanismo burocrático de
El consejo de fábrica debe estar las organizaciones sindicales, que
formado de acuerdo al principio son el apoyo más seguro del tra·
de organización por rama indus· bajo oportunista de los parlamen·
trial; debe representar para la tarios y de . los reformistas que
clase obrera el modelo de la so· tratan de sofocar todo movimien·
ciedad comunista a ta que se to revolucionario de las masas tra-
llegará por la dictadura del pro· bajadoras".
letariado; en esta sociedad no En el mismo período se desarro·
existirán más las diferencias de ltaron importantes luchas en Hun·
clases, todas las relaciones socta· gría, Austria, ~ran Bretaña y
les se reglamentarán de acuerdo otros países. En Hungría inctuso
a las necesidades técnicas de la llegó a instalarse una "república
producción y de la or:ganización de los consejos••, aunque tuvo cor·
correspondiente, y ya no estarán ta duración. Sin embargo, su in·
subordinadas a un poder de es· fluencia se extendió a Austria,
tado organizado. La clase obrera donde sé produjo un levantamien·
debe comprender toda la nobleza to popular en Viena. Este logró im·
y toda la belleza del ideal por el poner una república democrática,
cual ella combate y se sacrifica; pero no fue más lejos. La social·
debe darse cuenta de que para democracia demostraba tener más
alcanzar este ideal es necesario fuerza que el empuje de los obre-
pasar por algunas etapas; debe ros revolucionarios. En las elec-
reconocer la necesidad de la dis· ciones para la Asamblea Consti~
ciplina revolucionaria y de la die· tuyente cte 1919 togró imponerse;
tadura." 69 diputados socialistas contra 63
No obstante su formidable fuerza, socialcristianos y 26 nacionalis·
el movimiento de los obreros ita· tas. Del mismo modo que en Ale·
lianas no prosperó. La huelga ge· manía, con el gobierno en sus ma-
neral de agosto de 1921 fracasa, nos los socialdemócratas se con·
incluso en Turln, y el signo del virtieron en bomberos de la
proceso se invierte. La contrarre· revolución. La derrota de la "re·
volución levanta cabeza, favoreci· pública de los consejos" de Hun·
da por la profunda crisis econó- gría agravó aún más la situación.

730
El proceso autogestionario Al mismo tiempo, el peligro "ro-
jo" empujó a las clases medias y
- Que la· autogestión es la iniciativa de millones de trabajadores,
a la burguesía a unificarse, y así
de todo ·el pueblo yugoslavo, por llevar adelante el desarrollo de las elecciones de 1920 pasaron el
las fuerzas productivas hacia el socialismo, mediante los esfuer- poder a los socialcristianos.
zos de trabajo e inversión de toda la comunidad; En Gran Bretaña se creó también
- que existen todavía algunas contradicciones que hay que supe- una situación revolucionaria. Eri
rar, para una expansión acelerada de· la economía y fomento de las fábricas se constituyeron co-
relaciones sociales hacia el socialismo más integral; mités formados por delegados de
- que todavía existen contradicciones entre la iliquidez de la taller (shop stewards). Estos a su
economía y la ocupación de toda la fuerza laboral disponible, así vez se enlazaban_entre sí en comi·
como desproporciones estructurales económicas que producen ines- tés locales, constituyendo una red
tabilidad en el mercado; que funcionaba como una federa-
- que perduran ciertos rezagos estatistas, en la economía y otras
funciones socio-económicas, no suplidas debidamente por formas ción. Los "delegados de taller"
operacionales autogestoras, bien implantadas y desenvueltas obje- ·surgían como verdaderos repre-
tivamente (en lo particular, o sea, la empresa y, en general, la sentantes de las bases, en mu-
nación); chos casos en oposición a las di-
- que no hay suficiente integración (racional, operacional) como recciones sindicales reformistas o
sería deseable entre la ciencia, la técnica, la economía, el trabajo, burocratizadas. El apogeo de los
la educación, etc., para imprimir a la economía social un desarrollo comités se dio en la inmediata
proporcionado; posguerra. Millones de obreros es-
- que las tendencias tecnocráticas y burocráticas, que sobreviven taban movilizados, habían apren-
todavía, bajo ciertas formas que ocultan su contenido indeseable, dido el uso de las armas y a com-
tienden a detener el proceso del trabajo asociado y autogestionario, batir en la guerra y utilizaban sus
creando así frenos burocráticos o monopoHos de poder o de otra
índole, para debilitar la autogestión, la democracia directa de los conocimientos para tratar de im-
trabajadores; poner una solución a la crisis ca-
- que la autogestión se ve limitada, en un país que parte de una pitalista. Pero el sesgo radicali-
economía muy subdesarrollada, por falta de posibilidades tecno- zado del movimiento de los "dele·
lógicas, recursos económicos y un escaso desenvolvimiento de las gados de taller" chocó con el
fuerzas productivas, propio de la ley de desarrollo desigual de aparato burocratizado de los sin-
país a país, lo cual determina caminos diferentes hacia el socia- dicatos. Estos hicieron todo lo po-
lismo; sible por aislar las luchas y con-
- que con escasez de fuerzas productivas se impone el reparto tenerlas. No obstante, la presión
con arreglo a trabajo, estructura mercantil de la economía y
distribución limitada: pues ninguna sociedad puede repartir más,
del movimiento obrero logró arran-
sino menos de lo que produce, a fin de progresar a ritmo acelerado car importantes conquistas. El
hacia el socialismo, invirtiendo la mayor masa de ahorro posible primer gobierno laborista era una
en la formación de capital fijo, para inc!ementar mucho la pro- expresión, aún limitada, de la
ductividad del trabajo; fuerza de la clase obrera. La vie·
- que mientras exista diferencia entre trabajo manual e intelec- ja clase dominante del imperio
tual entre dirección técnica y trabajo de base, puede .haber abuso comprendió· que era mejor ceder
de métodos burocráticos o tecnocráticos; muchos administradores el gobierno a Mac Donald antes
o directores tratan así de presentarse como representantes del que enfrentar una crisis revolu-
interés general de la empresa o de la sociedad, siendo, ..en realidad, cionaria. Tuvo éxito, claro está,
de su interés particular;
ya que los laboristas en el gobier·
- que el reparto desigual, en el sistema de autogestión, alimenta
ilusiones de un Estado omnipotente, capaz de establecer, por la
no contribuyeron con todo su in·
coerción, un ingreso igual para todo el mundo; pero se ha demos- genio para salvar al régimen. Las
trado que entroniza, en el poder, a la burocracia y la tecnocracia; luchas, sin embargo, continuaron
- que el proceso económico, social y político, en la primera fase durante todo un largo período,
de una sociedad socialista, no puede ni debe dejarse librado a hasta culminar en la gran huelga
"merced del juego ciego de · las relaciones de fuerza de cada general de 1926. A partir de en-
célula social por separado", lo cual crearía una atomización perni- tonces el movimiento obrero de
ciosa, haciendo quizá, entonces, necesaria, otra vez, la intervención Gran Bretaña se incorporó al re-
absoluta. del Estado, en la economía; flujo general que duraría, salvo
- que hay que corregir las diferencias de ingresos entre las capas excepciones, hasta la segunda
más o menos favorecidas y entre las ramas de industrias con
mayor o menor desarrollo, para contar con una economía social guerra mundial.
equilibrada; las excepciones a que hacemos
- que deben ser anuladas las "concepciones de gestión tecnocrá- referencia son Francia y· España
tica, según las cuales, los obreros deberían ser privados, en nom- durante los años 1936-37. En
bre de la supuesta eficacia de la actividad económlt:a de sus dere- ambos países la clase obrera sos-
chos fundamentales de autogestión" (Kardelj) · · ·' tiene una encarnizada lucha. En
1
Del informe de Edvard Kardelj, sobre "Relacioµes de autogestión", España alcanza su expresión más
ante el II Congreso de los Autogestores yugoeslavos.· elevada con la revolución y la
2
Tomado de Abraham Guillén, Socialismo de Autogestión., de la utopía guerra civil. Solo nos interesa
a la realidad. Aconcagua. Montevideo, 1972. destacar el surgimiento de comi-

732
tés obreros que funcionan en una lismo", tal como fue propagandi· El formidable ascenso de la se-
forma "soviética". En España to· zado por los dirigentes comunis· gunda revolución mundial, que
man el nombre de "juntas" si· tas después de la muerte de continúa a pesar de uno u otro
guiendo la tradición de la revolu· Lenin, ha sido puesto en cuestión. retroceso, pone el tema a la ·orden
ción española . En definitiva, la En la propia URSS el nombre de del día . En ese sentido, frente al
primera posguerra mundial creó Stalin está ligado a la anulación "modelo" del socialismo que ofre-
movimientos revolucionarios en de la democracia proletaria. En ce la URSS existe en la actualidad
casi todos los países de Europa, varios estados obreros se han en· un conjunto de países, estados
cuya expresión más elccuente fue sayado y se llevan adelante nue· obreros o revoluciones, que esti·
el surgimiento espontáneo de or· vas formas de organización popu· mulan a la reflexión y la búsque-
ganismos de tipo soviético, pero lar del poder: la autogestión en da de respuesta a los problemas
en ningún caso -excepto Rusia, Yugoslavia, las comunas chinas, económicos y políticos del perío-
naturalmente- lograrcri alcanzar los consejos obreros en Polonia y do de transición del capitalismo al
la victoria. El período entre las Hungría en el año 1956, etc. Al socialismo.
dos guerras se caracterizó por el mismo tiempo, países recién in-
avance de la contrarrevolución , el dependizados del imperialismo
triunfo del fascismo y del nazis· buscan su "propia vía al socialis- La experiencia

.,
mo, precisamente como conse- mo" (Argelia, Siria, Perú, para de Yugoslavia
cuencia del fracaso de la primera nombrar los más conocidos).
ola mundial revolucionaria . El También los países capitalistas
primer estado obrero, sin embar- avanzados han conocido experien· 1 estado obrero yu-

1
go, logró mantenerse a pesar de cías que replantean la "lucha por , i goslavo surgió de la
~~
la supresión de la democracia el poder" y, por lo tanto, la dis- más profunda revo-
proletaria, que señalamos ante· cusión sobre los organismos y el lución que se reali-
riormente. En ese sentído la pro· programa para alcanzar la victo- ..... zó en el este de Eu-
piedad estatizada y la planifica· ria . Basta recordar el "Mayo ropa en el curso mismo de la se-
ción económica, base de su fuerza francés" o el "Otoño caliente ita· gunda guerra mundial y la lucha
y posterior desarrollo , continuaron liano" para tener ejemplos bien contra el fascismo. En pocos paí·
constituyendo un régimen antagó· elocuentes. O, más recientemen· ses las masas tuvieron una partí·
nico éóíí el rnsio del mundo capi· te, la huelga general en Gran Bre- cipación tan decisiva en los acon-
talista. La segunda guerra mun· taña, como consecuencia de la cri- tecimientos que hundieron al vie-
dial creó nuevas condiciones para sis petrolera, un fenómeno inédito jo régimen, estableciendo las ba·
la extensión de la revolución, rom. en la historia del capitalismo. En ses para un nuevo estado. En
piendo el aislamiento de la URSS el campo de los estados obreros, este hecho radica, en buena me-
y dando lugar a experiencias iné· por otra parte, nos encontramos dida, la explicación de la ruptura
ditas de formación de nuevos "es- con la crisis de Checoslovaquia de Yugoslavia con el esquema
tados obreros". (1968), los levantamiento de Po· 'Soviético a partir de la crisis del
lonia (1970), la profundización de año 1948. En ese sentido se pue-
la crisis en el movimiento comu· den reconocer dos grandes etapas
Las experiencias nista mundial. Así, más allá de en la existencia de la República
de la segunda posguerra las diferencias antagónicas de los Popular de Yugoslavia . Una des-
regímenes, la crisis de la sociedad de 1946 hasta 1950, donde la di·
mundial capitalista y de algunos de los es· rección de Tito buscó aplicar el
tados obreros pone en cuestión, modelo soviético para organizar el
a segunda guerra bajo formas diversas, el contenido país; a partir de la ruptura con

1
mundial efectiva- mismo de las organizaciones tra· Stalin hay un corte. En este pe-
mente abrió un lar- dicionales de los trabajadores. ríodo se produce la nacionaliza-
J go período de cam- Es una consecuencia del profundo ción de los principales medios de
. ~ bios revolucionarios cambio operado en la estructura producción, se organiza la econo-
a escala mundial, bajo formas di· del proceso mundial revoluciona · mía en el marco de lo que los
versas: nacimiento de un conjunto río de la posguerra. LdS,, trabaja· yugoslavos definen como un "so-
de estados obreros por la inter· dores se sublevan no solo contra cialismo de estado". Sobre la ba-
vención del ejército soviético en el las consecuencias materiales de la se de esa primera experiencia, y
este de Europa; revolución colo· crisis capitalista y de la burocra· obligados a sostenerse por sus
nial; guerras revolucionarias; cri· tización de los estados obreros, propias fuerzas por el boicot de
sis revolucionarias en los países sino contra ~s consecuencias so- la URSS, los dirigentes del esta-
capitalistas avanzados y en los es- ciales y culturales. No es ajena a do yugoslavo ensayan una nueva
tados obreros. El proceso revolu- este movimiento la conciencia de experiencia . Surge así el "socia·
cionario mundial alcanzó una am- las posibilidades abiertas con la lismo de autogestión", es decir,
plitud y profundidad de una com· revolución científica y tecnológica un estado obrero basado en la
plejidad tal como no había sido que caracteriza al mundo de nues· existencia de organismos de partí·
conocida jamás en el pasado. tros días. En ese cuadre se ubica cipación popular. A pesar de los
En ese cuadro, el modelo "sovié- la discusión acerca de las vías pa· errores y deformaciones que se
tico" de "construcción del socia· ra la "transición al socialismo". produjeron posteriormente, reco-

733
nocidos por los mismos dirigen· a través de un consejo obrero ele-
tes de Yugoslavia, no cabe duda gido por una asamblea de los tra·
Movilizaciones de
de que, en el cuadro de un peque· bajadores. Este consejo elige, a
ño estado, apareció por primera su vez, un comité de administra-
los obreros italianos.
vez desde los años gloriosos de ción con funciones ejecutivas, in· Gramsci explica que
la revolución rusa, el proyecto de tegrado en sus tres cuartas partes
un· poder obrero evitando la die· por trabajadores de la producción. ''en todas las
tadura de la . burocracia omnipo· Al mismo tiempo, los cargos están
tente. sometidos a la obligación de rea· fábricas, en todas las
En ese sentido la experiencia de lizar el programa elaborado por
Yugoslavia reviste una importan· el consejo obrero. empresas se
cia enorme para el movimiento 3) La autogestión implica; cierta-
obrero internacional, independien· mente, la vigencia de las leyes constituye un
temente de los aspectos críticos objetivas de la economía de tran·
que pueda ofrecer. Basta leer lo sición, es decir cierta forma de organismo sobre la
que escriben los dirigentes de la "mercado" donde los precios son
revolución (Tito, Kardelj, etc.) pa· fijados por las reglas de la oferta base de la
ra apreciarlo. En primer lugar, y la demanda. No obstante, y va·
porque ponen en cuestión todos le la pena subrayarlo, el funcio· representatividad que
los "problemas del socialismo" namiento de este mercado está
con un método de pensamiento condicionado por el Plan Social efectiviza las fuerzas
antidogmático. Se puede o no es- que procura evitar el desarrollo
tar de acuerdo con ellos, pero no desigual de las regiones, empre· del proletariado,
es válido ignorar esta realidad co- sas, etcétera.
mo hacen algunos detractores de 4) Finalmente, la autogestión yu- lucha contra el
la revolución yugoslava. En teo· goslava no se limita meramente
ría, el menos, los yugoslavos pa· al terreno económico, sino que se orden capitalista y
recen ser perfectamente conscien· aplica también al funcionamiento ejerce el control
tes de los problemas y contradic· de las escuelas y unive~idades,
cienes fundamentales de la época los servicios hospitalarios, la se· sobre la producción':
de transición al socialismo, y se guridad social, la defensa popu·
esfuerzan por aplicar lo que píen· lar, etc. Según Kardelj, " ... las
san, como lo demuestra la recien- relaciones socialistas no pueden
te lucha de la tendencia de Tito ser sino los resultados de la acti·
contra los "burócratas" y los viciad social y económica de los
"nuevos ricos". Por otra parte, trabajadores; de su actividad cons.
otro ejemplo no menos válido es ciente y espontánea a la vez; de
la proliferación en Yugoslavia de la labor práctica de hombres que
literatura de todo tipo, prensa ex· crean, piensa y construyen, en
tranjera, o simplemente la posibi· condiciones determinadas, por la
lidad de recorrer el país de punta propiedad social de los medios de
a punta por cualquier turista. producción ... "
La autogestión en la .experiencia - No cabe duda de que la expe·
yugoslava puede resumirse en la riencia d.el "socialismo autoges·
vigencia de los siguientes princi· tionario" según la práctica de Yu·
píos, entre otros: goslavia' tiene muchas contradic·
1) El "socialismo de autogestión" ciones y defectos. La lucha contra
significa la propiedad pública y no la burocratización y la burocracia
estatal de los medios de produc· es una constante en toda su his·
ción. Es decir, los trabajadores toria, 'y en la fase más reciente
tienen el derecho de usufructo de asume la forma de una seria cri·
la propiedad social (la fábrica en sis en la Liga de los Comunistas
que trabajan, por ejemplo), partí· (P.C.). Tito ha advertido: "La pre-
. cipando y decidiendo sobre la dicción de Marx y Engels y Lenin
producción y los ingresos, sala· de que a la revolución socialista
rios, etc. Este sistema de gestión, no le amenaza solamente el peli·
autónoma se inscribe, claro está, gro de la restauración del capita·
dentro del Plan Nacional que re· lismo, sino también el de la dege-
gula la economía del estado. neración burocrática, se ha con·
2) Los trabajadores participan en firmado manifestándose en la
la autogestión como "producto- práctica de nuestra sociedad".
res libres", asociados voluntaria· (Pero sólo un pensamiento dogmá·
mente en una empresa industrial, tico puede no comprender que la
agrícola o comercial, organizados transición al s_ocialismo no es una

734
línea recta. sino un proceso com· vo, en su El Estado y la Revolu- realidad con toda su riqueza, su
piejo y combinado, que implica ción. complejidad, su interacción.
transitar una larga marcha a es- Ahora bien, la experiencia concre· En ese sentido la reflexión crítica
cala mundial. ta de la URSS y de los otros esta· sobre la experiencia de los esta·
Por otra parte, la experiencia de dos obreros ha modificado consi· dos obreros en nada disminuye su
Yugoslavia reviste particular im· derablemente la noción clásica importancia. En cambio, hay mu·
portncia para América latina y los que Marx, Engels y lenin habían cho para ganar. En primer lugar,
países del Tercer Mundo en ge- aceptado. En primer lugar, es la confianza de la clase obrera,
neral. No casualmente comenzó evidente que en ninguna parte se cuya simpatía hacia el socialismo
a aplicarse en Argelia, en 1963, ha llegado aún a la sociedad tran· es mucho más poderosa y firme
un sistema de autogestión en las sitoria del capitalismo al socialis- que la de muchos apologistas del
empresas "vacantes". es decir, mo, tal como Marx la previera en régimen soviético, cubano o chino.
las propiedades industriales, agrí· la Crítica al Programa de Gotha o
colas y comerciales, abandonadas Lenin en El Estado y la Revolu-
por los colonos propietarios. En ción. lo que queda claro es que
Bibliografía
Chile, durante el período de go- la toma del poder por el proleta·
E. Mandel: Control Obrero, Consejos
bierno de la Unidad Popular, tam· riada comienza un régimen prepa- Obreros, Autogestión, La Ciudad Futu·
bién se trató de implementar el ratorio al socialismo. Ese régimen ra, Buenos Aires, 1973, 2 t.
mismo sistema, frustrado natural· -el "estado obrero"- es la ba· Eduard Kardelj y otros: Democracia
mente por la contrarrevolución se, obviamente, que debe permi- obrera y burocracia, Materiales Socia·
que derrocó al gobierno popular tir un gigantesco desarrollo de la les, Buenos Aires, 1973.
Lenin: El Estado y la Revolución, Car·
de Allende. Y en Perú, en el pro- técnica, la ciencia y la cultura, tago, Obras Escogidas, Buenos Aires.
ceso nacionalista revolucionario creando las condiciones materia- 1961.
abierto en 1968, la idea de la au· les para el salto hacia la nueva L. Trotski, La Revolución Traicionada,
togestión ha cobrado singular im· sociedad. Al mismo tiempo, las Proceso, Buenos Aires, 1964.
Jovan Djordjevich, Yugoslavia, demo-
portancia en el proyecto del go· funciones típicas del "estado" de- cracia socialista, Fondo de Cultura
bierno revolucionario. los límites berían dejar paso a la "autoad· Económica, México, 1961.
de esta experiencia, claro está, ministración" o "autogestión" de Abraham Guillén: Socialismo de auto-
los productores, acortando •paula- gestión, Aconcagua, Montevideo, 1968.
aún no pueden apreciarse con to- "Cuestiones actuales del socialismo",
da claridad, y dependen en gran tinamente las diferencias entre . revista -trimestral -yugoslava,. agosto-di·..
medida de la definición entre las los gobernantes y gobernados. ciembre 1972.
fuerzas de la revolución y la con- Eso no ocurre en ningún lado, na- Autores varios: Consejos obreros y de-
mocracia socialista, Cuadernos de Pa-
trarrevolución, no sólo en Perú, turalmente, aun con las notables sado y Presente nQ33, Córdoba, 1972.
sino en América latina toda. diferencias de estructura que pue.
den existir entre los diversos es-
tados obreros.
Conclusión Esto no implica el menor pesimis-
mo, ciertamente. El ascenso mun·
arx y Engels habían dial revolucionario que presencia -

M precisado correcta-
mente, aunque en
una forma necesa·
riamente general en
su época, que entre la "sociedad
capitalista" y la "sociedad comu·
nista" surgida de la victoria mun·
mos madura rápidamente las con-
diciones para la superación de to-
da la carga que heredamos del
pasado, de la cual la tendencia al
burocratismo es una de las más
importantes. En todo caso. se tra-
ta siempre de impulsar la tenden-
dial sobre el capitalismo existía cia a favorecer la participación
todo un periodo histórico caracte· popular más plena, en forma di·
rizado por "la transformación re- recta y no por delegación. Es la
volucionaria" de éste. Este perío- mejor garantía de todo proceso re-
do era definido como la "fase in· volucionario, y en la experiencia
feriar" del "comunismo". Marx actual del movimiento obrero te-
concebía esta fase por la estati- nemos múltiples ejemplos de que
zación de todos los medios de la concepción antiburocrática va
producción, donde no existirían ni ganando espacio cada vez más.
mercado ni mercaderías ni dinero .De ahí la importancia enorme de
y la ley del valor tendría un fun- volver una y otra vez sobre la ex-
cionamiento restringido y limitado periencia de los "consejos obre·
a la remuneración del trabajo, re- ros". Eso exige, indudablemente,
muneración desigual en un prin· no solo utilizar un método cientí·
cipio, pero que evolucionaba pau- fico para analizar el pasado, sino
latinamente hacia la más grande aplicar el mismo método para des-
igualdad. lenin sistematizó esta mitificar todos los conceptos y ca-
concepción, sin agregar nada nue- tegorías que nos impiden ver la

736
El sindicalismo - a contradicción fun· periodo; lo mismo sucede con la

L
damental en los pal- estructura de la clase obrera; el
en los paises - ses metropolitanos
arranca de la re·
artesanado coexiste con la indus-
tria mecanizada, el trábajo de
volución industrial, control de la automación surge en
metropolitanos que enfrenta a los obreros pro- el seno de una estructura forma-
ductores de la riqueza con los ca- da por una mayoría de obreros
Eduardo Viola pitalistas que se apropian de un parcelarios. Es decir, en cada
excedente producido por aquellos época existe un núcleo estructural -
bajo la forma de plusvalía. Ahora de la clase obrera que tiende a ex·
bien, los capitalistas de los países pandirse: son los trabajadores que
metropolitanos también se aprb· están en los sectores de vanguar-
Desde la Revolución pian, desde el surgimiento del
mercado mundial, de excedente
dia del proceso de producción.

Industrial los obreros producido por los trabajadores de


los países dependientes, y esto Capitalismo de libre
de los países en medida creciente con el de- competencia y sindicalismo
sarrollo del capital monopolista.
profesional
metropolitanos se han Ese excedente producido por los
trabajadores de la periferia es
n esta etapa cada
encontrado en la apropiado tanto en -el proceso de

ambivalente situación
de dependencia con
respecto a las
producción como en la circula·
ción (intercambio desigual). La
dinámica del sindicalismo en los
paises metropolitanos está deter·
minada por la dinámica de la acu·
mutación capitalista, y esta diná·
E _j
empresa asegura la
fabricación integra
de un producto me-
diante una división
del trabajo simple. La producción
se ha diversificado en los diferen·
tes talleres, pero éstos son unida·
mica está definida centralmente
patronales locales, y por la forma de apropiación del des autónomas de trabajo, com·
puestas a su vez por células au·
excedente de los trabajadores del
de indirecta centro y de los trabajadores de la
periferia. Para el proceso de acu·
tónomas donde cada trabajador
tiene su ritmo propio de trabajo.
apropiación del mulación en el interior de los paí· "CiJntinúa produciendo -señala
Mallet-, como el artesano o el
ses metropolitanos lo fundamen ·
excedente producido tal es la apropiación de plusvalía cuadrillero de otras épocas, un
objeto concreto, aunque sea una
producida por los trabajadores del
por los trabajadores centro. Mucho más complejo es pieza suelta. Conoce las particu-
laridades de su máquina, de su
el problema en el caso del pro-
de los países ceso de acumulación en el interior trato, que él mismo repara. En
una palabra: la única diferencia
de los países dependientes, dado
periféricos. que para las economías de estos entre el obrero profesional de es·
ta época y el artesano individual
países tiene una importancia de·
cisiva el excedente apropiado por es que ha perdido la propiedad de
las burguesías metropolitanas. sus medios de producción y la de
En resumen, si bien para la evo- su trabajo. Socialmente la dife· _
lución del sindicalismo en los paí· rencia es fundamental; psicológi·
ses metropolitanos lo decisivo es c(!mente lo es menos, pues el tra·
la explotación de los trabajadores bajador, artesano desde hace
por parte de la burguesía, tam- . tiempo, debía someterse a la ley
· bién tiene importancia el exce- del encargado, que es el que Je
dente apropiado a los trabajado- repartía el trabajo. La reacción
res de la periferia por parte de la del obrero profesional polivalente,
burguesía metropolitana, lo que le desposeído de sus instrumentos
permite atenuar parcialmente el de producción, es una reacción de
grado de explotación de los tra- propietario: defiende, como su
bajadores del centro. bien más querido, la única pre·
Cada período de la organización piedad que le queda: su profe·
del trabajo tiene a crear una es- sión" . -
tructura relativamente estable en Este obrero profesional se despla·
la clase que opera con los me· za de una región a otra o de un
dios de producción. Cada etapa país a otro con extrema facilidad
del desarrollo del capitalismo sur· debido a que su cualificación pro·
ge en ei seno de la anterior y fesional le otorga facilidad para
convive con ella durante un largo emplearse. /\ esto se le suma el

737
· hecho de que las concentraciones
urbanas son todavía en general Capitalismo monopolista
A medida que se
relativamente débiles, con lo cual y sindicalismo desarrolla el proceso
el problema de la vivienda no pre·
senta todavía las características de industria de mecanización del
agudas que presentará más ade·

1)
lante. Esta movilidad de la fuerza esde fines del siglo trabajo las empresas
de trabajo, si bien dificulta la so- XIX, fuera del mun·
lidaridad obrera a nivel del con· do cerrado del sin· tienen menor
junto de la clase, se da bastante dicato profesional
a nivel de la rama profesional. comtmzó a genera· necesidad de mano
Las relaciones profesionales son lizarse un nuevo tipo de obrero,
fuertemente estimuladas por el fenómeno que ya se daba desde de obra estable; de
intercambio de trabajadores entre comienzos de siglo en la industria
los distintos centros de produc· textil y extractiva (inglesa, funda · esta manera la
ción. El sindicalismo de los obre· mentalmente). Este trabaj_ador,
ros profesionales está estructura· que proviene del campo y que competencia por
do por ramas corporativas y no
por ramas industriales debido a
no posee ningún tipo de califica·
ción, será apto para desarrollar encontrar ocupacion
.,
la homogeneidad de las condicio· las tareas parcelarias y repetiti·
nes en que se ejerce la profesión vas que exige la gran industria determina que la
y la homogeneidad de los instru· monopolista en vigoroso desarro·
méntos de trabajo. La coordina· !lo. El trabajador pierde totalmen- oferta sea superior a
ción de las luchas se da a nivel te el control sobre el proceso de
de la rama profesional y no de la producción: es un apéndice de la la demanda, y.
, unidad de producción. La propor· máquina. El problema de la vi·
ción de sindicados con respecto vienda se hará ahora particular- consecuentemente, la
al total de trabajadores de la pro· mente agudo. En los comienzos
fesión es muy elevado y su par· del industrialismo el proletariado caída de los salarios.
ticipación en los distintos tipos de habitaba en las viviendas céntri·
actividades sindicales muy alta. cas abandonadas por las clases
Esto favorece un importante con· altas; ahora se desarrollarán los
trol del mercado de trabajo por cinturones proletarios alrededor
los sindicatos. El sindicato no es de las ciudades, la penuria de vi·
solo un organismo de defensa vienda se manifestará en las ba-
sino también, en medida funda· rracas y los barrios de emergen·
mental, el centro de elaboración cia.
de una cultura obrera . autónoma A medida que se desarrolla el
estructurada alrededor del oficio. proceso de mecanización del tra-
Se dan alll cursos de formación bajo las empresas tienen cada vez
en la profesión y se orienta desde menos necesidad de mano de
alll la incorporación al mercado obra estable debido a que en po·
de trabajo. Cuando se realizan Gos días se puede formar a cual·
huelgas el nivel de cohesión es quier trabajador en las tareas ele-
muy alto: los esquiroles son agre· mentales que demanda el proceso
didos físicamente y la condena de producción. Las empresas re·
moral los obliga a un verdadero gulan a discreción el contrato de
ostracismo. fuerza de trabajo: en los períodos
Esta fase profesional del sindica· de éxpansión económica emplean
lismo por la cual han pasado to· en gran escala, en los períodos
dos los países de Europa Occi· de recesión despiden de igual for·
dental y Estados Unidos dio un ma. Así el trabajador ya no es
impulso muy poderoso al movi· indispensable para la empresa,
miento obrero. con lo cual su poder disminuye
enormemente. Con la nueva es·
tructura capitalista monopolista,
la estructura de la clase obrera
sufrirá transformaciones decisi -
vas. La pareja oficial-peón, surgi·
da en los comienzos del indus·
trialismo, será reemplazada por
una estratificación más compleja .
"Obreros rápidamente formados
-señala Navillc- trabajan en

738
La dominación de número cada vez mayor, y fueron el obrero colectivo, mayor es el
ellos quienes constituyeron la ma· aislamiento de cada obrero en su
los términos del sa de obreros llamados especiali· máquina. la inseguridad es el pro.
zados, es decir, especializados en blema permanente de la mayor
mercado de trabajo esta o aquella máquina, en este parte de la clase obrera, y esta
o aquel puesto, más bien que en inseguridad es tanto mayor cuan·
por parte de las una fabricación determinada. Por to que, en un mercado totalmente
encima de ellos existía una capa integrado, las crisis alcanzarán a
empresas obliga a de importancia decreciente de todos los sectores a la vez. El con·
obreros, a quienes un aprendizaje junto de esta situación lleva a los
los desocupados metódico de varios años había da· obreros a un sentimiento más
do una competencia ·profesional acusado, el de pertenecer a una
a buscar su completa. Eran los profesiona· clase específica opuesta por na·
les propiamente dichos. turaleza a las demás clases so-
subsistencia a través Por último, por debajo de los es· ciales. Este sentimiento de "clase
pecialistas se encontraban los no es realmente un fenómeno
de ocupaciones peones adaptados a las activida· nuevo: sí lo es, por una parte, su
des elementales y muy pocas ve- extensión a grandes masas, abar·
temporarias, como ces en contacto con un instru· cando a la familia del obrero; y,
mento complejo. De este nuevo por otro lado, la enajenación. de
en este caso. reparto se conseguía que la pro· una parte de su contenido. En el
porción de obreros calificados dis· obrero profesional la conciencia
minuyese y que la especialización de clase se caracteriza a la vez
cada vez mayor de la máquina por la doble conciencia de ser ex·
condujera a una mayor descalifi· plotado y ser productor de rique-
cación de las tareas". Esta des· zas y la explotación se resiente
calificación de la mano de obra principalmente en función misma
será intolerable para la mayoría de esta cualidad del productor. La
de los viejos obreros profesiona- familia del obrero, las mujeres y
les, los más activos sindicalmen· las hijas especialmente, están
te. Muchos de ellos volverán a sus apartadas de las actividades de
tareas artesanales en las aldeas o clase. En los barrios poblados de
se integrarán en el circuito co- obreros especializados esto no
mercial o de servicios, al igual ocurre así. la conciencia de clase
que sus hijos. Paralelamente se se basa principalmente en el sen·
produce el ingreso multitudinario timiento de explotación, y éste se
de trabajadores sin tradición obre- vive como la expresión de una
ra, campesinos, mujeres. la en- desigualdad en la distribución de
trada de los obreros especializa· las riquezas. De aquí que la con·
dos sin conciencia profesional va ciencia de clase cese de estar di·
a provocar considerables cambios rectamente unida a la actividad
en el movimiento sindical. "la productora para ser la expresión
primera consecuencia aparente de una condición social. la ex·
-señala Mallet- de esta evolu· presión de la reivindicación social
ción será la de un refuerzo con· obrera va a desplazarse del lugar
siderable del movimiento obrero. de la producción al de ,la vivienda
Grandes masas, hasta ahora fuera y, como consecuencia, de la lu·
de los problemas de la sociedad cha directa en la producción a la
capitalista, se verán lanzadas a lucha política y especialmente a
situaciones con frecuencia dramá· la electoral. Múltiples condicio·
ticas. Los obreros especializados nes técnicas favorecen, por otra
son el proletario en su estado pu· parte, este cambio: el propio sta·
ro: se le ha arrancado hasta la tus de los obreros especializados
conciencia de participar indivi· y su inestabilidad hacen muy di·
dualmente en la actividad social. fícil la organización de movimien·
El trabajo despersonalizado, abs· tos en las fábricas. Por el contra·
tracto, no representa incluso ni rio, la agrupación de la vivienda
ese factor de inserción en el mun· del obrero hace de la base terri·
do que se observa en el traba· torial un elemento coordinador
jador profesional. En la fábrica se más sólido. De aquí la importan·
produce una gran aglomeración cia que han adquirido en el mo·
jerarquizada y las relaciones de vimiento sindical las uniones lo·
trabajo dejan de ser vínculos hu· cales y departamentales, parale·
manos: cuanto más numeroso es lamente a las federaciones de la

740
En el obrero
especializado se
agudiza la conciencia
de la explotación. La
··situación doble de
sentirse como
productor de

riquezas por un lado,
y de ser enajenado
de esa producción
por otro, acelera el
proceso de
concientización.

742
,
,..,
.1
- J
,.,
_,
~ ... '
••. t.. ' f; '
• ' r' .
....... J . .
.. ·-
"'
.Jl.
,
.Jl.
~

....' j --~
Je __
• i

:lf l'1
"
industria. A la vez se consigue el aparato .sindical, rompiendo de En razón de la
una vinculación más intima entre una manera decisiva la propia
las luchas sindicales y las luchas unidad sindical." fragmentación de las
políticas. Y sucede que lo que, Por otro lado, los sindicatos tien -
en cuanto productor, el obrero es- den a acercarse al estada, "para organizaciones
pecializado es incapaz de obte· tenerlo un poco más de su lado"
ner, intentará ganarlo como con · en la negociación con los patro· obreras el
sumidor: el papel de la munici· nes y buscando la aprobación de
palidad obrera, en tanto órgano leyes que garanticen su influencia sindicalismo mundial
de redistribució1 de las riquezas, y representatividad ante las ma·
crece. sas obreras. las convenciones ce· evoluciona
La organización sindical, al adoµ· lectivas se aprueban a nivel de
tar la estructura de las federado· rama de industria, eliminando la gradualmente hacia
nes de industrias, se adapta a la autonomía de los sindicatos loca·
estructura cada vez más concen- les. Se va formando una burocra· la sistemática
trada de las empresas. Al mismo cia central de funcionarios sindi·
tiempo, las reivindicaciones ela· cales que afloja sus lazos de re· negociación con los
boradas a nivel de la rama indus· presentatividad con las bases . El
trial adoptarán un carácter gene· aparato administrativo-burocráti- patrones. En la foto,
ral y su expresión será cada vez co del sindicato tiende así a inde-
menos elaborada por los grupos pendizarse de la clase obrera y a
una manifestación de
sindicales de base: lo será por las reproducirse autónomamente. Es
direcciones centrales de las fede· claro que esto no se produce sim·
la CG T francesa.
raciones. Esta evolución del mo· plemente por la deshonestidad de
vimiento sindical corresponde, por los dirigentes, sino debido a ac-
otra parte, a una organización pa· titudes y comportamientos pasi·
ralela en el patronato. No obstan· vos y heterónomos generalizados
te, la disparidad entre las empre· entre los obreros especializados.
sas y las situaciones pondrá en Así el sindicalismo va pasando de
constante conflicto a las estruc· una actitud de enfrentamiento to·
turas sindicales y a las realidades tal y en bloque al estado a una
económicas. Con frecuencia los subordinación a éste. Tal sindi-
acuerdos habidos en la cumbre calismo de participación conflic-
continuarán siendo ficticios para tual es lo que está en el fondo de
una masa importante de asalaria· la mayoría de las organizaciones
dos de la rama a que se refiera sindicales contemporáneas, inde·
y no se aplicarán por las direc- pendientemente de las ideologías
ciones patronales, comprometidas externas que asumen, las que solo
en el acuerdo sólo por sus diri· provocarán diferencias secunda·
gentes. Entonces se desarrollará rías entre las mismas. El sindi-
la fragmentación del movimiento calismo se subordina a la lógica
sindical: la división de las reivin- de la acumulación capitalista
dicaciones obreras y los objetivos aceptándola como una realidad
por las centrales son con frecuen- objetiva y delega la tarea de la
cia consignas sin alcance. la rei - transformación de las estructuras
vindicación sindical excesiva, y al en los partidos politicos, en el
mismo tiempo insuficiente, cede- mejor de los casos, cuando no
rá el paso a la reivindicación po· abandona toda idea de cambio so·
lítica. cial profundo.
El sindicalismo evoluciona hacia El sindicato tiende a aparecer an·
la instauración sistemática de la te los trabajadores como un po·
negociación con los patronos. El der externo del cual necesitan, y
diálogo se convierte en el -elemen· recíprocamente los trabajadores
to principal de la acción sindical: frente al sindicato. La actividad
la lucha y el conflicto ya no son, sindical es cada vez más restrin-
pues, más que elementos secun· gida y esporádica: la gran masa
darios anexos. Por otra parte, el de afiliados se abstiene de par-
movimiento sindical, con el fin de ticipar en la vida del sindicato.
obtener la protección global de sus Para mantener su influencia so·
miembros, va a apoyarse cada vez bre las masas el sindicato deberá
más en los partidos politicos y el . presentarse cada vez más como
parlamento; pero este apoyo no un poder extericr a la misma; es
se le concede gratuitamente: las ahora el representante oficial, le·
rivalidades políticas penetran en gal, de los trabajadores frente al

745
resto de la sociedad. "Con f re·
cuencia -seftala Mallet- el sin·
racterísticas de los funcionarios
permanentes, ya sea que los sin-
Un cañón recién
dicato ya no es el organizador de
la huelga sino la vía jurídica por
dicatos sean de oficios o de in-
dustrias.. En un sindicato profe-
salido de ia Iínea de
medio de la cual se legaliza. Esta
posición ambigua, que le lleva a
sional eXisten una cantidad de
funcionarios permanentes que tie-
montaje es
desconfiar tanto de las reacciones
espontáneas de las bases como
nen una autonomía y una inde·
pendencia basadas en el papel es-
examinado en las
de·ias maniobras de sus adversa·
rios, le coloca en incuestionables
pecializado que realizan en la pró·
fesi6n. Es así como pueden ha·
pruebas finales. En el
situaciones de defensa de grupo: cerse irreemplazables y transfor· período de guerra
defenderá, por ejemplo, el estatu· marse en un estrato privilegiado
to que le confiere su representa· que se integra a las clases me- las centrales
tividad, incluso aunque ésta se dias, pero conservando fuertes la·
encuentre, a causa de la evolu· zos de representatividad con los sindicales postergaron
.ción técnica, en situación de con· trabajadores. Por otra parte, sus
vertirse en un perjuicio para las posibilidades de promoción en el sus pedidos de
reivindicaciones obreras. La tácti· mundo sindical son limitadas da·
ca sindical va, por tanto, a ela· do que no existe una jerarquía de reivindicaciones,
borarse sobre <tos .planos: en la puestos desarrollada. En los sin·
cumbre, donde el diálogo será el dicatos industriales existe una bu- aplazando el logro
elemento decisivo, y en la base, rocracia similar a la que puede
donde la lucha continúa siendo el existir en la administración públi· de mejoras en pro
arma esencial. Pero en esta dia· ca, o sea, hay tocio un escalafón
léctica hay una discordancia entre de promociones, una estructura del esfuerzo bélico.
los objetivos de la base y los de vertical en cascada, responsabili·
la cumbre. Ya nada conseguirá dad de los funcionarios inferiores
unir a las pequenas reiWJ1dicacio· frente a los superiores, Este apa-
nes categoriales que espontánea· rato tiene continuidad indepen·
mente surgen en las empresas dientemente de las elecciones sin·
con las reivindicaciones institucio· dicales, que solo ponen en juego,
nales establecidas en la cumbre en el mejor de los casos, a la ci·
en las discusiones paritarias. Tan- ma de la pirámide. Las burocra-
to es así que al mismo tiempo cias se hallan instaladas en la
que los sindicatos llevaban a cabo cúspide de las grandes federado·
una campaña en la cumbre, para nes nacionales de industria y en
la reducción de la jornada de tra- el aparato confederativo que las
bajo, en la base mantenían una inte~ra. En algunos países (Ale-
lucha reclamando la extensión de mania, Inglaterra) son más pode·
-la jornada mediante las horas ex· rosas las burocracias de 121 fede-
traordinarias. Por último, la des· ración; en otros (Francia, Italia),
politización de los sindicatos se las burocracias confederales. En
convierte en politización. La rup· resumen, la burocracia en los sin·
tura entre la acción sindical y la dicatos y en general en las orga-
acción política tiende a convertir· nizaciones obreras es producto de
los en el campo de maniobras de la división social del trabajo exis·
las tácticas de los partidos. Y co· tente en la sociedad global, que
mo éstos se encuentran compro· tiende a reproducirse en el inte-
metidos en estrategias generales, rior de los sindicatos adaptando
en donde la clase obrera no es la a estas instituciones a la dinámi·
única que está en juego, los sin· ca del sistema. La burocratización
·dicatos, bajo su presión, se ven de los sindicatos es un elemento
obligados a desentenderse de fundamental para su transforma-
aquellos aspectos de la lucha de ción en aparatos ideológicos, que
clases que no se encuentran den· actúan objetivamente en el senti·
tro de ljs tácticas inmediatas do de la reproducción del capita·
de los partidos." lismo.
Fue en Alemania a comienzos del
siglo XX, en el período de oro de
la socialdemocracia, donde la bu·
rocratización de las organ izacio·
_ nes obreras adquirió por primera
vez notables proporciones. Hay
diferencias decisivas entre las ca·

746
747
Arriba: salida de Negociación paritaria
su papel es más un papel de in·
formación que un papel de dis·
trabajadores de una y delegados sindicales cusión.
En general los delegados son ele·
planta industrial gidos por las bases, aunque a ve-

1)
espués de la segun- ces son designados por las ins-
española. da guerra mundial
la negociación con
tancias sindicales superiores. En
Estados Unidos los delegados son
En la fotografía los patronos consti- elegidos por el conjunto de los
sindicados de la empresa, que
tuye el núcleo de la
inferior: el cielo de actividad sindical en los países pertenecen a un solo sindicato, en
Inglaterra, en cambio donde con-
capitalistas avanzados de Occi-
un barrio fabril dente. En función de la negocia- viven varios sindicatos industria-
les y de oficio dentro de cada em-
ción posterior se realizan las huel-
inglés se cubre con gas y las otras formas de presión presa, se fragmenta el poder de
sobre los patronos. Hasta la dé- los delegados. En Francia los de-
el humo de las cada del 60 la reivindicación sa- legados son elegidos por los sin-
larial constituía el punto central dicados y los no sindicados y sir-
chimeneas. de la negociación. La misma se ven de contrapeso a la fragmenta·
realizaba de distinta forma según ción de los sindicatos en tres cen-
los países. En Estados Unidos, la trales. Mientras en Estados Uni-
organización sindical agrupa por dos los delegados realizan su ac-
lo general a todos los obreros de tividad específica dentro del ho-
una empresa y negocia con su rario de trabajo, en Europa los
patrón aisladamente del conjunto patronos se oponen bastante y
de la rama industrial. Por otra muchos delegados deben actuar
parte, en Estados Unidos el espa- durante horas no pagas, fuera de
cio de la negociación contractual la jornada de trabajo.
es muy amplio, a diferencia de En Estados Unidos los sindicatos
Europa, donde existe una exten· están profundamente integrados
dida legislación social que limita a la dinámica del sistema, no so-
el número de puntos negociables lo a nivel de la sociedad en ge-
según el poder de patronos y sin- neral, sino también a nivel de la
dicatos. En Francia cada uno de empresa. Actúan como una deci·
los sindicatos afiliado a una de siva fuerza de integración de la
las tres confederaciones sindica- clase obrera al sistema, canalizan-
les participa en una mesa conjun- do sus reivindicaciones por las
ta de negociación con los patro- vías moderadas y formalistas del
nos. En Suecia, las confederacio- procedimiento paritario y asegu·
nes obrera y patronal negocian al rando su participación en las di·
nivel del conjunto de la industria versas instituciones. En realidad,
los puntqs fundamentales, dejan- para la vida de las empresas los
do su implementación a las sec- sindicatos se han hecho insusti·
ciones sindicales de empresa. tuibles: son los sindicatos los que
En la administración cotidiana de informan a las empresas sobre el
los convenios colectivos es donde contenido y la extensión del des-
tienen importancia los delegados contento obrero y las medidas qu,e
sindicales. Hubo dos grandes mo· dentro de la lógica del capital se
mentos de desarrollo de los dele- pueden tomar para superarlo. En
gados de fábrica: primero los años realidad el espíritu de sindicalis-
1915-21, en Inglaterra, Alemania mo de negocios de la vieja AFL
y Rusia; luego 1935-37, en Esta· ha penetrado también al CIO des-
dos Unidos, Francia, que estuvie· pués de un primer período reno-
ron directamente vinculados a co· vador. Así se puede decir que hoy
yunturas de fuerte potencialidad la ideología que domina el con-
revolucionaria. En los Estados Uni- junto del sindicalismo norteame-
dos los delegados reciben su po- ricano es la de ser una coalición
der de los convenios colectivos y de vendedores de la fuerza de tra- .
actúan con una fuerte dosis de bajo que se esfuerzan por obtener
poder frente a cualquier conflicto el mejor precio en un mercado cu-
con la empresa. En Europa, por yas leyes aceptan.
el contrario, los delegados reciben En Inglaterra, Alemania, Bélgica,
un poder mucho· más limitado de Holanda y los países escandina-
los convenios colectivos mismos: vos el sindicalismo presenta una

748
750
Si bien en los serle de caracteristicas similares obreros manuales. Con el proceso
a las de Estados Unidos: está in· de mecanización de las tareas ~
períodos de gran tegrado al sistema y a su vez oficina la tarea de los empleados
• , > • cumple un importante papel in· se parece cada vez más a la reali·
expansion econom1ca tegrador. Pero, a diferencia de Es· zada por el obrero parcelario. En
tados Unidos, no está integrado efecto, los empleados se especia·
la ocupación es en el nivel técnico-económico de lizan en alguna tarea que deben . ·
la producción, sino en el nivel so· realizar mecánicamente durante
plena. los períodos ciopolltico global. Es en la cima, la jornada de trabajo. La califica·
vinculados a los partidos social· ción . requerida ya no es superior
de estabilización o demócratas, donde los sindicatos a la de la mayoria de los obreros;
obtienen la aprobación de una le· los salarios de los empleados tien·
recesión arrojan un gislación social. Asi, la integra· den a ser semejantes e incluso
ción no se da dentro de la fá· inferiores a los de los obreros.
alto índice de brica, sino fuera de ella, en la La sindicalización se generalizó
comunidad territorial y a través primero entre los empleados de
desocup~ ·'1ns. de la mediación de los partidos empresas privadas y luego se ex·
socialdemócratas. Es así como se tendió a los empleados públicos.
reduce el espacio de negociación la sindicalización de los emplea··
directa con los patronos. dos surgió cuando desaparecieron
En Francia e Italia los sindicatos una serie de ventajas relativas que
se hallan mucho menos integrados tenían con respecto a los traba· .
y son menos aceptados por las jadores manuales. La siñdicaliza· ·
clases dominantes. Aquí las rela· ción de los empleados públicos,
ciones sociales en el seno de las así como las luchas reivindicati·
unidades de producción están mu· vas, fueron muy resistidas al prin· .
cho menos democratizadas; las cipio por el estado burgués; por
conquistas fundamentales de los ejemplo, se expulsaba de la admi·
trabajadores se logran a través de nístración pública a los empleados
la mediación polltica. Elementos que realizaran huelgas. Posterior·
contestatarios y revolucionarios se mente el pleno empleo influyó de·
hallan definidamente presentes en cisivamente para imposibilitat la
la ideologia del sindicalismo fran- aplicación de sanciones a los em·
cés e italiano, aunque este revo· pleados que tomaran .medidas de
lucionarismo es más bien externo fuerza, dado que no ·podían ser .
que interno al proceso de produc· reemplazados masivamente. Asl la
ción. sindicalización de los empleados
En Europa son mucho más comu· públicos llegó a ser, en la mayoria
nes las "huelgas salvajes" {fuera de los países europeos, más im·
o contra el control del sindicato) portante que la de los empleados
que en Estados Unidos. Pero las privados.
·huelgas en Estados Unidos son de Hay una correlación entre el ere·
más larga duración y de carácter cimiento del sindicalismo obrero
más violento. En Estados Unidos y el del sindicalismo de emplea·
los sindicatos controlan más efec· dos. En Suecia, el pais de la
tivamente el mercado de trabajo más alta sindicalización obrera
que en Europa. (90 %). se da también la más al~
ta sindicalización de empleados
(70 %). A tal punto se ha exten·
El sindicalismo dido en Suecia el sindicalismo a
de empleados todas las capas de la sociedad ·
que se han incorporado al mismo
los sacerdotes, los oficiales y sub·
os asalariadós em· oficiales de las fuerzas armadas, ·

1 pleados sufrieron la policia, los magistrados judicia·


importantes t ra ns. les.
~ formaciones en sus En Europa se ha extendido mu·
_... condiciones de tra· cho el sindicalismo de profesiona·
bajo después de la segunda gue· les universitarios, que tienen una
rra mundial. Antes eran trabaja· alta propensión al activismo gre· .
dores que realizaban tareas en mial.
gran parte de tipo intelectual, pa· También se ha generalizado mu·
ra lo cual se requeria una califi· cho el sindicalismo de superviso·
cación muy superior a la de los res en Europa, lo que ha favore·

751
.La automatización
del trabajo provoca
profundos cambios
en la estmctura
de producción.

752
753
cido la tendencia a una conducta Los metalúrgicos y la poUtica de rentas: una toma
autónoma de los patrones y un
cierto acercamiento al movimiento de posición de los sindicatos de la comunidad
reivindicativo de los obreros. económica europea
A pesar del acercamiento produ·
cido entre los empleados y los El objetivo principal de toda política económica debe ser mejorar
obreros, aquellos tienen una pro- las ~ondiciones de vida y trabajo de la población. El pleno empleo
pensión mucho menor a la huelga y un desarrollo económico óptimo son condiciones preliminares
y los movimientos de fuerza. Los importantes para la realización de ese objeto, hacia el cual deben
asalariados prcductivos siguen dirigirse todos los medios de la política económica y social. Un
siendo los que pueden realmente desarrollo económico dinámico y una estructura en continua mu-
paralizar la producción y dan la tación necesitan una estrecha coordinadón y recursos eficaces a
tónica fundamental a los movi· todas las medidas. Los medios de producción, las posibilidades
mientas sociales. técnicas y los recursos financieros existentes podrían ser movili-
zados en el actual estadio de industrialización en favor de las
necesidades sociales de la colectividad. La realización de esta
gran tarea exige la voluntad y la disponibilidad de los gobiernos,
El progreso técnico de· los empresarios y de los sindicatos de utilizar plenamente el
y los nuevos contenidos potencial económico en interés de la sociedad.
El pleno empleo no solamente es compatible con un desarrollo
de la lucha de clases real, óptimo del progreso social, sino que únicamente éste es po-

.,
en la década del sesenta sible con la utilización racional de la mano de obra.
No se consigue automáticamente una repartición equitativa de las
rentas y de los bienes a través del funcionamiento del sistema
xiste una crisis de económico global. Las iniciativas necesarias para este fin no se

F
satisfacen con una política de rentas, sino que deben constituir
~ 1 los antiguos siste· una parte fundamental de la política económica global.
mas de calificación La política económica y la política social están inseparablemente
1
del trabajo debido a
..4 ligadas como dos aspectos que son de una misma política. No se
~ las transformacio· puede reducir la política social a un instrumento que sirva para
nes producidas en la estructura ~ corregir las insuficiencias de 1a política económica; aquélla debe
de la clase obrera y la compleji· de figurar, con igual derecho, al lado de ésta.
zación de la división del trabajo.
Esta crisis no afecta solamente a Las experiencias realizadas
las categorías más calificadas de · Algunos países han iniciado o tratan de poner en ejecución una
trabajadores sino que afecta tam- política oficial de rentas. Las experiencias realizadas hasta este
bién a la gran mayoría de los momento demuestran que esta política tiende normálmente a
obreros parcelarios, que tienen controlar unilateralmente la política salarial. En general, en la
hoy un nivel cultural mucho más mayor parte de los casos se trata de frenar el aumento de los
elevado que antes; entrando en salarios, mientras que los beneficios y los precios no son objeto
contradicción su formación gene· de ninguna medida de limitación.
ral con el contenido profesional Con este fin se recomiendan diversos sistemas: ligar el aumento
nominal de los salarios al crecimiento de la productividad; per-
especifico de su trabajo. O sea mitir subidas de salarios únicamente en el cuadro del crecimien-
que hoy es posible una lucha del to económico global; moderar o suprimir la relación existente
conjunto de la clase obrera por la entre los salarios y el índice del costo de la vida. Con estos mé-
defensa de los valores profesiona· todos se trata de' establecer directivas 1imitadoras en materia de
les y por la reforma de los sis· salarios.
temas de formación profesional, Al contrario, se eximen de tales medidas las rentas no salariales,
y la educación en general. tales como los beneficios, los dividendos, la autofinanciación y
El creciente peso de los "intelec- las rentas independientes. Una tal política unilateral de rentas
tuales de la producción" y de los no solamente es socialmente injusta sino que, aún más, es incapaz
técnicos en general en la vida in· de disminuir el aumento general de los precios. En realidad, la
dustrial implica un cambio cualí· presión inflacionista continúa, las variaciones económicas cíclicas
se mantienen, el pleno empleo sigue amenazado y el potencial
tativo en la estructura de la clase económico no se emplea a pleno rendimiento.
obrera y determina la aparición Esta política de rentas acentúa, en consecuencia, o bien la repar-
de nuevos tipos de conflictos la· tición objetivamente injusta de las rentas y de los bienes, o bien
borales, que no se refieren ya a las tensiones sociales que se derivan de las estructuras y de las
los aspectos tradicionales de la relaciones de las fuerzas político-sociales.
reivindicación sindical, los sala- En política económica deberían ser, al contrario, los aspectos de
rios. sino a la organización del la política de rentas favorables a una mejor repartición de la
trabajo en el interior de la em- renta nacional los que deberían tener prioridad. Y ello es tanto
presa y al cuestionamiento de los más necesario en cuanto que una repartición equitativa de las
criterios capitalistas de gestión de rentas y de los bienes y una relación equilibrada entre las inver-
siones y las necesidades evitan la tensión inflacionista. Esta últi-
la misma. Aparecen así nuevos ma se encuentra, pues, contenida en el cuadro de los condicio~
vínculos entre la lucha de la clase namientos que solamente se pueden resolver con modificaciones
obrera a nivel de la empresa y la estructurales,

754
La repartición de la renta acción política global del moví·
miento obrero; por ejemplo, la fu·
Toda medida de política económica repercute en la repartición
de las rentas y de los bienes. Y por esta razón, debe haber una cha de los técnicos por su auto~
concepción de las rentas en la base de todo programa económico. nomía profesional y la lucha gene-
Esta concepción del reparto de las rentas y de los bienes no pue- ral por la transformación de la
de ser socialmente equitativa y no puede ser puesta en práctica universidad y su independencia
más ¡¡ue cuando los trabajadores, en cuanto mayoría de la pobla- del gran capital.
ción de consumidores, puedan ejercer una influencia en la política Se acrecienta la lucha por la dis·
económica a través de sus sindicatos, influencia que no se limita minución de la jornada de tra-
a meras consultas sino que debe concretarse en una real partici- bajo, cuya duración se hace cada
pación y codecisión. vez más insoportable debido a la
Los sindicatos deben participar en paridad de condiciones con los
empresarios a todos los niveles de orientación de la política eco- gran fatiga nerviosa que provocan
nómica. Esta codecisión debe ser garantizada tanto en el estadio la intensificación de los ritmos.
de la preparación como en el de la decisión y el de la realización Hoy la lucha por la reducción de
de los programas y de las medidas de política económica y social. la jornada desborda rápidamente
Con el fin de poder realizar una repartición equitativa de las los límites de lá fábrica para cues-
rentas y de los bienes en el cuadro de una política de expansión tionar toda la organización capita·
equilibrada, los sindicatos reivindican: la garantía del pleno em- lista de la sociedad: limitaciones
pleo, una mejora constante del nivel de vida para todas las fami- de los transportes colectivos, orga-
lias, la desaceleración de la presión inflacionista de los precios,
el equilibrio entre la capacidad creciente de la producción y el nización del tiempo libre del traba-
poder adquisitivo de los salarios, una expansión racional de las jador, insuficiencia de los servicios
inversiones privadas y públicas, la solución de los problemas de sociales, urbanismo irracional. El
estructura, una política económica llevada en el cuadro de una problema de la salubridad y la
planificación global y la autonomía de las fuerzas sociales y eco- seguridad en el trabajo, la lucha
nómicas de cara a posibles reglamentaciones autoritarias por par- por condiciones humanas de ero-
te del Estado. gación de la fuerza de trabajo que
El objetivo específico de la política sindical en materia de rentas vulneran la lógica del capital.
es el aumento del poder adquisitivo y de la participación de los La lucha obrera por aumentos au-
trabajadores en el producto social. Ahora bien, la parte de la
renta bruta de los asalariados en la renta nacional no constituye tónomos de salarios entra hoy en
un índice válido, porque el porcentaje así obtenido no proporcio- conflicto con las leyes de la acu·
na más que una pálida idea de la participación real de los traba- mutación capitalista. En efecto;
jadores en el producto social. las empresas deben hoy planificar
sus costos con años de anticipa-
Salarios y precios ción, o sea, deben predeterminar
Un índice más válido es el obtenido al relacionar el porcentaje de los aumentos salariales; es la úni·
sueldos y salarios netos sobre el producto social neto a precios ca forma de asegurar los benefi-
de mercado, porque esta relación indica cuántos bienes y servicios cios de las cuantiosas inversiones
pueden realmente adquirir los trabajadores con sus rentas netas. que exige el desarrollo técnico.
Sucede, a veces, que se comparan con este fin la renta neta y el Así, el gran capital y el estado
producto social neto por persona. tratan de coordinar los distintos
Las experiencias históricas de los últimos decenios han demostra- componentes de la renta nacional
do que la participación de los salarios en el conjunto de la econo- mediante una política de rentas
mía no es una constante que viene dada por leyes naturales, sino que asegure una evolución equi·
que, por el contrario, presenta grandes diferencias en el curso de
la evolución económica de un país dado, del mismo modo que si librada de las ganancias capita·
se hace una comparación internacional entre dos países según sus listas y los salarios obreros. O sea,
i;!rados respectivos de desarrollo industriat en la década del 60 la autonomía
El nivel de la participación de los salarios en el conjunto de la reivindicativa del sindicato pone
economía viene, pues, determinado por las orientaciones que sigue en peligro la política general de
la política económica y social. Por tanto, lo que es decisivo para acumulación planeada desde el es-
la situación . salarial real de los trabajdores no es solamente la tado. Tradicionalmente la ideolo·
repartición funcional de las rentas, entre rentas salariales y ren- gía socialdemócrata había consi·
tas de capital, sino también el reparto personal de las rentas. Esta derado compatible la autonomia
repartición personal de las rentas se refleja en la renta per capita
y en la pirámide de rentas. sindical con la lógica del sistema;
Los sindicatos no se interesan exclusivamente, sin embargo, por hoy se encuentran frente al dile-
un mejor reparto material de las rentas, sino también en gran ma de abandonar la autonomía o
medida por la determinación de las condiciones de producción y hacer frente a la política de reri·
de trabajo en la empresa, las cu~les condicionan la producción tas, lo que hace peligrar su alian-
de los bienes y de las rentas. za con el gran capital. "La cre-
El nivel de vida no se mide solamente a través del nivel de renta ciente incompatibilidad -:Sefíala
disponible, sino que también comprende las condiciones huma- el dirigente comunista italiano
nas de trabajo, la conservación de la salud, del tiempo libre sufi-
ciente. de las posibilidades •eales de educación, la seguridad so- Trentin- entre la autonomía reí·
cial y la promoción social del trabajador. vindicativa y la estabilización del
Por otra parte, es posible llegar al grado más elevado posible de sistema ha impuesto finalmente a
utilización de los factores de producción evitando un mal empleo todas las organizaciones sindica·

755
les y a los partidos de la clase de las fuerzas de trabajo, así como las producciones socialmente
CQrera, con una urgencia desco- injustificadas; Particularmente la. producción de armas . .
nocida, una tarea· eminentemente . Las reformas de est1 uctura
política: dicha labor consiste en
definir tina afternativa 'á 'las poli· La .organización ~acional de la producción tiene un efecto positi-
vo sobre la provisión de bienes y eleva en consecuencia el nivel
ticas ecohómieas de los gobiernos de vida de la población entera. Por todas estas razones, los go-
vigentes, alternativa que tienda a biernos no deben limitarse a una política con fines meramente de
establecer nuevos ··mecanismos de estabilizar la coyuntura, sino que, al mismo tiempo, deben resol-
acumulación basados en profun· ver de modo positivo los problemas decisivos de la distribución
das reformas de las estructuras en el cuadro de las reformas fundamentales de estructuras.
económicas y en· una articulación Los gobiernos deben esforzarse para tomar conciencia a tiempo
democrática de las decisiones que de todas las deficiencias estructurales de la economía y vigilar
sea además capaz de imponér, con •el fin de que no se conviertan en un costo social para los
mediante criterios selectivos, una trabajacfores y para la sociedad. Su tarea no se limita, pues, a
.suavizar a poster.iori los efectos sociales negativos del desarrollo
orientación distinta de las irwer· económico: debe.n por el contrario, asumir la iniciativa y deter-
siones públicas y privadas. Se tra· minar positivamente la situación social a trav-s de una planifica-
ta, pues, de definir una política cion 'económica preventiva y a largo plazo, la cual no debe ser
de desarrollo, nueva y' distinta, obstaculizad·a por una utilización tal de la política monetario-
que sea compatible con la auto· creditieia que con eI ·fin de superar las dificultades de política
nomía reivindicativa del sindicato, coyuntural ponga en peligro la disponibilidad de capitales en la
así como con ta garantía del pleno · economía.
empleo y con el rápido desarrollo La política de inversiones es tarea de una planificación económica
de los consumos y de las inver· y social que tienda a . proporcionar los medios financieros nece-
siones colectivas, prioritarias para sarios a las industrias en crecimiento, a la investigación científica
y t~cnológjga y, a los programas que traten de hacer frente a los
los trabajadores. Si el movimiento problemas de infraestructura de importancia general. En lo que
obrero se manifiesta incapaz de respecta a la utilización de los medios de capital privado, la
elaborar dicha alternativa política; producción de las empresas debe estar en función de los intereses
si no consiguiera expresar en tér· económicos de los países. En este sentido, el progreso social debe
minos políticos la contradicción corresponder sistemáticamente a la promoción y a la orientación
objetiva, que existe en el marco de las fuerzas dinámicas de la economía.
del sistema, entre las alzas sala · El proareso técnico
riales y la lucha por el pierio em·
pleo la única elección real se re· El planeameinto racional del progreso técnico, el estímulo de la
capacidad de competencia, la transformación de algunos sectores
duciría a escoger una de las des industriales, el desarrollo de las regiones económicamente débiles
vías sigui'entes: o bien la integra· y la potenciación de las infraestructuras en su conjunto deben ser
ción, basada hoy día en una realizados tanto a nivel de planificación nacional como a nivel
opción consciente y que implica de planes regionales . De este modo, se puede asegurar el pleno
un viraje hi:icia la derecha de· los emoleo y estabilidad en las remuneraciones de todos los salarios,
dirigentes del ~ovirriiento obrero; pudiéndose actuar al mismo tiempo en el sentido de un reparto
o bien la continuidad d~ una po· de las rentas más equilibrado geográficamente.
sición de pura resistencia, la cual Ahora b.ien , la condición necesaria para que un plan económico y
produce en el sistema reacciones social §ea realista y democrático radica en el apoyo de las fuer-
zas directamente interesadas en él. De este modo, los sindicatos
incontroladas (siendo la clase pueden asumir conscientemente una responsabilidad de cara a la
obrera la principal víctima de las determinación de la política y de la estructura económica.
mismas) y provoca la contraofen· El medio directo más importante de que disponen los sindicatos
siva política de las fuerzas reac· para mejorar la repartición de las rentas y de los bienes es la
cionarias decididas a suprimir los ·• política salarial. En todos los países industriales, los sindicatos
desequilibrios que el movimiento han conseguido. a . través de esta política, mejorar de modo a pre-
reivindicahvo ha provocado mo· . . ~iapJe . la repartición en favor de los trabajadores. Además, a
mentáneamente en el mecanismo través de sus esfuerzos para desarrollar la see:uridad social esta-
de acumulación. Hoy el sindica- tal .. se han 'preocupado igualmente de los inválidos, de los desfa-
vorecidos 'y de los pensionados de todas las categorías de la po-
lismo europeo enfrenta graves di· bfación. ·
ficultades para adecuar su aoc.ión
a los nuevos contenidos de : la lu- EL Ahorro de los Trabajadores
cha de clases .. ta deriva salarial, Un estímulo unilateral, por ejemplo, del ahorro en forma de ac-
o sea el aumento no contractual ciones, debe ser rechazado. En todos los planes de política de la
de los salarios, ha disminuido sig· propiedad se debe, en cualquier caso, tener presente el hecho de
nificativamente el poder de los que una amplia difusión ·de los títulos de propiedad no es el
sindicatos. Asimismo el sindica· medio de resolver el problema del poder económico que se deriva
lismo se tia manifestado limitado de la apropiación privada de los medios de producción, y no
representa por sí misma una democratización de la economía.
para encarar los problemas de la
La política de precios es un factor importante del reparto real de
calificación obrera, la regulación las rentas, pues determina, por un lado, en gran medida la situa-
de los sistemas de remuneración ción del ·beneficio empresarial y, por otro lado, la renta real de
por el rendimiento, los equipos de los trabajadores.

756
· Como consecuencia de la concentración empresarial y de la do- trabajo, la defensa sistemática del
minación oligopolística de los principales sectores de la econo- nivel del empleo. Se está produ·
mía, los precios vienen a menudo fijados sin ninguna relación ciendo un desfasaje creciente en·
con los costos. tre la estructura, coordinación y
De este modo, mientras la evolución de los ·s alarios es el resul- métodos de organización e ínter·
tado de negociaciones bilaterales entre empresarios y sindicatos,
la fijación de los precios es fruto de una decisión unilateral de vención del movimiento sindical
los empresarios. y los centros de poder del sistema
La mayor parte de los precios de los bienes de consumo y de capitalista, el sindicato no se mo·
Jos servicios está actualmente influenciada administrativamente derniza al compás de los centros
o fijada por el Estado. Esto comporta por parte del Gobierno un económicos. La fuerte contradic·
deber particular de rechazar los aumentos de precios no justifi- ción existente entre la estructura
. cados y de buscar una política de precios en interés de los de la contratación, en general
consumidores. muy centralizada, y la dispersión
Medios importantes para la realización de una política activa de de los centros reales de deci·
precios son: el sostenimiento de la competencia de los precios y
la supresión de la fijación de los mismos por parte de las em- sión de los que depende la evolu·
presas industriales en el comercio de venta, el control de los ción de las condiciones de trabajo
precios fijados por los cartels y los oligopolios, la protección y de los salarios, expresa la im·
de los intereses de los consumidores, a través de consultas y de periosa necesidad en que se halla
sondeos ·p úblicos. el sindicato de reconquistar y pro.
Los trabajadores tienen derecho, por razones económicas y so- fundizar un poder efectivo de ne·
ciales, a una repartición equitativa de las rentas y los bienes. gociación a nivel de la empresa.
Esta repartición equitativa no se podrá realizar si los gobiernos A partir de la década del 50 se ha
no completan de un modo positivo la política salarial de los producido una inversión en las ac· ·
sindicatos con :los medios que tienen a su disposición.
Los sindicatos están interesados en la seguridad, en el aumento titudes patronal y sindical con
y en una mejor repartición de las rentas.· Están dispuestos a respecto al nivel de contratación.
colaborar con los Gobiernos con la condición de que éstos per- En efecto, antes de la guerra los ·
sigan activamente los objetivos que interesan a la mayoría de sindicatos intentaban impone a
la población y respeten las condiciones necesarias de una política los patronos contratos de trabajo
de reparto y distribución equitativa de las rentas y de los bienes. a nivel de toda la rama industrial.
(Tomádo de "Dibattito Sindacale", revista de la FIM-CISL de Milán, marzo- Esta tendencia a la negociación
abril 1967). centralizada, a la que los empre·
Reproducido en Estrategia sindical - Trentín, Foa y otros, págs. 167-174. sarios se oponían, se explica por
las enormes dificultades que te·
nían los sindicatos para controlar
el mercado de trabajo en su con·
junto e implantarse con continui·
dad a nivel de la empresa debido
a la gran movilidad de la mano de
obra y la amplitud de la desocu·
pación. Por otra parte, a diferen·
cia de lo que hoy sucede, la gran
mayoría de los obreros especiali·
zados se hallaba sujeta a condi·
ciones de trabajo similares en las
distintas empresas. Después de
la guerra los sindicatos se forta·
lecieron a nivel nacional, pero las
transformaciones en los procesos
de producción hicieron que varia·
ran notablemente las condiciones
de trabajo entre las distintas em·
presas, por lo cual las negociado·
nes centralizadas solo pueden es-
tipular condiciones muy generales,
dejando el campo libre a la arbi· -
trariedad patronal en el lugar de
producción.
Las organizaciones patronales de
toda Europa tienen una estrategia
unificada de impedir toda deseen·
tralización de la contratación y
tratar a nivel de las confederacio-
nes patronales y obreras, lo que
es la base fundamental de la po·

757
Lo, policía custodia a lítica de rentas neocapitalista. lucha de clases, las reivindicacio-
"Las organizaciones patronales no nes que surgen en los lugares de
los huelguistas han podido todavia -señala Tren· trabajo exigen, con mayor inten-
tin- aplic~r dicho proyecto en sidad que en el pasado, una pro·
durante un acto todos los países europeos. No yección al nivel de la lucha polí-
obstante, es preciso reconocer tica y sindical globales y exigen
'reivindicatorio en que las estructuras sindicales y una presencia activa del sindicato
el marco de las negociaciones no en los niveles centrales en los que
Alemania. reflejan de ningún modo la pre· se decide la política económica
sión que ejerce la clase obrera del estado, puesto que, también
para reconquistar un poder efec· en éstos, se trata de defender los
tivo en los lugares de trabajo con intereses inmediatos y a largo
vistas a descentralizar la lucha y plazo de los trabajadores."
la contratación sindicales. En la Ahora bien, esta exigencia con-
mayoría de países la estructura tradictoria enfrenta al sindicato a
de la contratación se halla com· dos peligros: puede llegar a sa-
pletamente desfasada en relación crificar totalmente su autonomía
con las nuevas realidades del con· reivindicativa en los centros de
flicto de clases; el campo de las producción o, inversamente, pue-
decisiones abandonadas a la arbi· de caer en una defensa puramen-
trariedad patronal no cesa, en te corpcrativa de los intereses
consecuencia, de ampliarse, con proletarios a nivel de la empresa.
lo que la capacidad de influencia En el primer caso se subordina a
y de condicionamiento del movi· la política de rentas de la clase
miento obrero se debilita. Los es- capitalista; en el segundo pierde
fuerzos realizados por los organis· toda perspectiva de clase de con-
mos representativos de fábricas junto.·
no son suficientes para remediar En la. década del 60 los trabaja-
la debilidad o la ausencia del sin· dores están en una posición ven- ·
dicato en los lugares de trabajo, tajosa respecto del mercado de
como lo demuestran las experien· trabajo debido al casi pleno em-
cias de doble poder que están so- pleo existente en las principales
cavando, por ejemplo, los movi- regiones industriales de Europa
mientos reivindicativos en Gran Occidental, y esa fuerza objetiva
Bretaña y en Suecia, contra la de los trabajadores se expresa en
política centralizada de salarios; conciencia de poder mejorar sus-
dichas experiencias se manifies· tancialmente las condiciones de
tan incapaces de oponer una es- vida en las fábricas y en la socie·
trategia obrera a los planes pa· dad. Frente a ello la burguesía
tronales. Por otra parte, el sin- necesita que el sindicato cumpla
dicato se halla impulsado a partí· el papel de disciplinar las aspira-
cipar como fuerza dominante en ciones de los trabajadores, fre-
las decisiones de política econó- nando sus reivindicaciones para
mica que elaboran los organismos que no sea perturbado el meca-
representativos y 'ejecutivos del nismo de acumulación capitalista.
estado. El movimiento obrero se En las condiciones actuales del
halla, pues, frente a dos exigen- mercado de trabajo las empresas
cias contradictorias: por un lado, tomadas separadamente no pue-
los nuevos contenidos del anta· den resistir fácilmente la acción
gonismo de clase exigen del sin; reivindicativa de los trabajadores.
dicato multiplicar Jos centros de De ahí la necesidad imperiosa de
decisión en los que ejerce su po· que el estado planifique una poli·
der de contratación, así como una tica de rentas que subordine di·
creciente iniciativa, de un modo rectamente la acción reivindicati·
particular en los lugares de tra· va de los trabajadores a la diná-
bajo; simultáneamente, los partí· mica de acumulación capitalista.
dos obreros deben vincular más El estado y los aparatos sindica·
estrechamente su actividad poli· les deben actuar como garantes
tica y organizativa a los objetivos de esta política poniendo en ve-
y a las reivindicaciones que, en reda a los trabajadores rebeldes
contacto con las relaciones de pro- que la cuestionen. La burocrati-
ducción concretas, maduran en zación extrema de los sindicatos
los lugares de trabajo; por otro es una necesidad para los capita-
lado, los nuevos contenidos de la listas en una fase de transforma·

758
759
clón acelerada de la organización de la clase obrera en manos de Las organizaciones
de la producción ya que necesitan los capitalistas. Esta conciencia
una disponibilidad de fuerza de general, si bien es todavía confu· sindicales han ido
trabajo pasiva para realizar libre· sa, constituye un arma en poten-
mente todas las modificaciones cia, con un valor inestimable para gradualmente de una
que quieran introducir en los cen· una lucha socialista, porque es un
tros de producción. Así, lográn· comienzo de disputa con la socie- actitud de
dose por un lado la fijación de dad del bienestar de las ideolo·
pautas para los aumentos sala· gías neocapitalistas. Seria un enfrentamiento en
riales y por otro lado impidiendo grave error no reconocer la exis·
toda contestación obrera en las tencia de esta realidad y malgas- bloque a un estado
fábricas, se habrá reducido al tarla en acciones de pura forma o
máximo el espacio de actividad sectarias. Es un punto de partida de conciliación. De
reivindicativa de los trabajadores; para tomar conciencia de que una
la subordinación total se habrá lucha limitada solamente a la re- esta manera el
realizado. Ahc-ra los incrementos partición de la renta (come que-
salariales se realizarán de acuer· rría la derecha socialista y social- sindicalismo
do a las variaciones de la produc· demócrata europea) deja intacto
tividad, lo que es totalmente com· el mecanismo capitalista de acu- -entendido en un
patible con la lógica del sistema. mulación y consolida el poder de
En toda Europa los sindicatos se la clase dominante." principio como
encuentran ante el mismo ataque
a su autonomía: la propaganda garantía de lucha-
capitalista les dice que si no se La automatización y el
subordinan llevarán a una deba·
se subordina a la
sindicalismo de empresa
ele a la industria nacional, que
no podrá competir con la extran·
lógica del capitalismo
jera, que atentarán contra la de· a a utomat izac i ón aceptándola como
mocracia. Ponen al electorado, . deLpr9c~so el~ pro- ··- . ·· - ·
como lo hace el premier conser'iá~ ducción está indiso- una realidad objetiva.
dor ingles Heath ante el dilema, lublemente ligado al
"¿quién gobierna al país: el par· desarrollo de la
lamento o los sindicatos?" Frente electrónica. Mientras que en el
a este ataque de las clases domi· proceso de mecanización la má-
nantes las direcciones sindicales quina realiza operaciones reserva-
europeas no siguen una línea ho· das anteriormente a la mano del
mogénea. "Existe una profunda hombre, la automatización realiza
división -señala Foa-, no-sola· no solo la totalidad de las opera-
· mente entre sindicatos sino fre· ciones efectuadas anteriormente
cuentemente en el seno de los por la mano del hombre sino tam-
sindicatos, entre dos orientacio· bién determinadas funciones re-
nes: la que tiende a exaltar la servadas hasta entonces al cere-
conciencia de clase de los traba· bro humano: los procedimientos
jadores y la que, incluso cuando de feed-back, la autorregulación
la lucha es inevitable, tiende a de las operaciones, la autocorrec·
oscurecer la conciencia de clase ción de los errores, la síntesis pla-
y dejar abierto el camino para la nificada de los procesos de pro·
integración del movimiento bajo ducción. La producción automa·
la dirección de los monopolios. tizada se ha desarrollado en las
El hecho de que en estas condi· industrias de vanguardia: petróleo,
cienes la resistencia sea tal que petroqumica, química de síntesis,
la mayor parte de las direcciones reactores nucleares, telecomunica-
sindicales se vea obligada a asu· ciones y energía eléctrica . Poste·
mir la responsabilidad prueba la riormente también se ha introdu-
existencia de una conciencia de cido parcialmente la automatiza.
clase en la totalidad del movi- ción en la producción siderúrgica,
miento obrero europeo, aunque carbonífera, textil, vidrio y en al·
sea embrionaria y elemental; el gunas alimenticias.
movimiento obrero sabe que la Con la automatización se produce
aceptación de unas reglas de jue- un vuelco total en la composición
go en cuestiones de reparto de orgánica del capital. En Europa
beneficios y salarios conduciría a actualmente, mientras la industria
la consolidación del sistema de mecánica utiliza entre un 15 % y
explotación y a poner el destino un 25 % de su capital en el pago

760
761
de salarios, la industria automáti- afecta directamente al trabajador Obrero de una planta
ca utiliza menos de un 5 % de su y es algo que no puede dejar de
capital con ese fin. Paralelamen· tomar en cuenta al formular sus laminadora
te a esta calda de la importancia reivindicaciones, con lo cual cam·
del costo de la mano de obra la bia significativamente el conteni· siderúrgica. Las
amortización acelerada del capital do de las mismas.
fijo invertido se convierte en el Los nuevos sistemas de organiza- diferentes condiciones
factor fundamental para la obten- ción del trabajo han producido
ción del máximo de ganacia. La nuevas formas de especialización úiborales impuestas
formación de una mano de obra de las empresas; desaparecen las
muy bien calificada, con altisi· máquinas "universales", la em-
por las nuevas
mos conocimientos tecnológicos y presa elabora sus medios de pro·
gran flexibilidad para adaptarse a ducción específicos. El obrero se
formas de producción
las técnicas cada vez más espe- formará operando sobre estas má· hacen necesarias la
cializadas de la empresa, se trans- quinas especificas, y esa forma-
forma en la garantía para el apro- ción no podrá utilizarla en cual ·
vechamiento óptimo del capital fi. quier otra empresa.
elaboración de
jo. La burguesia necesita ahora Dos tipos de trabajadores consti· nuevas estrategias de
integrar la mano de obra a la em- tuyen la nueva clase obrera sur-
presa constituyendo una unidad gida del proceso de automatiza·
fija de producción. El máximo de ción: por un lado los vigilantes,
lucha.
plusvalía ya no se obtiene inten· los operadores, los cargadores,
sificando el ritmo y el rendimiento los preparadores afectados al pro-
de trabajo individual sino median- ceso de producción automatizada;
te el máximo de eficacia en la or- por otro lado los obreros de man-
ganización colectiva del trabajo. tenimiento afectados a la repara·
Los trabajadores formados dentro ción y buen funcionamiento de
de cada empresa constituirán un las máquinas. La calificación de
equipo casi insustituible y por lo los primeros, que no tocan los
tanto serán considerados por la productos, es de un tipo bastante
empresa como un preciado capi- nuevo: son los correctores huma-
tal. Así sucede que la integración nos de posibles fallas de la má·
de los obreros a este tipo de em· quina y necesitan un conocimien·
presa no es fundamentalmente, to técnico del conjunto del proce·
como una crítica superficial pre- so de producción. Los segundos
tende mostrarlo, un arma propa· requieren una calificación poliva·
gandistica de los patrones, sino lente de tipo más tradicional. Am·
un producto de transformaciones bos trabajan en equipos con
ocurridas en la organización del frecuente interacción- entre sus
trabajo. La integración del traba· miembros; las relaciónes huma·
jador a la empresa se da funda· nas son más personalizadas que
mentalmente a tres niveles: a ni· en la industria mecanizada.
vel del salario, a nivel de la for· Se produce una notable aproxima·
mación profesional y a nivel de la ción entre los obreros y los inge·
seguridad de empleo. nieros, donde ambos tienden a vi·
Con la producción automatizada sualizarse mutuamente como tra·
la idea del salario individual pier- bajadores que forman parte de
de todo sentido: el salario percibí· una misma clase y no como hom-
do por el obrero no es más que bres pertenecientes a dos mundos
el reparto individual del conjunto distintos y antágonicos. ·
del salario distribuido, no basán· Otra capa de trabajadores desa-
dose en criterios de rendimiento rrollada por la automatización es
individual (imposible ya de medir) la de los técnicos de las oficinas
sino exclusivamente en la valora- de estudio dedicados a tareas de
ción del puesto de trabajo ocu· investigación y p!anif icación o a
pado por el obrero. El salario en- tareas de comercialización y estu·
tonces estará determinado por la dio del mercado. Estos trabaja·
situación económica de la empre- dores son bastante distintos de
sa: política de inversiones, desa· sus antecesor~s "de cuello blan·
rrollo del proceso de autofinancia- co": por un lado ha desaparecido
ción, rapidez del movimiento de la proximidad física que les per·
los stocks y de amortización del mitía separar con arrogancia su
capital fijo. La situación econó· tarea "limpia" del trabajo "mu-
mica de conjunto de la empresa griento" de los obreros. Por otra

163
parte, el gigantesco desarrollo de son que duró un mes y medio sig· economía, aun cuando todavía no
las oficinas de estudio ha creado nificó tres días de producción per· se hayan dado las condiciones téc·
unidades intelectuales de produc- didos para la patronal y solo una ntcas objetivas para ello. Así, por
ción que tienen similitudes con el hora de salario perdido por cada ejemplo, la reivindicación de es·
moderno taller automatizado. Las obrero. Lo más característico de tabilidad en el empleo desarrolla·
condiciones de trabajo, el nivel de estas nuevas formas de lucha es da a partir de la industria auto·
calificación y cultural de la nueva que exigen una acción larga y matizada se ha extendido hoy al
clase obrera facilitan enormemen· continuada y una profunda unidad conjunto de la clase obrera, ocu-
te la participación en la actividad sindical en la base. Los trabaja· pando un lugar más importante
sindical, que es muchísimo más dores, por su alto nivel cultural, que la reivindicación salarial. Es·
alta que en la industria mecani· no son impresionables por cual · ta exigencia de estabilidad lleva
zada. La actividad sindical se or· quier fraseología revolucionaria; al conjunto de los trabajadores a
ganiza a nivel del conjunto de la por el contrario, respetan el aná· preocuparse por la gestión de la
empresa como unidad económica, lisis en términos precisos de co· empresa. Así se va generalizando
y no de la fábrica, taller o labora· -rrelación de fuerzas. Cuando una en las luchas de los trabajadores
torio, debido a la especificidad de iniciativa de lucha es tomada res· del conjunto de la economía la
aquélla y a que las reivindicacic· pande al convecimiento conscien· reivindicación del control obrero.
nes están indisolublemente vincu- te y razonado del conjunto de los Los sindicatos se ven obligados a
ladas a la situación económica del trabajadores. El sectarismo poli· politizar internamente su activi·
conjunto de la empresa. Esta nue- tico poco pesa. dad, o sea, no como antaño a ha·
va estructura de organización sin· En resumen, el nuevo sindicalis· cerse eco de las banderas electo·
dical tiende a eliminar por com· mo de empresa retorna una serie rales de algún partido, sino cues·
pleto el sindicalismo por indus· de elementos de la vieja tradición tionar desde el interior del pro·
trias. Así, la actividad sindical del sindjcalismo profesional: fuer· ceso de producción la organiza·
tiende a orientarse hacia' la rei· te y masiva participación en la ac· ción capitalista del trabajo.
vindicación del control de gestión tividad sindical, desburocratiza·
de la empresa, ya sea desde el ción, desconfianza respecto de las
punto de vista de la organización formas tradicionales de la lucha Sindicatos y partidos
interna del trabajo como de la política y creencia en la eficacia obreros
naturaleza de las inversiones y la de la acción sindical organizada.
orientación de los mercados. Se Pero se distingue de aquél, por

1)
desarrolla entonces un conflicto un lado, en la preocupación e in· urante la primera
entre el nuevo tipo de sindicalis· terés por los procesos económi· etapa del síndicali~·
mo naciente y las viejas burocra- cos; por otro lado. en su corpora· mo en Europa occ1·
cias de las federaciones industria· · tivismo profesional, que lo lleva dental los partidos
tes. Con el nuevo sindicalismo a aislar a la fracción de la clase socialistas y tos sin·
surge una nueva concepción de la obrera que trabaja en la industria dicatos tuvieron una evolución in·
huelga. Anteriormente la hueiga automatizada del resto de la cla· terdependiente. La ideología do·
se producía más o menos inespe· se. Este es el grave peligro que minante en la Segunda Internacio-
radamente, cuando se creaba un puede anular los importantes nal dividía las tareas dentro del
clima de tensión. En general era avances realizados en el movi· movimiento socialista: A los sin·
mucho más espontánea que orga· miento sindical por el sindicalis· dicatos les correspondía ocuparse
nizada planificadamente por el mo de empresa. Dos ideologías de la lucha económica y a los par·
sindicato y debido a ello el moví· confluyen para alimentar el aisla· tidos de la lucha política. Cuando
miento tenia poco en cuenta los miento de la nueva clase obrera: se formó la Tercera Internacional
criterios racionales que podían por un lado la ideología neocapi· esta concepción economicista si·
asegurar la victoria. En las em· talista, que niega el carácter obre· guió de hecho teniendo vigencia a
presas modernas, por el contrario, ro de esta capa; por otro lado, !as pesar del esfuerzo de muchos de
la huelga es organizada científi· "burocracias de izquierda" de los sus dirigentes por superarla. Así,
camente por el sindicato fundán· sindicatos, que la hace aparecer los partidos daban la línea políti·
dose en un profundo conocimien· como una aristccracia obrera. En ca y los "sindicatos rojos" o las
to del proceso de producción y realidad la nueva clase obrera ob· fracdones sindicales comunistas
aprovechando por tanto todos los tiene la superioridad de su nivel eran la correa de transmisión del
fümcos y puntos débiles de la pa- de vida debido a su elevada pro· partido en el conjunto de la ciase
tronal. En lugar de realizar huel· ductividad del trabajo y no a cos· obrera. En los sindicatos social·
gas por tiempo indeterminado, ta de otras fracciones de la clase demócratas sus dirigentes tenían
que afectan gravemente el ingre· obrera. posiciones que en general se ubi·
so de los trabajadores y con ello En realidad , la mejor protección caban a la derecha de sus respec-
su capacidad de resistencia, se contra las tendencias particularis· tivos partidos. Después de la se·
reali¡an huelgas escalonadas y li· tas del sindicato de empresa está gunda guerra mundial las posicio·
mitadas que van afectando los dado por la fuerte interdependen· nes se han invertido dentro de la
puntos claves. Por ejemplo, un cia de la economía actual, que socialdemocracia: los partidos han
mcvimiento de los trabajadoras contribuye a difundir las tenden· tenido una evolución derechista
de la electrónica francesa Thom· cias hacia la participación en la que los coloca a la derecha de

764
Las particulares
condiciones de la
econom 1a europea
después de la
· Segunda Guerra ha
determinado una
progresiva
derechización de los
sindicatos.

765
· En la década del 60
la tarea de los
· sindicatos · se
intensifica. El
objetivo no se centra
sólo en la mera
reiJdndicación
económica, sino que
incluye un fin
político.

766
sus respectivos sindicatos. Esto cialista, y CFDT, social cristiana. desarrollo alcanzado por la sacie·
ocurre claramente en Inglaterra, Los sindicatos pertenecientes a la dad sueca.
Alemania y los paises escandina- CGT son mayoritarios en casi to·
vos. En Italia y Francia, los dos dos los lugares de trabajo. Tam-
países donde subsisten poderosos bién aquí se ha mantenido una im· Bibliografía
partidos comunistas, la situación portante tradición de huelga poli·
es mucho más compleja. En Ita- tica. La CGT se ha mostrado poco Trentín, Foa y otros: La estrategia sitio
lia existen tres centrales sindica- dical. Ed. Nova Terra. Espal\a, 1968.
los contenidos y métodos de lu· Mallet, Serge: La nueva condici6n obre-
les: la poderosa CGIL, comunista· sensible a las transformaciones en ra, Ed. Tecnos. Madrid, 1959.
socialista, agrupa las dos terceras cha. Por el contrario, la CFDT ha Friedmann, Naville y otros: Tratado de
partes de los trabajadores; la CISL sufrido un importante proceso de sociología del Trabajo. Fondo de Cul·
democratacristiana, con fuerza en tura Económica. México, 1963.
izquierdización a fines de la dé· Everett Kassalow: Sindicatos e Indus-
algunos sectores, y la ínfima UIL, cada del 60 aconpañado por una trias. EC:Í. Marymar. Buenos Aires,
socialdemócrata-republicana. Du· comprensión de los cambios que 1973. .
rante la década del 50 hubo una s~ imponían a las formas de lu- Di Tella, Lipset y otros: Estructuras
situación de enfrentamiento de la sindicales. Ed. Nueva Visión. Buenos
cha sindical. A tal punto se ha Aires, 1969.
primera con las dos últimas, que dado este proceso que hoy la pa- André Gorz: Estrategia obrera 'J neoca-
apoyaban al gobierno. La patro- tronal francesa considera a la pitallsmo, Ed. Era. México, 1969.
nal intentaba debilitar a la CGIL Franco Momigliano: Sindicatos, prog,....
CFDT una fuerza perturbadora en so técnico, planificación económica.
negociando con los sindicatos ad· el plano sindical. Es en la CFDT Ed. Península. Barcelona, 1969.
heridos a la CISL. Por lo general, donde ha tenido buen eco la pré· Touraine, Ourand y otros: Los trabaja·
en cada fábrica actúan sindicatos dica de los grupos izquierdistas. dores y la evolución ~ica, Ed. Nova
que responden a la CGIL y a la surgidas de la revolución de ma-
Terra. Espana, 1970.
CISL. Durante la década del 60 Pierre Belleville: Una nueva clase obre-
yo de 1968. Los dirigentes sindi· ra, Ed. Tecnos. Madrid, 1967.
se desarrolló una fuerte tendencia cales de la CGT mantuvieron siem- Panzieri, De Palma y otros: La división
hacia la unidad del movimiento pre una estrecha dependencia del capitalista del trabajo. Cuaderno N• 32
sindical, hasta formarse en 1972 Partido Comunista .
de Pasado y Presente. Buenos Aires,
un ente coordinador que agrupa a 1972.
las tres centrales. En Italia han En Inglaterra se ha dado a partir Pinilla de las Heras: Reacción y revo-
de mediados de los años 60 un lución en una sociedad industrial, Ed.
seguido teniendo una gran vigen· Signos. Buenos Aires, 1970.
cia las huelgas políticas: durante poderoso movimiento de base en
la década del 50 eran en general los sindicatos con un fuerte sen-
antigubernamentales, convocadas tido anticapitalista. Este movi-
por la CGIL; en la década del 60 miento cuestiona a las direcciones
son convocadas, en general, por sindicales laboristas tradicionales,
las tres centrales para presionar y llegando incluso a izquierdizar
al gobierno a adoptar una política a algunos dirigentes de la· cúspi·
económica y social más favorable de del laborismo. En Inglaterra
a los intereses de los trabajado· los sindicatos han mantenido
res. En Italia los dirigentes sindi· siempre una importante autono-
cales dependían estrechamente mía con respecto al aparato del
de sus respectivos partidos hasta partido laborista.
los años 60. Desde esa época se También en Alemania se desarro-
va dando una relativa autonomía lla un impotante movimiento de
de los sindicatos con respecto a base de contenido anticapitalista
los partidos, lo que favoreció la desde fines de la década del 60
acción conjunta de aquéllos. Italia tanto en los sindicatos como en
es el país donde más han avanza· el partido socialdemócrata. Son
do los sindicatos hacia una estra· los "husos", jóvenes trabajadores
tegia acorde con los nuevos con· y estudiantes socialistas que lu·
tenidos de la lucha de clases. En chan por transformar desde aden-
la CISL esto se manifestó en el tro al partido .socialdemócrata en
desarrolo de posiciones cíticas ha- un partido revolucionario antica-
cia el neocapitalismo y sus ideo- pitalista.
logías; en la CGIL, en el paso de También en Suecia se ha dado un
posiciones críticas globales y ex· proceso de izquierdización en sec-
ternas al · proceso de producción tores del partido Socialista y los
a posiciones criticas inter.nas a la sindicatos durante la década del
orgar.ización capitalista del tra- 60. Esto acompañado por un vi·
bajo. garoso crecimiento del minorita-
En Francia también existen tres rio Partido Comunista, que ha su·
centrales sindicales: la poderosa y frido una fuerte renovación ideo-
totalmente mayoritaria CGT, co· lógica elaborando una estrategia
munista, y la mincritarias FO, so- anticapitalista acorde con el alto

768
lámese Caribe o An-
El
movimiento
obrero en el
1 tillas, el enorme ro-
J sario de islas gran-
..... des, medianas, ·pe·
queñas y diminutas
que conforman esa región de ,Amé·
rica Latina es lo suficientemente
Ubicación geogrófica
y status polftico

as Antillas marcan
una especie de se·
Caribe desconocido en la Argentina como
para justificar, antes de introdu·
miarco que va des·
de el sur de la pe·
Miguel Etchegoyen cirnos directamente al estudio de nínsula de Florida
su movimiento obrero, una breve hasta la costa norte de Venezuela.
presentación. Son en general islas de igual re·
El rosario de islas Ante todo es preciso circunscribir lieve, arisco y volcánico y, salvo
geográficamente qué' área toma· excepciones, con un mismo clima
antillanas ha sido mos cuando hablamos del Caribe. y vegetación tropical. La agíicul·
Depende de los autores que se tura, los medios de vida, el sis·
conmovido por prescinda o no de la parte conti· tema alimenticio, la vestimenta,
nental -las Guayanas, ya que las supervivencias folklóricas de
múltiples problemas países como Honduras, Nicara· un lejano pasado afrkano, con
gua, Costa Rica, ·etc., los incluí· sus creencias, ritos y fetichismos,
sociales, de los cuales mos en América Central-; hay y una gran extensión de la raza
muchos lazos de· unión dados por negra, más o menos mestizada,
el conflicto racial no una similar estructura de clases, son características similares a la
un desarrollo capitalista depen· zona.
es el menor. diente basado en la monoproduc· Políticamente, cuatro colonialis·
ción agrícola. Pero, dada la com· mas se reparten la mayoría de las
plejidad del · desarrollo político islas. El inglés, que conserva
existente en el área, la superpo· como status colonial a Santa Lu·
sición de metrópolis colonialistas, cía, San Vincent, Dominica, Anti·
las diversas evoluciones de los gua, Sant Kitts . Nevis . Anguilla,
organismos de masas, haremos Bermuda, las Islas Vírgenes Britá·
un corte tomando exclusivamente nicas, Cayman, Montserrat y
la porción insular de las Antillas. Turks·Caicos; pertenecen al Com·
Más aún: en este trabajo no ana· monwealth: Bahamas, Barbados,
!izaremos la evolución de Cuba, Granada -que llegó a este status
que, dada su especialísima situa- últimamente-, Jamaica y Trini-
ción, será objeto de un capítulo dad-Tobago. Pertenecen a Esta·
particular. dos Unidos las Islas Vírgenes Es·
Es así como comenzaremos . con tadounidenses y -en forma en-
una ubicación geográfica de las cubierta- Puerto Rico como ,., Es-
islas y la descripción de sus sta· tado Libre Asociado", que es más
tus políticos, para seguir con una una semicolonia que un estado li-
historia comparada -a nivel glo· bre. A Francia pertenecen Gua·
bal, tomando la región en su con- dalupe, Martinica, en tanto Holan·
junto- de las luchas obreras, su da mantiene a Aruba, Curac;ao,
origen y estado actual. Y, final· Bonaire, San Martín, Saba y San
mente, una descripción de la si- Eustaquio. Son independientes,
tuación particular del proletariado aunque sometidas al dominio del
en las islas más importantes. Co· imperialismo yanqui, Haití y San·
mo conclusión, haremos referen· to Domingo. Por último, tenemo~
cía a una 'discusión planteada en· a Cuba, primer estado obrero en
tre los sectores de izquierda anti· América Latina.
llanos acerca del futuro de las is· Como vemos, políticamente se
las: ¿es la Confederación de las abre un abanico que va desde la
Antillas una solución viable? El explotación más atrasada, con re·
socialismo ¿mantendrá o superará miniscencias feudales y esclavis·
la balcanización en que hoy se en- tas, a la~ relaciones sociales más
cuentran? avanzadas que la humanidad ha
podido construir a lo largo de la
historia.

769
sía terrateniente, que mantient Cosechadores
.Análisis comparado --en la medida en que se lo per·
de las luchas obreras mitan las luchas populares- re·
laciones casi feudales de trabajo,
dominicanos. La
en las Antillas por otra parte produce para un economía antillana
mercado de exportación centrali·

1)
e la primitiva pobla- zado por la respectiva potencia se basa
. ción de las islas, imperial. Esta burguesla terrate·
los indios america- niente, que es en la gran mayoría fundamentalmente en
nos, no quedan casi de los casos la. fracción de clase
vestigios. Explota· dominante, está aliada al corres· la agricultura.
dos por lo~ colonialistas en tra- pondiente imperialismo por un
bajos para los que no estaban mutuo pacto de apoyo: el imperia·
preparados, sucumbieron y fue- lismo le compra la producción a
ron reemplazados por mano de precios superiores al mercado
obra negra y en muchos casos, mundial, en tanto estas burgue-
posteriormente a la prohibición slas terratenientes se encargan in-
de la trata de esclavos, se intro- ternamente de reprimir a las ma·
dujeron trabajadores hindúes. sas. Este pacto está dictado -a
Las luchas entre las potencias co· esta altura del proceso revolucio·
lonialistas determinaron una total nario mundial- más por intere-
balcanización de las Antillas, su ses pollticos que económicos. Las
fracturación en dependencias de Antillas no son ya el rico filón azu-
diversos imperios. Son idioma carero del occidente; es más, el
oficial el castellano, el francés, el azúcar antillana perdió puntos en
inglés, el holandés. Desde las .pri· base a la -producción azucarera de
meras épocas se implantó la caña otros países. Pero sí tienen im·
de azúcar, que dado el ávido mer- portancia geográfica, militar y so·
cado mundial de ese entonces cial. Son centro de bases de gue·
producla pingües ganancias a los rra yanqui, inglesa, francesa. Su
terratenientes. A partir de la pro- pauperizada población demostró
ducción de caña de azúcar en más de una vez en forma explosi·
otros países, el Caribe pierde la va sus deseos de liberación, y el
hegemonía mundial y la economía ejemplo de Cuba pesa para tratar
anti~lana se frena entrando en un de evitar que el "fantasma" que
letargo sacudido, de tanto en tan- recorre el mundo -parafrasean·
to, por violentas rebeliones de do a Carlos Marx- se extienda
masas. triunfante por el Caribe.
Breve ubicación soeioeconómica: Es por ello que el imperialismo
los paises antillanos basan su eco- subvenciona a una inútil y atra·
nomía en la agricultura, fundamen- sada burguesía terrateniente, bus-
talmente el azúcar y luego el café. cando ganar plazos al inevitable
La burguesía antillana es típica· triunfo de las masas. En tal pacto
mente compradora; los sectores no cuenta en absoluto el interés
industriales o no se han desarro· de éstas. Es decir: el intento del
llado o tienen una debilidad enor· imperialismo de frenar las luchas
me o, por el contrario, son los po· populares no se expresa en la am·
co numems9s pero poderosísimos pliación del mercado interno, el
enclaves imperialistas. La indus· · aumento de salarios y consumo,
tria más moderna de la zona es la de fuentes de trabajo, del acceso
próspera industria petrolera de a la tierra; al contrario, aumenta
Trinidad, en donde -por ende- hasta sus límites las diferencias
se encuentra un fuerte movimien- de clase, las condiciones más ini·
to obrero. cuas de explotación de la masa de
Las bases esclavistas sobre las trabajadores obreros y campesi-
que se erigieron estas sociedades nos. Aumentan, por ende, los gas-
estiran sus tentáculos hasta el tos en armamento, en asesores
presente. En leis zonas rurales militares y policiales, en fin, en
-centro de la economía regio· represión. Son irrisorios -en lí·
nal- la propiedad latifundista es· neas generales- los aumentos en
tá profundamente concentrada, al . la inversión capitalista.
punto de que muchas plantacio- En cada una de las islas la frac·
nes medianas han sido absorbi- ción de clase dominante no posee
das por el latifundio. La burgue· · tan solo la tierra y las plantacio·

770
nes, sino los bancos. el comercio De la religión a la conciencia de clase
y hasta la industria. En los casos
más extremos estos sectores se
emparentan entre sí, como sucede "Una noche, en Trinidad, asistí a una ceremonia "shango" cele-
brada por unos pobres diablos en un repugnante "bidonville" de
en Martinica, donde una casta ce· Port;of-Spain. Si el entusiasmo de mi guía, amante del folklore
rrada de una docena de familias antillano, me pareció un poco excesivo, me pareció preferible al
tiene bajo su control todos los re· encono con que las clases medias antillanas rechazan a las negras
scrtes del peder. prácticas africanas. ¡Cómo resulta preferible, pese a todo, el
El comercio entre las islas casi no encono desesperado e impotente a la civilización blanca que se
existe; se realiza centralmente expresaba en ese medio tan primitivo de la ceremonia "shango",
con las respectivas metrópolis, a la adopción servil de la cultura metropolitana por la burguesía
que ganan fundamentalmente con de color! Mientras tanto, la noche siguiente, fui admitido en la
los fletes, que son muy caros. En reunión del Consejo Sindical de una gran organización obrera
cuanto a la producción agrícola, de San Fernando: el Sindicato de Trabajadores· del Petróleo,
tanto los cereales como el café, ¡Qué contraste entre esos gallardos trabajadores de piel de ébano,
reunidos alrededor de una ancha mesa, conscientes de sus dere-
el tabacc, el cacao y el algodón
chos y de sus responsabilidades, y los desgraciados posesos de la
están en decadencia. Se mantie· villa! El rechazo de éstos, por sistemático que sea, pertenece al
1

ne con firmeza el azúcar, al punto pasado. La actitud de los otros está configurando el porvenir."
de que, por ejemplo, constituye
-junto con el banano- el 93 % (Daniel Guerin: "Cuatro colonialismos sobre las Antillas".>
de la exportación de Martinica, el
90 % de Barbados. el 50 % de
Puerto Rico y de Jamaica -junto Tontons-macoutes
con el ron- el 58 %. Es muy
grande también, relativamente, el "Todos los instrumentos de la violencia reaccionaria, todos los
cultivo de productos alimenticios. organismos del poder han sido plenamente "macoutizados". El
Las técnicas agrícolas son rudi· ejército, las prisiones, los tribunales, la prensa, las escuelas, la
mentarias y escasísimas las inver· Universidad: nada se ha salvado. El "macoutismo" es la violencia
siones en mejoras, incluso de los reaccionaria y pro imperialista llevada a sus últimos extremos
latifundistas que se hallarían en dictatoriales en esta fase última de la crisis general de la econo-
condiciones de hacerlo. Las posi· mía y de la sociedad haitiana."
bilidades de industrialización en· (Parti d'Entente Populaire.)
frentan la resistencia combinada
de los plantadores, los industriales
metropolitanos, los importadores.
Así y todo se han desarrollado
manufacturas en Trinidad, Puerto
Rico y Jamaica, centralmente.
El nivel sanitario es bajísimo, en·
centrándose enfermedades vené·
reas. tuberculosis, malaria, etc.
Las viviendas de los sectores ex·
plotados son chozas deficiente·
mente protegidas de las lluvias y
el calor. En cuanto a educación, di·
remos que el total de analfabetos
en promedio alcanza a un 20·
40 % en las colonias, 60 % en
Santo Domingo y 85 a 90 % en
Haití.
Esta descripción pecaría de estáti·
ca si no tomamos en cuenta un
elemento que deteriora constan-
temente el nivel de vida de las
masas: el empuje demográfico. La
densidad es altísima, y más te·
niendo en cuenta que estas islas
cuentan con grandes extensiones
volcánicas inhabitables.
La tasa de crecimiento de la po-
blación es también elevada, alean·
zando un nivel general del 23 %.
Esta situación empuja a los tra-
bajadores a huir del campo y con·

772
centrarse en las ciudades, a huir que permitiera a los sectores do- c1on y la inhumanidad a que los
de las Antillas más pobres a las minantes justificar tal relación sin había sometido el sistema · escla-
menos pobres y, en fin, a emigrar sentir ningún tipo de remordi- vista. Desarraigados violentamen-
hacia las metrópolis. Las ciuda- miento y, además, que penetrara te de sus tierras, sus familias, su
des capitales están cubiertas de la conciencia de los explotados de medio, estos trabajadores se refu-
"sin techo" y desocupados. Esta- modo que les fuera imposible pen- giaban en una expresión espiritual
dos Unidos es un centro de atrac- sar en liberarse. Esta justificación que, en forma clandestina -y por
ción para los trabajadores que ideológica fue el racismo, que ge- ende rebelde-, les daba unión
quieren huir de la miseria; tam- neró un sentimiento de superio- social. No solo religiosas fueron
bién Venezuela. Dominica, San ridad en los blancos acompañado estas expresiones sino que las
Vicente, Santa Lucía, que son las de su correlativo sentimiento de primeras sublevaciones estuvieron
islas más pobres, producen emi- inferioridad en los negros. Y más ligadas a estos cultos. Tal fue,
graciones a las menos pobres: aún: toda la amplia gama que va por ejemplo, la temprana rebelión
Guadalupe, Martinica, Santo Do- del ébano al blanco tenía una je- encabezada por el negro Macan-
mingo, Trinidad. Hay también una rarquización inversamente propor- dal, en Haití, contra los franceses.
emigración especial que veremos cional al grado de pigmentación La guerra por la independencia
más adelante: la de los cortado- de la piel. también tuvo estos orígenes. Es
res de caña haitianos a Santo Do- No estamos planteando una cues- conocido el vudú, pero más se lo
mingo. tión meramente racial; no domi· toma como una forma exótica que
¿Cómo resiste el trabajador anti· naban los bfancos porque eran como lo que realmente fue en un
llano .esta situación de explota- superiores sino que se autoerígie- tiempo: una herramienta de libe-
ción? Trabajando sin entusiasmo, ron en superiores por el hecho de ración.
sin ganas, con lentitud. Los sec- ser los dueños de los medios de Fue así el cúmulo de cultos afri·
tores dominantes lo acusan de producción y, por ende, del poder canos, mantenidos ocultamente, la
haragán; es más correcta la expli- político. primer expresión de una concien-
cación dada por Frantz Fanon: De tal forma la división de la so- cia racial. Hoy permanece vivo
entender la supuesta desidia CO· ciedad en clases se correspondió con gran fuerza, y no es casual:
mo una resistencia pasiva a la con la división de los seres huma- La tarea de la liberación nacional
extracción de plusvalía, como una nos en color: los plancos domi- y social no se ha completado; a
especie de huelga larvada y per- naban, eran ricos, consumían, pesar de la existencia de organis-
manente. La liberación de Cuba mandaban. Los negros trabajaban mos políticos que expresan de
es el mejor ejemplo de cómo el y obedecían. Cuando este esque- una u otra manera el sentir popu·
incentivo social de construir para ma se rompía -lo rompía el ne- lar, aún no está el pueblo anti-
la liberación produce el inmediato gro- se trastocaban los valores: llano encuadrado totalmente en
reemplazo de tal haraganería por en Haití la lucha por la indepen- organizaciones revolucionarias. El
una explosión de trabajo y ener· dencia significó el ajusticiamiento distinto peso de éstas marca, a
gía. A tal forma de resistencia pa- en masa de los blancos. Pero no su vez, el mayor o menor peso del
siva se agrega con diversa efica· llevó a Haití -como a ningún ingrediente religioso. Las prácti·
cía la organización política que, otro país antillano, salvo Cuba, cas africanas retroceden en tanto
en líneas generales, va definién· luego de un proceso de revolución son suplantadas por formas más
dose tras planteos marxistas. social- a la liquidación de la ex- conscientes de organización po-
Tanto es así que, según veremos plotación del hombre por el hom- lítica.
más detalladamente, tanto labo- bre. Los blancos siguieron de- Dijimos que la ideología racista
ristas como comunistas proponen tentando la riqueza y el poder, lleva implícito no sólo el sentí·
la "nacionalización de las planta- salvo en Haití, donde fueron reem- miento de superioridad en el blan-
ciones azucareras". plazados por mulatos y negros. co, sino su infaltable contrapar-
Las mejorías de la independencia tida dialéctica: el autodesprecio
no solucionaron los problemas que siente el negro por sí mismo,
De la conciencia de raza sociales. por su color. Si el pasado africa-
a la conciencia de clase La larga lucha por la liberación no y la esclavitud son motivo de
comenzó en tiempos de la escla- exp·resiones de desprecio hacia
vitud; la resistencia a este régi· los negros, ellos mismos se ven
a liberación de las men asumió, en sus comienzos, llevados a aborrecer su origen y su

L colonias, la prohibí·
ción de la trat;:i y la
abolición de la es-
clavitud no han eli·
minado las consecuencias de los
siglos en que este régimen domi·
formas religiosas. Los cultos afri·
canos se .mantenían, pese a la re-
presión que sobre ellos se ejercía
en nombre del cristianismo, orga-
nizados en sociedades secretas
que, al amparo de la noche, en
historia de explotados. Por ende,
la primer manifestación de rebel-
día tenía que pasar por la acep-
tación consciente de una realidad:
se es negro, se desciende de ne-
gros que han venido -a la fuer-
nó en el Caribe. Evidentemente medio de los bosques, celebraban za- de Africa para ser sometidos
el sojuzgamiento por la fuerza de sus ritos, los que adquirían indi· a la esclavitud. Esa es la reali·
las masas negras no se asentaba rectamente una función de cohe- dad que había que reconocer,
tan solo en la violencia, sino que sión social, de defensa frente a comprender y no rechazar; más
precisó la expresión ideológica los atropellos, la despersonaliza- aún, recuperarla, valorizándola,

773
Desde la conquista pues solo asi se la podría supe- obligan a esta capa social a com-
rar. Los intelectuales de la pe- partir con ellos los privilegios.
el problema racial queñaburguesia negra que co· Abandonan asi rápidamente su
mienzan a sentir el peso de ·la origen de clase.
provoca crisis explotación y buscan formas de En la medida en ·que va aclarán·
liberación radical comienzan asi: dese el origen de clase de la cues-
frecuentes en las valoran lo negro, el Africa, el pro- tión racial, son los antagonismos
pio folklore antillano. Realizan sociales los que pasan a ocupar el
islas antillanas. En la intentos de estudios científicos lugar de las oposiciones epidér·
acerca del vudú, de la historia del micas. Los análisis teóricos de
ilustración, fuerzas Caribe, etc. La rehabilitación de los revolucionarios antillanos van
la cultura negra llega al creole, el mostrando cómo los explotados
francesas sofocan la idioma que hablan la mayor parte negros del Caribe son aliados na-
de los pobladores de las Antillas, turales del proletariado blanco de
rebelión negra de incluso las inglesas. Lógicamente, los paises metropolitanos. Se va
el creole fue despreciado por las de esta forma comprendiendo
1865, Haití. élites y usado por el pueblo. Las también la raíz social de la con-
diferencias de clase, que se co- tradicción nacional que las Anti·
rrespondían con el color de la piel, llas sostiene con los respectivos
también se expresaban en lenguas imperialismos. No es simplemen·
diferentes. En las Antillas las te la oposición del imperialismo
contradicciones de clase son, por contra la nación, sino que en las
tanto, visibles e inocultables. metrópolis hay sectores dominan·
Evidentemente, los escritores ne- tes que explotan a los trabajado·
gros hacían diversas interpretacic· res de sus países y que, aliados
nes del fenómeno de la valoriza· con la burguesía terrateniente o
ción de la negritud. Luego de ta la enclenque burguesía nacional
etapa de redescubrimiento del industrial, o ellos directamente
Africa y del folklore se pasa a de· por medio de enclaves, explotan
finir más políticamente qué hacer la mano de obra de los trabaja-
en la lucha por la liberación. En dores antillanos. Existe una co·
líneas generales tenemos dos posi· munión de intereses entre la bur·
ciones extremas: planteos que lle· guesía financiera extranjera y la
van a una concepción de superiori· burguesía terrateniente local, tan·
dad del negro sobre el blanco, que to como la hay entre las masas
terminan en t.eMs- racistas, y plan· obreras y populares antijlanas y
teos que descubren el hilo exis- metropolitanas. Están unificadas
tente entre la condición de ne· en una misma lucha histórica: la
gros, de explotados y de allí a la liberación nacional y social. La re-
lucha de clases. solución del problema nacional en
A tal punto es la adquisición de las Antillas es, a a vez, la reso-
una conciencia racial el camino lución del probema social de la
obligado de las masas negras para liberación de las masas expotadas
llegar a la conciencia social, como del Caribe. "No es por azar que
parte de la causa de la emanci· los cantores más ardientes de la
pación antillana, que los defenso· raza negra son al mismo tiempo
res del statu quo, de la domina· militantes marxistas" (J. P. Sar·
ción capitalista ejercida por la tre: Orphée Noire). Al respecto
burguesía terrateniente blanca, dice Daniel Guerin: "Los tres más
acusan a los marxistas de "co· grandes poetas antillanos de nues·
meter un crimen imperdonable: tro tiempo: Aimé Césaire, Jacques
hacer de la cuestión racial un Roumain y Nicolás Guillén, han
arma política" (Esther Chapman: estado los tres afiliados al comu·
The truth about Jamaica). · nismo. Porque les ha parecido
Si bien es cierto que la masa ne· que la emancipación de sus com·
gra es explotada por una minoria patriotas desbordaba el cuadro
blanca, haciendo los mulatos de · estrecho del archipiélago caribe,
intermediarios, no todos los ne· que tenía un contenido universal
gros se hallan en esta situación. y que por esas razones debia in·
Los sectores mestizos de peque· tegrarse en una causa mundial.
ñaburguesía han pasado a opri· Y es por eso que ellos han lleva·
mir al trabajador negro y, a su do al mismo tiempo no solamente
vez, los negros que han podido la lucha de los negros del mundo
llegar a acceder a la propiedad entero contra los prejuicios racia·
)'74
775
les, sino también, y sobre todo, la la dialéctica no se detiene y la líneas generales podemos decir
de los explotados del mundo, sin próxima vuelta de espiral marca que, tanto los partidos clasistas
distinción de color, contra el ré· el surgimiento, entre esta nueva come los partidos comunistas, al·
gimen capitalista". intelectualidad negra, de un puña- gunos partidos socialistas y labo·
La adquisición de una conciencia do de rebeldes que se suman a las ristas y los partidos nacionalistas,
.racial, entonces, precedió a la for. luchas por la liberación. El pro· encuentran raigambre en la clase
ma de conciencia social, que de· ceso revolucionario antillano co- obrera y los sectores populares
rivó en el natural desarrollo de la menzaba a preparar sus dirigen· y se organizan extendiéndose en
primera. Las luchas campesinas, tes, sus primeros teóricos. Estos forma cuantitativa, a poyándose
signadas por las banderas de li· intelectuales, negros y mulatos, se en las estructuras masivas que,
beración de la raza negra, ceden unifican formando los primeros centralmente, los prcletarios ha-
el paso a movilizaciones políticas equipos que se plantearon la bían podido alcanzar: los sindica·
de masas, a la estructuración de emancipación social. Aún no hay tos. Esta fusión entre partido o
grandes centrales sindicales y par· una fusión total, dado que por movimiento y sindicatos -fusión
tidos nacionalistas y más tarde ejemplo en Martinica o en Haití que mantiene la independencia
clasistas. Estos movimientos ma· los militantes negros tienden a orgánica de cada una de estas
sivos encuentran su natural ene· desconfiar - y viceversa- de los estructuras- da fuerza a las lu·
migo en el respectivo imperialis· mulatos. También en Jamaica chas sociales que aún no han po·
mo dominante, con el cual se dan -y no sin razónes- los revolu· dido plasmarse en forma vidorio·
choques de carácter más o menos cionarios de piel más oscura tie· sa centralmente por fallas en los
violento. La correlación de fuer- nen aprehensiones sobre los que programas políticos y en no re·
zas no solo en el Caribe sino en aún dirigen el partido de masas, sueltos problemas de táctica y
América Latina y en el mundo su· que son mestizos. Su desconfian- estrategia revolucionaria.
fre un vuelco en favor de las ma· za se basa en la forma en que En las Antillas Francesas los co·
sas con el triunfo de la Revolución estos dirigentes han asimilado la munistas y socialistas se reparten
Cubana. Es fundamentalmente a cultura británica, hecho que los la influencia. Son más fuertes los
partir, entonces, de la década del lleva a comportarse más como comunistas en Martinica que en
60 cuando Estados Unidos pasa a "gentlemen" que como líderes Guadalupe, al revés que los socia·
ocupar el puesto de gendarme emancipadores. listas, fundamentalmente porque
directo. En sus comienzos los planteos del éstos, en Guadalupe, han adopta-
¿Cómo surgieron los movimientos movimiento social antillano ten- do posiciones más clasistas que
masivos? Buscando unificar los dían más a reivindicaciones de li· en Martinica, donde prácticamen·
hechos para periodizar etapas his· bertades democráticas y derechos te colaboran con el régimen. Esto
tóricas generales, dado que la par- civiles, tocando muy pocos puntos evidencia el nivel de conciencia
ticularización la haremos más ade- económicos del programa proleta· de las masas antillanas. En las
lante, podemos decir que el co- ria. Reflejaban evidentemente más Antillas Británicas y Puerto Rico
mienzo de la etapa de luchas so· las aspiraciones de los sectores existe un laborismo tradeunionis-
ciales donde cada vez cumple un dirigentes pequeñoburgueses que ta que lleva en su seno el germen
papel más central la conciencia de las masas campesinas y pro- de la lucha que hoy se ha desata-
de clase de los explotados fue letarias que los seguían. Esta con· do en el organismo madre de este
dada por una fracción .de los sec: tradicción, que marca la primer tipo de partidos: el Partido Britá·
tores medios que se separaron del etapa de los movimientos de ma· nico. Esa lucha está dada por la
grueso de su clase para unirse a sas antillanos, fue pronto supera· presencia de masas proletarias
las masas. los intelectuales ne· rada podemos decir que entre organizadas sindicalmente cho·
gros son quienes han tomado las mediados de la década del 30 y cando con direcciones burocráti·
riendas de los primeros movimien· la del 40 recorren el Caribe nue· cas y reformistas. Es en las An·
tos de rebelión contra la domina· vas expresiones que repercuten en tillas Británicas donde las condi·
ción económica de los blancos, las Antillas Británicas, en Puerto ciones sociales de explotación dan
que se expresaba con caracteres Rico, en las Antillas Francesas, en tan poco margen a cualquier tipo
raciales. ·Surgen de estos sectores Haití; nace un nuevo movimiento de solución interna al sistema ca-
los primeros agitadores políticos. en el cual, cada vez más, la pe- pitalista que el laborismo· adquie·
Entre ellos tenemos, por ejemplo, queñaburguesía se ubica más ca· re tintes más clasistas, tornándo·
al nombrado Jacques Roumain, mo un freno de las masas que se permeable a posiciones mar·
fundador del PC de Haití, que so- como su primitivo motor. Pasan xistas. En Haití se formó una con·
cialmente pertenecía a la élite a primer plano las reivindicacio· junción de liberales, sindicalistas,
mulata. nes de las masas; surge una fuer· socialistas y comunistas que tuvo
El proceso dialéctico que lleva a te tendencia a la sindicalización, gran importancia en las luchas de
esta capa de pequeñaburguesía que prontamente se enlaza con la 1946 a 1948 y que nuevamente
mestizada, intelectual, a deseen· acción política. Partidos de ma· se hace presente en la crisis de
der a las masas, origina también sas y sindicatos, fundamentalmen. 1955 /6. La dictadura duvalierista
el ascenso de una pequeñabur- te estos últimos como base de destroza esta precaria unidad, h;:i·
guesía negra que entra a partici · aquellos, van moviéndose con pro- ciendo surgir una nueva alianza
par del poder y que comienza a gramas que cada vez adquieren de más· neto corte clasista, la
su vez a educar a sus hijos. Pero más resonancia anticapitalísta. En "nueva oposición de izquierda".

776
que actúa hasta hoy en la más tar a los agitados sectores popu- Compagnie d'Eclairage Electrique.
completa clandestinidad. . lares que buscaban una mejora La HASCO contrata 11.000 traba-
Podemos entonces resumir dicien· de su situación; todo lo éontrario, jadores estacionales; la HADC
do que, a pesar de las diferen· el bárbaro asesinato lo único que (plantación Dauphin) opera exclu-
cías, el contenido social de los logró fue una insurrección popu- sivamente en base a trabajo asa-
movimientos de masas antillanos lar que lo saca de la embajada lariado; es la mayor empresa en
es similar: expresa la adquisición · francesa donde se había refugia- el mundo de cultivo y elaboración
de una conciencia racial y su pos- do para descuartizarlo en la calle. de fibra de sisal (16.000 Ha). Tie-
terior desenvolvimiento como con- Con el pretexto de este aconteci- ne 8.000 braceros que viven en
ciencia social, desarrollando una miento, y para "proteger las vi- un bohío pobrísimo: Fort Liberté.
común revuelta contra los planta· das y los intereses de los nor- La industria está completamente
dores de azúcar. Los trabajadores teamericanos residentes en Haití", paralizada. Hay una industria mi-
van radicalizándose rápidamente, el 28 de julio de 1915 Estados nera que está comenzando a desa-
rodeando a aquellos que les ofre. Unidos manda a sus marines ini- rrollarse; dos empresas extranje-
cen más claras posiciones antica· ciando una ocupación que se pro- ras -cobre y aluminio- contro-
pitalistas. La Revolución Cubana longa hasta 1934. Esa masa cam- lan la producción. En cuanto a la
es un peso a favor muy grande pesina que se anotaba en .las industria manufacturera que co-
en el desarrollo de esta tendencia. huestes de cualquier general gol- mienza a aparecer en la década
La contradicción aún no resuelta pista, desheredada y explotada, de 1960 es tan débil que no pue-
entre masas trabajadoras y direc- encuentra un líder propio y se de considerarse un embrión in-
ción pequeñoburguesa se está di· rebela contra la invasión yanqui. dustrial. La función de esta indus-
lucidando rápidamente y la falta Charlemagne Peralta se levanta al tria es servir a las necesidades
je precisión táctica y estratégica frente de miles de campesinos del comercio de exportación y ser
je los movimientos revoluciona· desatando una guerra de libera- un apéndice de la dominación ex·
r1os va siendo superada, funda· ción (1918-20) que concluye con tranjera. Hay dos tipos de indus-
mentalmente, bajo la influencia la derrota, muriendo a lo largo tria manufacturera: las de trans-
del proceso revolucionario mun- de la lucha 13.000 campesinos. formación de productos agrope-
dial. Retomaremos esta discusión A partir de entonces Estados Uni- cuarios destinados al mercado ex·
en las conclusiones, luego de pa- dos suplanta a Francia en el mer- terno -que ocupan la cima del
sar revista a las particularidades cado financiero y comercial de proceso de producción de café,
de clas luchas proletarias antilla· Haití. Realiza además grandes in- algodón, azúcar y aceites esen-
nas. versiones en la agricultura de ciales y tienen una importancia
plantación de tipo feudo-capitalis- relativa-. y las empresas desti-
ta. El desenvolvimiento de la eco· nadas -al mercado interior. Entre
Haití: la nueva opos1c1on nomía haitiana se estanca e inclu· ellas tenemos la insignificante in·
sive tiende a retroceder. Es una dustria eléctrica, la débil indus-
de izquierda tria del cemento y las de bienes
economía basada en una agricul-
tura con una gran cantidad de pe- de consumo: telas de algodón,
reducida la libera· queños propietarios. La gran pro- materias grasas, harina, utensi-

P ción luego de las piedad es trabajada por campesi·


guerras de la inde· nos dependientes; la remunera-
pendencia contra ción del trabajo se efectúa en
Francia, y elimina· productos en muchos casos. La
dos violentamente casi todos los población supera los 5.000.000
blancos, se consolidó al frente de de habitantes.
lios de aluminio, productos farma-
céuticos, plásticos, etc. .
La participación yanqui en la prin-
cipal actividad que incorpora di-
visas, la exportación, aumenta de
18 % en 1955 al 40 % en 1963.
Haití -luego de avances y re· La industria colabora con el 12 % En tanto, hay una disminución
trocesos constantes- una clase en la formación del Producto Bru- global de las exportaciones. En el
dirigente formada por negros y to Nacional, ocupando cerca de azúcar, por ejemplo, eri 1967 se
mulatos propietarios de tierra, 180.000 trabajadores, que for- bajó el 15 % de la producción del
que continuaron las formas casi man alrededor del 14 % de la año anterior; en café, producto
feudales de explotación de la población económicamente activa. que se exporta el 70 % desde
fuerza de trabajo. La economía se De este total, aproximadamente 1950 a 1955, bajó al 40 % en
centró fundamentalmente en la la mitad está ligada a la tierra. 1967. El sisal suspendió la pro-
agricultura de exportacióQ, tra- El salario mínimo legal está con- ducción por la · caída de los pre-
bando desde temprano relaciones gelado desde 1946 en u$s 0,70 cios en el mercado mundial. La
con el capital extranjero. Los cam· . diarios. Las principales campa· producción total de 1969, com-
pesinos fueron la carne de cañón . ñías norteamericanas que queda· parada con la de 1960, cae en
de los sinnúmeros golpes milita- ron luego de la ocupación y que un 30 %-
res que expresaban el grado de subsisten actualmente, dominan- Con estos datos, que permiten te·
contradicción de los sectores do· do la economía haitiana, son: la ner una idea de la situación eco-
minantes. Haytian American Sugar Corpora· nómica haitiana, veamos la evo-
En 1915 el presidente Vilbrum . tion (HASCO); Haytian American lución política de su clase obrera .
Guillaume Sam ordena matar a Development Corporation (pro- Vencida la resistencia de Charle-
los presos políticos para amedren- ducción y exportació.1 de sisal); magne Peralta en 1920 se insti-

777
tucionaliza el dominio yanqui. Los Programa del P. U. des C. H.
sectores populares soportaron al
primer presidente, que ocupó el
cargo ·desde 1920 al 30, mientras " ( ... ) Las tareas políticas esenciales de la revolución democrática
reunían fuerzas luego de la de· y nacional consisten en derrocar a ·1a dictadura duvalierista, y
rrota de la guerrilla. Cuando asu· tomar el poder como frente unido de las fuerzas antifeudales y an-
timperialistas dirigidas por la clase obrera, para destruir el régi-
mió Vincent (1930-41) encontró men económico social actual y realizar las transformaciones esen-
el repudio de vastos sectores po- ciales de la revolución de liberación nacional en los campos social,
pulares. Jacques Roumain funda económico, político y cultural.
el Partidc Comunista, comienza a ( ... ) Las t:-ansformaciones democráticas y sociales tienden a con-
organizarse el movimiento obrero quistar la plena independencia política, a promover el desarrollo
y los campesinos, surgen intelec- económico y abrir el camino al establecimiento de nuevas relacio-
tuales, tanto negros como mula· nes de producción. Estas transformaciones incluyen, en particular,
tos, que van evolucionando desde la reforma agraria, la nacionalización de la propiedad imperialista
el concepto de negritud hacia el extranjera, principalmente la norteamericana; el monopolio del
de lucha de clases, adhiriendo en comercio exterior; la anulación de la deuda pública; la introduc-
general al marxismo. Hemos visto ción de prácticas democráticas en la vida social; la liquidación
del analfabetismo; etc. El conjunto de tales medidas revolucio-
ya cómo Jacques Roumain pone narias .y su desarrollo subsecuente es parte de las perspectivas
en sus justos términos la evolu· de la marcha hacia el socialismo, en la cual la revolución demo-
ción de la conciencia social hacia crática y nacional constituye una etapa obligada.
la conciencia de clase; veamos ( . . . ) A la violencia reaccionaria del macoutismo duvalierista debe
también a otro intelectual haitia· oponerse la violencia organizada de las clases en la lucha por el
no, militante revolucionario, René aniquilamiento del duvalierismo. La vía de la revolución haitiana
Oépestre: es la vía armada. Cada fase de este proceso, que será largo, difícil
"Hoy, tarito para los mistificado· y sangriento, combinará los medios no armados y los armados
res negros como para los blancos, de la lucha, hasta hacer de estos últimos la forma principal. Este
la negritud implica la idea absur· camino designa al campo como teatro fundamental de la guerra
popular, con la guerrilla como eslabón central. Ya que la vio-
da de que el Negro es un hombre lencia de los macoutes se expresa en forma permanente, indiscri-
dotado de una naturaleza humana minada y generalizada en la fase anterior al surgimiento de la
particular, con una esencia que le guerrilla, tanto en el campo como en las ciudades .ésta viene a ser
pertenece sólo a él y que por esta un instrumento político oportuno y necesario para crear las con-
razón está llamado ( . .. ) a dar a diciones subjetivas de la revolución.
Europa y al Occidente en general ( ... ) El eslabón principal de todas las tareas actuales del Puch es
no se sabe bien qué suplemento la preparación de la lucha guerrillera. La integración de las fuer-
de alma de que tendría necesidad zas sociales, políticas y militares de la guerra popular y de la
la civilización occidental ( .. . ) De revolución nacional es obligación para todas las organizaciones
esta manera, todas las contradic· del Partido, tanto en el medio rural como en el urbano, tanto en
las zonas propicias a la guerrilla como en otras regiones."
ciones de clase son negadas en
la abstracción de la negritud, y <Boukan, orgáno del Parti Unüié des Communistes Haitiens, 12.2-69.)
las burguesías negras de Af rica
y América pueden ( ... ) explotar
a los trabajadores negros en nom·
bre de una espiritualidad común".
No niega, sin embargo, la cues-
tión -del color de la piel, dado que
es una realidad importantísima en
la historia de Haití; es más, tan·
to la burguesía mulata como la
negra -enfrentadas incluso entre
sí- explotan a una población que
en su gran mayoría es negra. Pe·
ro muestra cómo el concepto de
negritud, que en un momento de
la lucha contra el colonialismo tu·
vo un pa.pel desalienante, hoy es
utilizado como herramienta ideo·
lógica al servicio de la alianza de
clases.
"Los haitianos han visto a negros
y a mulatos tiranos, criminales,
desvergonzados, obscurantistas,
nazis, tontons-macoutes, porque
justamente no tienen ninguna
esencia particular y son burgue·

778
ses como otros, y a la hora de la do Comunista, que no mostraba ses negros y mulatos ante el pe·
dictadura terrorista del capital ·con claridad las tareas hecesarias ligro del enemigo común de clase.
pueden ser culpables de crímenes de liberación nacional y social, y Se alían formando lo que da en
tan espantosos como los que co- el papel independiente del movi· · llamarse la "classe". Presionan a
metía ayer Hitler en los campos miento obrero, obstaculizaron la Estimé, que cambia su amplitud
de concentración de Europa o los instauración de un gobierno po· política por una orientación repre·
que cometen hoy los hombres del pular; el PC forma, junto con sus siva: disuelve los partidos de iz·
Pentágonc yanqui en los dos Viet· aliados, un comité de Salud Pú· quierda, dicta una ley anticomu·
nam." blica en momentos en que surge nista, clausura los diarios marxis-
En fin, mostrando cómo la negri· una junta militar. Negociaciones tas hasta que en 1950 la junta
tud es un concepto que una vez entre ambos organismos llevan a militar lo derriba y pone en su
cumplido su papel útil deja lugar la presidencia a Dumarsais Esti· lugar a Paul Magloire. Este man-
a la lucha por el socialismo dice mé. En un comienzo éste concede tiene la represión: desmantela im·
refiriéndose a la Revolución Cu· algunas reivindicaciones obreras, prentas, persigue á militares y so-
bana: tolerandc la formación de sindi· mete a los organismos sindicales
"( ... ) la negritud se ha unido a la catos proletarios, que a partir de obreros. Al comienzo de su ges·
revolución socialista y ha encon- 1946 tuvieron gran auge. Se desa- tión Fignolé colaboró en su minis·
trado su continuidad en un pro- rrollaron las ideas populistas, sin· terio, pero un año más tarde es
ceso histórico desalienante, don- dicalistas y marxistas. Dos orga- expulsado del mismo y encarcela·
de el blanco y el negro han dejado nizaciones pop u 1a res proclama- do. Duvalier es uno de los pocos
de oponerse los unos a los otros ban su adhesión al marxismo: el que se mantiene fiel a Estimé; es·
y donde el drama de su destino PC, . que, fundado en 1934 y de· ta actitud --que lo obliga a guar·
es desnudado en una misma y clarado ilegal, se reconstituye en dar una semiclandestinidad- le
clara verdad humana: la revolu· 1946 encabezado, según Gérard granjea gran prestigio como futu·
ción". Pierre-Charles, por "verdaderos ro posible líder de la "classe".
Bajo el calor de estos sectores in- oportunistas", y el Partido Socia· Bajo el gobierno de Magloire la
telectuales de izquierda comenzó lista Popular, dirigido por Anthony situación mundial se mostró favo·
a generarse nuevamente la resis- Lespes y sacudido por fuertes di· rabie al desarrollo de la econo·
tencia popular. El presidente Vin· vergencias internas. mía haitiana; la guerra de Corea
cent comenzó a ejercer una re- En Puerto Príncipe, sobre todo, provoca el alza de los precios de
presión selectiva, encarcelando a surgen sindicatos obreros, porta- las materias primas, principal·
Jacques Roumain, desaforando a dores de las reivindicaciones eco· mente el sisal. A su vez Estados
Joseph Jolibois, diputado por nómicas y sociales del incipiente Unidos otorga muchos créditos.
Puerto Príncipe y dirigente popu· pero activo proletariado. Se orga· Esta relativa prosperidad consoli-
lar, al que confina en un mani· niza también el Movimiento Obre- da un frente único de la burgue·
comio. Pero no·· pudo frenar las ro Campesino, dirigido por el li· sía negra estimista con la bur·
crecientes movilizaciones popula· der populista Daniel Fignolé. Las guesía mulata y la pequeñabur·
res y el nuevo presidente, Lescot manifestaciones y mitines del PC guesla, tanto negra como mulata.
(1941-46), debió ejercer una die· y del MOC agitaban en las masas Pero éste auge transitorio se corta
tadura bajo un régimen paramili· las ideas de "justicia social", "lu· en 1955, año en que caen los
tar. cha de clases" y "democracia", precios del sisal y del café, res-
A pesar de la represión las ma- incitando a movilizaciones y huel· quebrajándose el frente único de
sas populares se lanzaron en ene· gas. El MOC moviliza decenas de Ja burguesía y los feudales negros
ro de 1946 a la lucha insurreccio- miles de personas. En esta época representados por Magloire. Co-
na! iniciando una huelga general Duvalier --que se había formado mienza entonces a gestarse un
política, desatada por los estu- con Jacques Roumain- militaba movimiento liderado por el sena-
diantes y que se extendió a nivel en el MOC -como uno de los más dor Louis Déjoie, . un industrial
nacional. la encabezaban jóvenes cercanos colaboradores de Daniel mulato. Daniel Fignolé, enarbolan-
comunistas como el ya nombrado Fignolé. do banderas de reivindicaciones
René Dépestre, Stephan Alexis y En agosto de 1946 se forma un sociales, también rompe a agitar
Gerald Blancourt. Lescot no pudo "gabinete de coalición" del go- contra el gobierno. Duvalier, des·
soportarla y a los cinco días cayó. bierno de Estimé, que es integra· de la clandestinidad, se suma al
E
_ ste movimiento estuvo dirigido do .por Fignolé y Duvalier. Las mo· coro de protestas. ·Es así como
por un Frente Democrático Unifi· vilizaciones populares continúan, enfrentados a un sector feudal
cado, en el que actuaron conjun· pero ya la ubicación de F. Duva· negro, salen -bajo diferentes
tamente sindicalistas obreros, lier va transformándose y reprime, reivindicaciones- obreros y cam·
marxistas, políticos liberales .y en 1947, una huelga de estudian· pesinos por un lado; industriales
racistas negros, profundamente tes de medicina. Cada vez con por otro y finalmente terratenien·
antimulatos. Durante los días de más claridad se va definiendo el tes mulatos y negros, teniendo
huelga la población atacó y sa· gobierno de Estimé, representan· estos últimos en Duvalier su más
queó varios establecimientos in· te de los fuertes terratenientes de claro representante.
dustriales, entre ellos la fábrica Haití . . Ante el intento de Magloire de
de sisal de Henry Lescot, hijo del El afianzamiento de una vanguar· perpetuarse a través de eleccio,
presidente. La política det Parti· dia marxista recon:::ilia a burgue· nes fraudulentas el movimiento

779
obrero y los sectores populares se nadas" por Duvalier por amplisi· Arriba: Franrois
lanzan -una vez más- a la lu· mo margen .
cha insurrecciona!. Se organiza Ya en el gobierno Duvalier, co· Duvalier, presidente
una huelga general y movilizacio· menzaron ataques nocturnos tipo
nes masivas, que obligan a Ma· · "comando" contra la prensa de de Haití.
gloire a renunciar (13/12/56). oposición. El pueblo empezó a
Caído el presidente se rompe la identificar a los asaltantes noc· En la foto de abajo:
precaria alianza entre las clases turnos con los personajes del fol·
y se desata una furibunda lucha klore haitiano que se llevan en Durante una huelga
por cont rolar el poder del estado. sus canastas a los niños que se
El movimiento obrero no tenía di· portan mal: los temibles tontons· de obreras haitianas,
rigentes propios, sino que salía macoutes.
tras el populista Fignolé; la La escalada represiva fue en au- las manifestaciones
"classe" tenía no solo su dirigen - mento, pese a que la resistencia
te sino también fuerza y tradición, popular crecía día a día. En 1958
exhiben carteles de
en tanto que la burguesía com - se fundó la Unión Industrial de
pradora de Déjoe era de peso mi· Haití, que comenzó a aglutinar un
apoyo a la
noritario. importante sector de la clase obre. revolución cubana.
Viendo que el ejército estaba di· ra . El PC tenía en ella gran peso.
vidido entre las fracciones políti · Existía también la Federación de
cas, con lo que la situación que- Trabajadores Cristianos y la Fuer-
daba indefinida y tras cinco me· za Obrera y Campesina, con me·
ses de dubitaciones -en que nor representatividad. En 1959
cayeron cuatro sucesivos gobier- comienza una campaña electoral
nos provisionales-, Duvalier hizo en la que la oposición queda pa·
una jugada maestra : sugirió el ralizada, desde la derecha hasta
nombramiento de Fignolé como los marxistas, que se ubican a la
presidente provisional; sólo él po- zaga de la burguesía. Sólo un pu ·
día restablecer la paz en las ca - ñado de sindicalistas y jóvenes
lles, puesto que las masas de izqÚierdistas trata de organizarse
Puerto Príncipe habían tbmado como Fuerza Obrera No Compro-
por asalto la capital, aprovechan · metida, pero fracasa . Esto anun·
do un enfrentamiento entre la po- ciaba la "débacle" de la vieja opo-
licía -déjoiesta- y el ejército sición; pero , a su vez, el surgi·
-duvalierista- que terminó a miento de lo que iría a ser la
los cañonazos. Nueva Oposición de Izquierda;
Fignolé separó del ejército a los precisamente cuando el peligro
oficiales déjoiestas, responsabili · duvalierista se hizo patente sur·
zándolos de la lucha, abriendo el gieron las primeras organizacic·
camino para los cuadros duvalie· nes democráticas: la Asociación
ristas. Estos ocuparon puestos de Empleados Bancarios, la Unión
claves en el ejército, encabezados Nacional de Maestros de Enseñan-
por el general Kébraux, que co- za Secundaria, la mencionada
menzó a organizar -con el apo- Unión Industrial de Haití, la Unión
yo de la CIA- una milicia secre· Nacional de Estudiantes, que mo·
ta, origen de los tontons-macou- vilizaba a una amplia base en
tes. Kébraux prepara un golpe "defensa de los intereses de sus
de estado previendo que las ma - miembros y en lucha por la de·
sas populares se movilizarán para mocracia".
defender al gobierno. El 14/6/57 Comienza entonces un enfrenta·
derroca a Fignolé y, al cundir la miento de la clase obrera y los
noticia , millares de trabajadores sectores populares contra el go·
se echan a las calles. Era lo que bierno, que reacciona de una ma·
esperaba Kébraux: en los barrios nera violenta. La Asociación de
populares de La Salina, Balair y Empleados Bancarios fue disuelta
Saint Martin se consumaron las en su primer conflicto con el go·
más terribles matanzas. Asumido bierno; la Unión Nacional de
así el poder, limpió el ejército sis· Maestros Secundarios se consoli·
temáticamente y en forma despia - dó y se lanzó a una huelga por
dada . Desató una furiosa repre· mejores salarios. El ministro de
sión contra el movimiento obrero Educación, reverendo Jean Bap·
y los sectores populares y prepa - tiste Georges (luego exiliado y
ró elecciones fraudulentas, " ga - perteneciente a la oposición de

780
781
la independencia y la liberación social derecha vinculada a la CIA) di·
suelve la UNMES. Sus dirigentes
" ( ... ) cuando hube despertado de la borrachera de la liberación, son encarcelados y se despiden
me fue dado constatar que en nada habían cambiado las cadenas sus activistas, acusados de "co-
para mí, ni para los compañeros ... Estaba como cualquier negro munismo".
en un país maldito, los "bekes" (blancos nativos) tenían la tierra, Fue en esos mementos cuando
toda la tierra del país y nosotros continuábamos trabajando para triunfa en Cuba la revolución di-
ellos ... " rigida por fidel Castro. Esta vic-
1 Declaración de un viejo ex esclavo martiniqués, citada por Joseph
toria da fuerza a la oposición hai-
Zobel en La Rue Cases Négres.) tiana. Se comienza a hablar de la
posibilidad de una invasión de
haitia.nos desde Cuba: en La Ha-
ban_a funcionaba una estación de
Conciencia de raza radio que emitía pragramas po-
líticos para Haití. Las moviliza-
··Y· bien he aquí / a nosotros / los negros / los "niggers" / los ciones estudiantiles de i960 se
puercos negros / que no aceptamos / este simple / hecho / hecho
de estar en Africa / en América. / Vuestros negro, / vuestros
hicieron con organismos de iz-
.. niggers", / vuestros puercos negros. / No aceptamos / -¡que quierda; el Partido Comunista
os espante!- / deciros: "sí, señor" / lustrando vuestras botas, / Quisqueyano se entrega a actos
"sí, mi padre", / a los misioneros blancos; / "sí, amo" / cose- de sabotaje y organización del
chando para vosotros / la caña de azúcar, / el café, / el algo- movimiento obrero; el Partido De-
dón, / el cacahuate. / En Africa /en América / como buenos ne- mocrático Popular (izquierdista),
gros./ Como pobres negros,/ que nosotros somos ... /que nosotros fundado en 1953 y de existencia
no seremos más .... " intelectual, cobra nueva vida y se
IJacques Roumain: Bois d'Ebane, 1945.) hace sentir en el terreno político.
El Parti d'Entente Populaire (PEP),
fundado por Jácques Stephan Ale-
xis, intelectual marxista, gana pe-
so en la juventud y logra notables
éxitos organizativos con un pro-
grama que denomina de la "Nue-
va Independencia."
Pero los haitianos aislados en Cu-
ba no pueden organizar nada efi-
caz. LOS tontons-maccutes son
oficializados como "milicia popu-
lar", bajo la denominación de
"Voluntarios dé la Segunridad
Nacional."
La represión del gobierno se hace
en forma indiscriminada para fre-
nar estas luchas y amedrentar a la
población; se hacen cotidianos los
asesinatos de sospechosos de ac-
tivismo político, cerrándose todos
los periódicos no oficialistas. La
resistencia popular, mal organiza-
da, es derrotada. Duvalier se ha-
ce nombrar presidente vitalicio.
En 1963 disuelve a la Unión In-
dustrial de Haití.·
La economía haitiana está en
retroceso; los funcionarios reali-
zan negociados; el macoutismo es
utilizado no sólo como fin político
sino como enriquecimiento per-
sonal.
Hay un anticomunismo frenético
en todos los actos represivos. Las
persecusiones de 1960 contra los
estudiantes y el arzobispo de
Puerto Príncipe se hicieron bajo
la bandera de la lucha contra el
comunismo. Los· comunistas ac-

782
tivos son detenidos, torturados o El PC y la departamentalización - 1
asesinados. El anticomunismo se
hace desde la radio y la prensa. "A pesar de la ley del 19/3/46, la Martinica es un falso departa-
Ello no impide que, enfrentado al mento. Sigue siendo un país cuyas características sociales, eco-
imperialismo a causa de que la nómicas, políticas y culturales son típicamente coloniales. . . Los
presión de la opinión pública mun· colonialistas franceses, que son hábiles para disimular las injus-
dial obligó a Kennedy a cortar los ticias y las desigualdades, declaran que la Martinica no es más
créditos a Haití, Duvalier declara· una colonia. Los hechos prueban lo contrario.
ra que Mao Tse·tung y Lenin eran ( ... ) La pequeña Martinica, en contacto con la civilización colonia~
grandes revolucionarios y que es· lista, perdió de vista su propia historia, sus características propias.
taba dispuesto a buscar .apoyo en Pero, a pesar de esta "asimilación", los martiniqueses toman cada
el área socialista. vez mayor conciencia de las características propias que los dife-
rencian de los franceses. Nuestra mentalidad, nuestras tradiciones
La oposición haitiana exiliada en folklóricas, nuestra historia original, que revelan una lucha ince-
Nueva York comienza a organizar· sante contra el colonialismo no son idénticas a las de los fran-
se, creándose en 1965 -bajo la ceses ( ... )
tutela de Washington- la Coali· ( ... ) El examen de estos caracteres económicos, sociales, políticos
ción Haitiana de las Fuerzas De· y culturales ha demostrado que nuestro país es muy diferente
mocráticas, encabezada por Ray· a Francia; es un país colonial, un país sometido al imperialismo
mond Joseph. Atrae a los secta· ( ... ) En todo el mundo, los pueblos coloniales luchan por su inde-
res no politizados de la oposición; pendencia.
funciona bajo la subvención finan· ( ... ) Los martiniqueses deben tomar una parte mucho más amplia
ciera yanqui. · Es intensamente en la gestión de sus propios asuntos."
anticomunista y trata de identifi· <Federación Martiniquesa del Partido Comunista, Ju.tice, Fort.-de-Fran-
car a Duvalier con el comunismo. ce, Martinica, 24-3 y 8·12-55.)
Intenta una invasión a Haití que
fracasó estruendosamente.
También Santo Domingo fue base El PC y la departamentalización • 11
de entrenamiento de opositores "El pueblo guadalupeano, como todos los pueblos, debe democrá-
tradicionales a Duvalier. Se rea· ticamente asumir la dirección de su propio país.
lizaron tres invasiones, que fra- ( ... ) Estimamos que nuestros problemas fúndamentales no pueden
casaron porque carecían de un ser analizados y resueltos más que por nosotros mismos y no por
programa político que despertara gente que vive a 6.000 km de nuestra tierra, irresponsables ante
el interés de las masas haitianas. nuestro pueblo e ignorantes de todo lo que nos concierne."
Desde Estados Unidos se organi- <Federación Comunista de Guadalupe, programa para las elecciones le·
zaron varias invasiones, con el gislativas del 2· 1-56.)
apoyo o la anuencia de la CIA.
Todas fueron fracasos.
La oposición tradicional está divi·
dida; no ha podido crear una or·
ganización clandestina interior efi·
caz. Los partidarios de sus diver·
sas fracciones han sido dispersa-
dos por los tontons-macoutes. El
planteo político que en general
hace. esta oposición tradicional y
burguesa es:
• gobierno honrado y no co~
rrupto;
• técnicos en los puestos de res-
ponsabilidad;
• máximas condiciones favora-
bles a~ capital yanqui. Relaciones
de estrecha dependencia con Es·
tados Unidos;
• anticomunismo.
Ante el fracaso político de este ti-
po de plantees surge en Haití lo
que ha dado ya en llamarse la
Nueva Oposición de Izquierda.
Está formada por dos partidos po·
pulares: el Partí Union des De'
mocrates Haitiens (PUDA) y el
Parti d'Entente Populaire (PEP).
El PUDA es continuación del Par-

713
Movilización del
Partido Comunista
dominicano.

784
ti Populaire de Liberation Natío· volucionarios de día en día. Las vilización" y se buscó la organiza-
nale, de 1953, y que en 1960/1 movilizaciones públicas del des- ción de la lucha armada.
cobró vida militante y revolucio· contento popular en zonas rurales Publican clandestinamente mate·
naria. Influyó en el medio estu· y urbanas contaron con la presen· riales desde 1960/1. Con la ex·
· diantil (muchos de sus militantes cia e incluso la influencia organi· cepción de una corta temporada
eran profesores) y promovió la zativa de las fuerzas de la izquier· de suspensión, acordada posible·
huelga estudiantil de 1960/1. En da (Artibonite en el verano de mente como una medida de se-
1962/3 atrajo capas medias y po· 1966; Plaine du Cul de Sac en 3uridad o debida a fuertes golpes
pulares a un amplio movimiento 1966 y 1967; Cabo Haitiano en de la represión Demokrasi, órga-
antiduvalierista patrocinado por el octubre y noviembre de 1967; no del PU DA y Voix du Peuple,
periódico del PPLN, "Haití De· montañas de Grand Aneé en ene- del PEP, aparecen quincenalmen·
main." ro de 1968; en las del norte el te en hojas mimeografiadas. Sus
Una represión en julio de 1965 mayo de 1968; etcétera.) informes provienen de los más
hizo desaparecer al PPLN, que Son jóvenes los dirigentes de am· apartados rincones del país y la
tres meses después renace como bos partidos (promedio de sus precisión de los mismos muestra
PUDA. cuadros: menos de 28 años). Es cada vez su ligazón con las ma·
El PEP nace el 17 /8/59, fundado muy alto el número de mártires sas.
por Jacques Stephen Alexis. Se de esa lucha en los largos años Tienen capacidad de acción para-
orientó hacia el campesinado y la de activa militancia. Al principio militar. El periódico revoluciona-
clase obrera. Logró establecer al· salieron de la masa de los ciuda· rio LAMBI, publicado en el extran·
gunas posiciones en el movimien· danos sacrificados por los tontons· jero, señala varios hechos en
to obrero y establecer bases en macoutes; luego la represión, en diciembre de 1968: ataques mili·
el campo. En abril de 1961 Alexis vez de ejercerse contra "todo lo tares a puestos del ejército, ope-
regresaba a Haití clandestinamen· · que se mueva", es selectiva con- raciones punitivas contra verdu-
te,. donde fue detenido y asesina·· tra la nueva oposición. Sus prime· gos duvalieristas, voladura de un
do. Del PEP comenzaron a surgir ras victimas fueron Alexis (PEP), camión del ejército, etcétera.
dirigentes jóvenes y decididos y Jean Jacques Ambroise y Mario Como consecuencia del profundo
se convirtió en el sector mejor Rameau (PUDA.) subdesarrollo económico y cultu·
estructurado de la izquierda. El 14 de marzo de 1968 Voix du al existe un atraso muy grande
Ambas organizaciones proclaman Peuple daba cuenta de la apre- ideológico. Luego del Aanálisis es-
el marxismo-leninismo. Existían hensión, en las montañas de Jere- ,quemático de Jacques Roumain,
antes del conflicto chino-soviético, mie, del dirigente· revolucionario primer intento de estudio científi-
y no siguieron las líneas de ese Fanfan Cadet, seguido por treinta co de la realidad social haitiana.
conflicto. En 1966 surgió en el campesinos, acusado de organi· transcurrieron muchos años sin
extranjero un Partido de los Tra· zar una base revolucionaria. Las estudios serios. La Nueva Oposi·
bajadores Haitianos, grupúsculo poblaciones montañosas manifes- ción tuvo que empeñarse en "sa-
chinófilo que editó un periódico taron su solidaridad con los revo· ber para poder". Por eso también
por tres o cuatro meses; luego de- lucionarios caídos .. cuenta en sus filas con personas
sapareció. Existe además el Haití estudiosas que profundizan en la
El núcleo centr:al y iirme de esta teoría. En toda la historia de Hai-
Progres, socialcristiano, revolucio-
resistencia fue integrado por co- tí no ha habido nunca tal profu·
nario, desde.1963/4; mantiene en
munistas; es una lucha que re- sión de literatura revolucionaria,
la clandestinidad cierta presencia
quiere disciplina y temple. No to· de estudios sobre temas· sociales
organizativa.
dos los jóvenes que se nuclearon y nacionales como en los últimos
El PEP se relaciona con el movi·
junto a esta oposición han asumi· diez años.
miento obrero y comunista inter-
do las posiciones del socialismo; Se analizan las posibilidades de
nacional y participa en la Confe·
eran nacionalistas. Pero la ten· una reform·a agraria, de naciona-
rencia de 81 partidos comunistas
dencia hacia la cual desarrollan lizar el comercio exterior, la for·
en Moscú de 1960. PEP y PUDA
su lucha los lleva hacia el socia· mación del ahorro interno, la na-
intervinieron en la Tricontinental
lismo. cionalización de las ramas funda·
y la OLAS; a pesar de discrepan·
cias menores, afirman de conjun· La actividad revolucionaria en Hai· mentales de la economía; el esta·
to la necesidad de la lucha ar· tí de la Nueva Oposición fue abar· do como impulsor del desarrollo
mada. cando distintas tareas, todas clan- económico general; se hace un
Los revolucionarios que luchan destinas. Aplicando la trilogía enfoque nacional y pQpular de la
contra Duvalier eran al principio "educación, agitación, · moviliza- educación, la vivienda, la salud, la
de la pequeña burguesía (intelec· ción" la izquierda logró existir y organización económica y social.
tuales, estudiantes humanitarios); supervivir, formar un mínimo y La Nueva Oposición de Izquierda
poco a poco llegaron a los secto· permanente aparato de seguridad se orienta hacia una vía no tra·
res populares· (desocupados per- y propaganda que funcione a pe· dicional, que en Haití no puede
manentes, obreros, campesinos) sar de los tontons-macoutes. ser más que el socialismo.
siendo, sin embargo,. partidos de Posteriormente se superaron las En julio de 1968 los dos partidos
cuadros, dadas las condiciones de limitaciones que las condiciones incluían conversaciones tendien·
terror que impone el régimen. del duvalierismo imponen al es- tes a su unificación y meses des-
Aumenta la influencia de estos re· quema "educación, agitación, mo- pués constituyen un partido úni·

786
El gobierno
capitaneado por
Elie Lescot no pudo
resistir la ola de
violentas protestas
populares. En enero
de 1946, después de
una huelga general,
Lescot debió
renunciar.

787
co: el Parti Unifié des Communis· indispensables del establecimien· sufre una gran serie de amputa-
tes Haitiens; la carta constitutiva to de relaciones capitalista es la ciones: 1) fondo de ahorro, en ge-
de este partido publicada en su aparición del obrero libre, del tra· neral jamás reintegrado a los ope-
órgano, Boukan (la hoguera) , el bajador desligado ya totalmente rarios; 2) robo institucionalizado
12/2/69, dice que las tareas po· de la tierra y dueño tan sólo de en la estación de pesaje de caña :
líticas esenciales consisten en de· su fuerza de trabajo, cambiable 3) pago que el obrero hace si
rrocar a la dictadura duvalierista por un salario. En cambio, el cor· quiere tener derecho a cortar en
y tomar el poder como frente úni· tador de caña dominicano es en un cañaveral de buena produc-
co de todas las fuerzas antifeuda· su mayoría un campesino que tie· ción; 4) alojamiento.
les y antimperialista dirigidas por ne ingresos muy restringidos que Estas retenciones afectan alrede-
la clase obrera , buscando estable· aumenta con el trabajo tempera · dor del 20 % del jornal. El 80 %
cer "nuevas relaciones de produc· ria y adicional en la caña . restante lo recibe en vales can -
ción ". Las medidas a tomar se· A pesar de ésto, hay una cantidad jeables en bodegas tuteladas por
rían : reforma agraria, nacionaliza. muy grande de desocupados; se· poderosas cadenas comerciales.
ción de la propiedad imperialista , gún Bosch, ascendían a 400.000 Es de este modo que se acrecien·
monopolio estatal del comercio ex- en 1968. Es la categoría social ta, én múltiples formas, la plus-
terior, anulación de la deuda pú· más numerosa y, paradógica.rrien· valía absoluta, que implica un en-
blica, democracia social, etc. Es- te, las centrales azucareras no riquecimiento del capitalista pero
tas medidas -afirman- son brindan trabajo al desocupado do· no un desarrollo de las fuerzas
parte de la marcha hacia el so· minicano, sino al campesino y cu- productivas. Veamos retrospecti·
cia lismo. llaman en este periódi· bren las subsiguientes faltas con vamente cómo se ha estructurado
co a la organización de las masas braceros extranjeros, tanto anti· la economía dominicana y en qué
preparando la lucha armada con · llanos de las colonias inglesas co· forma se ha movido el proleta·
tra el régimen teniendo en la mo -mayoritariamente-- haitia· riado.
guerrilla campesina el eslabón nos, inmigrantes temporarios. Es- Toda la historia de Santo Domin·
central. to plantea evidentemente, una go está jalonada por invasiones
Es así como, ante la esclerótica contradicción muy grande. yanquis. La primera invasión tu -
oposición tradicional en el exilio, Más adelante trataremos de ex- vo como resultado el fortaleci·
se alza la cada vez más fuerte, plicar esta aparente contradicción. miento de la industria azucarera
Nueva Oposición de Izquierda, de La industria azucarera va trans- y su concentración en manos nor-
cuyo triunfo depende el futuro de formándose: pasa del molino al teamericanas. Es así como se da
Haití. ingenio creando una división téc· el paso de la propiedad individual
nica del trabajo propia de una in· de los ingenios a la propiedad de
dustria capitalista . Además , sus las corporaciones; la disolución
Santo Domingo: la requerimientos comerciales incen- de formas comunitarias de tenen·

·E
insurrección interrumpida tivan la creación de líneas ferro· cia de la tierra, que pasa a ser
viarias que transporten la produc· propiedad de las empresas; la in·
ción y una serie de pequeñas in· tegración del capital industrial
1 motor de la eco- dustrias de consumo para el. man· azucarero con el capital bancario
. nomía dominic.ana tenimiento de la mano de obra. estadounidense. Como resultado
reside en el azúcar, Surge así un pequeño sector de se produce un dominio casi total
~ ~ industria que co- burguesía supeditada a la gran de la industria azucarera -base
. ~ mienza a funcionar burguesía imperialista que mane· de la economía, ya que constituye
en la segunda mitad del siglo XIX. ,ja los ingenios. ·· el 50 % Cfe las exportaciones, el
Cubanos, portorriqueños, yanquis Existe una tendencia muy fuerte 80 % de la mano de obra indus·
y luego italianos fundan las pri · a no invertir en el sector agrícola, trial y el 50 % del capital indus-
mer~s empresas, de las cuales las fundamentalmente por motivos po- trial- por el capital yanqui. Esta
más fuertes aún subsisten . Des· líticos. Si bien la clase obrera y industria se constituye en una es·
pués de la década del 20 los in· los sectores populares dominica· pecie de enclave, aislándose in·
tereses azucareros pasan a manos nos carecen de organizaciones re- cluso de los grupos dominantes
norteamericanas. Organizada te· volucionarias representativas, han internos. Estos se vieron compe·
niendo en cuenta fundamental · mostrado en varias ocasiones su lides a tratar de lograr el dominio
mente la exportación, siguiendo la disposición a la lucha contra el ·del aparato del estado, a través
teoría del "desarrollo hacia afue· imperialismo. Es por ello que el del cual podrían establecer ciertas
ra", se descuidó el mercado inter- aumento en la producción agro- negociaciones con las empresas
¡io y por ende el nivel de vida de pecuaria no es consecuencia de extranjeras y lograr algún tipo de
la posible mano de obra que esta mayores inversiones sino del au - ventaja económica para su sector
industria podría emplear. Es por mento de la explotación sobre la de clase. El mayor éxito en esta
ello que podemos decir que, en fuerza de trabajo. El trabajador empresa lo logró la familia Tru-
general , el trabajador dominicano tiene un salario que se ubica por jillo, que, a pesar de alcanzar un
no es netamente un trabajador debajo del mínimo vital, dado que puesto en la producción azucare-
que funcione bajo las leyes del su renta mensual oscila alrededor ra, no obstante siguió subordina·
modo de producción capitalista. de los treinta dólares. Pero tén· da al imperialismo, que mantenía
Es decir, una de las condiciones gase en cuenta que este salario un control absoluto respecto de

788
los mecanismos de comercializa- cida por el régimen. En efecto: a trabajar en la zafra en razón del
ción. la Confederación Dominicana del bajo nivel de salarios; resiste tam-
El imperialismo consistió en esta Trabajo estaba afiliada a la Con- bién el robo en las balanzas de
competencia, que no afectaba ma- federación Panamericana del Tra- pesaje; se opone a ser maltratado
yormente su dominio, a cambio bajo, creación de la AFL yanqui; por el capataz, rechaza la organi-
de la política anticomunista y po- en 1930 se transforma en sindi- zación del trabajo que busca im·
licial que llevó a cabo Trujillo en cato único; ante presiones de la .poner la compañía para aumentar
tcdo el Caribe. Pero la opinión AFL-CIO se metamorfosea en la la productividad sin invertir; es
pública mundial presiona sobre COl'IATRAL. A ella se van afilian- sensible y comprende su calidad
Estados Unidos: la dictadura tru- do los sindicatos por empresas or- de explotado, y es así que no se
jillista a partir de 1960 acentúa ganizados por los mismos patro- ha limitado -incluso en la época
la represión contra las masas; au- nes. Este tipo de sinciicatos ama- de Trujillo- a una mera resis-
menta tremendamente el costo de rillos también prolifera ante la caí- tencia individual, sino que ha ten-
la vida; la economía entra en una da de Trujillo, pero paralelamente dido a organizarse, ha planteado
depresión general. Es así como van surgiendo organismos real· acciones colectivas de resistencia
EE.UU. canjea con los países lati· meote representativos. y por ende se ha transformado en
noamericanos quitar su apoye a La conciencia del trabajador do- una mano de obra poco maleable.
Trujillo a cambio de que estos minicano es preciso medirla de Tanto es así que, pese a que las
concuerden con el bloqueo a Cu- una manera indirecta durante es- organizaciones sindicales comba·
ba. El fin del imperialismo se cu- tos largos años de represión. No tivas y los partidos clasistas eran .
bría igual, pero Trujillo se había es ajena a ella el fenómeno que realmente débiles, el acceso al po-
vuelto molesto. Sin el aval impe- mencionamos más arriba, de in- der de Trujillo estuvo presidido
rialista y, aún más, con la com- migración de trabajadores haitia~ por una sistemática tarea de "lim-
plicidad de la CIA, es asesinado nos. En efecto: existe un conve- pieza" llevada a cabo por un cuer-
el viejo caudillo. Queda como pre- nio explícito desde hace mucho po de matones paramilitares que
sidente Balaguer, quien, para im- tiempo entre los gobiernes de Hai- 1ncluyó el asesinato o misteriosa
pedir que la caída de Trujillo im- tí y Santo Domingo -convenio desaparición de estudiantes, poli·
plique movilizaciones populares que Duvalier y Trujillo reafirma- ticos, dirigentes sindicales, etc.
que pongan a Santo Domingo en ron- por el cual el gobierno do· Por ejemplo, el sindicato de cho·
peligro de seguir el camino de minicano se compromete a pagar feres -durante la campaña elec·
Cuba, recibe el apoyo de una a Haití una cierta suma de dinero toral de 1930- organiza un mi-
flota de guerra estadounidense anual por cada bracero haitiano tín de oposición a la candidatura
(1961). que emigre a Santo Domingo en de Trujillo en el Parque Indepen-
No obstante, comienza a gestarse época de la zafra, la Suma de es- dencia, al que acude una multitud
un proceso de movilización popu· tos emigrantes llega en términos de trabajadores. La asistencia a
lar pues las masas ex.plotadas van oficiales a cerca de 15.000 traba· este acto político fue baleada por
planteando sucesivas reivindica· jadores; pero paralelamente se fo. tropas del ejército y por el grupo
ciones a fin de superar la misera- menta una migración clandestina de matones, dejando como saldo
ble vida en que las habían some- del orden de los 7 .000 trabajado· un elevado número de muertos y
tido las tres décadas de dictadura. res. Colabora en el traslado ile- heridos. Asumido el poder, Truji·
Se forman los gérmenes de orga- gal de estos braceros el ejército Jlo realiza una feroz campaña que
nizaciones políticas que represen- dominicano; para ello se ha cons- termina con el asesinato de diri·
tan los intereses obreros y cam- truido una ruta especial. Todos gentes, activistas y sospechosos
pesinos; surgen organizaciones estos operarios van a trabajar a de la oposición, tanto burguesa
sindicales que, junto .con las polí· las centrales azucareras. Eviden· como revolucionaria. En un año
ticas, presionan para lograr un temente, las relaciones de produc. de gobierno son asesinados esti-
desplazamiento del poder en be- ción en que entran los trabajado- mativamente más de mil domini·
neficio de sus intereses y de su .res haitianos, y fundamentalmen- canos, mientras varios miles eran
participación en el control del te los clandestinos, los obliga a detenidos y torturados .
aparato productivo y de los meca- .aceptar cualesquiera condiciones Prcducida la caída de Trujillo, co-
nismos de distribución y regula- de trabajo, dado que sobre ellos mienza un proceso en el que ace-
_ción del consumo. no pesan solo las presiones eco- leradamente .fa clase obrera y el
Este muestra que la inexistencia nómicas capitalistas de un merca- .campesinado tratan de lograr or-
de fuertes corrientes revoluciona- do de trabajo desarrollado sino ganismos sindicales y políticos re-
rias antes de la década del 60 no justamente presiones éxtraeconó· volucionarios. Logran a través de
se debían a la supuesta apatía de micas que los convierten casi en movilizaciones populares una sus-
las masas dominicanas sino a la propiedad del control. No tienen tantiva elevación de remuneracio-
imposibilidad de plantear posicio- derecho a dejar el territorio del nes, que permite el aumento del
nes de claro contenido social dado ingenio, dado que carecen de tar- consumo. Este aumento del con-
el atraso de la estructura produc- jeta de identidad nacional. · sumo no llevó a los recientes or-
tiva, la incapacidad de las direc· Las corporaciones azucareras ape- ganismos populares a plantear la
ciones sindicales -aliadas a los laron a este moderno tráfico de necesidad del desarro·llo indus-
sindicatcs proimperialistas yan- mano de obra explotada dado que trial, sino -craso error- a exi·
quis- y la fuerte represión ejer· el trabajador dominicano es recio gjr un aumento de las importacio-

789
nes. La inexperiencia de la joven diente; la afirmación de un pro- Pedro Albizu
dirección que estaba formándose, grama de transiéión que permita
la carencia de programa y pclítica implementar ias tareas de la libe- Campos, líder
revolucionaria, conducen a un ración nacional y social.
control del estado por sectores
terratenientes y burguesía comer·
nacionalista
cial importadora. La burguesía Puerto Rico: del desarrollo portorriqueño, no
nacional industrial -aunque dé- del nacionalismo a la
bil- ensayó una alianza con los
sectores obreros y campesinos. lucha de clases
pudo concretar la

1) formación .de un
Surge así el Partido Revoluciona-
rio Dominicano, que lleva a la pre- uede sintetizarse la
sidencia a Juan Bosch, y luego,
en 1965, el Movimiento 14 de
historia de Puerto
Rico diciendo que
movimiento
Junio. Pero la correlación interna
de fuerzas en estas organizacio-
es la lucha de un revolucionario masivo.
pueblo por lograr
nes entre ·los sectores obreros y su liberación nacional, sin haber
populares por un lado y la bur- .logrado aun sus organismos na-
Abajo: las tropas
guesía nacional por otro .colocan cionalistas sintetizar la unidad dia-
a esta en una situación vulnera- léctica que existe entre la lucha
despejan las calles
ble, fundamentalmente cuando es- antiníperialista y la revolución so- durante la huelga de
tos sectores tratan de superar el cial. Evidentemente no es sufi-
papel de masa maniobrable que ciente con lograr esta compren- taxistas dominicanos
le adjudicaba la burguesía nacio- sión para alcanzar el triunfo en la
nal en estas alianzas. lucha, triunfo que depende de la en 1964.
El período de 1961/5 marca el correlación de fuerzas sociales;
relativo afianza.miento del prole- pero su no resolución ha colocado
tariado y los sectores populares; . a las masas portorriqueñas en una
también -aunque en menor gra- situación de relativo atraso polí-
do-- al de la burguesía nacional; tico respecto al resto de los sec-
la imposibilidad de la oligarquía tores obreros y populares antilla·
y la burguesía importadora en do- nos. Y no porque la combinación
minar la situación, pero astmismo de ambas etapas revolucionarias
la incapacidad política de las -la democrático burguesa y la
fuerzas populares por tomar el socialista- no se haya intentado
control del poder, producen una sino, justamente, porque en los
serie de oscilaciones que hacen momentos en que se planteó y se
sufrir a Bosch, luego lo tiran aba- pretendió concretarla, se fracasó,
jo hasta que en abril de 1965 una por motivos que vamos a desarro-
insurrección popular, de conteni- llar seguidamente. Esto ha redun-
do nacionalista revolucionario y dado en serios golpes a los sec-
dirigida por un militar, el corcnel tores militantes, que aún hoy no
Francisco Caamaño Deno, derrota han podido recuperar. Pero es
a la Junta Militar reaccionaria y preciso resaltar la causa principal
enfrenta en una guerra civil abier- de esta situación: la falta de un
ta a la fracción proyanqui del ejer- partido obrero revolucionario que
cito, liderada por el general We- dirigiera la lucha por la liberación
ssin y Wessin. Ante el giro favo- nacional ligándola a las tareas
rable a las fuerzas populares, da- sociales de la transición al socia-
do que los obreros y estudiantes lismo. El partido Socialista no só-
armados detienen los tanques de lo no cumplió esta función sino
Wessin y Wessin a tiros, una nue- que fue un freno para el proleta-
va invasión yanqui viene a resta- riado, que en un momento de al·
blecer el dominio de la oligarquía, za en sus luchas logró desemba-
que precisaba apoyo externo ante razarse de su t'utela, buscando en-
el peso creciente de los organis- troncarse al Partido Nacionalista
mos populares. de Albizu Campos, que, pese a la
El proletariado a partir de enton- voluntad y honestidad de sus mi·
ces comienza un proceso de afir· litantes, no pudo transformarse
mación ideológica y programática, cuando las condiciones objetivas
aún no concluido, para sacar las estaban dadas- en un partido
conclusiones de la insurrección de nacionalista de masas basado en
1965: la necesidad de construir los organismos proletarios. Tam-
una dirección de clase e indepen- poco el 'Partido Comunista, pasa

790
Los actores del de ser un minúsculo partido sin
raíces en la masa popular. Por
papel dei movimiento obrero en
ellos?
conflicto dominicano: último, el apoyo del movimiento
pbrero y las masas trabajadoras
A fines de siglo XIX la lucha que
emprendieron las masas de Cuba
Francisco Caamaño al Partido Popular Democrático y Puerto Rico contra la domina-
ción española vio cortado su na-
de Muñoz Marín fue el intento
Deno, Antonio -cerradas las vías del PS y del tural desenvolvimiento en la isla
de que tratamos, con la invasión
PC, y fracasada la experiencia del
Imbert Barrera, Elías PN en la década del 30- de vol- yanqui de 1898. El dominio colo-
nialista ejercido por Estados Uni-
car el peso de los sectores pro-
Wessin y Wessin y gresistas, independientistas, na- dos impone una crisis en el movi-
cionalistas y antimperialistas en miento de liberación. Tan sólo
Juan Bosch. un movimiento que pudiera ex- el líder independientista Ramón
presarlos. Así lo prometía el pro- Emeterio Betances había previsto
grama primero del PPD: marcaba lo fútil de la semiindependencia
la necesidad de una reforma agra- lograda por la lucha contra Espa-
ria, de un desarrollo industrial, de ña: "Solo la independencia será
nacionalizaciones de empresas capaz de salvarnos del minotauro
nacionalistas y de conquista de americano", dice poco antes de
la independencia nacional. Pero la concretarse la invasión yanqui. Y
dirección pequeñoburguesa del de los políticos que intervenían en
el Gabinete Autonómico (el único
PPD, en el poder, se somete a las y efímero gobierno semiindepen·
presiones yanquis. La pequeña- diente logrado por los triunfos de
burguesía, oscilante entre seguir las armas patrióticas sobre las
la política proletaria o la política fuerzas colonialistas de la penín-
burguesa, se inclina ante el po- sula ibérica) sólo José de Diego
derío económico militar estado· solicitó a España armas para
unidense, desconfiando del. resul- luchar contra la intervención esta-
tado de una eventual lucha revo· dounidense, que le fueron nega-
lucionaria, para la que el proleta· das.
riada aú.n no tenia -ni tiene La invasión yanqui plantea un
.h oy- dirección de clase e inde- problema que aún no se ha re-
pendiente. Es entonces cuando suelto y sobre el que gira toda la
abandona la lucha por la indepen· literatura política portorriquel'la:
dencia por la tesis del "estado li· definir la condición del estado.
bre asociado"; la reforma agraria Tres variables se ofrecen desde el
realizada, si bien implicó un pe· comienzo mismo de la domina-
queño cambio, dejó intactas las ción imperialista: convertir a Puer-
bases de la propiedad latifundista to Rico en un estado más de los
y el desarrollo económico se hizo EE.UU;, lograr el estado libre Aso·
casi totalmente en base al capital ciado o, por último, la indepen-
imperialista. Es más: tocó ser a dencia total.
Muñoz Marín quien llevara a cabo El planteo en términos meramen-
la represión contra el intento in· te superestructurales de esta vital
surrecional del PN de Albizu Cam- cuestión, abstrayendo las relacio·
pos en 1950, que culminó con el nes de clase en que se desenvol-
total facaso y la detención del lí· vía, impidieron una cabal com·
der nacionalista hasta casi su prensión de la problemática in·
muerte, en 1965. dependentista.
Estos sucesivos fracasos logran En 1898 los productos más im·
finalmente plantear con claridad portantes eran el café, el tabaco
la necesidad de una dirección pro· y el azúcar. El café, principal
!etaria revolucionaria del proceso componente de la exportación a
de liberación, agotadas las vías Europa, fue desmantelado por los
pequeñoburguesas o meramente americanos en beneficio de las
nacionalistas. Pero evidentemen· centrales azucareras. De esta for-
te al costo de golpear duramente ma se produce un desplazamiento
a una vanguardia política que es· del proletariado agrícola de uno
tá recién en un proceso de re- a otro cultivo, desarraigando a los
construirse. trabajadores de las zonas monta-
¿Cómo se desenvolvieron los acon- ñosas y convirtiéndolos en obre-
tecimientos políticos portorrique- ros temporarios. Esta condición
ños y cuál fue la evolución y el agudizó las adversas condiciones

793
de vida de los sectores populares, importante d.e luchas económicas sectores independentistas a sepa-
produciendo desempleo, enferme- por mejoras· de condiciones de rarse y fundar el PN, que .plantea
dades y en definitiva redondeando trabajo y salario, los planteas .po· la independencia como el proble·
un ingreso anual per cápita de líticos de Santiago Iglesias Pantín ma central, sin un claro y profun-
u$a 250. Los productos portorri· son lo contrario de una política do análisis de las contradicciones.
queños fueron cargados con aran· emancipadora. Se define, en la ya sociales ni del rol dirigente del.
celes, lo que funde a medianos y planteada cuestión del status po· proletariado en la lucha por la
pequeños .propietarios en favor de ' lítico de la isla, por la anexión a emancipación, ni siquiera reali-
los bancos yanquis, que compran EE.UU. La FLT se vincula enton· zando planteos reivindicativos de
sus fincas. La pequeña industria ces al sindicalismo reformista del fondo en la cuestión social. Sin
que comenzaba a articularse fue· dirigente estadounidense Samuel embargo -bajo un programa di·
desbaratada por la importación Gompers, bajo una concepción fusamente antimperialista y na.
masiva de productos manufactu· tradeunionista que en muchas cionalista- define sí claramente
rados estadounidenses, con los ocasiones lleva a la FLT y al .PS que la única opción para echar
cuales no pudieron competir. a aliarse a los sectores más reac- a los yanquis es la lucha armada.
El único sector que podía inten· cionarios de •Puerto Rico. liderado desde 1930 por Albizu
tar una resistencia al dominio tm· A pesar de ello aglutinó a una Campos, desarrolla posturas cada
perial era el proletariado, que co- gran masa de ·Obreros. ¿Cómo se vez más intransigentes y comba·
menzó a crecer numéricamente explica esto? Suponer que ello im· tivas que, a pesar de no ser acom·
dado el desarrollo de las centrales plica el reformismo o aburguesa· pañadas por claros planteos so-
azucareras fundamentalmente. De miento del proletariado portorri· ciales, son captadas por el pro-
las demás clases, la burguesía na· queño no sería más que una ima· letariado, que ve la oportunidad
cional recién comienza a gestarse gen falsa e irreal, como ·se verá de entroncar con un movimiento
-y muy débilmente- a media· más adelante. Senciilamente, el antimperialista sus reivindicacio·
dos de la década del 50; .por otra proletariado portorriqueño no pu· nes clasistas, rompiendo con la
parte, sus posiciones políticas son do resolver la concreción de una política proyanqui de la FLT y del
de total sometimiento al statu dirección clasista; pero, para des· PS. En tanto este partido se alia·
quo; la pequeña burguesía carece envolver sus luchas inmediatas y ba a una fracción del reaccionariQ
de fuerza propia, pese a lo cual reivindicativas, utilizó tanto a la Partido Republicano ganando las
proporciona líderes de valía, y por fLT como al PS, únicos instru- elecciones de 1932, el proletaria·
último la oligarquía agrícola se mentos con los que contaba den· do -desde las bases- comenzó
veía beneficiada por .precios pre· tro del juego de la política nacio· a acercarse al PN. Es así como,
ferenciales del azúcar en el mer· nal. Pero en ningún momento si bien Salvador Iglesias Pantín
cado estadounidense, base de su acompañó la .política contrarrevo- llega a ocupar el cargo de comi·
alianza incondicional al dominio lucionaria de estos organismos. sario residente a partir de 1933,
imperial como socia interna de la la madurez de su conciencia na· la FLT comienza a perder fuerza.
explotación de las masas. En cam· cional, ligándola a sus reivindica- Se desatan procesos de huelgas
bio, el proletariado no tenía, ob· ciones económicas: puede medir· obreras, alentadas por la agita·
viamente, ningún plazo con los se cuando surge en la década de ción nacionalista desarrollada por
sectores dom•nantes más que su 1930 una opción con fuerza para los seguidores de Albizu Campos.
condición de explotado; y los sec· librar una batalla política antimpe- Estas huelgas salen del control
tores campesinos pequenos y me· rialista: el Partido Nacional de del PS y llega el momento en que
dianos tenían posibilidad de ser Albizu Campos. la conciencia nacional en proceso
arrastrado!) en su mayor parte ¿Cómo se ubicó el proletariado de gestación debido al PN se
-al igual que la pequeña burgue- frente al nacionalismo insurreccio· acerca orgánicamente a la clase
sí~ por una lucha política diri· nal del PN? Veamos sintéticamen· social que en definitiva va a tle-
gida por la clase obrera. te el desarrollo de este movimien· var las banderas nacionales al
El peso cualitativo del proletaria· to.· En 1904 se funda el Partido al triunfo, en combinación con las
do determina que fuera en Puerto Unión de Puerto Rico, que en su reivindicaciones revolucionarias:
Rico en donde prácticamente se plataforma incluye una solución al el proletariado. En 1934 los obre-
iniciara la organización obrera an· status político nacional, las tres ros cai'\eros se lanzan a la huelga
tillana. Es Santiago Iglesias Pan· opciones --estad~ad, asociación y acuden al PN en busca de cen·
tín quien, a fines del siglo XIX, e independencia- sin pronunciar- tralización. Pero el PN no· estaba
organiza los primeros sindicatos se por ninguna de ellas. De esta lo suficientemente maduro como
y funda la Federación Libre del forma alberga en su seno sectc·res para liderar al proletariado: care·
irabajo, central obrera que sirve· proyanquis y sectpres pequeño· cía de cuadros preparados para
de punto de apoyo a la creación burgueses indepenGlentistas. La esta tarea fundamental, encerra-
del Partido Socialist;l en 1915, del coexistencia programática de es· dos en una concepción putchista
cual el mismo Iglesias es secreta· tas tres soluciones se imposibilita de la insurrección más que en la
rio general. Asistimos sin embar· por el desenvolvimiento de la lu· comprensión de la insurrección
go a la primera contradicción que cha social y política y es entonces como el arte en que la dirección
signa la tragedia portorriqueña: si cuando, en 1922, el PUPR se de· se combina con las masas para
bien la FLT y por consecuencia el fine por la condición de estado el asalto al poder. El PN apoyó
PS han llevado adelante una serie libre asociado. Esto lleva a los la huelga obrera, garantizó inclu·

794
so su triunfo, pero no pudo resol- propiedades imperialistas. continúa con la lucha; ahora en
ver lo que rearmente estaba plan- Santiago Iglesias abandon13 en el terreno del terrorismo. Lleva a
teando el proletariado: la cons- 1939 el cargo de secretario gene· cabo acciones incluso en EE.UU .
trucción de una dirección sindical ral de la FLT .para concentrarse Indultado nuevamente Albizu
clasista y revolucionaria, la supe- en su puesto de funcionario del Campos en 1953, cae definitiva- ·
ración de la FLT y la inserción de estado; su sucesor, Bolívar Pagán, mente preso en 1954 por un ti·
las masas proletarias en el vigo- no puede controlar la crisis en roteo protagonizado por militantes
roso pero inmaduro movimiento que las posiciones antimperialis· nacionalistas en el parlamento de
nacionalista organizado tras Albi· tas .del proletariado ponen al PS Estados Unidos.
zu Campos. y a la FLT, que pierde importan· Pero ya el PN se encuentra en
El proceso, sir. embargo, estaba cia con la fundación de la CGT retroceso y la clase obrera se re-
en marcha. Tanto es así que el de Puerto Rico en 1940, impulsa· pliega ante los reiterados fracasos
imperialismo sale a cortarlo vio· da por el PPD. Los planteas an- de sus acercamientos sucesivos al
lentamente. En 1935 surgen mo· timperialistas del PPD y el peso PN --que carece de política para
viiizaciones estudiantiles de gran de la clase obrera que lo buscó responderle- y al PPD --que
potencia, que son reprimidas por como centro orgánico político lle· abandona los planteos sociales.
la policía. En una manifestación varon a la flamante CGT a adhe· La resistencia quedó en manos de
son asesinados cuatro jóvenes mi· rirse a la Confederación de Tra· minoritarios sectores intelectuales
litantes. El PN contesta ajustician· bajadores latinoamericanos, lide· de la pequeña burguesía, funda·
do al jefe de las fuerzas repre· rada por el socialista mexicano mentalmente estudiantes. De
sivas, el coronel Riggs. A renglón Lombardo Toledano. Lamentable· 580.000 obreros asalariados solo
seguido se generaliza la violencia mente, los planteas de Lombardo se cuenta con 110.000 sindicali-
reaccionaria de la policía; se su· Toledano impedían ver el proceso zados en los actuales sindicatos,
ceden fusilamientos sin juicio pre- permanente de liberación nacional apéndices de los yanquis, caren·
vio; se encarcela a Albizu Campos y social, la ligazón de las etapas tes de contenido político libera·
y a los principales dirigentes del revo lucionarias con el papel diri· dor. Las actuales organizaciones
PN, condenándolos a quince años gente de la clase obrera llevando revolucionarias, aún minoritarias,
de cárcel en EE.UU. Esta repre- en definitiva a la claudicación son: el viejo PN, que todavía no
sión no encuentra al PN con la frente al enemigo de clase. ha superado sus planteos nacio·
suficiente claridad política como Las reivindicaciones sociales que nalistas; el Movimiento Pro lnde·
para integrar en su seno al pro· agitaron en esta etapa el PPD y pendencia y la Liga Socialista Por-
letariado organizado, y por tanto la CGT van fortaleciendo al mo- torriqueña. El más fuerte es el
se produce un retroceso en sus vimiento obrero y popular, pero MPI, que sostiene el abstencioniS.
fi las, que buscan rearmar el gol· en 1945 comienza a darse una mo electoral, la negación a cum·
peado aparato partidario. El saldo lucha entre la dirección de Muñoz plir el servicio militar en EE.UU.
más grave de este proceso fue la Marín y los sectores más radica· :y defiende la riqueza minera por·
imposibilidad de ligar las luchas lizados. Muñoz Marín comienza el torriqueña de las inversiones yan·
nacionalistas a la clase obrera, camino de concesiones que lo lle· quis. Es tarea de estos pequeños
dándoles el contenido de masas van en definitiva a abandonar la movimientos lograr reavivar las
que caracteriza en general al na· tesis de la independencia con cla- luchas proletarias, replegadas an-
cionalismo de los países depen· ro contenido social por la del es· te los sucesivos golpes. Para ello
dientes, a pesar de la voluntad tado libre asociado, fantasía jurí· deben resolver la fusión de la lu·
puesta por el proletariado en lo· dica que encierra condiciones de cha por la independencia con la
grarlo. sometimiento semicoloniales. Es· lucha . socialista y revolucionaria
Por ello, si bien la FLT se debilita ta polémica lleva a la división de encabezada por la clase obrera.
a mediados de 1935, no logra ser la CGT en 1945 entre independen· Como dice Hugo Sacchi: "la pró·
reemplazada por una central cla· tistas y moderados; el sector in· xima etapa de la lucha por la in·
sista. Esta situación de vacío or· dependentista no logra solucionar dependencia de Puerto Rico -lu·
gánico-político es llenada por un la consolidación de una fuerte di- cha que lleva más de cien años-
nuevo partido surgido en base al rección obrera, y en definitiva la se insertará en el proceso revo-
momentáneo retroceso a que la CGT llega a su disolución en 1954. lucionario latinoamericano y mun-
represión obiigó al PN: el Partido Llegado Muñoz Marín al poder lle- dial que presenciamos en nues·
Popular Democrático, fundado por va adelante un plan de reformas tros días. Así, la lucha nacionalis~
Muñoz Marin, quien recoge el que provoca un crecimiento de los ta antimperialista de las masas
sentido político de las mcviliza. sectcres medios, que, junto con portorriqueñas cuestionará la
ciones obreras y comienza a unir el campesinado, son la base del esencia de la estructura capitalis·
el independientismo con las rei· . PPD. Al votarse el estado libre ta de Puerto Rico. Independencia
vindicaciones sociales. El proleta· asociado, el PN, nuevamente di· o colonia, la alternativa sigue sien·
riado, que pese a la derrota del rigido por Albizu Campos, indul· do: revolución o reforma".
PN estaba a la ofensiva, se vuelca .tado, se insurrecciona en 1950,
a apoyar al nuevo partido que siendo totalmente derrotado y su·
pla nteaba la independencia, la re· friendo severas pérdidas. Albizu
forma agraria, el desarrollo eco· Campos es nuevamente encarce·
.1ómico y estatizaciones de las lado, pero el PN no se rinde y

795
el Partido Socialista 12, lo que Departamentos de Ultramar. Las
Antillas Francesas: el peso hace un total de 26 bancas sobre primeras posiciones de los partí·
de los partidos clasistas 36 posibles. dos comunistas de ambas islas
Césaire fue elegido alcalde de fue favorable a la departamenta·
.Fort-de-France. En las elecciones lización, concedida en 1946.
Martinica. El gobierno protege la legislativas de 1951 el PC obtuvo, .Cuando se vota la departamenta·
producción y exportación de azú· a pesar de un fraude escandaloso, lización era vicepresidente del
car y rhum, favoreciendo así a más del 60 % de los votos, re· consejo de ministros de Francia
las grandes explotaciones en per· pitiendo la elección de dos dipu- el secretario general del PCF,
juicio del pequeño productor, que tados. Esta vez tocó el turno a Maurice Thorez; esto despertaba
termina obligado a vender su tie· Césaire, nuevamente, y a Bissol. las esperanzas de los comunistas
rra a las grandes firmas azucare· El tercer electo fue del PS, par· antillanos. Los logros de la depar·
ras. El suelo de la Martinica ha tido que fue derivando hacia po- tamentalización fueron la revalo·
sido monopolizado por un peque· siciones anticomunistas. El PC ración de los salarios, la puesta
ño número de empresas. Una do· subió en 1956 a más del 62 % en marcha de algunos trabajos fi.
cena de familias, casta cerrada, Los "socialistas" se pasan defi· nanciados por la metrópoli y po·
domina los bancos, el azúcar, el nitivamente al campo de la bur- co más. Nunca se han cumplido
comercio de exportación e impor- guesía, haciéndose defensores de fielmente las leyes sociales me-
tación y la policía. la "Usine"; caen en un profundo tropolitanas, y por ello comienza
¿Cómo ha evolucionado el movi· descrédito entre las masas popu- a agitarse la idea de la indepen-
miento obrero en esta antigua co- lares. La administración colonial dencia, hacia la cual el Partido
lonia francesa? El PC Martiniqués recurrió al fraude para poner en Comunista Martiniqués se pliega
carecía, durante la década del 30, desventaja al PC. En las eleccio· definitivamente, adoptando la po·
de representatividad; según una nes cantonales de 1953 el pre· sición de ser estado libre asocia·
periodista francesa "nunca pudo fecto hizo llevar a la capital ur- ciado en la Unión Francesa.
agrupar más de 60 u 80 adheren· nas de la comuna de Franc;ois, Evidentemente, esta posición solo
tes. En las épocas de elecciones reempiazando las boletas del PC podrá ser transitoria, pues la olí·
centraba las campañas políticas por las del PS. garquía terrateniente martinique-
contra la explotación de la También a nivel sindical hay re- ,.sa está ligada al poder metropo·
"Usine"; pero, una vez que ter· sultados importantísimos: bajo la litano, y la única forma de lograr
minaban los actos comiciales, -se conducción de un gran agitador la liberación social es a través
abandonaba la lucha antipatroiial sindical, el albañil Crétinoir, los de la ruptura total de lazos con
y todo quedaba en orden nueva· trabajadores de las plantaciones Francia.
mente. Pero la dictadura militar del norte declararon la guerra a Guadalupe. La propiedad de la
en que abrumó a las Antillas Fran· sus empleadores; en la región de tierra está menos concentrada
cesas el almirante Robert, en nom- Basse-Point (1944-45) se declara que en Martinica porque propor-
bre del gobierno de Vichy, preci· una huelga que dura tres meses. cionalmente el azúcar ocupa una
pitó una evolución hacia posicio· En marzo.de 1948, en Carbet, ba- superficie menor. Las tierras azu-
nes de izquierda. El almirante Ro- jo un prefecto del PS, tres huel· careras están monopolizadas por
bert nombró alcaldes blancos y guistas convocados a una entre· un pequeño número de socieda·
apoyó su gobierno en la fuerza de vista oficial fueron provocados y des: "Societé Agricole et lndustríel
10.000 infantes de marina racis· asesinados por la policía. En de Point-a-Pítre", "Les sucreries
tas que invadieron Fort-de-France 1950, en Basse-Point, los huer- coloniales" y "Societé d'Usines
durante muchos años. Los planta· guistas lincharon a un matón de Beauport". El trabajo en estas
dores y la Iglesia local sostuvieron blanco que los amenazaba con un empresas' se realiza en gran parte
con entusiasmo al régimen vichys- revólver, rodeado de gendarmes, por "colonos"; muchos plantado·
ta, pero la insoportable domina· los que fueron desarmados por res y colonos son a la vez asala·
ción que la clase terrateniente los obreros. La represión se lanzó riadas del ingenio. Se cultiva ba·
martiniquesa impuso durante la contra los trabajadores y el mo- nana, producción que está menos
guerra hizo insostenible su situa· vimiento sindical: dieciséis acti· monopolizada que el azúcar, a pe-
ción en la posguerra y determinó vistas fueron detenidos por dos sar de lo cual cinco firmas de
el triunfo de la izquierda al día años. De enero a marzo de 1954 producción y exportación manejan
siguiente de la liberación. estalló una huelga casi general en el mercado. La inmensa mayoría
En julio-agosto de 1943 tuvieron la cual los gendarmes actuaron de los habitantes son obreros
lugar grandes manifestaciones, en con entera libertad en la campa- agrícolas; muchos poseen peque·
las cuales entró en escena el pro· ña; aldeas enteras fueron puestas ñas parcelas de tierra.
letariado. Las elecciones que si· bajo estado de sitio; fueron dete· También al día siguiente de la li·
guieron a la liberación dieron al nidos treinta y nueve sindicalis· .beración comienza a crecer la
Partido Comunista dos diputados tas. fuerza · del PC, que logra en las
nacionales sobre tres posibles. El Tanto para Martinica como para elecciones de 1946 el 47 ,3 % de
comunista Aimé Césaire entró en Guadalupe se plantearon discu- los votos y dos bancas en la
la asamblea nacional; en el con· siones políticas acerca de la posi· asamblea nacional ocupadas por
sejo general de la isla los comu- bilidad de lograr la independencia la diputada Gerty Archimede y el
nistas conquistaron 14 bancas y total de Francia o convertirse en doctor Rosan Girard; el PS lleva

796
el 39 % , mandando un diputado: nes en las que se adjudicaron 15 -como ya vimos- la pos1c1on
Paul Valentino. Podemos ver· la puestos, dándoles 10 al PS y 2 departamentalísta; pero en la isla
evolución de ambos partidos en al PC. surgió una oposición que, nuclea-
el siguiente cuadro: Posteriormente Brunei atacó al da bajo el nombre de "comunismo
Afto de votos al PC votos al PS consejo general. Pero el PS no lo independiente", defendió la tesis
elecciones (por ciento) (por ciento) apoyaba y decidió aliarse al PC de formar una comunidad antilla-
1951 44,4 22,9 contra el prefecto. El 16/7 /53 la na. Su dirigente fue Rémy Nain·
1956 45 22,1 mayoría socialista.comunista del souta; esta posición careció de
Los partidos reaccionarios se uni· consejo general votó una resolu· fuerza, pero la .realidad del domi-
f ican y logran en posteriores elec· ción denunciando los procedí· nio imperial obligó al PCG a se-
ciones ocupar una de las bancas mientos ilegales de Brunei y pi· guir los pasos del PC de Martini·
anteriormente detentadas por el diendo su retiro. El prefecto hizo ca, levantando la tesis -eviden-
PC. La mayoría del consejo gene· anular esta deliberación por el temente coyuntural- del "estado
ral de la isla está compartida en· consejo de estado. El 28/11/53 libre asociado".
tre el PC y el PS. Importantes mu· el consejo general, por la conjun·
nicipalidades son administradas ción de los partidos obreros, eli·
por el .PC, que tiene gran peso en gió un presidente socialista -Te· Antillas Británicas:
los departamentos Capital, Basse· ribio-, ante lo cual el prefecto, laborismo reformista y
Terre, Capesterre, Saint·Louis y junto con la minoría derechista,
Bouillant. abandonó la sesión, anulándola y laborismo revolucionario
En las plantaciones de azúcar es· disolviendo el consejo general.
tallaron , entre 1945 y 1952, mu· Este golpe de estado beneficiaba Jamaica. La firma inglesa "Take
chas huelgas que fueron violenta· a los azucareros; se estaba en vís· and Lyle" es propietaria de más
mente reprimidas. En la última el peras de la zaf.ra. Dijo en la asam· de 25.000 Ha. y produce un ter·
prefectQ hizo ocupar la aldea de blea na~ional el 23/2/54 el reac· cío del total de azúcar de la isla.
Moule por el cuerpo de seguridad cionario Furcie Tirolien, represen· El 92 % de los propietarios tie·
republicana, desencadenando una tante de Guadalupe: "Consecuen· nen tierras de 0,5 a 12 Ha., según
brutal represión que originó el cia de esta disolución será que la datos de 1943. La tendencia de
~sesinato de cuatro trabajadores tribuna del consejo general esté esta situación es a remarcar la
y gravísimas heridas a otros trece. interdicta a los autores de las centralización.
Las siguientes elecciones fueron convulsiones, que cada año la uti· En el conjunto de las Antillas Bri ·
prefabricadas con fraude y violen· Jízan con . fines partidarios y re· tánicas el movimiento social co·
cia, asegurando la derrota del PC volucionarios para excitar a los menzó antes de la Segunda Gue·
en la comuna de Sainte-Tose y trabajadores a la huelga en vís· rra Mundial, dado el mayor desa·
Moule. Moule es un punto estra· peras de la recolección azuca· rrollo económico que esta zona
tégico en la lucha de clases: su rera" . tiene con respecto a las Antillas
población es explotada por los es· Durante un año Guadalupe care· francesas. Desde 1920 el jamai-
tablecimientos azucareros Gardel, ció de consejo general, pero en cano Marcus Garvey comenzó la
del magnate martiniqués Aubénz. las elecciones de 1954, para for· agitación por la adquisición de
Es el reducto electoral del comba· marlo, nuevamente se logró una una conciencia racial; había, ade-
tivo Rosan Girard (alcalde y di· mayoría socialista (10) y comu· más, un activo contacto entre la
putado por el PC). El prefecto nista (8). El frente único de los América 'negra, las Antillas y Ja·
Brunei, para derrotar a Girard, partidos obreros no fue roto y To· maica, lo que llevó la gran marea
pretendió formar una coalición an· ribio presidió al organismo, gra- de progreso social y rebelión que
ticomunista junto con el PS, con das a la resistencia de las orga· por aquel entonces sacudía a los
una fraseología "democrática". El nizaciones proletarias y de la ma· Estados Unidos. El retorno -vo·
PS, que es realmente un partido sa trabajadora organizada. luntario o no- de los emigrantes
combativo, rechazó esta proposi· .Rovaíl, sucesor de Brunei en la al país natal introdujo en las islas
ción y entonces Brunei presentó prefectura, renovó los fraudes y una levadura de descontente, una
una lista derechista encabezada violencias electorales, baje la pro· aspiración de mejorar sus situa-
por el contador de la Usina Gar· tección de la gendarmería y la po· ciones políticas y sociales. Estos
del; el día de las elecciones los licia. En 1955, utilizando violen· emigrantes retornados fueron los
gendarmes ocuparon la alcaldía y, tas forma~ de presión, la comuna que aportaron sus cuadros a la
por medio de la violencia sobre de Maule atribuyó los dos puestos revuelta.
presidentes de mesa y electores, comunales a la derecha, siendo Otra causa fue el acelerado crecí·
se llevaron las urnas. Olvidáronse, que la mayoría es obrera y comu · miento de la población urbana;
empero, de las actas; ello .permi· nista. Donde se pudo vetar .en li· especialmente, en Kingston. La
tió al doctor Girard proclamar le· bertad el PC obtuvo del · 68 al masa desheredada, ubicada en la
galmente el triunfo del PC. Pero 83 % de los votos; donde la reac· ciudad, fue fácilmente ganada por
Brunei suspendió al alcalde, anu· ción procedió sin control, el PC ideas políticas y sociales radicali·
ló la proclamación y nombró una logró del 6 al 10 %. zadas. Esta población ejerció una
"delegación" de tres reacciona· La discusión acerca de la. inde· permanente presión sobre el go·
ríos para administrar la comuna. pendencia o la departamentaliza· bierno central. El 2/5/38 los tra-
Estos señores fabricaron eleccio· ción encontró al PC apoyando bajadores de la gran plantación

791
azucarera de "Take and Lyle" se creado una organización sindical engrosándose la central sindical
declararon en huelga y atacaron a de la cual hizo su reducto perso- del PNP en desmedro de la BITU.
sus patrones. La policía hizo fue- nal y que bautizó con su propio En 1952 había más de 100.000
go, asesinando a cuatro obreros e nombre: "Bustamante Industrial trabajadores sindicalizados, de los
hiriendo a nueve, pocos días des- Trade Un ion". Se nombró su pre- cuales el 50 % pagaba regular-
pués los obreros del puerto de sidente de por vida e hizo dejar mente su cuota sindical; el total
Kingston entraron en lucha y er constancia en sus estatutos que de operarios era de 320.000. La
23 se declaró la huelga general no podía ser removido en sus f un· TUC crecía. Es así que Busta·
en la capital. Se desarrollaron ciones; se instituyó en único mante en 1949 conserva la ma·
grandes movilizaciones callejeras miembro de la comisión de con- yoría parlamentaria por un escaso
que atacaban negocios y tranvías. trol de las finanzas sindicales. margen, siendo derrotado en
La Jepresión fue brutal: ejército Pese a estos manejos burocráti· 1954 ·por el PNP, que recibió el
y policía asesinaron ocho huelguis· cos, la central sindical se trans- 54 % de los sufragios contra el
tas, hirieron a 171 y arrestaron a formó en la más poderosa organi· 38 % del JLP. ·
más de 700, en tanto un navío de zación obrera .de las antillas britá· El PNP tiene una estructura inter·
guerra llegaba a todo vapor desde nicas, agrupando a más de 50.000 na relativamente democrática y
las Bermudas para ayudar a sofo- trabajadores. su base de apoyo es la clase obre-
car la rebelión popular. Otra consecuencia de 1938 fue ra organizada en la TUC, que
La rebelión fue espontánea, care- la fundación del PNP, un partido .provee gran parte de los dirigen-
cía de jefes. Esta situación fue político de liberación nacional. tes partidarios. En 1940 el PNP
aprovechada por un personaje ex· Su fundador fue Norman Manley, se proclamó "socialista" y adhirió
traño, Alexander Bustamante, pa- pariente cercano de Bustamante. al "Congreso Caribe del Trabajo"
ra ubicarse al frente del movi- Abogado eminente, orador sobrio, fundado en 1938. y que, agrupan-
miento popular. Jamaiquino mes- suave y convincente, conciliador, do al conjunto de organizaciones
tizo, había ejercido los más diver- respetado por las clases dominan- obreras de las Antillas Británicas,
sos oficios: organizó a los portua- tes y la administración colonial, adoptó un programa de nacionali·
rios en Nueva York, al tiempo que odia la violencia y el desorden, zaciones de la industria azucarera
se dedicaba a operaciones de bol- pero es animado por una pasión y servicios públicos, reforma agra-
sa y a la usura. Demagogo, fue sincera por las reformas sociales. ria y cooperación agrícola. Al fi.
aceptado como dirigente por un Es un convencido de la colabora· nalizar la guerra esta organización
proletariado que hacía sus prime- ción de clases. El programa del realizó una conferencia en Barba-
ras experciencias políticas. La re- PNP es laborista moderado. Du· dos y el PNP envió de ·represen·
presión llevó a Bustamante a la .rante los incidentes de 1938 Man- tante a un colaborador de Manley,
cárcel, y los huelguistas hicieron ley se ofreció para representar a el joven Ricard Hart, públicamente
de su libertad la primera candi· los huelguistas en las negociacio- marxista.
.ción de su vuelta al trabajo. Con- nes realizadas con la administra· Pero desde el poder Manley y su
seguida esta reivindicación, Bus- ción y la patronal, y lo hizo con partido viran a la derecha. ·La cau.
tamante vuelve a decretar la huel· éxito. Consiguió la libertad de sa esencial es la heterogénea com-
ga general en 1939, movilizando Bustamante, cada vez que su in· posición de clase del PNP: su ala
a más de 50.000 obreros. El go- .quieto primo fue detenido. conservadora surge de la peque-
bernador británico decretó el es- En 1943/4, gracias a la interven- ñaburguesía (comerciantes, pe-
tado de sitio para poder sofocar .ción de Manley y el PNP, el go- queños cai'leros, profesionales) .
las manifestaciones proletarias. bernador abandonó la aplicación .Entre ambos sectores se produje-
Durante la guerra Bustamante fue de los métodos de fuerza y liberó ron choques, preludio de una acti·
internado diecisiete meses en un a Bustamante, otorgando a Jamai- va lucha interior, aunque la nece-
campo de concentración por ha· ca el sufragio universal. En fas sidad de enfrentar al imperialismo
ber incitado nuevamente a la huel- elecciones Bustamante se presen- británico mantiene la cohesión del
ga a los portuarios de Kingston. tó formando el "Jamaican Labour PNP, modificando el equilibrio in·
Otros ·siete líderes obreros sufrie- Party", derrotando a Manley. Ca· terno de fuerzas del mismo. Dado
ron la misma suerte, en tanto Ro- mo respuesta el PNP funda una que Bustamante acusaba al PNP
ger Mais, un escritor, era conde- nueva central sindical, la "Trade -de estar dominado por el comu·
nado a seis meses de cárcel por Unían Council", organizada sobre ;nismo, ·se tomaron de esta excusa
un artículo publicado en Public bases democráticas err oposición .para pretender hacer .pública fe
Opinión, diario del People's Na- a los métodos dictatoriales ins- de anticomunismo. El ala derecha
tional Party, donde enjuiciaba de- taurados por Bustamante. decidió conveniente buscar el apo-
talladamente a W. Churchill y al En el poder el líder obrero, desde .yo, en esta campaña, de los yan·
imperialismo británico. 1945 a 1954 fue implementando ,quis. Intenta formar una nueva
La movilización de 1938 fue el to- un régimen dictatorial, autoritario central sindical y fracasa, pero
que inicial que dio impulso a un y venal, bajo un matiz de dema- obliga a Manley a decapitar el ala
gran movimiento de liberación na- . gogia sindical. que cada vez más .izquierda. Se declara la "caza de
cional y social. Tuvo por conse- adoptaba ideas reaccionarias. Re- brujas" contra los dirigentes sin-
cuencia inmediata ra multiplica- .pudió al marxismo y alabó al im· dicales, excluyéndolos del PNP .
ción de los sindicatos. Desde ju- perialismo británico, posiciones La TUC se solidariza con los ex·
lio de. 1938 Bustamante había que resintieron su apoyo popular cluídos. Tal maniobra priva a

798
Manley de su base obrera y lo ni. Entrenador de caballos, Ci· nización de sindicatos y comenzó
sujeta al campo burgués. Esto lo priani fue oficial en la primera a tomar peso el marxismo en la
lleva a intentar crear la Tercera guerra y defendió a los soldados clase obrera. Estas movilizacio-
Central Sindical, cuya dirección negros contra la discriminación nes de 1937 fueron Hevadas a
confía a su hijo. Inmediatamente, ,racial. En la vida civil se transfor· Barbados por Clement Payne, ami-
Manley Jr. dirige una huelga de mó en líder del Partido Laborista; go de Butler. Hubo allí también
10.000 obreros de las dos más el "capitan" Cipriani formó a mu· luchas insurreccionales organizán·
grandes plantaciones azucareras. chos cuadros obreros; centró su dose los trabajadores azucareros
Luego de estas exclusiones el PNP campaña en la obtención del voto en 1.ma sólida Central Sindical y
eliminó de su programa las nacio· universal. Fue elegido alcalde de un partido socialista. Durante la
nalizaciones, hizo .profesión de Port-of-Spain y miembro de la guerra, Uriah Butler fue confinado
cristianismo y afirmó su postura asamblea legislativa. Al fin de su en un campo de concentración.
anticomunista, contraria a "toda carrera se hizo un poco conserva- En 1947 estalló otro conflicto en
coerción y toda expropiación" dor y su movimiento fue desbor· la zona petrolera. Los huelguistas
Multiplicó las promesas a los ca· dado en el sur, en los campos pe· incendiaron los pozos más impor·
pitales extranjeros. Quiere absor· trolíferos, por organizaciones po· tantes y vaciaron las reservas. El
ber las huelgas a través de un líticas y sindicales de tendencias gobierno decretó el estado de si·
plan de industrialización financia· más radicales, dominadas por la tio e impuso el toque de queda.
do por inversiones yanquis. La clase obrera. la "Oilworkes Union", sindicato
clase obrera, en tanto, va madu· En febrero de 1935 una huelga petrolero de 10.000 adherentes,
rando su posición independiente de corta duración fue seguida por · estuvo mucho tiempo afiliado a la
de toda influencia burguesa y se una "marcha del hambre" sobre Federación Sindical Mundial; alre-
lanza, año tras año, a moviliza· la capital; · el movimiento fue diri· dedor de 1955 la abandonó forza·
ciones y huelgas de gran poder. gido· por un ex lugarteniente de do por el gobierno bajo amenaza
Aún no ha podido resolver una Cipriani, un negro petrolero, Uriah de disolución. Las luchas políticas
continuidad de acción política que .Sutler. Autodidacta, basado en la en Triniaad son muy complicadas
la ponga en condiciones de derro· .Biblia y en Marx, ·tenía una gran por la presencia de la población
tar a su enemigo de clase, pero la fuerza y era un poderoso orador. hindú, que forma el 35 % de la
marcha ha comenzado, y está En 1937 la carestía de la vida, los población. Esta minoría étnica
avanzada. salarios bajos y sobre todo las dis· tiene sus propios partidos, sus
Trinidad. Esta isla ve monopoli· criminaciones raciales llevaron la propios candidatos, religiones, ac·
zados dos tercios de su tierra ara· agitación a los pozos de petróleo. tividad económica (plantaciones
ble por dos plantaciones: "Caoni" La huelga fue acompañada por azucareras, transportes) y es hos-
y "Saint Madeleine". t.xisten cer· ocupación de los centros de tra· til a los nativos. Los dirigentes
ca de 30.000 peones rurales. ,bajo. políticos han traicionado conse-
.La esclavitud marcó poco a Trini· En un mitín en que Uriah Butler cuentemente sus programas. Al·
dad. Los manumitidos colonizaron arengaba ardientemente a los bert Gómez, que fue primer mi-
.el interior de la isla y no fueron a huelguistas, una multitud enarde· nistro como portavoz de la izquier-
trabajar a las plantaciones, _obli· cida, la policía quiso arrestarlo. da, desde el poder se transformó
gando a los terratenientes a im· Se generalizó una batalla que fi. en el hombre de Ja burguesía. To·
portar mano de obra de las Indias nalizó con la expulsión de las do esto hace a la población muy
Orientales. fuerzas represivas y el lincha· desconfiada frente a toda acción
El monocultivo azucarero incide miento de un policía negro, que política electoral. Eric Williams
menos que en las otras Antillas; fue luego redado con petróleo e .intenta organizar un partido a se-
el cultivo del cacao permitió for· incendiado. Cuando la policía vol· mejanza del PNP jamaiquino: de-
mar un pequeño campesinado in· vió a cargar encontró seria resis· .mocrático, que una a todas las
dependiente. Además, se descu· tencia y abrió fuego. Este inci· ,razas, colores y sectas. Ultima-
brieron pozos petrolíferos de im· dente se extendió a las grandes mente este partido comenzó a
portancia, lo que ha permitido _de· ciudades; los negocios debieron aglutinar multitudes. Las contra·
sarrolar en Trinidad una industria cerrar. La ola de movilizaciones dicciones propias habidas en su
superior a la de las otras islas. alcanzó las plantaciones azucare· seno han desatado la lucha de cla·
Estas razones, unidas a la vecin· ras, adquiriendo la lucha la pers· ses por el control del aparato par-
dad de la moderna Venezuela, ha· .pectiva de un levantamiento gene· tidario, pues el proletariado tien·
ce que el trabajador de Trinidad ral. Los amotinados atacaron las de a utilizar este partido como
tome conciencia de su dignidad propiedades e intentaron tomar un herramienta política para la lucha
antes que sus compañeros del ,tren con municiones, ante lo cual por la liberación nacional y social.
resto del archipiélago. el gobierno solicitó el apoyo de la
Hacia 1919 los portuarios de Port· armada británica. Nuevamente los
of-Spain declararon una huelga fusileros de la marina desembar· Conclusiones
obligando al desembarco de fusi· caron en la isla, matando a 14 na·
leros de marinería para controlar tivos, hiriendo a 59 y deteniendo Hemos recorrido el camino a tra·
la capital. La organización sindi· a centenares. vés del cual las Antillas devienen
cal fue liberada por un blanco de ,Como conclusión de la lucha se en lo que hoy son: pequenos esta·
origen corso, el "capitán" Cipria· extendió por toda la isla la orga· dos con economías parasitarias,

799
.pobreza y estancamiento econó- ción, en la medida en que triunfen
mico, balcanizados en múltiples llevan implícita a su vez la liqui· Bibliograffa
status políticos, sometidos de di· dación de la atomización antillana.
11ersas forma al dominio de c1i1a,- El creole como idioma común a Gérard Pierre-Charles: Haití, radiografía
tro metrópolis imperialistas. Vi· todas las islas, similares tradicio· de una dictadura, México, 1969, ed.
mos la expresión del movimiento nes culturales y, fundamental· Nuestro Tiempo.
Gérard Pierre-Charles: La economía
obrero en las.más importantes de mente, una misma condición de .f1aitiana y su vía de desarrollo, México,
estas fracciones nacionales. Esta sometimiento al imperialismo, 1965, ed. Cuadernos Americanos.
situación impone-.a los dirigentes pondrían a la orden del día es- René Depestre: Jean Price-Mars et le
revolucionarios una solución alter- ~rechar los lazos de unión política mythe de la négritude, en "L'homme et
la societé, revue internationale de re·
nativa al actual sistema de opre· entre los explotados de las Anti· cherches et de syntheses sociologi·
sión. Tomando las posiciones más Jlas. ques", N9 7, enero-febrero-marzo 1968,
claras de los dirigentes de los par- la revolución cubana da fuerza a Paris, ed. Anthropos.
tidos obreros antillanos, hay coin· esta posición, mostrando que la Manuel Maldonado Denis: Puerto Rico,
una interpretación histórico-social, Mé·
cidencia en que el estancamiento construcción del estado obrero no xico, 1969, ed. Siglo XXI.
antillano requiere soluciones que es obra de generaciones futuras Daniel Guérin: 4 colonialismos sobre
superen los marcos sociales vigen. sino de esta, porque la crisis final las Antillas, Bs. As., 1959, ed. Pa·
tes y que culminen en la construc- del imperialismo se da hoy, ya. lestra.
C. Vilas, A. Corten, M. Acosta, l. Duar·
ción de una sociedad socialista. Es por ello que el desenvolvimien· te: Imperialismo y clases sociales en
Este planteo tiene en cuenta, por to del proceso hacia una salida el Caribe, Bs. As., 1973, ed. Cuenca.
ende, el imprescindible papel diri· revolucionaria y socialista se plan· Hugo Sacchi: Albizu Campos y el na·
gente que la clase obrera antillana tea cada vez con más claridad. En cionalismo en Puerto Rico, en "Histo·
ría de América en el siglo XX", Centro
cumple en este proceso. Pero las ese camino está la Confederación Editor de América Latina.
coincidencias terminan cuando se de Estados Obreros Antillanos.
requiere la explicitación de las La idea de unificación politica tie·
formas que adoptará esta lucha. ne su origen en el principio de la
Básicamente tenemos dos poSi· Segunda Guerra. En 1938 se
ciones: realizó en la Guayana Británica un
1) aquellos que, ateniendo a la "Congreso Caribe del Trabajo",
atomización de los países del Ca- que unificó a sectores radicaliza.
ribe y las peculiaridades de sus dos de la pequeñaburguesía y del
situaciones propias, defienden una movimiento obrero. Este congreso
concepción que podríamos llamar pretendió redactar un proyecto
"nacional" de acceso al socialis- federativo, pero la falta de acuer-
mo. Esta posición resalta los as· do de sus participantes lo impidió.
pectes peculiares de cada país y Este mismo congreso se vuelve a
región. De esta forma, la posibi· reunir en 1945 y declara que "na·
lidad de lograr algún tipo de uni· da puede esperarse de las Anti·
ficación que supere la balcaniza· llas si no se transforman en una
ción, sin dejar de considerarse, comunidad socialista".
pasa a tener una importancia de Las masas populares reciben con
segundo orden. Uno de sus prin· alegría todo lo que tienda a unifi·
cipales defensores es Aimé Cé· car la lucha y prepare una even·
saire; este militante comunista tual planificación económica que
sostiene que "la historia no mar- beneficie a los 15.000.000 de se·
cha a una Federación de las Anti· res humanos de la zona.
llas; la patria antillana común a Aunque el debate en el seno de la
todos los pueblos antillanos es una izquierda antillana no ha conclui·
abstracción. Un día, en un por- do, el proceso revolucionario mun·
venir imposible de determinar, los dial -a través de sus formas to·
países antillanos, llegados cada davía empíricas- lo va ubicando
uno por las vías que les son pro- ,con bruscos reacomodamientos en
pias a la plena madurez, llegarán el camino revolucionario, antiim·
a unirse pero no en una Federa- perialista y anticapitalista. Así
ción Antillana sino en una Confe· podemos concluir que asistimos a
deración de Estados Antillanos. la época en que la clase obrera
Pero esta no es tarea de nuestra antillana está pugnando, con ma-
generación''; yor e menor intensidad, pero cier·
2) aquellos que, por el contrario, tamente, por liderar la liberación
defienden la posición de que la nacional y social d.e los pueblos
superación del dominio imperia· del Caribe.
lista, a través de una lucha hacia
el socialismo con los programas
de transición de una a otra situa-

800
El sudeste s casi una redun· naron una postura neutralista,

asiático:
India, Ceilán,
E dancia sostener que
asistimos al entierro
. i ~ definitivo del siste·
~ ma mundial del co·
lonialismo y que millones de seres
humanos, los hombres de color de
equidistante entre los dos bloques
en pugna. La Conferencia de Ban-
dung marcó el apogeo de esta ten·
dencia en la arena internacional y
su prédica en favor de la solución
pacífica de los conflictos aparentó ·
Indonesia Asia y Africa, se han puesto de
pie. Pero ello no implica certeza
tener amplio eco.
Dentro de sus propias fronteras
.

Luis Gerovitch en el rumbo a seguir. nacionales se postulaban vías ori·. ·


Los pueblos que lucharon por su ginales de desarrollo: aparecen
independencia parecían férrea· así el "socialismo hindú", el "so·
La Conferencia de mente unidos tras objetivos comu· cialismo indonesio", el "socia lis·
nes. Sin embargo, muy pronto mo árabe". Es que efectivamente
Bandung marcó el quedó demostrado que no era así: las ideas socialistas habían pe·
los intereses de las capas dirigen· netrado profundamente en los
apogeo de la política tes nativas no coincidieron con las pueblos y el ejemplo de los veci·
expectativas y las necesidades de nos cundía sobre todo a partir de
del neutralismo los cientos de millones de desam· los grandes éxitos económicos··
parados y sumergidos que forma· de la Unión Soviética y fundamen·
internacional. ban las inmensas mayorías de las talmente de China. tan cercana y
naciones recién liberadas. tan similares los problemas por
Las potencias coloniales de Euro· resolver.
pa se vieron obligadas a retirarse, Refuerza esta convicción el apoyo
algunas negociando con habilidad, internacional que les brinda la
otras por la fuerza, pero lo que no Unión Soviética y el P. C. U. S.
abandonaron fueron sus inversio· por intermedio de la línea Krus·
nes en las ex colonias, y sobre chev, a través de sus innumera·
todo apareció dominando la pre· bles viajes por los países de Asia,
sencia del imperialismo yanqui que postula la coexistencia pací·
desplazando a las maltrechas po· fica entre los países de diferentes
tencias europeas, esto es, lnglate· regímenes sociales y la posibili·
rra, Francia, Holanda, Bélgica. dad del tránsito pacífico hacia el
Pero de la Segunda Guerra Mun· socialismo a través de las vías
dial también salía convertida en más diversas. Con enorme entu·
potencia de primera magnitud la siasmo los P. C. adoptan estas
Unión Soviética, y en Asia la Re· posturas y sobre todo los comu·
volución China, junto a las revo· nistas de India, Indonesia y Cei·
luciones vietnamita y coreana, lán, que teorizan alrededor de la
formaba un bloque antimperialista vía no capitalista de desarrollo
y anticapitalista que podría con· ilusionando a los sectores obreros
vertirse en polo de atracción de que dirigen, tras esta imagen
los pueblos liberados. que los acontecimientos dramáti·
Si bien compartían muchos pro- cos demostraran como falsa.
blemas comunes, las diferencias El imperialismo lanzó una gran
culturales, religiosas, políticas, las ofensiva contra el Sudeste asiáti· ·
distintas tradiciones históricas y_ co que no tµvo respuesta, excepto
de lucha y también diferentes es· la del heroico pueblo vietnamita.
tructuras sociales y económicas, El régimen de Sukarno en Indo·
determinaron la marcha por ca· nesia sú'cumbió, mientras que en
minos diversos y aun contrapues· India los sectores reaccionarios
tos y enfrentados. presionaron con éxito logrando ·
Algunos países, dirigidos por re· conquistar las palancas claves del
gímenes reaccionarios y antipopu· aparato del estado. La CIA pudo
lares, se aliaron, atados de pies y ser eficaz allí donde las condicio·
manos, al imperialismo yanqui nes interiores estaban para pro·
fundamentalmente, participando ducir el retroceso. Las burguesías
en los bloques militares, agresi· "nacionales" no dudaron en rom·
vos, que éste iba anudando en per la solidaridad nacional, alián-
medio de la histeria maccartista dose con el imperialismo para re·
de la "guerra fria". primir y seguir explotando a sus
Otros, cuyos exponentes en el Su· propios pueblos. Hasta aquí ta
deste Asiático fueron India, Indo· historia reciente, que por supues·
nesia, Ceilán y Birmania, propug· to no está concluida.
si bien subsiste un ínfimo sector El Partido Nacional
El colonialismo y las luchas nativo capitalista, las empresas
por la independencia extranjeras concentran en sus ma. Indonesio, presidido
nos todas las explotaciones desti·
nadas al mercado mundial. por Sukarno, abre
Indonesia: Desde principios del Un descontento latente comienza
siglo XVII Holanda comenzó a a manifestarse con la aparición de una nueva
ejercer el monopolio del tráfico y nuevos protagonistas. Desde siem-
la navegación entre el cabo de pre hubo rebeliones campesinas perspectiva al
Buena Esperanza y el estrecho de espontáneas y fragmentarias que
Magallanes por intermedio de l'a trataron de oponerse a las exac· movimiento popular
"Compañía General de Indias ciones y violencias de todo tipo a
Orientales", empresa comercial que eran sometidos, pero una y nacionalista.
que traía a Europa productos otra vez pudieron ser sofocadas
exóticos de oriente, principalmen· gracias a la dispersión geográfica
te las tan estimadas especias. y cultural y a la falta de objetivos
Los holandeses llegan a controlar coherentes. Los problemas deri·
los mares indonesios y paulatina· vados de los enfrentamientos re·
mente van ocupando sus territo· gionales (hay que tener en cuenta
ríos más importantes. A fines del que Indonesia está formada por
siglo XIX casi todas las 3.000 is· 3.000 islas) y la falta de comu·
las que forman la actual lndone· nicación lingüística (se hablan
sía están integradas y dominadas 333 lenguas o dialectos, amén
por un verdadero Imperio Holan· del alto grado de analfabetismo),
dés. siguen, aún hasta hoy, en pie.
la economía colonial fue organi· Los comerciantes y artesanos de
zada en base al sistema de planta· Java, frente a la ruinosa compe·
ciones, bajo la dirección de los tencia extranjera, . comienzan a
holandeses, que explotaron y ex- agruparse en defensa de sus in·
poliaron despiadadamente a la po. tereses, surgiendo en 1911 el mo·
blación nativa. Por un lado expro· vimiento "Sarekat Islam", orga·
piaron parte de las tierras perte· nismo político-religioso que ad·
necientes a las aldeas y, por otro, quiere rápido crecimiento al cen-
obligaron a los campesinos a de· trar su propaganda en el naciona·
dicar parte de su tiempo al tra· lismo y en la religión islámica,
bajo de las planta.ciones. dos elementos formidables de uni-
Los productos tradicionales como ficación. Por otro lado, las ideas
la pimienta y la canela van siendo socialistas comienzan a divulgar·
desplazados por nuevos cultivos se por intermedio de n:iilitan_tes
que se destinan para la exporta- holandeses que llegan a Indone-
eión: el café, la caña de azúcar, sia. Bajo la dirección de Sneevliet
el índigo y el tabaco son los do· se crea en 1914 la Unión Sccial·
minantes durante gran parte del demócrata, que cambia su nom·
siglo XIX. bre por el de Partido Comunista
con e.1 desarrollo de capitalismo en 1920. El núcleo central estaba
europeo y las nuevas necesidades formado por estudiantes e intelec-
derivadas de ello Indonesia entra tuales junto a pequeños grupos
lff mayor medida en el sistema de obreros. La clase obrera era
~ mercado mundial, producién· de reciente formación y su por·
6e profundas modificaciones en centaje con respecto al conjunto
fJJtipos de cultivo. A principios de la población, en su gran ma·
dlf este siglo el caucho y la pal- yoría can:ipesina, era ínfimo.
tiera aceitera ocupan el primer A pesar de su juventud e inexpe·
• r de las exportaciones y co· riencia política la clase obrera co-
"'1énza a desarrollarse la minería: menzó a desplegar un intenso di·
llÍ$ ricos yacimientos de estaño namismo social y político, influida
$1 a convertir a Indonesia en uno por las ideas socialistas y comu·
* :los primeros productores mun· nistas. A comienzos de la década
dfáles y gracias a su petróleo se del veinte se organiza el moví·
formará la poderosa sociedad an· miento sindical en las ciudades
glo-holandesa Royal Dutch Schell . . más importantes entre los secto·
Las inversiones de capitales . mo- res más avanzados de un proleta·
nopolistas llegan a cubrir todos . riado ocupado en actividades ter·
los poros vitales de la sociedad; ciarías: transporte, empleados de

802
Tan Malaka: Discurso ante el Cuarto Congreso En 1965 la
de la Internacional Comunista
revolución indone,sia
... "Quiero referirme ante todo, a nuestras eperiencias en las
Indias holandesas, donde hemos trabajado con musulmanes. En sufre un tremendo
Java tenemos una gran asociación en la que participaban mu-
chos campesinos muy pobres, la "Sarekat Islam" que contaba, vuelco. El ejército
entre 1912 y 1916, alrededor de un millón de miembros, incluso
puede ser que llegara a los tres o cuatro millones . . . Hasta 1921 da un golpe
hemos trabajado con ella ... . conseguimos que la 'Sarekat Islam'
adoptara nuestro programa. La Liga hacía también propaganda derechista, y 250. 000
en los pueblos por ·consignas como 'control de la producción'
y 'todo el poder a los campesinos pobres, todo el poder a los
proletarios'. Así, la Sarekat Islam hacía la misma propaganda
comunistas fueron
que nuestro P. C., salvo que a menudo la hacía en otros términos.
Pero en 1921 se produjo una escisión a consecuencia de una torpe muertos, y otros
crítica contra los jefes de la Liga. El gobierno explotó esta esci-
sión por .intermedio de sus agentes en la S. Islam ; explotó también cientos de miles
la consigna del 11 Congreso de la l. C. sobre la lucha contra el
panislamismo. Les dijo a los campesinos: 'Ya véis, los comu- encarcelados.
nistas no sólo quieren escindirus, sino que quieren destruir vues-
tra religión.' Para un simple campesino musulmán era demasiado.
El campesino se decía 'Yo he perdido todo en el mundo, ¿debo
perder también el cielo? ¡Eso no!' Los agentes del gobierno han
explotado muy hábilmente ese estado de espíritu y hemos tenido
la escisión . . . Los miembros de la S. l. creen en nuestra pro-
paganda y están con nosotros hasta con el vientre -como dice
una expresión popular-, pero sus corazones permanecen pren-
didos de su S. l., de su cielo. Porque nosotros no podemos darles
el cielo. Y esta es la razón de que hayan boicoteado nuestras
reuniones y nos veamos en la imposibilidad de hacer entre ellos
ninguna clase de propaganda. . . porque el Islam lo es todo para
el musulmán. No solo es la religión, sino el estado, la economía,
la alimentación y todo lo demás. Así, el panislamismo es act'ual-
mente la fraternidad de todos los pueblos musulmanes, la lucha
de liberación, no solo del pueblo árabe, sino del pueblo indos-
tánico, del javanés, de todos los pueblos musulmanes oprimi-
dos. . . Debemos apoyar la guerra de liberación de 250 millones
de musulmanes, muy activos y muy combativos, contra las poten-
cias imperialistas."
Tan Malaka: InteTvenciófl ante el cuaTto CongTeso de
la · Internacional Comunista - 1922.
Tomado de: Claudin, Fernando: La cri.rU del movimiento comunista..

804
806
comercio, actividades intelectua· mina con la represión contra los
Los generales les, etc.; más lenta es la incor· obreros y sus dirigentes, empu·
poración de núcleos trabajadores jándolos a buscar nuevas formas
Nasution y Suharto de las plantaciones y de la indus- de lucha contra el poder holandés.
.,_arriba-, cabezas tria del azúcar . Bajo la dirección de los comunis·
No tardan en estallar huelgas en· tas, a fines de 1926, estallan in·
visibles del golpe de tre los ferroviarios, tranviarios, surreciones armadas en Bantam
gráficos, bancarios y azucareros, y Batavia (la actual Yakarta), don·
estado que derribó que son severamente reprimidas
y encarcelados sus dirigentes, la
de con gran decisión, y debido al
factor· sorpresa, los insurgentes
a Sukarno. mayoría comunistas.
En esta época el recientemente
toman la central telefónica du·
rante algunas horas. Esta tentati·
Abajo: comunistas creado Partido Comunista estaba va fracasa: ma.1 organizada y sin
orientado y dirigido por la •nter- tener mucho en cuenta las candi·
presos trabajan en la nacional Comunista, cuyas direc· cio11es existentes en la sociedad
tivas estaban muchas veces lejos indonesia, los holandeses pueden
huerta del penal de poder ser aplicadas en una controlar nuevamente la situación.
realidad nacional muy mal cono· El aislamiento del P. C. fue una
donde han sido cida. La incomprensión del moví· de las causas más importantes
miento nacional-religioso que se de esta derrota de la clase obre·
confinados. estaba desarrollando contra el co· ra. Los dirigentes y activistas
lonialismo llevó al P. C. a come· obreros y sindicales fueron ejecu-
ter errores que lo condenaron al tados o deportados a los campos
aislamiento. de concentración de Nueva Gui-
Dentro del movimiento "Sarekat nea por millares y los detenidos
Islam" había un ala zquierda dis· fueron más de trece mil. El P. C.
puesta a luchar junto a los comu· fue declarado fuera de la ley, per-
nistéls pc;r la liberación social, pe· diendo los sindicatos toda influen-
ro la condena indiscriminada que cia entre las masas proletarias por
hacían éstos del islamismo, ta· largos años.
chándolo de reaccionario sin ver La crisis mundial de -1929-30 re-
el significado antiimperialista y percutió particularmente en la de-
revolucionario de un sector impor- pendiente economía indonesia y
tante del mismo, lo hacía impo- por ende en sus sectores más des-
tente para tal propósito. Final· protegidos. La desocupación obre-
mente, en 1921,. la "Sarekat Is· ra a·dquirió niveles inusitados, so-
lam" decide romper con los comu· bre todo en las plantaciones e in-
nistas, aprovechando hábilmente genios azucareros, donde junto
los sectores reaccionarios y na· con el caucho fueron los sectores
cionalistas burgueses del mismo más afectados. De 178 ingenios
esta circunstancia para llevar ade- ázucareros existentes, 140 fueron
lante una campaña anticomunista cerrados, al igual que muchos
en el seno del pueblo con cierto productores de té.
éxito. Los desocupados volvían a sus al-
Sobre todo permeable a esta pro· deas de origen" con las que siem·
paganda fueron las masas campe- pre. mantuvieron estrechos con·
sinas, profundamente religiosas tactos, reduciéndose así aún más
postergándose así la posibilidad el número del proletariado con
de comunicación entre lo que era cierta experiencia política y sin-
el corazón de Indonesia y las ideas dical. ·
y la organización del proletariado. Toda esta década está signada
Los esfuerzos de algunos dirigen- por el avance del movimiento na·
tes comunistas para revertir esta cionalista que lucha por la inde·
situación -uno de cuyos voceros pendencia. El surgimi1mto del Par-
fue Tan Malaka, vigoroso crítico tido Nacional Indonesio, presidido
de la incorrecta línea del P. C. por el joven Sukarno, abre una
y de la l. C.-, no tuvieron mayor nueva perspectiva al movimiento
eco. popular. En su programa procla-
Mientras tanto, las persecuciones ma la independencia total y la for-
desatadas contra los comunistas mación de un gobierno democrá-
y las organizaciones sindicales en tico, prestando especial atención
las ciudades no hacen más que a los problemas sociales y cultura-
generar el descontento de las ca· les. La audiencia que va adqui-
pas populares. Cada huelga ter- riendo le vale persecuciones y
808
Pese a su indiscutida
capacidad
organizativa, el
Partido Comunista
no llego a detener el
golpe militar.

809
cárceles para sus dirigentes, espe-
cialmente para Sukamo, que, lue-
tancias entre las islas del archi·
piélago fueron aprovechadas por
Arriba: milicias
go de varias detenciones, final-
mente es desterrado.
los holandeses para tratar de neu·
tralizar a los jefes nacionalistas
femeninas indonesias.
En vísperas de la Segunda Guerra
Mundial las Indias Holandesas
formando estados autónomos. La
confusión y el descontento ere·
Abajo: el presidente
afrontan una crisis total, debido a cían por todas partes. En este Sukarno y Nehru en
la fortaleza del movimiento eman- clima en Partido Comunista, re·
cipa~. les holand~es, impoten- ~rganizado luego del fracaso de la Conferencia de
tes para detenerlo, se ven parali- .1926, se lanza a una insurrección
zados cuando los ejércitos alema- en setiembre de 1948 que aparca Be/grado, en 1961.
nes ocupan Holanda. a Sura~arta y Madium en Java.
En Asia Japón se lanza a una poli· Sin una valoración acertada de la
tica expansionistá y sin grandes coyuntura, no es oído por los
dificultades ocupa Indonesia en campesinos, a quienes esperaba
febrero de 1942. arrastrar. Sin ubicar al enemigo
Si bien con la entrada . de los ja- fundamental, en momentos en que
poneses Indonesia no hace más arreciaba la ofensiva holandesa.
que cambiar de dueño, el movi- denunció a Sukarno y Hatta como
miento nacionalista logra ir con- "traidores fascistas japoneses".
quistando posiciones políticas de· Hatta, que en ese momento se
cisivas. Son liberados los presos encontraba al frente del gobierno.
políticos y miles de indonesios pa- fue el encargado de aplastar la in-
san a ocupar cargos directivos en surrección. Nuevamente miles de
el aparato del estado, que ante- comunistas fueron asesinados o
riormente tenían vedado. Esta si- reducidos en campos de concen·
tuación es aprovechada por los lí- tración. Musso, secretario general
deres Sukarno y Hatta, que táci- del P. C., encabezó la lista de
tamente llegan a acuerdos con los mártires. Hasta 1951 no consi·
japoneses para organizar un ejér· guió el P. C. restablecer sus or·
cito indonesio. ganizaciones y obtener su lega·
La capitulación del Japón precipi- lidad. ·
ta los acontecimientos. El 17 de Indonesia emergió en 1949, tras
agosto de 1945 Sukamo proclama años de explotación y guerra, con
la independencia de la República grandes dificultades. Las destruc·
de Indonesia, que no es aceptada ciones y la parálisis de la produc·
por la antigua potencta coloniaL ción, así como la falta de personal
De 1945 hasta 1949 se desarro· técnico y capitales nacionales, la
llan negociaciones entre los indo- colocaban a merced de los capi·
nesios y l0s holandeses, interrum· tales extranjeros.
pidas constantemente por conflic- Con la independencia también se
tos armados entre las partes. En abrió un nuevo capítulo en la his·
diciembre de 1948 Holanda rom· toria de la clase obrera y del sin·
pe la tregua, bombardeando la dicalismo. En la lucha armada
ciudad de Djokjakarta y detenien· contra los holandeses, pequeños
do al presidente Sukamo. La lucha grupos de militantes obreros par:
se intensifica organizáP1dose la re- ticiparon con el "ejército obrero"
sistencia por medio de guerrillas {laskar Buruh Indonesia} y el
en el interior del país, mientras "Frente de trabajadores" (Barisan
que la presión internacional obliga Buruh Wanita). De sus participan·
a nuevas negociaciones. Finalmen, tes salieron los nuevos cuadros
te, eia diciembre de 1949, Holan- sindicales que dirigieron al movi·
da transfiere la soberanía al es- miento obrero en las nuevas lu·
tado Indonesio. chas reivindicativas, especialmen·
En estos cuatro años de lucha te en los años 1950 y 1951 esta·
Holanda trató por todos los me· liaron grandes huelgas obreras, di·
dios de desmembrar el territorio rígidas contra las empresas im-
indo.·.esio, apoyándose en secto- perialistas.
res !;eparatistas y autonomistas En .estos primeros años indepen·
que entraron en la escena produ- dientes la clase obrera creció nu·
cie:1do levantamientos contra la méricamente gracias a un modesto
uniciad nacional, pretextando vie- plan de industrialización que se
jas rencillas y diferencias étnicas implementó para satisfacer las
que sin duda existían. Las dís- más apremiantes necesidades del

810
811
país; se pusieron en funcionamien. vación de 1a línea telegrática entre Celebrando la caída
to fábricas de papel, de cemento, ~glaterra e India.
de abonos, imprentas, hilanderías Además de los funcionarios esta· de Sukarno, jóvenes
y otras. Fueron años de organi· tales y oficiales había en la India
zación y fortalecimiento de los sin· miles de ingenieros, técnicos, em- manifestantes se
dicatos, donde los comunistas se presarios y empleados ingleses
revelaron como los más activos que recibían fabulosos sueldos a lanzan a la calle en
impulsores. costa de una tremenda explota·
Las divisiones existentes en la ción. Incluso el más modesto de los d ÍaS de fa matanza
sociedad indonesia se reflejaron los empleados ingleses tenía cua·
· también en la vida sindical, donde tro o cinco sirvientes indios. la de comunistas.
surgieron intentos de crear fede· "misión civilizadora" de Inglaterra
raciones sindicales ·dirigidas por estaba recubierta por un clima de
los socialistas y por · los musul· "misterio y aventura" que enri·
manes, sin mayores éxitos. Los co· quecía las fantasías de muchas ge.
munistas, en cambio, lograron neraciones de occidentales deseo·
agrupar, hacia 1953, 38 sindica· seis d~ develar las claves de tan
tos alrededor de la "Organización fabuloso y lejano país.
Central Panindonesia del Traba- Sin embargo, la historia de la co·
jo" (S. O. B. S. l.), influyendo a Ionización inglesa fue más bien
unos tres millones de miembros una historia miserable.
sobre un total de cinco millones La soci.edad india estaba organiza·
de asalariados agrícolas y urba· da en comunidades, donde predo·
nos. (La población total del país minaba la economía natural, ba·
en esta época era de unos setenta sada en la agricultura y comple·
y siete millones de habitantes.) mentai"iamente en la artesanía y
El SOBSI tenía su fuerza, particu· manufactura comunales. La llega-
larmente, entre los obreros de las da del capi~alismo inglés descom·
plantaciones, petroleros, mineros, puso y destruyó la vieja sociedad
ferroviarios, tipógrafos, portuarios en parte, sin crear en la India una
y transporte. sociedad de tipo capitalista. La
India: Para el Imperio Británico la entrada de mercaderías inglesas
India constituía la "perla más pre- significó una competencia ruinosa
ciada de la corona", motivo de or· para la producción local y terminó
gullo por la perfecta organización por destruir al artesanado hindú.
lograda y ejemplo de lo que debía En poco tiempo el dominio econó·
ser una colonia. De las universi· mico estuvo totalmente en manos
dades de Oxford y Cambridge sa· británicas, apoyándose en prínci-
lían los miles de administradores pes feudales y terratenientes por
que se incorporaban al llamado un lado y en comerciantes nativos
"Servicio Civil", encargado de re· subalternos por otro.
caudar rentas y mantener la "ley El capital inglés financió planta·
y el orden" a la vez que de dirigir ciones de té, caucho, café, etc.,
a una gran burocracia india re· en las que imperaba un régimen
clutada para las tareas menores. cercano a la esclavitud, con la
Y no menos satisfaciones daba el total complicidad de la humanita·
ejército indio, compuesto por la ria Inglaterra; sin embargo, no era
tropa nativa comandada por oficia· aquí donde predominaban los in-
les ingleses y que se había con· tereses monopolistas: su centro
vertido en el principal instrumen· estaba en la navegación, finanzas,
to de la política inglesa en el seguros y en el control del co·
Oriente. mercio y la circulación. En 1862
Estos enormes gastos administra· comenzaron a funcionar los ferro-
tivos debían ser pagados por el carriles en la India; treinta años
hambreado pueblo hindú: anual· después se habían construido
me·nte ascendían a más de veinte 27.000 kilómetros de vías férreas
millones de libras esterlinas. Pero y, en 1913, 54.000 km. Al mis·
esto no era todo: otros gastos me· mo tiempo que crecían los ferro·
nores también eran solventados carriles se impulsaba por todos
por la India, como por ejemplo la los medíos el desarrollo de los
visita a Inglaterra del sultán de cultivos para la exportación: algo-
Turquía con su numerosa corte, dón, yute, azúcar, granos olea·
las misiones diplomáticas ingle· ginosos.
sas en China e Irán o la conser· Con los transportes modernos se

812
814
Vendedores .de caña abría la perspectiva de explotar sa, lideradas inicialmente por el
los recursos mineros: hulla y hie- "Congre5o Nacional".
de azúcar en rro para el consumo interno de El "Congreso Nacional" fue fun·
una débil industria nati\ta que co - dado en 1885 con el auspicio de
Karachi, India. La menzaba a desarrollarse, pese a los ingleses, con ~I objeto de que
los productos ingleses, que goza· los sectores dominantes hindúes
agricultura constituyó ban de todas las franquicias para se reunieran anualmente a discu-
invadir el mercado hindú. En los tir sus problemas y sugirieran a
durante muchos primeros anos de este siglo la las autoridades las reformas a
India se había convertido en el realizar. Fue un comienzo de vida
siglos la piedra prinéipal comprador de mercade· política, y poco a poco dejó de
rías británicas. ser un elemento neutro para con-
fundamental de la Algunos capitalistas indios vieron vertirse en vocero de las aspira·
la posibilidad de instalar indus- ciones nacionales. En 1906 maní·
economía india. trias ligándose con técnicos ingle- testó que su objetivo era el "Sva·
ses. En Bombay aparecieron fá· radj", es decir, la independencia
bricas de hilado y tejido de algo- de la India.
dón. En Bengala la industria del Al finalizar la Primera Guerra
yute tuvo un gran desarrollo y las Mundial, los líderes del "Congre-
fundiciones de acero comenzaron so" esperaban de Inglaterra una
a funcionar en 1907. reforma liberal, pero, lejos de ello,
Con estos intentos de industriali- se encontraron con una política
zación aparecía en las grandes represiva. En efecto, en abril de
ciudades un nuevo personaje: el 1919, en Amritsar, una multitud
proletariado industrial, que al co- desarmada fue baleada por los·
mienzo de la Primera Guerra Mun. ingleses.
día: estaba compuesto por cerca Gandhi había entrado en la escena
de un millón de personas. Esta con un fracaso. Promotor de la
cifra fue aumentando a partir de "no violencia" y la "desobedien-
la guerra al acelerarse el desarro· cia civil" inició un movimiento que
llo industrial autóctono como con· no pudo controlar.
secuencia de las concesiones que 1919, 1920 y 1921 fueron años
·debían hacer los ingleses frente a de mitines, manifestaciones y
una burguesía hindú dispuesta a huelgas que paralizaron al pais.
salirse del control a que se. halla· Millones de trabajadores se incor-
ba sujeta. poraron a la lucha, que no podía
La clase obrera sufrió una inicua ser pacífica, como quería Gandhi.
explotación: fue la barata mano de Estas nuevas experiencias sirvie·
obra hindú la que permitió a la ron a la clase obrera para orga·
industria nacional competir con nizarse. Solamente en los prime
los productos ingleses. Sus con· ros seis meses de 1920 se reali·
diciones de vida no podían ser zaron más de doscientas huelg~
peores: el hambre, las enferme· y surgieron decenas de sindicatos
dades y la mortandad, clásicas por en este período; muchos de ellos
otro lado en la India, se acrecen· no eran sino comités de huelga,
taron en las aglomeraciones ur· que luego fueron desapareciendo
banas. El analfabetismo, el atraso En 1920 se fundó el "Congreso
cultural y las diferencias regiona· Indio de Sindicatos", presidido Por
les y de castas fueron trabas que Lajpat Rai. Su lucha central eri
no permitieron la formación de por conquistar una legis•ación
organismos permanentes de de· obrera, a la vez que proclamaba
tensa de sus intereses hasta fines la paz entre las clases y· deseaba
de la Primera Guerra. para los obreros un progreso mo·
En su primera etapa se realiza · ral y social.
ron algunas huelgas espontáneas En 1927 se reu11ió el Congreso de
en 1905 y 1909 en las fábricas las "Trade U_nions" que, tomando
tex·:iles de Bombay por la reduc· como modelo a sus pares ingle·
ció1 de las horas de trabajo y tam· ses, reunió a 57 sindicatos con ~n
bién hubo luchas en Bengala, ·en· total de 150.000 miembros. Ne.
cabezadas por los ferroviarios. . hacía política, siguiendo el dese" .
La década del 20 fue de grandes de las autoridades, y pretendió ser
avances del movimiento obrero, un " verdadero modeló" de sindí·
coi11cidiendo con explosiones ma· calismo. Pero esto era imposible
sivas contra la dominac.ión ingle· en las condiciones de un país so-

815
metido y expoliado como la India. 41
1nforme sobre las condiciones del trabajo
La actividad política de la clase
obrera y las ideas socialistas, aun· en India" - 1928
que. incipientes, no podían estar
ausentes. Desde 1924 aparecía "Todas las investigaciones tienden a demostrar que la inmensa
en Bombay el periódico "El sccia· mayoría de los obreros de la India no reciben más de un chelín por
día. En las provincias de Bengala, que incluyen la mayor parte de
lista", difusor de la ideología los obreros industriales, los investigadores declararon que hasta
marxista, que tuvo repercusión donde pudieron comprobarlo, el 60 % de obreros estaban reci-
en algunos sectores de la clase biendo salarios de no más de 20 a 35 centavos por día en los me-
obrera. jores casos, descendiendo hasta de 12 a 15 centavos para los
Desde 1926 comenzaron a surgir hombres y 5 a 12 centavos para las mujeres y niños.
organizaciones políticas socialis. . .. Visitamos los barrios obreros en las localidades que estuvimos
tas con formas originales y que y si no lo hubiéramos visto no habríamos pensado que tales in-
aspiraban a representar a los obre. mundos lugares existiesen. . . He aquí un grupo de casas 'alinea-
ros y a los campesinos. Estos par- das' cuyo propietario cobra al inquilino de cada habitación 90
tidos -que se formaron en Ben centavos por mes de renta cada casa, que consiste de un cuarto
oscuro que se usa para todos los .fines, vivir, cocinar y dormir,
gala, Bombay, Provincias Unidas
tiene 9 pies por 9, con paredes de adobe y el techo de tejas suel-
y Punjab- se unificaron en 1928 tas y al frente un pequeño espacio abierto cuyo rincón sirve de
alrededor del Partido Panindio de letrina. No hay ventilación en la habitación excepto por un agu-
Obreros y Campesinos. Estaba in- jero del techo o la que se obtiene a través de la entrada cuando
tegrado por jóvenes y por sectores está abierta la puerta. Fuera del cuarto hay un estrecho canal
de izquierda del movimiento na· que recibe los desperdicios de iodas clases y donde abundan las
cionalista y tuvo un papel muy moscas y otros insectos. Fuera de las casas, en el borde del
importante en los movimientos pedazo de tierra que hay entre las dos 'hileras', existen zanjas,
huelguísticos que se desataron en en algunos casos tupidas por la basura, desechos, y otros desper-
1928. dicios, expeliendo un olor horrible en extremo repelente. No hay
Este año conoció el mayor desa- que decir que estas zanjas son usadas a menudo para las nece-
sidades, especialmente por los niños. . . La aglomeración y con-
rrollo de la organización y comba· diciones antihigiénicas que prevalecen en casi todas partes, de-
tividad obrera: hubo más huelgas muestran la insensibilidad y la negligencia injustificada de sus
que en los cinco años precedentes deberes por las autoridades pertinentes."
y los sindicatos crecían acelerada-
mente. Ejemplo de esto fue la . Congreso de las Trade Unión Británicas - 1928
Tomado de R. Palme Dutt: El problema. de lndio.
combativa Unión Bandera Roja de
los obreros textiles de Bombay,
que llegó a reclutar 65.000 miem·
bros en un año.
El gobierno inglés no estaba dis·
puesto a tolerar a un enemigo tan
peligroso y descargó un golpe de·
cisivo contra lo más avanzado de
la clase ob_rera. En marzo de 1929
fueron detenidos en todo el país
los dirigentes más destacados del
movimiento obrero y condenados
a largas penas de prisión y destie-
rro los líderes políticos y sindica·
les e:l;(perimentados en· estos años
de lucha. La clase obrera, huér·
fana de dirección, tropezó con se-
rias derrotas en los años poste·
rieres a la gran crisis económica
iniciada en 1929, donde toda la
sociedad india se vio envuelta.
En el Congreso un sector liderado
pcr Jawaharlal Nehru estaba en
cierto modo influido por va-
gas ideas socialistas e izquierdis·
tas, pero la dirección efectiva so-
bre las multitudes la ejerció Gan-
dhi sin rivales. Su gran prestigio
recubierto de santidad, sus largos
ayu·,os y el aparente desprendi·
mie:~to de todo lo material, no
podíu menos que -provocar admi·

816
ración ante las masas hambrien· gobierno central se encarga de so- codirigía la "Federación de los
tas. Sus movimientos de "no coo· focar la insurrección, con grandes Sindicatos Unidos".
peración" y "desobediencia civil" dificultades. Recién en 1951 es La situación interna de la India
de 1930-31 y las espectaculares totalmente vencida. El urgente era extremadamente delicada, sin
marchas tuvieron enorme influen· problema agrario por resolver tie- soluciones económicas a la vista
cia en el pueblo indio y durante ne una muy débil respuesta en el para los sectores populares, don-
más de una década el liderazgo primer Plan Quinquenal del go- de la desigualdad reinaba con to·
político e ideológico de Gandhi bierno, que prevé la eliminación da la pompa: el 2 % de la pobla·
fue inconmovible. En este perío· de los intermediarios sin tocar el ción poseía más del 50 % de la
do de no cooperación puso el aspecto de fondo: la propiedad de renta. La efervescencia política y
énfasis en el desarrollo de las la tierra. social iba en aumento y el gobier-
manufacturas aldeanas, despre- El proceso de industrialización se no de Nehru, que se proclamaba
ciando a las industrias modernas vio favorecido en el período de la como modelo de democracia en
y a su producto histórico: la clase Segunda Guerra Mundial y la in· Asia, reprimía con mayor severi·
obrera. Toda su visión se reducía fluencia de los capitales norteame- dad que en el pasado a los mili·
a una vuelta a la vida natural y a ricanos ha pasado a ocupar un tantes populares. En 1950 había
exaltar, en última instancia, el lugar preponderante. La burgue· entre 50.000 y 200.000 presos
atraso secular de la India. sía hindú monopolista, cuyos ex· socialistas, comunistas y sindica·
Las luchas entabladas contra la ponentes son los famosos empo· listas sin juicio alguno, encerra·
dominación británica, dirigidas rios de Tata y Birla, se ha aliado dos en condiciones inhumanas.
por las capas dirigentes hindúes, con capitales extranjeros en la La elaboración de un plan econó-
posibilitaron negociaciones entre fabricación de automóviles y en mico, sin transformar radicalmen-
las partes que conducían a la ·au- empresas químicas. Los capitales te la estructura social, no condu·
tonomía sin modificar totalmente ingleses y norteamericanos siguen ce a los éxitos deseados por el
el orden establecido. La Segunda liderando las inversiones extranje- gobierno del Congreso. Los éxi·
Guerra Mundial aceleró este pro- ras, que en 1948 son superiores tos se realizan en el plano ínter·
ceso y, finalmente, el 15 de agos· al 60 % de las inversiones nacional, donde la intervención de
to de 1947 el país obtuvo la inde· totales. la India en la solución de los con-
pendencia, dividiéndose en dos La clase obrera crece en las nue- flictos de Indonesia, Corea y la
estados artificialmente: la India y vas condiciones de industrializa- guerra de Vietnam, en 1954, le
Pakistán. La partición causó en· ción, pero su número es pequeño confieren un gran prestigio.
frentamientos religiosos, que pro· en relación a la abrumadora ma· Ceilán. La isla de Ceilán, como
dujeron en los primeros meses yoría de la población que vive en parte integrante del Imperio Britá·
independientes más de cien mil pequeñas aldeas. Sobre más de nico, no se diferenciaba sustan·
muertos y el desplazamiento de 300 millones de habitantes que cialmente del resto de las colonias
millones de refugiados, con su tenía . la India en el momento de la del sudeste asiático: gran mayoría
carga de odios que hasta hoy per· independencia no llegaban a 15 de la población rural dedicada a
manecen sin solución. El Partido millones los obreros y empleados una economía de subsistencia
del Congreso salía con un presti· urbanos y su grado de organiza. donde el arroz es el más impor·
gio y una fortaleza indiscutibles, ción seguía siendo muy débil, si tante producto de consumo y gran-
pero se encontraba frente a gra· bien se observaban notables pro- des plantaciones dirigidas por los
vísimos problemas por resolver. gresos en este campo. En 1940 ingleses, que producen para la
Hasta 1947 la Jndia estaba divi· había 195 sindicatos con un total exportación té, caucho, coco y, en
dida en dos partes: la India Britá: de 374.000 afiliados, que pasa· menor medida, cacao, tabaco y
nica, gobernada directamente por ron, en 1948, a ser 726.000 adhe· pimienta. Acorde con las necesi·
los ingleses, y los principados, que ridos a 608 uniones sindicales. dades de la exportación se tien~
ocupaban un tercio del país, don- La clase obrera protagonizó luchas den líneas férreas y se moderni·
de el poder de los príncipes sobre importantes, aumentando consi- zan los puertos. El proletariado
las poblaciones era absoluto. derablemente su participación en que ·se forma en estas activida·
Grandes señores feudales y terra- las huelgas. En 1948 hubo más des y los empleados de las em·
tenientes llegaron a acuerdos con de 1.300.000 huelguistas. presas comerciales y financieras
los líderes del Congreso de inte- El Partido del Congreso trató de son los que impulsan las luchas
grarse a la nueva Ind ia a cambio segui.r manteniendo bajo su tutela por la liberación y la indepen·
de mantener sus viejos privilegios al movimiento obrero a través de ciencia.
y nuevas recompensas económi- su prcpia organización, el "Con· Los partidos obreros que se for·
cas. El descontento del campe- greso Nacional de los gremios de man están integrados al principio
sinado se manifiesta en Telengana la India" (INTUC), logrando la por pequeños núcleos de estudian.
(Haiderabad), donde estalla una adhesión de una parte considera· tes revolucionarios. En 1935 se
rebelión organizada por los comu- ble del movimiento obrero. La funda el Partido Socialista (Lanka
nistas. Forman una especie de oposición a los intentos oficialistas Samaja Party), de tendencia trots·
gobierno campesino basado en co- estaba en manos del Partido Co· kista que adhiere a la Cuarta In·
mités de pueb,los, que realizan una munista , que llegó a dirigir la ternacional en 1941. En 1943 se
reforma agraria expropiando las "Unión Panindia de Sindicatos" funda el Partido Comunista.
t ierras de los terratenientes. El y, eh alianza con otras tendencias, Al terminar la Segunda Guerra

81?
818
1930: la ··111archa de
la sal ... celebrada
contra la dominación
inglesa, configu.ra uno
de los primeros
intentos
independentista.

819.
Gandhi, el comisario Mundial, el movimiento de libera-
ción nacional y las luchas de la
... Louis Fischer, uno de los biógrafos de Gandhi, lo llamó "per- clase obrera comenzaron a con-
sona singular, gran persona, quizá la figura más grande de los vulsionar a la nación. Para frenar
últimos 1900 años". Otros lo compararon con Cristo, Buda y y controlar las luchas del pueblo
San Franicsco. Las afirmaciones de inmortalidad se basaban sobre el imperialismo británico acuerda,
su empleo de la no violencia como un arma política en un mundo con los sectores burgueses ínter·
enfermo de iracundia. El éxito parcial de-su primitiva resistencia mediarios y los grandes terrate-
pasiva, la desobediencia civil y las campañas de no cooperación; nientes cingaleses, conceder la in-
las marchas sin armas contra la policía y las tropas armadas ; las dependencia a Ceilán en setiem -
primeras manifestaciones permaneciendo sentado en la ·calle; el bre de 1947, pasando el poder a
alegre galanteo del encarcelamiento; los ayunos públicos: todo esto manos del Partido Nacional Uni-
era algo completamente nuevo en política, algo inaudito. Cons- ficado, representante de las nue·
tituía un mensaje de esperanza, casi una revelación y lo sorpren-
dente es que parecía dar resultado. . . Era un noble juego que vas clases dominantes.
solo podía desenvolverse contra un adversario que acatara ciertas El Lanka Samaja apareció como el
reglas de decencia común, inculcadas por una larga tradición; de primer partido obrero y el princi-
lo contrario, equivaldría al suicidio en masa. pal de oposición. Bajo su direc-
. .. La India había alcanzado el punto de la independencia no en ción se formaron sindicatos por-
virtud del "ahimsa", sino porque el imperio británico había en- tuarios, de transporte y entre los
trado en una autoliquidación voluntaria. La rueca se conservó empleados de comercio. Su ac-
en la bandera nacional de la India, pero la mística gandhiana no ción fundamental era desplegada
desempeñó papel alguno en la conformación del nuevo estado, entre los sectores más privilegia·
aunque este último continuó rindiéndole tributo de labios para dos de la clase obrera de las ciu-
afuera .
Los subsiguientes conflictos armados con Pakistán y China produ- dades.
jeron estallidos de chauvinismo y una historia masiva que sugi- Agosto de 1953 fue testigo de
rieron que el apostolado pacifista del Mahatma apenas había grandes luchas populares contra
dejado efectos tangibles; y los repetidos y sangrientos tumultos el aumento del precio del arroz.
entre los maharatis y los propios gujratis de Gandhi añadieron que culminaron con la huelga del
un toque amargamente irónico al panorama . día 12; por su masividad y com-
. . . El día que se proclamó la independencia, el 15 de agosto batividad adquirieron un carácter
de 1947, cuando todo el mundo aguardaba su mensaje en esta de verdadera rebelión.
histórica ocasión, se negó a enviar alguno. Los emisarios del go- El primer ministro Sénanayake se
bierno recientemente formado le señalaron que su silencio crearía vio obligado a renunciar, siendo
una mala impresión. Respondió: "Si es mala, dejen que sea así . .. "
Bose anotó en su diario: "Dijo que había habido un tiempo en reemplazado por Kotelawala.
que la India lo escuchaba. Hoy era un persona desprestigiada. Las elecciones de 1956 sirvieron
Se le había expresado que no tenía cabida en el nuevo orden, para demostrar el grado de radi·
donde querían máquinas, marina, fuerza aérea y todo lo demás. calización a que había llegado el
Jamás podía ser parte de eso." movimiento obrero y popular.
. .. Acaso el mayor regalo de Gandhi a su pUeblo haya sido des- Triunfó un frente formado por el
pertar en él, después de siglos de letargo, las primeras manifes- Partido Cingalés de la Libertad
taciones de dignidad. Pero también dio su bendición a las actitu- (Sri Lanka Freedom party), el Lan·
des de sus compatriotas, derivadas de una tradición petrificada, ka Sama Samaja y el Partido Bu-
respecto del sexo, los alimentos, la autoridad paterna, la medicina, dista, llevando a gobierno a Salo-
la industria y la educación ...
... Su poder se está esfumando al paso que mayor número de món Bandaranaike. Llevaba un
personas comprende que, nos guste o no, las ruecas no pueden programa antimperialista y demo·
competir con las fábricas y que el fluido más vital es el agua crático que incluía: proclamación
de grandes diques de irrigación modernos para los resecos cam- de la república independiente de
pos del país. Una vez dicho todo, el Mahatma, en su forma hu- Ceilán (aún formaba parte del
milde y heroica, fue el más grande anacronismo viviente del Commonwealth), supresión de las
siglo XX; y uno no puede evitar la sensación, por impía que bases militares inglesas, naciona·
pueda parecer, de que la India estaría hoy mejor y tendría una lización de las inversiones extran·
mentalidad más-sana sin la herencia gandhiana. jeras, política exterior basada en
A1thur Koestler: Gandhi, el comisario. Tomado de la Revista RAICES. los principios de Bandung, refor·
N9 14, enero 1970, Buenos Aires. ma democrática de la constitu·
ción, de la administración y del
sistema electoral, reconocimiento
de los países socialistas y de los
países afro.asiáticos que luchan
contra la dependencia colonial,
etcétera. A partir de la formación
del nuevo gobierno se desató una
tremenda presión para evitar el
cumplimiento del programa. Los
sectores ligados al imperialismo

820
seguían teniendo sólidas posicio- Los diez principios de la coexistencia
nes en la economía, las fuerzas
armadas y en el aparato del es- Conferencia de Bandug
tado. No obstante, pese a las va-
cilaciones de algunos sectores del. 1) Respeto de los derechos humanos fundamentales, conforme
nuevo gobierno, algunos puntos a los fines y a los principios de la carta de las Naciones Unidas.
2) Respeto de la soberanía y de la integridad territorial de todas
del programa se pudieron cumplir,· las naciones.
como el retiro de las bases ingle· 3) Reconocimiento de la igualdad de todas las razas y de la
sas y ciertas reformas administra- igualdad de todas las naciones, pequeñas y grandes.
tivas, además, se avanzó en la 4) No intervención y no ingerencia en los asuntos internos de· ·
nacionalización de empresas ex· los otros países.
tranjeras y se establecieron rela- 5) Respeto del derecho de cada nación de defenderse individual
ciones con los países socialistas. y colectivamente conforme a la Carta de las Naciones Unidas.
La oposición que desataron estas 6) a) Rechazo de todo arreglo de defensa colectiva destinado a
medidas entre las fuerzas reaccio· servir los intereses particulares de las grandes potencias, cuales-
narias desembocó en el monstruo- quiera que fueren; b) Rechazo de toda presión que una potencia, .
cualquiera que fuere, intente ejercer sobre otra. 1/
so asesinato de Bandaranaike. 7) Abstención de actos o de amenazas de agresión o empleo de la !·
fuerza contra la integridad territorial o la independencia política 11
La conferencia de Bandug de un país. 1
8) Arreglo de todos los conflictos por medios pacíficos, tales co-
mo negociación o conciliación, arbitraje y arreglo ante tribunales,
1 18 de abril de así como otros medios pacíficos que podrán elegir los paises in-
1955 se reunían en teresados, conforme a la carta de las Naciones Unidas.
Bandung los repre· 9) Estímulo de los intereses mutuos y la cooperación.
sentantes de los paí· 10) Respeto de la justicia y de las obligaciones internacionales.
ses de Asia y Africa Bandung. abril 24 de 1955.
recientemente liberados del yugo
del colonialismo. Irrumpían así en
la arena internacional los pueblos
hasta ayer despreciados y expolia·
dos por los Imperios coloniales.
Sobre el filo de la "guerra fría"
entre el mundo capitalista y el
mundo comunista aparecía con
gran entusiasmo una vasta gama
. de países "neutralistas" que ve·
nían a alzar su voz en pro de la
solüción pacífica de los problemas
internacionales y dispuestos a de-
sempeñar un papel positivo y ac·
tivo a la vez que equidistante en·
tre 'los dos grandes bloques en
pugna. Para muchos nacía un
"Tercer Mundo" y durante casi
diez años el "espíritu de Ban·
dung" flotó sobre un espacio car·
gado, aparentando una mediación
casi imposible de lograr.
De todas maneras, un viejo mun-
do se derrumbaba. Las ilusiones
del imperialismo alemán, italiano
y japonés de desplazar a las vie-
jas potencias coloniales de Europa
quedaron enterradas en los cam·
pos de batalla de la Segunda Gue-
rra Mundial, y de aquí no salieron
mejor paradas Inglaterra, Francia
y Holanda, derrotadas por la lu-
cha de liberación nacional de los
pueblos colonizados afro-asiáticos.
De las 51 naciones firmantes de la
Carta de la O. N.U., en 1945, pa·
saron a integrar este organismo,
en 1962, 60 nuevos países que

821
conquistaron su independencia cinco principios de "coexistencia Dos aspectos de la
política en este breve lapso. Pero pacífica" o "Pan Shila": 1) mutuo
quien realmente trata de ocupar respeto por la integridad territo- campaña política del
el vacío producido es el imperia· rial y la soberanía de cada uno;
lismo norteamericano, que, con 2) no agresión; 3) no ingerencia Mahatma Gandhi:
nuevos métodos, se convierte en en los asuntos internos; 4) igual·
el líder efectivo del mundo capita· dad y beneficios recíprocos; 5) arriba, una de las
lista y gendarme de lo que con coexistencia pacífica.
gran pompa denomina "la civili· Estos cinco puntos, tan caros a marchas por él
zación ocidental y cristiana", de· Nehru, fueron el centro de las dis·
fensora del "mundo libre" y la cusiones de la Conferencia de encabezada es gaseada
"democracia". El triunfo de la Bandug, iniciada el 18 de abril de
Revolución China coloca al impe· 1955 con la presencia de 29 paí- por la policía
rialismo yanqui ante una realidad ses independientes de Asia y
insoslayable, y a partir de este Africa y delegaciones· de Marrue· británica ( 1942).
momento su participación directa cos, Argelia y Túnez, colonias
en los asuntos del Extremo Orien· francesas aun, en calidad de ob· Abajo, Gandhi
te se toma abiertamente agresiva. servadores.
En 1950 comienza la guerra de Fue necesario vencer muchos es· acaudilla una
Corea y en los años posteriores collos para tratar de conciliar las
los Estados Unidos imponen una opiniones encontradas de una reu· manifestación.
serie de pactos militares a los nión tan heterogénea. La presen-
regímenes corrompidos y entre- cia de países anticomunistas li·
guistas de Asia: en 1951 se firma gados a los pactos militares del
un tratado de defensa mutua con imperialismo como Etiopía, Filipi·
Filipinas primero; se firma un tra· nas, lrak, Irán, Liberia, Pakistán,
tado de paz con Japón y luego los Siam y Turquía junto a un bloque
grandes pactos de SEATO en los de países neutralistas: Afganistán,
que participan Pakistán, Thailan· Egipcio, India, Indonesia, Siria,
dia, Filipinas, y el Pacto de Bag· Sudán, Birmania y otros, además
dad con Pakistán, lrak, Turquía e de un grupo de paises indefinidos
Irán. Por otro lado, el colonialis· y, finalmente, China comunista,
mo francés, que desde hacía años formaron un variado mosaico.
venía sosteniendo una guerra Fueron figuras descollantes de la
cruel contra el pueblo de Indo· conferencia, además de los anfi·
china, caía derrotado definitiva· triones indonesios, los delegados
mente en Dien Bien Phu el 7 de chinos encabezados por Chou En·
mayo de 1954. lai, que asombró a los participan·
En este contexto se vienen reali· tes con su brillante diplomacia;
zando los preparativos de una con- Nehru desplegó una gran activi·
ferencia de las naciones de Asia dad e hizo su aparición en la are-
y Africa. En abril de 1954 se reu- na internacional el líder egipcio
nieron en una conferencia reali· coronel Nasser.
zada en Colombo el primer minis· Se aprobó por unanimidad un co·
tro de Indonesia, Sastroamidjojo; municado final dividido en siete
el de la India, Pandhit Nehru; el secciones que comprendían: 1)
de Ceilán, John Kotelawala; el de cooperación económica; 2) coope·
Pakistán, Mohamed Ali; y U Nu, ración cultural; 3) derechos del
de Birmania, con el fin de discutir hombre y autodeterminación; 4)
un acuerdo conjunto que sirviera problemas de los pueblos depen·
para acelerar la paz en Indochina. dientes; 5) otros problemas; 6)
·Condenaron al colonialismo y se promoción de la paz y de la coo·
pronunciaron en favor de que peración mundiales; 7) declara·
FTancia "declarase su irrevocable ción sobre promoción de la paz y
deseo de conceder una indepen· de la cooperación mundiales.
dencia completa a Indochina". En Además se firmó un documento
la conferencia se discutió además condenando las discriminaciones
la posibilidad de realizar una con· raciales, con una mención espe·
ferencia más amplia. cial para Sudáfrica y otro relativo
Casi simultáneamente, el 29 de a la radioactividad.
abril de 1954, fue firmado un La Conferencia de Bandung marcó
acuerdo entre China e India, refe· un jalón importante en la lucha de
rente al comercio y al transito por los pueblos humillados y expolia·
el Tibet, en el que se adherían a dos por el colóniaismo, por borrar

822
823
las secuelas derivadas de este. El estuvo interesada en beneficiar a Gandhi en 1915. Sus
tema central implícito era el del los sectores más poderosos del
atraso económico y la búsqueda campo, transformando a los terra· movitnientos de "no
de caminos para superarlo. Tras
el vago "espíritu de Bandung" se
tenientes "feudales" en produc-
tores de tipo capitalista. Otras . , '' y
cooperacion
trataba de enmascarar una contra- capas altas y medias dei campe·
dictoria realidad social que no po· sinado también obtuvieron am- "desobediencia civil"
día ser superada por medio de plios beneficiJs, mientras que pa·
una lenta "evolución". Las "bur- ra la gran mayoría del ·campesi- tuvieron enorme
guesías nacionales", convertidas nado nada había cambiado. La
en clases dominantes de los nue- agricultura continuó siendo semi- influencia en el
vos países, no pudieron ni quisie- natural y su producción no podía
ron enfrentarse con el imperialis- aumentar: los obreros agrícolas y pueblo indio,
mo, que seguía explotándolas, y los campesinos pobres permane-
tampoco eliminaron totalmente a cían inactivos gran parte del añc, consolidando el
las viejas clases explotadoras na- por falta de tierra y ocupación.
tivas; por el contrario, se aliaron En el terreno de la industria se liderazgo político e
a ellas en muchos casos, formando crearon empresas controladas por
nuevas clases, más modernas y el estado en aquellas áreas donde ideológico del
dinámicas, adaptadas a la nueva el capitalismo nativo no podía in-
situació:1. Diez años después de tervenir, por las costosas ir.ve'', :e Mahatma.
Dandun;; les viejos líderes "pro- nes que requería1 Con préstame:::
·'·resistas" habían sido sucedidos de los Estadcs Unidos, la Lhi6-,
natural o violentamente, por los Sovititica e Inglaterra se de:;;B~rc
"realistas", que aceptaban las re liaron industrias de base estaic. ie:;;
glas de juego de una nueva situa que sirvieron para impulsar el cre-
ción internacional. cimiento de los monopolios nacio·
nales y extranjeros, que contaron
con el apoyo y la más absoluta li·
India - El camino bertad para seguir dominando los
resortes fundamentales de la eco·
"socialista" de Nehru nomía.
El Partido del Congreso, dirigido

1)
esde 1929 quedó por estos sectores dominantes, e'"
inscripto en el Pro- mascaraba bajo la etiqueta de
grama del Partido "socialista" la construcción del
del Congreso el capitalismo en la India. Esta de-
"principio socialis- liberada confusión terminológica
ta". Puesto allí superficialmente, influyó en amplios sectores de la
no tuvo mayores consecuencias. clase obrera y del campesinado,
El propio Nehru reconoció que se a quienes el Partido .Comunista
"adoptó esa resolución sin haber pretendía dirigir. La autoridad
meditado mucho en ella, y la ma- del Congreso, toda su tradición
yoría (del Comité Ejecutivo del política fueron determinantes en
Congreso) no se dieron cuenta de el resultado de las elecciones r~ali·
lo que hacían". zadas en 1957, donde si Congre·
Ya en el poder, desde 1954 se so obtuvo la mayoría absoluta en
comenzó a proclamar oficialmen· casi todo el país, con excepción
te que el objetivo era alcanzar una del estado de Kerala, donde triun·
sociedad de "tipo socialista", a fó el Partido Comunista. Todavía
través de una serie de planes quin- en 1956 el P. C. sostenía que "el
quenales. gobierno de Nehru sigue una poli·
El primer plan lanzado en 1951 se tica favorable sobre todo a la gran
concentró principalmente en la burguesía hindú, a los terratenien·
agricultura, pero la timidez de sus tes y a los monopolios extranje-
objetivos no vislumbraba una so- ros", pero las cordiales relaciones
lución integral al problema secu· de la India con China y la URSS,
lar del hambre en la India. Al con- las visitas efectuadas por los di·
trario, los débiles resultados obte. rigentes soviéticos y chinos a In-
nidos en la mayor productividad dia y los constantes elogios a la
no lograron compensar las ere· política de Nehru, sumados a la
cientes necesidades producidas ayuda económica prestada por la
por el aumento de la población. URSS, colocaron a los comunistas
La política agraria del gobierno hindúes ante contradicciones difí·

824
825
ciles de resolver. El flanco ínter· Discurso pronunciado por Sukarno ante el Sexto
nacional, tan caro a la política del
P. C., quedaba en manos de Congreso del Partido Comunista
Nehru sin oposición posible de de Indonesia - Setiembre de 1959
su parte y los colocaba en una si·
tuación embarazosa si enfrenta· " ... Sí, Hermanos, probablemente yo soy el único presidente
ban abiertamente a la política in· en el mundo de un estado que no es llamado socialista que asiste
terna del Congreso. a un Congreso del Partido Comunista. ¿Y por qué no, Hermanos?
El gobierno comunista de ·Kerala ¿Por qué no debería yo asistir? Ustedes también son indone-
se propuso fundamentalmente sios, ciudadanos indonesios, luchadores por la Independencia de
aplicar el programa agrario del Indonesia, luchadores contra el imperialismo, y que defienden
Congreso. La oposición desatada esta independencia de Indonesia, Ustedes son los representantes
por los terratenientes contó con la de una sección del pueblo de Indonesia, ustedes son lo mismo que
el resto de nosotros, indonesios. De hecho, yo usaría el prover-
complicida<I del propio Congreso; bio javanés: "Ustedes son mis consanguíneos, ustedes son mis
en conjunto movilizaron al campe· hermanos, y si ustedes mueren, soy yo quien seré el perdedor."
sinado pobre y medio contra el ... Aun si a través de la historia siempre habrá contradicciones
gobierno comunista, que final· de clase, siempre habrá tna lucha de clases, vean el Manifiesto
mente cayó, intervenido por el Comunista, estas contradicciones de clase, esta lucha de clases
gobierno central. que siempre existe, no podemos durante una revolución nacional
agudizar. los conflictos de clases y las luchas de clases dentro de
nuestra Nación. Por el contrario, debemos construir la unidad
El conflicto India-China de todos los revolucionarios, de todas las fuerzas revolucionarias
en una poderosa ola para barrer nuestro principal enemigo, el
y el movimiento obrero imperialismo político y el imperialismo económico .
. . . Estamos haciendo ahora la experiencia de una poderosa Revo-
lución, no sólo en Indonesia sino afuera. Dije que tres cuartas
n octubre de 1959

E
partes de la humanidad estaban ahora en un proceso revolucio-
se produce un inci· nario: la Revolución de la humanidad en la cual 2.000 millones
dente fronterizo en· toman ahora parte por la liberación, por la hermandad· mundial,
1 ~ tre India y China en por una vida decente, por una sociedad próspera y justa. Somos
~ Landakh, en la re· parte de esta gran Revolución y tenemos la tarea de completar la
gión del Himalaya, sin mayores Revolución en el suelo indonesio, en nuestro propio estilo indonesio.
consecuencias. La línea fronteri· ... Me proclamo ·como una "mezcla". Soy una mezcla de tres carac-
za, llamada "línea Mac Mahon", terísticas: soy nacionalista, soy socialista, soy musulmán. . . para
fue impuesta en 1914 por los in· entender esta compleja manera de ser mía, deben recurrir al
gleses arbitrariamente, favorecien· materialismo histórico: yo soy el resultado de la historia. · Soy
do a su colonia, y nunca fue reco· nacionalista. ¡Y cómo podría no serlo! Soy un patriota. ¡Y cómo
nacida por China. podría no serlo! Porque mi nación ha sido colonizada por cente-
nares de años, porque mi nación perdió su independencia por
-En 1962 un nuevo incidente se siglos y siglos, porque mi nación fue uncida a un yugo, insultada,
convirtió en una verdadera gue- oprimida y ni siquiera se le permitía decir su propio nombre.
rra. En el campo del movimiento Tal nación no podía sino dar a luz sentimientos de patriotismo
obrero y de los partidos comunis· y nacionalismo. Y yo nací en tal nación. Y así ustedes deben
tas fue un nuevo detonante en la interpretar mi nacionalismo como résultado de un proceso histó-
creciente ruptura entre las con· rico dentro de nuestra nación. ¿Y a qué se parece mi socialismo?
cepciones sostenidas por los chi· Sí, yo soy el hijo de una nación. ¿Y a qué se parece mi socialismo?
nos y los soviéticos. Mientras es· económicamente explotada y oprimida por el imperialismo ...
tes acusaban a los chinos de no una nación que vivía con dos y medio centavos diarios por per-
buscar una solución pacífica al sona, una nación que comía hoy y no sabía si mañana lo haría,
conflicto, el ejército indio utilizaba una nación vestida de harapos, una nación que vivía en tugurios,
cuyos niños siempre estaban llorando de hambre ... en una pala-
armas soviéticas contra los comu·
bra que vivía en la más absoluta pobreza. Tal nación no podía
nistas chinos. sino estar inspirada por el socialismo. Y yo soy el hijo de ella,
La dirección del P. C. indio, fiel y ella ansía una sociedad justa y próspera, una sociedad en que
seguidora de la política de la cada persona sea feliz, tenga un hogar decente, se vista y coma
URSS, se colocó abiertamente y donde marche bien. Ella no podía ser sino una nación con
, junto a la burguesía india en la ideales socialistas y, además de Indonesia, hay muchas como
lucha contra un país socialista, esta .
abandonando una .Yieja tradición . . . Es por eso que la consigna del PCI continúa siendo: Frente
·¡¡¡ternacionalista, largamente pro· Nacional, y el Hermano Aidit decía repetidamente hace rato
clamada. S. Dange, presidente del que continuamos sobre la base de la lucha por la unidad nacional.
y de verdad es sólo con la Unión Nacional que podemos com-
P. e , le comunicaba oficialmente pletar la Revolución Nacional por una sociedad justa y próspera.
a Nehru: "-El R C. compromete su Decía hace rato que aun si en la Revolución Nacional las condi-
apoyo irrestricto a la poÍítica de ciones de clase existen, la lucha de clases está latente, y que
defe 1Sa nacional y de unidad na· existirán a través de toda la historia como dice el Manifiesto
cio ·,al que Ud. sustenta". S. G. Comunista, no podemos agudizar las contradicciones de clase
Sardesai, miembro del Comité dentro de nuestro propio país. Pero aun si nosotros decimos

826
esto, no quiere decir que no vamos a hacer a los campesinos Ejecutivo del P. C., sostenía:
y los obreros conscientes .de su clase ... Los obreros y los cam- "Nuestra responsabilidad moral
pesinos tienen que ser el motor para realizar una sociedad justa por lá defensa de nuestro país
y próspera. Ellos son el pilar de esta siecdad porque constituyen cuando un país socialista nos ata·
más del 90 % del pueblo y son la base de una sociedad socialista ca es mayor que la de nuestros
de estilo indonesio. Es por eso que nuestro deber es crearles demás compatriotas, no menor.
conciencia de clase. Deben estar conscientes de que cada uno de
ellos tiene una tarea histórica en ese sentido." Es nuestro sincero y ferviente 11~­
mamiento al partido gobernante,
Tomado de la Revista Nueoo. Era, N9 6, julio de 1960,. Buenos Aires. así como a todos los otros par-
tidos patrióticos, que debemos de·
jar a un lado todas nuestras di·
ferencias en esta · hora crucial y
unirnos bajo la común bandera
nacional. La única prueba y con-
sideración del momento debe ser
la defensa nacional". Pero la in·
Sukarno: "Marhaen y Proletariado" fluencia del P. C. chino era grande
entre los comunistas y obreros in·
El pueblo de Indonesia se compone en principio de obreros y dios. Miles de militantes y diri·
campesinos, esto es cierto ... (aunque) existen muchos otros gru- gentes se alejan del P. C. dirigido
pos que no son ni obreros ni campesinos. . . El proletariado lo por Dange, después de agudas po.
forman los trabajadores que no participan de la propiedad de los
medios de producción. Pero nuestra nación está compuesta por lémicas, para organizar un nuevo
decenas de millones de personas que no podemos incluir en su P. C. basado en el maoísmo.
totalidad en el término proletariado. . . Antes he explicado íl mis En el país se desató una tremen-
camaradas por qué uso el término "marhaen" ... ; un día cami- da reacción chauvinista. Se lanzó
naba yo por los campos de arroz del sur de Tjigereleng y me crucé una represión abierta contra los
con un hombre que cavaba la tierra y le pregunté: "Hermano, comunistas, sin diferenciar mati·
¿de quién es este campo?" "Es mío", me contestó. Y, por lo tanto, ces. De nada le valió al grupo de
participaba de la propiedad de los medios de producción, al ser Danjo su posición: dirigentes na·
propietario de ese campo de arroz. "Y el azadón ¿de quién es?" cionales, diputados, dirigentes sin-
"Es mío". "Y estas otras herramientas." "Son mías." "Pero, dicales y millares de militantes
hermano, tu vives en la pobreza." "Sí, soy pobre." Y pensé
entonces: este hombre con toda certeza y claridad no es un miem- obreros y populares fueron encar-
bro del proletariado, es un indigente, un pobre, pero no un celados. El congreso nacional de
miembro del proletariado, ya que no vende su fuerza de trabajo gremios, dirigid~ por el Congreso.
a otro s.i n participar de la propiedad de los medios de produc- aprovecha la sit4aci6n para tratar
ción. Su campo de arroz es de su propiedad, su azadón es suyo,· de destruir la influencia que tiene
su hoz es suya, su rastrillo es suyo. Todo es de su propiedad; la el P. C. en la clase obrera a través
cosecha de su campo de arroz es para su propio uso. Pero sigue · de su Unión Panindia de Sindica-
siendo un indigente, un pobre. No obstante, no forma parte tos. En las zonas obreras el te·
del proletariado; es un pequeño agricultor, un agricultor muy rror reinaba abiertamente. la po·
pobre que apenas si puede subsistir. "Tani sieur'', dije entonces.• licia, junto a banqas armadas or·
No pertenece al proletariado. Entonces, hermanos y hermanas,
le pregunté: "¿Cómo te llamas?" "Soy Marhaen", me dijo. Tuve ganizadas por los partidos dere-
una inspiración: me apropiaré de este nombre; lo utilizaré para chistas, levó a cabo una persecu·
describir al desamparado pueblo de Indonesia. ción implacable contra los que se
Y los pobres indonesios no son un millón ni dos ni tres, sino negaban a entrar en el delirio pro-
que casi la totalidad del pueblo de Indonesia es indigente. ¡Casi vocado por la burguesía y la reac-
todo el pueblo de Indonesia es Marhaen! Es el pueblo pobre, ción dominante.
el pobre campesino, el pobre pescador, el pobre oficinista, el pobre El conflicto con China fue el pre·
vendedor callejero, el pobre carretero, el pobre chofer, todos ellos texto que encontró la burguesía
abrazados por un solo término: "marhaen". india para in'iciar un viraje poli·
SUKARNO tico ·en todos los planos, con la
Tomado de: Peter Worsley: El Tercer Mundo. neutralidad de las masas popula·
res, desviadas las luchas sociales,
provisoriamente, hacia un callejón
"nacionalista" y "antichino. La
política internacional pacifista y
neutralista y el "socialismo indio"
fueron sigilosamente archivadas.

• "Tani sieur": literalmente, un campesino pulga, o sea. un campe-


sio con un pedazo de terreno del tamafio de una pulga.

827
En 1954 Nehru (el '
tercero desde la
izquierda) proclama
que el objetivo de su
gobierno es alcanzar
una sociedad "de
tipo socialista'', a
través de una serie de
planes quinquenales.

828
••

829
Indonesia - Sukarno y el El partido comunista de Indonesio y. los
gobierno de unión nacional empresarios nacionales

"En la economía de Indonesia debe ponerse el. acento principal


ndonesia in depen- en el sector estatal. Pero no deben excluirse la industria y el

1 diente se encontró comercio que se encuentran en manos de los capitalistas naciona-


ante una situación les. Paralelamente hay que librar una lucha consecuente contra
ambigua. La depen- la economía de los imperialistas y los feudales. A los capitalistas
dencia económica nacionales se les debe prestar apoyo y ayuda de tal forma que
seguía en pie y a las viejas em- se desarrollen en unos marcos que no les permitan disponer del
estado. y de la vida del pueblo. La economía individual de los
presas holandesas se han suma- trabajadores también debe recibir ayuda." (Del Programa del
do nuevas inversiones extranje- P. C. Indonesio.
ras, principalmente norteameri-
canas, en áreas claves como pe-. "En la presente etapa los comunistas indonesios no consideran
tró1eo y transportes. En 1954 los peligroso al capitalismo nacional. . . Las calamidades que sufre
capitales extranjeros detentaban el pueblo de Indonesia actualmente no derivan de que exista un
el 96 % de las grandes planta-· gran número de capitalistas nacionales, sino, entre otras cosas,
ciones. La transferencia anual ha· de que un número de capitalistas nacionales, sino, entre otras
cía el exterior de gran parte de la cosas, de que su número es reducido y de la desorbitada prepo-
renta nacional provocaba una san- tencia de los imperialistas extranjeros. Los comunistas están de
acuerdo en que haya ciudadanos indonesios que· prosperen en la
gría que no posibilitaba encarar industria y en el comercio por sus esfuerzos personales, y no
ningún proyecto de transforma- por haberse transformado en intermediarios (agentes) del capi-
ción económica de la sociedad. talismo monopolista extranjero, en hombres dedicados a la co-
El proseguir la lucha por la rrupción o que utilizan métodos burocráticos. La burguesía
liberación nacional estaba, pues, intermediaria, los concusionarios y los capitalistas burocráticos
puesto al orden del día. son elementos antinacionales y, por consiguiente, todo el pueblo,
Frente a la sensación de fra· incluidos los capitalistas nacionales de Indonesia, debe luchar
caso que embargaba a las nuevas contra ellos.
capas dirigentes ante la situación Los comunistas no temen que, en el futuro, auténticos capitalis-
catastrófica en que se debatía el tas nacionales se conviertan en monopolistas. Posiblemente entre
ellos haya quienes sueñen con esto. Pero si los hay .se quedarán
país, surge una esperanza a tra- con sus ilusiones, porque el sol se ha remontado tanto que sus
vés de la explosión popular an· sueños jamás serán una realidad. La correlación de fuerzas en el
timperialista que recorre Indonesia mundo y en el interior del país es cada día más favorable para las
en 1955: manifestaciones, actos, fuerzas progresistas, y esto ha creado unas condiciones en las que
asambleas masivas en las que ya no pueden surgir los capitalistas monopolistas nacionales. Cual-
participan millones de personas, quier esfuerzo en esta dirección chocará con una decidida resis-
reafirman la voluntad popular de tencia." (Aidit - Secretario Gral. del P. C. Indonesio.)
terminar con la expoliación a que ... Puede que haya quienes pregunten: ¿No quiere decir esto que
son sometidos. Los sectores vaci· el P. C. ignora los intereses de los obreros al prestar ayuda y apoyo
lantes del gobierno son arrastra· a la actividad de los industriales nacionales?
En absoluto. Si se mantienen los derechos democráticos, la clase
des y se ven obligados a repudiar obrera podrá defenderse cuando los industriales nacionales se· ex-
la deuda existente con Holanda y tralimiten. Por consiguiente, en el marco de la lucha por la
se nacionalizan algunas empresas liquidación de la economía colonial y por la creación de la indus-
extranjeras. tria y el comercio nacionales, el P. C. I. promueve una línea polí-
Pcr primera vez se realizaron tica que ayuda a ambas partes: a los industriales nacionales, y a
elecciones con sufragio universal obreros.
en Indonesia, en diciembre de Tomado de Revista Internacional, N'I 11, 1963.
1955, donde se ve reflejado el
vigor de las tendencias antimpe-
rialistas; el Partido Nacional In·
donesio, liderado por Sukarno,
obtuvo 8.435.000 votos, y la gran
sorpresa la constituyó el Partido
Comunista, con casi 6.000.000 de
votos, convirtiéndose así en uno
de les más poderosos partidos del
país. Casi 7 .000.000 de votos
obtuvo el Nahdatul Ulama, cen-
trista, y poco más de 6.000.000
el Mashumi, partido religioso con
tendencias derechistas.
El presidente Sukarno, sensi-
ble a la opinión de su pueblo, in·

830
"Los acontecimientos del 12 de agosto de 1953 siste en la necesidad de formar
un gobierno de "unión nacional"
en Ceilán" que refleje a todas las clases so-
ciales, incluida la c;lase obrera por
" ... Los trabajadores de la compañía de autobuses del Sud-oeste intermedio del P. C., como '11edio
se pronunciaron por la huelga; y su patrón, Cyril de Zoysa, uno de de fortalecer el "Gotong Rojong"
los pilares del UNP, se doblegó ante el huracán. Declaró a los (es decir, el principio de ayuda
repr ~esntantes sind.i cales que dejaba a sus obreros libres para mutua); además propone la for-
actuar como quisieran. Por lo tanto era seguro que la mayor
compañía ómnibus de Ceilán no funcionaría el 12. A medianoche, mación de un consejo nacional
nuevo gran éxito popular. Los talleres experimentales de Deura- que asesore al gabinete, integra·
tagoda fueron a la huelga. Desde 1947 no se producía un aconte- ao por los partidos, sindicatos,
cimiento semejante. Se conoció la noticia durante la noche, por organizaciones campesinas, inte·
los volantes del L. S. S. P. . . En Colombo, a partir de la madru- lectuales, ejército, grupos religio·
gada del 12, los dirigentes del L. S. S. P. estuvieron en las calles . . . sos, etc., presidido por el propio
El puerto fue a la huelga. También los talleres ferroviarios de Sukarno. La oposición desatada
Patmolana. Huelga en las fábricas PWD en Kolonnawa. Huelga por estos proyectos proviene fun-
en los talleres madereros Di. . . Las acciones de huelga se iban damentalmente del "Mashumi",
precipitando como una oleada. que conspira abiertamente. Su·
... Sin embargo, al avanzar la jornada cambió la situación. En karno proclama en marzo de 1957
Pettah la policía cargó contra una multitud que se vio imposibili-
tada de dispersarse si hubiera querido y que, de haber podido, la ley marcial y lleva adelante su
con seguridad no lo hubiera hecho. Por fin la gente se defendió proyecto de "unión nacional" con
a ladrillazos y a· pedradas. Cabe notar que las masas, lejos de el apoyo decidido de los comu·
mostrar temor, lucharon con determinación. Fuera de Colombo, nistas.
el cuadro era idéntico. Los trenes y ómnibus estaban paralizados. Todos estos ai'los fueron de du-
No salió ningún camión. Las masas fueron en manüestación por ra inestabilidad política. A las
las calles, lucharon con la policía, obligaron a cerrar a los estable- constantes rebeliones separatis·
cimientos hostiles y detuvieron el tráfico con todo los medios en tas se suman las insurecciones
su poder. . . El gobierno del UNP, tan jactancioso, fue tomado miltares, organizadas por el Ma-
completamente por sorpresa. No podía comprenderlo y se mostró shumi y otras organizaciones de
incapaz para contener el movimiento ... "
derecha, bajo la bandera de la
Tomado de la revista Cuarta IntemaciOMl, año 11, Vol. 11, Nos. 8-10, 1953. lucha anticomunista. El papel de·
sempei'lado por el imperialismo;·
en las múltiples tentativas sin du~
da no fue desdeñable. Los gran·
des intereses económicos que es·
taban en juego y la importancia
estratégica de Indonesia en el
Sudeste asiático la colocaban en
el centro de las preocupaciones
norteamericanas.
Además quedaba pendiente el pro-
blema de Nueva Guinea Occiden·
tal (llamada Irían por los indone·
sios). Antigua colonia holandesa,
no fue transferida a Indonesia a
pesar de formar parte de ésta.
Rica en recursos minerales y de
gran valor estratégico, los cai'lo·
nes de las bases militares holan·
desas y yanquis apuntan al cora·
zón mismo de Indonesia, y de alli
sale el apoyo de los movimientos
separatistas Y. anticomunistas.
El movimiento antimperialista con
el apoyo decisivo del P. C., desa-
ta grandes luchas. El "Comité pa·
ra la liberación de Irían" prepara
una huelga general el 2 de diciem·
bre de 1957; los obreros. y em-
pleados ocupan las grandes em·
presas holandesas obligando al
gobierno a intervenir.
Todas las empresas ocupadas y
las plantaciones holandesas pasan

831
a ser controladas . por el estado La visión que tenía el P. C. l. so·
y los directivos y empleados hó& bre las fuerzas sociales que po· Bibliografía
landeses salen del país. dían llevar a cabo la liberación ·- - -- · - ·· - - - -- - -
Hay que tener en cuenta que,' 1á nacional del imperialismo incluía
Bruhat, Jean: Historia de Indonesia,
diferencia de lo que ocurrió en ' h~ a la "burguesía nacional" en un EUDEBA, Bs. As., 1964.
Ind ia, los holandeses no permitie~ frente amplio en el cual partici· Guitard, Odette: Bandung y el desper·
ron la formac'ión de especialistas paban la clase obrera, el campe- tarde los pueblos coloniales, EUDEBA.
sinado y otros sectores medios. Bs. As., 1962.
indonesios en las distintas áreas Meile, Pierre: Historia de la India,
directivas. Durante el período co- Especial atención le dedicaron al EUDEBA, Bs. As., 1962.
lonial no hubo técnicos, adminis- trabajo con los empresarios na· Mende, Tibor: Indonesia, los hombres
tradores, empleados del aparato cionales, pero la capacidad revo· contra la geografía, Ed. del Pacífico
lucionaria de estos no era más S. A., Santiago de Chile, 1955.
estatal y militares indonesios. Des- Palme Dutt, R.: El problema de India,
pués de la independencia se pro- que un lejano pecado de juventud. Ed. Páginas, La Habana, 1945.
dujo la avalancha por la conquista El 30 de setiembre de 1965 al · Pannikar, K. M.: La India y el sentido
de los cargos, con el resultado de gunas unidades del ejército al común, EUDEBA, Bs. As., 1960.
mando del teniente coronel Un- Ruiz García, Enrique: El tercer mundo,
la formación de una burocracia Alianza Editorial, Madrid, 1967.
monstruosa, ineficaz y corrompi- tung dieron un golpe de estado Varga, Eugenio: Economía y política
da , que se enriquece aprovechan- preventivo para evit.ar un golpe del imperialismo, Ed. Cartago, Bs. As.,
do su función dirigente en el apa- derechista programado para el 5 1959.
de octubre. Las unidades milita- Worsley, Peter: El tercer mundo, Siglo
rato del estado. Esta "burguesía XXI Ed., México, 1966.
burocrática" tuvo un papel nefasto res comandadas por el min·istro Revistas: Problemas de la paz, y el so-
en el retroceso operado en la re- de Defensa, general Nasution, y cialismo, "Revista Internacional" "Mon-
volución indonesia. por el general Suhart9 consiguie· thely Review", 1960/ 67.
ron aplastar el golpe de estado y
se convirtieron de hecho en due-
"Operación Yakarta" ños de .la situación. Hasta aquí
··- - - ·- - - -- - los hechos; luego sobrevino la
masacre. Durante varios meses
1 P. C., a la vez que turbas de civiles armados por el

E apoyaba con todas


sus fuerzas al go-
~ bierno de Sukarno,
con la esperanza de
" llevar hasta el final la revolución
nacional y democrática que debe
ejército se dedicaren a asesinar a
los comunistas, sus simpatizantes
y familiares impunemente. Posi-
blemente nunca se sepa el número
de muertos; las cifras más opti·
mistas son de 250.000; otros sos-
aniquilar al imperialismo y al feu - tienen que hubo 500.000 asesi -
dalismo", encabezaba las luchas nados en esta monstruosa histo·
populares contra las medidas eco- ria criminal.
nómicas que afectaban a la clase El presidente Sukarno nada pudo
obrera y demás sectores desam- hacer para detener los acontecí·
parados: impuestos injustificados, mientos: el poder total pasó a
aumentos de precios y tarifas de manos del ejército y aquél no fue
transporte. Sus luchas por la en- más que una figura decorativa por
trega de tierras~a los campesinos un tiempo.
y por organizar al pueblo frente
a los levantamientos facciosos le
reportó una tremenda popularidad
e influencia. Su capacidad organi-
zativa lo llevó a convertirse en uno
de los más poderosos partidos
co¡nunistas del mundo: llegó a te-
ner más de dos millones de afi-
liados y fue la única fuerza bien
organizada del país. Controlaba
empresas económicas, cooperati·
vas . bancos y poderosos sindica-
tos y organizaciones de masas.
E11 el t-errenc del movimiento CO·
munista internacional, avanzada
ya la polémica chino-soviétici. se
colocó abiertamente del lado chi·
no v fue el aliado más firme y el
so stt'lnedor más entusiasta de sus
tesis.

832
Chile: ·
e
uando habían ter· fue una industrialización global
minado los ecos del sino sectorizada en aquellos ru·
frentepopulismo en bros que hacían a la tradicional
de lbáñez a Chile el movimiento dependencia.
obrero ya estaba El segundo período, que práctica·
Allende virtualmente destrozado. Su orga· mente coincide con la acelerada
nización principal, la Confedera· recuperación de la economía nor·
Fernando Mires ción de Trabajadores de Chile, teamericana después de ta Segun·
estaba dividida en dos gruesos da Guerra Mundial, está signado
sectores antagónicos. Por otra por la neopenetración imperialista
Desde el populismo parte, los partidos obreros no po· en la economía chilena y por la
dían encontrarse en peores con· retoma o desnacionalización de
ibañista hasta el diciones. Uno, el PS, rotundamen · aquellas empresas que el estado .
te fraccionado en dos: el Partido había tomado a su cargo durante
triunfo de la Unidad Socialista de Chile (PSCH) y el los años de la recesión mundial.
Partido Socialista Popular (PSP). Cada uno de estos períodos im·
Popular en 1970 se Otro, el PC, en la clandestinidad plicó un distinto esquema de
y duramente reprimido . alianzas de clases y, en canse·
desarrolla un Fueron precisamente estas condi· cuencia, la implementación de po-
ciones las que permitieron que el líticas también diferentes.
complejo proceso, en desccntento popular en contra del Ei primero de estós períodos coin·
último gobierne radical, el de Ga· cide con la llamada "explosión de
el que las briel González Videla , fuera cana· los sectores medios", los cuales,
lizado pcr la candidatura populis· desde 1920, venían golpeando las
contradicciones de ta del ex general y ex ddador . puertas del estado con reivindica-
Carlos lbáñez del Campo. lnclu· ciones principalmente ocupaciona -
clases se agudizan y sive la fracció:i 171ás gruesa del les. Esta explosión encuentra su
Partido Socialista. el PSP, apoya· principal antecedente en el fenó·
las reivindicaciones ba a Carlos lbáñez del Campo, y meno de la urbanización acelera·
aun más, durante un año formó da, la cual no era complementaria
populares abandonan parte de la combinación de go· de un crecimiento industrial.
bierno. Las presiones cada vez más in·
el plano económico La política de los gobiernos radi· tensas de los sectores medios no
para insertarse en la cales (Pedro Aguirre Cerda, An· tenían ninguna acogida en el lla·
tonio Ríos, Gabriel González Vide- mado "cuerpo oligárquico tradi·
lucha política. la), que logró de manera alterna· cional", representado por una
da subordinar tanto al PC como burguesía en extremo parasitaria
al PS, no puede caracterizarse co- que revertía sus ingresos -deri·
mo lineal. Más bien fueron dis· vados de la renta territorial y de
tintas políticas las que en el plano la apropiación de rlas arcas fisca·
económico y social se llevaron a les- en un consumo dispendioso
la práctica de acuerdo a las dis· y suntuario. De ahí que los sec·
tintas condiciones objetivas exis· tares medios, en frecuentes opor·
te'ntes. Así podemos distinguir dos tunidades, se inclinaron política-
períodos claramente marcados: mente hacia el campo del prole· ·
uno, de 1938 a 1945; otro , de taríado con el objetivo preciso de
1945 a 1952. ganarlos electoralmente para el
El primer período es el llamado cumplimiento de sus reivindica·
por los economistas tradicionales cienes. Pero ello, a su vez, tam·
"de sustitución de importacio· bién trajo consigo una radicaliza·
nes". Tal denominación entrega la ción formal de sus representacio·
idea de que Chile, al igual que nes políticas, especialmente el ·
otros países latinoamericanos, en· Partido Radical, el que, en 1937,
traba en un proceso de industria· con el Pacto del Frente Popular,
lización acelerada. Al respecto hay dejaba en Chile de ser la simple
que tener en cuenta que, si bien ala izquierda del ya vetusto Par·
los requisitos técnicos de una re· tido Liberal.
lativa industrialización se llevaron Pero el gobierno de Aguirre Cer·
a la práctica, ello sólo incidió en da y los que le siguieron, en lugar
aquellas ramas de la producción de acelerar la ruptura con el nú·
que, debido a la profunda con· cleo de la burguesía tradicional,
tracción mundial iniciada en la dé· sellaron una alianza dentro del es·
cada del treinta, no podían ser tado entre ese mismo núcleo y
objeto de importación. Esto es, no precisos segmentos de estas ca·

833
pas medias que, por su papel bu· tanto, netamente internacional.
rocrético y gestor en la economia Sin embargo, una rápida mirada
Escenas de la
pública y privada, entraron en un
rápido proceso de aburguesamien·
al panorama polltico de la época
viene a demostrar que no había
Hrevolución de la
to. Fue notable incluso observar
el rápido enriquecimiento perso·
nada parecido a un fenómeno de
emergencia fascista en Chile. lo
chaucha '~, ocurrida
nal de cuadros políticos del PR
que en algún tiempo lanzaron en·
que sí había, por parte especial· en 1949 en Santiago.
mente del PC. chileno, era una li·
cendidas proclamas antioligárqui·
cas a las masas.
nea política que había de.venido Esta huelga,
en la consideración progresista de
los gobiernos de Aguirre Cerda y
Ríos llevaron a cabo una política
las capas nacionales de la bur· provocada por el
guesía en las que la lucha antim·
basada en los siguientes puntos:
1) captación de los excedentes de·
perialista aparecía no paralela con exorbitante aumento
la lucha anticapitalista, sino inclu·
rivados de la producción semin· so como opuesta a ella. De acuer· de los transportes,
dustrial y agraria hacia el sector
do a esta concepción estratégica
público, lo que implicó una virtual adquirió caracteres
etapista no solo era posible la su-
asociación entre los grupos agro.
bordinación del proletariado a la
exportadores tradicionales y la po- insu"eccionales y fue
burguesía local, sino, además, ne-
lítica económica del estado;
cesaria. la industrialización y el
2) superexplotación del campesi·
nado chileno al permanecer into·
desarrollo en un sentido capitalis· dura1nente reprimida:
ta eran considerados como pasos
cada la gran propiedad latifunda·
ria, requisito básico para asociar
progresivos en el avance de la his· un saldo de 5 O
toria haciéndose tabla rasa con la
económicamente al estado con la
burguesía agraria tradicional; fue
concepción del desarrollo desigual muertos y 5 00
y combinado en virtud de la cual
prohibida la sindicalización cam·
el proletariado de los paises colo· heridos quedó
pesina;
niales y semicoloniales, en razón
3) aumento relativo de los ingre·
del mismo atraso de las relacio· después de una
sos del proletariado industrial, lo
nes capitalistas, puede convertir·
que se vio facilitado por el des·
se en motor de la transformación
semana de luchas
pegue inicial de la infraestructura
tecnológica y la consecuente de· social sin esperar que maduren callejeras.
manda de. fuerza de trabajo; las condiciones económicas.
4) generación de la infraestructu· Pero esa linea de subordinación
ra industrial con la decisiva par· ni siquiera fue consecuente con
ticipación del capital público; ella misma puesto que si esa re·
5) ampliación del personal buro- volución democrético·burguesa,
crático-administrativo del estado antimperialista y antifeudal hubie·
y creación de establecimientos se sido posible, ella precisaba,
educacionales destinados a pre- por este mismo carácter, de la
parar al futuro personal estatal. plena movilización de las capas
Ahora bien, ¿por qué dos partidos campesinas. No obstante, la su·
rle base obrera como el PC y el perexplotación del campesinado
PS no solo cedían lugar en la he· que implicat:la una politica de in·
p,emonía de la clase sino que ade· dustrialización capitalista impidió,
más .apoyaban políticamente a un con la anuencia de los partidos
proyecto que se manifestaba co· obreros, la formación de un blo·
mo esencialmente antiobrero? · que histórico orgánicamente efi·
En primer lugar hay que sei'lalar caz, quedando en consecuencia el
que la polltica frentepopulista es· proletariado librado al más gran·
taba disei'lada según un esquema de de los aislamientos.
esencialmente europeo. Su obje· Explicar la actitud del PS es más
tivo fundamental, según las tesis sencillo. A diferencia del PC, que
del comunista · búlgaro, Dimítrov, nace genuinamente del proletaria·
era generar diques policlasistas y do, el PS nace de sectores de la
poliideológicos que sirvieran como pequei'la burguesia polltica ultra·
contención defensiva ante el arro· rradicalizados durante la recesión
llador avance del fascismo. de los anos treinta. Tal fue su ra·
A primera vista pareciera pues dicalización que, a diferencia de
que el Frente Popular chileno no movimientos políticos paralelos
era más que una prolongación del como el APRA peruano y el ABRA
modelo frentepopulista europeo y . brasilei'lo, adhiere a un programa
que su determinación era, por lo marxista leninista en su forma.

834
835
Vista de la mina
cuprífera de
Chuquicamata. La
gestión gubernamental
de González Vide/a
basó su política de
aumento de la
producción en la
superexplo tación de
los sectores
trabajadores.

836
838
No obstante esa radicalización, la división política de la izquier-
Estimulados por el que permite una gran afluencia da, el avance del imperialismo, el
de cuadros obreros al seno del fortalecimiento orgánico de la bur-
movimiento populista partido prevalecen alternadamen- guesía local y las condiciones po·
te en él concepciones de carácter líticas que impuso Estados Uní· -
de 1952, sectores populista, especialmente en los dos para "ayudar" BConómica·
proyectos de "revolución nacio· mente al país decidieron por parte
campesinos comienzan nal" y "socialismo nacional" que de González Videla la puesta fue-
a ocupar terrenos continuamente levantaba. Más ra de la ley de los comunistas
aun, mientras el PC no formó par· chilenos, acompañada de una fe·
baldíos en las te orgánica del Frente Popular, el roz represión. El PS permaneció
PS, desde un primer momento, multidividido. Y ese fue el caldo
comunas vecinas a las apareció integrando al bloque. Era
evidente que el PC, al aliarse con
de cultivo del ibai'lismo.
Sin embargo, a pesar de la pro-
grandes urbes, el PS, no veía tanto en esta alian-
za una asociación de dos partidos
funda crisis en el movimiento
obrero la experiencia frentepopu-
tratando de resolver obreros sino la forma política que lista dejaba como saldo una serie
asumía la alianza entre el prole- de condicio1 ~s objetivas que per·
sus problemas tariado y la pequei'la burguesía mitirían qJe ia lucha de clases
en Chile. se asentara sobre nuevas bases
habitacionales. Surgen El segundo período, coincidente en el futuro. En síntesis ellas son:
con la postguerra, marca la rein· 1) el incremento del proletariado
así las "ca/lampas", tegración plena del país con el industrial, que justamente por su
imperialismo norteamericano. Y si relación directa con los medios
agrupaciones anteriormente, por el engai'lo mo· de producción se encuentra en
,
espontaneas y sin
. mentáneo de las apariencias so- mejores condiciones para erigirse
ciales, hubiese tenido tal vez al- en vanguardia del resto de las ca-
guna justificación la integración pas proletarias y de los pobres
dirección organizada. subordinada de los partidos obre· en general;
ros en un bloque frentepopulista, 2) la mayor concentración urbana
después ya no había ninguna. So· del proletariado, fenómeno· deri-
bre el soporte del proletariado ha· vado del mismo proceso de indus·
bíase ya formado una burguesía trialízación;
empresarial, fuertemente adheri- 3) la relación directa, no tanto
da al estado y ligada a los secto· con el empresario privado sino
res tradicionales. las compai'lías que con el propio aparato del es·
extranjeras volvían en gloria y ma- tado que tienen los nuevos con·
jestad. Los rasgos pequei'lobur· tingentes obreros, así como la
gueses dominantes en el bloque numerosa servidumbre estatal for-
-habían cedido lugar a rasgos de· mada en esos ai'los, que posibili·.
finitivamente burgueses. Es más tará que cada reivindicación eco-
aun, la propia pequeña burguesía nómica planteada en contra del
le quitaba su apoyo a los gobier· estado asuma un rápido carácter
nos radicales. Los partidos obre· político.
ros comenzaron a sufrir duros re·
veses electorales, especialmente
el PS. Esta crisis de conducción El movimiento obrero
política se manifestaba además
en las continuas querellas entre
y el ibañismo
el PC y el PS, llegándose al ab·
surdo de que en las elecciones in embargo, en el

S
presidenciales de 1946 cada uno .i renacimiento del
de estos partidos se alineaba de- populismo en Chile
trás de una fracción del PR, ter· con Carlos lbáñez
minando el PS, al retirarse el can· del Campo vamos a
didato Alfredo Duhalde del terre- encontrar también un renacimien·
no electoral, por diluirse aun más to del movimiento obrero chileno,
de lo que estaba y llevar a un tanto en sus formas orgánicas
candidato propio, Bernardo lbá· como en sus formas políticas.
ñez, precisamente quien había Las experiencias en los gobiernos
postulado apoyar nada menos que radicales habían dejado al movi·
a la candidatura del liberal Fer- miento obrero sin conducción po-
nando Alessandri, obteniel".do ape. lítica. Ello tuvo su mayor signifi-
nas 12.000 sufragios. cación en la actitud del PSP, que

839
Arriba: González Ley de Defensa de la democracia
(Dictada durante el gobierno de González Videla
Vide/a e Ibánez del en 1948)
Campo, protagonistas La ley de Defensa de la Democracia configura una serie de delitos
de una década contra e~ orden público, estableciendo sanciones contra aquellas
personas que:
"Organicen, mantengan o estimulen paros o huelgas con violación
convulsionada por de las disposiciones legales que los rigen y produzcan o puedan
producir alteraciones del orden público o perturbación en los ser-
los enfrentamientos. vicios de utilidad pública o de funcionamiento legal obligatorio o
daño a cualquiera de las industrias vitales."
Abajo: mientras sus La ley continúa siendo categórica en sus preceptos:
"No podrán declararse en huelga ni suspender sus labores, en
compañeros son ningún caso, los funcionarios, empleados u obreros fiscales, muni-
cipales, de organismos del Estado, de empresas fiscales de admi-
colocados contra la nistración autónoma, de instituciones semifiscales. Tampoco po-
drán hacerlo los empleados u obreros de empresas particulares que
pared, un huelguista tengan a su cargo servicios de utilidad pública. Los que estimulen,
promuevan o sostengan dichas huelgas o suspensiones de labores
es pateado por incurrirán en la misma sanción contemplada en este artículo,
sin perjuicio de declararse de inmediato la vacancia del empleo
policías unifonnados o función o de poner término al respectivo contrato de trabajo."
"Los conflictos del trabajo que se susciten en las empresas o ins-
y de civil. tituciones particulares a que se refiere esta disposición, se some-
terán sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo lQ de la ley
NQ 7295 en primera instancia, al arbitraje obligatorio de un tri-
bunal de tres miembros que tendrá el carácter de árbitro arbi-
trador y que será integrado por un representante de los empleados
u obreros, por otro de las instituciones o empresas afectada y por
una persona designada en cada caso, por el Presidente de la Re-
pública."
Otras dispo_siciones de la ley castigan el sabotaje, el sistema de
trabajo lento o actos ilegales que puedan entorpecer el normal
funcionamiento de las industrias vitales del país. Completa la
ley sus disposiciones con un título que denomina "De la protección
del régimen democrático en los sindicatos y demás organismos del
trabajo." En síntesis, se establece en estos preceptos legales que
modifican el Código del Trabajo, la prohibición de pertenecer a
los sindicatos y, desde luego, ejercer funciones directivas a los
sancionados por la ley y excluidos de los registros electorales.
Tomada de Jorge Barría, Historia. de la Cl!1'.

840
841
entró prácticamente a plegarse al lución de los conflíctos y en la
Carlos lbáñez del populismo, actitud que desde el detensa de los intereses de la cla·
punto de vista de la necesaria in· se trabajadora".
Campo, titular dí: un dependencia de la clase no tenía De esta manera la CUT mostraba
¡ustificación alguna. No obstante,
gobierno esta inserción tuvo la particulari·
cómo las bases obreras más iú·
c1áas aparec1an mucho mas alec-
contradictorio. dad de que, desde el ejecutivo,, cionadas con las experiencias pre-
fueran otorgadas algunas mínimas témas ae subordinación y aisla·
facilidades para que los cuadros miento de la clase que los propios
obreros que ejercían su militancia partidos obreros. Del mismo mo·
en el sindicalismo pudiesen supe· do. as importante destacar algu·
rar el déficit orgánico que habían nos pamnos de la declaración de
traldo consigo las divisiones in· principios de la CUT.
ternas. Así, en el mes de enero tn primer lugar, una nítida posi·
del ano 1953 nacía la Central ción antlcapitalista:
Unica de Trabajadores de Chile, "Que el regimen capitalista ac·
CUT, la más monolítica de las or· tual, fundado en la propiedad de
ganizaciones gestadas por el pro- la tierra, de los instrUmentos y
letariado chileno y aun por el lati· medios de producción y en la ex·
noamericano. piotación del hombre por el hom·
Durante el lapso histórico del go· bre, que divide a la sociedad en
bierno de lbáñez podemos diseñar clases antagónicas, explotados y
tres períodos que marcan los rit· explotadores, debe ser sustituido
mos y el desarrollo del movimien· por un régimen económico y so-
to obrero chileno. Ellos son: cial que liquide Ja propiedad pri·
1) periodo de gestación (1952· vada hasta llegar a la sociedad sin
1954); clases, en la que se aseguren al
2) periodo de ascenso de la lucha hombre y a la humanidad su ple·
proletaria (1954-1956); no desarrollo".
3) período de descenso de la tu· En segundo lugar, su independen·
cha proletaria y encauzamiento cía:
del movimiento obrero en los "la huelga será la expresión má·
marcos tradicionales del sistema xíma de la lucha de las clases
(1956-1958). asalariadas. La Central Unica no
deberá hacer distingos entre huel·
gas legales y huelgas ilegales, por
Período de gestaci6n cuanto es deber apoyar toda lu·
orgánica. 1952-1954 cha justa que persiga mejorar las
condiciones de vida y de trabajo
y que persiga imponer el respeto

F
-,~ s significativo seña· a los derechos y conquistas de
J 1 lar que en sus ori· los trabajadores".
genes la CUT no se Y, en tercer lugar, su sentido uni·
dejó llevar por la tario:
irrac ion a 1id ad po. "La Central Unica de Trabajado·
pulista y mantuvo una línea inde· res tiene como finalidad primor·
pendiente respecto del gobierno dial la organización de todos los
de lbáñez. El consejo directivo na· trabajadores de la ciudad y del
cional, en el año 1953, definía campo sin distinción de créditos
así su posición: políticos o religiosos, de naciona·
"Que en conformidad a sus prin· lidad, color, sexo o edad para la
cipios y estatutos, la Central Uni· lucha contra ·la explotación del
ca no puede tener representación hombre, hasta llegar al socialismo
en los gobiernos, que automática· integral".
mente con haber aceptado el com· Estaba claro que, independiente·
pañero Leandro Moreno el cargo mente de los devaneos oportunis·
de ministro del Trabajo ha dejado tas que habían existido en los par·
de ser miembro de la Central Uni· tidos políticos obreros, entre las
ca de Trabajadores de Chile y bases sindicales sobresalía nítida.
( ...) que la Central Unica, conse- mente una conciencia de clase
cuente con sus principios, man· que intuía la necesidad imperiosa
tendrá con el nuevo ministro las · de la unidad orgánica, la desapa·
relaciones que corresponden a rición del sectarismo, la· fodepen·
una Central de clase. en la reso· dencia de la lucha sindical res·

842
843
pecto a tos gobiernos de turno y, condiciones económicas objetivas actividad sindical. Ello se vio
al mismo tiempo, el definido ca- para ello; dos, apoyarse en los incentivado . por la emergencia de
rácter polítiéo que deberían asu- sectores populares y dar inicio a nuevos líderes sindicales, muchos
mir las luchas del proletariado. un proceso de liberación nacional independientes, carentes de aque·
Esto era tanto o más sobresalien- para el cual no había ninguna llos compromisos que se habían
te no sólo por el apoye multitudi· condición subjetiva dados los lí· gestado con la instítucionalidad
nario qµe recibía la figura de mites de clase, burgueses y pe- durante los gobiernos radicales.
lbát'lez sino porque, además, du- queñoburgueses, del gobierno; Sobresalía con relieves nítidos la
rante su primer año de gobierno tres, continuar con la labor de re· figura del luchador obrero Clota-
por lo menos, éste realizó algunas integración al imperialismo inicia· rio Blest, quien en sus discursos
movidas de índole populista bus· da por el gobierno de González y en sus acciones unía siempre
cando consolidar su apoyo popu- Videla, con ciertos márgenes de la reivindicación sindicalista con la
lar. concesión a su inicial base de apo- acusación sin piedad al gobierno
yo popular. de lbáñez . Fue justamente a raíz
- - --·--- - - - - Juguete de las circunstanc ias más de un discurso de Clotario Blest,
Perí~ de ascenso que portavoz de una política de- que provocó su carcelación, que
de la lucha proletaria finida, lbáñez tomó el último ca- la CUT llamó a un paro general,
mino, llevándose a cabo una des· realmente exitoso, el 17 de mayo
trucción acelerada de los residuos de 1954.
proteccionistas que quedaban des-

Q
uizás dentro de la Pero la lucha librada por la CUT,
·, historia de Chile los de la era frentepopulista (creación si bien no hizo concesiones al go-
dos años transcu · de puertos libres, liberación de bierno de ibáñez, también partía
rridos entre 1954· gabelas aduaneras para los ar· de una clarísima apreciación de
1956 han sido de tículos extranjeros, liberalización los distintos momentos políticos,
los más ricos en la movilización del tipo de cambio, etc.). de la diversidad de correlación de
del proletariado. Las co'nsecuencias de esa política fuerzas que afloraban y del carác- .
Una de las razones que explica de apertura al capital externo no ter de clase del gobierno. En efec-
esta mayor movilización hay que tardaron en prefigurarse en la to, habiendo perdido su· base po-
encontrarla desde luego en la ges- desvalorización monetaria y, por pular de apoyo, el gobierno de
tación de un mando único, en este ende, en la consiguiente inflación. lbáñez se inclinaba notoriamente
caso, la CUT. Pero las razones El índice del costo de la vida au- hacia la derecha política.
principales fueron de carácter po- mentó del 16,75 en 1950. al 83 % La CUT enfrentaba, pues, tres di·
lítico. Por de pronto, la indepen- en 1955. El . salario vital mínimo lemas. Por un lado, mantener la
dencia inicial de la CUT permitió perdía casi el 30 % de su valor independencia de clase del pro·
que, desgastado rápidamente el al pasar de 177 ,2 en 1953 a 103 letariado en su lucha sin cuartel
gobierno de lbáñez debido a la en 1956, según índices obtenidos contra el gobierno de lbáñez. Por
ausencia de una política económi· sobre ta base del salario de 1958 otro lado, impedir la derechiza·
ca definida, la CUT pudiera reco- igual a 100. ción absoluta del gobierne, acu-
ger y organizar el descontento po· lbáñez, huérfano -de toda política sando y combatiendo a los políti·
pular e iniciar un ciclo de expec- económica, no hizo sino restringir cos ultraderechistas que se inser·
tantes movilizaciones. los ingresos de los trabajadores, taban en él aprovechando su am -
La verdad era que el populismo política que fue elevada al rango bigüedad. Por último, medir con
ibañista carecía de toda posibili· "teórico" con la venida a Chile realismo político el grado, la fuer-
dad para plasmar en un _sentido de los tecnócratas norteamerica- za 'y el momento preciso de las
económico. A diferencia de otros nos de la misión Klein Sacks, que movilizaciones a fin de que los
pcpulismos habidos en América ne traían más propósito que alla· "vacíos de goder" que se provo -
Latina y en el mismo Chile en la nar el camino a la expansión del caban continuamente, no pudien-
década de los veinte y de los trein- capital norteamericano. do ser tenadas por una alternativa
ta , que llegaban sobre la ola de Dentro de este marco la lucha popular, fueran ocupados por
movimientos nacionales que per - económica del proletariado ad- sectores gclpistas en constante
mitieron el desarrollo de un mar· quiere notorios relieves. Más aun, acecho, dentro y fuera de las Fuer-
gen de capitalismo interno para el pasaje entre la reivindicación zas Amadas .
terminar generando nuevas frac- económica y la reivindicación po- Como está dicho, fue lograda la
ciones burguesas, el populismo lítica se hace mucho más corto independencia y la movilización
ibañista afloraba en una instancia que antes debido a la ya anotada del proletariado. De la misma
en que el límite de la expansión carencia de política conductora y manera, los políticos ultradere·
capitalista local había sido sobre· a que aún estaban vigentes mu- chistas que se insertaban en el
pasado y el país se encontraba chas reivindicaciones democráti · gobierno fueren rápidamente com-
en un proceso de reintegración cas, entre ellas, la derogació:i de batidos, con mucha más virulencia
plena con Estados Unidos. la ley de Defensa de la Demacra· que el prcpio gobierno. Tal fue
lbáñez, frente a la nueva situa- cia o Ley Maldita, que conjunta- el caso del ministro de Hacienda
cié 1, sólo tenía los siguientes ca- mente con reprimir y clandestini- Jorge Prat , quien presentó un
rr.i r. cs: uno, reinaugurar un pro· zar al PC colocaba gruesas ba- proyecto para dar origen a un fon -
cese de capitalismo nacional, sin rreras al desenvolvimiento de la do de capitalización sobre la base

844
de los ingresos de les trabajado- cia de que el movimiento sindical no que, dentro de los marcos en
res a fin de generar un desarrollo dictara las pautas, e incluso hege- que fue librado, no tenía solución.
capitalista interno apoyado desde monizara, a las fuerzas políticas. Ello no tardó en repercutir en er
el exterior. Y, en tercer lugar, fue Por ejemplo, el 31 de mayo de seno de las mismas organizacio·
evitado el copamiento del estado 1955 la CUT suscribía un pacto nes sindicales. Fue entonces
por las fuerzas golpistas en cier- con las colectividades políticas de cuando quedó demostrada en to-
ne. Como reza una declaración centro e izquierda (Partido Radi- da su magnitud la doble contra·
del consejo directivo nacional de cal, Federación Social Cristiana, dicción de la lucha sindical cuan-
la CUT de fecha l 9 de mayo de Frente Nacional del Pueblo y Par- do no se desarrolla a la par que
1955: tido Socialista Popular) en virtud la lucha política. O "tradeunio·
"La CUT ha tenido que vivir con del cual estos sectores políticos nismo" en el sentido que la mis·
el arma al brazo para impedir la se comprometían a impulsar por ma lucha económica en tanto pide
instauración en nuestra patria de la vía parlamentaria una serie de la atenuación de la cuota de plus·
un régimen de tiranía semejante iniciativas que tradujeran a las le- valía, es que también implica la
al que impera en muchos de nues· yes peticiones de la plataforma de aceptación de la misma explota·
tros países latinoamericanos, aus- lucha de la CUT. ción, o espontaneísmo, lo que
piciado por un grupo de golpistas Por otra parte continuaban las ac - implica que, ante la carencia de
y aventureros que merodean aire· tivas movilizaciones de la clase. una adecuada conducción política,
dedor de La Moneda y que se en- El 7 de julio de 1955, impulsados sea la clase "en sí" la que por
cuentran enquistados en la pro- por las huelgas del transporte fe· sí scla deba tomar la conducción.
pia presidencia de la república, rroviario y urbano, tuve lugar un Y la verdad fue que estos dos ex·
gozando de la confianza del pro- exitoso paro general al que se ple- tremas comenzaron a expresarse
pio jefe de estado y de otros, pa- garon hasta los comerciantes. Es· ante la ineficacia consustancial al
rapetados en estratégicos puestos te paro se dio en un memento sindicalismo para corroer el siste-
en los ministerios y muchos pues- crítico para el gobierno lbáñez. ya ma político de dominación.
tos claves administrativos". que por otra parte enfrentaba la En efecto. la monolítica unidad de
Y también: acc[ón conspirativa de un grupo la CUT comenzó a resquebrajarse
"La CUT ha impedido esta trai· de militares agrupados en el mo· a partir de las huelgas que en
ción a la patria y a los trabajado· vimiento denominado de Línea agosto de 1955, realizaren los
res, que siempre vigilantes y aler· Recta, que procuraba, mediante personales de Tesorería, lmpues·
tas han conservado el régimen un presunto levantamiento, devol- tos Internos y Aduanas, sumándo-
institucional de la nación, que, ver al ibañismo su "esencia" po- se los empleados del Servicio Na·
aunque está muy lejos de respon· pular. Dicho en otras palabras, cional de Salud, de las Cajas de
der a sus intereses de clase y de la CUT se transformó en polariza· Previsión y de algunos servicios
llenar sus mínimas aspiraciones dora de un vasto movimiento poli- autónomos, al margen del cono·
sociales, cumple por lo menos con social con hegemonía obrera, pero cimiento de les dirigentes de la
ciertos requisitos que permiten sin conducción política obrera . CUT. Esta división fue aprove·
aunque malamente, a los trabaja- Por muy grande que fuera la radi- chada por el gobierno para ases·
dores defender sus derechos ad· calización y autonomía politica de tar golpes policíacos al movimien·
quiridos a través de herramientas la CUT, la conducción política no to obrero que no encontraron en
legales ofensivas, como defensi· pedía provenir de ella, dados los éste una adecuada respuesta uni-
vas, como la huelga''. límites que siempre enmarcan la taria.
La línea sindical y política segui· acción sindical en el pasaje direc- El 9 de enero de 1956 el Poder
da por la CUT fue, no obstante, to a la política revolucionaria . Ejecutivo abortó un nuevo paro
el resultado de profundas discu· general negociando por una parte
siones internas donde se enfren- con ciertos sectores del movi-
taban desde aquellas posiciones Período de descenso y . miento obrero y haciendo canee·
que propugnaban apoyar al go- encauzamiento de la lucha siones a los trabajadores del co·
bierno de lbáñez sin reservas bre y, por otro lado, reprimiendo
hasta las que propiciaban una obrera en los marcos abiertamente a los sectores más
insurrección sín medir las cor.di· tradicionales del sistema. pclitizados de la clase.
ciones reales en que se desenvol· Ese paro general fracasado debi·
vía el movimiento obrero.
1956-1958 litó enormemente la autoridad de
Pero si bien las acciones de la --·------------- la CUT y acentuó sus ya potencia -
CUT fueron la expresión de bases a acción movilizado. les divisiones internas.
sindicales que, carentes de con·
ducción política, toman ellas, por
sí mismas, su propia ccnducción,
tuvieron también la particularidad
de presionar e inclusive orientar a
partir de su práctica, a los propios
1 j
ra de la CUT no se
tradujo de una ma-
nera inmediata en
el acondicionamien-
to de las estructuras políticas de
izquierda. Librada la acción sin-
A partir de 1956 la CUT se en -
claustró en sí misma tratando de
cerrar ius grietas. Las tareas pri·
marias a partir de 1956 fueron
pues la reconstrucción de la CUT,
la continuidad de la lucha econó·
partidos políticos. Es decir que. dical nada más que a sí misma , mica v la defensa de las liberta ·
por un breve lapso, se invirtieron llega a producirse un enfrenta - des públicas.
los papeles, dándose la contingen- miento permanente con el ge bier- Pero justamente ccn el reflujo de

845
El fracasado paro general de 1956. Informe las manifestaciones
de Clotario Blest
obreras
"Este paro nacional fracasti, pese a todas las explicaciones que nos
demos para aminorar los efectos tremendos que tuvo sobre la antimperialistas son
moral de los trabajadores y el prestigio de la CUT. No creo que
sea leal y honrado el pretender negar estos hechos. Es cierto que duramente reprimidas
varios sectores de trabajadores, especialmente de obreros, cum-
plieron heroicamente su obligación solidaria con la CUT, pero la por las fuerzas
gran masa y la casi totalidad de los empleados no acataron la
orden de la CUT y algunos partidos lla.nados de izquierda abier- policiales. En la foto
tamente atacaron esta resolución de la CUT y ordenaron a sus
bases volver al trabafo, al me4iodía de.! 9 de enero1 Todos somos superior, la oposición
testigos de est-0s hechos y haha hubo algunos gremios a cuyos di-
rigentes, que fueron los más intransigentes para llevar adelantr.. de los mineros al
este paro, ya que amenazaron oon retirarse de inmediato de la
CUT si no se aceptaban sus deseos, los vimos que ese mismo día ! proyecto
capitulaban ante las autoridades y dejaban en la picota a sus orga 1
nizaciones. Todos fuimos testigos en Santiago que en ese día la 1 nortea1nericano;
locomoción fue más eficiente que nunca y que todos los miembros
de esa organización salieron al tre,bajo. Ninguna oficina pública . abajo, los cadáveres
cerró sus puertas y, según supimos ese día, los compañeros em- 1
pleados llegaron má~ tempr::no que nunca a sus oficinas. Mientras l
tanto, cuatro dirigentes de la CUT eran encarcelados y numerosos j de los obreros
otros dirigentes relegados a lugares inhóspitos. ¿Qué ocurrió? •
¿Qué fuerzas subterráneas se movieron traidoramente para que- 11 salitreros después de
brar la organizlrdón?, porque a eso se iba. ·Es demasiado débil la Í
explic&ción de que gran p&rte de los trabajadores deseaban ver una descarga policial.
los resultados de la ley de congelación y que la opinión pública ·
tenia esperanzas en estas medidas, atcsigada como sé encontraba 1
con el proceso inflacionista. La propaganda del gobierno, a travé~ ,
de la prensa oficialista y reaccionaria y la radio, con.venció a mu- :·
chos sectores de que este paro obedecí.> a consignas político-par· ,.
tidistas o foráneas o bien que la CUT tomaba demasiado cuerpo
y autoridad ante las masas trabajadoras y era necesario atajarla
por no contar con una dirección sumisa a las órdenes políticas que
pudieran emanar de los sectores que .;e creen determinados a
dirigir a la clase trabajadora en sus acciones reivindicativas. Este
fuego cruzado destrozó el paro nacionaJ del 9 de enero de 1956, de
las más fatales consecuencias para el país y la clase trabajadora
en particular."
Tomada de Jorge Burla, Historia de la C. V . "'·

846
LA
A:

'!:.,,.. .. .;.
-;..,_
848
Una multitud se
congrega en la plaza
de Sotomayor el díá
de la asunción de
lbáñez a la primera
magistratura.

; 849
la CUT las agrupaciones políticas
de la iz:quierda comenzaron a
rogó la ley de defensa de la de·
'mocracia y el PC pudo vclver como
Vistas de Va/paraíso:
emerger. El 29 de febrero de 1956
se firmaba un pacto politice ~lec·
~al a la escena potitica;i
Fiel a su carencia de politíca, so·
el·puerto y los
toral entre el Partido Socialist.a
Popular y el Frente Nactooal del
litarlo en el gobienw, lbáñez sólo
anhelaba terminar su -periodo pre-
barrios•cercanos.
Pueblo (Comunistas y Socialistas sidendal lo més pronto posible
de Chile). Este bloque tue, por buscando, sin ningún principio,
asi decirlo, el heredero político de las garantlas de la mínima estabí·
las const antes lucha$ ec~riomi~as lldad. La CUT también bajó la
libradas por los trabajadores en guardia y se emoorcó en la próxi·
el perfodo. Cil>rr.o tal iba a levan· ma contienda electoral. Las tur-
tar un programa radicalizado, pero bu:entas luchas obreras del, perío·
al mi smo t:emµo ne pcd r;a ocul· :!o no dejaban huella.s. .
tar su dependencia institucionai
res¡:t;;::;to al sistéma. Esté: bloque
habría de ser la base .política del El movimie·n to obrerQ

,
Frente de Ac.:ión Popui:3r {FRAP). y el alessandrismo
Mas la catastrófica pofítica econó·
mica de lbáñez •'h) permitía nin·
- - - - - -·····-- ---- - --~
gún atisbo de paz social. Fue así, 1 4 de setiembre de
pues, que hasta la misma CUT se
vio S'"'i..:-apasada por las masas.
Los estudiantes desenc;.¡denaron
en marzo de 1957 una moviliza· F'·

.
J i

...
'
.
1958, en unas elec·
ciones de corte frau·
dulento, por un es·
trecho margen Jor-
ción por las alzas del c.:>sto de la 56 Aiessandri Rcdríguez era e!e·
vida. El gobierno los reprlmió te- gído presidente de Chile.
rozmente resultando una estudian· La alta votación obtenida por ~I
te muerta. Este incidente aesen- FRAP, :::¡ue lo dejaba a un poco
cadenó a su vez una gigantesca más de treinta mil votos de la
protesta estudiantil y pop1• 1::.ir que candidatura Alessondri, resultaba
culminó en tos acontecimientos ..ma sorpresa para los propios par·
trágicos del 2 de abril de 1957. tídaríos e incluso para los mismo~
El 2 de abri l miles y miles de dirige~ites del fRAP.
personas, sin conducción alguna , La votación obtenida por el FRAP.
ni sindical ni politica, desborda· eran un reflejo poiltico del alto
ron las calles. El enfrentamiento grado de movilización alcanzado
ton las fuerzas paraestatales fue por las masas durante el ibañis ·
Y'!Olento. La cantidad de heridos mo, bajo la dir<;;;ción de la CUT.
y muertos fue enorrne. Los dirí· El eje d.ai FRAP lo constituían los
gentes de la CUT fueron hecho!' partidos de basP. obrera. Fruto
prisioneros y liberados l'\n agoste. de la radicalizacion .del proletaria·
por decisión del gobierno. do, levantaba un programa de ca·
(l. partir de esos luctuqsos sucesos rácter avanzado sin. concesiones a
y de la df'r ..ota que implicaron sectort-5 de la burguesía , ,Es cla ·
para el movimiento obrero tuvo ro que todavía se postulaban tes•:;
lugar un apaci,guamiento en la lu· ya refutadas por la propia prácti ·
cha de clases. ca, cerno la de la "revolucic:)_n de ·
Por otra parte, el gobierno d¿ lbá rnocrática burguesa" , per() a,l ..0
ñez comenzó a hacer concesiones el:as no lograban ocultar el defi ··
políticas y económicas al movi· nitivo sentido obrero ,de la candi
miento obrero. Ello se debió a que datura de Allende en l 958. . .. .
a esas alturas lbáñez: no tenia ya Cerno ya ha quedC1do · .iaxpuesfo.
ninguna base objetiva de opoyo di:lsde el abortado paro general d.~-
social. La derecha tradicional ha· 1956 et movimiento obrero expe·
bía renuncíado a sus intentonas rimantaba un reflujo y entraba en
golpistas y atacaba medidamente los c.auces de la instrt~cionalidad
al gobiC'mo, a la búsqueda de ven· puramente sindical. Pero las mo·
tajas electorc!es para su cand'do· vilizaciones anteriores a ese ano
to pre;.sidencial, Jorge Alessandri h3bían permitido, al menos, res·
Rcdríguez. Asimismo, el bloque taurar la desvencijada democracia
aer FRAP recibía gerantlas de. burguesa. El PC podía volver a la
propio presidente e, incluso, cier · legalidad y el movi miento obrero
to apoyo tácito. lbáñez incluso de - i ornaba conciencia de ia necesi·

851
ciad de la union política. El pro- país que copara el mercado local.
pio PS recibía en su interior ese Aunque si bien es cierto que las Salvador Allende
clamor popular y soldaba las an- capas burguesas que tenían hege·
tiguas escisiones. Después de monía en el gobierno pertenecían clausura su campaña
1956 es cierto que las masas ha· a los sectores más atrasados, des·
bían buscado en forma natural su de el punto de vista capitalista, de presidencial en 1964.
encauzamiento en la instituciona· la burguesía local (especialmente
lidad, pero en esta ocasión no lo los sectores latifundarios), por lo · En los días siguientes
hacían ante nuevos seguidismos menos para la primera oleada de
populistas sino a través de sus penetración foránea eran funcio·
sufrirá una dura
propios partidos. Estos, a su vez, nales en tanto garantizaban el
en tanto expresión de la abierta control del estado. Todavía no
derrota a manos de
era el tiempo en que el mismo
lucha de clases librada en el pe-
riodo, al mismo tiempo que eran desarrollo del capitalismo desde
la Democracia
fuera se iba a convertir, para ellas,
vehículcs institucionalizadores no
podían menos que transuntar par- en un enemigo mortal.
Cristiana, que
te de la radicalización política an· Dado entonces el carácter de cla· arrasará las urnas
terior. No hay que olvidar que la se del gobierno Alessandri, de las
derecha, comprendiendo antes pretéritas movilizaciones de las obteniendo más del
~un que la izquierda el sentido masas, del en general turbulento
unitario que comenzaba a aflorar
en el pueblo, introdujo en las elec.
período de lbáñez, del carácter
radicalizado de la candidatura del
50 O/o del total de
ciones de 1958 la cuña disgre·
gadora de un candidato "popu·
FRAP, de la polarización frontal
de las elecciones de 1958, etc .,
sufragios.
lar", el cura Zamorano, llamado el todo hacía presumir que se ave-
cura . de Catapilco por el pueble· cinaba un período de enfrenta ·
cito de donde era oriundo, cuyo . miento abierto de clases .
ridículo porcentaje de votos si Sin embargo, nada de eso ocurrió.
bien demostró que las masas ya Todo lo contrario. El gobierno
no se equivocaban al votar, fue Alessandri, de los últimos habidos
suficiente como para impedir que en el país ha sido el que ha goza·
· en 1958 Salvador Allende hubiese do de una mayor estabilidad ins·
sido elegido presidente de la Re· titucional y de una mayor paz so·
· pública. cial. ¿Cómo podemos explicar
Jorge Alessandri Rodríguez era la eso?
más genuina expresión de la bur· En primer lugar cabe señalar que
guesía empresarial. Empresario él el gobierno de Alessandri contó
mismo, estaba vinculado práctica· con la afluencia de una gran can·
mente con todas las capas de la tidad de divisas derivadas del so·
burguesía: Era el presidente de breprecio del cobre y de los em·
la derecha unida y, además, el préstitos externos que confluían a
presidente de la burguesía unida. subvenir las propias empresas ex-
Su plan de gobierno era netamen· tranjeras. Contaba ta_ mbién con
te proclive al capital extranjero. el apoyo unitario de toda la bur·
En cierto medo, y por lo menos guesía . Es decir, tenía los ele·
desde un punto de vista, se puede mentas que aseguraban una mini·
afirmar que entre su proyecto y ma estabilidad económica. Por
lo ocurrido en el plano económico otro lado, si la inflación no se de·
en Chile durante lbáñez habla una tuvo, por lo menos no adquirió las
relación de continuidad. magnitudes catastróficas que tuvo
Si bien lbáñez había recibido las durante el gobierno de lbáñez .
presiones del capital externo para Ello se debió principalmente a que
demoler los restos del proteccio· durante este nuevo lapsc el m~r­
nismo frentepopulista, es decir, cado local fue rápidamente mo-
para limpiar el camino a las em· nopolizado, a diferencia del pe-
presas extranjeras, el gobierno de ríodo anterior, donde, bajo 'las
Alessandri iba a ser utilizado para apariencias de las alzas de pre-
construir sobre el terreno desbro· cios, se libraba una sorda lucha
zado la infraestructura de un nue- entre las distintas empresas, pri ·
vo sistema de penetración exter· vadas o públicas, locales o nacio-
na, caracterizadc principalmente nales.
por la introducción de tecnología El mismo aniquilamiento de los
foránea , destinada a crear una ba· sectores de producción oública
se industrial norteamericana en el y jo no monopólicos permitió que

852
Alessandri aplicara una política esta convocatoria no económica
algunos trabajadores del sector
El cobre ha sido,
"liberal" para las empresas ex·
tranjeras. Industrial y de la locomoción co- desde antiguo, uno
La generación de nuevas indus· lectiva. Era evidente que, a esas
trias que rápidamente coparían el alturas, el proletariado no obede- de los puntales de la
mercado local implicó por le· me· cía a convocatorias políticas que
nos, en el período de despegue, no redundaran en su inmediato economía chilena.
un aumento relativo del precio de beneficio económico. En efecto,
la fuerza de trabajo, consustancial la Revolución Cubana, en un co- Las fotografías
a una mayor oferta de empleo. A mienzo, ib2 a irradiar su influen·
su vez aquel tenue incremento de da solo entre los cuadros más muestran la vista
las arcas fiscales permitió también politizados del movimiento obrero,
la imptementación de una política entre los estudiantes y entre los general y el interior
de construcción pública y el sub· intelectuales, influencia que más
sidio público de las empresas pri· tarde habría de expresar en la rup- de un depósito de las
vadas de la construcción conjun· tura dentro de las conducciones
tamente a un mejoramiento relati· políticas tradicionales y en el na- instalaciones
vo de sueldos y salarios a emplea- cimiento de nuevas formaciones
dos y obreros del sector oúblico. políticas.
cupríferas de Sewell.
Todo esto significaba que los prin- Todo ello contrastaba con el éxito
cipales blancos de acción del mc- relativo que seguían alcanzando
vimiento obrero no existían, por las movilizaciones económicas.
lo menos, con la misma intensidad Por ejemplo, la directiva de la
que durante el gobierno lbánez. CUT llamó para el día lunes 7 de
Pero paradojalmente también sig· noviembre de 1960 a un paro ge·
nificaba que toda la conciencia neral en favor de un aumento de
política que había alcanzado el sueldos y salarios equivalente a
movimiento obrero cuando no te- · un cien por ciento del alza de la
nía conducción política ahora que vida y en protesta por el asesinato
sí tenia conducción política -re· de dos obreros en un mitin que,
"'resentada en el eje PC·PS- so· con los mismos motivos, se había
lamente expresaba una conciencia celebrado días antes. El paro fue
economicista. · exitoso, solo comparable a los de
La CUT, evidentem~nte, hacía lo 1954 y 1955. Abarcó a todo el
que le correspondía; se movía en sistema de transporte ferroviario
el marco sindical. recogía las di· e incluso a los marítimos y gran
versas aspiraciones, desataba mo- parte de la administración cen-
vilizaciones y, dependiendo del tral y autónoma del estado. Tam·
grado de intensidad de éstas, se bién paralizaron sus faenas fos
resolvía el conflicto a favor o en trabajadores del cobre, del carbón
contra de Ja clase. Pero nadie re- y del salitre y los sectores obreros
cogía estas movilizaciones ecoró· or~anlzados en la industria pani·
micas para orientarlas con se"ti- ficadora, química y de la cons-
do político. Cuando más eran uti- trucción.
lizadas como presión institucional El acbierno fue en cierto modo de-
al ejecutivo. Llegó así a generar· rrotado v tuvo que acceder a las
se un verdadero círculo vicioso ne<zociaciones v dar curso a la
donde la política parlamentarista gran mayoría de las reivindicacio-
fomentaba el economicismo y el nes olanteadas. La combatividad y
economicismo orientaba al parla· unión de la clase seguían oreva-
mentarismo de izquierda. leciendo. pero solo orientadas en
Tal vez uno de los si'lnos más un sentido económico.
ilustrativos del reflujo de la con· Los paros generales mencionados,
ciencia política del movimiento uno de carácter político -que
obrero lo constituvó la escasa re- fracasó--, otro de carácter eco-
percusión que inicialmente tuvo nómico -que triunfó--, ilustran
en su seno la Revolución Cubana. el carácter de la conciencia ooli·
Fue así. oor ejemplo. cómo en el tica de la clase durante el gobier-
año 1960 durante el mes de ma- no Alessandri.
yo, y considerando la agresión El nuevo encuadramiento pura-
externa de que era obieto la isla, mente economicista de la clase re-
los diri~entes de la CUT llamaron percutió asimismo en la oropia
a un paro general de solidaridad dirigencia de la CUT, muchos de
con Cuba . Sólo respondieron a cuyos miembros añoraban el "pe-

855
ríodo heroico" de la lucha anti- riado, que con el tiempo se iba vés de su propia movilización. Con
ibañista . Algunos de ellos se es- a ir acentuando, especialmente la desmovilización popular habida
meraban en dar a la lucha de cuando nuevas conducciones po- durante el gobierno Alessandri y
clases un sentido más frontal. líticas de izquierda fueran ganan- con las grandes concesiones al
Fue así por ejemplo cómo ante un do en forma paulatina el apoyo de sistema político de dominación
paro general de 48 horas convo- los subproletarios. que se hicieron en 1964, la can-
cado para el 9 de agosto de 1961 De tal manera que aun la convo- didatura del FRAP sólo lograba
y que se suspendió debido a la catoria más tibia y más econo- perder proletariado sin ganar bur-
posición de los dirigentes ccmu- mista por parte de la cur y de los guesía e incluso permitir que sec-
nistas, que estimaban que en ese partidos obreros corría el riesgo tores del mismo subproletariado
momento la CUT no estaba en de desatar enfrentamientos incon- fueran ganados parcial y transito-
condiciones orgánicas para una trolables para el sistema . Eso riamente por el reformismo bur-
acción de tal envergadura, el pre- ocurrió ya en la huelga general gués de la Democracia Cristiana
sidente de la CUT, Clotario .Blest, de 1962. La verdad es que esta en la oposición.
presentó su renuncia. huelga se realizaba sin mucho
La renuncia de Clotario Blest no éxito. Pero en las poblaciones se
solo era la renuncia de un diri- libraban pequeñas escaramuzas. El fracaso de la
jente sino la renuncia de la cla- Tuvo así lugar la masacre de la

1
se a una política de enfrenta- po~ación José María Caro, donde
Democracia Cristiana
miento al sistema, inducida por los militares asesinaron a tres po-
sus propias orientaciones políticas
tradicionales.
bladores. Cierto es que este inci -·
dente fue controlado por ·1a CUT,
~~~ 1 4 de setiembre de
1964 la DC con su
No obstante, estos signos solo se los partidos de izquierda, y aun líder, Eduardo Freí ,
presentaban en los sectores más capitalizado por la ·· Democracia obtenía más del cin-
organizados de la clase. Paralela - Cristiana, en oposición al gobier- cuenta por ciento de
mente al desarrollo del capitalis - no de Alessandri. Pero también la votación total infringiendo una
mo dependiente que alentaba el ese incidente preanunciaba perío- durísima derrota a la izquierda
gobieno Alessandii iba teniendo dos en que el subproletaríado, al- política chilena.
lugar una progresiva proletariza - canzando una relativa autonomía, La candidatura de Freí, al mismo
ción e inclusive unél subproletari- iba a acelerar las contradicciones tiempo que reflejaba la unidad de
zación de la población. El ejércitc internas dentro del proletariado y clase de la burguesía contra su
proletario de reservas era · incre- de éste con el conjunto de la bur- común enemigo, no dejaba en sí
mentado por "los más pobres de guesía. misma de expresar el cúmulo de
los pobres" , es decir, por el gran Todas estas emergentes contra- contradicciones que ya comenza-
contingente de trabajadores ce- dicciones, que en el fondo eran ban a aflorar en el campo de la
santeados en el campo y en la contradicciones políticas. no ha- burguesía, económica y política.
ciudad que se enmarcan demográ· cían sino expresar el dominio ideo- El PDC es en esencia un partido
ficamente en las llamadas "po- lógico de concepciones ajenas al policlasísta . Surgido inicialmente
blaciones callampas". Chile en sentido histórico de la clase. , El de una fracción ideológica a la
1960 era un país con 7.375 .000 evolucionismo político que afian- izquierda del añoso Partido Con-
habitantes y el 6Q,5 por ciento de zaba el reformismo sindical , co- servador bajo el nombre de Falan·
la población gl~al vivía en las menzaba a expresarse abierta- ge Nacional, navegó durante mu·
ciudades. mente en el electoralismo. Y vi- cho tiempo por el mar político
Estas capas crecientes de subpro - ceversa. chileno , siendo fuerza auxiliar de
letarios iban ejerciendo presión La candidatura de Allende a las las más diversas combinaciones
por el cumplimiento de sus reivin - elecciones de 1964 comenzaba políticas de centro, izquierda y
dicaciones esp~cíficas . Pero ellas practicamente el mismo día en derecha, pero sin lograr enraizar
no son susceptibles de graduarse que perdió las elecciones de en el pueblo. Su primer creci ·
políticamente. Necesitan su inme- 1958. El razonam iento que se miento masivo lo tuvo al recoger
diata resolución, pues aquello que hacían los jefes políticos de la iz- parte del derrumbe del populismo
está en juego no es un centavo quierda era fácil y mecánico. Sí ibañísta, pero, sobre todo, fue su
más o menos: es la misma subsis· con una mínima preparación , so· oposición al gobierno de Alessan-
tencia fisica . Su acción por lo bre la base de nada más ,que el dri, unido a la desmovilización
tanto es necesariamente violenta eje comunista-socialista, se había inducida por sus conducciones al
y frontal respecto al estado. estado en 1958 a punto de alean· movimiento obrero, el factor que
Ahora bien, las capas más organi- zar el gobierno, para alcanza rlo le permitió erigirse como alterna -
zadas del proletariadc, conduci · de verdad en 1964 sólo restaba tiva democrática de masas bajo el
das por el reformismo político, no conquistar algunos votos de la lema de la " revolución en líber·
podían hacer caso omiso de las burguesía . No se reparaba en ta l tad" .
capas subproletarizadas, pero razonamiento generalizado en que Pero , a la vez que partido de ma -
tampoco podían encauzarlas en el si Allende había estado a punto sas, la DC es también un "partido
reivindicacionísmo gradual. Llegó de alcanzar el gobierno había sido ideológico'. Bajo las consignas
así a tener lugar una contradic- porque la candidatura de 1958 relativas al bien común, al comu -
ción interclase dentro del proleta - había ganado al proletariado a tra. nitarismo , al cooperativismo, y al ·

856
gunos lemas maritenianos, el POC Evolución del sindicalismo
proyectaba un programa basado
en un contexto de reformas es· Los trabajadores organizados del país han visto crecer cuantita-
tructurales destinado a amplifica~ tivamente sus efectivos en consonancia, en parte, con el desarrollo
el capitalismo, tanto en la ciudad económico, y con la actividad de sus organismos políticos, sindi-
como en el campo. cales y otros de tipo popular. Primero fueron veinte mil obreros
Eran los tiempos de la Alianza agrupados en las mañcomunales de 1904, luego cien mil de los
para el Progreso, cuando el refor· consejos de la Federación Obrera de 1920 y hoy suben de cuatro-
mismo "kennediano", muy bien cientos mil los afiliados a la Central Unica de Trabajadores. Los
interpr.etado localmente por la pocos miles de votos obtenidos en una .época ya lejana por el Par-
OC, pretendía erigirse como alter- tido Obrero Socialista, se han convertido en -el millón y cuarto de
nativa intermedia entre la subver- sufragios de la Unidad Popular, de los cuales un porcentaje im-
sión y el "dominio oligárquico" en portante corresponde a los genuinos partidos de los trabajadores.
América Latina. Lo mismo se puede decit- de las fuerzas numéricas del cooperati-
vismo y del movimiento de los pobladores.
En el fondo la OC no hacía sino
reflejar la profunda contradicción Tomado de Jorge Barda. E! movimiento obrero en Chile.
interna que comenzaba a marcar
a la burguesía chilena. No fue
justamente por casualidad que la OCUPACION Y DESOCUPACION EN CHILE - 1960-1970
OC recibiera el apoyo casi total
de los empresarios modernizantes (en miles de persona<;)
del país, tal como lo demostrara
el investigador norteamericano Ja·
1960 1961 1962 Hl63 1964
mes Petras. Estos empresarios no
solo no vacilaban en apoyar a la Ocupados 2.:.H7 2.:3-19 2.406 2.474 ~.546
OC sino que además impulsaban Desocupados 177 204 208 201 193
las futuras reformas estructurales. Fuerza de
La ncvedad política que traía con · trabajo 2.494 2..55:3 2.614 2.675 2.804
sigo la DC era que buscaba impul·
sar a las propias masas en función
1965 1966 1967 1968 HJ69 1970
de las reformas procapitalistas.
Para ello, la DC tuvo que apelar a Ocupados 2.62.'3 2.703 2.812 2.880 2.926 2.998
señuelos ideológicos procapitalis· Desocupados 181 174 140 149 182 191
tas, lo que no tardaría en acentuar Fuerza de
las contradicciones entre el con· trabajo 2.804 2.877 2.952 3.029 3.108 3.189
junto de los trabajadores y el go-
bierno, como tampoco tardaría F'uente: ODEPLAN, Plan anual 197 l:
en reflejarse en el interior de la
propia DC y, sobre todo, entre la LA ESTRUC"'TURA AGHARIA EN CHILE ANTES
OC y la "burguesía oligárquica". DE LA REFORMA AGRARIA
Para cumplir su cometido la DC,
durante sus dos ·primeros años de
gobierno, procedió a organizar N9 población
desde arriba a su amplia y hete· agrícola econó-
micamente Porcentaje Porcentaje
rogénea base social mediante fór- activa agricultores propietarios
mulas cooperativistas y estructu· (PEA) en la PEA agrícolas
ras organizativas vecinales como
las juntas de vecinos. Al mismo Propietarios
tiempo, y con gran despliegue pro- de fundos extensos 13.700 2,0 4,0
pagandístico, pretendía llevar a Propietarios
cabo los programas de la "promo- de fundos medianos 44.900 6,8 13.2
ción social" en base a estudios Granjas familiares 109.500 16,4 32,2
sociológicos basados en "la teo· Pequeños propietarios 172.300 26,0 50,6
ría de la marginalidad". Total 340.400 51,2 100,0
Todas estas reformas iban a sig·
nificar para el gobierno un cuchi· Trabajadore~
llo de doble filo que en la misma Inquilinos asalariados Total
medida en que promovía estas
organizaciones de carácter popu· 193.5 107.906 201.418 309.324
lar restringía los meq_ios para 19S5 82.367 178.612 260.979
"integrar a los desintégrados" .
Dado su proyecto central, basado Fuente: Petras y Zeittin. El radicalismo de la clase trabajadora chilena.
en la profundización del capitalis·
mo dependiente, la DC al mismo

857
tiempo de$pertaria aspiraciones bre, los cuales, desde un comien·
Eduardo Frei y que no iba a poder satisfacer. El zo, no fo otorgaron, teniendo así
mismo gobierno, tratando de ate· lugar una gran cantidad de en·
Radomiro Tomic, nuar las contradicciones sociales, frentamientos huelgulsticos cuya
no harla más que aumentarlas~ culminación trágica fue la masa-
máximos Al comienzo la OC pudo llevar a cre ordenada por el ministro Car·
cabo gran parte de sus planes or· mona a los mineros del Salvador,
representantes de la ganizativos, impulsada por el en· matanza que borraba la imagen
tusiasmo del triunfo electoral ade· del Frei popular.
Democracia Cristiana más de fa desmoralización que La última piedra angular del pro·
de Chile en los afectaba a las masas que adscri· yecto de la OC lo constituía el
bian a la ~zquierda. modelo de acumulación capitalis·
últimos años. Donde más se especificó la nueva ta basado en un presunto fondo
polltica fue en el agro, dado que de capitalización nacional para el
la reforma agraria propiciada por desarrollo. Para lograr tal fondo
la OC iba a constituir una de las de capitalización el gobierno pre-
piedras angulares de su proyecto tendió apoyarse en reajustes res·
Puede decirse que el campesina· trictivos de sueldos y salarios a
do entra en bloque a la escena los trabajadores del sector públi·
política chilena gracias a la OC. co y privado. Estas medidas, ex·
Este partido llevó la agitación al presadas en proyectos consecuti·
campo, intensificó las relaciones vos de los ministros Molina y
capitalistas en los llamados asen· Sáez, fueron desbaratadas por la
tamientos agrícolas, buscó gene· acción coordinada de la CUT y
rar una pequel\aburguesía agraria de la propia Confederación de
que aumentara la producción a Empleados Particulares de Chile
fin de que no sobrepreciara los (CEPCH).
productos agrlcolas en las ciuda· El paro nacional de noviembre de
des y mantener a bajo precio los 1967 fue la culminación de una
salarios del proletariado indus· gran cantidad de movimientos
tria l. huelguísticos, algunos de ellos
Pero la organización campesina muy combativos, que terminaron
permitió al campesinado que des- por poner punto final al esquema
de entonces facultara sus deman· de gobierno de la OC.
das por mejores salarios, lo que Lisa y llanamente, las reformas de
unido al mayor acopio de medios la OC en función de una profun·
técnicos y al mayor grado de con- dización de las relaciones capita·
centración en los asentamientos listas de pl'Ol'.klcción posiblemente
le otorgó una proletarización que podían llevarse a cabo en el país;
hasta entonces no habla alcanza. pero los movimientos reivindicati·
do. En general la DC, al intensi· vos de 1967 demostraban que ro
ficar el capitalismo agrario, inten· se podian llevar a cabo con apoyo
sificó también todas las contradic- popular. Ello implicó una progre·
ciones que de antano existían, siva derechización de la política
ahora directamente en la forma gubernamental, la que cada vez
de. lucha en contra del estado y el se asentaba más . en expedientes
capital. Inicialmente los campesi· represivos.
nos se movilizaban por la tierra. A partir de 1967 la crisis de la
Después por mejores salarios. economía y de la sociedad chilena
Posteriormente la lucha agraria comenzó a adquirir un carácter
pasó a una fase superior: la toma generalizado. Ya no solo obreras
violenta de fundos, fenómeno ge· y campesinos se movilizaban en
neralizado en Chile desde media· contra del gobierno, sino además
dos del gobierno de Frei. la pequeñaburguesla, sectores
Otra de las piedras angulares del profesionales, la .burocracia pú·
proyecto de la OC lo constituia la blica y privada, llegando a tener
llamada "chilenización del co- lugar, por primera vez en Chile,
bre", que bajo la forma de aso· una huelga de los funcionarios del
ciación de capitales tendía a per- poder judicial. El propio partido
petuar el dominio norteamericano de gobierno experimentaba los
en las empresas mineras. Estos efectos del alejamiento popular y
convenios, para cumplirse cabal· profundas divisiones y trizaduras
mente, necesitaban del consenso surgían en su interior, detectán·
de los propios trabajadores del co- dose los llamados "rebeldes" y

858
La ola de ascenso de
las luchas proletarias
tiene un mojón
destacado en la
huelga general de
1957.
Algunos hechos
anecdóticos de esta
acción resultan
premonitorios: en los
últimos días de la
huelga una
manifestación es
dispersada por la
poi ícia. Caen muertos
seis man~festantes,
entre ellos dos niños
y una mujer
embarazada. El jefe
regional de las fuerzas
armadas se llama
Augusto Pinochet.

860
861
Arriba: los proyectos los "terceristas". Los primeros sos. El mismo Partido Nacional
iban a romper con el gobierno Freí se vio embarcado en estos planes.
de reformas y dar origen al partido MAPU (Mo· Paradoja!mente, Frei no iba a en-
vimiento de Acción Popular Uni· contrar una férrea defensa de la
prometidos por taria), que habría de tener cierta institucionalidad en sus desmem-
inserción entre campesinos y po· bradas fuerzas de apoyo sino en
Eduardo Frei bladores, pero sobre todo entre la
burocracia funcionaria.
el proletariado organizado en la
CUT. Por ejemplo, en setiembre
desencadenaron un Pero pese a la abierta derechiza· de 1967 la CUT amenazó con de-
Ción en que cayó el gobierno nun- clarar una huelga general y na·
proceso que desbordó ca le fue posible sellar una alianza cional ante la posición sediciosa
estrecha con la burguesía política del PN. El gobierno había inicia·
las posibilidades de la tradicional. Frei, más tarde, lo do una querella por infracción a
reconocería como uno de los erro· la ley de seguridad interior con·
Democracia Cristiana. res en que cayó su gobierno. En tra la directiva ejecutiva del PN.
verdad esta alianza no era posi· La policía arrestó a .tos líderes
En la foto inferior: ble. De una manera u otra, la máximos de ese partido.
OC, interpretando los proyectos Pero, sin lugar a dudas, la acción
carabineros leales a históricos de las capas burguesas más decisiva de la CUT ocurrió
más modernizantes y mercenarias, el 21 de octubre de 1969 cuando
Frei ocupan había asestado duros golpes a las el general Viaux se amotinó a la
capas más atrasadas de la bur· cab~za del Regimiento Tacna,
posiciones en las guesía, en especial a los propie- aprovechándose de reivindicacio·
tarios tradicionales de la tierra, nes salariales de los oficiales y
azoteas de Santiago, quienes anhelaban la restauración corporativas del conjunto del ejér-
de sus privilegios precapitalistas. cito. La CUT llamó a un paro, a
preparándose a Pero. según la derecha tradicio- una concentración, etc., y otorgó
na1. el más grueso error en que a Frei un apoyo condicionado fren·
resistir el golpe de nabia incurrido la OC había sido te a la subversión derechista.
el sacudir a las masas con procla- Tales acontecimientos recuerdan
Viaux J1arambio. mas subversivas, y e¡i esto no de· un tanto las acciones llevadas a
jaban de tene.r cierta razón. El cabo por la CUT durante el gobier-
proyecto de reformas procapita- no de lbáñez para impedir que és·
listas había liberado fuerzas so- te fuera rebalsado por la extrema
ciales que la misma OC ya no po- derecha. Pero, pese a esta seme·
dría contener. L9s campesinos, janza formal, hay una fundamen-
los pobladores, pasaban la cuenta tal diferencia de contenido. En el
al gobierno por sus promesas. tiempo de lbáñez la CUT actuaba
Hacían uso de las mismas organi- sin conducción política que le per·
zaciones que fueron proyectadas mitiese afrontar en sentido posi·
para apoyar al gobierno y las utili- tivo una crisis general de la so·
zaban para movilizarse en contra ciedad, qbligada entonces a que-
de él. Por otro lado, las capas del darse en el marco defensivo. Pe-
proletariado organizado prose- ro en el tiempo de Frei sí existían
guían en su lucha económica, do· esas conducciones políticas que,
blando muchas veces la mano a conjuntamente con tender barre-
Frei. ras a la sedición, pudiesen dise-
La paulatina orfandad del gobier- ñar algunas tácticas de carácter
no convertía a la OC en un partido ofensivo. Y sin embargo la escue-
poco apto para proteger en el fu- la del ·"tacnazo" de 1969 solo fue
turo los intereses generales del la firma de un pacto CUT -gobier·
capital. La OC ya no era la misma no, que si bien llevaba implícito el
del año 1964 y hasta los propios reconocimiento del gobierno a la
industriales modernizantes, que CUT y la obligación de éste a ce-
tienen intereses políticos especí· der en los pliegos económicos,
ficos pero no un partido político desde el punto de vista político
específico, le quitaban su apoyo, ligaba, en lugar de emancipar, al
prefiriendo invertir en la mucho proletariado con el sistema. Aun
más segura candidatura de Jorge más, quizás la CUT como fuerza
Alessandri. orgánica autónoma lo podía y lo
Desde 1967 en adelante se pro· debía hacer; el prcblema es que
dujeron peligrosos "vacíos de po- no se trataba de un pacto econó·
der". Sectores de ultraderecha mico sino que además era un pac·
no ocultaban sus planes sedicio- to político, hecho por las conduc-

863
ciones políticas del movimiento electoral de 1964, encontró su vanguardia del resto de la clase,
obrero, a través de la CUT. primera base dP. apoyo. No fue los obreros industriales y mine-
Sin embargo, la izquierda también por casualidad que tanto el MIR ros, existía el. dilema de apoyarse
estaba en crisis. Ello ya se obser:- como el movimiento estudiantil en sus exclusivos intereses, lo que
vaba con anterioridad en relación tuvieran su más rápido desarrollo indudablemente los aislaba, o en
a las actitudes a asumir frente, a en la ciudad de Concepción, cen- los intereses objetivos de los más
los dilemas . continentales que tro industrial, minero y agrario · pobres, que también son los suyos
planteaba la Revolución Cubana y del sur. Ahí fue también donde y los del resto de la sociedad. Pe-
a la heroica gesta que libraba el Luciano Cruz, futuro y combativo ro el tomar en cuenta los intere-
comandante Ernesto Guevara en dirigente del MIR, hizo sus pri· ses de los más pobres implica ne-
Bolivia. meras armas. Ahí también se cesariamente un cambio de pro·
Fue en el movimiento estudiantil forjaron dirigentes como Miguel yecto histórico, y esto sólo se
donde el ejemplo de la Revolución Enríquez y Juan Bautista Van resuelve en la lucha por la hege-
Cubana prendió más fuertemente . Showen .. monía política.
Ello no se debió solo a la mayor De la misma manera que en los 'Cuando Eduardo Frei terminó su
intensidad de la lucha ideológica años veinte el Partido Comunista mandato la sociedad chilena es·
entre los estudiantes, ni al carác- surgía recibiendo las influencias taba rotundamente fraccionada,
ter heroico o romántico intrinseco de la Revolución Rusa, en los social y políticamente. A la divi-
al estudiantado sino también a años sesenta el MIR surgía red· sión tajante entre explotadores y
una situación objetiva que permi · biendo las influencias de la Revo· explotados se unía una profunda
tió que estos rasgos ideológicos y lución Cubana. Pero la razón de división interburguesa y una cri·
heroicos pudieran concretarse. ser de estos partidos no estaba sis política dentro del proletaria -
La política estudiantil del gobier· fuera del país sino en las candi· do. Esas mismas contradicciones
no de Frei era concordante con el ciones objetivas del mismo moví· entre interclases explicarían pos-
esquema general de su proyecto miento de masas. La primera Ji. teriormente el triunfo electoral de
histórico. Se trataba, en poc·as gazón social del MIR fueron los Allende sobre Alessandri y Tomic.
palabras, de adaptar las estruc· pobladores y los campesinos. Llegamos así a 1970, en que con
turas educacionales, secundarias Los pobladores no eran sino la la Unidad Popular en el gobierno
y universitarias a la "reindustria· expresión demográfica de la ere· comenzará una experiencia de in-
lización desde fuera" del país, ciente subproletarización de la calculable valor. Pero ¿podría el
convirtiéndolas en virtuales su· sociedad. Alcanzaban en 1968, triunfo de Allende resolver esas
cursales de las fábricas. De ahí en cifras de organizaciones, 2.831 contradicciones?
que 1(1 DC no solo adecuara pla- juntas de vecinos, más de 4.000
nes y programas de enseñanza centros de madres, 5.462 clubes
sino que además restringiera fi- deportivos y numero$as otras ins· Bibliografía
nancieramente a todos los esta· tituciones, lo que da una idea de
blecimientos que no sirvieran a su magnitud. Los primeros cen· Julio C. Jobet: Partido Socialista de
estos objetivos. Los estudiantes, tras de rebelión fueron la pobla· Chile. Prensa Latinoamericana, Chile,
así, de golpe, se vieron entren· ción 26 de Enero en Santiago y la 1971.
Jorge Barría : Histori!!I de la CUT.
tados ante su virtual cesantía aca - población Lenin de Concepción. Alejandro Cheleú: La trayectoria del
démica y ante la perspectiva, más Por otra parte, la reforma agraria socialismo en Chile.
tarde, de la cesantía profesional. del gobierno de Freí se había reali· Aníbal Pinto: Chjle: una economía dí·
Por otro lado, el proyecto de re- zado sobre la base de la super· fícil. Fondo de Cultura Económica,
1962.
forma universitaria propuesto por explotación de los campesinos po· Faletto, Ruiz y Lemmelman: Génesis
la DC, encontraba como opuesto, bres, pequeños propietarios y sin de proceso político chileno. Quimantú,
por parte de la izquierda tradicio· tierras, vale decir, la gran ma-. 1971.
nal, un programa que no cuestio· yoría de la población agrícola. Fernando Mires: Del Frente Popular a
la Unidad Popular. La Rosa Blindada,
naba en esencia las estructuras Como ya hemos expuesto, el pro· Buenos Aires, 1974.
educacionales. letariado organizado sindicalmen· Luis Vitale: Bosquejo histórico del mo-
Conjuntamente pues con la mayor te respondía en gE:neral a las po· vimiento obrero. Ediciones POR, San ·
fuerza de la ideología y_ la ligazón líticas de la izquierda tradicional, tiago, 1960.
Luis Vitale: Esencia y apariencia de la
a sus intereses objetivos, se pro- dado que le era posible subsistir Democracia Cristiana.
duce entre los estudiantes una a través de la negociación econo· Petras y Zeitling: El radicalismo políti·
ruptura más acelerada con el re- micista, constituyéndose muchas co de la clase trabajadora chilena.
formismo político, lanzándose a veces más en clientes que en mi- Centro Editor de América Latina, 1968.
las calles, enfrentando a los cuer- litantes o adherentes de los par-
pos parapoliciales y conectándose tidos obreros.
en esta lucha con el resto de los Pero estas contradicciones en el
trabajadores del país. seno de los trabajadores, a pesar
Fue a partir de esta radicalización de expresarse económicamente,
del movimiento estudiantil donde no eran de carácter económico
el MIR, nacido en 1965 como pro· sino político. Esto es, para los
dueto de la evidente crisis de iz· sectores obreros de maycres ccn·
auierda provocada por el fracaso diciones objetivas para erigirse en

864
Indice de ilustraciones

Diarios clandestinos Heuss y Adenauer 526 Fábrica uruguaya a


publicados durante ia Adenauer según una principios de siglo 614
ocupación nazi en ltatia 451 caricatura de Szewczuk 527 Trabajador cañero 614
Ferruccio Parri 456 Obreros de las plantas Tomás Serreta 617
Alcides Gasperi 458 Krupp de Essen 529 L. Herrera en los balcones
Concentración en Roma 462 Theodore Heuss 533 del Palacic. Nacional 617
Activistas del Partido Huelga de los cargonercs Primer Congreso de la CNT 621
Comunista Italiano 466 11
del Ruhr 537 E. Pastorino 621
Palmiro Tcgliatti 467 Movilización obrera en José D'Elia 621
Carabineros reprimen a los 1948 541 Marcha de la CNT en
manifestantes que repudian Otto Grotewoh 1 542 ceiebración del 1' de mayo 624
el atentado contra Togliatti 467 Pescador brasileño 546 Marcha de los sindicatos
Campesinas sicilianas 469 Secado de cueros en uruguayos 629
Luigi Longo 472 Araguaya 548 Ametralladorista policial 629
Movilización de protesta en Recolector de caucho 548 Palacio Legislativo de
Modena 472 Mujer indígena 549 Uruguay 633
Pietro Nenni 475 Luis Carlos Prestes 551 Escena de una huelga tras
G. Fanfani 475 Campesinc brasileño 551 el autogolpe de Bordaberry 633
Campaña electoral Tropas civiles brasileñas 555 Escenas de la represión 636
socialdemócrata en 1953 475 Getuiio Vargas 557 Gualberto Villarroel 643
Giuseppe Saragat 476 Gaspar Dutra 557 Fuerzas populares en la
Gabinete de Saragat 478 Agricultores nordestinos 560 insurrección de 1952 651
Soldados de Hirohito 483 Joao Goulart 565 Campesinos bolivianos 657
Ynka Yung y Kim 11 Sung 484 J. Kubitschek asume la Juan Lechín 663
Scldados norteamericanos presidencia 565 Huelguistas en el interior
en Hungnam 484 Las tropas en la calle en el de una mina de estaño 667
Syngman Rhee 487 golpe militar de 1964 568 Oasis en Somalía 675
Campesinas trabajando en H. Castelo Branca 568 Un pastor de la tribu masai
la construcción de una zanja Manifestación política en cuida su hato de cabras 679
de riego 490 apoyo a Goulart 570 Trabajadores urbanos 681
Los marines incendian una Julius Nyerere 683
Tropas brasileñas ccupan
aldea coreana 493 Carga de bolsas en un
las calles 574
Campesino coreano 495 puerto senegalés 685
Bélgica (mapa político) 579
Soldados japoneses tripulan Recolectores de café 686
Pescador belga 581
un blindado en Manchuria 496 Guerreros Kikuyu 688
Manifestación de la
Prisioneros norcoreanos 501 Tropas coloniales
Confederación de Sindicatos
Clase de capacitación pcrtuguesas 693
Cristianos 583
técnica 501 Soldados biafranos y de las
Ametralladcristas Disturbios promovidos por ·el Naciones Unidas en el
norteamericanos en Coraa 502 movimiento popular valón 585 Congo 696
Eisenhower recibe .:i Canciller Van Acker 586 Séku Touré 699
Syngman Rhee 505 Escenas de la huelga de Minero de Johannesburgo 701
PoliCias provistos de 1965 589 Trabajadcres africanos 702
detectores de minas 505 Disturbios callejeros durante
Obrero italiano trabajando
Mercado coreano 507 la huelga de 1960/61 591 en una bobinadora 706
Disturbios en Corea durante Minercs en huelga 592 León J'rotski 709
la visita de Eisenhower 508 Manifestaciones populares Obrercs rusos en los
Tropas estadounidenses en contra la "Ley de primeros años del siglo XX 710
Corea 510 austeridad" 594 Lenin y Stalin en 1922 712
Estadounidenses y soviéticos Desfile de católicos en Interior de un establecimiento
ocupan Berlín 515 Bru~elas 596 textil en 1910 715
Reunión internacional de ·Huelga pasiva 597 Alto horno en Ucrania en
Potsdam 516 Gastón Eykens 598 1929 715
Condenados a muerte por Estru::::tura económica de Trotski y Lenin en 1923 717
el tribunal de Nüremberg 521 Bélgica (mapas) 601 Campesinos excavando un
Ludwig Erhard 523 Planta siderúrgica 603 canal de riego 719
Erhard (caricatura de P3ul Almacenaje de rollos de Construcción del subterráneo
Flora) · 523 papel 604 de Moscú 719
Consejo Parlamantario de Balduino y Fabiola, reyes Obreros soviéticos trabajan
8onn 523 de Bélgica 607 eri la ccnstrucción de una
K::irl Schumactier 526 Jesé Batlle y Ordóñez 610 línea férrea 720
Obreros bri tánicos 723 Ca rdadora de una crnprc sci Vendedores de caña de
Miembros de una comuna textil 767 azúcar en Karachi 815
rural soviética (1929) 725 Cosechadores dominicanos 771 Marcha de la sal en 1930 818
Cosecha de trigo 726 Fuerzas francesas sofocan la La policía india reprime
Construcción del municipio rebelión negra de 1865 774 una manifestación 823
de la ciudad de Fran<;ois Duvalier 781 Gandhi acaudilla un mitin 823
Konsomolsk 726 Huelga de obreras haitianas 781 Gandhi en 1915 825
Campesinos soviéticos 730 Movilización del PC Nehru ·en 1954 829
Movilizaciones de los dominicano 784 Sukarno 831
cbreros italianos 735 Elie Lescot 787 Escenas de la " revolución
Trabajadoras femen inas en Pedro Albizu Campos 790 de la chaucha" 835
Gran Bretaña 739 Tropas despejando las calles Mina de Chuquicamata 836
Trabajo temporario: durante la huelga de taxistas Habitantes de una
vendedor de periódicos 741 dominicanos en 1964 791 "callampa " 838
Planta envasadora de Francisco Caamaño Deno 792 Gabriel González Videla 841
manzanas 743 Antonio lmbert Barrera 792 Carlos lbáñez del Campo 841
Manifestación de la CGT Elias Wessin y Wessin 792 Represión de un huelguista 841
francesa 745 Juan Bosch 792 Carlos lbáñez 843
Línea de montaje de Ahmed Sukarno 803 Manifestación
maquinaria bélica 747 Campesino en prisión 805 antimperialista 847
Planta laminadqra 750 Nasution 806 Plaza de Sotomayor 849
Vista general d~ una sección Su harto 806 Vistas de Valparaíso 850
de un complejo automotriz 752 Comunistas presos 806 Salvador Allende 853
Policías durante una huelga Jóvenes· indonesios en · Mina cuprífera de Sewell 854
en Alemania 759 man iobras bélicas 809 Eduardo Freí 859
Obrero de una empresa Milicias femeninas 811 Radomiro Tomic 859
siderúrgica 762 El presidente Sukarno y Tanques estactonados frente
Planta de montaje de una Nehru 811 a la Casa de la Moneda.
fábrica de autos . 765 Manifestantes indonesios 813 1957 860
Indice general

Italia: 1945-1960 Alemania en la posguerra Material documental

La competencia de las Extractos del diario "O


Yalta, Potsdam y la
centrales sindicales 460 Estado de Sáo Paulo" sobre
partición de Alemania 513
El Partido Comunista 461 la huelga general de 1911 546
La desnazíficación 518
El movimiento obrero y el Condiciones de trabajo en
La reconstitución del
"milagro eccnómico" 461 fa industria textil de San
estado alemán 520
Ccnclusíón 480 Pablo en 1917 549
Alemania dividida 525
Bibliografía 480 Cuestionario a Luis Carios
El "milagro económico
Prestes, secretario general
alemán" 530
Material documental del Partido Comunista ,
Crisis y resurrección deo!
antes del golpe de 1964 569
capitalismo monopolista 534
Declaración del Partido Reportaje al diputado-
El movimiento obrero entre
Socialista Italiano 452 sargento Antonio García
1945 y 1952 536
Saragat: "Discurso en el Filho en 1964 570
la era Adenauer. Auge
Congreso del PSI" 452 Salarios y milagro
económico y militarismo 540
Art. 39 de la Constitución económico 572
Biblicgrafía 544
Italiana 452 Texto de ,la carta-testamento
Togliatti : "Resolución sobre de Getulio Vargas 573
la paz y la lucha contra la Material documental
guerra" 453 El movimiento obrero
El ·Comité Central del PCI Resoluciones de Yalta con
ante la muerte de Stalin 464 respe:to a Alemania 518 en Bélgica
Fragmento de declaración Principios económicos del
acuerdo de Potsdam 518 El sindicalismo de
de la Unión Italiana del posguerra 581
Trabajo 468 Programa del PDC de la
zona ocupada por los Las centrales obreras
Resolución del VIII Ccngreso belgas 582
del PCI 468 británicos 525
La economía social de Composición de la clase
Di Vittcrio: "Discurso ante obrera 587
et VIII -Congreso" mercado 527
La Comunidad Europea del La huelga de 1952 593
(fragmento) 469 Las huelgas generales de
Declaraciones del comité carbón y el acero 528
Extractos del programa del 1960-1961 598
central del PSI 469 Recrudecimiento del
Storti: Intervención ante la PSD de Alemania 538
problema flamenco-valón 602
CISL 474 Bibliografía 608
L. Basso: Defensa de las Brasil: de la esclavitud al
tesis marxistas 477 golpe militar de 1964
Material documental
Corea: un nuevo estado La primera república 545 Posición de la CSC frente
obrero Les primeros pasos del al problema de los
movimiento obrero y fa trabajadores extranjeros 602
La invasión a Corea del huelga general del 17 545 Las dos posiciones en •la
Norte 509 La crisis de los años veinte FGTB antes de la huelga
y el surgimiento del general de 1960-61 604
Material r1ocumenta1 "tenentismo" 552
Formación del Partido
Las fuerzas antijaponesas 485 Comunista Brasileño 553 Uruguay: la crisis
El Partido Comunista La revolución de 1930 553 permanente
. Norcoreanc 485 Todo el poder a ·la Alianza
La ,línea fundamental del Nacional Libertadora 556 Los orígenes del mcvimiento
partido 489 El Estado Novo 558 sindical uruguayo 610
El programa de diez puntos El .fin del Estado Novo , 559 La Segunda Guerra Mundial
de la ascciación para la Política sindical del Partido y el movimiento cbrero
restauración de la patria 494 Comunista después de ia uruguayo 613
La plataforma de veinte segunda guerra 562 La posguerra: una nueva
puntos 500 La clase obrera durante ~¡ realidad 614
Programa del Partido del régimen de Dutra 563 La agudización de la crisis 619
Trabajo de Corea del Norte 506 El comienzo ·de la crisis 564 la convención nacional de
Estadísticas de los casos El movimiento ob rero trabajadores 622
de violación de•I acuerdo del de~pués de Vargas 566 El pachequismo y la
armisticio yanqui-coreano 506 Bibliografía 576 viclencia 623
La agudización de la crisis 628 El proceso de El sindicalismo en los
La represión delirante 632 descolonización 682 países metropolitanos
Bibliografía 634 Relaciones del movimiento
obrero con el movimiento Capitalismo de libre
Material documental nacional 684 competencia y sindicalismo 737
El movimiento obrero Capitalismo monopclista y
Convocatoria al Congreso después de la independencia 704 738
sindicalismo de industria
del Pueblo 626 Bibliografía 704 Negociación paritaria y
El Congreso del Pueblo 630 748
delegados sindicales
Cronología básica 636
El sindicalismo de
Material documental 751
empleados
Bolivia: la revolución E•I "Socialismo Africano" El progreso técnico y los
desfigurada según Julius Nyerere 682 nuevos contenidos de la
N'Krumah y el movimiento lucha de clases en la
"La sangre borra los
obrero 691 década del 60 , 754
males ... " 642 1
Papel del movimiento obrero La automatización y el ·
la vieja Rosca oligárquica
antes y después de la sindicalismo de empresa 760
retorna al poder · 646
independencia 694 Sindicat>Cs y partidos
Masacres blancas y rojas 648
La U.G.T.A.N . según Séku obreros 7134
Un balazo políticamente
certero mata al PIR 649 Tuu~ W8
La huelga generai 652 Declaración de principios Material documental
Mamertazo para un de la U.G.T.A.N. 700
experimento sin precedentes 652 Los metalúrgicos y la
Un gc1lpe palaciego política de rentas 754
los consejos obreros y la
convertido en insurrección
obrera y popular 654 transición al socialismo
El movimiento obrero
Gobierno de Revolución El estado y la revolución 706
Nacional antifeudal y en el Caribe
la Comuna de París 708
. antimperialista 655 Los soviets en ila \ Ubicación geográfica y
La nacionalización de las Revolución Rusa 711 status político 769
minas 658 Del doble poder al Estado Análisis comparado de las
La reacción de la derecha Scviético 718 luchas obreras en las
oligárquica 659 Los soviets después de Antillas 770
La Reforma Agraria 661 1917 724 De la conciencia de raza a
La fosa para enterrar la Los consejos obreros en la la conciencia de clase 773
revolución 664 primera posguerra 728 · Haití: la nueva oposición
"La Operación Triangular Les consejos obreros en de izquierda 777
nos va a estrangular" 668 Italia y otros países 729 Santo Domingo: la
La Operación Triangular Las experiencias de la insurrección interrumpida 788
llega al Palacic Quemado 67 l segunda posguerra mundial 733 Puertc Rico: del desarrollo
Bibliografía 672 La experiencia de del nacionailismo a la lucha
Yugoslavia 733 de clases 790
Material documental Conclusión 736 Antillas Francesas: el peso
Ayuda económica de Bolivia Bib!icgrafía 736 de los partidos clasistas 796
a •los Estados Unidos Antillas Británicas:
durante fa Segunda Guerra laborismo reformista y
Material. documental laborismo revolucionario 797
Mundial 645
Censo General de la Las posiciones Conclusiones 799
República 645 programáticas de la Bibliografía 800
Tesis de Pulacayo. Internacional Comunista 708
Punto VIII 646 León Trotski: Historia del Material documental
El "dumping" del estaño 670 Soviet 709
¿Es una clase dirigente la De la religión a la
Africa negra: movimiento burocracia? 712 CQnciencia de clase 772
obrero y liberación nacional Lenin: Discurso sobre el Tcntcns-macoutes 772
Programa presentado al Programa del P.U. des C H. 778
del Sahara al Zambezi
VIII Congreso del P.C. 717 La independencia y la
El desarrollo del movimiento Reglamento de los liberación social 782
obrero en las colonias delegados de taller en Conciencia de raza 782
británicas del Africa Negra 6 79 Inglaterra 722 El PC y la
El sindicalismc en las Gramsci: El consejo de departarnentalización -1 783
colonias francesas del fábrica 729 El PC y la
Africa Negra 680 El proceso autogestionario 732 departamentalización-11 783
El sudeste asiático: India, A. Koestler: "Gandhi , el Período de descenso y
Ceilán, Indonesia comisario" 820 encauzamiento de la lucha
Lc·s diez puntos de ·la obrera 845
El colonialismo y ilas ·luchas Conferencia de Bandung 821 El movimiento obrero y el
por la independencia 802 Sukarno: Discurs•o ante e·I alessandrismo 851
La conferencia de Bandung 821 Sexto Congreso del Partido El fracaso de la Democracia
India: el camino "socialista" Comunista Indonesio 826 Cristiana 856
de Nehru 824 Sukarno: "Marhaen y Bibliografía 864
El conflicto lndia·China y el proletariado" 827
movimiento obrero 826 El Partido Comunista y los Material documental
Indonesia. Sukarno y el empresarios nacionales 830
gobierno de unión naciona·I 830 Les acontecimientos del 12 Ley de defensa de la
Operación Yakarta 832 de agosto de 1953 err democracia 840
Bibliografía 832 Ceilán 831 El fracasado paro general
de 1956. Informe de
Material documental Clotario Slest 846
Chile: de lbáñez a Allende Evolución del sindicalismo 857
Tan Malaka: Discurso ante Cuadros de ocupación de
el Cuarto Congreso de la estructura agraria en Chile 857
Internacional 804 Periodo de gestación
Informe sobre las orgánica 842
condiciones del trabajo en Período de ascenso de la
India 816 lucha proletaria 844
Se terminó de imprimir en los talleres
gráficos de Litodar
José María Moreno 1550
Buenos Aires
en Mayo de 1974