You are on page 1of 29

Investigación Clínica

ISSN: 0535-5133
riclinicas@gmail.com
Universidad del Zulia
Venezuela

Bonilla, Ernesto
Influencia mental a distancia sobre los organismos vivientes.
Investigación Clínica, vol. 54, núm. 4, octubre-diciembre, 2013, pp. 427-454
Universidad del Zulia
Maracaibo, Venezuela

Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=372937694009

Cómo citar el artículo


Número completo
Sistema de Información Científica
Más información del artículo Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal
Página de la revista en redalyc.org Proyecto académico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abierto
Invest Clin 54(4): 427 - 454, 2013

Influencia mental a distancia


sobre los organismos vivientes.
Ernesto Bonilla¹,².
¹Centro de Investigaciones Biomédicas, Instituto Venezolano de Investigaciones
Científicas (IVIC, Sede Zulia).
²Instituto de Investigaciones Clínicas “Dr. Américo Negrette”, Facultad de Medicina,
Universidad del Zulia. Maracaibo, Venezuela.
Palabras clave: psicoquinesis, hipnosis, interacción mente-materia, el sentimiento
de ser observado.

Resumen. Este artículo revisa estudios relacionados con la influencia


mental a distancia sobre los organismos vivientes, incluyendo las sugestiones
mentales de sueño y despertar, la influencia mental a grandes distancias, las
interacciones mentales con sistemas biológicos remotos, los efectos de la
mente en la actividad fisiológica y el sentimiento de ser observado. Los efec-
tos significativos de la influencia mental a distancia se han demostrado en va-
rios ensayos bien controlados, doble-ciegos, realizados en el laboratorio, en
humanos, animales, plantas y bacterias. Aunque la influencia mental a distan-
cia parece contradecir nuestro sentido ordinario de la realidad y las leyes defi-
nidas por la ciencia convencional, se han propuesto varias hipótesis para expli-
car los efectos observados, entre las cuales se incluyen las hipótesis de los es-
cépticos, la de la transferencia de señales, la de los campos, las multidimen-
sionales de espacio-tiempo y las hipótesis de la mecánica cuántica. En conclu-
sión, a medida que los progresos en la física continúen refinando nuestra
comprensión de la realidad, surgirá una explicación racional para esta interac-
ción mental a distancia y, como lo ha mostrado la historia frecuentemente,
cada vez que las fronteras científicas se expanden, los eventos sobrenaturales
se transforman en paranormales y luego en normales.

Autor de correspondencia: Ernesto Bonilla, Instituto de Investigaciones Clínicas “Dr. Américo Negrette”, Fa-
cultad de Medicina, Universidad del Zulia, Maracaibo, Venezuela. Teléfono: 58-414-614-4972, Correo electróni-
co: embonilla2008@yahoo.com
428 Bonilla

Distant mental influence on living organisms.


Invest Clin 2013; 54(4): 427 - 454

Keywords: psychokinesis, hypnosis, mind-matter interaction, the sense of being


observed.

Abstract. This article reviews studies of distant mental influence on liv-


ing organisms, including mental suggestions of sleeping and awakening, men-
tal influence at long distances, mental interactions with remote biological sys-
tems, mental effects on physiological activity and the sense of being stared at.
Significant effects of distant mental influence have been shown in several ran-
domized controlled trials in humans, animals, plants, bacteria and cells in the
laboratory. Although distant mental influence on living organisms appears to
contradict our ordinary sense of reality and the laws defined by conventional
science, several hypotheses have been proposed to explain the observed ef-
fects; they include skeptical, signal transfer, field, multidimensional
space/time and quantum mechanics hypotheses. In conclusion, as the prog-
ress of physics continues to expand our comprehension of reality, a rational
explanation for distant mind-matter interaction will emerge and, as history
has shown repeatedly, the supernatural events will evolve into paranormal and
then, into normal ones, as the scientific frontiers expand.

Recibido: 15-06-2013 Aceptado: 10-10-2013

INTRODUCCIÓN la macro psicoquinesis. La primera se con-


centra más en la influencia directa sobre
El propósito de esta investigación do- partículas atómicas o equipos electrónicos.
cumental es presentar evidencias experi- Los ensayos más utilizados en los estudios
mentales que confirman que, en ciertas micro psicoquinéticos son los relacionados
condiciones, es posible saber e influenciar con las conductas de sistemas físicos alea-
los pensamientos, sentimientos, imágenes y torios, como la tasa de liberación de partí-
conductas de los seres humanos y otros or- culas radioactivas. La macro psicoquinesis
ganismos vivientes, aun cuando el influen- se refiere más al movimiento de objetos de
ciador y el influenciado estén separados por mayor tamaño, como los dados. La distin-
grandes distancias en el espacio y en el ción entre ambas se basa en el hecho de
tiempo, más allá del alcance de los sentidos que uno puede observar el efecto (macro
convencionales. psicoquinesis) o necesita de una evaluación
estadística para determinar si ha sucedido
INTERACCIÓN MENTE-MATERIA algo no habitual (micro psicoquinesis)
(1-3).
Psicoquinesis es el término más utili- El físico teórico Helmut Schmidt (2,3)
zado para señalar el efecto de la mente so- realizó una serie de estudios relacionados
bre la materia y cubre un amplio rango de con los efectos psicoquinéticos sobre gene-
fenómenos que pueden dividirse en dos radores electrónicos de eventos (GEE) alea-
grandes categorías: la micro psicoquinesis y torios. Estos generadores son los equivalen-

Investigación Clínica 54(4): 2013


Influencia mental a distancia sobre los organismos vivientes 429

tes a los equipos que lanzan monedas o da- mente; es decir, tenían un amplio rango de
dos al azar. Pero, a diferencia del azar obte- tamaños. Sin embargo, diferían sobre el ori-
nido por procedimientos mecánicos, los gen de esa heterogeneidad. En efecto,
GEE se valen de un proceso físico, como es Bosch y col. (5) propusieron que, posible-
la declinación de la radioactividad de los mente, el reporte selectivo de los ensayos
materiales radioactivos. La emisión de par- estaba inflando los resultados del meta-aná-
tículas individuales, a partir de una fuente lisis y que los estudios no reportados pudie-
radioactiva, no puede ser predicha ni con- ran llegar a la cifra de 1544. Radin (7), por
trolada por ningún procedimiento conoci- el contario, señaló que si se consideraban
do. Los GEE son blancos excelentes y sensi- 59 estudios (el mismo número de investiga-
bles para los estudios de la psicoquinesis y dores que publican en ese campo) no repor-
los resultados obtenidos en estas investiga- tados, y no 1544, como refieren Bosch y
ciones han sido reproducidos y han resulta- col. (5), y cada uno de ellos hubiera dado
do estadísticamente significativos. un resultado negativo, no se habría alterado
Jahn y col. (4) publicaron una revisión el resultado final, por lo que creía que no
de los experimentos realizados en su labora- estaban justificadas las conclusiones de es-
torio durante 12 años, con el objeto de in- tos autores sobre la posibilidad de que esos
vestigar la interacción mente-materia. Más resultados fueran debidos a prejuicios de
de 100 voluntarios intentaron influir men- los investigadores.
talmente a generadores de números al azar En 1991, Radin y Ferrari (8) publica-
(GNA), que son equipos electrónicos que ron los resultados de un meta-análisis de 73
generan miles de secuencias 1 o 0, por se- experimentos de macro psicoquinesis reali-
gundo. En los ensayos, los participantes tra- zados por 52 investigadores entre los años
taban de influir intencionalmente a los 1935 y 1987. Unas 2500 personas intenta-
GNA para que generaran más 1 o más 0. A ron, por más de 50 años, influir mentalmen-
pesar de que el efecto lucía pequeño, cuan- te para que la cara superior de los dados
do analizaron toda la información de la que eran lanzados sobre una mesa mostrara
base de datos, los resultados indicaron que el número que se sugería mentalmente. Se
la probabilidad de que no eran debidos al realizaron 2,6 millones de lanzamientos de
azar fue de 35 millones a 1. dados sometidos a la influencia mental de
Durante los últimos 50 años, se han los participantes en los estudios y un poco
realizado cientos de ensayos de micro psico- más de 150.000 dados lanzados en estudios
quinesis en los cuales se han utilizado los control durante los cuales no se realizó nin-
GNA. Bosch y col. (5) combinaron 380 es- guna influencia mental. El meta-análisis
tudios en los cuales se examinó si los GNA mostró que los efectos absolutos fueron sig-
podían ser influenciados por la intención. nificativos aunque no de gran magnitud
Encontraron que el efecto era estadística- pero, la probabilidad de que los resultados
mente significativo pero muy pequeño y habían sido debidos al azar fue de 1096 a 1.
que la explicación más apropiada para los Por el contrario, los resultados de los expe-
resultados de este meta-análisis era el re- rimentos control fueron los esperados si hu-
porte selectivo. Radin y col. (6) señalaron bieran sido debidos al azar.
que los estudios analizados por Bosch y col. La posibilidad de influir sobre los GNA
(5) revelaban la existencia de un efecto psi- ha sido la base para el diseño del Proyecto
coquinético genuino, que los ensayos eran de la Conciencia Global (PCG) dirigido por
de una elevada calidad metodológica y que Roger Nelson (9). Se trata de un experi-
los efectos se distribuyeron heterogénea- mento en el campo de la conciencia, para

Vol. 54(4): 427 - 454, 2013


430 Bonilla

registrar continuamente el grado de cohe- Los primeros experimentos sobre la in-


rencia mental global, resultante de los ducción de sueño y despertar mediante la
eventos que atraen la atención mundial sugestión mental, fueron realizados en La
(muerte de la Princesa Diana, Tsunami del Haya por Pierre Janet y M Gilbert (11) con
Pacífico, la caída de las Torres Gemelas de la receptora Léonie B, una campesina salu-
Nueva York, el funeral del Papa Juan Pablo dable de 50 años, en quien producían un
II, las celebraciones de Año Nuevo, etc.). sueño hipnótico en el momento que lo de-
Para lograrlo, se utiliza una red de 75 GNA searan. Gilbert hipnotizaba mentalmente a
distribuidos en diferentes partes del mundo Léonie, quien entraba en un trance hipnóti-
y conectados, vía Internet, con un servidor co profundo y era capaz de realizar acciones
situado en la Universidad de Princeton. El específicas sugeridas por Gilbert. Las dis-
PCG postula que en cuestión de minutos tancias entre el hipnotizador y la hipnotiza-
después de un evento mundial significativo, da variaron entre unos pocos metros hasta
un porcentaje muy elevado de la población 300. En una serie de experimentos, las su-
mundial conocerá los detalles de ese even- gerencias para inducir el sueño hipnótico
to, gracias a los medios de comunicación y, se produjeron en tiempos escogidos al azar.
como resultado de la atención mundial y la Tuvieron éxito en 19 de 25 experimentos.
coherencia mental que la acompaña, los En otra serie de ensayos, 16 de 20 fueron
GNA distribuidos por todo el mundo co- exitosos. Estos hallazgos fueron comproba-
menzarían a desviarse de la conducta debi- dos por Charles Richet en 1888 (12), con el
da al azar. mismo sujeto. Richet intentó producirle
Cuando se evaluaron 185 eventos de sueño mediante sugestión mental a una dis-
resonancia mundial ocurridos entre los tancia de 1 a 2 Km y tuvo éxito en 16 de 36
años 1998 y 2005, se observó una desvia- intentos.
ción muy significativa (p<0,0001) del azar, En 1922, un experimento clásico en
lo cual sugiere que cuando millones de per- telepatía fue reportado por Brugmans (13).
sonas tienen sus mentes enfocadas coheren- En este ensayo, un estudiante de física lla-
temente en un evento importante, la cohe- mado Van Dam fue investigado para corro-
rencia física u orden mundial también au- borar sus habilidades psíquicas. El sujeto
menta. En esos eventos, todos los GNA se fue vendado y colocado en un cubículo ce-
comportan de la misma manera, aun cuan- rrado con cortinas y se le pidió que pasara
do estén separados por cientos o miles de su brazo por debajo de estas para que selec-
kilómetros y repartidos por todo el mundo cionara con un dedo uno de los cuadrados
(10). Estos experimentos sugieren que las de una tabla de ajedrez de 6X8 que estaba
interacciones mente-materia observadas en sobre una mesa cercana. En cada una de las
el laboratorio también aparecen en el con- pruebas el cuadrado sería seleccionado al
texto no controlado de la vida real y a esca- azar por el experimentador. Uno de los asis-
la global. tentes (el agente) sabía cuál era el cuadra-
do objetivo y trataría de influenciar mental-
INDUCCIÓN DEL SUEÑO A DISTANCIA mente a Van Dam, para que moviera su bra-
zo y lo seleccionara. En algunos ensayos, el
La inducción del sueño a distancia, agente estaba en la misma habitación; en
acompañada o no de la sugestión mental de otros, se encontraba en una habitación si-
actos motores, es un ejemplo típico de la tuada en el piso superior. Se determinó la
influencia mental a distancia. respuesta galvánica de la piel de Van Dam
para comprobar si se producía una varia-

Investigación Clínica 54(4): 2013


Influencia mental a distancia sobre los organismos vivientes 431

ción cuando la selección del cuadrado obje- de la posibilidad de influir mentalmente a


tivo fuera correcta o incorrecta. De 187 en- distancia.
sayos tuvo éxito en 60, en lugar de los 4 La sugestión telepática fue pronto ig-
que se esperarían al azar. La diferencia fue norada en el Occidente, a comienzos del si-
muy significativa (121 millardos a 1). Los glo XX. Sin embargo, esos estudios conti-
resultados fueron semejantes cuando el nuaron realizándose en la Unión Soviética.
agente estaba en la misma habitación o en Bekhterev fue el pionero de la investigación
la habitación superior. Como lo señaló Ra- de la transmisión del pensamiento en ese
din (7) este estudio continúa siendo impor- país y el primero en invocar la hipótesis
tante por los resultados significativos en electromagnética para explicar ese fenóme-
condiciones bien controladas y porque la no (16). Fue esta hipótesis sobre la emisión
determinación de la respuesta galvánica de de radiaciones electromagnéticas por parte
la piel abrió el camino a un mayor interés del cerebro, la que sirvió de base para los
por los métodos fisiológicos para detectar trabajos de investigación del fisiólogo y psi-
los fenómenos inconscientes. cólogo ruso Leonid Vasiliev, publicados en
En 1927, Warcollier (14) reportó expe- su libro “Experimentos en Sugestión Men-
rimentos de transmisión de pensamientos tal” (17). Vasiliev y col. fueron capaces de
en los cuales participó y que fueron realiza- inducir actos motores, imágenes, sensacio-
dos entre Nueva York y París, en ambas di- nes, sueño o vigilia y reacciones fisiológicas
recciones, a una distancia de 6.000 Km. La (cambios en la respiración y en la actividad
imagen transmitida era la página de un li- electrodérmica), en personas situadas en
bro, un diagrama o un dibujo de algún obje- zonas remotas, a distancias que variaron de
to. En 15 ensayos realizados de Nueva York 20 metros hasta 1.700 kilómetros. Utiliza-
a París hubo coincidencias en 5 casos ron habitaciones forradas con plomo o con
(33,33%). De 20 experimentos entre París y hierro, para bloquear a los mediadores sen-
Nueva York, solo 5 resultaron exitosos soriales convencionales o electromagnéti-
(25%). cos. Todos los estudios de Vasiliev fueron
Konstantinides (15) reportó los ensa- realizados entre los años 1920 y 1930 en la
yos organizados por la Sociedad Ateniense Unión Soviética, en donde se vivía un clima
de Investigaciones Psíquicas realizados en- de hostilidad contra todo lo que luciera
tre Atenas y París (2101 Km), Varsovia y no-físico o paranormal. Vasiliev definió el
Atenas (1597 Km) y entre Viena y Atenas fenómeno de “sugestión mental” o “trans-
(1284 Km). Se transmitieron figuras geo- misión directa del pensamiento” como la
métricas, dibujos, cartas y objetos sólidos. transmisión, de una persona a otra, de dife-
Algunas veces, al receptor se le inducía un rentes clases de impresiones, pensamientos
trance hipnótico con la esperanza de mejo- y sentimientos, con la posibilidad de indu-
rar los resultados. La transmisión y la re- cir un trance hipnótico. En todos esos ca-
cepción de las sugestiones mentales fueron sos, los efectos se lograron sin la interme-
sincronizadas. Cada transmisión, en cual- diación de palabras, a distancia, indepen-
quier dirección, se realizó en dos oportuni- diente de la percepción mediante algunos
dades por un tiempo de 5 minutos cada vez, de los sentidos.
con 5 minutos de descanso entre ellas. En los años 1933 y 1934, Vasiliev y col.
Cuando compararon los objetos original- realizaron 260 experimentos sobre la induc-
mente transmitidos con las reproducciones ción mental del sueño y del despertar en los
realizadas por los receptores, concluyeron receptores Ivanova, Fedorova y E.S. De ese
que estos experimentos eran una evidencia total, 194 ensayos se acompañaron de regis-

Vol. 54(4): 427 - 454, 2013


432 Bonilla

tros gráficos. La inducción mental de sueño mentos. Vasiliev protegía al transmisor y/o
sólo fracasó en 6 ocasiones y la inducción al receptor en cámaras de Faraday y realiza-
del despertar, en 21. Contrariamente a lo ba experimentos a distancias diferentes en-
esperado, la colocación de barreras metáli- tre ambos, incluyendo una separación de
cas (hierro o plomo) entre el hipnotizador y más de 2.000 Km (de Sebastopol a Lenin-
el hipnotizado, no produjo ninguna dismi- grado) entre hipnotizador e hipnotizado. A
nución de la transmisión telepática. Pensa- pesar de esa distancia enorme, el receptor
ron que se trataba de una región del espec- experimentó un sueño hipnótico profundo
tro con una longitud de onda más corta (ra- cuando se le impartieron las instrucciones
yos X o gamma) lo cual era improbable o, para dormir (17).
alternativamente, de la región de ondas de En la Unión Soviética el uso de la hip-
un ancho de banda de kilómetros o de cam- nosis en la práctica psiquiátrica se mantuvo
pos eléctricos estático. en boga por un tiempo mayor que en Occi-
Cuando analizaron los experimentos dente. Las demostraciones de Platonov (18)
realizados a distancias variables, Vasiliev y revivieron el interés sobre la influencia
col. encontraron que los resultados eran mental a distancia. Tanto Platonov como
casi idénticos a los obtenidos a distancias Vasiliev fueron estudiantes de Bekhterev,
más cortas (entre una habitación y otra bajo cuya dirección trabajaron en la investi-
contigua). Concluyeron que los resultados gación de los mecanismos de la sugestión
obtenidos por su grupo eran de importancia verbal en el sueño hipnótico. La monumen-
considerable para la determinación de la tal obra de Platonov recogida en su libro
naturaleza energética del factor que trans- “La Palabra como Factor Fisiológico y Tera-
mite las imágenes, desde el cerebro del péutico” aún sigue siendo texto de consulta
emisor al del receptor. Al igual que las on- para todos los profesionales dedicados a la
das de radio, operan a grandes distancias hipnosis médica.
pero, a diferencia de ellas, no son bloquea- El problema que se le presentó a Vasi-
das por las barreras metálicas. En la gran liev en la década de los 20 del siglo pasado
mayoría de los ensayos, el dormirse o des- era que, una vez que el fenómeno de la in-
pertarse, ocurría antes de un minuto de ha- fluencia a distancia se reprodujera confia-
berlo sugerido. En casos aislados, la realiza- blemente en el laboratorio, se hacía necesa-
ción de la tarea sugerida se retardó diez o rio dar el siguiente paso para investigar sus
más minutos. Los retardos en el efecto tele- bases físicas. Tanto él como Bekhterev
pático eran aparentemente dependientes de creían que la respuesta a ese problema ha-
las cualidades del emisor, es decir, de su bía sido dada por el neurólogo italiano Caz-
habilidad para concentrarse en la sugestión zamalli (19), quien había publicado varios
que iba a ser transmitida (17). trabajos que parecían favorecer la teoría
Vasiliev también utilizó la hipnosis en electromagnética de la telepatía, que lucía
su trabajo sobre la transmisión de imágenes como una variante de la teoría fluídica de
mentales, que es un procedimiento común Mesmer (16). Según Cazzamalli la informa-
en las investigaciones modernas en las cua- ción enviada desde el emisor al receptor era
les se han usado las imágenes y los diseños. transportada por energía electromagnética,
El estado hipnótico, sin embargo, consis- en forma de ondas de radio de 0,7 a 100
tentemente mejoró los valores de percep- metros de ancho de banda. La obra de los
ción extrasensorial. Reportó que la sugeren- investigadores rusos demostró que la teoría
cia telepática para dormir o para despertar del italiano era incompatible con sus obser-
era la técnica más confiable en sus experi- vaciones. En efecto, las barreras metálicas

Investigación Clínica 54(4): 2013


Influencia mental a distancia sobre los organismos vivientes 433

que detendrían todas las ondas de radio de extraños. Luego, se colocaba al frente o de-
esas frecuencias, no eran capaces de evitar trás del sujeto, a una distancia de 3 a 4 me-
las influencias mentales del hipnotizador tros (20).
sobre el sujeto hipnotizado a distancia. A diferencia de los sujetos de Joire, los
Vasiliev y Platonov fueron muy cuida- de Vasiliev y su grupo eran hipnotizados
dosos para informar que estaban investigan- previamente. Una vez que el sujeto se en-
do un fenómeno que, aunque muy impor- contrara en un estado de hipnosis profunda
tante desde el punto de vista científico, no (con amnesia posthipnótica para no recibir
tenía nada que ver con “idealismo” o “reli- instrucciones de establecer una conexión
gión”. Pensaban que sería cuestión de tiem- emocional con el hipnotizador) sus ojos
po antes de que se demostrara que estas ob- eran vendados; luego, se le sugerían men-
servaciones tenían una base “materialista” talmente los movimientos que debería reali-
al igual que otros fenómenos de la naturale- zar. Se evitaron todas las señales que pudie-
za. El mismo Vasiliev estaba consciente del ran darle al sujeto algún conocimiento so-
hecho de que las ondas electromagnéticas bre el comienzo y el final, o sobre las suge-
de baja frecuencia y gran ancho de banda rencias que se le darían durante el experi-
no eran completamente absorbidas por las mento. Al finalizar, cuando Vasiliev le pre-
cubiertas de hierro o de plomo, de 1-3 mm guntaba al sujeto por qué hizo un movi-
de espesor, de las paredes de las cámaras miento particular, invariablemente contes-
donde realizaban sus ensayos y que la trans- taba: “Usted me dijo que lo hiciera”. De 18
misión telepática por un campo electro- ensayos realizados por su colaborador, el
magnético de baja frecuencia no estaba to- Dr. Dubrovsky, 11 fueron exitosos, 3 par-
talmente descartada (17). cialmente exitosos y 4 no exitosos. Observa-
En contra de las predicciones de la ron que la constante repetición de los ensa-
teoría electromagnética, una barrera más yos, con el mismo sujeto, tendía a dar resul-
selectiva, como una cámara de Faraday, no tados menos evidentes con el correr del
interfería con la transmisión de la sugestión tiempo. Los mejores sujetos para las prue-
mental en ninguna de las instancias donde bas de sugestión mental de actos motores,
tal sugerencia fue efectiva sin utilizar dicha eran menos efectivos en los experimentos
cámara. Este descubrimiento lanzó dudas sobre la sugestión mental de imágenes
sobre la teoría electromagnética para expli- (16).
car los fenómenos telepáticos. Los trabajos de Vasiliev y col. conduje-
En relación a la sugestión mental de ron a las siguientes conclusiones:
actos motores, Vasiliev reconoció la influen- 1. Una selección preliminar de sujetos
cia que recibió de Joire, investigador de la sensibles, es un requisito esencial para
Facultad de Medicina de Lille (Francia), investigar la naturaleza psicofísica del
quien colocaba una venda sobre los ojos de fenómeno telepático.
los sujetos y luego les ordenaba que realiza-
2. El método “hipnogénico”, acoplado al
ran algunos movimientos como, por ejem-
registro objetivo de las respuestas del
plo, elevar su mano y su brazo izquierdos o
receptor, es perfectamente apropiado
su pierna derecha, cruzar un brazo alrede-
para usar en experimentos posteriores
dor del pecho, caminar en una dirección es-
porque los resultados obtenidos con
pecífica, acercarse a una de las personas
este método son claros y repetibles.
presentes, etc. Joire inducía en los sujetos
un estado de pasividad, removiendo me- 3. No es necesario que el emisor conozca
diante la sugestión todos los pensamientos la localización o la naturaleza del me-

Vol. 54(4): 427 - 454, 2013


434 Bonilla

dio ambiente del receptor, pero debe mensky imaginó que estaba estrangulando
haber visto al receptor para visualizar a Nikolaev, quien inmediatamente se sintió
claramente su imagen al realizar la sofocado, y su electroencefalograma mostró
transmisión telepática. cambios dramáticos. En otro ensayo Ka-
4. La distancia entre el receptor y el emi- mensky imaginó que estaba golpeando físi-
sor no juega un papel importante en camente a Nikolaev, quien inmediatamente
los resultados. se cayó de la silla, sintiendo dolores en las
partes corporales donde era golpeado. Aun
5. No se pudo descubrir una radiación
cuando Nikolaev no fue formalmente hipno-
emitida por el cerebro que fuera res-
tizado, confesó que necesitó alrededor de
ponsable de la transmisión telepática
media hora para lograr un estado de relaja-
de la imagen. La hipótesis de Cazzama-
ción adecuado (21).
lli no fue confirmada.
6. El bloqueo del emisor o del receptor,
mediante metales (plomo y hierro), no INFLUENCIA MENTAL
evita la ocurrencia del fenómeno tele- SOBRE LOS SERES VIVIENTES
pático. Debe concluirse, entonces, que
si la transmisión del pensamiento a En 1959, el médico checo Stépan Fi-
distancia es efectuada mediante radia- gar midió el flujo sanguíneo en la punta de
ciones de energía electromagnética, los dedos, en un par de individuos aislados,
que emana del sistema nervioso cen- con el objeto de determinar si había una co-
tral, esa energía debería buscarse en la nexión telepática inconsciente entre ellos.
región de ancho de banda cercana a Estas personas no se conocían y no sabían
los kilómetros, o en la región de los ra- la naturaleza del experimento. Figar encon-
yos X. Sin embargo, pensaron que nin- tró que cuando a uno, del par de sujetos, se
guna de esas posibilidades era proba- le pedía que realizara cálculos aritméticos
ble. mentalmente, la presión arterial del otro
En la época de Vasiliev se desconocía variaba notablemente (22).
que las ondas electromagnéticas de baja Braud y col. (23) observaron que los
frecuencia y gran longitud (varios cientos sistemas vivientes también pueden ser utili-
de metros o más), no son absorbidas com- zados como blancos en la investigación de
pletamente por el hierro y el plomo de 1 a 3 los efectos psicoquinéticos. En efecto, in-
mm de grosor, que cubría las paredes de la fluencias psicoquinéticas exitosas se han
cámara usada para los ensayos. Por esta ra- comprobado en una gran variedad de siste-
zón, la transmisión de imágenes mentales, mas biológicos tales como bacterias, hon-
mediante un campo electromagnético de gos, células de diferentes tejidos, plantas,
baja frecuencia, no estaba descartada por animales y algunas reacciones fisiológicas
los experimentos que realizaron en su labo- en los seres humanos.
ratorio. Braud y Schlitz (24) realizaron su pri-
En los años sesenta del siglo XX Yuri mer estudio experimental sobre la influen-
Kamensky condujo experimentos telepáti- cia mental a distancia en la actividad elec-
cos desde Moscú hasta Leningrado (800 Km trodérmica (AED), que es debida a cambios,
de distancia), utilizando como sujeto a Karl habitualmente inconscientes, en la activi-
Nikolaev quien estaba conectado a monito- dad eléctrica de la piel, producidos por la
res de actividad fisiológica que determina- actividad del sistema nervioso simpático y
ban la respuesta biológica a la transmisión las glándulas sudoríparas. Comprobaron
telepática. En uno de los experimentos, Ka- que la AED varió según la intencionalidad

Investigación Clínica 54(4): 2013


Influencia mental a distancia sobre los organismos vivientes 435

del influenciador que estaba situado lejos siones se determinó la AED durante 10 pe-
del influenciado. El influenciado mostró ríodos de 30 segundos de influencia y 10
mayor AED durante los períodos de incre- períodos de 30 segundos de control. Los in-
mento de la intencionalidad y menor activi- fluenciadores (Braud y Schlitz), observaban
dad durante los períodos de calma. Conclu- un polígrafo que trazaba la AED de las per-
yeron que los procesos mentales de una sonas estudiadas y, por lo tanto, recibían
persona (atención e intención) son capaces instantáneamente información de la AED
de interactuar efectivamente con las activi- de los sujetos estudiados. Después de regis-
dades físicas, mentales y emocionales de trar los niveles basales de la AED, el experi-
otro individuo, aún cuando esté situado a mentador abría un sobre que contenía la in-
una distancia fuera del alcance de influen- formación, que indicaba la secuencia de los
cias energéticas o informacionales. Desde el períodos de influencia y de control en cada
punto de vista práctico, los experimentos ensayo. Los sobres eran preparados previa-
sobre la influencia mental en los sistemas mente por otra persona, mediante una ta-
orgánicos pueden ser considerados como bla de números aleatorios. Si se indicaba
análogos de, por lo menos, algunas formas que el período de control estaba en progre-
de sanación psíquica. Mediante estos ensa- so, el influenciador trataba de no pensar en
yos puede ser posible determinar la magni- el sujeto. Durante los períodos de disminu-
tud, permanencia, límites y aplicación po- ción de la AED, el influenciador intentaba
tencial de los efectos psicoquinéticos bioló- calmar psíquicamente al sujeto para que se
gicamente útiles. produjera un descenso de la AED, durante
Braud y Schlitz (24) escogieron arbi- los 30 segundos correspondientes. Esto lo
trariamente una conducta o actividad fisio- hacía el influenciador relajándose e imagi-
lógica (AED) y examinaron, por un período nando que el influenciado hacía lo mismo;
de tiempo, la respuesta obtenida en el blan- también podía enviar mensajes o sentimien-
co seleccionado. El experimento se dividió tos de calma al sujeto influenciado o visuali-
en un número idéntico de momentos de in- zar al polígrafo produciendo un trazado pla-
fluencia y de no influencia (control). Duran- no, libre de AED. Se comprobó que las per-
te el período de influencia, un influenciador sonas que tenían “necesidad” de reducir la
(situado fuera del rango sensorial del recep- AED (los sujetos activos) evidenciaron una
tor), intentaba influir psíquicamente la ac- reducción significativa de su AED
tividad escogida en el organismo blanco, en (p<0,001). En los sujetos inactivos, no se
una dirección predeterminada. En todas las observaron diferencias en las magnitudes
pruebas el influenciador recibía una retroa- de los efectos. En los experimentos de auto-
limentación instantánea del estado del re- control, en sujetos activos se logró una des-
ceptor. Durante los períodos control, no se viación del 19% de la AED, pero no fue sig-
realizaba ningún intento psicoquinético. El nificativamente mayor que la producida por
propósito de este estudio era comprobar si un influenciador.
era posible disminuir psíquicamente la AED Cualquier interacción telepática entre
de una persona receptora, solamente duran- dos personas, podría ser vista como una in-
te los períodos de influencia. Se realizaron fluencia mental directa de una de ellas so-
32 ensayos. La mitad de las personas tenía bre el cerebro de la otra. Para comprobar
una AED excesiva (sujetos muy activos); la que los blancos más efectivos para estas in-
otra mitad estaba conformada por indivi- fluencias pudieran ser otros cerebros, otras
duos que tenían una AED normal o baja (su- neuronas o materiales similares a estos, se-
jetos inactivos). Para cada una de las 32 se- ría necesario conducir experimentos, en los

Vol. 54(4): 427 - 454, 2013


436 Bonilla

cuales se podría intentar influenciar direc- distante y aislada electromagnéticamente,


tamente a las neuronas o a otras prepara- el sanador dirigía su intención hacia el re-
ciones similares, mantenidas fuera del cuer- ceptor, durante períodos de 10 segundos.
po. Treinta y seis parejas participaron en 38 se-
siones. En 22 parejas, una persona del par
SANACIÓN A DISTANCIA era un paciente con cáncer. En 12 de estas
parejas, la persona sana fue entrenada para
En el año 2002, Benor (25) revisó 61 dirigir su intención de sanación hacia el pa-
estudios de curación a distancia y consiguió ciente y se le solicitó que practicara esa in-
efectos positivos significativos en humanos, tención diariamente por 3 meses, antes del
animales y plantas. experimento (“grupo entrenado”). En las
Achterberg y col. (26) estudiaron 11 otras 10 parejas, el par fue examinado antes
sanadores que tenían más de 23 años reali- de que el sanador fuera entrenado (“grupo
zando esa actividad Cada uno de ellos, se- de espera”). Catorce parejas sanas no reci-
leccionó a una persona conocida, por quien bieron entrenamiento (“grupo control”).
sentía simpatía y compasión, como el re- Como resultado, se encontró que la con-
ceptor de sus esfuerzos de curación a dis- ductancia de la piel aumentó durante los
tancia. Describieron sus esfuerzos de cura- períodos de intención (P = 0.00009). Las
ción como el envío de energía, buenas in- desviaciones fueron mayores y más sosteni-
tenciones o pensamientos y oraciones por das en el grupo entrenado; los efectos fue-
la salud del receptor, quien estaba dentro ron más moderados en el grupo de espera y
de un equipo de resonancia magnética fun- aún más pequeños en el grupo control. Los
cional, aislado de cualquier forma de con- autores concluyeron que la intención dirigi-
tacto con el sanador, quien dirigía sus in- da hacia una persona distante se correlacio-
tenciones con intervalos de 2 minutos, es- nó con la activación de su SNA. La fuerte
cogidos al azar. Durante el período de cura- motivación para sanar y ser sanado y el en-
ción, las áreas del cerebro más activadas trenamiento en cómo cultivar y dirigir la in-
fueron las cortezas cingulada anterior y me- tención compasiva, podrían incrementar
dia, el precúneo y las áreas frontales. La di- este efecto.
ferencia fue estadísticamente significativa Tsubono y col. (28) estudiaron el efec-
(p<0.00127). Concluyeron que la conexión to de la sanación a distancia, practicada por
intencional de un sanador con una persona un sanador japonés profesional, en pacien-
aislada sensorialmente, puede correlacio- tes que sufrían de dolor crónico (sin causa
narse con cambios en la función cerebral de aparente, o que persistía durante un largo
ese individuo. periodo después de un traumatismo o una
En el año 2008, Radin y col. (27) reali- intervención quirúrgica). Los participantes
zaron un estudio doble ciego para investi- fueron reclutados a través de mensajes en
gar los efectos de la intención en el sistema la radio o en los periódicos locales. Los su-
nervioso autónomo (SNA), del sanador y del jetos se dividieron en un grupo tratado y un
receptor de la sanación a distancia. Explo- grupo control, usando un procedimiento
raron también el papel que juegan la moti- doble ciego. Los pacientes se entrevistaron
vación y el entrenamiento en la modulación con el sanador en una sesión inicial donde
de esos efectos. Los valores de la conduc- también realizaron una meditación por 20
tancia de la piel se determinaron en cada minutos. El sanador regresó a Japón des-
miembro del par. Mientras el receptor se pués de la sesión y comenzó la sanación a
relajaba por 30 minutos, en una habitación distancia, solo al grupo de tratamiento, por

Investigación Clínica 54(4): 2013


Influencia mental a distancia sobre los organismos vivientes 437

un período de 2 meses. A todos los partici- El estudio de la sanación a distancia se


pantes se les pidió que realizaran una medi- ha hecho difícil debido a la poderosa in-
tación de 20 minutos cada día durante esos fluencia somática que ejercen factores
2 meses. Se reclutaron 17 pacientes, pero como la sugestión y la expectativa (30). Por
sólo 16 completaron el estudio. Al compa- esa razón, es fundamental que la persona
rar el dolor durante el período de pretrata- que está recibiendo los intentos de sana-
miento con el dolor postratamiento, se ob- ción no tenga conciencia de ellos. La forma
servó un efecto significativo debido a la sa- más fácil de asegurar que se trata de un es-
nación a distancia (P<0.056). Reportaron tudio doble ciego es situando al sanador y
también una mejoría significativa del dolor al receptor de la sanación en sitios separa-
en el grupo tratado, al compararlo con el dos y realizando los intentos de sanación en
grupo control (P<0.0016). tiempos escogidos al azar y desconocidos
Easter y Watt (29) exploraron la im- por el receptor. El aislamiento a distancia,
portancia de la expectativa en la respuesta elimina la posibilidad de señales sutiles, no
a la sanación a distancia. Examinaron dos intencionales de parte del sanador (por
hipótesis: 1. Los participantes, que sabían ejemplo, cambios sutiles en su voz, en su
que pertenecían al grupo que recibía la sa- respiración o en su lenguaje corporal), que
nación, reportarían una mejoría mayor que no le permitan saber al receptor cuándo se
la de aquellos que sabían que no estaban re- están realizando los intentos de sanación.
cibiendo la sanación a distancia. 2. Los par- De esta manera, se elimina la posibilidad de
ticipantes que creían en la sanación a dis- que el receptor use la inferencia racional
tancia, reportarían mayores beneficios que para determinar los momentos probables
los no creyentes. Se reclutaron 60 pacien- de los intentos de sanación. Además, la con-
tes de una clínica de reumatología. Los que dición somática del enfermo debe ser medi-
pertenecían a la “condición de sanación” da objetiva y confiablemente para que los
recibieron sanación a distancia de sanado- cambios observados puedan ser estudiados
res expertos, mientras que los participantes apropiadamente.
del grupo control no recibieron ninguna in- Pudiera existir oposición a la sanación
tervención. La mitad de los participantes por parte de los pacientes, de sus familiares
sabía el grupo al que pertenecía; la otra mi- o de los médicos tratantes. Por ello, los in-
tad lo desconocía, Como resultado de este vestigadores han desarrollado una estrate-
estudio se comprobó que el saber que se es- gia alternativa para el estudio de la sana-
taba recibiendo una sanación a distancia es- ción a distancia. Han diseñado y conducido
taba asociado con una mejoría en los pa- estudios análogos de sanación, como la in-
cientes que pertenecían a la “condición de fluencia mental remota sobre los sistemas
sanación”. Los pacientes que no sabían si vivientes (blancos biológicos), en condicio-
estaban recibiendo la sanación no mostra- nes muy bien controladas.
ron evidencias de mejoría. La creencia en la Muchos estudios análogos de la sana-
sanación a distancia no tuvo ningún efecto ción se han realizado en los últimos 50 años
sobre los resultados. Los autores concluye- y han sido revisados por Benor (31), Braud
ron que la mejoría reportada en el dolor y (32) y Solfvin (33). Influencias mentales re-
el bienestar parecía ser debida a que los pa- motas significativas se han observado en ex-
cientes sabían que pertenecían a la “condi- perimentos con bacterias, colonias de hon-
ción de sanación” más que a la sanación a gos, levadura, plantas, protozoos, larvas,
distancia per se. hormigas, peces, pollos, ratones, ratas, ga-
tos, perros, delfines y seres humanos. Expe-

Vol. 54(4): 427 - 454, 2013


438 Bonilla

rimentos adicionales han demostrado su drían no ser distintas, separadas o aisladas


efectividad en cultivos celulares in vitro (cé- como lucen, sino que estarían profunda-
lulas sanguíneas, neuronas, células cancero- mente interconectadas, unificadas, omni-
sas) y en la actividad de enzimas. El amplio presentes y omniscientes. Lo que está dis-
rango de estos experimentos y sus resulta- ponible para una mente estaría disponible
dos positivos sugieren que la habilidad para para todas las mentes y podría ya ser parte
influenciar mentalmente a distancia, a los de todas las mentes, en lo que sería seme-
organismos vivientes, parece ser inherente jante a un holograma.
a toda la humanidad. Los hallazgos en los experimentos so-
LeShan (34) atribuyó los efectos de la bre el efecto de la oración y la sanación a
sanación a los siguientes factores: 1. La in- distancia, sugieren la existencia de una pro-
tervención divina; 2. La intervención espiri- funda interconexión entre las personas, la
tual; 3. Algún tipo de mediador energético cual ha sido observada en las experiencias
y 4. El incremento de la auto-reparación religiosas, místicas y espirituales.
por parte del enfermo, inducida cuando el
sanador y el paciente comparten una expe- ANÁLOGOS DE LA SANACIÓN
riencia unitaria. Esta última explicación es A DISTANCIA
la preferida por LeShan. Según Braud (23),
existen dos clases de explicaciones de los En 1997, Schlitz y Braud (35) publica-
efectos obtenidos. La primera es que tales ron una revisión sobre los análogos experi-
efectos son mediados por una forma rara de mentales de la sanación a distancia y un
energía. Para este autor, quizás la única meta-análisis de 30 experimentos en los
energía convencional que puede calificar cuales sanadores, psíquicos y otros volunta-
como un mediador potente es la energía rios auto-seleccionados fueron capaces de
electromagnética de frecuencia extremada- influenciar la actividad del sistema nervioso
mente baja, la cual tiene excelentes propie- autónomo de personas distantes. Estas in-
dades de penetración y puede viajar a gran- fluencias mentales a distancia tienen impli-
des distancias. Los mayores problemas con caciones para el entendimiento de los posi-
esta forma de energía son los siguientes: bles mecanismos de la sanación remota, la
1.Debería comportarse de una manera muy naturaleza de la relación mente-cuerpo y el
rara con respecto al tiempo, para poder ex- papel de la conciencia en el mundo físico.
plicar los efectos mentales desplazados en Las investigaciones sobre la sanación a
el tiempo, que se han observado en ciertas distancia, al igual que las de la telepatía, la
pruebas; 2.Tendría que transportar mucha psicoquinesis y la precognición han sido
más información que la que parece capaz controversiales a través de la historia. Aun-
de transportar; 3. Tendría que ser codifica- que gran parte del debate entre escépticos
da por el cerebro del influenciador y decodi- y proponentes ha sido útil, porque ha con-
ficada por el cerebro del blanco de la sana- ducido a diseños experimentales y a análisis
ción. La segunda explicación propuesta por más sofisticados, ha limitado la habilidad
Braud (23) es que la mente es no-local y, en para conducir una evaluación clara y des-
ciertas condiciones especiales, se manifies- prejuiciada. En general, el objetivo de estos
ta su naturaleza no-local. Según esta pro- experimentos es influir algún proceso que
puesta, la energía o información no viajaría se pueda medir objetivamente en otro siste-
de un sitio a otro o de una mente a otra, ma viviente. Los mejores experimentos uti-
sino que estaría en todas partes. La mente lizan diseños controlados, que eliminan
del influenciador y la del influenciado po- cualquier fuente convencional de efecto

Investigación Clínica 54(4): 2013


Influencia mental a distancia sobre los organismos vivientes 439

aparente, incluyendo las manipulaciones, la que no hubiera diferencias entre los frascos
sugestión y la expectativa. tratados por Estebany y los controles. Para
En los primeros ensayos de los análo- cada sesión, el sanador sostuvo, por varios
gos de la sanación a distancia, el sanador minutos, los frascos que iban a ser “influen-
buscaba influir y mitigar un proceso deleté- ciados”, durante los cuales trataba de can-
reo en un organismo blanco, con el objeto celar sus efectos nocivos sobre el creci-
de mejorar su vitalidad o disminuir la mor- miento de las plantas. Se comprobó que las
bilidad y la mortalidad. plantas regadas con la solución salina trata-
Grad (36), condujo una serie de expe- da por Estebany, crecieron significativa-
rimentos con 300 ratones, en los que pro- mente más que las plantas regadas con la
dujo quirúrgicamente pequeñas heridas en misma solución, pero no tratada por el sa-
la piel; luego, los separó en tres grupos al nador.
azar. Uno de ellos fue tratado por el sana- Nash (37) reportó, en un estudio doble
dor húngaro Oskar Estebany, a quien se le ciego, que el crecimiento de bacterias po-
pidió que sostuviera con sus manos las jau- dría ser mentalmente influenciado. Investi-
las de los ratones de su grupo y tratara de gó si la mente era capaz de afectar la tasa
acelerar la curación de las heridas. Un se- de mutación de la Escherichia coli. Normal-
gundo grupo de ratones, fue tratado por mente, la bacteria comienza su vida siendo
unos estudiantes de medicina “escépticos”. incapaz de fermentar la lactosa (“lactosa
El tercero, permaneció sin tratamiento negativa”), pero después de varias genera-
(control). Después de un período de tiempo ciones se produce una mutación hasta ha-
predefinido, las heridas de los ratones de cerse “lactosa positiva”. Este proceso ocu-
los tres grupos fueron medidas y compara- rre a una tasa predecible. Nash quería saber
das. Los ratones heridos tratados por Este- si podía ser acelerado o retardado, por la in-
bany, sanaron significativamente más rápi- fluencia mental de voluntarios. Sesenta es-
damente que los ratones de los dos grupos tudiantes participaron en el ensayo. Cada
restantes. El tratado por los estudiantes de uno de ellos recibió nueve tubos de ensayo
medicina, tardó más en sanar que el grupo que contenían cultivos de E. coli, tanto lac-
control. tosa negativa como lactosa positiva. A los
Grad también realizó ensayos en los estudiantes se les pidió que mentalmente
cuales se le pidió a Estebany que influencia- incrementaran la transformación de las
ra el crecimiento de plantas (altura y densi- bacterias no mutadas, en los primeros tres
dad del follaje) medido por observadores in- tubos, de lactosa negativa a lactosa positi-
dependientes, que desconocían cuales eran va. En los siguientes tres tubos de cultivo,
las tratadas y cuales las controles. Los re- intentarían disminuir el proceso de muta-
sultados del efecto del sanador fueron signi- ción. Los tres tubos restantes sirvieron de
ficativos. En uno de los experimentos más control y no fueron expuestos a ningún tipo
impresionantes, Grad le solicitó a Estebany de influencia. Cuando se analizaron los re-
que tratara solamente una solución salina, sultados, Nash descubrió una tasa de muta-
usada para disminuir la tasa de crecimiento ción mayor que la normal, en los tres tubos
de las plantas. Los frascos que tenían la so- que habían recibido las intenciones positi-
lución salina fueron esterilizados previa- vas para mutar, y menor que la normal, en
mente y sellados, para evitar cualquier con- los tubos que recibieron la intención de in-
taminación bacteriana o química por parte hibir el proceso. Los efectos más marcados
de las manos de Estebany. La temperatura se observaron cuando la influencia mental
de los frascos se mantuvo constante, para era para inhibir la mutación.

Vol. 54(4): 427 - 454, 2013


440 Bonilla

Braud y col. (23) realizaron experi- mentalmente la velocidad de hemólisis. Die-


mentos con el pez eléctrico Gymnotos cara- ciséis voluntarios intentarían influenciar
po, colocado en un pequeño tanque de agua (proteger) su propia sangre y los otros 16
cubierto con placas metálicas a los lados. influenciarían la sangre de otra persona.
Los investigadores fueron capaces de utili- Los ensayos se realizaron entre las 14 y 42
zar el campo eléctrico fluctuante del pez, horas siguientes a la toma de la muestra.
como una señal de retroalimentación para Una sesión consistía de 4 períodos de 15
los influenciadores humanos, situados en minutos (2 de control y 2 de influencia). El
una habitación distante. También realiza- experimentador que realizaba las medicio-
ron varios experimentos en los cuales los in- nes de la hemólisis, desconocía la secuencia
fluenciadores distantes afectaron la activi- de estos períodos. El sujeto sabría su propia
dad locomotora de ratas del desierto que secuencia al consultar un sobre sellado, que
corrían sobre ruedas giratorias. recibiría después que terminara la entrevis-
Los siguientes materiales utilizados ta con el experimentador y éste regresara a
como blanco fueron eritrocitos estresados la habitación donde se encontraba el equi-
por ósmosis, al colocarlos en una solución po de medición (una habitación separada,
hipotónica. Los donadores de estas células, en el mismo edificio, cuyas ventanas perma-
situados a cierta distancia, intentarían pro- necieron cerradas durante el experimento).
teger a ciertas muestras de células median- La habitación donde se encontraba el suje-
te su influencia mental (23). Treinta y dos to no tenía ventanas. Los resultados indica-
sujetos participaron en el estudio. Fueron ron que un número significativo de los suje-
escogidos de una población de individuos tos voluntarios lograron producir una dis-
normales, saludables, sin problemas alérgi- minución de la hemólisis, estadísticamente
cos o inmunológicos u otra enfermedad significativa, en los tubos “protegidos”, al
aparente, libres de medicamentos (excepto compararlos con los “control” (p =
anticonceptivos orales o antigripales, toma- 1.91×10–5). En general, no se observó dife-
dos ocasionalmente). La muestra consistió rencia cuando el influenciador trabajó con
de 17 mujeres y 15 hombres. Los volunta- su propia sangre, o con la de otra persona,
rios donaron 4 muestras de 10 ml de sangre aunque los resultados tendían a ser más sig-
venosa. Los tubos se guardaron en un refri- nificativos cuando se trabajaba con la san-
gerador a 4°C. Las 32 muestras de eritroci- gre propia. En estos experimentos, la hemó-
tos se guardaron en 20 tubos, que fueron lisis ocurrió in vitro y fue producida por es-
sometidos a estrés osmótico con solución trés osmótico. No es posible extrapolar es-
salina hipotónica. Los influenciadores in- tos resultados a los que se obtendrían si la
tentaron proteger las células en 10 de los hemólisis fuera producida in vivo, donde
tubos, mediante estrategias de visualización podrían contribuir otros factores, además
e intención. Los 10 tubos restantes, se usa- del estrés osmótico. Los eritrocitos son cé-
ron como controles, no influenciados. La lulas vivientes, carecen de núcleo, por lo
velocidad de hemólisis se midió fotométri- que con la utilización de leucocitos o neu-
camente durante 1 minuto, en cada uno de ronas cultivadas se esperarían resultados
los tubos. Los voluntarios y los experimen- más dramáticos.
tadores desconocían los aspectos críticos Braud y Schlitz (24) publicaron un tra-
del experimento. Los sujetos voluntarios y bajo donde describieron los resultados de
los tubos se colocaron en habitaciones se- 13 años de experimentos realizados en su
paradas, para eliminar influencias conven- laboratorio que demostraron que las perso-
cionales. Los sujetos intentaron retardar nas son capaces de ejercer influencias men-

Investigación Clínica 54(4): 2013


Influencia mental a distancia sobre los organismos vivientes 441

tales directas sobre una variedad de siste- ensayos (78 sesiones) realizados, con una
mas biológicos, situados a distancia del in- r=0.18. Los resultados de la orientación es-
fluenciador y blindadas de toda influencia pacial de los peces Gymnotus carapo, fue-
informacional y energética convencional. ron significativos en 3 de los 4 experimen-
La actividad, espontáneamente fluctuante tos realizados (40 sesiones) con una
del sistema blanco. era vigilada objetiva- r=0,56. Los estudios sobre la actividad lo-
mente durante los períodos de influencia y comotora de las ratas del desierto, fueron
de control, escogidos al azar, mientras en significativos en 3 de los 4 experimentos
una habitación distante, una persona inten- (40 sesiones), con una r=0,58. En total, du-
taba influenciar la actividad del sistema en rante estos 13 años de investigación se rea-
una forma preespecificada, utilizando pro- lizaron 37 experimentos y 655 sesiones; se
cesos de intencionalidad, atención enfocada usaron 449 tipos de receptores, 153 in-
e imaginación del resultado deseado. El di- fluenciadores y 13 experimentadores. El ta-
seño experimental descartó las sugerencias maño promedio del efecto r fue de +0,33,
sutiles, errores en el registro, efectos de la con un 57% de experimentos que resultaron
expectativa y de la sugestión, artefactos de- estadísticamente significativos en el grupo
bidos a los estímulos externos, ritmos inter- de las 8 áreas de influencia examinadas.
nos confusos y coincidencias. Los sistemas Para explorar la interrogante de la in-
influenciados a distancia incluyeron la AED fluencia mente-materia sobre los sistemas
de otra persona (influencia y atención), la vivientes y no-vivientes, Radin y col. (38),
presión arterial, reacciones ideomotoras, utilizaron cultivos de astrocitos, para deter-
actividad muscular, orientación espacial de minar si estas células crecían más cuando
peces, actividad locomotora de animales pe- eran expuestas a intenciones de sanación,
queños y la velocidad de hemólisis de los al compararlas con las no expuestas. Para
eritrocitos humanos. Estos experimentos sus sistemas no-vivientes, utilizaron GNA.
eran considerados como análogos, en el la- También investigaron si las intenciones de
boratorio, de la sanación mental a distan- sanación, practicadas repetidamente en el
cia. En los 15 experimentos de AED, duran- mismo sitio, pueden cambiar ese espacio
te los cuales se realizaron 323 sesiones, el para transformarlo en un lugar de sanación,
tamaño del efecto (r) varió de –0,24 a + porque existe la creencia de que, con la ex-
0,72 con un promedio de +0,25, valores posición constante, estos sitios generarían
que se compararon muy favorablemente sanaciones similares a las producidas por
con los tamaños de r reportados en la inves- un sanador. Esta idea está apoyada por to-
tigación biomédica y conductual. Por ejem- dos los relatos de curaciones espontáneas,
plo, los valores de r del estudio sobre los ocurridas en sitios sagrados como Lourdes
efectos cardiovasculares del propanolol y de (Francia) y Fátima (Portugal). Para este es-
la aspirina conducidos por Los Institutos tudio, utilizaron 4 sanadores practicantes
Nacionales de Salud (NIH) de los Estados de Johrei (práctica espiritual de sanación
Unidos fueron de +0,04 y +0,03, respecti- originada en Japón), que postula la existen-
vamente. cia de una energía universal o fuerza espiri-
De todos los experimentos realizados tual, que puede ser cultivada y dirigida por
durante este período, solo la influencia la intención, con el objeto de sanar el cuer-
mental sobre el temblor no fue significati- po y afectar favorablemente el espacio físico
va, en ninguno de los 2 experimentos reali- donde se realizan los tratamientos. Los as-
zados (19 Sesiones). La AED provocada por trocitos fueron cultivados en 16 frascos se-
la atención, fue significativa en todos los llados, que contenían la solución nutritiva

Vol. 54(4): 427 - 454, 2013


442 Bonilla

para mantener a las células vivas. Dos fras- que avanzaba el experimento. Por el contra-
cos, escogidos al azar, se usaron como con- rio, las células control no mostraron esa
trol; 2 frascos adicionales, se colocaron en tendencia. La exposición repetida al Johrei,
la incubadora. Los 12 frascos restantes, se provocó un incremento significativo del cre-
pusieron en una caja aislada térmicamente cimiento de los astrocitos. Los 3 GNA pro-
que fue llevada a los laboratorios del Insti- dujeron una respuesta pico, estadísticamen-
tuto de Investigaciones Noéticas, situado a te significativa, en la mañana del tercer día.
64 Km de distancia en Petaluma, California. Cada uno de los 3 GNA, independientemen-
Los frascos se almacenaron en el laborato- te, produjo el pico al mismo tiempo. Es de-
rio y periódicamente, se tomaban grupos de cir, tanto los astrocitos cultivados, como
3 frascos que se colocaban en una cámara los 3 GNA, se desviaron del azar al mismo
aislada acústica y electromagnéticamente, tiempo, en el tercer día. Este estudio sugie-
en donde se realizaron los tratamientos. re que ciertas formas de intención enfocada
Durante cada sesión de tratamiento, un influyen causalmente, tanto en los sistemas
practicante de Johrei dirigía sus intencio- vivientes como en los no-vivientes.
nes de sanación, durante 5 minutos, hacia Rubik y col. (39) realizaron un estudio
los frascos, que estaban a unos 66 cm de para determinar la influencia del contexto
distancia. Luego abandonaba la cámara. de la sanación y del estado de bienestar de
Este proceso se repitió 4 veces diarias por 3 practicantes de Reiki sobre el crecimiento
días, alternando, al azar, las sesiones de sa- de bacterias sometidas a calentamiento. Se
nación y las de control. Entre cada 2 sesio- utilizaron medios de cultivos frescos de
nes de sanación, 4 practicantes de Johrei Escherichia coli K12. Las muestras fueron
entraban a la cámara sellada, para realizar sometidas a calentamiento antes del trata-
una meditación cantada y para enviarse in- miento con Reiki, realizado por practican-
tenciones de sanación entre ellos. Cada una tes de esta técnica, por un período de hasta
de estas sesiones duraba una hora y cuarto; 15 minutos. Para estos experimentos, esta-
mediante ellas, los sanadores pretendían blecieron parámetros para que la tasa de
“condicionar el espacio” de la cámara, para crecimiento de la bacteria disminuyera has-
incrementar los resultados favorables de las ta el 50% del nivel normal. Los controles no
sanaciones. Después de cada día de experi- fueron tratados. Mediante un contador au-
mentación, se regresaban todos los frascos tomático de las colonias de E. coli, se deter-
al incubador, situado en el laboratorio de minó el número de bacterias viables. Cada
San Francisco, California, Diez días des- sanador iría al laboratorio en tres días dis-
pués, las células de todos los frascos fueron tintos, y trabajaría con un grupo de tubos
fijadas, para detener su crecimiento y luego de ensayo que contenían la bacteria. La pri-
fueron teñidas. Dos GNA estaban escondi- mera vez que fueron al laboratorio, los
dos en la cámara aislada, detrás de una cor- practicantes llenaron una forma estandari-
tina. Un tercer GNA era un contador Gei- zada, para determinar su grado de bienes-
ger, situado a 2 metros de distancia de la tar. Luego, se les informó que dentro de
cámara y conectado a una computadora. una caja estaban unas células que habían
Los 3 GNA estuvieron funcionando antes, sido estresadas con calor; se les pidió que
durante y después que los practicantes de practicaran el Reiki directamente a la caja
Johrei realizaban sus sesiones de sanación. que contenía los tubos de ensayo con la
Como lo predijo la hipótesis del “espa- bacteria. Sin que los practicantes lo supie-
cio condicionado”, las células tratadas cre- ran, había otra caja con un número similar
cieron más significativamente, a medida de tubos, en un lugar separado del laborato-

Investigación Clínica 54(4): 2013


Influencia mental a distancia sobre los organismos vivientes 443

rio, para que sirvieran de control. Catorce vientes; se reportaron 1055 sesiones indivi-
practicantes de Reiki, completaron 3 trata- duales realizadas entre los años 1977 y
mientos (n=42 tratamientos, con un núme- 2000. Los resultados fueron significativos
ro igual de controles) en un contexto de no (p<0,001), lo cual descarta a la coinciden-
sanación y otros 2 tratamientos (n=28) en cia como la responsable de este fenómeno.
los cuales los sanadores trataron, por 30 En el análisis de los ensayos sobre la “obser-
minutos, a un paciente que se quejaba de vación remota”; encontraron 15 experimen-
dolor (contexto de sanación). No se encon- tos (379 sesiones) conducidos entre 1989 y
tró diferencia entre los tubos control y los 1998. Los resultados también fueron signi-
tratados, en el contexto de no sanación. En ficativos (p<0,01). Este grupo de investiga-
el contexto de sanación, los tubos de culti- dores concluyó que, en estas dos clases de
vos tratados con Reiki tuvieron muchas más experimentos, existe un efecto pequeño
bacterias que los controles (p<0,05). El pero estadísticamente significativo y que,
grado de bienestar social (p<0,013) y emo- por lo tanto, no podría descartarse la exis-
cional (p<0,031) del practicante, se corre- tencia de alguna anomalía relacionada con
lacionó con los resultados del tratamiento las intenciones a distancia. Este meta-análi-
con Reiki en los cultivos bacterianos, en el sis demostró que el pensar sobre otra perso-
contexto de no sanación. El grado de bie- na, situada en un lugar distante influye so-
nestar social (p<0,031), físico (p<0,030) y bre su sistema nervioso autónomo.
emocional (p<0,026) del sanador, se corre- En el año 2012, Schmidt (41) realizó
lacionó con los resultados de los tratamien- un meta-análisis de los experimentos de fa-
tos en los cultivos de bacterias, durante el cilitación del enfoque de la atención. En
contexto de sanación. En los practicantes este estudio, el participante enfocaba la
que reportaban una disminución de su gra- atención durante un minuto sobre una vela
do de bienestar, el número de bacterias en encendida. Cada vez que notaba que su
los tubos control fue mayor que en los tra- mente divagaba regresaba su atención a la
tados. Cuando los sanadores comenzaban vela encendida y presionaba un botón de
con un elevado estado de bienestar, des- alarma. Un segundo participante, situado
pués de practicado el Reiki, el número de en otra habitación, distante y aislada, ac-
bacterias fue mucho mayor que en los tubos tuaba como “ayudante remoto”. Este se-
control. Estos investigadores, concluyeron gundo participante disponía de un monitor
que el Reiki mejoró el crecimiento de los que mostraba una de las dos condiciones
cultivos bacterianos estresados por calenta- experimentales: “control” o “ayuda”. Du-
miento, en un contexto de sanación. El gra- rante los períodos de “ayuda”, el “ayudante
do de bienestar de los sanadores, se correla- remoto” enfocaba su propia atención en un
cionó con los efectos del Reiki sobre el cre- objeto similar (otra vela encendida) y man-
cimiento bacteriano y fue la clave para el tenía su intención, con el fin de que el par-
logro de los resultados reportados. ticipante distante se enfocara en su objeto y
permaneciera libre de distracciones menta-
META-ANÁLISIS DE LOS ESTUDIOS les, para que estuviera mejor preparado
SOBRE LA INFLUENCIA MENTAL para lograr el éxito en su tarea de prestar
A DISTANCIA atención a la vela encendida. Durante los
períodos “control”, el “ayudante remoto”
Schmidt y col. (40) publicaron un ocupaba su mente en otros asuntos. Se es-
meta-análisis de 40 estudios de influencia peraría que si la atención era efectiva, el
mental a distancia sobre los organismos vi- participante presionaría el botón con me-

Vol. 54(4): 427 - 454, 2013


444 Bonilla

nos frecuencia durante los períodos de fenómenos paranormales. Para la determi-


“ayuda” que durante los períodos “control”. nación de la AED se usaron electrodos pal-
Después del análisis sistemático de la litera- mares de plata/ cloruro de plata (7 mm de
tura, Schmidt encontró 11 estudios en los diámetro) unidos a una microcomputadora.
cuales se realizaron 576 sesiones, utilizan- Una videocámara, colocada en la habitación
do el mismo diseño experimental. El del observado, permitía que éste fuera ob-
meta-análisis dio un resultado significativo servado por el observador situado en una
(p<0.03). Concluyó que estos datos apoyan habitación distante, para que no existiera la
la hipótesis del efecto positivo de la inten- posibilidad de transmitir al observado nin-
ción y pueden tener implicaciones en las in- guna señal sensorial. La cámara estaba co-
vestigaciones sobre la sanación a distancia. nectada, mediante un cable, a un monitor
de televisión situado en la habitación del
EL SENTIMIENTO DE SER OBSERVADO. observador, separada del observado por dos
ATENCIÓN REMOTA corredores internos, un corredor externo y
cuatro puertas que permanecieron cerradas
Entre el 70% y el 97% de la población durante el ensayo. Ninguna de las habita-
en Europa y América del Norte refiere ha- ciones tenía ventanas. El sujeto observado
ber experimentado la sensación de ser ob- se sentaba en una silla reclinable conforta-
servada (42). Braud y col. (43), investiga- ble; se le pedía que restringiera, durante 20
ron la atención remota, durante la cual el minutos, sus movimientos, especialmente
influenciador enfocaba su atención simple- los de la mano donde se colocaba el electro-
mente mirando a una persona distante, pro- do. El experimentador, situado en la habita-
vocando en esa persona una sensación de ción del observador, procedía a registrar la
estar siendo observada. Discriminaron la AED basal en el observado. Luego, retiraba
AED del voluntario receptor durante los pe- un sobre sellado opaco que contenía la se-
ríodos de “observación”, versus los de “no cuencia de los períodos de “observación” y
observación”. La diferencia fue significativa “no observación” durante la sesión. El ob-
(p<0,05, r=+0,47). La magnitud del efec- servador consultaba el contenido del sobre
to de la mirada remota estuvo significativa- para saber cuáles de los 20 períodos de re-
mente relacionada con el grado de introver- gistro se utilizarían para observar y cuáles
sión y de ansiedad del observador. La discri- serían los controles (sin observación). Cada
minación autonómica tomó la forma de una período duraba 30 segundos. Durante los
reducción espontánea de la AED durante períodos de “no observación”, el observador
los períodos de observación, comparados volteaba la silla para no mirar el monitor de
con los de “no observación”. En este estu- televisión y dirigía sus pensamientos a asun-
dio participaron 30 voluntarios (22 del sexo tos no relacionados con el experimento. Du-
femenino y 8 del masculino) quienes sirvie- rante toda la sesión, el observador no reci-
ron de “observados”. Por adelantado, se de- bía ningún tipo de información sobre la
cidió que cada observador trabajaría con 10 AED del observado, la cual era registrada
observados (receptores) y los resultados de continuamente y automáticamente por la
todos los 30 observados se combinarían computadora unida a los electrodos.
para los propósitos del análisis estadístico. Los hallazgos más importantes de los
Los observadores eran 3 estudiantes de psi- estudios experimentales realizados por
cología (2 mujeres y 1 hombre) de una uni- Braud y col. (23) fueron los siguientes:
versidad local. Ninguno de los observadores 1. En ciertas condiciones, es posible que
tenía experiencia en la investigación de los una persona pueda influir las activida-

Investigación Clínica 54(4): 2013


Influencia mental a distancia sobre los organismos vivientes 445

des mentales y corporales de otra per- cia mental a distancia son relativamen-
sona distante y protegida de cualquier te confiables y robustos.
influencia sensorial, informacional o 8. La magnitud de los efectos puede com-
energética. pararse favorablemente, en ciertas
2. Esas influencias a distancia parecen condiciones, con la magnitud de los
ser “influencias mentales directas” efectos de la autorregulación. En algu-
porque no pueden ser explicadas por el nos casos, los resultados son dramáti-
azar o por coincidencias, por ritmos cos y pueden compararse con los pro-
internos comunes, estímulos externos ducidos por los estímulos físicos.
incontrolables, errores de registro o en 9. Las personas que tienen una mayor ne-
la lectura de esos registros, efecto pla- cesidad de ser influidas (aquellas para
cebo o errores debidos a cambios pro- quienes la influencia es más beneficio-
gresivos o sistemáticos en las activida- sa) parecen ser más susceptibles a es-
des registradas. tos efectos.
3. El efecto ocurre cuando el influencia- 10. Los efectos pueden ocurrir sin que el
dor y el influenciado (o el sistema influenciado tenga conocimiento de la
blanco influenciado) están separados influencia.
por una distancia de hasta 25 metros y
11. Es posible que una persona evite o blo-
por las paredes de las habitaciones que
quee una influencia no deseada.
los separan.
12. El efecto puede ser intencionalmente
4. Los efectos pueden ocurrir cuando el
enfocado o restringido a uno o varios
influenciador y el influenciado están
parámetros fisiológicos.
separados en el tiempo. En algunos es-
tudios la actividad corporal que iba a 13. Los sistemas vivientes pueden ser in-
ser influenciada ocurrió 35 a 40 minu- fluenciados bidireccionalmente; es de-
tos antes de los intentos de influencia. cir, la actividad influenciada puede in-
crementarse o disminuirse.
5. Se ha influenciado mentalmente a dis-
tancia a un rango muy amplio de acti- 14. La susceptibilidad a la influencia men-
vidades corporales y mentales. Entre tal a distancia, parece asociarse a la
estas actividades se incluyen la habili- actividad geomagnética. En efecto, los
dad de una persona situada a distancia sistemas blanco son más activos y más
para concentrarse y enfocar su aten- fáciles de influir cuando la actividad
ción. del campo geomagnético está muy au-
mentada.
6. La capacidad de manifestar estos efec-
tos está ampliamente distribuida en la 15. La influencia mental a distancia, en la
población pero, con la práctica, se ha dirección esperada, parece ser más exi-
logrado una importante mejoría en los tosa cuando las intenciones y las imá-
resultados obtenidos con algunos in- genes del influenciador están enfoca-
fluenciadores. Parece que la sensibili- das específicamente en la actividad de-
dad a estos efectos está normalmente seada.
distribuida en la población de los vo- 16. La atención, por sí sola, puede influir a
luntarios que participaron en sus expe- la persona distante o a otro sistema vi-
rimentos. viente aún en ausencia de la intención
7. Basado en los resultados cuantitativos para que se produzca el cambio desea-
y estadísticos, los efectos de la influen- do, lo que se evidencia en los estudios

Vol. 54(4): 427 - 454, 2013


446 Bonilla

de la detección fisiológica de la obser- recordarnos que nuestros sentimien-


vación a distancia. tos, pensamientos y acciones pueden
17. El grado en el cual uno es capaz de in- afectar directamente a otros seres vi-
fluir a otros o ser influenciado por vientes y al ambiente, para que así in-
otros a distancia está relacionado con crementemos nuestra responsabilidad
varias características psicológicas, ta- hacia otros y hacia el mundo en gene-
les como la habilidad para concentrar- ral.
se o ser absorbido por lo que se hace, 22. Las evidencias apuntan a que la con-
el grado de introversión y el grado de ciencia no es local porque las influen-
estrés. cias mentales a distancia ocurren no
18. Los efectos de las influencias mentales localmente. Adicionalmente, la con-
a distancia han sido reproducidos por ciencia sería omnipresente e inmortal.
varios laboratorios, en diferentes paí- En 1999, Sheldrake (44) describió los
ses. experimentos que realizó con participantes
19. Los efectos no ocurren siempre. Entre en seminarios y conferencias, los practica-
los factores que aumentan las posibili- dos por maestros con sus alumnos en las es-
dades de éxito en los experimentos es- cuelas de Connecticut, en los Estados Uni-
tán las creencias, la confianza, las ex- dos y los realizados por voluntarios recluta-
pectativas positivas y la motivación dos mediante avisos publicados en la revista
apropiada. Entre los factores que dis- New Scientist, en el canal de televisión Dis-
minuyen las probabilidades de éxito es- covery y en el Internet. En estos ensayos las
tán el hastío, la ausencia de esponta- personas trabajaban en pares; una de ellas
neidad, el estado de ánimo del influen- (el sujeto) se sentaba en una silla, dándole
ciador o del influenciado, la poca cone- la espalda al otro individuo (el observador).
xión emocional entre el influenciador y La distancia entre ellos era de un metro o
el influenciado y el esfuerzo egocéntri- más. Se sentaron en lugares donde no exis-
co excesivo por parte de los participan- tían superficies (espejos o ventanas) que re-
tes. flejaran la luz, para que el sujeto observado
20. Unos de los posibles mediadores físicos no pudiera ver al observador. En una serie
de la influencia mental a distancia, po- de experimentos, el observador dirigía su
drían ser las radiaciones de frecuencia mirada a la espalda del observado o desvia-
extremadamente bajas, que pueden ba su mirada hacia otro sitio y pensaba en
viajar grandes distancias y son capaces algo diferente (control). El observador le in-
de penetrar blindajes; sin embargo, no dicaba al sujeto, mediante un sonido, el
parecen ser suficientes para transpor- momento cuando el ensayo comenzaba y el
tar rápidamente informaciones extre- observado contestaba si estaba siendo ob-
madamente detalladas y complejas. servado o no. El observador registraba los
resultados en una hoja de papel, con dos co-
21. Las influencias mentales a distancia y
lumnas tituladas: “está mirando” o “no está
otros eventos paranormales podrían re-
mirando”. La secuencia de miradas o no mi-
presentar nuestra vía para informarnos
radas se determinó al azar, lanzando una
sobre lo profundamente interconecta-
moneda antes de cada prueba. Luego, el ob-
dos e interrelacionados que estamos.
servador le informaba al sujeto si la res-
Una mayor apreciación de nuestra in-
puesta había sido correcta o incorrecta.
terconexión podría generar los más
Normalmente, los sujetos respondían en los
grandes sentimientos de compasión y
primeros 10 segundos pero, si no lo hacían,

Investigación Clínica 54(4): 2013


Influencia mental a distancia sobre los organismos vivientes 447

se les exigía que respondieran a los 20 se- tencial transferido. Por lo tanto, ninguna
gundos. En 10 minutos podían hacerse de observación subjetiva fue transferida. Según
10 a 20 ensayos. Posteriormente, los parti- estos investigadores, la no-localidad cuánti-
cipantes cambiaban su papel y realizaban ca sería la responsable de esta observación.
una nueva serie de ensayos. El hallazgo más El colapso no-local y la similitud de los po-
destacado de este trabajo fue la tendencia tenciales evocados y transferidos de los dos
de los sujetos a responder más correcta- sujetos, deberían ser vistos como un acto de
mente cuando eran observados que cuando sincronicidad.
no lo eran. El 58,5% de las respuestas fue- En 2003, Wackermann y col. (48) lo-
ron correctas cuando eran observados, com- graron resultados similares a los de Grin-
parado con el 48,5% de los períodos control berg-Zylberbaum. Registraron EEG de pares
(no observación); los hallazgos fueron esta- de sujetos separados en dos habitaciones
dísticamente significativos. El mismo pa- bloqueadas acústica y electromagnética-
trón de resultados se observó en cuatro se- mente. Mientras se estimulaba visualmente
ries de experimentos: en escuelas de Alema- a uno de los sujetos, el otro permanecía re-
nia y Estados Unidos (45), en experimentos lajado. Los resultados obtenidos indicaron
realizados en escuelas de Connecticut y en una correlación entre las actividades cere-
los realizados por voluntarios. brales de las dos personas separadas, pero
no pudieron explicar el mecanismo biofísico
CORRELACIÓN ELECTROFISIOLÓGICA responsable de la producción del fenómeno.
ENTRE PARES DE SUJETOS SEPARADOS En el mismo año, Standish y col. (49) con-
dujeron experimentos de correlación de los
Grinberg-Zylberbaum y col. (46,47) re- EEG, pero el participante que recibió la in-
portaron estudios en los cuales detectaron fluencia estaba en el interior de un equipo
respuestas simultáneas en los electroence- de Resonancia Magnética Funcional (RMF).
falogramas (EEG) de dos personas separa- Estudiaron previamente a 30 pares de indi-
das, que habían sido instruidas para inte- viduos, con el fin de encontrar una pareja
ractuar por un período de 30 o 40 minutos, capaz de reproducir confiablemente una co-
hasta que comenzaran a sentir una “comu- rrelación entre sus EEG. Luego, colocaron
nicación directa”. Luego, entraron en 2 cá- a la persona que serviría de receptora en un
maras de Faraday. Sin que la otra persona equipo de RMF y a la otra en una habitación
lo supiera, a uno de los sujetos se le estimu- distante. Reportaron un incremento muy
ló con una luz titilante que produjo un po- significativo en la actividad de la corteza vi-
tencial evocado en el cerebro estimulado. sual del receptor cuando el compañero dis-
Sorpresivamente, el cerebro del compañe- tante estaba mirando una luz titilante. De-
ro, que no había sido estimulado con la luz mostraron la existencia de una correlación
y que estaba en la otra cámara de Faraday, entre dos cerebros, y determinaron la loca-
también mostró una actividad electrofisio- lización cerebral precisa asociada con esta
lógica (potencial transferido), similar en conexión. Standish y col. (50), experimen-
forma y altura a la del potencial evocado taron con 30 parejas y observaron una co-
del cerebro estimulado. En los sujetos con- rrelación significativa entre sus EEG. Sus
trol no se observó ninguna transferencia de resultados indicaron que, en algunos pares
potencial. Es importante notar que ninguno de seres humanos, una señal puede ser de-
de los sujetos que intervinieron en el expe- tectada en el cerebro de un miembro dis-
rimento reportó alguna experiencia cons- tante, cuando el cerebro del otro miembro
ciente, relacionada con la aparición del po- del par es estimulado visualmente.

Vol. 54(4): 427 - 454, 2013


448 Bonilla

Kittenis y col. (51) estudiaron 41 vo- rrelación entre ambos cerebros fue positiva
luntarios, de los cuales 26 estaban unidos y significativa (p=0,0002).
emocionalmente, 10 eran extraños escogi- Utilizando electrogastrogramas (EGG),
dos al azar, y 5 individuos que pensaban que que expresan la actividad electrofisiológica
estaban relacionados con alguien descono- de la musculatura lisa del estómago, la cual
cido, aunque en realidad estaban haciendo produce un ritmo lento de alrededor de 3
el experimento solos, sin acompañantes. ciclos por segundo, Radin y Schlitz (53) co-
Estos investigadores encontraron un au- locaron a un emisor, a quien adaptaron
mento significativo en la magnitud de las unos audífonos, al frente de dos monitores
ondas alfa del EEG en los pares relaciona- de video. En tiempos escogidos al azar, un
dos y en los no relacionados, pero no en los monitor mostraba la imagen del receptor
5 participantes que no tenían ninguna pare- durante dos minutos, mientras que el otro
ja distante. Los cerebros de los receptores monitor presentaba una secuencia de imá-
mostraron patrones de activación muy se- genes neutras o emocionantes, junto con el
mejantes a la activación de los emisores. sonido de una pieza musical emocionalmen-
Radin (52) reclutó 13 pares de amigos te apropiada escuchada a través de los audí-
que no tenían una relación especial, salvo fonos. Cuando desaparecía la imagen del re-
su interés en participar en el experimento. ceptor, ambos monitores y el sonido musi-
Después de colocar los electrodos para re- cal se apagaban. Entre cada condición emo-
gistrar el EEG tanto del emisor como del cional había un período de 30 segundos.
receptor, este último se sentó cómodamen- Las imágenes utilizadas para evocar emo-
te en una silla reclinable colocada en una ciones positivas en el emisor incluían foto-
habitación aislada acústica y electromagné- grafías a color de niños sonrientes, gatitos
ticamente. El emisor se situó en una habi- o una comida apetitosa. Estas imágenes se
tación alejada unos 10 metros, con 3 puer- acompañaban de un sonido musical agrada-
tas cerradas de separación entre ambos. ble. Se usaron dos tipos de emociones nega-
Una cámara de televisión de circuito cerra- tivas: la rabia y la tristeza. La rabia se evo-
do enfocaba al receptor. Cuando el emisor y caba presentando imágenes a color de una
el receptor se encontraban en sus habita- explosión atómica, acompañada del sonido
ciones respectivas, se inició un programa de de una banda de Rock. La condición de tris-
computación que realizaba los ensayos au- teza se producía con imágenes, tales como
tomáticamente. Al comienzo de cada perío- las tumbas de un cementerio o gente apesa-
do de “emisión”, la computadora enviaba la dumbrada, acompañadas por una pieza mu-
señal de video de la cámara enfocada en el sical triste. Para la condición de calma, se
receptor al monitor situado en la habita- usaron imágenes en blanco y negro, como
ción del emisor. Diez segundos después, la la de un plato de sopa, junto con un sonido
computadora apagaba la señal de video y re- musical relajante. La condición emocional-
gistraba los EEG tanto del receptor como mente neutra consistía de una serie de rec-
del emisor, para indicar el comienzo y el fi- tángulos grises y se acompañaba de un soni-
nal de los períodos de 10 segundos. La apa- do neutro. El emisor era instruido para mi-
rición inesperada (al azar) de la imagen del rar la imagen del receptor, mientras trata-
receptor, se utilizó para generar una res- ba mentalmente de enviar las emociones
puesta en el cerebro del emisor. Los resul- evocadas por las imágenes y la música.
tados confirmaron que el registro del emi- Entre los períodos de emisión, el emisor
sor respondía súbitamente a la aparición desviaba su atención del receptor y se rela-
inesperada del rostro del receptor. La co- jaba. Los investigadores esperaban que el

Investigación Clínica 54(4): 2013


Influencia mental a distancia sobre los organismos vivientes 449

estómago del receptor estuviera más activo de la frecuencia de las coincidencias, malos
durante las condiciones emocionales, com- diseños experimentales, reportes selectivos
parado con las condiciones neutras. Se uti- de anécdotas y experimentos, psicopatolo-
lizaron 26 parejas adultas que se conocían. gías, delirios, ignorancia y fraude. Sin embar-
Los resultados mostraron que los EGG del go, se ha reunido un número tan importante
receptor tenían una respuesta significativa- de evidencias, aportadas por experimentos
mente mayor cuando el emisor estaba expe- bien diseñados, que permiten descartar las
rimentando emociones positivas o tristes. explicaciones de los escépticos porque sus
Este experimento sugiere que algunas veces propuestas son insuficientes para desentrañar
el estómago responde a los estados emocio- la naturaleza de esos fenómenos.
nales de gente distante y parece demostrar
que algunas decisiones, influenciadas por Hipótesis de la transferencia de señales
sentimientos viscerales, pueden estar rela- Propone que ondas análogas a las on-
cionadas con la percepción inconsciente. das electromagnéticas transportan señales
con información psíquica. Sin embargo, los
HIPÓTESIS QUE TRATAN DE EXPLICAR experimentos conducidos a gran distancia,
LA NATURALEZA DE LOS FENÓMENOS en condiciones en las cuales existe una ba-
PSÍQUICOS rrera capaz de bloquear las ondas electro-
magnéticas, no muestran una declinación
Radin (7) resume magistralmente los en los resultados. Esta hipótesis no es sufi-
problemas que encuentran los investigado- ciente para explicar estos fenómenos por-
res interesados en los fenómenos psíquicos: que los efectos estarían limitados en el
“Los fenómenos psíquicos presentan tres tiempo y el espacio, no aportaría una expli-
problemas para el desarrollo de una teoría. cación razonable de la clarividencia y no
1. La información viaja a través del espacio aclararía el fenómeno de la telepatía, me-
y del tiempo, de maneras que desafían el diante la cual las señales enviadas desde un
sentido común. Como lo señalaba Einstein, cerebro pueden ser decodificadas por otro
este es un problema para la física. 2. La in- cerebro.
formación debe alcanzar tu mente sin la
utilización de los sentidos ordinarios y debe Hipótesis de los campos físicos
ser capaz de interactuar con objetos distan- Incluyen la idea del inconsciente colec-
tes. Este es un problema tanto para la física tivo de Jung, los campos morfogenéticos y
como para las neurociencias. 3. La informa- la mente extendida de Sheldrake (54) y el
ción debe llegar a ser consciente tan fre- campo geomagnético de Persinger (55).
cuentemente como para que la gente lo re- Estos modelos postulan la existencia de al-
porte. Este es un problema para la psicolo- guna forma de memoria no-local, que per-
gía y las neurociencias”. mea el tiempo y el espacio. Ninguno de
Se han propuesto varias hipótesis para ellos explica cómo puede ser extraída una
explicar los mecanismos y la naturaleza de información específica de estos campos y
los fenómenos psíquicos. cuáles son los mecanismos de producción
de la clarividencia, la precognición y la psi-
Hipótesis de los escépticos coquinesis.
Según los escépticos, los fenómenos psí-
quicos pueden deberse a un amplio rango de Hipótesis multidimensionales
debilidades psicológicas: trucos de la memo- Rauscher y Targ (56) propusieron una
ria, ilusiones de los sentidos, subestimación versión más reciente y sofisticada de los

Vol. 54(4): 427 - 454, 2013


450 Bonilla

modelos multidimensionales. Asumen que se ha propuesto que las mentes están entre-
las 4 dimensiones de espacio-tiempo (3 di- lazadas con todo lo existente en el universo
mensiones del espacio y 1 del tiempo), son y pueden influir no-localmente a otras men-
realmente un complejo de 8 dimensiones tes o a sistemas físicos. En las mentes en-
de espacio-tiempo. Según Radin (7), la ven- trelazadas, las intenciones no están situa-
taja de este modelo es su consistencia con das aquí sino en todas partes y en todos los
las leyes de la física, incluyendo la mecánica tiempos. Es decir, estamos entrelazados
cuántica y la relatividad y propone una dis- con todo por lo cual, en principio, podemos
tancia cero, en tiempo y espacio, entre ob- interactuar mentalmente con todos los se-
jetos que parecen estar separados. Sin em- res vivientes o no.
bargo, no explica cómo funciona la psico- El físico David Bohm (59), señalaba
quinesis. que la teoría cuántica sugería la existencia
de una realidad más profunda que la pre-
Hipótesis cuánticas sentada por nuestros sentidos. Denominó
Asumen que el acto de observar un “orden implicado” al mundo holístico indi-
evento cuántico influye probabilísticamente visible que está más allá de los conceptos
sobre el resultado. Esta hipótesis es intere- espacio-tiempo, materia o energía. En el
sante, porque nos lleva a una predicción in- “orden implicado” todo está entrelazado.
creíble: Si los datos producidos al azar, Por el contrario, el “orden explicado” es el
como las series de 1 o 0 registrados auto- mundo de las observaciones ordinarias y del
máticamente en un GNA, son almacenados sentido común que surge del “orden impli-
en el disco duro de una computadora sin cado”. Decía Bohm: “Es incorrecto supo-
que nadie los haya observado, esos registros ner, por ejemplo, que cada ser humano es
permanecerán en un estado indefinido has- una actualidad independiente, que interac-
ta que sean observados. Después de ser ob- túa con otros seres humanos y con la natu-
servados, “colapsarán” en datos actuales. raleza. Todos ellos son proyección de una
Esta predicción condujo a una serie de ex- totalidad única” (59). Bohm introdujo el
perimentos en los cuales, eventos numéri- concepto del universo holográfico, para
cos aleatorios, registrados previamente, ilustrar cómo la información de un sistema
fueron observados después de impartir ins- completo puede ser incluida en una estruc-
trucciones tales como “escoge más 0” o tura en la cual cada una de sus partes refle-
“escoge más 1”. Estas instrucciones se die- ja la totalidad.
ron después que los números 1 o 0 habían Según Goswami (60), “en la física
sido almacenados previamente. Los resulta- cuántica no hay objetos materiales manifes-
dos de estos experimentos fueron exitosos y tados independientes de los sujetos (los ob-
consistentes con la predicción de que el servadores). Los objetos permanecen como
acto de la observación influye retroactiva- ondas potenciales de posibilidad, hasta que
mente los eventos cuánticos (57). son puestos de manifiesto mediante el acto
Von Lucadou (58), ha propuesto que la de la observación. Los objetos cuánticos
teoría cuántica pudiera ser aplicable a siste- son ondas de posibilidad de la conciencia.
mas complejos y explicaría las observacio- La conciencia, no la materia, es la base de
nes en escalas subatómicas y cosmológicas. todo lo que existe. La materia existe solo
Los efectos psíquicos surgirían de las corre- como posibilidad. Mediante la observación,
laciones no-locales que derivan del entrela- la conciencia convierte la posibilidad en ac-
zamiento entre estructura y función. Para tualidad, por el colapso de las ondas en par-
explicar el mecanismo de esta interacción, tículas o cosas, al mismo tiempo que se di-

Investigación Clínica 54(4): 2013


Influencia mental a distancia sobre los organismos vivientes 451

vide en un sujeto que observa y un objeto hay partes separadas. Las mentes están en-
que es observado “. trelazadas con el universo por lo que, en
La primacía de la conciencia es inclusi- principio, pueden influir no-localmente so-
va en todas nuestras experiencias. Para re- bre cualquier cosa, incluyendo otras mentes
solver la paradoja de la división sujeto-obje- o sistemas físicos. En este medio entrelaza-
to en nuestra percepción normal se necesi- do, las mentes y las intenciones están loca-
taría el concepto de la causación hacia aba- lizadas no solamente aquí, sino en todas las
jo, la no localidad cuántica y la jerarquía partes y en todos los tiempos (7)
entrelazada. Como lo señaló Goswami (60), En conclusión, a medida que los pro-
“todas las ciencias –la física, la biología, la gresos en la física continúen refinando
psicología y la medicina– necesitan de la hi- nuestra comprensión de la realidad, surgi-
pótesis de la causación hacia abajo, cuyo rá una explicación racional para esta inte-
agente es la conciencia cuántica, que en racción mental a distancia y, como lo ha
las tradiciones espirituales esotéricas es demostrado repetidamente la historia,
Dios. Esta hipótesis puede ayudar a enten- cada vez que las fronteras científicas se ex-
der la vasta cantidad de datos sobre la psi- panden, los eventos sobrenaturales se
coquinesis, la precognición, la clarividen- transforman en paranormales y luego en
cia y las influencias mentales a distancia. normales.
Esta idea de la conciencia no local le da va-
lidez a la conducta altruista, puesto que tú REFERENCIAS
y yo no estamos separados sino que perte-
necemos a la misma conciencia no local. 1. Rhine JB. The mind has real force. J
Tanto la mente como el cerebro, son posi- Parapsychol 1943; 7: 69-75.
bilidades cuánticas de la conciencia; la 2. Schmidt H. A PK test with electronic
equipment. J Parapsychol 1970; 34:
mente es la posibilidad de los hechos signi-
175-181.
ficativos y el cerebro la posibilidad de los
3. Schmidt H. Additional effects for PK in
hechos materiales. Su interacción está me- pre-recorded targets. J Parapsychol 1985;
diada por la conciencia cósmica, que co- 49: 229-244.
lapsa las ondas de posibilidades tanto del 4. Jahn RG, Dunne BJ, Nelson RD, Dobyns
cerebro como de la mente”. YH, Bradish GJ. Correlations of random
Las hipótesis cuánticas describen exi- binary sequences with pre-stated operator
tosamente tanto la conducta física de un intention: A review of a 12- year program.
átomo como la de una estrella. El universo J Scient Exploration 1997; 11(3):
sería una vasta red de partículas que perma- 345-367.
5. Bosch H, Steinkamp F, Boller E.
necen en contacto entre ellas, sin importar
Examinig psychokinesis: The interaction of
la distancia ni el tiempo, en ausencia de
human intention with random rumber gen-
transferencia de energía o de información. erators- a meta-analysis. Psychol Bull
Es decir, toda la realidad física es un siste- 2006; 132(4): 497-523.
ma cuántico que responde en conjunto a 6. Radin D, Nelson R, Dobyn Y, Houtkooper
cualquier interacción adicional (61) J. Reexamining psychokinesis: Comments
Hemos visto como algunas interpreta- on Bosch, Steinkamp, and Boller. (2006).
ciones de la realidad cuántica son muy cer- Psychol Bull 2006; 132(4): 529-532.
canas a los conceptos de los místicos. Den- 7. Radin D. Supernormal. New York: Random
tro de ese mundo holístico, estamos conec- House Inc. 2013, p 224-228.
8. Radin D, Ferrari DC. Effect of conscious-
tados siempre. No se necesita ninguna
ness on the fall of dice: A meta-analysis. J
transferencia de información, porque no
Scient Exploration 1991; 5: 61-84.

Vol. 54(4): 427 - 454, 2013


452 Bonilla

9. Nelson RD, Brandish GJ, Dobyns YH, 23. Braud W. Distant mental influence. Its
Dunne BJ, Jahn RG. Field REG anomalies contributions to science, healing, and hu-
in group situations. J Scient Exploration man interactions. Charlottesville (VA):
1996; 10: 111-142. Hampton Roads Publishing Company, Inc.;
10. Radin D. Entangled Minds. Extrasensory 2003, p 40-150.
experiences in a quantum reality. New 24. Braud WG, Schlitz MJ. Psychokinetic in-
York: Paraview Pocket Books 2006, p fluence on electrodermal activity. J
98-161. Parapsychol 1983; 47: 95-119
11. Janet P, Gilbert M. Sur quelques phéno- 25. Benor DJ. Distant Healing. Subtle Energy
ménes de somnambulisme. Revue Philo- Med. 2002; 11:249-264.
sophique, I et II, 1886. 26. Achterberg J, Cooke K, Richards T,
12. Richet C. Relation de diverses expériences Standish L, Kozak L, Lake J. Evidence for
sur la transmission mentale, la lucidité, et correlations between distant intentionality
autres phénoménes non explicables par les and brain function in recipients: A func-
données scientifiques actuelles. Proc Soc tional magnetic resonance imaging analy-
Psyc Res 1888; 5: 18-168. sis. J Altern Complement Med. 2005; 11:
13. Brugmans H. Compte Rendu Officiel du I 965-971.
Congrés International des Recherches 27. Radin D, Stone J, Levine E,
Psychiques, Copenhagen 1922; p 397. Eskandamejad S, Schlitz M, Kozak K,
14. Warcollier R. La télépathie á trés grande Mandel D, Hayssen G. Compassionate in-
distance. Compte Rendu du III Congrés In- tention as a therapeutic intervention by
ternational des recherches psychiques, partners of cancer patients: effects of dis-
Paris, 1927. tant intention on the patient´s autonomic
15. Konstantinides KK. Telepathische nervous system. Explore (NY) 2008; 4(4):
Experimente Zwischen Athen, Paris, 235-243.
Warschau and Wien. Transactions of the 28. Tsubono K, Thomlinson P, Shealy CN.
IVth International Congress of Psychical The effect of distant healing performed by
Research, Athens, 1930. a spiritual healer on chronic pain: a ran-
16. Bekhterev VM. Experiments on the effects domized controlled trial. Altern Ther
of “mental” influence on the behaviour of Health Med. 2009; 15: 30-34.
dogs. Problems in the Study and Training 29. Easter A, Watt C. It´s good to know: how
of Personality. Petrogrado, 2nd Edition; treatment knowledge and belief affects the
1920, p 230. outcome of distant healing intentionality
17. Vasiliev LL. Experiments in mental sug- for arthritis sufferers. J Psychosom Res.
gestion. Charlottesville (VA): Hampton 2011; 71(2): 86-89.
Roads Publishing Company, Inc.; 2002, p 30. Frank JD. Persuasion and healing. Balti-
24-113. more: The Johns Hopkins Press, 1961.
18. Platonov KI. The Word as physiological and 31. Benor DJ. Fields and energies related to
medical factor. Moscow, 3rd Edition, 1962. healing: A review of Soviet and Western
19. Cazzamalli F. Phénoménes telépsychiques studies. Psi Research 1984; 3(1): 21-35.
et radiations cérébrales. Revue Méta- 32. Braud WG. Distant mental influence of
psychique 1925; 4: 3. rate of hemolysis of human red blood cells.
20. Joire P. De la suggestion mentale. Annal J Am Soc Psychical Research 1990; 84:
Sci Psychique 1897; 5: 263. 1-24.
21. Ostrander S, Schroeder L. Psychic discov- 33. Solfvin J. Mental healing. En: Kripner S,
eries behind the iron curtain. Englewood Ed. Advances in Parapsychol Research. Vol.
Cliffs, Nj: Prentice Hall; 1970. 4, Jefferson, NC: McFarland, 1984.
22. Figar S. The application of pletismography 34. LeShan L. Explanations of psychic healing.
in the objective study of so-called extrasen- ASPR Newsletter 1990; 16(1): 1-3.
sory perception. J Soc Psych Res. 1959; 35. Schlitz M, Braud WG. Distant
40: 162-172. intentionality and healing: Assessing the

Investigación Clínica 54(4): 2013


Influencia mental a distancia sobre los organismos vivientes 453

evidence. Altern Ther Health Med 1997; 48. Wackermann J, Seiter C, Keibel H,
3(6): 62-73. Walach H. Correlation between brain elec-
36. Grad B. Some biological effects of the trical activities of two spatially separated
“laying on of hands”: a review of experi- human subjects. Neurosci Lett. 2003;
ments with animals and plants. J Am Soc 336(1): 60-64.
Psychical Res 1965; 59: 95-127. 49. Standish LJ, Johnson LC, Kozak L,
37. Nash CB. Psychokinetic control of bacte- Richards T. Evidence of correlated func-
rial growth. J Am Soc Psychical Res 1982; tional MRI signal between distant human
51: 217-221. brains. Altern Ther Health Med 2003;
38. Radin DI, Taft R, Yount G. Possible ef- 9:122-125.
fects of healing intention on cell cultures 50. Standish LJ, Kozak L, Johnson LC, Rich-
and truly random events. J Altern Comple- ards T. Electroencephalographic evidence
ment Med 2004; 10: 103-112. of correlated event-related signals between
39. Rubik B, Brooks AJ, Schwartz GE. In vi- the brains of spatially and sensory isolated
tro effect of Reiki treatment on bacterial human subjects. J Altern Complement
cultures: Role of experimental context and Med 2004; 10(2): 307-314.
practitioner well-being. J Altern Comple- 51. Kittenis M, Caryl P, Stevens P. Distant
ment Med 2006; 12(1): 7-13. psychophysiological interaction. Effects
40. Schmidt S, Schneider R, Utts J, Walach between related and unrelated partici-
H. Distant intentionality and the feeling of pants. Proceedings of the Para-
being stared at: Two meta-analyses. Br J psychological Association Convention
Psychol 2004; 95: 235-247. 2004; pp 67-76.
41. Schmidt S. Can we help just by good in- 52. Radin DI. Event related EEG correlations
tentions? A meta-analyses of experiments between isolated human subjects. J Altern
on distant intention effects. J Altern Com- Complement Med 2004; 20:315-324.
plement Med 2012; 18(6): 529-533. 53. Radin DI, Schlitz MJ. Gut feelings, intu-
42. Cottrell JE, Winer GA, Smith MC. Beliefs ition, and emotions: An exploratory study.
of children and adults about feeling stares J Altern Complement Med 2005; 11(4):
of unseen others. Development Psychol 85-91.
1994; 30: 218-228. 54. Sheldrake R. An experimental test of the
43. Braud WG, Shafer D, Andrews S. Reac- hypothesis of formative causation. Rivista
tions to an unseen gaze (remote atten- di Biología-Biology Forum 1992; 86(3/4):
tion): A review with new data on automatic 431-444.
staring detection. J Parapsychol 1993; 57 55. Persinger MA, Roll WG, Tiller SG, Koren
(4): 373-390. SA, Cook CM. Remote viewing with the
44. Sheldrake R. The “sense of being stared artist Ingo Swann: Neuropsychological pro-
at” confirmed by simple experiments. Biol- file, electroencephalographic correlates,
ogy Forum 1999; 92: 53-76. magnetic resonance imaging (MRI) and
45. Sheldrake R. The sense of being stared at: possible mechanisms. Percept Mot Skills
Experiments in schools. J Soc Psychical 2002; 94: 927-949.
Res 1998; 62: 311-323. 56. Rauscher EA, Targ R. The speed of
46. Grinberg-Zylberbaum J, Delaflor M, thought: Investigation of a complex
Sánchez ME. Guevara MA. Human com- space-time metric to describe psychic phe-
munication and the electrophysiological nomena. J Scient Exploration 2001; 15(3):
activity of the brain. Subtle Energies En- 331-354.
ergy Med 1993; 3: 25-43. 57. Bierman DJ. Do psi phenomena suggest
47. Grinberg-Zylberbaum J, Delaflor M, Attie radical dualism? En: Hameroff SR,
L, Goswami A. The Einstein-Podolsky- Kaszniak AW, Scott AC, Eds. Toward a Sci-
Rosen paradox in the brain. The transferred ence of Consciousness II, Cambridge MA,
potential. Physics Essays 1994; 7: 422-428. MIT Press; 1998.P 709-714.

Vol. 54(4): 427 - 454, 2013


454 Bonilla

58. Von Lucadou W. Hans in luck: The cur- 60. Goswami A. God is not dead. Charlottes-
rency of evidence in parapsychology. J ville, VA. Hampton Roads, 2008.
Parapsychol 2001; 65: 3-16. 61. Nadeau R, Kafatos M. The Non-local Uni-
59. Bohm D. Wholeness and the Implicate Or- verse: The New Physics and Matters of the
der, London: Routledge Classics; 1980. Mind, Oxford, Oxford University Press;
2001, p 216.

Investigación Clínica 54(4): 2013