You are on page 1of 1

1.

ECOSISTEMAS TERRESTRES

Ecosistema Terrestre

Los ecosistemas terrestres son aquellos en los que los animales y plantas viven en el suelo
y en el aire. Allí encuentran todo lo que necesitan para vivir.
Dependiendo de los factores abióticos de cada ecosistema, podemos definir distintos tipos
de hábitat terrestres: desiertos, praderas y selvas.
Los distintos vegetales y animales que habitan cada uno de ellos tienen
características diferentes, ya que se han adaptado al hábitat en que viven. Cuando se
producen cambios y alguna especie no puede adaptarse, muere pudiendo llegar a
extinguirse
2. Ecosistemas Acuáticos
Los ecosistemas, como conjuntos de seres vivos e inertes que se relacionan entre sí,
constituyen distintos modelos del desarrollo de la vida en el planeta. Los ecosistemas
terrestres se distribuyen por la superficie de la Tierra condicionados por el clima. Los
acuáticos, por su parte, dependen de aspectos como la profundidad o la cercanía a la
costa para distinguirse unos de otros.
Un ecosistema es un conjunto de seres vivos y elementos inertes que se relacionan entre
sí en un medio. En los ecosistemas acuáticos el medio es el agua. En cambio, en los
ecosistemas terrestres o biomas el medio es la tierra. Como consecuencia, en los
ecosistemas acuáticos los seres vivos no tienen problemas para mantenerse hidratados,
mientras que en los terrestres desarrollan mecanismos para evitar la deshidratación. Sin
embargo, en el agua supone un problema la escasez de oxígeno disuelto, que condiciona
la supervivencia. El conjunto de todos los ecosistemas de la Tierra recibe el nombre de
ecosfera

3. Los ecosistemas mixtos:


La biodiversidad es muy variable tanto en animales y especies antes sus diferentes hábitats y además, tenemos
diferentes especies tanto de vegetación, cómo de flora y animales que pueden habitar en el agua, como en la

tierra y por supuesto volar. Aquellas es pecies que combinan


diferentes hábitats los incluimos en los ecosistemas mixtos o híbridos de la Tierra, es decir, pueden habitar
varios entornos que disponen de diferencias físicas.