You are on page 1of 95

Aquiles Julián

1

El último estertor del trujillismo PENSAR 8 Es gratis
Libros que expanden tu mente
Escríbeme a libros.regalados@gmail.com

2

El último estertor del trujillismo
Aquiles Julián, Rep. Dominicana
Edición Digital Gratuita distribuida por Internet

Editor: Aquiles Julián, República Dominicana.
Email: aquiles.julian.libros@gmail.com

Primera edición digital: Noviembre 2010 Santo Domingo, República Dominicana
LIBROS PARA PENSAR es una colección digital gratuita que se difunde por la Internet y se dedica a promocionar ideas y enfoques que estimulan la mente, amplificándola. Los derechos de autor de cada libro pertenecen a quienes han escrito los textos publicados o sus herederos, así como a los traductores y quienes calzan con su firma los artículos. Agradecemos la benevolencia de permitirnos reproducir estos textos.

Este e-libro es cortesía de:

Libros de Regalo
EDITORA DIGITAL GRATUITA
Escríbenos al email: libros.regalados@gmail.com

3

Contenido

Dicen que todo aquel que se va a morir se alivia / Aquiles Julián El regalo de Angelita Trujillo a los dominicanos No tan deprisa / Luis José Domínguez ¿Quién difama: quien acusa sin pruebas o quien señala a quien lo hace? Demandas contra Angelita Trujillo y Universidad del Caribe ¿Mataba o no mujeres Trujillo? Fundación Hermanos de la Maza pide declarar no prescritos crímenes El falso “nacionalismo” de Trujillo Mario Vargas Llosa comenta la muerte de León Estévez “Pimpollo” Luis José León Estévez: secuelas / Reginaldo Atanay Declaración a un señor Montero Respuesta a un email Respuesta a otro email El último estertor del trujillismo y el sometimiento a Angelita Trujillo Comentarios aparecidos en Al Momento. Net Evelio Hernández: “Trujillo ordenó matar a las Mirabal” Cuatro hechos que inculpan a Angelita Trujillo Intercambio en Facebook a propósito del artículo “Cuatro hechos…” El plan trujillista de formarle un partido a Ramfis Domínguez Trujillo Aquiles Julián / biografía

5 8 15 19 27 28 36 38 48 51 54 55 59 61 70 75 76 80 84 93

“… porque has ampliado mi modo de pensar” Salmo 119, 32

8

PENSAR
Es gratis
Libros que expanden tu mente
Escríbeme a libros.regalados@gmail.com

4

A Pilar Awad Báez a Nelson Báez y a Mayra Báez de Jiménez
nieta e hijos del héroe del 30 de Mayo Miguel Ángel Báez Díaz.

A Manuel Tejeda
Hijo del héroe del 30 de Mayo Huascar Tejeda.

“Los que se apartan de la ley alaban al malvado; los que la cumplen están en contra de él.” Proverbios 28, 4

5

Dicen que todo aquel que se va a morir se alivia
Por Aquiles

Julián
“Nunca me fue tan necesario como hoy el tener salud, corazón y juicio; hoy que hombres sin juicio y sin corazón conspiran contra la salud de la patria”. Juan Pablo Duarte

El país padece una aguda infección de trujillismo. Es su último estertor. Antes de dar su último hálito para condenarse para siempre como un tiempo y un modelo de tiranía abominables ambos, busca retornar en una misión imposible al poder. Como los dineros robados al país se acaban (la herencia de Angelita habrá que dividirla entre seis), la hija del tirano en senil arrebato quiere endosarnos al parásito del hijo. Han iniciado una ofensiva que incluye un libelo calumnioso y de mal gusto, una “fundación” que es la mampara del proyecto de partido político con el que piensan terciar y convertirse en opción de poder, montarle un “museo” a Chapita como si no bastaran los museos de El 9 y La 40, importar los inútiles huesos carcomidos del dictador atrabiliario y libidinoso para crearle su panteón en que desplazará al Barón del Cementerio como encarnación del mal y de las malignas huestes del averno. El engolado petimetre que revolotea enalteciendo al feroz abuelo, un criminal de tomo y lomo cuyo pedigree incluye violador, terrorista, chantajista, secuestrador, extorsionador, ladrón, asesino, capo di tutti capi, depredador, pedófilo y otras medallas con las que engalanar sus ridículos uniformes colmados de condecoraciones autoasignadas y otras pendejadas, incluyendo aquel bicornio emplumado de generalísimo de opereta, el nieto anda por ahí, acompañado de cuanta basura se le prosterna, en una presencia indecente e ilegal, pues es cómplice de crímenes como calumniar honras y ser parte de una asociación de malhechores que incurre en el delito de difamación e injuria y promover el trujillismo lo cual está penado por la Ley 5880. Su presencia en el país no sólo es una afrenta a la sociedad dominicana, también es una flagrante demostración de la impunidad del crimen y la falta de decoro, probidad y respeto por la Constitución y las leyes en que caen penosamente nuestras autoridades judiciales y gubernamentales.

6

El señor Luis José Ramfis Domínguez Trujillo, que pretende dar continuidad a la tiranía de su abuelo y montarnos una dinastía bastarda e inicua, es un delincuente de tomo y lomo. Lamentablemente, él y sus padres cuentan con la complicidad de funcionarios y dirigentes en los principales partidos políticos que interceden por mantenerles privilegios que se niegan a los ciudadanos que sí cumplen con la ley y la Constitución. Este individuo, ciudadano norteamericano, se pasea orondo por las calles de un país al que su familia ensangrentó, pisoteó, robó y abusó en todas las formas y maneras posibles. Y los residuos nauseabundos de aquel régimen nefasto que nos hundió en el cenagal de crímenes, violaciones, tropelías y desmanes por 31 largos años, roto por la acción valiente y honrosa de los Héroes del 30 de Mayo, se le arrodillan de nuevo y cantan loas a lo que consideran la encarnación del Trujillo, el sucesor. Fanfarrón, consciente de la impunidad que le favorece y la protección con que cuenta en enclaves de poder, el ramficito de segunda mano que se pavonea por nuestras calles y es agasajado por la hez de la sociedad dominicana, viejos torturadores y esbirros, antiguos calieses y asesinos, nostálgicos cortesanos y los subproductos de la putrefacción moral que se arrima a cualquier porquería porque se siente afín, es no sólo una pretendida opción política de reinstauración de la tiranía, a la vez es el postrer intento de recuperar la corona y devolver a Angelita I el reino del que la echaron de mala manera. Aquí, en este libro digital, reúno una serie de artículos escritos para develar el siniestro plan del trujillismo en este instante postrero. Y lo acompaño de firmas tan prestigiosas como Mario Vargas Llosa o el periodista dominicano residente en New York Reginaldo Atanay. Por igual, incluyo algunas noticias relevantes aparecidas en los diarios nacionales y, como enriquecedor complemento, una selección de los comentarios hechos por lectores a varios de los artículos publicados en medios los han amplificado, entre ellos El Libre Pensador, España; Expreso Santo Domingo, de Santo Domingo Oriental; Al Momento.Net, dirigido por Saúl Pimentel; Diario Dominicano, dirigido por Héctor Tineo; Diario Digital RD, dirigido por José Tejada Gómez; OK Venezuela, Estado Miranda, Venezuela; Foro Pro Ley de Acoso, Uruguay; Orejano Vive, Uruguay; Atanay.Com, Estados Unidos; El Sol de Ohio, Estados Unidos, blogs y otros medios digitales a los que agradezco la amplificación. He respetado la ortografía y vertido los juicios expuestos sin ningún tipo de discriminación, salvo la que podría derivarse de no reproducir groserías, insultos y calumnias por respeto al lector. Al leer los juicios de los que se autocalifican como “trujillistas” resalta la pobreza intelectual rayana en el cretinismo, la carencia de valores y principios morales, el

7
desparpajo, la frivolidad, la incultura y el vocabulario de matón y analfabeto que los encuadran y definen. En medio de expresiones soeces y destempladas, emerge la catadura de dichos energúmenos, enceguecidos en el espejismo de una vuelta a las mieles del poder, sintiéndose los nuevos alicates del Trujillo redivido que sería el ramficito de segunda mano que nos quieren encajetonar entre pecho y espalda. Tras bambalinas, viejos capitostes, de aquellos que se refocilaban en el Foro Público y se prestan para toda bajeza, aportan guía y apoyo al delfín que funge de pretendiente a la corona. Ya saben, esos a los que Duarte llamó el “bando parricida y traidor”, mueven hilos para “proyectar” al calumniador. Estamos en medio de un intento, que juzgo el último, del trujillismo por reimplantarse en el país. Eso requiere mantener en alerta la conciencia democrática nacional y denunciar las maniobras siniestras del clan de ex –torturadores, esbirros, soplones, matones, serviles cortesanos y escoria de toda laya que se amalgaman en este intento por apropiarse del país, desmantelar el estado de derecho, imponernos una tiranía cruenta y sanguinaria y despojar por la fuerza de sus bienes a las personas, de sus derechos a los ciudadanos y de sus honras a las damas. Y, estemos claros, tendrán que matar a muchos si quieren lograrlo. Y no vamos a regalar de gratis nuestras vidas. Como Duarte, repito: “El amor a la patria nos hizo contraer compromisos sagrados para con la generación venidera; necesario es cumplirlos, o renunciar a la idear de aparecer ante el tribunal de la Historia con el honor de hombres libres, fieles y perseverantes”. Tengo cuatro hijos y, más que educación, más que bienes, el mayor legado que les puede dejar es un suelo patrio, la libertad y la democracia. No es verdad que ellos van a tener que exiliarse huyéndoles a una tiranía o criar sus familias en medio del oprobio de una dictadura. No mientras yo lo pueda impedir. No es ese el ejemplo que les voy a legar ni el país que les voy a dejar. Y punto.

8

El regalo de Angelita Trujillo a los dominicanos
Por Aquiles

Julián

Angelita Trujillo, una de las hijas del dictador Rafael L. Trujillo (y la que más nos costó: el país se desangró para “coronarla” en una parodia ridícula de la coronación de Isabel II de Inglaterra, montada por ese siniestro maestro de la mise en scene tropical que era su padre), acaba de hacerle un favor inmenso al pueblo dominicano. Todo es asunto de si somos capaces de aprovechar el obsequio. Y propongo que sí, que se le acepte. Angelita acaba de colocarse en posición de ser demandada legalmente por difamación e injuria y daños a la honra ajena, al firmar un libelo en que acusa a diestra y siniestra a personalidades, víctimas y héroes dominicanos, para exculpar a su padre de sus crímenes. Ese regalo, típico de operaciones de desinformación y encubrimiento, permite que se pueda instrumentar en su contra una acción legal: es de una importancia extrema. Si se le lleva a los tribunales a que pruebe sus afirmaciones, tendría que comprobar sus acusaciones de manera incontrovertible. Y eso daría oportunidad para desmontar definitivamente las calumnias con que los remanentes de la dictadura han querido confundir al país recurriendo a la maledicencia y al rumor injurioso. Y creo que la demanda conviene radicarla en territorio norteamericano, por tres razones: 1. Porque es en ese país en que reside quien sería la acusada 2. Porque, al radicar la querella ante los tribunales norteamericanos, evitaríamos la acusación de prejuicio o predisposición que arrojaría dudas sobre la idoneidad del fallo judicial que emane de los tribunales dominicanos. 3. Porque el libro fue editado y puesto en circulación en territorio norteamericano. Angelita Trujillo señala, acusa, detracta, sin ofrecer prueba alguna. Y las familias de Luis Amiama Tió, Segundo Imbert Barrera, Pupo Román y otros calumniados, así como las organizaciones patrióticas que reúnen a los familiares y allegados de los héroes del ajusticiamiento del 30 de mayo y la democratización del país, tienen una oportunidad excepcional de sentar en el banquillo de los acusados a la hija adorada del tirano y obligarla a probar sus acusaciones o sentir el peso de la justicia.

9

Al involucrar en forma directa a personas específicas en acciones deleznables y criminales, como el asesinato aleve de las hermanas Patria, María Teresa y Minerva Mirabal, asesinadas a golpes junto al chofer Rufino de la Cruz que las conducía cuando iban a Puerto Plata a visitar a sus esposos encarcelados por conspirar contra el régimen, uno de los hechos trágicos que mostraron la faz horrenda de la tiranía a quien pensara que tenía algún tipo de escrúpulos, se puede juzgar el acto de inventar calumnias para encubrir la responsabilidad de su padre y sus esbirros en la muerte de las heroínas de Ojo de Agua, Salcedo. No basta escandalizarse, aunque siempre es válido no pasar por alto la afrenta ni callar frente al infundio. La oportunidad que el libro brinda es que se convierte en sí mismo en prueba del delito de difamación e injuria, que atenta contra el buen nombre de familias respetables del país. Siendo especialistas en Derecho parte de las familias afectadas, es de rigor que se aprovechen las circunstancias para entablar juicio, tanto en lo civil como en lo penal, contra la señora Trujillo, responsable incluso, según familiares de las víctimas, de la muerte de una pareja de esposos por despecho. Se trata de exigir que cualquier afirmación hecha por la autora se valide con pruebas incontrovertibles. Eso la obligará a revelar sus fuentes, a exponer qué documentos respaldan sus asertos. Al radicar la denuncia y el litigio en territorio norteamericano, en donde residen muchos de los sicarios que escaparon a la justicia dominicana, por la connivencia, sin dudas, de muchos esbirros que quedaron en el país y a los que tampoco se les hizo justicia por sus crímenes, se facilitará que salgan a la luz hechos y personas que permanecen en una conveniente penumbra para ellas, pero altamente perjudicial a la memoria histórica del país. Y esa es otra poderosa razón para litigar en los tribunales norteamericanos: Los autores materiales de los hechos imputados están vivos muchos de ellos. Si bien fueron juzgados y condenados en territorio dominicano (y luego convenientemente excarcelados y sacados del país por los servidores del régimen que se mantuvieron en las sombras, dentro de las Fuerzas Armadas dominicanas o en los engranajes del Estado y que aprovecharon las circunstancias de la revuelta de abril del 1965 para cometer la fechoría), se radicaron en territorio norteamericanos y pueden ser obligados por instancia judicial a declarar y esclarecer aún más el abominable crimen. Ciertamente, los dominicanos hemos permitido que los esbirros del trujillismo permanezcan en nuestra sociedad con toda impunidad. Que sicarios y esbirros intelectuales, los peores, disfruten incluso de un manto de silencio y que se les tenga por

10
honorables, cuando en realidad fueron responsables mayores del crimen y el abuso, beneficiarios directos de toda la maldad y vesanía del dictador. Así, en el país se mantienen calles dedicadas a renombrados esbirros como Virgilio Díaz Ordóñez, Rafael Vidal, Luis F. Thomen, Rafael Estrella Ureña, Francisco Prats Ramírez y Ludovino Fernández, entre otros responsables intelectuales de la dictadura. ¿Es posible que en el mismo sector coincidan calles dedicadas a los servidores abyectos de la tiranía, individuos sin ningún mérito, verdugos de su pueblo, serviles, delatores (todos lo eran, esa una condición sine qua non para poder ser parte del tinglado) y calles dedicadas a las víctimas de esas mismas personas? Vergüenza debe darnos que en gobiernos de los distintos partidos del espectro político dominicano, entre ellos, 12 años del PRD y 10 años del PLD, la cobardía y la complacencia servil han permitido que las jóvenes generaciones se engañen con personajes indignos, cómplices, delatores y corresponsables de aquellos 31 años de expoliación, crímenes y abusos que encabezó el progenitor de Angelita con el apoyo y la colaboración total de dichos personajes. Eso bien indica que la complicidad, el ocultamiento, la doble moral, el servilismo con la dictadura se prolonga a través de las instituciones políticas y los líderes políticos de todos los pelajes. Y que nadie reclame inocencia, pues todos, absolutamente todos, sabían lo que pasaba, y todos, absolutamente todos, contribuyeron de distintos modos a que aquella tiranía feroz se mantuviera y se lucraban de ello, recibiendo prebendas y canonjías. Ninguno se redimió mediante el noble acto de librarnos del monstruo, como lo denomina con justicia Efraím Castillo, tal como sí hicieron los héroes de Mayo. Por el contrario, sirvieron y se prosternaron hasta el último momento. Y todavía siguen haciéndolo. Igualmente, pienso que de alguna manera, las instituciones que deben velar porque ese atropello no se produzca, lo han permitido. ¿Dónde están las instancias legales para revertir esas ultrajantes designaciones en que los verdugos y paniaguados escapan a la repulsa social y pasan por personas dignas y meritorias? ¿Por qué los justificadores y delatores ( todos los que le sirvieron a Trujillo lo fueron, todos cumplieron las así llamadas “tareas especiales”), figuren con calles dedicadas a honrarlos, como si sus conductas fueran excusables o perdonables, cuando muchísimos héroes que pagaron con sus vidas el querer liberar al país del monstruo no tienen dedicados ni un callejón? El regalo de Angelita Trujillo debe servir para algo; debe permitirnos revisar esas designaciones y derogarlas. Debe servirnos para someter a la justicia a la desmemoriada hija del tirano y lograr que la condenen y encarcelen por el delito de difamar y calumniar. Debe ayudarnos a que salgan a la luz hechos y personeros que maniobran por mantenerse en las sombras.

11

Espero que las fundaciones dedicadas a honrar las memorias de los mártires y patriotas asuman el reto. Que los abogados y especialistas vinculados directa o indirectamente a estas familias e instituciones pongan manos a la obra. Que empleemos los medios y recursos que el estado de derecho provee para proteger el buen nombre de quienes perdieron sus vidas o se arriesgaron por liberarnos de la tiranía y que la señora María de los Ángeles Trujillo Martínez, usufructuaria de una fortuna robada al pueblo dominicano de manera violenta por el delincuente que tuvo por padre, tenga que ir a los tribunales a probar sus afirmaciones que, por fortuna, figuran por escrito y fueron publicadas. Y de hecho, hago un aporte de RD$3,000.00 pesos dominicanos y llamo a que 100 dominicanos o más hagan lo mismo, para financiar ese esfuerzo. Eso serían RD$300,000.00 pesos y afirmo que aquí tienen que haber más de cien dominicanos dispuestos a un pequeño sacrificio financiero por llevar al banquillo de los acusados a la hija del tirano. Y es que tan buen regalo, no puede ser desperdiciado. Comentarios al artículo aparecidos en el periódico digital que dirige el periodista dominicano Reginaldo Atanay en New York: www.atanay.com

Rafael Bonilla Bailon

Ciudad: Lawrence, Ma.

Yo creo que Angelita, por su condicion de hija del Generalisimo Dr. Rafael Leonidas Trujillo Molina, si esta facultada para divulgar al pais, lo que hasta ahora, segun ella dice, fueron sus secretos mejor guardados. Cual es el interes de estos grupos que se empenan en desacreditar sus argumentos relacionados con algunos acontecimientos que ella senala??. Pienso que en vez de pretender boicotear la circulacion libre de su obra, lo que se debe hacer es solicitarle entrevistas a la autora y en ellas rebatir sus senalamientos. En la rep. dominicana con muy raras excepciones todos fuimos trujillistas, incluidos muchos familiares de sus victimas. Lo que pasa es que ahora esos mismos parientes sienten verguenza por las cosas que esta diciendo Angelita, y que eran desconocidas. Nosotros no pensamos ni creemos que Angelita, a estas alturas de su vida, tenga necesidad de mentir para defender a su padre. La vida de Trujillo esta ahi, y nadie la podra cambiar ni para bien ni para mal. Los que si tienen que cambiar son los que pretenden taparle la boca a la senora Angelita Trujillo. Como quiera su libro esta circulando y cada quien se formara su propio juicio acerca de lo que ella narra. El descredito a la obra lo que hace es impulsar sus ventas, porque alimenta la curiosidad de la gente que se interesa en manosearla para conocer a plenitud su contenido. Recordemos: Las cosas que se hacen mas populares son: LAS PROHIBIDAS. Ahi estan como algunos ejemplos: la infidelidad, el robo, el macuteo, las drogas, la inmigracion ilegal, la pirateria, etc., etc.. Okey....... Me refiero a AQUILES JULIAN.

Aquiles Julián

Ciudad: Santo Domingo, R.D.

El señor Bonilla habla de "grupos", pero el artículo está firmado por una sola persona, por mí, que del único grupo que formo parte es del que compongo con mi esposa. La señora Trujillo hace acusaciones sin aportar una sola prueba que las confirme. Por el contrario, los asesinos materiales de las Mirabal fueron juzgados y condenados en 1962. Y desde el 1965 residen en territorio norteamericano. Están vivos. Creo que no es asunto de "entrevista", sino de llevarla a un tribunal a que pruebe sus afirmaciones. Tampoco "taparle la boca" y mucho menos quemar su libelo. Para el señor Bonilla el criminal que nos oprimió por 31 años será todo lo "generalísimo" que él quiera, pero para mí y para muchos no es más que un vulgar delincuente que se impuso por la falta de decoro de muchos, la indiferencia de otros tantos y la cobardía de no pocos. Pueden escribirse todos los libelos exculpatorios que se quieran. Y crearse todas las fundaciones que se deseen. El trujillismo es un cadáver putrefacto, bien muerto. Sin embargo, es burlarse del martirio y la sangre de tantos torturados y asesinados por la dictadura feroz, el callar frente a la calumnia con que se quiere adornar la felonía. Y, a diferencia del señor Bonilla, sí creemos que hay razones para que la autora del libelo mienta. Es la hija de un asesino, y a ella misma se le acusa de mandar a matar por despecho. En cuanto a que aquí todos "fuimos trujillistas", conviene destacar que si el temor y la pusilanimidad llevó a las mayorías a disimular, acatar y someterse, dada la criminalidad constante del régimen, de la que sus propios servidores eran conscientes, no tiene el mismo grado de responsabilidad del ciudadano de a pie que se somete que el ayudante de verdugo que participa del festín. El señor Bonilla, por último, puede ser un nostálgico más de la Era y sus crímenes. Le aseguro que añore lo que añore, nunca volverán esos tiempos. Y si antes hubo quienes dieron sus vidas por rescatarnos del oprobio, ahora hay quienes no tememos darla por impedir que ese oprobio se reinstale. Mi recomendación es llevarla a los tribunales. Es hora de que esa señora pruebe el lugar en que merece terminar sus días.

Rafael Bonilla Bailon

Ciudad: Lawrence, Ma.

Resulta una aberracion hablar de someter a la justicia a la senora Angelita Trujillo. En primer lugar los comentarios de crimenes pasionales en que se le menciona, ya prescribieron hacen varias decadas. Nunca se le hizo una acusacion formal en ese sentido. Recuerde senor Aquiles Julian, que la

12
senora Trujillo, visito en una ocasion a su pais y nadie hablo de arrestarla ni mucho menos de enjuiciarla. Pretender ahora llevarla a los tribunales judiciales por la produccion de su libro, es un verdadero adefesio. Ella lo que ha hecho es plasmar hechos que fueron de su conocimiento en esta obra con la que algunos no estan de acuerdo. Mas nada. Nosotros reiteramos que es una buena oportunidad la que se ha presentado para que periodistas calificados, entrevisten a la senora Trujillo, a fin de determinar si son ciertos los senalamientos que ha hecho. No vemos razones para que se le este juzgando sin oir debidamente sus argumentos. El pueblo dominicano, merece oir las dos campanas. Es inconmensurable el numero de crimenes que se cometieron durante la "Era de Trujillo", pero tambien fueron inconmensurables el numero de mefistofelicos que los callaban y apoyaban. Nosotros creemos que dentro de las voces que se oponen a la puesta en circulacion del libro de Angelita, existen algunos infiltrados que le tienen temor a su contenido. Que probablemente eso los tiene en ascuas, viviendo los momentos mas terribles de sus respectivas vidas. Pido a Dios que le de paz a las victimas de la tirania, y conformidad a sus familiares. A los hipocritas, Dios les dara su merecido.

Aquiles Julián

Ciudad: Santo Domingo, Rep. Dominicana

¿Es una aberración recurrir a los mecanismos que la ley y el derecho consagran para la defensa de la propia honra? ¿Qué otro sentido tiene la existencia de legislación y de los derechos constitucionales? Aunque en los Estados Unidos no prescriben los crímenes y sí en mi país, contrario al principio duartiano de que "El crimen no prescribe y jamás queda impune", lo que nos muestra lo lejos que estamos de los principios y valores preconizados por Duarte, no es por ese crimen por el que propongo que se la enjuicie, sino por el de difamación e daño a la honra ajena, delito en que cae cuando acusa a Luis Amiama Tió y a Pupo Román de ser quienes ordenaron el crimen de las Mirabal. Resulta que ambos participaron en la conjura que ajustició y libró al país del monstruo que lo expolió y desangró por 31 años. Y el señor Amiama fue uno de los sobrevivientes. En vida ni ella ni nadie ventiló tal acusación. Ahora, contando con el desconocimiento de muchos y la muerte de otros tantos, la señora Trujillo lanza su acusación sin ningún tipo de apoyo, prueba o documentación; simplemente porque sí. Pues bien, no es así como se procede a nivel de la historia, pues la historia se fundamenta en testimonios contrastados y documentos escritos. Como estoy seguro de que la señora Trujillo vivía totalmente al margen de las actividades criminales de su padre, no fue por él ni por su familia que se enteró de ellas. Que la señora Trujillo hable de aquella vida regalada que disfrutó a costillas del país, robado y abusado hasta la saciedad por su progenitor, es su derecho. Pero ella ha hecho una acusación grave, en que involucra a dos de los complotadores: Luis Amiama Tió y Pupo Román, y al hermano de un tercero: Segundo Imbert Barrera, víctima de la tiranía en su postrer momento. Bien, conviene someterla a la justicia para que pruebe, con documentos, testimonios o cualquier otro tipo de prueba que posea, sus afirmaciones. Si al señor Bonilla le acusaran de cualquier delito ¿no recurriría a la justicia para obligar a quien le acuse a probar sus aseveraciones? ¿Pediría que fuera entrevistado quien le acusa? No estamos frente a caso de opiniones divergentes, estamos frente a un hecho histórico que merece clarificarse. No es algo que yo creo o no creo, es algo que conviene establecer. Y si ella tiene pruebas que incriminan a esas tres personas en aquel fatídico hecho ¿qué mejor que exponerlas al mundo en un juicio público y contradictorio? ¡Claro que el pueblo debe oír las dos campanas! Pero no es que se venga ahora a decir que Freddy Miller, por ejemplo, tuvo una abducción por el platillo volador, sin ofrecer ninguna prueba que documente o dé visos de verdad a la afirmación. Si alguien dice algo ¡qué lo pruebe! ¿Quién dio la orden? ¿Quién fue el responsable? Balaguer cuenta en sus Memorias que el padre de la memoriosa autora y jefe de él tenía el cinismo de decir, para que todo el mundo lo oyera, "¿Qué estaría buscando Marrero por Constanza a esas horas?", cuando todos sabían que fue el amoroso padre, exculpado de todo crimen, el que dio la orden del asesinato de su colaborador. No tiene nada de aberrante recurrir a los recursos que la ley y el derecho proveen para dilucidar una acusación y establecer responsabilidades. Ese es el procedimiento correcto. Y si bien es verdad que la Trujillo visitó al país y nada le pasó, ella no vino esa vez a declarar que Amiama Tió y Pupo Román fueron los que mandaron a matar a las Mirabal. No creo que un hijo o nieto o descendiente de la familia del tirano tenga responsabilidad o culpa en los crímenes de su padre. Pero la acusación que hizo Angelita Trujillo es un crimen de ella, es ella quien afirma lo que afirma, y exigir legalmente que lo pruebe en los tribunales es lo mínimo que puede hacerse. No es una aberración, señor Bonilla, es un derecho que tiene todo ciudadano que se siente agraviado, de reclamar por los medios que la ley y el derecho proveen la justa reparación. Y, repito, sería útil, así como recientemente la justicia argentina condenó al gorila Bignone por sus crímenes y desafueros, que el pueblo dominicano tenga la oportunidad de ver a Angelita I sentada en el banquillo de los acusados y condenada por difamación e injuria y daños a la honra ajena. Fue un regalo que nos dio y sería de ley aporvecharlo.

Rafael Bonilla Bailon

Ciudad: Lawrence, Ma.

Senor Aquiles Julian, con todo el respeto permitame pedirle que procedan al sometimiento a la justicia de la senora Angelita Trujillo, por los senalamientos vertidos en su libro. Le recomiendo que consulten a los mejores abogados dominicanos para tales fines. Estoy seguro que ninguno de ellos se lanzara a esa aventura por carecer este caso de la mas minima enjundia juridica. Me gustaria saber bajo que cargos y en perjuicio de quien podria ser sometida a la justicia la senora Trujillo. Quienes legalmente podrian hacer el apoderamiento judicial?. Esas son respuestas muy importantes. Ojala ud. las pueda responder no a mi, sino a los cientos de millares de lectores de este prestigioso periodico digital. La senora Trujillo, no ha hecho acusaciones formales contra nadie. Ella ha narrado informes de los que tuvo conocimiento por su condicion de hija mimada de quien fuera "El Generalisimo Trujillo". Dejarselas saber al pueblo nada tiene de malo. Lo unico que se le podria censurar es haber esperado tanto tiempo para hacerlo. En mi primer comentario sobre este articulo dije: que en la rep. dominicana "todos fuimos trujillistas", lo cual constituye una perogrullada. Y en verdad es una perogrullada ultratumba, porque todavia existen muchos "trujillistas" de la epoca y otros jovenes de ahora, que dicen que las "obras de trujillo estan ahi" y que son imperecederas. Lo mismo se dice de las obras del doctor Balaguer, que tambien seran imperecederas. Por mas que se diga lo contrario, el pais esta lleno de trujillistas y balagueristas, entre los cuales hay varios familiares de las victimas de esos dos gobiernos. Por tanto un posible juicio a la senora Trujillo, resultaria practicamente imposible. Esta es la realidad.

Aquiles Julián

Ciudad: Santo Domingo, Rep. Dominicana

El señor Rafael Bonilla Bailón ha sido respetuoso en sus discrepancias conmigo, lo cual me alegra y por lo cual he sostenido este intercambio. Ambos tenemos opiniones distintas, lo cual es un derecho que a ambos nos asiste. Ahora bien, en el caso de la señora Trujillo ella no expuso una opinión, ella hizo una acusación de índole criminal. No fue una valoración de su padre o de la dictadura que encabezó, para lo cual tiene todo el derecho. Es una incriminación de autoría intelectual de uno de los crímenes más abominables acontecidos en la tiranía que su padre encabezó. ¿Quiénes podrían hacer el apoderamiento judicial? Las familias agraviadas: los descendientes y parientes de don Luis Amiama Tió, de Segundo Imbert Barrera y de Pupo Roman, pues sus progenitores fueron inculpados por la señora Trujillo de manera expresa de ser los que ordenaron y supervisaron el cuádruple crimen de las Mirabal. Igualmente podrían querellarse las instituciones y fundaciones que preservan la memoria de los que fueron torturados, acribillados y masacrados por la dictadura nefanda de los Trujillo. Que lo hagan o no no me compete. Hice una recomendación. Si la señora Trujillo tiene pruebas de sus afirmaciones, que no las hizo públicas en su libro por lo que incurrió en el delito de difamación al publicar un libelo (acusaciones sin pruebas que las soporten y confirmen) ¿qué mejor que ir a un tribunal de una tercera parte, como un tribunal norteamericano, a dilucidar el caso y aportar las evidencias probatorias que posee? Un hecho es distinto de una opinión. Los hechos se prueban, las opiniones y valoraciones responden a la subjetividad, preferencias y creencias individuales de la persona. El crimen de las Mirabal fue un hecho. Quienes lo ordenaron y ejecutaron se conocen. Los autores materiales fueron apresados, juzgados y condenados en un juicio amplificado por televisión. Y, liberados irregularmente en 1965 y trasladados al extranjero, hasta donde tengo entendido están vivitos y coleandos, así que pueden decir su verdad, pero tienen que avalar con pruebas sus afirmaciones. No me opongo a que la señora Trujillo ni Clodoveo o Ciriaco de la Rosa o cualquier otro sicario exponga lo que desee. La libertad de expresión es un derecho que defiendo, pues precisamente nos sacudimos la infernal tiranía de Trujillo para permitir a las personas hablar y expresarse sin otro constreñimiento que no sea el respeto a la honra ajena, el no difamar ni injuriar, el tener que probar de manera incontrovertible las afirmaciones. Si la señora Trujillo hubiese dedicado su libro a enaltecer la memoria de su padre, decir maravillas de él, justificarlo y contar la vida paradisíaca que llevaba, bien, esas son opiniones y valoraciones a las que tiene derecho como hija. Otro asunto es desinformar o encubrir un hecho deleznable, acusando a... ¡los que asesinaron a su padre o fueron pariente de uno de los ajusticiadores! La mala fe involucrada salta a la vista. En todo caso, felicito al señor Bonilla por opinar sin ofender. He intentado lo mismo. No tenemos que estar de acuerdo. La ventaja del estado democrático

13
es cobijar y proteger las opiniones discrepantes, siempre que no violen las normas de respeto y derecho de los demás. Como el señor Bonilla expresa, hay quienes sienten nostalgia por Trujillo, sobre todo su familia, que han tenido que vivir una realidad bien distinta a la que vivieron mientras el tirano se enseñoreaba en esta nación. Y también los que recibieron beneficios y privilegios de aquella dictadura. Balaguer, que contrario a lo que opinó la señora Trujillo hay evidencias de su involucramiento en la trama, al grado de que fue quien, jugándose la vida, cumplió el programa de destrullijización, sacó a la familia Trujillo del país, legalizó los partidos de oposición, trajo al PRD al país y hizo aportes valiosísimos a la transición a la democracia, fue en sus dos períodos de gobierno, el de 1966-1978 y el de 1986-1996 un gobernante fundamentalmente democrático, no un tirano. Si bien se dieron hechos criticables en ambos períodos, hay que tomar en cuenta las circunstancias y los condicionamientos en que operó. Y creo que el país debe mucho más a él de lo que las clases medias resentidas que lo han erigido en su bestia negra, condenándolo simplemente porque les "susplantó" y fue quien gobernó y no ellas, están dispuestas a reconocer. Ojalá que los familiares de los calumniados y las instituciones que los agrupan junto a deudos de los asesinatos por la tiranía utilicen los mecanismos que el estado de derecho permite para defendernos de la infamia y la calumnia. El estado de derecho, ¡qué hermoso suena eso!, los mecanismos legales y constitucionales, no la prepotencia, el abuso y la sevicia criminal a la que fuimos sometidos por 31 años, desde el asesinato de una embarazada y su esposo en 1930 hasta el crimen de la Hacienda María en las postrimerías de la dictadura. La ley, el derecho, la libertad de expresarse... Exactamente todo lo opuesto de aquel régimen inicuo y sanguinario.

Rafael Bonilla Bailon

Ciudad: Lawrence, Ma.

Antes que nada reciba ud. senor Aquiles Julian, mis mas sinceras felicitaciones por todas y cada una de sus respuestas a mis comentarios sobre el tema que nos ocupa. Decia Benito Juarez, exitoso politico y varias veces presidente de mexico que: ENTRE LOS INDIVIDUOS, COMO ENTRE LAS NACIONES, EL RESPETO AL DERECHO AJENO ES LA PAZ. Me genuflexo humildemente ante ante usted. Tener la dicha de polemizar con alguien con sus altos dotes de decencia y capacidad, no es tarea facil a traves de estos medios digitales. Sus respuestas me satisfacen, aunque no este de acuerdo con sus puntos de vista. No fui trujillista porque al momento de su ajusticiamiento era un nino que no llegaba a los cinco (5) anos. Mis intervenciones en este caso se deben principalmente a que no estoy de acuerdo con las remoras que se le han tendido a la senora Angelita Trujillo, para que exponga libremente sus conceptos, a traves de la puesta en circulacion de su libro. Decia Mak Twain famoso escritor estadounidense: SI DICES LA VERDAD, NO TENDRAS QUE ACORDARTE DE NADA. Pienso que a la senora Trujillo, se le debe dar la oportunidad de que hable publicamente todo lo que ella quiera. Para que luego el pueblo se forme sus propias conclusiones. Juzgarla previamente sin escuchar sus argumentos resultaria una accion inicua. !! Gracias a Dios y a los prohombres libres y valientes, tenemos una democracia!!.

Rafael Bonilla Bailon Aquiles Julián

Ciudad: Lawrence, Ma.

Senor Aquiles Julian, favor leer en esta edicion: BARAHONA Y LA POLITICA, escrito por Vigilio Gautreaux. Gracias.

Ciudad: Santo Domingo, Rep. Dominicana

Creo que es positivo que la señora Trujillo escriba su punto de vista y exponga su opinión. Y también que es un derecho que ni a ella ni a nadie debe coartársele. Mi reclamo es que pruebe lo que dice, pues un hecho histórico tiene que soportarse en pruebas fehacientes para que merezca la pena ser tomada la información en serie. Como ella no fue partícipe ni tampoco fue consciente de la parte criminal del régimen de su padre, pues Trujillo la mantuvo en una burbuja encantada, que le estalló abruptamente la noche del 30 de mayo del 1961, lo que ella dice es simplemente lo que le dijeron convenientemente. No es sencillo lidiar con el cúmulo de horrores que emergieron a la caída de la tiranía: atentados, secuestros, centros de tortura, mutilación, exterminio de familias enteras, etc., y es lógico que se produjera en ella y su familia una negación de los hechos y una desviación hacia tercera responsabilidades de las culpas. Así, quedaría su padre como el dictador paternal y afable que ella conoció y las monstruosidades del régimen serían culpa de quienes rodeaban a su padre, en particular (qué mejor chivo expiatorio) los que complotaron para terminar aquella tiranía oprobiosa. Ahora bien, no es cuestión de mencionar a una persona o a otra, para desviar la responsabilidad de la comisión de un hecho, es probar, es respaldar la afirmación con pruebas incontrovertibles, lo que daría credibilidad o respaldaría la veracidad de la acusación. Todo el mundo podría decir que un hecho histórico fue ordenado o ejecutado por cualquier persona si no se le exigiera que probara su afirmación. Mi recomendación de que la señora Trujillo sea sometida en nada le afecta si ella tiene las pruebas de sus declaraciones. Pero si no, estaría participando en una típica operación de encubrimiento y desinformación. Los dominicanos hemos vivido y todavía vivimos inmersos en una maraña de mentiras. Expuse que es imperdonable que se honre a los colaboradores de Trujillo como Virgilio Díaz Ordóñez, Pachito Prats o Ludovino Fernández o a los responsables directos de propiciar la tiranía como aquel ambicioso pico de oro que fue el patético politicastro Rafael Estrella Ureña o aquel inescrupuloso personaje que fue Rafael Vidal Torres, como si no fueran corresponsables y cómplices de la feroz tiranía que ensangrentó y se ensañó con el país. Ellos no fueron menos malos o menos cómplices o menos responsables. La tiranía fue un aparato, y todos son corresponsables de sus desmanes. Supongo que ese hecho, que los servidores de la tiranía sean honrados con calles, tiene que haber divertido a la familia Trujillo. Sólo los que se redimieron con la acción heroica de Mayo del 1961 merecen la gratitud eterna de los dominicanos. Mi recomendación de que la señora Trujillo fuera sometida se debe a que hay que empezar a romper los mitos y las mediaverdades o las calumnias. Y nada mejor que la justicia porque ante la ley hay que probar, no basta con decir; hay que fundamentar, mediante testimonios, documentos y todo tipo de pruebas lo que se afirma. Si a alguien se le ocurriera decir, por ejemplo, que Napoleón Bonaparte en vez de Córcega nació en Milán, o que Hitler visitó Argentina o cualquier otra declaración que afecte a un hecho histórico, se le pedirían proporcionar las pruebas, las que serían sometidas a examen antes de modificar la opinión prevaleciente sobre el caso. Los que asesinaron a las Mirabal están vivos ¿dónde están sus libros? Ellos saben bien quién les ordenó y por qué, cuándo y cómo. Y no es "que lo digan", es que lo prueben. Hablar es una cosa, probar otra. Nuestro país está lleno de falsos héroes y falsos prohombres. Nuestra historia es un cuento para bobos. Falsas gestas, falsos patriotas, un adefesio montado por parientes y descendientes que encubren la verdad de los hechos. Y es con retazos de datos que podemos ir armando una comprensión más o menos decente de lo que sucedió. Hay pandillas intelectuales que velan porque nada se sepa. Yo no tengo santos ni altar que defender. Al igual que el señor Bonilla, a quien extiendo mi respeto por lo que no fue más que un malentendido entre ambos, pues en lo esencial estamos de acuerdo: las personas deben expresarse sin ningún tipo de restricción (aunque añado que deben probar sus afirmaciones), nací en 1953 y no tuve tiempo de ser trujillista. No soy responsable de las actuaciones de mis padres, sean positivas o negativas, al igual que no lo es Angelita Trujillo ni los hijos de Bosch o de Caamaño o de Wessin o de nadie. Pero sostengo que hay que conocer la verdad, por horrenda que sea. Si la señora Trujillo tiene una verdad que la pruebe. Los hechos históricos se prueban. Y parece que en nuestro país se teme a la verdad. Muchos prefieren dormir en sus mentiras. Así que, en lo esencial, señor Bonilla, coincidimos, sólo que yo pido que se prueben las afirmaciones y recomendé un medio que, según expresó públicamente la directora del Museo de la Resistencia, será el utilizado para sentar de una vez por todas la verdad sobre tan triste episodio. Y creo que usted, yo y muchos más preferimos saber la verdad. Gracias por sus palabras, igual respeto me merece usted.

Rafael Bonilla Bailon

Ciudad: Lawrence, Ma.

Muchas gracias senor Aquiles Julian, es ud. todo un caballero profundamente ilustrado sobre los hechos historicos concernientes a nuestro pais y porque no de gran parte del universo. Hablar con usted resulta una experiencia maravillosa en la cual tambien se puede aprender. He saboreado detenidamente cada uno de sus conceptos, muchos de los cuales estan sustentados por nuestras leyes vigentes. En sus respuestas a mis comentarios, solo se le deslizo al comenzar, quizas por "fe de errara" una presuncion que me resulto desagradable, pero que no me di por aludido. Me refiero a cuando dice: cito: El senor Bonilla, por ultimo, puede ser un nostalgico mas de la Era y sus crimenes. Lo mas agradable de la vida es tener la conciencia tranquila, y yo la tengo. Si no fuera asi preferiria quedarme callado y no ofender a Dios diciendo mentiras. De todas maneras usted ha dejado bien claro este pequeno incidente, cuando se refiere a que solo se trato de "un mal entendido entre ambos". Acepto como valederas sus disculpas. A partir de ahora solo nos resta esperar, que pasara con todo esto que se ha formado a raiz de la puesta en circulacion del libro de Angelita Trujillo, y cuales seran sus implicaciones. Reciba un saludo afectuoso a la vez que pido a Dios que lo mantega saludable para bien de su familia y de

14
todos nosotros para seguir disfrutando de su hombria de bien y de sus amplios conocimientos.

Aquiles Julián

Ciudad: Santo Domingo, Rep. Dominicana Ciudad: Lawence, Ma.

Me disculpo por la infortunada expresión.

Rafael Bonilla Bailon Rafael Martinez

Muchas gracias senor Julian. No tenia que hacerlo, pues ya ud. se habia disculpado. Hasta pronto y que tenga un buen dia.

Ciudad: New Jersey, USA

Creo que la mejor promoción al libro de Angelita Trujíllo se la hacen quienes se oponen a su circulación o venta. Lo mejor es no hacer caso, todo el mundo, los nacidos en esa época conocen esa parte de nuestra historia, la cual es gráficamente documentada por las cárceles de torturas que habían en todo el território nacional y cuyos edificios hoy son usados con otros fines. Por ejemplo, el colegio La Milagrosa en la carretera Mella, frente a la cual viví durante toda mi infancia. Leer el libro de Angelita, es traer a nuestras memórias momentos desagradables de los cuales no quisieramos recordar, fueron tan malos los Trujillos que todavía hoy se empeñan en seguir torturando a quienes fueron sus opositores, con un libro que sólo busca justificar lo mal hecho, darle rienda suelta a la mente enferma y maquiabelica de la seníl Angelita Trujillo. En uno de los comentários mas arriba se dice: Los hijos no tienen la culpa de lo que hacen sus padres, es cierto pero esos hijos y nietos se fueron a vivir como principes a europa, con los millones de pesos frutos del saqueo al estado a traves de las empresas que luegon eran CORDE. ¿ Qué culpa tuvimos mis hermanos y yo, y otros vecinos, que nos tuvieron que alfabetizar en la casa porque no nos daban inscripción en la única escuela particular que había en el área. Que teníamos que mudarnos constantemente huyendole a la ira trujillista. Con una familia dividida entre trujillistas y no trujillistas, que a la larga nos benefició, pues los trujillistas nos libraron de males peores, sin dejar pasar algunos por las carceles de torturas y mantener por el resto de sus vidas, las marcas que les dejó el látigo, la pinza con que le sacaron las uñas y la tijera con que le cortaron las tetillas.

Antonio Nunez

Ciudad: Santo Domingo

Si bien es cierto este libro hay que leerlo con mucha cautela. Primero, enterder que es una hija que escribe de su propio padre, llamese este, Juan, Joel, Matin,Lobo, Wildredo o Trujillo. Segundo, el aspecto emocional de esa hija, y lo que ese padre significo para ella asi como tanto miles de dominicanos que vivieron en esa epoca.Tercero, cuanta transaciones realizo este senor en su 30 anos de dictadura en contra de un pueblo indefenso. Aqui se podrian enumerar todas esa transaciones, comenzando por el numero uno hasta el infinito. Clasificar todas estas transaciones y ver todos los patrones que se repiten y reagruparlo de nuevo y luego llegar a un consenso pluralista de la conclusion de este libro, que de forma negativa o positiva, la dictadura trujillista es una marca invorrable en el pueblo dominicano. Que se entiende que nadie absolutamente nadie puede estar por encima de la ley.

Juan Perez Fdez.

Ciudad: CIUDAD.

Los que leemos y escribimos comentarios en este prestigioso periodico, estamos a la espera de tu respuesta a los piropos que te lanza el senor Dominguez, esposo de Angelita Trujillo. Si no has leido su articulo, buscalo en esta misma edicion, donde entre algunas de las cosas que te dice, te senala como desconocedor de las mas elementales reglas de "Urbanidad, Moral y Civica. Nos mantendremos a la espectativa.

15
Artículo del señor Luis José Domínguez, ex –coronel desertor de la Fuerza Aérea Dominicana, esposo de la señora Angelita Trujillo, aparecido en www.atanay.com, en que la emprende contra mi persona.

"No tan deprisa…”
Por Luís José Domínguez 05/04/2010 • • “Cuando Angelita escribió esa obra a la que algunos, infundadamente, le temen, lo hizo con el propósito de que fuera lo que es, un libro cultural académico, respetuoso y fiel a la historia.” • • • “Es interesante la sugerencia suya de ventilar en las cortes las “calumnias” del libro. Pero tenga cuidado, le puedo asegurar que si usted, por un solo momento, contemplara los archivos privados de Angelita, le bastaría para darse cuenta que de ese foro público, sus amigos saldrían muy mal parados.” Miami, Florida. (Atanay.Com).-Mi esposa María de los Ángeles Trujillo de Luís José Domínguez Domínguez en “Trujillo mi Padre,…En mis memorias” escribe: “Reconozco el encomiable valor requerido para salir en defensa de la Justicia cuando la injusticia tiene

tanto poder. Al escribir soberanamente, los autores se convierten automáticamente, en blancos de los franco-difamadores al acecho, que al momento se rasgan la vestidura y al grito de ¡Anatema! se lanzan prestos, a cazar al desleal. Inquisidores arremeten contra los infieles que escriben saliéndose del molde requerido. Horma siniestra articulada para mantener vigente la anti historia. Es triste y hasta vergonzoso que todavía hoy tengan vigencia estos auto-nombrados fiscalizadores del pensamiento y expresión del dominicano. Es una manifiesta obsesión patológica que no entiendo porque rechina ya como una carreta desengrasada. “Todo esto hace que sean doblemente meritorios estos esfuerzos literarios, serios y laboriosos pues constituyen en sí, la rehabilitación de una historia menguada. Autores que escriben inspirados en la ilustración y orientación. El mar, durante la resaca se retira y cede espacio, pero luego regresa con la marea, a recobrar todo el terreno perdido. Lo mismo pasa con la historia ante la mentira, se retrae por la ausencia de probidad y pureza; pero después, termina la resaca, y regresa a recobrar todo lo que había perdido.” Ese proceso, tan natural como la ley de la gravedad, está en marcha, y como cita Angelita, el flujo de la historia regresa ya como el mar, con su impetuosa marea en busca de sus valores; a rescatar la autenticidad de sus virtudes perdidas que brotaran al renacimiento de la verdad. Cuando Angelita escribió esa obra a la que algunos, infundadamente, le temen, lo hizo con el propósito de que fuera lo que es, un libro cultural académico, respetuoso y fiel a la historia. Pero ese, un sector recalcitrante considerando la libertad de expresión como un privilegio de ellos y no un derecho constitucional de todos, ha pegado el grito al cielo. Turbados han recurrido a la ilegalidad, a la intimidación y hasta la violencia, para que el libro no llegue a manos del pueblo. En vista de la arrogante y delictiva reacción de este grupo, estimo oportuno insertar aquí un párrafo concerniente a la Libertad de Expresión como lo establece la Convención Americana sobre Derechos Humanos: “9….la intimidación, amenaza a los comunicadores sociales, así como la destrucción de material de los medios de comunicación, viola los derechos fundamentales de las personas y coarta severamente la libertad de expresión. Es deber de los Estados prevenir e investigar estos hechos y sancionar a sus autores y asegurar a las victimas una reparación adecuada.”

16
Esta tercera descarga nos llega de los “franco-difamadores al acecho”; está firmada por el señor Aquiles Julián a quien no tengo el gusto de conocer. Dice un escritor francés, cuyo nombre no recuerdo ahora, que responder a una diatriba con otra lo que hace es duplicarla. De manera que sin iracundia y con el debido respeto que me merece todo ser humano, le voy a explicar al distinguido señor algunas cosas que parece desconocer. Por su forma de expresarse, la primera impresión que me da este señor, es que no fue educado durante la Era de Trujillo ya que las escuelas de entonces enseñaban rigurosamente “Urbanidad” y “Moral y Cívica” de Carreño. La segunda opinión es que no es dominicano, debido a su desconocimiento de las viejas costumbres de nuestro país, como son los tradicionales concursos que terminan con la coronación de una Reina. Como describe Angelita en su libro, su reinado tuvo una connotación especial en vista de que se llevó a cabo para conmemorar los 25 años de la Era de Trujillo, la era más fecunda que jamás haya tenido el país. Mire señor Julián, fue en ese cuarto de siglo que se edificó y conformó la República Dominicana, sacándola de la realidad de Concho Primo y transformándola en una nación apta para el siglo XXI. Se logró la soberanía nacional con la recuperación de las aduanas, se logró la independencia financiera con el pago de la deuda externa, se creó la moneda nacional, así como el sistema bancario y financiero del país. Se institucionalizó la administración pública, y logró el país tener una frontera demarcada reconocida y respetada. Se construyó toda la infraestructura del país: los muelles, las carreteras, puentes; la electrificación nacional, el servicio de alcantarillado y de agua. ¿Qué más le puedo decir? Se edificaron el Palacio Nacional, el de Bellas Artes y se inundó el país de verdaderos palacios escolares entre ellos la ciudad universitaria. ¿Y qué decir de los servicios sociales, los hospitales? Y le tengo una sorpresa señor Julián: todo se hizo sin tomar dinero prestado y sin recibir dadivas de ninguna otra nación. El tesoro nacional nunca ha estado mejor administrado; su presupuesto siempre se mantuvo balanceado. Si leyera usted el libro de Angelita se diera cuenta del desarrollo y del prestigio que alcanzó a tener el país por esos años manifiesto en los viajes del Generalísimo Trujillo al exterior. En su visita a España, por ejemplo, hasta las escuelas de Madrid fueron cerradas para recibir al Jefe de Estado dominicano. En cuanto a su preocupación por el costo de la celebración, del 25 aniversario de la Era de Trujillo, no pierda usted el sueño, pues en la Era de Trujillo no se desvestía un santo para vestir a otro, ni se descuidaban los servicios sociales, se cumplían las prioridades y el peso dominicano siguió a la par con el dólar americano. Es meritorio su decidido rechazo a las calumnias y difamaciones, por lo que me extraña no haber escuchado jamás su voz durante los casi cincuenta años en que solo se escuchaban, infamias y diatribas contra la familia Trujillo, con cuyo progenitor, repito, tiene el pueblo dominicano su mayor deuda de gratitud por haber sido el incuestionable arquitecto de la nación. Ojala y leyera usted el libro de Angelita para que conociera la inmensa obra realizada por este genio que nos deparó la Divina Providencia. En un párrafo se refiere usted al Generalísimo como un “delincuente” por la fortuna que creo. Al morir el Jefe, legó toda su fortuna al pueblo dominicano. ¿Pudiera decirme señor Julián con qué calificativos llama usted a los que se la robaron? Por último, es interesante la sugerencia suya de ventilar en las cortes las “calumnias” del libro. Pero tenga cuidado, le puedo asegurar que si usted, por un solo momento, contemplara los archivos privados de Angelita, le bastaría para darse cuenta que de ese foro público, sus amigos saldrían muy mal parados. Recuerde que, hasta el momento mismo del crimen, la mayoría de ellos, muy bien remunerados por cierto, se habían pasado la vida dedicados a servir como auténticos colaboradores y sostenedores de

17
la Era de Trujillo. Yo le sugiero que se lea el libro “Trujillo,… mi Padre en mis Memorias” para que cuando le vuelvan a requerir que escriba, lo haga con propiedad. Por mi parte, le testimonio que, después de leer, releer y vuelto a leer a “Trujillo mi Padre,..en mis Memorias”, me “quito el sombrero”, y no puedo más que concluir que ser TRUJILLISTA es ser amante de la paz y el progreso; es ser patriota, nacionalista, y llevar en su alma el más profundo respeto y amor por los símbolos patrios.

Comentarios al artículo aparecidos en el periódico digital que dirige el periodista dominicano Reginaldo Atanay en New York: www.atanay.com

Richard Emam-Zade Gerardiino
Excelente exposición por Luís José Domínguez

Ciudad: Sto Dgo

Michael Rodriguez

Ciudad: New York, New York USA

Es vergonzoso como este grupo de auto-proclamados anti-trujillistas ha querido presentar su versión profanada al pueblo dominicano. ¡Despierta pueblo dominicano! Acepten la realidad de lo que fue la “Era de Trujillo”. El pueblo si debe saber cuánto el Generalísimo Trujillo amo a su patria y el enorme sacrificio brotado para lograr la soberanía (en todo el sentido de la palabra) del pueblo dominicano, el bienestar vivido en una nación que ahora pide a gritos que lo vuelvan a salvar. ¡Bien dicho Corone Dominguezl, Rompan fila y viva el Jefe!

Juan Ferrand

Ciudad: Santo Domingo

Me indigna escuchar decir que el libro escrito por Angelita Trujillo atenta contra la juventud dominicana, entiendan de una vez por todas que los jovenes dominicanos lo necesitan; se les ha robado el derecho solemne de poder evaluar ampliamente su propia historia; Es necesario conocer hasta el mas mínimo detalle de la Era de trujillo, conocer su obra, entender su visión, su concepto de nacionalismo, la disciplina y el orden que impuso durante esos años. Son precisamente estos valores los que hoy día están desapareciendo y debemos recuperar; la forma de hacerlo es entendiendo que un día, hace ya mucho tiempo, la Republica Dominicana fue grande y lo fue gracias al trabajo de Trujillo.

Rafael Bonilla Bailon

Ciudad: Lawrence, Ma.

La historia contemporanea de la Rep. Dominicana, no se puede escribir pretendiendo obviar y desnaturalizar la "Era de Trujillo" la cual tuvo una duracion de 31 anos. Podriamos citar varias definiciones de la palabra HISTORIA, pero solo nos vamos a quedar con las dos que siguen a continuacion que son: Es la narracion y exposicion de los acontecimientos pasados y dignos de memoria, sean publicos o privados. Y, es; el conjunto de los sucesos o hechos politicos, sociales, economicos, culturales, etc., de un pueblo. Si estas definiciones son correctas, entonces; como se puede hablar de nuestra historia sin decir todas las cosas de TRUJILLO y su "ERA"?. No es un secreto para nadie que cada vez que a alguien se le ocurre escribir un articulo o un libro denostando a Trujillo, el exito esta asegurado. Por el contrario, si lo escribe alguien imparcial, que se apoya en narrar todos los acontecimientos ocurridos en esa ERA, tal como sucedieron, de inmediato se le descalifica. Hay gente que ha hecho del antitrujillismo su medio de vida. Estan al acecho desde hacen 50 anos contra todo aquel que ose decir alguna de las verdades positivas de ese regimen. Todo lo ocurrido lo quieren tergiversar. Es cierto que en el gobierno de Trujillo se hicieron muchas cosas malas. Pero tambien es cierto que se hicieron muchas cosas buenas, no solamente para la gente, sino para el pais. La historia para que sea historia, hay que escribirla tal como es. Historia inventada no es historia. Ahora, Angelita Trujillo, nos trae su libro en el cual narra una serie de acontecimientos de los cuales se entero por su condicion de hija mimada de Rafael L. Trujillo. Pero antes de que se conociera a plenitud el contenido del mismo, ya le tenian tendido un boicot para impedir su circulacion. Los descalificativos no se hicieron esperar. Porque sera que hay algunas gente que no quieren por nada en la vida, que las personas que fueron allegadas a Trujillo, abran la boca?. Porque sera que se las quieren tapar?. Nosotros creemos que mientras mas se hable de aquel gobierno, sobre todo personas del entorno, mas datos se aportaran para el esclarecimiento de los hechos. La historia se encargara de ir separando todo lo que no comulgue con la realidad. Y, de la misma manera asimilara todo lo que le resulte creible.

José Luis González

Ciudad: Santo Domingo, Rep. Dominicana

Lo vergonzoso, señores, es que 50 años después de su muerte todavía haya quien crea que Trujillo fue enviado por la "Divina Providencia". El pueblo sabe muy bien quién fue Trujillo, conoce hasta el más mínimo detalle cuál fue su "obra". Y los libros que ahora están saliendo, incluyendo este de su hija, hará que recuerde quiénes ayudaron a mantenerlo en el poder por tantos años. Por esa razón, además de las razones que mencionó Aquilés, debemos agradecerle a la señora Trujillo.

Miguel Angel Paulino

Ciudad: Cincinnati, Ohio

Que pena ver como esta gente trata de defender a capa y espada un régimen que a toda luz fue represivo, brutal, cruel e intolerante. Aunque Trujillo halla logrado algunas cosas positivas, cuando llega el momento de poner en una balanza lo positivo y lo negativo, nos encontraremos con un saldo muy voluminoso de cosas negativas. Son innumerable las muertes atribuidas a este régimen que por sobre todas las cosas coartaba la libertad en todo el sentido de la palabra. Lejos de defender a Trujillo su hija lo que debería es pedir perdon al pueblo dominicano y a todas las familias afectadas durante el régimen de su padre.

Jeannette Garcia

Ciudad: Miami, Florida

Dicen que el puesto mas odiado es siempre el del administrador, por lo tanto, nunca me ha sorprendido el odio de tanta gente contra Trujillo. Me llama la atencion como se habla de llevar a Angelita a los tribunales por hacer acusaciones sin pruebas, y en el mismo articulo se le acusa de estar envuelta en el asesinato de una pareja de esposos.....Y de eso?....hay pruebas?

18
Debby Alonzo Peniche
Ciudad: Republica Dom.Pto Pla

Estoy de acuerdo con el argumento del Sr.Rafael Bonilla Bailon. Ademas, es la realidad de la vida misma, que ninguna criatura mimada por mas hirsuta que sea, y con una suerte de vida como la que tuvo Sra Angelita, estara en contra de aquel que le concedio la vida.:-o Nuestro pais esta aropado por la ignorancia, y los ignorantes cualquier cosa admiten!!Creo que no seria bueno que se lea antes de que se concienticen a la poblacion dominicana, y que las personas puedan descriminar desde argumentos veridicos.(Me han faltado algunos acentos porque no se donde buscarlos en mi Pc plana)Pasen buenas!! Que siga el entierro!!

Aquiles Julián

Ciudad: Santo Domingo, Rep. Dominicana

LA CONFUSIÓN MENTAL DE LA SEÑORA JEANNETTE RODRIGUEZ Aunque nunca es de buen gusto interpelar a una dama, como en este caso se dice un infundio, emplazo a la señora Jeannette Rodríguez a que muestre en qué parte de mi artículo "El regalo de Angelita Trujillo a los dominicanos" la acuso "de estar envuelta en el asesinato de una pareja de esposos". Nunca he acusado a la señora de Trujillo de nada que no sea el hecho de que acusa sin aportar pruebas, pese a que su esposo, el señor Domínguez alardea de "los archivos privados de Angelita". Así que tiene la opción de retractarse de su afirmación o quedar como una persona que calumnia y difama ¿Cuál de las dos opciones escoge?

Aquiles Julián

Ciudad: Santo Domingo, Rep. Dominicana

CORRIJO LO ANTERIOR LA CONFUSIÓN MENTAL DE LA SEÑORA JEANNETTE GARCÍA Aunque nunca es de buen gusto interpelar a una dama, como en este caso se dice un infundio, emplazo a la señora Jeannette García a que muestre en qué parte de mi artículo "El regalo de Angelita Trujillo a los dominicanos" la acuso "de estar envuelta en el asesinato de una pareja de esposos". Nunca he acusado a la señora de Trujillo de nada que no sea el hecho de que acusa sin aportar pruebas, pese a que su esposo, el señor Domínguez alardea de "los archivos privados de Angelita". Así que la señora García tiene la opción de retractarse de su afirmación o quedar malparada como una persona que calumnia y difama ¿Cuál de las dos opciones escoge?

Antonio Nunez

Ciudad: Santo Domingo Norte

Dentro de las conformaciones que se habla de Trujillo en el foro que se ha generado por la publicacion de este libro, en mi opinion es importante conocer con lujo de detalles los “Pro” y los “Contra” de la Era de Trujillo. Tomando en cuenta que cada individuo tiene la absoluta libertad de manifestar su opinion a favor o en contra como es el sentido comun. Porque no se quien fue que dijo esta frase , pero si la es escuchado no se donde, “Los pueblos que olvidan sus historias pueden repetirlas de nuevos”

Adriano Garcia

Ciudad: Ciudad.

La vagamunderia de los que defienden a los trujillos no tiene conparacion, esa gente eran unos asecinos que mataban a la gente solo por verlo caer y lo que lo defenden son igualito que ello. yo conosi por la televicion a lo que mataron a la hermanas miraval, entonce como dise angelita trujillo que fueron lo que mataron a trujillo que tambien la mataron a ellas, lo que dise angelita es una mentira.

19

¿Quién difama: quien acusa sin pruebas o quien señala al que lo hace? Una respuesta al señor Luis José Domínguez.
Por Aquiles

Julián

El señor Luis José Domínguez, a quien tampoco tengo el gusto de conocer, escribe un artículo para, en su opinión, defender a su esposa, el libro que ella escribió y a la tiranía de Trujillo de la sugerencia que hice para que la señora María de los Ángeles Trujillo de Domínguez fuera enjuiciada a fin de que probara las afirmaciones que hace en el libelo que publicó sobre el infausto crimen de las hermanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal y el chofer Rufino de la Cruz (véase “No tan deprisa…” http://www.atanay.com/detail.aspx?n=10805) Como, en opinión del lector Juan Pérez Fernández el señor Domínguez me lanza unos “piropos” y expresa que los lectores de www.atanay.com están “a la espera” de mi respuesta a dichos piropos, y también porque considero que el señor Domínguez merece conocer mi opinión frente a sus opiniones, aprovecho la oportunidad para complacer tanto al señor Pérez Fernández y a los lectores interesados en lo que yo tenga que opinar al respecto, como en corresponder al señor Domínguez, pues aunque, como veremos, incurre en suposiciones, calificaciones y un manejo impropio de términos, lo hace sin recurrir al insulto. Expresa su punto de vista y, aunque discrepo, creo valiosa la oportunidad que me brinda para esclarecer algunos puntos. Partiendo de una cita que hace del libro escrito por su esposa, el señor Domínguez me califica como un “franco-difamador al acecho”. A riesgo de ser pesado, prefiero ir definiendo los conceptos. Como una palabra no significa lo que uno quiere, sino lo que el consenso social le asigna como contenido, vale la pena saber de qué hablamos cuando empleamos un término. Difamar, que proviene del latín diffamare, significa hacer perder el crédito y la buena fama a una persona. Y difamador es quien comete la acción de difamar. El Diccionario Manual de la Real Academia Española define difamar como “desacreditar a uno publicando cosas contra su buena opinión y fama. Poner una cosa en bajo concepto y estima”. El neologismo franco-difamador supongo que es una construcción, una palabra compuesta, y partiendo de que no creo que lo de franco provenga de su

20
aceptación galo, francés, ni por la de franqueza, deduzco que es un concepto construido a partir del término francotirador. Como, según el autor, lo que tiro son difamaciones en contra de la autora, soy en su juicio un franco-difamador. Ahora bien, ¿cuál fue mi difamación? Hice una recomendación: que las instituciones y familias que se sienten afectadas por las afirmaciones vertidas por la señora Trujillo en su libro sin aportar prueba alguna de sus asertos, la sometan a la Justicia instrumentando una demanda de reparación para que ella demuestre con pruebas incontrovertibles sus acusaciones. Igualmente recomendé que dicha demanda se interpusiera ante los tribunales norteamericanos (donde la señora Trujillo incluso tiene una hija que es funcionaria del sistema judicial norteamericano: fiscal federal en Puerto Rico), por razones que expliqué y no es preciso refrescar (véase mi artículo: El regalo de Angelita Trujillo a los dominicanos, http://www.atanay.com/detail.aspx?n=10726) ¿Es una recomendación de recurrir a la justicia a ventilar una afirmación injuriosa o falsa, en opinión de las familias afectadas, una “difamación”? ¡En modo alguno! Recurrir a la justicia y entablar juicio es el único modo civilizado, decente, moralmente válido, socialmente aceptado, de dirimir litigios, establecer responsabilidades y clarificar según la ley quién tiene razón y quién no. No es diciendo una cosa por aquí y otra cosa por allá, sin pruebas, sin documentos que avalen y respalden las afirmaciones, como se establecen responsabilidades. De hecho, parece ser que este es el camino escogido por las instituciones que se sienten agraviadas por las afirmaciones de la señora Trujillo, según un comunicado de dichas instituciones que aparece en la página del Museo Memorial de la Resistencia Dominicana, una institución, si mal no tengo entendido, creada y financiada por el Estado dominicano y que afirma: “Al mismo tiempo hacemos la debida reserva de derechos para proceder a tomar las medidas legales correspondientes y que consideremos pertinente y de lugar tanto en República Dominicana como en el extranjero” .http://www.museodelaresistencia.org/noticias/2010/febrero/angelita_trujillo.html La señora Trujillo Martínez salió del país a los 22 años de edad. Hasta el 30 de mayo del 1961 había vivido en una burbuja de ensueño, ajena a las realidades que sostenían el sangriento régimen de su padre. No culpo a la señora Trujillo ni del padre que tuvo ni de la vida que llevó. Nadie elige a sus padres. Y tampoco es responsable de la dictadura. Ni de las torturas. Ni de los secuestros. Ni de los crímenes. Ni de las tropelías. No lo fue y no lo es. Y, además, tiene todo el derecho del mundo a escribir su libro y todos los libros que desee; de exponer sus puntos de vista y de defender a su padre.

21
De hecho, el libro de la señora Trujillo, el cual según el señor Domínguez “un sector recalcitrante” ha “recurrido a la ilegalidad, a la intimidación y hasta la violencia, para que el libro no llegue a manos del pueblo” se vende públicamente en distintos stands de la Feria Internacional del Libro 2010, evento organizado y financiado por el Estado dominicano, sin ningún tipo de cortapisas. Lo único que impide que “llegue a las manos del pueblo” es el precio: RD$850.00 pesos el ejemplar, ya que según la Tesorería de la Seguridad Social, TSS, de la República Dominicana el 62% de los empleados dominicanos gana menos de RD$10,000.00 al mes y el 92% menos de RD$25,000.00 pesos. Los bajos salarios y, por otro lado, la carencia de hábito de lectura son los dos factores que pueden impedir que el libro de la señora Trujillo llegue a las manos de quien quiera leerlo. No observé ningún acto “ilegal, de intimidación y hasta de violencia” contra los expositores que tienen el libro exhibido públicamente en sus stands. Si el señor Domínguez duda de mis palabras le invito a que se apersone en la FIL 2010 que se realiza en el lugar en lo que antes estuvo la residencia del tirano Rafael L. Trujillo y hoy se levanta la Plaza de la Cultura y lo compruebe. El señor Domínguez incurre ciertamente en un dislate cuando afirma que el libro de su esposa es un “libro cultural académico, respetuoso y fiel a la historia”. Lamento tener que informarle que el libro de su esposa es un libelo. El Diccionario Manual de la RAE define libelo como “Escrito en que se denigra o insulta a personas o cosas”. Al hacer afirmaciones sin pruebas que las soporten, sin documentos ni fuentes testimoniales de credibilidad fuera de toda duda, acusando a personas específicas de hechos infamantes y delictivos, la señora Trujillo Martínez incurre en el delito de difamación, precisamente el que el señor Domínguez me endilga sin poder probarlo. Entiendo y acepto que él le crea a su esposa. Ahora de ahí a pedir que la palabra de su esposa sea creída sin ningún tipo de documentación de soporte, eso ni él ni nadie se lo puede pedir a otro. A la señora Angelita Trujillo que le crean su esposo, sus hijos, sus allegados y los nostálgicos del régimen de fuerza y terror de su padre. Pero le informo que lamentablemente la carencia de soportes probatorios de sus afirmaciones descalifican el libro para tener algún valor académico. Mucho menos para decir de él que es respetuoso y fiel a la historia. Desconozco cuál fue la primera y cuál fue la segunda descarga de la que habla el señor Domínguez, al calificar mi artículo de “la tercera descarga”. Si está viviendo un episodio paranoico en que ve una confabulación donde no la hay lo lamento. No soy parte de ningún clan, grupo, logia, etc. Como su esposa hizo unas afirmaciones, y localmente se

22
enervaron los ánimos, recomendé como sigo recomendando que se la encause para que pruebe sus afirmaciones. Si eso es difamar, explíqueme de qué manera lo hago. Paso por alto los “piropos” de que parece que no soy dominicano, porque tengo entendido que el señor Domínguez ha vivido la mayor parte de su vida fuera del país y yo, por el contrario, he vivido toda mi vida en mi país, y he vivido en mi país más años que los vividos por el señor Domínguez en él, así que su expresión no pasa de ser una broma. Y si el señor Domínguez se toma la molestia de colocar mi nombre en www.google.com.do tendrá un amplio perfil de mi persona, incluyendo premios literarios, actividades empresariales, reconocimientos, y los libros digitales que edito y distribuyo gratuitamente. He vivido siempre sirviendo modestamente a mi país. Y por mí ninguna familia dominicana ha perdido a un pariente; ningún hijo ha perdido a su padre; no hay nada que avergüence a mis hijos ni a mis conciudadanos. Tampoco he vivido del erario público ni de lo robado al país. Nunca he sido empleado o funcionario de ningún gobierno ni aspiro a ello. Siempre he vivido de mi trabajo en la empresa privada o como emprendedor. No he sido sicario. No he sido botella. No he sido torturador. No he sido adulador. No he sido cómplice. No he sido calié. No he sido del SIM. No he sido nada que me afrente, degrade o me haga bajar la cabeza. El señor Domínguez igualmente me hace una enumeración de los que considera logros de la tiranía de su suegro. Sin embargo, tomándole la palabra al señor Rafael Bonilla Bailón con quien tuve la oportunidad de sostener un fructífero intercambio de opiniones y que comenta el artículo del señor Domínguez: “Es cierto que en el gobierno de Trujillo se hicieron muchas cosas malas”, lamentablemente el señor Domínguez parece sólo conocer las buenas. ¿Qué precio pagó la sociedad dominicana por todas esas obras? Sería conveniente que junto a su enumeración me hable de la tristemente célebre “42”, del crimen del escritor Virgilio Martínez Reyna, incluyendo a la esposa embarazada; de los centros de tortura de “El 9” y “La 40” que como coronel tuvo que conocer (no se llegaba a ese rango sin hacer “servicios especiales” para el régimen, véase la obra de Joaquín Balaguer, La palabra encadenada, Pág. 389), de los fusilamientos en San Isidro, del exterminio de familias enteras, del despojo de otras, del secuestro de Galíndez en los Estados Unidos y los crímenes cometidos en el exterior por sicarios como Félix W. Bernardino: la muerte de Mauricio Báez, Requena; el crimen de Ramón Marrero Aristy que llenó de pavor a los propios colaboradores de la tiranía, que ya no se sintieron a salvo del tirano, el de las Mirabal… ¿Ese es el precio de “la era más fecunda”, señor Domínguez? ¿Cuántas vidas se deben sacrificar por un “palacio” de esos que describe? El señor Domínguez cuestiona que tilde a Trujillo de “delincuente”, pero es su propia hija, Angelita, la que lo incrimina implícitamente, cuando dice en su libelo que Trujillo supo que Pupo Román y Luis Amiama Tió junto a Segundo Imbert Barrera fueron los

23
autores del asesinato de las hermanas Mirabal y el chofer Rufino de la Cruz y, siendo el amo y señor del país no procedió judicialmente contra ellos, por lo que se hace cómplice de encubrimiento ¿O no, señor Domínguez? Y como el encubrimiento es un delito, y aquí le sugiero que se auxilie con la señora María de los Ángeles Domínguez Trujillo, fiscal federal de Puerto Rico, para que le explique que encubrir es un crimen, y más cuando usted tiene una posición de poder, que es un delito, entonces ¿es o no según Angelita Trujillo su padre un delincuente? También comete un error al decir que Trujillo “legó toda su fortuna al pueblo dominicano”. Primero, porque es falso: según tengo entendido, a menos que usted pueda probarme lo contrario, fue Ramfis Trujillo quien, por sugerencia de los norteamericanos y como un gesto tendente a que al país le levantaran las sanciones impuestas tras el atentado fallido al presidente de Venezuela Rómulo Betancourt por la Organización de Estados Americanos, OEA, transfirió al Estado dominicano las empresas propiedad de la familia Trujillo. Y segundo, porque es conocido que sacaron fuertes sumas en dólares y otros bienes cuando huyeron del país, lo que le permitió a Ramfis vivir a sus anchas en Francia y España, y a su esposa y a usted disfrutar una vida sin tener que ganarse el pan. Así que sólo legaron lo que no pudieron llevarse, señor Domínguez. Pero veamos a un colaborador fiel del tirano definir su régimen en algunos párrafos. Como el señor Domínguez admitirá, Joaquín Balaguer conocía mejor el régimen que lo que el señor Domínguez pudo haberlo conocido, así que recurramos al testimonio del expresidente de la República en La palabra encadenada. Trujillo, según Balaguer, “para sus grandes crímenes o para las mil iniquidades que nacían en su conciencia tortuosa, se valía de los agentes de su Servicio de Seguridad y de toda la morralla abominable que se fue formando durante treinta años a la sombra de sus sistemas represivos” (Pág. 362), “consideró siempre las grandes fortunas ajenas como un atentado a su poderío político” (Pág. 394), “Las páginas de la “Era de Trujillo” están llenas de hechos de sangre.” (Pág. 356); “Cuando el país se hallaba en calma, cosa que ocurrió frecuentemente durante los primeros veinte años de la “Era de Trujillo”, impartía órdenes para que en algún lugar público apareciera alguien asesinado” (Pág. 350). ¿Miente el doctor Balaguer? ¿Es otro “franco-difamador”? En cuanto a su opinión de que a Trujillo nos lo “deparó la Divina Providencia”, le remito a la anécdota que cuenta el doctor Balaguer, que sí mantenía una gran cercanía con el tirano como hombre de confianza. En las páginas 357-358 de La palabra encadenada relata un suceso acontecido a finales de 1956. Cuando uno de los serviles del régimen, el señor Rafael Paíno Pichardo expresó que Trujillo “era el representante de Dios en la República Dominicana como lo era el Sumo Pontífice ante el género humano. Trujillo, sorprendido y acaso desagradado por aquella comparación

24
bombástica, interrumpió al disertante, exclamando con ademán autoritario: “No señor, a quien yo represento aquí es a Satanás”. Como un dicho jurídico reza que “A confesión de parte, relevo de prueba”, no hay tal Divina Providencia, señor Domínguez: Trujillo fue un engendro de Satanás, por propia confesión. Casi al final de su artículo el señor Domínguez se refiere a “los archivos privados de Angelita” y lo hace incurriendo en suposiciones y haciendo inferencias falsas, pues no sé a quiénes se refiere como mis “amigos” que “saldrían muy mal parados”. Si el señor Domínguez no me conoce, ¿de dónde conoce a mis amigos? ¿Quiénes supone que son? Ningún amigo mío saldría mal parado por dos razones: 1. Porque todos mis amigos nacieron en las postrimerías de la tiranía y, por ende, no tienen nada que ver con esa época; 2. Porque mis amigos son escritores, intelectuales y personalidades como Manuel Núñez, José Enrique García, Manuel García Cartagena, Efraím Castillo, Elías Serulle, José Manuel Hernández, etc., y le puedo asegurar que me siento orgulloso de ellos, que sé de su integridad, buen nombre y hombría de bien, y que hago un esfuerzo personal de ser digno de su amistad y aprecio. No sé cómo ellos saldrían mal parados de los archivos de Angelita Trujillo, pero por ellos y con ellos, le pido que haga públicos los documentos que los dejarían a ellos o a mí mal parados frente a la opinión pública. Y que haga públicos los documentos que dejan “mal parados” a quienes sean. Ese recurso se tipifica como chantaje. Exponga lo que considere usted que la sociedad dominicana debe conocer, pero documentado, con pruebas incontrovertibles, no diciendo algo sin ningún tipo de aval o respaldo. Si no, entonces el señor Domínguez tendría que explicarme quién de los dos es el difamador. Comentarios al artículo aparecidos en el periódico digital que dirige el periodista dominicano Reginaldo Atanay en New York: www.atanay.com

Juan Perez Fdez. Médar Serrata

Ciudad: CIUDAD.

Complacido senor Aquiles Julian, mas adelante le dejare saber a usted y a los lectores, mi opinion sobre su respuesta al senor Luis Jose Dominguez.

Ciudad: Grand Rapids, Estados Unidos

Querido Aquiles: Antes que nada quiero darte las gracias por iniciar este debate, que he estado siguiendo con sumo interés, y felicitarte por el nivel que has mantenido en todo momento, en un tema en el que resulta difícil no acalorarse. Quienes te conocemos desde hace años no esperaríamos otra cosa de ti. Comparto tus opiniones respecto a la dictadura y espero que las familias afectadas por el libro de la señora Trujillo sigan tu recomendación de demandarla por difamación en los Estados Unidos, por todas las razones que has expuesto y que no vale la pena repetir aquí. Lo único con lo que no estoy de acuerdo contigo es con tu caracterización de Balaguer. Me refiero al pasaje en tu intercambio con el señor Rafael Bonilla en el que dices que Balaguer “arriesgándose la vida, cumplió el programa de destrullijización, sacó a la familia Trujillo del país, legalizó los partidos de oposición, trajo al PRD al país y hizo aportes valiosísimos a la transición a la democracia, fue en sus dos períodos de gobierno, el de 1966-1978 y el de 1986-1996 un gobernante fundamentalmente democrático, no un tirano”. Se trata de un comentario secundario en todo tu argumento y no quisiera distraer tu atención de lo más importante, que es hacerle frente a la campaña de limpieza del nombre de Trujillo que están llevando a cabo sus familiares y colaboradores. Pero resulta que tu opinión contrasta drásticamente con la imagen que me he formado de Balaguer en los últimos años, en que he estado estudiando la obra de los intelectuales trujillistas. Porque si bien es verdad que Balaguer “sacó a la familia Trujillo del país”, no es menos cierto que al hacerlo garantizaba su propia permanencia en el poder; que utilizó la maquinaria de terror del régimen para perseguir y amedrentar a la oposición; que en su larga carrera política nunca ganó unas elecciones limpias. Que yo recuerde, la llamada “transición democrática” que vivió el país no se llevó a cabo bajo su mandato sino bajo los gobiernos (por lo demás, corruptos) del Partido Revolucionario Dominicano. No fue el fruto de la voluntad de quien se proclamó a sí mismo “cortesano de la Era de Trujillo”, sino de un pueblo que ya estaba cansado de los abusos de los “incontrolables”, que ansiaba vivir en paz y poder expresarse libremente. Reconozco que el cinismo de Balaguer parecería tolerable si se le comparara con la crueldad sádica de Trujillo (crueldad que pudo haber ofendido su sentido del gusto en más de una ocasión, aunque por lo que

25
parece no lo ofendió lo suficiente como para apartarlo de su lado). Pero quien llegó a afirmar que la Constitución era un pedazo de papel difícilmente podría ser considerado precursor de la democracia. Aquí no se aplica el refrán de que muerto el perro se acabó la rabia: el balaguerato fue una versión ligth del trujillismo, dictadura disfrazada de democracia. ¿O es que ya olvidamos los asesinatos que se cometieron en los doce años? Si, siguiendo tu propio razonamiento con respecto a Trujillo, hubiéramos de tomar en cuenta las circunstancias y exoneráramos a Balaguer de haber ordenado esos crímenes, aún sería culpable de encubrimiento. (No olvidemos la famosa página en blanco en la que, después de su muerte, se habría de escribir la historia del asesinato de Orlando Martínez). Porque como bien señalas en tu entrega de hoy, “encubrir es un crimen, y más cuando usted tiene una posición de poder, que es un delito”. Finalmente, la anécdota sobre Trujillo como representante de Satanás me resulta interesante, viniendo de Balaguer, quien inicia su libro Tebaida lírica con el siguiente autorretrato, titulado “Yo”: Soy de hierro. La fuerza toda en mí se resume cual todas las maldades las resume Satán, por eso no me importa si no tiene perfume mi jardín que no escucha los quejidos de Pan... Mis cantos son rugidos de furiosos leones; y quiero ser un fuerte trovador de alma macho y no un rimadorcillo forjador de ilusiones que le tema a las burlas del hostil populacho. Tengo todo el orgullo de mi raza indomable: por eso no ha flaqueado mi cuerpo miserable ante aquellos que quieren que yo acalle mi voz... Soy de hierro. Y por eso con orgullo sostengo que la fuerza y la audacia y el valor que yo tengo no los he ido pidiendo en el nombre de Dios... Aquí cabría citar una vez más el dicho jurídico que citas en tu respuesta al señor José Luis Domínguez: “A confesión de parte, relevo de prueba”. Recibe un caluroso saludo de quien se enorgullece de ser tu amigo: Médar Serrata Creo que el contenido de este articulo, mas los comentarios que del mismo se han hecho, suficientes para haber dejado bien claras las cosas. Los que probablemente deben sentirse profundamente flagelados por las andanadas recibidas, son los esposos Dominguez-Trujillo. Si todo lo que se ha dicho en este periodico virtual, llegara a un numero mas grande de lectores, estariamos seguros de que los esposos en cuestion, no sacarian mas la cara. Las cosas que le ha dicho el articulista, no tienen desperdicio, son una realidad que todo el mundo conoce. Angelita Trujillo, debio pensarlo muy bien antes de sacar este libro para defender a su padre y su obra de gobierno. Ese no debe ser defendido por nadie, aunque Bonilla Bailon, diga que se debe permitir que escriban y digan todo lo que quieran. Cuando Trujillo era gobernante, el pueblo dominicano no conocia la democracia, que es lo mismo que esta ocurriendo en cuba con Fidel y Raul Castro, que tampoco conocen la democracia. Pero los dominicanos se dieron su libertad eliminando fisicamente al adalid que los reprimia, y es a partir de ese feliz momento que empiezan a saborear la libertad negada por tantos anos. No es posible defender a los dictores, por tanto, y a partir de todo lo que estamos diciendo, no creo que con la moral apagada, como tienen que tenerla en estos momentos los esposos Dominguez-Trujillo, se animen a responderle a mister Aquiles Julian, quien no esta inventando hechos, sino que esta senalando acciones especificas ampliamente conocidas desde hacen muchos anos. Los crimenes de Trujillo y su gobierno estan ahi y nada ni nadie los podra borrar, menos con libritos o mas bien libelos de mal gusto, como lo pretende Angelita. Si ella se hubiera imaginado del amplisimo rechazo que generaria su OPUSCULO de caracter difamatorio, jamas lo hubiese escrito, ya que para lo unico que ha servido es para exacerbar a muchas personas que disfrutaban de la tranquilidad de sus hogares.

Rafael Bonilla Bailon

Ciudad: Lawrence, Ma.

"Cuando un politico muere, mucha gente acude a su entierro. Pero solo lo hacen para estar completamente seguros que se encuentra en verdad bajo tierra". (Georges Clemenceau). Seria ese el caso de Rafael L. Trujillo y Joaquin Balaguer?. Pues me parece que si, a juzgar por el gran rechazo que causa el solo hecho de mencionar sus respectivos nombres en la actualidad. Pero ocurria lo mismo cuando cada uno de ellos ejercia la presidencia de la Republica Dominicana?. !Claro que no ocurria lo mismo!. Rafael L. Trujillo, fue el idolo mas grande que tuvo el pais a todo lo largo de sus 31 anos de gobierno, llegandosele a comparar con Dios todopoderoso. Lo desafortunado era que esa comparacion la hacian importantes personalidades de la vida politica, religiosa e intelectual del pais, sin observar el mas minimo respeto por la figura del ser supremo. Fueron muy pocos los ciudadanos dominicanos que se manisfestaron de alguna forma contra Trujillo. La inmensa mayoria de la poblacion apoyaba y queria de corazon al "Jefe", eso no lo podemos negar. A Trujillo, entre otras cosas se le consideraba como el hombre mas fecundo, capaz de producir abundantemente de todo, con excelentes resultados. Nadie decia lo contrario, al menos, publicamente. En cuanto a Joaquin Balaguer, siempre habra algo nuevo que decir. La historia de este hombre no terminara en todos estos anos pendientes de discurrir. Su larga vida publica, mas sus ultimos 22 anos de gobierno, registran muchos enigmas que solo el tiempo se ira encargando de esclarecer. Joaquin Balaguer, nunca tuvo el gran liderazgo que se le atribuia. Varios de sus colaboradores mas cercanos han dicho y otros han intentado decir, que nunca gano limpiamente unas elecciones. Siempre hizo trampa, con el contubernio descarado de todos los integrantes del gobierno, incluidas las FF. AA. y la Policia Nacional. Aun asi, nunca gano unas elecciones con mas del 40% de la votacion general. A este gobernante se le debio llamar "Balaguer Fraude". Pero aun con lo que acabo de decir, es mi obligacion moral admitir que Balaguer, tambien fue querido, aunque no con la magnitud de Trujillo. Ahora, y ya para finalizar me pregunto: habran ido al cementerio las enormes multitudes que enterraron a Trujillo y a Balaguer, para asegurarse de que en verdad estaban bajo tierra?.........

Aquiles Julián

Ciudad: Santo Domingo, Rep. Dominicana

Tal vez lo lamentable es que una oportunidad excelente para hacer un libro que aportara se desperdició en un producir un libelo insostenible. Creo, al igual que el señor Rafael Bonilla Bailón, con quien de nuevo coincido en este medio, que es importante, es valioso, es necesario que los Trujillo digan su verdad, que contribuyan a esclarecer hechos y situaciones. Sobre todo, porque los Trujillo que sobreviven no fueron, hasta donde sé, responsables de los despropósitos cometidos en la infausta Era, pero poseen documentos y fuentes de información que podrían ser útiles. Como expliqué no culpo ni considero responsable a la señora Trujillo Martínez de los crímenes y desafueros cometidos durante la tiranía. Creo, incluso, que su despertar, de un sueño de hadas a la crueldad de las realidades del poder la noche del 30 de mayo del 1961 fue traumática. Sé también, como el señor Domínguez insinuó, que los ajusticiadores del tirano fueron cercanos colaboradores y estuvieron comprometidos en desmanes y tropelías. Trujillo fue víctima de un complot palaciego con todas las de la ley. En el mismo participaron su Jefe de las Fuerzas Armadas, Pupo Román, el presidente del Partido Dominicano, Modesto Díaz, y según mis modesta apreciación, el entonces presidente títere Joaquín Balaguer. ¿Por qué? Varias razones se entrecruzaron. El asesinato de Ramón Marrero Aristy mandó un mensaje siniestro: ya los colaboradores no estaban a salvo de las órdenes de matar de Trujillo; las sanciones de la OEA hundían la economía y perjudicaban a los Vicini, metidos de cabeza en el complot: Gianni Vicini y Donald Read Cabral eran los líderes del Grupo Altagracia y los norteamericanos los habían puesto a buen recaudo en Washington; los colaboradores vieron a sus hijos y parientes ser fusilados por Ramfis en San Isidro cuando varios de ellos vinieron en la expedición del 14 de Junio y luego los vieron apresados, torturados y masacrados por Johnny Abbes cuando un hijastro de Isabel Mayer: Manuel Aurelio Tavárez Justo; un hijo de Arturo Despradel: Fidelio Despradel; uno de Antonio Cuello: José Israel Cuello y otros hijos de connotados trujillistas junto a jóvenes religiosos, estudiantes, etc., formaron un movimiento para poner fin al trujillato: el Movimiento Revolucionario 14 de Junio; se veía a Trujillo desquiciado; estaban los rumores de su cáncer de próstata, su incontinencia urinaria; y además se temía que un desequilibrado y calavera: Ramfis, se adueñara del poder a la muerte del padre. El aparato político del trujillismo se propuso salir de Trujillo para preservar el trujillismo. Ese fue el programa real del grupo del 30 de Mayo. No eran revolucionarios. No eran de izquierda. No eran demócratas. Eran trujillistas tratando de impedir que los desaciertos y la intemperancia criminal de Trujillo en sus últimos años, uno a las circunstancias internacionales del triunfo de Fidel Castro en Cuba y del enfriamiento de las relaciones con los Estados Unidos que querían salir de Trujillo para impedir "otra Cuba en el Caribe" pulverizara los logros alcanzado por que se provocara un incontrolable estallido popular. Eso fue lo que Modesto Díaz le expresó a su amigo Antonio Ocaña y que este último narra en un libro que escribió al respecto. Así que de seguro los archivos de la señora Trujillo tienen múltiples pruebas de las canonjías, de los privilegios, de las exacciones, de los mil y un beneficios que los que asesinaron a Trujillo recibieron de él. Y es con eso que amenazan. Pues bien, aún así, esas familias se redimieron por dos actos de inmenso valor y utilidad social: 1. Asesinaron al asesino, nos libraron de la bestia; 2. Padecieron el martirio por dicha acción. Así que se pueden sacar todo lo que se quiera sacar a los Amiama, De la Maza, Cáceres, Imbert Barrera,Báez Díaz, Cedeño, Díaz, etc., y su acto de valor y patriotismo, independientemente de sus motivaciones, objetivos, intereses y propósitos, los redime, los exculpa, los amnistía de sus inconductas previas. Tal vez convenga un paralelismo: Saulo de Tarso, el perseguidor de los cristianos, fue luego Pablo, su gran apostol. Su pasado quedó borrado por su conversión. Entiendo el odio y el malestar de los Trujillo por que se sintieron y siguen sintiéndose traicionados por sus amigos, los que

26
comían en su mesa y andaban con ellos para arriba y para abajo. Pero ignoraron las humillaciones, los desplantes, los abusos, el maltrato. La señora Trujillo Martínez no vivió nada de eso hasta el 1961. Entonces, de repente, su mundo cambió. Y fue echada de su tierra, vuelta una paria y obligada a vivir lejos del país en que vivió la mejor parte de su vida: su infancia y adolescencia espectaculares. Creo que lo que tenga que decir vale la pena escucharlo, siempre y cuando pruebe lo que diga. Porque para que su opinión se vuelva información tiene que estar respaldada por documentación. He valorado y aprecio los libros que Alicinio Peña Rivera escribió. Y el escrito por Navajita. Y ese torpe intento de desinformar que garabateó Johnny Abbes, mentiroso y tortuoso hasta la postrimería de su vida. No creo que se deba silenciar o subestimar a nadie. A mí me interesa aproximarme lo más posible a la verdad histórica. No tengo santos que tapar. Estoy 100% de acuerdo con el señor Rafael Bonilla Bailón en que es positivo, es conveniente, es favorable que incluso personajes tan siniestros como Ciriaco de la Rosa, Clodoveo Ortiz y otros escriban y dejen sus memorias. El único requerimiento que establezco para darle credibilidad y ser tomado en serio y no incurrir en difamación y libelo es que documenten sus opiniones, que respalden sus afirmaciones con pruebas incontrovertibles. La historia es historia porque se apoya en documentos escritos. Antes de la escritura, es decir, antes del año 4,000 A.C., antes de que la civilización humana principiara en lo que es hoy Irak, la antigua Sumeria, antes de que esa civilización inventara la escritura, no había historia sino prehistoria. Es el documento escrito el que funda la historia. Para que el libro de la señora Trujillo Martínez obtenga la posibilidad de ser considerado como de valor histórico ella tiene que desempolvar sus archivos y hacer un gesto de valor y publicarlos. ¿A quiénes teme? No es que se le quiera callar, en realidad es que no quiere hablar, sino tirar chinitas son probarlas, y a estas alturas del juego señalar sin probar de nada sirve. Gracias al señor Rafael Bonilla Bailón porque su enfoque, aunque no lo parezca, es el mío casi íntegramente (sólo mi requerimiento de pruebas puede alejarnos un poco). En cuando a mi queridísimo y admirado poeta y amigo Médar Serrata, tu interesantísima opinión tiene que ser objeto de una dislucidación que tenemos que hacer, no para eximir o condenar, sino para justipreciar, entender y salir de las nieblas acomodaticias que nos quisieron vender como explicación de una realidad distinta al cuento con que nos han embobado a más de uno. Tú sabes que se te quiere. Y me saluda a Aurora Arias y le dice que me escriba a librosderegalo@gmail.com

Rafael Bonilla Bailon

Ciudad: Lawrence, Ma.

Me pareceria una iniquidad el no estar de acuerdo con el senor Aquiles Julian, en su respuesta al senor Luis Jose Dominguez, la cual parece estar muy bien socorrida por todos los argumentos de que ha hecho gala. Creo que su punto de vista frente a lo que fuera la "Era de Trujillo" ha sido expresado con altura y profesionalidad, demostrando con ello ser un gran conocedor de varios de los hechos mas repugnantes de esa era, y que llevaron el luto a una parte importante de la familia dominicana. Nadie, absolutamente nadie, puede negar los innumerables crimenes ocurridos en el gobierno de Trujillo. Y, eso es lo que ha dicho y sigue diciendo el senor Aquiles Julian. Ahora bien, todos tenemos la obligacion democratica de permitirle a la familia Trujillo, que escriban y defiendan con unas y dientes lo que ellos entienden fue una "Era de Progreso". Ese es su derecho y nadie se lo debe mancillar. Con frecuencia nos enteramos que en todos los tribunales del mundo los individuos que han cometido los crimenes mas horrendos, son defendidos por abogados y familiares. Entonces nadie se debe extranar porque una hija y un yerno, esten defendiendo a su padre y a lo que fue su trayectoria politica. Yo quiero reiterar mi punto de vista, en el sentido de que se le debe permitir a la familia Trujillo y a todo el que lo quiera hacer, que hablen y escriban todo lo que quieran acerca de lo acontecido en la "Era de Trujillo", pues mientras mas aportes se hagan, mucho mas material tendra la historia para seguir develando acontecimientos que pudieran ser de gran importancia para el pais. Tambien deseo reiterar lo que ya he dicho en otros comentarios relacionados con este tema: en el gobierno de trujillo se hicieron muchas cosas malas, pero tambien se hicieron cosas buenas en beneficio de la gente y del pais. El no reconocimiento de estos hechos seria una iniquidad de la cual yo no sere participe. No es posible que en 31 anos de gobierno, solo se hicieran cosas malas.

Médar Serrata

Ciudad: Grand Rapids, Estados Unidos

Los versos del poema de Balaguer se unieron al enviar mi comentario. Lo repito aquí separándolos por barras: "Soy de hierro. La fuerza toda en mí se resume / cual todas las maldades las resume Satán, / por eso no me importa si no tiene perfume / mi jardín que no escucha los quejidos de Pan... // Mis cantos son rugidos de furiosos leones; / y quiero ser un fuerte trovador de alma macho / y no un rimadorcillo forjador de ilusiones / que le tema a las burlas del hostil populacho. // Tengo todo el orgullo de mi raza indomable: / por eso no ha flaqueado mi cuerpo miserable / ante aquellos que quieren que yo acalle mi voz... // Soy de hierro. Y por eso con orgullo sostengo / que la fuerza y la audacia y el valor que yo tengo / no los he ido pidiendo en el nombre de Dios..." //

27
Fri, 26 Feb 2010 08:32:00 Enviar Imprimir

Demandas contra Angelita Trujillo y Universidad del Caribe en EU y Dominicana
--SANTO DOMINGO.- Demandas judiciales en Miami, Estados Unidos y en el país contra María de los Ángeles Trujillo (Angelita) y la Universidad de El Caribe realizará el Museo de la Resistencia, informó el viernes su directora Luisa de Peña.

De Peña dijo que demandarán a la hija menor del dictador Rafael Leonidas Trujillo, autora del libro “Trujillo, Mi Padre”, por difamación e injuria y por violar la ley que prohíbe la promoción de actividades pro Trujillo.

Angelita Trujillo y su esposo Luis José Domínguez

Señaló que la demanda ya está en manos de abogados en los Estados Unidos y se está examinando todas las posibilidades para someter el caso a la justicia. Manifestó que la institución que preside, integrada por por cinco fundaciones antitrujillistas, rechaza terminantemente el libro y su contenido. Destacó que la Universidad del Caribe violó la ley cuando aceptó la puesta en circulación “de un libro que defiende crímenes como la matanza de haitianos”. “Nosotros exigimos el respeto a la ley y que aquel que la viole sea quien sea, reciba el castigo que está establecido”, manifestó la directora del Museo al participar en el programa televisivo El Día, que se transmite por Telesistema canal 11. Manifestó que la Fundación de Federaciones Patrióticas en primer lugar lanzará un comunicado para exhortar a la población que no compren el libro. “No queremos que el pueblo le de más dinero del bolsillo dominicano a Angelita Trujillo cuando el régimen de Trujillo dejó entre asesinados, desaparecidos y torturados unas 50 mil victimas dominicanas y extranjeras”.

28

¿Mataba o no mujeres Trujillo?
Los hechos que el señor Luis José Domínguez pretende negar.
Por Aquiles

Julián
“Es por ello que cuando al comandante de la Base Aérea de Santiago, general Echavarría, le informan de la muerte de las hermanas Mirabal, se puso de pie a la vez que exclamaba “¡Eso no fue el Jefe! ¡el Jefe no mata mujeres!”. Carta del señor Luis José Domínguez al Listín Diario publicada el sábado 8 de mayo del 2010

Las personas se incriminan por lo que dicen, por lo que no dicen y por cómo dicen lo que dicen. Toda expresión puede y debe evaluarse en sus mensajes literal, implícito e inferencial, para tener una comprensión integral de lo comunicado. Dicho lo anterior, veamos cómo queda explícito el carácter criminal de Trujillo y su régimen por la anécdota que relata el señor Luis José Domínguez. Al exponer que el “general Echavarría” (infiero que se refiere al general Pedro Rafael Ramón Rodríguez Echavarría, mismo que autorizó el ataque a la Base Aérea de San Isidro que forzó la salida apresurada de la familia Trujillo y algunos de sus cercanos colaboradores del país en noviembre del 1961), al enterarse de la muerte de las hermanas Mirabal exclamó: “¡Eso no fue el Jefe…! ¡El Jefe no mata mujeres!” ¿Por qué tendría el general Rodríguez Echavarría que decir esa expresión? ¡Porque sabía el carácter criminal del régimen al que servía!: Era un régimen que mataba, era un régimen criminal, que asesinaba a los ciudadanos que se oponían al mismo o, en ocasiones, como el para aquella época alto funcionario de la tiranía y posteriormente presidente constitucional de la República, doctor Joaquín Balaguer expresó en La palabra encadenada, simplemente para infundir terror. Así que al señor Domínguez, que ha intentado una desquiciada cruzada en defensa de la tiranía, amplificando la fábula difamatoria que su esposa, la hija favorita del tirano escribió en su libelo Trujillo, mi padre le pasa como a Chacumbele: él mismo se mató argumentalmente. Admite implícitamente que el régimen de su suegro era una dictadura criminal, sólo que “no mataba mujeres”. Ahora bien, ¿era eso verdad? Pensar con eficiencia es una disciplina que se aprende, no una facultad humana innata; tenemos el potencial de pensar, pero el pensar hay que estudiarlo, al igual que tenemos el potencial de aprender un idioma, pero hay que tomarse el tiempo y el esfuerzo de

29
estudiarlo y practicarlo hasta dominarlo. Si no aprendemos a pensar, entonces desarrollaremos un pensamiento espontáneo, silvestre, ineficiente, empírico y, por ende, defectuoso. Establezco lo anterior porque toda expresión, incluyendo el silencio que es una manera de comunicación, si la pensamos, nos aportará una riqueza de información de gran valor. Dicho lo anterior, pensemos. ¿Por qué el general Rodríguez Echavarría haría una exclamación semejante? ¡Y pública, es decir expresamente para que otros, sus subalternos, la escucharan y la informaran! ¿Qué motivos tendría para aquel aparente exabrupto? Veamos el contexto: La Era de Trujillo fueron 31 años en que el chisme predominaba (todavía es así en nuestro país: carreras militares se echan a perder por chismes; de ahí que a los agentes de seguridad se les denomine en la jerga militar dominicana “picochatos”, una manera de llamarles “chismosos”), y se vivía en un intento de degradar, comprometer, rebajar, incriminar, inculpar, levantar sospechas, al otro para buscar, mediante su destutanamiento la oportunidad de ascender, de brillar, de sustituir; todo lo cual era la expresión conductual de la degradación y el rastrerismo al que la dictadura nos condujo: vidas sin decoro, sin honor, sin decencia alguna, de sometimiento, de sumisión, de complicidad, de cobardía; un mundo en que todos estaban obligados por preservar una existencia rastrera a enaltecer al criminal, a lisonjear al patán, a honrar al violador, a competir en niveles de abyección con los demás. Esa es la sociedad que el señor Luis José Domínguez nos pinta como “la más fecunda”. Una sociedad en que los padres llevaban a sus hijas con la esperanza de que el sátiro infame se encaprichara con una de ellas por las ventajas que la familia iba a derivar de que una de sus hijas fuese una “querida” de Trujillo; en que la delación era una obligación y todos se espiaban unos a otros; en que prosternarse, aplaudir, lisonjear y empuercarse de mil y una maneras eran prerrequisitos para subsistir, pues el secuestrador de San Cristobal era el mandamás, el que ponía y quitaba, el amo y señor de haciendas, vidas y honras. Como en una sociedad tal, parafascista (el modelo fascista fue introducido por aquel infeliz pico de oro, ambicioso sin escrúpulos y corresponsable de la Era de Trujillo y sus funestas consecuencias: el licenciado Rafael Estrella Ureña, un engreído que se creía predestinado a gobernar el país, borracho de su propia baba, y que en su delirio facilitó la conspiración que terminó por entronizar a Trujillo en el poder), las expresiones se piensan y repiensan, pues un resbalón se paga con la vida, y más en las Fuerzas Armadas de Trujillo, es obvio que el aparente exabrupto del general Rodríguez Echavarría respondió a un interés personal del mismo en hacer oír y dejar saber que él se sumaba al esfuerzo de ocultar el origen y la mecánica del crimen. Una manera de no resultar sospechoso de silencio, de declarar estentóreamente su anuencia y respaldo, de

30
evitar que por descuido otro cualquiera le gane la carrera de prosternación y ponga en peligro su posición jerárquica. Rodríguez Echavarría sabía bien que por menos un funcionario caía en desgracia. Es un interés egoísta, si se quiere, por poner a buen recaudo el propio cuello, mandando un mensaje de obsecuencia y sumisión al capo di tutti capi tropical que ejercía su latrocinio indisputado. ¿A quién cabía suponer que el general Rodríguez Echavarría podría decir otra cosa? ¿Usted se lo imaginaría diciendo algo como : “Sospecho que el Jefe tiene que ver con este crimen”? Es claro que la expresión del general Rodríguez Echavarría en nada tiene que ver con el crimen de las Mirabal y sí tiene mucho que ver con él, con mandar un mensaje frente a sus subalternos de encubrimiento, complicidad y obsecuencia, de lealtad en el crimen, en una sociedad que daba signos claros de descomposición. Ahora bien, ¿mataba o no Trujillo mujeres? ¡Claro que sí! De hecho, la Era de Trujillo comenzó asesinando cruelmente a una embarazada ¿O no sabía eso el consorte de la hija del Jefe? Claro que lo sabe, claro que el señor José Luis Domínguez es 100% consciente del origen espúreo de aquel malhadado régimen. Supongo que hace fantasías sobre qué hubiese ocurrido si hubiese sido marido de Angelita sin que aquel régimen criminal se hubiese desmantelado. La perspectiva tiene que emocionarlo. El príncipe consorte de Angelita I. Gracias a los héroes del 30 de Mayo esa perspectiva se inhabilitó para siempre y los dominicanos, con las precariedades, insuficiencias, deficiencias, debilidades e inconsecuencias de nuestra democracia, avanzamos hacia niveles superiores de convivencia pacífica, de madurez democrática, de institucionalidad, pese a que los malos políticos criollos, torpes imitadores muchos de ellos del tirano, han torpeado esa legítima aspiración nacional. La Era de Trujillo comenzó con un crimen horrendo: el asesinato de una mujer embarazada y su esposo, el escritor Virgilio Martínez Reyna. ¿Mataba o no Trujillo mujeres? ¡Mataba incluso fetos, como el de Altagracia Almánzar de Martínez! Un crimen vicioso, porque Martínez Reyna padecía una enfermedad pulmonar crónica. Como recomiendo soportar en documentos cualquier afirmación, transcribo un párrafo del elocuente libro de Luis F. Mejía De Lilís a Trujillo, Pág. 315: “Silverio era el jefe de la Fortaleza San Luis en mayo y junio del 1930. Cuando José Estrella solicitó presidiarios expertos para la expedición a San José de las Matas contra los Martínez Reyna, él se negó a entregarlos sin consultar a Trujillo, quien le dijo por el teléfono: “obedezca las órdenes del general Estrella”. Ante lo horrible del crimen, le asaltaron después remordimientos”. Poeta y líder del horacismo santiaguero, Virgilio Martínez Reyna fue sorprendido por los matones dirigidos por aquel sicópata analfabeto y cerril

31
que fue José Estrella (¿no le tendrán una calle dedicada, como a otros? Es muy posible. Total, ¿no hay dedicadas a Panchito Prats, Osvaldo Bazil, Virgilio Díaz Ordóñez y otros esbirros intelectuales de la Era infame?); lo sorprendieron en su cama y lo mataron a tiros y machetazos. Doña Altagracia Almánzar de Martínez, la esposa, embarazada “quiso escudarlo con su propio cuerpo de las balas de los asesinos; pero ellos no tuvieron compasión ni de su juventud, ni de sus gracias, ni de su heroísmo, ni de la criatura que llevaba en sus entrañas. Quedó tendida con heridas graves junto al cadáver del esposo. Murió al día siguiente después de abortar” (De Lilís a Trujillo, Pág. 246). Como puede constatar el señor Luis José Domínguez, Trujillo sí mataba mujeres, lo hizo desde el comienzo mismo de sus sangrientos 31 años de crímenes. ¿Sabe su hija, la fiscal federal y abogado, que con ese crimen nefando se inauguró la tiranía de su abuelo? ¿Qué esa es la impura sangre que le corre por las venas? ¿Lo saben todos sus hijos, señor Domínguez? Y para que tenga una idea cabal de qué tipo de régimen fue aquel que usted idealiza y promueve, le cito al ex-funcionario y ex-presidente títere de aquella tiranía nefanda, el doctor Joaquín Balaguer, más autorizado que el señor Domínguez para hablar del régimen porque fue uno de sus parteros, redactó el Manifiesto del “Movimiento Cívico”, estuvo con un mosquetón en la Fortaleza San Luis y desde 1930 fue funcionario ininterrumpido de aquella gravosa tiranía hasta facilitar su desmantelamiento, según el plan de los complotados, en 1961. En la página 92 de sus Memorias de un cortesano de la “Era de Trujillo” , Balaguer, ducho en el uso de las palabras, fue lapidario al referir el crimen de los esposos Martínez Reyna: “Con ese acto inicuo se iniciaba el terrorismo político en la “era de Trujillo”. Demos otro ejemplo. Pantolín de Castro Beras fue militar, asignado al Cuerpo de Ayudantes Militares del tirano. En sus memorias, Trujillo y mis vivencias, narra en la Pág. 65 el siguiente caso: “…la profesora Graciosa Bobadilla Beras fue espectadora en la Universidad de Columbia del secuestro y anestesiamiento del profesor Galíndez y llena de pánico expresó: ¡Ay! ¿Y qué es lo que le están haciendo a ese pobre hombre? No podía quedar ningún testigo de este caso y de ello se encargó una prominente Embajadora también oriunda de El Seibo, la que hizo una cordial invitación a una recepción en la sede de las Naciones Unidas, de la que formaba parte, y así con una copa de veneno terminó la existencia de mi infortunada profesora”. El señor Domínguez podría alegar que las acciones de José Estrella o de Minerva Bernardino no son acciones directamente atribuibles a Trujillo. Pero ¿quién las

32
ordenaba? ¿A quién servían? En Derecho, el empleador es el responsable legal de las conductas de sus empleados durante su tiempo de trabajo. Los que mandan tienen la mayor responsabilidad. Veamos ahora un testimonio del ex-funcionario y testigo privilegiado de la Era de Trujillo: el ex-presidente Joaquín Balaguer que nos informa que sí, que Trujillo mataba mujeres. En su libro La palabra encadenada , Pág. 414, narrando la espiral de crímenes desatada por el intento de Trujillo de ocultar la autoría del secuestro de Jesús de Galíndez, hecho real que marcó el inicio de la caída del régimen, informa: “Francisco Martínez Jara, alias El Cojo, quien participó materialmente en el secuestro de Galíndez, fue eliminado junto con éste. Le siguió su amante Gloria Viera, joven puertorriqueña a quien se le señaló como víctima de un accidente en la carretera entre Santiago y Puerto Plata, en agosto de 1956”. Nótese la predilección que tenía el trujillismo por los accidentes de tránsito, una manera clara de enviar un mensaje implícito a la sociedad de cuál sería la consecuencia de disentir del régimen. Y nótese igualmente que el asesinato de Gloria Viera, mujer, se efectúa según publicaron en el tramo Santiago-Puerto Plata, mismo en que cuatro años más tarde volverían a matar mujeres, esta vez a las Mirabal, lo que muestra un hábito, una conducta repetitiva. Y es que perro huevero, aunque le quemen el hocico, señor Domínguez. Estos tres no son los únicos casos, hay otros. No quiero hacer una enumeración exhaustiva porque no es el propósito de este artículo. Lo que buscamos es desmontar otra mentira más del conjunto de embustes puestos a rodar por los trujillistas y, en particular, por el esposo de Angelita Trujillo. La tiranía sanguinaria de Rafael L. Trujillo, al que sus servidores y cómplices han querido vender como “estadista” y otros falsos méritos (¿cómo puede ser estadista un individuo que nombra a sus hijos siendo niños coroneles y generales, los pone a fusilar prisioneros en San Isidro y obliga a los oficiales de su ejército a rendirles homenaje, y que hacía cambiar las leyes ad-hoc según su propia conveniencia, rasgo que han seguido copiando los presidentes dominicanos que improvisan constituciones según sus necesidades?) , simplemente para encubrir su cobardía, servilismo y obsecuencia frente al déspota; esa tiranía infame inició chorreando sangre de mujer, sangre de enfermo, sangre de nonato, con el asesinato de Virgilio Martínez Reyna, su esposa Altagracia Almánzar de Martínez y el bebé de su embarazo.

33
Y terminó asesinando mujeres como las hermanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal y el chofer que las transportaba, muertos todos a palos, con máxima crueldad. Evelio Hernández, militar por entonces, en una carta a Diario Libre “explica que fue testigo de excepción de la orden de ejecutar a las Mirabal por ser parte de la XII Compañía del Ejército Nacional, ubicada en San Cristóbal y donde existía un sistema de radio para la comunicación que recibía las instrucciones y órdenes confidenciales que daban los altos mandos de las Fuerzas Armadas. Hernández narra que el 25 de noviembre de 1960 se encontraba en la unidad de radio junto al sargento mayor Darío Piña cuando "entre las doce y doce y media (del día) llamaban insistentemente al capitán Alicinio Peña Rivera, quien estaba de puesto en Santiago, y se le preguntó: "Cuántos cocos tiene hoy la mata de cocos de Puerto Plata, y éste contestó: cuatro. Y la orden que siguió a la respuesta fue un tajante: túmbelos los cuatro".( http://www.diariolibre.com/noticias_det.php?id=236603) Sí mataba mujeres, señor Domínguez. Y hombres. Y ancianos. Y familias enteras. Y fetos incluso. Como el mismo Balaguer escribió de Trujillo: “Sus simulaciones eran muchas veces cínicas. Cuando las hermanas Mirabal fueron asesinadas y se hizo pública la especie de que habían perecido en un accidente en la carretera Luperón, Trujillo llamó a su residencia de Fundación al mayor Cándido Torres, encargado en esos momentos de los Servicios de Seguridad. “¿Qué hay de nuevo?”, le preguntó con aire despreocupado. Cuando el interpelado empezaba a informarle sobre las últimas novedades del departamento a su cargo, Trujillo lo interrumpió para decirle: “¿Y no sabe usted que las hermanas Mirabal han sufrido un accidente y que es posible que ese crimen se achaque al Servicio de Inteligencia, como ocurre cada vez que muere alguien señalado por el rumor público como enemigo del Gobierno? Váyase seguido y adopte las medidas que sean de lugar para que ese acontecimiento casual no se tome como pretexto para un escándalo”. El Mayor Torres salió de allí confundido. La muerte de las hermanas Mirabal había sido largamente elaborada.” (La palabra encadenada, Págs. 316-317). Usted puede sentirse ufano y orgulloso de haber servido a aquella dictadura terrorista. Pero no puede torcer, ocultar o cambiar la historia. Ni suplantarla con una fantasía feérica, inventada por su esposa que ni antes, ni ahora ni nunca ha tenido un contacto en lo más mínimo con la realidad. Vive en un mundo ilusorio, en una mentira acomodaticia para no asumir la dura verdad de tener que aceptar que fue la hija de un monstruo de indecible maldad, un aberrado, un sicópata de egolatría y carencia de escrúpulos excesivos, que con la complicidad de lacayos, serviles, matones y arribistas se enseñoreó como amo de vidas, haciendas y honras por 31 años en este infausto país

34
nuestro, hasta que en un acto de valor supremo un puñado de sus propios colaboradores nos libró de él la noche del 30 de mayo del 1961. Usted elige seguir defendiendo lo indefendible. Bien, no espere que los que sentimos náuseas por aquel régimen de abyección y crimen, callemos ante sus mentiras. ¿Reproducirá mis artículos en su website de la Fundación Trujillo? Se lo autorizo. Comentarios al artículo aparecidos en el periódico digital que dirige el periodista dominicano Reginaldo Atanay en New York: www.atanay.com

manuel

Ciudad: new york

cuando trujillo tu podia caminar con tu familia por donde tu quisiera y ahora tu que escribi puede aserlo ahora estar en un parque con tu amigo jugando dominino y puede ir te tranquilo para tu casa a cual quier ora tu puede aser eso ahora que liberta y tranquilida avia cuando trujillo la compara con la de ahora trujillo matava a los delinguente sea politico de gual quiel sosieda que sea delinguente tenia que verse con trujillo porque trujillo queria la tranquilida de la familia dominicana trujillo iso a rep. dom.viva trujillo donde quiera que este yo quiero ir a mi pais y caminar con liverta como yo asia cuando era mochacho yo estoy en new york y es ablando con mi jente mi dominicano y me dicin que tienen miedo de ir para rep.dom. por la delinguecia el pais esta mejor los dominicano tenemo miedo de estar en nuetro por la deliguencia viva trujillo conooooo

JOSE C. NOVAS

Ciudad: NEW YORK

NO HAY MAS QUE HABLAR....CUANDO SE DICEN VERDADES CONTUNDENTES.

Rafael Bonilla Bailon

Ciudad: Lawrence, Ma.

Es muy importante recordarle a la poblacion, que el matrimonio del senor Luis Jose Dominguez y Angelita Trujillo, se llevo a cabo unos cuantos anos despues de la caida de Trujillo. Si mal no recuerdo el estaba casado con INOVA MARTE, hija del general Melido Marte, a quien abandono para irse a Miami, E.U.A., a casarse con Angelita. Tambien es importante recordar que el senor Dominguez, era a la sazon coronel activo de una de las ramas de las FF.AA., y por tanto se convirtio en desertor de las mismas, tan pronto abandono el pais sin el permiso correspondiente y decide establecerse fuera. Lo que yo no creo es que el haya tenido compromisos criminales con el regimen de Trujillo, ni con mas nadie. Este senor mas bien fue atraido a la familia trujillo, por los millones de dolares que estos tenian y que posiblemente aun tienen. Desde luego, hay que reconocer que su matrimonio con Angelita, ha sido lo suficientemente estable lo cual se demuestra claramente con los muchos anos que llevan unidos. El senor Dominguez, no llevo nada material a su matrimonio, que no fuera la "pistolita" o el fusil "MAUSER" con que todos venimos a este mundo. Su primer matrimonio con la hija de Melido Marte, y mas luego con Angelita Trujillo, lo ubican como un "CAZADOR DE MUJERES ADINERADAS" con unos excelente resultados. Parece que en su juventud era un hombre muy atractivo para las mujeres, que sin tener que enamorarlas ellas cain genuflexas a sus pie. En cuanto al meollo de este articulo, yo pienso que el senor Aquiles Julian, esta siendo muy duro con el senor Dominguez, a mi humilde entender el lo que esta haciendo es defender lo que entiende es la verdad de su esposa. Tambien podria ser la parte economica que representa el exito del libro, pues hay que recordar que el mismo se esta vendiendo a un precio superior a los $850.00. Debemos tener presente que cuando "LA CHORRERA DEL DINERO FACIL ESTA ABIERTA", se puede gastar, gastar y gastar, pero cuando se cierra, hay que parar todo el derroche. En la vida todo se acaba, y es posible que el dinero de Angelita Trujillo, ya se este acabando, demasiado tiempo le ha durado. Dicen que lo mal habido dura poco tiempo, pero este no ha sido el caso. Esta senora lleva 50 anos viviendo a sus anchas con el dinero robado al pueblo dominicano (es posible que su caso sea una excepcion o que la candidad fuera descomunal).El esfuerzo que estan haciendo Angelita y su esposo por defender a Trujillo y su obra de gobierno, resulta inutil, son muy pocos, pero muy pocos los que les creen. El tiempo y la amplisima liberdad de expresion de que disfruta el pueblo dominicano, se han encargado de clarificar la forma autoritaria y criminal de como gobernaba Trujillo. De modo que a estas gente ya no hay que prestarle mucha atencion. Todo lo que ellos digan y puedan decir, caera al vacio sin pena ni gloria. Cuando se pierde la vigencia, se pierde casi todo, y esta gente ya no tiene vigencia.!!Amigo Aquiles Julian, ya no siga perdiendo su tiempo!!.

Rafael Bonilla Bailon

Ciudad: Lawrence, Ma.

Pero si el senor Luis Jose Dominguez, creyo que le hizo algun dano a su anterior esposa INOVA MARTE, le salio el tiro por la culata, pues esta ni corta ni perezosa, al cabo de poco tiempo se levanto y se caso con el jovencito (en ese momento) Sanz Jiminian, a quien su nuevo suegro, gestiono con el presidente Balaguer, lo nombraran de civil a 2do. Tte. de la Policia Nacional. Este con el discurrir acelerado del tiempo fue alcanzando rangos, hasta llegar a mayor en el ano 1978. En ese ano fue sacado de la P.N. Luego fue reintegrado en 1986, con el mismo rango de mayor, habiendo continuado escalando rangos muy rapidos hasta convertirse en Jefe de la Pol. Nacional. En el ano 2000, el PRD.,lo vuelve a sacar de la P.N., pero Leonel Fernandez, a su regreso en el 2004, lo reintegra y lo nombra Presidente del Consejo Nacional de Drogas, y mas luego en otras importantes posiciones. En la actualidad es el Jefe de la AMET. Desconocemos el tiempo que duro casado con la senora Inova Marte, que es la parte mas importante de este relato.

Manuel Ciprian

Ciudad: Santo Domingo, D. N.

Dice el refran, que recordar cosas pasadas, muchas veces traen cosas desagradables una veces, y otras veces alegrias desbordadas., y me hablaba mi querido abuelo antes de partir a la eternidad, que la gente debe vivir el presente, sin olvidar el pasado, para construir el futuro., 50 anos atras, cualquiera caia preso por cualquier quitame esta paja. Yo recuerdo vivamente el episodio que vivi en mi pueblo natal, La Romana, cuando de visita en las vacaciones de navidad, iba al central Romana donde vivian mis padres, y un guardia campesino me paro y me pregunto; Hacia donde vas y le dije al central Romana, me pidio mi cedula y me dijo; Usted esta PRESO, y por que, y me dijo por cambio de residencia, porque vivia en la capital., Suerte que el oficial de guardia me despacho diciendome que estos guardias no saben lo que hacen; El que tenia una posicion en el regimen de los 31 anos,

35
se creia que tenian a DIOS COGIDO POR EL RABO, dice el refran., Asi pasaban muchisimas cosas talvez ignoradas por la maxima autoridad de ese tiempo., AHORA, en cuanto la pregunta de si TRUJILLO EL GRANDE, mataba mujeres, claro que la mataba, si TRUJILLO EL GRANDE Mataba hombres, claro que lo mataba, si TRUJILLO EL GRANDE mataba ninos, claro que lo mataba, SI TRUJILLO EL GRANDE mataba ancianos, claro que lo mataba, SI TRUJILLO EL GRANDE MATABA A TITIRE Y MUNDACHI, CLARO QUE LO MATABA, pero solo AQUELLOS QUE CONSPIRABAN Y ACTUABAN PARA DESPLAZARLOS DEL PODER., Habia terror, mucho terror y MI MAYOR RESPETO Y ADMIRACION A AQUELLOS QUE OFRENDARON SUS VIDAS Y AQUELLOS QUE SUFRIERON TORTURAS Y VEJAMENES QUE LOGRARON SOBREVIVIR,. Ahora, concluyendo,A quien me pregunte, fuera de todas las cosas que hubo en el regimen de los 31 anos,SI UNO SE SENTIA SEGURO EN SANTO DOMINGO, yo puedo decir libremente, a pesar de que varios de mis familiares desaparecieron durante ese regimen por conspirar para cambiar el regimen., QUE EN EL MISMO HABIA MAS SEGURIDAD Y RESPETO, QUE LO QUE SE ESTA VIVIENDO HOY EN SANTO DOMINGO.

Juan Perez Fdez.

Ciudad: CIUDAD.

Revisando lo que fue la corta vida de Pedro Henriquez Urena, nos encontramos con que este hombre fue un magnanime intelectual, dueno de una oratoria sui generis, que el pais entero le reconocia. Ademas de esas dotes, fue un politico de muchas luchas e importantes exitos que lo llevaron hasta ocupar la Presidencia de la Republica, aunque por muy breve tiempo. Si algun lado negro tuvo su vida, fue el haber participado junto a Rafael L. Trujillo, en la conspiracion que dio al traste con el gobierno de Horacio Vasquez, pero no creo que eso fuera suficiente para empanar lo que hasta ese momento habia sido su brillante carrera. Aunque tambien propicio y facilito la llegada al poder de Trijillo, no se le puede acusar de nada, porque finalmente el como vicepresidente de ese gobierno, tambien resulto ser una victima cuando se le despojo del cargo, y hasta se cree que Trujillo, tuvo que ver con su muerte subita. Visto todo lo que antecede, no se porque "el ensamiento" de Aquiles Julian, contra Pedro Henriquez Urena, de quien dice una serie de barbaridades increibles, que resutan mas bien, propias de una persona que esta padeciendo de insania. Porque tanto odio hacia una persona tan importante ida a destiempo, y que el pais entero le reconoce como uno de sus heroes mas laureado?. No debe ser posible que a estas alturas de la desaparicion de Trujillo, todavia existan antitrujillistas patologicos, capaces de pretender interrumpir el sueno eterno de los que ya descanzan bajo la proteccion del ser supremo Dios todopoderoso. Deje tranquilas a las heroinas hermanas Mirabal. Deje tranquilo a Pedro Henriquez Urena. Permitale que descansen en paz. No pretenda ganar fama, removiendo los cadaveres de personas sensatas. Dele soltura a sus emociones enfermisas diciendo todo lo que quiera contra Trujillo, pero sin mencionar a sus victimas. Porque mejor no se dedica usted a criticar todas las cosas malas que estan ocurriendo en nuestro pais?. Seria mucho mejor. Quien sabe si alguien le hace caso.

Aquiles Julián

Ciudad: Santo Domingo, Rep. Dominicana

¿Leí bien lo que escribe el señor Juan Pérez Fernández? Lo digo porque como habla de "patología" e "insanía" y después alucina de una manera tan tremebunda, tengo que entender que el señor Pérez Fernández está padeciendo algún tipo de demencia. Lamento eso. Lo de "antitrujillista patológico" es curioso, porque lo patológico es ciertamente lo opuesto. Y mencionar a Pedro Henríquez Ureña, a quien nadie a sacado a relucir hasta ahora, e inventarse que PHU estuvo implicado en "la más bella revolución de América" al decir del poeta Hernández Franco, eso si es delirio total. En fin, lamentamos que el señor Pérez Fernández padezca del coco. Ese comentario es una joya del disparate llevado a extremos, sorprendente.

36
26 Febrero 2010, 04:56 PM

Fundación Hermanos de la Maza pide declarar no prescritos crímenes Trujillo
Afirma que la tiranía es una cosa del pasado

Rafael Leonidas Trujillo

SANTO DOMINGO.-La Fundación Hermanos de la Maza demandó hoy la aprobación de una ley especial que declare no prescritos los crímenes cometidos durante la tiranía de Rafael Leonidas Trujillo.

La entidad hace la petición en una carta pública con motivo de la puesta en circulación del libro de Angelita , "Trujillo, mi padre", que fue impedido de ser puesto en circulación anoche.

"Reconocemos el derecho de todo dominicano a expresarse con libertad. No obstante, en el caso de la familia Trujillo, hay que recordar que quedaron impunes crímenes horribles, incluso cuerpos desaparecidos sin derecho a descansar en tumbas conocidas, sin que haya habido reparación ni moral ni económica a la sociedad", dice la carta. A continuación el texto de la carta:

Fundación Hermanos de la Maza

Ante las afirmaciones recientes hechas por descendientes del tirano Trujillo, esta Fundación desea expresar lo siguiente:

a) La tiranía, afortunadamente, es cosa del pasado lejano.

b) Los hermanos de la Maza Vásquez, junto a sus compañeros de la gesta del 30 de Mayo, ofrendaron con generosidad sus vidas en favor de la causa de la libertad y de la democracia, y aunque los perdimos irremediablemente en ese empeño, nos sentimos orgullosos de su desprendimiento, civismo y coraje.

c) Esa libertad ganada a sangre y fuego, es lo que ha permitido a la familia Trujillo utilizar sin temor los medios de comunicación para expresar sus ideas, distinto a lo que sucedía en la siniestra tiranía que encabezó el déspota. Lástima que lo hagan, como lo hicieron siempre, distorsionando la verdad histórica, y simulando comportamientos.

d) Reconocemos el derecho de todo dominicano a expresarse con libertad. No obstante, en el caso de la familia Trujillo, hay que recordar que quedaron impunes crímenes horribles, incluso cuerpos desaparecidos sin derecho a descansar en tumbas conocidas, sin que haya habido reparación ni moral ni económica a la sociedad.

e) Por tanto, el pueblo dominicano debería exigir, como de hecho exigimos, la aprobación de una ley especial que declare no prescritos los crímenes horrendos cometidos por ellos y sus sicarios y la devolución de los bienes mal habidos, robados a este pueblo y usufructuados por esa familia.

f) Finalmente, qué pena que la arrogancia siga siendo la norma de conducta de esos descendientes del tirano, cuando lo que procede por su parte es

37
un acto público sincero de arrepentimiento y de petición de perdón al país por los actos horribles e inhumanos cometidos no solo por el "benefactor", sino también por sus hijos, familiares y relacionados.

Tal vez hizo falta que el 30 de Mayo culminara, como estaba previsto en el plan político, con la petición de cuentas, el fin de la impunidad, y con la aplicación de sanciones severas a los que desfalcaron el erario público y llenaron de luto y dolor al pueblo dominicano. Quién sabe si esa arrogancia trujillista pudiera ser el inicio de un movimiento organizado para exigir cuentas a personajes tan dañinos, que pasean su impunidad en desprecio a los valores sagrados de la patria.

De Diario Libre

38

El falso “nacionalismo” de Trujillo
Por Aquiles

Julián

El señor Ricardo Antonio Bodden, ex-capitan dela Fuerza Aérea Dominicana escribió un artículo sobre cómo se formó la flota de la F.A.D. Es un escrito sobrio, lleno de datos (http://www.atanay.com/detail.aspx?n=10856). Y sorpresivamente el señor Miguel Aquino hace un comentario que da origen a este artículo señalando: “Bueno, por lo menos eso se adquiria para el fortalecimieno de la defensa nacional. Ahora los militares utilizan los recursos destinados a la defensa nacional para apoyar y negociar con el narcotrafico. Ud debiese sentirse orgulloso de haber pertenecido al cuerpo armado que le dio el frente al intento del comunismo internacional por establecerse en nuestro pais en el 1965. Esa FAD fue lo que impidio que en el pais se establecieran los paredones institucionalmente.Lamentablemente ya no hay hombres como aquellos guardias de San Isidro.Y no, no siempre hijo de gato caza raton.” El señor Miguel Aquino emite consideraciones cuestionables. En su exabrupto incurre en una serie de juicios que bien vale la pena desmontar. Por el momento desarticularemos la falsía de que Trujillo fue “nacionalista”, (según el señor Aquino los aviones se adquirían “para el fortalecimiento de la defensa nacional”), una mentira que ha sido repetida tantas veces que muchos pueden creerla verdad. Sin embargo, pese a lo que Joseph Goebbels y los estalinistas han practicado, no es verdad que la mentira repetida se hace verdad. Usted puede confundir a las personas, pero quien busca los hechos y mantiene el espíritu crítico siempre podrá escapar a la manipulación infame de los que tratan de esconder los hechos y adulterar la historia. A nuestra ciudadanía se le ha estafado su historia por intereses espurios: se quiere que ignore la responsabilidad personal de ciertos “notables” y familias en la toma del poder y su mantenimiento por Trujillo y sus secuaces durante 31 funestos años. Desmontemos ahora el mito del “nacionalismo” y dejemos para otra ocasión, espero que no tardía, el disparate de que las FF.AA. hicieron frente al “intento del comunismo internacional por establecerse en nuestro país en el 1965”, sin dejar de acotar lo siguiente: ¿Quiénes eran esos cabecillas “comunistas”: los hijos de Ludovino Fernández, el hijo de Fausto Caamaño, los oficiales trujillistas en desgracia? ¿Esos eran? La “revolución” de abril es uno de los mitos más artificiosamente construido. ¿Y sabe acaso la población ingenua que Ramfis Trujillo era un partidario de Caamaño? ¿Qué Hernando Ramírez era un trujillista furibundo? Como ven, hay tela de donde cortar.

39
Pero vayamos a la mentira del nacionalismo de Trujillo que propagan sus colaboradores con el interés de justificar que le sirvieron, se prosternaron, fueron cómplices. Las armas que Trujillo compró y el ejército que Trujillo sostuvo en nada estuvieron dirigidos al "fortalecimiento de la defensa nacional", pues la nación dominicana, ultrajada y sometida por Trujillo mediante una tiranía que Balaguer, que fue funcionario de la misma, calificó certeramente de fundada en el "terrorismo político" (vea para su ilustración Memorias de un cortesano de la "era de Trujillo", Pág. 92), fue víctima, no beneficiaría de ese inicuo régimen. Esas armas, ese ejército, fue un ejército de ocupación desde su inicio: una fuerza de serviles instrumentada por el U.S. Marines Corps para que reprimiera y asesinara a su propio pueblo en 1918 y dejado como fuerza local militar de ocupación para que preservara un Estado marioneta, a la que tras 1924 Trujillo maniobró por controlarla y, tras lograrlo, la puso al servicio de sus intereses personales, no de los del país. El señor Aquino tiene que partir del origen espúreo del ejército, de esa Guardia Nacional a la que los nacionalistas rehusaron pertenecer y que, por ende, se llenó de todo tipo de crápula dispuesta a colaborar con los invasores norteamericanos en "pacificar" el país: léase someter, humillar, torturar, asesinar, reprimir, etc., a los dominicanos. Durante ese período, Trujillo incurrió en mil y una tropelías en una escuela que tuvo que modelo a seguir a criminales como el capital Charles Merkel, de quien el mismísimo Gobernador Militar Snowden llegó a informar que era “un alemán que empleaba contra la población nativa los bien conocidos métodos alemanes” (Bruce J. Calder: El impacto de la intervención, Pág. 193) y el también capital Charles R. Buckalew, dos muestras del tipo de patán criminal que invadió nuestro país. El inglés William P. Burke, que publicó en 1935 “Señor Burky”, memorias de sus aventuras, cuenta en varios capítulos su estadía en el país a principios del siglo XX. Véase esto que narra de Merkel, para que entendamos cuáles eran los bien conocidos métodos alemanes de los que hablaba Snowden: “Seis nativos (dominicanos, A.J.) se refugieron en una casa y aunque recibieron órdenes de abandonar el lugar, rehusaron salir. Rociaron el techo (los marines, A.J.) de la vivienda con parafina y lo incendiaron. Mataron a los ocupantes cuando salieron corriendo. Entre ellos había una mujer con un niño en brazos que recibió un disparo en el mismo seno. Los infantes de marina se volvieron locos esa noche. Mataron a diestra y siniestra. Cuando sus colegas oficiales le indicaron que entre ese grupo habían personas que no eran bandidos, Merkell les respondió: “Nunca lo serán, ahora ya están muertos. El único spick (despectivo de hispano, A.J.) bueno es uno muerto”. (Asuntos dominicanos en archivos ingleses, B. Vega y E. Cordero Michel, Pág. 144. En lo adelante nos referiremos a este libro como Archivos).

40
O este otro procedimiento llamado el tercer grado: “Un oficial con una plancha ardiendo al rojo cerca de sus pies le repetía: “¿Dónde están los rifles? ¿Dónde están los rifles escondidos? ¿Dónde están los rifles?” (Ibid. Pág. 148). ¿Habría que hablar de las torturas a Cayo Báez, campesino dominicano, que provocó una repulsa continental ante la brutalidad del suplicio inferido a un infeliz dominicano? En ese tipo de acciones era en lo que andaba comprometido hasta el tuétano el “nacionalista” Trujillo cuando no andaba despredando y enriqueciéndose. Trujillo se aprovechó, y mucho, de la impunidad que el pertenecer a aquel ejército de ocupación formado por el U.S. Marines Corps para sustituirle en la represión y domesticación de la rebeldía campesina, sobre todo en el Este del país donde las grandes compañías azucareras despojaban a los campesinos de sus tierras, le garantizaba. Lo del despojo, en que Trujillo y demás serviles favorecieron (y de paso se lucraron en el proceso), a los dueños de grandes plantaciones e ingenios cañeros, está registrado por el autor norteamericano Bruce J. Calder en un libro editado por la Universidad de Texas en 1984, y traducido y publicado por la Fundación Cultural Dominicana que dirige el economista y escritor Bernardo Vega en 1998. Al imponer un nuevo sistema de registro de tierras, el propuesto por J.H. Edwards, oficial de receptoría de aduanas, intervenidas por los Estados Unidos, “el Gobierno Militar (norteamericano, A.J.) capituló completamente frente a los intereses extranjeros, ignorando los del pueblo dominicano” (Calder, Pág. 147). Y para que el señor Aquino sepa a qué tipo de régimen servía Trujillo (al que una serie de servidores han querido vender como “nacionalista”, cuando desde el comienzo fue un antinacional de tomo y lomo), este delincuente de cuello blanco llamado J.H. Edwards “Poco tiempo después que el comité había decidido su curso, renunció para convertirse en presidente de una corporación que poseía medio millón de acres de tierra dominicana”, sostenido por las armas del ejército de ocupación, la Guardia Nacional, organizada por el U.S. Marines Corps de la que Rafael L. Trujillo era parte (Calder: Pág. 159). Otro autor norteamericano, Melvin Moses Knight informa en su libro Los americanos en Santo Domingo: “la Ley sobre terreno promulgada por el Gobierno Militar (norteamericano, A.J.), había sido utilizada enérgicamente por algunos azucareros para obtener títulos de propiedad sobre grandes extensiones de terreno” (citado por Leonardo Mauricio Amparo: La intervención norteamericana de 1966/24, Pág. 80). Pues bien, señor Aquino, ese es el espurio origen del fementido “nacionalismo” trujillista: el despojo inmisericorde y criminal, con la destrucción de aldeas, la tortura y

41
el crimen de infelices campesinos que se vieron arrojados de donde habían vivido por décadas, despojados y expulsados violentamente por la soldadesca norteamericana y sus esbirros y sicarios locales, entre ellos Trujillo. Y, ni tonto ni perezoso, el señor Trujillo, viendo que tenía manos libres para cualquier desmán, protegido y apoyado por los norteamericanos que apreciaban su subordinación y su complicidad en los crímenes y tropelías, inició un proceso de enriquecimiento por medios non sanctos, entre ellos el abigeato, el secuestro, la extorsión y otros recursos similares. El capitán Omar T. Pfeiffer del U.S. Marines Corps, escandalizado por las “indelicadezas” y mañoserías de Trujillo, llegó a decirle a Burke, refiriéndose al “nacionalista” Trujillo: “¡Es un vagabundo! ¡Los agricultores de aquí le tienen más miedo a Trujillo y a su Guardia que a todos los bandidos juntos!” (Archivos, Pág. 152) Otro de los oficiales del U.S. Marines Corps para el que Trujillo servía contra los dominicanos, el mayor Thomas Watson, que luego apoyaría las truhanerías de Trujillo, molesto con los abusos, expoliaciones y acciones turbias del sicario, le dijo a Burke: “¡Voy a trancar a ese teniente spick cuando lleguemos a El Seibo!”. Le pregunté por qué. - “¡Es un pillo! ¡Todo el mundo en el pueblo dice que él es un pillo!” (Archivos, Pág. 152) Las acciones de exacción y expolio de Trujillo que le permitieron crear de la nada una fortuna en los ominosos años de la primera intervención norteamericana en el país quedan ilustrados en el siguiente episodio que narra el inglés Burke: “Entonces una vieja de Candelaria denunció que Trujillo le había robado 500 dólares. El capitán Yowell investigó el caso y yo serví de intérprete. Un negro muy conversador, que hizo las veces de testigo, insistió en que el teniente era culpable, pero yo mismo no le creí. Yowell me llamó a un lado y me preguntó qué tipo de oficial era este Trujillo. Le dije que estaba seguro que estaba con nosotros, y que era leal. - “Bueno”, dijo Yowell, tras ponderar el asunto por cierto tiempo, “todos vestimos el mismo uniforme y trabajamos para el mismo equipo. Creo que debemos de darnos cada uno la mano, si el caso lo amerita. Dígale al teniente (Trujillo, A.J.) que encierre a la vieja y al prieto. Dígale que suelte a la vieja cuando se ponga el sol, y ella regresará a su finca y se olvidará del asunto. Si él quiere se puede olvidar de que el negro está en la fortaleza”. Así era la Justicia de interventor, ¿entienden? (Archivos: Pág. 153). ¿Leal a quién era Trujillo? ¿Con quién dice Burke que estaba Trujillo? ¿Con los dominicanos, que reclamaban el retorno a la soberanía o con quienes groseramente

42
intervinieron en nuestro país y se mantuvieron ocho años haciendo y deshaciendo y apropiándose del botín, tal como hizo el oficial de receptoría de Aduanas J.H. Edwards, delincuente si los hay, y como lo hacía otro pillo redomado, el teniente del ejército de ocupación Rafael L. Trujillo que, como dice el capitán Yowell, según testimonia el inglés Burke, viste el mismo uniforme que él y trabaja para el mismo equipo? ¿Dónde está el nacionalismo proclamado? Una de las actividades que Trujillo desarrolló, junto al secuestro, el cuatrerismo y otros delitos, fue la extorsión. Pese a la prohibición existente en la época del juego de azar (hubo un merengue famoso: “Con la mesa al caco”), Trujillo lo permitía y “de vez en cuando realizaba un allanamiento relámpago en uno de los establecimientos más prósperos. Esto él llamaba eficiencia.” (Archivos: Pág. 153). Para clarificar el modus operandi puesto en ejecución por Trujillo para enriquecerse mientras servía a los norteamericanos en asesinar campesinos en el Este para favorecer las plantaciones azucareras que crecían tras el despojo de los infelices aldeanos echados de su lar nativo por la Guardia en que Trujillo mandaba, veamos el siguiente caso narrado por su amigo personal, el ciudadano inglés William P. Burke: “Entonces Trujillo allanó una de sus guaridas autorizadas en Guanabinas. Ocurrió un sábado por la noche, cuando, por una extraña coincidencia, el Central Romana pagaba el jornal de la quincena. Muchos de los contratistas que fueron apresados mientras jugaban llevaban consigo grandes sumas de dinero, para pagarles a sus braceros. No se arrestó ni sometió a nadie, pero se rumoraba que Trujillo se había levantado 14,000 dólares” (Archivos: Pág. 154). A la salida de los norteamericanos, Trujillo quedó en buena posición dentro de ese ejército local de ocupación que fue la Guardia creada por ellos, que nada tiene que ver con la Guardia Republicana que era el ejército tradicional dominicano, desbandado y destruido por los invasores del U.S. Marines Corps en 1916, tras la heroica e inútil resistencia que pudieron brindar como el episodio de La Barranquita en Santiago. Y la miopía y debilidades de carácter de Horacio Vásquez, caudillo de escasas luces y probidad, que veía, al igual que sus semejantes, al Estado como un medio de parasitar y beneficiar acólitos, cedió ante los halagos y la simulación de Trujillo, más artero, taimado e inteligente que aquel triste cabecilla de una banda de depredadores de los fondos públicos. Burke lo recalca con la ironía con que narra nuestras vicisitudes: “Como el General Trujillo era un hombre de visión, estaba haciendo dinero a diestra y siniestra” (Archivos: 197) e informa algunas de las trapacerías y dolos que le harían construir una fortuna que años más tarde le permitirían ufanarse ante Burke diciéndole: “ Ya es muy

43
tarde para ellos hacerme daño. Debieron de haber atacado cuando era un pequeño y mal oliente segundo teniente. Ahora soy un general con 80,000 en el banco, una esposa rica y fincas ganaderas” (Archivos: Pág. 159). Y para que el mito del nacionalismo se ponga en evidencia como una mentira dicha por sus colaboradores para justificar su servilismo y su complicidad, Trujillo le confiesa a Burke lo siguiente: “Me propongo mantener este país como lo dejaron los americanos” (Ibid.) Desde su origen, como parte de la crápula social que se enganchó en la Guardia creada por los norteamericanos para perseguir, torturar, expulsar de sus viviendas y tierras, eliminar y someter a los campesinos que resistieron el despojo y a la sociedad que resistía en pisoteo grosero de nuestra soberanía, un ejército de ocupación formado por nativos contra sus propios conciudadanos, Rafael Leónidas Trujillo Molina fue cualquier cosa menos un nacionalista. Con maestros como los capitanes Charles Merkel y Charles R. Buckalew del U.S. Marines Corps aprendió cómo someter a los dominicanos que quedamos a su merced. Aprovechó la posición de poder que los invasores le otorgaron para depredar y enriquecerse, además de violar mujeres como lo hizo en el célebre caso de violación en el campanario de la iglesia de Los Llanos a Isabel Guzmán. Y cuando el ejército norteamericano abandonó el país, Trujillo arrimó su suerte a la del obtuso caudillo mocano Horario Vásquez que lo encumbró, seducido por sus declaraciones de lealtad hasta que se sintió lo suficientemente fuerte como para destutanar a su protector y adueñarse del poder. Quienes engañan a los dominicanos pintando a Trujillo fraudulentamente de nacionalista, de estadista y otros méritos, lo que hacen es disfrazar el hecho de que le sirvieron, de que fueron cómplices de sus crímenes, de que contribuyeron a la expoliación y al sometimiento de nuestra población a los dictados de este delincuente de tomo y lomo. Fueron parte de una asociación de malhechores y ahora quieren disimularlo. Son los que quieren hacernos creer que hubo una parte buena y una parte mala en el trujillismo… ¡Y ellos fueron la parte buena! Y que la parte mala se concentra en dos o tres nombres de calieses y oficiales del SIM tomados como chivos expiatorios, ejecutores que siempre tendrán menor responsabilidad que los esbirros intelectuales que sostuvieron el trujillismo, justificaron sus desmanes, ocultaron sus crímenes, contribuyeron a ellos, delataron y facilitaron mantener el terrorismo político de la Era, durante los nauseabundos 31 años peores que ha vivido el país.

44

La falta de decoro de quienes, con deudos asesinados, comparten en los mismos partidos y lugares junto a los verdugos intelectuales del régimen es lo que contribuye al ocultamiento y a la confusión. No, Johnny Abbes, Víctor Alicinio Peña, Clodoveo Ortiz, Candito Torres, Ciriaco de la Rosa, chivos expiatorios, no son lo peor del trujillismo. Ellos fueron sicarios, pero lo peor quedó en el aparato burocrático, en la dirección de los partidos en que se refugiaron para blanquear sus culpas, en la estructura militar, política, judicial y civil del país. Allí quedaron, hicieron algunos actos formales de contrición y desviaron la atención pública hacia los dos o tres calieses a los que se culpó de todo. Depredaron las propiedades de los Trujillo y buscaron borrar la historia. Y hoy quieren contrabandearnos una imagen falsa del trujillismo para hacernos creer que fueron colaboradores sanos de la dictadura. Pero fueron cómplices, sabían de los crímenes, delataban, eran cofrades de Johnny Abbes García, adulones y serviles. No hubo tal nacionalismo de Trujillo. No hubo tal calidad de “estadista”, quienes dicen eso simplemente se desnudan como lo que nunca han dejado de ser: trujillistas nostálgicos de una Era a la que el pueblo dominicano no volverá de ningún modo, aunque sigan publicando libros indecentes, difundiendo mentiras y añorando un pasado putrefacto de abyección y bajeza sin límites. Comentarios al artículo aparecidos en el periódico digital que dirige el periodista dominicano Reginaldo Atanay en New York: www.atanay.com

Comentarios
Gregorio Malena
Ciudad: NY
e El sr.Aquiles Julian, es sin lugar a dudas un hombre bien informado ,de una solida formacion intelectual, brillantisimo comparable su lexico con un Vincho Castillo y talvez a Cesar Pina Toribio. Lo que no aceptamos es su evidente descalificacion (a mi modo de ver), a la heroica revolucion de abril de 1965.El coronel Caamano Deno,mostro hasta la saciedad su incorporacion a los ideales mas noble por la libertad del pueblo dominicano y asi ofrendo su vida.El coronel Fernandez Dominguez,hijo de Ludobino Fernandez,no creo hay ni la mas minima prueba de haber sido un hombre malo.por el contrario Juan Bosch (EL MAS INSIGNE DOMINICANO), narro,que este (F D),le sugirio que en las FAD habia que transformarla, y fue el hombre que junto al Ex-presidente Bosch,organisa el movimiento constitucionalista para (como le dijo a Francis Caamano),"devolverle al pueblo lo que los militares le robaron y dar un ejemplo a los militares de america latina". Senor Aquiles,esa revolucion de abril fue gloriosa y la dirigio juan bosch,el presidente mas democratico y honesto que conoce nuestra historia por lo que con amor a mi patria loamos y reverenciamos esos dos patriotas que defendieron con sus vidas los mas altos ideales patritico del gobierno que sintetiso las aspiraciones del pueblo dominicano,verbigracia: la contemplacion de los mas pobres de nuestro pais. por los demas datos si pudiera lo felicitaria. Por cierto nuestra solidaridad a la familia del luchador constitucionalista Evelio Hernandez, que acaba de pasar a la eternidad;recordamos su fiereza en la revolucion de abril esa gesta que le da gloria a RD,como nacion merecedora de ondear orgullosamente su bandera tricolor.

Aquiles Julián

Ciudad: Santo Domingo, Rep. Dominicana

No hay descalificación alguna, señor Malena. Decir que la crisis militar y el subsecuente enfrentamiento ocurrido en 1965 con su secuela de sangre y la abusiva segunda intervención militar noteamericana fue un "intento del comunismo internacional de establecerse en el país" es un argumento insostenible. Y señalé el origen familiar de los protagonistas por el bando que se autocalificó de "constitucionalista" para demostrar que era imposible que respondiera a un "intento del comunismo internacional", ya que no eran comunistas ni nada por el estilo los líderes de ese sector (al margen de la evolución política posterior de Francis Caamaño). Sí creo que sobre ese hecho se han fomentado todo tipo de mixtificaciones y distorsiones. La izquierda dominicana, que se autoapropió del evento, ha inventado y tergiversado y exagerado y adornado y creado una mitología ajena al evento en sí, para consumo propio y embobamiento de sus prosélitos. Tengo otra lectura del mismo, menos ideal pero más ajustada a la realidad. Los poetas solemos mitificar los eventos, despojarlos de sus motivaciones reales y darles una trascendencia, unos principios y valores, un abrillantamiento que los hacen ver "gloriosos", "heroicos", "patrióticos". Pero las motivaciones en ocasiones no suelen ser tan elevadas. Tienden a ser más prosaicas, más terrenales. Un pique, un gesto de subestimación, un tono altivo, la incompetencia de un embajador o un cónsul, la autosuficiencia y la soberbia, el

45
machismo, una cólera reprimida por años... Hay otras razones que impulsan conductas. Luego los poetas hacemos versos, contamos historias, y todo se tiñe del dorado fulgor del patriotismo. Por desgracia, cuando juzgamos hechos históricos, vale la pena ser un tanto escéptico, analizar intereses. ¿No es curioso que quienes encabezan el movimiento son los hijos de los principales jefes militares del trujillismo, Ludovino Fernández y Fausto Caamaño, y que en otro bando están los militares que hicieron causa común con los cívicos y los sobrevivientes del atentado que decapitó la tiranía?

Rafael Bonilla Bailon

Ciudad: Lawrence, Ma.

Bueno "amigo" Aquiles Julian, usted con este nuevo articulo se acaba de meter en una tremenda caverna, de la cual le resultara muy dificil salir ileso. Su credito como escritor e historiador, y porque no, tambien de poeta, estan en grave peligro. Comenzaremos por el titulo de su muy bien redactado articulo que dice: El falso "nacionalismo" de Trujillo. Oigame "amigo", cuestionar a estas alturas el nacionalismo de Rafael L.Trujillo, resulta una aberracion sorprendente, en vista de que esta afirmacion proviene de una persona con importantes conocimientos historicos e intelectuales, que lo califican para ser mas realista y por ende mas justo. Segun registra la historia universal contemporanea, Benito Mussolini (1883-1945) fue uno de los nacionalistas mas importantes y consagrados de su epoca, a tal punto que muy pocos, incluidos los que fueron sus enemigos, le cuestionan esa condicion. Rafael L. Trujillo, guardando las distancias, tambien fue un gran nacionalista con bastante parecido a Mussolini. Esa condicion se la han reconocido a Trujillo, importantisimos escritores e intelecuales nacionales e internacionales. No me imagino senor Aquiles Julian, porque ahora usted se inventa que TRUJILLO NO ERA NACIONALISTA. Muy pocas personas le creeran sus argumentos, aunque repito, estan "sabiamente redactados". Su retorica no tiene desperdicios, pero su contenido resulta altamente cuestionable en varios aspectos. Es lo mismo que le ocurre sus conceptos vertidos sobre la REVOLUCION DE ABRIL DE 1965. Esa revolucion tuvo un solo ideal, que era el de reponer la constitucionalidad arrebatada el 25 de Septiembre de 1963. Reinstalar en el poder al presidente legitimo profesor Juan Bosch y Gavino. Algo tengo que compartir con usted, y es el hecho de que ciertamente al momento de iniarse el movimiento militar, estos carecian de ideologia politica. Pero es que no la tenian que tener, pues su unico objetivo en ese momento, era el de reponer el gobierno constitucional, que era el que si tenia que tener su ideologia, sea cual fuere. Por otro lado usted tilda de trujillistas a los militares cabecillas de la revolucion, basado en que eran hijos y provenientes de altos militares y funcionarios allegados al gobierno de Rafael L Trujillo. Eso no es motivo ni justificacion para que se les sindique o acuse de trujillistas. Para mi la unica "acusacion" verdadera es la de CONSTITUCIONALISTAS, jamas las de trujillistas. Usted habla de que hay personas que han tergiversado la historia en relacion con la revolucion de abril y otros importantes acontecimientos. Pero yo pienso que es usted con su inclusion del trujillismo el que esta tratando de enredar o torcer la historia con sus argumentos tan pocos creibles. El trujillismo no le paso por la mente a ninguno de los militares participantes. Tampoco, les podia pasar, pues esa era una revolucion encabezada politicamente por un conspicuo antitrujillista, como lo era el profesor Juan Bosch. Tambien los prominentes hombres de la sociedad civil que participaron en ella, eran connotados antitrujillistas. Y, los que no lo eran, tenian todo el derecho de haber cambiado. Lamento mucho tener que decirle estas verdades, pues sigo entendiendo que el proposito de las controversias, es el de aclarar las cosas. Si en algo yo estoy equivocado o errado, lo admitire con humildad.

Rafael Bonilla Bailon

Ciudad: Lawrence, Ma.

DEFINICION DE LA PALABRA NACIONALISMO, SEGUN LA REAL ACADEMIA ESPANOLA: 1.-s.m. Sentimiento fervoroso de pertenencia a una nacion y de identificacion con su realidad y con su historia. 2.-s.m. Ideologia de un pueblo que, afirmando su naturaleza de nacion, aspira a constituirse como un Estado. Definicion de la palabra NACIONALISTA: 1.-adj. Partidario del nacionalismo. ERA, O NO ERA, TRUJILLO, UN VERDADERO NACIONALISTA?. ACTUABA, O NO ACTUABA, TRUJILLO, COMO UN NACIONALISTA?. Esas dos preguntas se las dejo a los distinguidos lectores, para que tengan la amabilidad de contestarlas.

Aquiles Julián

Ciudad: Santo Domingo, Rep. Dominicana

El amigo Rafael Bonilla Bailón, y escribo amigo sin comillas, me solucionó la respuesta a su inquietud. Trujillo nunca fue un nacionalista. No tuvo un "sentimiento fervoroso de pertenencia a una nación"; por el contrario, como mostré con citas específicas se prestó a ser parte de un ejército de ocupación formado por nativos bajo las órdenes y los objetivos del U.S. Marines Corps. Y trabajando como sicario de las tropas de ocupación dio riendas sueltas a su rapacidad, a sus estafas y extorsiones, enriqueciéndose a la carrera. ¿Es nacionalista quien tortura, mata y persigue a sus compatriotas, sirviéndole a un país y una fuerza militar extranjeros? El mito del "nacionalismo" trujillista lo inventaron... ¡los trujillistas! A la salida de los norteamericanos, en 1924, Trujillo maniobró con éxito para acumular poder, y aprovechó las debilidades de carácter de Horacio Vásquez, a quien traicionó cuando se sintió con la fuerza para hacerlo. Entonces, reestructuró la Guardia Nacional dejada por los norteamericanos para cuidar sus intereses en una banda a su servicio. La empleó en acciones terroristas para "ganar" en un fraude de todo el tamaño las elecciones de 1930 y luego durante 31 años para ejercer un amplio terror contra la población y para repeler los intentos de sacarlo del poder. Y utilizó su control político y militar del país para enriquecerse a si mismo y enriquecer a los suyos y a sus servidores. Las obras que hizo Trujillo fueron obras en función de su afán de lucro, pues concebía el país como una finca personal. Y no lo digo yo, lo dice Balaguer que habla en La palabra encadenada (Pág. 275) de que en su mente Trujillo tenía una confusión entre lo que era suyo y lo que correspondía al Estado. Como le dijo al Arq. Antonio Ocaña en una ocasión: "Yo soy la constitución". Y es el mismísimo Balaguer quien declara en la obra citada, Pág. 287, "Trujillo sintió un desdén olímpico por todos los héroes nacionales", así que, juzgue usted mismo, amigo lector ¿un delincuente que se presta a torturar y asesinar a su pueblo en favor de un país invasor y, por ende, un traidor a la Patria; que además se apropia a la mala del poder de manera fraudulenta y se enriquece a costillas del país y que desprecia a los hérores nacionales, en qué es nacionalista? Si es por las obras públicas o las industrias, recordemos que las hizo para su propio beneficio, eran mejoras en su finca, no obras pensadas en beneficio de la sociedad o con un sentido patriótico y de bien social. Trujillo tenía cualidades: era trabajador, para él, no para el país; era ambicioso, en su propio provecho; amaba a sus hijos al grado de malcriarlos... Pero el nacionalismo es amor a la Patria, servicio a la Patria; no robar, saquear, lucrarse sobre la base de una dictadura terrorista. Podríamos endilgarle algunos calificativos como ordenado, disciplinado, trabajador, organizado, pulcro... Y nadie podría discutirle esas cualidades que le destacaron como individuo; pero nacionalista, no; nunca lo fue. Fue un traidor a la patria, un traidor a la nación, un traidor a los dominicanos; un verdugo de sus propios compatriotas y un delincuente de tomo y lomo. Esos son los hechos de Trujillo.

El Manko, ni izq ni der y sin partido

Ciudad: USA

Señores no confundamos la educación con la inteligencia. Es muy fácil utilizar conceptos asimilados al través del tiempo, al través de los estudios, y utilizar esos conocimientos y manipularlos con la finalidad de desacreditar a nuestros héroes. En que bando estaba el señor Aquiles en el 1965? Estuvo en el mismo bando que estuvo Trujillo en el 1916? Entonces resulta ahora, que los que estuvimos en el puente, siendo apenas niños con una Molotov en la manos, éramos poetas. Entonces, los que ofrendaron sus vidas enfrentando a los invasores, eran entonces poetas manipulados por la izquierda? Mi conclusión es que Trujillo no era un gran nacionalista, Trujillo era un "Gran hijo de puta" igual que Balaguer y Leonel. Y Todo lo que digan de la "Gesta de Abril, de sus héroes, y de sus poetas, son simplemente como escribió por ahí un tipo: “Garabatos escritos en bloques de hielo hechos con agua de cuneta" Que viva la revolución de Abril, que viva Caamaño, que viva ese gran revolucionario - Jesús de Nazaret, que viva el Boschismo! Bailón, otra vez te "hiciste pupú fuera del cajón" Que pasen un bello día, a menos que tengan otros planes...

Rafael Bonilla Bailon

Ciudad: Lawrence, Ma.

Me complace sobremanera lo de amigo sin comillas. Ya lo dije al final de mi comentario: LAS CONTROVERSIAS SOLO SIRVEN PARA ACLARAR LAS COSAS. Yo no soy trujillista ni tengo porque serlo. Solo me interesa conocer a plenitud la verdad. Su respuesta ahora deja en mi una gran confusion, pues como usted sabra, hay muchos escritores e historiadores, que afirman que Trujillo era NACIONALISTA. Reitero, su respuesta me ha causado una gran confusion en ese sentido. Sus detalles pormenorizados y tan bien ordenados, me han llamado poderosamente a la atencion. Por otro lado, le

46
agradecere que me responda la parte de mi comentario que se refiere a la REVOLUCION DE ABRIL. Gracias mi querido amigo, disculpeme por las infortunadas comillas. !ES USTED UN CABALLERO!.

Aquiles Julián

Ciudad: Santo Domingo, Rep. Dominicana

SOBRE LA CRISIS MILITAR DE ABRIL DE 1965 Escribí que me ocuparía posteriormente de la llamada "Revolución de Abril de 1965" para poder exponer un enfoque no convencional del mismo. Sin embargo, sí desmentí que era imposible que fuera "un intento del comunismo internacional de establecerse en el país", disparate mayúsculo que sirvió para satanizar a una de las partes y para excusar en los Estados Unidos una abusiva intervención militar (que como bueno sólo tuvo el que impidió que dos bandos se desangraran con toda la crueldad con que iban a hacerlo). Entonces, dije, para fortalecer mi aserto, que cómo se iba a decir que los hijos de Fausto Caamaño, ex secretario de las FF.AA. trujillistas; que los hijos de Ludovino Fernández, esbirro trujillista; que el coronel Miguel Ángel Hernando Ramírez, etc., que eran los líderes de la conspiración militar junto a Neit Nivar Seijas y el Grupo de San Cristobal, que representaban los intereses del presidente Balaguer, que participó y luego por las desavenencias surgidas en torno al próximo paso: un grupo quería nuevas elecciones y otro, el llamado constitucionalista, quería reponer a Bosch para que culminara su presidencia, se detonó la crisis real que llevó a la confrontación, ¿cómo se puede alegar que esos militares, que procedían del trujillismo más rancio, querían imponer un régimen comunista en el país? Aquí somos apasionados y amantes del epíteto denigrante y de la opinión que carece de fundamentación y hasta del simple acto de evaluar, de pensarla: simplemente repetimos cosas que oímos aceptándolas sin pedir que nos prueben el caso. En un libro de Emilio Rodríguez Demorizi, trujillista él, preceptor de Ramfis y valioso historiador, que le editó Bernardo Vega, hay una carta de Hernando Ramírez a Ramfis fechada en 1966 que es un dechado de trujillismo, no de comunismo. La crisis militar de 1965 devino una confrontación entre el grupo de militares que había hecho causa común con los cívicos, encabezados por Wessin y Wessin y otro grupo de militares vinculados por su procedencia trujillista y que buscaban reiniciar el proceso constitucional interrumpido abruptamente en 1963 con el golpe del 25 de septiembre (que también ha sido mitificado en extremo, porque aquí nos gusta más una mentira conveniente que una verdad cruda y desnuda). Que el grupo "constitucionalista" terminara por entregar armas a civiles para fortalecer su posición frente al control que el grupo "cívico" demostró de la mayoría de las FF.AA., no significa que los limitados grupos radicales tenían poder o significado alguno. Si Caamaño, Monte Arache y compañía los hubiesen querido aplastar, lo hacían. Eran útiles momentáneamente, pero no tenían poder ni mando. Sólo hay que releer la lista de los 83 "comuistas" que incluía a Pedro Julio Evangelista, Hugo Tolentino Dipp, Euclides Gutiérrez Félix (exsenador trujillista) y otros para entender el embauque que se postuló para justificar lo injustificable. En cuanto a Trujillo, hay que chequear quién dice que es nacionalista y en qué lo justifica. Todos los que dicen semejante barrabasada fueron sus colaboradores y se justifican tras ese disparate. Trujillo fue un traidor al país y un delincuente, que se impuso por razones que vale la pena luego analizar.

Rafael Bonilla Bailon

Ciudad: Lawrence, Ma.

He leido y re-leido, sus tres ultimos articulos relacionados con la vida de Rafael L. Trujillo, y me he quedado asombrado de sus amplisimos conocimientos acerca de ese tema, aunque desde luego, hayan habido algunas cosas con las que no he estado de acuerdo. Pero de algo si que estoy seguro. Y, es que usted es una persona bien documentada y que luce estar muy segura y con un dominio pleno, acerca de lo que dice y escribe. Ademas demuestra con ello, ser un hombre responsable que no le teme a nada ni a nadie. Hay que estar claro, en el sentido de que todavia existen algunos vestigios de esa deplorable ERA. Tengo en mi escritorio para releerlo, tan pronto termine de escribir estas lineas, el libro del prof. Juan Bosch, titulado: TRUJILLO, Causas de una tirania sin ejemplos. Tambien tengo en mi poder otros libros del prof. Bosch, relacionados con el CAPITALISMO TARDIO EN LA REPUBLICA DOMINICANA, y La pequena burguesia en la historia de la Republica Dominicana. Finalmente, me gustaria saber su opinion en cuanto a los reintegros y posteriores retiros en las FF. AA., que ha hecho el presidente Leonel Fernandez, de los cuales han resultado beneficiarios los ex militares constitucionalistas. Muchas gracias.

Aquiles Julián

Ciudad: Santo Domingo, Rep. Dominicana

En realidad no paso de ser un modesto indagador de la verdad histórica. En nuestro país se nos ha estafado la historia. Lo que se difunde es normalmente un fraude. Hay intereses en que la verdad no se sepa. Entonces, adquirir un decente conocimiento histórico es un proceso como el de formar un rompecabezas, con pedacitos de información que surgen aquí y allá, contrastados con otros datos y tamizados por el sentido común y el análisis. Es la única manera que he encontrado de desatorarme de los novelones que nos venden como historia nacional. ¿Sabe la gente, por ejemplo, que probablemente el famoso "levantamiento guerrillero del 1963" fue inducido, provocado y dirigido a control remoto por el grupo militar que se enquistó en el poder a partir de septiembre de 1963 con el golpe de Estado al profesor J. Bosch y que sirvió para: 1. Lograr legitimidad para el Triunvirato, rechazado hasta entonces por la mayoría de las naciones libres, incluida los Estados Unidos 2. Salir de la incómoda oposición que representaba Manolo Tavárez y el 1J4? ¿Sabe la gente que Ramfis planificaba para los años 1967 y 1968 un golpe de Estado en que se involucraron militares "constitucionalistas" junto a militares del bando de San Isidro y que uno de los requisitos puestos por Ramfis fue que se asesinara a Imbert y a Amiama Tió, y que ese fue probablemente el origen del atentado a Imbert? Hay muchas verdades ocultadas por familias e intereses que se sienten afectadas si se conocen? No soy valiente ni nada que se le parezca, pero sé dos cosas: 1. que uno sólo se muere una vez; 2. que me voy a morir como quiera, así que cuidar en exceso la vida es una tontería porque a uno lo mata un balazo o una gripe o una voladora, pero nadie nació para ser eterno. En cuanto a la petición del señor Bonilla Bailón sobre el reintegro y posterior puesta en retiro de militares que combatieron en el lado constitucionalista, quiero decir que la vergüenza es que haya habido que esperar al 2010 para hacerlo. En el Acta Institucional firmada por las partes en 1965 para levantar la guerra, se consignaba el reintegro de los militares constitucionalistas a los cuarteles. Ese acuerdo se violó flagrantemente. Y muchos militares fueron virtualmente cazados en una violencia que tenía varios factores de origen: 1. En rencor y las ganas de sangre no satisfechas 2. El sentido de victoria y de aplastar al contrincante 3. El deseo de echarle una canana al nuevo gobierno Así, los militares no fueron reintegrados y empezaron sus penurias. Pero lo triste fue que en 1978 el PRD ganó el poder y no hizo nada por aquellos militares que echaron al zafacón su carrera por el PRD y estuvo 8 años, en los que prefirió congraciarse en los militares que le adversaron. En 1996 ganó el PLD y tampoco se hizo nada por ellos. Y del 2000 al 2004 volvió el PRD y por igual, los militares constitucionalistas volvían a dar lástima aspirando que se les reconocieran sus méritos y se les reintegrara para tener derecho a pensión. Ahora, en un tercer período del PLD en el gobierno se cumple parcialmente con un acuerdo del 1965. Muchos han muerto, otros han padecido lo indecible. Era algo que el país les debía a esos bravos que arriesgaron sus carreras y sus vidas por reencauzar al pais por el orden institucional, constitucional y democrático. José Martí le dijo a Máximo Gómez en Montecristi que sólo le aseguraba por sus sacrificios la probable ingratitud de la gente. ¡Cuánta razón tenía el héroe de Dos Ríos! Mientras el bando de San Isidro se lucró y vivió a sus anchas tras el acuerdo entre las partes para suspender el enfrentamiento, salvo el caso de Wessin y Wessin; el grupo de militares constitucionalistas fue persegudo, parcialmente exterminado y marginado por todos los gobiernos. Este acto, limitado, tardío, es por lo menos una reparación parcial a quienes se la jugaron por retornarnos al orden constitucional, aunque su esfuerzo parcialmente fue infructuoso.

Rafael Bonilla Bailon

Ciudad: Lawrence, Ma.

!Que joya de respuesta ha tenido usted la gentileza de darnos!. La misma satisface todas mis inquietudes acerca de lo que recientemente se ha hecho en beneficio de los militares constitucionalistas. Ha sido un acto de pura justicia, aunque como usted lo deja colegir: EL MISMO FUE MUY TARDIO. Ciertamente, entre los acuerdos firmados para poner termino a la REVOLUCION DE ABRIL DE 1965, se consignaba el reintegro de esos militares a los cuarteles regulares, lo cual se hizo en principio. Segun me he informado, los policias constitucionalistas fueron llevados al local del Conservatorio Nacional de Musica (actualmente sede del ministerio de turismo, av. george washington), lugar que previamente habia sido ocupado por los policias CASCOS BLANCOS, que se habian quedado sin su cuartel original que era la Fortaleza Ozama. Pero la vida en comun no resulto nada facil, pues los cascos blancos que ya estaban resentidos, en especial, por haber sido echados y maltrados de sus cuarteles por los ultimos, no aceptaban compartir el mismo recinto. Eso trajo como consecuencia, que los policias constitucionalistas fueran diseminados en diferentes puntos del interior del pais. Algunos

47
no lo aceptaron por temor a ser asesinados por sus propios "companeros". De hecho, los que les dieron cumplimiento a la disposicion pasaron "las mil y una noche" eran objeto de todo tipo de vejamenes y denuestos. La permanencia de esos policias dentro de la institucion, solo fue durante el mandato del presidente provisional doctor Hector Garcia-Godoy, quien fue relevado del cargo el dia 1ro. de julio de 1966, por el doctor Joaquin Balaguer. El presidente Balaguer, encuentra como Jefe de la Policia Nacional, al general de brigada Jose de Js. Morillo Lopez, quien habia sido muy comprensivo con los policias constitucionalistas. Pero justamente un mes despues de su toma de posesion, le anuncia al pais, mientras pronunciaba un discurso televisado, su decision de sustituir al general Morillo Lopez, y en su lugar nombrar al coronel Luis Ney Tejeda Alvarez, a quien asciende al grado transitorio de general de brigada. Tejeda Alvarez, una vez instalado en la Jefatura de la Policia Nacional, lo primero que hace es emprender una caceria contra todos los policias constitucionalistas, hastas lograr cancelarlos y darlos de baja a todos. Les aseguro que no dejo ni uno solo. Su orgullo era, el haber "limpiado de esos traicioneros" a la Policia Nacional. En cuanto a la suerte corrida por Morillo Lopez, este fue degradado al rango de coronel, ya que el rango de general era transitorio mientras ocupara la jefatura policial. Al coronel Morillo Lopez, siempre se le tildo de izquierdista, y por ello Balaguer, lo envio a la embajada dominicana en mexico como agregado policial (cargo enexistente) permaneciendo alli alrededor de cuatro anos. Nuna jamas, se le dio un cargo dentro de la policia, que el pudiera tomar sus propias decisiones. En otras palabras, no le tenian confianza. Como se podra apreciar, yo solamente hablo de los policias constitucionalistas y nada de los militares. Pero esto se debe a que mis informaciones no son completas. De quien si les puedo hablar, es del coronel Fco. Alberto Caamano Deno, de quien conozco una buena parte de su historia, pero esto sera en una proxima ocasion. Por ultimo, creo al igual que usted senor AQUILES JULIAN, que los reintegros y ascensos y posterior retiro de los policias y militares constitucionalistas, han llegado muy tarde. La ingratitud de los que pudieron hacerlo antes se IMPUSO, ya sea por irresponsabilidad, por maldad o por desidia. Porque se tuvo que esperar 45 anos para tomar esta justa decision?. Muchas gente dicen que el P.R.D. es malo, pero eso es una VERDAD DE PEROGRULLO. Que razon podra argumentar el P.R.D. por no haber hecho nada por los militares constitucionalistas??. Si lo hubieran hecho a partir de 1978, cuando la mayoria de esos verdaderos patriotas estaban jovenes, !que bueno les hubiera resultado!. Pero hoy dia cuando se ha hecho, no esta mal, pero ya esos hombres estan hechos cascarones viejos, con la sola saistaccion del deber cumplido. LO QUE SE HA HECHO ES BUENO, PERO LA TARDANZA EN HACERLO LO DESLUCE. De todas maneras, nuestro reconocimiento al presdente Leonel Fernandez.

Rafael Bonilla Bailon

Ciudad: Lawrence, Ma.

C O L O F O N: Es un muy importante informarle a los lectores, y en especial, al senor AQUILES JULIAN, que durante los ocho primeros anos de gobierno del Partido Revolucionario Dominicano, estos "NO HICIERON NI UN SOLO REINTEGRO A LAS FUERZAS ARMADAS, NI A LA POLICIA NACIONAL". Segun ellos, por respeto a una "LEY" que se habia hecho a la carrera, durante el periodo de transicion del gobierno surgido de las elecciones de 1978. Pero resulta, que al volver el doctor Joaquin Balaguer, en el ano 1986, aun con la ley vigente que prohibia los reintegros militares y policiales, este reintegro a todo el que le dio la gana, habiendo comenzado con el coronel MANUEL MARIA PEREZ BELLO, y asi sucesivamente. Esa famosa ley fue hecha a peticion de los altos mandos militares balagueristas, para impedirle precisamente al nuevo gobierno del P.R.D., el reingreso de los militares constitucionalistas a las instituciones militares y la policia. Esa accion de Balaguer, una vez regresado al poder, demostro que el P.R.D., es un partido de hombres irresponsables, que no tuvieron nisiquiera el valor de darle buenos empleos a los hombres que lo habian arriegado todo, incluidas sus propias vidas, para reponer a ese partido en el poder que le habia sido arrebatado. !QUE VERGUENZA DEBEN ESTAR PASANDO POR NO HABER HECHO LO QUE ERA SU COMPROMISO. LEONEL FERNANDEZ, SE LO ACABA DE ESTRUJAR EN LA CARA.

48
Mario Vargas Llosa comenta la muerte de León Estévez "Pimpollo"
Por MARIO VARGAS LLOSA Hace unos días, en el piso A3.1 de un edificio que hace esquina entre la avenida Francisco Prats Ramírez y la calle Núñez de Cáceres del barrio residencial El Millón de Santo Domingo, República Dominicana, se encontró muerto a un octogenario llamado Luis José León Estévez que, según testimonio de los vecinos, vivía solo como un hongo y nunca recibía visitas.

A todas luces, había puesto fin a su vida por su propia mano, descerrajándose un disparo en la Angelita Trujillo y León Estévez cabeza. La pistola Colt, calibre 45, estaba junto al cadáver, que yacía de espaldas en una cama simple en la que, para entrar en la muerte con más comodidad, el suicida había colocado dos almohadones bajo su espalda. Antes de tumbarse, se había quitado los zapatos. En el cuarto había, además, varias maletas hechas, un teléfono, un televisor y un novenario. Con él desaparece un personaje que fue muy famoso, en el peor sentido que puede tener esta expresión, en los años cincuenta del siglo pasado, durante la llamada Era de Trujillo, esos 31 años (19301961) en los que el Generalísimo Rafael Trujillo Molina, Jefe Máximo y Benefactor y Padre de la Patria Nueva, fue el amo y señor -un verdadero dios- de la República Dominicana. León Estévez era entonces oficial de la Fuerza Aérea, íntimo amigo y compañero de francachelas, correrías y orgías del hijo mayor del dictador, Ramfis Trujillo, del que sería también asesor y cuñado pues tuvo la suerte de casarse en 1958 con Angelita, la hija mimada de Trujillo. A ésta se la proclamó Reina en el más fastuoso acontecimiento de la Era, la Feria de la Paz y la Confraternidad del Mundo Libre, con que en el año 1955 se celebraron los 25 años del Generalísimo en el poder. Cerca de 70 millones de dólares costaron los milyunanochescos festejos en los que participaron las coristas del Lido de París, la orquesta de Xavier Cugat y delegaciones de 42 países "libres" del mundo, muchos presidentes, entre ellos el brasileño Juscelino Kubitschek, y dignatarios internacionales como el cardenal Spellman de New York. El vestido de su Graciosa Majestad, Angelita I, confeccionado por dos célebres modistas romanas era de gasa, encaje y 45 metros de armiño ruso. Su toga era idéntica a la que llevó la reina Isabel de Inglaterra en su coronación. Angelita Trujillo está todavía viva, en Miami, donde, desde que se volvió una born-again Christian, suele cantar himnos bíblicos en las iglesias evangélicas. Últimamente ha publicado unas memorias en las que muestra una frialdad polar para con su primer esposo, León Estévez, incluso en un tema delicado que debió de ser materia de los primeros conflictos en el matrimonio. La inverificable leyenda dice que Angelita se prendó de un joven oficial, el teniente Jean Awad Canaán,

49
quien murió por esa época en un oportuno accidente. La familia de éste no creyó nunca que aquella muerte fuera casual y acusó siempre al marido de Angelita de haberla provocado, por celos. En estos días, con motivo del suicidio de León Estévez, la hija de aquel teniente, Pilar Awad Báez, ha resucitado aquellas acusaciones. Gracias a su matrimonio y su amistad con Ramfis, León Estévez hizo una carrera meteórica. Fue nombrado director de la Academia Militar Batalla de las Carreras a los 23 años y muy poco después ascendido a teniente coronel. Pero su fama de entonces no se debía a sus méritos profesionales, sino a su elegancia y su apostura. Aunque su seudónimo era Pechito la gente común y corriente, y sobre todo las muchachas, lo llamaban "Pimpollo", es decir, guapo, galano y gentil. En las fotos aparece siempre vestido de manera impecable e imitando el atuendo y las coqueterías de Ramfis, los anteojos oscuros Ray Ban, el bigotito recortado a la manera de los astros del cine mexicano como Arturo de Córdoba, los zapatos brillando como espejos y la sonrisita de triunfador. En los años noventa, cuando yo investigaba sobre la Era de Trujillo, el nombre del teniente coronel Luis José León Estévez se me aparecía por doquier en los testimonios escritos y orales y casi todos coincidían en señalarlo como uno de los más crueles y feroces torturadores y asesinos de aquellos años terribles, sobre todo en los seis meses que siguieron a la muerte del dictador, cuando Ramfis Trujillo, al frente de las Fuerzas Armadas (Balaguer era el presidente nominal) desencadenó una vertiginosa represión en venganza por el asesinato de su padre, en que cientos de dominicanos fueron torturados y asesinados por todo el país. Es seguro que Pechito estuvo en la Hacienda María, de Ramfis, el día que seis de los ajusticiadores del tirano fueron arrebatados a la Justicia, secuestrados por militares y llevados allí para que Ramfis y sus compinches, con vasos de whisky en las manos, los mataran a balazos. Por participar en este crimen, Pechito Estévez fue condenado en contumacia a 30 años de cárcel en febrero de 1965. Pero no cumplió un solo día tras las rejas, porque ya vivía en el exilio, y en 1977, por prescripción de la pena, pudo volver a Santo Domingo, donde se convirtió en un próspero empresario. En el exilio se había separado de su mujer, a la que acusó de haber "secuestrado" a sus tres hijos, contraído una nueva unión con una señora acomodada, y experimentado una conversión a una forma afiebrada y extrema del catolicismo. Se lo decía miembro de una organización integrista, tal vez el Opus Dei. Yo visité la iglesita donde el Pimpollo oía misa todas las mañanas y pasaba el copón de las limosnas. Aparentemente estaba ya desencantado de la política, pues, en la cena que me organizó el simpático Kalil Haché, antiguo secretario de Trujillo, para que pudiera conversar con los trujillistas sobrevivientes y fieles a la memoria del tirano -la más inolvidable de todas las cenas a la que me ha tocado asistir- el teniente coronel no se hizo presente. Sólo le interesaban entonces la religión y los negocios.

50
Después de muchas gestiones e intermediarios, aceptó recibirme en su despacho. Había dejado de ser un Adonis hacía tiempo, pero conservaba la pulcritud en el vestir. Era un hombre frío, desconfiado, y no ocultaba su veneración a la memoria de Trujillo. En un momento dado, me dijo que había conversado con una mujer humilde a la que el Jefe le había besado los pies porque ella, en la cama, le dijo que los tenía muy fríos. "Ya ve usted, en contra de lo que se dice, era un hombre compasivo", concluyó. Le recordé que casi todos los dominicanos que habían sido torturados en la época de Trujillo en la cárcel La Cuarenta y sentados en la famosa Silla Eléctrica para recibir descargas que les quemaran el cuerpo, aseguraban que él siempre estaba allí, presenciando el horror, y muchas veces participando en él con su inseparable fusta de jinete, con la que le gustaba azotar a las víctimas. Añadí que, sin ir muy lejos, mi amigo José Israel Coello, que me acababa de dejar en la puerta de su despacho, había sido una de ellas, y que todavía le quedaba en el cuerpo algún rastro de las cicatrices de los fustazos que le infligió mientras, amarrado en la silla, recibía descargas eléctricas. Estuvo mirándome un buen rato en silencio, mientras palidecía. Pensé que iba a echarme de su oficina o agredirme. Pero se limitó a murmurar, con un gesto de disgusto: "Si quiere que le diga la verdad, no me acuerdo de ese episodio". Su respuesta me produjo un escalofrío. Probablemente era cierto, lo habría hecho tantas veces y con tantos, que ya no quedaban caras y nombres concretos de los martirizados en su memoria. Ahora veo en los diarios de Santo Domingo que algunos de los disidentes antitrujillistas que sobrevivieron a las torturas de La Cuarenta, como la doctora Asela Morel, que estuvo allí presa con las hermanas Mirabal, han recordado las siniestras hazañas que perpetraba Pechito Estévez, en 1961, en aquellos calabozos inmundos, oscuros, llenos de humo, sangre, injurias y dolor, en una época en que, casi por doquier en América Latina, las dictaduras perpetraban monstruosidades parecidas. Los jóvenes dominicanos de nuestros días deben oír hablar de todo aquello como de algo prehistórico. Por fortuna, su país ha dejado atrás y cada día se aleja más de semejante barbarie. Es uno de los países latinoamericanos donde la democracia ha arraigado mejor y donde unas políticas sensatas han traído progreso económico e institucional considerable. Desde luego que hay mucha pobreza todavía y la violencia no ha desaparecido en la vida social. Pero, comparada con el horror de aquellos años, la situación actual está a años luz de la de entonces, aunque sólo fuera porque en la República Dominicana de hoy un Pechito Estévez sería inconcebible.

51
Luis José León Estévez: secuelas
Por Reginaldo Atanay 05/12/2010 El periódico Listín Diario, publicó fotos del occiso en su cama, con el rostro untado de su sangre; también de sus zapatos quitados, publicación rara en ese periódico, que hasta ahora no publicaba ese tipo de fotografías, que despiertan el escándalo.” Queens, N.Y. (Atanay.Com).-El caso del coronel retirado de la Fuerza Aérea Dominicana, Luis José León Estévez “arresulta y viene a ser” -como dirían nuestros labriegos de enantes- un caso antológico en el que, en un humano ser, cohabitan el odio, el desprecio humano, y la muerte. Dijo el parte policial que León Estévez se quitó los zapatos, acomodó dos almohadas en las que reposó su testa, y luego le echó mano a su pistola, calibre 45, y de un balazo, terminó su vida de ochenta y pico de años. Dicen que estaba medio sordo, escaso, Ingeniero Leandro Guzmán (derecha) y Reginaldo Atanay. La ocasión fue una reunión social en Queens, en la que Atanay presentó a Guzmán económicamente; y deprimido… sabe Dios por cuántas cosas. La noticia del presunto suicidio (mentamos lo de presunto, porque ahora dicen que van a hacer averiguaciones sobre esa muerte, de lo que se colige, que se sospecha que un dedo ajeno apretó el gatillo. Quizás por lo de las maletas, que estaban preparadas, como para ir de viaje) cundió en toda la Dominicana tierra y en sitios lejanos de ese país en donde la opinión pública quisqueyana tiene vigencia. La mayoría de las opiniones publicadas, sobre tan singular deceso, dejan entrever cierta alegría, y algunos, con toque piadoso, le echan la vaina a Dios, con eso de que el ya muerto, se hizo justicia a sí mismo. El periódico Listín Diario, publicó fotos del occiso en su cama, con el rostro untado de su sangre; también de sus zapatos quitados, publicación rara en ese periódico, que hasta ahora no publicaba ese tipo de fotografías, que despiertan el escándalo. ¡Lamentable caso humano en el que se juntaron tantos odios de todas las partes; resquemores y resentimientos, los cuales fueron provocados por ese señor, según todas las manifestaciones! Luis José ejerció el suicidio en su apartamento de la avenida Núñez de Cáceres, esquina a la calle Francisco Prats Ramírez, en el Ensanche El Millón, en la ciudad de Santo Domingo, siendo esa una segunda sesión mortuoria familiar, de ese estilo. Porque hace unos 22 años, su hermano Antonio hizo lo mismo, pero en circunstancias distintas; diferentes. Antonio León Estévez se mató, abrumado, dicen, por problemas económicos. Era, como su hermano, calvo; usaba peluca para encubrir la calvicie, pero como casi siempre sucede, esa prótesis se veía a leguas. Antonio, poseía un negocio bursátil, con el nombre de Deudas y Pagarés. Y tenía otro negocio, en la avenida Junction, en el condado de Queens, en Nueva York, junto a sus compatriotas, el ex coronel Ernesto Vega Pagán, y Ambrosio Malagón, este último un jovial quisqueyano, hermano del periodista y profesor de periodismo, Alberto Malagón. De ellos, el que está en pie es Vega Pagán, aunque medio ausente mentalmente, pues sufrió hace unos años una lesión cardiovascular, lo que le provoca que en momentos sepa quién es y en otros no, según nos manifestó su amable esposa Tatasita, hace pocos años.

52
Al muerto de ahora no lo conocimos personalmente, pero sí sabíamos de él. Y el 99% de la gente que ha hablado de él, lo ha hecho negativamente, comenzando con su ex esposa, la señora María de los Ángeles del Corazón de Jesús Trujillo de Domínguez (Angelita). Conocimos a Angelita y a su esposo, el ex coronel de la Fuerza Aérea Dominicana, Luis José Domínguez, hace más de 30 años; desde que ellos residían en Forest Hill, Queens, Nueva York. A ellos nos une una amistad, desinteresada; tanto, que algunos amigos nuestros creen que nosotros tuvimos que ver algo en la redacción del libro que sobre su padre, escribió Angelita. Pero no es así. Algunos han dicho, también que ese libro, no lo escribió su autora, sino otra persona, tratando de restarle mérito intelectual a la autora. Y no lo es. Cuando ellos residían en Nueva York, fuimos muchas veces a su casa, en donde pasamos largas horas de conversación y manifestaciones artísticas; de comida… y tragos. Porque fueron muchos los tragos de Remy Martin que allí nos aplicamos. Desde que conocimos a los esposos Trujillo Domínguez, les tomamos afectos… hasta el sol de hoy. Y quienes nos conocen saben que no somos adulones ni lambones; que si así fuera, no tuviéramos bregando ahora con en cable… y con el carretel del cable. Hablamos muchas, muchísimas cosas; de Rafael L. Trujillo, sus pro y contras; de los dominicanos, de la gente en general. Y también de Dios porque tanto Luis José como Angelita, son gentes que bregan en lo místico y lo religioso. Y no nos luce que sea eso, cosa de fachada. Bueno. Nos hemos desviado de lo del comienzo, y es que queríamos decir de lo que, hace muchísimos años, nos contó Angelita de su ex esposo: Básicamente, que era un tipo de condiciones humanas ínfimas, y si no siguió calificándolo ante nosotros, suponemos que fue por consideración a los hijos que ellos procrearon. Era, el muerto, como lo pintan. Como su cuñado, el desaparecido Radhamés Trujillo Martínez. Una vez, publicamos un artículo en un periódico de Nueva York, contando que, Radhamés Trujillo iba a la cámara de torturas que inventó Johnny Abbes García, a “disfrutar” la práctica de tortura a adversarios del régimen de Trujillo. Supimos que entonces, Radhamés le dijo a Angelita, que desmintiera lo que nosotros habíamos publicado. “Yo no tengo que desmentir nada, pues lo que dice Atanay, es verdad”, le dijo ella. El verano pasado estuvimos por Miami, y visitamos a los esposos Domínguez-Trujillo. Y como siempre, fue una sesión de amistad. Entre las cosas que conversamos, Angelita dijo que había perdonado a su hermano Radhamés. Y nos mostraron el manuscrito del libro próximo publicarse, y para el cual restaban recolectando fotografías. Y es que Radhamés, medio secuestró a su madre, doña María Martínez viuda de Trujillo, e impidió que la hija viera a su mamá en los últimos tiempos de su vida. Tras la muerte de León Estévez, han surgido varios comentarios; la inmensa mayoría de quienes han opinado sobre él, han contado de la crueldad que adornó al ahora difunto. El ingeniero Leandro Guzmán, quien fuera esposo de María Teresa Mirabal, opinó sobre el muerto; de su maldad. Pero afirmó que no llegó a golpearlo en la cámara de torturas de La 40; y que sí lo hizo un hermano suyo. A Leandro nos unen afectos desde cuando se celebraron los juicios -que duraron poco más de tres meses- contra los inculpados en el asesinato de María Teresa, Patria y Minerva Mirabal, y que nosotros, como periodistas, cubrimos a plenitud, para el desaparecido periódicoLa Nación.Entrevistamos también a los asesinos convictos y confesos.

53
Uno de los afanes de Leandro es filmar una película sobre la vida y obra de las heroínas de Salcedo, en base a lo que en verdad sucedió. Porque a Leandro le molesta que mucha gente crea algunas cosas inciertas que sobre el martirologio de esas muchachas, y sus esposos, han dicho novelistas. “Tenemos que aclarar eso, para fines históricos; para que la gente sepa, de verdad, todo lo que pasó, y no lo que dicen producciones de novela”, nos dijo en una ocasión, en la que lo presentamos ante una concurrencia, durante una reunión social, en un restaurante de Queens. Otra persona que nos habló diferente a lo que opina la mayoría fue, hace un par de años, el teniente retirado de la Fuerza Aérea Dominicana René Jiménez, quien fuera profesor del Centro de Enseñanza de las Fuerzas Armadas (CEFA). Nos dijo entonces René que León Estévez era un miliar preparado y disciplinado, obviando los calificativos que ya conocemos. El 15 de marzo último, la señora Pilar Awad Báez, hija de Pilar Báez de Awad Canaán y Jean Awad Canaán, nos envió un e-mail, para decirnos que necesitaba confirmar una información. Sus padres se casaron por la Iglesia Católica en una ceremonia que en el Templo de San Rafael y San Eugenio, del Palacio Nacional; ofició monseñor Eduardo Ross, a la sazón Asesor Eclesiástico del Poder Ejecutivo. Nosotros, adolescentes entonces, asistimos a esa ceremonia en la que los padrinos fueron el generalísimo Rafael L. Trujillo y su esposa, doña María Martínez de Trujillo. En ese templo solíamos asistir a Monseñor Ross, los domingos. Y en algunas de las ocasiones en las que Trujillo apadrina bautizos colectivos. Pocos días después recibimos otro e-mail, de un viejo y querido amigo: Juan Daniel Balcácer, quien nos dijo que tenía en sus manos fotocopia de un quincenario que editaba el colega José Jiménez Belén, en el cual aparecía un artículo con nuestra firma diciendo los motivos por los cuales se divorciaron Angelita y León Estévez. Juan Daniel quería rectificar los datos que allí aparecían, pues preparaba un trabajo informativo al respecto. El artículo, no lo escribimos nosotros, pero tenía nuestra firma. Y es que anteriormente, sí publicamos un artículo en ese medio, afirmando que el general José René Román Fernández (Pupo) fue un traidor por partida doble; que traicionó a Trujillo, y a los que mataron a Trujillo. Tras la publicación de ese artículo, Luis Amiama Tió, a la sazón Consejero de Estado, nos llamó a su despacho en el Palacio Nacional, para decirnos que Pupo no fue traidor. Y nos dijo razones suyas para refutar lo que afirmamos. Luego supimos que fue la viuda de Román que quiso que se hiciera la aclaración. Desde ahí, Amiama y nosotros entablamos una amistad… y con frecuencia fuimos a su casa, en el Ensanche Piantini, a conversar, y a darnos tragos del escocés Astor. Y a disfrutar del buen aire acondicionado de allí. Recordamos que en la pared, junto al sillón donde solía sentarse Luis, había un cuadrito citando al griego Horacio que decía: “Después de los acontecimientos, hasta el necio es sabio.” Como a Jiménez le gustaba publicar notas sensacionales en el quincenario, le dijimos que no íbamos a publicar más en ese medio, pero salió otro artículo, que no escribimos, y que tenía nuestra firma. De seguro que, de ahora en adelante, saldrán detalles de la vida y muerte de León Estévez. Ya el padre Rafael Marcial Silva, párroco de la Iglesia de la Providencia, de Arroyo Hondo, dijo que el ex coronel no era diácono; que sólo lo vio un par de veces en su iglesia…

54

Aclaración a un señor Montero
Entiendo que uno discrepe, tenga malquerencias, rechace o tenga animosidad contra cualquier persona, sea pública o privada. Sin embargo, no es decente ni inteligente inculpar mediante incriminaciones infundadas. Si el señor Montero tiene prueba alguna de su aserto que la muestre. La sociedad dominicana vive en total desinformación acerca de su historia. Hay demasiadas falsas honorabilidades que anhelan que todo quede como está, que nada se ventile. Y recordemos que el interés de que sólo se sepa lo que conviene es común a la izquierda (los hijos de los trujillistas), al centro (los del Borrón y Cuenta Nueva) y a la derecha (los ex-colaboradores de Trujillo). Ahora bien, inventar hechos, atribuir irresponsablemente responsabilidades, querer desacreditar sin poder probar lo que se dice no es correcto, no es decente y no va conmigo. Así que el señor Montero, en vez de mandarme a indagar un disparate, tiene que ejercer su discrepancia con los señores Balaguer, Castillo y León Estévez de una forma más apropiada que con una incriminación gratuita que no tiene asidero.

55

Respuesta a un email
Hola Pedro, Gracias por la grata noticia que me das. Te reitero que no hay que consultarme nada. Lo que yo escribo es de dominio público. Soy un ferviente partidario del libre flujo de información y contenido. Renuncio a cualquier derecho sobre lo que escribo. De hecho, mi mayor satisfacción es poner mi nombre y detectar sitios donde han publicado algo que yo haya escrito. Y por esas palabras de elogio de parte tuya con más razón de doy total libertad de amplificar cualquier escrito mío que consideres de suficiente valor para compartirlo. Tengo una serie de artículos en gatera, varios para desmontar esta lamentable esfuerzo de Angelita y su consorte que es el último estertor de los Trujillo. De hecho, pienso publicar un libro digital gratuito con ese título, con mis artículos, los de Luis José Domínguez y otros (si tienes alguno referente al tema me lo envías, por favor). En mi opinión, este último estertor es el producto de una especie de locura benigna que ha arropado toda su vida a Angelita, y que se ha extendido a sus hijos y nietos. Te explico: Angelita vivió en un mundo totalmente falso: un mundo ideal, sin contradicciones, sin carencias, sin frustraciones, sin conflictos. Imagínate un mundo tal durante 22 años, en que todos son sonrisas, en que todo se te aplaude. Eso crea un desequilibrio mental. Ni tú ni yo ni nadie puede acusar a Angelita de ser hija de Trujillo ni de la vida de ensueño que vivió. Nadie tiene culpa del padre que tuvo. Ahora, a diferencia de Svetlana Stalin o de la hija de Castro, Angelita nunca escapó de la burbuja feérica. Tuvo un breve contacto con la realidad el 30 de mayo del 1962 y los meses subsiguientes, pero entonces cayó bajo el embrujo ideológico de la mamá, que le explicó que el mundo perfecto (y para ella era perfecto, Pedro; ponte en la perspectiva de ella ¿qué más perfecto pudiera ser? Era el mundo ideal) que Trujillo había creado, un mundo de alegría, de fiestas, de agasajos, de amigas cariñosas, de viajes y caprichos y galas y todas las cosas buenas, fue destruido por la traición y deslealtad de sus amigos: Pupo Roman, los Báez Díaz, los Díaz, los Amiama, los De la Maza, etc. ¿Y por qué lo hicieron? Por ambición, querían robarle el maletín de dinero del padre, apropiarse de las empresas del Estado, sustituir a quien les había hecho gente y les daba de comer en sus manos. Como salió bien forrada de dinero y obtuvo, en una rebatiña con Radhamés el control sobre la decrépita María Martínez y su cuenta cifrada en Suiza y propiedades, estuvo oyéndola verter el veneno de su explicación acomodaticia: todas son calumnias de malagradecidos, todos cuervos y buitres que se cebaron sobre la fortuna creada en la Era, todo lo bueno, lo grande, lo positivo se hizo en la Era. Parece ser que a través de Font Bernard saqueó los archivos de La Voz Dominicana para recopilar las cintas de El Mundo al Día y ver "El mundo según Garp", fotografías, documentos sacados de los archivos del Palacio (que son según Luis José Domínguez "los archivos privados de Angelita"), en que realimenta una y otra vez su imagen personal del régimen, en una negación cerril, obtusa, empecinada a empañar en lo más mínimo aquel reino de su padre en que ella era la princesa.

56
Todo eso fue alimentado, igualmente, por los distintos personeros que iban año tras año a hacerle sonrisitas a Angelita y a contarle los acontecimientos según ella quería oírlo. Funcionarios, empresarios, políticos, militares... Todos rememorando ¡Qué época aquella! Todos desbarrando sobre los traidores Imbert, Amiama, los Díaz: ¡Tanto que hizo el Jefe por ellos!, los Báez Díaz, ingratos; Pupo Román, el colmo del traidor... Todos añorando lo bien que se vivía cuando el Jefe mandaba, la falta que hace, cómo el pueblo se queja y anhela que vuelva Trujillo... Y como somos tú y yo gente de imaginación, veámosla llamar a sus hijos y nietos: "Oigan, presten atención, escuchen bien para que no se dejen confundir por los calumniadores, franco-difamadores, que echan lodo sobre el gobierno de paz y tranquilidad y progreso de su abuelo. Miren a estos dominicanos que sí son agradecidos contarles la verdad de cómo se vivía en el gobierno de su abuelo. No soy yo quien se lo digo, no es su papá..." Así que, en mi opinión, ya que ellos entran en "arrabal de senectud", más de setenta años, los hijos (que tienen que sentirse como esos reyes de Hungría, Grecia, Francia, etc., desplazados, pretendientes eternos a un trono usurpado por la plebe) que se han criado en esa burbuja ideológica trujillista (el trujillismo fue un parafascismo, no simplemente una dictadura. Los trujillistas estudiaron e implementaron los modos de organización social, dirección y control que aplicaron en Europa Hitler, Mussolini y Stalin, a los que estudiaron y calcaron. Formalmente podemos decir que fue una dictadura fascista. El fascismo lo trajo de Italia y lo promovió con un entusiasmo altísimo aquel pico de oro engolado que se sentía capaz de encantar serpientes, el licenciado Estrella Ureña. Trujillo, sin embargo, era más Stalin, en sus comportamientos públicos, que Hitler y Mussolini, pese a ser histrión, pero no era un hombre de discursos hipnóticos, no tenía voz ni estilo declamatorio); bien, pues te decía que los hijos de Angelita y sus nietos, que se han criado oyendo la campana familiar y convencidos hasta el tuétano de que fueron injustamente despojados de un país que su abuelo les había creado, porque todo lo que aquí había lo hizo Trujillo, me parece que una y otra vez les decían a sus padres: ¿Y por qué no hacemos algo? ¿Y por qué tú no dices eso y desenmascara a esos traidores? Y Angelita, en la postrimería de su vida, buscó su Almoina y escribió su libraco, un coctel de fantasía, una evidencia de la patología demencial que fue su vida, de la que ella no tuvo culpa, sino que fue víctima; un mito sobre el paraíso y cómo fueron echados no por un pecado propio, sino por la artera traición de serpientes disfrazadas de amigos leales. Es un documento para un análisis psiquiátrico de inadaptación y rechazo a la realidad, en función de preservar la homeostasis mental frágil que le sostiene en un aparente cordura, real locura benigna. Por último, te hago partícipe de otro elemento a tener en cuenta: en la familia Trujillo hay un gen de demencia. Se sabe que Virgilio Trujillo era desequilibrado; que Petán era sicópata; que Negro Trujillo era medio tarado... Ramfis fue un desequilibrado, sometido a tratamientos psiquiátricos. Y Angelita ha vivido en esa burbuja que le permite una interpretación de los acontecimientos que no le crean disonancia cognitiva. Y a eso han contribuido funcionarios, militares, políticos, empresarios y buscavidas que han cantado una y otra vez la canción que ella y su esposo han querido escuchar. Y toma en cuenta de que un general en activo, Díaz Morfa, violando la Constitución dominicana y las leyes, que prohíben a los militares participar en actividades políticas y eso y no otra cosa fue el acto en Miami, un acto político del Trujillismo que proclama su nuevo amanecer, con una Fundación, una página web y la ofensiva ¿y qué hacía un general activo de las Fuerzas Armadas ponchando tarjeta en el acto de relanzamiento

57
del movimiento trujillista?, y viola simultáneamente la Ley que prohíbe la promoción del trujillismo, ley que es extensiva a cualquier funcionario civil o militar dominicano en cualquier parte del mundo, porque ningún general puede alegar que participa a título privado; esa presencia ¿no indica algo? Sobre todo porque como no ha habido reacción, entonces hay que inferir que hubo complicidad del gobierno. Leí en un blog que Hipólito Mejía, siendo presidente, compartió con Luis José Domínguez y presumió de "su primo". Hipólito no podía ser más trujillista, incluso disfrazó a sus nietos de militares: sus ramficito y radhamecito, ya sabes. Y sus conductas típicas de un patán no podían ser más calcadas de Trujillo, su modelo y aspiración. Este es el último estertor de los Trujillo, pero no el último estertor del trujillismo. Nos toca sepultar al primero y mantener la activa vigilancia moral y conductual (en el plano que sea necesario, ya que la gente sólo se muere una vez y uno se va a morir como quiera; así que si nos vamos a morir de todo modo, más vale ser digno, decoroso, coherente con sus propios valores y principios y con una trayectoria de vida, y no abyecto, servil, cómplice, permisivo por defender una vida que ya está perdida de antemano, porque nos vamos a morir como quiera, así que conociéndote, sé que lo harás con dignidad y gallardía, y yo espero estar a tu lado y en la misma actitud), porque lo que es imposible es que por conveniencia, cobardía, indiferencia o complicidad, cobre cuerpo el fascismo trujillista, se envalentonen sus promotores e intenten, fundándose en la ignorancia popular que ha sido alimentada y promovida desde arriba por el PR, el PRD y el PLD (llenos de trujillistas todos) y la "izquierda" (cuando leí un artículo de Fidelio Despradel enalteciendo a su padre con motivo de su muerte, un hombre que uso el poder para proteger y salvar, en un periódico de su grupo de izquierda, entendí que la podredumbre abarcaba a todos. Usted no tiene que atacar ni desbarrar de su papá, cállese, no exalte, que no hay nada que exaltar de ningún servidor de Trujillo y por eso las calles están dedicadas a connotados cómplices y esbirros de Trujillo ¿y qué ha hecho Minou? ¿Y Fafa? ¿Y González Espinosa? ¿Dónde están los proyectos de leyes por la verdad y la moralidad históricas? No, son enllaves de calieses y sicarios, por un puestecito. Tremendo eso. ¿Y las fundaciones? ¿Y las familias de los asesinados? Y es que aquí creemos que Alicinio, y Clodoveo, y Candito y Johnny Abbes eran "la parte podrida del trujillismo" y es al revés, ellos eran los encargados de aplicar lo que la parte podrida del trujillismo: los padres de nuestros izquierdistas, los funcionarios serviles, el aparato de dirección del Estado que no eran sólo los Trujillo ni era sólo Trujillo, decidían. Por eso es tan importante ventilar en la dirección correcta qué fue la Era, porque aquí las "izquierdas" formadas por los hijos de los trujillistas, el PRD traído por los trujillistas y lleno de trujillistas, los cívicos, trujillistas caídos en desgracia comprometidos hasta el tuétano, el MPD traído por Trujillo al país y penetrado por calieses que luego de esparcieron en los distintos grupos políticos, de forma que la izquierda dominicana fue penetrada y dirigida por control remoto, cosa que no nos gusta saber pero que los hechos corroboran, todo el mundo ha coincidido en estafar la historia de los dominicanos, en contarnos medias verdades, interpretaciones acomodaticias. Cuando leí el libro de Mameyón sobre el 14 de Junio vi la provocación, la camarona, para matar a Manolo. Y luego cuando leí el de Fidelio vi que no hubo tal guerrilla, fue una excursión de universitarios, donde hubo un acto de cuatrerismo (se comieron una vaca) y el único gesto de "combate" fue que Fidelio se cebó sobre un infeliz campesino hiriéndolo. Luego de caminar y caminar y caminar, deshidratados, con los pies ampollados, con diarrea,

58
vueltos nada, deciden entregarse y son masacrados en una crónica de una muerte anunciada que al Triunvirato le era necesaria, aislado como estaba internacionalmente, porque aquel "levantamiento" que no fue tal, justificó la "amenaza comunista", provocó el reconocimiento de los EE.UU. y otros países y facilitó descabezar un liderazgo incómodo, el de Manolo. Esa fue la crónica de Fidelio que me dejó boquiabierto. ¿Y a esa caminata de boyscouts él le llama "guerrilla"? Si seguimos dejando que se estafe olímpicamente a este pueblo, ¿qué justificación tendremos ante la posteridad con hombres y mujeres de bien, que nos equivocamos de buena fe, sin otro interés que un porvenir mejor para nuestra gente? Bueno, de email de agradecimiento esto se transformó en una descarga. Para paño de lágrimas queremos, entre otras cosas, a los amigos. Gracias por tu apoyo, Aquiles PD: por cierto, no salió hoy. Parece que será mañana.

59

Respuesta a otro email
Hola Don Antonio, Gracias por su email. El silencio, la indiferencia o la permisividad han favorecido este último estertor de los Trujillo (último porque Angelita y Luis José ya son dos viejos chochos, sin esperanza alguna). Por desgracia, los antitrujillistas han contemporizado y siguen contemporizando, por intereses mezquinos, con los trujillistas. Así, están en los mismos partidos y permiten que aquellos saquen la cabeza, justifiquen, etc. Ese problema se originó en el hecho de que no había nadie en capacidad, ningún sector social, dado el que todos por comisión u omisión estábamos embarrados en las miserias del régimen, para llevar a cabo la destrullijización del país. ¿Quién iba a hacerlo? 1. Eran las Fuerzas Armadas de Trujillo, un ejército de ocupación contra la población 2. Era el aparato judicial de Trujillo, un engranaje que se autoprotegía porque todos se sabían cómplices de desmanes y crímenes y cada uno tenía un expediente con el cual hundir al otro. 3. Era la policía de Trujillo, sus oficiales y sus métodos. 4. Eran los burócratas del trujillismo los que estaban diseminados en oficinas públicas. 5. Era el congreso de Trujillo, los legisladores y personeros implicados en todos los desmanes del régimen 6. La UCN estaba cargada de exfuncionarios del trujillismo, corresponsables de las tropelías, abusos y crímenes de la dictadura. 7. El Movimiento 14 de Junio estaba dirigido por los hijos de los funcionarios de Trujillo, que como buenos hijos protegieron a sus padres de la ira popular 8. El PRD se había llenado de calieses, torturadores, cómplices, etc., que se protegieron bajo el ala de la política de "Borrón y cuenta nueva" de las turbas sabiamente dirigidas y focalizadas para que se desgastaran en apalear infelices y no en castigar a los peces gordos del trujillismo, cuyos hijos eran "revolucionarios". 9. El MPD estaba infiltrado hasta la taza. López Molina fue protegido por Ramfis que incluso lo escondía en su feudo de Boca Chica 10. Periodistas, personalidades, todo el que vivía y resollaba en el país tenía cuentas pendientes, porque Trujillo comprometió a todos en la sevicia, en la complicidad, en la abyección. No había, salvo un Viriato Fiallo y dos o tres desafectos históricos, o los exiliados, personas en este país que pudieran poner un punto final al trujillismo. Así que lo que vivimos a partir del 1961 fue la continuidad del trujillismo sin los Trujillo. Sus mismos funcionarios. Sus mismos procedimientos. Y ahí está, don Antonio, el origen de todo este refrescamiento del trujillismo. En mi opinión humilde por la presión de hijos y nietos sobre Angelita y Luis José, porque han vivido engañados en lo que fue la tiranía de su abuelo y la historia del país (ni siquiera han vivido aquí). Uno lo nota por lo ufano que se ve al hijo de Angelita, que seguro se

60
siente príncipe heredero del trono, hijo de reina que es, al presentar el libelo de la madre. Lo que usted, yo y la Fundación Testimonio y los buenos dominicanos tenemos que observar es el hecho de que un general activo, el general Díaz Morfa, violó la Constitución y las leyes del país al apersonarse a un acto político, la puesta en circulación de un libro de la Fundación Trujillo en Miami, USA, cuando las fuerzas armadas están llamadas a ser apolíticas, y que no sólo fue a ponchar tarjeta con los trujillistas, sino que también violó la ley que prohibe la promoción del trujillismo, y esa ley es válida para cualquier dominicano en cualquier país del mundo, no sólo rige para RD, pues es un funcionario del Estado dominicano en activo. ¿Y qué han hecho las fundaciones e instituciones para denunciar y exigir sanciones? ¡Nada! Aquí todo el mundo está en la pachanga electoral, en carguitos y puestecitos, en chaquetear al presidente y ver qué boronea. Como miembro de esa dignísima Fundación le recomiendo que dé la voz de alarma. No puede ser que lo circunstancial nos arrope que dejemos de hacer lo importante. El debate público, la ventilación de los casos, no se hace para que pillos redomados como Luis José Domínguez y compartes "se concienticen" sino para que los jóvenes dominicanos no sean sorprendidos en su buena fe, desprevenidos, y se les falsee y estafe más una historia que aquí se conoce sólo a jirones, porque los hijos de los trujillistas están en la izquierda, en la derecha, en el centro, en la oposición y en el gobierno, en los cargos, en las instituciones y en la prensa, y desde esos lugares tapan, ocultan, tervigersan, falsean y estafan, viejas costumbres aprendidas de sus padres. Un abrazo, Aquiles Julián

61

El último estertor del trujillismo y el sometimiento de Angelita Trujillo
Por Aquiles

Julián
“Acudí primero a mi madre, no por ser la persona más allegada y accesible que tenía, sino, por ser ella la más confiable y autorizada fuente de información acerca de mi padre. ¿Quién pudo haberle conocido mejor que ella?” Angelita Trujillo

La decisión de la Fundación “Héroes del 30 de Mayo” de someter a la justicia a la señora María de los Ángeles del Corazón de Jesús Trujillo Martínez, alias Angelita, es un paso de indudable importancia en la dirección correcta. El sometimiento hecho en la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional por difamación e injuria cumple la promesa hecha por las instituciones patrióticas dominicanas de llevar a juicio a la hija del dictador por las calumnias con que intenta disimular los crímenes de su padre, endilgándoselos a otros, en particular a un héroe como Luis Amiama Tió. El libelo Mi padre y yo, firmado por Angelita Trujillo, en vez de ser, como lo quiso postular el esposo, Luis José Domínguez, en una expresión absurda: “una obra de consulta académica”, contiene infundios carentes de toda prueba comprobatoria, que atacan la honra de familias y personas, sin aportar pruebas, pese a que el señor Domínguez declara que reposan en “los archivos privados de Angelita”…. Bien, esta es una oportunidad de oro que se le brinda a la incriminada para ventilar responsabilidades y emplear a fondo sus “archivos privados” o, si se comprueba que carece de datos probatorios de sus acusaciones, ser condenada tanto a nivel civil como penal en reparación de los querellantes. Acudir a la justicia, ampararse en los códigos legales, es el paso correcto. Ni renunciar al derecho ni tomar la justicia por las propias manos son conductas moralmente apropiadas. Desaprovechar la oportunidad que brinda el libelo para evidenciar la carencia de pruebas en sus delirantes afirmaciones, es desperdiciar un regalo que Dios

62
nos pone para contribuir a la educación cívica de los dominicanos. Y enseñar cómo se dirimen los litigios y abusos en una democracia (y hay que ver cómo seres habituados al crimen aleve, a la tiranía despiadada y al empleo de matones y sicarios, claman por el amparo de las leyes y la generosidad de la democracia, cuando les conviene, como hacen Angelita y su esposo, el señor Domínguez, olvidando sus orígenes y lo que validan).

¿DE QUÉ ES CULPABLE ANGELITA TRUJILLO?
Angelita no es culpable por ser hija de Trujillo: ella no tenía, como ninguno de nosotros, posibilidad de elegir a sus progenitores. Tampoco lo es por escribir un testimonio acaramelado sobre su vida con su padre, acción a la que ella y cualquiera otra persona tiene derecho. No es perseguible por ser hija de Trujillo, el vil tirano que se impuso a la fuerza en 1930 con la complicidad de una serie de malandrines que hicieron causa común con él y nos mantuvo pisoteados por 31 largos años. Nada de lo anterior es delito. Sí lo es mentir descaradamente, calumniar e infamar sin pruebas y exculpar a su padre de los crímenes cometidos, acusando a otros, en particular a quienes actuaron para librarnos del delincuente ensorbecido que nos estranguló por 31 años. El recurso del chantaje, implícito en la expresión del señor Domínguez de que si se abrieran “los archivos privados”…, queda desactivado, pues ahora esos mismos archivos habrá que exponerlos para evitar la condena y se demostrará que no eran tales, sólo papeles inservibles, fotos envejecidas y videos saqueados a la planta de televisión oficial, lo que la incrimina en robo o complicidad por adquisición de bienes públicos robados al Estado. Al final, como vemos, termina ladrona común ¿o puede comprobar propiedad legal sobre los bienes del Estado dominicano, incluyendo los cortometrajes noticiosos, que reposan en sus manos ilegalmente? Salvo de los oropeles y la fantasía en que sus primeros 22 años de vida transcurrieron, una vida sin equilibrio, en donde no hubo frustración, en que todos le sonreían, en que su padre utilizaba el poder del Estado y los recursos del país para mostrarle a su hija que, similar a Inglaterra, él era capaz de coronarla reina en una parodia ridícula que costó millones de dólares montar (dinero que no salió del peculio de Trujillo sino del erario público asaltado ilegalmente por ese delincuente de tomo y lomo que fue su padre), ¿de qué puede hablar Angelita Trujillo con conocimiento de causa?

ANGELITA SUPO DE LAS TORTURAS EN EL “9” Y LA “40”

63

Un artículo del periodista Reginaldo Atanay indica claramente que la hija de Trujillo tampoco fue tan inocente. Y ello es importante. En dicho artículo, publicado en su periódico digital, el prestigioso periodista dominicano confirma que la hija del dictador era más que consciente de las ergástulas de tortura de su padre. Sin embargo, nada de eso aparece en su libro. Ella sabía, como se lo confirmó al señor Atanay, que su hermano Radhamés iba a las sesiones de tortura ¿por qué no aportó ese dato en su libelo? ¿Cómo no escribe sobre ello? Dado que el tirano mantuvo a su hija ajena todo lo que él pudo a la realidad criminal sobre la que asentaba su régimen, acepto que Angelita Trujillo vivió hasta el 30 de mayo de 1961 muy al margen del tipo de gobierno que su papá ejercía. Es más, podía creer con justificada razón que era un buen gobierno. ¿No decían todos amarla a ella, a su papá, a sus hermanos, a su mamá, a su abuela? ¿No tenía ella en abundancia lo que se le antojara? ¿No iban a New York a comprarle la ropa a su gusto y sin límites? Aquella vida regalada, de antojos y exquisiteces, era un cuento de hadas, sí, pero que se sostenía sobre una pesadilla de exterminio y depredación en perjuicio del pueblo dominicano. Pero ella, Angelita, de eso no tenía idea. Y eso lo acepto, lo entiendo y en nada puedo culparla por ello. Así que cualquier opinión sobre los crímenes que Angelita posea es de oída. Y entendamos que en su hogar de Miami no es verdad que se reúnen a pasar revista a las tropelías y desmanes de Trujillo, ni reciben visitas que les cuentan los crímenes y abusos que se cometieron. ¿Qué puede explicarnos Angelita? Cuando la periodista Alicia Ortega la entrevista y le habla del caso de la heroína Tomasina Cabral ¿cuál fue la respuesta de la hija del tirano?: “Bueno no la conocía hasta ahora que usted me la está diciendo, nunca había oído hablar de ese caso hasta ahora que usted me lo está mencionando”. ¿Esa es la “investigación” que hizo para su libelo? A lo máximo que puede llegar la señora Trujillo es a hablarnos de cómo era Trujillo en el hogar. Qué comía. Qué les decía a sus hijos. Cualquier querella doméstica, cualquier opinión limitada a la vida en el hogar. Tal vez también contarnos cómo sedujo a amigas suyas aquel sátiro insaciable que no se ponía límites en sus bajos instintos.

LA VIDA CAMBIA DE LA NOCHE A LA MAÑANA
De pronto la burbuja explotó y Angelita empezó a conocer una realidad distinta, más terrible y explosiva. Matan a su padre y resulta que fueron sus amigos. Vio a su mamá

64
llena de ira y dolor imprecar hecha una furia. Vio a su hermano mayor, casquivano y mentalmente inestable, asumir el control militar y político del país. Vio a su tío Petán maniobrar buscando sustituir a su papá y entronizarse como nuevo hombre fuerte. Vio el progresivo enfriamiento y alejamiento de la corte de adulonería que le circundaba. Y vio derrumbarse estrepitosamente el reino mágico en que ella imperaba. Al final, vio cómo la sacaban presurosamente del país. Su mamá le explicaba cuidadosamente qué verdad ella debía creer: A su padre lo traicionaron sus amigos por ambición. Ellos que le debían todo a él, le dieron una puñalada traicionera (más bien una lluvia de balazos bien merecidos), una tempestad de balazos por los vientos sembrados y resembrados ¿podía esperar menos? Entonces, tras la huida del país vino el construir una explicación alimentada por los resabios y rencores de la mamá, caída de diosa tutelar y gran matrona a una anciana quisquillosa y avara, que fue perdiendo el juicio sin revelar el código de su cuenta secreta en Suiza, motivo más que el amor filial, de desavenencias y malquerencias entre Angelita y Radhamés, el hermano menor que dio continuidad a la tradición delincuencial de la familia y terminó sus días siquitrillado en la selva colombiana a manos de narcotraficantes. Custodiar a María Martínez era tener la oportunidad de, en un momento de frágil lucidez, de arrancarle la clave de su cuenta en Suiza ¿lo lograron al fin?

CONSTRUIR EN BASE A CHISMES UNA EXPLICACIÓN
Y para apoyar el mito de la Era próspera, del titán fementido que levantó al país, de que todo lo importante que aquí existe lo hizo Trujillo y demás embustes (este país se hizo, arrancó en verdad, a partir de la muerte de Trujillo, antes era apenas caricatura, un relajo con niños generales, reina de papel maché y lacayos temerosos de un déspota senil), se apoyaron en el cortejo de ex-servidores que le visitaban, algunos viviendo en el exilio y yendo a rememorar y a ponchar tarjeta; otros, viajando desde acá y diciéndoles “¡Qué tiempos aquellos!”, “¡Cuánto orden!”, “¡Qué falta hace el Jefe!” y demás zalamerías para ponerse en buenas con los anfitriones: ya sabemos la extraordinaria capacidad de rebajarse, de abyección, típica de los trujillistas; son maestros de la exaltación paroxística, de la expresión altisonante, de la bajeza más ruin. Imagínense, entonces, ese ruido aprobatorio, ese cántico embriagante, esa monserga alucinante repetida una y otra vez. ¿Tendría Angelita algún atisbo de cordura, de equilibrio, de realismo? No, ni lo tuvo durante los 22 años de princesita adorable, con toda una corte postrada a sus pies; ni posteriormente, pues era más fácil, sencillo y útil

65
acogerse a las explicaciones tendenciosas y plagadas de odio de la madre explicándole cómo un bando de malagradecidos a los que el Jefe magnánimo limpió y enriqueció por ambición se coaligaron contra él y lo acecharon y asesinaron (“¡Ah, pero eso sí, mi hija, murió como un macho, como un hombre, peleando. Ese era tu papá” ¡Otra mentira inventada por Ramfis para disfrazar el triste final del gavilán! ¿Se imaginan ese discurso, repetido por María Martínez con machacona insistencia a su hija para que ignorara la verdad de un pueblo harto al grado de arriesgar su vida para librarse de una vez por todas del criminal que lo pisotea?) Supongo que así también alimentó las mentes de sus hijos, contándoles una versión del hombre de bien asesinado por traidores que se alimentaron de su mano; “Todo lo que hay en ese país lo hizo su abuelo. Todo. La gente lo añora. La gente sueña con aquella Era de paz y prosperidad” y entonces hace contar a los invitados sus versiones de apoyo: “¡Dígales, cuénteles, explíqueles!” “¿Escucharon? ¿Entendieron? ¿Vieron como fue todo?” “¿Ven que no es que su papá y su mamá inventan, sino que es verdad?” Ahora imaginemos en ese escenario a los nietos del tirano presionando: “¿Y por qué no lo decimos? ¿Y por qué no hablamos? ¿Y por qué dejamos que enloden la memoria del abuelo? ¿Y por qué no les quitamos las caretas a esos traidores?” ¡Ya ustedes se imaginan ese tipo de frases con el ímpetu de jóvenes convencidos de que sus padres dicen la verdad! ¿Acaso los dominicanos que visitan la casa no corroboran esas versiones?

NO ES A QUIÉN TERMINÓ SIRVIENDO UN HECHO, SINO QUIÉN LO COMETIÓ
Claro, estoy suponiendo, generando un escenario posible, buscando mediante el recurso de la imaginación la lógica posible que originó el libelo, la Fundación, la metedura de pata de la anciana hija de Trujillo. Algo tenía que pasar para llevarla al desvarío de buscarse su Almoina particular y ensartar aquellas remenbranzas amelcochadas, aquellos recuerdos rosas de mi adolescencia de gasa y tul, miriñaques y fiestas, amigas comprensivas y lacayos obsequiosos, todo bajo la mirada paternal de quien todo es poco para agasajar a su hija adorada junto a las explicaciones acomodaticias y mendaces que escuchó de su madre y de los lacayos que la rodearon durante todos estos años a la espera de un retorno siempre esperado y ya imposible. Y ahí, repitiendo bulos inventados, atribuciones falsas, calumnias gratuitas, sin prueba alguna porque no las tiene, simplemente porque fue lo que escuchó, con lo que la alimentaron, las explicaciones que le suministraron para entender el por qué de los sucesos, Angelita Trujillo incurrió en el error garrafal de

66
acusar sin pruebas, de exculpar sin razón, de destapar una olla de grillos que la ha llevado ya, como anunció el Museo de la Resistencia y las instituciones patrióticas; como lo recomendó el comentarista Alvaro Arvelo hijo; como también recomendé en su momento y como la Fundación Héroes del 30 de Mayo acaba de hacer, al banquillo de los acusados. Ella misma se incriminó de manera cándida por repetir las infamias que oyó para su consumo. Ahora se verá que los famosos “archivos privados” de Angelita de los que hizo gala su esposo, Luis José Domínguez, no son más que un montón de papeles inútiles de viejas prebendas recibidas; de los naturales pecados derivados de un régimen pecaminoso en que todos tenían que ensuciarse de una manera u otra. Es obvio que los ajusticiadores de Trujillo no eran santos. Fueron funcionarios de su régimen. Se beneficiaron de él. No pongo en duda de que incluso pueden haber estado comprometidos en acciones infames. Recibieron canonjías y todo tipo de privilegios. Sí, todo eso es verdad, pero tuvieron dentro de sus vidas serviles un acto supremo de valor que los reivindicó y los elevó a la condición de héroes de la Patria: ajusticiaron al criminal; eliminaron al tirano. También Máximo Gómez fue un soldado al servicio del ejército español, que combatió contra los dominicanos que se levantaron en armas contra la anexión y procuraron con las temibles cargas al machete la restauración de la República. ¿Esa indignidad de servir al opresor lo hace menos digno cuando se yergue y reivindica como general de la liberación de Cuba? Sin Cuba, Gómez hubiese sido un lacayo más; sin el gesto valiente y liberador del 30 de mayo los que participaron fueran un montón más de serviles al tirano. Pero esa acción los recuperó para la Patria, los engrandeció y limpió sus historias personales de cualquier abyección anterior. Y como Gómez alcanzaron la estatura de héroes, acrecentada con su posterior martirio y la entereza con la que lo sobrellevaron.

DEBAJO DE TODO ALMOINA HAY ESCONDIDO UN BUSTAMANTE
El acto fundamental de someterla ya se hizo. Es un acto ejemplar, porque nos enseña el camino correcto frente a la afrenta, el abuso, la agresión física o moral: ni callar, ni permitir pasivamente, ni rebajarse al mismo plano ni violentar las normas y reglas de la convivencia civilizada, sino recurrir al medio que la sociedad pone en manos de los ciudadanos para la ventilación de las querellas y las justas reparaciones: la Justicia. Es en los tribunales, en juicios abiertos, orales, contradictorios, en que las partes presentan sus pruebas, datos, testimonios, etc., en donde se tienen que brindar los

67
elementos probatorios que respaldan y confirman las acusaciones. Y Angelita Trujillo carece de pruebas porque sólo repitió las mentiras que escuchó y que nunca se ocupó de confirmar porque descubrir la verdad es algo terrible para su equilibrio mental (no olvidemos que el desequilibrio mental es un rasgo hereditario en la familia Trujillo, que el mismo Trujillo padecía desequilibrio como lo confirma el ex –presidente Balaguer). No es ensañarse con Angelita, es hacerla admitir que mintió porque carece de pruebas que incriminen a Luis Amiama Tió en el crimen de las Mirabal. Y ese argumento de “a quién sirvió el crimen” es bien tonto, porque peor que el crimen de las Mirabal para Trujillo fue el secuestro del profesor Jesús de Galíndez por las secuelas que provocó, entre ellas su propia muerte por la rabia y sed de venganza de Antonio de la Maza. ¿Ahora diremos que, dado el hecho de que ese secuestro desencadenó su muerte, no fue Trujillo quien lo cometió porque finalmente fue el más perjudicado del mismo? Nadie conoce el futuro y menos un tirano ensorbecido que creía que en esta finca que era el país, donde él era amo y señor de vidas, haciendas y honras, cualquier cosa que se le ocurriera le quedaba bien ¿No tenía acaso una pléyade de escritorzuelos y lamebotas que justificarían interna y externamente cualquier desmán, cualquier crimen, cualquier abuso? Que vaya a juicio y presente las pruebas que avalan sus acusaciones; qué haga de conocimiento público sus “archivos privados”, qué demuestre lo que dice o que pague las consecuencias. Sus hijos verán ahora en qué universo de patrañas han vivido todos estos años, cuántas mentiras y embustes consumieron; qué clase de basura les rodeó. Y la sociedad dominicana tendrá la oportunidad de ver de una vez por todas como este último estertor de los Trujillo se quiebra en silencio vergonzante y termina. Dos cosas para concluir. La primera es recordarle a Angelita que debajo de todo Almoina subyace un Gregorio Bustamante. Y decirle que el régimen de su padre fue tan sangriento que no sólo surgió asesinando sino que todavía provoca sangre y muerte, pues parcialmente se puede decir que el suicidio de su ex marido, el siniestro desertor Luis José León Estévez, se debió a la depresión que la remoción de nuevo de los siniestros expedientes de la Era y sus crímenes deben haberle provocado. Él mismo se hizo lo que la complaciente y permisiva justicia dominicana fue incapaz de hacer, y es que la justicia llega tarde o temprano, aunque sea por las propias manos. Comentarios al artículo aparecidos en el periódico digital que dirige el periodista dominicano Reginaldo Atanay en New York: www.atanay.com

Rafael Bonilla Bailon

Ciudad: Lawrence, Ma.

Nosotros tenemos la conviccion de que el senor Aquiles Julian, al comenzar a escribir cada uno de sus articulos, lo primero que hace es abrir su corazon, para de esa manera llevarles a la inmensidad de sus lectores, informaciones sobre hechos y acontecimientos reales. Y cuando por alguna razon tiene que hacer referencia de algo que se ha especulado y de lo cual no esta seguro, siempre nos hace la debida aclaracion. Al senor Julian, le fascina escribir con la verdad en sus manos, para asi evitar malas interpretaciones. Tal como se puede apreciar en este articulo, el no acusa a la senora Trujillo de Dominguez, por ninguno de los crimenes atribuidos a su padre. Tampoco le niega su derecho de defenderlo en su condicion de hija.

68
Lo que el le censura a Angelita Trujillo, son las acusaciones que le hace en su libro al extinto Luis Amiama Tio, asi como a otros parcipantes en la muerte de su padre. Las informaciones que ahora nos trae don Aquiles Julian, son completamente claras y no creo que nadie tenga material para refutarlas. !!Enhorabuena senor Julian!!

Rafael Bonilla Bailon Pilar Awad Báez

Ciudad: Lawrence, Ma.

Algo mas que debemos reconocerle al senor Aquiles Julian, es su disposicion a intercambiar y a poner en claro sus ideas con los lectores que asi lo desean. En ese tenor ya lo hemos visto en innumeras ocasiones, tanto en este periodico como otros para los cuales escribe.

Ciudad: Santo Domingo, República Dominicana

Excelente escrito! Con relación a la mente de los hijos de Angelita y como ésta fue alimentada, quiero expresar que RAMFIS DOMINGUEZ TRUJILLO está confundiendo a las generaciones más jóvenes con sus mentiras. Es de vital importancia hacer que la Ley se respete y que esa “Fundación” la cual usan para ello, sea impedida. Ejemplo claro de cómo mienten sale a relucir en la entrevista realizada por Raifi Genao a RAMFIS DOMINGUEZ TRUJILLO, en la cual, la pregunta número 1 es sobre la muerte de mis padres, Pilar Báez y Jean Awad Canaán, al hijo se le olvidó lo que la madre había escrito en su libelo y la mentira se ve a todas luces. En dicha entrevista RAMFIS DOMINGUEZ TRUJILLO afirma que su madre hasta envió un avión a Puerto Rico a buscar pastillas anticoagulantes para mi madre! Sin embargo, en la página 428 del libro de la firma de María de los Ángeles Trujillo de Domínguez, alias Angelita, ésta indica que no estaba al tanto del parto de mi madre cuando la misma expresa: "Algunos meses después me llamó Marinita Boyrie, para darme la noticia de que Pilar había venido de la frontera para dar a luz, y que no había sobrevivido al parto, pero que la niña se había salvado". En el programa El Informe, entrevista realizada por Alicia Ortega a Angelita, la cual pueden ver: http://www.youtube.com/watch?v=mtJogjH6CxI – la misma expresa que mis padres eran buenos amigos de él y su entonces esposo, Luis J. León Estévez, alias Pechito, entonces cómo explican que a dos buenos y queridos amigos los mantuvieran desterrados en la frontera haitiana por espacio de dos años? Como éstas, hay muchísimas incongruencias más. A quien le interese tener más datos sobre el ASESINATO DE MIS PADRES pueden leer el escrito “Precisiones en Torno a la Muerte de mis Padres” el cual publiqué en El Caribe, como respuesta al desfachatado “trabajo de investigación” realizado por Naya Despradel y al cual Ramfis Domínguez Trujillo hace referencia: http://www.ecoportaldominicano.com/culturadominicana/index.php?option=com_content&view=article&id=1882:precisiones-en-torno-a-la-muerte-demis-padres&catid=53:nuestra-historia&Itemid=75 PILAR AWAD BAEZ

Pilar Awad Báez

Ciudad: Santo Domingo, República Dominicana

Con relación a mi comentario anterior, en la página 429 del libelo “Trujillo mi padre” firmado por Angelita también dice: “ni siquiera sabía que Pilar estaba para dar a luz”. Entonces…cómo es eso que dice Ramfis Domínguez que Angelita mandó a buscar medicamentos anticoagulantes si supuestamente no sabía que mi madre estaba para dar a luz??? La verdad…de tal palo, tal astilla. Vil el abuelo, vil la madre, vil el hijo! Ambos mienten!

Juan Perez Fdez.

Ciudad: Santo Domingo

SENORA PILAR AWAD, CONOCI DE VISTA A SU PADRE SIENDO UN ESBELTO JOVEN, SI MAL NO RECUERDO 2DO. TENIENTE DEL EJERCITO NACIONAL. ESTO OCURRIO EN NEYBA, A FINALES DEL ANO 1960 O A PRINCIPIO DE 1961. PARA ESA EPOCA ESTABA ASIGNADO A LA 5TA. CIA. QUE ERA COMANDADA POR EL CAPITAN BLANQUITO LOPEZ PEREZ, E.N. EN LA OCASION QUE LO VI FUE EN LA UNICA BOMBA DE GASOLINA QUE EXISTIA EN ESE PUEBLO, MIENTRAS ABASTECIA SU CARRO MARCA CHEVROLET. LA PRESENCIA DE ESE OFICIAL LLAMABA LA ATENCION EN DICHO PUEBLO Y LO QUE SE DECIA EN BAJA VOZ ERA QUE ESTABA EN DESGRACIA CON LOS JEFES. SU ESTADIA EN NEYBA FUE DE POCO TIEMPO. LUEGO SE DIJO QUE HABIA FALLECIDO A CONSECUENCIA DE UN ACCIDENTE.

Pilar Awad Báez

Ciudad: Santo Domingo, República Dominicana

Gracias por su testimonio Sr.Pérez. Efectivamente, mi padre cayó en desgracia con los Trujillo. Cuando usted lo vió debe de haber sido a finales del 1959 principios del 1960 pues tras el asesinato de mi madre, ocurrido en febrero 1960, a él lo trasladaron de nuevo a la capital. Es de todos conocido que estaba en desgracia con los Trujillo y es un descaro como ahora, 50 años después, Angelita Trujillo y su hijo quieren tergiversar la historia diciendo que mis padres eran "amigos muy queridos" de ella y de su entonces esposo, el sanguinario Luis José León Estévez, alias Pechito. Luego lo desaparecieron en uno de sus "oportunos" accidentes.

El Manko ni izq ni der y sin partido

Ciudad: USA

Leímos rapidamente el muy interesante artículo de Aquiles Julián, y vamos a dar nuestra opinión mas adelante, pues ahora le estamos robándole tiempo al tiempo. Por eso dije déjame dar una rápida asomadita, pero creo que lo voy pensar dos veces, pues parece que el señor Rafael Bonilla Bailón esta cuestionando la inteligencia del Señor Aquiles. El señor Aquiles ha demostrado que puede contestarle, tenga o no tenga razón, a cualquiera de los que comentamos en este medio. Por favor dale la oportunidad a los lectores de formarse su propio criterio del Señor Aquiles Julián y de opinar acerca del artículo del Señor Aquiles. En el momento que leímos el articulo del Señor Aquiles, mentalmente escribimos nuestro comentario, pero esta vez vamos a analizarle para no crear ninguna polémica con el señor Bailón y no faltarle el respeto a Don Aquiles, a Don Regi a los lectores y al mismo bailador, perdon y al mismo senor Bailon; pero por favor Rafael dale un chance a Don Aquiles y opine la mil veces que quiera con respecto al tema. Gracias. I shall return. Oh, otra vaina, creo que Tito, al mencionar el crimen DE PILAR BAEZ DE AWAD CANAAN, no esta ofendiendo a nadie, esta aportando algo importante para que Aquiles amplie su interezante articulo. Gracias de nuevo.

Rafael Bonilla Bailon

Ciudad: Lawrence, Ma.

Senor Manko, sus perspicaces ofensas no me afectan para nada. Solo deseo pedirle de favor, que no contribuya conjuntamente con el tal "Tito" a blasfemar estos espacios. La calidad e importancia de este articulo, asi como la participacion de dona Pilar Awad Baez, anadiendo algunos aspectos y aclarando otros, hacen que el mismo se torne sumamente interesante. Gracias.

ramon pimentel

Ciudad: bani

La droga no esta acabando si trujillo tuviera vivo no tuvieramo esa desgrasia yo fui trujillista y no me arrepiento, el gobierno del pld no hace nada para paral la delincuensia lo ladrone no dejan dormil a lagente, otra cosa son lo ruidos de los colmadone, angelita era una muchachita cuando trujillo taba vivo y porque la quieren mete presa, ella no iso nada dejen a esa mujer tranquila, ete pais lo que nesesita e otro trujillo pa acava con la delincuensia

Eladio M.

Ciudad: DN

Que demagogia mas barata! Les gusta decir que cuando Trujillo no había tanto crimen en la calle, ni tanto tráfico de droga, ni tanto lavado de dinero

69
como ahora. Señores, cualquier ciudad de latinoamerica puede decir lo mismo cuando comparan esas decadas con las de ahora. Todas las ciudades de latinoamerica eran mas seguras, habia menos asesinatos, menos trafico de drogas en esa epoca y no tuvieron que tener a un tirano sangriento como Trujillo para gozar de esa tranquilidad. El cambio se debe a los tiempos en que vivimos en que se han perdido muchos valores tanto en RD como en México, Suramerica, America Central, etc. Lo de la droga es un problema internacional, no solo de RD, y se mantiene porque hay intereses muy poderosos detras de todo eso en que estan metidos militares, politicos de paises poderosos. Y ustedes se creen que un Trujillo no se iba a meter en el trafico de drogas y lavado de dinero? Con todos los asesinatos, tortura y robo al Estado, creen que él iba a tener alguna fibra de integridad para quedarse fuera de ese negociazo por cuestion de principios??? O se hacen los tontos o nacieron asi!

Alicia

Ciudad: Puerto Plata

Parece mentira que después de que se han expuesto y discutido durante décadas todos los crímenes, robos y abusos de ese régimen todavía haya gente a estas alturas en el Siglo XXI que todavía no han evolucionado desde las formas más primitivas del cacicazgo, que todavía se quedan atónitos con las fotos de la corte trujillista, se les cae la baba mirando el lujo que se gastaban (con el dinero de nuestro país) deseando que vuelvan esos tiempo y poder verlo todo en vivo. Yo siempre he dicho que aquí hay suficiente gente con vocación de vasallo e instinto de ganado para que vuelva otra dictadora a pisotearles el alma.

Comandante Paulino

Ciudad: Kendale Lakes, Florida

Con respecto a Jean Awad Canaán, yo tambien lo conocí de vista pero no en Neyba sino en Loma De Cabrera siendo mi papá Jefe de la Legión Extranjera con asiento en ese poblado y fue en 1960 en el Salto de Masacre y estaba acompañado de otro oficial, Osvaldo Dujarric Moll y esto lo recuerdo muy bien despues de 50 años y todavía tengo la vista centrada en el hermoso auto que manejaba Dujarric Moll que era un Triumph Herald convertible del 1959, había que ver la impresionante presencia pulcra de estos dos oficiales, que diferente a los rastreros de hoy día y esa elegancia sin hacer alardes de la época solamente se veía durante la Era de Trujillo.

ramon pimentel

Ciudad: bani

digan todo lo que utede quieran de mi partia de locos comunitas ete pais ta lleno de trujillistas aqui en bani y en san cristoval tambien ay muchos en la capital y en toda partes del pai, ete desorden que ai ahora no lo aguanta nadie aqui no hay govielno eto ta peorr que haiti la droga ta donde quiera to elque quiere la fuma y se la mete por la nari tamiense la inlletan por lo braso, lo robo tan por toda parte de dia y de noche donde quiera matan uno eto es una casa de locos, yo lo quiero como abemo muchos es que buelva otro como trujillo que sea fuelte y que acave con eta bagamunderia, todo lo que me critican son tambien delincuente que apollan a lo ladrone y a lo come droga y a lo que la benden y lo que la traen por balco y abiones, el govielno tiene que acava con eta situacion

ramon pimentel

Ciudad: bani

e a uno como trujillo que nesesitamo en el govielno ya anoche mataron a una fical cerca de lo minas no ai repeto para nadie nadie to lo dias matan policia y gualdia eto no se aguanta lo atraco no dejan tranquilo a la gente y lo robo de noche no ai segurida para nadie eto es el diablo prendio en candela aqui no ai olden leonel que se balla bien lejo y que benga una que ea coomo trujillo o paresido

YO YO

Ciudad: SD

En 1965, cuando los dominicanos exigimos el regreso de Juan Bosch, el presidente electo derrocado por una junta militar, Lyndon Johnson reaccionó rápidamente a esa crisis enviando a 45 000 infantes de Marina para evitar el retorno del presidente electo,nos imponen a Balaguer,y con el vimos la corupccion y el entreguismo,a los comerciantes de la politica,hasta dejarnos sin pais.Mientras Angelita,sigue viviendo del patrimonio del pueblo dominicano !SIN DAR UN GOLPE, BARBARA!.

ramon pimentel

Ciudad: bani

otra cosa que yo quiero denuncial es que aqui en bani la protitucion eta por toda partes lo cormadone con su musica alta no dejan dormil a la gente, uno llama a la polisia y no le asen caso no mandan la patruya ni hasen nada, no etamos reuniendo un grupo de vesinos para mandarle una carta al minitro armeida de interiol y polisia para que ponga el olden pero lo que sarba ete pais es que buelba otro como trujillo

Aquiles Julián

Ciudad: Santo Domingo, Rep. Dominicana

EN LA ESCRITURA SE LE VE EL REFAJO. Si se comparan las tres inserciones hechas por quien se presenta como RAMON PIMENTEL se verá sin dificultad que en la primera muestra un español más bien estructurado que en las dos últimas, en que se empecina en cibaeñizarse o acampesinarse. Pero el intento es inútil. Y el autopresentarse como banilejo (tierra de los Báez y de los Díaz, familias que nos libraron del tirano) es otro rasgo interesante. Presumir del trujillista es un derecho que tiene cualquier mortal, igual que presumir de criminal, de satánico, de racista o cualquier otra aberración. Eso es lo que la libertad y la democracia nos garantizan. Comparar nuestra situación actual con aquella y considerar que el país bajo Trujillo estaba mejor es demostrar una ignorancia supina, pues sólo para la familia Trujillo y ni siquiera para todos los Trujillo, la situación era buena. Este era un país pobre y atrasado, pues el tirano se ocupó de impedir que se desarrollara una clase empresarial, lo que aconteció a partir del 1962. En fin, los trujillistas ya son ancianos seniles. Este es el último estertor. Y disimular amparándose en nics anónimos y en un falso lenguaje "popular" no impedirá que se les vea el refajo. Ah, y como el señor alias "Ramón Pimentel" menciona drogas, le informo que Radhamés Trujillo murió precisamente por narcotraficante a manos del Cartel de Cali, así que ¿de qué hablamos, señor "Pimentel"?

70

Comentarios aparecidos en Al Momento. Net
yo claudio QUE ESTAS EXPLICACIONES Y ANALISIS SIRVAN PARA TODOS IGUALES. MUY ESPECIAL PARA LOS DELENGUADOS DEL PRD, QUE ANDAN ARROJANDO BASURAS CONTRA TODO EL QUE NO SANTIFICA SUS OBSENOS COMENTARIOS , O NO JUSTIFICA O COMULGAS CON SUS ABERRANTES IDEAS. ESTOS RUFIANES DESPREDADORES, DESCALIFICAN, ACUSAN Y EMBARRAN SIN FUNDAMENTOS NI PRUEBAS, A TODO QUIEN LE ADVERCE, SIN QUE SE LE PUEDA DECIR O HACER NADA SO PENAS DE QUE LA JUSTICIA O EL QUERELLANTE (SI ES QUE LOS HAY) SEAN SENALADOS O ACUSADOS DE ABUSADORES DE PODER......OH, LOS POLITICOS....., PEOR LOS PERIODISTAS QUE SE HACEN ECO Y TRANSMITEN AL PUBLICO SEMEJANTES ABERRACIONES....... EL RETO DE ESTE ROMANC LO SABE DIOS. Yesterday, 09:11:37 – Flag – Reply

Luis Mendez Aqui no hay desperdicio; Don Aquiles nos tiene acostumbrados a brindarnos su sabiduria; ojala sea mas frecuente. Seria saludable, com tributo a los que se inmolaron para ajusticiar al tirano, que Hipolito Mejia sea llevado, junto a la singa cadetes de San Isidro, al banquillo de los acusados porque siendo ese individuo presidente, Maria Dominguez, que asi se llama Angelita, entraba en pais muy frecuentemente y era alojada en esa base militar, donde acudia el ex presidente a rendirle tributo a la hila del tirano, haciendole fiestas y hasta en la prensa dominicana se publicaba las ocurrencias de Mejia al estar bailando merengues de esa oprobiosa Era. Como Hipolito celebraba con Angelita en San Isidro, se hacia co-participe de las atrocidades de Trujillo. Yesterday, 09:34:01 – Flag – Reply

victor martinez Aquiles Julian: yo acabo de leer su estenso articulo muy imformativo de la misma forma que coji tiempo para evaluarlo;me gustaria que usted me dira una respueta a mi preogunta;puede usted decirme algo sobre el sitio "Cementerio bajo el mar La Piscina"sitio este donde era que arrojaban los cadaveres despues que eran torturados,asesinados por trujillo,Ramfis y su maquinaria de siscarios y verdugos trujillistas;sobre ese sitio quien denuncia y publica es el prominente historiador escritor dominicano Jose C.Novas residente en la ciudad de New York.no considera usted que alli en ese sitio se pudiera construir un monumento simbolico a todos esos martires;Victor Martinez Dominicano de pura sepa hijo de machespa de Providencia Rhode Island,E.U.A Yesterday, 09:45:48 – Flag – Reply

Aquiles Julián Valdría la pena esclarecer y amplificar la denuncia del señor Méndez, pues esa conducta viola la Ley que prohíbe promover el trujillismo. Y si esa aberración la hizo un presidente de la República, no puede ser más indigna y asqueante. ¿Qué tiene que decir el PRD de esa inconducta, de ser cierta? ¿Podría el señor Méndez aportar más datos probatorios y especificar aún más dicha denuncia? Del señor Mejía, mismo que nos metió en una iegal y abusiva invasión a Irak buscando apoyo a su "reelección", que perjudicó al país para cuidarle a algunos accionistas del BANINTER sus dineros y que hizo múltiples acciones ilegales, entre ellas, mandar a apresar y traer en helicóptero a un par de locutores, se preciaba de ser primo del señor Domínguez, esposo de Angelita. ¡Y así quiere volver a empuercar al país! ¡Y ese es el tipo de oferta que el PRD permite! ¿No merecemos, los dominicanos, algo mejor? Yesterday, 09:54:58

71
– Reply – Delete

Aquiles Julián Señor Martínez, no tengo información especial o específica de tal lugar, pero sí sé que existió. Y al igual que usted considero que si se le ubica, al igual que la cárcel del "9", la de la "40" y del lugar en que fueron fusilados en la Base Aérea de San Isidro los expedicionarios del 14 de Junio, merecen ser colocados como Monumentos a la Resistencia y al Heroísmo Dominicano frente a la Dictadura. El trujillismo fue un período de retraso y atraso para el país. Y de crímenes inmundos e imperdonables. Educar cívicamente a los dominicanos en lo que aquel período significó y elevar el nivel de conciencia nacional del valor de la democracia frente a la dictadura, siempre es útil y oportuno. Me sumo, pues, señor Martínez a su sugerencia. Espero que las instituciones como el Museo de la Resistencia, la fundación "Héroes del 30 de Mayo", la fundación "Testimonio" y demás organizaciones patrióticas dominicanas hagan suya esa recomendación. Los mártires merecen ser homenajeados y recordados. Igualmente, las rémoras del trujillismo tienen que sentir que hay una comunidad vigilante que no les permitirá engatusar y confundir a los incautos. Bendiciones para usted y gracias por su pertinente comentario. Yesterday, 11:00:54 – Reply – Delete

Luis Mendez Don Aquiles voy a pedir la anuencia de personas testigos que oyeron de la voz de la misma individua la afirmacion de que se hospedaba en la Base Aerea de San Isidro; la oi tambien de personas en Santo Domingo; la Direccion General de Migracion puede dar la informacion de las veces que esta caraja llego al pais con su nombre, Maria Dominguez en epoca de Hipolito; la misma Fuerza Aerea deberia limpiar su nombre ofreciendo esta informacion porque los que estan en cargos importantes hoy, posiblemente no sean los trujillistas de hace poco tiempo. La misma prensa dominicana puede ser consultada; en ese gobierno eran muy frecuentes las fiestas e Hipolito salia retratado bailando unos de esos merengues. Si no nos ponemos los pantalones para erradicar las intentonas del neo trujillismo, este pais se va a hundir porque repetiremos ese aberrante episodio. Yesterday, 11:21:50 – Flag – Reply

EL IMBERTENO DE LA FLORIDA AL GENERAL PERCIVAL, QUE DENUNCIE SI EN REALIDAD LA SUSODICHA ESTUVO EN LA BASE DE SAN ISIDRO ,YA QUE EL ERA MILITAR DE ALTO RANGO EN ESA EPOCAY COMO EL DECIA EL OTRO DIA QUE ERA UN MILITAR QUE NO QUERIA QUE SIGUIERA EL TRUJILLISMO EN EL PAIS ,QUE LO DENUNCIE AL IGUAL QUE SOTO JIMENEZ QUE ERA EL SECRETARIO DE LAS FUERZAS ARMADAS. Yesterday, 11:38:24 – Flag – Reply

Invitado Siempre soy un critico de sus escritos, pero este me gusto de principio a fin. Tiene de todo, y los conceptos etico-filosoficos muy bien planteados. Yesterday, 12:40:28 – Flag – Reply

DANIEL VICENTE,LYNN,MASS .....Un articulo 5 ESTRELLAS!!...sencillamente EXCELENTE!!.....El senor Aquiles,se lo cojio para el solo!!.....No nos dejo nada a los que nos gusta opinar!!.....Lo guardare,INTACTO,para leerselo a mi padre(en pleno uso,TODAVIA de sus facultades mentales)....El dia de su cumpleano,que se aproxima!!......puedo adivinar sus palabras,cuando termine......"POR MAS QUE TE LO QUIERAN PINTAR DE OTRA MANERA....AAY MI HIJO,ESO NO FUE, NI MAS NI MENOS DE AHI" Yesterday, 12:41:38 – Flag – Reply

72

FELIX SEIJAS ESTE ARTICULO ESTA MUY BIEN ELABORADO, PERO HAY QUE DECIR, QUE ES UNA REALIDAD. EL PUEBLO DOMINICANO ESTA DESESPERADO, POR ENCONTRAR A ALGUIEN QUE SE HAGA CARGO DE ESTE PAIS, COMO LO HIZO TRUJILLO, CON TODO Y LO MALO QUE HABIA EN ESA EPOCA. EN LA ERA TRUJILLO, SI SE EMPEZO EL DESARROLLO DE ESTE PAIS. Y NO ES MENTIRA, QUE TODAS LAS OBRAS Y CONSTRUCCIONES DE EMBERGADURAS TODAVIA EXISTEN Y ESTAN EN PERFECTAS CONDICIONES. UNA OBRA MAESTRA, EL INSTITUTO POLITECNICO LOYOLA. PALACIO DE BELLAS ARTES Y MAS. Y SI HABLAMOS DE MUERTOS, SE HAN MATADO MAS GENTES DEL 2000 AL 2010, QUE LOS QUE MURIERON DESDE EL 1930 AL 1961. Yesterday, 13:47:39 – Flag – Reply

HITO, USA Felix Seijas, eso que dices es porque al parecer, nunca alguno de los tuyos ha tenido que sufrir, ni pasar por lo que otros pasamos..

Aquiles a usted le dire que en la CUMBRE hay otro de esos cementerios. Yesterday, 16:00:19 – Flag – Reply

Federico Felix Seijas: "Que falta hace un Trujillo", eso es un simple decir. Una cosa es llamar al diablo y otra es verlo llegar. Yesterday, 16:39:50 – Flag – Reply

Carlos Baez Como siempre excelso Aquiles .Una felicitacion de nuevo . Yesterday, 18:20:19 – Flag – Reply giovanni castillo Para mi ninguno de los que participaron en el tiranicidio son eroes, todos les sirbieron a Trujillo y sino es asi, busque un presidente o gobernante que estubiera solo con su chofer, todos los que participaron lo hicieron por venganza personal. Yesterday, 19:40:26 – Flag – Reply

Aquiles Julián Quiero empezar por agradecer los comentarios que he leído y también fundamentar por qué no es verdad que con Trujillo empezó"el desarrollo" del país. Pregúntese, ¿cuántas presas se construyeron? ¿Qué inversión extranjera se atrajo? Trujillo retrasó el desarrollo económico del país al concentrar él y sus secundones la propiedad y destruir a la incipiente clase empresarial, a la que despojaban y robaban, al igual que a hacendados cuyas fincas les eran quitadas o compradas a precio vil. Hizo edificios sí, pero eso no es desarrollo. A la caída de Trujillo salvo un par de familias, los dominicanos éramos tremendamente pobres. Y las empresas trujillistas se sostenían sobre el monopolio, no sobre la competitividad. Al pasar al Estado fueron mal administradas y saqueadas. De ellas sólo quedan hoy cascarones. ¿Qué hubiese sucedido si los centrales azucareros hubiesen sido de propiedad privada? El mejor ejemplo es el Central Romana. El precio que pagó el país por aquella inicua dictadura de 31 años fue el retraso económico, la carencia de una clase empresarial que invirtiera y desarrollara el país, de inversiones extranjeras que ampliaran la industrialización y generaran más empleos; una cultura parasitaria y corrupta, de gente que vive del Estado y de centralismo y despotismo presidencial. Por igual, un desprecio de las leyes y de la Constitución, un abuso del ciudadano, del civil; una impunidad que nos ha lastrado y una carencia de vida institucional y respeto a las leyes. Lo peor del trujillismo fue la cultura incivil, autoritaria, abusadora, ilegal e irrespetuosa de las normas elementales de convivencia que han pervivido más allá del régimen oprobioso que encarnó el tirano. Cuando las personas hablan del "desarrollo" que supuso el trujillismo se dejan atrapar por el espejismo que el régimen cultivó. Un país sin honra, un país sin leyes, un país de serviles, un país sin respeto, donde un monstruo abusaba a diestra y siniestra, desflorando vírgenes, acostándose con las mujeres de sus colaboradores, y donde el derecho a la propiedad sólo existía hasta tanto

73
a un Trujillo aquella propiedad no le interesara. Éramos un feudo, un coto del delincuente entronizado amo y señor. Hay quienes añoran aquello, porque sus almas de serviles todavía están faltas del foetazo y la patada. Allá ellos. El desarrollo se mide en factores como escolaridad, salud pública, obras de infraestructura, PBI, ingreso por persona, calidad de vida, etc. Al caer el trujillismo éramos un país enormemente atrasado, analfabeto y pobre de solemnidad. Sólo a partir del desarrollo de una clase empresarial privada empezó el país a despegar. Y eso ocurrió a la muerte de Trujillo. Antes aquí había un sólo empleador a quien todos tenían que rendir pleitesía. Si alguien tiene nostalgia de que le abusen, humillen y torturen, pues que vaya a un psiquiatra para tratarse su patología. Yesterday, 20:31:13 – Reply – Delete

victor martinez Don Aquiles Julian:gracia,gracia de corazon por darme esa respueta,en los mas de 49 anos interrupidamente que vengo luchando por dar con el paradero de los restos o las cenizas de mi padre el teniente,EN.ymis dos hermanos los sargentos E.N.Wenceslao&Jorge Taveras (3)militares que estan al servicio del general Roman Fernandez (Pupo)de su esposa dona mireya trujillo y sus hijos,los ttres fueron torturados,asesinados por Ramfis Trujillo,y por ordenes de el 99% fueron arrojados en ese Sitio "Cementerio bajo el mar La Piscina"por eso funde la Fundacion Martires asesinasdos y desaparecidos de la tirania trujillista,(1930 al 1961-MAASDE)en la ciudad de Providencia Rhode Island,E.U.A.para construir un monumento simbolico en un espacio adecuado en ese sitio en honor,tributo y recordacion a los martires anonimos a los que debemos la democracia que hoy disfruta la nacion dominicana,Libertad,con dignidad y justicia,no mas gobiernos dictatoriales en nuestra Patria,honor a quien honor merece.Victor Martinez:Dominicano de pura sepa hijo de machespa;Gracia Julian Yesterday, 21:57:25 – Flag – Reply

victor martinez Aquiles Julian:se me olvido enviarle mi numero de telefon#401-867-0133-E-mail;aassariprov@gmail.com por si usted quiere y desea comunicarse con este humilde dominicano,en mi poder tengo muchas pruebas y documentos que acreditan la verdad de mi interrupida lucha,espero me escriba y yo gustosamente le constestare Fraternalmente Victor Martinez:Providencia Rhode Island,espero que usted puesda unirse para que junto poder lograr construir en ese sitio este historico monumento simbolico,espero su ayuda y su coolaboracion;gracia de corazon nuevamente Yesterday, 22:09:13 – Flag – Reply

Aquiles Julián Señor Martínez, sería para mí más que un honor ser partícipe de honrar con un monumento digno de ellos, a sus parientes y a tantos dominicanos que perdieron la vida por la vesanía criminal de aquel régimen nefasto. Los dominicanos debemos mucho a los que se arriesgaron y lo dieron todo por la libertad. Hay muchísimos héroes anónimos, muchos mártires y muchos hombres y mujeres ejemplares, que padecieron la tortura, fueron desaparecidos, asesinados o mutilados por la criminalidad trujillista. Y todos merecen ser honrados, reconocidos, puestos de relieve. Leí a alguien restarle méritos a los héroes del 30 de mayo porque "sirvieron a Trujillo" ¿Y...? Lo que cuenta de ellos no es su pasado, fue su acción heroica. Decía Martí que el sol, al que debemos la vida, tenía manchas, para referirse también a los prohombres de la independencia latinoamericana. Y que los agradecidos hablaban de la luz, y los malagradecidos hablaban de las manchas. Frente a quienes menoscaban el valor inmenso de aquella pléyade de héroes que nos libraron de la oprobiosa tiranía del delincuente de San Cristobal, bueno sería decirles que, al igual que pidió Jesús a los fariseos, "quien esté libre de pecado que tire la primera piedra". El pasado es eso: pasado, errores cometidos, pero la grandeza viene de cómo arriesgaron sus vidas, a sus familias, sabedores de la crueldad e inmisericordia de aquel régimen, de la suerte a la que condenaban a los suyos, y lo ofrendaron todo por sacudirnos a aquel déspota. Y los sobrevivientes han tenido que levantarse sin los padres de familia y los hermanos mayores muertos. Pudieron seguir en posiciones privilegiadas beneficiándose del régimen. Eligieron valerosamente lo opuesto. Un manto de desinformación, de escepticismo, de maledicencia ha ido provocando que los dominicanos desconozcamos esa historia, irrespetemos esas memorias, seamos capaces de permitir que se arroje cieno sobre las conductas de quienes pagaron con sangre la libertad del país. Eso es vergonzoso.Lo que más dignifica el sacrificio de los autores de la muerte de Trujillo es el hecho de que eligieron sacrificarse y sacrificar sus familias por librarnos del dictador en vez de proseguir en las posiciones de privilegio y preferencia en que vivían. Eso los hace más dignos y merecedores de reconocimiento. No provenían de los depauperados o de los llamados "desafectos". Today, 00:37:54 – Reply – Delete

74

Aquiles Julián Quienes les escatiman méritos o sacan a colación anteriores conductas de colaboración, quieren ignorar que lo que importa de ellos es el precio que pagaron por nuestra libertad. Los apóstoles de Jesús antes de seguirle tenían distintas profesiones, incluso uno de ellos era la odiada profesión de recaudador de impuestos. Así siempre es la vida. No aspiramos a personas impolutas, inmarcesibles. No hay muchas. Sí a que en algún momento el servicio a la patria, a la nación, al pueblo prime sobre los mezquinos intereses personales y se dé un ejemplo de entrega incondicional. Eso fue lo que hace tan meritorios y dignos de recordación a los mártires y héroes del 30 de mayo y la lucha antitrujillista. Hoy es muy fácil opinar. Pero cada opinión que se emite hoy fue pagada con sangre, con torturas, con dolor, con viudez, con orfandad, por familias como la suya y como la de los héroes del 30 de mayo. Y hay que ser muy inconsciente para desconocer ese hecho. Dios le bendiga, amigo. Cuente con uno aquí y con mi apoyo en su interés de que se honre y reconozca a los que pagaron con sus vidas la precaria libertad que los dominicanos hemos gozado desde 1961. Today, 00:38:52 – Reply – Delete

Invitado No todas las personas adquieren conciencia etica a la misma edad; eso depende del nivel educativo y las circunstancias injustas que se le presentan en la vida. Y si no hay de lo primero; estas ultimas solo acrecientan el rencor y el egoismo. No se espera que se adquiera a temprana edad como Jesus; pero en la mediana edad se debe haber vivido suficiente para adquirirla aun llegar de manera subita. Trujillo si creo riqueza material, e involucion moral; lo que pasa es que en economia politica 8+2 no son 10, ni 8-2 son 6. Pasa igual con la mitologia actual del crecimiento economico del pais. Si repartes ocho entre dos, y los otros dos entre ocho, al final tienes nada en sentido global, acumulacion en un solo lado. Lo unico que crece es la presion del sistema para estallar en algun momento. Today, 01:30:13 – Flag – Reply

Federico Aquiles Julián: Lo felicito por su artículo y por la interactividad entre el emisor y el receptor que es una de las principales caracteristicas que debe tener un ciberperiodismo formal. Mi respeto y admiración para usted.

75

Evelio Hernández: "Trujillo ordenó matar a las Mirabal"
Dijo que fue testigo de excepción de la orden que terminó con las tres hermanas

Las Hermanas Mirabal, un símbolo de heroísmo y resistencia.

SANTO DOMINGO. El comandante constitucionalista Evelio Hernández reafirmó que Rafael L. Trujillo Molina ordenó a Johnny Abbes García dar muerte a las hermanas Mirabal. Con su afirmación contradice la versión de Angelita Trujillo, en el sentido de que Luis Amiama Tió, uno de los ajusticiadores del tirano, y Segundo Imbert Barreras habían tenido participación en la planificación y ejecución de ese crimen.

En una carta enviada a este diario, Hernández explica que fue testigo de excepción de la orden de ejecutar a las Mirabal por ser parte de la XII Compañía del Ejército Nacional, ubicada en San Cristóbal y donde existía un sistema de radio para la comunicación que recibía las instrucciones y órdenes confidenciales que daban los altos mandos de las Fuerzas Armadas.

Hernández narra que el 25 de noviembre de 1960 se encontraba en la unidad de radio junto al sargento mayor Darío Piña cuando "entre las doce y doce y media (del día) llamaban insistentemente al capitán Alicinio Peña Rivera, quien estaba de puesto en Santiago, y se le preguntó: "Cuántos cocos tiene hoy la mata de cocos de Puerto Plata, y éste contestó: cuatro. Y la orden que siguió a la respuesta fue un tajante: túmbelos los cuatro".

Al día siguiente, agrega Hernández, "la noticia de la muerte de tres de las hermanas Mirabal y del chofer del vehículo que las transportaba, Rufino de la Cruz, consternaba a toda la sociedad dominicana".

"Inmediatamente concatené lo escuchado en la radio con la muerte de las tres heroínas y el chofer (pues era coherente que éstos fueran los cuatro cocos)", detalla Hernández.

Otra prueba de su planteamiento es una conversación que sostuvo años más tarde con Porfirio Dante Castillo (Popi), subjefe de la Marina de Guerra, en la que participó también Ramón Montes Arache. Según la versión de Hernández, Popi les contó que Johnny Abbes le propuso una noche en una fiesta de la Marina, la eliminación física de Minerva Mirabal, por el nivel de agitación que mantenía en el Cibao central, pero él le respondió que no "mataba mujeres".

Sostiene que ante la negativa de Popi, Abbes cambió de estrategia y gestionó que nombraran al capitán Basilio Camilio, un hombre de su confianza, como gobernador de Salcedo, tierra de las Mirabal.

En su versión de los hechos, Hernández indica que "después de tomar posesión y de unos meses en el cargo, por mandato de Abbes, Basilio Camilio aprovechó otro encuentro con 'El Jefe' para reiterarle que si no hacía algo con Minerva Mirabal no se garantizaba el Cibao Central, a lo que Trujillo contestó: 'Hagan lo que sea'".

76

Cuatro hechos que inculpan a Angelita Trujillo
Por Aquiles

Julián
“Ella es una mujer con unos principios morales inquebrantables y ojala todos tuvieran la oportunidad de conocerla para que se dieran cuenta de la gran persona que es.” Ramfis Domínguez Trujillo.

Es ingrato tener que desmentir la opinión que tiene un hijo sobre su madre. Pero si el hijo se llama Ramfis Domínguez Trujillo y la madre es Angelita Trujillo y si ambos, madre e hijo (padrasto incluido), buscan confundir, desinformar, deshonrar, ofender la memoria de los asesinados por su ascendiente, el delincuente que dirigió una asociación de malhechores que nos desgobernó por 31 años: Rafael L. Trujillo, a los deudos de los mismos, escandalizados por este último estertor del trujillismo, violentar nuestra leyes, que prohíben la promoción y el enaltecimiento del tirano y su régimen, y revolver todo el cieno de la Era infausta, entonces, pese a que no es grata, la tarea hay que acometerla so pena de que las jóvenes generaciones queden atrapadas en las calumnias, mentiras y fábulas que esta rama de los Trujillo quiere vendernos. Lo cierto es que la madre tiene cuentas pendientes con la justicia dominicana y con la justicia humana, la justicia de los pueblos. Ha vivido disfrutando bienes robados al Estado y al pueblo dominicanos. Ya ahí mismo hay un hecho que la inculpa: disfruta de bienes robados. Que la complicidad de los gobiernos que hemos padecido, una clase política inmoral y cómplice que ha llegado al extremo de cortejar a Angelita y, como denunció un lector, agasajarla en la Base Aérea de San Isidro tocándole merengues trujillistas y bailando en su honor, lo que es una violación flagrante de nuestras leyes y de la constitución de la República que llama a los gobernantes a cumplir y hacer cumplir las leyes, que las insuficiencias de nuestra democracia, la cultura de impunidad y la permisividad hayan facilitado que Angelita, su esposo y familia se burlen de los dominicanos y gocen los dineros robados al Estado y al pueblo dominicanos, en nada significa que no sean culpables de ese hecho. Si eso es signo de “principios morales inquebrantables”, allá él que lo sostiene. Añada a esto la incriminación que la familia Báez Díaz, que pagó caro con la muerte del héroe Miguel Ángel Báez Díaz, torturado y vejado con sevicia por Ramfis Trujillo, y su

77
hijo el teniente Miguel Báez Perelló, martirizado simplemente por ser hijo del señor Báez Díaz, pues no tuvo nada que ver con el complot que nos libró del tirano, que acusan a la señora Trujillo Martínez de que, por despecho, dado su interés amoroso en el esposo de su amiga, la señora Pilar Báez de Awad, maniobró para inducir la muerte de la señora Báez de Awad, a la que tenía por rival, y luego, al no acceder el teniente Jean Awad a sus reclamos y “mandados”, lograr que se le “arreglara” un accidente, un expediente común mediante el cual el régimen se deshacía de opositores, desafectos y señalados. Aunque el nieto del dictador se ufana al proclamar que Miguel Ángel Báez Díaz fue un “gran colaborador del Jefe”, tendría que explicarnos entonces la tortura y muerte tanto del héroe como de su hijo a manos del Servicio de Inteligencia Militar y de Ramfis Trujillo. Decir sólo parte de la verdad, callar el heroísmo del señor Báez Díaz por salvar a este país del tirano feroz y su familia, es manipular los hechos. Si al final de su vida de alguien fue Miguel Ángel Báez Díaz colaborador, fue de este pueblo y de su libertad. Y a la familia Báez tendremos los dominicanos que agradecerles eternamente el supremo sacrificio que pagaron para librarnos del monstruo. Por más que quieran desligarse de estas acusaciones, las flagrantes contradicciones en que incurren, puestas de relieve por la hija de la pareja, la señora Pilar Awad Báez, quien ha contrastado la versión del nieto con la versión de la madre para evidenciar las discrepancias entre una y otra, debido a que improvisan e inventan sobre el terreno una versión aceptable del caso, lo cierto es que si, como el hijo señala: “…mi madre nunca tuvo ningún interés en el teniente Canaán”, la conducta de la madre deja mucha que desear ¿o no es cierto que se encaprichó con el esposo de una hija del general Mélido Marte Pichardo y lo mandó a buscar y hasta el sol de hoy? ¿No es indicador de que le interesaban los esposos de sus “amigas”? De nuevo, ¿esa conducta es señal de “principios morales inquebrantables”, señorito? Un tercer hecho que la inculpa es el calumniar. Su libelo “Trujillo, mi padre, en mis memorias” incurre en el delito de difamación e injuria al acusar sin aportar prueba alguna a héroes y mártires del régimen de crímenes cuyos responsables se establecieron taxativamente mediante juicio público, oral y contradictorio a los sicarios que los llevaron a cabo, su autoría material e intelectual. Las calumnias vertidas han provocado el sometimiento de la señora Trujillo de Domínguez a los tribunales dominicanos por parte de la Fundación “30 de Mayo”. Esperemos que la justicia dominicana, aún sea de manera tardía, actúe con nobleza e hidalguía y repare la falta que tiene pendiente con el pueblo dominicano, con el país. Hay un cuarto delito: la adquisición de propiedades robadas al Estado dominicano. El Estado ha sido despojado de bienes y documentos, entre ellos films noticiosos robados

78
de los archivos de la entonces Radio-Televisión Dominicana, hoy CERT-TV, así como de documentos sacados subrepticiamente e ilegalmente del Palacio Nacional y que hoy reposan en lo que el cómplice de dicho crimen, el señor Luis José Domínguez, desertor de las Fuerzas Armadas dominicanas, llama pomposamente “los archivos privados de Angelita”, y cuya función es pender como una Espada de Damocles sobre familias que fueron favorecidas por el régimen de Trujillo para que callen, concedan, permitan y cooperen. ¿No es el chantaje lo que permea la siguiente cita que extraemos de un artículo del señor Raifi Genao publicado en su blog “La venda transparente”: “Dice Joseph Cáceres en su interesante artículo que importantes sectores de la sociedad dominicana temblarían si Angelita se decidiera a revelar algunos documentos que incluso ha enseñado a algunos amigos que la han visitado en diferentes ocasiones en la ciudad de Miami, muchos altares y santos se caerían, en caso de que a la hija de Trujillo le diera con hacer ciertas revelaciones.”? Y en ese mismo artículo queda explícita la acusación que hacemos de adquisición de propiedades robadas al Estado dominicano. Así, aparece que en la residencia de la señora Trujillo de Domínguez están los “… originales de las fílmicas que recogían las principales noticias del país cuando en La Voz Dominicana se hacía el noticiario El Mundo al Día”, y como no hubo venta, traspaso o cesión del Estado dominicano de estos archivos a la susodicha señora, hemos de colegir que los adquirió ilícitamente, lo que la hace cómplice de robo o despojo al Estado. Y como evidencia del mismo ¿qué mejor que el DVD puesto a circular por la Fundación Rafael L. Trujillo? Todavía, décadas después, siguen riéndose del pueblo y del país. En un artículo en que la emprendió contra mi persona, el señor Luis José Domínguez insertó una frase que no comenté y que me produjo risa: “Por su forma de expresarse, la primera impresión que me da este señor, es que no fue educado durante la Era de Trujillo ya que las escuelas de entonces enseñaban rigurosamente “Urbanidad” y “Moral y Cívica” de Carreño.” Mala publicidad para el señor Carreño y sus manuales. ¡Fíjense quien los recomienda! Si él fue el educado con dichos manuales y dieron tal resultado ¡Líbrenos Dios de que nuestros hijos aprendan a ser así de abyectos e inmorales! Así que ahí tiene el señor Ramfis Domínguez Trujillo algo sobre lo cual verter sus energías y ese “arduo” “proceso investigativo para esclarecer las verdades de la denominada Era de Trujillo”. Él es copartícipe de todos esos delitos, por complicidad, así que es también otro delincuente: Vive a expensas de dinero robado al pueblo dominicano; es cómplice de ocultamiento en el caso del crimen de los esposos Awad Báez y cómplice por igual del delito de difamación e injuria al amplificar las calumnias del libelo de su progenitora. Y por último, es igualmente cómplice del usufructo del material fílmico robado al país y empleado por la funesta Fundación Trujillo. Ah, y

79
cómplice de violar la ley dominicana que prohíbe promover el trujillismo. Como escribió con envidiable acierto la señora Pilar Awad Báez: “La verdad…de tal palo, tal astilla. Vil el abuelo, vil la madre, vil el hijo!”

80

Intercambio en Facebook, a propósito del artículo Cuatro hechos que inculpan a Angelita Trujillo y un comentario en Al Momento.Net
Aquiles Julián Por el estilo, me parece que escriben en Al Momento.Net las mismas personas con distintos NICs. Es interesante verles intentar justificar, defender u ofender, pues en todo muestran harta incapacidad. Y sus exaltaciones del tirano, incluso cuando se dicen víctimas de la Era y otras maniobras para buscar credibilidad, no pueden ser más infantiles. Es valioso porque se descubren. Y se delatan. Voy a copiarlos. Son un excelente ejemplo del grado de indignidad, bajeza y miseria moral e intelectual de los Trujillo. Pilar Awad Así es Sr. Aquiles, y también inventan, calumnian! Y la venda transparente de Raifi Genao decidí ni leerla más, es impresionante la falsedad de los comentarios, todo es inventado por ellos mismos! Aquiles Julián Hay que blindarse la sensibilidad para exponerse a la capacidad de calumniar, distorsionar, mentir y ofender y no dejar que ello nos altere, nos desequilibre y nos afecte. Los viles cuentan con que quienes les antagonizan, por indignación, por sus valores y sus principios, se nieguen al debate. Así ellos impondrán sus puntos de vista. Esa es la estrategia. Denostar, injuriar, mentir, empuercar para quedarse como los únicos que hablan y opinan. Y enredar a los incautos (de los que hay más de la cantidad que uno imagina). Llevo algunas guerritas (contra el totalitarismo, contra la tiranía de cualquier jaez, contra el extremismo, contra el trujillismo) y leo con pena la pobreza intelectual, la inmoralidad, la cultura de la difamación, la acusación gratuita y la falacia que intenta desmontar una idea descalificando al que la expone, alrededor de la cual se mueve una cohorte de mequetrefes a los que suelo llamar La Matraca Canalla. Y me río cuando me elogian si lo que digo coincide con lo que piensan y luego desbarran contra mí cuando lo que digo se aparta de lo que creen. Y es que piensan que lo que ellos creen es la verdad. Yo apenas logro establecer hipótesis provisionales, pues ¿quién conocerá la verdad? Ese es el territorio de Dios Denny Sangiovanni Lo que se ratifica con esa experiencia histórica, es que nadie tiene garantías en ese tipo de régimen. Y que tarde o temprano, los beneficiados dentro de cualquier tiranía y muchas veces saben o son partícipes de hechos criminales, también salen perjudicados. Por lo que son experiencias históricas que no se debieran repetirse. Aquiles Julián

81
Denny, yo pienso que alguien pagó con su vida y el perjuicio para su familia para que tú y yo pudiésemos hablar, viajar, elegir, disentir, criticar. Fue un precio alto. Contra los que expusieron y sacrificaron vidas, familias, parientes, con tal de sacarnos de encima al tirano se montan todo tipo de patrañas. ¿Eran trujillistas? ¡Cómo prácticamente todos los que vivíamos en RD para la época! Pudieron proseguir disfrutando canonjías y privilegios. No eran los que peor estaban. Podían seguir prosternándose y gozando de las migajas del tirano. Ellos, por el contrario, apostaron por la libertad. No eran seres perfectos, angélicos e impolutos. Eran dominicanos. Pero se arriesgaron. Se atrevieron. Se la jugaron. Y fueron torturados, victimados, incluyendo a parientes que no tuvieron nada que ver con la trama. Sus familias tuvieron que levantarse sin el padre, salir a camino sin padres, hermanos y tíos. Y toma en cuenta que los gobiernos del PRD, el PRSC y el mismo PLD han sido más permisivos y complacientes con los trujillistas que con quienes les adversaron, pues todos deben más a los Trujillo que a quienes complotaron para matar a Trujillo. Así que no es verdad que han disfrutado las mieles del poder. Soy compasivo y misericordioso con sus debilidades, porque ellos pagaron el precio para que tú y yo podamos pensar como nos da la gana, intercambiar libremente nuestros puntos de vista y, pese a todas sus insuficiencias, limitaciones, distorsiones y carencias, haber crecido en un régimen de democracia, tal vez más formal que real, sí, pero donde pudimos escapar a aquella tiranía totalitaria y criminal que marcó a nuestros padres. Luchy Placencia "Ni me gusta que hable quien no puede hablar, no importa su ideal", J.M. Serrat. Lo que más me molesta es cómo los medios de comunicación locales le dan cabida a tanta escoria, a tanta basura, a tantas familias manchadas con sangre inocente Aquiles Julián Es que hay un concepto de noticia más parecido a "escándalo" que a información; un concepto de relativismo moral que coloca en un mismo plano al asesino y a su víctima; un concepto de "imparcialidad" que enmascara una real irresponsabilidad; una actitud de no implicarse, de estar bien con Dios y con el diablo; de inmoralidad. ¿Quiénes hablan por los Trujillo? Enmascarados en NIC están antiguos torturadores y asesinos, esbirros y sicarios que añoran las viejas tropelías, las orgías de martirio y muerte en La 40 y El 9, ancianos cortesanos habituados a arrastrarse con el tirano que siguieron haciéndolo con sus hijos. Y los descendientes de Angelita, convencidos de que pueden volver a "heredar el reino" y dar continuidad a la tiranía. Lo triste es que la pachanga nos distraiga de temas estratégicos. Ramfis Domínguez Trujillo se siente príncipe heredero, aspira al trono. Y no dudemos que cuente incluso con generales y políticos que le hagan coro. Hubo un general que fue a la puesta en circulación del libro de Angelita a Miami. Y hubo un diputado que quiso construirle un museo a Trujillo. Y los tiene, sólo que no la Casa de Caoba donde tantar vírgenes perdieron su honra. Son El 9, La 40, la cárcel de Nigua y los paredones de San Isidro. ¡Claro que tiene sus museos! Hay quienes piensan que no se les debe prestar atención a estos aprestos y, me pregunto, ¿incluso cuando tienen legisladores electos que no se arredran a proponer leyes inicuas? El príncipe heredero se pasea orondo por las calles, toca puertas y concierta viejas lealtades. Y cuenta con cómplices en el PLD, en el PRD y el PRSC. Y mientras tanto, nos entretienen con toda la bachata de mal gusto que es la politiquería dominicana.

82

Luchy Placencia Y parece que a algunas de las familias dueñas del país, reales titiriteras, no les desagrada el ideal neotrujillista... Un comentario en Al Momento.Net Aquiles Julián Aprender a pensar es algo que les falta a algunos opinantes que no pasan de dos o tres que cambian de NIC para dar la impresión de ser más. Para empezar, mienten. "Que cuando Trujillo se dormía con la puerta abierta" ¿Y las cárceles, no existían? ¿No había ladrones? Ese cuento de patio, centrado en aquella expresión que ya aparece en Coplas por la muerte de mi padre, de que "todo tiempo pasado fue mejor" es un soberano disparate. Si existía policía, tribunales, cárceles (y la de Nigua era particularmente famosa), todo eso desmiente a los cantores de la Era. Lo otro es que si los gobernantes de ahora son corruptos. Puede ser, pero no como lo fue Trujillo. Las inconductas de hoy no justifican ni disminuyen las inconductas pasadas. Ahora bien, por más deformada, insuficiente, limitada y distorsionada que sea nuestra democracia, más formal que real en muchos aspectos, con mucho que cambiar y mejorar, es infinitamente mejor y superior a aquella siniestra época. Muchos de nuestros males devienen de que el aparato trujillista: sus jueces, su estructura administrativa, sus leyes, sus jerarcas militares y policiales, etc., prosiguieron. No hubo una profunda reestructuración del país. Una revisión a fondo de una sociedad marcada por la perversidad y la complicidad. Todo se limitó a desterrar a la familia Trujillo y algunos de sus principales colaboradores. Luego les vimos volver por sus fueros a muchos de ellos. Pueden dedicarse a querer ofender y maltratar de palabra: pierden su tiempo. Tengo una vida personal, una historia personal, pública y abierta: escritor premiado, empresario, intelectual, ni he sido, ni soy ni aspiro a ser empleado público. Nunca he vivido de ningún gobierno ni pienso hacerlo. Tampoco, como los Trujillo, he disfrutado de bienes robados. Ni tengo parientes criminales. Ni fui calié, ni del SIM. Ni maté. Ni denuncié. Ni torturé. Así que los ex-torturadores, los ex-asesinos ¿se puede ser eso: ex-torturador, ex-asesino?, pueden proseguir intentando sustituir el razonamiento con las injurias. No soy opuesto a que Angelita Trujillo o cualquier otro Trujillo dé su versión de la historia. Simplemente, exijo que se pruebe lo que dice, que aporte pruebas, documentos... El crimen de las Mirabal fue juzgado, sus ejecutores materiales condenados (y luego sacados del país por sus cómplices en las FF.AA. y la PN aprovechando los acontecimientos de la revuelta de abril del 1965, incluyendo a los norteamericanos que ayudaron a sacarlos a territorio norteamericano). Venir ahora a pintar aquel crimen inmundo de otra manera sin aportar una sola prueba documental creíble es calumniar y transforma aquel escrito en libelo. Y por ello fue sometida. Si tiene pruebas que las aporte. Y conste, no se le sometió por los hechos del pasado (con los que no tuvo relación alguna), sino por las calumnias del presente, que sí fueron emitidas por ella. Los trujillistas son ya un grupo de excalieses, extorturadores, ex -

83
asesinos nostálgicos que viven sus últimos años. En vez de arrepentirse de sus hechos, buscar del Señor y enmendar sus conductas, persisten tercamente en querer blanquear aquel sepulcro. Inténtenlo. Pueden inventarse cualquier fundación, cualquier patraña. ¿Saben qué? Yo aprendí que todo el mundo se iba a morir un día y que nadie podía eludir la muerte, de ahí que no tenga temor alguno por algo que me va a pasar como quiera. Y no soy el único. El trujillismo está dando su último coletazo, su último estertor. Y no dudo de que sean capaces, como es su tradición, de matar. De hecho, ya están intentando matar honras y famas bien ganadas. Incapaces de pensar, de razonar, de la humildad de admitir la equivocación, se refocilan en su necedad. En La Biblia al necio también se le llama, en algunas traducciones, bruto. Uno de los NIC de los trujillistas es "El burro" y yo digo que: "A confesión de parte...

84

El plan trujillista de formarle un partido a Ramfis Domínguez Trujillo está en camino
Por Aquiles

Julián
“Se necesita algunas de las cosas puestas en práctica en la era de Trujillo” Luis José Ramfis Domínguez Trujillo

¿Qué objetivos buscan Angelita Trujillo y su esposo con el tema de la Fundación, el libelo infame e infamante y las actividades que están desarrollando? ¿Por qué, de repente, al hijo de la pareja le están dando “cámara”? ¿Qué se mueve tras toda la alharaca y qué siniestros propósitos se tejen contra la institucionalidad democrática y contra los dominicanos? Las acciones que están llevando a cabo los Trujillo, incluyendo la proyección del delfín y príncipe heredero Luis José Ramfis Domínguez Trujillo, tiene un solo propósito: tantear el terreno y, de permitírseles, crear las condiciones para en unos pocos años lanzar un partido político neotrujillista con Ramfis Domínguez Trujillo como candidato. En sus años postreros, Angelita y Luis José Domínguez quieren recuperar la corona para su descendiente. Y están amarrando contactos, desempolvando viejas lealtades, chantajeando con los “archivos privados de Angelita”, mintiendo y limpiando al tirano y a su régimen e intentando que, en su último estertor, el trujillismo recupere el trono perdido y volvamos a la dictadura. El sucesor de Chapita sería su nieto: Luis Ramfis Domínguez Trujillo. Y para ello han articulado un plan cuyos pasos iniciales son el libelo de Angelita, las imputaciones que buscan desacreditar a los héroes del 30 de Mayo y crear confusión en la sociedad dominicana, sublimar aquella tiranía presentándola como una “era de progreso” y a Trujillo como víctima de la “traición” de sus “amigos”, que cometían crímenes por su cuenta y a espaldas de Chapita que luego se le endilgaban al tirano, y la Fundación, cuyo papel es agrupar a los nostálgicos de la Era y a los patricidas que aparezcan, para crear las bases orgánicas de lo que sería el partido trujillista en gestación. El plan nefasto está en marcha. Y han ido progresivamente mostrando sus cartas. Todas las acciones emprendidas responden a una lógica: transformar al trujillismo en una opción política y congregar en torno a la Fundación Trujillo y al nieto del criminal felizmente ajusticiado por los héroes del 30 de Mayo a toda una cohorte de antiguos lacayos y nuevos traidores para, aprovechando el descuido en la conciencia política del país, dar el zarpazo a

85
la democracia y retrotraernos a los ominosos tiempos de crimen y exacciones de la tiranía. Y para lograrlo están dispuestos a hacer lo que sea.

DESACREDITAR A LOS HÉROES DE MAYO
Una de las tareas que han acometido es arrojar cieno sobre los héroes del 30 de Mayo de 1961. ¿El objetivo? Confundir. Y debido a la carencia de discernimiento, a la credulidad dominicana que nos hace repetir cualquier versión sin contrastarla, verificarla y someterla a análisis, muchos caen cándidamente en la trampa. Amplifican calumnias y medias verdades. Se suman inadvertidamente al plan siniestro que se teje contra nuestras pobres libertades y derechos. Afilan cuchillo para sus propias gargantas. Pero simplemente basta que entendamos lo siguiente: si hoy podemos hablar, elegir, disentir, oponernos, denunciar, criticar, protestar, exigir, discrepar… fue porque algunos pusieron su sangre, sacrificaron sus vidas, para darnos esos beneficios. Se quiere cuestionar las motivaciones, en un ejercicio de suposiciones y fabulación, lo que cae en el territorio de la subjetividad, pues ¿quién puede, salvo la misma persona, conocerlas? Ahora bien, lo que cuentan son los hechos. Lo que importan son los resultados. Y somos todos beneficiarios de ellos. Son esos hechos y esos resultados los que les hacen héroes, no sus motivaciones. Poco importa si reaccionaban a injurias o se enervaron buscando venganza. Nos libraron del chacal, eso es lo que cuenta. Nos abrieron las puertas de la libertad y la democracia, no importa lo precaria, insuficiente, limitada o débil que haya sido, culpa en parte de nuestras propias irresponsabilidades como ciudadanos. Los participantes en la trama justiciera que nos librara del tirano provocaron que la familia del tirano se lanzara con odio sanguinario contra los familiares de los implicados y asesinara a muchos de ellos que ni idea tenían de la trama, simplemente por lazos de consaguinidad. Muchas viudas tuvieron que echar hacia adelante a sus hijos sin que el cabeza de familia tuviera para aliviar la carga económica. Muchos niños se criaron sin sus padres y hermanos mayores, simplemente porque fueron torturados y asesinados por órdenes de los hijos y parientes de Trujillo. Incluso a simples servidores, ajenos en todo a las acciones de los funcionarios para los que trabajaban, los victimaron en aquella orgía de sangre y terror que sucedió al ajusticiamiento del tirano. Un dominicano radicado en New York, Víctor Martínez, llora desconsolado la muerte de su padre, el teniente E.N., José Manuel Núñez y Núñez, y sus hermanos, los sargentos E.N. Wenceslao y Jorge Taveras, asesinados simplemente por estar

86
asignados al ex -Secretario de Estado de las Fuerzas Armadas, José René Román Fernández (Pupo), y su esposa Mireya Trujillo. Estamos en el 2010 y todavía el señor Martínez desconoce dónde reposan los restos de sus parientes. ¡Y eso es lo que quieren Angelita, su marido y su aspirante al trono volver a instalar en el país! Los que no pagamos ese precio y nos beneficiamos de ese hecho, lo menos que podemos hacer es agradecer a las familias que padecieron aquellas tropelías y cuyos parientes pagaron con sus vidas la precaria libertad que hemos disfrutado. Cierto, los héroes del 30 de Mayo no eran santos: no los había. La Iglesia Católica misma, incluso, se había comprometido hasta los tuétanos. No sólo hubo curas trujillistas, los hubo calieses y comprometidos en crímenes. ¿Eso le mengua a la Iglesia Católica el honor de la Pastoral, el suplicio de seminaristas, la hidalguía de los obispos, la verticalidad de Monseñor Panal o del padre O´Really, el papel honroso que le cupo en la terminación del horrendo período de la tiranía totalitaria que nos aplastaba? ¡En nada! Se critica a los héroes del 30 de Mayo para encubrir la propia cobardía, la propia pusilanimidad, para ocultar que mientras ellos se atrevieron, otros dieron la espalda a la responsabilidad de librar a este país del monstruo. No eran santos. Tampoco nosotros. Nadie lo era. Simple seres humanos, con debilidades, errores, faltas y pecados, pero que se levantaron de ellos y acometieron una empresa inmortal: terminar la Era de oprobios, eliminar al criminal enseñoreado. Y todo resumido en la frase que el héroe Antonio de la Maza dijo al propinarle el tiro de gracia: “Este guaraguao no come más pollos…” Esos “pollos”: usted, yo, nuestros hijos, somos los que la bravura de los héroes del 30 de Mayo salvaron del “guaraguao”. ¿Tenemos con qué agradecer y pagar esa deuda que no sea con el reconocimiento eterno a ellos y sus familiares?

DESACREDITAR LA DEMOCRACIA
Hay toda una campaña montada para restarle valor e importancia a la democracia, con miras a justificar que renunciemos a ella. Ciertamente, nuestra democracia es más formal que real. Tiene insuficiencias notorias, limitaciones penosas. Se incurre en exacciones que nadie castiga. Se viola la mismísima Constitución y las leyes (por ejemplo, haciendo fiestas en la Base Aérea de San Isidro en honor de Angelita Trujillo y tocando los merengues de la Era) de forma impune. Se crea un estado de desasosiego. De frustración.

87
Pero por más insuficiente, limitada, coja, maltrecha, que sea nuestra democracia, es infinitamente superior a cualquier dictadura o tiranía. Sólo quienes no vivieron tiempos en que hubo parientes que pedían que les entregaran a los suyos implicados en conspiraciones contra la dictadura para ellos mismos matarlos, en que los padres temían exponer a sus hijas a los ojos libidinosos de los Trujillo, insaciables y omnipotentes, en que cualquier bien o propiedad que se poseyera había que venderlo o entregarlo a precio vil si algún Trujillo se encaprichaba con él, en que el crimen y la maldad se enseñoreaban sobre el país y un manto de silencio aplastaba a la sociedad, pueden prestar atención a la cháchara embaucadora de los testaferros trujillistas que cantan loas a un tiempo de crímenes abominables. La crítica a nuestras deficiencias, a nuestras inconductas, a nuestras limitaciones tiene que hacerse desde una perspectiva de avance, de perfeccionamiento, de mejora. No de involución, de retroceso, de empeoramiento. Cuando uno lee a los personeros del trujillismo criticar, nota cómo se les ve el refajo. Según ellos, hoy todo es malo, criticable, señalable, peor. Inventan a más y mejor y mienten con descaro sobre la Era infame. Hablan incluso de narcotráfico pasando por encima al hecho cierto y documentado de que Radhamés Trujillo Martínez se dedicó al narcotráfico y fue muerto por sicarios del Cartel de Cali en las selvas colombianas. ¿Con qué moral vienen estos ex –torturadores, ex-calieses, ex –matones trujillistas a opinar?

MENTIR Y DORAR LA ERA DE TRUJILLO
Igualmente, se busca crear una falsa percepción de bienestar en la Era de Trujillo, de seguridad, de progreso. Se oculta que Trujillo fue nefasto. Aprovechando que el 80% de la población dominicana actual no vivió en la Era infausta y sus referencias sobre la misma son de segunda o tercera mano, los trujillistas de la Fundación se han dado a la tarea de mentir a diestra y siniestra, pintando un mundo idílico, patriarcal, cuasi perfecto, de bonanza, bienestar, seguridad y abundancia. Es decir, todo lo contrario de lo que aquella terrible época fue. ¿Qué no había ladrones? ¿Oh, y qué sino ladrones eran los Trujillo? Petán, Chapita, Negro eran todos verdaderos rufianes, amigos de lo ajeno. ¿Necesitábamos más? Piense simplemente esto: hoy muchos dominicanos pueden viajar al extranjero, residir fuera y volver al país cuando lo desean. Cuando Trujillo eso era prácticamente imposible

88
para los dominicanos, salvo para los Trujillo y su clan. Muchos dominicanos pueden ir un fin de semana a un resort. Cuando la Era criminal sólo los Trujillo y su clan podían. Muchos dominicanos pueden montar negocios propios y prosperar. Antes, sólo los Trujillo y su clan podían hacerlo en escala significativa. Muchos dominicanos viajan y compran ropas y otros artículos en el extranjero. Antes sólo a Angelita Trujillo iban a comprarle la ropa que utilizaba a New York. Ninguna otra dominicana disfrutaba de tales privilegios. Hoy los dominicanos se expresan en libertad, pueden incluso despotricar contra el presidente, en ocasiones de manera abusiva y extralimitándose; pueden criticar, denunciar, acusar hasta llegar al insulto soez, sin que le torturen o desaparezcan. Antes, la simple sospecha de ser un “desafecto” o de haber caído en desgracia hacía el cielo se le desplomara encima a una familia. Hoy muchos dominicanos pueden prosperar al margen del Estado y de los gobiernos, no necesitan estar inscritos en un partido político o ir forzados a desfilar o a mítines. Antes si no se era miembro del Partido Dominicano o no se asistía a los mítines trujillistas, el precio que se pagaba era inmenso, incluyendo la pérdida de la libertad… o de la vida. Los 31 años de la tiranía fueron 31 años en que se impidió el desarrollo y el crecimiento del país, la emergencia de un empresariado nacional. Lo que quiere pintarse de progreso fue atraso, monopolio, imposición grosera. Incluso el pago de la deuda externa, iniciativa de la política de buen vecino instaurada por Franklin Delano Roosevelt que fue propagandísticamente aprovechada por el trujillismo para venderse como los “redendores” de la soberanía dominicana, se cuenta como no fue, presentando a Trujillo como un “patriota” cuando toda su vida fue un antipatriota, un asesino de patriotas, un miserable delincuente común al que los dominicanos permitimos que nos abusara.

APOYARSE EN LOS RECURSOS DE LA DEMOCRACIA PARA DESTRUIRLA
Al igual que hicieron los nazis y los comunistas durante la República de Weimar en Alemania, los trujillistas buscan emplear los recursos y medios de la democracia para denostar de ella y destruirla. La fomentación de un ambiente de desencanto, de desilusión, de frustración es parte de esa estrategia que ha ido calando siniestramente en el estado de ánimo nacional. Y hay incluso ministros y funcionarios identificados con el totalitarismo que disfrutan el espectáculo y aguardan “su momento”, durmiendo con el enemigo.

89

Se invoca una “libertad” que negaron a los dominicanos para ellos difundir y promover el trujillismo y crear condiciones para reinstalarlo en el país. Como si la libertad no consistiera en límites socialmente autoimpuestos para propiciar la convivencia con otros. Libertad para reimponernos una tiranía. Libertad para mentir, calumniar, difamar y confundir. Libertad para enaltecer criminales. Libertad para volver a asesinar, despojar, violar, torturar… ¡Esa es la “libertad” de Angelita, su esposo y el petrimetre que quiere autovenderse como “Ramfis Trujillo”! Libertad no es libertinaje. Y la democracia no consiste en permitir que sus enemigos la destruyan desde dentro, aunque se disfracen de “Fundación Cultural” cuando sabemos todos que se trata de la máscara de un partido político trujillista con el que pretenden agrupar a los nostálgicos de la Era de Trujillo y a los incautos que, por ignorancia, inconsciencia o inconsistencia moral (sobre todo, por la complicidad de los partidos políticos con el trujillismo, que ha sido mucha; y por la irresponsabilidad en la educación cívica y política del país), queden atrapados en la melcocha falaz de sus mentiras. Así como es inaceptable un partido nazi o racista o antinacional, un partido trujillista, aunque se encubra convenientemente y por consejería siniestra de “fundación cultural” es una afrenta a la dignidad dominicana, un crimen de lesa patria y un atentado a nuestros fueros, a nuestra Constitución, a nuestras más preciadas libertades. Todos los derechos tienen un límite: no vulnerar los derechos de los otros. ¿Y no es vulnerar nuestros derechos querer reimponernos subrepticiamente una tiranía, volver a reimponernos el SIM, La 40, El 9 y otros centros de tortura, volver a reinstalarnos en una versión más atroz y despiadada, una dictadura totalitaria aberrante y mortífera que no se detenía ante nada? Si permitimos que tal monstruosidad ocurra y no reaccionamos a tiempo, ¿de qué nos quejaremos luego, cuando todo el plan satánico se consuma?

PERO, ¿USTED ESTÁ CONSCIENTE DE QUÉ ESTAMOS HABLANDO?
¿Qué es exactamente lo que pretenden Angelita Trujillo y su consorte, el desertor de las Fuerzas Armadas dominicanas, Luis José Domínguez? Simple, que volvamos a instaurar la tiranía trujillista. Es decir, entendámonos, quieren que vuelvan los crímenes, quieren volver a abrir los centros de tortura de La 40 y El 9, quieren volver a quitarles a los dominicanos los derechos de asociación, expresión, desplazamiento, etc.

90
Colocando sus posibilidades de reinstaurar la dictadura en la persona de su hijo, Luis José Ramfis Domínguez Trujillo, a quien le ha dado por presentar como Ramfis Domínguez Trujillo, obviando sus dos primeros nombres, Angelita y su pareja sueñan con imponernos una dinastía bastarda: la Domínguez, disfrazada de Trujillo, aunque supongo que, de lograrlo, el ramficito de segunda anularía su apellido paterno, advenedizo, por el criminal apellido materno que le mantiene orondo y sintiéndose un pretendiente al trono, príncipe heredero o algo así. No dudemos que a su alrededor ya estén los próximos Johnny Abbes y Félix W. Bernardino, los próximos Tunti Sánchez, Gilberto Sánchez Rubirosa, Federico Cabral Noboa, José Alfonso y demás torturadores, sicarios y malhechores, que sueñan con dar rienda suelta a sus instintos criminales. Se trata de una verdadera pandilla de esbirros, matones y viejos torturadores congregados bajo la única de los descendientes del vesánico terrorista sancristobalense que tiene aspiraciones sucesorales y pretende dejar en el trono a su vástago. Desde el 1961 hemos visto emerger una clase empresarial de la que el país carecía, que en base a trabajo, aciertos y errores, inversiones, aprendizaje, dedicación, ahorro, experiencias, etc., ha ido construyendo un patrimonio. Y tras ese patrimonio, sin dudas, andan los vividores y malhechores que se agrupan en la “Fundación”. Ya sabemos que Trujillo despojó por las malas a hacendados y propietarios y construyó en bajo al robo descarado un patrimonio. Y no dudemos que lo que familias como los Corripio, los González Cuesta, los Lama, los Ramos, los Capellán, los García, los Rodríguez, los Esteva, los Santos, los Hazoury, los Grullón y tantas otras han levantado con esfuerzo y sacrificio sea ambicionado por gente cuya vida ha sido siempre parasitar y vivir de lo ajeno. ¿Acaso no han vivido toda su existencia de dineros robados al pueblo dominicano? No es sólo por nuestra libertad por la que vienen, vienen también, sobre todo, por los bienes de los empresarios y hombres de negocios nacionales y extranjeros que han prosperado bajo la libertad en nuestro país; vienen por ese patrimonio, ineptos como son para ganar el pan con el sudor de su frente. ¿No descienden, acaso, de un conocido delincuente, cuya fortuna se creó en base al secuestro, el atraco y el chantaje, cuando no por el despojo y otras vagabunderías por el estilo? Y como buenos hijos de gato, …

LA LEY 5880 SIGUE Y SEGUIRÁ VIGENTE
La ley que prohíbe y castiga las actividades trujillistas en el país está vigente. Y seguirá vigente mientras existan dominicanos para los que el honor y la Patria signifiquen algo. Nos

91
quieren meter el trujillismo de contrabando, como si fuera una ONG. Ahora resulta que torturadores, esbirros, matones y calieses agrupados en la Fundación Trujillo están dedicados a la “cultura”. Los que asesinaron a los novelistas Ramón Marrero Aristy y Andrés Requena ahora son “activistas culturales” ¡Válgame, Dios! El trujillismo fue una mezcla nefasta de fascismo, nazismo, estalinismo y trogloditismo de la peor especie. Una dictadura totalitaria, posiblemente la única que existió con tales características en América Latina. No fue un simple régimen de fuerza. Fue algo más siniestro, infinitamente peor. Tuvo sus Goebbels. Su holocausto. Sus Molotovs… Muchos de ellos tienen calles dedicadas que son una muestra de nuestras inconsecuencias y nuestras debilidades. Hay muchos héroes y mártires que no han recibido tal honor. Y todo porque los descendientes de los testaferros, sicarios, cortesanos y servidores incondicionales del régimen se pusieron a buen recaudo en los partidos que surgieron tras la caída del régimen, escalaron posiciones en los mismos y desde ellas se dedicaron a maquillar y blanquear las inconductas de sus ascendientes. Necesitamos no sólo mantener la vigencia permanente de la Ley 5880 sino acompañarla de otras, como una que haga imprescriptibles los crímenes de los trujillistas, para que no ocurran casos tan lamentables como el que permitió al criminal Luis José León Estévez (Pechito), cómplice de Ramfis Trujillo en crímenes como la masacre de la Hacienda María, en San Cristóbal, volver a vivir impunemente en el país. Los crímenes de lesa humanidad no prescriben. Ya Juan Pablo Duarte lo había declarado: El crimen no prescribe, ni jamás queda impune. Hay que volver a Duarte y sus enseñanzas.

SALIRLE AL FRENTE AL PLAN DE LOS TRUJILLO
La indiferencia frente al plan siniestro de Angelita y compartes de reinstaurar el trujillismo de nuevo en el país no es una opción. Estemos claro que la pretendida “familia real” en sus oscuras pretensiones presionará, chantajeará, sobornará, embaucará, buscará complicidades para ir creando las condiciones propicias para reinstalarse en el poder. Si usted piensa que eso es imposible, despierte. ¡Hasta diputado tienen! ¡Hasta reunirse en el congreso han hecho! ¿Hay que esperar que la infección cobre gravedad para empezar a tratarla? En un país con tantas necesidades y con tantos temas de real valor a qué dedicar el tiempo ¿no le resulta sospechoso que se dediquen “vistas públicas” a oír opiniones sobre un “museo para honrar a Trujillo”? ¡Fíjense hasta dónde hemos llegado!

92
La carencia de probidad de funcionarios, jueces, dirigentes políticos y sociales, todo eso que se agrupa bajo el concepto de “corrupción”, cuestión en que los trujillistas son expertos, está siendo aprovechada para empujar hacia adelante sus planes de reinstalarse en el país. La impunidad, la permisividad, la inmoralidad que nos arropa y avergüenza están siendo aprovechadas a fondo por el neotrujillismo. Tienen asesores, consultores y cómplices en todos los estamentos, en todos los partidos. Mueven influencias. Y mantienen una activa campaña de relaciones públicas proyectando al “heredero al trono”. Y no sé cuántos habrá, pero sepan que no vamos a quedarnos de brazos cruzados mientras retornan orondos a proseguir su orgía de crímenes, torturas, exacciones y rapiña. Al precio que haya que pagar, eso lo vamos a impedir. He vivido toda mi vida de pie, con honor. No es verdad que voy a darles a mis hijos el mal ejemplo de por cobardía legarles una dictadura feroz e inhumana de las que los héroes del 30 de Mayo nos libraron al precio mayor de sus vidas. Y si sólo soy yo el que lo hace, ¡qué importa! Ya Martí decía que cuando hay muchos hombres sin decoro, hay otros que resumen en sí el decoro de muchos hombres. Y yo bien sé que sobran hombres y mujeres con decoro en este país. Y que no vamos a vacilar para destruir este último estertor del trujillismo al precio que haga falta.

93

Credenciales del autor Aquiles Julián
Escritor, teatrista y cineasta. Especialista en mercadotecnia integrada. Master en programación neurolingüística, PNL, Business Coaching, desarrollo de equipos de alto desempeño y neurocompetencias. Desempeñó posiciones gerenciales en importantes empresas dominicanas e internacionales, entre ellas McCann-Erickson Dominicana, Retho Publicidad, Banco del Comercio Dominicano, Refrigeración Antillana, Publicitaria del Caribe, Systema Creativo, Latina Publicidad y otras. Fue consultor de mercadeo en empresas como de Muebles de Oficina OMAR, Fábrica de Colchones Rex, Herrera Pérez & Co., Tecnoimport y otras empresas. Gerente de Mercadeo de Laboratorios Rysell. Impartió docencia en las universidades APEC, INTEC, UCSD, Universidad del Caribe y en los monográficos de mercadeo de la UNPHU. En 1993 fundó Maxiventas, S.A., la primera empresa dominicana especializada en mercadotecnia integrada. En el 2001 se fusionó con Optimus, Colombia, para crear la empresa de formación de capital humano dominico-colombiana IDEACCION, S.A. Luego fundó Intercoach, S.A. Tiene formación especializada en Gestión por Competencias por Martha Alles Capital Humano, Coaching Cognitivo por The Freeman Institute, Terapia Cognitiva por The Beck Institute, entre otras. Ha ganado importantes concursos literarios en los géneros cuento, poesía y teatro. Edita digitalmente cinco colecciones de libros que distribuye gratuitamente por la Internet: 1. Muestrario de Poesía (poemarios)

94
2. 3. 4. 5. Biblioteca Digital de Aquiles Julián (narrativa) Pensar es gratis (ensayos y obras de no-ficción) Ciensalud (temas de nutrición y salud preventiva) Emprender & Prosperar (fomento de la libre empresa)

Ha publicado los libros            La esencia del coaching El Software del cerebro El origen del mal servicio al cliente El activo más desperdiciado en las empresas Seis cuentos para leer en yola Roque Dalton: el muerto indócil El libro de cristal de los Cohén Homenaje a Carlos Franqui Cómo tener siempre tiempo Llevar a Gladys de vuelta a casa y otros cuentos Por qué leemos lento

Así como antologías y recopilaciones. Escribe de manera regular artículos que son amplificados por distintos medios digitales, entre ellos: Al Momento. Net, Diario Digital RD, Expreso Santo Domingo, Diario Dominicano, todos periódicos digitales de República Dominicana. Por igual, Atanay.com, Estados Unidos, Foro pro Ley de Acoso, Uruguay, El Libre Pensador, España, Blog de Cajamarca Perú, Orejano Vive, Uruguay, y El Sol de Ohio, Estados Unidos.

95

1. Vacas, cerdos, guerras y brujas / Marvin Harris 2. El fin y los medios / Aldous Huxley 3. Jefes, cabecillas y abusadores / Marvin Harris 4. A la luz de la sabiduría / Reinaldo Rodríguez Arzola 5. Homenaje a Carlos Franqui / Aquiles Julián, selección 6. Roque Dalton: el muerto indócil / Aquiles Julián, recopilación 7. La guerrita que se le aguó a Chávez / Aquiles Julián, recopilación 8. El último estertor del trujillismo / Aquiles Julián

Colección

Libros para pensar
2010