Informe sobre el estado de la Acreditación de la UPR Martes, 9 de noviembre de 2010 Centro de Convenciones de Puerto Rico San Juan, Puerto

Rico

En los Estados Unidos y sus territorios, existe el concepto de la acreditación regional, que es, que el Departamento de Educación federal, le ha dado reconocimiento a seis organizaciones regionales, como acreditadoras de Universidades, dentro de sus respectivas regiones de los Estados Unidos. Puerto Rico y por consecuente, la UPR, está en la Región de la Middle States Commission, que cubre la zona desde New York hasta Washington, DC, más Puerto Rico e Islas Vírgenes. El estar acreditada por la Middle States o por otra de las seis acreditadoras regionales le provee a una universidad, el derecho a recibir fondos federales tales como la Beca Pell, los subsidios de préstamos estudiantiles, fondos de estudio y trabajo, fondos de investigaciones, entre otros. En el caso del Recinto de Río Piedras, éste ha sido acreditado continuamente por la Middle States Commission desde el 1946.

En octubre de 2009, la Middle States Commission habría de enviar una carta al Consejo de Educación Superior y a la UPR, explicando su preocupación por el cambio repentino e inesperado en toda la plana mayor de la administración de la UPR, o sea, la renuncia de García Padilla y de todos sus Rectores, coincidiendo con el cambio de gobierno. También les preocupaban los paros que ocurrirían en el transcurso de ese período. Como parte de eso, el Dr. Luis Pedraja, Vice Presidente de la MSCHE y enlace de Middle States con todos los Recintos de la UPR, excepto Bayamón, Carolina y Ciencias Médicas, visitaría los

portones de Humacao y conversaría con los manifestantes en paro. La preocupación de Middle States era de que había un potencial problema en la gobernabilidad de la institución que causara un descontento generalizado que no se estuviese escuchando o atendiendo en una de los constituyentes principales de una universidad: los estudiantes. En enero de 2010, Middle States decretaría el caso como cerrado, pero haciendo la salvedad de que se mantendría monitoreando la situación.

En el 24 de Junio de 2010, la Middle States Commission haría la determinación de colocar a los diez recintos que habían estado en huelga en probatoria bajo el estándar de liderato y gobernabilidad, el estándar de recursos, y el estándar de ofrecimientos académicos. A partir de el lunes 28 de junio al sol de hoy, esta servidora ha mantenido un contacto continuo y constante con el Dr. Luis Pedraja. También se ha participado en las reuniones de las dos visitas que Middle States ha hecho a la Universidad, en el 29 de Julio en el Caribe Hilton y posteriormente el 14 de septiembre

Los estándares y motivaciones detrás de cada uno de ellos serían los siguientes:

El estándar de liderato y gobernabilidad se ha de concentrar en el estado actual de la administración: La gobernabilidad actual de la institución sencillamente no funciona. Es una en la que carece el diálogo entre las distintas constituyencias de la institución, que son administración, estudiantes, profesores, no docentes, etc. En fin, Middle States verá la gobernabilidad compartida, o si queremos citar a nuestra propia Ygrí Rivera, el co gobierno, como un principio fundamental y sagrado de la educación superior estadounidense, en la cual

todas las partes deben de tener una injerencia, y su insumo tiene que ser genuinamente considerado en la toma de decisiones en la práctica y no meramente en el papel. Ellos no conciben como aceptable de ninguna manera el que los únicos momentos en los que se hay un diálogo o negociación con el estudiantado genuino es básicamente en tiempos de huelga. En fin, la Middle States ha reiterado que ve la huelga no como el problema, sino como el síntoma de un problema mucho mayor. Casi como el dolor causado por un cáncer: La enfermedad es el cáncer, no el dolor.

El estándar de recursos remite al estado financiero de la Universidad. El estándar requiere que la Universidad pueda demostrar que posee los recursos materiales y financieros como para poder operar de una forma previsible y a mediano y largo plazo. Como parte de la evaluación de este estándar, Middle States pidió ver los libros y estados financieros más recientes para su evaluación.

Finalmente, el estándar de ofrecimientos académicos se encontraba en el estado de probatoria, pues se exigía que la Universidad proveyera la evidencia de que el semestre que quedó interrumpido por el proceso huelgario, había sido completado con el rigor necesario. Este sería el único estándar de los tres, que la Universidad habría de cumplir en la visita.

En la semana que transpiró del 12 al 16 de septiembre, viene a Puerto Rico el equipo evaluador de la Middle States liderado por el Dr. John C. Cavanaugh, al cual el Dr. Pedraja se le une como parte del equipo. Esta visita sería para poder evaluar el cumplimiento de los diez recintos en probatoria con los estándares, y los informes sometidos por la UPR.

La administración fracasó estrepitosamente en el proceso de la evaluación. En cuanto al estándar degobernabilidad, la Middle States señalaría que la Junta de Síndicos, particularmente los síndicos de minoría no están siendo debidamente informados. También se señalaría que la comunidad no está siendo verdaderamente consultada, El informe final producto de esta evaluación habría de ir más lejos todavía, al extremo de decir, que el requisito de la consultación de la comunidad universitaria, va mucho más allá que meramente reunirse. Se tiene que demostrar una amplia evidencia que este insumo realmente es tomado en consideración en la toma de decisiones de Presidencia y la Junta de Síndicos. Como ejemplo craso de esto tendríamos el famoso tema de eliminar las verjas, el cual el informe señala que no se consultó a la comunidad universitaria, inclusive cuando se le señalaría tanto en este Recinto como en otros, preocupaciones de seguridad. Otro ejemplo mayor de esto citado sería la Rectoría de Cayey, en la cual la persona que no había sido recomendada por la comunidad, fue precisamente la persona nombrada. Irónicamente, viviríamos esto semanas después en Río Piedras con el nombramiento de Ana Guadalupe, a pesar de que ya la administración había sido advertida de esto por Middle States.

En cuanto al estándar de Recursos, el desafío sería uno más temerario todavía: Los libros que la administración sometería serían los de quince meses antes, del año fiscal 20082009. Middle States concluiría sencillamente que no tiene la información necesaria, y como tal, la Universidad no ha proveído evidencia de estar en cumplimiento con el estándar. Se requiere como aspecto fundamental y que no es opcional que los estados financieros se abran antes de enero y que se hagan vistas en todos los Recintos para el estado

presupuestario. Adicionalmente, que se provea planes financieros a largo plazo de los próximos cinco años, no de este año fiscal y cómo se va a parchar. Recordemos, compañeros, que la cuota meramente parcha el año fiscal actual como colateral de préstamo, y que el año fiscal próximo la insuficiencia será mayor.

Finalmente, el estándar de ofrecimientos académicos es el único del cual se anticipa que se nos levante la probatoria, por virtud sencilla de que si cerramos el semestre interrumpido sin problema. Esa era la parte fácil.

En el 18 de noviembre, o sea, dentro de 9 días, la Comisión regente de Middle States se reunirá en Filadelfia para administrar su decisión sobre que hacer con la probatoria. Se anticipa que la probatoria continuará, pues son las recomendaciones de la evaluación, en los estándares de recursos, y los estándares de liderato y gobernabilidad.

Adicionalmente, y debido al hecho de que este informe que somete el comité evaluador de Middle States, es literalmente embargado por la administración por muchas semanas, al extremo de que a los propios miembros de la Junta de Síndicos no se les había dado, se ha entendido que existe una posibilidad real de que se añada el estándar de Integridad, entendiéndose que está administración no se ha comportado de una forma ética. La otra posibilidad que se entiende como real, pero que tampoco es segura es la posibilidad que Ciencias Médicas sea añadido a la probatoria en los estándares de Recursos.

Adicionalmente, quiero cubrir unas interrogantes comunes que distintos estudiantes

me han hecho a lo largo de los últimos meses: La primera es si es verdad que Middle States fue quien exigió que se hiciera el alza del 2005 y posteriormente el alza escalonada a la matrícula. Este rumor es falso. Esta servidora se ha dado la tarea de examinar los documentos pertinentes a la evaluación de Middle States del 2005, y en ningún punto de esta evaluación se estipula como un requisito el alza en la matrícula que se llevaría a cabo meses después y que desembocaría en una huelga. Existe meramente una oración, al fondo de toda la sección de recursos económicos, que lo menciona como una posibilidad que se puede evaluar. Pero el informe antes de eso dice claramente que ya la administración alberga planes de un alza. Aún más, el informe solicitaba en el 2005 que se abriera un mayor diálogo y cooperación con el estudiantado, y entendía que sino se hacían esos acercamientos, iba a desembocarse en una huelga. En fin, Middle States no solicita el alza de el 2005, que la administración García Padilla los haya utilizado como cuco ante el estudiantado es otra cosa. Inclusive, los señalamientos de gobernabilidad hacen a nuestra probatoria cinco años después, la crónica de una muerte anunciada.

También hay otra interrogante que se me ha hecho varias veces, y es que Harvard, Berkeley, y otras universidades de alta envergadura no se acreditan, si este es el caso, entonces porqué hace falta la acreditación. Eso también es falso. Harvard, y las demás instituciones del Ivy League están acreditadas con la New England Association ó con la Middle States, dependiendo de su localización. Berkeley está acreditada con la Western Association. Inclusive, las grandes Academias Militares como West Point y Annapolis, han tenido que someterse al proceso de acreditación.

Finalmente, hay que mencionar el rol de las leyes federales en esto. Las enmiendas más recientes a la Ley de Educación Superior federal, desde el 2008 y 2009, dicen que una institución para retener los fondos y la acreditación, sólo puede cerrar por vacaciones programadas, o por desastres naturales. Como tal, y para contestar una de las fases más importantes de esto, si se diera un cierre indefinido adicional, fueran cuales fueran las circunstancias, Middle States se vería en la obligación de bajar la Universidad a la próxima etapa de acción adversa, que es la demostración de causa, o “show cause”. Aquí se le solicita a la administración que muestre causa de porqué no se le debe de quitar la acreditación, y de no poder hacerlo de una forma convincente, el próximo paso sería la pérdida de la acreditación. Adicionalmente, la ley federal establece que el máximo de tiempo que una institución en probatoria puede recibir fondos federales, es de dos años. Osea, tenemos hasta el 24 de junio de 2012 para salir de la probatoria.

¿Qué ocurre si se pierde la acreditación? Debido a la naturaleza del sistema actual, en el cual el Departamento de Educación federal usa la acreditación como el buen visto para acceso a fondos federales, se perdería el acceso a los fondos federales de Título IV, que incluyen la Beca Pell, los préstamos estudiantiles, fondos de investigaciones y laboratorios, etc. La universidad y el estudiantado actualmente es altamente dependiente de estos fondos, y en los tiempos de crisis fiscal, más todavía. Para hablar sin rodeos: la pérdida de la acreditación supondría la muerte de la Universidad pública que conocemos. Serían 60,000 estudiantes los que no podrían estudiar.

En conclusión, estamos ante una situación, en la que de haber estado en un problema

inicial, que era la probatoria de la acreditación, los pasos en falso, y por usar lenguaje vulgar, metidas de pata de nuestra administración, en algunos casos, puro desafío a Middle States reminiscente al que se le dio al estudiantado durante la huelga, ha agravado aún más el estado de la acreditación, pues ha ido complicando la situación, y dándole razones y provocaciones a Middle States para tomar mayores acciones adversas. Quizás esto sea por unos niveles de ineptitud que desafían la imaginación, o inclusive, quizás nos debamos de cuestionar como posibilidad la clásica teoría de conspiración: si es que eso es precisamente lo que desean, perder la acreditación y así poder cerrar la universidad o venderla al mejor postor. En todo caso, sea simple ineptitud, o un plan orquestado, su desenlace si no se detiene es el mismo: La desacreditación y colapso de la Universidad.

Pero si una huelga no es opción, entonces qué? Sería un tanto craso, e inclusive irresponsable de mi parte, el no proveer recomendaciones. Ya se ha señalado por parte de Middle States, que no tomará acción adversa, aunque si lo tomaría como señal de que el problema de gobernabilidad no se ha resuelto. En fin, tenemos licencia para todo menos el cierre indefinido. Y como tal yo lo recomiendo: Que se adopten métodos alternativos de lucha de alta presión, tales como autorización de esta asamblea a que los comités de acción y/o consejos de estudiantes lleven a cabo paros y ocupaciones de facultad de facultad y del recinto de 24 y 48 horas sin aviso, a llevar la protesta a foros fuera del recinto, tales como a los propios síndicos de mayoría, y cualesquiera otras manifestaciones, paros, y otras que se entiendan necesarias. Yo le insto a la asamblea que considere eso, pero a su vez, que se reserve el derecho a autorizar una huelga, solamente en una asamblea posterior que sólo se de una vez se acabe el semestre.