You are on page 1of 8

MANUAL DE TERAPEUTAS

Extractos del libro MANUAL DE TERAPEUTAS

de Johnny Grimståhl

Muchas personas sufren de distintos problemas de articulaciones y vértebras, en muchos casos originados
como resultado de una vida sedentaria. Los músculos que no se usan, se atrofian, van perdiendo fuerza y con
el tiempo uno aguanta cada vez menos de las actividades físicas diarias. Levantar una caja en una posición
incorrecta, puede provocar un lumbago, que en condiciones normales nunca hubiera surgido. Aparte de esto,
existen por supuesto también accidentes, que pueden lesionar hasta al más fuerte, igual que se puede sufrir
desgastes y deterioros de las articulaciones, debidos al trabajo, o la vejez. No obstante, es un hecho que los
músculos fuertes y bien entrenados constituyen una buena protección, y funcionan como amortiguadores para
los huesos y órganos internos.
“El dolor de espalda” es muy común en todos los países desarrollados. El tratamiento suele ser algún
calmante, reposo y fisioterapia. La persona suele sentirse mejor después de una, o un par de semanas, si el
problema no es crónico. Los desafortunados que padecen de problemas crónicos de espalda u otras articula-
ciones, se encuentran a menudo en un círculo desesperante, deambulando entre diferentes profesionales de la
salud, sin obtener solución para sus problemas. La capacidad y las ganas de entrenar se reducen y el cuerpo va
degenerándose más y más. Al final sólo les queda el paro o una jubilación anticipada.
Existen técnicas y métodos de la medicina alternativa que pueden remediar, o aliviar, este tipo de pro-
blemas. Con un tratamiento adecuado, la persona se puede curar en un día o dos, sin tener que tomar calman-
tes, sufrir inyecciones dolorosas antiinflamatorias, o estar pasivo en reposo por una larga temporada. Muchos
de los terapeutas intentan también buscar el origen del problema para dar consejos de lo que se puede hacer
para que el problema no persista o vuelva.

PROBLEMAS DE ESPALDA Y CUELLO


INSUFICIENCIA LUMBAR
La mayoría de las personas van a tener algún tipo de problema de espalda o cuello durante su vida. Parece que
el hombre todavía no se ha adaptado del todo a caminar erguido. La zona más susceptible de la espalda es la
parte lumbar, en primer lugar las vértebras L 4, L 5 y S 1.
Un 70 % de los afectados se curan espontáneamente entre uno y dos meses, un 15 % en unos tres meses y
dentro del grupo restante (15 %) hay muchos casos con problemas crónicos.
Los problemas de espalda y cuello son la causa más común de la capacidad reducida de trabajar, bajas y jubi-
laciones anticipadas. Todo esto supone una carga enorme en la economía del país.
Causas: Traumatismo. Inactividad que da lugar a músculos debilitados.
Músculos debilitados en el abdomen y la espalda inferior, que crean malas posturas. Trabajos monótonos y
estáticos.
Posiciones inadecuadas de trabajo. Problemas emocionales y mentales.
Síntomas:
Rigidez por la mañana.
Dolor de espalda sin irradiar.
Dolor al levantar objetos.
Dolor sordo e incesante después de caminar o estar sentado.

LUMBAGO
El lumbago se caracteriza por dolor intenso en la parte inferior de la espalda. El dolor puede ser local o irra-
diante.

LUMBAGO AGUDO
El dolor aparece como un relámpago con dolores fuertes y calambres musculares.
LUMBAGO CRÓNICO
Dolores más o menos incesantes durante un par de meses o más.

Causas:
Tirones musculares, a menudo debidos a posiciones incorrectas en el trabajo o por levantar objetos pesados.
Acu-puntos bloqueados de la espalda.
Músculos hipotónicos (débiles) o hipertónicos.
Desequilibrios entre los músculos agonistas y antagonistas.

Síntomas:
Dolor constante.
Dolor cuando se mueve.
Postura anormal debida al dolor.

CIÁTICA
Una parte del nervio ciático está comprimido o irritado, normalmente la raíz del nervio.

Ciática verdadera:
El nervio ciático está comprimido e irritado en las vértebras L 4, L 5 o S 1.

Ciática falsa:
El nervio ciático está comprimido en su paso por el músculo piramidal. Los dolores son iguales que los de la
ciática verdadera, pero el problema no depende en primer lugar de las vértebras lumbares o sacras.

Causas:
Lumbago.
Hernia discal.
Disfunción de la pelvis.
Desequilibrios de los músculos vertebrales.
Músculos hipertónicos de las vértebras.
Acu-puntos bloqueados en la espalda.
Otras causas.

Síntomas:
Dolores irradiados desde la zona lumbar que siguen el modelo que se describe arriba. Los dolores suelen ser
unilaterales, pero a veces aparecen en las dos piernas.

PROBLEMAS DE LAS VÉRTEBRAS

Existen varios tipos de problemas vertebrales y también muchas causas distintas. Una vértebra puede despla-
zarse un poco. Este desplazamiento es tan mínimo que a menudo no se puede ver en una radiografía, se trata
de milímetros, o menos. Por otra parte, ¡no hace falta mucho para causar un problema!
Todos los fallos vertebrales que no provienen de deformidades, están causados por desequilibrios muscula-
res. Si no se corrigen estos, el problema puede volver y con el tiempo ser crónico. El cuerpo puede a veces por
si mismo corregir los fallos de las vértebras y las articulaciones, si se tratan los desequilibrios musculares. No
obstante, en muchos casos hace falta una mano (o dos) para manipular la vértebra o la articulación y llevarlo
a su lugar correcto.
Se suelen clasificar los fallos vertebrales en las siguientes categorías:
LUXACIÓN
Dislocación permanente de una vértebra o articulación. Una luxación vertebral es muy grave y puede ser mor-
tal, cuando los impulsos de los nervios no llegan al cerebro.

SUBLUXACIÓN
Se trata de un desplazamiento del tejido conectivo entre los huesos o las vértebras. Solamente está afectada
una vértebra o articulación. A menudo se puede detectar una subluxación con la radiografía, o con TL. Las
subluxaciones pueden aparecer hacia un lado, hacia delante o hacia atrás.

Causas:
Defectos innatos.
Desgastes, osteofitos o tumores.
Desequilibrios de los pies, rodillas, pelvis o Lovett reactor.
Las mismas causas de la ciática.

Síntomas:
Dolores de espalda, que a veces se extienden irradiando a una o a las dos piernas.
Músculos debilitados y desequilibrados.
Dolores sordos.
Hormigueos
Vasos sanguíneos dilatados.

SUBLUXACIÓN LATERAL
Un traumatismo, o un desequilibrio muscular pueden causar un desplazamiento de una vértebra. El nervio que
pasa por la vértebra puede entonces quedarse pinzado, algo que puede ocasionar una irritación de la raíz del
nervio.

SUBLUXACIONES SOLAPARES
Cuando una subluxación solapa a otra, una vértebra, o un segmento de vértebras, está forzada/o hacia delante
o hacia detrás. Las apófisis espinosas se solapan, una a otra como tejas. La apófisis superior puede deslizarse
hacia el agujero vertebral, que se quedará comprimido.
Los nervios también pueden comprimirse uni, o bilateralmente. Esto puede causar una irritación de la
raíz del nervio, o una inflamación en la raíz del nervio (radiculitis).

FIJACIÓN DE VÉRTEBRAS
Una fijación es un bloqueo con una reducción de movilidad entre varias vértebras, normalmente dos o tres.
En vez de moverse por separado, estas vértebras se mueven como una unidad (un segmento de vértebras). La
vértebra que está por encima, o por debajo, del segmento se va a adaptar con una hipermovilidad, es decir, una
“compensación”.

Causas:
Las mismas causas de la ciática y subluxaciones.

Síntomas:
Movilidad reducida en dos vértebras o más
Hipermovilidad en las vértebras por encima o por debajo de la fijación.
Los mismos síntomas que los de las subluxaciones.
HERNIA DISCAL
Una hernia discal aparece gradualmente y normalmente si el disco está desgastado y degenerado, lo cuál lo
hace más seco y menos elástico.
Lumbagos repetidos pueden causar que las vértebras se desplacen demasiado de sus posiciones límites,
entonces pueden aparecer pequeñas roturas de fibrillas que podrán causar que el disco se hinche. Esto puede
provocar una hernia parcial, si el núcleo pulposo empieza a abombarse y presionar el tejido cartilaginoso que
le rodea. La hernia es total (prolapso discal) si el núcleo se rompe y una parte se queda separado del resto del
núcleo.

Los dolores provocados por las hernias suelen desaparecer, pero esto es un proceso que puede tardar desde
varias semanas hasta años. Mientras tanto, la persona suele sufrir dolor y muchas veces ser incapaz de trabajar.
Un tratamiento adecuado puede dar lugar un alivio más o menos instantáneo y permitir una vida normal. En
algunos casos no queda otro remedio que operar.

Causas:
Posiciones incorrectas de trabajo.
Levantar pesos excesivos o de manera incorrecta.
Varios lumbagos que causan irritación de la raíz del nervio.
Síntomas:
Dolor fuerte, local o irradiante.
Movilidad limitada y aumento del dolor en ciertas posturas o movimientos.
Aumento de calor y a veces hinchazón del disco.

COMPRESIÓN DE UN NERVIO

Causas:
Un nervio puede ser comprimido debido a una subluxación, fijaciones de segmentos de vértebras o hernia.
Como resultado, el disco puede hincharse y comprimir el nervio. Este estado se llama compresión del nervio
y suele provocar dolores irradiantes. El dolor se intensifica si la persona realiza movimientos que aumentan la
presión del nervio. El nervio se puede destruir si no se corrige el fallo.
Otras causas pueden ser osteofitos (aumento de calcio en las vértebras), degeneración de las vértebras debido
a desgastes, tumores en la espalda y FNT-alfa, ver final de la página.

Síntomas:
Dolores locales o irradiantes de espalda, como p.ej. ciática.
Dolores sordos.
Fuerza disminuida.
Falta de reflejos y a veces parálisis de ciertos músculos.
Sudación reducida.
Dilatación de vasos sanguíneos.

IRRITACIÓN DE LA RAÍZ DE UN NERVIO


La movilidad reducida de un segmento de vértebras da lugar a una compensación de las vértebras por arriba o
por debajo del segmento, poniéndose éstas hiper móviles. Las vértebras hiper móviles se mueven demasiado
en las posiciones límites y rozan la raíz del nervio, lo cuál puede causarle una irritación.
Causas:
Compresión del nervio.
Vértebras hiper móviles que rozan la raíz del nervio.
Edema - el disco se hincha y presiona la raíz del nervio.

Síntomas:
Hormigueos en los brazos, piernas o dedos.
Aumento de la sensibilidad de la piel y los músculos de la zona afectada.
Músculos tensos y con miositis fibrosas.
Vasos sanguíneos dilatados.

INFLAMACIÓN DE LA RAÍZ DEL NERVIO


La irritación de la raíz del nervio puede causar una inflamación que bloquea la circulación de la sangre y em-
peora el problema.

FNT-ALFA
FNT-alfa (“tumor necrosis factor alfa”) son partículas del núcleo del disco que escapan cuando hay una hernia
y causan edema en la raíz del nervio.

ENFERMEDADES Y PROBLEMAS DE LOS HUESOS Y ARTICULACIONES

OSTEOPOROSIS
La osteoporosis es un proceso degenerativo de la vejez que tarde o temprano afecta a todas las personas. La
masa ósea disminuye y los huesos se hacen más frágiles. Esto no debería implicar un problema ya que las
personas suelen ser menos activas y más cuidadosas con los años, ¡normalmente no se aprende el salto mortal
después de los cincuenta años!
La osteoporosis ha sido principalmente un problema de las mujeres, sin embargo, últimamente afecta tam-
bién a los hombres y a muchos jóvenes. Los países con más casos de osteoporosis son también los países en
donde se bebe más leche: Suecia y los demás países de Escandinavia, seguido por EE.UU. Así que, la leche no
fortalece el esqueleto, ni el tuyo, ni el de tus hijos. ¡Deja la leche de vaca para los terneros!

Causas:
1) Cambios en el metabolismo de la masa ósea, debido a la vejez.
2) Cambios hormonales debido a la menopausia (menos estrógeno etc.).
3) Inactividad. El reposo absoluto durante largas temporadas y la ausencia de gravedad en los viajes espacia
les, provocan osteoporosis. Todo tipo de entrenamiento fortalece el esqueleto. Lo más efectivo es entrenar en
un gimnasio, con pesas y máquinas para sobrecargar los músculos y los huesos.
4) Si la dieta es demasiado ácida, los ácidos que no se neutralizan se almacenan en los tejidos blandos y los
huesos, que se quedan frágiles y porosos.
5) El café y el tabaco contienen substancias que descalcifican los huesos.
6) Los niños pequeños necesitan la leche materna, los adultos no deben mamar, ni la leche materna, ni la de
otra especie. La leche de vaca no contiene el calcio apropiado para el hombre y engaña al cuerpo a expulsar el
calcio almacenado en los huesos para sustituirlo por el de la leche, que es un tipo de calcio que el cuerpo luego
rechaza. Es un hecho estadístico, que los países con mayor consumo de leche, también son los países con el
nivel más alto de osteoporosis.

Tratamiento:
Consejos de la dieta y más actividad física (= entrenamiento).
ESPONDILARTRITIS
Inflamación de las articulaciones intervertebrales.

ARTROSIS ESPONDÍLEA
Degeneración de las articulaciones vertebrales.

ESPONDILOSIS
Afección degenerativa, pero no inflamatoria, de las vértebras. Se acumula espolones en las vértebras y los
discos se desploman y se disminuyen.

ESPONDILÓLISIS
Disolución o destrucción de una vértebra. Hay fisuras en una o varias vértebras, o los arcos de las vértebras
no se han unido.

ESPONDILITIS
Inflamación de una o varias vértebras y/o discos.

ESPONDILOLISTESIS
Deslizamiento de una vértebra sobre otra. Es más común en las vértebras lumbares, sobre todo L 5.

ESTENOSIS ESPINAL
Un estado degenerativo causado por la vejez. El canal vertebral se queda comprimido por artrosis y osteofí-
tos.
Síntomas:
Dolor que aumenta durante el día.
Dolor que disminuye en flexión.
Tratamiento:
Masaje.
Estiramientos y tracciones ligeras.

ENFERMEDAD DE SCHEUERMANN
Es una inflamación del cartílago vertebral (osteocondritis vertebral).
Síntomas:
Dolor y rigidez de espalda.
Cifosis en la zona dorsal (espalda encorvada o jorobada), que puede ser crónica si no se corrige antes de que
la persona deje de crecer.
Mala postura corporal.
Músculos isquiotibiales hipertónicos y rígidos.
Tratamiento:
Entrenamiento moderado.
Estiramiento y ejercicios para mejorar la movilidad.

ENFERMEDAD DE BECHTEREW
Enfermedad inflamatoria (espondilitis deformante o anquilopoyética) debida a un proceso de artritis en las pe-
queñas articulaciones, más común en los varones jóvenes. Afecta principalmente las articulaciones sacroilia-
cas.
Síntomas:
Rigidez de espalda debido a la fusión de las articulaciones pequeñas.
Rigidez de los ligamentos de la espalda, con dolor y movilidad reducida.
Problemas respiratorios.
Dolor e hinchazón de las rodillas.
Tratamiento:
Estiramiento de los músculos.
TORTICOLIS
Inclinación de la cabeza y cuello debido a músculos hipertónicos que causan calambres musculares.
Causas:
Movimientos y giros bruscos de la cabeza.
Traumatismos.
Estar en corriente de aire (p.ej. en un descapotable).
Dormir con una almohada demasiado alta.
Tratamiento:
Calor y reposo.
Masaje y estiramientos ligeros.
Movilizaciones y/o tracciones.

SÍNDROME DEL ESCALENO


También conocido por síndrome de salida del tórax. Está causado por una presión del plexo braquial a la altura
de la primera costilla, que puede afectar los nervios y vasos sanguíneos de esa zona.
Causas:
Músculos hipertónicos: escaleno, subclavio, pectoral menor y otros.
Movilidad disminuida debido a una fascia rígida y corta.
Una respiración inadecuada (respirar “con el pecho”).
Acumulación de cartílago debido a una rotura de la clavícula.
Síntomas:
Dolores irradiantes hacia el hombro y brazo.
Test positivo de Roos.
Tratamiento:
Estiramiento y tracción.
Practicar la respiración abdominal.

LESIÓN POR LATIGAZO


El latigazo del cuello puede ocurrir cuando la cabeza se sacude hacia delante y atrás debido a un accidente de
coche u otro traumatismo (hiperflexión y hiperextensión).
Ese tirón puede dañar a los músculos y los ligamentos, dando lugar a subluxaciones de las vértebras cerebra-
les. El problema puede surgir inmediatamente después del accidente, o más tarde, a veces años después.
Síntomas agudos:
Rigidez y dolor del cuello.
Dolores irradiantes hacia el hombro o el brazo.
Hipermovilidad del cuello.
Tensiones musculares del cuello y hombros.
Cansancio en general.
Cefalea.
Síntomas crónicos:
Los mismos que arriba.
Dolor constante o periódicamente.
Depresión.
Mareo y cefalea.
Tratamiento:
Radiografía y reconocimiento médico.
A menudo hace falta collarín ortopédico.
Estiramientos suaves sin llegar a las posiciones límites.
Masaje y calor.
No tratar con tracción, manipulación o estiramientos normales.
COMO TESTAR Y TRATAR LOS HUESOS CRANEALES Y LAS SUTURAS

Las suturas del cráneo en forma de zigzag están diseñadas para proteger el cerebro y al mismo tiempo facilitar
al cráneo crecer durante la infancia. Las suturas permiten pequeños movimientos del cráneo, incluso en los
adultos, no se endurecen si no hay problemas patológicos. No obstante, se enseña a los estudiantes de medici-
na en muchos países que las suturas se quedan rígidas e inflexibles. Es una suposición basada en los estudios
de calaveras, que por razones obvias se han secado y perdido su elasticidad y movilidad.
Los ventrículos del cerebro se expanden y se contraen en un movimiento rítmico y automático. Esta
“respiración primaria” afecta al líquido cerebro/espinal y la dura madre, y da lugar a la “respiración primaria
cráneosacral”. Esta “respiración” no es la misma que la respiración pulmonar y las pulsaciones arteriales, pero
es afectada por estas dos últimas. La frecuencia es de 10 - 14 pulsaciones por minuto y baja a la mitad cuando
se descansa. El tratamiento del cráneo y las suturas que se describe en la página 226, se efectúa tocando las
suturas con los dedos hasta que las pulsaciones han bajado a 5 - 7 por minuto. Los movimientos mínimos de
las suturas y las pulsaciones sutiles de la “respiración primaria cráneosacral”, sólo son perceptibles por los
médicos y terapeutas que han desarrollado suficientemente su sensibilidad.
Muchos de los desequilibrios y deformaciones del cráneo y suturas provienen de un trauma en la ca-
beza. Muchos de los pacientes de lesión por latigazo suelen llegar a un nivel, sin mejorar más, hasta que se
trata los problemas craneales que puedan tener. Otras causas pueden ser traumas del cráneo en el nacimiento.
Todos los cráneos no se corrigen automáticamente después del nacimiento, es más, en muchos casos, se han
usado fórceps o extracción con ventosas para sacar el niño. Muchas madres dejan de amamantar al bebé muy
temprano, algo que puede impedir que las deformaciones craneales se autocorrijan por no chupar el pezón
(chupar un biberón no activa la lengua y los músculos de tragar de la misma forma).
Hay dos tipos de tratamientos craneales, bien por movilizaciones de los huesos craneales, o bien equi-
librando las pulsaciones de la “respiración primaria cráneosacral”.
Antes de movilizar los huesos craneales, se busca el desequilibrio y el tratamiento con “desafío”, es
decir, se hace un par de “correcciones de prueba” en distintas direcciones para tener una respuesta de un MI.
Un TL no suele ser recomendable, porque el TL puede indicar muchas cosas, como p.ej. puntos NV o acupun-
tos etc.
Movilización de las vértebras y las costillas.
Entrenamiento para mejorar la forma y la fuerza.