El Arbol Rosacruz de la Vida

Adaptado y dibujado por Rt. Wor. Fr. Firmus IX° (Metropolitan) En el principio el citado Dios de una nueva creación reinició su trabajo en un espacio del firmamento que ahora visualizamos y concebimos como la localización del Sol. En el principio era la “Palabra”, el Rayo de creación de 7 tonos, emitido bajo el DESEO de Dios; enfocado a través del plano de la Mente, o SABIDURÍA de Dios; sobre los éteres zodiacales, iniciando así la ACTIVIDAD de Dios, o, la Creación. Así “El Señor hizo el Cielo,” (Fuego y Aire), “y la Tierra,” (Agua y Tierra), los Cuatro Elementos. Así, el Rayo de Vida, enfocado a través de los patrones arquetípicos, “en el Agua, en el Aire,”-“dió a luz” las formas manifestadas sobre la Tierra de “toda criatura viviente;” – y “la Tierra reconstruye los tipos que ella recibe,” “en una escala de evolución constantemente ascendente.” En esta evolución, cuatro Ondas de Vida han surgido y se han apagado por sí mismas; y la quinta, de nuestra propia evolución, habiendo llegado hasta su fuerza más alta, está ahora rebajada a cuatro ondas menores: -- Homos Americanus, Mongolicus, Caucasicus y Ethiopicus. Cada una de ellas a su vez ha hecho surgir numerosas vibraciones menores de subrazas; 104 Americanus, 76 Mongolicus, 107 Caucasicus y 40 Ethiopicus. Estas comprenden tales razas, ya que la antropología oculta y no-oculta considera a un individuo suficiente para ser contabilizado como una división distinta de la Onda de Vida. La Hermandad enseña que ya hay acumulada de manera muy sutil una última ondulación sobreviviente de esta onda, la fuerza de la siguiente gran Oleada, la cual será la sexta en evolución. Algún punto de Australia, y alguno de Norteamérica como escena de este resurgimiento. Pero parece que Norteamérica será el teatro de esta evolución, ya que los tipos y los ideales evolucionan más rápido en aquellas latitudes sobre las que el Sol trabaja a través de Aries-Libra, o bajo el “Arco Real”, que simboliza la Primavera, el Verano y la evolución de la Cosecha en la gran Estación Cósmica.
NOTA EDITORIAL: Este diagrama ha sido el más cuidadosamente compilado, corregido y revisado, y creemos que se encontrará como la presentación más exacta y completa de las razas del mundo, propuesta hasta ahora. Es un simbolismo espléndido del Árbol famoso cuyas raíces están en el Cielo, y cuyas ramas están sobre la Tierra. Este diagrama debería ser preservado por todos los estudiantes ocultistas a los que pueda llegar, como referencia para cuando estudien la evolución de las razas, sin importar escuela, culto o secta. La publicación de este suplemento inserto en cinco colores y oro es hecha posible a través de la generosidad de los Fraters Cadmus de West Gate College y Frater Firmus de Metropolitan College.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful