Ronald Kay, filósofo, escritor y teórico del arte

:

"Vivimos un tiempo sin futuro"
Poeta, teórico del arte, gestor y figura fundamental de la vida intelectual de la segunda mitad del siglo XX en Chile, que en 2008 tendrá un decisivo encuentro con el público chileno, a través de una muestra suya en el Museo Nacional de Bellas Artes, el autor del texto sobre la obra de Eugenio Dittborn, "El espacio de acá", y editor de la mítica revista Manuscritos, la primera publicada en Chile tras el golpe militar, al interior del Departamento de Estudios Humanísticos formado en la Universidad de Chile, desempolva la historia de este legendario espacio académico, en el que confluyeron personalidades que dejarían una marca imborrable en la historia de las letras y el pensamiento. Un tiempo de utopías y futuros que Kay declara fallecidos. Por Rosario Mena Radicado en Alemania, junto a su esposa, la famosa coreógrafa Pina Bausch -"ella vino a Chile y me pescó de un ala"-, Ronald Kay es una figura central en la escena de las letras y el pensamiento local de la segunda mitad del siglo XX. Fundamentales son sus textos sobre la obra de Eugenio Dittborn, "El espacio de acá" y "V.I.S.U.A.L." (junto a Nelly Richard), además de su labor en la edición de la revista Manuscritos, publicada en 1977 al interior del naciente Departamento de Estudios Humanísticos de la Universidad de Chile, que incluye un hermoso ensayo sobre el pastiche Quebrantahuesos y poemas inéditos de Nicanor Parra, junto con recoger en parte su actividad como profesor de este espacio académico y experimental. Su libro Deep Freeze, escrito en los años '60 y publicado en 2000, es buena vitrina para asomarse a su sistema de creación y pensamiento, en el que convergen los múltiples discursos que el poeta experimenta: nombres de calles, avisos comerciales, jerga, las ciencias y el arte. Una obra que, como las de Enrique Lihn, Juan Luis Martínez y Gonzalo Millán (todos personajes vinculados a su quehacer) interrogan frontalmente a la teoría y la práctica de la literatura.

La escuela de la vanguardia
La formación intelectual de Ronald Kay, multidisciplinaria, singular y poco convencional, se alimenta sustantivamente de sus estadías en Europa y Estados Unidos y la experiencia en terreno, de la efervescencia cultural de fines de los '60 y el encuentro con algunos de los más importantes creadores del momento. "Primero estudié dos años leyes, donde fui compañero de Raúl Ruiz. Allí hacía ayudantía Ricardo Lagos. Luego, a causa de una profunda crisis personal me fui un año a Oxford, donde estuve en el curso de Isaías Berlin, autor del libro de Marx. Me dediqué mucho a estudiar. Antes había escrito un poco de poesía y me fui un mes de vacaciones a París, eso fue más que una formación universitaria. Yo vi a Moreau, a Cocteau…Todos los días iba al teatro. Vi obras originales de Ionesco y de otros grandes autores. En Oxord, en un cine pequeño, el año '60, vi Shadows, de Cassavetes, cuando recién salía". De regreso a Chile, continuó por un año la carrera de Leyes, hasta que su novia, le aconsejó, certeramente, que asumiera su incontenible inclinación hacia las artes y las letras, lo que lo llevó a la Facultad de Filosofía de la Universidad de Chile, en la céntrica avenida Bulnes, donde tomó cursos libres de literatura francesa e inglesa y

A mí me dio la crónica roja. en los que tuvo la posibilidad de desplegar a sus anchas las habilidades entrenadas en la lectura. Desde ahí nace una teoría de la escritura que hasta ahora nadie ha entendido. Cuando volví a Chile le di todos los datos a Raúl Ruiz y él estaba muy impresionado". el ICTUS. Lo que había aprendido de Guzmán". referido a la relación entre el lenguaje. lo releí y capté lo que él quería decir. El dice que saca su poesía de los diarios y los avisos. Aprender a leer Es el profesor de estética. para analizar las relaciones más profundas de un texto. en literatura comparada. Había una biblioteca maravillosa. No sabemos a dónde vamos. "Yo me consideraba un intelectual moderno. Brugnoli. casi por casualidad. tomando contacto con galeristas. escritores. El tenía un gran proyecto. La pareja se quedó cuatro años en Alemania donde se insertó en la elite de la vanguardia artística e intelectual del lugar. había un futuro. los museos ya habían llegado al arte contemporáneo. un gran espaldarazo. la moneda. Al principio me costó aceptar el trabajo. La idea era entender el momento en que se hacía la literatura. Núñez. Estaban Balmes. Kay realizó diversos cursos y. Mallarmé. en el sur de Alemania cerca de la frontera con Suiza. para mí lo importante era Ezra Pound. pero accedí y fue un gran regalo que me hizo ese profesor. y que surgió luego de que el alumno aventajado solicitara a su profesor una guía para su lectura personal. "Yo ya tenía el método para pensar. aquél que reconoce como tal varias décadas después. En Constanza. a través de un largo seminario. Posteriormente. Pero el profesor me encargó un trabajo sobre los diarios en el siglo XIX. en el que participaban otros escritores como Ariel Dorfman. Me enseñó a pensar". "El fue un gran apoyo. en opinión de Kay.rápidamente se transformó en el ayudante del maestro Roque Esteban Scarpa. Kay partió a estudiar a la nueva universidad de Constanza. Lección que se basaba en el estudio sistemático y profundo de textos. Jorge Guzmán. leí los diarios como él leyó los diarios. Fassbinder. Te lo . si bien no se puede decir que lo haya logrado "sigue siendo una muy buena universidad". Win Wenders. de la misma época en que se publican las Flores del Mal y Madamme Bovary. Analizábamos sus textos. En este contexto. además "que el discípulo también forma al maestro" en una relación estrecha y mutua. Habían llegado a la flor todas estas instituciones que se habían iniciado antes: la Orquesta Sinfónica. "Ayudé a Scarpa a estudiar a la Mistral. Eran instituciones de gran altura". En esa época había un empuje. con toda la literatura contemporánea europea y norteamericana con textos originales". Yo había leído mucho a Mallarmé. Estaba todo el impacto de la revolución cubana. con sólo 6 alumnos. "Yo me siento completamente agradecido de haber sido parte de esa década que fue uno de los momentos más luminosos de la historia de Chile. Lo mejor para él fue lo personalizado de los seminarios. Proust. "Yo ahí vi todo el nacimiento del cine alemán. hija de Nicanor Parra. Ahí pasó algo muy fundamental en mi evolución. Hoy vivimos una época sin futuro. Por ahí rondaba también Armando Uribe. que se extendió por dos años. la Orquesta Filarmónica. Y le había encargado a distintas personas distintas secciones de la prensa. que eran muy avangarde. y tras contraer matrimonio con Catalina Parra. Un centro de estudios que aspiraba a ser uno de los más prestigiosos del mundo y que. Había clubes de jazz. comenzando por la poesía griega. De Guzmán aprendió. Las instituciones habían llegado a establecerse. fue a dar a uno de los temas más relevantes de su quehacer intelectual. artistas. el movimiento beatnick. la idea de la escena latinoamericana. Estamos en la adoración del vellocino de oro. y quién dedicó un completo ensayo a los poemas de Kay publicados en la revista Anales. quien se convertiría en el gran maestro. la escritura y la impresión como elementos generadores de significados. el ITUCH.

Pero yo. para impartir licenciaturas. Llamó a las vacas sagradas del ambiente académico. Para terminar este ensayo necesito entendidos en lingüística". el apagón. en la sede de la Escuela de Ingeniería. "A mí me pareció muy estrambótico. nunca la solucioné. en circunstancias de que en ese momento la universidad estaba muy resquebrajaba y dividida políticamente. la revista. Creo que eso a ella la marcó para siempre". donde se forma en el año '73. Diamela Eltit. bajo la dirección de Cristián Huneeus. Manuscritos Manuscritos salió el año 75 y fue la primera publicación en Chile después de septiembre de 1973. en respuesta. abajo. Por necesidad. que más tarde sería su esposa. funciona. Si está arriba. ese es un original. el toque de queda. Alhajó esta mansión con muebles comprados en el Persa. Lihn si tenía experiencia. Ahí asistieron Couve. apareció una única alumna para el curso de Ronald Kay. todo eso. Una nota se lee de otro modo si está en una página de adentro. El DEH El Departamento de Estudios Humanísticos. "Lihn dio un curso sobre Rambaud. aún no teníamos un edificio propio. Guzmán. cuenta Kay. pero parecía que se había gastado un dineral. Pronto llegaron otros alumnos como Zurita. Sin embargo. "Cristián (Huneeus) hizo una cosa muy especial. Me sonó como una publicación académica. de filosofía. entonces recién egresada de Literatura de la Universidad Católica. Después del golpe militar. Y me negué. se producía un clima de gran efervescencia cultural". La apariencia era muy noble". el caos reinante en el país paralizó notablemente la actividad y durante un período no se dictaron clases en el recinto. Más difícil aún era hacerla bajo el régimen militar. había trabajado en la Revista Universitaria. Era la escritora. con carpinteros. Todos aceptaron. adquieren y se trasladan a la casa de República 475. en un primer semestre. Ahí ocurrieron una cantidad de azares. en cuyo diseño participaba su . por la situación. El director propuso entonces hacer una revista dirigida por Kay. y aún en proceso de configuración legal. Marchant. De acuerdo a las inclinaciones de Kay. Huneeus tuvo la nobleza. de distintos colores políticos. sino a personas de mayor nivel. No existe otro original. no había distracciones y. literatura e historia. a un lado. que actualmente alberga al Museo de la Solidaridad Salvador Allende. que participaba en el taller de poesía de Lihn. de llamar a participar a gente no de igual o menor nivel que él. No se podía investigar. o si está en la primera página. para tramitarlo. poco común. cuyas sesiones se registraban y publicaban. A los pocos meses. "Fue un grupo de gente que se llamó para hacer sus clases. todo eso tiene un valor. "Pensé: ¿Le hago clases o no? Y después decidí hacer una clase como si le hablara a quinientas personas. "Ahí ya estábamos autónomos y podíamos articular mejor nuestro programa". El original de eso ocurre en la impresión. fundado una década antes. "Ni siquiera el club de gatos publicaba sobre la gatulidez en Chile". Era más barato que haber comprado muebles nuevos.grafico así: Si tú tomas la primera página de El Mercurio. le dije que sí pero sólo si yo podía hacerla a mi manera. Kay propuso traer a Enrique Lihn y comenzó a consolidarse el proyecto. y que conoció ahí a Diamela. Eran personas que tenían las ambiciones académicas como su interés principal". no se podía hacer clases. Elaboré una teoría que nunca terminé. Huneeus sugirió hacer un seminario colectivo. Insistió mucho y. a partir del Centro de Estudios Humanísticos. Y me dijo que bueno. Para empezar Cristián nunca se metió".

Que antes habíamos borrado muchas cosas. de República. cuenta el editor. Echaron a Cristián Huneeus de su cargo de director. Y pagamos el costo. Que existe un olvido permanente. que era Juan de Dios Vial. Queríamos decir que el olvido no sólo era producto del golpe militar. Mire qué ironía". Tenía una sección de documentos del pasado. Felipe los llevó a la oficina del director. se produjo en medio de un desabastecimiento general. pero olvidados. todos criticaron la revista. para distinguir los tonos. Esta casa es de nosotros. era muy importante quien realizara este original en la impresión. Yo le sugerí a Cristián que fuera. "Le dijeron: usted ya no es profesor aquí. él llegó un poco más tarde al Departamento. que tenía toda la razón del mundo. De la República al Ejército Los felices tiempos en la casa de República duraron hasta que un día de 1976 hicieron su aparición 7 agentes de la CNI para tomar posesión del inmueble Allí se encontraron con Felipe Allende. las circunstancias dictaron que sólo apareciera el primer ejemplar. Las aspiraciones de la publicación eran de largo aliento: "Habíamos programado llegar hasta el infinito con la revista Manuscritos. Yo quería hacer los quebrantahuesos. Pero la verdad es que no ganábamos nada. dio un portazo y nunca más volvió al Departamento. que aún no escribía La Nueva Novela. Después Parra se quedó un montón de tiempo". Vial se paró.pareja Catalina Parra. "Había un Consejo Directivo al que había que consultarle. Decían que teníamos Mercedes Benz y casa con piscina. por lo tanto. Fue muy criticada. Le publicamos a Nicanor Parra. ponía en jaque la relación entre lenguaje. en los próximos números Enrique Lihn y Juan Luis Martínez. Y. que era entonces el Rector agarró la revista y dijo: Yo estoy aquí para que cosas como ésta no sucedan". escritura e impresión. íbamos a tapizar el mundo con sus páginas". Pero. El que más se enojó fue Juan de Dios Vial. Tapia. Eso causó un remezón. a Ejército Libertador. pero nosotros lo obviamos. Y se requería una impresión muy precisa. . De ahí nos fuimos. Encarpetados quedaron los proyectos de publicar. Y esa revista que era todo lujo. "Pensábamos que en todos los números debía haber un original que se constituye en la impresión. el Director Académico.