You are on page 1of 4

INFORME ESPECIAL

POST CUMBRE DEL G-20 “Mucho ruido y pocas nueces”

“VISIONARIO ES AQUÉL CAPAZ DE VER OPORTUNIDADES DONDE TODOS VERÁN CRISIS”

15/11/2010 –08:30 HS. GMT-2
¿He visto esta película? Pareciera que las secuencias fueran siempre las mismas en estos encuentros de
mandatarios de las economías más desarrolladas y emergentes del mundo: Intensa previa cargada de
declaraciones fuertes, acalorados y largos debates mientras dura la cumbre y acaba con “sabor a poco”
pero todos sonrientes y saludando en la foto. Las opiniones de los analistas se inclinan en que la
reciente cumbre del G-20 celebrada en Seúl no ha sido la excepción.

EE.UU. y el anfitrión Corea del Sur desembarcaron con la intención de obtener adhesión internacional
para presionar a China a que permite flotar libremente al yuan, evitando de esta forma el precio
“artificialmente bajo” de la divisa como arma exportadora. Fueron más lejos aun instando incluso a
Alemania y China a modificar sus saldos de cuenta corriente y abultado superávit, lo que en la jerga
normal significaría “dedica menos recursos a estabilizar tu moneda, ahorra menos, gasta más así
mueves la economía y de paso me compras a mí”.

Por su parte el bloque compuesto por China y Europa centró sus intervenciones en duras críticas hacia
el reciente plan de la FED de inyectar U$ 600.000 millones mediante la compra de bonos en el
ampliamente debatido “Plan de Relajamiento Cuantitativo II” como una devaluación encubierta del
dólar. EE.UU. basó su defensa argumentando que el dólar se ha debilitado progresivamente como
consecuencia de la crisis financiera y que el Plan dará sus frutos.
¿Y los emergentes? Los antes llamados “países en desarrollo” lograron dos avances significativos, uno
de ellos en la obtención de peso y representación política en el Fondo Monetario Internacional (F.M.I.)
y el otro en el área de regulación y control del ingreso de “capitales golondrina” a sus economías,
creadores de potenciales burbujas.

Miremos mejor la mitad del vaso lleno, algunos acuerdos se lograron al menos con intenciones expresas
de los países, otros tendrán que esperar un tiempo. A continuación fragmentos extraídos de diversos
medios con lo más destacado que dejó esta reunión del G-20:

“El Grupo de 20 naciones más industrializadas y emergentes anunció el viernes que desarrollará
indicadores para medir los desequilibrios económicos, aunque retrasó hasta el año próximo el trabajo
contencioso de definir los problemas que se han comprometido a tratar”.

“El comunicado final de la cumbre apuesta por avanzar hacia tipos de cambios más determinados por el
mercado y propone abstenerse de adoptar devaluaciones competitivas. Pero no insta directamente a
China a apreciar el yuan, como viene reclamando EE UU, que a su vez mantiene una cuestionada política
monetaria que ha situado al dólar en mínimos históricos para favorecer sus exportaciones. Su
presidente, Barack Obama, nada más terminar la cumbre, abría fuego de nuevo contra China. «Pekín
gasta enormes cantidades de dinero en mantener el yuan devaluado», criticó, y volvió a pedir «una
apreciación gradual».”

“La declaración final también persigue desarrollar el conjunto de actuaciones que reduzcan los
desequilibrios externos excesivos y mantengan los desequilibrios por cuenta corriente en niveles
sostenibles. Como se intuía, tampoco en este aspecto hubo acuerdo sobre cifras concretas y potencias
exportadoras como China, Alemania y Japón rechazaron la propuesta de EE UU de limitar los superávits
y déficits comerciales al 4% del PIB de cada país”

Consenso Bancario

A pesar de sus diferencias, el G-20 se mostró unido a la hora de resistirse al proteccionismo en todas sus
formas y propugnó seguir avanzando hacia la liberalización del comercio mundial fijada en la Ronda de
Doha.

Junto a la reforma del Fondo Monetario Internacional pactada para dar más peso a los países
emergentes, el G-20 acordó elevar las exigencias de capital para los grandes bancos internacionales, los
llamados «demasiado grandes para caer», a fin de que las corporaciones financieras dispongan de
fondos suficientes para no arrastrar al resto del sistema si se hunden.
¿Qué podemos esperar?

A priori no mucho, teniendo en cuenta una reunión celebrada en medio del intento de salida de una de
las peores crisis del mundo actual (y cada país con una receta diferente) y a un mes prácticamente de las
tradicionales fiestas de fin de año con fuego cruzado entre EE.UU. y China.

Sin embargo, los Ministros de Finanzas de los países reunidos acordaron una reunión en Niza, Francia
para febrero del año próximo para comenzar a trabajar en una serie de "guías indicativas" encaminadas
a lograr un crecimiento global equilibrado.

Las discusiones irán más allá de los desequilibrios por cuenta corriente, ya que abarcarán un abanico
más amplio de indicadores económicos para tener en cuenta las condiciones específicas y niveles de
desarrollo de cada país.

El documento final de la cumbre de Seúl recogió también el apoyo de las economías ricas y emergentes
a la reforma del Fondo Monetario Internacional (dando más peso a Brasil y China), así como su
compromiso de crear una red de seguridad financiera global para proteger a los países más vulnerables
de los flujos de capital volátil. Como les anunciáramos anteriormente, diversos países debieron adoptar
medidas para protegerse del desembarco masivo de dólares hambrientos de mejores tasas de interés.

En Plus Capital Group estamos listos para ganar…

¿Estás preparado para marcar la diferencia?

PONTE EN CONTACTO CON NOSOTROS Y EMPIEZA A RENTABILIZAR TU CAPITAL A TRAVÉS DE NUESTRAS
CUENTAS GESTIONADAS

Aviso Legal: La operativa y gestión de activos en mercados de renta variable en plataformas electrónicas conlleva un riesgo de pérdida importante debido al apalancamiento que utilizan estos
mercados. El cliente entiende y acepta los riesgos intrínsecos y debe asegurarse de haber estudiado minuciosamente los alcances de esta inversión.