You are on page 1of 66
Phen iesiones para la elaboraci6n de los estudios de seguridad y salud en las obras de carretera ESPANA, Diteccién General de Carreteras Recomendaciones para la elaboracién de los estudlos de se- guridad y salud en las obras de carretera / Direccién General de Carreteras. - Madrid : Ministerio de Fomento, Centro de Publ caciones, 2002 68 p. : 30 cm. + 1 disquete (Serie monografias) CARRETERAS - Construccién-Higiene y Seguridad 6257 : 331.47 Oo Faia Cento de Publicaciones ‘Scorer Generel Teenion ‘Ministerio de Famnenio © ISBN: 86408-06885 NIPO: 161-02-030: Depasito Lega: M-53492.2002 Inmpie: cay, S.A Dine eubierta: Carmen G. Ayala Tnnpreso en papel eeoeo PREAMBULO La legislacién vigente sobre Seguridad y Salud en las obras de construceién obliga al promo- tor a que se incluya en los proyectos de obras un Estudio de Seguridad y Salud. La Direccién General de Carreteras ha estimado conveniente disponer de un instrumento de normalizacién de los estudios de seguridad y salud que deben integrarse en los proyectos de cons- truccién de carreteras, estableciendo la estructura y los contenidos minimos a los que ha de ate- nerse la redaccién de los estudios. Con estas recomendaciones se trata de fijar los contenidos minimos que han de ser observa- dos por los autores de los estudios # incluir en los proyectos, tanto en el sentido de asegurar la co- rrespondencia obligade entre el estudio de seguridad y selud y el proyecto en que el mismo se in- tegra, como en el de lograr la planificacién preventiva basica durante el desarrollo de la obra. La Direccion General de Carreteras agradece a Ingenieria y Prevencién de Riesgos la labor des- arrollada en la preparacién de este documento. invice 0. Contenids y alcance de estas recomend: i 1. Introduecion : : s 9 1.1. Los estudios de seguridad y salud 9 1.2. Contenidos minimos del estudio de seguridad y salud 10 1.3. Contenidos del estudio basico ie 14 14. Significado y trascendencia del estudio 14 2. Criterios técnicos, preventivos y administratives relacionados con el estudio de segut v7 3. Plan general y esquoma de elaboracién del estudio de seguridad y salud 19 3.1. Memoria 19 34.1. Introduccion 19 3.1.2. Evaluacién de riesgos de la obra proyectada Sete 20 34.3. Seleccién de medidas preventivas 2 adoptar en obra 25 3414, Entorno de la obra y servicios afectados .. aaseaniis 6 3.1.5. Previsin de trabajos posteriores al final de la obra a 3.1.6. Conclusion 7 28 3.2. Pliego de condiciones 2B 3.3. Planos y croquis de las medidas preventivas ma 29 3.4. Mediciones y presupuesto 2 ‘Anejo 1. Programa informético de aplicacién en asistencia a la redaccion del estudio de seguridad y salud. Manual de utilizacion iat 31 ‘Ando 2. Fas modelo do definsin de protecionescolactvas ypertonle mininasexgbes on el proyecto 39 Anejo 3. Modelo guia de anojos a los estudios de seguridad y salu: evalu: das preventivas en plantas de aglomerado 53 Ejemplo figurado de evaluacién de riesgos en una planta de fabricacién de aglomerado 54 CONTENIDOS Y ALCANCE DE ESTAS RECOMENDACIONES 0 La modern legislaci6n sobre Seguridad y Salud en las obras de construccién (Ley 31/1995, de 8 de noviembre, y Real Decreto 1627/1997, de 24 de octubre, esencialmente} ha venido a mo dificar de manere importante las condiciones da planificacién y ejecucién de las obras, en rela- cién con las medidas @ adoptar en materia de prevencién de riesgos laborales y, correlativa- mente, con las normas y métodos especiticamente preventivos, a implantar en las diferentes fases de dichas obras. Concretamente, dicha normativa obliga al promotor a que se incluya en los proyectos de obras, como anejo técnico a los mismos, un Estudio de Seguridad y Salud, que es un auténtico proyecto de seguridad, pues debe comprender la definicidn, descripcién técnica, valoracién cuantitativa y econémica y demas prescripciones de las madidas preventivas que el proyectista 0 un coordinador fen materia de seguridad y salud en esta fase, en su caso, entiendan deban adoptarse posterior- mente, ya en fase de ejecucién de la Sbra y con sujecién a dicho Estudio, por parte del cantratista, al elaborar su propio Plan de Seguridad y Salud, en el que se analicen, estudien, desarrollen y com- plementen las previsiones contenidas en aquél, en funcién de su propio sistema de ejecucién de obra. El Estudio de Seguridad y Salud, en consecuencia, se convierte en el instrumento esencial de la planificacion preventiva pata la futura obra, condicianando con sus contenidos todo el deserro- llo de seguridad y ealud en ésta, Pero, en la practica, la elaboracién de fos estudios de seguridad y salud presenta, frecuente- ‘mente, serias insuficiencias preventivas, ostando formad, en buena parte, por generalidades y co- pias de trabajos anteriores, asi como defectos 0 problemas graves para la gestién de la obra en este ambito. Consciente de esta situacién y en relacién con las importantes responsabilidacies que le afec- tan, como representacién del promotor de sus obras, la Direccién General de Carreteras ha estima- do conveniente disponer de un instrumento de normalizacién técnica y administrativa de los estu dios de seguridad y salud que hayan de integrarse en sus proyectos técnicos, lo que pretende conseguir mediante las presentes recomendaciones técnicas. Le normalizacién pretendida se basa en el establecimiento de los criterios que la Direccié: Ge- eral asume en el cumplimiento de las obligaciones que atribuye el Real Decreto 1627/1997 al pro- motor de Jas obras, en nombre y representacion del Ministetio de Fomento, al objeto de determi- rar el alcance de tales obligaciones y, con ello, los extremos de la actuacién administrativa, técnica y preventiva que delimitan el desempena de las mismas, Junto @ le fijecién de los criterios de ectuacién, las recomendaciones establecen la estructura y los contenidos minimas a las que ha de atenerse la redaccidn de los estudios y, posteriormente, presenta un amplio conjunto de desarrollos técnico preventivos para algunas de las més frecuen tes unidades de obra y actividades que contemplan los proyectos de carreteras, en concordancia con los critetios fijados iniciaimente, e incluyendo una hertamienta informatica de orlentacién general para la elaboracion de los estudios y anejos indicadores de elaboraciones praventivas que pueden ser incluidas en el estudio. Debe tenerse presente que los contenidios técnicos y preventivos a desarrollar en el estudio son de la responsabilidad de su redactor, sea éste el proyectista 0, como se propugna, el coordinador on materia de segurided y salud en fase de proyecto, pudiendo modifcarse a su crterio, aunque siempre habrion de ser observados los minimos preventivos fijados en estas recomendaciones, que se corresponden con la aplicacién técnica de los minimos reglamenterios en esta materia. También deberian observarse en todos los proyectos los criterias administrativos y presupuestarios fijados fn las recomendaciones, INTRODUCCION ‘1. LOS ESTUDIOS DE SEGURIDAD Y SALUD El Estudio de Seguridad y Salud a incluir en el Proyecto de toda obra de construccién, se con cibe como el documento de identificacién y evaluacién anticipada de los riesgos que han de apa- recer y de planificacién técnica y econémica de las medidas que han de implantarse en cada fase y momento de la futura construccién. La variante del Estudio bésico, prevista en ei Real Decreto 1627/1997, resulta de muy escasa aplicaci6n en el 4mbito de la Direccién General, excepto en su- puestos de muy pequerias y sencillas obras, que se trataran separadiamente, Al considerar el estudio completo, conviene recordar que el propio decreto fija sus contenidos reglamentarios y algunos de sus minimos desarrollos o caracteristicas, que lo configuran como un auténtico proyecto, debiendo estar constituido por los siguientes documentos (articulo 6.2 del Real Decreto 1627/27) + Memoria, que ha de contemplar una somera descripcién de la obra, su plan de ejecucién, la identificacién de riesgos previsibles en obra, la definicién de riesgos evitables y no evite- bles, con previsi6n de las medidas o protecciones previstas en cada caso, etc. Planos, es docir, la descripcion grafica global del conjunto de la obra y aquellas hojas o cro- quis precisos pata describir las medidas preventivas adoptar. + Pliego de condiciones, incluyendo las normas, estipulaciones y controles que han de ser observados en la materia Mediciones, para cuantificar y distribuir en tajos y actividades las medidas previstas. Presupuesto, incluyendo los cuadros de precios y los presupuestos de ejecucién material y cl de contrata correspondientes al estudio. Debe tenerse muy en cuenta, en cualquier momento de fa redaccidn del estudio, que las cali- dades y niveles preventivos de las medidas incluidas en el mismo, asi como su presupuesto, nun- ca podran ser disminuidos en fases posteriores do obra y, desde luego, en ol plan de seguridad y salud, que es el elemento fundamental de las actividades de seguridad y salud en todas las fases de la obra. ‘Aunque la prohibicién de disminucién de la eficacia preventiva y el coste presupuestario de las medidas proyectadas serdn motivo de aclaracién en sus capitulos correspondientes de las re- ‘comendaciones, debe adelantarse el criterio reglamentario que introduce estas limitaciones y que se sustenta en el ctiterio general de minimos que soporta todo et Derecho del Trabajo, En efec- to, siempre bajo la responsabilidad del técrico competente que redacta el estudio, las medidas proyectadas on éste tienen la consideracién de minimas exigibles, es decir, que son susceptibles de ser perfeccionadas, incrementadas o susfituidas por otras Maw eficaces, aunque su presu- puesto no debe ser reducido en tal proceso de sustituclén que, evidentemente, corresponde al contratista de la obra. Otra cuestién sera que en el curso del proceso de contratacién de la obra, tanto sea éste por el procedimiento de subasta o de concurso, el presupuesto del proyecto {que incluye, obviamente, el del estudio de seguridad y salud) se praduzca una baja presupuestaria global determinada, con fo que el presupuesto ganeral del estudio se verd automaticament re ducido en la misma proporcién de la baja. Siendo evidente que el Estudio de Seguridad y Salud forma parte integrante e indispensable en todo proyecto de construccién, debe controlarse su existencia como elemento necesario para la aprobacién administrativa del proyecto, debiendo formularse sobre su existencia una decleracién expresa, a cargo de la Oficina de Supervisién de Proyectos, sobre su inclusién en el proyecto. El Estudio de Seguridad y Salud del proyecto, supuesto adecuado y completo al nivel de pre- visiones necesarias en esta fase, se revela como un instrumento de enorme trascendencia preven tiva, quizés no tanto por la deseable importancia técnica de las medidas previstas en el mismo, siempre aportadas en una fase muy anterior al inicio efectivo de la obra, como por el estableci- tmiento de minimos y criterios preventivos y organizativos que en el mismo se establecen con ofec- tos contractuales y, desde luego, exigibles en el futuro plan de seguridad y salud de la obra. Cobra gran importancia, por ello, la competencia técnica y le experiencia de la persone o parsonas que han de redactar el estudio 0, en su caso, del coordinador en materia de seguridad y salud en esta fase, bajo cya responsabilidad debe redactarse el mencionado estudio. 1.2. CONTENIDOS MINIMOS DEL ESTUDIO DE SEGURIDAD Y SALUD La consideracién de los documentos constitutivos de estudio, establecidos en el Real Decreto y antes citados, debe completarse con la observancia de los contenidos minimos que han de ser ob- servados por los autores de los estudios a incluir en los proyectos de la Direccian General de Ca rreteras en la redaccién de cada uno de aquellos capitulos, tanto en el sentido de asegurar la co. respondencia obligada entre el estudio de seguridad y salud y el proyecto en que el mismo se integra, como, esencialmente, para lograr la planificacion preventiva basica que ha de soportar el desarrollo preventivo de la obra. Asi, con independencia de tes adiciones y variantes que pudieran plantearse en supuestos de proyectos singulares, los estudio de seguridad y salud deberan desarrollar, siempre que cada epi- grate sea aplicable al oroyecto correspondiente, los siguientes apartados y contenidos minimos para 8u aceptacién por parte de la Oficina de Supervisién de Proyectos y, consecuentemente, para su aprobacién administrativa necesaria 1, MEMORIA 1.1. Descripeién general de la obra + Titulo completo del Proyecto. + Senalamiento de le Direvcién General de Carreteras en la Secretaria de Estado de Infraes- tructuras del Ministerio de Fomente, como érgano promotor. + Autores del proyecto y del estudio, coordinador en mataria de seg de proyecto, en su caso, + Localizaci6n geogrética. + Situacién detallada on la eantogratia, ‘+ Descripeién de los principales elementos constitutivos de la obra proyectaca, ridad y salud en fase 1.2. Plan de Ejecucién de la Obra * Procedimientos para la ejecucién de fos divarsos tajos de Ia obra. * Equipos y medics suxiliares quo ol proyecto prevé utilizar on cada tajo o actividad. * Dimensionamiento basico de los equipos de trabajo: capacidad y necesidades de mano de obra o de medios adicionales, do ser fiiados en el proyecto, * Plan de Obra del proyecto: orden de ejecucién, organizacidn y temporizacién de tajos y de Uunidades de obra en ios mismos dentro del proceso constructivo prevista, 1.3. Identificacién de riesgos on ol proceso constructive + Estudio evaluative de los riesgos potenciales existentes en cada fase, elemento y unidad de obra de le obre proyectacs * Deteccidn de factores causales de tales riesgos. + Riesgos dorivados del entorna de la obra proyectada, 10 15. Identificacién de riesgos evitables y dofinicién de las medi necesarias para evitarlos las técnicas * Recopilacién de los riesgos detectados en el apartado anterior y que pueden ser califica {dos como evitables, a efectos reglamentarios. + Modifcaciones o medides adoptadas pare la eliminacién de tales riosgos evitablos. + Definicign técnica do tales modidas proventivas. dentificacién de riesgos que no ha sido posible eliminar del proceso constructive, en cada fase y actividad 1.5.1. Recopitacion y descripcién detallada de riesgos ++ Factores eausales esperables en la generacién de tales riesgos: agentes materia: les actuantes, condiciones de trabejo en el tao, concurrencis previsible de traba- jadores, equipos auxilieres que se prevé utilizar, niveles de formacion y expe riencia exigibles, circunstancias climatotdgicas, eventos aleatorios de que se tenga conocimiento que se han dado en trabajos semejentes, ete * Elementos auxiliares de obra que se definen como necesarios. «Sistemas preventives a implartar en las mAquinas, los equipos y los elementos auxilaces a utilizar. Definicion, operatividad y distribucion cualitetiva y cuantita tiva de los mismos. 5.2, Procedimientos de proteccién colectiva a establecer en cada tajo + Dotinicin técnica, cimensionamionto y comprobaciéa o céleulo de su funciona- miento (resistencia estate yio dindmice, envejecimiento y deteriore, comproba- clones a efectuar, ete, prevsiones de conservacién,actualzacién o atoncién para asegurar su funcionamianto correcta. Todo ello pata cada fese del tao. + Distibucién cualtativa y cuantitativa de is protecciones colectivas en el tajo yen las actividades afectadas. + Prevision de interacciones 0 ifluencias de otros tals sobre las protecciones co- lectvas proyectades. + Procodimientos y condiciones del almaconamianto y conservation de proteccio- nes coleetivas en obra y de métodos de contra y viglancia de su integrdad y buon estado on uso. Responsabilidades en obra sobre estas materias. 1.5.3, Equipos de proteccién individual * Determinacién de necesidades de equipos de proteccién individual que se esti- ‘man nocesarios en obra, clasificandolos por su funcién protectora y on relacién con los riesgos no ovitables o factors causalos de los mismos a los que so dirt ge la proteccién que han de prostar. * Definicién técnica de los EPI a utilizar en la obra, cuyos requisites se establece- rn en el Pliego de Prescripciones Técnicas Particulares. + Dotaciones de EPI necesarias en obra, clasificados por tipos especificos y plazos 0 etapas en que debe garantizarse su existencia y empleo efectivo. + Sistema de control efectivo de empleo de EPI en los taos, lugares y etapas en que se consideren necesarios durante la ejecucién de la obra. Mecanismos de vigi lancia ofoctiva y rosponsabilidades al respecto. 1.5.4. Medidas organizativas a adoptar en la prevencién o proteccién frente a riesgos que no han podide evitarse ‘ Refuerzo 0 dotaciones complementarias de personal a establecer en actividades concretas que lo requieren: vigilencia adicional de riesgos o agentas matariales, supervisién y control, aviso y emergencia, conducefén u orientacin, etc. + Equipos o sistemas de uso especificamente preventivo a aplicar en lugares, fases y tajos que lo precisan: sefalizaciones, avisos y carteles a disponer, telefonia e in- tercomunicadores, alarmas y otras sefales acisticas, cédigos de forma y de co- lor, et * Organizacién espectica de tajos o actividades que pueden interferirse entre si normas metodologicas y de comportamiento preventivo que resultan obligadas: ‘contrales especificas a establacer; cesponsebilidades asignades a estos efectos " 16. 17. 1.8. * Definicidn de métodos de limpieza y recogida de escombios, desechos y basuras durante la efecucién de la obra, Sistema de ejecucién periédica, control y vigi- lancia, responsabilidades de su cumplimianto etectivo. * Definicidn de lugares de aparcamiento, reparacién y mantenimiento de maqui nas y equipos méviles de trabajo presentes en le obra. Delimitacién y condicio: nes de los mismos. + Vigilancia de equipos edecuadamente disouestos en momentos en que no se uti- lizan, + Controles de estacionamiento y de accesiblidad. Responsebilidedes, * Definicidn y tocalizecién de los locales de almacenamiento y depdsito de mate- Tiales y elementos de obra, de acuerdo con la tipologia, naturaleza y peligres de los mismas en las diferentes etenas de la obra, + Provision especifica de almacenamiento y dopésito do materias explosivas, com: ‘bustibles,téxices 0 de efectos molestos e insalubres, en su aso, + Dimensionamiento y elementos técnicos y constructivos de dichos almacenes 0 depasitos. + Dolimitacién de espacios y de lugares o zanas de trtloo, paso y circulacién en la bra, sagin sus fases y circunstancias previstes: balizamientos, gélibos y barre ras a establecer, sefalizaciones de circulacién en obra, ordenacién dal trafice pi- blico, desvios, ete Definicién de servicios sanitarios y comunes en obra * Relacién y caracteristicas de fos servicios a disponer en obra, Exposicién de razones con- ‘retas por las que no se disponen otros, en su caso, de entre las posibles (vestuarios, -ase0s, lavabos, duchas, retretes, comedores, cuartos 0 zonas de comida y descanso, et). ‘+ Dimensionamianto y caracteristicas constructivas y técnicas de los servicios proyectadas para la obra * Condiciones de mantenimiento y limpiaza de los servicios durante ls obra, Esteblecimien- to do controles y de responsabilidades al efecto. + Medidas de emergencia y evacuacién Cor nes del entorna en que se realiza la obra * Incidencia previsibie de la obra sobre el entorno:edificacionos y estructuras préximas, con: ducciones, caminos 0 servicios afectados, factores medioambientales que pueden verse afectados, ete + Provisién de incidencia del entorno sobre las condiciones de trabajo en la obra: aspectos, climaticos, seres vivos, wraficos o efectos del paso de vehiculos, posibllidades de despla- ‘mes o caidas de elementos ajenos sobre la obra, linaas eléctrices, de gas y telefonicas, etc. in de condiciones de seguridad y salud en trabajos postoriores scucién do la obra nes constructivas de instalaciones y equipos de mantenimiento y conservacién en explotacién + Disefio y construccién de soportes, anciajes, protecciones y equipos auniliares para traba- jos posteriotes a la obra * Definicién de los plenas e informaciones de obra que han de ser entrogados 2 Ia Adm nistracion, una vee acabada la obra: instalaciones y conducciones incidentes sobre la se guridad en trabajos posteriores, elementos ocultos, datas técricas de mantenimiento, etc. 2, PLIEGO DE CONDICIONES PARTICULARES 24. Normas lagales y reglamentarias aplicables + Principios, procedimientos y servicios astablecidos por lo Ley 31/1995, de Prevencién de Riesgos Laborales y aplicables a la obra, * Procedimientos y servicios tegulados por el Reglamento de los Servicios de Prevencién {Real Decreto 39/1997). * Criterios y procedimientos establecidos por el Real Decreto 1627/1997, por el que se esta- biecen las condiciones minimas seguridad y salud en las obras de construccién ‘+ Disposiciones aplicables contenidas en los decratos y normas reglamentariss vigentes, de caracter tecnico 0 especifico, en particular tae establecidas en el Real Decreto 485/997, de 2 Inmoouecion 14 de abril, sobre disposiciones minimas en materia de sefalizacin de seguridad y salud en el trabajo. ‘+ De manera particular y muy concreta, establecimiento de las disposiciones minimas de seguridad y salud contenidas en el Anexo IV del eitado Real Decreto 1627/1997 y de su apli- cacién especifica a la obra proyectade. ‘+ Normas técnicas aplicables al Proyecto y a la obra proyectada: alcance, capitulos y dispo- siciones a observar, en su caso, 2.2, Prescripeiones técnicas particulares de la obra «+ Esteblecimionto de las caracterstices y requisitos téenicos a cumplir por tos materiales, elements, equipos y sistemas de provencién y protaccién definidos o provistos on Mo- rmoria y Planos dol Estudio de Seguridad y Salud. + Prescripciones técnicas preventivas de las méquinas, equipos, utiles, herremientes y me- dios auxiliares @ emplear en fa obra, que hayan sido definidos, o no, en la Memoria: pro tecciones, dispositivos de seguridad, condiciones de montaje o construc aislamiantos, ete * Condiciones técnicas y organizativas a establecer y cumplir durante la ejecucién de la obra, en relacién con todas y cada una de las modidas proventivas, técnicas u organizativas, previstas en la Memoria del Estudio. + Especitico tratamiento de aquelles medidas que implican necesidades de control y vigi- lancia de cumplimiento efective durante la obra o de mantenimiento y conservacion de Instalaciones presentes en la misma PLANOS. 3.1. Planos descriptivos de la obra + Hojas de Planos de situacién y descripcién global de la obra proyectada, + Hojas correspandientes a Ia definicién de elementos constructivos, unidades de obra, ta- jos o procedimientos con especial relevancia para la seguridad y salud en ella. 3.2. Planos o croquis de medidas preventivas a adoptar en obra + Hojas de definicion de sisters, dispositivos, equipos y procedimientos de prevencién y proteccién, a utilizar en Ia obra. + Esquemas graticos de insercién 0 colocacién en obra y detalles de su instalacién, con ex- prosién de sus espocificaciones técnicas y de materiales. + Graficos y esquemas especificos de mecanismos, equipos 0 procedimientos singulares de obligada observancia en obra, en relacién con la prevencién de riesgos en opereciones Cconctetas, consideradas en la Memoria del Estudio. 4, MEDICIONES ‘= Cuantificecién do unidades y elementos de seguridad y salud en el trabajo que han sido definidos y proyectados para la obra. ‘+ Distribucién de los mismos en éreas, fases 0 tajos diferenciados en el proyecto de cons- ruceién, ‘+ Estado acumulado final de mediciones de medidas preventivas, excluyendo las proteccio- nes y elementos minimos exigibles cuyo coste asta integrado en los costes de produccién. 5. PRESUPUESTO + Criterias de formacién de precios, precios descompuestos y Cuadtos de Precios (sustitu bles, on su caso por una referencia concreta al Cuadro que se haya utilizado). ‘ Exclusign de elementos o protacciones considerados coma minimos exigibles, que ya te- nen su coste intagrado en los precios de cada unidad de obra. + Presupuestas de Ejecucién Material y Por Contrata del Estudio, 13 Sin perjuicio de incorporaciones que el autor del estudio de seguridad y salud considers sde- cuadas, en funcién de actividades proyectadas que asi lo requieran, el guidn anterior deberia ser ob- servado, en general, aunque algunos de sus apartados resulten inaplicables o innecesarios en nu- merosos proyectos. Se ha incluido el criteria de integracién de costes de fas protecciones exigibles en los precios de las diversas unidades de obra del presupuesto, adelantando criterios de la Direccién General de Carreteras, aunque resulta evidente que no existen alternativas validas sobre dicha integracion. 1.3. CONTENIDOS DEL ESTUDIO BASICO Como queda claramente expresado en el decreto, el Estudio Basico sustituye af Estudio de Se- guridad y Salud en todos aquellos proyectos de obras en los que éste no resulta exigido por algu- nna de las condiciones de dimension o riesgo de la obra determinados por el citado decreto, Aunque 2l Estudio Basico no sea conceptuaimente diferente al estudio detallado, puesto que en ambos casos se trata de establecer en el proyecto las previsionas necesarias para evitar o aislar los rissgos identificados como de probable aparicién durante la ejecucién de la obra o para prote- ger de sus efectos, la simplificacién que supone la realizacion del primero se conereta en que sola- mente es necesario redactar una Memoria 0 Informe, sin que sea obligado incluir Planos, Medicio- nes, Presupuesto 0 Pliego de Condiciones, como tales. En general, el Estudio Basico debe contemplar y desarrollar, como minimo, los siguientes apar- tados: + Normas de seguridad y salud aplicables a la obra. * Identificacién de los riesgos laborales que puedan ser evitados, indicando ias medidas téc- nieas necesarias para ello * Consideracién particular de los riesgos incluidos en el Anexo i! del decrato. + Relacién do los riesgos laborales que no pueden eliminarse, medidas preventivas y protec- ciones técnicas para controlar y reducir dichos riesgos, valorando su eficacia, + Normatizacién de protecciones minimas exigibles para la ejecucién de cada una de la uni dades de obra. * Previsiones ¢ informaciones titles para efectuar trabajos posteriores, en las debidas cond ciones de seguridad y salud Le aplicacién del estudio basico seré, en general, poco frecuente en proyectos de construccién de carreteras, aunque puede darse en pequemtas obras de conservacién o reparacién, por lo que pa- rece importante afrontar su redaccién con enfoque y actitud semejantes a las que se exigirén para el estudio completo, puesto que él significado y trascendencia de uno u otro son idénticos, como puede verse a continuacién. No se realizan distinciones entre amibos en estas recomendaciones, ex- cepto cuando ello se estima necesario, por aspectos de estructura formal, por ejemplo. 1.4. SIGNIFICADO Y TRASCENDENCIA DEL ESTUDIO La obligatoriedad del estudio de seguridad y salud en todo proyecto de obra consagra la inte- gracién de la prevencidn de riesgos laborales en fa técnica constructiva, a partir de la planificacion de Ia obra. En efecto, Ia planificacién preventiva se inicia con el estudio y se perfecciona con el plan de seguridad y salud; el primero corresponde al proyecto, mientras que el segundo pasa a estable- cerse directamente en la obra; el primero es responsabilidad del promotor, mientras que en el se- undo sélo compete a éste su aprobacidn (en el caso de las Administraciones publicas), siempre @ propueste del contratista de la obra Es importante comprender el concepto sobre el que so desarrolle la existencia y funcionalidad dol estudio de seguridad y salud, Para la generalidad de los sectores productivos, la Ley de Pre- vencién establece una planificacién preventiva basada en la evaluacién de riesgos en cada centro de trabajo realizada por la empresa, mediante los recursos técnicos que decida utilizar, y refrenda da por [a particinacién y aceptacién, en su caso de los trabajadores, a través de sus representantes 14 legales. En el caso de Ia construccién, esta planificacién participada no es posible, por cuanto es pre- ciso que se realice en paralelo e integrada con la planificacién técnica de la obra, en etapas en que todavia no existen empresas constructores contratistas 0 subcontratistas ni, desde luego, trabsja. dores identificadios que vayan a laborar en la obra en cuestién. Es por las anteriores rezones de oportunidad por lo que ol legislador se ve obligado a sustituir el criterio general de planificaciin preventive participada por el de planificacién técnica, incluida en 1 proyecto de construccién. La planificacién preventiva general (la establecida por la ley de pre- vencién} cuenta con la legitimidad o garantia que le otorga la propia participacién laboral en su ela boracién y su aceptacién explicita o implicita de los representantes legales de los trabajadores en defensa de ios intereses de éstos, el primero de los cuales @s su seguridad y salud. La planificacién proventiva en la construccidn, ¢1 no poder contar con esta legitimidad social, obtiene su aval social mediante tres pasos sucesivos: * La independencia y competencia técnica en la redaccién del estudio de seguridad y salud del proyecto, * La aprobacién del estudio por parte de la Administracién promotora de la obra, en los casos que aqui nos ocupan. * La observancia de los contenidos del estudio, como soporte basico del plan de seguridad y salud que, a su vez, ha de ser aprobado por la Administracién promotora con un informe pre~ ceptivo independiente y de competencia técnica acreditada, En consecuencia, en las obras de construccién que cuentan con proyecto, se produce una tras- lacién de responsabilidades en Ia validacién social de Ia planificacién preventiva, desde la propia- ‘mente laboral, en general, hasta la meramente técnica y administrativa (aunque ésta s6lo en obras de las Administraciones publicas). Con ello, no cabe duda, redactores del estudio, coordinadores de seguridad y salud y promotores asumen una responsabilidad de muy importantes dimensiones y de trascendencia indudable, En aplicacién de lo anterior, varios factores determinan el valor praventivo del estudio de se- gurided y salud sobre los sucesivos pasos a seguir y, a la postre, sobre la eficacia de la prevencién durante la realizacién de la obra. Algunos de dichos factores se refieren a las razonables ventojas, de la planificacién, como es légico, pero interesa especialmente tener en cuenta la decisiva fi- fiuencia de esta planificacién praventiva sobre el plan de seguridad y salud que ha de realizar el con- tratista, asi como por el establecimiento de previsiones organizativas 0 metodolégicas que ampa- rarn exigencias posteriores del coordinador durante la construccién, que pueden resultar decisivas en la mencionada y pretendida eficacia preventiva en obra, Debe asumirse, fundamentalmente, que los contenidos y desartollos del estudio vincularén la elaboracién del plan, salvo que se presenten en éste alternativas a los definidos en aquél. Esta con- dicidn reglamentaria raprosonta una enorme responsabilidad para el estudio, esto es, para quien lo redacta, para quien lo aprueba y para quien ha de observarlo como base de su plan de seguridad y salud. Esta responsabilidad, que todavia no esté correctamente asumida por proyectistas, pro- motores y contratistas, respectivamente, resulta especialmente grave en los momentos actuales, en que los estucios se redactan habitualmente de forma insuficiente, cuando no como simples reme ddos 0 copias textuales y gréficas de alguno anterior, tampoco necesariamente valido. Para entender correctamente el valor preventivo del estudio es preciso comprender ol alcance del plan de seguridad y salud que el contratista ha de elaborar sobre la base de aquél y proponer para su aprobacién, producida fa cual, se convierte en el conjunto de normas coneretas a cumplit en la obre y en el compromiso explicito del contratista sobre su necesidad preventiva y correspon diente puesta en aplicacién en la obra. Si recordamos la abligacidn basica del empresario de ga- rantizar la vide y 1a salud de sus trabajadores en el desemperio de su trabajo y, al tiempo, que tal sgarantia ha de encontrarse en ol estricto cumplimiento del plan de seguridad y salud de la obra, ela borado y propuesto por el propio contratista, pero basado fieimente en el estudio de seguridad y salud, la trascendencia de éste en el devenir preventivo de la obra es mas que evidente. 15 CRITERIOS TECNICOS, PREVENTIVOS Y ADMINISTRATIVOS RELACIONADOS CON EL ESTUDIO DE SEGURIDAD Y SALUD 2 Asumida la trascendencia del estudio de seguridad y salud en el desarrollo preventi- vo de la obra, ha de establecerse, correlativamente, la necesidad de que todos los pro- yectos de la Direccién General de Carreteras cuenten con su reglamentario Estudio de Se- guridad y Salud y que éste quede integrado por cuantos documentos se relacionan en el articulo 5.2 del Real Decreto 1627/1997, asi como cuantos contenidos han sido indicados como minimos en el anterior apartado 1.2 de estas recomendaciones técnicas, siempre que resulten de aplicacién @ cada proyecto particular, desarrollados con la calidad y re- quisitos que se determinan en éstas. De acuerdo con este planteamiento bésico, se fija un criterio general, que debe guiar la elaboracién de todos los estudios de seguridad y salud, a saber, que éstos deben con- tener, con el adecuado grado de desarrollo, todas las previsiones y elementos preventi- vos precisos para la correcta posterior realizacién del plan de seguridad y salud de la obra, de forma que el contratista, a través de sus técnicos de seguridad, pueda redactar éste contando con la correcta definicién basica de las medidas y protecciones precisas que ha de desarrollar y adaptar a la obra, segiin ésta vaya a realizarse efectivamente, y sin per- juicio de las alternativas que decida proponer. Del mismo modo, el estudio deben integrar cuantas condiciones organizativas, administrativas y presupuestarias se deban fijar como neceserias para su implantacion en obra y que, como tales, se verén integramente refle- Jadas en el futuro plan de seguridad y salud. Una vez adoptadas las anteriores resoluciones o criterios de requisitos generales, es facil deducir la necesidad de que los proyectos de la Direccién General cuenten con la de- signacién por parte de este Centro directivo de un coordinador en materia de seguridad y salud en esta fase, al objeto de que bajo su responsabilidad se redacte el estudio, ade- mas de cumplir la funcién general de velar por los intereses de la Administracion en esta materia y, en particular, de coordinar la actuacién de los proyectistas teniendo en cuenta las previsiones reglamentarias sobre riesgos evitables. Alternativamente, en los casos en que la Direccién General se abstuviera de designar coordinador, los consultores adjudicatarios de la redaccién del proyecto propondran a este Centro, para su designacién, nombre(s), titulacién y experiencia de la(s) persona(s) que propone(n) como redactor(es) del estudio de seguridad, que en todo caso habran de ser técnicos competentes en esta materia. En cualquiera de los supuestos, la Oficina de Supervision de Proyectos, en el proce- so de aprobacién administrativa de cada proyecto, hara expresa mencién a la existencia v validez del estudio de seguridad y salud, al menos en los extremos regulados en el apar- tado 3 del mencionado articulo 5 del decreto y en los contenidos y condiciones estableci- dos en estas instrucciones técnicas. De acuerdo con los conceptos y principios preventivos establecidos en la Ley de Pre vencidn, la Direccién General de Carreteras ha establecido el criterio de obligatoriedad de Ja integracidn de las medidas preventivas y las protecciones minimas exigibles en cada actividad constructiva, incluso en relacién con sus costes pare el contratista y, en conse- cuencia, de estar éstos excluidos del! presupuesto de! estudio, de acuerdo con las previ- siones del tiltimo parrafo del apartado 4 del articulo 5 del Real Decreto 1627/1997. Este cri- 7 terio, que se estima fundamental para el progreso preventivo efectivo en las obras de in- freestructuras viarias, viene determinado no solo por los principios generales enunciados, sino también por razones eminentemente précticas y de compromiso preventive. No cabe pensar, en efecto, que puedan existir obras en las que si sean exigibles las protecciones fninimos a adoptar en cada actividad constructive, sobre la base de abonar las mismas por Via del presupuesto del estudio de seguridad y salud y que en otras obras, ye por carecer de proyecto y, en consecuencia, de estudio, ya por tener solamente estudio basico, es de- cir, sin presupuesto, dichas protecciones minimas no sean exigibles 0, siéndolo, no re- sulten abonadas explicitamente, Debe tenerse en cuenta que los cuadros de precios de los proyectos de la Direccién General de Carreteras integran, sin perjuicio de las modificaciones futurs que puedan producirse en los mismos, los costes correspondientes a las mencionadas protecciones Ininimas exigibles, que vienen incluidos entre los denominados costes indirectos de cada precio, Adicionalmente, los costes generales integran los destinados al abono de la or- ‘ganizacion preventiva y las actuaciones de las empresas en relacién con la formacién de Segurided y salud, ios reconocimientos médicos de los trabajadores y otras legalmente es- Yeblecidas y que obligan a dichas empresas, tengan contratades éstas para una determi- nada obra 0 no la tengan, en un momento determinado, En cortespondencia con este criterio fundamental de integracién preventiva, y dada la carencia actual de normas conoretas que determinen las medidas preventivas y pro- tecciones a exigir en cada actividad constructiva, en las presentes recomendaciones téc- nicas se incluyen cuadros de definicién de aquéllas, como minimos exigibles en relacién ton cada unidad de obra prosupuestade, confeccionadas en base a las normas vigentes de desarrollo reglamentario de la Ley de Prevencién y de las incluidas en el Anexo IV det Real Decreto 1627/1997. Et criterio de integracién establecido mas arriba y el método adoptado para ello ese- guran el curnplimiento general de la legislacién de prevencién de riesgos laborales en las Obras de la Direccién General y, de forma particular, los preceptos relativos a la disponi bilided de una organizacién especifica adecuada, al cumplimiento de los deberes de in- formacién y formacion especifica de sus trabajadores, asi como del de contro! de su sa- lad, etc, tal y como se fijaran en la memoria 0 el pliego de prescripciones técnicas del estudio de seguridad y salud, asi como la observancia y cumplimiento de las normas so- bre medidas preventivas y protecciones coneretas minimas que el contratista debe cum- plir en dichas obras, también acordes con las determinaciones del estudio que, tras ver fe recogidas en el plan de seguridad y salud de la obra, constituyen las normas minimas concretas exigibles en la misma. 18 PLAN GENERAL Y ESQUEMA DE ELABORACION DEL ESTUDIO DE SEGURIDAD Y SALUD El esquema global del estudio debe responder a la estructura bésica establecida en el Real Decreto 1627/1987, ya contemplada en este documento, y ser desarrollado con arreglo a las instrucciones que se incluyen a continuacién para los diferentes apartados que se consideran necesarios, al menos, en cada documento del estudio. La doscripcién de los contenidos sugeridos para cada capitulo y apartado del estudio de seguridad y salud de un proyecto de la Direccién General de Carreteras (que es el ob- jeto de los siguientes puntos de estas normas) se presenta bajo formatos semejantes 0 directamente extraidos de la aplicacién informética que se incluye. Es evidente que tales formatos pueden ser modificados a juicio del redactor de cada estudio, como lo son los contenidos técnicos, juridicos o administrativos de cada apartado, eso si, bajo la respon- sabilidad profesional del autor. 3.1, MEMORIA 3.4.1. IntRoouccION El estudio de seguridad y salud de un proyecto constituye una prolongacién natural y especifica de! mismo y no un mero anejo a la Memoria. Dada su aplicacién, el estudio debe ser encuadernado aparte en tomo independiente de la memoria y del resto del pro- yecto, aunque formando parte del mismo, es decir, con portada y edicién andloga al res- to de los documentos ¢ incluido en la carpeta o caja general del proyecto. Todas las ho- jas del estudio de seguridad y salud deben tener el encabezado o pie de pagina que se decida, con indicacién del proyecto @ que pertenece. Como puede verse con mas detalle en el modelo sugerido para la redaccién del es- tudio, que se incluye como anejo a estas recomendaciones técnicas, la introduecién debe contar, ademés de con la presentacion formal del estudio y el proyecto, con los si- guientes apartados minimos: 1. INTRODUCCION 1.1. Objeto det presente estudio 1.2. Deseripcién de la obra proyectada 1.3. Plan de ejecucién de la obra 1.4, Marco juridico El epigrafe general de la introduccién puede ser un breve texto, en el que se sena- le y describa muy sintéticamente el proyecto al que pertenece el estudio, junto con los da- tos basicos de aquél, su titulo completo, sefialamiento del promotor, Ministerio de Fo- mento, Secretaria de Estado de Infraestructuras, Direccién General de Carreteras, en nuestro caso, de la demarcacién de carreteras de! Estado a que corresponde e incluir las 19 3 claves administrativas del proyecto, los presupuestos de ejeoucién material y por contra- fa, tanto del proyecto como del estudio, la ubicacién geogratica de fa obra proyectada, lals) carretera/s) afectada(s|, tramo o tramos de as obras (de no estar sefialados en el ti tulo), nombre del director del proyecto, nombre y, en su caso, empresa consultora del au toro autores del proyecto y del redactor o redactores dol estudio, nombre y entidad @ que pertenece el coordinador de seguridad y salud en esta fase (de existin, ete El apartado de objeto del presente estudio debe poner de manifiesto el cardcter regiamentario del mismo y sus objetivos de previsién de riesgos y de medidas prevent Vas que han de servir de base para la posterior elaboracién del plan de seguridad y salud de 1a obra por parte del contratista de la misma. Se sugiere una redaccion semejante @ la expresada en el modelo del anejo a estas instrucciones. La descripeién de la obra proyectada debe limiterse a su definicién administrati- va (obra de construccién o de conservacién, etc.) y @ su somera descripcién técnica, que puede obtenerse directamente de la memoria del proyecto o, de considerarse mas oper fino, ser redactada por el autor del estudio, en forma semejante a le que @ continuacién se indica como orientacién, cuyos datos son ficticios, obviemente: La obra proyectada consiste en la construccién de una via pare vehiculos tantos en la N-320, de 8 MN AE EFAMO soe @ sone ey AOL PK one al PAK. El proyecto contempla la amptiacién de ta calzada en terraplén construido sobre el esca Ionamiento practicado en el talud original, asi como con excavacién en desmonte, segin Se sonata en tos plenos del proyecto; la ampliacién det puente sobre ef Arroyo NNNNN, en SIP.K. MMIMMM, de un mare, en el P.K.PPPP, y de un total de 9 obras de fabrica. Pare fa ampliaoién de la estructura se proyecta el ensanchamiento dal tablero mediante coloca- cin por cada tramo de tres vigas de hormigén pretensado de 17,30 m, que seran Golocadas con griia, con losas superiores de 3,50 m de anchura, unides @ tas losas exis tentes por medio de ” Lae viges de ampliacién apoyan sobre las prolongaciones Ue los dinteles existentes y apoyo adicional sobre los estribos y una pila de hormigén Grmado de 9 metros de altura, con cimentacién superficial. E! proyecto se completa con in construccién de la explanada adicional, del afirmado de ésta y de una capa de rodedura de fa totalidad det tramo afectado por la obra, pintura do ta calzada y se- halieacién, Se construiran tres intersecciones con caminos agricolas y una més con la carretera BB BBBB. La inclusion del Plan de ejecucién de la obra resulta obligada, a efectos de la con- crecion de fases y actividades, solape entre las mismas, plazos parciales y global y nu- tmero medio de trabajadores previstos en cada fase, segun interesan los articulos 4, 8 y 6 Gel Real Decreto 1627/1997. En el modelo elaborado con el programa que se adjuntan, Sste apartado del estudio se ha resuelto mediante un gréfico de barras de sencilla cum plimemtacion, en el que pueden sefalarse los plazos previstos para cada actividad o fase do la obray los trabajadores ocupados en cada una de elias. El marco juridico det estudio viene constituido por la Ley 31/1995, su amptio des: arrolio reglamentario y, especificamente, el Real Decreto 1627/1997. En la redaccin de este epigrafe deben listarse las referencias completes de les normas antes indicadas, asi como Cuantas otras normas, instrucciones 0 guias técnicas que afecten a la prevoncién de ries- gos en la construccién de carreteras, dictades por el Ministerio de Trabajo y Seguridad So ial, por el de Fomento o por organismos y entidades especializadas. Se recomienda una fedaccién similar a la del modelo anejo, tomada por defecto del programa de ayuda, 3.1.2. EVALUACION DE RIESGOS DE LA OBRA PROYECTADA Se trata de un capitulo obligado en el estudio de seguridad y salud, incluso de uno de los dos elementos mas importantes del mismo, con independencia de su titulo 0 es: 20 PLAN GENERAL Y ESQUEMA LAGORACION DEL ESTUDIO DE SEGURIDAD ¥ SALUD tructura. En aras de una estructura soncilla de fa memoria, se propone realizar |e evalua- cidn de los riesgos de la construccidn a través de los siguientes pasos: 2. EVALUACION DE RIESGOS EN LA OBRA PROYECTADA 2.1, Descripeién de las actividades y tajos 2.2. Equipos de trabajo, maquinaria e instalaciones previstas 2.3, Identificacién de riesgos por actividades 2.4, Identificacion de riesgos en méquinas y equipos de trabajo En el epigrafe general del capitulo se recomienda desoribir y explicar, al menos bre- vemente, el método seguido para elaborar la evaluacion de riesgos en la obra, especial mente si difiere del propuesto en estas recomendaciones técnicas. Siguiendo las pres cripciones del articulo 5.2.a del Real Decreto 1627/1997, Ia evaluacién debe elaborarse a partir de la descripcién de los procedimientos, equipos técnicos y medios auxiliares que hayan de utilizarse en la obra 0 cuya utilizacién pueda preverse, de la identificacién de los riesgos laborales que puedan ser evitados, indicando a tal efecto las medidas técnicas ne- cesarias para ello, de la relacién de riesgos laborales que no puedan eliminarse, especifi- cando las medidas preventivas y protecciones técnicas tendentes a controlar y reducir chos riesgos. Debe aclararse Ia distincién que pretende el Real Decreto entre riesgos evitables y aquéllos que no se han podido eliminar. Los riesgos, en general, pero muy particular mente en la construccién, se presentan por fa concurtencia, combinacién y actualizacién de varias, casi siempre numerosas, condiciones de trabajo defectuosas en 'a actividad que se considere, de manera que su evitacién, siempre en el plano de previsiones técnicas en que el estudio de seguridad y salud se desarrolla, solamente podria garantizarse que se eliminaria el riesgo (evitable) en el supuesto de que fueran eliminadas fa mayoria do las condiciones de trabajo que lo producirian. Esto, en ta construccién, sto puede lograrse précticamente cuando se suprime ef elemento causante del riesgo, bien se trate de una maquina, un material 0 un procedimiento de trabajo, sustituyendolo por otro en que ta- es condiciones de riesgo no se den. En la construccién, a nivel de proyecto, la maquinaria, los materiales y los procedi mientos estan definidos implicitamente y sélo en ocasiones muy especificas de forma ex plicita. En el primer caso, no cabe la sustitucién de elementos no explicitos, sino tan sélo la prevision de que las maquinas a utilizer en obra estarén en correctas condiciones de funcionamiento y de seguridad (lo que seré necesario prever en el estudio, estableciondo os procedimientos pare comproberio) y los materiales serin muy dificiles de sustituir so- bre los proyectados. En cuanto a procedimientos constructivos, una vez especificados en el proyecto, solamente podrian ser modificados una vez comenzada la obra, a propuesta del contratista, por lo que tampoco puede hablarse, con propiedad, de riesgos evitables, excepto en supuestos muy especificos. En una obra de carretera, pueden considerarse como riesgos evitables, por ejemplo, Jos que podrian derivarse del almacenamiento de combustibles en las inmediaciones de fa traza 0 del parque de maquinaria, en cuanto a posibles explosiones; podrian eliminar- se estos riesgos, a nivel de proyecto, si éste o el propio estudio de seguridad y salud di sefiaran y establecieran que los almacenamientos de combustible junto a la traze queda- ban prohibidos, excepto muy pequenas cantidades. Sucede, sin embargo, que el proyecto de construccién no entra nunca en este detalle organizativo y que el estudio de seguridad y salud si podria hacerlo, aunque el estudio no pueda concretar Ia eliminacién de este riesgo ni de aquéllos que se produzcan por agentes materiales, equipos, materiales © ma: quinas, que no estén explicitos en ol proyecto, por lo que solamente podra tratar, con la necesaria generalidad, todos aquellos agentes que se utilizan normalmente en las obras, 2 sin establecer medidas concretas ni, consecuentemente, presupuestarlas. Se trata de me- dides preventivas que el estudio de seguridad debe incluir, aunque con un caracter cau- telar; son previsiones que s6lo se confirmarian en el supuesto de que el contratista deci diera utilizar efectivamente tales agentes materiales, viéndose entonces obligado @ coneretar y poner en practica dichas previsiones. De esta forma, la previsién reglamentaria de distinguir entre riesgos evitables y no evitables carece de aplicacién concreta al estudio de seguridad y salud y debe conside- torso englobada en el conjunto de normas preventivas generales que se deben incluir en el mismo. En relacién con la neceseria relacién y descripcién basica de actividades y ta- jes que componen la obra, y a efectos de la evaluacién de riesgos que ha de realizar- se en el estudio, resulta conveniente su sistematizacién, la cual es compatible, por otra parte, con la agrupacién efectuada en los proyectos de construccién de carreteras. A saber: 1. Movimenros be Tennas 4.1, Demoliciones y desbroces 1.1.1, Demolici6n de elementos estructurales 1.1.2, Demolicién y levamtamiento de firmes 1.13. Desbroce y excavacién de tierra vegetal 1.14, Tala y retirada de arboles 1.2. Excavaciones 1.2.1. Excavacién por medios mecénicos 1.22. Utilizacién de explosivos 4.3. Terraptenes y rellenos 1.4, Zanjas y pozos 44, Zanjas 114.2. Pozos y cates 2. ESTRUCTURAS Y OBRAS DE FABRICA 2.2. Puentes y viaductos 2.2.1, Cimentaciones 2.2.1.1. Cimentaciones superficiales 2.2.1.2. Cimentaciones profundas 22.2. Pilas y dinteles 2.2.3. Tableros 2.23.1. Tableros de vigas prefabricados 2.2.32. Tabletos construidos «in situ» 2.2.3.3. ‘Tableros metélicos o mixtos 22.4. Acabados 2.3, Pasos inferiores 2.3.1. Ejecutedo «in situ» 23.2. Con elementos prefabricados 23:3. Cajones empujados 2.4, Muros 2.4.1, Muros hormigonados «in situ» 2.4.2, Muros pantalla 2.43. Muros de elementos prefabricados 2.4.8, Muros verdes 22 PLAN GENERAL Y ES0UEI 1A DE ELABORACION DEL ESTUDIO DE si LuRIDAD Y SALUD 3. Tunetes 3.1. Instalaciones auxiliares 3.1.1. Instalacionas etéctricas 3.1.2. Instalaciones de agua 3.1.3. Instalaciones de aire comprimido 3.1.4, Instalaciones de ventilacion 3.1.5. Sistemas de comunicacién 3.1.6. Refuerzos y bulones 34.7. Cerchas 3.2. Galerias 3.3. Tiinelos on roca mediante explosives 3.4. Tiimeles en tierra por ef método belga 3.5. Tineles mediante escudos presurizados 4. Finmes ¥ pavimewtos 4.1. Puesta en obra de capa de firme bituminoso nuevo Puosta en obra de firme de hormigén Fresado de pavimentos 5. Senvicios arectapos 5.1. Condueciones 5.1.1, Lineas aéreas de transporte de enorgia eléctrica 5.1.2. Lineas subterraneas de transporte de energie eléctrica 5.1.2. Gasoductos y oleoductos 5.1.4. Conducciones subterraneas de agua 5.2. Interferencias con vias en servicio (desvios, cortes...) 5.2.1. Retirada y reposicion elementos sefatizacion, balizamianto y defense 5.22. Corte de carril 6.2.3. Dosvio de carril 6. Esrauctunas bE eDiricacion 6.1. Estructuras de hormigén de edificacin 6.2. Estructuras metélicas de edificacion 6.3. Trabajos de albaiiloria y oficios 63.1. Trabojos en cubiertas 6.3.2. Trabajos de tabiqueria y aperture de rozes 6.3.3. Cerramientos 6.34. Aplacados, alicatados y enlucidos Acrivipanes DIveRSAS 7.1. Replanteo 7.1.1. Replanteo de grandes movimientos de tierra 7.1.2, Replanteo en obras de fébrica o trabajos localizados 7.2. Sefalizacién, balizamiento y defensa de via de nueva construccion 7.3. Pequefias obras de fabrica y de drenaje 7.4. Actuaciones en a obra de tos servi 23 Légicemento, el ostudio de seguridad y salud relacionard y trataré solamente aque- Iles actividades que verdaderamente sean contempladas en el proyecto, sin que pueda to- lorarse la consideracion de aquéllas cuya aparicién en el proyecto no sea posible. Asi, un ‘estudio que contemple la excavacién en tunel sin que exista tinel o galeria alguna én el proyecto, por atender a un ejemplo tipico de la generalizacién usual, no debe ser acepta- vo. En sentido contrario, el estudio debe relacionar y comentar muy brevemente todas las Setividedes proyectadas y aquéllas que resulten complementarias, pero necesarias, aun- que no sean presupuestadas en e! proyecto. En cuanto a la descripcion de estas actividades, tinicamente es preciso comentar muy brevemente las caracteristicas especiales de las mismas, si las hay, que puedan originar @ condicionar la aparicién de riesgos especificos durante su construccion concreta. Se er tendera por riesgos especificos de una determinada actividad aquélios que puedan surgir fon la realization de le misma y quo no sean habituales o esperables en actividades se~ mrejantes on la generalidad de los proyectos de carretera, As|, un riesgo especifico de le fetividad de construccion de un determinado muro puede ser la existencia de un edificio O instalacién muy préxima al plano vertical del trasdés, 10 que representaria un sobrepe- 50 importante para la excavacidn del propio muro. En relacién con los equipos de trabajo, maquinaria e instalaciones, debe ex\- girse que el estudio contemple todos aquélios que normalmente puedan disponerse en th ejecucién de la obra proyectada, incluso de los verios que pudieran utilizarse en al- guna actividad. Por ello, et criterio es opuesto al utilizado con les propias actividades Ge obra, ya que aqui interesa principalmente la previsién de normas preventivas de los fquipos. Podran agruparse tipos de equipos 0 maquinas con similar problematica de fiesgos ¥, por ello, de protecciones y condiciones exigibles de uso generales a todos ellos. Le identificacion de riesgos de las actividades consideradas y de los equi- pos, mquinas e instalaciones previstas anteriormente, pueden ser normalizadss, ros: pectivamente, a los efectos de los estudios de seguridad y salud de los proyactos de la Bireccion General de Carreteras, mediante Ia utilizacion de los modelos de orientacion y ayuda que acompanen a estas recomendaciones, segtin puede analizarse en ol ejecutable Gb orientacidn y ayuda, asi como en los anejos incluidos en el mismo como ejemplos adi- ales. Cuando una actividad pueda presentar caracteristicas y riesgos especificos, se- falados como posibles en un parrafo anterior, tales riesgos no habituales dejardn de es- tar contemplados en el modelo orientativo y, por ello, deberan ser incorporados al esquema de evaluacién que proporciona éste, Un caso particular se presenta en la consideracién de instalaciones de fabricacion do materiales para la obra, cuyas variantes de situacién administrativa respecto de la Sbra son muy diversas, desde plantas ajenas a la obra, que son propias de proveedo- tos de la misma (aunque se dé el caso de alguna planta que sea propiedad del contra tista, pero externa a la traza y, eventualmente, proveedora de otras obras), hasta plan tas integradas en la propia obra proyectada, como pueden ser las de fabricacion de hormigon hidraulico o de aglomerado asfaitico. Aunque el tema debe ser tratado y cla tado a fondo en cada caso, parece légico pensar que, en general, las plantas propiedad Gol contratista y el personal adscrito a las mismas son estables en la empresa y se ins~ {alan en la obra con todos sus equipos y medidas preventivas, ya disefiados y adapta doe 2 la propia planta en fases anteriores. La evaluacién de riesgos y la planificacion preventiva de estas plantas deberia poderse limitar a incluir como anejo al estudio de Seguridad y salud de la documentacién preventiva ya disponible en cada planta. Se in- lye, a pesar de todo, un fichero anejo al modelo informatico guia del estudio con do- Gumentos de texto © imagenes que resumen lo que podria ser una planificacién pre Ventiva de una planta de aglomerado, cuyo objetivo no pasa de constituir una mera referencia metodoldgica de posible interés. 24 PLAN GENERAL ¥ ESQUENA DE ELAGORACION EL £S7LNIO DE SEGURIDAD Y SALUD 3.1.3. SELECCION DE MEDIDAS PREVENTIVAS A ADOPTAR EN OHRA En directa relacién con los riesgos identificados como posibles en el curso de la eje- cucién de cada una de las actividades de obra proyectadas, Ia Memoria ha de afrontar la parte esencial de su contenido preventivo, seleccionando y definiendo las me didas y protecciones que el estudio ha de prever para su disposicién efectiva en obra, sin perjuicio de las adaptaciones, desarrollos y alternativas que puedan set aprobados pos- teriormente en el plan de seguridad y salud propuesto por el contratista, Las dificultades en la redaccién de este epigrafe de la Memoria residen basicamente en la identificacién de cada una de las medidas o protecciones a adoptar, para lo que se precisa, indudablemente, una experiencia practica que, hoy por hoy, no se en- cuentra suficientemente extendida entre los habituales redactores de los estudios, razon ésta que por si misma justifica la publicacién de las presentes recomendaciones y, sobre todo la presentacién del modelo guia que acompana a las mismas. Con todo, las dificul- tades metodoldgices no terminan en la simple seleccidn de las medidas de proyecto (de estudio), sino que alcanzan a la propia definicién técnica de las mismas, puesto que ésta comprende muchos aspectos (la mayoria) que a nivel de estudio podrén integrarse tanto en una memoria como en el Pliego de Condiciones del estudio. Se trata de dimen- siones minimas, caracteristicas técnicas, prestaciones y requisitos a cumplir que, en bue- na parte, se corresponden con auténtices prescripciones, mas que con definiciones técni- ces deducidas de céloulos o estimaciones. Ademas, la otra parte importante del contenido de este apartado debe referirse a normas de actuacién y comportamiento durante la ejecucién de cada tajo, asi como a precauciones a adoptar en los mismos 0 en el alma- cenamiento, transporte y empleo de equipos y protecciones. En el modelo guia que se acompafia en formato informatico se ha optado por incluir toda la definicién de medidas preventivas a adoptar en este capitulo de la Memoria, de- jando pera el Pliego de Condiciones la enumeracién de normas aplicables y las prescrip- ciones basicas generales que han de cumplir los equipos y elementos de proteccion per- sonal y colectiva considerados aqui. Metodolégicamente, este capitulo sobre medidas preventivas debe mantener una es- tructura semejante a la utilizada en of do identificacién de riesgos, anterior, siguiendo el mismo esquema de grupos de actividades constructiva del proyecto. Debe sefialarse una realidad evidente, cual es que la inmensa mayoria de medidas preventivas (también de los riesgos previsibles) que deben definirse para un determina- do proyecto de carretera es esencialmente igual al que ha de preverse en otros proyec- tos, por lo que deberia ser objeto de una aproximacién normalizadora, que es lo que se pretende con la guia proporcionada junto a estas recomendaciones, sin que ello redunde en demérito técnico o profesional del estudio, sino, simplemente, en la constatacién de soluciones similares para actividades similares. El problema de la prevencién de riesgos laborales no esta tanto en le calidad o idoneidad de las protecciones a disporer sino en la falta o en las deficiencias de cumplimiento efectivo de tales disposiciones técnica. Con todo, un estudio de seguridad aceptable ha de contemplar concretamente las ca- racteristicas y circunstancies especificas de la obra proyectada y que no pueden genera- lizarse at resto de los proyectos sin que recaiga sobre los estudios de éstos una bochor- nnosa tilde de copie que resulta inaceptable. Por ello, nuestro estudio debe osforzerse en ol andlisis y previsién de aquellos factores propios de nuestro proyecto y en la eportacion de soluciones preventivas correspondientes a los mismos. En el modelo guia informatica se ha seguido el método de seleccidn de tales factores especificos, en cuanto que sean aplicables a cada proyecto, facilitando el ejecutable informatico, autométicamente, la re- daccién de las definiciones especificas que corresponden a dicha seleccién, junto at am- plio conjunto de medidas y protecciones normalizadas que corresponden con las activi- dades que efectivaments forman parte del proyecto. Ha de insistirse en el nivel de desarrollo técnico de las medidas previstas en el estu- dio de seguridad y salud, que no es otro que el que corresponde el resto del proyecto y 28 que debe ser ampliado y coneretado en el posterior plan de seguridad y salud que se ‘apruebe a propuesta det contratista, asi como en sus actualizaciones pertinentes: Ademés de las medidas preventivas tecnicas y de comportamiento, ya comentades, doben incluirse en este epigrafe la medidas de cardcter organizativo y dotacional que tam- bién han de sdoptarse en le obra, cuales son, por una parte, las de formacion e informa tion a los trabajadores, de los servicios de prevencién y de la orgenizacién de la seguri- dad y salud en la obra, del servicio médico utilizable y de las instalaciones de higiene bionestar a disponer en funcién de las caracteristicas concretas de la obra proyectada y de los requerimientos legales y reglamentarios en cada caso. 3.1.4. ENTORNO DE LA OBRA Y SERVICIOS AFECTADOS ‘Ambos conseptos se rovelan como decisivos en no pocos aspectos preventivos, tan- to en la posible incidencia de tos mismos sobre la seguridad de la obra como por la ae- idm de este sobre el entorno y los servicios en funcionamiento, ambos posibles genera: Gores de nuevos riesgos. E| entorno de la obra constituye un elemento definidor de Getividades y modulador de métodos, en cuanto origina la necesidad de tajos apropiedos (demoliciones, arranque de érboles, desvio o retencién de caves, etc.) y, al tiempo, obi. ga 8 modificar los sistemas constructivos que serian utilizados en otros casos. Desde punto de vista dal estudio de seguridad y selud, el entorno adquiere relevancia por dos razones basicas: ‘a) Por la necesidad de incluir en dicho estudio todas las actividades no habituales que se generan por especificidades del medio, sus riesgos y las medidas pre~ ventives a adoptar en las mismas, y b) Por recaer sobre el estudio la responsebilidad de apuntar o establecer métodos ho especificados en el proyecto, tales como pueden ser los de ordenacion tem poral de [os trabajos, delimitacion de espacios de actuacién, prevision de inci- dencias, etc. En este sentido, el estudio de seguridad y salud de un proyecto de carretera en una zona muy arbolada debe necesariamente contemplar la activided de tala y extraccién de grandes érboles ¥, por el contrario (defendiendo la particularizacién de cada estudio 9 su Broyecto), en un proyecto sobre terreno érido, no contemplar tal actividad. En la misma Tines, un estudio de proyecto en zona urbana o periurbana, afectando a edificaciones, ha de anelizar actividades de demolicién de estructuras y otro, en campo abierto, no deberie hacerlo, En cuanto a los servicios afectados, el problema es aun més importante, en cuanto que muchos de tales servicios pueden generar peligros muy graves y especialmente {re- Guentes en las obras, cual es el caso de los tendidos eléctricos de alta tension, cuys pre- cencia sobre la traza del proyecto exige un tratamiento muy detenido y concreto en el es: fudio de seguridad y salud, capaz de obligar al plan do seguridad y salud a fijar detalles de actuacién, pero no a establecer condiciones técnicas o preventivas. Otros servicios pue- den ser también de efectos graves, como pueden ser los gaseoductos u oleoductos, aun que su frecuencia es mucho menor. Debe tenerse muy en cuenta que la actuacién de corte, desvio 0 suprosion de estos servicios suele venir condicionada por la gestién de entidades importantes, cuyos méto: dos y medios suelen estar normalizados y que, en cuslquier caso, sueten imponerios a las obras, no pudiéndose actuar directamente desde éstas, habitualmente. Esto implica que fox matodos, protecciones y medidas preventivas que deben establecerse para los traba- jos de desvid 0 supresidn de lineas, por ejemplo (que aparentemente deberian ser consi: Uerados en el estudio de seguridad y salud de la obra) corresponden procisamente a las comparilas gestoras 0 explotadoras do jas mismas que, ademés, estén sumamente espe: Gialigadas en las actividades a desarrollar. Por ello, el asunto debe ser tratado prudente- frente en los estudios de seguridad y salud, sin dar soluciones definitivas sobre la meto- 26 _PLAN GENERAL, ¥ ESOUEWA DE ELABORACION OSL ESTUDIO DE SEGURIDAD ¥ SKLUO dologia a seguir, y dejando para su contemplacién en el plan de seguridad y salud de ta obra del método que efectivamente haya de seguirse en este tema, Otra cosa es, sin embargo, la probable y frecuente incidencia del servicio sobre la se- guridad y la salud de los trabajadores de la obra, es decir, los riesgos que dicho servicio genera sobre las actividades de obra, cuando no se adoptan en éstas las medidas pre- Ventivas correspondientes a dicha posible incidencia. El ejemplo més notable es el del tendido eléctrico de alta tensidn que, situado sobre la obra 0 en el entorno de ésta, puede causar el contacto eléctrico directo 0 indirecto con personas o equipos o partes de equipos utilizados en la obra. Clasicamente, este proble- ma surge en trabajos de movimientos de tierras y de construccién de alzados de estruc~ turas, por lo que constituye capitulo obligado en las partes del estudio dedicadas a ellas, pero no debe ser abviado en otras actividades del proyecto, que cuando menos deberian retetirse al riesgo y a la previsin de medidas especificas sobre ef mismo, En la misma linea, servicios de transporte de gas 0 combustible liquido deben tener un tratamiento especifico en el estudio de seguridad y salud, aunque, naturalmente, s6lo en los casos en que tales conducciones existan realmente en la obra proyectada Otro tema importante y de alte significatividad preventiva laboral es el trafico afecta- do por la obra proyectada, bien por pertenecer ésta a labores de conservacién 0 de en- sanchamiento y mejora de la carretera, bien por existencia de cortes 0 contactos de la ca- rretera en variante 0 nuevo trazado con la via en servicio. Ha de tenerse en cuenta que, en principio, la seguridad del trafico publico es responsabilidad del proyecto, una de cu- yas limitaciones propias es, precisamente, el mantenimiento y seguridad de dicho trafico, de acuerdo con las previsiones de la Norma 8,3-IC, carente de sentido preventivo laboral. Otra cosa es, sin embargo que la posible invasién del tréfico sobre los tajos de la obra obligue # tratar on el estudio de seguridad y salud este gravo y frecuentisimo riesgo, ana lizando las previsiones de sefalizacién y belizamiento que deberien figurer en el proyec- to y supliendo, de ser neceserio, su ausencia en el mismo con o sin adiciones preventi- vas de obstaculos o defensas para la proteccién de fos trabajadores en supuestos que lo precisen. 3.1.5, PREVISION DE TRABAJOS POSTERIORES AL FINAL DE LA OBRA Bajo este epigrafe se agrupan aquellas medidas constructivas de la obra encamina- das a evitar riesgos en las futuras operaciones de conservacion, mantenimiento y repara- cién de los elementos constituyentes de fa misma, tal y como viene a establecerse en el Real Decreto 1627/1997, de 24 de octubre, que en su articulo 5.6 especifica «En todo caso, en el estudio de seguridad y salud se contemplaran también las previsiones y las infor- maciones utiles para efectuar en su dia, en les debidas condiciones de seguridad y salud, los provisibies trabajos posterioresy. En el caso de una obra de carreteras de nueva construccién, esencialmente (puesto que las de conservacién son precisamente trabajos posteriores a aquélias que en su dla pudieron calificarse de obras nueva), interesa al estudio de seguridad y salud la prevision de requerimientos preventivos que puedan surgir en fase de explotacién y que pudieran verse facilitados, en determinados casos de manera definitiva, por elementos o disposi- ciones dejadas en la obra para su posterior y eventual empleo. Se trata, por ejemplo, de disponer argollas u otros elementos empotrados en estructuras para faciliter la sujecién de arneses 0 cinturones de seguridad en tareas de conservacién de la propia estructura ©, en su caso, de dejar conductos vacios para su futura utilizacion en posibles tendidos de cables, tanto en tiineles como en estructuras, sin que se dé la necesidad de afadir nue- vos tubos anclajes perforados en paramentos no preparados para ello. 27 3.1.6. Conctusion Se trota do no olvidar el clésico parrafo final de toda memoria en el que se recapitu len los temas tratados y se senalen los anejos a la misma y se presenten sus contenidos. La conclusion, ademas, debe ser utilizada como paso previo al fechado del estudio y presentador de las firmas que corresponden a los responsable de la redaccién del esty- fio y su condicién de tecnicos eompetentes. Adicionalmente, debe recogerse la firma del Goordinador de seguridad y salud en esta fese, bajo cuya responsabilidad se he redacte- do el estudio. 3.2. PLIEGO DE CONDICIONES Comentada ya la posibilidad de incluir la mayoria de las normes y preseripciones tée- nicas de las protecciones y medidas preventivas, ya en el Pliego, ya en la Memoria, y ha- bigndose optado por el criterio de considerar que aquéllas son elementos clave de le de- finieién técnica y preventiva que se requiere del estudio, la dimension y contenidos del Pliego de Condiciones se ven reducides a los siguientes puntos bésicos: Legislacién y normas aplicables. Obligaciones de las partes intervinientes en la obra. Roquisitos de los servicios de prevencién en la obra Reqluisitos do las instalaciones de higiene y bienestar de los trabajadores en Is obra, 2 Prescripciones de los sistemas y equipos de proteccién colective a disponer en la obra + Proscripciones de los equipos de proteccién individual. Entre jas normes aplicables a la obra conviene distinguir entre las netamente pre- ventivas de carécter laboral, es decir, la propia Ley 31/1996 de prevencién de riesgos la- borates, todo su desarrollo reglamentario y el conjunto de normas previas algunes de cu- yos preceptos pueda continuar vigente, de aquellas otras normas extralaboralgs, Ynanadas de ministerios denominados técnicos, principaimente de Industria y de Fo: monto, cuya aplicacion a Ie obra proyectada se refiere sdlo a doterminados elementos de In migmna (mnaquinarie 0 sefalizacion del tréfico, por ejemplo} o depende estrictamente de caracteristicas concretas de la obra en cuestién, como las del Ministerio de industria, que Seran aplicables, por ejemplo, al empleo de explosivos 0 a la excavacion en tunel Es necesario, ademés, considerar las normas de origen comunitario que sean aplica- bles a las obras on el ambito geografico de le Comunidad Auténome en cuestion- Dichas normas, no siempre existentes, suelen centrarse en aspectos procedimentales (los que Gueden en el dmbito competencial de cada comunidad), pero pueden resultar relevantes, Gomo sucede con algunas dictadas por la Comunidad de Madrid, relativas a andamios y gras, por ejemplo, que se mencionan en el modelo infermatico de oriontacion y que pwc: Gon servir de referencia por sus contenidos, aunque el estudio pertenezca o una obra a construir fuera del territorio de esta comunidad, Se destaca la conveniencia de asegurarse de la vigencia y actualizacién de las rela- siones normativas requeridas. En cuanto a le consideracién de las obligaciones juridicas de las distintas partes ac- tuantes en una obra, el eriterio de su inclusion en el Pliego de Condiciones del Proyecto, eg basicamente instrumental, en cuanto deben estimarse como condiciones exigibles con- tractualmente en cada obra, tal y como sucede con los servicios de prevencién del c tratista y su actuacién efectiva durante la construccién de la obra. Finalmente, las prescripciones técnicas a fijar en el Pliogo, su extensién puede fimi- tarse a definiciones especificas muy concretas exigibles en los diferentes equipos y pro teceiones contemplados en la Memoria, asi como a definicién de los criterios adoptedos fon el proyecto respecto de la consideracién administrativa y presupuestaria de dichas pro- 28 PLAN GENERAL ¥ ESQUENA DE ELABORACION DEL ESTUDIO DE SEGURIDAD ¥ SALUD. tecciones, distinguiéndose entre las que resultan exigibles por constituir minimos legales sin cuya presencia la actividad constructiva concreta no puede consentirse y, por el con: trario, aquéllos otros sistemas 0 equipos cuyo empleo no puede considerarse ligado a la construccién de una determinada unidad de obra, sino a varias de ellas o al conjunta de la construccién, Respecto del primer grupo, e! criterio establecido por el Ministerio de Fo. mento es que sus costes son retribuidos en concepto de costes indirectos de produccién, por lo que no deben figurar en el presupuesto det estudio de seguridad y salud. En cuan- to al segundo grupo de equipos preventivos, nuevamente es preciso distinguir entre equi- pamientos, trabajos o servicios ligados @ obligaciones empresariales de carécter general Y no restringido a la obra en cuestidn, sino al conjunto de la empresa contratista (cuyos costes son también generales y estan retribuidos por ese concepto presupuestario comtin} y aquellos otros que se refieren a protecciones, seftalizaciones u otros de aplicacién co- miin, retribuibles especificamente por el presupuesto de seguridad y salud Es evidente que estos criterios deben recogerse en el Pliego de condiciones, pero es preciso definir y concretar qué equipos y protecciones pertenecen al grupo de minimos y exigibles para la realizacién de cada unided de obra, retribuibles bajo el concepto de cos- tes indirectos, para lo que el modelo informético que acomparia a esta guia incluye un anexo que ofrece una serie de ejemplos que pueden ser aplicados en cada estudio. En cuanto a los equipamientos y servicios que han de retribuirse en el conjunto de costes ge- nerales, el Pliego deberia hacer un listado de los mismos 0, en caso contrario, aludirse en éste a tai condicién y considerar directamente los que si son retribuibles directamente por el presupuesto de seguridad y salud 3.3. PLANOS Y CROQUIS DE LAS MEDIDAS PREVENTIVAS La exigencia reglamentaria sobre los Planos del estudio se limita a seftalar la necesi- ded de los panos y croquis 0 esquemas precisos para definir las medidas preventivas, proyectadas, por lo que no es necesario aqui mas que una referencia directa al anterior capitulo de contenidos minimos del estudio de seguridad y salud. 3.4, MEDICIONES Y PRESUPUESTOS Las mediciones y el presupuesto del estudio de seguridad y salud no presentan sin- gularidad alguna respecto de tales documentos en cualquier proyecto constructivo, ex- cepto la muy importante, ya puesta de manifiesto repetidamente, de la exclusion de les que se consideran como proteccionés colectivas y personales minimas y de utilizacion oxigible on cada una de las diferentes actividades de obra, asi como, evidentemente, los Servicios @ instalaciones GUé Se corresponden con obligaciones empresariales basicas que, como también se-ha dicho ya, se entiendeé que sus costes se comprenden en los ge~ neralas con que se retribuyé al contratista en él proyecto y que, por tanto, no deben fi- gurar en el presupuesto, 19 obstante, en las mediciones, aunque en cada caso bajo el epigrate.de «minimas exigibles», que no iran al presupuesto, pero si serén cuan- 3085 a efectos de previsiones de compras en el plan de seguridad y salud, En cuanto a los precios que han de figurar en el presupuesto, ha de utilizarse un cua- dro de precios realista y actualizado. En el modelo guia adjunto se incluye como anejo un cuadro de precios meramente indicativo, pero que puede ser utilizado, de estimarse con- veniente. 29 PROGRAMA INFORMATICO DE APLICACION EN ASISTENCIA Anejo A LA REDACCION DEL ESTUDIO DE SEGURIDAD Y SALUD. MANUAL DE UTILIZACION 1 invice 1. CONTENIDOS DEL PROGRAMA Y GUIA DE UTILIZACION wesnonnsnnniniinneninininnnnn OT 2, MANUAL DE EMPLEO DE «ESYS-CARRETERAS» 32 2.1. INSTRUCCIONES DE INSTALACION 32 2.2. INSTRUCCIONES DE MANEJO 33 PANTALLA 1 33 PANTALLA 2, INTROOUCCION Y DESCAIPCION DE LA OBRA, 34 PANTALLA 3, PLAN DE EJECUCION DE UA 088A 34 PANTALLA 4, MARCO JURIDICO. 35 PANTALLA 5. EVALUACION DE RIESGOS EN EL PROCESO DE LA OBRA 35 PANTALLA 6, ACTIVIDADES ¥ TAJOS. 35 PANTALLA 7. EQUIPOS DE TRABANO, MAQUINARIA E INSTALACIONES, 35 PANTALLA 8, IDENTIFICACION DE RIESGOS. 35 PANTALLA 9. SELECCION DE MEDIDAS PREVENTIVAS. 36 PANTALLA 10, PLANOS Y CROQUIS. 36 PANTALLA 11, PRESUPUESTO - SELECCION DE UNIDADES OE OBRA. 36 PANTALLA 12, PRESUPUESTO. 36 1. CONTENIDOS DEL PROGRAMA Y GUIA DE UTILIZACION Como ha sido indicado en diversas ocasiones durante los puntos anteriores de estas recomendaciones, se acompafia a las mismas un programa ejecutable que permite ser aprovechado por los usuarios como modelo y guia para la confeccién del estudio. Este programa, que es denominado ESYS-CARRETERAS, contiene gran parte del desarrollo que se sugiere para el estudio, aunque sus textos, la mayoria de las veces, no aparecen explicitos en pantalla, sino que se editan y archivan como documentos Word de Windows y, por tanto, pueden ser consultados, modificados e impresos como tales. El programa, al ser ejecutado, permite personalizar su contenido, primero con los da- tos administrativos y técnicos del proyecto en que se trabaja y, més tarde, sucesivamen- te, en la constatacién de actividades del proyecto, identificacién de los riesgos que en cada una de ellas podran presentarse en la obra y en la seleccion de las medidas pre- ventivas que corresponden a tales riesgos y que, en general, se consideran normalizadas en el modelo ESYS-CARRETERAS (relativas @ la prevencién que es necesaria cominmente en cada actividad de la obra) y, por ello, se incluyen en los archivos producto de forma automatice, sin que se puedan consultar en pantallas. Ademés de estas medidas preven- tivas generales para cada actividad, el programa permite sefalar aspectos mas particula- res de las actividades en cuestion (técnica de realizacién prevista, ubicacién y entorno de su puesta en obra, medios previstos para su ejecucién, etc.) de las cuales el programa aporta nuevas medidas 0 protecciones a incluir en el estudio, también autométicamente 31 en el archivo correspondiente. Finalmente, al objeto de permitir la actuacion personel del redactor del estudio, el programa presenta pantallas finales, por actividades, para selec- cionar protecciones adicionales mas especfficas, hasta completar, con todo ello, 1a Me- moria del estudio de seguridad y salud. En cuanto al Pliego de Condiciones, ESYS-CARRETERAS carga automaticamente en ta carpeta del estudio que se lleva a cabo el documento de texto que se sugiere, aunque se presentan en pantalla opciones de actualizecién, correccién 0 ampliacién de las normas (© del texto propuesto, segun decida el usuario. Los Planos son facilitados con el uso de ESYS-CARRETERAS mediante la inclusion de un muestrario de esauemas definidores de algunas de las protecciones 0 medidas pre- Ventivas que trata la Memoria. En dicho muestrario, el usuario puede elegir los esquemas que desea sean editados para el estudio que realiza, sin perjuicio, naturalmente, de cuarr tos otros esquemas y planos deba o desee afiadir, lo que puede hacer por mediios dife- rentes a los del ejecutable, por medio de un programa gréfico de Windows, @ archiver en la carpeta dedicada al estudio en cuestién 0, en su caso, ahadir y guardar en el muestra- rio de ESYS para su utilizacién en otros estudios. Como es obvio, faltara que el usuario incorpore a los Planos aquéllos obligados de situacién, planta general de la obra y otros desciptores de la misma que se estimen conveniontes. Finalmente, ESYS-CARRETERAS presenta la posibilidad de realizar las mediciones y el presupuesto del estudio de que se trate, manejando para ello el cuadro de precios que contiene en su base de datos y que, desde luego, podra modificar y guardar el usuario ‘cuando asi lo desee. Este cuadro de precios (el que se aporta o el que resulte actualize- do) se mantiene implicito por el programa, hasta el momento de su edicién como archi- vo de Windows. El programa ofrece guardar los documentos confeccionados o en curso de confeccion ‘en el directorio y carpeta que se dese, permitiendo a partir de ese momento las mani- pulaciones, correcciones, cortes y pegados que permite Windows, asi como su impresion fn formatos normalizados 0 manipulados @ gusto del usuario, como es logico. 2. MANUAL DE EMPLEO DE «ESYS-CARRETERAS» 2.1, INSTRUCCIONES DE IWSTALACION Instalacién de la aplicacién Ejecutar el archivo «SETUP.EXE» de los disquetes de instalacion. ‘Aparece una pantalla indicando que se esté cargando el programa de instalacién. Es- pere @ que cargue. Aparece una pantalla de bienvenida, indicando que se procedera a la instalacién del «ESYS 1.0». Pulse el boton Next > para seguir con la instalacién, o el bo t6n Ganeel para abandonar la instalacién. ‘Aparecera una pantalla que le permitira elegir la cerpeta donde se van a instalar los archivos. Por defecto serd «C:\Archivos de programa\ESYS». Pulse el boton < Baek para volver a la pantalla anterior, Next > para seguir con la instalacién, 0 Gancel para abandonar la instalacién, Aparece una pantalla con las opciones que ha ido seleccionando. Compruébelas an- tes de continuar. Pulse el boton < Baek para volver a la pantalla anterior, Next > para se- guir con la instalacién, 0 Caneel para abandonar la instalacin. \dicéndolo, Pulse «Fi- Espere a que Ia instalacion concluya, Aparecera una pantalla nish» para concluir la instalacion. En el meni «lnicio/Programasn se habra creado, un nuevo acceso directo a le apli- cacién «ESYS». Pulselo para ejecutar la aplicacién «ESYS 1.0». 32 PROGRAMA INFORMATICO DE APLICACION EN ASISTENCIA A LA REDACCION DEL ESTUDIO DE SEGURIDAD Y SALUD, Desinstalacién de la aplicacién Si en algtin momento desea desinstalar la aplicacién, siga los siguientes pasos: 1. Saque una copia de seguridad de los datos situados en la cerpeta «DB», situade en la carpeta en que instald la aplicacién (seguramente «C:\Archivos de progra- ma\ESYS»). Seran necesarios si quiere volver a instalar el programa y usar los da tos antiguos. 2, Abra el «Panel de Controls, que podra encontrar pulsando el botdn Inicio de Win- dows, «Configuracin», «Panel de Control» Una vez abierto el «Panel de Controln, seleccione «Agregar o quiter programas». Verd una lista de las aplicaciones que Windows puede desinstalar automética- mente. Seleccione «ESYS 1.0» y a continuacién pulse el botén «Agregar o qui- tar...». Se le pediré que confirme que quiere continuar con la desinstalacién, Pul se el bot6n Sf para proseguir con la desinstalacién o No para cancelar. Es posible que al terminar vea un mensaje diciendo que no todos los elementos se pudic- ron dasinstalar y que deben ser eliminados manuslmente. Esto ocurre cuando hay ficheros de datos o temporales que se han guardado o generado en la mis- ma carpeta del programa. Sélo tiene que eliminar estos ficheros y carpetas utili- zando el «Explorador de Windows». Una vez acabada la desinstelacién, pulse el botén OK. Cierre «Agregar 0 quitar programas» pulsando el botén Aceptar. Cierte el «Panel de Control 2.2. InsTmUccioNEs DE MANEJO Pantalla 7 En la primera pantalla se ven cinco botones. El primero, rotulado Proyecto Nuevo, sirve para dar de alta un nuevo proyecto. Dara peso @ una pequeha pantalla en la que podia decidir qué nombre daré al proyecto. El lus Gar para guardarlo sera, por defecto une carpeta en el servidor creada para este fin, y lla- mada «ESYS Documentos» El segundo botén est rotulado Abrir Proyecto. Este nos da acceso a proyectos que fueron creados anteriormente. Nos dard paso a otra pequeha pantalla en la que se selec- cionard uno de los proyectos ya creados. El tercer botén, rotulado Eliminar Proyecto, sirve para eliminar toda la informacion relativa a un proyecto, excepto el documento de Word que se puede haber generado para este proyecto. El cuarto botén, Mantenimiento de Graficos, posibilita la inclusion de nuevos pla- hos y croquis, aparte de los que leva el programa en si. Para ello debe incluir el archivo que contenga el gréfico en formato BMP. Todos los archivos de este tipo (BMP) conten’ dos en la carpeta, aparecerén en la pantalla de seleccién de croquis automaticamente, comportandose como el resto. El quinto botdn permite visualizar en pantalla tanto los anejos contenidos en las re- comendaciones relatives a protecciones minimas indispensables, modelo de evaluacion de riesgos y plan de medidas preventivas en plante de aglomerado como el cuadro de precios utilizaco por el programa. En el menu superior, destacan los rétulos «Ayuda» y «Salir», Ambos elementos, es: tarén presentes en todas las pantalles de la aplicacién y su funcién es proporcionar una pequefia ayuda y abandonar el programa, respectivamente. 33 Pantalla 2.—Introduceién y deseripeién de fa obra ‘Aparece una serie de cuiadros, en los que se podré introducir la informacion requer! da. El texto se podra copiaripegar a/desde otra aplicacién. Los botones inferiores, rotulados como << Retroceder y Continuar >>, apareceran en todes las pantallas, y su funciOn es llevarnos a la pantalla anterior o posterior respee” fnamente. Se pediré, entre otros datos, el nombre del proyecto, con un maximo de ola. tho lineas, ol ntimero de proyecto y de expediente, y los nombres del promotor y | autor NO) Eetudio de Seguridad y Salud. Asimismo, se cumplimentaré fa localizacion de la obra y una memoria resumen de las obras proyectadas. En el mend superior, aparecen tos siguientes elementos: * Archivo. * Proyecto. * Acerca de. © Ayuda. * Salir, Este mend aparece en todas las pantollas de ta aplicacién, asi que aprovecharemos para explicar aqui su contenido, Dentro de la opcién «Archivo», aparecen los siguientes elementos: Nuevo proyecto. Abrir proyecto. Grabar datos. Salir. «Nuevo proyecto» nos dard Ia opcién de comenzar un nuevo proyecto en este pun- to, Dara pasova una pequefa pantalla en la que podré qué nombre daré al proyecto. El lu Gor pera guardar, sera por defecto une carpeta on el servidor creada para este fin ¥ Wee 9Pr PeESYS Documentos». Preguntara si se desoa inicializar tos datos. Si se responde ue si-el nuevo proyecto sera un proyecto en blanco. Si, por el contrario, se contest2 due nor el nuevo proyecto tendré desde el principio los mismos datos (excepto ol prosupues: fol que e! proyecto que tenia anteriormente abierto. Esto es util para utilizar un proyecto como plantilla de uno nuevo. «Abrir proyecto». Le dara oportunidad de abrir un proyecto creado anteriormonte y cerrara el proyecto actual. «Grabar datos». Haré permanente la informacién actualmente introducida en el proyecto, de tal forma que la proxima vez que abra este proyecto tenga esta informa- eee Al abandoner la aplicacion también se le preguntaré si desea guardar ta informa- cion. Dentro de la opeién uProyecton, s6lo aparece el elemento «Generar proyecto». Esto dara uger a la generacién del documento en Word que contendré al Estudio de Segut- dad y Salud del proyecto en cuestién con los datos disponibles actuelmente. Lo guarda, cen la earpeta del sorvidor llamada «ESS Documentos» y tendré el mismo nombre aue OB le hubiese dado al proyecto, Se recomienda generar el documento una vez que se haya cumplimentado toda la informacion del proyecto. Al generar por segunda vez el provec. to, se perderd ol primer documento, a no ser que se haya guardado manualmente con oWro nombr Pantalla 3.—Plan de ejecucién de la obra Se pide la duracién en namero de Ia obra, ta unidad de medida (soleccionable ene las que aperecen al pulsar sobre la flecha de la derecha) y el nimero medio de trabaja- dores en las diversas actividades de la obra 34 PROGRAMA INEORMATICO DE APLICACION EW ASISTENCIA & LA REDACCION 921 ESTUDIO DE SEGURIDAD Y SALUD, Sobre las barras graduadas (en color negro las unidades seleccionadas, en verde por semanas) puede marcar la duracién de las actividades en uno o varios tramos. Para ello, pulse con el botén izquierdo del ratén sobre la semana inicial de la actividad, y arrasire el ratén, sin soltar ef botdn, hacia la derecha. Ira marcando la duracién de esa actividad en semanas. Si quiere eliminar alguna marca, sélo tiene que pulsar con el boton izquier- do del ratén sobre la semana que desea desmarcar y arrastrar el ratén, sin soltar el bo- t6n, hacia la izquierda. Pentalla 4.—Marco juridico Existen dos cuadros donde se puede introducir texto. El primero esta destinado a ha- cer ampliaciones sobre la reglamentacion a cumplir. Pulsando sobre el botén situado encima y a la derecha de este cuadro, rotulado «Guardar como texto por defecto:», se guardaré este texto y en cada proyecto nuevo que se cree, aparecerd ese texto automat camente. El segundo cuedro esta reservado para incluir un comentario sobre fe aplicacion de otras normas particulares Pantalla 5.—Evaluacién de riesgos en el proceso de la obra Existe un cuadro donde se puede introducir texto para ampliar la informacién reco- gida en este apartado. Pantalla 6.~Actividades y tajos Aparecen siete botones, asignado cada uno de ellos a actividades concretas dentro de la obra. Al pulsar sobre cada uno ellos, aparece una pequefia ventana que contiene los tajos relacionados con la actividad elegida. Se han de marcer todos los tajos que vayan a ser cansiderados en el Estudio de Seguridad y Salud en Ia casilla blanca de la izquierda, ‘Cuando haya marcado los tajos necesarios pulse el botén rotulade como Centinuar >>. Cuando se selecciona algun tajo, el rotulo del boton correspondiente a {a actividad, ad- quiere un color rojizo, dando a entender que tiene algin tajo seleccionado. Actué asi con las diferentes actividades. Pantalla 7.—Equipos de trabajo, maquinarie ¢ instalaciones El funcionamiento es idéntico al de la pantalla anterior, salvo que el contenido hace referencia a equipos de trabajo, maquinaria e instalaciones, en lugar de a actividades y ta- jos. Pantalla 8.—Identificacion de riesgos Aparecen una serie de botones rotulados con el nombre de las actividades y maqui- arias. En color mas claro aparecen aquéllas que no se pueden seleccionar, ya que la ac- tividad 0 maquinaria a la que hace referencia no se seleccioné anteriormente. En color més oscuro, aquellos botones gue estan activos, Al pulsar sobre cada uno de ellos nos ‘conduce a una ventana donde aparecen unos formularios correspondientes a cada uno de fos tajos 0 maquinarias seleccionadas antoriormente dentro de esta actividad. Los dife rentes formularios se seleccionan en las pestafias superiores, rotulados con los nombres de los tajos o maquinas. Al seleccionar uno cualquiera, aparece el formulario correspan- diente al tajo 0 maquinaria, con una serie de riesgos relacionados. Sefale los que consi dere oportunos. Una vez que haya terminado con todos los formularios, pase a otros de otras actividades 0 maquinarias pulsando el botén Continuar >>. Pantalla 9.—Seleccion de medidas preventivas Ya que las normas y medidas preventivas se cargan automaticamente segiin los ries- gos identificados, solo queda afadir un cuadro de didlogo donde se puede introducir tex- to para ampliar la informacion recogida en este apartado. Pantalla 10.—Planos y croquis ‘Se muestra una serie de grandes botones cada uno con un grafico y el texto «NO IN CLUIDO». En un proyecto nuevo, no hay ninguin croquis incluido. Para incluirlos s6lo hay que pulsar sobre el botén correspondiente. Si desea eliminarlo de nuevo, sélo tiene que volver a pulsar sobre él, volviendo a aparocer el rétulo «NO INCLUIDO», Pantalla 11.—Presupuesto - Seleccién de unidades de obra En esta pantalla, comienza la elaboracién de! presupuesto. Para ello debemos selec cionar las Unidades de Obra que vamos a utilizar en el proyecto. Se puede ver una serie de botones que nos darén paso a una ventana en la que se listan todas las unidades de obra relacionadas con el rétulo del botdn. Para seleccionar las unidades, sélo tiene que marcar la casilla de verificacion situada a la izquierda. Cuan- do haya seleccionado todas las unidades necesarias de ese apartado, pulse Continuar >> y continie con el resto de apartados. Una vez seleccionadas todas les unidades de obra necesarias de todos los grupos, pulse el bot6n Continuar >>. En esta pantalla, también se ve un botén rotulado Mantenimiento de Unidades de Obra, que permite hacer altas, bajas y modificaciones a las unidades de obra que con- templa el programa. Para poder acceder a esta funcién, no debe haber ningun usuerio ha ciendo 0 modificando presupuestos, ya que la base de datos ha de bloquearse para ha- ‘cer estas modificaciones. Se le pedird una clave para tener acceso a esta funcionalidad Una vez introducida aparecera una ventana en la que aparecen diversos cuadros de se- leccion y de texto, donde se especificaran o modificardn las caracteristicas de la unidad de obra seleccionada. Pantalla 12,—Presupuesto Esta pantelle esta dividida en dos zonas. Cada una tiene una barra con los botonos de control, que ya fueron explicados en el apartado anterior. La superior nos muestra todas las unidades de obra elegidas para el proyecto. La tink ca modificacion que se podré efectuar en esta zona es la relativa al precio de la unidee. ‘También aparece una barra con diez botones con las siguientes funciones: ' | Se mueve al primer registro de la base de datos. + | Se desplaza al registro anterior. Se desplaza al siguiente registro. +i | Se desplaza al ultimo registro. | Afiadir un registro nuevo. =| Eliminar el registro actual 36 PROGRAMA INFORMIATICO DE APLICAGION EN ASISTENCIA A UA REDACCION DEL ESTUDIO DE SEGURIDAD Y SALUD. 4 | Modificar registro, permitiendo cambiar la informacién necesaria. Y__ Confirmar los cambios efectuados al registro, | Cancelar los cambios efectuadios al registro. | Actuelizar © | Actuslizar los datos a los puestos de la red. Los botones Confirmar y Cancelar cambios no estan disponibles, a no ser que se esté modificando un registro existente 0 afhadiendo uno nuevo. Todos los campos del registro son obligatorios y no se pueden dejar en blanco, sal- vo el titulado «Subcapitulon, que sdlo podra rellenarse cuando el «Capitulo» sea «Protec ciones Colectivas». La parte inferior de la pantalla nos muestra las diferentes mediciones o partidas re- lacionadas con Ia unidad de obra seleccionada en la zona superior. Habra que aiiadir al ™menos una partida para cade una de las unidades de obra a utilizar. El campo rotulado «Descripcién de la partidan es obligatorio y si no quiere que aparezca nada, tendra que Poner al menos un espacio en blanco. El campo de minimos corresponderia a la medicin que se considera minimo exigible por lo que no formard parte de! presupuesto del estu- dio, por el contrario el campo de presupuesto recoge la medicion que si sera de abono. Por ultimo aparecen tres campos vacios en los que, en caso de ser necesario para la co- rrecta definicién de la unidad, se establecen las medidas de anchura, altura y profundidad de la misma. Esta os la Ultima pantalla de! programa, si ha rellenado todos los demas datos. Aho- ra es el momento oportuno de generar el proyecto. Recuerde que una vez generado, to- das las modificaciones nuevas que introduzca en el proyecto no se verdn reflejadas en el documento de Word generado y deberd generar un nuevo documento, 37 . FICHAS MODELO DE DEFINICION DE PROTECCIONES Anejc COLECTIVAS Y PERSONALES MINIMAS EXIGIBLES EN EL PROYECTO Como ha sido tratado reiteradamente en el texto de las recomendaciones, el criterio normalizado de caracter administrativo y presupuestario que la Direccién General ha adoptado consiste en la consideracién de costes indirectos incluidos en los precios de cada unidad de obra los que puedan corresponder a las protecciones colectiva y perso- nales minimas que puedan resultar exigibles por parte de la Autoridad laboral. Complementariamente, el paso més importante de cardcter preventivo dado por la Di- reccién General de Carreteras en su aprobacién de estas recomendaciones, consiste en la aportaci6n de esquemas de definicion de tales protecciones minimas que, en la actual si- tuacién de falta de definicién normative concreta, va a exigir en las obras de las que sea promotor y que, por tanto, han de incluirse en los estudios de seguridad y salud de todos los proyectos que pueda promover. Dentro del programa ESYS-CARRETERAS puede consultarse y editarse un reducido conjunto de actividades de obra, que se han estimado significativas, con indicacién de las protecciones colectivas y personales que se deberian considerar preceptivas en la obra a que se refiere el estudio de seguridad y salud. A partir de los ejemplos que se aportan, el usuario de ESYS-CARRETERAS puede completar el catdlogo de protecciones exigibles en el estudio que realiza, No es preciso sefialar que los criterios que, bajo su responsabilidad profesional, adop- te el redactor o el coordinador de seguridad y salud de cada estudio pueden ser diferen- tes a los que se sugieren, asi como que algun experto prevencionista, funcionario com- petente 0 autoridad laboral puede dictaminar en disenso con la propuesta de ESYS-CARRETERAS. Se trata con ella de sugerir un modelo de realizacién del estudio en ‘este aspacto fundamental, nunca de establecer una norma administrativa que no corres- ponderia a la Direccién General de Carretera, aunque si puede este Centro directivo, en el ejercicio de sus competencias, exigir contractualmente las protecciones minimas proyec- tadas y finalmente aprobadas como tales. Se incluye, a continuacién, copia impresa del modelo aportado con los ejemplos co- mentados mas arriba. 39 2 EQUIPOS Y PROTECCIONES MINIMAS EXIGIBLES EN LA REALIZACION DE LAS DIFERENTES UNIDADES DE OBRA Los equipos y protecciones que se consideran minimas exigibles en ejecu- cién de las diferentes unidades de obra, tanto personales como colectivas, estén in- Gisolublemente ligadas, por mandato legal, a la ejecucién material dichas unidades con- templadas en el proyecto, por lo que no pueden ser consideradas separadamente de las mismas y de su coste de producci6n ni, por tanto, de abono aparte en el capitulo de «se Guridad y salud» del presupuesto. Deben ser tratadas en ol estudio de seguridad y saludy ¥ en el subsiguiente plan, pero nunca podran figurar en su presupuesto, puesto aue Es / tan incluidos como costes indirectos en el precio de cada une de las indicadas unidades |* de obra, [A titulo de ejemplo indicative y de orientacién metodolégica, se proponen las pro- tecciones que se estiman minimes exigibles en la ejecucién de determinadas unidades de bra, sin perjuicio de las normas oficiales que puedan ser aplicables y de, en su caso, el Griterio del autor del estudio de seguridad y salud, al que corresponderia, en todo caso y ton la aquiescencia del coordinador en materia de seguridad y salud en fase de prove to, designado a tales efectos por la Direccién General de Carreteras, la conerecion de di Chas protecciones minimas en cada una de las actividades del proyecto, de estimarse con- Voniente sui definiciin a efectos de control y supervision contractual durante la obre. Es Sbvio, por otra parte, que en el proyecto existen més unidades de obra de las considera: Ges, pero éstas pueden servir de modelo para la confeccién de las que fatten. No se ocultan posibles problemas que puedan surgir en relacién con la fijacién de proteceiones personaios y colectivas que se consideran minimas y exigibles, puesto que, bn alguna ocasion, dichas protecciones podrian ser consideradas innecesarias 0, !o que podria ser mas serio, insuficientes. Debe tenerse on cuenta la necesidad de que el redac- Jor de estos requisites minimos sea suficientemente experto en le materia y que, en todo caso, e! mero sentido comun no basta para garantizar la calidad preventiva del trabajo FICHAS MODELO DE DEFIRICION DE PROTECCIONES COLECTVAS Y PERSONALES MINIMAS EXIGIBLES EN EL PROVECTO DEMOLICIONES Y MOVIMIENTO DE TIERRAS Personal y equipos Protecciones individusles {indicativo) Demolicién + Capataz * Cesta elevadora de trabajadores. + Cascos de seguridad para todo de depésito + Peones on barandilla de proteccion en el personel (los maquinistas solo de hormigén * Maquinistas los trabajos a més de 2 mde al- han de llevarlo puesto al bajarse + Operariode —tura de la maquina) oxicorte * Balizamiento en zona afectade * Botas de seguridad pera todo el * Conductores con cordén y malla naranja de personal de camion polieileno + Guantes de lona para los peones + Retoexcava- + Seviales de precaucion en viales_* Monos de trabsjo, preferente- dora conmar- afectados por la polvareda 0 mente amarillos tillo picador —_proyeccidn de escombros * Gafas antiproyectiones de part- ‘Pala cergadora + Sefales acisticas de marcha —culas para los peones + Compresory —atrés en toda lamaquinaria ——_* Gafas o pantallas de proteccién martillos para operarios de oxicorte * Dicos de corte + Protectores auditivos para peo- + Grupos de oxi- nes corte ‘+ Mascerillas antipolvo pera peo- + Camiones res # aja antivibratorie para los ma- guinistes Demoliciony * Capataz * Balizemiento dol tjo de acuerdo . © Cescos de seguridad (maquinis- levantamiento * Peones con la norma &.3:C; si oxiste tré-~ tas s6lo al bajarso al suolo) do firme floxible * Maquinistas fico préximo 4 Botas de seguridad para todo el *Conductores * Balizamiento en zona afectada personal do camién con cordén y cinta naranja de + Guantes de lone para los peones ‘Pala cargadora_polietleno + Monos de trabajo, preferente- ‘* Retroexcava- + Sefiales aclisticas de marche mente amarillos dore con mar- _atrds.en toda la maquinaria yca-* Gafas antiprayeccién de particu: tillo picador nes las para los peones + Retroexcava- + Protectores aucitivos pare peo- dora nes + Camiones + Mascarillas entipolvo para peo- nes + Faja antivibratoria para los ma- quinistas Excavacién a _/* Encargado” Balizamiento o vallado del tajo + Cascos de seguridad para todo elo abierto_* Capataz * Balizamiento y sefalizacién de ol personal (los maquinistas solo or medios * Peones sefia- —_camninos pilblicos y de obra han de lleverio puesto al bajarse mecénicos, . listas * Riegos con cubs de los caminos de la maquina) incluso * Maquinistas —_y pasos de vehiculos * Botas de seguridad para todo el transporte a *)Conductores * Sefalistas en puntos de cruce personal vertedero oa + Dampers con caminos o viales, piblicos y + Mascarillas antipolvo para los lugar deempleo * Retroexcava- de obra sofalistas doras '* Sefiales acisticas de marcha + Petos y sefales manuales reflec- + Traillas atris on toda la maquinaria y ca- _tantes para los sefialistas = Bulldozers rmiones + Monos de trabajo y trajes de *Camiones __* Topes do soguridad on bordes agua para los sefalistes de le explanacién en los que se + Faja antivibratoria pera los ma- posicionen dimpers y camiones quinistas + Accesos a explenacién debida- mente diseftados y acondiciona- dos + Maquinas dotadas de equipa- mientos adecuados de vent cién ylo acondicionamiento de a DEMOLICIONES ¥ MOVIMIENTO DE TIERRAS (continuacion) ny td (indicative) Protecciones individuales Excavacion * Encargedo _* Cumplimiento de toda la norma: * Casco de seguridad para todo o! a cielo abierto * Camion conempleo —* Conductor de de explosives camion . + Maquinistas + Peones sena- * listas ‘+ Responsable devoladura + * Oficial artiloro * Oficial porfo. * rista + Retroexcava: * dora + Pala cargedora + Carro perfora- dor tiva respecto al almacenaje, ma- niejo y utlizacion de explosivos Extintores y botiquin en los ca- ros perforedores Vigilancia de todos los accesos y proximidades mediante opere- Fios, sefales Opticas 0 actisticas Belizamiento de la zona median= te estacas 0 banderines SSehalizacion bien visible de to- ‘dos y cada uno de los barrenos ‘Sila voladura es eléctrica, var: lla de cobre hincada en el terre- no para la descarga de le electri- cidad estética Refugio adecuados para el per= sonal en el momento de la dato personal (los maquinistas s6lo han de llevar al bajarse de la maquina) Botas de seguridad para todo el personal Mascarillas antipolvo para los. trabajos posteriores ala detona- cién’ : Gafas de segueidad para perfo- rites gy WO) SON Petos refleca nes sefaistas, ~ + Monds de trabajo «+ Fale antivibratoria para los ma- Auinistas. *-Protecciones personales obliga- torias segtin la normativa aplica- “ plestipo de vladua Equipos de comunicacién “> S ) © Extendido y * Capataz . ‘compactacién * Peones sefia- de terreplen —_listas : {aplicable 2 Maquinistas otras actividades * Motonivelado- de subbasos. ra yrellenos) + Conductores* * Rodillo vibrato- = Camionos COrganizacin del séficd de ea» mmiones vacos ylionas en 0 20 Vellado de tramos.no aptos pare la cirulacidn de vehiulos se ialzacien de tremos-aptos pare tréfico de obra <> Figgos con cuba de todos los ca- minos con polvo Sehaistas en los puntos de er Ce Can paminos 0 viales, tanto pilblicos como dela propia obra = Sefiales ecisticas de marcha atrés en toda la maquinaria Topes de seguridad en los bor- des ataluzados de la explanacion, fen los que hayan de operar los ccamiones ‘Accesos a la explanacién del ‘damente acondicionados. * Cesco de seguridad para todo el personal (los maquinistas sélo han de llevario puesto al bajarse ddo la maquina) * Botas de seguridad para todo el personal + Feja antivibratoria pare los ma- guinistes Excivacion de +) Cepataz . zanjadetmis — * Peones de 1,30.mettos * Maquinistas, do profundidad » Retroexcave- doras Entibacién do las paredes de la zanja quo lo requieran + Vellado perimotral de la zanja Escaleras de acceso sobresalien- do al menos 1 m sobre los bor- des Pasos estables protegidos con barandilla rigido, lstén interme- dio y rodapié Balizamiento de separacion de ccargas y acopios de los bordes de la zanja © Casco de seguridad para todo el personal (los maquinistes sélo than de llevarlo al bajarse de la maquina) * Botas de seguridad para todo el personal (impermeables si hay ‘agua en ol fondo, para los peo- nes) ‘+ Guantes de lona para los peones * Traje de agua pata los peones ** Mono de trabajo ‘+ Foja antivibratoria (maquinistas) 42 __FicwAs MODELO DE DEFINICION DE PHOTE COLECTIVAS Y PERSONALES MINIVAS EXIGIBLES EN EL PROYECTO. ESTRUCTURAS Y OBRAS DE FABRICA ents Brod (indicativo) OT Excavacién + Encargado «En cimentaciones proximas 2 + Casco de seguridad para todo ol de cimentacién + Peones vias en servicio, valla bionda al- personal {los maquinistas s6lo superficial © Maquinistas _rededor del cimiento excavado han de llevario puesto al bajarse * Conductores * Escaleras que sobresalgan al de la maquina) ddecamiones menos 1!m para acceso a fondo * Botes de seguridad para todo el ‘ Retroexcava- —_oxcavacién. personal dora * Balizemiento do 1a excavacién + Mono de trabajo para todo el * Camiones con malla bicolor atada a redon- personal dos clavados en el terreno , sila + Faja antivibretoria( pera los ma- altura es <2 mo la excavacién _quinistas, vva.a permanecer menos de 1 dia abierta, 0 mediante barandilla tesistente de 90 cm de altura, en 280 conta Perforacion de + Capataz —_—_* Sel piloteesté cerca de una via + Casco dé seguridad para todo el pilotes + Poones, en servicio, sefalizacién , baiza- personal (los maquinistas s6lo * Opererio dele mento y defensa acorde con la)» hanvde-ponérselo al salir de la perforadore norma 8310 méquine) * Perforadora de * Balizamiento de toda 1a zona» +‘Botas de seguridad para todo el pilates cupada . personal “D2 ¥ Mono de trabajo para todo el SOS? personal ) + Protectores acisticos para todo v el personal Ferrallado de + Capataz_—__* Siel pilote Bstd.corcddo una via + Casco de seguridad pare todo o! pilotes _* Offciales de fe- _enservcio,seflizacion ,balize- porsonal (los maquinistes slo rralla into y.defensa acorde con la han de ponéreolo al salir de lo + Maguinista norma BIC méquine) ria . vacién va a permanecer < de 1 * Cinturén portaherremientas pera Equipo de oxi.” cia abierts, o mediante barandi- los ferrallistes prcorie® "la resistente de 90 cm de alture, + Gafas de proteccién pare el ope- ~ fen caso contrario rario de le cortadora radial » _» Tapones de ferralla en todas las _* Gafas de proteccién para el ope- esperas Farios del grupo de oxicorte * Ganchos de elevacién con pesti- * Mascarilla para operarios del @ lio de segurided ‘grupo de oxicorte 43 ESTRUCTURAS Y OBRAS DE FABRICA (continuacién) ny Ed Cees {indicativo) Ferrallado de * Capataz ‘= Sila pila o dintel esta cerca de + Casco de seguridad para todo el tableros y+ Oficiales de fe- vias en servicio, sefializecion, de- personal (los maquinistas sdlo alzados rralla fensa y balizamiento acorde con han de ponérselo al salir de la * Maquinista norma B3:IC maquina) onda + Redes de proteccién de caidas + Botas de seguridad '* Dobladora de * Plataformas de trabajo con ba- + Monos de trabajo ferralla randilla de 90 cm de altura, lis- * Guantes de cuero para los ferra- * Cortadora tén intermedio y rodapié de 30 Vistas radial cm + Gafas de proteccién para el ope = Grua + Accesos adecuados a las plata- rario de la cortadora radial formas de trabajo mediante es- * Cinturbn portaherramientas para caleras de mano (sila altura es los ferralisas menor de 5 m), escaleras de * Arneses de seguridad anclados a mano reforzadas en su punto punto fjo para los ferrallistas ‘medio (sila altura esté entre 5 y 7 m), 0 escaleras de tiros y me- sotas o ascensor montapersonas (para alturas mayores de 7 m) ‘Tapones de ferralla en las espe- + Ganchos con pestillo de seguri- dad Puesta en obra * Cepataz Borandillas de 90 em devaltura * Casco de seguridad para todo ef de hormigén * Peones en plataformas de trabejo personal (los maquinistes s6lo ‘armado en» Maquinistes _* Accesos adecuados a las plate- han de ponérselo al salir de la ‘alzadosy * Bomba dehor- formas de trabajo medianto es: méquina) elementos migdn o griia__caleras de meno (si la altura es_* Mono de trabajo para todo el elevados con tolva menor de 5 ml, escaleras de personal * Vibradores mano reforzadas en su punto * Guantes protectores para todo ol medio (si le altura esté entre 5 y personal 7 m),o escaleras de tiros y me- * Botas de seguridad para todo el ‘setas 0 escensor montapersones personal impermeables (para alturas mayores de 7m) + Botes de goma clase Il, quantes Siel elemento esta cerca de una dieléctricos y gafas antisalpica- via en servicio, sefalizacién ,ba- _ duras para la fase de vibrado lizamiento y defensa de acuerdo» Arnés anticeidas para los peones con la norma 831C ue heyan de vibrar el hormigén '* Cuadros eléctricos con protec: en alzedos e diferentes altures cin diferencial Colecacion, + Capataz «+ Accesos adecuados a los puntos * C9sco de seguridad pare todo el deviges —* Peones Atos ue trabajo a través de los personal (los maquinistas s6lo pretensedés’ * Maquinista _gstribos, o bien mediante plata- han de ponérselo al salir de la mediante aria grie formas telescdpicas 0 andamios | maquina) + Gide de gran Tubos metélicos embutidos en * Mono de trabajo para todo el capacidad las vigas centrales para el ancla personal Je dellos arneses de seguridad * Guantes protectors para todo el para las operaciones de suelte | Personal de las esiinges: + Botas de seguridad para todo el '* Ganchos con pestillos de seguri- personal impermeables dad * Armeses de seguridad para los + Sil tablero esta cerca de una _Peones que ayudan al posiciona- via en servicio, sefalizacién, ba- miento final de la viga © que Tizamiento y defensa de acuerdo suelten las eslingas ‘con la norma 8.3:1C * Faja antivibratoria para el ma: + Cuadros eléctricos con protec: quiniste cién diferencia! FICHAS MODELO DE OEFINICION DE PROTECCIONES COLECTIVAS V PERSONALES MINIMAS EXIGIBLES EN EL PROYECTO ‘TUNELES: ny fetes Cee Ty (indicative) Hormigion —» Capataz lala zona con * Casco de seguridad para todo el proyectado * Ofciales guni-_sefales de prohibido el acceso personal ena boveda —_tadores poor peligro de derrumbamientos * Botas de seguridad para todo el ‘+ Equipo de gu- * liuminacion adecuada 2 24 V de _ personal ritado todo el frente de trabajo + Mono de trabajo con reflectantes tema de ventilacién © chaleco reflectante para todos + Medios de extraccién de polve el personal * Cuadro eléctricas eon proteccién * Guantes protectores para todo el diferencial personal * Gatas antisalpicaduras pata los oficiales Excavacién de» Capataz “© Medios de extraccion de polvo » Casco de seguridad para todo el tunel por el» Peones cen el frente de trabajo personal método belga + Oficiaos * Galibos luminosos en todos los» Botas de seguridad para todo el * Picadores enti. vehiculos y maquinas personal adores ‘+ Sistema de ventilacién adecuado_* Guantos de cuero (para ol mart- * Medios mecé- a cada una de las fasos Ilo y herramientas manuales) nicos de excs- + Sefiales luminosas y acisticas * Gafas antiimpactos(para el mar- vacién (marti. do retreceso en las hormigone: ‘tlle y herramiontas manuales) Hos, ») ras ' Fojas antivibratorias (conducto- Cintas trans- + Sistoma do iluminacién.a24 Vos) portadoras _* Cuadros eléctricos con protec- + Mascarillas antipolvo “+ Retroexcava- cin diferencial + Protectores aucitivos dora + Mono de trabajo con reflectantes + Camiones bas © chaleco reflectante para todo lentes el personal Excevacién de + Capatez * Sistema de ventilacién edecuado + Cesco de segurided para todo el tunel mediante + Peones de las zonas de trabajo del per- personal escudo + Oficiales sonal * Botas de seguridad para todo el presurizado * TBM ‘Medios de comunicacién con el personal * Back-up del es-) exterior del tine! + Guantes de cuero (para herra- escudo, * lluminacién interior ‘mientas manuales) + Instalaciones + Sefializacion de las vias y acce- * Gafas antiimpactos (para herra- ‘auxiliares (eco- sos mediante seméforos y sefie- _mientas manuales) ios, talleres, les luminosas. * Faja antivibratoria (conductores) plantas de fa- + Dispositivos de hombre muerto + Mascerilla antipolvo para todo el bpricacién de en las locomotoras, personal angos y hor- * Sistemas de aviso y bloqueo en * Protectores auditivos rmigén, com- caso de fallo de equipos * Mono de trabajo con reflectantes presores, ..|_* Circuito cerrado de television _—_o chaleco reflectante Detectores de gases Cuadros eléctricos con protec: cién diferencial 45 Personal y equipos res} TTONELES (continuacion) ud ae Excavacion en + Encargado roca para avance + Responsable odestroze de téonico de vo- tdnel mediante — laduras perforacién y + Maquinistas voladura _* Conductores +» Peones sefia- lista + Oficial perfo: rista + Oficial artillero + Cintas 0 vago- nes de evacua- nde escom- bros * Camién * Retroexcava- dora + Pala cargadora * Senales Walkie-talkies * Carro perfora- dor ‘ Extintor y botiquin en carros per-* Casco de seguridad pare todo ol foradores personal ‘© Cumpiimiento de toda la norma- * Botes de seguridad para todo el tiva respecto al almacenaje, ma- personal nejo utilizacion de explosives * Mascarillas antipolvo para todos + Medios de comunicacion con el los operarios presentes en les la- cxtorior del tine! bores posteriores a la voladura ‘ lluminacién interior * Petos reflectantes para todo el * Sefalizacién de vias y accesos personal : ‘con semaforos y sofales lumino- * Monos de trabajo y>trajes) de sas ‘agua para todo al personal + Vigilancia de todos los accesos + Faja antivibratoria para los ma- mediante operarios, sefales 6p- _guinistas >». ~ ticasylo ecsticos + Todas las proteeriones persone- + Balzamiento de le zone median- les que sean obligatoris para te estaces 0 bonderines dlos,operarios intervinientos se- « Soratacion de todos y coda Squtpsnortativa especfice so uno de los barrenos (a> bre explosives ondré una varilla de coi n=. cada en el terreno para, la des~)y carga de Ie electicidad.estatica,. {que pudieran portardos,menipu~” Iedores de detoradores * Si lave ‘es eléctrica, se dis S ene ie Ae FICHAS MODELO OE DEFINICION DE PROTECCIONES COLECTIVAS ¥ PERSONALES MINIMAS EXIGIELES EN EL PROYECTO, et Grd re FIRMES Y PAVIMENTOS. Creer Tey Extendido y ‘compactacion {de agiomerado bituminoso en ‘caliente * Encargado de ‘equipo de ex- tondido + Peones de ex- tendido + Peones ser listas * Conductor de extendedora + Maquinista de rolllo de neu- + Conductor de barredora + Maquinista de rodillo vibrante * Conductores de camion * Conductor ‘cuba riego '* Extendedora + Rodillo de neu- miticos + Rouillo vibrante * Camiones vol- quote de trans. pporte de mezcla * Cuba de emul sién + Medios auxilian res + Barredora * Sofial acistica de retroceso en toda la mequinaria y camiones * Sofalistas en los puntos de oru- ‘ce con caminos o viales, tanto ppiblicos como de la propia obra + Sefializacion y balizamiento de vvias en servicio (norma 8.3C) y del tréfico de obra (conos y se- falistas) + Aqua potable * Extintores a bordo de la maqi nnaria de extendido + Plataforma antideslizente en la extendedora + Sefializacién y carteles de «Pell- ‘fo, sustancias muy clientes» y de «No tocar, alta temperatura» & eae sistas + Botas de sepurided con protec cidn térmica para todo el perso- nal + Guantes protectores para todo el personal + Mascarilla respiretoriaypara los peones de extendido, * Peto reetanteburatodo per sonal vp \ os ‘s Arab are a todo el He De bina Siibteastes bora todo el perso- > faljsiayventilacién no es buena jadlomerado en tuneles, por jeriplo) lascarila antipolvo para el con- ‘ductor de le barredora + Gafas antiimpactos para el con- ductor de le barredora Pueste en obra de firme de hormigén + ncargado ae euino de 2x endldo = ++, Peones seriar Jitas, > “efector < extertiedora * Conductor do rodilo * Conductores de camién + Extondedora de hormigen + Rollo esttico * Camiones hor- migonera + Seial avtstica de retroceso en toda la maquinaria y camiones * Sejializacion y balizemiento de vias en servicio (norma &.3C) y del trafico de obra (conos y se: ‘alistas) * Medios de avituallamiento de agua potable pare combatir la deshidratacién * Plataforma antideslizante en la extandedora 47 * Faja antivibratoria para los ma- uinistes * Botas de seg personal + Guantes protectores para todo el personal + Peto reflectante para todo el per- sonal * Mono de trabajo para todo el personal + Sombreros de proteccién solar paara todo el personal que traba- je fuera de cabina + Trajes impermeables en dias de lluvia para todo el personal 1d para todo el FFIRMES Y PAVIMENTOS (continuacion) erty rn Deere Peers ei) Frosado de + Capstaz —_—_* Sef avistica de retroceso en + Botes de seguridad para todo el pavimento © Peones sen. maquinas personal bituminoso —listas cién y balizamiento de * Mono de trabajo para todo ol + Conductor de vias en servicio (norma 8310) y personal fresedora del trafico de obra (conos y so- + Guantes protectores para todo el + Conductor de falistas) personal bafera « Piso antidesizante en fresadora + Peto reflectant para todo el per- * Conductor de sonal borredora + Moscarillaontipolvo para el con- + Fresodora «ductor de i borredora Can + Gafas antiimpactos para el con- + Borredora ductor de lo barredora + Tras impermesbles on dias de lWwvia 48 FICHAS MODELO DE DEFINICION OE PROTECCIONES COLECTIVAS Y PERSONALES MINIMAS EXIGIBLES EN EL PROYECTO Parcheo de vial ‘secundario deteriorado por la maquinaria de Ia obra SERVICIOS AFECTADOS een Crd (indicativo) Cece + Capataz __—_* Sefal acistica de retroceso en * Poones sefa- toda fa maquinaria istas + Sefalizacion y balizamiento res + Peonos pocto a las vias en servicio (nor. * Conductor del ma 834C) minitrodillo + Extintors on ol tao * Conductor de + Sefiales y cartoles de adverten: mixta cia de «Peligro, sustencias muy Dc TES * Botas de seguridad para todo el personal + Guantes protectores para todo el personal * Peto reflectante para todo el per- sonal + Mono de tral personal * Sombreros de proteccién solar ppara todo el personal que trabe- je fuera de cabina jo para todo el Colocacion de la sefalizacién provisional de desvio * Minirrodillo _calientes» y de «No tocar, alta vibrante temperatura» en los lugares ade- + Mixta cuados de la cuba + Medios auxilia- res (palas, re sgaderas, sea- les, etc) + Capatez * Sefiales luminosas en el camién * Conductor de _portaseiales camion * Oficiales sena- lieadores + Camién porta sefales * Botas de seguridad para todo el personal + Guantes protectores para todo el personal ‘+ Peto reflectante para todo ol per- sonal ‘+ Mono de trabajo para todo el personal 49 ESTRUCTURAS DE EDIFICACION Personal y equipos ei) cee Decent Encofrado de Capotez * Plataformas de trabajo con ba- * Casco de seguridad para todo el piler recto + Peones randillas de $0 om de altura personal (los maquinistas sélo rectangular + Operario gra Accesos adecuados a las plata- han de ponérselo al salir de la + Encofrados formas de trabajo maquina) metélicos + Ganchos con pestillo de seguri- * Botas de segurided para todo el + Graa dad personal * Mono de trabajo para todo el personal * Guantes de cuero para {08 peo- ‘Apeoy + Capataz + Redes anticaida * Casco de seguridad para todo el fencofrado + Peones. «Sistemas de seguridad en le sie- personal de forjados * Oficiales enco- ra circular: + Botas de seguridad para todo el fradores = Cuchillo divisor del corte personal “Sierra circular ~ Empujador de piezas a cortar y */Mono de trabajo para todo cl do mesa guia “personal ‘ Puntales, mesi- ~ Careasa de cubricién dol diseo>* Guantes de cuero para los cficia- llas y otros ele- - Carcasa de proteccién de las _les.encofradores, ‘mentos transmisiones y poleas’ + Cinturén portaherramiontas para ~ Interruptor estenco.—. > fos oficiales encofradores = Toma de tierra * Gafas de proteccién para el ope- + Extintor ratio de la sierra + Plataformas de trabajo con ba- * Ainés de seguridad anclado a randillas de 80 em de altura puntos fijos (para trabajos no + Accesos adecuados-a las plata- protegidos completamente por formas de trabajo redes de seguridad) Colosacién de * Capataz * Fledes amticaida + Amés de seguridad para todo el bovedillas de + Peones + Linea, de-vida en el frente de co- personal forjado > location, * Casco de segurided para todo el personal ¢ * Botas de seguridad para todo el \ personal * Mono de trabajo para todo el personal FICHAS MODELO DE OEFNICION DE PROTECCONES COLECTIVAS ¥ PERSONALES MINIMAS EXIGIBLES EW EL PnovEecTO. ACTIVIDADES DIVERSAS ern ers eet cea eT eet) | Replanteo y + Topdgrafos + Escaleras u otros medios * Chalecos reflectantes Trabojor + Peones adecuados para'e! acceso a + Mascarila artigos | ‘opogriicos + Apurats de puntos altono protundos © Casco de senueided para to- enobres de topografa + Utlizacion de etaquillos con do'el pereeal inne oi movimienos * Jelonesy "sofa rflectanto pora mojo. existe reese de cells nerokt detiere mies rar ia vsibilded de les mis: jtos ‘sVehicuos domes « Trale de agua para uso en transport de digs tuviogos tes y + Botes de agua fara ubo en personal terrenos enchatcados ** Botas de seguridad para todo el personal <> Cuneta de * Capataz * Balizamiento y sefializacién * BotaS de seguridad para todo hormigén en la Poones sefa- maviles del tajo el personal meciana o.en listas + Sehelistas detente y detrés yGuantes. protectores pare elleteral* Oficial 1° del tajo provistos de sefiales tod el personal ‘+ Maquinista de mano y walkie-talkies Fala antivibratoria para el + Conductor + Aviso avistico de retrocegoiy’ _maquiniste * Mista moto: rotativo luminoso enda,man.«‘Ropa rellstante para todo el niveladora —— quina personal + Camién hormi- Traje de ague para todo el gonera Personal en dias de lluvie Tubo omoreo + Capataz __* Entibocién Zana be bam ‘@ * Casco de seguridad pera | de hor * Peones el desceris tubos todo el personal excepto el | prefabricado + Maquinista * Calzos y pi@zes de madera grulsta | Colecadoen gna Patevacopio de tubos * Botas de seguridad para todo zaniade, » Gila * Pasarelas con barandillarigi- ol personal profundided __ 8; listénintermedio y roda- * Mono de trabajo pera todo el > 130m vid porsonel *)Balizamiento de zanjas y ta- » Guantes protectores para Jos abiertos t0d0 el personal * Escalera metalicas con calzos._ Trajo de agua para uso en A, antidestizantes dias lluviosos “+ Cuerdes guia u otros tiles » Arnés de seguridad en traba- ‘ similares jos de altura * Sefializacién normalizade 51 MODELO GUiA DE ANEJOS A LOS ESTUDIOS DE SEGURIDAD Y SALUD: EVALUACION DE RIESGOS Y MEDIDAS PREVENTIVAS EN PLANTAS DE AGLOMERADO Puede darse la necesidad de que el estudio de seguridad y salud de un determinado proyecto trate y desarrolle la prevencién de riesgos laborales que corresponde a instala- ciones o plantas que el proyecto establece que han de montarse en la obra o en sus in- mediaciones, siempre que su produccién carezea de aplicacién comercial por parte de su Propietario, es decir, se aplique integramente a la obra. Entre tales plantas pueden en- contrarse las de machaqueo y tratamiento de aridos, fabricacion del hormigén o de gra- va cement, fabricacién de aglomerado asfaltico y otras, La realizacién de la prevencién de riesgos en tales plantas difiere metodolégicamen- te de la que corresponde a las actividades usuales de la obra, en razén a su entidad in- dustrial, a los equipos de personal habitual que las sirven y, sobre todo, al hecho de que tales plantas vienen o van a tener aplicacién en otras obras o explotaciones, por lo que sus sistemas preventivos y protecciones han de ser fijes, en general, cuando no estén fa- bricadas de consuno con el resto de la planta, realizada por una emprese industrial ajena, obviamente, al contratista que la adquiere. La prevencién de riesgos laborales en estas plantas debe realizarse por aplicacién di- recta de la Ley de Prevencién y, por ello, contar con sus preceptivas evaluacién de riesgos y planificacién de medidas preventivas, realizadas por el empresario propietario o cesiona- rio, a través de los medios técnicos prevencionistas, ya propios, ya ajenos, que decida. Se estima que es fundamental comprender el significado y alcance juridico de la evaluacion de riesgos realizada por el empresario en sus centros de trabajo estables y, desde luego en las plantas e instalaciones que se comentan en este epigrafo, El resultado de esta evalua- cidn de riesgos debe recibir el acuerdo de los representantes de los trabajadores y estar disponible para el caso en que sea requerida por la Inspeccién de Trabajo. Se trata en con- secuencia, de un documento empresarial consensuado con los trabajadores y, como tal, ajeno a cualquier tipo de aprobacién administrativa y, mucho menos atin, de informe de un coordinador y autorizacién por parte del Ministerio de Fomento, sin perjuicio de las apor- taciones positivas que puedan efectuarse al documento inicial Dobe tenerse muy claro, en consecuencia, que la evaluacién de riesgos de una insta- lacién estable de la obra o adscrita a la misma escapa a las especialidades procedimen- tales del Real Decreto 1627/1997, lo que no tiene por qué no ser considerada como obje- to de su conocimiento por parte del coordinador de seguridad y salud, a fin de propiciar su posible mejora y adaptacién al entorno de la obra. El programa ESYS-CARRETERAS incluye también como anejo un documento de Word en el que se resume un modelo de evaluacién de riesgos de una planta de aglomerado te- Grica, al objeto de que pueda conocerse un método para afrontar esta obligacin empresa rial en condiciones juridica y técnicamente aceptables para la empresa. Este no es, eviden- ‘tomente, el Unico método admisible, pero si uno que se estima especialmente adecuado ara preservar los legitimos intereses de la empresa y de los trabajadores, siempre que ésta cumpla la totalidad de las normas preventivas a que venga obligada. En cualquier caso, no 80 considera que métodes de evaluacién basados en supuestos algoritmos basados en pro- ductos de conceptos de gravedad y probabilidad, sean apropiados para la empresa, aunque pudieran ser utilizados por funcionarios en visitas administrativas de evaluaci6n, a los que les compete la critica y el control de las condiciones de seguridad de los centros de trabajo. 53 Anejo 3 EJEMPLO FIGURADO DE EVALUACION DE RIESGOS EN UNA PLANTA DE FABRICACION DE AGLOMERADO MMMMMMWM\M, SF. A. Evaluacion de Riesgos Laborales en la Planta Asfaltica XXXXXXXX Mayo de 2002 DE RMESGOS v MeDIDAS. Evaluacion inicial de Riesgos (Ley 31/1995, de Prevencién de Riesgos Laborales) Carituto 1. Consideraciones generales y criterios basicos 1.1. INTRODUCCION: ANTECEDENTES Y OBJETIVOS El presente documento corresponde a la voluntad de la Sociedad MMMMM de adop- tar cuantas disposiciones sean precisas para el cumplimiento correcto de las obligaciones establecidas por la Ley 31/1995, de 10 de octubre, de Prevencién de Riesgos Labo- rales, y en los Reglamentos dictados en su desarrollo. Este:camino se emprende en el Ambito funcional de sus instalaciones de la planta asfaltica XXXXXX, sin perjuicio de anteriores actuaciones preventivas y de trabajos peralelos del programa de implanta- cidn general de 1a mencionada Ley en el centro de trabajo. En el desarrollo de dicho objetivo fundamental, Ja Sociedad ha encomendado a YYYYYY, técnico de prevencién de nivel superior, la elaboracién de la Evalua- cién de Riesgos y del consiguiente Plan de Prevencién, ambos referidos a sus ins- talaciones de Ja Planta de Aglomerado XXXXXX, como se ha indicado ya, asi como la redaccién de los documentos formales, correspondientes a ambos estudios, que han de ser aprobados por la Sociedad y someticios 4 la informacién y consulta de los repre- sentantes de los trabajadores, on sui proceso de implantacién previsto por lo Ley y su Reglamento de los servicios de pievencién, Real Decreto 39/1997. Desde esta situacién, la Evaluacién de Riesgos ha de presentar, necesariamente, criterios de prioridad basados en factores de gravedad potencial y de cumplimiento nor- mativo, asi como de progreso preventivo y de mejora de las condiciones de trabajo en las instalaciones y centros de trabajo, dadas las existentes en la actualidad. Con todo, los ané lisis de evaluacién que han sido realizados por el autor del presente estudio se han diri gido a la deteccion y valoracién técnica de riesgos y de condiciones de trabajo mejorables, al objeto de concretar su presencia y, a partir de ella, emprender los traba- jos posteriores de planificacién de las medidas pertinentes. Es obligado sefalar y agradecer la cooperacién recibida de la Sociedad, concretada de manera muy especial en las facilidades concedidas en el centro de trabajo en que se ubica actualmente ia planta y, muy especialmente, por los técnicos y responsables que han sido consultados. Agradecer igualmente a los delegados de prevencién de la empre- sa la colaboracion prestada. Sin estas colaboraciones, los trabajos de evaluacién realiza- dos hubieran sido muy penosos y, desde luego, mucho menos completos y fiables que los realizados efectivamente y reflejados en este documento. Una nueva y ultima observacién inicial debe realizarse: el presente informe/docu- mento de Evaluacidn de Riesgos esta redactado bajo la responsabilidad del tecnico que Jo suscribe como autor, aunque realizado en nombre y a titulo de MMMMM, S. A; de cuyo caracter gozaré una vez que obtenga la conformidad de la misma. Constituirs, en tonces, el documento de Evaluacién de Riesgos y, de acuerdo con la Ley, pro- puesto a los representantes de los trabajadores para su aprobacién y establecimiento preceptivo. Tales caracteristicas recomiendan una aclaracién adicional, tal y como se efectiia en el siguiente apartado. 35 11.2. ALCANCE Y NATURALEZA DE LA EVALUACION DE RIESGOS Con independencia de los émbitos personal y funcional, obviamente delimitados alos trabajadores adscritos a la planta y a las instalaciones propias de la misma, en relacién con los posibles riesgos laborales a los que los trabajadores pueden verse ex- puestos, debe concretarse que el alcance de los trabajos de evaluacién se limita ala deteccién, identificacion y determinacion de riesgos que puedan darse en relacién con los locales, instalaciones y procesos propios. Quedan excluidos, on consecuencia, riesgos que puedan afectar a los trabajadores en actividades ajenas a su prestacién de servicios efectivos en Ia planta, asi como los que puedan presentarse con oca- sién de sus desplazamientos habituales 0 extraordinarios fuera de dichas instalaciones, ‘aunque sea en el desemperio de su trabajo usual de transporte de aglomerado u otros ma- teriales 0 de atencién a maquinas 0 equipos en la misma. Del mismo modo, fos posibles riesgos de actividades prestadas en el transporte de personal tampoco son con- templados en este documento, en tanto que esencialmente condicionados por las cir- cunstanoias y condiciones existentes en el tréfico, sin perjuicio de las normas y condicio- nes preventivas que han de ser observadas en relacién con tales excepciones. En orden a su naturaleza juridica, el presente documento refleja el reconoci- miento y declaracién de la Sociedad sobre las condiciones y circunstancias de Jas que pueden derivarse riesgos de accidentes o enfermedades profesionale: asi como problemas de cardeter ergonémico 0 dificultades serias para el desarrollo. normal de su actividad laboral, Para ello, la Sociedad ha contratado los servicios espe- cializados de JJJJJJJ, a fin de complementar sus propios medios en este cometido y en el de la elaboracién dol Plan de Prevencién subsiguiente, mediante la observacién técni- ca experimentada y los estudios sistemdticos pertinentes a la evaluacion. Desde el punto de vista organizativo y de gestién, la Evaluacién de Riesgos realizada (de acuerdo con el precepto legal), se identifica con el cardcter de evaluacién interna o autoevaluacién, teniendo las caracteristicas de una evaluacién de neces dades (Jos riesgos y condiciones a mejorar), sobre la base de las cuales habré de adop- tar las decisiones pertinentes para su control y mejora efectivos. En su aspecto sociolaboral, la evaluacién queda caracterizada como una pro- puesta de la Sociedad, en cuanto que susceptible de recibir el acuerdo por parte de los trabajadores y gozar entonces de la naturaleza de pacto entre las partes, como marco base de compromisos a cumplir en el posterior plan preventivo asumido con. juntamente. De esta forma, la Evaluacién de Riesgos, una vez aprobada por la Socie- dad y aceptada por los representantes de los trabajadores, se constituye en elemento de definicién de las necesidades a cubrir en materia de prevencién de riesgos la- borales y de cuerpo de responsabilidades y obligaciones asumidas por la Sociedad en esta materia y de los trabajadores en cuanto les compete en la misma. Se trata en este momento, obviamente, de la evaluacién inicial, que habré de actualizarse adecuada- ‘mente en el futuro, periddicamente y, también, siempre que la planta experiemte modifi- caciones relevantes 0 sea trasladada a otro emplazamiento u obra. 1.3. LOS RIESGOS A EVALUAR Y SU GRADO DE CONTROL Una importante cuestién a clarificar se refiere a las circunstancias concurrentes en los riesgos objeto de la evaluacién, en relacién con el grado de control preventivo que ‘opera sobre los mismos, seguin los casos, Desde la perspectiva de su evaluacién, los ries gos y sus circunstancias de control constituyen factores causales de posibles ac dentes 0 patologias laborales, siendo evidente que una condicién peligrosa (riesgo) tiene una probabilidad de participar causalmemte en un siniestro, tanto menor cuanto ma~ yor sea el grado de control preventivo sobre la misma. E| maximo control preventivo de una condicién peligrosa se logra, evidentemente, con su eliminacién; pero ésta no siempre es posible. Por ello, con la mayor frecuencia se encuentran condiciones de tra- 56 MODFL0 Guia DE ANEJOS A LOS ESTUDIOS DE SEGURIDAD ¥ SALUD: EVALUACION DE RESGOS ¥ MEDIOAS. bajo en situaciones de concurrencia de factores de riesgo y de medidas adopta- das para su control, ya sean éstas de tipo técnico, ya organizativo, ya de ambos. Con todo, prevaleciendo tales factores de riesgo nunca podra asegurarse la Probabilidad nula de un siniestro relacionado con los mismos, aunque éste sera tan- to més improbable cuanto més eficaces sean las medidas preventivas adoptadas. Bajo este enfoque, casi siempre encontraremos una realidad de incertidumbre preventiva, en la que seria necesario determinar la probabilidad matematica de que se produzca un dafio derivado o relacionado con una condicién peligrosa, en Tuncién del valor de (a efi- cacia preventiva de las medidas adoptadas con anterioridad al momento de su evaluacién. Pero la determinacion de tal probabilidad no 6s posible, por lo que es necesario recu- rrir a métodos de cardcter evaluativo basados en Ia estricta técnica prevencio- nista y aplicados con la racionalidad que impone la viabilidad productiva. La prevencién se logra cuando sobre un factor de riesgo se aplican todas las me- didas necesarias y técnicamente apropiadas, /o que incluye conceptos de efieacia preventiva alcanzable, de acuerdo con el estado de la técnica y criterios de eficiencia y adecuaci6n a ta produceién, en cuanto que ésta no se vea impedida o menoscabada de forma relevante, De acuerdo con todo ello, fa Evaluacién de Riesgos ha de dirigirse a todos los factores de riesgo existentes en la realidad de los centros de trabajo estudia- dos (sin perjuicio de los l6gicos criterios de prioridades basadas en situaciones de gra- vedad y de insuticiente cumplimiento normativo), pero ha de centrarse y desarrollar aquéllos sobre los que las actuaciones y medidas preventivas adoptadas con anterioridad no hayan alcanzado el grado de contro! requerido, entendido éste como el validamente eficaz, tanto en términos normativos como en su juicio técnico ex- perimentado. En este esquema conceptual se desarrolla la metodologia de Ia evaluacién de riesgos laborales en las instalaciones de la planta XXXXXX, cuya puesta en prac- tica exige una sistemética uniforme de observacién, capaz de asegurar la conside- racién potencial de cuantos factores de riesgo son susceptibles de aparecer y, en consecuencia, de proporcionar la deteccién e identificacién técnica de todos los realmente existentes, como se expone en los siguientes apartados de este documento. ‘1.4, METODOLOGIA DE LA EVALUACION DE RIESGOS Como referencias obligadas, se contemplan los diversos métodos generales existen- tes para la evaluacién de riesgos y anélisis preventivo de puestos de trabajo, en particu- lar, los establecidos o distribuidos por el Institute Nacional de Seguridad e Higiene del Trabajo, por la Unién Europea y alguno patrocinado por entidades de preven- cién. Se observan también las prescripciones establecidas en la Norma Espafiola Ex- perimental. UNE 81900 EX, de junio de 1996, en su apartado 4.4. Alla vista de tales antecedentes y factores de normalizacién, el proceso de evalua- cién de riesgos se desarrolla mediante la articulacién de fases soportadas por procedi- mientos sisteméticos de: — Clasificacién de factores y agentes de riesgo. ~ Observacién técnica exhaustiva de la realidad. — Deteccién e identificacién de peligros y factores de riesgo. — Valoracién técnica de su grado de control inicial. — Referencia a requisitos legales y su valoracién. ~ Referencia a cédigos y procedimientos de buena prictica. — Definicién preventiva de riesgos incontrolados. ~ Inventario de riesgos a controlar. La clasificacién de factores y agentes de riesgo que pueden presentarse en cada uno de las éreas, locales y puestos de trabajo de la planta se hace necesaria para lo- grar una sistematiea que garantice que ninguno de aquéllos va a ser olvidacio en la ob- servacién. Han sido establecidos 18 grupos de factores, condiciones de trabajo y agentes de riesgo laboral, que comprenden el catélogo general de los grupos de riesgos y factores en los que se distribuye la problemética de riesgos en la inmensa ma: yoria de las plantas de fabricacién de aglomerado asféitico. Esta clasificacién general es susceptible de modificaciones especificas para su aplicacién @ plantas muy singulares, aunque se ha revelado suficiente y satisfactorio en el ejerciclo de nuestra practice pre- vencionista hasta el momento. En el trabajo realizado, Ja clasificacién de factores de riesgo para !a evaluacin en las instalacién actual de la planta XXXXXX ha sido adoptada tras le conveniente adap- tacidn del mencionado catélogo, en razén a la su funcionalidad y entorno actual de ubi- cacién y ha quedado establecida en los siguientes grupos de agentes, condiciones de trabajo y factores de riesg GRUPOS DE AGENTES DE RIESGO 1. Edificios y locales de trabajo. 2. Muminaci6n general y de los puestos de trabajo. 3. Ventilacién y temperatura. 4. Ruido y vibraciones. 5. Circulacién de personas y vehiculos. 6. Méquinas, herramientas y equipos de trabajo. 7. Manejo de cargas y materiales. 8. Equipos de elevacién y transporte. 9. Sustancias quimicas y biolégicas. 10. Ergonomia y condiciones de trabajo. 11. Riesgos de incendio y explosion. 12. Planes de actuacién en emergencias. 13. Riesgos eléctricos. 14. Equipos y sistemas a presion. 15. Condiciones de almacenamiento y depésito. 16. . Riesgos especiales de presencia especifica. 17. . Servicios comunes y sanitarios. 18. Varios. Circunstancias particulares. La observacién de la realidad a evaluar queda ordenada mediante la aplicacién de las clases de factores a analizar, dirigida a cada uno de los locales, zonas y pues- tos de trabajo existentes y cada grupo de riesgo potencial se desagrega en los ele- mentos especificos que corresponden en cada caso, tal y como s¢ lleva a cabo en capi- tulos posteriores. 88 Modé10 GUiA OF ANEJOS A LOS ESTUDIOS DE SEGURIDAD Y SALUD: EVALUACION OE RIESGOS Y MEDIDAS. CarituLo 2. Descripcién general de la planta y sus locales complementarios 2.1. ORGANIZACION BASICA DEL CENTRO Trabaja habitualmente en el centro un total de 6 personas mas un guarda de noche, con una organizacién basica extremadamente sencilla, como se indica en la siguiente relacién: Planta 1 jefe de planta 1 encargado 1 capataz 1 oficial de 1.° 1 oficial de 2.° 2 maquinistas 1 peon 1 aprendiz Laboratorio 1 jefe de laboratorio 1 laborante ‘Todos los trabajadores poseen amplia experiencia profesional en los trabajos que re- alizan, desarrollada a lo largo de bastantes afios en el mismo centro, por lo que estan muy familiarizados con las tareas que han de ejecutar y con las maquinas, utiles y equi- pos que utilizan. La edad media de estos trabajadores se situa ya en el orden de los cua- enta afios. 2.2. DISTRIBUCION DE LAS INSTALACIONES Las dependencias se distribuyen en la finca sone « ER el centro apro- ximado de la finca se dispone la planta asféltica, mientras que los silos de dricos se dis- tribuyen en uno de los bordes de la finca y la oficina, el almacén y las edificaciones de servicios, laboratorio y otros espacios, que ocupan otro de los bordes de la finca, seguin se indica en el croquis adjunto: Incluir en este espacio el croquis correspondiente de la planta FIGURA 2.1 CROQUIS GENERAL DE DISTRIBUCION EN PLANTA 59 2.3. ESTADISTICAS DE SINIESTRALIDAD LABORAL Seria conveniente disponder de datos de accidentes en planta, al menos en los dos tltimos afios 60 __MobELO GUiA DE ANEJOS & LOS ESTUDIOS DE SEGURIDAD Y SALUD: EVALUACION OE RIESGOS ¥ MEDIDAS. Carituo 3. Evaluacién de Riesgos (1): planta asféltica 3.1. DESCRIPCION DE LA PLANTA XXXXXX La planta de fabricacién de aglomerado asfaltico en caliente, con una produccién me- dia de 160 (2?) toneladas/hora, ocupa el centro de la parcela ya descrita y, a pesar de sus varios arios de funcionamiento, se mantiene en condiciones correctas de uso y pro- duccién. Desde el punto de vista de la seguridad, el adecuado mantenimiento mecénico y eléctrico de la planta influye positivamente en las condiciones de trabajo de los opera rios que, ademés, intervienen en un nimero minimo durante el funcionamiento normal de la instalaci6n. FOTOGRAFIA.3.1 VISTA GENERAL DE LA PLANTA ASFALTICA XXXXXX Es en circuristancias de averias, interrupciones o fases de funcionamiento anémalo de Ja planta cuando se requiere la actuacién de los trabajadores en funciones de reparacién 0 de solucién de problemas, fases éstas en que pueden aparecer riesgos serios, por pro- ducirse movimientos de los trabajadores por las instalaciones, con subidas y pasos por escalas 0 plataformas que, en ocasiones, deberian contar con més sélidas barandillas y protecciones, Con todo, ef aspecto general de la planta es muy positivo, en su conjunto, aprecian- dose la gran experiencia del personal que atiende a sus operaciones y que, como ya se indicé, incluye @ un encargado y a un capataz, con dos oficiales y un aprendiz. 3.2. ESQUEMA FUNCIONAL La planta asféltica pose accesos amplios y consta de las instalaciones de fabrica- cidn astéltica, propiamente dichas, de los silos de dridos y de ocho tolvas de predosifi- cacién en frio, cinta transportadora al tambor-secador, cribas en caliente, dosificadoras, mezcladora y tolva de carga de camiones, asi como un silo de cemento y los depdsitos de betin y de combustible, éstos ultimo, anexos a la instalacién de calentamiento y mezclado. 61 El proceso productivo se inicia en la descarga directa de camiones (ajenos a la So- ciedad MMMM) en los silos de dridos, una vez que han pasado por la bascula de entra- da; una pala cargadora distribuye adecuadamente cada fraccién de arido en su zona y, desde éstas, carga las ocho tolvas adosadas a la planta. Los restantes materiales se disponen, asimismo, junto a la planta en el silo vertical de cemento y en los depdsitos de bettin, de aceite y de combustible. Los dridos son do- sificados en frio y pasan por cinta al tambor-secador para su secado; antes, un tornillo de recogida de polvo retira el exceso de éste, que es recogido y vertido a una piscina de re- cogida de filler. Los dridos secos se elevan por cangilones hasta las cribas en caliente en las que se produce la dosificacién, junto con la adicién de cemento y otros materiales (en caso de mezclas especiales), mas la incorporacion de bettin precalentado, son mezclados y eleva- dos al silo de aglomerado, en su caso, y a las tolvas de salida de aglomerado para su des- carga sobre los camiones a las obras. Todo el proceso.se encuentra automatizado y es manejado desde una cabina de control. La sencillez del proceso no se conserva en la instalacién, que se hace compleja por la variedad y la abundancia de dispositivos y conducciones, con numerosas val- vulas, Haves, motores auxiliares, bombas y dispositivos diversos, correspondientes al depésito, elevacién, calentamiento, paso a las cubas y aporte de bettin, por una parte, a los materiales (aceites) de calentamiento del bettin en caldera, por otra, y los dosifi- cadores y tolvas de éridos y aditivos, la retirada de polvo desde ciclones y otras ope- raciones. cemento Tolves de escarga ‘rides elt Ny _ sent Betun, Calentamiento FIGURA 3.2 ESQUEMA PRODUCTIVO DE LA PLANTA ASFALTICA 3.3. DETECCION Y EVALUACION DE RIESGOS EN LA PLANTA Le identificacién de riesgos se realiza en los siguientes grupos de operaciones: 2) Almacenamiento y transporte de dridos: La entrada y movimiento de ca- miones de acopio no presentan dificultades ni riesgos diferentes a los propios de Ia circulacion rodada. La amplitud de los accesos facilita las operaciones y des- plazamientos de los camiones y de la pala cargadora, sin que parezca necesario balizar o marcar vias en la explanada. Se denota la ausencia de sefializacién con limitacién de Ia velocidad en el interior de la parcela, aunque es cierto que los camiones parten de parade en la bascula de la entrada. La muy escasa presencia de personas en la explanada hace remoto el riesgo de atropellos por 62 __MoDéLO Guia o¢ ANEJOS A LOS ESTUDIOS OE SEGURIDAD ¥ SALUD: EVALUACION DE RIESGOS ¥ MEDIDAS. b) camiones o por la pala, mientras que la posibilidad de choques 0 golpes entre ve- hiculos pasa a ser significativa, a causa de la frecuencia con que concurren Jos camiones, especialmente para cargar aglomerado. FOTOGRAFIA 3.2 AcoPIOs DE ARIDOS Sea como fuere, la realidad nos aporta el hecho cierto de que siempre se da al- giin accidente grave de atropello.o golpe cuando existe un vehiculo 0 maquina pesada en operacién, aunque tales accidentes se den con baja frecuencia relati- va. Se hace necesario observar un método sistematico de mantenimiento de la pala, a fin de asegurar el funcionamiento correcto de sus luces y dispositivos de aviso actistico de maniobras de marcha atrés, que en el caso que nos ocu- pa no estaban conectados- La rampa de acceso.a la zona de acopios presenta un plano inclinado de cierto desnivel, en el que se pueden originar destizamientos 0 vueleos de la mé- quina y los camiones, especialmente en situaciones de fuerte lluvia. Seria con- veniente controlar sisteméticamente el estado de conservacién de la rampa y ‘sus accesos, al objeto de evitar erosiones y riesgos en su utilizacion. E! operario de la pala es experto en su manejo. La frecuente situacién de am- biente pulvigeno exige la disponibilidad de una mascarilla de proteccién, que debe existir en la cabina, pero, en el momento de la visita, se carecia de ella. De andloga forma, el operario deberia utilizar una faja lumbar antivi- braciones. En la descarga de dridos con Ia pala en las tolvas no se detectan riesgos espe- ciales, tanto por la simplicidad de la operacién como por la ausencia de trabaja- dores en la zona, por lo que carecen de trascendencia eventuales producciones de polvo. Silo de cemento, ciclén y tornillo de recuperacién de polvo: El silo de ce- mento estd correctamente,conservado, no detectdndose problemas de seguridad, mientras que en el recolector de! exceso de polvo, junto al filtro de mangas, se utiliza una escalera de madera con los peldafios claveteados, que debe ser répidamente eliminada y sustituida. Los filtros de recuperacion de polvo, asi como los motores y las partes méviles se encuentran correctamente protegidos, por lo que los Unicos problemas a considerar son eventuales fugas de polvo por averia 0 roturas de piezas, lo que se estima poco probable, pero siempre po- sible, como se aprecia en la fotografia anexa. 63 ° FOTOGRAFIA 3,3. FUGA ACCIDENTAL DE POLVO EN LA PLANTA Existe un depésito rectangular de agua, elevado y apoyado sobre cuatro pila- res de hormigén, cuya estabilidad podria verse comprometida por las vibra- ciones que se perciben junto a los mismos, procedentes de las instalaciones pro- ximas, Ademds, debe cortarse urgentemente la barra de acero que sobresale @ una altura de 1,75 metros, con la que pueden producirse golpes a las per- sonas que pasen cerca del lugar. En la plataforma superior de preparacién de mezclas especiales, existe una zona de carga que carece de barandillas, con huecos diversos en las zonas cir- cundantes y algunos bordes sin-proteger, por lo que existe el riesgo de caida de altura desde unos seis metros. Almacenamiento, preparaci6n de betiin y cilindro de mezcla: Los depdsi- tos de betiin se encuentran adecuadamente construidos y protegidos, asi como la caldera de aceite, programable, y sus depésitos, las cubas de betin calentado y el mechero, Los alrededores y accesos se presentan charcos y manchas de betiin, por lo que deberia mejorarse 1a limpieza de esta zona, asi como co- locarse barreras de defensa para camiones, a fin de evitar golpes de éstos 0 atropelios en la zona de paso. En la zona de depésitos, ademés, existe una pasarela con huecos y sin ba- randillas en un tramo, por lo que hay riesgo de caidas de altura. Aparte de ello, los Unicos problemas se dan en la abundancia de tuberias, llaves y valvulas que, aunque bien conservadas y sertalizadas, en caso de averia o rotura pudieran dar lugar a escapes y proyecciones de betin a altas temperaturas. Por ello, el mantenimiento mecanico de este equipamiento se revela fundamental en la prevencidn de posibles accidentes, siempre minimizados por la improbable pre- sencia de trabajadores en el entorno inmediato, y, desde luego, del riesgo de in- cendio. En este ultimo sentido, se ha comprobado la existencia de un extintor de carro, que deberia ser completado con otros colgados y distribuidos adecuadamente. VALUACION DE RIESGOS ¥ MEDI [Monc10 GUIA DE ANEJOS A LOS ESTUDIOS DE SEGURIDAD Y SALUD: FOTOGRAFIA 3.4 ZONAS ENCHARCADAS ALREDEDOR DE LA PLANTA ) Tolva de carga de camiones: En /a tolva se observan dos problemas que de- berian ser resueltos preventivamente, aunque los riesgos que de los mismos pue- dan derivarse se puedan considerar bastante poco probables: En el caso de averias o revisiones, e! acceso y la estancia de trabajadores en la zona alta de la tolva presenta el riesgo de caida de altura, puesto que se carece de barandillas 0 protecciones fijas. Conviene establecer la obli- gatoriedad de utilizacién de cinturén o arnés de seguridad, disponiendo pernos de anclaje en los largueros de las paredes laterales 0 un cable fiador fija- do sobre el cuerpo de la tolva, al abjeto de asegurar el enganche en todas las zo- nas, aunque en la més alta existan suficientes viguetas. En el portico que sustenta las tolvas de descarga existen unas pasarelas, a una altura de 1,60 metros, aproximadamente, para atender a las vélvulas de dichas tolvas. Dichas pasarelas, de chapa y con apenas 30 cm de ancho, carecen de ba- randillas de proteccién, por lo que el operario pudiera caer desde esa al- tura 0, en casos concretos, incluso al paso de algtin camion. e) Cabina de control y cuadro eléctrico general: Aunque de cierta antigiiedad, Ia cabina de control, al igual que el resto de la planta se encuentra primorosa- mente conservada, sin que se aprecien problemas para el correcto trabajo del plantista, ni riesgos especificos de caracter mecénico 0 eléctrico. Se aprecia, Uni- camente, la existencia de calor elevado en su interior, junto al cuadro eléctri- co, por. lo que en supuestos de estancias prolongadas, deberia establecerse el uso del acondicionador de aire. El cuadro eléctrico general esté correctamen- te dispuesto y conservado. Existe un extintor adecuado, aunque deberia do- blarse esta dotacién. 3.4. INSTALACIONES ANEXAS A LA PLANTA Los alrededores de la caseta del transformador se encuentran extremadamente sucios, con toda clase de cacharros, piezas, motores, chapas, cables y envases, asi como varias botellas de gases a presién, carentes de sujecin y proteccién alguna; ademas de ello, las botellas de oxigeno y de acetileno se encuentran juntas. Debe procederse a la urgente limpieza de la zona y a la retirada de las botellas de ga- ses, que deben almacenarse por separado, en un receptaculo aparte, cerrado y muy bien ventilado. E/ desagiie, necesario por la acumulacién de agua que puede producirse en la zona, se encuentra incluso tapado por gomas tiradas sobre el suelo, 65 El taller situado bajo ta eabina de control de la planta se encuentra en un la- mentable estado de desorden y suciedad, con gran variedad de chapas, muelas y dis- cos abrasives, cables y piezas por el suelo. Existe una taladradora que paroce estar en desuso, aunque se encuentra conectada a a corriente eléctrica mediante una toma muy defectuosa, directamente conectada a cables conductores, sin enchufe ni proteccion alguna. La maquina debe ser eliminada, puesio que, ademés, carece de las pro- tecciones mecdnicas precisas. En el almacenillo anexo, el desorden es atin superior al del taller, encontrandose re- vueltos botes de purpurina con bidones de anticongelante, latas de aceite, tornillos y pie- zas de variados tipos. Se encuentra en su interior, también, un eargador de baterias (que debe ser urgentemente retirado a otra ubicacion bien ventilada y protegidal, asi como lémperas portétiles con alargaderas en deficientes condiciones por causa de de- fectuosos contactos eléctricos en ol cableado y riesgos clares de cortocircuito 0 de contactos eléctricos directos. En el exterior, la cinta transportadora desdo las tolves de drido carece de care- nado de proteccién, aunque se eleva hasta una altura superior a los 3 metros, por lo que pueden darse caidas de material sobre el paso de personas bajo Ia cinta lo que, no por poco probable, debe olvidarse, 3.5. OTROS PROBLEMAS GENERALES Durante muchas jornadas se suelen producir importantes acumulaciones de ca- miones para cargar aglomerado hacia la obra, resultanda aconsejable disponer una or denacion interior del tréfico y del aparcamiento de estos camiones y de las palas, al ob- Jeto de ovitar situaciones de congestién 0, en su caso, accidentes de choques y golpes entre vehiculos o de ésios con alguna de fas maquinas, En la explanada central se en. cuentra una escalera de control de cargas de camiones que, por encontrarse rota y des- nivelade, @ causa de los golpes recibidos por palas 0 camiones, y por su carencia de uti- lidad en la actualidad, debe ser retirada, Un problema serio se centra en la necesidad, que se estima prioritaria, de disponor cuadros eléctricos secundarios independierttes para cada una de las instalaciones, con las adecuadas protecciones de disyuntores y tomas de tierra en cada caso y para cada una de las tomas de los mismos. Complementariameme, la instalacién eléctrica debe ser revisada con profundidad y encargarse su mantenimiento sistematico a una empresa especializada. 66 MoDeLo guia 05 ANEI0S A LOS ESTUDIOS, DE SEGURIDAD ¥ SALUD: EVALUACION DE RIESGOS Y MEDIOAS. CariruLo 4. Evaluacién de Riesgos (Il): laboratorio, almacenes, oficina y servicios 4.1. LABORATORIO DE CONTROL DE CALIDAD Se ubice en una pieza de planta baja y dispone de varias prensas y estufas. En su in- terior se encuentra una ducha lavabo y, junto a ells, varios bidones de detergente, que deben ser eliminados de tal lugar. La oficina anexa presenta aceptables condiciones de trabajo, al igual que el resto del laboratorio, disponiendo de acondicionamiento de aire con calefaccién. Los aparatos de laboratorio presentan un correcto estado de conservacién y cuentan con las protecciones basicas necesarias, siendo usualmente utilizados por personal ex- perto. En el exterior, frente a la puerta del laboratorio, se encuentra un bid6n de tricloro- etileno dispuesto para la limpieza de piezas, Este bidén deberia protegerse, siendo colo- cado en un lugar mas defendido del paso de vehiculos y personas. 4.2. VESTUARIOS Constan de taquillas en mimero més que suficiente, con cuatro sillas y una banque- ta, en un focal aceptable, No tan aceptables son las condiciones del comedor, sobre todo @ causa de los diversos trastos y objetos inttiles y desordenados que acomparian a las cuatro siflas y a la nevera. Con todo, donde las condiciones son peores es en los aseos, que se encuentran Jamentablemente sucios y abandonados, con un urinario inservible, la placa de calefaccién con su enchufe suelto, sin agua potable (ésta se pone en cubos) y con los cristales transparentes, aunque también sucios. En el exterior, se percibe un penetrante olor a amoniaco, que parece proceder de Jos talleres adjuntos, en los que se utiliza un desengrasante aménico. En la oficina del responsable de la planta no se detectan problemas de consideracién. Para el movimiento y carga de materiales acopiados se utilizan dos palas cargadoras, y la ya mencionada carretilla elevadora, maquinas antiguas, pero bien conservadas, que solamente trabajan en el interior de fa planta. 67