¡No Te Quiero Ver Mas Por Aquí!

Los Divorcios, ¿serán la mejor solución?
Sucede por cuestiones del destino, en algunas ocasiones, totalmente ajenas a nuestro dominio, en las cuales somos testigos o parte de un divorcio. Según “expertos”, el divorcio es la disolución a efectos civiles del matrimonio tanto canónico como civil. Pero la realidad es otra, el divorcio si afecta a quienes participan de él, el hombre y la mujer, pero también afecta a los terceros que les toca como se dice vulgarmente “llevar del bulto”. Muy bien lo dice la gente, amigos: “ay mira que aquel matrimonio se daño”… Muy bien dicho MATRIMONIO y volviendo a lo de las definiciones un matrimonio se entiende por institución social que une a un hombre y a una mujer bajo diversas formas de mutua dependencia. Hasta donde yo tengo entendido un hombre y una mujer son 2. Si, 1+1=2. Mi punto es este: Si un divorcio se da entre dos personas, por que las victimas son 4 ó 5. Se ven involucradas personas que no tienen nada que ver, desafortunadamente terminan sin familia, sin alientos de luchar y envueltos en una guerra ajena, una guerra que no les pertenece. Los adolescentes son los mayores afectados por el divorcio. En muchos casos son tales los conflictos post-divorcio que la situación llega hasta el punto de que los hijos prefieren vivir aparte que con cualquiera de los dos padres. Sin mencionar los trastornos psicológicos a lo que esto los podría llevar. La drogadicción en nuestra sociedad por desgracia en estos días es bastante común. A todos nosotros en algún momento de la vida nos han ofrecido y la mayoría por fortuna le ha ganado la batalla a la tentación y la ignorancia. Pero ese no es el caso, el fin de toda esta carreta es demostrar que no somos bobos y sabemos muy en el fondo que uno de los grandes motores que nos impulsan a hacernos dependientes de cualquier vicio es la inestabilidad familiar la cual nos termina por conducir a la inestabilidad física y mental. Pero, ¿como evitarlo? Pues la verdad es que nadie tiene la respuesta, la decisión de divorciarse o no depende de cada cual y cuando tomamos la decisión ya es muy difícil retrocederla. Y es que si profundizamos bien el tema llegaríamos a la conclusión que los medios también tienen mucho que ver. Y es que como no se van a dañar los matrimonios si ni siquiera los definen por el concepto de amor, se limitan a describirlos como una institución social. ¿Hasta donde ha llegado la deplorancía de la sociedad que la unión ante Dios o ante cualquier persona es una institución? La repuesta esta dentro de cada uno de nosotros pero no debemos ser ni ignorantes ni egoístas. Debemos entender que el matrimonio se fundamenta en el amor, en la ilusión de formar una familia y ver el uno por el otro. Cuando adquieren el compromiso de ser fieles y cuidarse en la pobreza y en la enfermedad era enserio. Desde que te casas en lo único que piensas es en el momento de la vejez al lado de tu compañero o cónyuge. No se dejen llevar por los impulsos, piensen en las personas que podrían resultar gravemente afectadas a la hora del divorcio. No vivas una guerra que aunque quieran interponer como tuya, no te pertenece. Andrómeda