You are on page 1of 139

INTRODUCCIÓN

En la actualidad la construcción de vivienda se encuentra paralizada debido a la


falta de los recursos necesarios para construir y a la dificultad para acceder a los
créditos bancarios para compra de vivienda, en la década de los noventa los
intereses bancarios llegaron a tener un honesto valor del 50% efectivo anual o
más, manejado con el sistema UPAC, con el cual, se beneficiaron las instituciones
financieras y dejaron en la absoluta miseria a miles de familias desde los estratos
más pobres, hasta la clase media alta de nuestro país. Como este sistema no iba
a perdurar eternamente, ahora, a las instituciones financieras no les interesa
financiar a la industria de la construcción, por no ser este un negocio rentable.

Frente a esto se deben proponer soluciones económicas, seguras, durables,


rentables tanto para el constructor como para el comprador, para quien es injusto
que viva pagando los elevados costos de una vivienda 15 años o más, como lo
proponen en la actualidad; y que además, sean de fácil acceso para la población
en general.

En este sentido, el estudio de materiales económicos para construcción, juega un


papel importante, En la zona del viejo Caldas allí todavía existen construcciones
en guadua que pueden llegar a tener en algunos casos mas de 100 años, algunas
de ellas unidas con cabuya y puntillas han soportado las inclemencias del tiempo y
hasta sismos como el ocurrido en Enero de 1.999 en el departamento del Quindío,
mucho mejor que las construcciones modernas y supuestamente elaboradas con
mejores diseños, métodos constructivos y materiales.

En nuestro país existen algunas personas dedicadas a investigar el


comportamiento de la guadua en sus diferentes usos y requerimientos en
construcción, los cuales van desde simples acabados exteriores, hasta vigas,
columnas y pórticos tridimensionales; en esta tesis se trata de analizar algunas
características de vigas en guadua simplemente apoyadas, con y sin refuerzo en
los puntos de aplicación de carga o apoyo, sometidas a cargas aplicadas cerca de
los tercios medios del elemento, en probetas que varían tanto en luz libre como en
diámetro; con la intención de determinar un rango de trabajo para vigas en
guadua.

1
OBJETIVOS

OBJETIVO GENERAL

Estudiar a partir del desarrollo experimental el comportamiento a flexión de la


guadua Angustifolia.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

Determinar la longitud de falla para que un elemento de guadua sometido a cargas


transversales agote su resistencia por cortante, por flexión o se produzca una
deflexión superior a la permisible.

Verificar las condiciones de apoyo y aplicación de la carga para reducir el riesgo


de falla por aplastamiento por compresión perpendicular al eje de la guadua.

2
1. MARCO TEORICO

En países como Japón, Malasia, Indonesia, Costa Rica, Puerto Rico y Brasil se
han realizado investigaciones acerca del cultivo, propiedades, desarrollo y usos
del bambú y los beneficios y problemas que conlleva su uso en diferentes áreas;
estos estudios realizados en un país sirven como parámetro de referencia mas no
como parámetro a seguir en los demás, porque aunque la guadua que se estudia
sea de la misma especie, sus propiedades físicas y mecánicas varían de acuerdo
con las características medioambientales de cada región.

Muchos de los estudios realizados han sido de tipo botánico, enfocándose a la


clasificación de la guadua y de acuerdo con esto se ha determinado que dentro de
la subfamilia Bambusoideae, que se considera como una de las mas diversas e
importantes, pertenecientes a las gramíneas (la cual reúne un total de 80 - 90
géneros y de 800 - 1000 especies distribuidos en todos los continentes excepto
Europa) se encuentra la especie bambú. En Colombia existen 28 especies de
bambúes herbáceos en 11 géneros y 47 especies de bambúes leñosos en 7
géneros ; dentro de estas especies existe la subtribu Guaduinae que incluye entre
otros, el genero guadua. Su nombre científico es Bambusa guadua H et B (
Guadua Angustifolia Kunth) que pertenece a la familia de las gramíneas, tribu
“Bambusease Verae”, subgénero Bambusa, algunas variedades son la “Macana”
conocida también como guadua “macho” que es la mas utilizada en la
construcción, tiene una dureza media, es una planta ordinaria y externamente
tiene una apariencia de veteado acentuado y alto lustre ; la “Cebolla” o guadua
“hembra”, usada principalmente para la elaboración de esterilla y balsas para
navegación ; y la “Rayada”.

En el país, los bambúes se distribuyen desde el nivel del mar hasta los 4000 m de
altitud, creciendo en diversos tipos de hábitat. La cordillera oriental es la que
mayor cantidad y diversidad de especies leñosas tiene (65%), seguida por la
cordillera central (60%). En la región andina, por encima de los 1500 m de altitud
es donde se ve mayor diversidad de especies ; un desarrollo optimo de la Guadua
Angustifolia se logra entre los 900 y 1600 m.s.n.m. y a una temperatura entre los
20°C y 26°C.

Algunas características que diferencian la Guadua del resto del bambú son : la
hoja es caulinar en forma triangular con los bordes de la vaina y de la lamina
continua o casi continua, tiene una banda de pelos blancos y cortos arriba y
3
debajo de la línea nodal, hay presencia de estomas por el haz y por el envés de la
lámina foliar, cuerpos silíceos en forma de silla de montar, angostos y enlongados,
entre otros.

1.1 MORFOLOGÍA GENERAL DE LAS BAMBUSOIDEAE

Los bambúes son plantas con una gran diversidad morfológica; las hay de pocos
centímetros y tallos herbáceos hasta bambúes de 30 metros de altura y tallos
leñosos. Debido a su naturaleza especializada y a su floración infrecuente, se le
ha dado mucha importancia para los estudios taxonómicos a estructuras
morfológicas tales como rizoma, culmo, yema, complemento de rama, hoja
caulinar y follaje las cuales se tratan a continuación:

RIZOMA: es un eje segmentado subterráneo que constituye la estructura de


soporte de la planta y juega un papel importante en la absorción de nutrientes.
Debido a la morfología de los rizomas y al sistema de red que constituyen en los
primeros 50 – 100cms. del suelo, se le ha utilizado en estabilización de las
laderas y prevención de la erosión producida por escorrentía, vientos fuertes y
desmoronamiento. En la guadua Angustifolia aunque forma una red menos densa,
y permite más la precolación del agua, ayuda también a controlar la erosión
amarrando el suelo y los barrancos a la orilla de ríos y carreteras.

Cuello CULMO: es el eje aéreo segmentado que


Cuello del rizoma Yema emerge del rizoma. Este término se emplea
principalmente cuando se hace referencia a
Primordio de raíces
los bambúes leñosos. El culmo consta de:
cuello, nudos y cañutos. Se le denomina
cuello a la parte de unión entre el rizoma y el
culmo, nudo a los puntos de unión de los
Raíces adventicias cañutos; y cañuto a la porción del culmo
comprendida entre dos nudos.
RIZOMA PAQUIMORFO
Los bambúes carecen de tejido de cambium
Figura No. 1. Rizoma paquimorfo
y por eso no presentan crecimiento
cararacterístico de Guadua Angustifolia
secundario o apical. En los cañutos las
células están axialmente orientadas, mientras que los nudos proveen la
interconexión transversal. El tejido del culmo consiste de células parenquimatosas
(50%), de haces vasculares (10%), y de fibras (40%). Las células
parenquimatosas constituyen la base del tejido y son en su mayoría verticalmente
enlongadas. Los haces vasculares están compuestos por: a) El xilema, con dos
grandes metaxilemas y, por b) el floema con paredes delgadas y tubos cribosos
4
sin lignificar, los cuales están conectados a las células acompañantes o fibras. Las
fibras constituyen el tejido esclerenquimatoso y se localizan alrededor de los
haces vasculares o forman bandas aisladas en algunas especies; contribuyen con
el 40 – 50% del total del tejido del culmo y con el 60 – 70% de su peso. La
estructura anatómica del corte transversal de un cañuto está determinada por la
forma, tamaño, organización y número de los haces vasculares, los cuales
contrastan con el tejido esclerenquimatoso (fibras) y parenquimatoso. En la
periferia del culmo los haces vasculares son más pequeños y más numerosos,
mientras que hacia la parte interna son más grandes y más escasos. Dentro de la
pared del culmo el total de número de haces vasculares decrece de la base hacia
la punta mientras su densidad se incrementa al mismo tiempo.

La distribución porcentual de células dentro del culmo muestra un patrón definido


tanto en sentido horizontal como en el vertical. En el sentido horizontal las células
conductivas y el parénquima son más frecuentes en el tercio interno de la pared,
mientras que en el tercio externo el porcentaje de fibra es notablemente más alto.
En el sentido vertical la cantidad de fibra incrementa de la base hacia la punta
mientras que la cantidad de parénquima decrece. La práctica común de dejar
dentro del bosque el ápice del culmo que se corta y beneficia, es un desperdicio
por el alto contenido de fibra que contiene.

El culmo es la porción más útil de un bambú. De acuerdo a su estado de madurez


los culmos tienen diferentes usos:

• Brotes nuevos o renuevos: En América no existe el hábito alimenticio del


consumo de los brotes de bambú. En los países asiáticos especialmente en
china, Taiwán, Japón y Tailandia, los renuevos se consumen frescos o en
encurtidos y se venden generalmente enlatados en salmuera. Países como
Tailandia y Taiwán exportan grandes cantidades de estos brotes
adquiriendo divisas por más de 50 millones de dólares anualmente. En
Tanzania se informa el uso de los renuevos en la elaboración de una
bebida popular la cual se prepara cortando los brotes nuevos de
Oxytenanthera braunii a la altura de 1 metro, recolectando la savia y
dejándola fermentar, produciéndose así una especie de vino (Mc Clure,
1966; Liese 1985).

• Culmos jóvenes: se utilizan sobretodo para la elaboración de canastos,


esteras y canastones.

• Culmos maduros: se les han reportado más de mil usos, los más
importantes son como material de construcción (vivienda, puentes etc.), en
5
las labores agropecuarias (corrales, cercos, etc.), en la fabricación de
muebles y artesanías, en la producción de carbón vegetal, de textiles y de
pulpa para papel.

YEMA: Pueden ser activas o inactivas, de carácter vegetativo o reproductivo. En el


culmo las yemas se localizan por encima de la línea nodal y en posición dística;
rompen su inactividad generalmente cuando el culmo ha completado el
crecimiento apical. En algunos bambúes las yemas basales permanecen dormidas
indefinidamente mientras que en otros las yemas del tercio medio no se
desarrollan; a veces hay ausencia total de yemas en el primer tercio o en las ¾
partes del culmo. Las yemas son importantes en los estudios taxonómicos pues
ayudan a identificar especies, secciones y géneros. También cumplen un papel
muy importante en el campo de la biotecnología para la propagación “in Vitro".

COMPLEMENTO DE RAMAS: Las ramas se originan en la línea nodal, por


encima de ésta o sobre un promontorio. La ramificación de los de los bambúes
varían mucho durante los diferentes estados de desarrollo de la planta, sin
embargo la forma más típica de ramificación se observa en la parte media de los
culmos adultos. En algunos bambúes las ramas basales se modifican y llegan a
transformarse en espinas como sucede en la mayoría de las especies de Guadua.

Espinas

Anillo

a b
Línea nodal
Yema solitaria Yemas c d inclinada e
Cubierta en la base múltiples Nudo bianular Ramas con espinas
por un anillo en el nudo Rama solitaria en el nudo con ramas espinosas

Figura No. 2. Tipos de nudos, Yemas y ramificaciones: a) Yema solitaria cubierta en la base por un
anillo; b) Yemas múltiples en el nudo; c) Rama solitaria en el nudo característico de Guadua; d) y e)
Ramas espinosas características de Guadua Angustifolia

Las ramas son importantes porque sostienen el follaje, estructura básica en el


proceso fotosintético. Las ramas secas se utilizan en las labores agrícolas para
tutorar cultivos de fríjol, arveja, habichuela y tomate a pequeña escala.

HOJA CAULINAR: Es la estructura que nace en cada nudo del culmo y tiene como
función proteger la yema que da origen a las ramas y al follaje. Una hoja caulinar
está constituida por dos partes: la vaina o parte basal y la lámina o parte distal.
6
Además de estas dos estructuras presenta: apéndices como aurículas y fimbrias,
lígula interna que es la estructura de unión entre la vaina y la lámina, y en ciertas
ocasiones una faja o anillo en la base de la vaina que le sujeta fuertemente al
culmo. Estas estructuras además de proteger las yemas del culmo, se utilizan para
la fabricación de objetos artesanales y como elemento decorativo.
Por lo general un culmo maduro o sazonado de guadua Angustifolia se reconoce
fácilmente por la ausencia de hoja caulinar, se desprende del culmo
aproximadamente a los tres años de edad de la planta.

FOLLAJE: Es la principal fuente de elaboración de alimento de la planta. En la


mayoría de las gramíneas la hoja está constituida por vaina, lámina, y apéndices
como aurículas y fimbrias. Es importante en los estudios en el ámbito anatómico.

INFLORESCENCIA: Es el término general que hace referencia a la organización


de las flores en una planta y no tiene connotación morfológica. En los bambúes la
inflorescencia puede tener aspecto de panícula o de racimo.

La floración de los bambúes puede ser gregaria o esporádica. Se denomina


gregaria cuando todos los miembros de una generación determinada, con un
origen común, entran a la etapa reproductiva
aproximadamente al mismo tiempo. En este tipo
de floración todos los culmos de una especie
florecen al mismo tiempo independiente de su
edad y del lugar en que se encuentren. La
longitud del ciclo de floración varía en cada
especie, con un rango de fluctuación entre 3 –
60 años1. Después de florecer y producir
semillas, el culmo se seca, la planta se debilita y
muere con el rizoma, ocurriendo la muerte total
de grandes poblaciones de bambú,
ocasionando desequilibrios ecológicos (osos
panda) y a veces con implicaciones sociales
(India y Bangladés). Este fenómeno es común
en Asia con especies importantes tales como
Phyllostachuys bambusoideae y Melocanna
baccifera. En América, Guadua trinii, Aulonemia
trianae y algunas especies de chusquea Fotografía No 1. Inflorescencia en
presentan también este fenómeno de floración Guadua Angustifolia Kunth

1
LIESE, W. 1985. Bamboos: biology, silvies, properties, utilization. Schriftereihe der GTZ No. 180.
132p.
7
masiva2 Hasta el momento se desconoce la razón por la cual una especie florece
gregariamente; parece ser que ni las condiciones ambientales específicas, ni la
edad o tamaño de los culmos y de la planta, han sido identificadas como factores
significativos que determinen la floración de especies separadas entre sí por miles
de kilómetros. Las múltiples investigaciones que se han realizado para entender
este fenómeno han señalado que la edad del rizoma parece tener una gran
influencia en el proceso de floración.

Se denomina floración esporádica cuando todos los miembros de una generación


determinada con un origen común, entran gradualmente a la etapa reproductiva en
diferentes tiempos, o en intervalos irregulares. En este tipo de floración ni todos
los individuos ni todos los culmos de una especie florecen simultáneamente; la
floración puede darse en algunos culmos del rodal como es el caso de la Guadua
Angustifolia Kunth. La longitud del ciclo de floración es irregular, puede ser anual,
o presentar intervalos mayores. Después de la floración esporádica se observa un
ligero amarillamiento de la planta, pero con emisión de brotes nuevos; la planta no
se muere, y gracias a ello no se presentan desequilibrios ecológicos ni efectos
sociales.

De acuerdo con el Centro Nacional para el estudio del bambú, la guadua se divide
en seis partes, las cuales se describirán a continuación en orden, comenzando por
la base:

Rizoma: como se nombró con anterioridad, es un tallo modificado, subterráneo,


que conforma el soporte de la planta.

Cepa: Es la parte del culmo con mayor diámetro y espesores de pared mayores;
Posee una longitud de 4 metros. Las distancias de cañutos son las más cortas y
en la construcción se les utiliza como columnas.

Basa: el diámetro es intermedio y la distancia entre nudos es mayor que en la


cepa; es la parte del culmo de la guadua que más se utiliza; tiene una longitud
aproximada de 11 metros.

Sobrebasa: El diámetro es menor y la distancia entre nudos es un poco mayor,


comparado con la basa, la longitud es de aproximadamente cuatro metros.

2
LONDOÑO PAVA, Ximena. Distribución, Morfología, taxonomía, anatomía, silvicultura y usos de
los bambúes del nuevo mundo. En : CESPEDESIA. Vol. 19 Nos. 62 – 63 (enero – diciembre 1992).
Cali, Colombia. p. 87-137
8
Varillón: La sección tiene un diámetro pequeño y la longitud es de unos tres
metros aproximadamente.

Copa: Es la parte apical de la guadua, con una longitud entre 1.20 a 2.00 metros.

1.2 CULTIVO

Ante la realidad de la importancia económica de los bambúes se han desarrollado


estrategias para su conservación, propagación y explotación racional. Países
como India, China, Japón, Taiwán, y algunos del sureste asiático han desarrollado
tecnologías avanzadas para el manejo y cultivo del bambú.

1.3.1 PROPAGACIÓN. Bajo condiciones naturales la regeneración del bambú


ocurre a través de rizomas, semillas y ramas laterales enterradas. El
hombre para su cultivo ha implementado varios métodos de propagación,
cinco de los cuales se describen a continuación:

1. Por Semilla: La posibilidad de propagar bambúes por semilla no es un


método práctico debido a los largos ciclos de semillación de los
bambúes y la dificultad de obtener semillas en algunos de ellos; sin
embargo en Asia este método ha sido aplicado para algunas especies
de bambú como Dendrocalamus strictus facilitando además la
distribución a otras partes del mundo; En América, las semillas de
algunas especies como Guadua Angustifolia, presentan porcentajes
altos de germinación, 95 – 100%, sin embargo la posibilidad de que esta
especie produzca semillas es escasa ya que un alto porcentaje de los
flósculos de la espiguilla son parasitados en estado inmaduro por larvas
de insectos principalmente de los órdenes Dipteria e hymenoptera.

2. Rizomas con segmento de tallo: Es considerado como el mejor


método de propagación, sin embargo no es recomendado para
plantaciones a gran escala por lo pesado y difícil del transporte. En
Colombia, este método ha sido implementado por Corporaciones
Regionales para las reforestaciones con Guadua Angustifolia, mediante
el uso del “chusquín” y se considera el método más ventajoso por la
facilidad de obtención del materia, alta eficiencia y economía. El
“chusquín” es un brote delgado que sale de una yema superior del
rizoma, y se extrae con un segmento de tallo y un trozo de rizoma basal.
A diferencia de muchas especies de bambúes asiáticos, un plantón de
Guadua Angustifolia se caracteriza por la alta emisión de “chusquines”.

9
3. Segmentos de culmo: Es efectivo para propagar bambúes de gran
tamaño (8 – 12cm diam.) y de pared gruesa; Experimentos en India han
indicado que provee solución al problema de escasez y peso del
material al plantar pero el éxito en la germinación ha sido limitado. Se
observó que se debe utilizar culmos de un año de edad, y segmentos de
culmo con uno o dos nudos por segmento; la siembra es mejor
horizontal que vertical u oblicua, y se deben enterrar a 20 cm de
profundidad, regando dos veces al día. Este método no es ventajoso por
su costo y por la limitación de usar culmos de un año, los cuales pueden
ser usados para otros propósitos.

4. Segmentos de ramas: Este método es utilizado en Asia para


plantaciones a gran escala de algunas especies de bambú, es útil,
práctico y efectivo, además de ser fácilmente manejable. El
enraizamiento es eficiente en un medio de cascarilla de arroz y carbón.
La eficiencia del enraizamiento varía en cada especie y depende del
tamaño del culmo y del grosor de la pared. Los bambúes de pared
gruesa poseen una mayor emisión de brotes y mejor enraizamiento
probablemente debido a una mayor reserva de alimento.

5. Segmentos de riendas o “ganchos”:Este sistema se ha implementado


en Colombia con Guadua Angustifolia, obteniendo el material para
propagación de las ramas con espinas que se desarrollan en los cañutos
bajos del culmo y que se conocen con el nombre de riendas o ganchos.
Este método es recomendado por las Corporaciones Regionales debido
a la fácil obtención del material, ya que se utiliza una estructura
vegetativa generalmente desaprovechada (riendas) y además presenta
un alto porcentaje de prendimiento.

6. In vitro: Este sistema de propagación se realiza en el laboratorio, bajo


condiciones asépticas y mediante el uso de embriones de semilla o
yemas auxiliares; Presenta ventajas sobre los demás sistemas debido a
que la propagación “in vitro” de materiales provenientes de semilla, evita
la homogeneidad en las plantaciones comerciales futuras, ya que la
propagación masiva vegetativa utilizando material homogéneo conduce
al degeneramiento genético del cultivo.

1.3.2 SIEMBRA. La mayoría de los bambúes se pueden cultivar fácilmente y para


su establecimiento hay que tener en cuenta si el objetivo es comercial,
conservacionista u ornamental.

En las plantaciones con propósito comercial se recomienda distancias más


amplias de siembra entre surcos que entre plantas con el fin de lograr una
mayor incidencia de los rayos solares sobre el cultivo. Para la Guadua
Angustifolia se han recomendado distancias de siembra desde 4x4 mts.
hasta 7x7 mts. en todas sus combinaciones. Sin embargo, lo ideal serían
10
distanciar los surcos entre 6 y 10 metros. En las plantaciones con fines
netamente conservacionistas se debe sembrar en barreras con distancias
más cortas entre surcos y entre plantas

1.3.3 LIMPIEZA. Los bambúes son plantas heliófilas por excelencia, por eso para
su buen desarrollo es muy importante el control de malezas en la primera
fase de crecimiento. En el caso de la Guadua Angustifolia, durante los
primeros años de cultivo se puede asociar con fríjol, maíz, soya, cilantro u
otros cultivos, lográndose de esta manera un doble propósito: mantener la
plantación libre de malezas y lograr un ingreso extra para el agricultor. Sin
embargo debido al rápido crecimiento de la guadua, esta asociación no es
recomendable por un tiempo mayor de dos años; tampoco se recomienda
cuando se utilizan distancias de siembra de 4x4 mts. o de 3x3 mts.

1.3.4 FERTILIZACION. El bambú, al igual que las especies forestales requiere de


ciertos elementos en el suelo. La dosis a aplicar debe estipularse para cada
terreno con base en el análisis químico de suelo; sin embargo, se sabe que
por ser una gramínea responde rápido a la aplicación de urea y abonos
orgánicos. Las aplicaciones de fertilizantes a base de nitrógeno, fósforo,
potasio y boro son necesarias para el buen desarrollo de la Guadua
Angustifolia considerando siempre los requerimientos del suelo.

1.3.5 APROVECHAMIENTO. El ciclo de corte y la intensidad del mismo son los


factores más importantes a considerar en el aprovechamiento de un bosque
de bambú. La explotación sistemática y regular, incrementa la producción
de culmos y facilita la cosecha, mientras que la explotación excesiva y
continua, reduce la producción de culmos y conduce a la extinción del
cultivo.

En el caso de la Guadua Angustifolia se ha comprobado que en un período


de 5 a 7 años, la especie alcanza su pleno desarrollo con producción de
guaduas catalogadas como comerciales. A partir de este momento se debe
seguir un plan de aprovechamiento y mejoramiento igual al recomendado
para guaduales naturales. Dentro del plan de aprovechamiento se
recomienda una intensidad de entresaca de culmos comerciales hasta del
50%, con una periocidad de 12 a 18 meses (15 meses) para el mismo sitio.

1.3.6 VOLUMEN Y PRODUCCIÓN DE MADERA. El volumen y la producción de


madera en los bambúes varía considerablemente de acuerdo a las
especies y a las condiciones ecológicas. Los reportes de crecimiento anual
de bambú superan los 10 millones de toneladas madera seca y ésta
producción anual depende básicamente del número de brotes nuevos
producidos cada año. La densidad de las plantaciones, es decir el número
de culmos por hectárea, depende de la intensidad del manejo. Para el caso

11
de Guadua Angustifolia se informa un total de 3000 – 8000 culmos/ha. en
plantaciones naturales.

1.3.7 PLAGAS, ENFERMEDADES Y DAÑOS. Las poblaciones de bambú tanto


en Asia como en América son poco afectadas por plagas y enfermedades si
se compara con otros cultivos como el trigo, la papa y la soya. Sin embargo,
se conoce de varios insectos que atacan la planta viva de bambú durante
los diferentes estados de desarrollo.

En los países asiáticos es donde más investigaciones han realizado en éste


aspecto. Se sabe que durante la fase de renuevos es cuando el bambú
sufre más el ataque por parte de coleópteros, saltamontes, termites y
áfidos, los cuales perforan los culmos; también se sabe que los roedores,
los micos, las ardillas y las cabras, roen los rizomas y/o se comen los
renuevos y que el ganado, come y destruye con el pisoteo los brotes
nuevos. Los culmos adultos raras veces son atacados por coleópteros sin
embargo cuando están sobremaduros son atacados por una de las plagas
más serias del bambú, el Didnoderus minutus, considerado la mayor
amenaza para el bambú cortado.

En el caso específico de la guadua angustifolia, se conoce de dos plagas


económicamente importantes que atacan la planta en su estado natural: el
adulto del coleóptero Pudichumus agemur que perfora exclusivamente los
renuevos, indispensables en la producción anual del guadual, y la larva de
una mariposa de la familia Arctidae o Megallophidae que defolia los rodales
en un 80% - 90% observándose sin embargo una rápida recuperación.

El ataque de los hongos a las plantas vivas de bambú ha sido investigado


principalmente en Asia. Los hongos afectan sobre todo el follaje; cuando
atacan los culmos en su fase juvenil se observa una coloración especial y
los vuelve tan decorativos que en países como Japón y China se pagan
precios más altos por ellos. Bajo condiciones excesivas de humedad los
hongos pueden atacar mortalmente al rizoma, en Colombia muy poco se
conoce sobre las enfermedades causadas por hongos en las plantas vivas
de guadua Angustifolia, y específicamente sobre los hongos
descomponedores que atacan los culmos mal cortados en un guadual.

Otra fuente seria de daño en las poblaciones de bambú es el fuego. La


quema de los cañaduzales en el Valle del Cauca es una causa real del
deterioro de los guaduales en esta región del país. Además, la expansión
del sector agrícola ha sido la principal causa de extinción de guaduales en
el país.

1.3.8 COSECHA Y TRANSPORTE. La época ideal para cosechar el bambú es


durante el período seco ya que la emisión de brotes en esta época es baja
y el contenido de humedad de los culmos también, lo que facilita el
12
transporte y reduce la aparición de plagas y enfermedades post – cosecha.
La mayoría de las especies comerciales de bambú se cosechan
manualmente utilizando machete, sin embargo en algunas especies de
culmos grandes se cortan con seguetas o sierras. Las especies con
rizomas paquimorfo como Guadua Angustifolia se deben cortar a una altura
de 15 a 30 centímetros por encima del suelo, con la precaución de que el
corte se realice por encima del nudo para evitar la acumulación de agua en
el cañuto y la pudrición posterior del rizoma. Para la selección de los
culmos a cortar se debe tener en cuenta la edad, el color y la cualidad de la
madera. Los culmos más viejos y
deteriorados deben ser los
primeros en cortarse y los
jóvenes e inmaduros solamente
se deben cortar si están muy
infectados con plagas y
enfermedades.

El transporte de los culmos


dentro de la plantación es
generalmente manual, a veces se
utilizan animales de carga y
cuando las plantaciones están a
la orilla de los ríos, se transporta Fotografía No 2. Presencia de Hongos en
en balsas. un mal corte de Guadua Angustifolia

En Colombia, la extracción de guadua tiene que ser autorizada por una


entidad regional protectora del medio ambiente y supervisada por un
profesional competente.

1.3 PROPIEDADES FÍSICAS Y MECANICAS

Aunque las propiedades mecánicas de la guadua dependen se la especie botánica


a la que pertenece, la resistencia a compresión, tracción y flexión también
dependen de la edad de corte de la planta, la sección del culmo que se utilice y de
las propiedades físicas como son la humedad , la densidad básica, el peso
específico y la densidad seca al aire.

• Contenido de humedad (CH): Corresponde a un porcentaje del peso seco


al horno. El contenido óptimo para su uso estructural es menor a 25%,
máxima permisible del 30%

13
CH = (P1 – P2)*100/P2
Donde:
P1: Peso de la muestra en estado natural
P2: Peso de la muestra seca al horno durante 24 horas a 110ºC
aproximadamente.

• Densidad seca al aire (DSA): Es la relación entre el peso seco al aire y el


volumen seco al aire. Sirve para determinar el peso propio de los elementos
de guadua.

DSA = Psa/Vsa
Donde:
Psa: Peso seco al aire
Vsa: Volumen seco al aire

• Densidad Básica (DB): Es la relación entre el peso seco al horno y el


volumen de la muestra antes de secarse al horno o volumen verde.

DSA = Psh/Vv

Donde:
Psh: Peso seco al horno
Vv: Volumen verde

• Peso específico (Pe): Es la relación entre el peso total de la muestra sobre


el volumen total de la muestra. Debido a la porosidad y fisuramientos que
tiene la guadua, se deben proteger las muestras con parafina y sumergirlas
en mercurio, determinando el volumen desplazado.

Pe = Pt /Vt

Donde:
Pt: Peso total
Vt: Volumen total

Algunas propiedades mecánicas de la guadua como son los esfuerzos últimos y


admisibles a flexión (fm), compresión paralela a la fibra (fc) y compresión
perpendicular a la fibra (fp) para las variedades de guadua Macana y Cebolla se
muestran a continuación3.

3
MARTINEZ CÁCERES, Dixon Emmanuel. Puentes en do mayor (Tesis de grado). En: Congreso
mundial de Bambú / Guadua. (1º : 1992). Memorias I Congreso Mundial de Bambú / Guadua.
Pereira: 1992; p. 173.
14
TIPO DE ESFUERZOS ULTIMOS (Kg / cm2)
GUADUA fm fp fc
Cebolla 170 35 290
Macana 175 23 343

TIPO DE ESFUERZOS ADMISIBLES (Kg / cm2)


GUADUA fm fp fc
Cebolla 60 17 115
Macana 60 11 135

15
2. ANTECEDENTES

Aunque en el ámbito mundial los estudios de bambú son bastantes, en Colombia


la investigación en guadua ha sido reconocida por pocos, entre ellos cabe
destacar al arquitecto Oscar Hidalgo López, quién en la década de los años 60’s
se percata de la importancia de investigar en este material, Es reconocido en el
ámbito mundial y actualmente está trabajando con el INBAR ( Institute of Bambú
and Ratan) para publicar una enciclopedia que recopila todo su conocimiento
acerca del bambú. Los autores de este documento recomiendan dicha publicación
como fuente bibliográfica para futuras investigaciones; Este arquitecto ha
investigado el bambú desde la selvicultura, su cultivo y artesanías. También ha
incursionado en construcción de vivienda y muebles.

Oscar Hidalgo López fue partícipe de un importante proyecto llevado a cabo en


Puerto Rico a partir del año de 1986: el PNB “Proyecto Nacional del Bambú”;
desde sus inicios y hasta el presente, él ha sido concebido como proyecto piloto
para prevenir la deforestación e incentivar la construcción de vivienda con material
alternativo, económico y sostenible, en beneficio de personas de escasos
recursos. El PNB se inició con ayuda de asesores internacionales y el apoyo de la
ONU; en su primera fase se recolectaron experiencias principalmente de Colombia
y Ecuador; en las dos fases siguientes se desarrolló un programa intensivo de
construcción de áreas rurales, incluyendo capacitación técnica, cultivos masivos
de bambú, organización de la comunidad y de los trabajos, asesoría ambiental,
tecnológica, producción de muebles y artesanía para la exportación. El proyecto
persigue la utilización sostenible del bambú como material de base para la
realización de un programa de vivienda de interés social y para la industrialización
y comercialización de los productos complementarios. Hasta el año de 1998 el
proyecto había construido 3000 soluciones de vivienda para familias pobres de
áreas rurales, con más de 300Ha de bosques de Bambú en zonas donde antes
no los había. En diciembre de 1990 el PNB había concluido un conjunto de 30
viviendas en la comunidad de Río Banano al sur de Puerto Limón.

Luego en 1991 un sismo sacudió la zona y el proyecto se comportó de manera


satisfactoria “esto se demostró en el sismo del 22 de Abril de 1991 con un
terremoto de magnitud de 7.5 en la escala de Richer que sacudió la costa atlántica
de Panamá y Costa Rica ocasionando numerosos daños en puentes, carreteras,
edificios, cañerías, tanques de almacenamiento e instalaciones industriales.
16
En la comunidad de Río Banano la intensidad Mércalli fue de IX. En esta zona se
produjeron vibraciones tan fuertes que ocasionaron licuefacción de suelos,
destruyendo completamente la carretera, tumbando palmeras y haciendo colapsar
vivienda de madera e incluso de mampostería estructural; sin embargo ninguna de
las 30 viviendas sufrió mayor daño, incluso en aquellos lugares en que había
fisuras en el suelo.”4

En la actualidad otra persona destacada en el


ámbito mundial en construcciones de guadua
es el arquitecto manizalita Simón Vélez.
Aunque lleva menos tiempo que Oscar Hidalgo
López en la construcción con guadua (15 años)
sus diseños y construcciones son más osados
utilizándolo esencialmente a compresión. Se
ha empeñado en demostrar que la guadua
puede competir como material de construcción
al igual que el concreto, el ladrillo, el acero y la
madera; a la guadua se le ha dado el nombre
de Acero Vegetal y prueba de ello es el
Fotografía No. 3 Casa del Proyecto pabellón de Zeri construido para la feria
Nacional del Bambú, Costa Rica mundial de Abril de 2000 en Expo-Hannover,
Alemania. La estructura cuenta
fundamentalmente de guadua, está construida también con maderas como aliso,
chusque, arboloco y sapan (Fotografía No. 4). Para obtener la licencia de
construcción alemana, se construyó en Colombia una réplica exacta del pabellón
cerca de la ciudad de Manizales, allí el alemán Klauss Steffens, director del
Instituto de Estática Experimental de la Universidad de Bremen, visitó Manizales
para someterla al viento, nevadas y a las más duras pruebas de resistencia. Esta
especie vegetal comprobó que sí es el “acero vegetal” como señala Vélez, soportó
entre otras pruebas cargas de 400 Kilogramos por metro cuadrado; el Pabellón fue
denominado por los alemanes como “Pabellón de alta tecnología”.

Esta “alta tecnología” combina conocimientos tradicionales de los artesanos


colombianos con una unión a tensión que consiste en lo siguiente: Simón Vélez
trabaja la guadua a tensión atravesando una varilla de ½” por un cañuto, dicho
cañuto se rellena posteriormente con mortero, así al someterle a tensión el cilindro
de mortero tiene muy poca adherencia con las paredes de la guadua e induce un
esfuerzo sobre el tímpano o nudo hasta que éste falla sin aprovechar al máximo la
resistencia de las fibras longitudinales del material. Así la unión falla rompiendo el
nudo y rasgando la guadua por el orificio de la varilla de ½” (Figura No. 3).

4
GUTIERREZ G., Jorge A. Comportamiento Estructural y resistencia sísmica de las viviendas de bambú. En CONGRESO
MUNDIAL DE BAMBÚ / GUADUA. (1º : 1992 : Pereira). Memorias I Congreso Mundial de Bambú / Guadua. Pereira: 1992;
p. 161
17
Fotografía No 4. Réplica del Pabellón ZERI Manizales, Colombia; para la feria de Expo –
Hannover 2000 (Alemania).

Orificio por el que se introduce el mortero

Nudo o
Tabique
Mortero

Varilla roscada
de ½”
Bajo la Solicitación:
Alargamiento del hueco
P

P
Se rompe el
UNION TIPO SIMON VELEZ
tabique

Figura No 3. Esquema Unión Tipo Simón Vélez. Tomado de: Evaluación de Uniones a tracción
Tesis de Grado. Con permiso de los autores.

18
Este tipo de unión es supuestamente la tecnología más avanzada conocida en el
ámbito mundial. En su proyecto de grado “Optimización de estructuras en Guadua”
la estudiante Jenny Garzón5 de la facultad de Arquitectura de la Universidad
Nacional evaluó la resistencia de la unión propuesta por Simón Vélez encontrando
como resultado que dicha unión resiste en la falla aproximadamente 3000Kg por
cada cañuto relleno de mortero y es inducida por el nudo y no porque se
sobrepase la resistencia a tracción del material.

Otro trabajo importante fue el realizado por los estudiantes César Peña y Hugo
Rodríguez6, también de arquitectura de la Universidad Nacional, donde se estudió
la posibilidad de una unión consistente en un sistema llamado conectores
conformados por una lámina circular perforada a la que se le introduce un pasador
de ½” y ocho puntillas de 1” de longitud y 1/8” de diámetro (Figura No. 4). Para
introducir el pasador y las puntillas se pretaladra para evitar que la guadua se raje.
Esta unión arroja un valor de 1000Kg por cada par de conectores instalados sobre
la guadua. Esta unión ensambla más rápidamente, a un costo relativamente bajo y
es más liviana que la de Simón Vélez.

Arandela de lámina negra Bajo la solicitación:


Calibre 18

Varilla roscada P
de ½”

Puntillas Se rasga
de 1/8” de Diámetro La guadua
UNION PROPUESTA POR CESAR PEÑA
Y HUGO RODRIGUEZ

Figura No. 4. Unión Propuesta por César Peña y Hugo Rodríguez

Con el propósito de hacer un mejor estudio y basados en las características


propias del material, los estudiantes Sandra Clavijo y Jorge David Trujillo7 evalúan
y proponen otros dos tipos de uniones: Unión con mortero y con tarugos de

5
GARZON CAICEDO, Jenny Varina. Optimización de estructuras en guadua. Santafé de Bogotá, 1996. Trabajo de grado
(Arquitecta). Universidad Nacional de Colombia. Facultad de Artes. Departamento de construcción; p. 106.
6
PEÑA MUÑOZ, Cesar A. Y RODRÍGUEZ H., Hugo A.. Propuesta de uniones mecánicas para estructuras de guadua.
Santafé de Bogotá, 1997. Trabajo de grado (Arquitecto). Universidad Nacional de Colombia. Departamento de construcción;
p. 108.
7
ORTIZ CLAVIJO, Sandra C. y TRUJILLO CHEATLE Jorge D. Evaluación de uniones a tracción en guadua. Santafé de
Bogotá, 2000. Trabajo de grado (Ingeniero). Universidad Nacional de Colombia.
19
madera o pequeñas varillas que se atraviesan dentro de la guadua; y la Unión tipo
abrazadera.

En este trabajo de grado cabe destacar la metodología aplicada en el diseño de la


Unión con abrazadera, ya que sus ensayos llegan hasta los 9000 Kg, obteniendo
mayor resistencia que la unión propuesta por Simón Vélez. En su metodología,
recomiendan comprender el comportamiento del material a nivel micro, para luego
diseñar uniones exitosas a nivel macro, es así como hacen la siguiente analogía:
La guadua es similar a un cilindro hueco, cuyas paredes están compuestas de una
serie de fibras sumamente resistentes colocadas de forma paralela y embebidas
en una matriz. Si se desea unir dos de estos tubos aprovechando al máximo su
resistencia a tracción, la forma ideal sería amarrar las fibras, tal vez pensar en
coser las fibras de un elemento con las del otro. Esta solución sería importante de
contemplar en el caso de utilizar pegantes. Sin embargo, en general, estas
soluciones serían difíciles de aplicar. Se contempla también la posibilidad de usar
elementos conectores que logren una situación similar de “coser” las fibras de la
guadua introduciendo pequeños elementos (como puntillas) en la pared de la
guadua de tal forma que ejerzan una presión sobre las fibras, que luego se
traduce en un esfuerzo cortante longitudinal y un esfuerzo de tracción transversal
sobre las fibras colindantes8.

Figura No 5. Unión tipo abrazadera.

8
ORTIZ, Op. Cit. P. 33
20
De la unión con lámina recomiendan utilizar lámina colld-Rolled calibre 22 de 4cm
de ancho, enrollándola en la guadua con cinco vueltas, y utilizando 12 tornillos
ordinarios como lo muestra la Figura No. 5; Esta unión resiste del orden de 10500
Kg de carga en la falla y se da por rasgamiento de las paredes de la guadua.

En el caso de la unión con mortero (Figura No. 6) ésta consiste en tomar un


cañuto de la probeta y pretaladrar 8 orificios de manera que no queden colineales
ni verticalmente ni horizontalmente. Luego se introducen varillas lisas de ¼” en
cada orificio, golpeándolas con un martillo. Se taladran dos orificios de 5/8” para
poder atravesar el pasador, que es una varilla roscada de 5/8” y otro orificio de 1
¼” para introducir el mortero al interior del cañuto, la resistencia obtenida (6565
Kg). Es muy buena comparada con la obtenida en ensayos realizados por la
estudiante Jenny Garzón, sin embargo es costosa con respecto a la unión con
lámina evaluada, pesada y además tediosa de construir.
Varilla lisa
de ¼” Hueco de 1¼” para
Verter Mortero (1:3)

Pasador varilla
Roscada de 5/8”

UNION CON MORTERO

UNION FALLADA

Posición de la varilla lisa


Dentro del mortero

Figura No 6. Unión con mortero y varillas lisas.


21
Se observa que el número de varillas aunque es importante no es el principal
determinante en la resistencia de la probeta. El factor determinante es el mortero
porque cuando éste falla, se abre empujando las paredes de la guadua hacia
fuera, lo que acelera la falla de la guadua, porque se separa longitudinalmente.

En el proyecto de grado titulado “Determinación de la Resistencia a la compresión


paralela a la fibra de la Guadua de Castilla” por Martín y Mateus 9(1981) cabe
destacar que de las curvas Esfuerzo – Deformación encontraron un
comportamiento Elástico del material; además de encontrar el PSF (Punto de
Saturación de la fibra) para la guadua, hallaron una curva de 4º Grado que
relaciona el Esfuerzo máximo a compresión con la relación de esbeltez para
columnas cortas y una fórmula de Euller para columnas largas. Además para una
humedad del 12% obtuvieron los siguientes datos10:

Esfuerzo en el Límite Módulo de


Esfuerzo máximo
Grupo de edad Proporcional Elasticidad
(Kg/cm2)
(Kg/cm2) (Kg/cm2)
1 – 3 años 505 399 105.804
3 – 5 años 661 524 121.528
5 o más años 561 466 101.427

En cuanto a estudios sobre el comportamiento a flexión los estudiantes López y


Silva11 de Ingeniería civil de la Universidad Nacional de Manizales aparte de sus
objetivos principales realizaron algunos ensayos con luces variables y los
compararon con una base de datos de ensayos a flexión desarrollada por los
estudiantes Gómez y Rubio12 de Ingeniería civil de la Universidad Javeriana que
incluían ensayos a flexión para luces fijas en 0.80m, 1.00m y 1.50m. Sin embargo,
en dicho estudio no se pudieron establecer recomendaciones de los esfuerzos de
trabajo a flexión porque no tomaron las precauciones necesarias para evitar el
aplastamiento de la sección transversal; éste fenómeno se ve reflejado en la
dispersión de los resultados que se resumen a continuación:

9
MARTÍN, José Virgilio y MATEUS, Lelio Rafael. Determinación de la resistencia a compresión
paralela a la fibra de la guadua de Castilla. Bogotá 1981. Trabajo de grado (Ingeniero Agrícola).
Universidad Nacional de Colombia. Facultad de Ingeniería. Departamento de Ingeniería Agrícola;
p.145
10
MARTÍN, Op. Cit.
11
LÓPEZ, Luis Felipe y SILVA, Mario Felipe. Comportamiento sismorresistente de estructuras en
Bahareque. Manizales, 2000. Trabajo de grado (Ingeniero Civil). Universidad Nacional de
Colombia. Sede Manizales. Facultad de Ingeniería.
12
GÓMEZ, Carlos y RUBIO, Fabio. Esfuerzos de trabajo para elementos estructurales en guadua
(Bambusa Guadua). Bogotá 1990. Trabajo de grado (Ingeniero Civil). Pontificia Universidad
Javeriana. Facultad de Ingeniería. Departamento de Ingeniería Civil.
22
Longitud (m) Probetas σ promedio (Kg/cm2) Desviación C.V.
Estándar (Kg/cm2)
0.8 34 189 76.5 0.40
1.0 54 432 194.0 0.44
1.5 58 509 136.0 0.27
Variable (0.7 – 1.4) 30 215 73.4 0.34
TOTAL = 176

Los resultados finales del estudio realizado por López y Silva13 sirvieron de apoyo
para que la Asociación de Ingeniería Sísmica desarrollara un manual de
construcción sismo resistente de viviendas en bahareque encementado14. Dicho
manual presenta requisitos adicionales, para el Título E de las Normas NSR-98,
en relación con el diseño simplificado y construcción de casas de uno y dos pisos
de bahareque encementado de madera y guadua que facilita la aplicación de
requisitos mínimos en el caso de viviendas individuales.

13
LÓPEZ, Op Cit.
14
AIS ASOCIACIÓN COLOMBIANA DE INGENIERIA SÍSMICA. Manual de Construcción Sismo
Resistente de Viviendas en Bahareque Encementado. 2001. Publicación con el auspicio de la
Fundación Corona.
23
3. METODOLOGIA

En la actualidad la guadua se emplea fundamentalmente para elaborar


canastones o casetones para aligeramiento de placas en concreto, como esterilla
en cielorrasos y como parales en formaleta de entrepiso; es muy reducido su uso
como elemento estructural, debido fundamentalmente a que hasta ahora a pesar
de que se tenga una idea de su buen comportamiento estructural muy pocas
personas se han interesado por estudiarla y desarrollar un método constructivo el
cual permita hacer un uso racional del elemento.

Muy a pesar de esto, han existido intentos de fabricar vivienda en serie con
estructura en guadua, como el de la Agencia de Cooperación Alemana GTZ, en
Armenia; el cual ha proporcionado información útil sobre como se puede diseñar
una vivienda con estructura en guadua.

No hay datos históricos reales que den algún indicio sobre cuando se empezó a
utilizar la guadua como material de construcción, este hecho ha de estar
relacionado a la colonización del eje cafetero y los Santanderes, por inmigrantes
europeos quienes buscando materiales para construir sus viviendas hace más de
200 años empezaron a utilizar la guadua, es así como Manizales a principio del
siglo XX sufrió un incendio el cual devastó casi por completo la ciudad que para
esa época estaba construida en madera y guadua.

Debido a su bajo costo, la alta resistencia a la compresión y a la tracción que


posee, ha sido utilizada como material para construcción, el real problema es el
desconocimiento de sus propiedades físicas y mecánicas, lo que ocasiona que se
tenga que sobre dimensionar cualquier tipo de estructura.

3.1 DETERMINACIÓN DE LA CANTIDAD DE MATERIAL NECESARIO.

Con el objeto de determinar un comportamiento de la guadua cuando es sometida


a flexión se determinaron las posibles formas de falla del material, es decir falla
por cortante, por flexión o por deflexión, se supone entonces, que el material al
ser sometido a cargas perpendiculares a su eje longitudinal debe describir una
24
curva como la siguiente en la cual se relaciona la carga distribuida (w) contra la
longitud (L) del elemento.

Zona de falla
por cortante

Zona de falla
por flexión

Zona de falla
por deflexión

Figura No 7. Posibles formas de falla en vigas de Guadua

Entonces se deben realizar ensayos en diferentes longitudes que permitan


analizar esta gráfica, para lo cual se asume que la luz máxima a ensayar debe ser
de 3.0 metros, debido a que para un uso comercial de la guadua en vivienda, este
es el elemento más largo que se pueda tener con unas características similares en
cuanto a diámetro, espesor y distancia de cañutos.

De esta forma se determina que los intervalos a los cuales se ensayan los
elementos son de 0.50 metros, iniciando desde 0.50 metros hasta 3.00 metros.

La literatura actual, presenta de manera escrita y fotográfica que cuando se


necesita reforzar un elemento de alguna manera en un cañuto, se utilizan varios
tipos de refuerzos, entre los cuales se encuentran cilindros de madera utilizados
como alma, anillos de acero, o rellenos de mortero en los entre nudos, siendo el
mortero el más utilizado debido a su bajo costo y facilidad de fabricación en obra.
Además hay muchas ocasiones en las cuales no se puede cortar el material, por
ejemplo cuando el punto a reforzar está ubicado en el centro de la luz, entonces
ahí se debe rellenar con mortero el cañuto en cuestión, generando otra variable a
tener en cuenta en el análisis. Para determinar el refuerzo de mejor
comportamiento se realizan 6 preensayos reforzados con mortero, anillos de acero
y platinas de acero.

Teniendo esto presente, se determina la cantidad de material a utilizar así:

25
LUZ LIBRE No. De LONGITUD
(m) EMSAYOS A REALIZAR TOTAL (m)
0.50 10 5.00
1.00 10 10.00
1.50 10 15.00
2.00 10 20.00
2.50 10 25.00
3.00 10 30.00
TOTAL 60 110.00

Tabla No 1. Cantidad de ensayos a realizar por longitud

Al realizar ensayos sobre elementos provenientes de secciones a diferentes


alturas de la planta, es decir en cepas y basas, debido a que en las cepas se
presentan separaciones de cañutos cortas y diámetros mayores y en las basas se
presentan separaciones de cañutos largas y diámetros menores, se relaciona otra
variable para el análisis, esto determina que se debe duplicar la cantidad de
material; para elementos con refuerzo y sin refuerzo se realizan 5 ensayos de
cada longitud; además se tiene en cuenta que los elementos necesitan una
longitud mayor a la de la luz libre para proporcionar una base para los puntos de
apoyo y un porcentaje de perdidas, es decir que:

110.00 x 1.5 x 2 x 1.2 = 396 metros

de esta manera se determina la totalidad del material necesario para realizar 180
ensayos en 6 luces diferentes, en cepas y basas, con refuerzo y sin refuerzo.

3.2 REGIONES DONDE SE CULTIVA Y EXPLOTA LA GUADUA.

La guadua ha sido utilizada a lo largo de la historia principalmente en los


departamentos de Caldas, Risaralda, Quindío, los cuales conforman la región del
Eje Cafetero Colombiano; también en los Santanderes, Tolima, Cundinamarca y el
Valle del Cauca. Pero de todos estos, la región del eje cafetero es donde se ha
presentado mayor uso de la guadua, encontrando allí cultivos con un único
propósito de suministrar material para la construcción tanto a nivel local como
nacional, y además una red de artesanos y comerciantes establecida. También el
municipio de Córdoba en el departamento del Quindío es la sede de la Asociación
Nacional del Bambú y del Parque Nacional de La Guadua, el cual no se pudo
visitar debido a que en el sismo de Enero de 1.999 sufrió fallas de consideración.

Al ubicar los diferentes puntos del país en donde se cultiva guadua Angustifolia
(Cundinamarca, Quindío Risaralda y Santanderes Principalmente) se puede tener
26
una idea del costo final del material incluyendo el transporte hasta Bogotá. En
general el material en cortes de 3 metros de Cepa tiene un valor de $1.250
mientras que el corte de 3 metros de Basa es más económico con un valor entre
$900 y $1.100, en los cultivos; el valor del acarreo del material hasta Bogotá
depende de la distancia que haya que recorrer, es así como desde Armenia
(Quindío) el costo del transporte varia entre $250.000 y $350.000 dependiendo
también del tamaño del camión utilizado. También se puede comprar el material
en algunos depósitos en Bogotá pero con el riesgo de mala calidad o de ser
engañados por los comerciantes.

De acuerdo con lo anterior, se obtuvo información así:

ARMENIA Un Cantida Valor Precio


Quindio d
CEPA Corte de 4 mts. 1 40 1250 50.000
BASA Corte de 4 mts. 1 40 950 38.000
Transporte 1 1 280.000 280.000
TOTAL 368.000

NIMAIMA Un Cantida Valor Precio


Cundinamarca d
Planta completa 1 30 2.000 60.000
Jornal del cortador 1 2 10.000 20.000
Transporte 1 1 150.000 150.000
TOTAL 230.000

DEPOSITO Un Cantida Valor Precio


Bogotá d
CEPA Corte de 4 mts. 1 40 5.000 200.000
BASA Corte de 4 mts. 1 40 4.000 160.000
Transporte 1 1 150.000 150.000
TOTAL 510.000

Tabla No 2. Valor de la guadua de acuerdo con el origen.

Teniendo esto en cuenta se toma la decisión de hacer la compra del material en el


municipio de Nimaima, departamento de Cundinamarca, en dos guaduales15 de la
región y en Armenia, departamento del Quindío; para esto se realizaron visitas a
los cultivos en donde se tiene disponible el material para corte, en Cundinamarca
no se usa la guadua para construcción, como tampoco se tienen cultivos utilizados
para producirla comercialmente.

Allí es necesario hablar con los propietarios del cultivo para hacer el corte de la
guadua de acuerdo a las siguientes condiciones:

15
Para este estudio se identifican como Guaduales A y B.
27
1. Identificación de las diferentes guaduas con edades superiores a los 3
años; de acuerdo a la información brindada por los campesinos.
2. Corte de la planta en la fase lunar de menguante, época en la que la
planta posee una menor cantidad de agua.
3. Corte de la planta en las horas de la madrugada o la mañana.
4. Cortar la planta dejando un nudo a una altura de 30 – 40 cm del suelo
para evitar la pudrición del rizoma.
5. Colocar la guadua que se corta sobre una piedra y en la posición más
vertical posible durante 2 semanas, para que esta se fermente y no sea
atacada por los gorgojos.
6. Pasadas dos semanas, las guaduas con diámetros mayores de 8
centímetros, se cortan en trozos entre 3 y 4 metros para ser
transportados a Bogotá.
7. Identificación de cada uno de los cortes, así:

Guadual de procedencia Identificación del corte


AoB realizado en cada planta.

A 1* 1 C

No de guadua cortada 1 a 15. Su presencia indica


*Pueden ser dos dígitos por que el corte fue
ser el número del culmo realizado en la cepa.
extraído del guadual

Figura No. 8 Identificación de Cortes

Estas son las condiciones “optimas” para cortar y preservar la guadua que se
mencionan en la literatura16.

Luego de transportar el material hasta Bogotá, se almacena en el laboratorio de


Mecánica de Rocas del IEI17.

Para almacenar la guadua se trata de mantener la verticalidad de cada una y el


hecho que no queden a la intemperie para que no se pudra y que tengan
exposición al aire para que se vaya secando el material.

16
Manual de construcción con Bambú. Hidalgo López Oscar. Universidad Nacional. Bogotá. 1981.
17
Instituto de Estudios y Ensayos de Materiales.
28
3.3 INVENTARIO DEL MATERIAL TRAIDO DEL MUNICIPIO DE NIMAIMA

Para conocer de una manera aproximada la cantidad de material que se tiene


disponible y algunas de sus características fundamentales se realiza un inventario
detallado en el cual se menciona:

Nombre del elemento


Longitud
Numero de nudos
Separación de nudos
Diámetros mayor y menor
Estado o edad de la planta: verde, viche, echo, sazonada, etc.
Y la presencia de rajaduras de contracción luego del primer mes de secado.

Esta información se consigna en el Formato No. 218. De este inventario se obtiene


la siguiente información:

Longitud total (m): 253.56


Longitud total Cepas del guadual A (m): 47.91
Longitud total Basas del guadual A (m): 70.78
Longitud total Cepas del guadual B (m): 44.54
Longitud total Basas del guadual B (m): 91.97
Porcentaje de pérdidas guadual A (%): 21.10
Porcentaje de pérdidas guadual B (%): 32.45
Total útil guadual A (m): 80.57
Total útil guadual B (m): 102.57

En el Anexo No. 7 se puede apreciar la relación ente la altura de la planta y la


distancia de cañutos para los guaduales A y B;

3.4 SELECCIÓN Y CORTE DE LOS ELEMENTOS

Para cortar las secciones necesarias para los ensayos se tiene en cuenta las
siguientes características del elemento en sí:

• Diagrama de cada elemento disponible eliminando de cada uno las


secciones con rajaduras o con diámetros menores a los 8
18
Ver Anexo A.
29
centímetros, debido a que se deben ensayar probetas sanas
únicamente y que pertenezcan a la cepa o la basa de la guadua.
• Seleccionar probetas de las mismas longitudes de guaduas
diferentes, al tomar varias probetas de la misma longitud de un
mismo elemento se pueden obtener datos no representativos de la
resistencia.
• Tratar de mantener la misma cantidad de nudos en cada probeta,
para tratar de determinar si la cantidad de nudos incide directamente
en la resistencia de la guadua.
• La distancia entre los nudos de los extremos y los puntos de apoyo
menor a 15 centímetros, con el fin de que al ensayar cada sección
no se produzcan fallas por aplastamiento de los puntos de apoyo.
• Después de los nudos de los extremos cortar el material dejando una
parte del entre nudo después del punto de apoyo, para evitar que la
probeta se deforme en el apoyo y falle por aplastamiento.
• Identificación de las probetas así:

Guadual de procedencia
AoB Identificación del corte
realizado en cada planta.

Luz libre de la probeta (cm)


50 A 1* 1 C

No de guadua cortada 1 a 15.


*Pueden ser dos dígitos por ser Su presencia indica
el número del culmo extraído del que el corte fue
guadual realizado en la cepa.

Figura No 9. Identificación de Probetas

• Apuntar las dimensiones de las probetas en el Formato No. 319. (Ver


anexo). Las dimensiones medidas para cada probeta son las
siguientes:
i. Identificación de la probeta
ii. Longitud total
iii. Numero de Nudos
iv. Luz Libre
v. Diámetro mayor (2 mediciones)
vi. Diámetro menor (2 mediciones)
vii. Espesor mayor (4 mediciones)

19
Ver Anexo A.
30
viii. Espesor menor (4 mediciones)
ix. Estado de la probeta
x. Datos de carga y deflexión
xi. Y un dibujo de la probeta indicando las dimensiones y la
ubicación de los apoyos y de los puntos de aplicación de
carga.

Al realizar este proceso de selección y corte del material disponible se obtienen 51


probetas, así.

GUADUAL A GUADUAL B
Luz
Libre Cepas Basas Cepas Basas
50 2 0 2 4
100 2 1 2 2
150 3 0 3 5
200 3 2 3 2
250 2 1 2 2
300 3 2 2 1
TOTAL 15 6 14 16

Tabla No 3. Cantidad de probetas por Guadual de Nimaima

Para ver los datos de estas probetas con más detalle remítase al Anexo No. 5

Todas las probetas se llevan a ensayo sin ningún tipo de refuerzo.

Con el material proveniente de Armenia, el cual es comprado a un comerciante, la


metodología es diferente puesto que este no se identificó en el cultivo y tampoco
se realiza un inventario detallado a su llegada a Bogotá, el material está cortado
en longitudes de 4.0 metros y para realizar los cortes necesarios se tiene en
cuenta solamente si pertenece a la cepa o la basa de la planta y se corta la
probeta requerida; de esta forma se obtienen 120 probetas, así:

ARMENIA
Luz Cepas Basas
Libre
50 10 10
100 10 10
150 10 10
200 10 10
250 10 10
300 10 10
TOTAL 60 60

Tabla No 4. Cantidad de probetas de Armenia

31
De estas probetas, se utiliza la mitad para ensayarlas con el refuerzo que mejor se
comporta en los preensayos realizados.

3.5 DETERMINACIÓN DEL MODELO DE ENSAYO.

La máquina que se utiliza para realizar los ensayos es un Equipo de Prueba


Universal No. A-0102-KD3; marca AMSLER, tipo hidráulica, la cual tiene una
capacidad máxima de carga de 30 Toneladas, velocidad de deformación variable a
tensión y compresión, ubicada en el laboratorio de Ensayos Mecánicos del IEI.

Para ensayar las probetas se realiza el montaje mostrado en la fotografía No. 6,


en donde se puede apreciar los diferentes elementos que lo conforman, así:

1. Base de la máquina
2. Riel de soporte
3. Apoyos
4. Probeta
5. Elementos de aplicación de carga
6. Riel o platinas de carga
7. Dispositivo de carga de la máquina
8. Deformímetro
9. Manómetro Indicador de carga de la máquina.

Para cumplir con la idea de que se sometan las probetas como vigas simplemente
apoyadas a flexión pura se debe tener en cuenta que los extremos apoyados de
la viga no deben trasladarse perpendicularmente al eje longitudinal de esta y que
sí lo pueden hacer longitudinalmente, para esto se fabrican los apoyos mostrados
en las fotografías No. 8 y No 12, estos apoyos por su altura permiten medir la
deflexión de la probeta sin que esta choque contra el riel que la soporta y deben
resistir la carga aplicada a la probeta sin deformarse. Luego de realizar los
preensayos y los primeros ensayos, se nota que, la guadua se deforma y pierde
contacto con toda la superficie del apoyo, la concentración de esfuerzo sobre una
superficie tan corta y delgada produce aplastamiento en los extremos de la
probeta antes de que se produzca la falla por flexión, este inconveniente ya había
sido mencionado por Gómez y Rubio20, para solucionarlo se modificaron los
apoyos a los mostrados en la fotografía No. 12, los cuales mantienen la altura pero
se ajustan de mejor forma al riel de soporte y a la probeta. Los apoyos consisten
de dos platinas con un alma de madera de zapan, los cuales tienen forma circular
para aumentar la superficie de contacto entre la probeta y el apoyo y reducir de
esta manera el esfuerzo en el punto de apoyo. Después de haber ensayado las
primeras 51 probetas provenientes de Cundinamarca solamente fallaron por

20
GÓMEZ, Op. Cit.
32
aplastamiento en el punto de apoyo dos elementos, mejorando de esta forma el
modelo de ensayo.

El riel de soporte es de acero y tiene un perfil en I, este se apoya sobre la base de


la máquina y sobre él se colocan los apoyos de la probeta, los cuales se pueden
trasladar longitudinalmente sobre el riel.

Fotografía No 5. Elemento de aplicación de carga.

Los elementos de aplicación de carga son los mostrados en la Fotografía No. 5,


están fabricados en madera de zapan, y se pueden ajustar al diámetro de cada
probeta, con lo que se logra una aplicación de carga sobre una superficie de la
probeta más amplia, en los ensayos sin refuerzo se colocan sobre los nudos más
cercanos a los tercios medios de la probeta; en los ensayos con refuerzo en
mortero se pueden colocar en el tercio de la probeta.

33
Fotografía No 6. Montaje de riel de carga y probeta

Sobre los elementos de aplicación de carga se coloca una platina de 90


centímetros de larga con un peso de 25 Kg, la cual permite aplicar carga sobre
elementos cortos; para elementos largos se utiliza un riel de carga el cual tiene
una longitud de 1.20 metros y un peso de 40 Kilos.

Fotografía No 7. Medición de deformaciones con deformímetro.


34
Para medir las deformaciones de las probetas se utiliza un deformímetro de
vástago, con un recorrido de 30 milímetros y con una precisión de 10-2 milímetros,
como se muestra en la Fotografía No. 7.

Fotografía No 8. Elemento de apoyo y colocación de la probeta.

Para evitar la falla de la probeta por aplastamiento en los puntos donde se apoya,
se permite que después del punto de apoyo exista otro nudo, de esta forma la
distancia restante entre la luz libre requerida y la distancia entre los nudos
extremos se divide en dos y se dejan los puntos de apoyo equidistantes con
respecto al nudo de los extremos de la probeta.

3.6 ENSAYOS DE RESISTENCIA A LA COMPRESIÓN PERPENDICULAR


A LA FIBRA

Con el fin de determinar bajo qué carga y bajo qué condiciones de carga puntual
se debe reforzar un cañuto de guadua, se modelan tres tipos de ensayos de
compresión perpendicular a la fibra. Para estos ensayos se tiene en cuenta el
corte de la planta y la presencia de nudo. Como dato comparativo se evalúa la
resistencia a compresión perpendicular sobre un cañuto relleno con mortero.

La aplicación de la carga se contempla mediante tres tipos diferentes de formas


de aplicación de carga, la primera considera elementos de forma circular, los
cuales mantienen contacto con la probeta (Fotografía No. 9), en donde se aprecia
una sección de basa sin nudo, lista para someterla a carga; el confinamiento
35
producido por la forma de los elementos de aplicación de carga dificulta que esta
se deforme; como se muestra en la Fotografía No. 10.

Fotografía No 9. Elementos de forma Fotografía No 10. Deformación y falla en la


circular, los cuales mantienen contacto con la probeta; los elementos de aplicación de
probeta que es sometida a compresión carga limitan la deformación de la probeta.
perpendicular.

La segunda forma de aplicación de la carga considera un elemento circular en la


parte superior y uno de forma plana en la parte inferior. En la tercera forma de
aplicación de carga se utilizan apoyos planos arriba y debajo de la probeta.
Simulando cargas puntuales.

El cañuto relleno con mortero se ensaya con la tercera forma de aplicación de


carga, para evitar el daño del elemento de aplicación de carga y porque esta es la
condición más desfavorable en cuanto a la aplicación de carga.

En total se realizan 23 ensayos, con la primera forma de aplicación de carga se


ensayan 9 probetas, con la segunda 10 y con la tercera 3 probetas.

36
4. PREENSAYOS

Con el fin de apreciar el funcionamiento del montaje diseñado y mejorar su


comportamiento para evitar fallas y aumentar la facilidad de armado, medición de
deformaciones, deformaciones esperadas en las probetas y analizar cual de los
refuerzos utilizados en la actualidad se comporta mejor se realizan cinco
preensayos; para los cuales se toman probetas similares en cuanto a número de
nudos longitud y diámetros.

Probeta Longitud Luz No de Tipo de Carga Tipo de Falla


No. (m) Libre Nudos Refuerzo Máxima
(m) (Kg)
1 1.11 0.90 6 Sin 2950 Por eje neutro
2 1.29 0.90 4 Sin 2400 Aplastamiento de apoyo
3 1.10 0.90 5 Mortero 4000 Rasgamiento en nudo
4 1.20 0.90 4 Amillo 2350 Aplastamiento de nudos de
carga
5 1.05 0.90 4 Platinas 2300 A lo largo del eje neutro

Tabla No. 5. PREENSAYOS

Fotografía No. 11 Probeta rellena con mortero.

Con estos resultados se determina que el mejor refuerzo a utilizar es el mortero,


además de su fácil elaboración en campo y su bajo costo, presenta un altísimo
desempeño como refuerzo. Para rellenar los cañutos de las probetas con mortero,
a estos se les perforan agujeros de 1“ de diámetro, se refuerzan las probetas en

37
los entre nudos de apoyo y en los entre nudos que cubren los tercios medios de la
longitud de la probeta.

También se detecta la falla por el contacto entre la superficie plana del apoyo y la
probeta, para lo cual se modifican las formas de los apoyos, de planas a semi
circulares, aumentando la zona de contacto entre la probeta y el apoyo, así
también se garantiza que no hay posibilidad de que la probeta se desplace
lateralmente. Como se puede ver en la Fotografía No.12.

Fotografía No. 12 A la izquierda apoyo modificado semicircular y probeta con refuerzo en mortero,
a la derecha apoyo inicial plano y riel de apoyo a la máquina.

Las fallas que se presentan en la guadua no son súbitas, es decir que el elemento
no falla violentamente ni se rompe en pedazos, pero las deformaciones en la falla
son rápidas, lo cual puede ocasionar daños en el deformímetro, entonces las
lecturas de deflexión cuando se miden con el deformímetro no alcanzan la falla,
además como no se puede predecir un punto de falla con exactitud, puede ser que
la falla se presente bastante después de retirado el deformímetro. El punto de

38
falla en algunas ocasiones se puede predecir de acuerdo con el sonido que se
produce al rasgarse las fibras del elemento y en otras por el incremento de las
deformaciones con muy bajos incrementos de carga.

39
5. ANÁLISIS MATEMATICO

5.1 FLEXION

Para determinar las propiedades mecánicas de la guadua sometida a flexión se


modela un ensayo en el cual los extremos de las probetas pueden girar
libremente, pero no pueden trasladarse o moverse en dirección lateral (es decir,
transversalmente al eje). Así mismo, un extremo de la viga puede moverse
libremente en dirección axial o longitudinal. Los apoyos de una viga simple
generan reacciones verticales que actúan hacia arriba. Las cargas están aplicadas
en los tercios medios del elemento o muy cerca de ellos.

También se considera que la región central de la viga no debe estar sometida a


fuerza cortante, pero sí a un momento de flexión constante máximo. De esta
manera se logra llevar las probetas a la falla por flexión pura21.

P/2 P/2

a b c

Ra Rb

Figura 10. Modelo de los ensayos a flexión.

Al ser una viga estáticamente determinada sus reacciones se pueden calcular y de


acuerdo a la figura 10 son iguales a:

Px(b + 2c) Px(b + 2a )


Ra = Rb =
2 xL 2 xL

21
Para mayor información sobre Vigas Simples sometidas a flexión pura refiérase a Mecánica de Materiales de Timoshenko
S. P. Y Gere J. M.

40
Donde:

Ra y Rb: Son respectivamente las reacciones en los apoyos de la viga.


a, b y c : Características geométricas de las cargas.
L : luz libre entre apoyos.
Ra

Rb

Mmáx

Figura 11. Diagramas teóricos de fuerza cortante y momento flector suponiendo cargas en los
tercios medios.

La sección recta de la viga tiene un eje de simetría vertical, se supone que las
cargas aplicadas actúan en este plano y que la flexión de la viga también se
produce en este plano. La deformación de la sección recta de la viga debida a
cortante se tiene en cuenta más adelante.
Para una viga construida de material elástico con un diagrama lineal esfuerzo-
deformación, se tiene que:

σ = κEy 1

En donde σ es el esfuerzo normal a una sección transversal del elemento cuando


este se flexiona, k es la curvatura que se produce entre dos secciones rectas
adyacentes al flexionarse; y es la distancia al eje neutro y E es el Módulo de
Elasticidad del material.

La integral del momento de la fuerza elemental con respecto al eje neutro del
elemento debe ser igual al momento flexionante M, es decir que.

M = κEI 2

En donde M es el momento flexionante e I es el momento del área transversal con


respecto al eje z, es decir a su eje neutro. La ecuación 2 puede escribirse en la
forma

41
M
κ= 3
EI
que indica que la curvatura del eje longitudinal de la viga es directamente
proporcional al momento flexionante, M, e inversamente proporcional al producto
EI, que se llama rigidez flexional de la viga.

Combinando las ecuaciones 1 y 3 se obtiene la siguiente ecuación para los


esfuerzos normales en la viga:

My M
σ= = 4
I S

S recibe el nombre de Módulo de sección del área transversal.

Para el caso de una viga circular hueca de pared delgada se obtiene.

D1
M
2 32 MD1
σ= = 5
π ( D1 − D2 ) π ( D1 4 − D2 4 )
4 4

64

que relaciona el esfuerzo máximo con los diámetros mayor y menor del elemento
D1 y D2 consecutivamente, y se toman como el promedio de los diámetros
máximos medidos en los extremos del elemento (D1) y descontando de éste el
promedio de los espesores (D2).

Para algunos ensayos las distancias de aplicación de la carga son diferentes a L/3
(aplicar cargas donde hay nudos, cuando éstos no tenían refuerzo), esto genera
reacciones diferentes en los extremos y como los momentos producidos también
son diferentes, con el máximo se calcula el esfuerzo para cada aplicación de carga
y con la cargas últimas los esfuerzos últimos a flexión.

5.2 MODULOS DE ELASTICIDAD A FLEXION

El módulo de elasticidad a flexión se obtiene de forma indirecta a partir de los


ensayos de flexión estática de la siguiente manera:

Como primera aproximación, se asume que todas las deflexiones medidas en los
ensayos son debidas a flexión; según ésta suposición la ecuación de la elástica
desarrollada para el caso general de la Figura No. 10 queda reducida a:

42
∆=
⎡ (
P ⎢ (b + 2c ) a + 2
b 3 )
⎛b⎞ ⎡
3
+ ⎜ ⎟ + ⎢ L(b + 2c ) −
(b + c )3 − c3 ⎤ a + b ⎥
(

)
⎢ ⎥ 2 ⎥
6.
12 E f I L ⎝ 2 ⎠ ⎣⎢ L L ⎥⎦
⎢⎣ ⎥⎦
Que también se puede escribir como :
α
∆= 7.
Ef
Donde :

α=
⎡ (
P ⎢ (b + 2c ) a + 2
b )
3
⎛b⎞ ⎡
3
+ ⎜ ⎟ + ⎢ L(b + 2c ) −
(b + c )3 − c3 ⎤ a + b ⎥
(

)
⎢ ⎥ 2 ⎥
8.
12 I L ⎝ 2 ⎠ ⎢⎣ L L ⎥⎦
⎢⎣ ⎥⎦

El factor llamado α de las Ecuaciones 7 y 8 depende de las cargas aplicadas en


los ensayos P, de la geometría de la aplicación de cargas según la Figura No. 10 y
de la inercia I de la sección. Al analizar la ecuación 7 se encuentra una relación
directa en el rango elástico entre las deflexiones ∆ medidas para cada ensayo y el
factor α; dicha relación es igual al inverso del módulo de elasticidad aparente para
cada ensayo. Para no trabajar con el inverso, la ecuación 7 se puede expresar
como:

α = Ef ∆ 9

El módulo de elasticidad aparente Ef se calcula como la pendiente de la recta


dentro del rango elástico al trazar una gráfica entre la deflexión total en las
abscisas y el factor α en las ordenadas; se denomina aparente porque no tiene en
cuenta la corrección de deformaciones debidas a corte.

Para entender mejor el cálculo de los módulos de elasticidad a flexión aparentes Ef


en la Gráfica No. 1 se explica para un ensayo con luz libre 2m a flexión estática;
así en las abscisas aparecen las deformaciones ∆ y en el eje de las ordenadas el
factor α calculado según la Ecuación 8, De esta manera para el rango lineal
elástico22 y a partir del método de los mínimos cuadrados se puede ajustar la
ecuación de la recta más representativa, la pendiente de dicha recta representa el
módulo de elasticidad aparente presentado en dicho ensayo.

Es importante resaltar que en la Gráfica No. 1 se indican las unidades del factor α
en kg/cm y las deflexiones en cm con el fin de obtener el módulo de elasticidad
aparente en unidades de Kg/cm2; si se deseara obtener en otras unidades deben
tomarse los ajustes necesarios.

22
El módulo de Elasticidad se calcula con la carga reducida al 60% debido a que se considera adecuado este valor para
estar dentro del rango de deformaciones elásticas; es decir por debajo del límite de proporcionalidad. Además de prevenir
posibles fallas por desconocimiento del comportamiento del material entre otras características intrínsecas de este.

43
FACTOR α Vs DEFLEXION

1000000

900000

800000

700000
FACTOR α (Kg/cm)

600000

500000

400000

300000 Ef
α = Ef ∆ + α 0
200000
1,0
100000

0
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
DEFLEXION (cm)

Gráfica No. 1. Relación entre el factor α y la Deflexión en el rango elástico en un ensayo a flexión
típico.

Para calcular las deformaciones debidas a corte la aplicación del método de la


carga unitaria conlleva a determinar que la deflexión total tiene dos componentes
una debida a flexión y otra debida a corte. Es decir:

∆ = ∆( E ) + ∆(G ) 10

La aplicación del método de la carga unitaria supone resolver la estructura para


dos sistemas: uno real y otro virtual, el sistema real lo componen las cargas
aplicadas para el caso general de la viga simplemente apoyada de la Figura No 10
y el sistema virtual consiste en suponer una carga unitaria sobre la estructura
actuando en el punto donde se coloca el deformímetro de vástago (en b/2); dicho
desarrollo conduce a la siguiente expresión:

M R * mU V *v
∆=∫ dx + ∫ R U dx 11
EI GA′

Donde MR y mU corresponden a los momentos internos de la estructura real y


virtual; VR y vU representan los cortantes internos de las estructuras mencionadas;
E y G son los módulos de elasticidad a flexión y de rigidez a cortante; I el
momento de inercia de la sección transversal y A` el área modificada por cortante.
En teoría el desarrollo de estas integrales resuelven las deflexiones debidas a
flexión y a cortante. Su desarrollo para el caso general de la Figura No. 10
conlleva a las siguientes expresiones:

44
)( ) ( ) )( ) ( )
⎡ ⎛ a+b 3 b 2 ⎞ ⎛ c+b 3 b 2 ⎞⎤
⎛ (b + 2c ) 1 ⎞ a a + 2 ⎛ (2a + b ) 1 ⎞ c c + 2
∆( E ) =
P ⎢
LEI ⎢
(c + b
2


2 ⎜
⎝ 2L
− ⎟
2⎠
+ −
a3 ⎟
⎟ + a + (
b
2


2 ⎜
⎝ 2L
− ⎟
2⎠
+ −
c3 ⎟⎥

12 ⎟ ⎥
⎢⎣ ⎜ 3 4 12 ⎟ ⎜ 3 4
⎝ ⎠ ⎝ ⎠ ⎥⎦
Que se puede simplificar llamndo B la exp resión entre paréntesis :

∆( E ) =
P
[B] 12
LEI

∆ (G ) =
P ⎢

(
c + b ⎜⎜ ) (
⎛ (b + 2c ) a + b ) ⎞
( )

2 − b ⎟ + a + b ⎛⎜ (2a + b )c + b(b + 2c ) − b ⎞⎟⎥
LGKA ⎢ 2⎜ 2L 4 ⎟⎟ 2 ⎝ 2L 4L 4 ⎠⎥
⎣ ⎝ ⎠ ⎦
O también llamando C la exp resión entre paréntesis :

∆ (G ) =
P
[C ] 13
LGKA

Donde:

K = Es el factor de forma23 de la sección circular hueca, el cual incluye las


deformaciones que sufre la sección transversal de la viga debido a los
esfuerzos cortantes, en este caso K es igual a ½. También se define como
la relación entre el esfuerzo cortante promedio en la sección y el esfuerzo
cortante en el centroide de la sección transversal.

[B] y [C] = Factores definidos en las ecuaciones 12 y 13 según la geometría


de aplicación de las cargas (Figura No. 10 )

Así, para calcular las deflexiones por cortante es necesario determinar el módulo
de rigidez a cortante del material como se tratará más adelante, una vez halladas
las deflexiones por cortante se calculan las componentes debidas a flexión
restándolas de la deflexiones totales y con éstas se calcula el módulo de
elasticidad real a flexión del material.

5.3 MODULOS DE RIGIDEZ A CORTANTE

El Módulo de Rigidez (G) se determina aplicando la metodología recomendada


para maderas según la norma ASTM D 19824, debido a que la norma desarrolla
para el caso particular de una sección rectangular y con ensayos de carga puntual
aplicada en la mitad de la luz libre; aparecen a continuación los ajustes necesarios
considerando la distribución de cargas de los ensayos (Figura No. 10) y una
sección transversal circular hueca.

23
Capitulo 11, MECANICA DE MATERIALES, TIMOSHENKO S. P. y GERE J. M.
24
ESTÁNDAR METHODS OF STATIC TEST OF TIMBER IN STRUCTURAL SIZES. Designation D 198. Apéndice X4.

45
La deflexión elástica total según la distribución general de cargas y lo desarrollado
en las Ecuaciones 10, 12 y 13 es:

∆=
P
[B] + P [C ] 14
LEI LGKA

La relación entre la deflexión total y las constantes elásticas se simplifica al ignorar


la contribución por cortante, es decir el segundo término de la ecuación 14. Así el
módulo de elasticidad aparente Ef tiene en cuenta las deformaciones por corte,
luego:

∆=
P
[B ] 15
LE f I

Así, la deflexión total evaluada con el módulo de elasticidad aparente es igual a las
componentes de flexión y corte:

P
[B] = P [B] + P [C ] 16
LE f I LEI LGKA

En el caso de una sección transversal circular hueca con diámetros externo e


interno D1 y D2 definidos con anterioridad y simplificando resulta:

1 1 1 ( D12 + D22 ) [C ] 2
= + L 17
Ef E 16GK L2 [B]

La ecuación 17 puede simplificarse haciendo un cambio de variables con y = 1/Ef


y x = (D1 + D2)2/L2 ; resultando una relación de la forma y = mx + b, la pendiente
1 [C ] 2
de la recta que relaciona múltiples datos es igual a L .
16GK [B ]

Al representar gráficamente 1/Ef vs. (D1 + D2)2/L2, el módulo de rigidez a cortante


G, puede expresarse en términos de la pendiente de la línea que conecta múltiples
puntos, siendo K1 dicha pendiente se obtiene:

16 * ([A] [B ])
G= 18
L2 KK1

46
1/Ef

Y=K1+b

2 2 2
(D1 + D2 )/L

Gráfica No. 2. Determinación del módulo de Rigidez a cortante.

De esta manera se obtiene un Módulo de rigidez, de Elasticidad aparente y real


para cada probeta ensayada.

5.4 LIMITE DE EXCLUSIÓN DEL 5%

Los valores recomendados para cada uno de estos módulos se determina de


acuerdo con la metodología seguida por el Manual de Maderas del Grupo
Andino25, en donde se utiliza el valor del ensayo correspondiente al límite de
exclusión 0.05N para cada longitud como dato representativo, para cada longitud
en particular; N es el total de probetas ensayadas, las cuales se ordenan de forma
ascendente. De esta forma se obtiene una mejor representación de todos los
árboles de la especie, no sólo de los ensayados, como sería el caso de suponer
una distribución Normal y determinar probabilísticamente el percentil 5.

5.5 ESFUERZO DE TRABAJO A FLEXIÓN

El diseño de estructuras de madera se realiza por medio de métodos de esfuerzos


admisibles, para esto se determinan los esfuerzos últimos, los cuales se reducen
para obtener el esfuerzo admisible (fm) de la siguiente forma:

F.C. x F.T.
Esfuerzo Admisible = x Esfuerzo último 19
F.S. x F.D.C.
25
MANUAL DE DISEÑO PARA MADERAS DEL GRUPO ANDINO. Editado por la Junta del
Acuerdo de Cartagena. Lima – Perú, 1984.
47
Donde:

F.C. Factor de reducción por calidad. Es el cociente entre el MOR (Esfuerzo


máximo a flexión) de vigas y el MOR de probetas libres de defectos, los defectos
son los permitidos por la norma de clasificación visual del Manual de Diseño para
Maderas del Grupo Andino.

F.T. Factor de reducción por tamaño. En elementos de madera se observa una


reducción del esfuerzo de rotura en flexión a medida que se consideran secciones
de mayor tamaño. El tamaño también influye en los esfuerzos de rotura en
tracción paralela a las fibras y en menor grado en la resistencia a otros tipos de
solicitación.

F.S. Factor de servicio y seguridad. Como el diseño se efectúa para condiciones


de servicio, los esfuerzos últimos deben ser reducidos también a estas
condiciones por debajo del límite de proporcionalidad. El factor de seguridad debe
considerar incertidumbre respecto a:

• Conocimiento del material y su variabilidad.


• La confiabilidad de los ensayos para evaluar adecuadamente las
características resistentes del material.
• La presencia de defectos no detectados al momento de la
clasificación visual.
• El tipo de falla, frágil o dúctil, que puede presentarse al sobreesforzar
el material.
• La evaluación de las cargas aplicadas y la determinación de los
esfuerzos internos producidos por estas cargas en los elementos
estructurales.
• Dimensiones reales de los elementos con respecto a las supuestas
en el análisis y el diseño. Entre otras.

F.D.C. Factor de duración de carga. Los esfuerzos de rotura de la madera


disminuyen con la duración de la aplicación de la carga.

5.6 ESFUERZO DE TRABAJO A COMPRESION PERPENDICULAR A LA


FIBRA

También se calculan los valores para el esfuerzo máximo admisible para corte
paralelo (fv) y el esfuerzo máximo admisible para compresión perpendicular a la
fibra (fc∟) calculados en Kg/cm2. Para determinar el esfuerzo máximo admisible
para compresión perpendicular a la fibra (fc∟) se realizaron 23 ensayos de
compresión perpendicular al eje longitudinal de la guadua, para completar la
información que se refiere a la aplicación puntual de cargas sobre elementos que

48
se someten a flexión. Para esto se tiene en cuenta el tipo de guadua macana o
cebolla, la sección de procedencia de la probeta, cepa o basa y como dato
comparativo un ensayo en donde se utiliza un cañuto con refuerzo en mortero.

La aplicación de la carga se contempla mediante tres tipos diferentes de formas


de aplicar carga: La primera considera elementos de forma circular, la segunda
considera un elemento circular en la parte superior y uno de forma plana en la
parte inferior y la tercera considera los dos elementos de aplicación de carga
planos. Para estos ensayos no se realizan lecturas de deformación, únicamente se
toma carga máxima y forma de falla.

El esfuerzo de compresión promedio en la dirección perpendicular a las fibras


debe verificarse en los apoyos y en otros puntos donde hay cargas concentradas
en áreas pequeñas. Y se calcula como:

R
σ c⊥ = 20
ba

Donde R es la fuerza o reacción aplicada y b*a es el área de contacto o apoyo. El


Manual de Maderas del Grupo Andino recomienda que no se deben utilizar
sistemas de apoyo que introduzcan tracciones en la dirección perpendicular a las
fibras.

El área de contacto del apoyo “ba” se considera constante para todos los ensayos
y es igual a 35 cm2. (Area en contacto entre un dispositivo de carga semicircular y
la probeta ver fotografía No 5)

5.7 ESFUERZO DE TRABAJO A CORTANTE PARALELO A LA FIBRA

El esfuerzo por corte o cizallamiento se presenta cuando las piezas están


sometidas a flexión (corte por flexión). Los análisis teóricos de esfuerzos indican
que en un punto dado los esfuerzos de corte son iguales tanto longitudinalmente
como perpendicular al elemento; sin embargo en la guadua debido a su
orientación paralela de las fibras y a la ausencia de fibras tanto radiales como
tangenciales, hace que el material presente distinta resistencia al corte en estas
dos direcciones. La menor es aquella paralela a las fibras y depende de la
capacidad del cementante de las fibras para resistir este esfuerzo.

El esfuerzo de corte en una sección transversal de un elemento sometido a flexión


y a una cierta distancia del eje neutro puede obtenerse mediante la expresión:

49
τ =
VQ
21
bI
Donde:

V = Fuerza cortante en la sección


Q = Momento estático de la parte de la sección transversal por encima de
las fibras para las que τ se está determinando.
I = Momento de inercia de la sección transversal.
b = Ancho de la sección a la altura de las fibras en estudio.

Para el caso de una sección circular hueca con diámetros D1 y D2, el esfuerzo
cortante máximo se presenta a lo largo del eje neutro de la sección obteniendo:

4V ⎡ D12 + D12 D22 + D22 ⎤


τ máx = ⎢ ⎥ 22
3A ⎣ D12 − D22 ⎦

Si el elemento está apoyado en su parte inferior y cargado en su parte superior,


las reacciones introducen compresiones en la dirección perpendicular a las fibras.
En tal caso, excepto cuando se trate de voladizos, es suficiente verificar la
resistencia en secciones ubicadas a una distancia de los apoyos igual a la altura
del elemento, para el caso de la guadua, a una distancia igual al diámetro superior
cuando se trate de un solo elemento o a la altura de la viga cuando se unen varios
elementos para trabajar en conjunto.

50
6. RESULTADOS 26

Debido a que las estructuras de madera se diseñan por métodos de esfuerzos


admisibles, el siguiente análisis está dirigido a obtener los rangos de variación del
esfuerzo máximo, del esfuerzo en el límite proporcional, de la resistencia a corte
paralelo, de el esfuerzo máximo a compresión perpendicular, del módulo de
rigidez y del módulo de elasticidad, ya que estos factores intervienen en la
determinación de los esfuerzos de trabajo en elementos estructurales de madera.

Para obtener una mejor representación de todos los árboles de la especie se


utiliza la metodología propuesta en el Manual de Maderas de Grupo Andino27, la
cual consiste en asumir el valor del ensayo correspondiente al límite de exclusión
del 5% o 0.05N como dato representativo para cada longitud; en donde N es el
total de probetas ensayadas. De esta forma se espera que de toda la población
existente de guadua solamente el 5% tenga una resistencia menor a este valor28.

6.1 CLASIFICACION DE LAS FALLAS

Una de las razones por la cual se determina la necesidad de ensayar a diferentes


luces cortas y largas, es analizar cómo fallan las vigas cortas y observar la
diferencia con respecto a la falla que se presenta en las vigas largas, también
cómo se presenta la falla en aquellos elementos rellenos con mortero para
prevenir el aplastamiento; en general, para todos los ensayos de flexión de
Guadua Angustifolia, el material llega a la falla pero no colapsa. La clasificación de
las fallas se mencionan brevemente a continuación con sus características.

6.2.1. Falla CP

Corte paralelo a la fibra: Se presenta en la mayoría de probetas de luces cortas,


se presenta cuando el material alcanza la máxima resistencia a corte paralelo a la

26
NOTA ACLARATORIA: Las unidades utilizadas en el presente trabajo relacionan esfuerzos en
kg/cm2, para transformar a Sistema Internacional (MPa) se debe dividir entre 10.y para transformar
a kg/mm2 dividir entre 100.
27
Junta del Acuerdo de Cartagena. Op. cit. Pag. 7 - 6
28
En algunos países se utilizan valores menores para el límite de exclusión como el 2%, el valor de 5% es el usado en los
países pertenecientes al Grupo Andino y en los que tienen mayor tradición en el uso de maderas como material de
construcción.

51
fibra, la falla se caracteriza por presentarse a lo largo del eje neutro de las
probetas, zona donde los esfuerzos cortantes son mayores

6.2.2. Falla AP

Aplastamiento: Se presenta cuando las concentraciones de carga son tan grandes


que precipitan la falla de la sección transversal, ocurren cuando no se toman las
medidas preventivas para evitarlo (elementos sin canutos rellenos de mortero en
los puntos de aplicación de carga). Este tipo de fallas no se presenta en las
probetas reforzadas con Mortero.

6.2.3. Falla FC

Flexión – compresión: Se caracteriza porque el material falla en la zona de


compresión (fibras superiores) y en el tercio medio donde los momentos
flexionantes son los mayores; se presenta en elementos largos reforzados con
mortero.

6.2.4. Falla TN

Tracción sobre Nudo: se reconoce como un desprendimiento de las fibras


sometidas a tracción sobre un nudo que se encuentra cercano al tercio medio;
Este tipo de falla al igual que las siguientes es poco frecuente, razón por la cual la
discontinuidad de la presencia de los nudos no es un factor importante en las
fallas por tensión debidas a flexión.

6.2.5. Falla TR

Rajadura por Tracción: La falla sólo se presenta en un ensayo, es inducida sobre


las fibras inferiores (tracción) debido a la presencia de rajaduras por contracción
longitudinal por secado. No es recomendable utilizar culmos con presencia de
rajaduras en la construcción de elementos estructurales de guadua.

6.2.6. Falla D

Deformaciones : Aunque no es precisamente una falla del material, se presenta


cuando la flexibilidad de las probetas es tal que no se llega a la falla, sino que la
probeta se deforma tanto que alcanza a tocar el riel de montaje; sobrepasando la
altura máxima de los apoyos.

52
Las fotografías No 13 a 16 del Anexo E muestran estas clases de falla a excepción
de las TR y D que son las menos frecuentes; la Tabla No. 6 resume
cuantitativamente las fallas presentadas en los ensayos de todas las probetas con
refuerzo de Mortero realizadas en este estudio; en la Tabla No. 7. se hace un
resumen de las fallas presentadas en probetas sin Refuerzo de mortero.

CLASE DE FALLA
LUZ CP AP FC TN TR D
TOTAL % TOTAL % TOTAL % TOTAL % TOTAL % TOTAL %

0.50 8 100
1.00 11 92 1 8

1.50 9 90 1 10

2.00 5 50 5 50
2.50 4 36.4 7 63.6

3.00 4 40 5 50 1 10

TOTAL 41 19 1
TOTAL (%) 67 31.4 1.6

Tabla No 6. clase y cantidad de fallas ocurridas en las probetas con cañutos rellenos de mortero.

CLASE DE FALLA
LUZ CP AP FC TN TR D
TOTAL % TOTAL % TOTAL % TOTAL % TOTAL % TOTAL %

0.50 13 72.2 4 22.2 1 5.6


1.00 11 58 8 42

1.50 10 43.5 8 34.8 4 17.4 1 4.3


2.00 10 47.6 7 33.3 4 19.1
2.50 6 33.6 8 44.4 3 16.7 1 5.6
3.00 4 23.5 9 52.9 3 17.7 1 5.9

TOTAL 54 44 14 2 1 1
TOTAL
46.5 38.2 12 1.7 0.8 0.8
(%)

Tabla No 7. Clase y cantidad de fallas ocurridas en las probetas sin refuerzo de mortero

53
6.2 DETERMINACION DE LOS ESFUERZOS MÁXIMOS A FLEXION

Para determinar el esfuerzo máximo se utiliza la Ecuación No. 5, la cual relaciona


el esfuerzo máximo con el momento máximo generado por la carga máxima
aplicada con la inercia de la sección transversal de la probeta.

32MD1
σ= 5
π ( D14 − D2 4 )

Como en los ensayos que no se usa mortero como refuerzo no se aplican las
cargas en los tercios medios de la luz, entonces el momento generado por la
carga no es igual en los extremos del elemento, por esta razón se debe considerar
el momento máximo generado.

En la Ecuación No. 5, D1 es el promedio de los diámetros máximos del elemento y


D2 es el promedio de los diámetros menores del elemento o lo que es lo mismo el
resultado de restarle a D1 el promedio de los espesores de la probeta.

VARIACION DEL ESFUERZO DE ROTURA


LUZ LIBRE 0.5m
800

700
ESFUERZO DE ROTURA (kg/cm 2)

600

500

400

300

200
158
100

0
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27
No. DE ENSAYO

Gráfica No. 3. : Variación del esfuerzo máximo o MOR para probetas de 0.50 (m)

Las probetas de 0.50 mts de luz libre tienen valores del esfuerzo Máximo o MOR
que varían desde 157.6 hasta 725.1kg/cm2.

54
VARIACION DEL ESFUERZO DE ROTURA
LUZ LIBRE 1.0m
1000

900
ESFUERZO DE ROTURA (kg/cm 2)

800

700

600

500

400

300
259
200

100

0
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29
No. DE ENSAYO

Gráfica No. 4: Variación del esfuerzo máximo o MOR para probetas de 1.00 (m)

Las probetas de 1.00mts de luz libre tienen valores del esfuerzo Máximo o MOR
que varían desde 259.0 hasta 894.7kg/cm2.

Variación del Esfuerzo de Rotura


Probetas Luz Libre 1.50m

1600

1400

1200
Esfuerzo (kg/cm2)

1000

800

600

400

289
200

0
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31

No. Ensayo

Gráfica No 5: Variación del esfuerzo máximo o MOR para probetas de 1.50 (m)

Las probetas de 1.50mts de luz libre tienen valores del esfuerzo Máximo o MOR
que varían desde 289.2 hasta 1440.25kg/cm2.

55
Variación del Esfuerzo de Rotura
Probetas Luz Libre 2.00m

1000

900

800

700
Esfuerzo (kg/cm2)

600

500

400
361
300

200

100

0
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29

No. Ensayo

Gráfica No 6: Variación del esfuerzo máximo o MOR para probetas de 2.00 (m)

Las probetas de 2.00mts de luz libre tienen valores del esfuerzo Máximo o MOR
que varían desde 360.7 hasta 922.2kg/cm2.

Variación del Esfuerzo de Rotura


Probetas Luz Libre 2.50m

1200

1000
Esfuerzo (kg/cm2)

800

600

379
400

200

0
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27

No. Ensayo

Gráfica No 7 : Variación del esfuerzo máximo o MOR para probetas de 2.50 (m)

Las probetas de 2.50 mts de luz libre tienen valores del esfuerzo Máximo o MOR
que varían desde 379.25 hasta 1088.3kg/cm2.

56
Variación del Esfuerzo de Rotura
Probetas Luz Libre 3.00m

1400

1200

1000
Esfuerzo (kg/cm2)

800

600

419
400

200

0
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25

No. Ensayo

Gráfica No 8. Variación del esfuerzo máximo o MOR para probetas de 3.00 (m)

Las probetas de 3.00mts de luz libre tienen valores del esfuerzo Máximo o MOR
que varían desde 419 hasta 1287.5kg/cm2.

La Tabla No. 8 contiene los valores del límite de exclusión para el MOR.

Numero de PROMEDIO DESVIACION COEF. MOR 0,05N


LUZ (m)
Ensayos MOR (Kg/cm2) ESTANDAR DE VAR. (Kg/cm 2)
0.5 25 363.0 157.0 0.432 157.6
1.0 29 534.9 143.3 0.268 259.0
1.5 31 557.8 151.3 0.271 289.2
2.0 30 668.2 161.4 0.242 360.7
2.5 28 642.4 173.2 0.270 379.4
3.0 28 597.6 135.4 0.227 402.2

Tabla No 8. Módulo de rotura en el límite de exclusión.

57
MODULO DE ROTURA MOR

450

400

350
ESFUERZO (kg/cm2)

300

250

200

150

100

50

0
0.0 0.5 1.0 1.5 2.0 2.5 3.0 3.5
LUZ LIBRE

Gráfica No 9. : Variación del esfuerzo mínimo de rotura “MOR”

La regresión logarítmica para los datos de la Tabla No. 8 tiene un coeficiente de


correlación R2 igual a 0.9847, la ecuación para esta curva es:

σ = 142.79 Ln( Luz ) + 253.16 23

La regresión potencial tiene un coeficiente de correlación R2 igual a 0.9805, la


ecuación para esta curva es:

σ = 238.94 xLuz 0.5332 24

La recta que mejor se ajusta a los datos para MOR de la Tabla No. 8 es la
regresión Logarítmica.

6.3 DETERMINACION DE LOS ESFUERZOS DE TRABAJO A FLEXION

Las lecturas de máxima deflexión no se pueden leer en muchos casos


directamente de las curvas de esfuerzo contra deflexión (Anexo 4) debido a que
para evitar un posible daño del deformímetro este se retira cuando la probeta
empieza a desgarrarse o cuando no cabe entre la probeta y el riel de apoyo
debido a la deflexión de la probeta.

Como los esfuerzos de compresión o de tracción producidos por flexión, σm no


deben superar el esfuerzo admisible, fm. Se tiene que:

58
32 MD1
σ= ≤ fm 5
π ( D1 4 − D2 4 )

Para el diseño por esfuerzos admisibles se tiene que:

F.C. x F.T.
Esfuerzo Admisible = x Esfuerzo último 19
F.S. x F.D.C.

La ecuación 19 propuesta por el Manual para Diseño de Maderas del Grupo


Andino, estima a partir del esfuerzo último de una probeta pequeña libre de
defectos, el esfuerzo de trabajo o esfuerzo admisible de una viga a escala natural.
Por esta razón, los factores de reducción de esfuerzo debidos a la calidad (F.C.) y
al tamaño (F.T.) de los elementos rollizos de guadua, están incluidos en el valor
del esfuerzo último obtenido en los ensayos, razón por la cual se adoptó un valor
igual a uno tanto para el factor F.T y F. C.

El factor de reducción por calidad se tuvo en cuenta al seleccionar elementos con


defectos permitidos por la norma de clasificación visual, propuesta por el Manual
de Diseño para Maderas del Grupo Andino y además que no presentaran ataque
de insectos xilófagos o rajaduras por contracción longitudinal (F.C.=1.0).

El factor de reducción por tamaño se tuvo en cuenta al ensayar vigas a escala


natural, con distintos diámetros y espesores de pared. (F.T.=1.0).

F.D.C. factor de duración de carga: El modelo de ensayo utilizado en esta tesis es


muy corto en el tiempo y no se puede determinar la variación de la resistencia de
la guadua con el incremento del tiempo, el Manual de Maderas del Grupo Andino29
recomienda para las maderas que en él se estudian, un valor para el factor de
reducción por duración de carga igual a 1.15. En ésta investigación se toma el
valor de éste factor igual a 1.15.

La determinación de estos factores de reducción de esfuerzos puede ser tema


complementario para otra investigación.

Por último, para determinar el valor del factor de reducción por servicio y
seguridad (F.S.) se determinan los esfuerzos máximos y los esfuerzos en el límite
proporcional para cada elemento que se ensaya, los valores de los esfuerzos en el
límite proporcional se obtienen de las curvas esfuerzo – deflexión, esto lo hace un
poco subjetivo en algunos casos.

La relación entre el esfuerzo máximo y el esfuerzo en el límite proporcional para


cada ensayo arroja un valor para el factor de seguridad, la Gráfica No. 10, muestra
la distribución de frecuencias para los 170 datos de F.S. que se pueden obtener
en total y que varían desde 1.10 hasta 2.77.

29
Junta del Acuerdo de Cartagena. Op. Cit Pag.7-8.
59
En ella se puede apreciar que de acuerdo con los resultados obtenidos, es más
probable obtener un valor para el factor de seguridad para todas las longitudes
menor a 1.95, puesto que entre 1.10 y 1.95 se encuentra el 95% de los datos, los
cuales tienen una mediana de 1.38 y un promedio de 1.41. con estos datos se
calcula la probabilidad de excedencia del 5% igual a 1.80; valor propuesto para el
factor de seguridad y servicio.

DISTRIBUCION DE FRECUENCIAS PARA


EL FACTOR DE SEGURIDAD F.S.

35

30

25
FRECUENCIA

20

15

10

0
1.19 1.29 1.39 1.49 1.59 1.69 1.79 1.89 1.99
1.10 1.20 1.30 1.40 1.50 1.60 1.70 1.80 1.90

INTERVALOS PARA F.S.

Gráfica No 10. Distribución de frecuencias para el factor de seguridad.

VARIACION DEL FACTOR DE SEGURIDAD

3.0

2.5

2.0
F. S.

1.5

1.0

0.5

0.0
0 25 50 75 100 125 150 175 200

No. DE ENSAYO

Gráfica No. 11. Variación del factor de seguridad.

Para determinar el valor del Factor de Reducción por Calidad (F.C.) y el factor de
reducción por tamaño (F.T.) se deben obtener probetas con secciones estándar,
(probetas talladas de sección rectangular y libres de defectos conocidas en la
60
literatura como latas) y comparar su resistencia a flexión con la resistencia
obtenida en elementos rollizos de diferentes luces libres; sin embargo como no
hay similitud entre los dos tipos de secciones (circular hueca y rectangular) sería
posible no llegar a un factor sino a unas correlaciones entre los ensayos de latas
y elementos largos rollizos de guadua; este tema sería importante de plantear en
una futura investigación.

Así la ecuación 19 queda simplificada a:

1.0 x1.0
Esfuerzo admisible = xesfuerzo último 25
1.8 x1.15

Con los valores determinados para los factores de reducción de carga utilizados
en la ecuación 25, se obtienen los siguientes esfuerzos admisibles a flexión o de
trabajo “fm”.

Numero de MOR 0,05N fm 0,05N


LUZ (m)
Ensayos (Kg/cm 2) (Kg/cm 2)
0.5 25 157.6 76.1
1.0 29 259.0 125.1
1.5 31 289.2 139.7
2.0 30 360.7 174.2
2.5 28 379.4 183.3
3.0 28 402.2 194.3

Tabla No. 9 Esfuerzos Admisibles a Flexión

Al diseñar elementos se puede utilizar la siguiente ecuación que relaciona el


esfuerzo a aplicar con el esfuerzo máximo admisible, con la inercia de la sección y
con el radio promedio de la misma.

M M
σ= c= < fm 26
I Z

Z representa el modulo de sección.

Las regresiones para los valores de MOR y fm son:

fm = 66.42 Ln( Luz ) + 121.99 27

Coeficiente de Coeficiente de σ ≈ a1 * ln( L) + σ 0


Relaciones
Correlación Regresión σ o (Kg / cm2) a1
MOR0.05N Vs(L) 0.993158297 11.984267 252.52 137.57
fm0.05N Vs(L) 0.993158297 5.7895009 121.99 66.46

Tabla No 10. Parámetros de las relaciones de la forma logaritmo natural σ ≈ a1 * ln( L) + σ 0 para
esfuerzos mínimos a flexión vs. luz libre

61
fm = 115.25 Luz 0.5205 28

Relaciones Coeficiente de Coeficiente de σ ≈ σ o * La


1

Correlación Regresión
σ o (Kg / cm2) a1
MOR0.05N Vs(L) 0.987304832 0.051105864 238.94 0.5205
fm0.05N Vs(L) 0.987304832 0.051105864 115.25 0.5205

Tabla No. 11. : Parámetros de las relaciones potenciales σ ≈ σ o * L( a ) para esfuerzos mínimos a
1

flexión vs. luz libre

Donde:

a1 : Pendiente del modelo


σ0: Intercepto del modelo
Coef. de Correl: Coeficiente de correlación
Coef. de Reg. : Coeficiente de regresión o error de la estima

La recta que mejor se ajusta a los datos del esfuerzo de trabajo “fm” mostrados en
la Tabla No. 10 es la regresión Logarítmica.

ESFUERZO ADMISIBLE A FLEXION

450
MOR 0.05N (Esfuerzo de Rotura)
400
fm 0.05N (Esfuerzo admisible a Flexión)
ESFUERZO A FLEXION (Kg/cm)*

350
2

y = 137.58Ln(x) + 252.52
R2 = 0.9864
300

250

200

150
y = 66.462Ln(x) + 121.99
100 R2 = 0.9864

50

0
0.0 0.5 1.0 1.5 2.0 2.5 3.0 3.5
LUZ LIBRE (metros)

Gráfica No 12. Regresión logarítmica para los esfuerzos de trabajo fm

62
6.4 DETERMINACION DE LOS MODULOS DE RIGIDEZ G

Para la determinación de éstos módulos se siguieron las consideraciones


descritas en el capítulo 5, que se basan en la propuesta para maderas según la
norma ASTM D – 198 a partir de gráficos que relacionan el módulo de elasticidad
aparente Ef y la relación (D12 + D22)/L2.

El criterio utilizado para trazar dichos gráficos se describe a continuación:

Debido a que los módulos de elasticidad aparentes para cada luz de ensayos
presentan un amplio rango de variación entre máximos y mínimos, es necesario
ordenarlos de menor a mayor. Así, por ejemplo el grupo conformado por los
mínimos módulos de elasticidad aparentes en todas las luces representan el
conjunto de observaciones que presentan el mismo límite de exclusión mínimo y
para las cuales se calcula el módulo de rigidez a cortante. De la misma manera se
ordenan grupos con el mismo límite de exclusión y mediante graficas se obtienen
las relaciones Ef vs (D12+D22)/L2 (cada una representa un límite de exclusión
diferente para el Módulo de elasticidad aparente).

En total se utilizan 26 grupos conformados por 6 observaciones cada uno, los


cuales aparecen en forma detallada en el Anexo C. El grupo 27 está conformado
de 16 observaciones y corresponde a los máximos resultados obtenidos para
módulo de elasticidad aparente y para los cuales no hay observaciones de
probetas cortas (0.5m). Para cada grupo se evalúa K1 resultados que aparecen en
la respectiva columna y aplicando la ecuación (20) se obtiene el módulo de rigidez
para cada ensayo (evaluado en la respectiva columna); En la Gráfica No. 13
aparecen las líneas de tendencia para los 27 grupos mencionados.

16 * ([A] [B ])
G= 18 (capítulo 5).
L2 KK1

En la Tabla No. 12 se resumen los resultados organizados según la luz libre para
el módulo de rigidez a cortante (G). Consecutivamente en la Gráfica No. 14 se
presentan todos los módulos organizados de menor a mayor para cada luz libre.
Numero de PROMEDIO DESVIACION COEF. G min (0,05N) G prom.(0,5N) G máx.
LUZ (m)
Ensayos G (Kg/cm 2) ESTANDAR DE VAR. (Kg/cm 2) (Kg/cm 2) (Kg/cm 2)

0,50 26 5836 2679 0,45903 2640 5298 12271


1,00 29 6607 2931 0,44365 2724 6194 14965
1,50 31 6572 2822 0,42935 2671 6182 13863
2,00 30 6570 2860 0,43531 2766 6110 13863
2,50 28 6505 2911 0,44745 2880 5813 13568
3,00 28 6360 2894 0,45501 2744 5658 13863

Tabla No. 12. Módulos de rigidez a cortante según la luz libre.

63
DETERMINACION DE MODULO CORTANTE G

1.60E-04

INVERSO DE MODULO DE ELASTICIDAD APARENTE ( 1/Ef )

1.40E-04

1.20E-04

1.00E-04

8.00E-05

6.00E-05

4.00E-05

2.00E-05

0.00E+00
0.00000 0.02000 0.04000 0.06000 0.08000 0.10000 0.12000 0.14000 0.16000

FACTOR
(
D12 + D22 )
L2

GRAFICA No. 13 Determinación del módulo de rigidez a cortante.

64
DISTRIBUCION DE MODULOS DE RIGIDEZ A CORTANTE ( G )

16000
MODULO DE RIGIDEZ A CORTANTE G

14000

12000

10000
(Kg/cm 2)

1.00m
8000
1.50m

6000 2.00m

2.50m
4000
3.00m
2000
0.50m

0
1 6 11 16 21 26 31 36
NUMERO DE ENSAYOS

Gráfica No 14. Variación de los módulos de rigidez a cortante (G) según la luz libre.

Se puede apreciar cómo el valor del módulo de rigidez presenta valores similares
en el mismo número de ensayo para diferentes luces libres, esta condición cambia
cuando se supera el ensayo número 16, para presentar variaciones grandes para
el mismo número de ensayo.

De esta forma se calculan 172 módulos de rigidez; para facilitar el análisis de


éstos resultados y obtener relaciones entre E/G y L/D, se establecen intervalos
que abarcan un rango entre 3.235 y 40.136, los cuales son los valores mínimos y
máximos de la relación L/D presentados en todos los ensayos. Los intervalos de
L/D tuvieron un tamaño igual a 0.99, a partir de 3.00 hasta 27.99, en razón de que
la mayor parte de los ensayos estaban dentro de dicho intervalo; de ahí en
adelante el tamaño de los intervalos se amplió de la forma como se muestra en la
Tabla No. 13, donde aparecen los intervalos, al igual que el número de ensayos
por intervalo y los valores promedio de las relaciones L/D y E/G.

65
No. No Intervalo de L/D Promedio Promedio No. No Intervalo de L/D Promedio Promedio
Cl. Ens. L/D E/G Cl. Ens. L/D E/G
1 3 3,00 - 3,99 3,547 3,681 16 11 18,00 - 18,99 18,349 32,398
2 14 4,00 - 4,99 4,355 4,231 17 5 19,00 - 19,99 19,343 28,002
3 3 5,00 - 5,99 5,734 5,615 18 6 20,00 - 20,99 20,521 21,933
4 6 6,00 - 6,99 6,423 7,565 19 6 21,00 - 21,99 21,416 26,025
5 3 7,00 - 7,99 7,555 16,505 20 7 22,00 - 22,99 22,440 25,046
6 7 8,00 - 8,99 8,637 15,906 21 3 23,00 - 23,99 23,405 25,438
7 7 9,00 - 9,99 9,336 14,235 22 5 24,00 - 24,99 24,450 29,548
8 4 10,00 - 10,99 10,207 16,141 23 7 25,00 - 25,99 25,392 30,240
9 3 11,00 - 11,99 11,398 13,652 24 3 26,00 - 26,99 26,600 23,366
10 11 12,00 - 12,99 12,518 16,534 25 6 27,00 - 27,99 27,528 31,386
11 7 13,00 - 13,99 13,517 27,149 26 8 28,00 - 29,99 28,750 26,911
12 8 14,00 - 14,99 14,383 19,304 27 3 30,00 - 30,99 30,192 25,716
13 2 15,00 - 15,99 15,332 30,566 28 3 31,00 - 31,99 31,473 40,191
14 8 16,00 - 16,99 16,633 21,627 29 8 32,00 - 41,00 35,738 28,933
15 5 17,00 - 17,99 17,484 34,631

Tabla No 13. Resultados promedio de la relación E/G con base en la relación L/D.

En la Gráfica No. 15, aparecen las parejas conformadas por los promedios de la
relación L/D en las abscisas y los promedios de E/G en las ordenadas; Ambas en
escala logarítmica y tomadas de los resultados de la Tabla No. 13. Como puede
apreciarse presenta una tendencia creciente y el ajuste por el método de los
mínimos cuadrados para la forma potencial resultó la siguiente ecuación:

E/G = 1.6731*(L/D)0 .9003 29

los coeficientes de correlación y de regresión para este modelo fueron


respectivamente:

r = 0.900366820
Sxy = 0.118803605

RELACIONES L/D Vs E/G


100
RELACION E/G

E/G = 1,6731(L/D)0,9003
10 R = 0,9003

1
1 10 100
RELACION L/D

Gráfica No. 15: Relación entre las relaciones L/D y E/G

66
6.5 DETERMINACION DE LOS MODULOS DE ELASTICIDAD (E) EN
FUNCION DE LA LUZ LIBRE (L)

De acuerdo con lo explicado en el Capitulo 5 se calcula el valor mínimo y el valor


promedio para los Módulos de Elasticidad, Emín y Ep respectivamente (Ver Anexo
F), para cada luz libre ensayada desde 0.5m hasta 3.00m; estos resultados
aparecen en la Tabla No. 14.
Numero de PROMEDIO DESVIACION COEF. E min (0,05N) E prom. (0,5N)
LUZ (m)
Ensayos E (Kg/cm2) ESTANDAR DE VAR. (Kg/cm2) (Kg/cm2)
0.5 26 29943 16937 0.566 9289 22052
1.0 29 90063 30020 0.333 36785 89765
1.5 31 121541 28565 0.235 59089 119101
2.0 30 157957 32840 0.208 85189 161351
2.5 28 151589 40071 0.264 70095 150530
3.0 28 156962 30682 0.195 94691 152098

Tabla No. 14: Variación de los Módulos de Elasticidad Mínimos y Promedio en Función de la Luz
Libre.

MODULOS DE ELASTICIDAD A FLEXION


180000

160000
MODULO DE ELASTICIDAD (Kg/cm2)

y = 77229Ln(x) + 84663
140000
R 2 = 0.9303
120000

100000 Emín = 46260Ln( L ) + 40529


R2 = 0,9309
80000

60000
E min (0,05N)
40000 E prom. (0,5N)

20000

0
0.0 0.5 1.0 1.5 2.0 2.5 3.0 3.5

LUZ (m)

Gráfica No 16. Variación de los módulos de elasticidad mínimos y promedio en función de la luz
libre.

La carga máxima para la que se determina el valor de E en cada ensayo es el


60% de la carga de falla; con esta suposición se considera que se está en la zona

67
de elasticidad de la curva de esfuerzo deflexión del material. Además los módulos
de elasticidad no están afectados por factores de seguridad como ocurre en el
caso de los esfuerzos, las condiciones de seguridad están implícitas en la
limitación de las deformaciones.

De manera análoga al caso de los esfuerzos a flexión mínimos, se desarrollaron


para los módulos de elasticidad mínimos y promedio los ajustes por medio de
relaciones exponenciales, potenciales y logarítmicas que relacionan las variables
en estudio en función de la luz libre ( L ). Estos resultados al igual que sus
coeficientes de correlación y regresión se resumen en las Tablas No. 15 a No. 17;
consecutivamente en las Gráficas No. 16 a 18 aparecen en forma gráfica los
ajustes necesarios para desarrollar los modelos descritos.

Coeficiente de Coeficiente de E ≈ E o * 10 (a1*L )


Relaciones
Correlación Regresión (
E o Kg / cm 2 ) a1
Emín vs. (L) 0,859091296 0,215071993 11808 0.3452
Epromedio vs. (L) 0,808344415 0,615687516 30910 0.2856
Tabla No 15. Parámetros de las relaciones exponenciales de la forma E ≈ E o * 10 (a1 *L ) para
módulos de elasticidad mínimos y promedio a flexión en función de la luz libre (L).

Coeficiente de Coeficiente de E ≈ E o * ( L) a1
Relaciones
Correlación Regresión (
E o Kg / cm 2 ) a1
Emín vs. (L) 0,956118594 0,123112585 28674 1.2487
Epromedio vs. (L) 0,928553951 0,137179948 63555 1.0665

Tabla No 16. Parámetros de las relaciones potenciales de la forma


E ≈ E o * ( L ) a1 para módulos de
elasticidad mínimos y promedio a flexión en función de la luz libre (L).

Coeficiente de Coeficiente de E ≈ a1 * ln( L ) + E 0


Relaciones
Correlación Regresión (
E o Kg / cm 2 ) a1
Emín Vs (L) 0,964817374 9339,478366 40529 46260
Epromedio Vs (L) 0,96450361 15664,90991 84663 77229

Tabla No 17. Parámetros de las relaciones logaritmo natural de la forma E ≈ a1 * ln( L ) + E 0 para
módulos de elasticidad mínimos y promedio a flexión en función de la luz libre (L).

68
LOG ( MODULOS DE ELASTICIDAD A FLEXION ) vs LUZ
6,00

5,50
LOG (MODULO DE ELASTICIDAD

y = 0,2856x + 4,4901
R2 = 0,6534

5,00
(Kg/cm2)*)

y = 0,3452x + 4,0722
R2 = 0,738
4,50

4,00 E mínimo

E promedio

3,50

3,00
0,0 0,5 1,0 1,5 2,0 2,5 3,0 3,5
LUZ (m)

Gráfica No 17. Líneas de tendencia de la forma exponencial que relacionan módulos de


elasticidad mínimos y promedio a flexión en función de la luz libre (L).

MODULOS DE ELASTICIDAD A FLEXION vs LUZ

1000000
MODULO DE ELASTICIDAD (Kg/cm2)*

E promedio = 63555(L)1,0665
100000 R2 = 0,8622

E min = 28674(L)1,2487
R2 = 0,9142

10000
E min (0,05N)
E prom. (0,5N)

1000
0,1 1,0 10,0
LUZ (m)

Gráfica No 18: Líneas de tendencia para el modelo potencial que relacionan los módulos de
elasticidad mínimos y promedio a flexión en función de la luz libre (L).

69
MODULOS DE ELASTICIDAD A FLEXION vs LUZ
180000

160000
MODULO DE ELASTICIDAD (Kg/cm2)*

140000

120000 E promedio = 77229Ln(L) + 84663


R 2 = 0,9303
100000

80000
E mín (0.05N)
60000
E prom. (0,5N)
E mín = 46260Ln(L) + 40529
40000 R 2 = 0,9309

20000

0
0,1 1,0 10,0
LUZ (m)

Gráfica No 19.: Líneas de tendencia para el modelo logaritmo natural que relacionan los módulos
de elasticidad mínimos y promedio a flexión en función de la luz libre (L).

6.6 RESISTENCIA AL CORTE PARALELO A LA FIBRA ( Fv )

Los esfuerzos máximos de corte paralelo a la fibra se calculan utilizando las


suposiciones descritas en el Capítulo 5 expresadas en la Ecuación No. 16; Se
evalúan los esfuerzos cortantes máximos en el eje neutro de la sección y dichos
resultados aparecen en las Tablas No 37 a 42 del Anexo C.

A continuación en la Tabla No. 18 se resumen los resultados para el límite de


exclusión de la resistencia al corte paralelo a la fibra; discriminados según la luz
libre de los ensayos. En la Gráfica No. 19 aparecen además de los esfuerzos
últimos a corte; los admisibles, obtenidos aplicando un factor de reducción por
seguridad de 4.030 que es el recomendado para maderas en el caso de esfuerzos
admisibles a corte paralelo a la fibra (Fv).

Aunque se observa una tendencia decreciente para todos los casos a medida que
aumenta la luz libre, es importante anotar que las fallas por resistencia a cortante
se presentan en su mayoría para elementos cortos, en elementos largos se
presenta una mayor incidencia de los momentos flexionantes en la falla y una
disminución del corte calculándose así un esfuerzo cortante que resiste la sección
30
Incluye factor por concentración de esfuerzos igual a 2 recomendado en el MANUAL DE
MADERAS DEL GRUPO ANDINO
70
y que no es causa de falla en los ensayos de luces largas; de lo anterior se puede
deducir que para un posterior análisis se recomienda utilizar los ensayos de luces
más cortas (0.5 m) para recomendar esfuerzos últimos y admisibles de cortante
paralelo a la fibra.

Num ero de τ 0,05N PROMEDIO fv (max. admisible) DESVIACION COEF.


LUZ Ensayos (Kg/cm 2) 2
τ (Kg/cm ) (Kg/cm 2) ESTANDAR DE VAR.
0,5 25 47,08 81,75 13,08 24,07 0,2944
1 29 46,92 71,78 13,03 15,82 0,2204
1,5 31 30,03 47,11 8,34 11,78 0,2500
2 30 26,27 42,03 7,30 10,45 0,2487
2,5 28 15,33 32,88 4,26 9,69 0,2947
3 28 14,11 25,63 3,92 6,41 0,2500

Tabla No. 18: Variación de los esfuerzos de cortante paralelo a la fibra en función de la luz libre.

ESFUERZO A CORTE PARALELO Vs LUZ

60,00
ESFUERZO A CORTE PARALELO (Kg/cm2)

50,00

MOR 0.05N (Esfuerzo de Rotura a Corte Paralelo)


40,00
fv (Esfuerzo Cortante admisible paralelo a la fibra)

30,00

20,00

10,00

0,00
0 0,5 1 1,5 2 2,5 3 3,5
LUZ LIBRE (metros)

Gráfica No. 20: Esfuerzos máximos y admisibles a corte paralelo a la fibra vs. luz libre.

6.7 RESISTENCIA A LA COMPRESIÓN PERPENDICULAR

Los resultados para este tipo de ensayo se pueden apreciar en la Tabla No 36 del
Anexo C, en donde se discriminan los resultados según la forma de aplicación de
carga, características geométricas, corte en la planta y presencia de nudo.
Adicionalmente se hace una descripción del estado de la probeta y del tipo de falla
que se presenta.

71
Con confinamiento circular para la aplicación de carga se logran resistencias
promedio de 10.04 kg/cm2 para elementos sin nudo y de 15.96 kg/cm2 para
elementos con nudo.

Para la aplicación de carga semicircular y plana se obtienen resistencias promedio


de 38.1 kg/cm2 para elementos con nudo y de 16.9 kg/cm2 para elementos sin
nudo.

Utilizando dos elementos de aplicación de carga planos, la carga de rotura que se


alcanza en promedio es de 523 kg. para elementos con nudo.

El cañuto en el cual se utiliza mortero como refuerzo alcanza una carga de rotura
igual a 7600kg, esta probeta es una cepa proveniente de Armenia.

6.8 RELACIONES ENTRE EL ESFUERZO EN EL LIMITE


PROPORCIONAL (fm), EL ESFUERZO MÁXIMO (MOR) Y EL MODULO
DE ELASTICIDAD (E) A FLEXION, EN FUNCION DE EL CONTENIDO DE
HUMEDAD (CH).

Con el fin de analizar la influencia de la humedad en las propiedades mecánicas a


flexión estudiadas, se organizan para cada luz libre de ensayos distribuciones de
frecuencias en rangos según la variación del contenido de humedad, para las 110
probetas que tienen origen en Armenia..

A manera de ejemplo, a continuación se menciona la distribución de frecuencias


organizada para los ensayos realizados con una luz libre de 2.50m; los intervalos
de contenido de humedad abarcaron un rango entre el 16.98% y el 80.70.%, los
cuales corresponden a los valores mínimo y máximo respectivamente. Para los
intervalos de humedad se determina un tamaño igual a 4.99%, a partir del 15.00%
hasta el 24.99%, de ahí en adelante el tamaño de los intervalos se amplió como se
muestra en la Tabla No. 22, donde aparecen los intervalos, al igual que el número
de ensayos y los valores promedio de MOR, fm y E. En dicha también aparecen
las distribuciones de frecuencias para las demás luces en estudio.

En las Gráficas No. 21 a No. 23 aparecen las parejas conformadas por los
promedios del contenido de humedad en las abscisas, contra el promedio de cada
una de las propiedades mecánicas analizadas en las ordenadas, para una luz libre
de 2.50m; tomadas de la Tabla No. 22.

Para el caso de luces libres de 2.50m se observa una tendencia inversamente


proporcional entre la humedad y cada una de estas propiedades, dicho
comportamiento no se presentó para todos los demás grupos de ensayos.
Además, las correlaciones de los modelos no se ajustan de manera aceptable en
todas las longitudes para predecir un comportamiento entre la humedad y las

72
propiedades mecánicas a flexión evaluadas en esta investigación; los coeficientes
de correlación y de regresión como el ajuste de los modelos en función del
contenido de humedad y para cada luz libre de ensayos se encuentran resumidos
en las Tabla No. 19 a No. 21.

Luz Coeficiente de Coeficiente de E ≈ a1 * (CH %) + E 0


Libre (m) Correlación Regresión (
E o Kg / cm 2 ) a1
0.50 -0,08918799 16919 41468 -114,978
1.00 0,69445635 8174 79331 389,088
1.50 -0,11081998 94686 197895 -447,969
2.00 -0,33575772 22317 177367 -572,533
2.50 -0,90141207 25189 246572 -1968,842
3.00 -0,29625934 64330 240627 -1228,421
Tabla No. 19. Parámetros de las relaciones lineales de la forma E ≈ a1 * (CH %) + E 0 para
módulos de elasticidad a flexión en función del contenido de humedad (CH %) presentadas en la
guadua angustifolia origen Armenia.

Luz Coeficiente de Coeficiente de MOR ≈ a1 * (CH %) + MOR0


Libre (m) Correlación Regresión (
MORo Kg / cm 2 a1 )
0.50 0,29944756 88 352 2,090
1.00 0,03204007 96 555 0,151
1.50 0,31188315 159 557 2,215
2.00 -0,61953111 87 888 -4,930
2.50 -0,95311046 53 829 -6,254
3.00 0,31922295 155 512 3,209
Tabla No. 20. Parámetros de las relaciones lineales de la forma MOR ≈ a1 * (CH %) + MOR 0 para
esfuerzo máximo a flexión en función del contenido de humedad (CH %) presentadas en la guadua
angustifolia origen Armenia.

Luz Coeficiente de Coeficiente de Fm ≈ a1 * (CH %) + Fm0


Libre (m) Correlación Regresión (
Fmo Kg / cm 2 )a1
0.50 0,38713211 62 217 1,961
1.00 0,10822784 57 381 0,304
1.50 0,56546783 82 382 2,381
2.00 -0,6866357 72 667 -4,916
2.50 -0,95372546 47 675 -5,638
3.00 0,10505143 139 453 0,906

Tabla No 21. Parámetros de las relaciones lineales de la forma Fm ≈ a1 * (CH %) + Fm 0 para el


esfuerzo a flexión en el límite proporcional en función del contenido de humedad (CH %)
presentadas en la guadua angustifolia origen Armenia.

73
260000
MODULO DE ELASTICIDAD A
FLEXION E(Kg/cm2) 210000

160000
2
E (Kg/cm ) = -1968,8*(CH %) + 246572
110000
R = 0,9013

60000

10000
0,00 10,00 20,00 30,00 40,00 50,00 60,00 70,00 80,00 90,00
Contenido de Humedad CH (%)

Gráfica No 21. Relación entre el módulo de elasticidad a flexión (E) en función del contenido de
humedad (CH) que se presentan en probetas de 2.50m de luz libre.

800,00
ESFUERZO MAXIMO A FLEXION

700,00

600,00
MOR (Kg/cm2)

500,00
400,00
300,00 MOR = -6,2536*(CH %) + 829,07
R = 0,9531
200,00
100,00
0,00
0,00 10,00 20,00 30,00 40,00 50,00 60,00 70,00 80,00 90,00
Contenido de Humedad CH (%)

Gráfica No. 22. Relación entre el esfuerzo máximo a flexión (MOR) en función del contenido de
humedad (CH) presentes en ensayos de probetas de 2.50m de luz libre.

700,000

600,000
ESFUERZO Fm (Kg/cm2)

500,000

400,000

300,000

200,000 Fm = -5,6379*(CH %) + 674,71


R = 0,9537
100,000

0,000
0,00 10,00 20,00 30,00 40,00 50,00 60,00 70,00 80,00 90,00
Contenido de Humedad CH (%)

Gráfica No 23. Relación entre el esfuerzo en el límite proporcional (fm) en función del contenido de
humedad (CH) presentes en ensayos de probetas de 2.50m de luz libre.

74
LUZ No. No Intervalo de CH Promedio Promedio Promedio Promedio
2 2 2
LIBRE (m) Cl. Ens. (%) CH (%) MOR (Kg/cm ) fm (Kg/cm ) E (Kg/cm )
1 2 20,00 - 24,99 23,19 279,02 184,450 16884
2 1 25,00 - 29,99 29,52 500,74 355,900 64715
3 3 30,00 - 34,99 31,95 453,11 307,967 36457
0,50 4 4 35,00 - 39,99 36,44 399,16 247,767 37376
5 3 40,00 - 44,99 42,90 490,52 299,750 30862
6 2 45,00 - 49,99 47,56 517,75 358,050 47215
7 3 50,00 - 64,99 58,61 388,59 292,567 25705
1 3 20,00 - 24,99 21,78 428,78 317,300 94560
2 3 25,00 - 29,99 27,51 523,12 350,967 81841
3 2 30,00 - 34,99 31,51 745,15 455,850 99915
4 1 35,00 - 39,99 36,03 589,99 443,400 82145
1,00
5 4 40,00 - 44,99 42,11 571,30 374,325 91779
6 2 45,00 - 54,99 50,85 543,83 416,700 104294
7 3 55,00 - 64,99 59,68 532,88 445,967 108898
8 3 65,00 - 94,99 78,46 558,58 350,300 106587
1 1 10,00 - 14,99 14,55 571,96 434,400 176408
2 3 15,00 - 24,99 22,73 472,53 387,067 109616
3 5 25,00 - 29,99 26,99 634,36 417,520 215825
4 2 30,00 - 39,99 37,98 584,62 380,250 121595
1,50
5 1 40,00 - 44,99 41,83 997,44 644,800 380282
6 2 45,00 - 49,99 48,60 594,23 499,500 166811
7 2 50,00 - 54,99 52,20 635,02 525,400 132667
8 3 55,00 - 99,99 84,71 694,87 550,033 132304
1 1 5,00 - 9,99 9,64 866,20 611,700 152906
2 2 15,00 - 19,99 17,58 873,77 695,100 195982
3 2 20,00 - 24,99 22,42 674,05 461,700 147592
4 3 25,00 - 29,99 26,12 760,81 557,167 183600
2,00
5 3 30,00 - 34,99 31,69 698,69 432,500 170783
6 2 35,00 - 39,99 36,38 618,74 474,350 141683
7 1 40,00 - 44,99 40,49 827,35 513,600 130680
8 6 45,00 - 59,99 49,20 635,74 443,517 162022
1 2 15,00 - 19,99 17,02 677,05 626,400 193541
2 2 20,00 - 24,99 21,49 656,74 536,200 180874
3 2 25,00 - 29,99 26,02 722,85 516,600 201286
2,50 4 4 30,00 - 39,99 35,19 613,88 410,420 218841
5 2 40,00 - 59,99 49,32 560,94 428,500 162637
6 3 60,00 - 79,99 67,53 449,96 340,533 113446
7 1 80,00 - 89,99 80,70 263,00 188,300 70095
1 3 15,00 - 19,99 17,20 361,75 271,867 167617
2 4 20,00 - 24,99 21,97 633,30 509,300 258512
3 2 25,00 - 29,99 27,18 719,32 620,700 169341
3,00
4 3 30,00 - 39,99 32,92 784,09 591,333 292842
5 2 40,00 - 49,99 42,70 570,17 471,050 145741
6 2 50,00 - 64,99 56,58 642,37 433,700 165796

Tabla No. 22: Resultados promedio de las propiedades mecánicas a flexión en función del
contenido de humedad y organizados por grupos según la luz libre para ensayos de guadua
angustifolia origen Armenia.

75
6.9 VARIACION ENTRE EL ESFUERZO EN EL LIMITE PROPORCIONAL
(fm), EL ESFUERZO MÁXIMO (MOR) Y EL MODULO DE ELASTICIDAD
(E) A FLEXION SEGÚN EL TIPO DE CORTE Y EL ORIGEN DE LA
GUADUA.

Las observaciones sobre los resultados muestran una clara tendencia a que las
propiedades mecánicas a flexión son diferentes dependiendo del corte en la
planta, es decir en la cepa o en la basa, a partir de estos resultados y
discriminando con el de las probetas ensayadas, Origen Nimaima/Cmarca y
Origen Armenia a continuación se presenta en las Tablas No. 23 a No. 25 un
resumen comparativo de los resultados organizados según el corte, la luz libre de
los ensayos y el origen de la guadua. Además, aparecen los resultados promedio,
máximos, mínimos, desviación estándar y coeficiente de correlación para cada
una de las propiedades mecánicas a flexión analizadas.

Al observar la dispersión de los resultados, se encuentra que para el coeficiente


de variación el 23.61% de los casos los factores oscilan dentro del rango 0.30 –
0.59 que son bastante altos y confirman una dispersión bastante alta de dichos
resultados; El 76.39% restante varían dentro del rango 0.03 – 0.29 que por
tratarse de un material natural son aceptables.

LUZ No PROMEDIO MOR mín MOR máx DESV IA CION COEF. DE


CORTE ORIGEN
LIBRE (m) Ens ay os MOR (Kg/c m2 ) (Kg/c m2 ) (Kg/c m2 ) ESTA NDA R V A R.
A RMENIA 7 568 311 725 149 0,2621
0,50
CUND. 4 257 193 328 63 0,2460
A RMENIA 12 610 483 828 99 0,1618
1,00
CUND. 3 563 371 895 288 0,5119
A RMENIA 10 628 289 997 178 0,2841
1,50
BASAS

CUND. 5 514 472 544 30 0,0579


A RMENIA 10 776 467 931 139 0,1792
2,00
CUND. 4 561 361 740 157 0,2792
A RMENIA 11 641 406 931 168 0,2619
2,50
CUND. 3 700 453 885 223 0,3180
A RMENIA 10 634 272 1288 323 0,5090
3,00
CUND. 3 593 531 680 77 0,1305
A RMENIA 9 307 238 378 38 0,1241
0,50
CUND. 4 251 158 311 69 0,2737
A RMENIA 10 453 259 697 132 0,2911
1,00
CUND. 4 492 478 517 18 0,0362
A RMENIA 10 618 486 737 82 0,1331
1,50
CEPAS

CUND. 6 376 290 537 93 0,2463


A RMENIA 10 646 369 866 151 0,2341
2,00
CUND. 6 597 457 869 144 0,2419
A RMENIA 10 602 263 988 212 0,3519
2,50
CUND. 4 607 412 866 189 0,3112
A RMENIA 10 583 486 709 74 0,1275
3,00
CUND. 5 584 455 772 124 0,2116

Tabla No 23. Variación del esfuerzo máximo a flexión MOR según el corte “cepa o basa” y según origen.

76
LUZ No PROMEDIO Fm mín Fm máx DESV IA CION COEF. DE
CORTE ORIGEN
LIBRE (m) Ens ay os Fm (Kg/c m2 ) (Kg/c m2 ) (Kg/c m2 ) ESTA NDA R V A R.
A RMENIA 7 375 261 444 61 0,1637
0,50
CUND. 4 197 146 286 64 0,3222
A RMENIA 12 446 360 621 76 0,1711
1,00
CUND. 3 347 320 402 47 0,1365
A RMENIA 10 446 231 645 116 0,2596
1,50
BASAS

CUND. 5 376 243 450 80 0,2132


A RMENIA 10 528 294 716 127 0,2407
2,00
CUND. 4 381 250 580 140 0,3685
A RMENIA 11 511 300 753 145 0,2842
2,50
CUND. 3 381 163 580 209 0,5482
A RMENIA 10 501 220 1000 283 0,5639
3,00
CUND. 3 363 350 379 15 0,0407
A RMENIA 9 218 138 294 44 0,2029
0,50
CUND. 4 163 100 202 48 0,2936
A RMENIA 10 309 196 433 84 0,2713
1,00
CUND. 4 290 100 396 132 0,4576
A RMENIA 10 472 375 653 92 0,1944
1,50
CEPAS

CUND. 6 269 201 350 64 0,2381


A RMENIA 10 474 280 683 126 0,2650
2,00
CUND. 6 397 280 549 94 0,2377
A RMENIA 10 438 188 682 170 0,3882
2,50
CUND. 4 390 217 733 233 0,5982
A RMENIA 10 431 300 580 79 0,1831
3,00
CUND. 5 413 350 573 91 0,2216

Tabla No 24. Variación del esfuerzo en el límite proporcional a flexión Fm según el corte “cepa o basa” y
según origen.

LUZ No PROMEDIO E mín E máx DESV IA CION COEF. DE


CORTE ORIGEN
LIBRE (m) Ens ay os E (Kg/c m2 ) (Kg/c m2 ) (Kg/c m2 ) ESTA NDA R V A R.
A RMENIA 7 48801 22014 64715 14029 0,2875
0,50
CUND. 4 23916 19889 28486 3745 0,1566
A RMENIA 12 114209 75473 152598 26226 0,2296
1,00
CUND. 3 76673 60411 91297 15508 0,2023
A RMENIA 10 206818 74980 380282 103476 0,5003
1,50
BASAS

CUND. 5 121662 112179 133406 9526 0,0783


A RMENIA 10 186855 153369 220460 21214 0,1135
2,00
CUND. 4 138236 85189 170620 38020 0,2750
A RMENIA 11 204958 146222 365851 56765 0,2770
2,50
CUND. 3 128162 78512 186678 54626 0,4262
A RMENIA 10 247055 138920 518104 140387 0,5682
3,00
CUND. 3 134932 94691 178195 41834 0,3100
A RMENIA 9 21215 12891 38776 7912 0,3730
0,50
CUND. 4 15344 9289 21489 5258 0,3427
A RMENIA 10 77119 42900 102920 20093 0,2605
1,00
CUND. 4 60023 36785 70453 15645 0,2607
A RMENIA 10 124618 110636 147484 11943 0,0958
1,50
CEPAS

CUND. 6 88309 59089 117156 21297 0,2412


A RMENIA 10 142083 91748 190530 27768 0,1954
2,00
CUND. 6 149400 124036 180182 24832 0,1662
A RMENIA 10 128999 70095 159759 30803 0,2388
2,50
CUND. 4 132434 110090 161637 21422 0,1618
A RMENIA 10 145532 123831 166273 13687 0,0940
3,00
CUND. 5 152827 129244 179407 23043 0,1508

Tabla No. 25. Variación del módulo de elasticidad a flexión según el corte “cepa o basa” y según origen.
77
Al calcular la relación entre los promedios de la resistencia entre cepas y basas
para cada origen por separado; se obtiene que, en promedio para todas las luces
libres el esfuerzo máximo a flexión o de rotura es comparativamente mayor en los
cortes de basa que en los de cepa. Así por ejemplo, para el Origen Armenia el
esfuerzo máximo a flexión en la cepa es en promedio equivalente al 82.63% del
esfuerzo máximo a flexión en la basa; presentando una desviación estándar del
16.41% y un coeficiente de correlación de 0.199 que es aceptable por tratarse de
un material natural. De manera similar a lo anterior se calcula para cada origen y
según el corte, la relación entre los esfuerzos en el límite proporcional y la relación
entre los módulos de elasticidad. Estos resultados se consignan en la Tabla No.
26 donde aparecen también las variables estadísticas, cuyos coeficientes de
variación resultan aceptables.

LUZ M O R c epas / M O R bas as fm c epas / fm bas as E c epas / E bas as


LIB RE (% ) (% ) (% )
(m ) A RM E NIA C/M A RCA A RM E NIA C/M A RCA A RM E NIA C/M A RCA
0,50 54,06 97,63 58,09 82,47 43,47 64,16
1,00 74,30 87,43 69,24 83,36 67,52 78,28
1,50 98,38 73,20 105,85 71,63 60,25 72,59
2,00 83,25 106,41 89,79 104,27 76,04 108,08
2,50 93,89 86,80 85,71 102,35 62,94 103,33
3,00 91,90 98,48 86,08 113,60 58,91 113,26
PROMEDIO 82,631 91,658 82,461 92,946 61,523 89,950
DESV IA CION 16,413 11,681 16,691 16,119 10,798 20,756
COEF DE CORREL 0,199 0,127 0,202 0,173 0,176 0,231

Tabla No 26. Comparación en términos porcentuales de las resistencias promedio obtenidas entre
cepas y basas para los esfuerzos últimos, en el límite proporcional y el módulo de elasticidad a
flexión, según la origen de la guadua y discriminados según la luz libre.

De lo anterior se puede resumir que para cada origen por separado, en promedio
las propiedades mecánicas a flexión de la guadua son mayores dependiendo de la
altura de corte en la planta.

Por otra parte, con el fin de presentar un análisis comparativo de la resistencia


según la origen, se calcula la relación entre los promedios de las resistencias de
probetas con origen Nimaima/Cmarca, con respecto a las probetas con origen
Armenia y según el corte. Así por ejemplo, para la origen Nimaima/Cmarca en el
corte de la Basa el esfuerzo en el límite proporcional ó fm corresponde en
promedio para todas las luces libres a un 86.59% del esfuerzo promedio en el
límite proporcional que se presenta en las probetas con origen Armenia, con una
desviación estándar del 10.63% y un coeficiente de correlación de 0.147 que es
aceptable. A continuación en la Tabla No. 27 se presentan dichos resultados para
el esfuerzo de rotura (MOR) y para el módulo de elasticidad a flexión (E)

78
LUZ M O R C / m arc a / M O R A rm enia fm C / m arc a / fm A rm enia E C / m arc a / E arm enia
LIB RE (% ) (% ) (% )
(m ) BASA CE P A BASA CE P A BASA CE P A
0,50 45,28 81,78 52,59 74,66 49,01 72,33
1,00 92,33 108,65 77,81 93,67 67,13 77,83
1,50 81,85 60,90 84,19 56,98 58,83 70,86
2,00 72,29 92,40 72,16 83,80 73,98 105,15
2,50 109,08 100,84 74,64 89,13 62,53 102,66
3,00 93,54 100,23 72,48 95,64 54,62 105,01
PROMEDIO 82,395 90,800 72,312 82,314 61,016 88,974
DESV IA CION 21,976 17,243 10,638 14,533 8,919 16,945
COEF DE CORREL 0,267 0,190 0,147 0,177 0,146 0,190

Tabla No 27. Comparación en términos porcentuales de las resistencias promedio obtenidas entre
orígenes Nimaima/Cmarca y Armenia para los esfuerzos últimos en el límite proporcional y el
módulo de elasticidad a flexión, según el corte en la mata y discriminados según la luz libre.

A la vista de dichos resultados se puede apreciar que las propiedades mecánicas


a flexión (MOR, fm y E) son comparativamente mayores en la guadua con origen
Armenia que en la guadua con origen Nimaima/Cmarca.

79
7. ANALISIS DE RESULTADOS

Del estudio realizado sobre algunas propiedades físicas y mecánicas de la guadua


angustifolia sometida a flexión; los resultados obtenidos se resumen así:

7.1 CURVAS ESFUERZO DEFORMACION

Las probetas ensayadas presentan una tendencia similar de acuerdo con cada
longitud, esto se ve afectado fundamentalmente por la exactitud de las lecturas de
carga y por la velocidad de aplicación de carga utilizada en los ensayos por cada
operario en particular.

Al analizar éstas curvas se encuentra un comportamiento similar al de las


maderas; como se puede apreciar en el Anexo No. 6 cada una de estas curvas
presenta claramente tres zonas que son:

La primera, muestra un comportamiento no lineal en el que a pocos incrementos


de carga ocurren grandes deflexiones, esto se debe al acomodamiento de los
dispositivos de carga y los apoyos con la probeta y no a una deformación del
material.

La segunda zona presenta un comportamiento lineal, característico de los


materiales elásticos; Dicha zona elástica termina en el límite proporcional ó
Esfuerzo en el límite proporcional (fm).

Finalmente una tercera zona que se denomina plástica y que va desde el esfuerzo
en el límite proporcional hasta presentarse la falla del material ó el esfuerzo
máximo de rotura (MOR). De dichas curvas vale la pena mencionar que las
probetas que presentan mayores esfuerzos en la zona linealmente elástica
corresponden a los cortes ensayados en la basa.

En ningún caso sucedió una falla súbita de la probeta, es decir, que aunque las
deformaciones se presentan de una forma rápida permiten apreciarse o

80
escucharse al rasgarse las fibras de la guadua y se puede retirar el deformímetro
antes de la falla.

La resistencia de las probetas de Nimaima / Cundinamarca es similar a la


resistencia de las probetas de Armenia, los valores característicos del material en
el límite de exclusión son para probetas de Armenia y de Nimaima.

El tipo de refuerzo utilizado permite hacer lecturas de deflexión en la falla, es un


factor fundamental para evitar la falla de las probetas debidas a otras razones
como aplastamiento de los nudos o los cañutos de la guadua. Es de fácil
fabricación y colocación, pero para rellenar un cañuto en obra es necesario
perforar la zona en donde los esfuerzos de compresión son mayores, afectando
así la resistencia a compresión de la guadua, aumentando el peso de una probeta
a razón de 5Kg por cada cañuto relleno de mortero aproximadamente.

7.2 VALORES PROPUESTOS PARA E, G, fm, fv, fc y propuesta de


clasificación de la Guadua Angustifolia dentro de los grupos
estructurales especificados en el Manual de Maderas del Grupo
Andino.

La Tabla No. 28 contiene los valores propuestos para todos los factores que
intervienen en el comportamiento de la Guadua Angustifolia sometida a flexión y
que se determinan a través de esta tesis. Como los intervalos de variación
dependen en algunos casos de la luz libre, de la variedad de guadua o del corte al
cual pertenece la probeta, se proponen valores que tienen en cuenta esta
variación.
FACTOR LUZ LIBRE
2
kg/cm L<1,50m L>1,50m

E mínimo 30000 60000


E promedio 65000 115000
G E/ 7 - E/ 45
MORmínimo 221 311
fm 107 150
F.S. 1,8
F.T. -----
F.D.C.* 1,15
F.C. -----
fv 12
f comp perp 17

Tabla No 28. Valores propuestos en el caso de la flexión según los resultados obtenidos en la
presente investigación. * El F.D.C. se asume de 1.15 según lo recomendado en el manual de
maderas del grupo andino

81
La Tabla No. 29 contiene los valores límite para los mismos factores utilizados en
el Manual de Maderas del Grupo Andino31, de acuerdo con esto se puede ver que
la guadua Macana puede clasificarse como perteneciente a los grupos
estructurales B para fm en luces largas y fv para cualquier luz libre y C para E,
fcomp. Perpendicular y fm para luces cortas.

Como el diseño de estructuras en madera se realiza por métodos de


deformaciones admisibles y estas están determinadas por los módulos de
elasticidad, se puede clasificar la Guadua Angustifolia como perteneciente al
grupo estructural C.

FACTOR GRUPO ESTRUCTURAL


2
kg/cm A B C
E mínimo 95000 75000 55000
E promedio 130000 100000 90000
G 1/16 a 1/25 de E mínimo
fm 210 150 100
F.S. 2.0
F.T. 0.90
F.D.C. 1.15
F.C. 0.80
fv 15 12 8
f comp perp 40 28 15

Tabla No 29. Grupos estructurales y factores que intervienen en la resistencia a la flexión para las
maderas estudiadas en el manual de diseño para maderas del grupo andino.

7.2.1 Influencia del Momento Flector y del Cortante en la Deflexión

La influencia del momento flector y del cortante en la deflexión, varía de la


siguiente manera.

Para elementos con luz libre de 0.50m la deflexión por cortante varia entre el 19 y
el 29%; para elementos con luces entre 1.0 y 2.0 metros varía entre 12 y 18%
mientras que para elementos largos con luces libres superiores a 2.0m varía entre
el 2 y el 7%.

La componente de la deflexión producida por el momento flector es entonces


mayor para elementos largos y disminuye a medida que se reduce la luz libre de la
probeta.

31
Junta de Acuerdo de Cartagena. OP. cit. Pag. 7-4
82
La deflexión total también está vinculada a la cantidad de humedad, el diámetro y
el espesor de la probeta; variando proporcionalmente con la primera e
inversamente proporcional con la segunda y la tercera debido a que estas influyen
en la inercia de la sección transversal.

7.2.2 Factores de reducción de carga para resistencia a Flexión FS y FC.

De acuerdo con los valores obtenidos en el numeral 6.2 en donde se determinan


los valores para los factores de reducción de carga por duración y de seguridad,
se puede apreciar que los esfuerzos máximos o de rotura (MOR) para cada
ensayo se reducen hasta el 48%, esto indica que teniendo en cuenta solamente
estos dos factores de reducción de esfuerzos se logra estar bajo la suposición
inicial de que los esfuerzos de trabajo estén siempre en el rango elástico del
material.

La determinación exacta del factor de reducción de esfuerzo por duración de carga


puede ser tema para una tesis posterior en la cual se mida la variación de
resistencia con el paso del tiempo. Para los factores de reducción de carga por
tamaño y por calidad no se observa ninguna tendencia al utilizar probetas con
diámetros similares y buscar alguna relación de la resistencia con el incremento
escalonado de la sección o con la variación del tamaño de las probetas, además la
guadua normalmente no se aserra para obtener secciones estandarizadas, como
ocurre en las demás maderas, la posibilidad de obtener estos factores es baja.

7.2.3 Esfuerzos en el límite proporcional (Fm) Y el módulo de rotura (Mor0.05n)


a flexión en función de la luz libre (L)

En éste estudio se encuentra que los esfuerzos normales a flexión tienden a


aumentar conforme aumenta la luz libre de los elementos. Dicho comportamiento
ya había sido mencionado por López y Silva32 y debe entenderse que no se debe
a un aumento de las cargas, sino porque el aumento de la luz en el caso de la
flexión es más significativo que la disminución de las cargas y por ende el esfuerzo
normal aumenta.

En los resultados a flexión de López y Silva33 el comportamiento de los ensayos


muestran una dispersión con coeficientes de variación que oscilaron en el rango
de 0.25 a 0.44 para ensayos de luces variables y fijas en 0.80m, 1.00m y 1.50m
“son muy altos así se trate de un material natural”. En ésta investigación según los

32
LÓPEZ, Op Cit.
33
LÓPEZ, Op Cit.
83
resultados de la Tabla No 8 dicha variable presenta una variación dentro del rango
comprendido entre 0.22 a 0.27 para luces de 1.00m a 3.00m y que es aceptable
por tratarse de un material natural; resultaron ser más bajos que en el caso de los
autores citados porque se tomaron las medidas necesarias para evitar el
aplastamiento; sin embargo para luces de 0.50m se encontró un coeficiente de
variación de 0.43 el cual es muy alto y se hace evidente por el fenómeno del
aplastamiento muy común en elementos tan cortos. Esta, aunque es una limitante,
es importante mencionar que no es común utilizar elementos tan cortos para un
uso estructural de la guadua y que sin embargo dichos resultados para una luz
libre tan corta se consideran como indicativos de su resistencia a flexión.

Así, para los esfuerzos últimos en el límite de exclusión y aplicando los factores de
reducción para los esfuerzos admisibles se encontraron relaciones de la forma
potencial y logaritmo natural que relacionan dichos esfuerzos para la flexión en
función de la luz libre; de éstas la que mejor se ajusta es la forma logaritmo
natural:

σ ≈ a1 * ln( L ) + σ 0

Donde σ0 y a1 representan los parámetros de dicho ajuste; σ y L son


respectivamente en cada caso el esfuerzo último (MOR) ó el esfuerzo en el límite
proporcional (fm) y L representa la luz libre.

7.2.4 Módulos de elasticidad mínimo (Emin) y promedio (Epromedio) en función de


la luz libre (L)

En la Tabla No. 14 se pueden apreciar los valores para E mínimo y E promedio en


función de la Luz Libre, hay una relación directa entre la Luz Libre y los Módulos
de elasticidad, esto se debe a un aumento de los esfuerzos normales con respecto
a la luz.

Los coeficientes de variación se reducen a partir de 0.235 para luces libres de


1.5m hasta .195 para luces libres de 3.00m; mientras que en elementos con luces
menores a 1.50m se obtienen coeficientes de 0.566 y 0.333. Este comportamiento
está relacionado con la falla por aplastamiento, la cual es difícil de evitar en
elementos cortos.

El modelo que mejor se ajusta a las variables estudiadas es de la forma Logaritmo


natural.

E ≈ a1 * ln( L ) + E 0

84
Donde E es el módulo de elasticidad mínimo o promedio, Eo y a1 son las
constantes del modelo y L representa la Luz libre.

Dixon E. Martínez C.34 propone que para el módulo de elasticidad mínimo y


promedio se utilicen valores iguales a 25.000 kg/cm2 y 30.000 kg/cm2
respectivamente; los cuales corresponden a luces libres iguales a 0.71m y 0.50m
respectivamente, según los ajustes para el modelo hallado en esta investigación.
Estas luces son similares a las utilizadas por la Norma ASTM D-143, para ensayos
de flexión estática con probetas cortas libres de defectos.

Al comparar estos resultados se hace evidente que si se utilizan los módulos


propuestos por el autor citado para luces mayores, se obtienen deflexiones
teóricas mucho menores a las admisibles, que producen diseños bastante
conservadores y que subestiman la capacidad de la guadua a flexión.

7.2.5 Módulos de Rigidez a cortante (G)

Para determinar el modulo de rigidez de manera práctica y poder incluir las


deformaciones por corte en el diseño se puede utilizar la Ecuación No. , que
relaciona el factor L/D contra E/G.

E/G = 1.6731*(L/D)0 .9003

En donde L es la Luz Libre, D es el diámetro exterior, E y G son el modulo de


elasticidad real y el modulo de rigidez para la luz libre respectivamente. Para la
guadua la relación L/D varía dentro del rango 5 a 40; en cuyos casos la variación
de E/G es:
E/G L/D
6.97 5
13.01 10
18.75 15
24.29 20
29.69 25
34.99 30
40.20 35
45.33 40

En maderas a diferencia de la guadua existen secciones comerciales, para


maderas la variación L/h oscila35 entre 10 y 20. y la relación E/G varia entre 16 y
25 respectivamente. Aunque la magnitud de las relaciones en el mismo rango son
similares para la guadua, la variación de L/D se presenta en rangos superiores
haciendo necesario el uso de las relaciones expuestas.

34
OP.cit
35
Junta del Acuerdo de Cartagena, Op. Cit p 8-9
85
7.2.6 Comparación de la Resistencia a Compresión Perpendicular

En general las basas resisten menor esfuerzo, con cualquier tipo de forma de
aplicación de carga. El nudo se comporta como un rigidizador de alma y hace
aumentar la carga que puede resistir la sección con cualquier tipo de apoyo. Los
esfuerzos que resisten las probetas que tienen nudo y un elemento de aplicación
de carga plano son mayores que los soportados por las probetas con los dos
elementos circulares. Las probetas ensayadas con elementos planos resisten
menores cargas de rotura.

La variación de la resistencia esta determinada por el estado de la guadua, para


guaduas biches la resistencia es menor que para las guaduas hechas o
sazonadas.

El cañuto relleno de mortero presenta una carga de rotura de 7600kg, es el más


resistente y se ensaya utilizando los dos apoyos planos, la falla que presenta es
súbita debido a que es el mortero el que resiste la carga.

Los elementos que tienen tabiques presentan una falla vertical, esta indica que el
nudo falla por tracción como se puede apreciar en Anexo No.6.

Según la tesis “Determinación de Algunas Propiedades Hidráulicas de la


Guadua36” la carga de rotura reportada es del orden de 371kg.

7.2.7 Resistencia al Corte paralelo a la Fibra (Fv)

En la Tabla No. 18 se pueden apreciar los valores para fv mínimo, promedio y


admisible en función de la luz libre.

Aunque se observa una tendencia decreciente para todos los casos a medida que
aumenta la luz libre, es importante anotar que las fallas por resistencia a cortante
se presentan en su mayoría para elementos cortos, en elementos largos se
presenta una mayor incidencia de los momentos flexionantes en las fallas y una
disminución del corte calculándose así un esfuerzo cortante que resiste la sección
y que no es causa de falla en los ensayos de luces largas; en probetas o vigas

36
PEREZ M. Manuel y RODRÍGUEZ H. David. 1.995 DETERMINACIÓN DE ALGUNAS PROPIEDADES HIDRÁULICAS DE
LA GUADUA..

86
reforzadas con mortero, los agujeros de relleno de mortero deben colocarse en la
zona de compresión.

Por esta razón en este análisis es recomendable utilizar los ensayos de luces más
cortas (0.5 m) los cuales presentan esfuerzos últimos en el límite de exclusión
para cortante paralelo a la fibra de 47.08 kg/cm2,

Al comparar éste resultado obtenido por medio de los ensayos a flexión con los
ensayos realizados por López y Silva37 sobre ensayos a corte directo dichos
autores obtienen un esfuerzo para corte paralelo a la fibra en el límite de exclusión
de 43.1kg/cm2; De esta forma a partir de dos modelos de ensayos diferentes se
obtienen resultados bastante similares.

Para determinar el esfuerzo admisible se reduce el esfuerzo máximo por el factor


de seguridad (F. S.38 = 1.8) y por el factor de concentración de esfuerzos (2)
recomendado por el Manual de maderas del grupo andino), obteniéndose:

fv=47.08/(2x1.8)=13kg/cm2.

El factor de seguridad FS utilizado por los autores citados es igual a 2 el cual es


recomendado para maderas, obteniendo:

fv=43.1/(2x2)=11kg/cm2.

7.3 INCIDENCIA DEL REFUERZO DE MORTERO EN LOS TIPOS DE


FALLA.

De las tablas de resultados No. 6 y No. 7 se puede apreciar que reforzar con
mortero tanto los cañutos que reciben la aplicación de cargas como los de los
apoyos, previene considerablemente la falla por aplastamiento de la sección
transversal; evitando por completo este tipo de falla de un 38.2% para elementos
sin refuerzo a un 0% para elementos con refuerzo de mortero. Esto se debe a que
el cañuto relleno con mortero distribuye mejor las cargas puntuales aplicadas
sobre la probeta, caso que no ocurre cuando el cañuto se encuentra vacío ó
cuando se aplican cargas sobre los nudos.

37
LÓPEZ, OP. cit
38
F. S. Factor de Seguridad para flexión determinado en esta investigación.
87
Al reforzar con mortero los puntos de aplicación de carga, se presenta que para
probetas cortas (0.50m – 1.50m) la falla predominante corresponde al cortante
paralelo a al fibra (CP) ya que su variación comprende entre el 90% y el 100% de
los casos de fallas presentadas en dichas luces; Para probetas largas (1.50m –
3.00m) la falla que más se encontró fue la de flexión compresión (FC) y presentó
variaciones entre el 50% al 63.6%. De esta manera el reforzar elementos de
guadua con mortero en los puntos de aplicación de carga se previene
eficazmente la falla por efectos locales de aplastamiento.

La presencia de nudos no influye en los tipos de falla presentados, en éste estudio


sólo dos probetas presentaron la falla por tracción sobre el nudo (TN) lo que hace
evidente que la discontinuidad de las fibras por presencia de nudos no incide en
fallas en la zona de tracciones por flexión.

Al utilizar elementos con cañutos rellenados de mortero se debe tener especial


cuidado con la orientación de los orificios taladrados en la guadua para rellenar los
cañutos. Si dichos orificios se orientan sobre el eje neutro del elemento, cuando se
somete a flexión, se inducen fallas por cortante paralelo a la fibra (Ver Anexo E,
Fotografía No. 18) y que son menores a los esfuerzos de trabajo. Es aconsejable
orientarlos hacia las fibras superiores del elemento cuando es sometido a flexión.

En cuanto al comportamiento del material al aplicar cargas concentradas en los


nudos es importante mencionar que las mejores resistencias al aplastamiento son
las obtenidas por elementos con espesores de pared gruesa, típicos de la
variedad macana. Cuando se diseña, por lo general el principal criterio aparte de
los esfuerzos de trabajo a flexión lo constituye el control de las deformaciones
donde las cargas concentradas en algunos casos resultan por debajo de la
resistencia a la compresión perpendicular a la fibra siendo suficiente aplicar las
cargas directamente sobre los nudos; sin embargo, como esto no siempre ocurre
es recomendable hacer la verificación de la resistencia a la compresión
perpendicular y cuando éste resulte mayor rellenar el respectivo cañuto con
mortero.

En la tabla No 37 del Anexo C se determina el esfuerzo admisible a compresión


perpendicular de los ensayos de cepas sin refuerzo que fallaron por aplastamiento
del punto de aplicación de carga. El f comp. perp. para todas las longitudes resulta de
3.93kg/cm2 con origen de Cundinamarca; éste valor es independiente de la
longitud del elemento. Para efectos de diseño es recomendable revisar este valor
como se mencionó. En la misma tabla aparecen los datos de compresión
perpendicular de las cepas reforzadas con mortero, es importante aclarar que
dichos esfuerzos se obtienen a partir de la carga máxima aplicada y que para

88
todos los casos generó fallas diferentes al aplastamiento. Los esfuerzos
admisibles se reducen con un FS de 1.6039 que es recomendado para maderas.

7.4 PROPIEDADES MECANICAS A FLEXION EN FUNCION DE EL


CONTENIDO DE HUMEDAD (CH).

La cantidad de probetas ensayadas por cada longitud y por corte no es una


muestra suficiente para poder hallar una relación entre la resistencia y la
humedad; esto se debe a que la resistencia a flexión está mucho mas relacionada
con el corte en la planta.

Para futuras investigaciones se recomienda tomar una cantidad mayor de


muestras de cada longitud y de cada corte en particular, que permita analizar con
mayor precisión esta relación.

7.5 PROPIEDADES MECANICAS A FLEXION SEGÚN EL TIPO DE


CORTE Y EL LUGAR DE ORIGEN.

De los resultados obtenidos en la Tabla No. 26 la resistencia a flexión (MOR, fm y


E) en los cortes de basa son en promedio mayores a los de cepa; la razón de este
resultado se debe a la morfología de la guadua; es decir, en el sentido vertical la
cantidad de fibras paralelas se incrementa de la base hacia la copa mientras que
la cantidad de parénquima decrece. Así, la mayor cantidad de fibras en los cortes
superiores la hacen más resistente a flexión que en la cepa.

En cuanto al lugar de origen, según los resultados mostrados en la Tabla No. 27


se obtienen en promedio mejores resistencias y mayores módulos de elasticidad a
flexión para el material proveniente de la zona cafetera; este resultado se debe a
las características de los suelos del lugar donde crece la planta, es importante
mencionar que buena parte del material traído de Armenia presentaba espesores
de pared mucho mayores a los de Nimaima – Cundinamarca, dichos espesores
son característicos de la guadua angustifolia variedad Macana.

39
JUNTA DEL ACUERDO DE CARTAGENA, Op Cit p. 7-4
89
8. CONCLUSIONES

♦ El modelo de ensayo utilizado en esta tesis cumple a cabalidad con los


requerimientos para los que ha sido diseñado, la aplicación de carga de forma
adecuada y en los puntos necesarios, no induce fallas locales en las probetas y
permite la medición de las deformaciones hasta después de la falla.

♦ La velocidad de deformación generada al aplicar la carga es un factor


determinante en la obtención de datos precisos de resistencia máxima y de
deflexión; depende fundamentalmente del operario que esté manipulando la
maquina.

♦ La guadua se comporta como un material elastoplástico, es decir para


cualquiera de los cortes, las curvas esfuerzo – deflexión presentan dos
secciones claramente diferenciables: una elástica, donde las deformaciones
son proporcionales a los esfuerzos y otra plástica, en donde las deformaciones
no son proporcionales a los esfuerzos. Así, la guadua angustifolia tiene un
comportamiento elástico similar al de la madera.

♦ No se encuentra influencia de los nudos en la resistencia a flexión de la


guadua Angustifolia, sólo un 1.7% de fallas se presenta en la zona adyacente
al nudo por lo cual la discontinuidad de las fibras por la presencia de nudo y no
influye en la resistencia a flexión del material.

♦ La inyección de mortero tanto en cañutos que reciben cargas perpendiculares


como en los puntos de apoyo previene eficazmente el fenómeno local del
aplastamiento. Sin embargo, los orificios taladrados para verter el mortero no
deben coincidir con el eje neutro del elemento porque allí los esfuerzos a corte
son máximos, aunque bajo la misma carga no se llegue a desarrollar la
máxima resistencia a flexión; es recomendable alinear los agujeros con las
fibras superiores.

♦ El refuerzo con mortero aumenta la resistencia puntual de la guadua, pero no


aumenta su resistencia a flexión, esto se puede apreciar de acuerdo con los
valores de los módulos de elasticidad obtenidos para probetas con refuerzo y
sin refuerzo, los cuales son similares.

90
♦ Las fallas que se presentan dependen en gran parte la existencia o no de
refuerzo en mortero. En las probetas que no se utiliza refuerzo con mortero no
se presenta el tipo de falla por Aplastamiento (AP), llevando las probetas a
fallar en mayor porcentaje por corte paralelo (CP) y por flexo compresión (FC).

♦ Cuando en un nudo de una estructura se requiere superar la resistencia a


compresión perpendicular de la guadua o evitar el aplastamiento de un cañuto,
se puede utilizar mortero como refuerzo.

♦ Los modelos logarítmicos propuestos para los esfuerzos a flexión y para los
módulos de elasticidad en función de la luz libre deben ser utilizados
exclusivamente para la guadua Angustifolia; además deben utilizarse en cortes
que superen los tres años de edad.

♦ La guadua proveniente de Armenia tiene características morfológicas


diferentes a la guadua de Cundinamarca; esta diferencia es apreciable a
simple vista. La corteza es más dura y los espesores son mayores en la
guadua proveniente de Armenia.

♦ La resistencia última a la flexión de la guadua de Cundinamarca en cortes de


cepa es menor en promedio de todas las luces un 10%, con respecto a la
guadua de Armenia. En cortes de basa la resistencia es menor en 18%.

♦ Los esfuerzos admisibles a flexión de la guadua de Cundinamarca en cortes de


cepa son en promedio 18% menores con respecto a la guadua de Armenia. En
cortes de basa los esfuerzos admisibles son menores en un 28%.

♦ Para cortes en la cepa de la guadua de Cundinamarca los módulos de


elasticidad son menores en 11%, con respecto a la guadua de Armenia, y en
cortes de basa son menores en 29%.

♦ La influencia de las deformaciones debidas a cortante en la deflexión total que


se produce en una viga es menor al 30% en vigas cortas y se reduce al 4%
para vigas largas.

91
♦ Los valores útiles para diseñar elementos sometidos a flexión en Guadua
Angustifolia son:

FACTOR LUZ LIBRE


2
kg/cm L<1,50m L>1,50m

E mínimo 30000 60000


E promedio 65000 115000
G E/ 7 - E/ 45
MORmínimo 221 311
fm 107 150
F.S. 1,8
F.T. -----
F.D.C.* 1,15
F.C. -----
fv 12
f comp perp 17

Pero deben afectarse de acuerdo con el lugar de origen, según lo antes expuesto.

♦ Para el caso de la flexión, clasificar la Guadua Angustifolia dentro del grupo


estructural C, del Manual de Diseño de Maderas del Grupo Andino.

♦ En general, el diseño a flexión de elementos rollizos de guadua está controlado


por el control de las deflexiones; como epílogo de ésta investigación surge el
estudio del comportamiento de elementos trabajando en conjunto ó vigas
armadas.

92
ANEXOS

93
ANEXO A

FORMATOS.

94
Formato No. 1

FACULTAD DE INGENIERIA
Departamento de Ingenieria Civil
COMPORTAMIENTO DE LA GUADUA
ANGUSTIFOLIA SOMETIDA A FLEXION
PREENSAYOS
Fech a :
Iden tificación del Elem en to: N o. de
T ipo de Refu erzo
CARACTERISTICAS DEL ELEMENTO

L on gitu d del E lem en to (m ) N ú m ero de N u dos (n )

Extrem o Iz qu ierdo Ex trem o Derech o


Dm Diá m etro m en or DM Diá m etro Ma yor
D1 (cm ) D1 (cm )
D2 (cm ) D2 (cm )
e1 (cm ) e1 (cm )
e2 (cm ) e2 (cm )
e3 (cm ) e3 (cm )
e4 (cm ) e4 (cm )
CARACTERISTICAS DE LA CARGA

Apoyo sobre n u do Apoyo sobre n u do


Refu erz o Refu erz o
L 1 (cm ) Dista n cia h a sta el prim er elem en to de a plica ción de ca rga .
L 2 (cm ) Dista n cia en tre los elem en tos de a plica ción de ca rga .
Velocida d de Aplica ción de la Ca rga :

DATOS DE CARGA

Ca rga P (kg) D1 D2 D3 Ca rga P (kg) D1 D2 D3


0

Observa cion es:

95
Formato No. 2

FACULTAD DE INGENIERIA
Departamento de Ingenieria Civil
COMPORTAMIENTO DE LA GUADUA
ANGUSTIFOLIA SOMETIDA A FLEXION
INVENTARIO DEL MATERIAL
Fech a
Iden tica ción del elem en to L on gitu d (m )
Diá m etro Mín im o (cm ) Sepa ra ción de n u dos m ín im a (cm )
Diá m etro Má x im o (cm ) Sepa ra ción de n u dos m á x im a (cm )
N o de n u dos E sta do

Fech a
Iden tica ción del elem en to L on gitu d (m )
Diá m etro Mín im o (cm ) Sepa ra ción de n u dos m ín im a (cm )
Diá m etro Má x im o (cm ) Sepa ra ción de n u dos m á x im a (cm )
N o de n u dos E sta do

Fech a
Iden tica ción del elem en to L on gitu d (m )
L on gitu d (m )
Diá m etro Mín im o (cm ) Sepa ra ción de n u dos m ín im a (cm )
Diá m etro Má x im o (cm ) Sepa ra ción de n u dos m á x im a (cm )
N o de n u dos E sta do

Fech a
Iden tica ción del elem en to L on gitu d (m )
Diá m etro Mín im o (cm ) Sepa ra ción de n u dos m ín im a (cm )
Diá m etro Má x im o (cm ) Sepa ra ción de n u dos m á x im a (cm )
N o de n u dos E sta do

96
Formato No. 3

FACULTAD DE INGENIERIA
Departamento de Ingenieria Civil
COMPORTAMIENTO DE LA GUADUA
ANGUSTIFOLIA SOMETIDA A FLEXION
ENSAYOS DE FLEXION
Fech a : Iden tifica ción del Elem en to: N o. de
ARMENIA CARACTERISTICAS DEL ELEMENTO

L on gitu d del E lem en to (m ) N ú m ero de N u dos (n )

Ex trem o Iz qu ierdo Ex trem o Derech o


D m Dia m etro m en or D M Diá m etro Ma yor
D1 (cm ) D1 (cm )
D2 (cm ) D2 (cm )
e1 (cm ) e1 (cm )
e2 (cm ) e2 (cm )
e3 (cm ) e3 (cm )
e4 (cm ) e4 (cm )
CARACTERISTICAS DE LA CARGA

Apoyo sobre n u do Apoyo sobre n u do


L 1 (cm ) Dista n cia h a sta el prim er elem en to de a plica ción de ca rga .
L 2 (cm ) Dista n cia en tre los elem en tos de a plica ción de ca rga .

DATOS DE CARGA

Ca rga P (kg) D1 Ca rga P (kg) D1


0 2100
100 2200
200 2300
300 2400
400 2500
500 2600
600 2700
700 2800
800 2900
900 3000
1000 3100
1100 3200
1200 3300
1300 3400
1400 3500
1500 3600
1600 3700
1700 3800
1800 3900
1900 4000
2000 4100

Observa cion es:

97
ANEXO B

DESCRIPCIÓN DE LA REGION DE NIMAIMA OCCIDENTE DE


CUNDINAMARCA.

98
Ubicación Geográfica.

El municipio de Nimaima está ubicado al noroccidente de la sabana de Bogotá, a


el se llega luego de una hora de recorrido por la autopista Bogotá Medellín, hasta
unos 15 kilómetros adelante del municipio de La Vega, allí se desvía hacia el
municipio de Nocaima y desde este se recorre la vía destapada que conduce al
municipio de Nimaima, hasta llegar a la vereda San Miguel la cual es el lugar de
donde se extrae el material.

Descripción Visual de la Región.

En esta zona la topografía presenta pendientes abruptas, suelos erosionados y


pequeños cursos de agua, el río más cercano es el Río Negro, esta zona forma
parte de su cuenca; La temperatura es alta y varia de acuerdo a la hora de día,
siendo máxima al medio día; hay ausencia de precipitaciones en esta época del
año, el suelo está seco y fracturado, su color es amarillo y rojizo, hay presencia de
lutitas y en donde estas han estado expuestas al medio ambiente están
degradadas, hay presencia de movimientos en masa lentos y rápidos a los cuales
la gente denomina “volcanes”; la humedad es alta; el uso del suelo es
principalmente agrícola con presencia de monocultivos de caña panelera; el
bosque nativo se encuentra reducido a unos pocos metros cerca de las fuentes de
agua y a lo largo de estas.

La zona tiene una densidad de población baja, existe acueducto veredal sin
tratamiento en la fuente, escuela de primaria, grupos armados al margen de la ley,
no hay puesto de salud, ni teléfono; el transporte se hace en camperos que llevan
desde la zona rural de las veredas a los estudiantes al colegio y a la panela para
su comercialización a los municipios de Nimaima y Nocaima.

TRADICIÓN ARQUITECTÓNICA

En esta región no se tiene una tradición de arquitectura en guadua como en el eje


cafetero, pero en algunas viviendas de la región se le ha dado uso, como en este
99
caso en donde se puede ver una vivienda con estructura en guadua y
mampostería en bahareque y su uso en tablillas de guadua para contener el suelo
donde está construida la vivienda.

En esta vivienda se utiliza la guadua como estructura para soportar mortero de


techo y muros; como la corteza de la guadua contiene sílice existen problemas de
adherencia entre el mortero y la guadua. Al desprenderse la capa de pañete del
muro la guadua queda expuesta a los cambios de humedad lo cual incrementa su
deterioro.

En esta región el uso de la guadua y las maderas en general esta controlado por
la jurisdicción de la CAR de Cundinamarca; pero debido a la sobre explotación
durante los ochenta y noventa para proveer de casetón a Bogotá en la actualidad
solo se ven algunos reductos de guaduales en las fincas.
100
ANEXO C

CARACTERÍSTICAS GEOMÉTRICAS Y RESULTADOS DE LOS


ENSAYOS

101
Tabla No 30. Características geométricas de probetas con corte en la basa y de origen Armenia
Identificación No. Nudos L (m) L1 (m) L2 (m) L3 (m) DM 1 (m) DM 2 (m) e1 (m) e2 (m) e3 (m) e4 (m) dm1 (m) dm2 (m) e1 (m) e2 (m) e3 (m) e4 (m) Pmáx (kg) Humedad (%) Tipo de Falla
50 1 B 3 0,780 0,225 0,070 0,215 0,0880 0,0880 0,0120 0,0140 0,0130 0,0120 0,0880 0,0880 0,0110 0,0010 0,0011 0,0110 2188 35,25 CP
50 2 B 4 0,750 0,160 0,210 0,140 0,0770 0,0790 0,0160 0,0190 0,0180 0,0180 0,0760 0,0770 0,0120 0,0120 0,0110 0,0130 2300 43,40 CP
50 3 B 3 0,720 0,215 0,070 0,210 0,0830 0,0820 0,0090 0,0110 0,0100 0,0100 0,0850 0,0840 0,0100 0,0130 0,0120 0,0110 1860 29,52 AP
50 4 B 3 0,780 0,235 0,070 0,225 0,0840 0,0820 0,0120 0,0110 0,0120 0,0120 0,0820 0,0820 0,0090 0,0100 0,0100 0,0100 2406 32,54 CP
50 5 B 4 0,980 0,135 0,250 0,125 0,0790 0,0800 0,0100 0,0100 0,0110 0,0090 0,0790 0,0800 0,0090 0,0080 0,0085 0,0085 1534 31,06 CP
100 1 B 5 1,470 0,210 0,580 0,210 0,0790 0,0810 0,0080 0,0085 0,0080 0,0080 0,0780 0,0750 0,0080 0,0070 0,0070 0,0080 1425 No determinado AP
100 2 B 4 1,470 0,325 0,360 0,315 0,0850 0,0850 0,0090 0,0080 0,0085 0,0090 0,0770 0,0790 0,0850 0,0080 0,0090 0,0070 1750 25,72 CP
100 3 B 4 1,320 0,315 0,340 0,345 0,0880 0,0870 0,0075 0,0070 0,0075 0,0070 0,0810 0,0825 0,0065 0,0070 0,0080 0,0070 935 21,99 AP
100 4 B 5 1,400 0,190 0,600 0,210 0,0850 0,0870 0,0070 0,0070 0,0070 0,0080 0,0800 0,0800 0,0070 0,0080 0,0060 0,0080 1460 20,20 AP
100 5 B 4 1,350 0,320 0,340 0,330 0,0890 0,0890 0,0090 0,0090 0,0090 0,0100 0,0860 0,0870 0,0080 0,0080 0,0080 0,0085 1935 30,49 CP
150 1 B 7 2,110 0,635 0,245 0,530 0,0830 0,0810 0,0090 0,0090 0,0090 0,0070 0,0730 0,0750 0,0070 0,0070 0,0070 0,0060 600 23,40 FC
150 2 B 8 1,730 0,485 0,440 0,570 0,0780 0,0780 0,0250 0,0200 0,0220 0,0230 0,0810 0,0800 0,0120 0,0120 0,0120 0,0130 1610 41,83 TN
150 3 B 6 1,840 0,600 0,310 0,595 0,0860 0,0830 0,0090 0,0070 0,0080 0,0070 0,0790 0,0800 0,0070 0,0070 0,0070 0,0080 740 27,33 FC
150 4 B 5 2,050 0,370 0,780 0,360 0,0940 0,0960 0,0090 0,0090 0,0080 0,0100 0,0900 0,0900 0,0080 0,0080 0,0080 0,0100 1680 25,28 FC
150 5 B 6 1,980 0,560 0,350 0,595 0,0780 0,0770 0,0060 0,0070 0,0070 0,0070 0,0900 0,0900 0,0080 0,0080 0,0080 0,0100 330 20,33 CP
200 1 B 9 2,390 0,760 0,535 0,710 0,0850 0,0850 0,0085 0,0085 0,0090 0,0100 0,0820 0,0810 0,0130 0,0130 0,0110 0,0100 850 34,14 FC
200 2 B 8 2,280 0,600 0,865 0,535 0,0930 0,0920 0,0130 0,0140 0,0100 0,0100 0,0890 0,0870 0,0080 0,0090 0,0090 0,0100 1370 30,33 FC
200 3 B 7 2,330 0,680 0,685 0,645 0,0940 0,0930 0,0090 0,0080 0,0080 0,0100 0,0870 0,0860 0,0070 0,0070 0,0070 0,0075 930 22,63 FC
200 4 B 7 2,460 0,645 0,720 0,635 0,0850 0,0840 0,0090 0,0090 0,0090 0,0080 0,0750 0,0760 0,0065 0,0070 0,0080 0,0080 810 17,42 CP
200 5 B 7 2,640 0,620 0,770 0,610 0,0830 0,0840 0,0070 0,0070 0,0060 0,0080 0,0740 0,0730 0,0070 0,0070 0,0060 0,0060 400 30,59 AP
250 1 B 8 3,110 0,690 1,220 0,590 0,0850 0,0840 0,0080 0,0080 0,0090 0,0090 0,0830 0,0810 0,0080 0,0080 0,0080 0,0080 670 16,98 CP
250 2 B 8 3,090 0,680 1,170 0,655 0,0980 0,0970 0,0100 0,0100 0,0900 0,0090 0,0860 0,0860 0,0080 0,0080 0,0080 0,0090 1100 25,00 CP
250 3 B 8 3,100 0,680 1,150 0,680 0,0930 0,0890 0,0080 0,0070 0,0070 0,0080 0,0830 0,0880 0,0120 0,0160 0,0120 0,0080 580 60,62 AP
250 4 B 8 2,910 0,675 1,185 0,640 0,0900 0,0890 0,0080 0,0080 0,0080 0,0080 0,0840 0,0860 0,0090 0,0090 0,0080 0,0080 780 21,75 FC
250 5 B 8 2,740 0,710 1,100 0,690 0,0960 0,0990 0,0090 0,0090 0,0080 0,0080 0,0900 0,0900 0,0080 0,0080 0,0080 0,0070 800 21,24 FC
300 1 B 11 3,430 0,082 1,280 0,900 0,0880 0,0910 0,0080 0,0080 0,0070 0,0060 0,0750 0,0750 0,0070 0,0070 0,0060 0,0060 400 38,17 AP
300 2 B 10 3,460 0,970 1,000 1,040 0,0920 0,0970 0,0080 0,0070 0,0090 0,0100 0,0830 0,0830 0,0070 0,0070 0,0070 0,0070 445 21,74 FC
300 3 B 12 3,460 0,870 1,200 0,940 0,0990 0,1010 0,0130 0,0140 0,0130 0,0140 0,0900 0,0910 0,0080 0,0080 0,0080 0,0090 1050 22,60 AP
300 4 B 10 3,240 0,940 0,940 0,950 0,0940 0,0930 0,0110 0,0110 0,0120 0,0090 0,0870 0,0850 0,0100 0,0080 0,0080 0,0080 570 30,18 FC
300 5 B 11 3,260 0,980 0,920 1,050 0,0980 0,0100 0,0110 0,0120 0,0110 0,0130 0,0920 0,0940 0,0090 0,0090 0,0090 0,0080 820 30,41 AP

Tabla No 31. Características geométricas de probetas con corte en la cepa y de origen Armenia
Identificación No. Nudos L (m) L1 (m) L2 (m) L3 (m) DM 1 (m) DM 2 (m) e1 (m) e2 (m) e3 (m) e4 (m) dm1 (m) dm2 (m) e1 (m) e2 (m) e3 (m) e4 (m) Pmáx (kg) Humedad (%) Tipo de Falla
50 1 C 4 0,865 0,145 0,230 0,125 0,1180 0,1150 0,0160 0,0160 0,0150 0,0140 0,1150 0,1140 0,0160 0,0140 0,0140 0,0150 3650 23,96 AP
50 2 C 4 0,900 0,140 0,220 0,140 0,1025 0,1050 0,0150 0,0160 0,0180 0,0150 0,1040 0,1080 0,0150 0,0150 0,0120 0,0130 3575 38,83 CP
50 3 C 3 0,740 0,220 0,070 0,210 0,1120 0,1110 0,0110 0,0110 0,0100 0,0100 0,1110 0,1100 0,0120 0,0120 0,0120 0,0110 2350 22,42 CP
50 4 C 4 0,805 0,170 0,195 0,145 0,1080 0,1060 0,0240 0,0200 0,0180 0,0250 0,1080 0,1090 0,0130 0,0130 0,0150 0,0160 3900 35,67 CP
50 5 C 3 0,730 0,230 0,070 0,200 0,1200 0,1190 0,0140 0,0140 0,0140 0,0120 0,1200 0,1200 0,0110 0,0130 0,0140 0,0140 3300 32,25 AP
100 1 C 5 1,370 0,230 0,540 0,230 0,1120 0,1130 0,0130 0,0140 0,0150 0,0140 0,1120 0,1120 0,0130 0,0120 0,0130 0,0130 3000 40,36 CP
100 2 C 6 1,290 0,410 0,210 0,370 0,1110 0,1160 0,0210 0,0170 0,0210 0,0170 0,1110 0,1080 0,0170 0,0160 0,0150 0,0140 3775 40,92 CP
100 3 C 6 1,200 0,210 0,680 0,190 0,1250 0,0280 0,0230 0,0200 0,0200 0,1210 0,1200 0,0140 0,0160 0,0170 0,0170 5600 28,70 CP
100 4 C 6 1,360 0,180 0,670 0,150 0,1110 0,1130 0,0210 0,0180 0,0210 0,0300 0,1220 0,1230 0,0130 0,0150 0,0160 0,0140 4700 28,11 CP
100 5 C 5 1,430 0,210 0,580 0,210 0,1120 0,1130 0,0110 0,0090 0,0110 0,0120 0,1080 0,1080 0,0100 0,0090 0,0110 0,0110 1900 23,15 CP
150 1 C 7 1,800 0,520 0,520 0,460 0,1160 0,1170 0,0145 0,0160 0,0160 0,0162 0,1155 0,1160 0,0140 0,0170 0,0168 0,0141 2602 No determinado CP
150 2 C 7 1,755 0,515 0,490 0,485 0,1220 0,1240 0,0120 0,0130 0,0150 0,0165 0,1180 0,1220 0,0110 0,0120 0,0130 0,0120 2565 28,61 CP
150 3 C 10 1,780 0,590 0,390 0,525 0,1030 0,1010 0,0210 0,0220 0,0200 0,0225 0,0930 0,0940 0,0120 0,0120 0,0130 0,0130 1460 39,49 AP
150 4 C 6 1,810 0,615 0,305 0,580 0,1200 0,1130 0,0130 0,0140 0,0150 0,0150 0,1130 0,1140 0,0110 0,0120 0,0130 0,0110 1570 24,47 FC
150 5 C 9 1,710 0,420 0,580 0,490 0,1030 0,1060 0,0190 0,0190 0,0230 0,0240 0,0970 0,0960 0,0110 0,0130 0,0120 0,0125 2040 36,47 AP
200 1 C 11 2,250 0,660 0,620 0,720 0,1140 0,1180 0,0240 0,0240 0,0180 0,0210 0,1185 0,1142 0,0150 0,0150 0,0160 0,0130 2900 9,64 AP
200 2 C 12 2,400 0,640 0,680 0,680 0,1250 0,1230 0,0330 0,0360 0,0270 0,0320 0,1100 0,1130 0,0130 0,0140 0,0140 0,0140 2200 22,20 AP
200 3 C 10 2,400 0,700 0,500 0,800 0,1040 0,1010 0,0160 0,0150 0,0140 0,0140 0,1010 0,0980 0,0130 0,0120 0,0130 0,0110 1050 45,44 CP
200 4 C 12 2,250 0,580 0,790 0,630 0,1160 0,1140 0,0270 0,0260 0,0250 0,0300 0,1050 0,1060 0,0110 0,0120 0,0110 0,0110 2600 40,49 CP
200 5 C 10 2,300 0,750 0,480 0,770 0,1040 0,1080 0,0210 0,0240 0,0260 0,0210 0,1090 0,1090 0,0130 0,0130 0,0130 0,0130 1560 48,27 AP
250 1 C 12 2,960 0,840 0,780 0,880 0,1150 0,1220 0,0270 0,0260 0,0230 0,1160 0,1170 0,0130 0,0140 0,0140 0,0140 2090 No determinado FC
250 2 C 12 2,900 0,720 0,970 0,810 0,1240 0,1200 0,0250 0,0230 0,0200 0,0220 0,1210 0,1220 0,0160 0,0150 0,0150 0,0160 2200 No determinado AP
250 3 C 13 2,960 0,900 0,720 0,880 0,1230 0,1210 0,0310 0,0270 0,0300 0,1210 0,1220 0,0160 0,0150 0,0150 0,0160 2650 No determinado CP
250 4 C 12 3,120 0,770 0,810 0,920 0,1210 0,1210 0,0180 0,0190 0,0200 0,0170 0,1120 0,1110 0,0140 0,0160 0,0140 0,0150 2520 No determinado TN
250 5 C 12 3,060 0,845 0,780 0,885 0,1060 0,1090 0,0120 0,0130 0,0150 0,0150 0,1070 0,1040 0,0120 0,0120 0,0130 0,0110 890 34,51 AP
300 1 C 15 3,300 0,920 1,100 0,960 0,1300 0,0240 0,0300 0,0240 0,0210 0,1121 0,1145 0,0130 0,0140 0,0125 0,0110 1500 No determinado D
300 2 C 13 3,250 0,850 1,310 0,840 0,1180 0,1190 0,0220 0,0210 0,0210 0,0220 0,1140 0,1120 0,0110 0,0110 0,0100 0,0120 1400 No determinado CP
300 3 C 15 3,410 0,860 1,180 0,920 0,1140 0,1140 0,0200 0,0220 0,0190 0,0250 0,1060 0,1080 0,0125 0,0120 0,0140 0,0110 1020 42,35 AP
300 4 C 13 3,340 1,070 0,790 1,130 0,1050 0,1040 0,0160 0,0200 0,0230 0,0230 0,1050 0,1040 0,0100 0,0120 0,0115 0,0130 930 No determinado AP
300 5 C 12 3,230 0,970 1,030 1,100 0,1190 0,1220 0,0190 0,0195 0,0235 0,0250 0,1220 0,1240 0,0160 0,0160 0,0170 0,0140 1635 No determinado AP

Tabla No 32. Características geométricas de probetas con corte en la basa y de origen Nimaima
dentificaciónNo. Nudos L (m) L1 (m) L2 (m) L3 (m) DM1 (m)DM2 (m) e1 (m) e2 (m) e3 (m) e4 (m) dm1 (m)dm2 (m) e1 (m) e2 (m) e3 (m) e4 (m)Pmáx (kg Humedad (%) Tipo de Falla
50 B 6 1 3 1,230 0,250 0,000 0,250 0,1049 0,1083 0,0096 0,0094 0,0082 0,0077 0,1012 0,1044 0,0071 0,0076 0,0082 0,0079 1300 No determinado AP
50 B 4 1 I 3 1,010 0,250 0,000 0,250 0,1210 0,1240 0,0093 0,0091 0,0100 0,0100 0,1150 0,1220 0,0082 0,0082 0,0093 0,0093 2180 No determinado FT
50 B 4 1 II 3 1,010 0,240 0,000 0,260 0,1212 0,1240 0,0088 0,0089 0,0087 0,0085 0,1158 0,1230 0,0085 0,0078 0,0086 0,0090 1380 No determinado CP
50 B 1 2 1 3 0,930 0,200 0,100 0,200 0,1241 0,1222 0,0089 0,0088 0,0091 0,0093 0,1140 0,1150 0,0109 0,0111 0,0100 0,0111 1650 No determinado CP
100 A 10 2 5 1,350 0,490 0,310 0,200 0,1015 0,0985 0,0101 0,0101 0,0087 0,0086 0,1061 0,0107 0,0127 0,0128 0,0103 0,0113 1800 No determinado CP
100 B 11 4 1,610 0,300 0,400 0,300 0,1300 0,1243 0,0123 0,0128 0,0118 0,0118 0,1233 0,1203 0,0108 0,0109 0,0099 0,0114 3050 No determinado CP
100 B 121 5 1,580 0,170 0,640 0,190 0,1305 0,1319 0,0111 0,0103 0,0116 0,0109 0,1245 0,1246 0,0093 0,0103 0,0084 0,0094 3900 No determinado AP
150 B 11 1 6 2,000 0,580 0,340 0,580 0,1201 0,1226 0,0111 0,0117 0,0111 0,0115 0,1043 0,1052 0,0088 0,0086 0,0079 0,0087 1380 No determinado FC
150 B 4 1 I 6 1,940 0,585 0,355 0,560 0,1082 0,1085 0,0091 0,0090 0,0087 0,0091 0,1087 0,1050 0,0099 0,0092 0,0080 0,0096 1050 No determinado CP
150 B 4 1 II 7 2,040 0,430 0,620 0,445 0,1083 0,1100 0,0086 0,0082 0,0095 0,0080 0,0967 0,0949 0,0104 0,0123 0,0090 0,0103 1430 No determinado CP
150 B 2 1 I 5 2,080 0,335 0,805 0,375 0,1080 0,1100 0,0080 0,0080 0,0070 0,0090 0,1030 0,1030 0,0080 0,0085 0,0075 0,0078 1620 No determinado AP
150 B 2 1 II 5 1,920 0,350 0,790 0,360 0,1126 0,1128 0,0087 0,0087 0,0086 0,0100 0,1080 0,1100 0,0081 0,0085 0,0086 0,0084 1850 No determinado AP
200 A 6 3 7 2,310 0,660 0,700 0,640 0,1022 0,1038 0,0131 0,0141 0,0118 0,0135 0,0933 0,0921 0,0134 0,0147 0,0136 0,0137 1260 No determinado CP
200 A 10 2 7 2,400 0,670 0,700 0,650 0,0961 0,0993 0,0100 0,0093 0,0096 0,0099 0,0937 0,0097 0,0085 0,0086 0,0110 850 No determinado CP
200 B 1 2 1 7 2,450 0,680 0,680 0,640 0,1255 0,1237 0,0086 0,0093 0,0086 0,0088 0,1128 0,1195 0,0077 0,0078 0,0095 0,0085 1795 No determinado AP
200 B 12 7 2,320 0,590 0,690 0,670 0,1451 0,1451 0,0147 0,0159 0,0159 0,0147 0,1242 0,1250 0,0101 0,0094 0,0095 0,0096 1380 No determinado CP
250 A 8A 2 8 2,940 0,660 1,180 0,660 0,0975 0,0926 0,0137 0,0137 0,0145 0,0145 0,0872 0,0861 0,0158 0,0091 0,0102 0,0099 1330 No determinado CP
250 B 6 1 8 2,950 0,630 1,200 0,670 0,1194 0,1169 0,0165 0,0112 0,0150 0,0124 0,1044 0,1083 0,0085 0,0079 0,0088 0,0075 980 No determinado AP
250 B 1 2 8 3,240 0,640 1,180 0,680 0,1185 0,1174 0,0107 0,0095 0,0104 0,0092 0,1028 0,1013 0,0087 0,0085 0,0091 0,0094 1700 No determinado CP
300 A 4 2 11 3,300 1,100 0,940 0,960 0,1286 0,1259 0,0170 0,0170 0,0191 0,1151 0,1131 0,0126 0,0145 0,0138 0,0169 1300 No determinado CP
300 A 4 3 10 3,580 0,990 0,960 0,950 0,1118 0,1108 0,0124 0,0128 0,0114 0,0123 0,0967 0,0978 0,0125 0,0117 0,0105 0,0107 870 No determinado AP
300 B 3 2 10 3,500 1,070 1,010 0,990 0,1144 0,1109 0,0112 0,0110 0,0100 0,0102 0,0826 0,0846 0,0086 0,0080 0,0079 0,0082 775 No determinado AP

102
Tabla No 33. Características geométricas de probetas con corte en la cepa y de origen Nimaima
dentificaciónNo. Nudos L (m) L1 (m) L2 (m) L3 (m) DM1 (m)DM2 (m) e1 (m) e2 (m) e3 (m) e4 (m) dm1 (m)dm2 (m) e1 (m) e2 (m) e3 (m) e4 (m)Pmáx (kg Humedad (%) Tipo de Falla
50 A 5 1 C 5 0,900 0,235 0,000 0,265 0,1524 0,1535 0,0185 0,0185 0,0204 0,0174 0,1590 0,1534 0,0278 0,0260 0,0264 0,0278 5300 No determinado CP
50 A 6 1 C 4 0,820 0,135 0,215 0,160 0,1220 0,1270 0,0250 0,0230 0,0270 0,0270 0,1220 0,1270 0,0250 0,0250 0,0190 0,0200 6575 No determinado AP
50 B 2 C 5 0,800 0,200 0,100 0,210 0,1479 0,1451 0,0220 0,0223 0,0223 0,0246 0,1276 0,1245 0,0144 0,0143 0,0144 0,0149 2650 No determinado CP
50 B 3 C 5 0,795 0,250 0,000 0,250 0,1364 0,1365 0,0142 0,0164 0,0155 0,0155 0,1360 0,1369 0,0175 0,0170 0,0215 0,0187 4000 No determinado CP
100 A 7 1 C 6 1,400 0,375 0,240 0,385 0,1326 0,1320 0,0245 0,0270 0,0231 0,0226 0,1274 0,1378 0,0162 0,0195 0,0165 0,0176 4400 No determinado CP
100 A 3 1 C 6 1,320 0,420 0,215 0,365 0,1215 0,1202 0,0262 0,0261 0,0239 0,0274 0,1197 0,1189 0,0180 0,0209 0,0181 0,0155 3500 No determinado CP
100 B 3 C 6 1,255 0,430 0,210 0,360 0,1322 0,1399 0,0163 0,0155 0,0157 0,0153 0,1374 0,1389 0,0194 0,0122 0,0147 0,0125 3950 No determinado AP
100 B 7 C 6 1,300 0,340 0,230 0,440 0,1089 0,1113 0,0108 0,0112 0,0103 0,0102 0,1088 0,1107 0,0127 0,0166 0,0154 0,0127 2210 No determinado AP
150 A 11 C 8 2,070 0,394 0,773 0,345 0,1141 0,1155 0,0153 0,0159 0,0166 0,0153 0,1110 0,1098 0,0135 0,0130 0,0141 0,0126 2850 No determinado CP
150 A 8 1 C 9 1,870 0,370 0,825 0,305 0,1502 0,0284 0,0268 0,0284 0,0256 0,1369 0,1324 0,0165 0,0172 0,0197 0,0173 4300 No determinado CP
150 A 8 2 C 7 1,630 0,480 0,505 0,525 0,1412 0,1386 0,0233 0,0217 0,0229 0,0217 0,1332 0,1314 0,0193 0,0145 0,0153 0,0142 2350 No determinado CP
150 B 7 C 6 2,020 0,635 0,340 0,525 0,1100 0,1110 0,0120 0,0100 0,0100 0,0100 0,1150 0,1110 0,0090 0,0090 0,0090 0,0070 1065 No determinado AP
150 B 8 I C 8 1,990 0,445 0,530 0,525 0,1258 0,1351 0,0147 0,0165 0,0155 0,1209 0,1178 0,0106 0,0084 0,0094 0,0104 1250 No determinado AP
150 B 8 II C 6 2,120 0,600 0,350 0,550 0,1200 0,1219 0,0098 0,0110 0,0098 0,0100 0,1123 0,1110 0,0080 0,0095 0,0108 0,0082 950 No determinado AP
200 A 3 1 C 10 2,580 0,600 0,750 0,645 0,1228 0,1208 0,0185 0,0206 0,0174 0,0179 0,1124 0,1125 0,0150 0,0191 0,0139 0,0152 1950 No determinado FC
200 A 5 1 C 9 2,310 0,700 0,760 0,570 0,1492 0,0171 0,0157 0,0157 0,0180 0,1437 0,1426 0,0138 0,0130 0,0135 0,0194 3750 No determinado CP
200 A 11 C 10 2,450 0,610 0,900 0,490 0,1240 0,1260 0,0280 0,0240 0,0260 0,0260 0,1142 0,1142 0,0140 0,0160 0,0160 0,0160 2700 No determinado CP
200 B 14 II C 8 2,320 0,530 0,900 0,570 0,1112 0,1155 0,0086 0,0084 0,0087 0,0089 0,0973 0,0965 0,0075 0,0078 0,0076 0,0077 1600 No determinado CP
200 B 14 I C 9 2,210 0,555 0,770 0,640 0,1310 0,1308 0,0121 0,0141 0,0143 0,0128 0,1124 0,1122 0,0088 0,0091 0,0093 0,0098 1650 No determinado AP
200 B 2 C 10 2,430 0,760 0,500 0,750 0,1214 0,1252 0,0135 0,0128 0,0129 0,0131 0,1151 0,1147 0,0099 0,0088 0,0089 0,0098 1180 No determinado AP
250 A 7 1 C 10 2,830 0,900 0,600 1,000 0,1314 0,1314 0,0172 0,0169 0,0180 0,0199 0,1275 0,1246 0,0179 0,0182 0,0192 0,0192 1870 No determinado CP
250 A 10 1 C 12 2,850 0,800 0,940 0,760 0,1145 0,1220 0,0156 0,0192 0,0200 0,0200 0,1132 0,1120 0,0105 0,0115 0,0133 0,0132 2500 No determinado AP
250 B 3 C 10 2,850 0,900 0,635 0,960 0,1345 0,1407 0,0142 0,0132 0,0136 0,0120 0,1385 0,1376 0,0141 0,0178 0,0170 0,0126 1904 No determinado AP
250 --- -- - 12 2,780 0,800 1,010 0,710 0,1345 0,1354 0,0196 0,1319 0,0196 0,0200 0,0202 0,0212 1900 No determinado AP
300 A 2 1 C 15 3,655 1,000 1,000 1,000 0,1169 0,1155 0,0196 0,0220 0,0270 0,0227 0,1117 0,1114 0,0138 0,0160 0,0142 0,0143 1275 No determinado CP
300 A 5A 1 C 12 3,700 0,870 1,190 0,950 0,1114 0,1092 0,0151 0,0149 0,0141 0,0137 0,1012 0,0980 0,0138 0,0135 0,0126 0,0131 1280 No determinado FC
300 A 8A 1 C 11 3,450 1,000 0,920 1,080 0,1012 0,1011 0,0176 0,0162 0,0164 0,0156 0,1031 0,0914 0,0155 0,0145 0,0132 0,0143 880 No determinado AP
300 B 6 C 12 3,540 1,020 0,930 1,050 0,1170 0,1187 0,0118 0,0105 0,0126 0,0134 0,1169 0,1141 0,0100 0,0098 0,0092 0,0101 750 No determinado CP
300 B 13 C 12 3,600 1,100 0,930 0,970 0,1592 0,1592 0,0151 0,0172 0,0142 0,0153 0,1329 0,1365 0,0134 0,0118 0,0133 0,0151 1920 No determinado AP

Tabla No 34. Características geométricas de probetas con refuerzo de mortero, corte en la basa y
de origen Armenia
Identificación No. Nudos L (m) L1 (m) L2 (m) L3 (m) DM1 (m) DM2 (m) e1 (m) e2 (m) e3 (m) e4 (m) dm1 (m) dm2 (m) e1 (m) e2 (m) e3 (m) e4 (m) Pmáx (kg) Humedad (%)
50 6 B 3 0,860 0,167 0,167 0,167 0,070 0,080 0,009 0,008 0,008 0,009 0,079 0,078 0,008 0,008 0,008 0,008 2380 40,67
50 7 B 4 0,920 0,167 0,167 0,167 0,077 0,076 0,013 0,012 0,012 0,011 0,076 0,076 0,012 0,012 0,014 0,011 1960 36,02
50 8 B 3 0,980 0,167 0,167 0,167 0,086 0,086 0,008 0,008 0,008 0,009 0,080 0,080 0,007 0,007 0,008 0,008 2300 64,41
50 9 B 3 1,070 0,167 0,167 0,167 0,093 0,090 0,009 0,009 0,008 0,008 0,093 0,089 0,008 0,008 0,008 0,009 3280 46,79
100 6 B 5 1,570 0,333 0,333 0,333 0,082 0,082 0,008 0,008 0,008 0,009 0,074 0,074 0,007 0,007 0,007 0,007 815 51,84
100 SIN B 5 1,230 0,333 0,333 0,333 0,070 0,070 0,008 0,008 0,008 0,008 0,067 0,070 0,008 0,009 910 57,24
100 7 B 5 1,550 0,333 0,333 0,333 0,108 0,107 0,013 0,010 0,012 0,010 0,107 0,105 0,011 0,011 0,011 0,009 2550 36,03
100 8 B 4 1,250 0,333 0,333 0,333 0,102 0,102 0,009 0,009 0,010 0,010 0,097 0,097 0,008 0,008 0,009 0,010 1970 44,21
100 9 II B 5 1,400 0,333 0,333 0,333 0,101 0,100 0,016 0,016 0,015 0,014 0,098 0,099 0,001 0,001 0,001 0,001 2130 42,93
100 9 B 5 1,690 0,333 0,333 0,333 0,085 0,082 0,008 0,009 0,081 0,080 0,008 0,008 0,009 0,010 1370 68,30
100 10 B 5 1,290 0,333 0,333 0,333 0,103 0,105 0,012 0,012 0,013 0,012 0,100 0,100 0,012 0,012 0,012 0,011 2765 32,53
150 6 B 10 2,260 0,500 0,500 0,500 0,086 0,088 0,021 0,026 0,019 0,024 0,080 0,081 0,010 0,010 0,009 0,009 1060 27,72
150 7 B 5 1,920 0,500 0,500 0,500 0,084 0,081 0,013 0,008 0,007 0,008 0,084 0,081 0,013 0,008 0,007 0,008 790 14,55
150 8 B 10 2,300 0,500 0,500 0,500 0,086 0,084 0,011 0,011 0,012 0,013 0,079 0,079 0,008 0,008 0,007 0,008 1020 26,03
150 9 B 8 1,680 0,500 0,500 0,500 0,093 0,091 0,012 0,012 0,011 0,011 0,088 0,084 0,010 0,010 0,009 0,009 1100 49,84
150 10 B 7 1,900 0,500 0,500 0,500 0,089 0,088 0,010 0,011 0,011 0,010 0,086 0,084 0,008 0,008 0,007 1000 47,37
200 6 B 8 2,350 0,667 0,667 0,667 0,085 0,084 0,011 0,011 0,012 0,012 0,084 0,080 0,009 0,009 0,009 0,008 1100 25,33
200 7 B 8 2,630 0,667 0,667 0,667 0,094 0,092 0,009 0,009 0,008 0,009 0,084 0,087 0,007 0,007 0,007 0,007 1090 17,74
200 8 B 10 2,170 0,667 0,667 0,667 0,090 0,018 0,016 0,088 0,088 0,011 0,010 0,010 0,010 1180 36,46
200 9 B 8 2,170 0,667 0,667 0,667 0,090 0,088 0,011 0,011 0,011 0,011 0,082 0,083 0,008 0,008 0,009 0,008 815 49,85
200 10 B 7 2,400 0,667 0,667 0,667 0,089 0,089 0,011 0,010 0,010 0,010 0,082 0,083 0,008 0,008 0,008 0,008 1030 46,63
250 6 B 9 3,050 0,833 0,833 0,833 0,093 0,097 0,008 0,009 0,008 0,010 0,089 0,090 0,007 0,007 0,007 0,008 530 38,75
250 7 B 9 3,030 0,833 0,833 0,833 0,093 0,094 0,008 0,008 0,008 0,009 0,086 0,085 0,007 0,007 0,007 0,007 650 17,06
250 8 B 10 3,100 0,833 0,833 0,833 0,085 0,084 0,017 0,015 0,014 0,017 0,089 0,087 0,012 0,011 0,011 0,010 480 50,65
250 8 II B 9 3,050 0,833 0,833 0,833 0,085 0,084 0,017 0,015 0,014 0,017 0,089 0,087 0,012 0,011 0,011 0,010 1100 No determinado
250 9 B 10 3,040 0,833 0,833 0,833 0,087 0,087 0,011 0,010 0,010 0,011 0,088 0,087 0,009 0,010 0,010 0,009 670 27,04
250 10 B 13 2,980 0,833 0,833 0,833 0,067 0,069 0,013 0,015 0,016 0,019 0,069 0,070 0,008 0,009 0,008 0,009 590 34,72
300 6 B 11 3,300 1,000 1,000 1,000 0,093 0,091 0,009 0,009 0,009 0,008 0,080 0,079 0,015 0,016 0,016 0,014 800 28,14
300 7 B 11 3,480 1,000 1,000 1,000 0,091 0,090 0,010 0,008 0,009 0,011 0,080 0,079 0,008 0,008 0,008 0,008 310 21,99
300 8 B 11 3,350 1,000 1,000 1,000 0,096 0,096 0,008 0,008 0,009 0,009 0,078 0,077 0,006 0,005 0,006 0,006 200 16,17
300 9 B 11 3,600 1,000 1,000 1,000 0,092 0,090 0,009 0,009 0,009 0,009 0,084 0,082 0,006 0,006 0,006 0,007 270 16,99
300 10 B 10 3,350 1,000 1,000 1,000 0,082 0,084 0,009 0,009 0,010 0,009 0,082 0,084 0,008 0,009 0,010 0,010 320 18,45

Tabla No 35. Características geométricas de probetas con refuerzo de mortero, corte en la cepa y
de origen Armenia
Identificación No. Nudos L (m) L1 (m) L2 (m) L3 (m) DM1 (m) DM2 (m) e1 (m) e2 (m) e3 (m) e4 (m) dm1 (m) dm2 (m) e1 (m) e2 (m) e3 (m) e4 (m) Pmáx (kg) Humedad (%)
50 6 C 4 0,780 0,167 0,167 0,167 0,1130 0,1240 0,0180 0,0230 0,0220 0,0230 0,1120 0,1180 0,0170 0,0150 0,0160 0,0170 4250 60,58
50 8 C 4 0,750 0,167 0,167 0,167 0,1180 0,1190 0,0200 0,0210 0,0180 0,0210 0,1160 0,1160 0,0150 0,0160 0,0160 0,0170 4500 44,63
50 9 C 4 0,760 0,167 0,167 0,167 0,1190 0,1190 0,0150 0,0180 0,0160 0,0190 0,1190 0,1150 0,0150 0,0130 0,0140 0,0160 4150 50,85
50 10 C 4 0,770 0,167 0,167 0,167 0,1180 0,1160 0,0160 0,0170 0,0180 0,0190 0,1140 0,1150 0,0150 0,0150 0,0180 0,0160 5200 48,33
100 6 C 5 1,550 0,333 0,333 0,333 0,1100 0,1110 0,0140 0,0120 0,0150 0,0130 0,1100 0,1120 0,0130 0,0130 0,0120 0,0110 2810 93,01
100 7 C 5 1,210 0,333 0,333 0,333 0,1010 0,0990 0,0140 0,0150 0,0140 0,0150 0,1000 0,1000 0,0120 0,0140 0,0130 0,0120 1950 74,07
100 8 C 6 1,270 0,333 0,333 0,333 0,1000 0,0980 0,0130 0,0150 0,0160 0,0130 0,1020 0,1160 0,0170 0,0190 0,0170 0,0200 2400 58,28
100 9 C 6 1,350 0,333 0,333 0,333 0,1110 0,1120 0,0330 0,0230 0,0280 0,0300 0,1100 0,1150 0,0160 0,0150 0,0140 0,0180 3000 63,52
100 10 C 5 1,380 0,333 0,333 0,333 0,1090 0,1080 0,0100 0,0110 0,0110 0,0120 0,1080 0,1060 0,0140 0,0130 0,0120 0,0110 2770 49,86
150 6 C 8 1,710 0,500 0,500 0,500 0,1140 0,1170 0,0270 0,0250 0,0200 0,0260 0,1160 0,1190 0,0120 0,0140 0,0150 0,0140 2875 54,23
150 7 C 7 1,780 0,500 0,500 0,500 0,1070 0,1070 0,0140 0,0150 0,0160 0,0170 0,1060 0,1050 0,0120 0,0130 0,0130 0,0140 2420 50,16
150 8 C 9 1,860 0,500 0,500 0,500 0,1050 0,1060 0,0180 0,0170 0,0140 0,0140 0,1060 0,1070 0,0290 2955 80,38
150 9 C 7 1,680 0,500 0,500 0,500 0,1070 0,1070 0,0130 0,0120 0,0120 0,0130 0,1050 0,1040 0,0130 0,0130 0,0110 0,0140 2020 74,34
150 10 C 9 2,160 0,500 0,500 0,500 0,0980 0,0950 0,0120 0,0120 0,0120 0,0110 0,1010 0,0990 0,0120 0,0120 0,0130 1730 99,41
200 6 C 10 2,400 0,667 0,667 0,667 0,1030 0,1050 0,0240 0,0250 0,0230 0,0240 0,1020 0,1020 0,0120 0,0120 0,0100 0,0120 2050 26,80
200 7 C 9 2,390 0,667 0,667 0,667 0,1110 0,1100 0,0130 0,0160 0,0140 0,0160 0,1100 0,1110 0,0180 0,0110 0,0140 0,0180 2145 56,86
200 8 C 9 2,220 0,667 0,667 0,667 0,1190 0,1210 0,0120 0,0120 0,0130 0,0130 0,1210 0,1230 0,0160 0,0170 0,0170 0,0170 2050 26,23
200 9 C 12 2,270 0,667 0,667 0,667 0,1090 0,1060 0,0190 0,0160 0,0190 0,1010 0,1040 0,0120 0,0130 0,0120 0,0120 980 48,13
200 10 C 11 2,310 0,667 0,667 0,667 0,1100 0,1120 0,0290 0,0280 0,0280 0,1080 0,1070 0,0140 0,0130 0,0120 0,0150 1835 36,30
250 6 C 13 3,050 0,833 0,833 0,833 0,1280 0,1290 0,0310 0,0320 0,0320 0,0320 0,1220 0,1150 0,0160 0,0160 0,0150 0,0150 1990 64,31
250 7 C 12 2,900 0,833 0,833 0,833 0,1220 0,1230 0,0290 0,0360 0,0260 0,1130 0,1110 0,0140 0,0120 0,0130 0,0120 1310 77,65
250 8 C 13 2,720 0,833 0,833 0,833 0,1150 0,1150 0,0260 0,0210 0,0200 0,0240 0,1050 0,1070 0,0130 0,0130 0,0120 0,0140 1930 47,98
250 9 C 12 2,800 0,833 0,833 0,833 0,1270 0,1310 0,0320 0,0250 0,0320 0,0330 0,1050 0,1060 0,0140 0,0130 0,0120 0,0110 950 80,70
250 10 C 10 2,770 0,833 0,833 0,833 0,1160 0,1150 0,0200 0,0190 0,0160 0,0150 0,1170 0,1190 0,0150 0,0150 0,0140 0,0130 1450 32,79
300 6 C 15 3,430 1,000 1,000 1,000 0,1210 0,1190 0,0290 0,0360 0,0310 0,0250 0,1190 0,1190 0,0150 0,0140 0,0160 0,0140 1650 26,23
300 7 C 16 3,450 1,000 1,000 1,000 0,1010 0,1020 0,0220 0,0250 0,0960 0,0970 0,0100 0,0100 0,0100 0,0100 950 50,34
300 8 C 15 3,360 1,000 1,000 1,000 0,1050 0,1090 0,0190 0,0190 0,0170 0,0990 0,1010 0,0120 0,0120 0,0130 0,0120 1230 62,82
300 9 C 12 3,320 1,000 1,000 1,000 0,1180 0,1200 0,0230 0,0210 0,0230 0,0220 0,1220 0,1240 0,0120 0,0150 0,0140 0,0140 1760 43,06
300 10 C 13 3,350 1,000 1,000 1,000 0,1260 0,1270 0,0250 0,0220 0,0190 0,0220 0,1190 0,1180 0,0170 0,0150 0,0160 0,0150 1500 21,53

103
Tabla No 36. Características geométricas de probetas ensayos de compresión perpendicular a la
fibra

ELEMENTOS SOMETIDOS A COMPRESION PERPENDICULAR

CON CONFINAMIENTO CIRCULAR

IDENTIFICACION DM Dm e1 e2 e3 e4 P Máx Estado Tipo de Falla D1 e D2 Area s


NUDO 2 2
cm cm cm cm cm cm Kg cm cm cm cm kg/cm
A51C 14,9 14,3 1,5 1,4 1,6 1,4 3000 Con Sazonada Macana Eje Neutro 14,6 1,5 13,1 140 21,43
B2C 11,4 11,2 0,8 0,9 0,9 0,9 1470 Con Biche Cebolla Nudo 11,3 0,9 10,4 140 10,50
A42 11,3 11,9 1,3 1,3 1,4 1,3 1420 Sin Biche Cebolla Se rajó 11,6 1,3 10,3 140 10,14
A43 10,0 9,6 1,2 1,0 1,1 1,1 1620 Sin Sazonada Macana 9,8 1,1 8,7 140 11,57
A8A1C 10,2 10,3 1,9 2,1 1,4 1,7 3150 Sin Sazonada Macana Eje Neutro 10,3 1,8 8,5 140 22,50
B14C 10,2 9,8 0,8 0,7 0,7 0,8 1240 Sin Sazonada Cebolla Eje Neutro 10,0 0,8 9,3 140 8,86
B3C 14,1 13,6 1,7 1,6 1,8 1,8 1250 Sin Sazonada Macana Eje Neutro 13,9 1,7 12,1 140 8,93
B61 10,6 11,1 0,8 0,7 0,8 0,8 590 Sin Biche Cebolla 10,9 0,8 10,1 140 4,21
B7C 11,1 10,9 1,0 1,1 1,1 1,1 1350 Sin Sazonada Cebolla Def Eje Neutro 11,0 1,1 9,9 140 9,64
B8C 13,0 12,6 1,3 1,2 1,3 1,0 630 Sin Biche Cebolla Deformación 12,8 1,2 11,6 140 4,50

CONFINAMIENTO CIRCULAR Y APOYO PLANO

IDENTIFICACION DM Dm e1 e2 e3 e4 P Máx Estado Tipo de Falla D1 e D2 Area s


NUDO 2 2
cm cm cm cm cm cm Kg cm cm cm cm kg/cm
A8A1C 10,3 10,3 2,0 2,1 1,7 1,7 5300 Con Sazonada Macana 4400 nudo 10,3 1,9 8,4 70 75,71
B3C 14,0 14,1 1,8 1,7 1,7 1,7 2600 Con Sazonada Macana 1500 Nudo 14,1 1,7 12,3 70 37,14
B4C 13,8 13,2 1,0 1,1 1,1 1,3 1770 Con Sazonada Cebolla 1500 nudo E Neutro 13,5 1,1 12,4 70 25,29
B61 10,7 10,8 0,7 0,8 0,8 0,7 1650 Con Biche 10,8 0,8 10,0 70 23,57
B7C 10,9 10,8 1,0 0,9 1,0 1,0 1950 Con Rajdura en 800 Kg 10,9 1,0 9,9 70 27,86
SIN C 13,3 12,9 1,0 1,1 1,2 1,1 2730 Con 13,1 1,1 12,0 70 39,00
B2C 11,2 11,6 0,9 0,8 1,0 1,0 1000 Sin Rajdura en 650 Kg 11,4 0,9 10,5 70 14,29
B6C 11,2 10,7 0,8 0,8 0,7 0,9 870 Sin Rajdura en 850 Kg 11,0 0,8 10,2 70 12,43
SIN BASA 12,6 13,3 1,0 1,0 1,1 1,2 1550 Sin 13,0 1,1 11,9 70 22,14

APOYOS PLANOS

IDENTIFICACION DM Dm e1 e2 e3 e4 P Máx Estado Tipo de Falla D1 e D2


NUDO
cm cm cm cm cm cm Kg cm cm cm
A42 11,8 11,4 1,4 1,3 1,2 1,3 600 Con Macana 11,6 1,3 10,3
B42 13,0 13,1 1,0 1,1 1,2 1,0 400 Con Cebolla 13,1 1,1 12,0
B4C 13,3 13,2 1,2 1,2 1,1 1,2 570 Con Cebolla 13,3 1,2 12,1

MORTERO 11,2 11,1 1,8 1,6 1,6 1,4 7600 Cañuto Macana 11,2 1,6 9,6

104
Tabla No 37. Esfuerzo a compresión perpendicular a la fibra máximo y admisible para cepas sin
refuerzo de mortero y con falla por aplastamiento; comparación con esfuerzos máximos a la
compresión perpendicular de cepas con refuerzo de mortero.

CEPAS CON REFUERZO CEPAS CON APLASTAMIENTO Y SIN REFUERZO


Identificación σ perp Identificación σ perp máx f com perp.
250 9 C 6,79 300 A 8A 1 C 6,286 3,93
300 7 C 6,79 250 5 C 6,357 3,97
200 9 C 7,00 300 4 C 6,643 4,15
300 8 C 8,79 150 B 8 II C 6,786 4,24
250 7 C 9,36 300 3 C 7,286 4,55
250 10 C 10,36 150 B 7 C 7,607 4,75
300 10 C 10,71 200 B 2 C 8,429 5,27
300 6 C 11,79 150 B 8 I C 8,929 5,58
150 10 C 12,36 150 3 C 10,429 6,52
300 9 C 12,57 200 5 C 11,143 6,96
200 10 C 13,11 300 5 C 11,679 7,30
250 8 C 13,79 200 B 14 I C 11,786 7,37
100 7 C 13,93 200 B 1 2 1 12,821 8,01
250 6 C 14,21 250 B 3 C 13,600 8,50
150 9 C 14,43 300 B 13 C 13,714 8,57
200 6 C 14,64 150 5 C 14,571 9,11
200 8 C 14,64 200 2 C 15,714 9,82
200 7 C 15,32 250 2 C 15,714 9,82
100 8 C 17,14 100 B 7 C 15,786 9,87
150 7 C 17,29 250 A 10 1 C 17,857 11,16
100 10 C 19,79 200 1 C 20,714 12,95
100 6 C 20,07 50 5 C 23,571 14,73
150 6 C 20,54 50 1 C 26,071 16,29
150 8 C 21,11 100 B 3 C 28,214 17,63
100 9 C 21,43 50 A 6 1 C 46,964 29,35
50 9 C 29,64
50 6 C 30,36
50 8 C 32,14
50 10 C 37,14

105
Tabla No 38. Propiedades Mecánicas a flexión para ensayos de luz libre 0.50m

LONGITUD 0,5 metros

MOR(Kg/cm2) τ máx(Kg/cm )
2
Identificación σ LP (Kg/cm )
2
Ef (Kg/cm2) G (Kg/cm2) E (Kg/cm2)
50 B 1 2 1 193 146 48 17290 5720 22090
50 B 4 1 I 328 286 68 21235 6246 28486
50 B 4 1 II 216 157 47 20482 6159 25199
50 B 6 1 292 200 52 14642 3123 19889
Promedio 257,15 197,20 54 18412 5312 23916

50 A 5 1 C 243 150 58 9675 3869 13237


50 A 6 1 C 311 202 88 16888 5202 21489
50 B 2 C 158 100 39 7409 2640 9289
50 B 3 C 293 198 62 12782 4231 17361
Promedio 251,06 162,63 62 11688 3986 15344

50 3 B 501 356 75 54022 9386 64715


50 4 B 714 399 100 47630 6755 59191
50 5 B 311 261 76 19370 3411 22014
Promedio 508,52 338,70 84 40341 6517 48640

50 1 C 238 138 79 11215 3809 12891


50 2 C 299 193 83 17658 4728 20504
50 3 C 320 231 68 16625 4362 20877
50 4 C 314 208 79 13031 3281 15242
50 5 C 335 264 78 23030 7386 28165
Promedio 301,10 206,78 77 16312 4713 19536

50 6 B 725 401 133 41691 6605 48942


50 7 B 479 342 78 42804 6198 49664
50 8 B 588 444 123 35466 6603 41428
50 9 B 658 422 149 48229 11776 55655
Promedio 612,42 402,18 121 42047 7795 48922

50 6 C 280 209 71 13081 3767 15610


50 8 C 302 199 78 15860 4853 18794
50 9 C 297 225 81 16914 5394 20078
50 10 C 378 294 98 33248 11040 38776
Promedio 314,39 231,65 82 19776 6264 23314

MOR: Esfuerzo máximo a flexión


σLP: Esfuerzo a flexión en el límite proporcional ó fm
τ máx: Esfuerzo cortante máximo
Ef: Módulo de elasticidad a flexión aparente
G: Módulo de rigidez a cortante
E: Módulo de elasticidad a flexión real

106
Tabla No 39. Propiedades Mecánicas a flexión para ensayos de luz libre 1.00m

LONGITUD 1,0 metros

MOR(Kg/cm2) τ máx(Kg/cm )
2
Identificación σ LP (Kg/cm )
2
Ef (Kg/cm2) G (Kg/cm2) E (Kg/cm2)
100 9 II B 621 360 90 67119 5394 75473
100 A 10 2 895 402 100 84170 9557 91297
100 B 11 424 320 74 64441 5335 78311
100 B 121 371 320 105 52114 5385 60411
100 SIN B 700 621 57 140789 8111 152598
Promedio 602,17 404,52 85 81727 6757 91618

100 A 3 1 C 482 100 53 31458 2724 36785


100 A 7 1 C 478 396 59 49533 2948 67755
100 B 3 C 493 362 72 50578 4251 65099
100 B 7 C 517 300 63 56780 3628 70453
Promedio 492,40 289,55 62 47087 3388 60023

100 1 B 523 369 82 91964 7296 99877


100 2 B 602 500 47 112877 7812 148165
100 3 B 511 380 55 118717 10457 129144
100 4 B 517 376 86 87469 14965 90811
100 5 B 828 471 90 109501 11775 117684
Promedio 596,03 419,24 72 104106 10461 117136

100 1 C 369 225 71 56330 5295 63574


100 2 C 697 416 75 85138 7506 97916
100 3 C 379 284 89 48219 3593 54459
100 4 C 334 269 82 38982 4189 42900
100 5 C 259 196 57 54762 4162 63724
Promedio 407,86 277,90 75 56686 4949 64515

100 6 B 483 400 48 104209 6605 114869


100 7 B 590 443 77 83173 11040 90636
100 8 B 597 497 76 112645 8111 130152
100 9 B 686 500 68 125226 8111 138958
100 10 B 662 441 81 72782 6194 82145
Promedio 603,70 456,08 70 99607 8012 111352

100 6 C 535 268 70 66865 5407 77885


100 7 C 455 283 52 89569 6198 102920
100 8 C 490 417 52 73771 4917 84333
100 9 C 409 300 46 67545 2744 89765
100 10 C 604 433 77 82896 7882 93719
Promedio 498,54 340,34 60 76129 5430 89724

MOR: Esfuerzo máximo a flexión


σLP: Esfuerzo a flexión en el límite proporcional ó fm
τ máx: Esfuerzo cortante máximo
Ef: Módulo de elasticidad a flexión aparente
G: Módulo de rigidez a cortante
E: Módulo de elasticidad a flexión real

107
Tabla No 40. Propiedades Mecánicas a flexión para ensayos de luz libre 1.50m

LONGITUD 1,5 metros

MOR(Kg/cm2) τ máx(Kg/cm )
2
Identificación σ LP (Kg/cm )
2
Ef (Kg/cm2) G (Kg/cm2) E (Kg/cm2)
150 B 11 1 501 411 43 101786 4854 116319
150 B 2 1 I 541 411 67 121710 6551 133406
150 B 2 1 II 513 243 66 100373 4850 112179
150 B 4 1 I 472 364 38 103404 5140 116068
150 B 4 1 II 544 450 52 120193 6818 130340
Promedio 514,15 375,68 53 109493 5642 121662

150 A 11 C 537 322 65 97748 5432 107063


150 A 8 1 C 312 218 53 71581 4364 78207
150 A 8 2 C 346 305 34 80971 4891 91019
150 B 7 C 433 350 37 95640 2990 117156
150 B 8 I C 290 201 30 55002 2827 59089
150 B 8 II C 340 219 30 70975 2959 77317
Promedio 376,34 269,12 42 78653 3910 88309

150 1 B 643 553 38 131855 6064 140688


150 2 B 997 645 48 342319 7749 380282
150 3 B 726 477 42 293950 7527 335151
150 4 B 679 372 73 128043 12036 132795
150 5 B 289 231 18 69740 3249 74980
Promedio 666,82 455,74 44 193181 7325

150 1 C 591 397 54 100150 5549 110636


150 2 C 580 489 58 101990 4954 116927
150 3 C 527 375 34 105186 2671 122839
150 4 C 486 376 38 95869 3715 113179
150 5 C 642 385 47 111989 6182 120352
Promedio 565,05 404,48 46 103037 4614 116786

150 6 B 508 350 30 302461 8111 333946


150 7 B 572 434 38 166075 8111 176408
150 8 B 679 400 46 151516 7664 160305
150 9 B 578 493 42 151537 10584 158987
150 10 B 610 506 41 163450 8111 174635
Promedio 589,52 436,68 39 187008 8516 200856

150 6 C 563 485 48 112919 13863 117851


150 7 C 707 566 58 139579 11776 147484
150 8 C 737 653 57 121774 7882 130182
150 9 C 651 519 54 130596 7981 141246
150 10 C 697 478 53 118392 8290 125483
Promedio 670,93 540,18 54 124652 9958 132449

MOR: Esfuerzo máximo a flexión


σLP: Esfuerzo a flexión en el límite proporcional ó fm
τ máx: Esfuerzo cortante máximo
Ef: Módulo de elasticidad a flexión aparente
G: Módulo de rigidez a cortante
E: Módulo de elasticidad a flexión real

108
Tabla No 41. Propiedades Mecánicas a flexión para ensayos de luz libre 2.00m

LONGITUD 2,0 metros

MOR(Kg/cm2) τ máx(Kg/cm )
2
Identificación σ LP (Kg/cm )
2
Ef (Kg/cm2) G (Kg/cm2) E (Kg/cm2)
200 A 10 2 546 350 33 162971 7977 170620
200 A 6 3 598 343 35 130258 5470 137158
200 B 1 2 1 740 580 60 147183 6695 159978
200 B 12 361 250 30 74941 2846 85189
Promedio 560,98 380,90 39 128838 5747 138236

200 A 11 C 524 350 43 170477 8522 180182


200 A 3 1 C 540 456 36 129863 2766 157598
200 A 5 1 C 630 395 62 108468 4000 124036
200 B 14 I C 562 353 44 119232 3996 133805
200 B 14 II C 869 549 65 163535 6860 174677
200 B 2 C 457 280 31 115049 4737 126101
Promedio 596,92 397,17 47 134437 5147 149400

200 1 B 821 538 36 156707 6022 163191


200 2 B 809 465 54 175542 8579 182144
200 3 B 769 513 46 178690 8216 203435
200 4 B 825 674 44 183812 10758 189790
200 5 B 467 294 26 163550 8531 167014
Promedio 738,03 496,90 41 171660 8421 181115

200 1 C 866 612 52 139679 5031 152906


200 2 C 579 411 32 87583 3445 91748
200 3 C 563 317 29 138932 5067 142514
200 4 C 827 514 47 122948 4562 130680
200 5 C 620 466 30 121521 2948 132140
Promedio 691,02 463,82 38 122133 4211 129998

200 6 B 931 650 47 211276 8111 220460


200 7 B 922 716 54 192724 8111 202173
200 8 B 706 513 39 145553 4917 153369
200 9 B 651 409 35 195429 8111 203919
200 10 B 859 506 46 178253 11776 183055
Promedio 813,89 558,78 44 184647 8205 192595

200 6 C 744 572 42 151656 13863 162724


200 7 C 753 683 47 108363 3104 119973
200 8 C 607 450 41 153556 11040 167615
200 9 C 369 280 23 163904 6198 190530
200 10 C 531 436 32 122413 4853 129997
Promedio 600,97 484,04 37 139978 7812 154168

MOR: Esfuerzo máximo a flexión


σLP: Esfuerzo a flexión en el límite proporcional ó fm
τ máx: Esfuerzo cortante máximo
Ef: Módulo de elasticidad a flexión aparente
G: Módulo de rigidez a cortante
E: Módulo de elasticidad a flexión real

109
Tabla No 42. Propiedades Mecánicas a flexión para ensayos de luz libre 2.50m

LONGITUD 2,5 metros

MOR(Kg/cm2) τ máx(Kg/cm )
2
Identificación σ LP (Kg/cm )
2
Ef (Kg/cm2) G (Kg/cm2) E (Kg/cm2)
250 --- -- - 412 277 27 103382 3989 110090
250 A 8A 2 762 400 42 115361 5168 119294
250 B 1 2 885 580 58 177936 6934 186678
250 B 6 1 453 163 28 75506 3652 78512
Promedio 628 355 39 118046 4936 123644

250 A 10 1 C 866 733 52 156133 8551 161637


250 A 7 1 C 585 217 30 115484 2919 128248
250 B 3 C 567 333 35 118697 4266 129763
Promedio 673 428 39 130105 5245 139882

250 1 B 655 623 36 185103 6911 189983


250 2 B 489 411 24 187782 8557 192937
250 3 B 479 342 24 138520 2906 146222
250 4 B 691 574 38 174402 8507 178406
250 5 B 622 498 37 179637 11679 183341
Promedio 587,13 489,60 32 173089 7712 178178

250 1 C 741 519 36 130191 4826 137376


250 2 C 645 300 36 137547 5431 145048
250 3 C 770 673 38 132782 13568 135460
250 4 C 988 682 50 150609 5213 159759
250 5 C 496 300 24 133635 3915 141900
Promedio 728,10 494,82 37 136953 6591 143909

250 6 B 518 350 25 344923 8111 365851


250 7 B 700 630 33 190865 7664 197100
250 8 B 406 300 15 167189 6603 171671
250 8 II B 931 753 35 198755 11776 202313
250 9 B 657 480 27 203637 8111 209635
250 10 B 909 514 27 210835 10584 217082
Promedio 686,77 504,48 27 219367 8808 227275

250 6 C 492 380 26 107095 4962 111872


250 7 C 379 300 21 78415 3104 82245
250 8 C 716 557 36 147490 6194 153603
250 9 C 263 188 14 67140 2880 70095
250 10 C 533 477 28 142326 5164 150530
Promedio 476,50 380,50 25 108493 4461

MOR: Esfuerzo máximo a flexión


σLP: Esfuerzo a flexión en el límite proporcional ó fm
τ máx: Esfuerzo cortante máximo
Ef: Módulo de elasticidad a flexión aparente
G: Módulo de rigidez a cortante
E: Módulo de elasticidad a flexión real

110
Tabla No 43. Propiedades Mecánicas a flexión para ensayos de luz libre 3.00m

LONGITUD 3,0 metros

MOR(Kg/cm2) τ máx(Kg/cm )
2
Identificación σ LP (Kg/cm )
2
Ef (Kg/cm2) G (Kg/cm2) E (Kg/cm2)
300 A 4 2 531 379 26 176810 2911 94691
300 A 4 3 568 350 25 172850 6642 178195
300 B 3 2 680 360 30 126844 3807 131910
Promedio 593,00 363,20 27 158834 4453 134932

300 A 2 1 C 529 380 22 150533 6194 155160


300 A 5A 1 C 772 573 33 166789 7987 170675
300 A 8A 1 C 636 400 22 174372 6038 179407
300 B 13 C 528 350 33 121979 4996 129244
300 B 6 C 455 360 21 121885 3052 129648
Promedio 584,01 412,58 26 147112 5653 152827

300 1 B 419 278 33 134505 3085 138920


300 2 B 652 556 23 185072 7884 188941
300 3 B 966 832 37 507641 8247 518104
300 4 B 646 496 23 239422 10558 243903
300 5 B 1288 1000 41 484640 7932 495701
Promedio 794,00 632,24 31 310256 7541 317114

300 1 C 586 300 25 131626 3152 139473


300 2 C 486 380 27 118747 3651 123831
300 3 C 487 410 20 149291 5261 154417
300 4 C 618 387 21 142317 5163 146789
300 5 C 642 580 27 137491 5279 138600
Promedio 563,84 411,46 24 135894 4501 140622

300 6 B 882 784 28 202343 11776 204907


300 7 B 402 250 15 175067 11040 177226
300 8 B 272 220 11 141499 2744 147895
300 9 B 364 259 14 155569 13863 157031
300 10 B 449 337 15 194310 7664 197926
Promedio 473,97 370,00 17 173758 9418 176997

300 6 C 556 457 23 129170 4853 133775


300 7 C 576 434 24 174040 8290 165319
300 8 C 709 434 29 176022 6603 166273
300 9 C 653 532 30 146092 4498 137065
300 10 C 513 400 24 188382 4917 149779
Promedio 601,45 451,28 26 162741 5832 150442

MOR: Esfuerzo máximo a flexión


σLP: Esfuerzo a flexión en el límite proporcional ó fm
τ máx: Esfuerzo cortante máximo
Ef: Módulo de elasticidad a flexión aparente
G: Módulo de rigidez a cortante
E: Módulo de elasticidad a flexión real

111
Tabla No 44. Organización por grupos para la determinación de los módulos de Rigidez (G)

Grupo Identificación A B (D12+D22)/L2 K K1 G (Kg/cm2)


50 B 2 C 0,0013 0,0525 0,10906 0,50 1,18E-03 2640
100 A 3 1 C 0,0194 0,1924 0,02020 0,50 1,18E-03 2724
150 B 8 I C 0,0875 0,3722 0,01142 0,50 1,18E-03 2827
1
200 B 12 0,2504 0,6259 0,00796 0,50 1,18E-03 2846
250 9 C 0,6932 1,0417 0,00308 0,50 1,18E-03 2880
300 A 4 2 1,4581 1,5057 0,00250 0,50 1,18E-03 2911
50 1 C 0,0009 0,0325 0,08260 0,50 9,82E-04 3809
100 4 C 0,0099 0,0771 0,02019 0,50 9,82E-04 4189
150 5 B 0,0988 0,4373 0,00517 0,50 9,82E-04 3249
2
200 2 C 0,2818 0,6663 0,00476 0,50 9,82E-04 3445
250 B 6 1 0,5772 0,8239 0,00332 0,50 9,82E-04 3652
300 2 C 1,2751 1,2642 0,00226 0,50 9,82E-04 3651
50 4 C 0,0011 0,0387 0,06443 0,50 1,10E-03 3281
100 3 C 0,0150 0,1044 0,01870 0,50 1,10E-03 3593
150 B 8 II C 0,0973 0,4261 0,01020 0,50 1,10E-03 2959
3
200 7 C 0,2840 0,6667 0,00467 0,50 1,10E-03 3104
250 7 C 0,6932 1,0417 0,00314 0,50 1,10E-03 3104
300 B 6 C 1,4691 1,5592 0,00251 0,50 1,10E-03 3052
50 6 C 0,0011 0,0417 0,07949 0,50 9,05E-04 3767
100 5 C 0,0124 0,1050 0,02012 0,50 9,05E-04 4162
150 A 8 1 C 0,0661 0,2381 0,01269 0,50 9,05E-04 4364
4
200 A 5 1 C 0,2861 0,6140 0,00825 0,50 9,05E-04 4000
250 --- -- - 0,6629 0,9257 0,00421 0,50 9,05E-04 3989
300 B 3 2 1,5808 1,5587 0,00169 0,50 9,05E-04 3807
50 A 5 1 C 0,0013 0,0623 0,14299 0,50 6,87E-04 3869
100 B 121 0,0108 0,0930 0,02792 0,50 6,87E-04 5385
150 A 8 2 C 0,0920 0,3844 0,01233 0,50 6,87E-04 4891
5
200 B 2 C 0,3111 0,7575 0,00582 0,50 6,87E-04 4737
250 6 C 0,6932 1,0417 0,00337 0,50 6,87E-04 4962
300 B 13 C 1,4635 1,5167 0,00395 0,50 6,87E-04 4996
50 8 C 0,0011 0,0417 0,08140 0,50 7,02E-04 4853
100 1 C 0,0134 0,1150 0,01991 0,50 7,02E-04 5295
150 A 11 C 0,0733 0,2690 0,00860 0,50 7,02E-04 5432
6
200 10 C 0,2840 0,6667 0,00419 0,50 7,02E-04 4853
250 A 8A 2 0,5846 0,8250 0,00201 0,50 7,02E-04 5168
300 6 C 1,4375 1,5000 0,00220 0,50 7,02E-04 4853
50 5 B 0,0010 0,0325 0,03861 0,50 1,09E-03 3411
100 A 7 1 C 0,0192 0,1906 0,02577 0,50 1,09E-03 2948
150 B 7 C 0,0969 0,4219 0,00937 0,50 1,09E-03 2990
7
200 5 C 0,3068 0,7623 0,00417 0,50 1,09E-03 2948
250 A 7 1 C 0,7466 1,1994 0,00401 0,50 1,09E-03 2919
300 1 C 1,3479 1,4111 0,00234 0,50 1,09E-03 3152
50 2 C 0,0010 0,0350 0,06657 0,50 7,58E-04 4728
100 B 3 C 0,0194 0,1923 0,03018 0,50 7,58E-04 4251
150 B 2 1 II 0,0693 0,2682 0,00934 0,50 7,58E-04 4850
8
200 4 C 0,2652 0,6140 0,00433 0,50 7,58E-04 4562
250 B 3 C 0,7346 1,1686 0,00497 0,50 7,58E-04 4266
300 9 C 1,4375 1,5000 0,00243 0,50 7,58E-04 4498
50 B 6 1 0,0013 0,0625 0,07502 0,50 8,54E-04 3123
100 B 7 C 0,0197 0,1996 0,01892 0,50 8,54E-04 3628
150 4 C 0,0993 0,4451 0,00940 0,50 8,54E-04 3715
9
200 B 14 I C 0,2474 0,6009 0,00637 0,50 8,54E-04 3996
250 5 C 0,7191 1,0929 0,00284 0,50 8,54E-04 3915
300 1 B 0,2338 0,5551 0,00224 0,50 8,54E-04 3085

112
Tabla No 44. Continuación...

Grupo Identificación A B (D12+D22)/L2 K K1 G (Kg/cm2)


50 9 C 0,0011 0,0417 0,08563 0,50 6,32E-04 5394
100 9 II B 0,0177 0,1667 0,01680 0,50 6,32E-04 5394
150 1 C 0,0883 0,3585 0,00920 0,50 6,32E-04 5549
10
200 A 6 3 0,2792 0,6464 0,00365 0,50 6,32E-04 5470
250 4 C 0,6941 1,0792 0,00326 0,50 6,32E-04 5213
300 5 C 1,6345 1,6321 0,00228 0,50 6,32E-04 5279
50 2 B 0,0011 0,0371 0,03162 0,50 1,24E-03 2931
100 9 C 0,0177 0,1667 0,01713 0,50 1,24E-03 2744
150 3 C 0,0967 0,4119 0,00602 0,50 1,24E-03 2671
11
200 A 3 1 C 0,2685 0,6287 0,00517 0,50 1,24E-03 2766
250 3 B 0,6063 0,8534 0,00199 0,50 1,24E-03 2906
300 8 B 1,4375 1,5000 0,00142 0,50 1,24E-03 2744
50 B 3 C 0,0013 0,0625 0,11640 0,50 6,30E-04 4231
100 6 C 0,0177 0,1667 0,01949 0,50 6,30E-04 5407
150 B 4 1 I 0,0973 0,4270 0,00870 0,50 6,30E-04 5140
12
200 3 C 0,3031 0,7594 0,00392 0,50 6,30E-04 5067
250 2 C 0,6519 0,9753 0,00349 0,50 6,30E-04 5431
300 4 C 1,5048 1,6552 0,00181 0,50 6,30E-04 5163
50 3 C 0,0013 0,0535 0,08079 0,50 6,93E-04 4362
100 8 C 0,0177 0,1667 0,01593 0,50 6,93E-04 4917
150 2 C 0,0878 0,3685 0,01075 0,50 6,93E-04 4954
13
200 8 B 0,2840 0,6667 0,00298 0,50 6,93E-04 4917
250 1 C 0,7069 1,0823 0,00323 0,50 6,93E-04 4826
300 10 C 1,4375 1,5000 0,00247 0,50 6,93E-04 4917
50 A 6 1 C 0,0011 0,0387 0,08224 0,50 6,60E-04 5202
100 B 11 0,0165 0,1500 0,02581 0,50 6,60E-04 5335
150 B 11 1 0,0980 0,4350 0,00954 0,50 6,60E-04 4854
14
200 1 C 0,2897 0,6981 0,00496 0,50 6,60E-04 5031
250 10 C 0,6932 1,0417 0,00334 0,50 6,60E-04 5164
300 3 C 1,2675 1,3336 0,00206 0,50 6,60E-04 5261
50 B 1 2 1 0,0012 0,0500 0,09570 0,50 5,50E-04 5720
100 10 B 0,0177 0,1667 0,01649 0,50 5,50E-04 6194
150 5 C 0,0820 0,3474 0,00658 0,50 5,50E-04 6182
15
200 1 B 0,3035 0,7294 0,00270 0,50 5,50E-04 6022
250 8 C 0,6932 1,0417 0,00285 0,50 5,50E-04 6194
300 A 2 1 C 1,4375 1,5000 0,00209 0,50 5,50E-04 6194
50 1 B 0,0014 0,0559 0,04820 0,50 2,46E-04 12271
100 4 B 0,0118 0,1028 0,01158 0,50 2,46E-04 14965
150 6 C 0,0898 0,3750 0,00875 0,50 2,46E-04 13863
16
200 6 C 0,2840 0,6667 0,00379 0,50 2,46E-04 13863
250 3 C 0,7222 1,1088 0,00337 0,50 2,46E-04 13568
300 9 B 1,4375 1,5000 0,00141 0,50 2,46E-04 13863
50 5 C 0,0013 0,0530 0,09214 0,50 4,11E-04 7386
100 A 10 2 0,0150 0,1225 0,00964 0,50 4,11E-04 9557
150 10 C 0,0898 0,3750 0,00674 0,50 4,11E-04 8290
17
200 5 B 0,2687 0,6130 0,00260 0,50 4,11E-04 8531
250 A 10 1 C 0,6625 0,9650 0,00328 0,50 4,11E-04 8551
300 7 C 1,4375 1,5000 0,00163 0,50 4,11E-04 8290
50 8 B 0,0011 0,0417 0,04565 0,50 5,16E-04 6603
100 1 B 0,0124 0,1050 0,01004 0,50 5,16E-04 7296
150 B 4 1 II 0,0809 0,3293 0,00781 0,50 5,16E-04 6818
18
200 B 1 2 1 0,2818 0,6527 0,00628 0,50 5,16E-04 6695
250 8 B 0,6932 1,0417 0,00176 0,50 5,16E-04 6603
300 8 C 1,4375 1,5000 0,00180 0,50 5,16E-04 6603

113
Tabla No 44. Continuación...

Grupo Identificación A B (D12+D22)/L2 K K1 G (Kg/cm2)


50 B 4 1 II 0,0013 0,0624 0,10166 0,50 4,32E-04 6159
100 10 C 0,0177 0,1667 0,01871 0,50 4,32E-04 7882
150 8 C 0,0898 0,3750 0,00712 0,50 4,32E-04 7882
19
200 A 10 2 0,2915 0,6630 0,00374 0,50 4,32E-04 7977
250 4 B 0,5826 0,8111 0,00202 0,50 4,32E-04 8507
300 A 5A 1 C 1,3599 1,3911 0,00187 0,50 4,32E-04 7987
50 10 C 0,0011 0,0417 0,08065 0,50 3,09E-04 11040
100 7 B 0,0177 0,1667 0,01862 0,50 3,09E-04 11040
150 4 B 0,0724 0,2736 0,00622 0,50 3,09E-04 12036
20
200 8 C 0,2840 0,6667 0,00576 0,50 3,09E-04 11040
250 5 B 0,6120 0,8694 0,00237 0,50 3,09E-04 11679
300 7 B 1,4375 1,5000 0,00131 0,50 3,09E-04 11040
50 7 B 0,0011 0,0417 0,03407 0,50 5,50E-04 6198
100 7 C 0,0177 0,1667 0,01529 0,50 5,50E-04 6198
150 B 2 1 I 0,0714 0,2763 0,00843 0,50 5,50E-04 6551
21
200 9 C 0,2840 0,6667 0,00418 0,50 5,50E-04 6198
250 1 B 0,5682 0,7658 0,00182 0,50 5,50E-04 6911
300 A 8A 1 C 1,4716 1,5763 0,00161 0,50 5,50E-04 6038
50 6 B 0,0011 0,0417 0,03808 0,50 5,16E-04 6605
100 6 B 0,0177 0,1667 0,01002 0,50 5,16E-04 6605
150 1 B 0,0779 0,4010 0,00504 0,50 5,16E-04 6064
22
200 B 14 II C 0,2470 0,5584 0,00474 0,50 5,16E-04 6860
250 B 1 2 0,5843 0,8362 0,00326 0,50 5,16E-04 6934
300 A 4 3 1,2575 1,3964 0,00207 0,50 5,16E-04 6642
50 B 4 1 I 0,0013 0,0625 0,09982 0,50 4,27E-04 6246
100 2 C 0,0187 0,1905 0,01873 0,50 4,27E-04 7506
150 9 C 0,0898 0,3750 0,00785 0,50 4,27E-04 7981
23
200 2 B 0,2527 0,5519 0,00324 0,50 4,27E-04 8579
250 2 B 0,5936 0,8285 0,00180 0,50 4,27E-04 8557
300 2 B 1,4566 1,5284 0,00146 0,50 4,27E-04 7884
50 4 B 0,0016 0,0607 0,03748 0,50 4,45E-04 6755
100 2 B 0,0173 0,1591 0,00872 0,50 4,45E-04 7812
150 8 B 0,0898 0,3750 0,00472 0,50 4,45E-04 7664
24
200 A 11 C 0,2452 0,5178 0,00510 0,50 4,45E-04 8522
250 7 B 0,6932 1,0417 0,00216 0,50 4,45E-04 7664
300 10 B 1,4375 1,5000 0,00123 0,50 4,45E-04 7664
50 9 B 0,0011 0,0417 0,05551 0,50 2,89E-04 11776
100 5 B 0,0169 0,1617 0,01291 0,50 2,89E-04 11775
150 7 C 0,0898 0,3750 0,00770 0,50 2,89E-04 11776
25
200 10 B 0,2840 0,6667 0,00298 0,50 2,89E-04 11776
250 8 II B 0,6932 1,0417 0,00176 0,50 2,89E-04 11776
300 6 B 1,4375 1,5000 0,00124 0,50 2,89E-04 11776
50 3 B 0,0012 0,0525 0,04414 0,50 3,22E-04 9386
100 3 B 0,0176 0,1672 0,01210 0,50 3,22E-04 10457
150 9 B 0,0898 0,3750 0,00558 0,50 3,22E-04 10584
26
200 4 B 0,2763 0,6382 0,00262 0,50 3,22E-04 10758
250 10 B 0,6932 1,0417 0,00107 0,50 3,22E-04 10584
300 4 B 1,1396 1,3395 0,00163 0,50 3,22E-04 10558
100 9 B 0,0177 0,1667 0,01091 0,50 4,20E-04 8111
150 7 B 0,0898 0,3750 0,00487 0,50 4,20E-04 8111
200 3 B 0,2874 0,6594 0,00336 0,50 4,20E-04 8216
250 9 B 0,6932 1,0417 0,00194 0,50 4,20E-04 8111
300 5 B 1,3699 1,5116 0,00094 0,50 4,20E-04 7932
100 SIN B 0,0177 0,1667 0,00760 0,50 4,20E-04 8111
150 10 B 0,0898 0,3750 0,00532 0,50 4,20E-04 8111
200 9 B 0,2840 0,6667 0,00294 0,50 4,20E-04 8111
27
250 6 B 0,6932 1,0417 0,00229 0,50 4,20E-04 8111
300 3 B 1,3550 1,3813 0,00160 0,50 4,20E-04 8247
100 8 B 0,0177 0,1667 0,01650 0,50 4,20E-04 8111
150 6 B 0,0898 0,3750 0,00431 0,50 4,20E-04 8111
200 7 B 0,2840 0,6667 0,00334 0,50 4,20E-04 8111
150 3 B 0,1005 0,4492 0,00495 0,50 4,20E-04 7527
200 6 B 0,2840 0,6667 0,00272 0,50 4,20E-04 8111
150 2 B 0,0912 0,4013 0,00370 0,50 4,20E-04 7749

114
ANEXO D

CURVAS ESFUERZO vs. DEFLEXIÓN.

115
116
117
118
119
120
121
ANEXO E

DESCRIPCIÓN FOTOGRAFICA DE FALLAS.

122
Fotografía No13: A la izquierda falla tipo CP y a la Fotografía No14: Detalle falla tipo AP directamente
derecha falla tipo TN sobre un nudo.

Fotografía No 15: Detalle falla tipo FC, las fibras superiores en estado de compresión alcanzan la
máxima resistencia y se produce la falla por compresión

123
Fotografía No 16: Detalle de falla tipo TN Fotografía No 17: Detalle falla por aplastamiento de
un nudo

Fotografía No 18: Detalle falla por cortante paralelo ocasionada por mala orientación de los agujeros
sobre el eje neutro del elemento

124
ANEXO F

LIMITE DE EXCLUSIÓN PARA EL MODULO DE ELASTICIDAD.

125
VARIACION DEL MODULO DE ELASTICIDAD REAL A FLEXION
LUZ LIBRE 0,50m

70000

MODULO DE ELASTICIDAD
60000

50000
REAL (kg/cm2)

40000

30000

20000

10000

0
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24
No DE ENSAYO

Gráfica No 24. Variación del módulo de elasticidad a flexión para probetas de 0.50m

VARIACION DEL MODULO DE ELASTICIDAD REAL A FLEXION


LUZ LIBRE 1,00m

180000

160000
MODULO DE ELASTICIDAD

140000
REAL (kg/cm2)

120000

100000

80000

60000

40000

20000

0
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29
No DE ENSAYO

Gráfica No 25. Variación del módulo de elasticidad a flexión para probetas de 1.00m

VARIACION DEL MODULO DE ELASTICIDAD REAL A FLEXION


LUZ LIBRE 1,50m

200000

180000
MODULO DE ELASTICIDAD

160000

140000
REAL (kg/cm2)

120000

100000

80000

60000

40000
20000

0
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28
No DE ENSAYO

Gráfica No 26. Variación del módulo de elasticidad a flexión para probetas de 1.50m

126
VARIACION DEL MODULO DE ELASTICIDAD REAL A FLEXION
LUZ LIBRE 2,00m

250000

MODULO DE ELASTICIDAD
REAL (kg/cm2) 200000

150000

100000

50000

0
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30
No DE ENSAYO

Gráfica No 27. Variación del módulo de elasticidad a flexión para probetas de 2.00m

VARIACION DEL MODULO DE ELASTICIDAD REAL A FLEXION


LUZ LIBRE 2,50m

250000
MODULO DE ELASTICIDAD

200000
REAL (kg/cm2)

150000

100000

50000

0
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27
No DE ENSAYO

Gráfica No 28. Variación del módulo de elasticidad a flexión para probetas de 2.50m

VARIACION DEL MODULO DE ELASTICIDAD REAL A FLEXION


LUZ LIBRE 3,00m

250000
MODULO DE ELASTICIDAD

200000
REAL (kg/cm2)

150000

100000

50000

0
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25
No DE ENSAYO

Gráfica No 29. Variación del módulo de elasticidad a flexión para probetas de 3.00m

127
ANEXO G

RELACION ALTURA DISTANCIA DE ENTRENUDOS.

128
La guadua crece y aproximadamente a los 6 metros de altura logra una distancia
entre nudos de 35 cms. la cual se conserva hasta los 14 metros en donde la
distancia de entre nudos se empieza a reducir. Si se tuviera más información
estadística de este tipo se podría proponer que la cepa no esté comprendida por
los primeros 4 metros de altura como ocurre en la actualidad, sino hasta el punto
donde se alcance una distancia constante de entre los nudos.

RELACION ALTURA vs DISTANCIA DE ENTRENUDOS


GUADUAL A y B

2000

1800

1600

1400

1200
Promedio B
Máximo B
Altura (cm)

Mínimo B
1000
Promedio A
Mínimo A
Máximo A
800

600

400

200

0
0 5 10 15 20 25 30 35 40 45 50
Distancia de entrenudos (cm)

Gráfica No 30. Relación Altura con la Distancia de Entrenudos

129
ANEXO H

DIAGRAMAS DE DISEÑO.

130
VIGAS. DIAGRAMAS DE DISEÑO.

Los diagramas que se presentan a continuación están destinados a facilitar el diseño de vigas de
guadua. Están basados en las recomendaciones para el diseño de vigas y facilitan de manera
gráfica el diseño de elementos sometidos a flexión.

Para la consideración de las deformaciones deferidas, los mismos diagramas son aplicables,
debiendo únicamente modificarse la carga aplicada sobre el elemento. (Esto no es sin embargo
aplicable cuando el diseño es controlado por resistencia por corte o flexión – curva única en la
parte superior).

Bases de Cálculo.

Los diagramas han sido preparados para vigas simplemente apoyadas con carga uniformemente
repartida. Los esfuerzos considerados y el Emin han sido los de la tabla No 28.

Para el calculo de las curvas carga admisible- luz se ha considerado una sección circular hueca; la
resistencia en la flexión y el corte así como el criterio de deflexiones máximas.

M
σ = 〈 fm
Z
⎛ d14 − d 24 ⎞
π * fm * ⎜⎜ ⎟⎟
L=
⎝ d1 ⎠
4w

Resistencia al corte:

V *Q
τ= 〈 fv
I *b

L=
3 A * fv
+ 2d1 Donde C1 = ⎜
(
⎛ d 2 + d 2 * d1 + d12 ) ⎞⎟
2 C1w ⎜ d 22 + d12 ⎟
⎝ ⎠
π
y A=
4
(
* d12 − d 22 )
Deflexiones admisibles:
L
U =
k
k es a) Para carga total = 300 cuando hay cielo raso de yeso
=250 cuando no hay cielo raso

b) Para sobrecarga solamente = 350 en ambos casos

L= 3
(
6 * Emin * π * d14 − d 24 )
5* w* k

131
132
133
134
BIBLIOGRAFÍA

ASOCIACIÓN COLOMBIANA DE INGENIERIA SÍSMICA. Manual de Construcción


Sismo Resistente de Viviendas en Bahareque Encementado. 2001. Publicado con
el auspicio de la Fundación Corona.

CLAVIJO ORTIZ., Sandra Cecilia y TRUJILLO CHEATLE., Jorge David.


Evaluación de uniones a tracción en guadua. Santafé de Bogotá, 2000. Trabajo de
grado (Ingeniero Civil). Universidad Nacional de Colombia. Facultad de Ingeniería.
Departamento de ingeniería civil; p. 125.

C.R.Q. – CORPORACIÓN AUTONOMA REGIONAL DEL QUINDÍO. CENTRO


NACIONAL PARA EL ESTUDIO DEL BAMBU – GUADUA. Hojas informativas No
1 al 15.

GOMEZ M., Carlos y RUBIO L, Fabio. Esfuerzos de trabajo para elementos


estructurales de guadua (Bambusa Guadua). Trabajo de grado (Ingeniero Civil)
Pontificia Universidad Javeriana. Facultad de Ingeniería, Departamento de
Ingeniería Civil. 1990.

HIDALGO, Oscar. Bambú, su cultivo y aplicaciones en fabricación de papel,


construcción, arquitectura, ingeniería, artesanía, CIBAM, Cento de investigación
de Bambú y madera, Universidad Nacional de Colombia. Cali, Colombia. Estudios
Técnicos Colombianos – Editores, 1974. 318 p.

135
__________ Manual de construcción con bambú. CIBAM, Centro de Investigación
de Bambú y Madera, Universidad Nacional de Colombia. Estudios Técnicos
Colombianos – Editores, 1981. 71 p.

__________ Manual de construcción con bambú. CIBAM, Centro de Investigación


de Bambú y Madera, Universidad Nacional de Colombia. Estudios Técnicos
Colombianos – Editores, 1978. 137p.

LONDOÑO PAVA, Ximena. Distribución, morfología, taxonomía, anatomía,


silvicultura y usos de los bambúes del nuevo mundo. En : CESPEDESIA. Vol.19
Nos. 62 – 63 (enero – diciembre 1992). Cali, Colombia. p. 87 – 137.

LÓPEZ, Luis Felipe y SILVA, Mario Felipe. Comportamiento sismorresistente de


estructuras en bahareque. Manizales, 2000. Trabajo de grado (Ingeniero Civil).
Universidad Nacional de Colombia. Sede Manizales. Facultad de Ingeniería.

__________ Estudio Botánico, Ecológico y silvicultural y económico – industrial de


las Bambusoideae de Colombia. En : CESPEDESIA. Vol XVII, No. 59 (julio –
diciembre 1990). Cali, Colombia. p. 51 – 73.

__________ Estudio Botánico, Ecológico y silvicultural y económico – industrial de


las Bambusoideae de Colombia. En : CESPEDESIA. Vol XVIII, No. 60 (enero -
julio 1991). Cali, Colombia. p. 51 – 73.

MANUAL DE DISEÑO PARA MADERAS DEL GRUPO ANDINO. Editado por


Junta del Acuerdo de Cartagena. Lima – Perú, 1984.

MARTINEZ CÁCERES, Dixon Emmanuelle. Puentes en do mayor (Tesis de


grado). En : CONGRESO MUNDIAL DE BAMBÚ / GUADUA. (1º : 1992 : Pereira).
Memorias I Congreso Mundial de Bambú / Guadua. Pereira: 1992.

136
Normas ASTM: D 143 y D 198

PEÑA MUÑOZ, Cesar A. Y RODRÍGUEZ H., Hugo A. Propuesta de uniones


mecánicas para estructuras de guadua. Santafé de Bogotá, 1997. Trabajo de
grado (Arquitecto). Universidad Nacional de Colombia. Departamento de
construcción; p. 108.

SALAZAR CONTRERAS, Jaime y DIAZ, Gustavo. Inmunización de la guadua. En:


Ingeniería e investigación. No 38 (diciembre 1997). Universidad Nacional de
Colombia, Facultad de Ingeniería. Santafé de Bogotá. p. 14

137
CONTENIDO

INTRODUCCIÓN...................................................................................1
OBJETIVOS...........................................................................................2
OBJETIVO GENERAL ......................................................................................... 2
OBJETIVOS ESPECÍFICOS................................................................................ 2
1. MARCO TEORICO ............................................................................3
1.1 MORFOLOGÍA GENERAL DE LAS BAMBUSOIDEAE ................................. 4
1.2 CULTIVO ....................................................................................................... 9
1.3 PROPIEDADES FÍSICAS Y MECANICAS .................................................. 13
2. ANTECEDENTES............................................................................16
3. METODOLOGIA ..............................................................................24
3.1 DETERMINACIÓN DE LA CANTIDAD DE MATERIAL NECESARIO. ........ 24
3.2 REGIONES DONDE SE CULTIVA Y EXPLOTA LA GUADUA.................... 26
3.3 INVENTARIO DEL MATERIAL TRAIDO DEL MUNICIPIO DE NIMAIMA.... 29
3.4 SELECCIÓN Y CORTE DE LOS ELEMENTOS .......................................... 29
3.5 DETERMINACIÓN DEL MODELO DE ENSAYO. ....................................... 32
3.6 ENSAYOS DE RESISTENCIA A LA COMPRESIÓN PERPENDICULAR A
LA FIBRA........................................................................................................... 35
4. PREENSAYOS ................................................................................37
5. ANÁLISIS MATEMATICO...............................................................40
5.1 FLEXION ..................................................................................................... 40
5.2 MODULOS DE ELASTICIDAD A FLEXION................................................. 42
5.3 MODULOS DE RIGIDEZ A CORTANTE ..................................................... 45
5.4 LIMITE DE EXCLUSIÓN DEL 5% ............................................................... 47
5.5 ESFUERZO DE TRABAJO A FLEXIÓN ...................................................... 47
5.6 ESFUERZO DE TRABAJO A COMPRESION PERPENDICULAR A LA
FIBRA ................................................................................................................ 48
5.7 ESFUERZO DE TRABAJO A CORTANTE PARALELO A LA FIBRA.......... 49
6. RESULTADOS ...............................................................................51
6.1 CLASIFICACION DE LAS FALLAS ............................................................. 51
6.2 DETERMINACION DE LOS ESFUERZOS MÁXIMOS A FLEXION ............ 54
6.3 DETERMINACION DE LOS ESFUERZOS DE TRABAJO A FLEXION....... 58
6.4 DETERMINACION DE LOS MODULOS DE RIGIDEZ G ............................ 63
6.5 DETERMINACION DE LOS MODULOS DE ELASTICIDAD (E) EN
FUNCION DE LA LUZ LIBRE (L)....................................................................... 67
6.6 RESISTENCIA AL CORTE PARALELO A LA FIBRA ( Fv )......................... 70
6.7 RESISTENCIA A LA COMPRESIÓN PERPENDICULAR ........................... 71
6.8 RELACIONES ENTRE EL ESFUERZO EN EL LIMITE PROPORCIONAL
(fm), EL ESFUERZO MÁXIMO (MOR) Y EL MODULO DE ELASTICIDAD (E) A
FLEXION, EN FUNCION DE EL CONTENIDO DE HUMEDAD (CH)................ 72

138
6.9 VARIACION ENTRE EL ESFUERZO EN EL LIMITE PROPORCIONAL (fm),
EL ESFUERZO MÁXIMO (MOR) Y EL MODULO DE ELASTICIDAD (E) A
FLEXION SEGÚN EL TIPO DE CORTE Y EL ORIGEN DE LA GUADUA. ....... 76
7. ANALISIS DE RESULTADOS .........................................................80
7.1 CURVAS ESFUERZO DEFORMACION...................................................... 80
7.2 VALORES PROPUESTOS PARA E, G, fm, fv, fc y propuesta de clasificación
de la Guadua Angustifolia dentro de los grupos estructurales especificados en el
Manual de Maderas del Grupo Andino. ............................................................. 81
7.2.1 Influencia del Momento Flector y del Cortante en la Deflexión ............. 82
7.2.2 Factores de reducción de carga para resistencia a Flexión FS y FC. ... 83
7.2.3 Esfuerzos en el límite proporcional (Fm) Y el módulo de rotura (Mor0.05n)
a flexión en función de la luz libre (L) ............................................................. 83
7.2.4 Módulos de elasticidad mínimo (Emin) y promedio (Epromedio) en función de
la luz libre (L).................................................................................................. 84
7.2.5 Módulos de Rigidez a cortante (G)........................................................ 85
7.2.6 Comparación de la Resistencia a Compresión Perpendicular .............. 86
7.2.7 Resistencia al Corte paralelo a la Fibra (Fv) ......................................... 86
7.3 INCIDENCIA DEL REFUERZO DE MORTERO EN LOS TIPOS DE FALLA.
........................................................................................................................... 87
7.4 PROPIEDADES MECANICAS A FLEXION EN FUNCION DE EL
CONTENIDO DE HUMEDAD (CH).................................................................... 89
7.5 PROPIEDADES MECANICAS A FLEXION SEGÚN EL TIPO DE CORTE Y
EL LUGAR DE ORIGEN. ................................................................................... 89
8. CONCLUSIONES ............................................................................90
ANEXOS ......................................................................................................... 93
ANEXO A........................................................................................................... 94
ANEXO B........................................................................................................... 98
ANEXO C......................................................................................................... 101
ANEXO D......................................................................................................... 115
ANEXO E......................................................................................................... 122
ANEXO F ......................................................................................................... 125
ANEXO G ........................................................................................................ 128
ANEXO H......................................................................................................... 130
BIBLIOGRAFÍA..................................................................................135

139